Sunteți pe pagina 1din 13

1

ANATOMÍA TOPOGRÁFICA

La anatomía topográfica proviene de dos palabras griegas Topos "lugar o región" y


Grafos "describir", se la conoce también como anatomía quirúrgica. Su conocimiento es
importante debido que estudia en una zona o región, sus límites y contenido, así como
las relaciones que mantienen entre sí las diferentes estructuras que en ella se localizan.
Su importancia práctica radica en que posibilita ubicar el lugar de una lesión y los
órganos que podrían estar afectados.

De igual modo, cuando se realiza una intervención quirúrgicas obre un órgano, vaso
sanguíneo, nervio o músculo, su conocimiento permite identificar qué estructuras se
deben respetar en cada región determinada y cuáles se pueden escindir o extirpar,
según la importancia funcional de las estructuras vecinas.

No obstante, se debe recordar que la cabeza y su esqueleto, el cráneo, se encuentran


divididos en neurocráneo y cráneo visceral o facial. Tal división corresponde a una línea
sinuosa que parte de la raíz de la nariz, cruza por el reborde orbitario superior, el arco
cigomático, por debajo del poro acústico externo y el proceso mastoideo, y termina en
la protuberancia occipital externa.

Función de anatomía topográfica: Su principal función es que sirve como base


fundamental para la interpretación clínica en determinadas zonas o regiones.

ESQUELETO FACIAL

La cara es el conjunto de los diversos huesos que constituyen un


macizo óseo. Tiene forma prismática triangular, cuyas tres caras
son dos anterolaterales y una posterior.

Presenta además dos bases: una superior y otra inferior. La base


superior une el esqueleto facial a la base propia del cráneo,
formada por los huesos frontal, etmoides y esfenoides. La base
inferior es una amplia excavación limitada por fuera por la
mandíbula y por arriba por la bóveda palatina.

Las caras anterolaterales presentan hacia la línea media, de arriba hacia abajo, el dorso
de la nariz, la apertura piriforme, los incisivos y el hueso alveolar de los maxilares, la
2

sínfisis y la protuberancia mentoniana. A los lados se encuentran la cavidad orbitaria, el


agujero infraorbitario, el arco cigomático, la fosa canina, la rama y el cuerpo de la
mandíbula con el agujero mentoniano. La cara posterior presenta por arriba las coanas
y por debajo el espacio comprendido entre las dos ramas de la mandíbula.

REGIÓN SUPERFICIALES DE LA CARA

REGIÓN PALPEBRAL

LÍMITES
Por arriba
La región superciliar.
Por abajo
La región geniana.
Por dentro
La región nasal.
Por fuera
La región temporal.

PLANOS
1. Piel y tejido celular subcutáneo.
2. Plano muscular, constituido por el músculo
orbicular de los párpados.
3. Plano esquelético, constituido por el llamado septo
orbital del que derivan los tarsos. El plano profundo de
la región está constituido por la conjuntiva palpebral.
4. El paquete vasculonervioso de la región se halla
constituido por las arterias palpebrales y los ramos
motores procedentes del facial superior y los sensibles
del nasal externo, del frontal lagrimal y el suborbitario.
3

REGIÓN LAGRIMAL
En la región lagrimal hay que considerar dos zonas:

A. LAGLÁNDULALAGRIMAL

LOCALIZACIÓN

En la fosita lagrimal
Que se coloca en el ángulo superoexterno de la órbita, es decir, por encima del canto
externo de la órbita.

La inervación
Se debe al asa lagrimal, que procede del segundo ramo del trigémino que lleva las
fibras parasimpáticas del ganglio esfenopalatino, las cuales se agrupan con fibras de la
primera rama del trigémino para formar el asa lagrimal.

El asa lagrimal
Se localiza yuxtapuesta a la pared externa de la órbita,
por lo cual se afecta con mucha frecuencia en
traumatismos que pueden lesionarla y transtornar la
secreción.

