Sunteți pe pagina 1din 13

Juan 20:28 “Mi Señor y Mi Dios”

Por Omar Meza Solano miércoles 25 de Julio de 2018

“24 Pero Tomás, uno de los doce, que se llamaba El Gemelo, no estaba con ellos cuando vino
Jesús. 25 Por consiguiente, los otros discípulos le decían: “¡Hemos visto al Señor!”. Pero él les
dijo: “A menos que vea en sus manos la impresión de los clavos y meta mi dedo en la
impresión de los clavos y meta mi mano en su costado, de ninguna manera creeré”. Ahora
bien, ocho días después, sus discípulos estaban dentro otra vez, y Tomás con ellos. Jesús vino,
aunque las puertas estaban aseguradas con cerradura, y estuvo de pie en medio de ellos y dijo:
“Tengan paz”. 27 Dijo entonces a Tomás: “Pon tu dedo aquí, y ve mis manos, y toma tu mano
y métela en mi costado, y deja de ser incrédulo, y hazte creyente”. En contestación, Tomás le
dijo: “¡Mi Señor y mi Dios!”. 29 Jesús le dijo: “¿Porque me has visto has creído? Felices son los
que no ven y sin embargo creen”. 30 Por supuesto, Jesús también ejecutó muchas otras
señales delante de los discípulos, que no están escritas en este rollo. 31 Pero estas han sido
escritas para que ustedes crean que Jesús es el Cristo el Hijo de Dios, y que, a causa de creer,
tengan vida por medio de su nombre.” (Juan 20:24-28) [1]

¡Señor mío, y Dios mío! Con estas palabras Tomás declaró su fe inconmovible en la
resurrección, de Jesús, el Mesías e Hijo de Dios. Aquellos que creen en el dogma de la Trinidad
han dicho en base a esta declaración de Tomás que es la más grande confesión de la Deidad de
Cristo. Sin embargo un análisis exhaustivo nos dirá lo que realmente dice la biblia.

1° Inconsistencias de la interpretación trinitaria

¿indica ὁ θεο̇ς (ho theos) que Tomás llamó a Jesús el Dios verdadero?

Literalmente está expresión es “el señor de mi y el dios de mi”. Los trinitarios toman como
base la expresión griega ο θεο̇ς (el Dios) para sostener su creencia de que Tomás está
llamando a Jesús el Dios verdadero, sin embargo debemos tener en cuenta de que la expresión
completa es ο θεο̇ς μου. En el griego koiné es común encontrar el artículo definido cuando “un
sustantivo en el caso nominativo se usa en un sentido vocativo [tratamiento directo] y seguido
por un posesivo ['mi']”, sobre esta construcción gramatical el académico C.F.D. Moule dice lo
siguiente:

“En Juan XX :28 ὁ κύριός μου καὶ ὁ θεός μου es de notar que un sustantivo en el caso
nominativo utilizado en un sentido vocativo y seguido por un posesivo no podría ser anartro
(véase Hoskyns y Davey, Commentary, in loc.), el artículo antes de θεός puede, por lo tanto, no
ser tan significativo.” [2]

El académico A.T. Robertson dice lo siguiente sobre el uso del artículo :

“El artículo con el vocativo en dirección era lo habitual en el idioma hebreo y arameo, como de
hecho en Aristophanes tenemos ho pais akoloúthei. Esto es posible en griego y en arameo
cuando tenemos Abbá ho patér (Marc 14:36) si Jesús dijo uno o ambos. En Mateo 11:26 (nai,
ho patér) tenemos el vocativo. Cuando se usa el artículo, por supuesto la forma nominativa
debe ocurrir. Por tanto en Rev. 18:20 tenemos ambos juntos, ourané kai hoi hágioi. De
hecho, el segundo miembro en dirección siempre está en la forma nominativa. Por lo
tanto Kýrie, ho Theós, ho pantokrátor (Rev. 15:3). Compare Juan 20:28.” [3]
Los testigos de Jehová ya se habían manifestado sobre ο θεο̇ς en Juan 20:28 :

“Que el artículo delante de θεός en Juan 20:28 no es "prueba" de que Jesús es "Dios" también
se muestra por lo que podemos leer en el libro de Murray J. Harris, “Jesus as God”, El uso de
θεός en el Nuevo Testamento en referencia a Jesús; “En cuanto al uso de Juan de [θεός] en el
Cuarto Evangelio en referencia al Logos preexistente (Juan 1:1), el Hijo encarnado (Juan 1:18) y
el Señor resucitado (Juan 20:28), no debemos pasar por alto el hecho de que en los primeros
dos casos [θεός] es anartro y en el tercero es articular simplemente porque un nominativo
vocatival seguido de un pronombre posesivo es invariablemente articular”(p.248). Cursiva
nuestra. [4]

Por tanto esto demostraría contundentemente que Tomás no tuvo la intención de identificar a
Jesús como el Dios verdadero al decir literalmente ¡el señor de mi y el Dios (ὁ θεός) de mi!.

