Sunteți pe pagina 1din 4

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA DEFENSA


UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL
DE LA FUERZA ARMADA NACIONAL BOLIVARIANA
U.N.E.F.A-EXTENSIÓN PUNTO FIJO.
4to SEMESTRE ENFERMERÍA SECCIÓN “A”
DEFENSA INTEGRAL DE LA NACION II

AREAS BAJO REGIMEN DE ADMINISTRACION ESPECIAL


A.B.R.A.E

DOCENTE: Licda. REINA HIGUERA

Br. MELÉNDEZ, ALFREDO

COMUNIDAD CARDÓN, OCTUBRE DE 2019


El Estado Venezolano otorga a los Parques Nacionales, Monumentos Naturales,
Refugios de Fauna Silvestre, Reservas de Biosfera, Reservas Forestales y otras áreas
naturales protegidas un importante rol en la edificación de la Sociedad Socialista. Así
mismo reconoce la importancia de estos espacios para la soberanía, la justicia social y la
integración en América Latina. En este sentido, el Estado Venezolano protege los espacios
para la vida, sin destruir el equilibrio ecológico en nombre del desarrollo y la producción.

Venezuela es considerada un país mega diverso, ubicado entre los diez países con
mayor diversidad biológica del planeta, de allí que sus áreas naturales protegidas
representan garantía de conservación de la biodiversidad tropical. Además de la riqueza de
especies, los Parques garantizan los espacios y ecosistemas para su evolución.

Las Áreas Bajo Régimen de Administración Especial (ABRAE) son partes del
territorio continental o marítimo de nuestro país donde por disposiciones legales se limitan,
restringen o prohíben actividades y usos por parte de organismos de carácter publico o
privado con el objetivo de garantizar la conservación, defensa, mejoramiento del ambiente
y de sus recursos naturales.

Venezuela cuenta con 399 A.B.R.A.E, que representan el 74,07% de la superficie


total del país de las cuales 18,9% corresponde a Parques Nacionales y Monumentos
Naturales, el 17,7% están destinadas a la producción forestal. Estas suman 16,32 millones
de hectáreas distribuidas en Reservas Forestales: 12,84 millones de hectáreas, lotes
boscosos: 0,09 mil hectáreas y Áreas de Vocación Forestal: 3,39 millones de hectáreas.
Estas cifras nos convierten en una nación con una altísima proporción de superficie
territorial protegida y Vanguardia de la conservación del medio ambiente en la Región.

Los problemas ambientales en Venezuela más acuciantes de resolver son la


contaminación del agua y el aire, la peligrosa acumulación de desechos sólidos de las
ciudades, la degradación de los suelos y la deforestación. Igualmente, los incendios
forestales, la contaminación visual y sónica, el tráfico de especies silvestres y la minería
ilegal son problemas muy serios que vienen aumentando y no están siendo enfrentados
eficazmente.

Estos problemas son causados principalmente por el aumento de las poblaciones


urbanas y rurales, la violación de las normas ambientales, la industrialización y la
explotación indiscriminada de recursos minerales.

La deforestación es uno de los principales problemas ambientales de Venezuela.


Pero las políticas estatales para la protección y preservación del ambiente tampoco están
atendiendo razonablemente estos múltiples problemas que aumentan cada día.
Con 912.050 kilómetros cuadrados de superficie, Venezuela es un país rico en
recursos naturales renovables y no renovables. Entre estos últimos destacan los recursos
energéticos, como los hidrocarburos, el carbón y el potencial hidroeléctrico.

En el caso de los recursos naturales renovables se destacan sus numerosos bosques,


lagos, lagunas, ríos y su rica fauna.

Sin embargo, en las últimas décadas se ha observado un creciente deterioro tanto del
ambiente construido como del ambiente natural, a pesar de su relativamente escasa
población —unos 20 millones de habitantes.

Las concentraciones urbanas exhiben evidentes signos del impacto ambiental por
factores tales como la acumulación de basura, contaminación atmosférica, contaminación
sónica y visual, degradación de las plantas, deterioro de las vías y los edificios.

Uno de los problemas ambientales que afectan a las ABRAE es la cacería,


deforestación, extracción de recursos e incendios que las amenazan, donde la mayoría de
las áreas protegidas no cuenta con los recursos humanos, financieros y técnicos suficientes.
En varias ABRAE se realizan actividades incompatibles con sus objetivos.

En conclusión, las ABRAE poseen una serie de recursos naturales que pueden ser
utilizados por las personas, siempre y cuando se garantice el cumplimiento del régimen de
administración asignado por el Estado venezolano. En esas áreas sólo pueden realizarse
actividades que permitan un uso provechoso en la actualidad y en el futuro, para que
también se beneficien de ellas las próximas generaciones de venezolanos.

Venezuela es uno de los países más privilegiados de América latina, ya que posee
una gran extensión protegida. Las Áreas Bajo Régimen de Administración Especial ocupan
una superficie aproximada de 42 millones de hectáreas, lo que representa el 46% del
territorio nacional venezolano.

El impacto de las actividades económicas ejercidas por el ser humano en el


ambiente no es nada alentador para el mantenimiento de la vida en el planeta. Por esa
razón, se ha considerado necesaria la conservación de ciertas áreas en el globo.

Para contribuir a la solución de este problema ambiental, el Estado venezolano ha


establecido, mediante la Ley Orgánica de Ordenación del Territorio, la delimitación de unas
áreas denominadas Áreas Bajo Régimen de Administración Especial (ABRAE). Las
ABRAE poseen una serie de características y potencialidades ecológicas importantes y han
sido decretadas por el Ejecutivo nacional para llevar a cabo funciones productoras,
protectoras y recreativas. Los decretos presidenciales sobre las ABRAE los aprueba el
Consejo de Ministros, y en ellos se especifican los linderos del área protegida y los
organismos que se responsabilizarán de su administración.
Así mismo, mediante reglamentos especiales se determinan las actividades que
pueden ser realizadas en las áreas protegidas.

La necesidad de las áreas naturales, de gran belleza escénica y valor ecológico


incalculable, ha motivado al hombre a proteger los recursos naturales existentes.

Las áreas protegidas son espacios naturales que deben ser conservados a
perpetuidad. En ellos se conservan el 85% de las fuentes de agua del país, la
hidroelectricidad, el oxígeno y en general, los bienes y servicios fundamentales para el
desarrollo sustentable del país.

Referencias Bibliográficas:

1.- GEOGRAFIA DE VENEZUELA 5to AÑO de Educación Media General. Colección


Bicentenaria. Republica Bolivariana de Venezuela, Agosto 2012

2.- https://www.lifeder.com/problemas-ambientales-venezuela/

3.-
http://www.educoas.org/Portal/bdigital/contenido/interamer/BkIACD/Interamer/Interamerh
tml/Edwardshtml/Edw_Mata.htm