B. LAS VÍAS LAGRIMALES

LOCALIZACIÓN
En el canto interno del ojo, e invaden la pared turbinal
formando el conductillo lagrimal
4

REGIÓN NASAL

LÍMITES
Por arriba
Una línea transversal que va de una ceja a la otra.
Por abajo
Otra línea horizontal que pasa por la extremidad
inferior del subtabique.
Lateralmente
Por la línea oblicua que sigue el surco nasogeniano.

PLANOS
1. Piel y tejido celular subcutáneo.
2. Plano muscular, constituido por los músculos piramidal
de la nariz, mirtiforme, elevador común del ala de la nariz y
del labio superior.
3. Plano vasculonervioso, constituido por las ramas de la
arteria nasal (oftálmica), dorsal de la nariz y arteria del
subtabique (facial). Ramos motores del facial y sensibles
del nasal externo suborbitario y nasal interno.
4. Plano esquelético, constituido por los huesos nasales,
la apófisis ascendente del maxilar y los cartílagos del ala
de la nariz y de los tabiques.
5

REGIÓN LABIAL
Comprende los labios, que son los dos pliegues musculomembranosos que forman la
pared anterior de la cavidad bucal y delimitan el orificio labial

LÍMITES

Por arriba
Por la base de la nariz y el surco labiogeniano
Por abajo
Por el surco mentolabial
Lateralmente
Una línea vertical localizada a 1 cm del ángulo de la
boca o por fuera de la comisura de los labios.

Forma exterior

Los labios presentan una cara anterior o cutánea y otra posterior o mucosa.
También tienen dos bordes: uno libre, que limita el orificio labial, y otro adherente, que
se continúa con las estructuras vecinas. Las extremidades se unen para formar las
comisuras.

En la cara anterior del labio superior se observa un surco vertical por debajo del
subtabique hasta el borde libre del labio, denominado filtrum o surco subnasal.
Generalmente es de forma triangular, de vértice superior, y su extremidad inferior
corresponde al tubérculo medio del borde libre. En el hombre, después de la
adolescencia, se localizan aquí los pelos que forman el bigote.

En el labio inferior se distingue, en la línea media, una pequeña depresión cutánea con
pelos llamada mosca; en las personas con barba extensa los pelos se extienden hasta
el labio inferior. Por debajo se encuentra un surco cutáneo transversal, el surco
mentolabial, que separa la región labial de la región mentoniana.
6

La cara posterior de los labios se encuentra revestida por la mucosa de la boca y en la


línea media está unida a la encía por un pliegue mucoso: el frenillo labial. El frenillo es
más grueso y desarrollado en el labio superior que en el inferior. El borde libre del labio
superior es saliente en su parte media y el inferior es deprimido.

CONSTITUCIÓN

La región está constituida por las siguientes capas o planos:

Piel. Está cubierta por un epitelio estratificado plano queratinizado, y presenta


glándulas sudoríparas y abundantes glándulas sebáceas, en relación con los folículos
pilosos.

Plano muscular. Según su acción sobre el orificio bucal,


los músculos se dividen en dilatadores y constrictores.
Los músculos dilatadores se disponen en forma radiada
al orificio labial; ellos son: elevador del ángulo de la boca
(canino), depresor del ángulo o de la comisura labial
(triangular de los labios), depresor del labio inferior
(cuadrado del labio inferior), elevador lateral y medial del
ala de la nariz y del labio superior, cigomáticos mayor y
menor, y platisma. Las fibras musculares del músculo
orbicular de los labios se disponen en forma de anillo alrededor del orificio labial y
corresponde al musculo constrictor.

Plano glandular o submucoso. Por detrás de la capa muscular


se encuentra situada una capa de glándulas pequeñas
denominadas glándulas labiales. En la capa de tejido celuloso,
que separa a los músculos de las glándulas, se encuentran las
arterias y venas labiales (coronarias) a una distancia de 7 a 8
mm del borde libre de cada labio.

Plano mucoso. Presenta un aspecto mamelonado debido a la


presencia las glándulas salivales subyacentes. El epitelio de
revestimiento es de tipo estratificado plano húmedo.

