Sunteți pe pagina 1din 16

FACULTAD DE ADMINISTRACIÓN, FINANZAS E INFORMÁTICA

ESCUELA DE ADMINISTRACIÓN
INGENIERÍA EN CONTABILIDAD Y AUDITORÍA

PLANEACIÓN FISCAL

ESTUDIANTE:

Correa Jasmin

DOCENTE:

Ing. Aguas Putan

NIVEL:
Noveno “A”

OCTUBRE - FEBRERO 2019

1
Introducción

En la constante búsqueda por optimizar los recursos financieros de una empresa, la

planeación fiscal adquiere hoy en día una importancia relevante como herramienta

administrativa capaz de producir beneficios económicos.

Dentro de los propósitos de la planeación fiscal, se tiene el abatir, atenuar o diferir la

carga fiscal de toda operación, siempre dentro del marco jurídico fiscal vigente y

contando con el soporte documental que demuestre la licitud de los actos.

La planeación fiscal no tiene límites en sí, lo que pudiera estar limitado es la capacidad y

creatividad técnica del especialista de la materia, el cual ante todo debe tener una actitud

inquisitiva, ética profesional y proactiva.

Los resultados de la planeación fiscal no son siempre de realización inmediata, por lo que

existe la oportunidad de planear a mediano y largo plazo, con base a estimaciones de

cambios en la ley y la seguridad jurídica que pudiera emanar de la misma.

La posibilidad de éxito de la planeación fiscal, dependerá en gran parte de la actitud del

empresario hacia esta técnica, convencido que la relación costo beneficio será positiva.

2
Desarrollo

Planeación Fiscal

Concepto

El tax planning o planificación fiscal consiste en la evaluación de alternativas y en la

elección de las formas jurídicas más convenientes para reducir el impacto fiscal sobre un

hecho o conjunto de hechos, buscando viabilizar o tomar más rentable un negocio.

(Campuzano & Yanfante, 2010)

Torres (2002), conceptualiza a la planeación fiscal como “la elección por parte del

contribuyente, del acto(s) jurídico(s) mas (sic) convenientes a sus intereses para obtener

un objeto lícito en la realización de sus actividades, que detone el menor costo fiscal

posible, sin violentar la ley”

La planeación fiscal de acuerdo Moran Mendoza (2005, pág. 17), puede entenderse,

como la evaluación de diferentes situaciones fiscales que pueden producir una

determinada operación y que tenga como resultado que se pague un menor importe de

impuestos, con ello no se estaría evadiendo al fisco y, por lo tanto, evitando la

responsabilidad de aportar para el bienestar común, solo se estaría cumpliendo con esta

obligación de manera justa.

La planeación Fiscal es un concepto importante para la optimización de la carga

impositiva, este tipo de planeación bien estructurada permite que la empresa de cualquier

sector controle y reduzca de una manera legal la carga de los impuestos, sin caer en

desesperados métodos de evasión o elusión fiscal, por lo que, esta disminución planeada

y legal logra una optimización en la utilidad neta que beneficia a los socios de las

empresas.

3
Este artículo pretende describir argumentos sobre la importancia de la Planificación

Tributaria como una estrategia en la toma de decisiones, así como una herramienta

legitima del contribuyente en la gestión empresarial.

Importancia

En la actualidad se le debe dar la importancia debida ya que se debe garantizar el

equilibrio financiero, comercial y fiscal de cualquier negocio, con la certeza de que se

está participando de manera correcta con la obligación de contribuir al gasto público sin

poner en ningún momento en riesgo la estabilidad del negocio. Previendo los hechos

jurídicos tributarios que establezcan mayores cargas a los contribuyentes, optando por

aquellas que no sean tan complicadas, o bien por aquellas que establezcan un régimen

más adecuado a las posibilidades del contribuyente, para que sea un contribuyente que

cumpla mejor con todas las obligaciones establecidas en las leyes aprobadas por el

legislador tributario. (Cisneros , Hernández , Loeza , Pimentel, & Piña, 2015)

La planeación financiera es importante porque el pago de los impuestos y otras

obligaciones fiscales es uno de los más grandes costos para la empresa y puede acarrear

los mayores problemas (juicios y clausuras en caso de evasión, multas, embargos etc…

Por eso decidir (en lo posible) cuando se debe pagar y que se debe de pagar (aprovechando

exenciones, compensaciones, etc.) afecta de manera positiva y directa los ingresos de las

empresas.