Además ὁ θεός aparece también en 2Corintios 4:4 con respecto a Satanás el diablo por tanto
dicho entendimiento en el que los trinitarios se apoyan no tiene valor ni bíblico ni académico.
[5]

Pero los trinitarios tienen más problemas e inconsistencias en su interpretación de Juan 20:28
con respecto al uso del artículo definido delante de Dios [ὁ θεός], a decir verdad ellos tienen
una regla muy conocida que suelen aplicar a textos como Tito 2:13 y 2Pedro 1:1 la regla de
Granville Sharp, está regla dice lo siguiente :

“En griego, cuando dos sustantivos del mismo caso están conectados por medio de kai (“y”), y
el artículo definido (“el”) es usado en ambos sustantivos, se trata de diferentes personas o
cosas. Si solo el primer sustantivo tiene el artículo, el segundo sustantivo se refiere a la misma
persona o cosa mencionada primero”. [6]

Es decir que la construcción Artículo + Sustantivo + KAI + Sustantivo (ASKS) en el griego (según
Sharp) indica una sola entidad [7] mientras que la construcción Artículo + Sustantivo + KAI +
Artículo + Sustantivo (ASKAS) indicaría dos entidades distintas, yo pregunto, ¿no es eso
precisamente lo que tenemos en Juan 20:28?

ὁ κύριός μου καὶ ὁ θεός μου


| | | | |
Art. Sus. Conj. Art. Sus.

Tal construcción gramatical según la regla Sharp (ASKAS) indica dos personas distintas a la vista
es decir que la exclamacion de Tomás va dirigida a Jesús y al Padre.

Aunque esto en sí mismo equivale a una contradicción del Trinitarianismo, que confiesa a la
Trinidad como el "Dios único", con Jesús, el Padre y el Espíritu Santo como "personas" de este
"Dios", los Trinitarios regularmente citan este texto como si en realidad éste apoyara su
creencia de que Jesús es una "persona" de la Trinidad .

POSIBLES INTERPRETACIONES

“UNA EXCLAMACION DE ALABANZA DIRIGIDA a Jesús como el señor y al Padre como Dios”

Es posible que Tomás dirigiera su exclamación a Jesús y al Padre, ya que este último fue
directamente responsable de la resurrección de Jesús, pues esto era lo que Tomás se negaba a
creer. (Compárece con Gálatas 1: 1, 2 Corintios 4:14, Hebreos 13:20).
La académica Margaret Davies explica:

“Naturalmente, la interpretación de las palabras de Tomás fue acaloradamente debatida por


los primeros teólogos de la iglesia que querían usarla en apoyo de sus propias definiciones
cristológicas. Aquellos que entendieron 'Mi Señor' en alusión a Jesús, y 'mi Dios' en alusión a
Dios [el Padre] fueron sospechosos de herejía cristológica en el siglo V EC. Muchos
comentaristas modernos también han rechazado esa interpretación y, en su lugar, entienden
la confesión como una afirmación de que Jesús es tanto “Señor” como “Dios”. Al hacerlo, se
ven obligados a interpretar 'Dios' como una referencia a λόγος "[logos]. Pero es perfectamente
apropiado que Tomás responda a la resurrección de Jesús con una confesión de fe tanto en
Jesús como su Señor y en Dios que envió y resucitó a Jesús. Interpretar la confesión de esta
manera realmente tiene mejor sentido en el contexto del Cuarto Evangelio. En [Juan]14.1 se
fomenta la creencia tanto en Dios como en Jesús, en un contexto en el cual se destaca
particularmente a Tomás ... Si entendemos la confesión de Tomás como una afirmación de que
Jesús es Dios, esta confesión en [Juan]20.31 se convierte en un anticlímax.[8]

Es manifiesto entonces que la respuesta de Tomás fue en respuesta a su convicción de que


Jesús había resucitado de entre los muertos. No estaría fuera de lugar que Tomás ofreciera
una exclamación de alabanza a Jesús como su "Señor" por ser el mesías enviado y al Padre
como su "Dios", porque demostró serlo al resucitar a su Hijo de entre los muertos. (Cf. Lucas
9:20-22)

Anteriormente examinamos la construcción ASKAS de Sharp (Artículo + Sustantivo + KAI +


Artículo + Sustantivo) que siempre hace referencia a dos personas distintas, sin embargo no se
necesita una regla para ver en esta construcción griega a dos personas distintas, es muy común
en el NT griego encontrar dos sustantivos con artículo conectados por καὶ en alusión a dos
personas distintas. Veamos algunos ejemplos :

Mt 12:47, ἡ μήτηρ σου καὶ οἱ ἀδελφοί σου [la madre de ti y los hermanos de ti]

Mt 12:49 ἡ μήτηρ μου καὶ οἱ ἀδελφοί μου [la madre de mi y los hermanos de mi]

Mc 3:32 ἡ μήτηρ σου καὶ οἱ ἀδελφοί σου [la madre de ti y los hermanos de mi]

Mc 3:34 ἡ μήτηρ μου καὶ οἱ ἀδελφοί μου [la madre de mi y los hermanos de mi]

Mc 7:10 τὸν πατέρα σου καὶ τὴν μητέρα σου [el padre de ti y a la madre de ti]

Lc 8:20 ἡ μήτηρ σου καὶ οἱ ἀδελφοί σου [la madre de ti y los hermanos de ti]

1 Ts 3:11 ὁ θεὸς καὶ πατὴρ ἡμῶν καὶ ὁ κύριος ἡμῶν Ἰησοῦς [el Dios y padre de nosotros y el
señor de nosotros Jesús]

2 Ts 2:16 ὁ κύριος ἡμῶν Ἰησοῦς Χριστὸς καὶ ὁ θεὸς ὁ πατὴρ ἡμῶν

Ap 20:6: τοῦ θεοῦ καὶ τοῦ χριστοῦ [el Dios y el Cristo]

