Sunteți pe pagina 1din 4

Cerámica

Según las evidencias, la cerámica de la cultura Wari estuvo marcada por diferentes
influencias. Los investigadores, en función de la época y el lugar en que se desarrolló y las
características que presenta, han dividido la cerámica de la cultura Wari en diversas fases o
estilos, entre los que destacan Chaquipampa, Conchopata y Robles Moqo. Los habitantes de
la cultura Wari fabricaron cerámica fina que estuvo orientada al uso de la élite, además de
servir para la difusión de las ideas religiosas. También hicieron otra de uso domestico
Hasta ahora la elaboración de la secuencia estilística de Doroty Menzel es la más aceptada
y utilizada, esta se basa en lo diferenciación de los estilos alfareros. La autora divide este
periodo en 4 fases (1, 2, 3 y 4) y a su vez las dos primeras fases las subdivide en 2 (1A, 1B y
2A, 2B).
EPOCA 1
Esta época se subdivide en: Época 1A y 1B

Epoca 1A: En la primera fase sobresale el estilo ceremonial denominado


Conchopata (figura 1)

Epoca 2B: En esta fase el estilo más resaltante es el Robles Moqo (figura 2)

En los dos casos se trata principalmente de grandes urnas decoradas que han sido usadas como
ofrendas, pues este tipo de cerámica se encuentra rota in situ dentro de grandes cámaras.

La diferencia que más resalta entre estos dos estilos, es que en Robles Moqo los motivos son mucho
más grandes, en comparación con los de Conchopata, los primeros llegan a cubrir toda la superficie
de los lados y se realizan en ambas superficies, mientras que en la cerámica Conchopata estos
motivos sólo se hacen en la cara exterior.

Entre los estilos de cerámica doméstica, tenemos Chakipampa, Okros, los dos primeros de fuerte
influencia Nazca (fig: 3, 4)

Figura 1: Cerámica estilo conchopata Figura 2: Ceramica estilo Robles Moqo


Figura 3: Cuchara estilo Ocros
Figura 4: Cuchara estilo Chakipampa

Entre los estilos regionales emparentados con Wari, destacan Nievería (fig. 5 y 6), propio de la
Costa Central que se ubica en la Época 1B y que parte de una base estilística Lima con una clara
influencia serrana

Figura 5 y 6: Trípode (izquierda) y Cántaro de estilo Nievería

Epoca 2:
El estilo Viñaque (figura 7 y 8) es característico para la sierra en esta época. Este estilo tiene
influencia Robles Moqo, Chakipampa B y Nazca. La forma típica de este estilo es la silueta en
forma de lira, que ha sido derivada de Chakipampa B (figura 9)

El estilo característico en la zona de Nazca es Atarco (figura 10). En la Costa Central el estilo
Nievería de la época anterior es reemplazado por el estilo Pachacámac.
Figura 7: Escudilla de estilo Viñaque Figura 8: Vaso lira de estilo Viñaque

Figura 9: Vaso lira de estilo Chakipampa B Figura 10: Botella de estilo Atarco

EPOCA 3

No hay evidencias de grandes cambios estilísticos. Entre los estilos regionales en esta época
destacan: el estilo Soisongo, propio de la zona de Nazca; y en la zona de Ica el estilo Pinilla.

EPOCA 4

Ha sido denominado por Uhle como el estilo Epigonal, en donde se puede apreciar derivaciones
simplificadas y reducidas de los respectivos estilos de la Época 3, sin contener elementos nuevos
Bibliografía
Gabriel Prieto Burmester y Carlos Rengifo Chunga. (s.f.). El fenómeno Wari en el Norte del Perú,
Una visión desde La Libertad en base a las nuevas evidencias. XIII CONGRESO NACIONAL
DE ESTUDIANTES DE ARQUEOLOGÍA “RAFAEL LARCO HOYLE” , (págs. 3 - 5). Trujillo.

Jennings, W. Y. (2012). ¿Wari en Arequipa? Analisis de los Contextos Funerarios de La Real.


Arequipa: Conceptos Publicitarios.