Sunteți pe pagina 1din 5

Practica de velocidad meta que se debe alcanzar 30 palabras

1. Para triunfar en la vida necesitamos una buena imagen personal pero si quiere
destacar de manera nítida en el grupo social donde se desenvuelve, la mujer necesita
una mejor imagen personal sustentada en la educacsion, elegancia y en el estilo propio
que le permitirá desarrolarse y conseguir una posición de liderazgo

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además se podría afirmar que se inspira en la
ate porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además se podría afirmar que se inspira en la
ate porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además se podría afirmar que se inspira en la
ate porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además se podría afirmar que se inspira en la
ate porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además se podría afirmar que se inspira en la
ate porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además se podría afirmar que se inspira en la
ate porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además se podría afirmar que se inspira en la
ate porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además se podría afirmar que se inspira en la
ate porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además se podría afirmar que se inspira en la
ate porque exalta la pulcritud y la estética.
La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además se podría afirmar que se inspira en la
ate porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además se podría afirmar que se inspira en la
ate porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además se podría afirmar que se inspira en la
ate porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además se podría afirmar que se inspira en la
ate porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además se podría afirmar que se inspira en la
ate porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además se podría afirmar que se inspira en la
ate porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además se podría afirmar que se inspira en la
ate porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta también se inspira en la justicia y libertada, ya que nos enseña que nustros
derechosterminan donde empiezan los ajenos. También en la ética, por que ningún acto
5. la etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además, se podría afirmar que se inspira en la
arte porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empiezan los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además, se podría afirmar que se inspira en la
arte porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertada, ya que nos enseñan que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además, se podría afirmar que se inspira en la
arte porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además, se podría afirmar que se inspira en la
arte porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además, se podría afirmar que se inspira en la
arte porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además, se podría afirmar que se inspira en la
arte porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además, se podría afirmar que se inspira en la
arte porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además, se podría afirmar que se inspira en la
arte porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además, se podría afirmar que se inspira en la
arte porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además, se podría afirmar que se inspira en la
arte porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además, se podría afirmar que se inspira en la
arte porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además, se podría afirmar que se inspira en la
arte porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además, se podría afirmar que se inspira en la
arte porque exalta la pulcritud y la estética.
La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además, se podría afirmar que se inspira en la
arte porque exalta la pulcritud y la estética.

La etiqueta se inspira también en la justicia y libertad, ya que nos enseña que nuestros
derechos terminan donde empieza los ajenos. También en la ética, porque ningún acto
inmortal puede ser elegante ni de buen tono. Además, se podría afirmar que se inspira en la
arte porque exalta la pulcritud y la estética.