Sunteți pe pagina 1din 83

LICENCIATURAENNUTRICIÓN

FACULTADDECIENCIASDELASALUD

UNIVERSIDADRAFAELLANDÍVAR

Efectividaddelaherramientadetamizajenutricionaldel"MétodoCardona"paradetecciónde

riesgosdedesnutriciónenpacientesconcriteriodecirugía.

TESISDEGRADO

EstudiorealizadoenelHospitalRegionaldeCuilapa,SantaRosa,Guatemala.Febrero-mayo2014.

CARNET11329-08

RUTHELIZABETHSAMAYOAMOLINA

CAMPUSCENTRAL

GUATEMALADELAASUNCIÓN,JUNIODE2014

CARNET11329-08 RUTHELIZABETHSAMAYOAMOLINA CAMPUSCENTRAL GUATEMALADELAASUNCIÓN,JUNIODE2014

LICENCIATURAENNUTRICIÓN

FACULTADDECIENCIASDELASALUD

UNIVERSIDADRAFAELLANDÍVAR

Efectividaddelaherramientadetamizajenutricionaldel"MétodoCardona"paradetecciónde

riesgosdedesnutriciónenpacientesconcriteriodecirugía.

TESISDEGRADO

EstudiorealizadoenelHospitalRegionaldeCuilapa,SantaRosa,Guatemala.Febrero-mayo2014.

CIENCIASDELASALUD

TRABAJOPRESENTADOALCONSEJODELAFACULTADDE

RUTHELIZABETHSAMAYOAMOLINA

POR

PREVIOACONFERÍRSELE

ELTÍTULODENUTRICIONISTAENELGRADOACADÉMICODELICENCIADA

CAMPUSCENTRAL

GUATEMALADELAASUNCIÓN,JUNIODE2014

ELTÍTULODENUTRICIONISTAENELGRADOACADÉMICODELICENCIADA CAMPUSCENTRAL GUATEMALADELAASUNCIÓN,JUNIODE2014

AUTORIDADESDELAUNIVERSIDADRAFAELLANDÍVAR

VICERRECTORDE

VICERRECTORAACADÉMICA:

RECTOR:

VICERRECTORDE

PROYECCIÓN:

INVESTIGACIÓNY

INTEGRACIÓNUNIVERSITARIA:

SECRETARIAGENERAL:

ADMINISTRATIVO:

VICERRECTOR

DR.CARLOSRAFAELCABARRÚSPELLECER,S.J.

DRA.MARTALUCRECIAMÉNDEZGONZÁLEZDEPENEDO

P.EDUARDOVALDESBARRIA,S.J.

MGTR.LUISESTUARDOQUANMACK

LIC.ARIELRIVERAIRÍAS

LORENZANA

LIC.FABIOLADELALUZPADILLABELTRANENADE

AUTORIDADESDELAFACULTADDECIENCIASDELASALUD

DECANO:DR.CLAUDIOAMANDORAMÍREZRODRIGUEZ

VICEDECANO:MGTR.GUSTAVOADOLFOESTRADAGALINDO

SECRETARIA:MGTR.SILVIAMARIACRUZPÉREZDEMARÍN

DIRECTORADECARRERA:MGTR.MARIAGENOVEVANÚÑEZSARAVIADECALDERÓN

LIC.CLAUDIAPATRICIAMAZAMOSCOSO

NOMBREDELASESORDETRABAJODEGRADUACIÓN

LICDA.MÓNICACASTAÑEDABARRERA

LIC.EMMAELIZABETHMARCUCCIARCINIEGA

MGTR.BLANCAAZUCENAMENDEZCERNA

TERNAQUEPRACTICÓLAEVALUACIÓN

LIC.EMMAELIZABETHMARCUCCIARCINIEGA MGTR.BLANCAAZUCENAMENDEZCERNA TERNAQUEPRACTICÓLAEVALUACIÓN

DEDICATORIA

 

A Dios

Por guiar

mis

pasos

por

un

 

camino recto y llenar mi vida de

grandes oportunidades y momentos de éxito.

A

mis padres

A mi padre por haberme apoyado y haber confiado en mi y a mi madre por ayudarme en los momentos donde sentía que la carga era muy pesada. A ambos por ser mi ejemplo de vida.

 

A Mama Isa

Por enseñarme a ser una mujer fuerte, sabia y tener un espíritu joven y libre.

 

A David

Por ser un hermano ejemplar y muy inteligente.

 

A Oscar

Por ser mi aliado, mejor amigo y compañero, quien me ha enseñado a amar y dar siempre lo mejor de mí.

A Moni, Rosana, Iza, Marisa, Kimi

Por demostrarme su amistad y su afecto y estar siempre de mi lado apoyándome.

A

Licda. Maza

Por

haberme

guiado

 

profesionalmente.

 

A Licda. Pinetta

Por creer en mí y apoyarme para obtener este gran triunfo en mi carrera.

EFECTIVIDAD DE LA HERRAMIENTA DE TAMIZAJE NUTRICIONAL DEL “MÉTODO DE CARDONA” PARA DETECCIÓN DE RIESGO DE DESNUTRICIÓN EN PACIENTES CON CRITERIO DE CIRUGÍA

ESTUDIO REALIZADO EN EL HOSPITAL REGIONAL DE CUILAPA, SANTA ROSA, GUATEMALA. FEBRERO-MARZO 2014

Ruth E. Samayoa M.

Resumen Antecedentes: Estudios muestran que pacientes con criterio de cirugía que poseen un estado nutricional depletado, presentan mayores índices de morbilidad y mortalidad, aumenta la incidencia de complicaciones como neumonía, sépsis y úlceras por decúbito, complicaciones post-quirúrgicas, retardo en la cicatrización de heridas, aumento de la permanencia hospitalaria, mayor dependencia de cuidados de enfermaría y a veces, tratamiento intensivo, aumentando los costos hospitalarios y reduciendo la calidad de vida. Objetivo: Determinar la efectividad de la herramienta de tamizaje nutricional adaptada del “Método de

Cardona” para la detección de riesgo de desnutrición en pacientes quirúrgicos en el Servicio de Cirugía del

(5)

Hospital Regional

Diseño: Estudio con un enfoque cuantitativo, alcance descriptivo-correlacional y un diseño no experimental

de

Cuilapa,

Santa

Rosa

de

tipo

transversal.

Lugar:

Hospital

Regional

de

Cuilapa

Santa

Rosa,

Guatemala.

Metodología: Estudio de tipo transversal. Utilizando como sujetos de estudio pacientes adultos con criterio

de cirugía ingresados en los servicios de cirugía de hombres y cirugía de mujeres del Hospital Regional De

Rosas.

Resultados: La muestra de pacientes tamizados fue de 64 pacientes, previo a su implementación el método de tamizaje nutricional fue adaptado. Los parámetros a evaluar fueron; porcentaje de pérdida de peso, albúmina sérica, linfocitos totales, síntomas gastrointestinales, cambios en la dieta y diagnóstico al ingreso. Cada parámetro establecía un puntaje predeterminado dependiendo del rango en el cual se encontraba se realizó una sumatoria para saber si el paciente se encontraba en riesgo de desnutrición.Un resultado final que oscilaba entre 10 y 13 puntos, establecía que se debía tener un control estricto de la comida, peso

cada 5 días y consulta al servicio de nutrición. Si el puntaje era mayor o igual a 14 puntos, el paciente se encontraba en riesgo de desnutrición, y debía extenderse una consulta al servicio de nutrición. Según los resultados finales, en cuanto al porcentaje de pérdida de peso, la media fue 4.64% lo cual indicaba que los pacientes se encontraban con una pérdida de peso del 10% en el transcurso de los últimos 3-6 meses. Los valores de linfocitos se encontraron en una media de 3429.69, lo cual sugiere que se encontraban en el rango normal según los parámetros establecidos en el método de Cardona. En cuanto a los días con síntomas gastrointestinales, la media fue de 1.56 días, lo cual no representaba un cambio significativo. El promedio de los días de cambios en la alimentación fue de 2 días, lo cual no representó riesgo. En cuanto al parámetro de diagnóstico al ingreso, se pudo determinar que los pacientes que presentaron mayor riesgo de depleción del estado nutricional fueron los sometidos a un procedimiento quirúrgico intestinal, debido a que fueron los pacientes que pasaron mas días sin comer, que padecieron con mayor frecuencia de síntomas gastrointestinales, mayor porcentaje de pérdida de peso y cuyos niveles de albúmina sérica y linfocitos se encontraban severamente alterados. Los pacientes con trauma craneoencefálico grado 3 presentaron dificultad para masticar y alteración en los valores de albúmina y linfocitos. Conclusiones: El 34% de la población estudiada (22 pacientes) se detectó con riesgo de desnutrición en base a los parámetros evaluados por la herramienta de tamizaje nutricional “método de Cardona”, lo cual indica que es factible la aplicación de la herramienta de tamizaje nutricional debido al gran número de pacientes detectados y el grado aceptable de confiabilidad de los datos obtenidos según la herramienta adaptada.

Cuilapa,

Santa

Palabras clave: Tamizaje, Método de Cardona ,Cribado ,Screening.

ÍNDICE

I. INTRODUCCIÓN

1

II. PLANTEAMIENTO

DEL PROBLEMA

3

III. MARCO TEÓRICO

4

A. Definición de estado nutricional

4

B. Malnutrición

4

C. Desnutrición

5

1. Concepto de desnutrición

5

2. Desnutrición proteico calórica

6

3. Desnutrición relacionada con infecciones

6

4. Desnutrición

hospitalaria

7

4.1 Definición de desnutrición hospitalaria

7

4.2 Etiología de la desnutrición hospitalaria

8

4.3 Consecuencias de la desnutrición en el paciente hospitalario

8

5. Prevalencia de la desnutrición hospitalaria

9

5.1 Detección de riesgo o presencia de desnutrición en el paciente quirúrgico

9

D. Evaluación nutricional objetiva

9

E. Tamizaje del estado nutricional

10

1. Nutricional Risk Screening (NRS-2002)

12

2. Malnutrition screening tool (MUST)

12

3. Valoración nutricional mínima (Mini Nutritional Assessment (MNA) 13

4. Hoja de valoración de Cardona y su aplicación en paciente quirúrgicos

14

F. Hospital Regional de Cuilapa

19

IV. ANTECEDENTES

19

V. OBJETIVOS

23

VI. JUSTIFICACIÓN

24

VII. DISEÑO DE LA INVESTIGACIÓN

26

A. Tipo de estudio

26

B. Sujetos de estudio

26

C. Contextualización geográfica temporal

26

D. Definición de variables

26

A.

Selección de sujetos de estudio

28

B. Recolección de datos

230

IX. PROCEDIMIENTO DE LA RECOLECCIÓN DE DATOS

31

X. PROCESAMIENTO Y ANÁLISIS DE DATOS

33

A. Descripción del proceso de digitación

33

B. Plan de análisis de datos

33

C. Métodos estadísticos

33

D. Análisis estadístico

33

XI. RESULTADOS

34

XII. DISCUSIÓN DE RESULTADOS

59

XIII. CONCLUSIONES

62

XIV. RECOMENDACIONES

63

XV. BIBLIOGRAFÍA

64

XVI. ANEXOS

67

1. Instructivo para el llenado del instrumento entrevista para residentes del

departamento de cirugía

67

2. Entrevista para residentes del departamento de cirugía

68

3. Consentimiento informado

69

4. Instructivo de llenado de la herramienta de tamizaje nutricional para

detectar riesgo o presencia de desnutrición en pacientes con criterio de

cirugía del Hospital Regional de Cuilapa, Santa Rosa

70

5. Herramienta de tamizaje nutricional

72

6. Fotografías

74

I.

INTRODUCCIÓN

La desnutrición es una de las causas más frecuentes de mortalidad y uno de los principales problemas de salud en todo el mundo. Afecta a un colectivo concreto, el de los sujetos hospitalizados, en el cual la incapacidad y la enfermedad son comunes, tomando la denominación de “desnutrición hospitalaria”. (20)

La desnutrición en el paciente hospitalizado es el resultado de la compleja interacción entre enfermedad y estado nutricional. Conlleva importantes consecuencias clínicas y económicas. Clínicamente, puede contribuir a incrementar el número y las complicaciones de la patología, a disminuir la capacidad de respuesta al tratamiento y el grado de respuesta inmune y a incrementar la morbimortalidad. Desde el punto de vista económico, está demostrado que aumenta el costo asociado a la prolongación de la estancia hospitalaria así como el costo asociado al tratamiento adicional de las complicaciones. (20)

Es importante identificar a los pacientes desnutridos o con riesgo de desnutrición para brindarles el soporte nutricional adecuado. Por esta razón, se debe realizar un tamizaje del estado nutricional de los pacientes al momento de ingresar al nosocomio.

Los pacientes quirúrgicos son especialmente propensos a presentar alteraciones de su estado nutricional debido a varios factores como la patología subyacente, el período de dieta absoluta condicionado por el procedimiento quirúrgico, principalmente en cirugía digestiva y potenciales complicaciones del período postoperatorio que generan un desgaste en su estado nutricional que conlleva a un estado catabólico, dando como resultado un período largo de recuperación ya que la malnutrición proteica se asocia con alteraciones en la cicatrización, disminución en la respuesta del paciente frente a la infección y un aumento en la morbimortalidad postoperatoria.

Se han propuesto diversos métodos de detección del riesgo o de la presencia de malnutrición en el medio hospitalario, entre los más utilizados, la Valoración Global Subjetiva y el NRS-2002, aplicables a pacientes con diversas patologías.

