Sunteți pe pagina 1din 3

Cómo podemos prevenir incendios

Charlas de Seguridad 28 de enero del 2016 Emergencias No hay comentarios

Usted ya se detuvo a pensar ¿cuánto perderíamos en caso de un incendio grave?


Si nuestras instalaciones se dañaran, el perjuicio de la empresa sería muy grande.

Como ejemplo se puede tomar al incendio ocurrido


en la fábrica de Curitiba, sin mencionar a los posibles accidentes graves.
Dependiendo del incendio las pérdidas son irreparables. Entonces debemos de
ser conscientes de lo que esto significa y procurar adoptar algunos cuidados, pues
el incendio también puede ocurrir en nuestras casas, y una vez iniciado, el daño
ciertamente será grande. Entonces, ¿qué se puede hacer en relación a los
incendios? Primero tenemos que comprender si el control del incendio depende de
nuestro conocimiento acerca de los principios llamados fundamentales, que son:

1. Combustible: papel, madera, aceite, tejidos, solventes, gasolina, gas, etc.


2. Calor: el grado necesario para vaporizar el combustible, que dependerá de
cada tipo.
3. Oxígeno: normalmente debe existir en un mínimo de 15% presente en el
aire para sustentar un incendio.

Cuanto mayor sea su presencia, más brillante será la brasa y más rápida será la
combustión. Para extinguir un incendio, es necesario apenas remover uno de los
ítems esenciales que lo mantiene, esto se puede realizar por:

1. Enfriamiento- control de la temperatura y calor;


2. Aislamiento- control del combustible;
3. Sofoque – control del oxígeno;
4. Interrupción de la reacción química de la cadena, en ciertos tipos de
incendio.

Los incendios están clasificados de acuerdo con lo que se están quemando. Los
incendios de clase A involucran a combustible en general, como la madera,
tejidos, papel o restos. Para este tipo de incendio se usa el agua para enfriar el
material. Los incendios de clase B involucran fluidos inflamables como la gasolina,
el aceite diésel, la grasa, pintura, etc. Para combatir este tipo de incendio, se usa
el dióxido de carbono o polvo químico seco que serán los responsables de sofocar
el oxígeno de la reacción. Los incendios de clase C involucran equipos eléctricos y
generalmente son controlados por el dióxido de carbono – CO2 – y el polvo
químico seco de la misma manera que el anterior. Aquí algunas acciones que
pueden contribuir a evitar incendios:

1. Mantener un área de trabajo limpio evitando la acumulación de residuos;


2. Colocar trapos sucios con aceite en recipientes metálicos tapados;
3. Observar los avisos de no fumar;
4. Mantener todos los materiales combustibles alejados de fuentes de ignición;
5. Comunicar cualquier riesgo de incendio que esté más allá de nuestro
control, especialmente los eléctricos.

CONSEJOS IMPORTANTES

 Tener cuidado con el almacenamiento, limpieza y ordenado de productos


inflamables;
 Sepa dónde están los extintores de incendio y el tipo de cada uno de ellos,
dónde pueden ser aplicados y cómo operarlos;
 En caso de principio de incendio, actuar inmediatamente, pues extinguir el
fuego en su inicio es más fácil, o procure encontrar ayuda inmediatamente;
 Use el equipo de combate portátil disponible para controlar el fuego hasta
que llegue la ayuda. Si no es posible, salga del lugar inmediatamente.