La planeación fiscal busca lograr que los contribuyentes paguen sus impuestos de forma

justa, ni más, ni menos; adecuando su carga tributaria y minimizando su costo impositivo,

todo dentro del marco legal jurídico tributario vigente.

Objetivos

4
El objetivo esencial de la planeación fiscal es abatir, diferir y atenuar el cumplimiento

de las obligaciones fiscales a cargo de un contribuyente con apego estricto a la ley,

pudiendo inclusive ocurrir que el resultado de su aplicación sea crear una base de pago

más amplia. Ya que como frecuentemente sucede, existen negocios los cuales aun cuando

pagan impuestos, lo hacen de forma incorrecta, debido a que por ejemplo omiten declarar

ingresos y/o deducen gastos no deducibles para no pagar lo correcto, pero estas y otras

situaciones ponen en riesgo su estabilidad financiera, ya que cuando la autoridad las

descubre, los gastos que originan las sanciones son muy superiores a lo que “ahorran” no

pagando lo correcto. (Cisneros , Hernández , Loeza , Pimentel, & Piña, 2015)

De lo anterior debemos entender por:

 Abatir. Que con apego estricto a la ley logre nulificar la carga fiscal.

 Atenuar. Disminuir su impacto hasta donde las disposiciones fiscales lo permitan.

 Diferir. Posponer el pago de los impuestos para un período posterior, con el objeto

de lograr un beneficio financiero.

Adicionalmente, la Planeación Fiscal cuenta con algunos objetivos particulares, los cuales

son:

 Permanecer informado de manera periódica sobre las facilidades y estímulos

fiscales para el cumplimiento de las obligaciones fiscales.

 Calcular correctamente el pago de impuestos mediante métodos adecuados

dentro de los plazos señalados, es decir en tiempo y forma.

 Presentar información fiscal y financiera de manera que facilite la creación de

análisis y políticas de control contable, con el fin de tener a la mano

información confiable, veraz y oportuna.

5
 Diseñar planes estratégicos para hacer frente a las responsabilidades

tributarias, para todos los impuestos que está obligada la empresa a enterar,

aplicando lo permitido por las leyes.

 Evitar y disminuir el exceso de carga fiscal innecesaria, por medio de una

buena administración fiscal que se apegue al Marco Fiscal.

Definiciones según Sanchez (2013):

 EVASIÓN FISCAL: Cuando una persona (física o jurídica), infringiendo la ley,

deja de pagar total o parcialmente un impuesto.

 ELUSIÓN FISCAL: Consiste en la utilización de medios lícitos, tendientes a

obtener una reducción de la carga tributaria, los cuales, necesariamente, están

fuera del ámbito de la normativa penal, puesto que, se trata de medios

jurídicamente irreprochables.

Etapas de la Planeación Fiscal

Según Kemp Medina (2018), menciona que para poder realizar una adecuada planeación

fiscal, tendremos que tener en cuenta las siguientes etapas:

Análisis de la empresa. Se tendrá que revisar la información financiera, fiscal y jurídica

del contribuyente, lo anterior nos dará una idea general del contribuyente y nos dará la

pauta para identificar cuáles son las características, debilidades o en cual área se puede

mejorar.

Diagnóstico. Consiste en conocer la situación fiscal de la empresa, es decir, si cumple

con sus obligaciones fiscales. Por medio de la información y documentación que nos

pueda proporcionar el contribuyente, además entrevistas con los responsables del área

fiscal o el responsable de la empresa.

6
Selección de alternativas. Una vez analizado el entorno del contribuyente, se elige la

estrategia más conveniente, la cual dependerá de la situación particular de la empresa.

Implementación. En esta etapa, se pone en marcha la estrategia, se tendrá que hacer un

plan y ruta crítica para poder llevar a cabo punto por punto la estrategia.

Mantenimiento. Consiste en darle seguimiento a la estrategia que se implementó, para

verificar que se ajusta a lo planeado.

Cabe mencionar que la planeación fiscal debe realizarse en función de la realidad de cada

contribuyente, ya que una estrategia que resulte útil para uno, no siempre lo es para otro.

Características

Krebs (2006, pág. 57), señala que una buena planeación fiscal debe cubrir una serie de

características esenciales como:

 Que no se violen disposiciones legales ni fiscales.

 Que no se dé lugar al chantaje.

 Que no se pierda el control de la empresa.