1

El método de Cardona es un método desarrollado en España, el cual se aplica principalmente en pacientes quirúrgicos. Recoge parámetros bioquímicos (albúmina y linfocitos totales) datos de ingesta dietética, presencia o no de factores que puedan modificar la ingesta o la absorción de los nutrientes de la dieta. Es importante resaltar que dicho método de tamizaje tiene en cuenta el diagnóstico clínico del paciente al momento del ingreso, lo cual lo diferencia de otros tipos de herramientas de tamizaje, porque posee un puntaje específico según el procedimiento quirúrgico al cual el paciente será sometido, lo que lo hace más específico para su implementación en pacientes que serán sometidos a una cirugía electiva. (2)

El propósito del estudio fue la aplicación del método de tamizaje nutricional de Cardona para la detección de riesgo o presencia de desnutrición en pacientes con criterio de cirugía del hospital regional de Cuilapa, Santa Rosa.

2

II. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

El personal de salud del Hospital Regional de Cuilapa, brinda atención a los pacientes en diversos servicios, cuenta con una capacidad instalada de novecientas camas. Dichas unidades se utilizan para brindar atención a pacientes en diversos departamentos tales como: medicina interna, traumatología, cirugía, ginecobstetricia, pediatría, neurocirugía, y otras especialidades.

Como parte del selectivo grupo de nutricionistas clínicos se encuentran dos licenciadas en nutrición, dos estudiantes de quinto año de la licenciatura en nutrición, sin embargo, no se realizan tamizajes del estado nutricional a los pacientes que son sometidos a una cirugía mayor en el momento del ingreso, y datos tan simples y básicos como la talla, cambios de peso e ingesta , no se anotan ni se valoran al llegar el paciente al centro, dichos datos deben ser registrados en la papelería de ingreso tal y como se hace con la presión arterial, la temperatura o la frecuencia cardíaca.

Si se le suma a lo anterior la complejidad de los padecimientos o patologías que presentan los pacientes, se hace necesario la implementación de una herramienta que permita identificar presencia o riesgo de desnutrición en pacientes previo a una intervención quirúrgica para contribuir con la disminución de complicaciones relacionadas con factores nutricionales, tales como dehiscencia de heridas, mala cicatrización, incremento en la estancia hospitalaria, entre otros.

Por lo anterior cabe indagar lo siguiente ¿Sería posible adaptar una herramienta de tamizaje nutricional para la detección de riesgo de desnutrición en pacientes que serán sometidos a una intervención quirúrgica del Hospital Regional de Cuilapa?

3

III. MARCO TEÓRICO

A. Definición de estado nutricional

Estado nutricional es la situación en la que se encuentra una persona en relación con la ingesta y adaptaciones fisiológicas que tienen lugar tras el ingreso de nutrientes. Evaluación del estado nutricional será por tanto la acción y efecto de estimar, apreciar y calcular la condición en la que se halle un individuo según las modificaciones nutricionales que se hayan podido afectar.(1)

La

evaluación nutricional mide indicadores de la ingesta y de la salud de un individuo

o

grupo de individuos, relacionados con la nutrición. Pretende identificar la

presencia, naturaleza y extensión de situaciones nutricionales alteradas, las cuales pueden oscilar desde la deficiencia al exceso. (1)

Se debe de tener en cuenta que al momento de realizar una valoración del estado nutricional de un individuo se ha de hacer una cuidadosa revisión de la historia clínica, datos antropométricos, dietéticos y bioquímicos que aporten la información necesaria para que se pueda establecer un diagnóstico nutricional. (2)

La valoración del estado nutricional es el primer paso del tratamiento nutricional; su

principal objetivo es identificar no sólo a aquellos pacientes que presentan desnutrición, sino también aquéllos que corren el riesgo de desarrollarla. Debería por tanto, formar parte de la evaluación clínica de todos los pacientes. (2)

Además de valorar los requerimientos nutricionales, predice la posibilidad de presentar complicaciones atribuibles a la alteración del estado nutricional, y permite evaluar la eficacia de una determinada terapia nutricional. (2)

La importancia de determinar el estado de nutrición de los pacientes radica en que los trastornos de la nutrición se acompañan de complicaciones tan diversas como un

retraso en la cicatrización de las heridas o menor resistencia a las infecciones y falta

de eficacia de los procedimientos terapéuticos que reciben durante el ingreso. (2)

B. MALNUTRICIÓN

Se denomina como “malnutrición”, a cualquier proceso en que el estado nutricional se encuentra alterado ya sea por exceso (sobrepeso y obesidad) o por defecto

4

(diferentes grados de desnutrición). Se puede concluir que se habla de un estado de nutrición anormal causado por desequilibrios en energía, proteínas u otros nutrientes, ya sean por exceso o por defecto. Cualquier trastorno nutricional que comporte alteraciones en el crecimiento, el desarrollo y el mantenimiento de la salud.

(29)

El término “obesidad”, se refiere al exceso de tejido adiposo que determina una elevación del peso corporal. Es un trastorno integral que afecta a todos los niveles

(19)

C . DESNUTRICIÓN

1. Concepto de desnutrición

Actualmente existen varios conceptos utilizados para definir el término “desnutrición”. Entre los conceptos aceptados se encuentra definido por Braier de forma sencilla como “una enfermedad provocada por la depleción de nutrientes”. Para Cadwel sería “el estado patológico resultante del déficit o exceso, absoluto o relativo, de uno o más nutrientes esenciales, que se detecta clínicamente por pruebas bioquímicas y antropométricas”. Cuando se comenzaron a realizar valoraciones del estado nutricional, surgió la necesidad de dar un sentido cuantitativo a la definición de desnutrición y así Thompson, consideró que “un sujeto está desnutrido cuando presenta el 90% por debajo del peso ideal del estándar, albúmina sérica inferior a 3,4 g/dL y un recuento de linfocitos inferior a 1400/mm3.

(2)

Gracias a los avances en el estudio de la composición corporal y especialmente al conocimiento de los efectos negativos que tiene la desnutrición en la evolución de los pacientes, Sitges Serra propone la definición que en este momento parece la más acertada; para él la desnutrición es “un trastorno de la composición corporal caracterizado por exceso de agua extracelular, déficit de potasio y déficit de masa muscular, asociado frecuentemente con disminución del tejido graso e hipoalbuminemia, que interfiere con la respuesta normal del huésped frente a su enfermedad y su tratamiento”. Posteriormente autores como Elia (3) proponen la siguiente definición: “Estado de desnutrición en el que la deficiencia de energía, proteínas y otros nutrientes causa efectos adversos medibles en la composición y

5

función de los tejidos/organismo y en el resultado clínico”. “Es un estado patológico provocado por el consumo inadecuado de nutrientes que provoca una alteración de la composición corporal y que afecta negativamente a la respuesta normal del sujeto frente a la enfermedad y su tratamiento”. (2)

2. Desnutrición proteico calórica

Se define como la falta de energía y/o proteínas suficientes para satisfacer las demandas metabólicas del cuerpo, como consecuencia de una ingesta inadecuada de proteínas en la dieta, ingesta de proteínas de mala calidad en la dieta, aumento de las demandas de proteínas debido a enfermedad, o pérdida de nutrientes.(28)

El deterioro del estado nutricional es multifactorial: disminución de la ingesta alimentaria, un gasto energético aumentado por la enfermedad de base, ayunos parciales o ayunos prolongados y un aporte calórico inadecuado de la dieta formulada durante su estancia, puede ser la causa del estado de malnutrición de los pacientes hospitalizados. (8)

La desnutrición proteico calórica, altera la evolución clínica del paciente durante la hospitalización, ocasionando un aumento de la morbilidad, mortalidad, alteración del sistema inmune, mayor riesgo a sufrir infecciones, cicatrización más lenta y mayor número de complicaciones. Esto se traduce en un aumento del tiempo de estancia hospitalaria y por lo tanto en los costos de hospitalización. (8).

3. Desnutrición relacionada con infecciones

La desnutrición eleva la frecuencia de infección al haber trastornos de las defensas del huésped por deficiencia de proteínas. Según resultados obtenidos en el estudio de Cruse y Foord (5), la desnutrición fue uno de los factores principales en el desarrollo de infecciones de la herida. Windsor y Hill (4) han comprobado como los pacientes sometidos a cirugía con depleción proteica (pérdida media del 39% de las proteínas) tuvieron un postoperatorio con más complicaciones sépticas mayores y mayor duración de la estancia en el hospital. Cifras de albúmina sérica por debajo de 3g/dl, se acompañan de un incremento de las infecciones postoperatorias. Pettigrew et al (6), entre otros, han comprobado como los pacientes con cifras de albúmina inferiores a 2.9 g/l desarrollaron complicaciones postoperatorias en el 60% frente al 22% en los enfermos con valores normales. Por otra parte, la desnutrición puede

6

favorecer los mecanismos de traslocación bacteriana a nivel de la mucosa intestinal y aumentar así las posibilidades de infección. (7)

Otro problema asociado a la desnutrición es la presencia de cifras altas de hierro y al permanecer disponible para las bacterias, facilita el desarrollo y crecimiento de las mismas y, como consecuencia, la persistencia de la infección. (7)

4. Desnutrición hospitalaria

4.1. Definición de desnutrición hospitalaria

Proceso de desnutrición que se produce durante el ingreso hospitalario a consecuencia, fundamentalmente, de la ingesta de alimentos inadecuada, a los requerimientos que se encuentran aumentados o modificados por el proceso patológico que motiva el ingreso hospitalario. (19)

Se define como “la desnutrición que afecta a los pacientes hospitalizados, de causa multifactorial”. En 1974, Butterworth utilizó el término “desnutrición iatrogénica” para describir los trastornos de la composición corporal del paciente hospitalizado ocasionados por las acciones ( u omisiones) del equipo médico y documentó una serie de prácticas que contribuían al deterioro nutricional de los paciente ingresados en hospitales, como la falta de responsabilidad para el cuidado nutricional del paciente, uso prolongado de sueroterapia intravenosa, déficit de observación o registro de la ingesta dietética del paciente durante el ingreso e inexistencia de un soporte nutricional. Desde entonces se ha ido profundizando en su conocimiento, incluyendo su estrecha relación con las complicaciones post operatorias, el incremento de la estancia hospitalaria, morbilidad global y la mortalidad, así como la constatación de que el soporte nutricional tiene un efecto beneficioso sobre las complicaciones de la desnutrición. (9)

La desnutrición hospitalaria es, en general, consecuencia de diversos factores, entre los que la propia enfermedad de base, perse, es uno de los más importantes. (8) Otros factores como la edad, el entorno socio-económico y la duración de la estancia tienen un impacto negativo en el estado nutricional y a consecuencia de esto, el paciente realiza una ingesta de nutrientes por debajo de sus requerimientos. El efecto negativo de este conjunto de factores de riesgo puede prevenirse siempre que éstos se identifiquen y se traten de forma precoz.

7

Rara vez se realiza un estudio nutricional de los pacientes en el momento del ingreso, y datos tan simples y básicos como la talla, el peso y sus cambios recientes, o la ingesta reciente, no se recogen y se valoran al llegar el paciente al centro tal y como se hace con la presión arterial, la temperatura o la frecuencia cardiaca.

En definitiva, la desnutrición hospitalaria es una realidad conocida y resaltada por los especialistas o, simplemente, médicos sensibles a los problemas que genera la inadecuada nutrición, especialmente desde que, en los años 70 del pasado siglo, Bistrian y Blackburn llamaran la atención sobre el hecho de que entre el 30 y el 55% de los pacientes ingresados en los hospitales sufren un proceso de desnutrición

(10).

4.2. Etiología de la desnutrición hospitalaria

Existen múltiples causas de desnutrición en pacientes hospitalizados, muchas de ellas de origen iatrogénico. Se pueden producir por factores propios del individuo o del hospital, dietas con poca palatabilidad, incapacidad de ingerir o retener la comida, restricción voluntaria de la ingesta, utilización de sueros no calóricos como único aporte, síndromes malabsortivos, cáncer, aumento de catabolismo asociado a sepsis o enfermedad grave, tratamientos con alto riesgo de producir malnutrición como corticoides, quimioterápicos, radioterapia, períodos de ayuno prolongados para pruebas diagnósticas, desconocimiento por parte del personal sanitario de los trastornos nutricionales y de las medidas adecuadas para su diagnóstico y tratamiento precoz, etc. (9)

4.3 Consecuencias de la desnutrición en el paciente hospitalizado

1. Afecta a la evolución de la enfermedad y la respuesta al tratamiento:

hipoproteinemia e hipoalbuminemia con tendencia a edemas, cicatrización defectuosa de heridas y de fracturas, efecto directo en la morbimortalidad del paciente, estancia hospitalaria y costos hospitalarios, hipotonía intestinal, atrofia mucosa intestinal, alteración eritropoyesis, atrófia muscular, úlceras de decúbito, aumento incidencia infección postoperatoria, etc.