Borde libre.

El borde libre, o bermellón de los labios, es una zona de transición entre la piel y la
mucosa. Presenta papilas dérmicas alargadas y dispuestas densamente en la lámina
propia, así como asas capilares. El revestimiento no es cornificado o queratinizado, y su
sequedad se evita con la punta de la lengua que lo humedece con saliva. La coloración
es variable, dependiendo de los factores que intervienen en ella: la pigmentación (por lo
general, rosada en los europoides y oscura en los negroides), el grosor del epitelio y el
volumen de sangre circulante asociado a la vasodilatación o vasoconstricción.
7

Vasos y nervios.

La irrigación de la región labial depende


principalmente de las arterias labiales, procedentes
de la arteria facial a cada lado. La arteria derecha e
izquierda se anastomosan y forman un círculo arterial
alrededor del orificio labial, en forma de corona. De
aquí su nombre antiguo de arterias coronarias
superior e inferior. El drenaje venoso discurre hacia la vena facial.
La inervación sensitiva del labio inferior está dada por el nervio mentoniano, y la del
labio superior por el infraorbitario. La inervación motora de los músculos de la región
labial corresponde al nervio facial.

REGIÓN MENTONIANA

LÍMITES

Por arriba
El surco mentolabial.
Por abajo
El borde inferior de la mandíbula.
Lateralmente
Por dos líneas verticales que discurren desde las
comisuras labiales hasta el borde inferior de la
mandíbula

Forma exterior.
La forma del mentón es muy variable. Siempre es saliente y presenta a veces una
depresión cutánea media llamada fosita mentoniana.

Constitución.
La región está constituida por las siguientes capas o planos:

Piel y tejido subcutáneo.


Al igual que la de los labios, la piel es delgada y está revestida por un epitelio
estatificado plano queratinizado; presenta glándulas sudoríparas y sebáceas. En el
adulto del sexo masculino presenta los pelos de la barba. Debajo de ella se encuentra
una capa de tejido celulograsoso.

Plano muscular.
Está constituido por los músculos:
triangular de los labios, cuadrado de la
barba y borla del mentón. Además, en la
región se entrecruzan fibras o haces del
platisma (cutáneo del cuello). Puede
8

encontrarse un músculo inconstante, el transverso del mentón.

Plano esquelético.
El esqueleto comprende la porción media o anterior del cuerpo de la mandíbula, y
presenta como detalles anatómicos la protuberancia y tubérculos mentonianos. El
agujero mentoniano queda por fuera de la región y da paso a los vasos y nervios que se
distribuyen aquí. La zona deprimida a nivel de las raíces de los incisivos recibe el
nombre de fosa incisiva. Las partes blandas de la región mentoniana son movibles
sobre el esqueleto y su periostio .Al respecto se ha señalado la existencia de una bolsa
serosa entre el periostio y las partes blandas.

Vasos y nervios.
La irrigación de la región mentoniana está dada por
la arteria mentoniana, procedente de la alveolar
inferior, y algunas ramitas de la arteria
submentoniana, procedente
de la facial.

El drenaje venoso discurre hacia las arterias


homónimas y el linfático hacia los linfonodos
submandibulares y submentonianos.

La inervación motora está a cargo de ramas del


nervio facial, mientras que la inervación sensitiva
procede del nervio mentoniano, rama del alveolar inferior .

REGIÓN GENIANA

La región geniana se encuentra situada en la parte


lateral de la cara.

LÍMITES

Por arriba
El borde inferior de la órbita.

Por debajo
El borde inferior del cuerpo de la mandíbula.

Por detrás
El borde anterior del músculo masetero.

Por delante
El surco nasogeniano, labiogeniano. Comisura
labial

Forma exterior.
9

La cara lateral o cutánea es redondeada en los niños y en los individuos gruesos; en el


viejo se encuentra deprimida y dicha depresión se acentúa en los sujetos delgados y en
los desdentados totales. Por encima de esta depresión se encuentra la eminencia del
pómulo, producida por el hueso cigomático.