En Juan 20:28 tenemos la misma contrucción gramatical griega ὁ κύριός μου καὶ ὁ θεός μου (el
señor de mi y el dios de mi) que a la luz de todo lo que hemos considerado se podría
argumentar que la exclamación de alabanza de Tomás es dirigida a Jesús y al Padre como dos
personas distintas.
Con todo, está interpretación solo es una posibilidad además el uso del artículo en este
versículo no es concluyente, como revelan varios ejemplos del NT. (Véase por ejemplo
Apocalipsis 4:11) [9]

No hay duda de que Tomás le estaba hablando a Jesús en Juan 20:28, y que él (εἶπεν
αὐτῷ/eipen auto) fue el objeto de su exclamación y asombro. Tomás ahora creía, porque la
evidencia estaba frente a él en la persona de Jesús.

Nominativo de exclamación: "y Tomás exclamó: `¡Mi Señor y mi Dios!"

Aunque Tomás le estaba hablando a Jesús y aunque él, fue el objeto de su exclamación y
asombro, no hay por qué concluir que él estaba adjudicando su exclamación a Jesús. La
respuesta de Tomás dada a Jesús fue después de estar convencido de que Jesús había sido
levantado de la muerte por Dios.

Hugues Oltramare, uno de los exégetas más importantes de la iglesia Reformada suiza en el s.
XIX dice :

“Juan, xx, 28. Esta es la historia de Tomás el incrédulo convirtiéndose en creyente. Él toca las
heridas del Salvador y exclama: ¡Mi Señor y mi Dios! — Vean, dicen, que Tomás llama a
Jesús su Señor y su Dios, así que es Dios mismo. — Nosotros pensamos que esta interpretación
está viciada. En efecto, Tomás se niega a creer las palabras de los discípulos que le dicen haber
visto al Salvador: pero él no creerá hasta que lo haya visto con sus propios ojos, y haya tocado
las cicatrices. Ocho días después el Salvador se presenta. Le dice a Tomás: Mete aquí tu dedo y
mira mis manos; acerca también tu mano y métela en mi costado, y no seas más incrédulo,
sino creyente. Tomás respondió y le dijo: ¡Mi Señor y mi Dios! —Nosotros defendemos
que estas palabras no son más que una exclamación arrancada por la maravilla de la
resurrección de Jesucristo, que es tan grande que hace remontar el sentimiento de Tomás
hacia Dios, de quien proviene lo extraordinario, como esas exclamaciones que utilizamos
también en nuestra casa: ¡Dios mío! o ¡Señor Dios! También Jesús aprovecha esta expresión
del convencimiento en el que se encuentra Tomas, que está viendo delante de él a Jesús, que
había sido crucificado y enterrado, para reprocharle amigablemente su dificultad para creer; le
dice: Porque has visto, has creído (has creído que yo soy el Señor Jesús que había sido
crucificado); felices los que creyeron sin haber visto.[10]

Apoya también este hecho la forma en al que algunas traducciones de la biblia vierten la
palabra griega ἀπεκρίθη por “reaccionó" o “exclamó” (LBL, DHH, NTV y NBE). [11], [12]

Otra importante evidencia gramatical que apoya ésta última conclusión es la forma particular
de la palabra usada por Tomás cuando dijo "Señor".

En Juan 20:28, las palabras de Tomás no se escriben con el sustantivo "Señor" en su forma
vocativa típica (caso gramatical de tratamiento directo) κύριε. Más bien, se usa la forma
nominativa κύριός. Es probable que aquellos que han estudiado algunas cosas sobre el griego
antiguo respondan rápidamente señalando que muchas palabras perdieron su forma vocativa
al nominativo cuando se escribió el NT. Es cierto, en su mayor parte. Pero "Señor" conservó su
forma vocativa en griego clásico, en la LXX, en el NT, y en los papiros, con apenas un puñado
de casos donde ὁ κύριός se usa como vocativo.

Es por eso que Edwin Abbott escribe:


“Los papiros egipcios usan κύριε libremente, pero nunca, hasta donde se alega, o κύριός
vocacionalmente. Por lo tanto, una gran masa de evidencia de todas las [representaciones]
griegas existentes [muestra] que, si el vocativo hubiera sido intencionado [en Juan 20:28], se
habría empleado κύριε. Esto es confirmado por las versiones latinas, que tienen dominus.”
(corchetes añadidos)[13]

Curiosamente en otra ocasión cuando Tomás le dijo directamente a Jesús “señor” uso la forma
vocativa típica (de tratamiento directo) κύριε

Juan 14:5 Le dijo (Λέγει αὐτῷ) Tomás: Señor (κύριε), no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues,
podemos saber el camino?

Es claro que en Juan 20:28, sí Tomás hubiera querido llamarlo directamente “Señor" a Jesús, él
hubiera usado la forma vocativa de dirección o tratamiento directo κύριε, así como lo uso en
Juan 14:5 además esto estaría en armonía con la convicción de Tomás después de ver a Jesús
resucitado de entre los muertos. [14]

En réplica a este argumento los trinitarios señalan Salmos 35:23 (LXX) donde leemos

“Levántate, Señor (κυ̇ριε), y atiende mi juicio, oh mi Dios y mi Señor (κυριο̇ς), a mi causa.”