8

2. Afecta negativamente a las diversas funciones orgánicas. En desnutridos existe pérdida de fuerza muscular, afectación de capacidad respiratoria y del funcionamiento cardíaco, alteración de la capacidad de respuesta inmune y de la barrera intestinal. (10)

5. Prevalencia de la desnutrición hospitalaria

La prevalencia en los paciente hospitalizados es muy elevada, prácticamente se podría decir que aproximadamente la mitad de los pacientes ingresados en un hospital presenta algún grado de desnutrición, la cual, incrementa el tiempo de hospitalización. Dicha patología incrementa la morbimortalidad. (9) La desnutrición afecta al 30-50% de los pacientes hospitalizados de todas las edades, tanto por causas médicas como quirúrgicas, aumentando a medida que se prolonga la estancia hospitalaria. Así, se estima que en torno al 35% de las personas que ingresan al nosocomio tienen desnutrición, una cifra que se dobla durante su estancia en el centro. (15)

5.1 Detección de riesgo o presencia de desnutrición en el paciente quirúrgico

El estado nutricional del paciente hospitalizado está asociado con su evolución clínica, una vez que la capacidad de reaccionar al proceso patológico depende en gran parte del estado nutricional. (21) Estudios muestran que pacientes desnutridos, presentan mayores índices de morbilidad y mortalidad, mayores complicaciones como neumonía, sépsis y úlceras por decúbito, complicaciones post-quirúrgicas, retardo en la cicatrización de heridas, aumento de la permanencia hospitalaria (12 días entre los eutróficos contra 20 días entre los desnutridos), mayor dependencia de cuidados de enfermaría y a veces, tratamiento intensivo, aumento de los costos hospitalarios y reducción de la calidad de vida. (22)

D. Evaluación nutricional objetiva La evaluación nutricional objetiva, es un método complejo, costoso y que requiere de entrenamiento profesional. Es realizado por el nutricionista dietista posterior a la Valoración global subjetiva y cuando se inicia una intervención nutricional. La evaluación nutricional objetiva tiene los siguientes componentes:

9

Evaluación clínica.

Evaluación antropométrica.

Evaluacion Bioquímica.

Evaluacion Dietética(16)

E. Tamizaje del estado nutricional

El tamizaje nutricional, identifica individuos que están desnutridos o en riesgo de desnutrición. Se considera que un adulto está en riesgo nutricional en las siguientes situaciones:

Una pérdida o ganancia de peso involuntaria de más del 10% del peso habitual en 6 meses, o más del 5% en 1 mes.

Un peso del 20% por encima o por debajo del peso ideal, especialmente en presencia de una enfermedad crónica o aumento de los requerimientos metabólicos.

Dieta modificadas o alimentación artificial (nutrición parenteral o enteral total, cirugía reciente, enfermedad o trauma).

Disfagia o trastornos de deglución: Dificultad para ingerir alimentos sólidos, líquidos o ambos dependiendo de la patología que la condicione y de si responde a causas estructurales o neuromusculares. Puede conducir a la desnutrición por déficit de la ingesta de alimentos, así como presentar además otras complicaciones. (19)

Ingesta inadecuada por dificultad en la deglución o absorción de alimento durante más de 7 días. (11)

Entre situaciones de riesgo nutricional cabe mencionar:

Neoplasias del tubo digestivo

Fístulas enterocutáneas

Enfermedad inflamatoria intestinal

Hepatopatías

Síndrome de intestino corto

Enteritis postirradiación

Pancreatitis

Diabetes

10

VIH

Sépsis

Cirugía mayor

Cáncer

Traumatizados

Quemados

Insuficiencia respiratoria

Insuficiencia renal (12)

Figura 1. El proceso de tamizaje del cuidado nutricional según las guías de ESPEN.

Procedimientos Tamizaje Plan de cuidados estándar Monitoreo REQ Plan de Alimentación monitoreo Monitoreo En
Procedimientos
Tamizaje
Plan de cuidados
estándar
Monitoreo
REQ
Plan de
Alimentación
monitoreo
Monitoreo
En riesgo
y ajuste
Todos los
pacientes
Plan de cuidado
nutricional
Asesoría
No esta en
riesgo
Ordinario,
alimentos,
etc

Fuente: (Rasumssen H.H., Holst M., Kondrup J

2010.)

Notas: REQ=( Requerimientos de energía y proteínas) Alimentación (Alimentación, suplementación, soporte enteral y nutrición parenteral). Monitoreo (Peso y registro de alimentación).

11

Se han descrito varias herramientas de tamizaje nutricional, a continuación se resumen algunas.

1. Nutritional Risk screening (NRS- 2002)

Las indicaciones de soporte nutricional se basan en la severidad de la desnutrición y el aumento en los requerimientos nutricionales, resultando de la enfermedad o padecimiento. El propósito del sistema NRS 2002 es detectar la presencia de desnutrición y el riesgo de desarrollarla en el ámbito hospitalario y la necesidad de implementar un soporte nutricional, de igual manera se incluyen pacientes que actualmente no se encuentran con desnutrición pero están en riesgo de padecerla a consecuencia de la enfermedad y su tratamiento, como por ejemplo trauma mayor, cirugía o quimioterapia, debido a que ambas pueden causar variación en la ingesta de alimentos e incrementar el estrés metabólico.(23)

Propuesto en el 2003 por la ESPEN. se trata de un cuestionario que se divide en dos apartados: tamizaje inicial o pre-tamizaje, se incluyen cuatro preguntas muy simples, a las que se ha de responder sí o no (si la respuesta es afirmativa en cualquiera de ellas, se pasa a la segunda parte) en el tamizaje finall, incluye dos partes: por un lado se realiza una evaluación del estado nutricional respecto a pérdida de peso, disminución de la ingesta e índice de masa corporal (IMC), con lo que se obtiene la puntuación de alteración del estado nutricional; por otro lado se recogen datos en relación con la gravedad de la enfermedad que presenta el paciente, con lo que se halla la puntuación de gravedad de la enfermedad. Además, se añade 1 punto más por edad ≥70 años. Con estos datos, los pacientes se clasifican en dos grupos:

Puntuación ≥ 3: el paciente está en riesgo nutricional y se debe iniciar un plan nutricional.

Puntuación < 3: se planifica una monitorización semanal del paciente (13).

2.

Malnutrition screening tool (MUST)

Es otro de los métodos de tamizaje nutricional utilizado para adultos que está recomendado y validado por el Comité Educacional y de Práctica Clínica de la ESPEN. Se basa en los efectos del ayuno o semiayuno sobre las funciones

12

mentales y físicas del individuo como resultado de la pérdida de peso y se ha desarrollado en base a la asociación entre el estado nutricional disminuido y una función orgánica también disminuida. Se trata de un método de tamizaje del riesgo de malnutrición, que actualmente es recomendado por la European Society of Parenteral and Enteral Nutriton (ESPEN) como método de tamizaje poblacional. (2) Se realiza en 5 pasos:

1. Se mide el Peso y la Talla para obtener el IMC. Según el resultado de otorga una puntuación = 0, 1, 2.

2. Se determina el % de Pérdida de Peso en los 3-6 últimos meses y se puntúa = 0, 1, 2.

3. Se establecen los efectos de la enfermedad aguda y se da la puntuación 0, 2.

4. Se suman las puntuaciones anteriores para determinar el riesgo Total de Desnutrición.

5. Actuaciones concretas para cada grupo de clasificación (3).

3. Valoración nutricional mínima (Mini Nutritional Assessment (MNA))

Contiene 18 ítems simples y rápidos de medir (unos 10-15 minutos).

Parámetros antropométricos: valora peso, talla, circunferencia del brazo, circunferencia de la pantorrilla, pérdida de peso.

Evaluación general: 6 preguntas relativas al estilo de vida, medicamentos y movilidad.

Evaluación dietética: 8 preguntas relativas al número de comidas, ingesta de comida y líquidos, autonomía para comer.

Evaluación subjetiva: autopercepción de salud y nutrición (2).

El MNA es una herramienta de tamizaje que ayuda a identificar a ancianos desnutridos o en riesgo de desnutrición. Al identificar a pacientes desnutridos o con riesgo de sufrir desnutrición, tanto en el hospital como en su entorno social, el MNA permite a los profesionales clínicos llevar a cabo una intervención temprana para proporcionar el apoyo nutricional adecuado, evitar un mayor deterioro y mejorar los resultados para el paciente. Es un método simple y rápido para identificar personas ancianas que se encuentran en riesgo de desnutrición o desnutridas. Identifica el riesgo de desnutrición antes de que ocurran cambios graves en el peso o en las

13

concentraciones séricas de proteínas. Fue desarrollado por Nestlé y geriatras de

liderazgo internacional y es una de las pocas herramientas de tamizaje validadas

para la población anciana. Suficientemente validado en estudios internacionales en

varios escenarios clínicos,5-7 sus resultado se relacionan con la morbilidad y la

mortalidad.(24)

4. Hoja de valoración de Cardona y su aplicación en pacientes quirúrgicos

Recoge parámetros bioquímicos como la albúmina y los linfocitos totales, así como

otros relativos a la calidad y cantidad de la ingesta dietética, y la presencia o no de

factores que puedan modificar la ingesta o la absorción de los nutrientes de la dieta,

este método de tamizaje tiene en cuenta el diagnóstico clínico al ingreso. Este

método, valora a través de una escala de puntuación y considera que existe riesgo

nutricional a partir de una puntuación de 14 puntos (14).

La herramienta de valoración de Cardona este dividida en tres secciones y se desglosa de la siguiente manera:

Sección 1.

Se deben escribir datos generales tales como:

Servicio de cirugía al cual se refiere el paciente

Edad

Sexo

Talla

Peso actual

Peso usual, el cual es el peso que manifiesta el paciente “haber tenido

siempre”. Es el peso que el paciente normalmente mantuvo antes de tener

reciente pérdida o aumento por su enfermedad, por esto, el peso usual es un

dato muy importante en el momento de una evaluación nutricional. (8)

Índice de masa corporal (IMC) el cual es una medida de asociación entre el

peso (Kg) y la talla ( ). Según su resultado se clasifica en:

14

Tabla 1. Clasificación del IMC

Clasificación

Valores principales

IMC (kg/m2)

Bajo peso

<18.5

Normal

18.5-24.9

Sobrepeso

25.0-29.9

Obesidad grado I

30.0-34.9

Obesidad Grado II

35.0-39-9

Obesidad Grado III

>40.0

Sección 2.

Fuente: Martínez M, (2006)

Se encuentra un cuadro donde se describen los parámetros a evaluar, los valores de clasificación y la puntuación obtenida. Los parámetros son:

Porcentaje de pérdida de peso: Indica cualquier cambio de peso en forma

involuntaria dentro de un periodo corto de tiempo. Está dado por la relación

entre el peso actual y el peso usual (8)

Albúmina sérica: Al tener una vida media de 14-20 días es más bien un

indicador de malnutrición o repleción nutricional a largo plazo.

Linfocitos totales: Los linfocitos totales se utilizan como parámetro relacionado

con la depleción proteica y expresivo de la pérdida de defensas inmunitarias a

consecuencia de la desnutrición.

Síntomas gastrointestinales: Tales como diarrea líquida > 800 ml/24 horas o

más de 3 deposiciones líquidas/ 24 horas.(2), aumentan el deterioro

nutricional y disminuyen la absorción de nutrientes. Los signos y síntomas

gastrointestinales que persisten por más de quince días pueden colocar a la

persona en riesgo de desnutrición. La diarrea o vómito de corta duración

pueden ser un problema menor, pero si se prolongan se les debe prestar

atención. (8)

15

Las náuseas, y vómitos, además de disminuir la ingesta y aumentar el deterioro nutricional pueden contribuir a una descompensación mayor del paciente.

El dolor abdominal y distensión abdominal contribuyen a la disminución del apetito a un mayor riesgo de deterioro del paciente.

Dieta hospitalaria, contribuye a la disminución en la ingesta, por la falta de palatabilidad, suspensión por procedimientos diagnósticos y los hábitos alimentarios propios del paciente. Puede traer como consecuencia un deterioro nutricional sobre todo si hay un aumento del gasto energético asociado a la condición del paciente.

Diagnóstico al ingreso (Depende del tipo de cirugía electiva a la cual será sometido el paciente). El estómago tiene un papel importante en la digestión y absorción de nutrientes, por lo que los pacientes con resección gástrica están en riesgo nutricional. (15)

Sección 3.

En esta sección se encuentra un listado de patologías quirúrgicas y/o médicas subyacentes, cada una con una puntuación diferente.

Valoración de la puntuación final obtenida:

10- 13 puntos: Se debe realizar un control estricto de la comida, pesar al paciente cada 5 días y realizar consulta a nutrición.

14 puntos: Paciente con presencia o riesgo de desnutrición, debe realizarse urgentemente consulta al servicio de nutrición.

F. Hospital Regional de Cuilapa, Santa Rosa

El Hospital se encuentra ubicado en la cabecera del departamento de Santa Rosa en la 4ta Calle 1-51, Zona 4, a 60 km de la capital de Guatemala, sobre la ruta que une con la República de El Salvador. (29)

La idea de crear un hospital en Cuilapa se inició en 1964 por los habitantes del lugar; pero el proyecto de construcción del hospital fue presentado por las autoridades

16

municipales al Dr. José Trinidad Uncles Ramírez, Ministro de Salud Pública en enero de 1965. Posteriormente la Municipalidad procedió a la compra de varios lotes que se agregaron al terreno donado por el Lic. Guillermo Fernández Llerena, razón por la cual en un principio el hospital llevaba su nombre. (29)

El diseño arquitectónico del hospital fue realizado por la Dirección General de Obras Públicas, siendo inaugurado el 20 de junio de 1974 sin embargo debido a que en sus inicios no se contaba con personal suficiente y con equipo adecuado, los pacientes se referían a la ciudad capital para el tratamiento médico. En 1976 fue aprobado el acuerdo gubernativo 93-76 para funcionar como hospital piloto de formación de post- grado. (29)

Es un nosocomio que atiende a la población de Santa Rosa y acepta referencias de poblados aledaños. Actualmente cuenta con los servicios de medicina interna, cirugía, pediatría, neonatología, cuidados intensivos de adultos, cuidados intensivos de pediatría, cuidados intensivos de neonatología traumatología y ortopedia, ginecobstetricia, nutrición y dietética.

