Sunteți pe pagina 1din 2

La ley de Hess en termodinámica es empleada para comprobar indirectamente el

calor de reacción, y según el precursor de esta ley el químico suizo Germain Henri Hess
en 1840 instituye que, si un proceso de reactivos reaccionan para dar un proceso de
productos, el calor de reacción liberado o absorbido es independiente de si la reacción se
realiza en uno o más períodos. Es decir, que el calor de reacción solo necesita de los
reactivos y los productos, o también que el calor de reacción es una función de estado.

Hess se ocupó totalmente a la química y uno de las obras más conocida fue la Ley de la
suma constante de calor, que luego fue nombra como Ley de Hess en su honor;
principalmente explicaba que la entalpía de una reacción se podía lograr sumando
algebraicamente las entalpías de otras reacciones algunas vinculadas con la que importa.
La Ley de Hess es el empleo de las reacciones químicas convirtiéndose en uno de
los primeros principios de la termodinámica.

Este principio es un sistema cerrado adiabático, es decir, que no hay intercambio de


calor con otros sistemas o su entorno como si está aislado, que se desarrolla en una fase
inicial a otra fase final. Por ejemplo:

El calor de formación ðH1 del monóxido de carbono, CO:

C + 1/2 O2 = CO AH1

No puede establecerse directamente en el entorno en que se produce, parte del CO se


convierte en CO2, pero si se puede medir directamente con el calorímetro, los calores de
reacción de los próximos procesos:

CO + 1/2 O2 = CO2
AH2 = 282´6 kJ/mol
C + O2 = CO2
AH3 = -392´9 kJ/mol

El químico suizo German Henry Hess (1802-1850) tuvo una gran contribución para la
química, más específicamente para la Termoquímica, sus estudios abarcan la entalpía de
reacciones químicas. Gracias a este científico es posible calcular la variación de
entalpía, la Ley de Hess recibió este nombre en homenaje a su creador y tiene la
siguiente definición:

Para una reacción dada, la variación de entalpía depende apenas del estado inicial de los
reactivos y del estado final de los productos, este esa reacción ocurriendo en una o
varias etapas.

Cuando la reacción química ocurre en uno o más de una etapa, la variación de energía
térmica en ese proceso es constante, pues la variación de energía depende apenas de las
propiedades de las sustancias en los estados inicial y final.

La ley de Hess es bastante utilizada para determinar indirectamente calor de reacción.

Análogamente, podemos decir que:

“La variación de entalpía, o sea, cantidad de calor liberada o absorbida por un proceso
solo depende del estado final del proceso no dependiendo de sus etapas intermedias”
A—>B—>D—>C – calor completo – q1
A—>B—>C – calor completo – q2
A—>C – calor completo – q3
q1 = q2 = q3
El calor liberado o absorbido en la reacción A — > C depende apenas del contenido
energético de A y C.
Un ejemplo puede auxiliar al entendimiento de esta ley: Si hacemos un paseo y para
llegar al destino tuviésemos a disposición dos caminos, uno más largo y uno más corto,
¿cual de ellos tomaríamos? Es claro que el más corto es el preferido, pero de cualquier
forma el destino final será el mismo, o sea, el lugar de partida y de llegada no cambia, lo
que cambia es el trayecto elegido.

¿Cuál fue la obra más conocida del químico Hess?

Fue la ley de la suma constante de calor

¿En que tuvo más contribución el químico Germain Hess? En la termoquímica