En respuesta podemos decir que el único ejemplo de la LXX donde aparece κύριός usado como
vocativo está en el Salmos 35:(34)23, donde a Jehová se le dirige con las palabras ὁ θεός μου
καὶ ὁ κύριός μου, ("mi Dios y mi Señor"). Pero aquí "Dios" precede a "Señor". Esto es lo
opuesto a lo que tenemos en Juan 20:28 y resulta significativo al explicar por qué el
nominativo se usa aquí como vocativo.

Abbott explica: "['señor' en Salmos 35:23 (34:23)], ya que sigue la forma nominativa del
vocativo, ὁ θεός μου, se traduce por conformidad ὁ κύριός μου. En Jn [20:28], “ὁ κύριός”
precede a “ὁ θεός”. [15]

Así que incluso el único ejemplo en la LXX donde tenemos la forma nominativa κύριός utilizada
como vocativo, hay una buena razón para su uso como tal allí, pero esa buena razón no se
aplica al uso de κύριός en Juan 20:28.

De esto no se debe entender que, debido a que Abbott no creía que "Señor" en Juan 20:28 se
usa como vocativo, no creía que Tomás le confiriera a Jesús los títulos de "Señor" y "Dios".
Abbott sí creía que el "Señor" de Tomás se había convertido para él en su Dios, para que
[Tomás] dijera: 'Mi Señor también es mi Dios'. Pero Abbott reconoció las características únicas
de este texto griego de una manera que es consistente con lo que se está presentando como
argumento.

El académico Harris también es consciente de los problemas que rodean el uso de κύριος en
Juan 20:28. Él argumenta que ὁ κύριος puede ser considerado un nominativo de dirección (por
vocativo) en el uso Juanino a la luz de lo que parecen ser usos similares de κύριος en Juan
13:13 (ὑμεῖς φωνεῖτέ με ὁ διδάσκαλος καί ὁ κύριος, "ustedes me llaman 'Maestro' y 'Señor' ")
y en Apocalipsis 4:11 (Ἄξιος εἶ, ὁ κύριος καὶ ὁ θεὸς ἡμῶν) [16]

Mientras que κύριος en Apocalipsis 4:11 podría ser una instancia de un nominativo por
vocativo, κύριος en Juan 13:13 podría ser un nominativo de apelación más que un nominativo
usado como vocativo, similar a Apolión (Griego: Ἀπολλύων ["Destructor"] ]) en Apocalipsis
9:11.
Daniel Wallace [17] dice sobre Juan 13:13 y Apocalipsis 9:11 :

Con respecto a Apocalipsis 4:11 como una posible instancia de κύριος nominativo por vocativo
hay que tener en cuenta algunos factores :

En este versículo encontramos variantes textuales el texto de Nestle-Aland 28 ofrece el


siguiente aparato crítico sobre Apocalipsis 4:11 respecto a la frase ὁ κύριος.[18]

Tienen κύριε, P, un manuscrito uncial del s. IX, 1854, un minúsculo del s. XI, la letra M gótica
con la A en subíndice significa un buen número de manuscritos bizantinos junto con el
comentario al apocalípsis de Andrés de Cesarea del s. VI, la sy con el sub-índice h significa la
versión Siriaca Harclense del año 616.

Estas evidencias no tienen mucha relevancia como para usarlo como base para sustentar está
variante pero en el mismo aparato crítico aparece también el Códice Sinaitico del siglo IV uno
de los mansucritos más confiables y más autoridad tiene κύριε ὁ κύριος καὶ..

Códice Sinaitico * IV Apocalipsis 4:11 (los sustantivos están en Nomina Sacra, es la


abreviatura de varios nombres o títulos divinos que se producen con
frecuencia, especialmente en los manuscritos griegos de la Sagrada
Escritura . Una nómina sacra se compone de dos o más letras de la palabra
original atravesado por una línea alta)

La interpretación de Apocalipsis 4:11, en el mejor de los casos, esta en debate. Parece


probable que el uso de κύριος de caso nominativo es el de un apositivo en lugar de un
sustantivo de dirección.

Ahora bien, es posible también que κύριε (κύριος) fuera un nomen Sacrum con el que se
sustituyó al Tetragrámaton. [19], [20], [21], [22], [23], [24], [25]
También debemos añadir que en Apocalipsis 4:11 encontramos que el ἡμῶν posesivo
("nuestro") se usa solo una vez, con θεὸς. Sin embargo en Juan 20:28 usa un posesivo tanto
con κύριος como con θεὸς.

En conclusión no hay ninguna evidencia clara en la biblia de que cuando alguien le habla
directamente a Jesús y lo llama “Señor" usen la forma nominativa κύριος siempre se uso la
forma de típica de dirección κύριε además hubiera sido totalmente adecuado de que Tomás
haya usado κύριε en este contexto.

No hay ninguna razón para pensar que κύριε no pudo transmitir la solemnidad formal de la
ocasión en Juan 20:28, tal y como se hace en Lucas 10:21 o Hechos 7:59

Finalmente, algunos trinitarios esgrimen que εἶπεν αὐτῷ (dijo a el) es una evidencia de que
Tomás si llamo a Jesús “Señor" pero εἶπεν αὐτῷ solo indica que Tomás le responde a Jesús más
no le adjudica dicha frase, en apoyo a esto Georg Winer dice :

"Por otro lado, [Juan 20:28], aunque dirigido a Jesús (εἶπεν αὐτῷ) es más bien una exclamación
que una dirección, y, en los autores griegos, tal Nom[inativo] tiene una primitiva y fuerte
prominencia ". (Corchetes añadidos) [26]

Véase por ejemplo Marcos 3:34, Mateo 16:23 y Génesis 19:18 en la LXX. [27], [28], [29]

εἶπεν αὐτῷ no descarta que Juan 20:28 sea una instancia del nominativo de exclamación. El
académico Max Zerwick [30] dice que el nominativo de exclamación es una forma posible de
entender la gramática de 20:28, pero también enumera el nominativo el lugar de vocativo.