En cuanto a los procedimientos quirúrgicos realizados por el departamento de cirugía según los datos obtenidos de las estadísticas del Hospital Regional de Cuilapa, de los meses de Enero a Agosto del 2013, los pacientes tuvieron un promedio de estancia hospitalaria de 5 días.

Tabla 2

Número de procedimientos quirúrgicos realizados por el servicio de cirugía.

Hospital Regional de Cuilapa

Año 2013

Cirugía de Adultos

ENERO

FEBRERO

MARZO

ABRIL

MAYO

JUNIO

JULIO

AGOSTO

Neurocirugía

11

18

21

10

11

5

5

10

Laparatomía

32

35

37

34

35

44

47

48

Apendicetomía

64

63

62

61

66

58

56

49

Colecistectomía por video

10

20

20

15

8

5

12

12

Colecistectomía

               

normal

10

21

21

30

32

22

30

29

Hernioplastías

12

36

11

20

16

22

23

15

Amputaciones

5

18

9

13

4

7

16

8

17

(Fuente: Estadísticas del departamento de Cirugía de Enero a Agosto 2013 del Hospital Regional de Cuilapa Santa Rosa).

En general entre los meses de Enero a Agosto de 2013 se realizaron un promedio de 39 laparotomías exploradoras 60 apendicetomías, 13 colecistectomías por video, 24 colecistectomías normales, 19 hernioplastías y 10 amputaciones. Actualmente el hospital no se realiza ningún tipo de tamizaje nutricional en los pacientes del servicio de cirugía.

18

IV.

ANTECEDENTES

Según McWhirter y Col. (1994), la desnutrición afecta al 30-50% de los pacientes hospitalizados de todas las edades, tanto por causas médicas como quirúrgicas, aumentando a medida que se prolonga la estancia hospitalaria. Así, se estima que en torno al 35% de las personas que ingresan tienen desnutrición, una cifra que se dobla durante su estancia en el centro. (15)

En los últimos años, diferentes estudios han demostrado una alta prevalencia de desnutrición hospitalaria en América Latina, encontrándose que cerca del 50% de la población hospitalizada ingresa con algún grado de desnutrición.

El estudio ELAN (Estudio Latinoamericano de nutrición), realizado en 12 países (Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, México, Panamá, Perú, Paraguay, República Dominicana, Venezuela y Uruguay) por F.E.L.A.N.P.E (2009), demostró que aproximadamente 50.2% de la población hospitalizada (9233 estudiados) presentan algún tipo de desnutrición (12.6% desnutridos graves y 37.6% desnutridos moderados). La desnutrición grave varió entre 4.6% en Chile hasta 18% en Costa Rica. La desnutrición moderada y sospecha de desnutrición leve entre 28,9% en Cuba hasta 57% en la República Dominicana. (8)

Los pacientes desnutridos, hospitalizados pueden presentar cambios clínicos entre 2 y 20 veces más que los pacientes nutridos. La incidencia de complicaciones es 9% en pacientes con desnutrición moderada, mientras que en pacientes con desnutrición severa ésta alcanza el 42%. En otro estudio, de 711 pacientes, se comprobó que los pacientes con mayor probabilidad de desnutrición presentaron 2.6 veces más complicaciones menores y 3,4 veces más complicaciones graves que los pacientes bien nutridos. (8)

El deterioro del estado nutricional es multifactorial: disminución de la ingesta alimentaria, un gasto energético aumentado por la enfermedad de base, ayunos parciales o ayunos prolongados y un aporte calórico inadecuado de la dieta formulada durante su estancia, puede ser la causa del estado de malnutrición de los pacientes hospitalizados. (8)

19

La desnutrición proteico calórica, altera la evolución clínica del paciente durante la hospitalización, ocasionado un riesgo aumentado la morbilidad, mortalidad, alteración del sistema inmune, mayor riego a sufrir de infecciones, cicatrización más lenta y mayor número de complicaciones. Esto se traduce en un aumento del tiempo de estancia hospitalaria y por lo tanto en los costos de hospitalización. Diversos trabajos han explorado la posibilidad de combinar parámetros de evaluación nutricional, que poseen un valor predictivo de riesgo a complicaciones. (8)

Existe consenso que la evaluación nutricional se debe realizar desde la admisión del paciente y que puede facilitar la detección de pacientes mal nutridos y/o con riesgo de comprometerse durante la hospitalización. (8)

Según el estudio AANEP realizado por Crivelli, A. y Cols (1999), la prevalencia de desnutrición es del 47,3% en los pacientes hospitalizados de Argentina (17), según el IBRANUTRI 2001, es de 48,1% 25 y según el ELAN 2002 es de 50,2% (18).

De acuerdo a Mueller, C. y Cols (2011), Las causas de deterioro nutricional en el hospital son múltiples; además de la patología aguda, muchos pacientes presentan enfermedades y tratamientos farmacológicos, que le generan un estado de anorexia o dificultad para alimentarse. Otro elemento causal es la propia estancia hospitalaria. El ayuno previo a procedimientos terapéuticos a los cuales se somete a los pacientes durante la hospitalización puede contribuir al desarrollo de desnutrición, con independencia de la situación que presente el paciente al ingreso. Por otro lado, existe un escaso conocimiento e interés del personal de salud sobre el estado nutricional de los enfermos ingresados, como consecuencia se evidencia dificultad en la realización de una adecuada evaluación de la ingesta, falta de registros antropométricos, pérdida de comidas por la realización de prácticas diagnósticas, indicaciones nutricionales insuficientes o inadecuadas, implementación de la terapia nutricional tardía y por último una dilución de responsabilidades (17).

Mürao F. y Cols (2004), realizaron un estudio transversal en el Hospital Lisbon en

2,000, en el departamento de cirugía

Portugal de Diciembre de 1999 a Agosto del

20

general, el cual cuenta con 60 camas. Durante este período, todos los pacientes nuevos adultos mayores de 18 años fueron evaluados, los pacientes mayores de 65 años fueron definidos como adulto mayor. Los criterios de exclusión fueron:

pacientes en coma, postrados en cama, de cuidado intensivo o inhábiles de dar consentimiento informado, pacientes cuyo procedimiento quirúrgico tomó lugar antes de la asistencia nutricional. Las herramientas utilizadas fueron el Nutritional risk assessment: Kondrup’s Nutritional Risk Assessment, BAPEN’s Malnutrition Screening Tool, Nutrition Screening Initiative, Admission Nutritional Screening Tool, sin embargo, ninguna de las herramientas era específica para pacientes quirúrgicos.

(25)

Studley H. O. (1936) describe en su trabajo, la importancia de la pérdida de peso como indicador de riesgo quirúrgico en los pacientes operados por úlcera péptica. Han transcurrido desde entonces 65 años y el porcentaje de pérdida de peso respecto al peso habitual continúa siendo mejor índice de riesgo asociado a desnutrición. En su trabajo estudiaron 50 pacientes con úlcera péptica crónica que no respondieron al tratamiento médico y fueron sometidos a tratamiento quirúrgico mediante cirugía programada. En 46 pacientes se disponía de datos que permitían el estudio de varios factores relacionados con la mortalidad como la edad del paciente, la presencia de enfermedades cardiovasculares, la localización de la úlcera, el tipo de operación, la duración de la operación y el cirujano que la realizó. No se pudo encontrar una asociación de ninguno de estos factores con la mortalidad. Sin embargo, pudo observar que los pacientes que fallecieron habían perdido una proporción importante de peso, de tal forma que entre los 18 pacientes que habían perdido más de un 20% del peso habitual fallecieron 6 (33,3%), mientras que entre los que habían perdido menos del 20% del peso habitual solamente falleció un paciente (3,5%) y la causa de la muerte se debió a íleo mecánico. (27)

Alegría B.D. y Cols. (2005) realizaron un estudio dónde evaluaron pacientes quirúrgicos adultos hospitalizados en el Hospital Universitario Gaffrée Guinle de Brazil, en el cual utilizaron como herramienta de evaluación nutricional la evaluación global subjetiva, dónde se comprobó un buen pronóstico en pacientes quirúrgicos y podría utilizarse como un método de asistencia nutricional, sin embargo, una de las desventajas es la dificultad en la aplicación de la herramienta y la cantidad de tiempo que requiere emplearla. (26)

21

En la actualidad, en Guatemala no se han descrito suficientes estudios para detectar la presencia de desnutrición en pacientes que serán intervenidos quirúrgicamente. Las herramientas que algunos hospitales utilizan son los métodos de tamizaje validados universalmente, entre ellos evaluación global subjetiva y el Tamizaje de riesgo nutricional (NRS 2002). Actualmente, en el Hospital Regional de Cuilapa no se aplica ningún método de tamizaje nutricional para detectar riesgo o presencia de desnutrición en los pacientes que serán sometidos a un tratamiento quirúrgico.

22

A. Generales

V.

OBJETIVOS

Determinar la efectividad de la herramienta de tamizaje nutricional adaptada del “Método de Cardona” para la detección de riesgo de desnutrición en pacientes quirúrgicos en el Servicio de Cirugía del Hospital Regional de Cuilapa, Santa Rosa.

B. Específicos

1. Adaptar la herramienta de tamizaje nutricional del método de Cardona.

2. Evaluar la actitud del personal médico para el uso de la herramienta de tamizaje nutricional

3. Realizar una prueba piloto del instrumento de tamizaje nutricional para determinar la efectividad de la herramienta

4. Socializar la herramienta de tamizaje nutricional.

23

VI.

JUSTIFICACIÓN

La desnutrición hospitalaria es, en general, consecuencia de diversos factores, entre los que la propia enfermedad de base es uno de los más importantes. Otros factores como la edad, el entorno socio-económico y la duración de la estancia tienen un impacto negativo en el estado nutricional y a consecuencia de esto, el paciente realiza una ingesta de nutrientes por debajo de sus requerimientos. El efecto negativo de este conjunto de factores de riesgo puede prevenirse siempre que éstos se identifiquen y se traten de forma precoz.

Por todo esto, la desnutrición puede y debe ser prevenida y tratada durante la hospitalización por los métodos de tamizaje para la valoración del estado nutricional, para lo que no es necesaria una tecnología complicada ni costosa económicamente.

Existe una prevalencia muy elevada de desnutrición o riesgo de desnutrición del paciente en el pre y post-operatorio y una cantidad de complicaciones relacionadas con un factor nutricional deficiente, por estar razones se desea aplicar una herramienta de valoración del estado nutricional que detecta la presencia o riesgo de desnutrición en pacientes adultos que serán sometidos a un procedimiento quirúrgico en los servicios de cirugía.

La desnutrición de los pacientes adultos hospitalizados no ha sido motivo de atención para gran parte del colectivo médico, se estima que entre el 25-50% de los pacientes ingresados en los hospitales tienen algún grado de desnutrición, aumentando su incidencia durante el ingreso.

Una intervención nutricional precoz sobre pacientes de alto riesgo que pudieran ser detectados oportunamente, llevaría a un mejor pronóstico, mejorando las tasas de morbilidad, reingresos y mortalidad de los pacientes, a la vez que propiciaría la disminución de los costes hospitalarios y sanitarios en conjunto.

Se han desarrollado varios procedimientos para la valoración del estado de nutrición de diferentes colectivos de pacientes en países extranjeros, algunos de los cuales se

24

aplican en la práctica clínica. Pero gran parte de ellos requieren la intervención directa sobre el paciente a nivel de recogida de datos de anamnesis o exploración, por lo que son poco aplicables al control sistemático de la desnutrición en la totalidad de los pacientes atendidos en los hospitales.

En Guatemala se utiliza muy poco la detección temprana de desnutrición por medio de métodos de tamizaje, y no se hace rutinariamente en pacientes quirúrgicos, lo cual permitiría el control epidemiológico permanente de la situación nutricional de los pacientes adultos quirúrgicos con la finalidad de intervenir en la prevención y tratamiento precoz de la desnutrición relacionada con la enfermedad, principalmente en pacientes que serán intervenidos quirúrgicamente en los departamentos de cirugía del Hospital Regional de Cuilapa, Santa Rosa.

25

VII. DISEÑO DE LA INVESTIGACIÓN

A. Tipo de estudio.

Fue un estudio con un enfoque cuantitativo, alcance descriptivo-correlacional y

un diseño no experimental de tipo transversal.

B. Sujetos de estudio

Se evaluaron pacientes con criterio de cirugía ingresados en los departamentos

de cirugía de mujeres y cirugía de hombres del Hospital Regional de Cuilapa,

Santa Rosa de febrero a marzo del 2014.

C. Contextualización geográfica y temporal

Delimitación de la población a estudio

Pacientes hombres y mujeres de 18-59 años con criterio de cirugía ingresados

en los departamentos de cirugía de hombres y mujeres del Hospital Regional de

Cuilapa, Santa Rosa de febrero a marzo de 2014.

Delimitación geográfica

Pacientes del Hospital Regional de Cuilapa, Santa Rosa.

Delimitación temporal

Pacientes con criterio de cirugía que ingresaron en los meses de febrero a marzo

del año 2014.

D. Definición de variables

Variable

 

Definición

 

Definición

 

Indicador

 

conceptual

operacional

 

Efectividad

de

la

Capacidad

de

Aplicación de una

Análisis

de

herramienta

de

lograr el efecto que se desea o se espera. Realidad, validez.

prueba estadística

confiabilidad del tamizaje aplicado utilizando el alfa de Cronbach

tamizaje

que

indique

la

nutricional

efectividad

del

instrumento.