Constitución.
La región está constituida por las siguientes capas o planos:

Piel y tejido subcutáneo.


Posee glándulas sudoríparas y sebáceas, y los pelos de la barba en el adulto varón.

Primer plano muscular. Se encuentra cubierto por el tejido celular subcutáneo; está
formado por músculos que convergen hacia la comisura labial. De arriba abajo son:
elevador del labio superior y del ala de la nariz, cigomático menor y cigomático mayor,
risorio, haces del platisma, y triangular de los labios.

En este plano se encuentran ramificaciones de las arterias mentoniana, facial y


transversal de la cara, y del nervio facial

Segundo plano muscular. Es un plano más profundo y está formado por los músculos
siguientes, de arriba hacia abajo: elevador del labio superior, canino, buccinador y
haces posteriores del cuadrado del mentón o del labio inferior.

Espacio intermuscular. Los dos planos


musculares crean entre sí un espacio
relacionado con el borde anterior de los
músculos masetero y pterigoideo medial o
interno. La parte media del buccinador se
encuentra cubierta por su fascia, que lo separa
de los elementos contenidos en el espacio
intermuscular. Este espacio se encuentra
ocupado por los siguientes elementos
anatómicos: cuerpo o bola adiposa de la mejilla,
conducto parotídeo(Stenon), arteria y vena
facial, vasos linfáticos, nervios facial, bucal,
cigomaticofacial y ramos terminales del
infraorbitario, y glándulas salivales bucales.

El cuerpo adiposo de la mejilla (bola adiposa de


bichat) sirve de relleno al espacio situado entre el
masetero, el tendón del temporal y el pterigoideo
medial por detrás, el buccinador por dentro y el
plano muscular superficial por fuera.

El conducto parotídeo (Stenon) se inclina hacia


adentro al cruzar el borde anterior del masetero y
contornea el extremo anterior del cuerpo adiposo
10

de la mejilla, el cual lo envaina por su fascia. Atraviesa después el buccinador, a 1 cm


del borde anterior del masetero, y se abre en la mucosa del vestíbulo del a boca a nivel
del segundo molar superior.

La arteria facial se introduce en la región por el ángulo anteroinferior del músculo


masetero; continúa un trayecto flexuoso hacia arriba y adelante en dirección a la
comisura labial. Luego asciende siguiendo los surcos labiogeniano y nasogeniano hasta
el ángulo medial de los párpados, donde termina y se anastomosa con la arteria
oftálmica.

La vena facial discurre por la región en sentido descendente, siguiendo el borde anterior
del músculo masetero y siempre por detrás de la arteria facial.
En la mejilla se pueden observar pequeños nodos linfáticos en el trayecto de los vasos.
Reciben el nombre genérico de linfonodos genianos o yugales.

El nervio infraorbitario alcanza la región por el agujero infraorbitario, situado a 5 o 6 mm


por debajo del borde orbitario inferior, y en una vertical situada entre las raíces del
primero y segundo premolar maxila. Esta es una referencia importante para la
localización del agujero en la técnica de anestesia infraorbitaria.

Por la región se distribuyen las ramas procedentes de la división temporofacial del


nervio facial, después de cruzar el borde anterior del masetero. En la zona, el nervio
bucal procede de la división del nervio temporobucal de la rama mandibular del
trigémino. De la región infratemporal pasa a la región geniana por debajo del cuerpo
adiposo de la mejilla. Su punto de localización se encuentra por delante del masetero,
en una línea trazada desde el lóbulo de la oreja hasta la comisura labial. Por otra parte,
el nervio mentoniano emerge por el agujero mentoniano, situado en el eje de la raíz del
segundo premolar mandibular

Plano esquelético y mucoso.


El plano esquelético está formado por arriba por la parte inferior de la cara facial del
hueso cigomático y la cara anterior del cuerpo del maxilar, y por debajo por la cara
lateral del cuerpo de la mandíbula.