Sin embargo, si Juan 20:28 es nominativo en lugar de vocativo, eso no significa que Jesús está
siendo identificado como Dios Todopoderoso. Debemos leer Juan 20:28 dentro del contexto
de Juan 17:3, 20:17 y 20:31. Ver también Juan 1:18.

Nominativo en lugar de vocativo, en dirección a Jesús: “en respuesta Tomás le


dijo, ‘Mi Señor y mi Dios!’”
Sin embargo, aunque los testigos de Jehová somos conscientes de que las palabras de Tomás,
en todo o en parte, pueden aplicarse al Dios y Padre de Jesús, aún asi mantenemos que
también es probable que Tomás se dirige directamente a Jesús como su "Señor" y "Dios". No
tenemos problemas con admitir esté hecho, esto se puede aceptar siguiendo el modelo de las
numerosas referencias a los ángeles como “Dios” o incluso cuando estos hacían uso de el
pronombre en primera persona del singular y decían “Yo soy el Dios verdadero”. La expresión
de Tomás “mi Dios”, indica que él podria estar reconociendo a Jesús como el Portavoz y
Representante de Dios, tal como otros se dirigieron a un mensajero angelical como si éste,
fuera Jehová. (Génesis 18:1-5, 22-33; 31:11-13; 32:24-30; Jueces 2:1-5; 6:11-15;13:9, 20-
22; Éxodo 3:2-5; Hechos 7:30, 38) [31]

John Martin Creed, profesor de divinidad en la Universidad de Cambridge, declaró:

“La exclamación de adoración de Santo Tomás ‘mi Señor y mi Dios’ (Juan xx. 28) no equivale
exactamente a dirigirse a Cristo como siendo Dios, sin limitar el sentido, y debe ser equilibrada
con las palabras del mismo Cristo resucitado a María Magdalena (Jn 20 vs. 17): ‘Ve a mis
hermanos y diles, asciendo a mi Padre y Padre de ustedes y a mi Dios y Dios de ustedes.’”[32]

Tomás también pudo haberse dirigido a Jesús como “Dios” en el sentido limitado de ser “un
dios,” pero no el Dios Todopoderoso. Esto puede ser entendible a la luz de otros pajases de la
escritura :

2Corintios 4:4: “en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos,
para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de
Dios.”

En este versículo dice de Satanás el diablo es ο θεος του αιωνος τουτου (ho theos tou aionos
toutou) el dios de este mundo/siglo/sistema

Lo que se quiere dar a entender acerca de ambos pasajes es que no tenemos simplemente ο
θεος (ho theos), sino que hay calificadores añadidos al sintagma nominal en cada caso, es decir
que en 2 Cor 4:4, no es simplemente "el dios" (ο θεος/ho theos), sino "el dios/Dios de este
siglo" así mismo en Juan 20: 28 no tenemos simplemente "el Dios" (ο θεος/ho theos) sino “el
dios de mi” (o Dios mío)

Cuando en 2 Corintios 4:4 se refiere al Diablo como ο θεος του αιωνος τουτου (ho theos tou
aionos toutou), claramente la referencia no es al Dios verdadero. La expresión ο θεος (Dios o el
dios) está calificada por una frase en genitivo του αιωνος τουτου,(de este mundo / edad /
sistema). Por lo tanto, no es un título sino que explica la posición ocupada por el diablo en
relación con este mundo, a saber, que es su dios.

Del mismo modo, Juan 20:28 tiene ο θεός seguido de un genitivo, en este caso μου (mou, de
mí, o mi). Por lo tanto, no es un título, sino que muestra la posición ocupada por el dirigido en
relación con Tomás, es decir, que era Dios (un dios) para Tomás, debido a la posición que se le
ha otorgado y de la autoridad con la que ha sido dotado. (Mateo 28:18; Hechos 2:36;
Filipenses 2:9, 10)

Otros ejemplos donde hay calificadores añadidos Revelación 11:13; Efesios 1:17; Romanos
15:13; Romanos 16:20. También ver Juan 8:54 y Daniel 2:44 (LXX).

Tal confesión, como en el caso de Tomás, está calificada no solo por el contexto sino también
por toda la Escritura. El mismo Jesucristo dijo: “El Padre es mayor que yo”, y se refirió al Padre
como su Dios, “el único Dios verdadero”. (Jn 14:28; 17:3; 20:17; Mr 15:34; Rev 1:1; 3:12.) En
muchas ocasiones Jesús expresó su inferioridad y subordinación a su Padre. (Mt
4:9, 10; 20:23; Lu 22:41, 42; Jn 5:19;8:42; 13:16.) Aun después de su ascensión al cielo, sus
apóstoles continuaron transmitiendo la misma idea. (1Co 11:3; 15:20, 24-28; 1Pe 1:3;1Jn
2:1; 4:9, 10.),

Aquí en Juan 20:17 Jesús, en el mismo estado en que Tomás se dirige a él, dice que el Padre es
“su Dios”, una vez más diferenciando entre los dos en términos de θεός, y reconociendo la
superioridad del Padre sobre él, como “su Dios”. (Véase también Rev 3:12) Lo que es cierto
acerca de Juan 20:28 es que las palabras de Tomás no son de ninguna manera una afirmación
de algo compatible al Trinitarianismo, porque Tomás no tenía el concepto de una Trinidad
consustancial.

Por tanto las palabras de Tomás se pueden entender en el contexto en la que se usa el término
“Dios” en el Antiguo Testamento, donde los ángeles son llamados "dioses" (Salmos 8:5; 97:7;
138:1) y con frecuencia representan a Jehová como "Dios". Pero no hay ningún indicio de algo
parecido a la teología trinitaria para que podamos utilizar al explicar las palabras de Tomás, a
menos que supongamos que Tomás y el resto de los discípulos obtuvieron de algún modo una
comprensión definida de Dios, consistente con la Teología trinitaria tardía.

Sin embargo, incluso los trinitarios reconocen que la doctrina no se desarrolló por completo
hasta siglos posteriores, cuando diversas controversias dieron lugar a la necesidad de buscar
más claridad con respecto a la naturaleza de Dios y Cristo por parte de la Biblia. Si los cristianos
del primer siglo creían en un Dios trino, es verdaderamente notable que hablarían de Cristo
como “Dios” en un sentido trinitario.

Los testigos de Jehová creen que las referencias del NT a Cristo como θεός se entendieron en
relación con el concepto del AT de “elohim”, que permitió el reconocimiento de otros dioses
secundarios sin comprometer la fe israelita de un solo Dios verdadero (comparar Isa 9: 6).
Judíos como Tomás podían apreciar fácilmente el hecho de que Jesús pertenecía a esta
categoría secundaria de dioses, a pesar de que Tomás apenas comenzaba a comprender los
detalles del papel de Jesús en el propósito de Dios.

De manera interesante, los judíos probablemente desarrollaron un entendimiento sobre la


divinidad de Jesús, cuando en el contexto de uno de sus debates con ellos, Jesús aceptó el
título θεός en un sentido paralelo al de otros en la Biblia, que también se llaman “dioses”(Juan
10: 33-36).

Conclusión

Cómo hemos visto la expresión de Tomás “mi señor y mi Dios” no es ninguna referencia a un
Dios-trino hijo, en este análisis hemos visto las muchas maneras posibles que se debe
interpretar este verisculo, no podemos ser dogmáticos al leer Juan 20:28 por eso hemos
mantenido el equilibrio en la interpretación pero sea cual sea la forma en que debamos
entenderlo debemos tener en cuenta la declaración de cierre del apóstol Juan en Jn 20:31:
"Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que
creyendo, tengáis vida en su nombre." (RV60)

Es claro que Juan quiere que entendemos que Jesús es el hijo de Dios más no el Dios
Todopoderoso y en base a todas las evidencias analizadas la palabra “hijo” aquí se entiende en
sentido literal como cuando se habla de una padre natural y su hijo, no como si Jesús fuera
parte de alguna misteriosa Deidad trinitaria.

Nota final

En otras exclamaciones o afirmaciones donde se confesaba algo sobre Jesús directamente


siempre el que la expresaba DECIA “tu eres" (σὺ εἶ )

Jn 1:49: "Le respondió Natanael:¡Rabbí, Tú eres el Hijo de Dios!¡Tú eres el Rey de Israel!"(BTX
3ra edición)

"ἀπεκρίθη αὐτῷ Ναθαναήλ Ῥαββεί, σὺ εἶ ὁ υἱὸς τοῦ θεοῦ, σὺ βασιλεὺς εἶ τοῦ Ἰσραήλ."

Mt 16:16: "Entonces Simón Pedro declaró: —¡Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo!"(BLP)

"Ἀποκριθεὶς δὲ σίμων Πέτρος εἶπε σὺ εἶ ὁ χριστὸς ὁ υἱὸς τοῦ θεοῦ τοῦ ζῶντος."
Sí fuera el caso de que Tomás hubiera querido confesar que Jesús era el Dios trino ¿Por qué
entonces no le dijo TU ERES MI SEÑOR Y MI DIOS?

De seguro Tomás hubiera expresado de esa forma su exclamación si es que en realidad él tenía
en su mente que Jesús era el Dios verdadero y el apóstol Juan lo hubiera escrito pero el cierra
el episodio negando la deidad del Cristo (Juan 20:31)

Objecion simple

Tomás respondió y le dijo a Jesús “Señor mío y Dios mío" esto fue un acto de adoración de
parte de él ya que así el confesó su plena deidad, lo confirma el hecho de que Jesús no lo
corrigió.

**
Réplica a la objeción

La frase de Tomás no fue ningún acto de adoración, lo prueba el hecho de que Jesús no lo
corrijo pues de ser así sin duda Jesús lo hubiera corregido más aún sabiendo que en 20:17 él
envía un mensaje a sus apóstoles donde les avisa que ha resucitado de entre los muertos. De
hecho cuando los apóstoles vieron a Jesús el contexto dice que se regocijaron por que vieron al
señor (vv.20) no hay indicio de que ellos creyeron que habían visto al Dios verdadero. La
exclamación de Tomás debe interpretarse deacuerdo al contexto y las palabras registradas en
Juan 14:28 “el padre es mayor que yo”.
__________________________

[1] Traducción del Nuevo mundo de las santas escrituras edición con referencias (Rbi 8) 1987
pág. 1305

[2] C. F. D. Moule, An Idiom Book of New Testament Greek, 2d ed. (Cambridge: Cambridge
University Press, 1959), 116-117.

[3] A Grammar of the Greek New Testament in the Light of Historical Research por A.T.
Robertson, página 461... En la página 462 dice “Cuando Thomas dijo ὁ κύριός μου καὶ ὁ θεός
μου (Juan 20:28), le dio a Cristo plena aceptación de su deidad y del hecho de su resurrección".

[4] From The Watchtower, 1955, September 1, "Question from Readers".

[5] Comentario al texto griego del nuevo testamento por A.T. Robertson.. 2Cor 4:4 : El dios de
este mundo (ho theos tou aiönos toutou). «Siglo» o «era», más exactamente, como en 1Co
1:20. Satanás es «el dios de este siglo», una frase que no aparece en ningún otro lugar en el
N.T., pero Jesús emplea la misma idea en Jua 12:31; Jua 14:30, y Pablo en Efe 2:2; Efe 6:12, y
Juan en 1Jn 5:19.

[6] Curtis Vaughn, and Virtus Gideon, A Greek Grammar of the New Testament, Nashville,
Broadman Press, 1979, p. 83.

[7] Daniel B. Wallace y Daniel S. Steffen, Gramática griega: sintaxis del Nuevo Testamento.
Segunda edición con apéndice (Editorial Vida, Miami, 2015), Regla Sharp.

[8] Margaret Davies, Rhetoric and Reference in the Fourth Gospel (JSNTSup 69; Sheffield:
Sheffield Academic Press, 1992), 125-126.
[9] Apocalipsis 4:11 [WH 1881] : “ὁ κύριος καὶ ὁ θεὸς ἡμῶν..” (El señor y el Dios nuestro) Aqui
se usa una construcción gramatical similar a la que aparece en Juan 20:28 dos sustantivos con
artículo conectados por KAI aludiendo a una sola entidad “el señor” [YHWH Dios].

[10] Instruction Évangélique Sur Trois Questions: Qui Est Jésus-Christ? Qu'est-il Venu Faire?
Que Faire Pour Être Sauvé? (Paris y Genéve, 1845, págs. 27 y 28)

[11] Diccionario expositivo de palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento


exhaustivo (Caribe, 1999, 4ª reimpresión 5/2001), pág. 779 del diccionario de griego deW. E.
Vine. explica lo siguiente: “..significa bien dar una respuesta a una pregunta (su uso más
frecuente) o comenzar a hablar, pero siempre donde ha habido algo que ha precedido a esto,
ya sea una afirmación, y a un acto al que se refieren las observaciones que se pronuncian;..”

[12] Diccionario del griego bíblico. Setenta y Nuevo Testamento por Amador Ángel García
Santos (Verbo Divino, Estella, 2011, pág. 103) dice lo siguiente : b) decir algo como reacción a
lo que acaba de decir otro en un diálogo, decir, contestar, responder.

[13] E. Abbott, Johannine Grammar (London: Adam and Charles Black, 1906), page 94, sec.
2049.

[14] Todos los casos del NT cuando le hablan directamente a Jesús y le dicen “señor” siempre
se usa la forma vocativa de dirección κυριε Mt 7:21, 22; Mt 8:2, 6; Mt 8:8; Mt 8:21; Mt
8:25; Mt 9:28; Mt 11:25; Mt 13:27; Mt 14:28 Mt 14:30; Mt 15:22; Mt 15:25; Mt 15:27; Mt
16:22; Mt 17:4; Mt 17:15; Mt 18:21; Mt 20:30; Mt 20:31; Mt 20:33; Mt 21:30; Mt 25:11; Mt
25:20; Mt 25:22; Mt 25:24; Mt 25:37; Mt 25:44; Mt 26:22; Mt 27:63; Mr 7:28; Lu 5:8; Lu
5:12; Lu 6:46; Lu 7:6; Lu 9:54; Lu 9:59; Lu 9:61; Lu 10:17; Lu 10:21; Lu 10:40; Lu 11:1; Lu
12:41; Lu 13:8; Lu 13:23; Lu 13:25; Lu 14:22; Lu 17:37; Lu 18:41;Lu 19:8; Lu 19:16; Lu 19:18; Lu
19:20; Lu 19:25; Lu 22:33; Lu 22:38; Lu 22:49; Jn 4:11; Jn 4:15; Jn 4:19; Jn 4:49; Jn 5:7; Jn
6:34; Jn 6:68; Jn 8:11; Jn 9:36; Jn 9:38; Jn 11:3; Jn 11:12; Jn 11:21; Jn 11:27; Jn 11:32; Jn
11:34; Jn 11:39; Jn 12:21; Jn 12:38; Jn 13:6; Jn 13:9; Jn 13:25; Jn 13:36; Jn 13:37; Jn 14:5; Jn
14:8; Jn 14:22; Jn 20:15; Jn 21:15; Jn 21:16; Jn 21:17; Jn 1:20; Jn 21:21; Hch 1:6; Hch 1:24; Hch
4:29; Hch 7:59; Hch 7:60; Hch 9:5; Hch 9:10; Hch 9:13; Hch 10:4; Hch 10:14; Hch 11:8; Hch
22:8; Hch 22:10; Hch 22:19; Hch 26:15; Ro 10:16; Ro 11:3; Heb 1:10, Re 7:14; Re 11:17; Re
15:3; Re 15:4; Re 16:7; Re 22:20.

[15] E. Abbott, Johannine Grammar, page 93, sec. 2049, note 2

[16] Harris, Jesus as God, page 108.

[17] Daniel B. Wallacey Daniel S. Steffentitulada Gramática griega: sintaxis del Nuevo
Testamento. Segunda edición con apéndice (Editorial Vida, Miami, 2015). Caso nominativo.

[18] Nestle-Aland NOVUM TESTAMENTUM GRAECE 28. revidierte auflage pág. 745

[19] Ludwig Traube (Nomina Sacra. Versuch einer Geschichte der christlichen Kürzung, Munich
1907, p.36) propuso que la nomina sacra comenzara entre los judíos de habla griega que
buscaban imitar la escritura consonántica hebrea del nombre divino al omitir las vocales de
theos.
[20] A.H.R.E. Paap (Nomina Sacra in the Greek Papyri of the First Five Centuries, Leiden 1959,
pp.119-27) estuvo de acuerdo en que la forma contraída era una imitación de la ortografía
consonántica del tetragrammaton.

[21] Schuyler Brown ("Concerning the Origin of the Nomina Sacra", Studia Papyrologica 9
(1970) pp.7-19) propuso que kurios se usó por primera vez como una forma reverencial para
hacer que el griego sustituyera al tetragrammaton en copias cristianas del Antiguo Testamento
griego.

[22] Kurt Treu ("Die Bedeutung des Griechischen fur die Juden im romischen Reich", Kairos 15,
1973, pp.123-144) sostuvo que la nomina sacra incluía inicialmente tanto theos como kurios
para distinguirlos en textos griegos donde servían como equivalentes de traducción para el
tetragrammaton.

[23] Colin H. Roberts (Manuscript, Society and Belief in early Christian Egypt, London: The
British Academy, 1979, pp.35-48) argumentó que la nomina sacra es una innovación cristiana
que refleja la influencia de la reverencia judía por el nombre de Dios, remodelada bajo el
impacto de las convicciones religiosas cristianas.

[24] George Howard ("Tetragrammaton in the New Testament" Anchor Dictionary of the Bible,
vol. 6 (New York, 1992), pp. 392–393) argumentó que kurios y theos fueron la nomina sacra
inicial, "primero creada por escribas cristianos no judíos que al copiar el texto LXX no
encontraron una razón tradicional para preservar el tetragramaton" y pueden haber
considerado las formas contraídas de estas palabras "análogas a la nombre hebreo divino sin
vocales ".

[25] Larry Hurtado ("The Origin of the Nomina Sacra: A Proposal", Journal of Biblical Literature,
Vol.117, No.4, 1998, p.663) Pero parece probable que la reverencia judía por el nombre divino,
y particularmente la práctica judía de marcar el nombre divino reverentemente en formas
escritas, probablemente nos proporcione el elemento clave en el trasfondo religioso que los
primeros cristianos adaptaron de acuerdo con sus propias convicciones religiosas y expresado
en la nomina sacra.

[*]
(http://www.codexsinaiticus.org/en/manuscript.aspx?book=59&chapter=4&lid=en&side=r&ve
rse=11&zoomSlider=0)

[26] G.B. Winer, A Grammar of the Idiom of the New Testament [Andover: Warren F. Draper,
1897], 183.

[27] En Mateo 16:23 aparece en griego εἶπεν τῷ Πέτρῳ (y le dijo a Pedro) aquí el nombre
“Pedro" es equivalente con el pronombre personal αὐτῷ (él).

[28] En Génesis 19:18 Aqui aparece ει̇πε....αυτου̇ς (y dijo... a ellos) en este episodio Lot se
dirige directamente a los angeles sin embargo no está identificando al SEÑOR (YHWH) con los
ángeles, la LXX tiene “Señor”, en el texto hebreo aparece “adonay” (a) Uno de los 134 cambios
deYHWH a ’Adho·nái que hicieron los escribas. Véase Ap. 1B. Traducción del Nuevo mundo de
las santas escrituras edición con referencias (Rbi 8) 1987

[29] En Marcos 3:34 se usa λέγει y en Juan 20:28 se usa εἶπεν ambos son equivalentes y
significan lo mismo “decir, hablar, etc están consignadas bajo el mismo número
Strong 3004.
[30] Análisis gramatical del griego del Nuevo Testamento por Max Zerwick y Mary
Grosvenor(Verbo Divino, Estella, 2008; pág. 409)

[31] En Jueces 6:22 según la TLA leemos que Gedeón lleno miedo exclamó directamente al
ángel de Jehová “Dios mío” que es la misma expresión que aparece en Juan 20:28 donde
Tomás se dirige directamente a Jesús como “mi señor y mi Dios” , la LXX Septuaguinta in
American English traduce “Ah, ah, Lord my God!” que en español seria “¡Oh, oh, Señor mi
Dios” aunque en griego dice ἆ ἆ, κύριέ μου κύριε y en hebreo dice ’ă·hāh ’ă·ḏō·nāy Yehowah
(“¡ah señor Jehová!”) sea cual sea la forma correcta de leer este pasaje lo cierto es que al
ángel de Jehová se le identifica como Dios mismo.

[32] The Divinity of Jesús Christ, por John Martin Creed, página 123.