Tamizaje

Herramienta

que

Instrumento

 

-

Edad

26

nutricional

 

identifica

 

basado

en

la

-

Sexo

 

individuos

que

herramienta

de

-

Peso Actual

 

están

desnutridos

tamizaje

 

-

Peso Usual

-

Porcentaje

de

o

desnutrición

en

riesgo

de

nutricional

Cardona.

de

pérdida

peso

de

   

-

Albúmina

sérica

-

Linfocitos

 

totales

-

Síntomas

 

gastrointestinal

es

-

Dieta

-

Diagnóstico

 

médico.

Actitud

de

los

Disposición

de

Entrevista

escrita

A

través

de

una

médicos

para

el

ánimo

 

con

preguntas

entrevista pregunta abierta.

de

uso

de

la

manifestada

de

abiertas.

herramienta

de

algún modo

 

tamizaje

 

nutricional

 

Prueba piloto

 

Experimentación que se realiza por primera vez con el

Adaptación de la

Aplicación de la prueba de tamizaje a 64 pacientes hospitalizados en los períodos de febrero a marzo del año 2014.

 

prueba

tamizaje al medio hospitalario de

de

objetivo

 

de

comprobar ciertas cuestiones.

Santa

Rosa

Cuilapa.

27

VIII. MÉTODOS Y PROCEDIMIENTOS

A. Selección de sujetos de estudio

Pacientes con criterio de cirugía internados en los departamentos de cirugía de

hombres y cirugía de mujeres del Hospital Regional de Cuilapa, Santa Rosa durante

los meses de febrero y marzo del año 2014.

Población

Todos los pacientes con criterio de cirugía que se encontraron internados en el

departamento de cirugía en los períodos de febrero y marzo del 2014

Muestra

Población meta:

1. Elementos: Pacientes hombres y mujeres con criterio de cirugía del

Servicio de Cirugía de adultos del Hospital regional de Cuilapa, Santa

Rosa.

2. Unidades de muestreo: Servicios de cirugía de hombres y cirugía de

mujeres.

3. Extensión: Hospital Regional de Cuilapa, Santa Rosa

4. Tiempo: Febrero- Marzo 2014.

Fórmula para calcular el tamaño de la muestra

N= Total de la población (80 pacientes de cirugía de mujeres+109 pacientes en cirugía de hombres= 189 pacientes en total).

=

p= proporción esperada ( en este caso 50%= 0.5), no hay valores en la literatura.

q= 1-p (en este caso 1-0.5=0.5)

d= precisión (en este caso deseamos un 10%, d=0.1) (31).

(Si la seguridad es del 95%)

En base a la fórmula anterior la muestra a tamizar fue de 64 pacientes.

Técnica de muestreo: Muestra con reemplazo, no probabilística por juicio.

Se consideró el reemplazo por la posible rotación de pacientes. Se define el

muestreo por juicio como aquel que también es por conveniencia, en la que

28

los elementos de la población se seleccionan de forma deliberada con base al juicio del investigador.

Realización:

1. Se identificaron los elementos de la muestra de acuerdo a los criterios de inclusión.

2. Se aplicó la herramienta de tamizaje nutricional para detectar los pacientes con riesgo de desnutrición en los servicios de cirugía de adultos.

Criterios de inclusión

Pacientes hombres y mujeres de 18-59 años con criterio de cirugía ingresados en los departamentos de cirugía de hombres y mujeres del Hospital Regional de Cuilapa, Santa Rosa de febrero a marzo de 2014.

Criterios de exclusión

Pacientes que no quieran participar en estudio

Mujeres embarazadas

Pacientes críticos

Recursos:

1. HUMANOS:

- Investigador

- Pacientes

- Residentes de cirugía

- Asesor estadístico

- Revisor de tésis

2. ÁREA FÍSICA:

- Servicios de Cirugía de Hombres y Cirugía de mujeres del Hospital Regional de Cuilapa Santa Rosa.

29

3. INSTRUMENTOS

- Entrevista para los residentes de cirugía con el objetivo de evaluar su actitud ante el uso de la herramienta de tamizaje nutricional (Anexo 1).

- Herramienta de tamizaje nutricional para detectar riesgo o presencia de desnutrición en el paciente quirúrgico (Anexo 4).

B. Recolección de datos

Para tal efecto, se utilizó la Herramienta de tamizaje nutricional (ver Anexo No. 7) basada en la hoja de valoración de Cardona realizada en 1998, España. Dicho instrumento recoge parámetros bioquímicos como la albúmina y los linfocitos totales, así como otros relativos a la calidad y cantidad de la ingesta dietética, y la presencia o no de factores que puedan modificar la ingesta o la absorción de los nutrientes de la dieta, este método de tamizaje tiene en cuenta el diagnóstico clínico al ingreso. Valora a través de una escala de puntuación y considera que existe riesgo nutricional a partir de una puntuación de 14 puntos. Dicho método ha sido modificado para su aplicación en el departamento de Cirugía del Hospital Regional de Cuilapa.

30

IX. PROCEDIMIENTO DE LA RECOLECCIÓN DE DATOS

Para dar validez al estudio el proceso de recolección de información se realizaron los siguientes procedimientos:

1. El protocolo fue aprobado por la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Rafael Landívar Campus Central.

2. Se solicitó por medios escritos y verbales autorización al departamento de investigación del Hospital de Cuilapa Santa Rosa para la realización del estudio.

3. Se autorizó la iniciación del trabajo de campo.

4. Para la actitud de los médicos residentes de cirugía respecto al uso de la herramienta de tamizaje nutricional, se realizó una entrevista con una serie de preguntas que debían contestar según su criterio propio. (Ver Anexo No. 2)

5. través de una prueba piloto se determinaron los cambios necesarios realizados

A

a

la herramienta del método de Cardona, aplicándola a los pacientes que se

encontraban hospitalizados en los servicios de cirugía de mujeres y cirugía de hombres, previo a su autorización por medio del consentimiento informado. (Ver

Anexo No. 3 y No. 5)

6. Se realizó la toma de peso con una balanza electrónica fabricada de plástico robusto, con pilas para 10,000 pesadas, con una capacidad portante de 140 kg y graduación de 100 g marca SECA onda 843, en el caso de los pacientes que podían ponerse de pie.

7. En el caso de los pacientes que no podían ponerse de pie se utilizó la siguiente fórmula de peso estimado: (33)

31

Hombres de 19-59 años: Kg= [AR (cm*1.19]+[CMB(cm)*3.21]- 86.82 Mujeres de 19-59 años: Kg= [AR (cm*1.01]+[CMB(cm)*2.81]- 66.04 Laboratorios Ross (1996)

Donde:

AR=altura de rodilla

CMB= circunferencia media de brazo

8. La talla de los pacientes que podían ponerse de pie fue medida mediante un tallímetro, en caso contrario fue medida por extensión de brazada.

9. Los datos de laboratorio fueron obtenidos de las papeletas de los pacientes, en caso de que los datos no existieran, fueron solicitados a los médicos jefes de servicio.

10. Se realizó la sumatoria de los puntajes individualmente para evaluar el número de pacientes con riesgo de desnutrición.

11. Se socializó la herramienta con el servicio de cirugía y Nutrición del Hospital Regional de Cuilapa.

12. Tabulación de resultados.

13. Cálculo del

grado de confiabilidad de la herramienta por medio de la

implementación del alfa de cronbach, estadística descriptiva y discusión de resultados.

32

X. PROCESAMIENTO Y ANÁLISIS DE DATOS

A. Descripción del proceso de digitación

Se elaboró una base de datos utilizando el software de análisis estadístico SPSS.

B. Plan de análisis de datos

1. Se ingresaron los datos en una base de datos en SPSS.

2. Se digitaron los datos, edad, sexo, peso actual, peso usual, IMC, % de pérdida de peso, albúmina sérica, linfocitos totales, síntomas gastrointestinales, cambios en la dieta y diagnóstico ingreso, según fuera el caso y se utilizó estadística descriptiva contemplando el uso de porcentajes y medidas de tendencia central (media, moda y mediana).

3. Se determinó la consistencia interna o confiabilidad de la herramienta de tamizaje nutricional mediante la utilización del alfa de cronbach.

4. Se aplicó el método test-retest para evaluar la confiabilidad en que se aplica a los encuestados conjuntos idénticos de reactivos en momentos diferentes en condiciones tan equivalentes como sea posible.

5. Se calculó el porcentaje de pacientes con riesgo de desnutrición y con estado nutricional normal según la sumatoria de los puntajes establecidos por el método de Cardona individualmente.

33

XI.

RESULTADOS

A. Entrevista para evaluar la actitud de los médicos residentes del departamento de cirugía de hombres y de mujeres ante el uso de la herramienta de tamizaje nutricional

Se creó e implementó una entrevista (Anexo 2) con el objetivo de evaluar la actitud de los 19 médicos residentes de cirugía respecto al uso de la herramienta de tamizaje nutricional. Los resultados fueron los siguientes:

Tabla 3

Resultados de la entrevista para evaluar la actitud de los médicos residentes de cirugía para el uso de la herramienta de tamizaje nutricional

1.

CONSIDERA IMPORTANTE EVALUAR EL ESTADO NUTRICIONAL DE LOS PACIENTES

N=19 (médicos participantes en el estudio)

Respuestas de los médicos

 

- Evitar complicaciones de un estado nutricional deficiente

 

19/19

- Disminuye estancia hospitalaria

 

- La mayoría es deficiente

- Disminuye estancia hospitalaria

- De ella dependen los procedimientos que se realicen

 

2.

ANOTA EL PESO Y TALLA DE SUS PACIENTES EN EL EXPEDIENTE

N=19 (médicos participantes en el estudio)

Respuestas de los médicos

 

- Anota el peso y talla

- Solo anota el peso

 

15/19

- Lo anota la enfermera

34

3.

CONSIDERA IMPORTANTE LA NURICIÓN PARA LA SALUD DEL PACIENTE

N=19 (médicos participantes en el estudio)

 

Respuestas de los médicos

 

19/19

-

La nutrición es importante para la salud del paciente

 

4.

CONSIDERA IMPORTANTE LA DIETA DEL PACIENTE

N=19 (médicos participantes en el estudio)

 

Respuestas de los médicos

 

19/19

-

La dieta es importante en la salud del paciente

 

5.

CONOCE LAS COMPLICACIONES DE UN ESTADO NUTRICIONAL DEPLETEADO

N=19 (médicos participantes en el estudio)

 

Respuestas de los médicos

 
   

- Dehiscencia de herida

- Infección de herida

 

19/19

- Mala cicatrización

 

- Dehiscencia de sutura

- Translocación bacteriana

- Inmunodepresión

- Aumenta estancia hospitalaria

- Favorece leucopenia

- Infección

- Retardo de cicatrización

- Catabolia

- Insuficiencia renal

- Falla hepática

35

6. SABE QUE ES UNA HERRAMIENTA DE TAMIZAJE NUTRICIONAL

N=19 (médicos participantes en el estudio)

Respuestas de los médicos

- Herramienta que identifica individuos que están desnutridos o en riesgo de desnutrición

7/19

7. LE INTERESARÍA APLICAR UNA HERRAMIENTA DE TAMIZAJE NUTRICIONAL

INTERESARÍA APLICAR UNA HERRAMIENTA DE TAMIZAJE NUTRICIONAL N=19 (médicos participantes en el estudio) Respuestas de

N=19 (médicos participantes en el estudio)

Respuestas de los médicos

16/19

- Si me interesaría aplicar la herramienta de tamizaje nutricional

- No me interesaría aplicar el tamizaje porque no es mi campo

- No se que es una herramienta de tamizaje nutricional

36

Gráfica 1

Consideración médica respecto a la importancia de la evaluación del estado nutricional del paciente

20 19 18 16 14 12 10 8 6 4 2 0 0 si No
20
19
18
16
14
12
10
8
6
4
2
0
0
si
No
No. de profesionales

Fuente: Samayoa R (2014)

La gráfica 1 indica que todos los médicos residentes del departamento de cirugía

consideran importante evaluar el estado nutricional de sus pacientes al momento del

ingreso.

37

Gráfica 2

Importancia de la evaluación del estado nutricional del paciente

8 7 7 Evitar complicaciones de un estado nutricional deficiente 6 6 Influye en la
8
7
7
Evitar complicaciones de un
estado nutricional deficiente
6
6
Influye en la recuperación
del paciente
5
La mayoría es deficiente
4
3
Disminuye estancia
hospitalaria
3
2
De ella dependen los
procedimienetos que se
realicen
1
1
1
pronóstico del paciente
1
N=19
0
No. de profesionales

FUENTE Samayoa R (2014)

En la gráfica 2, se describe por qué los médicos consideran que en los pacientes con ingreso hospitalario es importante evaluar su estado nutricional. La mayoría de los médicos concordaron con que la evaluación del estado nutricional influye en la recuperación y el pronóstico del paciente, entre otras opciones, evitar complicaciones de un estado nutricional deficiente, disminuye estancia hospitalaria, de ella dependen los procedimientos que se realicen y que en la mayoría de los casos, el estado nutricional es deficiente.

38

Gráfica 3

Anotación del peso y talla del paciente en el expediente

16 15 14 12 10 8 6 N=19 4 4 2 0 si, peso y
16
15
14
12
10
8
6
N=19
4
4
2
0
si, peso y talla
peso si y talla no
No. de profesionales

FUENTE (Samayoa R, 2014)

La gráfica 3 responde a la pregunta ¿Anota el peso y talla de su paciente en el expediente? Donde 15 doctores afirmaron que anotaban ambas medidas y cuatro de ellos indicaron que únicamente anotaban el peso en el momento en que el paciente era ingresado al hospital.