 Que se soporte y fundamente adecuadamente

La planeación fiscal debe tener las características de sencillez, operatividad y flexibilidad;

para tales efectos, se requiere que la persona física o moral disponga de un buen control

interno, oportunidad en su información financiera y contable, así como él pronóstico de

sus actividades a corto, mediano y largo plazo para anticipar aquellos actos y actividades

que tengan repercusión fiscal.

La planeación fiscal se configura de una naturaleza económica, aunque se requieren

conocimientos jurídicos y contables para su aplicación, por lo que no depende totalmente

ni del Derecho ni de la Economía.

7
Tipos de planes

Plan estratégico: Objetivo. Establecer la estructura en la que se desarrollarán los planes

operacionales. Medio: Escrito.

Plan Operacional: Objetivo. Establecer los lineamientos que coordinen las actividades

básicas. Medio: Escrito.

Elementos
Cabe señalar que cada organización y/o contribuyente cuentan con características

diferentes en atención a la actividad empresarial preponderante que desarrolla o bien

conforme al régimen fiscal o modalidad en la que se encuentre tributando, requiriéndose

una planeación fiscal distinta según sea el caso; es decir, una estrategia en materia

impositiva que se implemente en una empresa, no quiere decir que funcione para las

demás. ( Osorio Atondo, 2016)

Ahora bien, en el proceso de diseño de la estrategia, elemento esencial de la planeación

fiscal, implica el análisis de los beneficios explícitos como implícitos de las normas

jurídicas aplicables, siendo los primeros todos aquellos que se encuentran mediante el

estudio de las leyes en materia, tales como, exenciones, estímulos fiscales, régimen fiscal

aplicable, amortizaciones, depreciaciones, deducción inmediata, procedimiento de la

determinación del coeficiente de utilidad, condonaciones, deducciones, entre otros,

mientras que los segundos son aquellos que a través del análisis cuidado-so de la

correlación y exégesis de las disposiciones fiscales así como del derecho común se

detectan aspectos en beneficio del contribuyente desde un enfoque lícito. ( Osorio

Atondo, 2016)

8
Para dicho proceso de planeación fiscal implica contar con toda la información

indispensable del negocio de índole contable, fiscal, administrativa y financiera tales

como; la actividad preponderante u objeto social, la estructuración del capital social,

información financiera actualizada, proyectos de inversión, apalancamientos internos y

externos, tipos de contratos, entre otros, con el propósito de su análisis en reciprocidad a

las obligaciones fiscales, tanto impositivas, de seguridad social y de relación laboral.

Fundamento constitucional de la planeación fiscal

El Estado garantizará a todos sus habitantes, sin discriminación alguna, el libre y eficaz

ejercicio y el goce de los derechos humanos establecidos en esta Constitución y en las

declaraciones, pactos, convenios y más instrumentos internacionales vigentes. Adoptará,

mediante planes y programas permanentes y periódicos, medidas para el efectivo goce de

estos derechos.

Una de las situaciones que la planeación fiscal aprovecha, son los cambios continuos

que tienen las leyes fiscales, llámese reformas, adecuaciones o transformaciones de las

mismas. Todos estos cambios que sufren los ordenamientos jurídicos son lógicos y hasta

cierto punto naturales, ya que está pensados por seres humanos por lo que son susceptibles

de error. Las leyes fiscales sufren cambios de acuerdo a las políticas económicas y fiscales

que adopte el país, por lo que quienes emplean la planeación fiscal, están al tanto de

dichos cambios y los aprovechan.

Las modificaciones que sufren las leyes fiscales siempre van acompañadas de

deficiencias de redacción, sentido, conexidad, omisión, opción, imprevisión,

insuficiencia, exclusión, entre otros. Gracias a lo anterior, los errores e inconsistencias

además de ser inagotables son amplios.

9
La planeación fiscal aprovecha la autonomía del derecho tributario, ya que aunque

existe la supletoriedad del derecho común, no siempre se da una conexión total entre la

disposición fiscal y la de otro orden, quizá por las diferencias internas y los errores de

perspectiva. Los que realizan la planeación fiscal, observan en las leyes fiscales

insuficiencias para concretar su efecto, por lo que además de aprovechar la inagotabilidad

y la amplitud, también hacen uso de la profundidad de los errores. Es lógico pensar en la

posibilidad de que el fisco, descubra las estrategias de la planeación fiscal y pretenda

impedir que se siga aplicando.