La zona intermedia entre el maxilar y la mandíbula está formada por la mucosa bucal,
que tapiza la cara medial o profunda del músculo
buccinador.

En ella destaca, frente al cuello del primer o segundo


molar maxilar, un pliegue denominado papila parotídea,
donde desemboca el conducto de Stenon. En ocasiones
se observan unas granulaciones blanquecinas llamadas
gránulos de Fordyce, que se observan en el 70 a 80 % de
la población adulta, principalmente en el sexo masculino y
sin predilección racial. La mucosa de la mejilla se refleja
sobre las arcadas gingivodentarias para formar los surcos
vestibulares o fórnix vestibular superior e inferior.
11

Región masetérica

La región masetérica se encuentra situada en la parte lateral de la cara y constituye la


parte posterior de la mejilla. Ocupa la cara lateral de la rama mandibular

LÍMITES.

Por arriba
Con el arco cigomático

Por abajo
El borde inferior de la mandíbula.

Por delante
El borde anterior del músculo masetero

Por detrás
El borde posterior de la rama de la mandíbula
12

Constitución
La región está constituida por las siguientes capas o planos:

Piel y tejido celular subcutáneo. La piel es fina y movible; debajo de ella se encuentra
un panículo adiposo de grosor variable, limitado profundamente por la fascia
superficialis. Esta fascia se continúa por arriba con la fascia epicránea y por debajo se
desdobla para cubrir los músculos risorio y platisma.
Por dentro de la fascia superficialis se encuentra una capa de tejido celular subcutáneo,
donde discurren la arteria transversal de la cara y ramas terminales del nervio facial. En
la piel del adulto varón se encuentran pelos que forman parte de la patilla del individuo.

Fascia masetérica.- Cubre directamente el músculo masetérico. Se inserta en los límites


óseos de la región, y limita por arriba con el arco cigomático, por debajo con el borde
inferior de la mandíbula, por delante con el borde anterior de la rama mandibular y por
detrás con el borde posterior de la misma r ama. De esta forma queda formada una
celda osteofibrosa (celda masetérica) que se encuentra ocupada por el masetero.

Por delante la fascia se encorva sobre el borde anterior de la rama mandibular y emite
una prolongación que cubre el cuerpo adiposo de la mejilla y se une a la fascia
buccinatriz. Esta expansión fascial extendida hasta el buccinador impide que la mejilla
se deprima entre las arcadas dentarias.

La fascia por detrás está cubierta por el borde anterior de la glándula parótida. El
conducto parotídeo se encuentra contenido en un desdoblamiento de esta fascia.

Músculo masetero.- Se extiende por la cara lateral de la rama, desde el arco


cigomático hasta el ángulo de la mandíbula. Por delante está separado del músculo
buccinador por el cuerpo adiposo de la mejilla, y por su cara profunda se comunica con
la fosa infratemporal (pterigomaxilar o cigomática), pasando por la incisura mandibular.

Plano esquelético. Está constituido por la cara lateral de la mandíbula, unida al hueso
temporal por la articulación temporomandibular.

Vasos y nervios.- En esta región se


encuentran la arteria transversal de la
cara, la arteria facial y ramas del nervio
facial que se dirigen hacia los músculos
de la región geniana. Estas estructuras
anatómicas son componentes
superficiales de la región, junto al
conducto parotídeo y la parótida
accesoria.
13

El músculo masetero se encuentra irrigado principalmente por la arteria masetérica,


procedente de la maxilar, la cual penetra en el músculo por su cara profunda a través
de la incisura mandibular , y otra rama masetérica superficial de la facial.

El retorno venoso se dirige hacia las venas que se


corresponden con el trayecto de las arterias. El
drenaje linfático de la región discurre hacia los
linfonodos submandibulares y laterales profundos
del cuello.

La piel recibe su inervación sensitiva del nervio


auriculotemporal, en el tercio superior, y de la rama
auricular del plexo cervical, en los dos tercios
inferiores. El músculo se encuentra inervado por el
nervio masetérico, rama motora del nervio
mandibular.