39

Gráfica 4 Importancia de la nutrición en la salud del paciente

No. de profesionales

20 19 18 16 14 12 10 8 6 4 2 0 0
20
19
18
16
14
12
10
8
6
4
2
0
0

si

No

N=19

20 19 18 16 14 12 10 8 6 4 2 0 0 si No N=19

FUENTE (Samayoa R, 2014)

La gráfica 4 indica que todos los médicos residentes de cirugía consideran

importante la nutrición para la salud de sus pacientes.

40

Gráfica 5 Conocimiento acerca de las complicaciones de un estado nutricional depletado en el paciente quirúrgico

No. de profesionales

16 15 14 12 10 8 6 4 4 2 0
16
15
14
12
10
8
6
4
4
2
0

Si

No

N=19

Si

No

16 15 14 12 10 8 6 4 4 2 0 Si No N=19 Si No

FUENTE Samayoa R (2014)

La gráfica 5 muestra si los médicos conocen las complicaciones de un estado

nutricional depletado en el paciente quirúrgico, 15 indicaron que si las conocen y

cuatro indicaron que no.

41

Gráfica 6 Complicaciones de un estado nutricional depletado en el paciente quirúrgico

No. de profesionales

8 7 7 6 5 4 3 2 2 1 1 1 1 1 1
8
7
7
6
5
4
3
2
2
1
1
1
1
1
1
1
0

hepática

mortalidad

4 3 2 2 1 1 1 1 1 1 1 0 hepática mortalidad N=19 Dehiscencia
4 3 2 2 1 1 1 1 1 1 1 0 hepática mortalidad N=19 Dehiscencia

N=19

2 2 1 1 1 1 1 1 1 0 hepática mortalidad N=19 Dehiscencia de sutura,
2 2 1 1 1 1 1 1 1 0 hepática mortalidad N=19 Dehiscencia de sutura,

Dehiscencia de sutura, translocación

bacteriana, inmunodepresión

Dehiscencia de herida, infección de herida, mala cicatrización

Aumenta estancia hospitalaria, mala cicatrización, dehiscencia de suturas

Favorece leucopenia, infección, retardo de cicatrización

Dehiscencia de herida, neumonía, mala cicatrización

Dehiscencia de herida, edemas, fuga anastomósis

Catabolia, insuficiencia renal, falla

Dehisencia de herida, inmunodepresión, aumenta

FUENTE Samayoa R (2014)

En la gráfica 6 se describen las tres complicaciones de un estado nutricional

depletado en el paciente quirúrgico según los médicos residentes de cirugía, siendo

dehiscencia de herida post operatoria, infección de la herida y mala cicatrización la

respuesta mas frecuentada. Entre otras complicaciones descritas se menciona

translocación bacteriana, inmunodepresión, aumento de estancia hospitalaria,

favorece leucopenia, neumonía, edemas, fuga anastomósis, aumento en la

mortalidad.

42

Gráfica 7 Conocimiento acerca del tamizaje nutricional

14 12 12 10 8 7 si no 6 4 2 0 si no N=19
14
12
12
10
8
7
si
no
6
4
2
0
si
no
N=19
No. de profesionales

FUENTE (Samayoa R, 2014)

La gráfica 7 revela la respuesta a la pregunta ¿Sabe que es una herramienta de

tamizaje nutricional? A la cual 12 de los médicos residentes de cirugía negaron

saber la respuesta y 7 afirmaron saber la respuesta.

43

Gráfica 8 Herramienta de tamizaje nutricional

No. de profesionales

14 12 12 10 8 7 6 4 2 0
14
12
12
10
8
7
6
4
2
0

si

no N=19

14 12 12 10 8 7 6 4 2 0 si no N=19

FUENTE Samayoa R (2014)

La gráfica 8 muestra que todos los médicos que afirmaron saber qué era una

herramienta de tamizaje nutricional, según fue indicado previamente en la gráfica 7,

concordaron con que es una herramienta que identifica individuos que están

desnutridos o en riesgo de desnutrición

44

Gráfica 9

Interés en aplicar una herramienta de tamizaje nutricional

No. de profesionales

No. de profesionales 18 16 14 12 10 si No 8 6 4 2 0 si
18 16 14 12 10 si No 8 6 4 2 0
18
16
14
12
10
si
No
8
6
4
2
0

si

No

No contestó

No contestó

N=19

FUENTE Samayoa R (2014)

La gráfica 9 muestra que a la mayor parte de los médicos residentes de cirugía (16 médicos) les interesaría aplicar una herramienta de tamizaje nutricional para evaluar riesgo de desnutrición en los pacientes quirúrgicos, uno de ellos afirmó que no le interesaría debido a que no es su campo y uno no contestó debido a que no sabía que era una herramienta de tamizaje nutricional.

45

B. Prueba piloto

Se adaptó el formato de la herramienta con el objetivo de facilitar su utilización. Los valores bioquímicos de referencia utilizados en la adaptación de la herramienta fueron los que se utilizan actualmente en el nosocomio.

Se agregó la sección de “Datos generales” (la cual contaba con el código del paciente, servicio, edad, talla, peso actual, peso usual e IMC) con el objetivo de llevar un mejor control de los pacientes tamizados

Cada tamizaje contaba con una hoja de “consentimiento informado” que el paciente debía firmar como signo de autorización para la implementación del tamizaje. Si el paciente no sabía leer ni escribir, el investigador le indicaba en qué consistía el procedimiento a realizar y el paciente autorizaba poniendo su huella.

Se realizó pasando visita, dos días a la semana, conjunto con los médicos y nutricionistas el día del ingreso del paciente previo a la intervención quirúrgica a lo largo de los meses de febrero a marzo del 2014.

1. Caracterización de la muestra estudiada

Como se describió previamente en “Métodos y procedimiento”, se evaluaron 64 pacientes con criterio de cirugía comprendidos en las edades de 18 a 59 años de edad de los departamentos de cirugía de hombres y mujeres del Hospital Regional de Cuilapa, Santa Rosa. Los resultados fueron los siguientes:

46

Gráfica 10

Sexo de los pacientes evaluados 47% 53%
Sexo de los pacientes evaluados
47%
53%

Hombremujeres N=64

mujeresHombre N=64

N=64

FUENTE Samayoa R (2014)

La gráfica 10 muestra el total de pacientes evaluados por sexo, la muestra fue significativamente homogénea, no obstante, El 53% de los pacientes tamizados (34) eran de sexo masculino y el 47% (30) fueron de sexo femenino, esta diferencia se dio debido a que en el departamento de cirugía de hombres existe mayor número de pacientes que en el departamento de cirugía de mujeres debido a accidentes automovilísticos y heridas por arma de fuego y arma blanca.

2. Estadística descriptiva de las variables

La herramienta de tamizaje nutricionial se encuentra dividida en dos secciones, Datos generales y puntuación según parámetros a evaluar.

2.1 Datos generales

Formaron parte de la sección de “Datos generales” las variables edad (en años), talla (en metros), peso actual (en Kilogramos), peso usual (en kilogramos) e índice de masa corporal (Kilogramos/ ).

47

Se utilizaron herramientas estadísticas de tendencia central (media moda mediana)

y los resultados fueron los siguientes:

Tabla 4

Medidas de tendencia central

Medidas de

Edad

Talla

Peso

Peso

IMC

tendencia

central

(años)

(m)

actual

(Kg)

usual

(Kg)

(

)

Media

39

1.60

62.77

64.95

24.51

Mediana

37

1.60

60.83

63.49

23.08

Moda

37

1.60

63.63

59.00

24.54

Mínimo

18

1.40

38.00

43.50

15.22

Máximo

59

1.80

99.00

99.00

40.00

FUENTE Samayoa R (2014)

La tabla 4 resume las medidas de tendencia central obtenidas según la edad, talla, peso actual, peso usual e IMC de los 64 pacientes estudiados.

2.2 Puntuación según parámetros a evaluar

En esta sección se encontraban los valores, albúmina sérica, linfocitos totales, síntomas gastrointestinales, dieta y porcentaje de pérdida de peso. A continuación se enlistan los valores obtenidos de cada parámetro.

Se utilizaron herramientas estadísticas de tendencia central (media moda mediana)

y los resultados fueron los siguientes

48

Tabla 5

Medidas de tendencia central

Medidas

Albúmina

Linfocitos

Días con síntomas gastrointestinales

Cambios

% de

de

sérica

totales

en dieta

pérdida

tendencia

(g/dL)

(mm3)

de peso

central

 

Media

3.64

3429.69

1.56

2.

4.64

Mediana

3.50

4500.00

.00

.00

2.00

Moda

3.5

5000

0

0

.00

Mínimo

1.5

1100

0

0

.00

Máximo

5.0

5000

15

15

41.00

FUENTE Samayoa R (2014)

Según lo indicado en la tabla 4, los valores de albúmina sérica tuvieron una media de 3.64 (g/dL), una mediana de 3.5 g/dL y una moda de 3.5 g/dL. El valor mínimo de albúmina obtenido fue 1.5 g/dL y el valor máximo 5g/ dL. En cuanto al número de Linfocitos totales, la media fue de 3,429.69mm3, mediana de 4,500mm a moda de 5,000mm3 y la moda de 5000mm. El valor mínimo obtenido fue 1100mm3 y el valor

máximo 5000mm3. En los días con síntomas gastrointestinales, la media fue de 1.56 días, la mediana fue 0 al igual que la moda y el valor mínimo y el valor máximo fue

15 días. En cuanto a los días con cambios en la dieta (días sin comer o con dieta

líquida), la media fue de 2.11 días, la mediana fue de 0, al igual que la moda y el valor mínimo, y el máximo fue de 15 días. Por último, en el porcentaje de pérdida de peso, la media fue de 4.64% la media de 2%, la moda y el valor mínimo fueron 0 % y el valor máximo fue

41 %.

49

Gráfica 11 Porcentaje de pérdida de peso de los pacientes tamizados

35 31 30 25 23 20 15 10 7 5 3 0 0% <10% 10-20%
35
31
30
25
23
20
15
10
7
5
3
0
0%
<10%
10-20%
>20%
Normal
3 Puntos
5 Puntos
7 Puntos
Leve
Moderada
Severa
No. de pacientes

FUENTE Samayoa R (2014)

Se consideró como normal a todos aquellos pacientes que no presentaran cambios en su peso en el transcurso de los últimos 3 a 6 meses, un cambio de peso menor al 10% sumaba 3 puntos, entre 10 y 20% sumaba 5 puntos y mayor al 20% sumaba 7 puntos, la media fue de 4.64%, lo cual indicaba un porcentaje de pérdida de peso menor al 10% en el transcurso de los últimos 3 a 6 meses. La mayoría no presentó cambios de peso, el rango mínimo de porcentaje de cambio de peso fue 0 y el máximo fue 41%.

50

Gráfica 12 Albúmina sérica de los pacientes tamizados

60 50 50 40 30 20 8 10 3 3 0 3.5-5 g/dl 3-3.4 g/dl
60
50
50
40
30
20
8
10
3
3
0
3.5-5 g/dl
3-3.4 g/dl
2.1-2.9 g/dl
≤2 g/dl
Normal
3 puntos
5 puntos
7 puntos
Leve
Moderada
Severa
No. de pacientes

FUENTE Samayoa R (2014)

La gráfica 12 ilustra los valores obtenidos de albúmina sérica. Se

consideró como normal a todos aquellos pacientes que presentaran un

rango de 3.5-g g/dl. Un rango de 3-3.4 g/dl sumaba 3 puntos, de 2.1-2.9

g/dl sumaba 5 puntos y menor o igual a 2g/dl de albúmina sumaba 7

puntos. La media de los pacientes se encontraba en 3.64 g/dL de

albúmina sérica, lo cual se consideró como normal.

51

Gráfica 13 Linfocitos totales de los pacientes tamizados

No. de pacientes

45 40 40 35 30 25 20 15 10 8 10 6 5 0 ≥2000
45
40
40
35
30
25
20
15
10
8
10
6
5
0
≥2000 mm3
1999-1500 mm3
1499-1200 mm3
≤1199 mm3
Normal
3 puntos
5 puntos
7 puntos
Leve
Moderada
Severa

FUENTE Samayoa R (2014)

Se consideró como normal un rango mayor o igual a 2000 mm3 de

linfocitos, un rango de 1500 a 1999 sumaba 3 puntos, de 1200-1499

sumaba 5 puntos y menor o igual a 1199 sumaba 7 puntos. La media

fue de 3429.69, considerado dentro del rango normal.

52

Gráfica 14 Días con síntomas gastrointestinales de los pacientes tamizados

No. de pacientes

60 52 50 40 30 20 10 6 3 2 0 0 días 5 días
60
52
50
40
30
20
10
6
3
2
0
0 días
5 días
10 días
≥15 días
Normal
3 puntos
5 puntos
7 puntos
Leve
Moderada
Severa

FUENTE Samayoa R (2014)

Se consideraron como síntomas gastrointestinales a las náuseas,

vómitos y diarreas líquidas > 800 ml en las últimas 24 horas o más de 3

deposiciones líquidas en las últimas 24 horas. Se estableció como rango

normal no presentar síntomas, 5 días con síntomas representó 3 puntos,

10 días 5 puntos y mas de 15 días 7 puntos. La media fue de 1.56 días,

lo cual no es significativo.