Los factores aprovechados por quienes realizan una planeación fiscal bien diseñada

pueden ser:

 La imperfección de las leyes fiscales,

 La diversidad del derecho,

 Los cambios políticos y económicos y

 Los alcances de la imaginación.

Principios

En su General Theory of Tax Avoidance, Stiglitz (1985), identifica tres principios

fundamentales en la planificación fiscal: el diferimiento en la imposición, el arbitraje

entre tipos de gravamen distintos (correspondientes a individuos diferentes o a un mismo

individuo en distintos momentos del tiempo) y el arbitraje entre operaciones sujetas a

distinto trato fiscal.

El tipo impositivo

Si queremos averiguar cómo afecta la fiscalidad a la actividad económica, lo primero que

tenemos que aclarar es qué tipo impositivo debemos considerar como relevante a la hora

10
de tomar decisiones. La respuesta es inmediata cuando el impuesto afectado es

proporcional: el tipo relevante es el propio tipo fijo del impuesto

La calificación de las operaciones

En muchas ocasiones, la calificación que reciba la operación realizada por el individuo

va a ser determinante del impuesto que haya de satisfacer. Lo relevante es que,

frecuentemente, y como ponen de manifiesto estos mismos ejemplos, los sujetos van a

poder elegir la forma en que realicen sus operaciones y, por lo tanto, el impuesto que van

a pagar.

Los incentivos

En ocasiones, el legislador utiliza el sistema fiscal para incentivar determinados

comportamientos de los individuos. Uno de los instrumentos que utiliza con tal fin son

las deducciones en la base o en la cuota de los impuestos.

El tiempo

El tiempo -y la incertidumbre a él asociada- aparece como una variable fundamental a

considerar en la mayoría de las decisiones a llevar a cabo, por muchos motivos. En primer

lugar, porque pagar más tarde equivale a pagar menos. Por otra parte, porque la cuantía a

pagar, en muchos casos, depende del momento en que se lleven a cabo las operaciones o

de su duración. En tercer lugar, porque el propio tipo impositivo de una persona puede

variar con el tiempo.

El sujeto pasivo de los impuestos

Una misma operación puede estar sujeta a un gravamen muy diferente, en función del

sujeto que resulte obligado a tributar por ella.

Metodología a emplearse en la planificación fiscal.

11
Definir e identificar el problema. Esta etapa significa el entendimiento claro y concreto

del problema con objeto de obtener el mejor resultado fiscal.

Determinación de alternativas. Este procedimiento consiste en la selección de

alternativas que permitan, en primer lugar, tener la certeza razonable de que se está

cumpliendo con los ordenamientos legales y, en segundo lugar, que se aprovecha al

máximo la aplicación de disposiciones que permitan tanto utilizar las deducciones

señaladas en la ley, como el aprovechamiento óptimo de incentivos, exenciones, subsidios

y otros.

Cuantificación de cada alternativa. Las alternativas determinadas deben cuantificarse

para conocer el monto del ahorro que produce cada una de ellas.

Análisis de viabilidad de las alternativas. Las alternativas se analizan conjuntamente con

todos los demás aspectos de la empresa, ya que en ocasiones las opciones más deseables

en cuanto a su monto no pueden elegirse por las dificultades que se presentan en otros

aspectos como los comerciales, laborales, de ope

Ventajas

Actualmente, la planeación fiscal constituye una herramienta necesaria en la planeación

estratégica de las organizaciones y algunas de sus ventajas según Mul Encalada (2011),

son:

 Favorecer la optimización de recursos financieros.

 Crear una cultura fiscal, lo cual ayuda a planear y anticipar efectos de eventos

futuros.

 Al requerir del análisis de la situación de la empresa, se obliga a detectar otras

áreas de oportunidad en la organización.

 Minimizar el riesgo y brindar seguridad al fijar un rumbo con certidumbre.


12
 Se crea y mantiene una cultura de prevención, lo cual representa además del

ahorro de tiempo y dinero, mayores beneficios para la empresa, pues prevenir es

mejor que corregir.

 Se optimiza la carga tributaria, facilitando el cumplimiento de las obligaciones

fiscales en tiempo y forma.

 Se optimizan los recursos financieros de la empresa.

 Se cuenta con un esquema jurídico integral que protegerá en todo momento el

bienestar de la empresa, en la medida de lo posible, en caso de un conflicto,

controversia o litigio que pudiera suscitarse.

 Se mantiene simultáneamente una continua revisión entre las áreas operativas de

la empresa y las implicaciones tributarias que éstas pudieran tener.

Por otra parte, hay que considerar que para realizar este proceso se requiere tener

conocimiento de la situación y medio ambiente de la empresa, así como de las leyes

fiscales, reglamentos, resoluciones misceláneas, decretos, circulares, etc. Por lo tanto, si

no se posee eso, las decisiones que se tomen podrían ser equivocadas o no estar apegadas

a derecho, lo cual representa un riesgo importante.

Riesgos

Si bien es cierto que la Planeación Fiscal no representa un riesgo en sí misma es

necesario señalar que mal concebida, diseñada e implementada puede acarrear ciertos

riesgos como son: La disminución en el capital de trabajo debido al pago incorrecto de

impuestos, de multas y sanciones por infracciones que podrían incluso llevar a la quiebra

a la empresa.

a) Al no estar apegada a derecho se traduce en evasión y/o defraudación fiscal lo que

conlleva la aplicación de sanciones económicas y dependiendo de la gravedad

13
penas judiciales tal como lo marca los artículos 108 y 109 del Código Fiscal de la

Federación.

b) Disponer de menos recursos conlleva a operar deficientemente en las áreas

comercial, operacional, administrativa y laboral.

Operar de forma deficiente puede llevar incluso a la quiebra y en cualquiera de estos dos

escenarios inminentemente generara desempleo, no contribuir al gasto público y al no

crecimiento, regional, estatal y nacional.

14
Conclusión

La planeación fiscal es de suma importancia para los sujetos de la relación tributaria,

por un lado el sujeto pasivo busca diseñar estrategia en el desarrollo de sus actividades

para optimizar los costos fiscales de sus operaciones, puesto que es una actividad legal al

permitir la Constitución elegir la figura jurídica que mejor convenga a sus intereses

siempre y cuando sea lícita.

La Planeación Fiscal no tiene nada que ver con evadir obligaciones sino con la

optimización de los recursos y el cumplimiento de los requerimientos fiscales. Es un

proceso que se debe realizar a corto, mediano y largo plazo, siguiendo las disposiciones

legales y sin evadir obligaciones y responsabilidades. Además, se debe llevar a cabo

considerando el medio ambiente que rodea a la organización y demostrando un sentido

de equilibrio y justicia. Este proceso resulta fundamental en los negocios y se hace

necesario en la planeación estratégica; el hecho de no efectuarla, implicaría desperdicio

de recursos y la posibilidad de caer en ilícitos.

La planeación es muy importante pues de esta manera se evitará caer en prácticas

evasivas que lleven al sujeto a ser sancionado por dichas prácticas haciendo que los costos

por los impuestos se incrementen, innecesariamente

15
Bibliografía

Osorio Atondo, J. M. (2016). Elementos y herramientas esenciales de la planeación fiscal.


Abaco, 6.

Campuzano, G., & Yanfante, L. (2010). Planificación Fiscal Transparente. Obtenido de


http://www.fontra.org/docs/CEC%20-
%20Planificacion%20Fiscal%20Transparente.pdf

Cisneros , A., Hernández , V., Loeza , A., Pimentel, N., & Piña, C. (2015). La Importancia
de la Planeación Fiscal en las PYMES. Obtenido de
https://tesis.ipn.mx/jspui/bitstream/123456789/17267/1/CP2015%20C573a.pdf

Kemp Medina, R. (2018). Contador Contado. Planeación fiscal. Obtenido de


https://contadorcontado.com/2018/10/02/planeacion-fiscal/

Krebs, G. (2006). Planeación Fiscal de la Transmisión Patrimonial (Primera ed.).


México: Gasca.

Moran Mendoza, E. (2005). La administración fiscal de un negocio (5ta ed.). México:


Taxx Editores Unidos.

Mul Encalada, J. (2011). Planeación fiscal. Contaduría Pública.

Sanchez, I. (2013). PLANIFICACIÓN FISCAL. Obtenido de


http://bdigital.uncu.edu.ar/objetos_digitales/7100/27-sanchez-tesisfce.pdf

Stiglitz, J. (1985). "The General Theory of Tax Avoidance", National Tax Journal.

Torres, A. (2002). Reflexiones en Torno a la Planeación Fiscal, el Abuso al Derecho y la


Defraudación Fiscal en México. Jurídica.

16