Sunteți pe pagina 1din 4

El 9 de marzo de 1922 se promulgó la Ley N° 4500, la cual dio

origen al Banco de Reserva del Perú. Durante el gobierno


del Oncenio de Leguía, Eulogio Romero fue elegido primer
presidente de dicha institución. La creación del BCRP se basó en
la necesidad de contar con un organismo capaz de ordenar la
política monetaria a través de instrumentos monetarios como la
emisión de billetes bancarios. La unidad monetaria era la Libra
peruana de Oro. En específico, se buscaba contar con un sistema
monetario que no generara inflación en los años de bonanza ni
deflación como ocurrió durante la época del Patrón Oro.7
Primer Directorio del Banco de Reserva del Perú
Eulogio Romero Salcedo (Presidente).
Eulogio Fernandini de la Quintana (Vicepresidente).
William Wilson Cumberland (Jefe Ejecutivo).
Carlos Espinoza (Representante del Banco de Perú y Londres).
Juan Francisco Raffo (Representante del Banco Italiano).
Genaro Castro Iglesias (Representante de otros bancos).
Ismael de Idiáquez (Representante de otros bancos).
Walter Justus (Representante de bancos extranjeros).
Pedro Larrañaga (Representante de bancos extranjeros).
En 1929, la estabilidad de esta entidad se vio fuertemente afectada
dado la crisis económica mundial, razón por la cual fue necesario
transformar la institución. Para llevar a cabo esta labor, se contó
con la asesoría del reconocido profesor Edwin W. Kemmerer,
quien junto a un grupo de analistas, plantearon diversas
propuestas reestructuradoras.8 Así, el 28 de abril de 1931 se
ratificó la creación del BCRP y se eligió a Manuel Augusto
Olaechea y Olaechea como su primer presidente y a Pedro
Beltrán como vicepresidente. Se tuvo como objetivo principal el
mantenimiento del valor de la moneda y la instauración del Sol de
Oro como unidad monetaria del país. En esta
oportunidad, Manuel Augusto Olaechea y Olaechea fue elegido
como primer presidente.9
La dependencia del fisco al financiamiento del Banco Central se
marcó principalmente entre los años 1930. Específicamente,
entre 1931 y 1940, la emisión primaria creció 134%, mientras que
el déficit del sector público se ubicó en S/. 36 000 000.
Asimismo, durante este periodo se mantuvo el tipo de cambio sol-
dólar flexible, lo cual generó una devaluación anual de 8,1%.
Debido a la Segunda Guerra Mundial, se vivió en un contexto de
inestabilidad global en donde la inflación llegó hasta 215,5%.
Asimismo, en 1940 se optó por un tipo de cambio fijo en 6,5; así
como controles de precios y subsidios. Los veinte años
posteriores se caracterizaron por las medidas relacionadas a la
liberalización de la economía por las que tuvo que optar el BCRP.
De esta manera, la política monetaria fue menos expansiva y se
volvió al tipo de cambio flexible. Con todas las medidas tomadas,
la inflación se llegó a ubicar en 4,4% en 1955.10
El periodo 1962-1967 se caracterizó por un incremento sostenido
del gasto, el cual pasó de 15,3% a 21,2% en los años
mencionados. Durante la década siguiente, el gasto llegó a niveles
insostenibles. Ya en 1985, se estableció tipos de cambio
múltiples, aranceles diferenciados lo cual terminó generando un
proceso hiperinflacionario, el cual llegó a niveles superiores al
50%. En estos años, el uso de la emisión primaria para el
financiamiento del gasto público fue una medida muy popular que
tuvo que emplear el Banco Central.11
Durante el gobierno de Alberto Fujimori, se optó por un programa
de reformas estructurales dirigido a disminuir la inflación. Se
estableció la libre movilidad de capitales, el tratamiento
igualitario a la inversión nacional e internacional. Además, se
adoptó una flotación cambiaria con intervención del Banco
Central de Reserva. Por lo tanto, debido a esta situación, se
adopta por un nuevo esquema de política monetaria que tiene
como único objetivo, la estabilidad de precios. Para lograr esta
estabilidad, se le otorga al Banco Central autonomía dentro de su
Ley Orgánica.
Así, desde 1993 el BCRP es autónomo y opera de manera
independiente y con objetivo único de preservar la estabilidad de
precios, basándose en el uso de instrumentos monetarios.
Específicamente, se fomenta la libre determinación de las tasas de
interés, la libre movilidad de capitales y la libre tenencia de
moneda extranjera.121314
Misión Kemmerer[editar]
La fuerte depreciación de la moneda nacional que se dio en enero
de 1931 generó una convocación de la Misión Kemmerer para
solucionar este problema. Los documentos sugeridos fueron diez
proyectos de ley y dos informes, los cuales consistían en temas
fiscales y monetarios. Uno de estos proyectos planteó la idea de
crear el Banco Central de Reserva del Perú, con el objetivo de
aumentar el capital, cambiar la composición del Directorio, y
principalmente la estabilidad monetaria y la exclusividad de la
emisión de billetes.15
Marco legal[editar]
El Banco Central de Reserva del Perú se rige por la Constitución
Política de 1993, su Estatuto y La Ley Orgánica del BCRP (Ley
N° 26123) desde 1993. Específicamente, esta institución debe
cumplir dos aspectos claves: estabilidad monetaria y autonomía.
Por un lado, el primer punto garantiza el correcto control de la
inflación; así como el crecimiento sostenido de la economía. Por
otro lado, al ser este organismo autónomo, no existen riesgos de
destitución del Presidente del Directorio por motivos políticos. De
esta manera, todas las decisiones tomadas son dirigidas a cumplir
los objetivos trazados.
Cabe resaltar que las normas que rigen al Banco Central impiden
el financiamiento al sector público, la otorgación de préstamos
selectivos, entre otros. Todo esto se realiza con el fin de estimular
el ahorro, hacer atractivas las inversiones y garantizar un
crecimiento sostenido de la economía.
La ley Orgánica del BCRP (N° 26123) contiene diversas
disposiciones sobre aspectos generales; dirección y
administración; atribuciones; obligaciones y prohibiciones;
presupuesto y resultado; y relaciones con organismos autónomos.