53

Gráfica 15 Dieta de los pacientes tamizados

No. de pacientes

60

50

40

30

20

10

0

54

60 50 40 30 20 10 0 54 10 Sin cambios en la dieta 0 puntos

10

60 50 40 30 20 10 0 54 10 Sin cambios en la dieta 0 puntos

Sin cambios en la dieta

0 puntos

≥3 días sin comer completo o ≥ 5 días con dieta líquida

7 puntos

FUENTE Samayoa R (2014)

La gráfica 19 indica que el 83% de la población estudiada no presentó cambios en la dieta, un 2% presentó 5 días de cambios, un 6% presentó 10 días de cambios y un 9% presentó 15 días de cambios en la alimentación. Se establecieron los cambios en la dieta como días sin comer y días únicamente con dieta líquida. La media fue de dos días, lo cual no representó riesgo.

54

Gráfica 16

Diagnóstico al ingreso de los pacientes tamizados

14 13 12 10 Hepático-vía biliar 10 9 Cirugía de intestinal Trauma craneoencefálico 8 7
14
13
12
10
Hepático-vía biliar
10
9
Cirugía de intestinal
Trauma craneoencefálico
8
7
7
7
Politraumatizados
6
Diverticulitis
6
5
Úlceras por decúbito grado 3
Absceso abdominal
4
Cirugía pancreática
2
0
No. de pacientes

FUENTE Samayoa R (2014)

Según los datos presentados en la gráfica 21, el 20% de los pacientes tamizados fue sometido a un procedimiento quirúrgico intestinal, el 16% tenía como diagnóstico de ingreso trauma craneoencefálico, el 11% eran pacientes politraumatizados, el 9% diverticulitis, el 14% úlceras por decúbito grado 3, el 16% con absceso abdominal, el 8% con cirugía pancreática y el 8% fue sometido a una cirugía hepática o de las vías biliares.

55

Tabla 6 Puntaje final estado nutricional

Medidas de tendencia central

Puntaje

Media

12.50

Mediana

11.00

Moda

8

Mínima

2

Máxima

31

FUENTE Samayoa R (2014)

Según lo indica la tabla 5, la sumatoria de los puntajes establecidos para detectar riesgo de desnutrición en los pacientes tamizados, la media fue 12.5 puntos, la mediana 11 puntos, la moda 8 puntos. El valor mínimo fue 2 puntos y el máximo 31 puntos.

56

Gráfica 17 Estado nutricional 34% 66%
Gráfica 17
Estado nutricional
34%
66%

Riesgo de desnutriciónNormal

NormalRiesgo de desnutrición

FUENTE Samayoa R (2014)

La gráfica 22 muestra que según los resultados finales obtenidos individualmente, el 34% de los pacientes tamizados se encontraba en riesgo de desnutrición y el 66% de la población se encontraba Normal.

57

3.

Análisis de confiabilidad utilizando el alfa de cronbach

Reliability Statistics

Cronbach's

N of

Alpha

Items

.696

7

Fuente: Samayoa R (2014)

Confiabilidad

satisfactoria

Confiabilidad

No

satisfactoria

Fuente

Malhotra, N. (2008)

Tal como se describió en la metodología se utilizó el alfa de cronbach para

determinar la consistencia interna o confiabilidad del instrumento. En el análisis de

confiabilidad se incluyeron los seis valores obtenidos de cada uno de los parámetros

del tamizaje nutricional, así como la sumatoria de los mismos. El resultado obtenido

fue de 0.696, lo cual muestra un nivel aceptable de consistencia interna.

58

XII. DISCUSIÓN DE RESULTADOS

Estudios muestran que pacientes desnutridos, presentan mayores índices de morbilidad y mortalidad, mayores complicaciones como neumonía, sépsis y úlceras por decúbito, complicaciones post-quirúrgicas, retardo en la cicatrización de heridas, aumento de la permanencia hospitalaria, mayor dependencia de cuidados de enfermaría y a veces, tratamiento intensivo, aumentando los costos hospitalarios y reducción de la calidad de vida. (22)

Factores como la edad, el entorno socio-económico y la duración de la estancia tienen un impacto negativo en el estado nutricional y a consecuencia de esto, el paciente realiza una ingesta de nutrientes por debajo de sus requerimientos. El efecto negativo de este conjunto de factores de riesgo puede prevenirse siempre que éstos se identifiquen y se traten de forma precoz.

La herramienta de tamizaje nutricional fue tomada de la Hoja de valoración de Cardona y adaptada para ser utilizada en el Hospital Regional de Cuilapa. Se seleccionó dicha herramienta porque recoge parámetro bioquímicos como la albúmina y linfocitos totales y otro relativos a la calidad y cantidad de la ingesta dietética, y la presencia o no de factores que puedan modificar la ingesta o la absorción de los nutrientes de la dieta, también es importante destacar que este métodos toma en cuenta el diagnóstico al ingreso del paciente. Considera que existe riesgo nutricional a partir de una puntuación de 14 puntos. (2)

Entre las modificaciones realizadas a la herramienta podemos mencionar que se le agregó la sección denominada “Datos generales” la cual incluye el nombre de quien implementa la herramienta, cargo y fecha en que se realiza el tamizaje, fecha de ingreso del paciente, servicio, edad, sexo, talla, peso actual, peso usual e índice de masa corporal. En cuanto a la sección de “Parámetro a evaluar”, se agregó el parámetro porcentaje de pérdida de peso, el cual daba una referencia de la presencia de cambios en el peso en el transcurso de los últimos tres a seis meses. Se tomaron como referencia los valores de albúmina sérica y linfocitos totales considerados normales según el Hospital Regional de Cuilapa. La herramienta original establecía el parámetro “vómitos y diarreas”, el cual, en la herramienta adaptada, se denominó “síntomas gastrointestinales”. La sección diagnóstico al

59

ingreso no se manipuló. Al igual que la hoja de valoración de Cardona, La nueva herramienta adaptada establecía que al realizar la sumatoria de la puntuación final del tamizaje, si se obtenía una puntuación de 10 a 13 puntos, se debía estableces un control estricto de la comida, peso cada cinco días y consulta al servicio de nutrición. Si la puntuación era mayor o igual a 14 puntos se debía realizar una consulta inmediata al servicio de nutrición debido a que el paciente presentaba riesgo de desnutrición.

Debido a los cambios realizados en la herramienta, tuvo que realizarse un procedimiento de validación. Previo a la validación de la misma, se realizó una entrevista a los médicos residentes de cirugía con el objetivo de recopilar cuales eran las actitudes de los médicos ante el uso de la herramienta de tamizaje nutricional. Según un estudio realizado por Butterworth en 1974, utilizó el término “desnutrición iatrogénica” para describir los trastornos de la composición corporal del paciente hospitalizado ocasionados por las acciones ( u omisiones) del equipo médico y documentó una serie de prácticas que contribuían al deterioro nutricional de los paciente ingresados en hospitales, como la falta de responsabilidad para el cuidado nutricional del paciente, déficit de observación o registro de la ingesta dietética del paciente durante el ingreso e inexistencia de un soporte nutricional, entre otras (9). Según los resultados obtenidos en la entrevista, los médicos poseen conocimientos sobre la importancia del soporte nutricional del paciente, sin embargo, la mayoría no conocían que era una herramienta de tamizaje nutricional ni su funcionalidad, por lo cual, los pacientes con riesgo de desnutrición no eran detectados a tiempo y posiblemente no se les administraba el soporte nutricional adecuado y, luego de la realización de algún procedimiento quirúrgico, los riesgos de comorbilidad relacionados con el estado nutricional depletado del paciente aumentaban.

Se realizó una prueba piloto a 64 pacientes comprendidos entre las edades de 18 a 59 años de los servicios de cirugía de hombres y mujeres, de los cuales, el 53% (34 pacientes) eran de sexo masculino, y el 47% (30 pacientes) de sexo femenino. Se realizó la sumatoria de los parámetros y se encontró que el 34% de la población total tamizada (22 pacientes) se encontraba en riesgo de desnutrición y el 66% (44 pacientes) sin riesgo. Los datos coinciden con resultados obtenidos en una gama de

60

estudios realizados en América Latina, encontrando que la desnutrición hospitalaria afecta entre el 30 50% de la población hospitalaria, dicha cifra se dobla durante su estancia en el centro.

Para evaluar el grado de confiabilidad de la herramienta de tamizaje, se realizó un análisis utilizando el alfa de cronbach, donde se incluyeron los seis valores obtenidos de cada uno de los parámetros del tamizaje nutricional, así como la sumatoria de los mismos. El resultado obtenido fue 0.696, lo cual muestra un nivel aceptable de consistencia interna (32). Por cuestiones de tiempo sumamente limitado no se logró dejar implementada la herramienta de tamizaje nutricional en el nosocomio.

61

XIII.

CONCLUSIONES

1.

El método de tamizaje nutricional de Cardona fue adaptado para poder implementarse en base a las necesidades del personal de nutrición y residentes de cirugía del Hospital Regional de Cuilapa Santa Rosa

2.

En cuanto a la actitud de los médicos residentes de cirugía ante la utilización de la herramienta se pudo determinar que la mayor parte de los mismos aprueba la implementación del tamizaje nutricional.

4.

Se realizó una prueba piloto junto con los médicos residentes de cirugía y con las nutricionistas del hospital.

5.

En cuanto a la determinación de la confiabilidad de la herramienta se utilizó el alfa de cronbach, en donde se incluyeron los seis valores obtenidos de cada parámetro del tamizaje nutricional y la sumatoria de los mismos. El resultado fue 0.696, lo cual indica que posee un grado aceptable de confiabilidad.

6.

El 34% de la población estudiada (22 pacientes) se detectó con riesgo de desnutrición en base a los parámetros evaluados por la herramienta de tamizaje nutricional “método de Cardona”.

7.

Es factible la aplicación de la herramienta de tamizaje nutricional debido al gran número de pacientes detectados y el grado aceptable de confiabilidad de los datos obtenidos según la herramienta adaptada.

62

XIV.

RECOMENDACIONES

1. Implementar la herramienta de tamizaje nutricional adaptada del método de Cardona para valorar el riesgo de desnutrición en pacientes que serán intervenidos quirúrgicamente

2. Elaborar un software que utilice los parámetros de la herramienta de tamizaje nutricional para facilitar la obtención de resultados.

3. Capacitar al personal de enfermería sobre el uso de la herramienta de tamizaje nutricional y técnicas de toma de medidas antropométricas básicas como el peso y la talla de los pacientes para incluirlas en la papeleta.

4. Es indispensable proveer al departamento de enfermería equipo antropométrico para poder implementar el tamizaje adecuadamente.

5. Socializar la herramienta de tamizaje nutricional con el personal de enfermería.

6. Capacitar al personal médico sobre la importancia del Soporte nutricional en el paciente quirúrgico

63

XV.

BIBLIOGRAFÍA

1.

Sarría A, Bueno M, Rodríguez G.“Exploración del estado nutricional”. Nutrición en Pediatría. 2ª Ed. España: 2003; Pp. 11-26,

2.

Martínez M.“Valoración del riesgo nutricional en pacientes ingresados en hospitales públicos del sur de Galicia”. Universidad de Coruña. España:

2006; Pp. 4, 40,32, 44, 129:138.

3.

Elia M, Stratton R. “ESPEN Guidelines for nutritional screening 2002”. Chile:

2004; Revista de nutrición clínica “Scielo”.

4.

Olveira G.A. 2010“Manual de nutrición clínica”. España: 2010; Pp. 3:10.

5.

Windsor J, Hill G. “Protein depletion and surgical risk”. Estados Unidos; 1998.

6.

Pettigrew R., Burns H., Carter D. “Evaluating surgical risk: The importance of thecnical factor in determining outcome”. Estados Unidos; 1987.

7.

Álvarez F, Alonso C, Broche F, Caínzos M, Guirao X, et al. ”Complicaciones infecciosas en el postoperatorio de cirugía abdominal”. Hospital Universitario del Mar. España: 1987

8. Federación Latinoamericana de Terapia Nutricional, Nutrición Clínica y Metabolismo. “Evaluación del Estado Nutricional en el paciente Hospitalizado”. Colombia: 2009; Pp 18:28.

9. Celaya S, Ortiz E. “Consecuencias de la desnutrición en el paciente

hospitalizado”.

España:1994.

Revista

de

nutrición

clínica

“Nutrición

hospitalaria”.

10. Kelly I.E. , Tessier S., Cahill A., Morris S.E., Crumley A., McLaughlin D. et al.,”Still hungry in hospital. Identifying malnutrition in acute hospital admission”s. Estados Unidos, 2000

11. Organización panamericana de la salud. Módulos de valoración clínica. (fecha

2013) Disponible en

de

recolección

5

de

Abril

del

12. Cheorge L. Jacob S. “Guidelines for evaluating nutritional status”. Suiza: 2002. 13. Weekes C.E., Elia M., Emery P.W. “The development, validation and reliability of a nutrition screening tool based on the recommendations of the British

64

Association for Parenteral and Enteral Nutrition (BAPEN)”. Clin Nutr. Inglaterra:

2004.

14. Cardona D. “La nutrición artificial y la mejora de la calidad asistencial”.

España: 1998.

15. McWhirter J.P., Pennington C.R. “Incidence and recognition of malnutrition in

hospitals”. BMJ. 1994; 308: 945-948.

16. Correia, M.I., Campos, A.C. Prevalence of Hospital Malnutrition in Latin

America: The Multicenter ELAN Study”. Jornal of Nutrition 2003.

17. Mueller, C., Compher, C., Druyan, M.E., American Society for Parenteral and

Enteral Nutrition (A.S.P.E.N.). “Clinical Guidelines: Nutrition Screening,

Assessment, and Intervention in Adults”. JPEN J Parenteral and Enteral

Nutrition: 2011.

18. Crivelli, A., Perman, M. et al. Estudio A.A.N.E.P. Prevalencia de Desnutrición

en Hospitales de la Argentina”. Argentina: 1999.

19. Wanden B, Camilo E, Culebras J.M

desnutrición iberoamericana”. Universidad Cardenal Herrera. España, 2010.

20. Montejo J.C., Culebras J.M., García A. (2006 Agosto) “Recomendaciones para

la valoración nutricional del paciente crítico” Revista médica de chile “Scielo.

21. Leandro V, Díez W, Braga J. “Atención nutricional convencional en pacientes

“Conceptos y definiciones de la

quirúrgicos hospitalizados”. Brazil: 2007.

22. Westergren A., Wann H.C., Borgdal E., Sjolander J., Stromblad R.,

Klevsgard R., “Malnutrition prevalence and precision in nutritional care differed

in relation to hospital volume a cross sectional survey”. Nutrition Journal: 2009.

23. Rasumssen H.H., Holst M., Kondrup J. “Measuring nutritional risk in hospitals”. Clinical Epidemiology. 2010. 24. Guigoz Y., Vellas B., Garry P.J. “Assessing the nutritional status of the elderly:

The Mini Nutritional Assessment as part of the geriatric evaluation”. Nutr Rev

1996;54.

25. Mürao F., Amado D., Ravasco P., Márques P.V, Camilo M.E. “ Nutritional risk

and status assessment in surgical patients: a challenge amidst plenty”. Nutr.

Hosp. Portugal, 2004.

26. Alegría B.D., Cohen C., Medeiros F., Portari P. E., “Nutritional diagnosis

obtained by subjective global assessment in surgical patients and occurrence

of post operative complications”. Nut. Hosp. Brazil. 2005.

65

27. Studley Hiran O. “Percentage of weight loss”. A basic indicator of surgical risk in patients with chronic pectic ulcer. JAMA, 1936, Nutr. Hosp. (2001). 28. Tesauro de la Biblioteca Nacional de Agricultura de los EE.UU. e Instituto Interamericano de Cooperacion para la Agricultura (IICA) . (Fecha de recolección 25 de Octubre de 2013). Disponible en:

29. Hospital Regional de Cuilapa. Infrascrito del Departamento de Personal, Recursos Humanos, 2013. 30. Hospital Regional de Cuilapa, Santa Rosa. Estadísticas de sala situacional de enero a agosto,2013. 31. Rodriguez, C. “Elaboración e implementación de un ciclo de menú para los comensales de la cafetería del Hospital General San Juan de Dios que realizan su práctica hospitalaria de las carreras de Medicina, Nutrición, Química Farmacéutica y Química Biológica”. Guatemala. 2012.83 pags. 32. Malhotra, N. (2008). Investigación de mercados. 5a. Ed. México: Pearson Educación. 920 pags. 33. Rabat J, Rebollo I. Estimación de peso y talla. España (Fecha de recolección

Octubre de 2013). Disponible en red:

25

de

http://www.sancyd.es/luis/tablas/99032.pdf

66

ANEXO NO.1

XVI.

ANEXOS

ANEXO NO.1 XVI. ANEXOS INSTRUCTIVO PARA EL LLENADO DEL INSTRUMENTO “ENTREVISTA PARA RESIDENTES DEL DEPARTAMENTO DE

INSTRUCTIVO PARA EL LLENADO DEL INSTRUMENTO “ENTREVISTA PARA RESIDENTES DEL DEPARTAMENTO DE CIRUGÍA(ANEXO NO. 4)

Esta encuesta ha sido elaborada con el objetivo de evaluar la percepción de conocimiento que tienen los residentes de cirugía respecto a la importancia del estado nutricional de sus pacientes con criterio de cirugía. La encuesta consiste en cinco preguntas en las cuales deben afirmar o negar lo cuestionado.

Forma de anotar las respuestas:

- Las respuestas deben ser anotadas con lapicero negro o azul.

- Cada una de las preguntas cuenta con un cuadro para afirmar o negar su respuesta la cual debe marcarse con una X” según considere.

- De la pregunta 1 a la 4, debe marcar “Si” o “No” con una “X” según sea el caso y el por qué de su respuesta.

- En la pregunta 5, debe marcar “Si” o “No” con una “X” y mencionar tres complicaciones.

- E n la pregunta 6, debe marcar “Si” o No” con una “X” y describir que es una herramienta de tamizaje nutricional con sus propias palabras

- En la pregunta 7, debe marcar “Si” o “No” con una “X” si le interesaría aplicar una herramienta de tamizaje nutricional en el servicio de cirugía.

67

ANEXO NO. 2 Instrumento para valorar la actitud de los médicos ante el uso de la herramienta de tamizaje nutricional.

ante el uso de la herramienta de tamizaje nutricional. ENTREVISTA PARA RESIDENTES DEL DEPARTAMENTO DE CIRUGÍA

ENTREVISTA PARA RESIDENTES DEL DEPARTAMENTO DE CIRUGÍA

Instrucciones: A continuación se presentan una serie de preguntas abiertas, responda

con lapicero de color negro o azul.

1. En los pacientes con ingreso hospitalario considera importante evaluar su estado

nutricional (peso , talla, IMC)?

Si

Si no ¿Por qué?

no

Si no ¿Por qué?

¿Por qué?

2.

¿Anota el peso y talla de su paciente en el expediente?

Si

noSi ¿Por qué?

¿Por qué?Si no

3. Considera importante la nutrición para la salud de su paciente

Si

Si no ¿Por qué?

no

Si no ¿Por qué?

¿Por qué?

4.

¿Considera importante la dieta del paciente?

Si

Si no ¿Por qué?

no

Si no ¿Por qué?

¿Por qué?

5. ¿Conoce las complicaciones de un estado nutricional depletado en el paciente quirúrgico?

Si

Si no Mencione al menos tres:

no

Si no Mencione al menos tres:

Mencione

al menos tres:

6.

¿ Sabe que es una herramienta de tamizaje nutricional?

Si

Si no ¿Qué es?

no

Si no ¿Qué es?

¿Qué es?

7.¿Le interesaría aplicar una herramienta de tamizaje nutricional a sus pacientes?

Si

Si no ¿Qué es? 7. ¿Le interesaría aplicar una herramienta de tamizaje nutricional a sus pacientes?

no

Si no ¿Qué es? 7. ¿Le interesaría aplicar una herramienta de tamizaje nutricional a sus pacientes?

68

ANEXO NO. 3 Consentimiento informado

CONSENTIMIENTO INFORMADO

NO. 3 Consentimiento informado CONSENTIMIENTO INFORMADO Buenos días, mi nombre es Elizabeth Samayoa, soy estudiante

Buenos días, mi nombre es Elizabeth Samayoa, soy estudiante de la carrera de Licenciatura en Nutrición de la Facultad de Ciencias de la salud de la Universidad Rafael Landivar. Estoy interesada en evaluar el estado nutricional de los pacientes para detectar riesgo o presencia de desnutrición sometidos a una intervención quirúrgica, ya que este problema puede poner en riesgo la vida de los pacientes, dicha condición se relaciona con la presencia de complicaciones post operatorias.

La participación en esta investigación es voluntaria, usted puede decidir participar o puede decidir no participar, sin importar la decisión que usted tome, los servicios prestados siempre estarán a su disposición. Si usted tiene alguna duda, en el transcurso de la investigación podrá preguntarme para poder explicarle.

El

procedimiento a realizar será:

Si

usted acepta ser parte de la investigación, se le hará una serie de preguntas que

usted deberá contestar de la manera más sincera posible, luego la información que

usted nos proporcione se tabulara juntamente con los demás datos recabados, se analizaran y se presentaran los resultados obtenidos a las autoridades correspondientes. La información que usted nos proporcione será confidencial.

El beneficio que obtendrá estará relacionado con el mejoramiento de su estado nutricional y por ende de su salud, para brindarle una mejor atención. Cualquier duda

o comentario pueden comunicarse al teléfono 24262558 o al correo electrónico elii.samayoa@gmail.com.

Gracias,

Firma o Huella digital

del paciente

69

ANEXO 4. Instructivo de llenado de la herramienta de tamizaje nutricional.

INSTRUCTIVO DE LLENADO DE LA HERRAMIENTA DE TAMIZAJE NUTRICIONAL PARA DETECTAR RIESGO O PRESENCIA DE DESNUTRICIÓN EN PACIENTES CON CRITERIO DE CIRUGÍA DEL HOSPITAL REGIONAL DE CUILAPA, SANTA ROSA (ANEXO NO. 7)

Se divide en tres secciones: Datos generales, puntuación según parámetro a evaluar y

diagnóstico médico.

A. DATOS GENERALES

En esta sección se encuentran datos generales como el tipo de servicio en el cual el

paciente se encuentra ingresado (cirugía de mujeres o cirugía de hombres), Edad (en años),

sexo (femenino o masculino), talla (estatura), peso actual (peso del paciente al momento de

realizarle el tamizaje nutricional, en kilogramos), peso usual ( es el peso que el paciente

maneja normalmente), IMC (índice de masa corporal: Es la relación del peso, en kilogramos,

con la talla, en metros cuadrados). Debe las casillas en blanco con los datos solicitados con

lapicero de color negro o azul.

B. PUNTUACIÓN SEGÚN PARÁMETROS A EVALUAR

Esta sección está dividida en 6 segmentos y cada segmento se divide en tres columnas

(parámetros, valores y puntuación).

Parámetros:

1.

Porcentaje de pérdida de peso: Indica cualquier cambio de peso en forma involuntaria

dentro de un periodo de tres a seis meses y se determina de la siguiente manera.

% pérdida de peso=

Tomando <10% como leve (3 puntos), 10-20% como moderado (5puntos) y >20% como severo (7

puntos), dichos datos se encuentran en la columna “Valores”. Colocar en la columna “Puntuación” el

número correspondiente al caso.

2. Albúmina sérica: El rango normal es de 3.5-5 g/dL. En la columna “Valores” se establece que de

3-3.4 g/dL es leve (3puntos) 2.9-2.1 g/dL, moderado (5 puntos) y < 2 g/dL, severo (7 puntos).

Colocar en la columna “Puntuación” el número correspondiente al caso.

3. Linfocitos totales: El rango normal es ≥ 2000 mm3. En la columna “Valores” se

establece que 1999-1500 es leve (3puntos) 1,499-1200, moderado (5 puntos) y ≤1999,

70

severo (7 puntos). Colocar en la columna “Puntuación” el número correspondiente al caso.

4.

Síntomas gastrointestinales:

Incluye vómitos y diarreas. En la columna “Valores” se

establece que 5 días es leve (3puntos) 10 días, moderado (5 puntos) y ≥ 15 días, severo (7 puntos). Colocar en la columna “Puntuación” el número correspondiente al caso.

5.

Dieta: ≥3 días sin comer completo O ≥ 5 días sólo con dieta Líquida (7 puntos). Colocar en la columna “Puntuación” el número correspondiente al caso.

6.

Diagnóstico al ingreso: Esta sección debe tomar en cuenta la sección C. Diagnóstico al ingreso.

C.

DIAGNÓSTICO AL INGRESO

En esta sección se describe una lista de diagnósticos al ingreso del paciente, cada diagnóstico se acompaña de una puntuación relacionada con en riesgo de presentar desnutrición en el período post-quirúrgico según sea el caso.

71

ANEXO NO.5 Herramienta de tamizaje nutricional .

ANEXO NO.5 Herramienta de tamizaje nutricional . Implementador   Cargo   Fecha   Fecha de

Implementador

 

Cargo

 

Fecha

 

Fecha de ingreso

 

Servicio

   

Edad

 

años

 

Sexo

 

F

M

Talla

 

M

Peso Actual

 

Kg

 

Peso

   

Kg

 

IMC

   
 

usual

     

Kg/m2

No.

 

PARÁMETROS

   

VALORES

 

Puntuación

1.

% De pérdida de peso

             

(últimos 3-6 meses)

 

< 10%

3

10-20%

 

5

>20%

7ptos

   

ptos

ptos

(Leve)

(Mod)

(Severo)

2.

Albúmina sérica (g/dL)

   

3-3.4

3

2.9- 2.1

 

5

< 2

7ptos

 
   

ptos

ptos

 

(3.5-5) Normal

 

(Leve)

(Mod)

(Severo)

3.

Linfocitos totales

 

1999-

 

3

1499-

 

5

≤1199

7ptos

 
   

1500

ptos

1200

ptos

 

(Severo)

(2000-5000) Normal

 

(Leve)

 

(Mod)

4.

 

Síntomas

 

5 días

3

10 días

 

5

≥15 días

7ptos

 

Gastrointestinales

ptos

ptos

5.

 

Dieta

   

≥3 días sin comer completo

   

≥ 5 días sólo con dieta Líquida

7ptos

 

6.

Diagnóstico al ingreso

   

*Ver lista de Diagnósticos

   
 

RESULTADO

   

Aclaraciones:

La valoración de riesgo se realizará a enfermos con patologías y/o procedimientos incluidos en la clasificación

DIARREA: 1 Deposición líquida > 800 ml/24 horas o más de 3 deposiciones líquidas/ 24 horas

VALORACIÓN DEL PACIENTE QUIRÚRGICO: en el preoperatorio y entre el 3º y 5º día del ingreso.

VALORACIÓN DE LA PUNTUACIÓN: