Sunteți pe pagina 1din 17

FICHA DE ORACION Nº Nº 8 – La Encarnación – Las Dos Banderas

Ejercicios Espirituales Ignacianos – www.apuntesespirituales.com.ar – eei.bariloche@gmail.com

FICHA DE ORACION Nº8


Tema: “La Encarnación, Nacimiento y Vida de Jesús - Las Dos Banderas”
Después de la contemplación global de la vida
--------------- DIA 1 --------------- del Rey Eterno y del llamado a seguirlo, comien-
za la contemplación de detalles particulares de
ORACION DE DISPONIBILIDAD la vida de Jesús, para una íntima comunión e
Ej: "Toma, Señor, y recibe…" (Baq. N°1) identificación con El, que es el Camino...
Jn.14,6: "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida.
Nadie va al Padre, sino por mí".
PETICION
San Ignacio propondrá que penetremos en los
"Señor, te pido un conocimiento íntimo de Ti, relatos evangélicos, en la trayectoria misionera
que por mí te hiciste hombre, para que más te de Jesús, en sus detalles: vivir con él, acompa-
ame y te siga". ñarlo, mirar lo que hace, escuchar lo que habla,
contemplar sus gestos y actitudes, y adherirnos a
El. Por eso elabora un método sencillo para que
NUEVO PASO EN EL PROCESO nos hagamos presentes al misterio que contem-
plamos: ver y considerar las personas, oír y
En la Primer Semana, San Ignacio nos invita a advertir lo que hablan, mirar y considerar lo
pedirle a Dios la gracia de percibir fuertemente que hacen; y luego, reflectir en mí mismo para
su misericordia, para que a partir de ahí, pueda sacar algún provecho. Reflectir o "rumiar", no es
indicarnos algunos aspectos de nuestra manera un reflexionar, sino el impulso a preguntarse, en
de ser que nos alejan del fin para el cual fuimos oración, ¿como viví esta contemplación? ¿qué
creados. Por eso esta etapa apunta al "¿QUE?" relación tiene conmigo, en mi situación?. Un
tenemos para REFORMAR en nosotros. dejarme iluminar y mover por El.

Si uno decidiera quedarse con esto porque le Escribe John English SJ: "La meditación tiende a
resultó "interesante", "importante", y "ya sabe lo ser discursiva, es decir, la persona cuando medi-
que tiene que reformar", estará quedándose con ta piensa sobre alguna verdad, o virtud. La con-
"BUENOS PROPOSITOS". Inmejorable momento templación, en cambio, busca una percepción
para escuchar a Jesús en Lc.8,5-15: profunda, haciéndose uno presente en el aconte-
cimiento. Una cosa es meditar sobre el hambre
“El sembrador salió a sembrar... Los que están en Calcuta... y otra muy distinta, la experiencia
al borde del camino son los que escuchan, pero íntima al contemplar en el hogar de la Madre
luego viene el demonio y arrebata la Palabra de Teresa como se alimentan los desnutridos.
sus corazones, para que no crean y se salven...
El acto de presencia es básico a la contempla-
Otra parte cayó sobre las piedras y, al brotar, se ción: es un esfuerzo por estar presente con Jesús
secó por falta de humedad... son los que reciben en un misterio concreto de su vida… Esta expe-
la Palabra con alegría, apenas la oyen; pero no riencia contemplativa, es especialmente apta
tienen raíces: creen por un tiempo, y en el mo- para el discernimiento de espíritus, cuando la
mento de la tentación se vuelven atrás... persona está tratando de hallar lo que Dios quie-
Otra cayó entre las espinas, y estas, brotando al re para su vida. Sería algo así como probar expe-
mismo tiempo, la ahogaron... son los que escu- rimentalmente, a traves del recurso de la con-
chan, pero con las preocupaciones, las riquezas y templación, "hacernos presentes" en distintos
los placeres de la vida, se van dejando ahogar espacios de servicio, y percibir que nos dice cada
poco a poco, y no llegan a madurar... uno en nuestro interior, antes de discernir en
cual de ellos me pide Dios que lo sirva.
Todas estas son las TURBULENCIAS típicas del
pasaje de primera a segunda semana ignaciana. Es una forma muy relajada y muy simple de ora-
ción. El ejercitante debe colocarse a sí mismo en
Otra parte cayó en tierra fértil, brotó y produjo la escena y dejar que el Espíritu lo conduzca
fruto al ciento por uno... son los que escuchan la (BAQUEANO 3). Este acceso a la oración requie-
Palabra con un corazón bien dispuesto, la retie- re menos esfuerzo mental y libera como un pája-
nen, y dan fruto gracias a su constancia". ro que planea en el aire. En tal atmósfera el
Esta constancia, se manifiesta entrando en la Espíritu puede entrar y salir de la mente y del
Segunda Semana para empezar a trabajar el corazón de la persona más fácilmente que en una
"¿COMO?" podemos darle forma a esta reforma... forma meditativa de oración. Se pueden notar
es lo que los Jesuitas llaman "la semana para los movimientos de espíritus, las consolaciones y
CONFORMAR la REFORMA". desolaciones que afectan al ejercitante en torno
a una decisión".
Pág.1 de 17
FICHA DE ORACION Nº Nº 8 – La Encarnación – Las Dos Banderas
Ejercicios Espirituales Ignacianos – www.apuntesespirituales.com.ar – eei.bariloche@gmail.com

ENCARNACION DE JESUS El primer punto es VER LAS PERSONAS...

En el MISTERIO DE LA ENCARNACIÓN la contem- a) a las que están sobre la tierra, en tanta di-
plación se hace desde 2 perspectivas: versidad... en vestimenta, como en gestos: blan-
cos, negros, mestizos, orientales; unos en paz,
1) El ¿para qué?, el ¿por qué?, Dios se encarna. otros en guerra; unos llorando, otros riendo;
2) El ¿cómo? lo hace. unos sanos, otros enfermos; unos naciendo, otros
muriendo;... etc;
Un mundo en conflicto y división. Una humanidad
San Ignacio nos invita a reflexionar primero sobre que clama por ser «liberada de la esclavitud y la
el ¿qué es lo que lleva a Dios a tomar la determi- destrucción, para alcanzar la gloriosa libertad de
nación de encarnarse, hacerse uno de nosotros? los hijos de Dios» (Rom.8,21); y un Dios que «es
Para esto primero vemos la escena: cómo las tres tan misericordioso y nos amó con un amor tan
Personas divinas miraban el planeta, lleno de grande, que nos dio vida juntamente con Cristo
seres humanos, y viendo que todos perdían la cuando todavía estábamos muertos a causa de
libertad con que fueron creados y que quedarían nuestros pecados (Ef.2,4-5). Es el mismo Dios
a merced del demonio como destino de eterni- que, en el texto del Exodo, habiendo visto cla-
dad si no intervenían para la redención, decre- ramente la opresión de su pueblo en Egipto,
tan que la segunda Persona se haga hombre, habiendo oído sus quejas contra los opresores, se
para salvar al género humano; y así se envía al fija en sus sufrimientos y baja para salvarlos del
ángel San Gabriel a nuestra Señora (Lc.1,26-38). poder de los egipcios (cf Ex.3,7-8). "A los pobres
y débiles se les oprime y se les hace sufrir, por
Luego, con ayuda de la gracia, se intenta pasar eso voy ahora a levantarme y les daré la ayuda
de este "mirar cómo miraban" las Personas de la que tanto anhelan" (Sal.12,5).
Trinidad (como expectador) a un "mirar como
ellas miran", es decir, como se ve la situación
desde los ojos de Dios (como actor). Se pide la b) a las Tres Personas Divinas, en su trono (ver
gracia para lograr esta transformación (Ver BA- Is.6,1-8), cómo miran la tierra, y a toda la gente
QUEANO 3, punto 6+). tan ciega que pierde su libertad y quedan en
manos de la esclavitud del demonio.
Se comienza a ver mejor entonces el panora-  Vemos el Amor del Padre, en un derroche de
ma... un mundo en el cual hay tantas y tan di- su amor con la humanidad pecadora. "Al entre-
versas personas y actitudes; paralelamente se ve garnos su Palabra, no tiene otra palabra para
el hogar de nuestra Señora, en el pueblo de Na- pronunciar; dándonos a su propio Hijo, no tiene
zaret, provincia de Galilea. otro don para entregarnos; no tiene nada mas
que decirnos, nada más que darnos. Al entre-
Durante toda la contemplación pedimos un cono- garnos a Jesucristo nos lo ha dicho todo, nos lo
cimiento interno del Señor, que por mí se ha ha dado todo". (San Juan de la Cruz)
hecho hombre, para que más lo ame y lo siga.
 Vemos el Amor del Hijo, que “se abaja”.
Rom.8,3: "Dios envió a su propio Hijo, en una
Contemplando esta secuencia del ver-decretar- carne semejante a la del pecado...". Heb.2,11-
enviar ("ver-juzgar-actuar") divino, nos asoma- 14: "Porque todos son del mismo Padre… el
mos al proceso de toma de decisión divina y nos Hijo de Dios no se avergüenza de llamarnos
ponemos en condiciones de aprender algo, ya hermanos" Se encarna en condiciones concretas
que se trata de aprender a discernir, y se viene de pobreza y anonimato y nace en un pueblo
en busca del conocer cómo hacerlo. sometido al Imperio, en una región humillada y
despreciada, hijo de un artesano y de una mu-
Este proceso que, iniciándose con la mirada divi- jer del campo, sujeto a la inseguridad y a los
na, continúa con el decreto de la redención y el sufrimientos de la pobreza. Gaudium et Spes
envío del Ángel a María, hoy comienza un nuevo Nº22 presenta a Jesús como paradigma del
tramo de la historia de salvación. Dios nos invita hombre: "Cristo,… revela plenamente "el hom-
personalmente a cada uno a continuarla, descu- bre" al propio hombre, y le descubre su voca-
briendo nuestra forma de insertarnos en ella. ción… "imagen de Dios invisible" (Col.1,15).
Coloca nuestra "elección", en clave de "misión",  Vemos el Amor del Espíritu, que cubre con su
que continua las misiones de Gabriel, del Verbo y sombra a María, y el niño comienza su historia
del Espíritu. Relaciona el "hoy" de cada uno de humana. Su acción continuará en todos sus
nosotros con "la historia de la cosa que tengo hermanos menores, convirtiéndolos en presen-
que contemplar" (EE.102). Confronta, los afectos cias de gracia para los demás, a fin de formar
y temores con los que nos aproximamos a hacer la familia de hermanos en la que Jesús sea el
nuestra elección, con los propósitos divinos. primogénito (cf Rom.8,29).
Pág.2 de 17
FICHA DE ORACION Nº Nº 8 – La Encarnación – Las Dos Banderas
Ejercicios Espirituales Ignacianos – www.apuntesespirituales.com.ar – eei.bariloche@gmail.com

c) a Nuestra Señora y al Angel que la saluda. esto venía de Dios, entonces tenía una solución
en el camino de Dios. Y el Angel responde: "El
Este acontecimiento es para María "su contem-
Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del
plación del llamamiento del Rey Eterno". Un
Altísimo te cubrirá con su sombra... por eso el
modelo de respuesta a la invitación a colaborar
niño será Santo y será llamado Hijo de Dios".
en la venida del Reino de Dios (Ficha Nº7). La
intervención de Dios en la historia pide previa- El Angel confirma lo que dijo a nuestra Señora,
mente el consentimiento humano. En María, Dios haciéndole saber la concepción de San Juan Bau-
escoge lo sencillo, para realizar grandes obras. tista: “También tu parienta Isabel concibió un
hijo a pesar de su vejez... porque no hay nada
Lc.1,26-38: …"¡Alégrate!, llena de gracia, el
imposible para Dios". Mientras la Virgen oía esto,
Señor está contigo"...
estaba sintiendo que venía de Dios, que eran
El lenguaje del Angel, y después también el de palabras que la llenaban al mismo tiempo de
María, está en ese estilo poético del AT, en que confianza, no eran palabras que la turbaran.
una frase repite la otra y va como complemen-
tando a la anterior. En un paralelismo dice
"…para siempre… y su reino no tendrá fin", que El tercer punto: MIRAR LO QUE HACEN las per-
es lo mismo, pero la redundancia es propia del sonas sobre la tierra (herir, matar,...); parale-
estilo solemne, es el estilo de los salmos. Es un lamente, lo que hacen las personas divinas (en-
verdadero himno en su construcción. carnación,...); y lo que hacen el ángel (mensaje-
ro) y nuestra Señora (se pone su vida a disposi-
ción de Dios); y después examinar involucrándose
El segundo punto: OIR LO QUE HABLAN las per- uno para sacar provecho.
sonas sobre la tierra (mienten, discuten,...);
El alma de nuestra Señora estaba llena de Dios.
paralelamente, lo que dicen las personas divinas
Todo lo que viniera de Dios, debía concordar con
(«Hagamos» (Gn.1,26) redención del género
esa paz y esa entrega interior de ella. María dijo
humano,...); y lo que hablan el ángel y nuestra
entonces: "Yo soy la servidora del Señor, que se
Señora; y reflectir para sacar fruto...
cumpla en mí lo que has dicho".
«Hagamos redención del género humano»: en Y desde este momento se produce el misterio de
medio de una humanidad perdida en el sinsenti- la Encarnación. El mundo que estaba cerrado se
do de la vida, «viendo que todos perdían su li- ha abierto y la luz lo ha penetrado: Dios está
bertad», se abre paso el amor-misericordia de entre nosotros. Se vacía y humilla, viene al en-
Dios: «Dios nuestro Salvador mostró su bondad y cuentro del hombre para servirle y salvarlo; y
su amor por la humanidad» (Tit.3,4). resplandece y atrae. "la Palabra se hizo hombre
Así entra el Verbo: en un vaciamiento solidario y y vivió entre nosotros..." (Jn.1,14)
compasivo. "Dios amó tanto el mundo, que dio a
su Hijo único para que todo aquel que cree en él
no muera, sino que tenga vida eterna" (Jn.3,16). Luego San Ignacio indica un COLOQUIO "pensan-
En contraste con este mundo que se nos presen- do lo que debo decir a las tres personas divinas,
ta, vemos a la Virgen responder: "¿Cómo puede o a la Palabra encarnada, o a la Madre y Señora
ser eso, si yo no tengo relaciones con ningún nuestra, pidiendo lo que sienta, para más seguir
hombre?” Aquí vemos como ha comprendido. e imitar al Señor nuestro, así nuevamente en-
Aquellas palabras del Angel le estaban indicando carnado". Y luego decir el Padre nuestro.
que ella sería la madre del Mesías: "el trono de Aquí ya no se traza ningún esquema de coloquio.
David","su Reino no tendrá fin". Todas las jóvenes Se invita a una gran libertad, "pensando lo que
de Judea querían tener descendencia para, de debo decir a las tres personas divinas..." Para
alguna manera, emparentarse con el Mesías. Se San Ignacio, una persona que se ha purificado
da cuenta que va a ser la madre del Mesías. Pero sinceramente en su corazón y ahora contempla a
pregunta ¿como va a ser esto? Es una pregunta de Jesús, puede moverse con libertad, guiada por el
discernimiento. Dios, que le había inspirado a Espíritu, que le enseña cómo orar y qué pedir.
ella la virginidad, no podía contradecirse. Y si

LECTURAS PARA HOY (Además de las indicadas en el texto, otras relacionadas...)


Jn.1,1-18 la Palabra se encarnó y acampó...
Jn.3,1-15 nacer de nuevo
Heb.4,15 El es el modelo del hombre perfecto
Flp.2,5-11 renunció a lo que era suyo...

Pág.3 de 17
FICHA DE ORACION Nº Nº 8 – La Encarnación – Las Dos Banderas
Ejercicios Espirituales Ignacianos – www.apuntesespirituales.com.ar – eei.bariloche@gmail.com

que durante esos 30 años en que es el hijo del


--------------- DIA 2 --------------- carpintero y después el carpintero de Nazaret,
ORACION DE DISPONIBILIDAD fue una vida muy aceptada por todos y una vida
muy feliz. Esto es importante, porque el llamado
Ej: "Toma, Señor, y recibe…" (Baq. N°1) a seguir a Jesús, es un llamado a ser lo que Dios
quiere que nosotros seamos, y normalmente eso
trae consigo los frutos del Espíritu que es amor,
PETICION con gozo y con paz, con plenitud.
"Señor, te pido la gracia de un conocimiento El cristiano no está llamado a una vida "crucifi-
íntimo de Ti, de María, de José, de esta vida que cada", sino que está llamado a una vida plena,
querés que tengamos… una vida llena de Vos, feliz. Puede haber también sacrificios grandes,
llena de amor a los demás". pero lo normal es una vida feliz en que todos
están viviendo a ejemplo de Jesús, María y José.
El «conocimiento íntimo» de la petición inicial,
es una experiencia vital. Conocerlo al Señor es
tener experiencia concreta de El. Es una doble
vía: por un lado, consiste en penetrar en los sen- EL NACIMIENTO DE JESUS
timientos más profundos de Jesús, sus criterios,
sus valores, sus actitudes; por otro, es dejar que Ante EL MISTERIO DEL NACIMIENTO DE JESÚS,
su espíritu y su mente, impregnen totalmente San Ignacio indica que me sitúe «como si me
nuestros sentimientos y nuestras actitudes. hallase presente» (EE.114).

El conocimiento es un don gratuito, que por lo Todo suceso deja una vivencia personal. Pasa el
tanto debemos pedir. San Ignacio coloca esta acontecimiento pero permanece la experiencia.
petición como la gracia que se quiere alcanzar Ej: cuando después de muchos años volvés a mi-
durante toda la segunda Semana. Es el Padre rar la foto de los primeros dias de tu hijo, surge
quien atrae hacia Jesús: "nadie puede venir a mí, algo en tu interior dificil de describir (¡¡ahhh!!).
si no lo atrae el Padre, que me ha enviado" Hay ahí un memorial de algo que pasó en el pa-
(Jn.6,44). "dichoso tú...porque esto no lo cono- sado, que me produce algo en mi interior hoy.
ciste por medios humanos, sino porque te lo Algo parecido es este misterio del Nacimiento,
reveló mi Padre que está en el cielo" (Mt.16,17). nos encontramos ante un memorial sacramental:
Por otra parte, se pide un conocimiento para... "renovando su memoria, hoy nuestro espíritu se
amarlo más y seguirlo más generosamente". llena de gracia". No hacemos simple memoria de
un hecho pasado: actualizamos este misterio de
la vida de Jesús que permanece con nosotros «así
Podemos ver también la visita de María a Isabel, nuevamente encarnado» [EE.109] (cada vez que
y el cántico de María que revela todo su interior lo contemplamos, algo vuelve a pasar en nuestro
y su confianza en Dios. interior, como con aquella foto).
La visita de María a Isabel. Lc.1,39-56: En La liturgia lo expone: "Dios que has iluminado
aquellos días, María partió y fue sin demora ...". esta noche santa con el nacimiento de Cristo...
El canto de la Virgen María. María dijo enton- concédenos compartir la vida divina de aquel
ces: "Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi que hoy se ha dignado compartir con el hombre
espíritu se estremece de gozo..." la condición humana".

Notemos que María ha resuelto partir y no decir Contemplar algún misterio de la vida de Jesús,
una palabra a José, dejando todo esto en manos no se limita a una simple vivencia: conlleva una
de Dios. José por su lado recibirá en sueños la gracia (una experiencia interior) que se nos co-
confirmación de que reciba a María, y al mismo munica con miras al seguimiento de Jesús pobre
tiempo el encargo de ponerle el nombre Jesús. y humilde. Lo conocemos para «más amarlo y
José, al aceptarlo asume la responsabilidad del seguirlo». Los misterios de la vida de Jesús ad-
rol de padre en los matrimonios judíos. quieren así en nuestra oración un carácter sa-
cramental. La contemplación del Señor «así nue-
Mt.1,18-25: …"Ella dará a luz un hijo, a quien vamente encarnado» nos ha de disponer inte-
pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará..." riormente a asumir las actitudes de pobreza,
Un cuadro muy sencillo. José, el carpintero de sencillez y humildad que observamos en El.
Nazaret, conocido por todos sus habitantes. Ma-
ría, tambien muy querida en el pueblo. El am-
biente de cariño y de aprecio en que vivió la La “Historia de la contemplación” será aquí
Sagrada Familia... Después vendrán las dificulta- cómo desde Nazaret salieron nuestra Señora,
des cuando Jesús se presenta como Maestro, ahí embarazada como de nueve meses, sentada en
se suscitan las envidias del pueblo. Podemos ver una asna, y José y una sirvienta, llevando un

Pág.4 de 17
FICHA DE ORACION Nº Nº 8 – La Encarnación – Las Dos Banderas
Ejercicios Espirituales Ignacianos – www.apuntesespirituales.com.ar – eei.bariloche@gmail.com

buey, para ir a Belén a pagar el tributo que Cesar


impuso a todas aquellas tierras. Acerca del Na- EL TERCER PUNTO: considerar lo que hacen,
cimiento de nuestro Señor escribe Lc.2,1-4... así como el caminar y sacrificarse, para que el
Lc.2,1-7.Considerar las condiciones materiales, Señor llegue a nacer en suma pobreza y, al cabo
sociales, legales, políticas de la época. La oca- de tantos sacrificios, de hambre, de sed, de ca-
sión del viaje de María y José desde Nazaret, lor y de frío, de ultrajes y afrentas, para morir
para «pagar el tributo que César echó en todas en cruz; y todo esto por mí; después, reflictien-
aquellas tierras». De un hecho ordinario de la do, sacar algún provecho espiritual.
historia del Imperio romano, Dios toma ocasión
para que Jesús nazca en Belén y "se cumplan las Y todo por mí: el eco de la expresión paulina "la
Escrituras". Nuestros pensamientos y caminos no vida que ahora vivo en el cuerpo, la vivo por mi
son los pensamientos y caminos de Dios. fe en el Hijo de Dios que me amó y se entregó a
la muerte por mí" (Gal.2,20), resuena fuerte-
mente a lo largo de todos los Ejercicios.
La “Composición viendo el lugar” será aquí, con
la vista imaginativa, ver el camino de Nazaret a El papel de José: Detrás del silencio sobre su
Belén, considerando la distancia, la anchura, y si persona, se adivina una vida de servicio sencillo,
tal camino sea llano o por valles o cuestas, tam- y de total fidelidad a la voluntad de Dios, a su
bién mirar el lugar o cueva del nacimiento, cuan esposa y a Jesús. En Mt.1,19, José tiene un pro-
grande o pequeño, cuan bajo o alto, y cómo es- tagonismo especial. Su personalidad queda des-
taba arreglado. crita en esa sobria expresión: "era justo" (santo).
Hecha la composición viendo el lugar, comenza-
mos a contemplar "viendo las personas", "miran- El anuncio a los pastores. Lc.2,8-21. La prime-
do, advirtiendo y contemplando lo que hablan", ra manifestación de Dios en medio de nosotros se
"mirando y considerando lo que hacen". hace a los pobres: a unos pastores humildes y
despreciados, cuya profesión era considerada
EL PRIMER PUNTO es ver las personas: a nues- impura.
tra Señora y a José y a la sirvienta, y al niño
Jesús después de su nacimiento, haciéndome yo ¿Cómo presenta Dios a su Mesías? No como un
un pobrecito y un esclavito indigno, mirándolos, liberador triunfalista y prepotente, sino como el
contemplándolos, y sirviéndolos en sus nece- Salvador “envuelto en los pañales” de la natura-
sidades, como si me encontrara presente, y leza y de la pobreza humana. San Ignacio: "la
después reflectir ("rumiar") para sacar fruto. Sabiduría, quiso mostrar al mundo cuán preciosa
El amor se ha de traducir en servicio, en obras. fuese aquella joya de la pobreza, cuyo valor
Aquí el "reflectir" nos induce a que nos pregun- ignoraba el mundo, eligiéndola él, a fin de que
temos cómo podremos "en todo amar y servir" aquella su doctrina de “bienaventurados los que
hoy al Señor de nuevo encarnado por mi. tienen hambre y sed, bienaventurados los po-
bres, etc.,” no pareciese disonante con su vida".

EL SEGUNDO PUNTO: advertir y contemplar lo


que hablan; y aplicarme eso a mí mismo para Acabar con un coloquio, así como en la prece-
sacar algún fruto. dente contemplación, y un Padre nuestro.

LECTURAS PARA HOY (Además de las indicadas en el texto, otras relacionadas...)


Is.9,1-6 nos han traído un hijo
Is.11,1-9 nacimiento del Príncipe de la paz
Miq.5,1-4 Belén lugar de nacimiento del Mesías
Mt.1,18-25 nacimiento de Jesús
Lc.2, 21-38 presentación del niño en el Templo.
Rom.15,4; 1Cor.10,11 Se trata de que lo leamos contemplativamente.
Tit.3,4-7 se hizo visible la bondad de Dios y su amor por los hombres (su filantropía)

APUNTES SOBRE MIS MOCIONES INTERIORES (¿que sentí hoy en mi oración?)


.....................................................................................................................................

Pág.5 de 17
FICHA DE ORACION Nº Nº 8 – La Encarnación – Las Dos Banderas
Ejercicios Espirituales Ignacianos – www.apuntesespirituales.com.ar – eei.bariloche@gmail.com

el criterio que San Ignacio establece para cono-


--------------- DIA 3 --------------- cer el auténtico amor: el que se revela por las
ORACION DE DISPONIBILIDAD obras, más que por las palabras. Las obras de
Jesús se introducen con el relativo: «que por mí
Ej: "Toma, Señor, y recibe…" (Baq. N°1) se ha hecho hombre…».
Para aprovechar la recomendación de San Ignacio
de variar los preámbulos según la contempla-
PETICION ción, podríamos modificar en cada paso la peti-
"Señor, te pido un conocimiento íntimo de Ti, ción de esta manera: que por mí nace en Belén…
que por mí te hiciste hombre, para que más te que por mí enseña en la montaña… que por mí
ame y te siga". multiplica los panes… La variedad de acciones
nos presenta desde distintos ángulos la persona
del Señor, cuyo conocimiento íntimo deseamos
El Espíritu Santo, va redimiendo (liberando) con ardor.
nuestra libertad. En la medida en que nos colo- Sus valores, sus criterios, sus sentimientos y
camos disponibles a la acción del Señor (Ficha actitudes, los vamos conociendo por sus obras.
Nº7, ver CIRCULO 3), atentos a una constante Lo íntimo de Jesús aparecerá en lo exterior de
autocrítica, iremos permitiendo, con docilidad al cada una de sus acciones, como expresión de su
Espíritu, que nuestro entendimiento y afectos inmenso amor. La vida de Jesús y la nuestra, se
sean guiados por la fe. miden desde el interior, pero esto se evidencia
Comenzaremos a discernir, a través de las reac- en las obras. Ambas están ligadas por la expre-
ciones de nuestra afectividad. El cuidado al sión: «por mí».
examinar, nos lleva a reconocer el buen espíritu No se trata de una solidaridad genérica de Jesús
y a fiarnos más y más de él. Comenzaremos a con el género humano: para cada uno de noso-
sentir un gozo y una alegría distintos de la conso- tros esa solidaridad se realiza en forma muy per-
lación de la primera Semana. El fin que se pre- sonal y directa. Jesús es verdaderamente «el
tende es salir de mi propio amor, querer e inte- Señor que salva», para cada uno, en la medida
rés, para que Jesucristo viva en mí. en que cada cual puede aplicarse ese «por mí».

RESUMEN DE LO VIVIDO HASTA AHORA VIDA DE JESUS EN NAZARET


La petición de conocer, amar y seguir a Jesús, SU EJEMPLO PARA 2 ESTADOS DE VIDA
busca explicitar cada vez mejor quién es para
nosotros ese Cristo a quien hemos comenzado a Contemplamos ahora: la vida de Jesús en Naza-
encontrar y a escuchar, en momentos claves: ret y su subida al templo a los doce años. Este
ejercicio reviste una intencionalidad particular.
1) En la meditación de los pecados, en el colo-
quio con «Cristo nuestro Señor delante y puesto Se trata de ponernos por delante los dos ejem-
en cruz», nos introdujo en un diálogo lleno de plos que nos da el Señor para dos proyectos posi-
admiración y gratitud, con aquel a quien debe- bles de vida, ambos encarnados en su propia
mos nuestra redención. Fue el encuentro germi- experiencia y santificados por ella, por lo tanto
nal de toda la experiencia de conocimiento y ambos santificadores.
amistad con El, que irá en progreso. En el mo-
Aunque Ignacio distingue un primer estado de
mento en que uno desciende a lo más profundo
vida «que es en custodia de los mandamientos»;
de sí mismo y se confronta con su libertad que
y un segundo estado «que es de perfección evan-
produjo frutos de muerte y de pecado, descubre
gélica» [EE.135], nos sorprende cuando los pre-
su liberación en Jesús crucificado.
senta ambos, como vividos por Jesús y como dos
2) El Rey eternal deja oír su llamada al iniciarse proyectos para disponernos a «venir en perfec-
la segunda Semana. Es lógico que la petición se ción en cualquier estado o vida que Dios nuestro
ordene a conocer y amar más a Aquel que nos Señor nos diere para elegir». Procedamos en
salvó (coloquio de los pecados) y que nos llama a esta búsqueda, con la mirada puesta en Jesús.
seguirlo para colaborar con él en su misión (Rey De él procede nuestra fe y él es quien la perfec-
Eterno). Como Juan y Andrés, que escucharon ciona. (Heb.12,2)
del Bautista quién era Jesús y se fueron tras él,
Podríamos modificar los preámbulos según la
queremos seguirlo para tener una experiencia
sugerencia de Ignacio. Aquí podemos especificar
más personal y directa.
que «por mí», para iluminar e inspirar mi op-
ción de vida, se identificó en su encarnación con
El camino del conocimiento íntimo es el de la todos los hombres, «trabajó con manos de hom-
contemplación de las obras. Así se nos muestra bre, reflexionó con inteligencia de hombre, ac-

Pág.6 de 17
FICHA DE ORACION Nº Nº 8 – La Encarnación – Las Dos Banderas
Ejercicios Espirituales Ignacianos – www.apuntesespirituales.com.ar – eei.bariloche@gmail.com

tuó con voluntad humana y amó con corazón la historia de su pueblo, la ley, y el oficio de
humano»; se sometió a la ley común del trabajo, artesano, como buen padre semita.
viviendo en el seno de una familia en Nazaret; se
«quedó en el templo, dejando a su padre adopti- Jesús en el templo: lo extraordinario
vo y a su madre natural, por servir a su Padre
eternal». Único episodio registrado por San Lucas en el
breve relato de los 30 años de Jesús en Nazaret.
Vida en Nazaret, lo ordinario
Libertad e independencia frente a lo más queri-
Jesús de Nazaret: "¿de Nazaret puede salir cosa do: la autoridad justa y santa de sus padres. El
buena?" (Jn.1,46;Jn.7,40-52); "estudia y verás que vivía "obedeciéndolos en todo" (Lc.2,51),
que de Galilea no surge ningún profeta". Galilea, procede ahora "sin que sus padres se dieran
Nazaret, lugares despreciables. Hijo de artesano, cuenta". ¡Está por encima de todo la soberana
de un hombre cualquiera que vive de su trabajo. voluntad de su Padre! Más tarde, se apoyará en
esa voluntad del Padre y en la autoridad que le
Jesús en vida de familia: la mayor parte de su
comunica, para actuar sin tener que consultar a
vida humana pasa en Nazaret. Existencia normal,
las autoridades judías: "mi Padre trabaja siempre
ordinaria, sujeto a la ley del trabajo. «Crecía»,
y yo también trabajo" (Jn.5,17); "así como el
aprendía a ser un hijo de hombre, “se humaniza-
Padre resucita a los muertos y les da vida, tam-
ba”. Vivió plenamente lo cotidiano, conviviendo
bién el Hijo da vida a quienes quiere dársela"
con sus aldeanos y conociendo experimentalmen-
(Jn.5,21). Jesús pide a María y a José lo más
te sus necesidades, su marginalidad, su anonima-
duro y exigente: aceptar en fe, sin entender.
to, sus alegrías y esperanzas, sus tristezas y an-
Reclama una jerarquía de valores: primero, Dios,
gustias "...sufriendo, aprendió lo que es la obe-
su Padre, el Absoluto; luego, todo lo demás.
diencia; y al perfeccionarse de esa manera, llegó
a ser fuente de salvación eterna" (Heb.5,8-9) Prefigura de la Pasión, con sus tres días de bús-
queda angustiosa para José y María, en ocasión
Crecía en todas las dimensiones: en sabiduría, en
de la Pascua, en Jerusalén.
estatura y en gracia, y en la relación con Dios,
amor central de su vida, a quien progresivamen- El Padre, motivación exclusiva de Jesús: esa fue
te iba experimentando como su Abba. su obsesión, la síntesis de toda su vida: «Pa-
dre»…«tu Nombre»…«tu Reino»…«tu voluntad».
Recorrió el camino de la fe con discernimientos
En el evangelio de Lucas, la palabra «Padre» es
muy sinceros y personales (celibato, trabajo,
la única que se le escucha en 30 años y su última
cambio de vida para partir a la misión). Aprendió
palabra en la cruz; «¡Padre, en tus manos enco-
a ser «contemplativo en la acción», buscando y
miendo mi espíritu!» (Lc.23,46). El Padre, la
hallando al Padre y su Reino en los aconteci-
palabra más revolucionaria del Evangelio, nos
mientos de su jornada de cada día.
obliga a mirar a los demás como hermanos y a
Las parábolas de sabor campesino que utilizará transformar estructuras, situaciones, actitudes
durante su ministerio público evocan aquella que desdibujan esa fraternidad que estamos
dimensión contemplativa de su juventud. llamados a formar los hijos de un mismo Padre.
Lc.6,38: "Den, y se les dará. Les volcarán sobre Con su obediencia, servicio, sacrificio y muerte
el regazo una buena medida, apretada, sacudida por él, Jesús nos enseña lo que verdaderamente
y desbordante. Porque la medida con que uste- significa «Padre» y lo que quiere decir «amor».
des midan también se usará para ustedes". Un
ejemplo de la observación del niño... yendo con La oración se simplifica: lo que importa aquí es
su madre a comprar trigo, el almacenero le da que el ser de Cristo pase a nosotros gracias a una
una buena medida, apretada con su mano (sin interiorización cada vez mayor. Dios a los que
aire), sacudida (sin impurezas), desbordante elige los llama a configurar la imagen de su Hijo,
(llena)… es decir, una prueba de su benevolencia los santifica, les comunica su gloria, los va trans-
con María, la mujer del carpintero. María acom- formando con resplandor creciente: tal es el in-
pañó su desarrollo, junto con José, que le enseñó flujo del Espíritu (Rom.8,28 ss; 2 Cor.3,18).

LECTURAS PARA HOY (Además de las indicadas en el texto, otras relacionadas...)


Miq.6,6-8 lo que el Señor desea de ti…
Lc.2,39-52 vida de Jesús en Nazaret…
Heb.2,5-18 hermano de los hombres…
Ef.4,11 debemos crecer, hasta la talla de Cristo
Flp.2,8-9 presentándose como un hombre cualquiera, se humilló a sí mismo

Pág.7 de 17
FICHA DE ORACION Nº Nº 8 – La Encarnación – Las Dos Banderas
Ejercicios Espirituales Ignacianos – www.apuntesespirituales.com.ar – eei.bariloche@gmail.com

podemos estar siendo sometidos por el mal espí-


--------------- DIA 4 --------------- ritu, y la propuesta del Señor que busca derra-
ORACION DE DISPONIBILIDAD mar en nosotros todo su amor. En este y los
próximos ejercicios, podremos "poner todo sobre
Ej: "Toma, Señor, y recibe…" (Baq. N°1) la mesa" (lo conciente y lo inconsciente), y po-
dremos tener claridad para discernir y elegir
seriamente una reforma de vida que nos haga
PETICION caminar hacia esta meta de la santidad.
"Señor, te pido lucidez para detectar el mal espí- Hoy, en "Las Dos Banderas", podremos examinar:
ritu que me tienta y «echando redes y cadenas», ¿Qué imagen tenemos de Jesús al disponernos a
se infiltra y distorsiona mi imagen sobre ti. Quie- buscar la mejor manera de seguirlo y servirle? ¿Es
ro conocerte más íntimamente. Y gracia para nuestro modo de pensar, el mismo que el de Jesús
guardarme de «los engaños del enemigo» y ad- (1Cor.2,16)? ¿O hemos acomodado el seguimiento
herirme a Ti". de Jesús a nuestra medida, a un Jesús que hace-
mos «venir a acompañar las elecciones guiadas
por nuestros afectos desordenados»?
REFLEXIONES PREVIAS Como el enemigo es muy sutil para tentarnos, es
posible que no hayamos caido en la cuenta sobre
La pedagogía ignaciana, después de las contem-
sus engaños. Puede haber logrado falsear el se-
placiones de la infancia de Jesús, nos invita a
guimiento del auténtico Jesús del Evangelio, in-
que, "mientras contemplamos su vida", comen-
duciéndonos a acomodarlo con: la codicia de ri-
cemos a examinar y a pedir gracia para percibir
quezas, la seducción del prestigio, la ambición del
"como ordenar mi vida", para mejorar mi segui-
poder. Pedimos entonces la gracia de reconocer
miento de Jesús y mi servicio al Reino.
«la vida verdadera que muestra nuestro Señor».
Pongamos atención al lenguaje ignaciano en este
Esta meditación va también en la línea de las
momento. La “disposición” a la acción del Espíri-
preocupaciones de Pablo (2Cor.11 y Gal.1): que
tu Santo se recomienda reiteradamente: debemos
los cristianos, engañados por Satanás, acepten
«disponer nuestra vida», «preparar y disponer el
otro Jesús, un Evangelio y un espíritu diferentes
alma», «disponernos a la perfección por el cami-
del que él les predicó; y que lo hagan tan tranqui-
no que nuestro Señor nos diere para elegir». Es-
lamente, "dándole la vuelta" a la buena noticia
tas expresiones contienen una actitud y un firme
del Mesías. De ahí que los llame a examinarse:
propósito, motivados por el afecto. Tendremos
"Examínense para comprobar si están en la ver-
que preguntarnos, si nuestras actitudes y lo que
dadera fe. Pónganse a prueba seriamente. ¿Reco-
estamos realizando actualmente son nuestra me-
nocen que Jesucristo está en ustedes? ¡A ver si es
jor forma de servir como seguidores de Jesús.
que no pasan el examen!" (2Cor.13,5-6)
Lo iremos haciendo de a poco. Por el momento se
El discernimiento hay que hacerlo según la mane-
nos pide algo previo: si queremos prepararnos
ra de discernir de Jesús. Por eso la primera tarea
para discernir debemos examinarnos, para ver
es preguntarnos ¿cuáles son los criterios y valores
qué tan "dispuestos" estamos para emprender un
con los que él buscó la voluntad de su Padre?
discernimiento auténtico, y una sana elección de
la voluntad de Dios sobre mi hoy. Es un tiempo fuerte de discernimiento que está
íntimamente relacionado con las "Reglas de dis-
Tal es el sentido de un tríptico que empieza aquí
creción de espíritus", especialmente de la segun-
con "Las Dos Banderas", y seguirá con otros dos
da Semana.
ejercicios. Forman una especie de “test”, para
prepararnos antes de iniciar el discernimiento.
LAS DOS BANDERAS
LLAMADO A LA SANTIDAD En esta metáfora DOS BANDERAS convocan a la
lucha: la de Cristo, Jefe supremo y Señor nues-
Todos, estamos llamados a la plenitud de vida y tro, y la de Lucifer, su mortal enemigo.
a la perfección de la caridad. Estamos todos
invitados y debemos tender a la santidad y a la El tema de esta meditación -la lucha entre Cristo
perfección en el propio estado (Ver LG.39-42). y Satanás, en el interior de nuestro corazón, para
apoderarse, uno u otro, de él-, tiene una perma-
2 Pe 1,1: "a todos aquellos que han recibido una nente actualidad: penetra toda la revelación de
fe tan preciosa como la nuestra... llegue a uste- la Escritura, desde el Génesis -con la tentación
des la gracia y la paz en abundancia...". de Eva y Adán- hasta el Apocalipsis -con la lucha
Para poder elegir libremente y aceptar esta invi- entre el Cordero y el Dragón (Apoc.12)-; vale
tación a alcanzar la perfección (santidad), de- decir, toda la realidad de la historia humana.
bemos tomar conciencia de los engaños a que
Pág.8 de 17
FICHA DE ORACION Nº Nº 8 – La Encarnación – Las Dos Banderas
Ejercicios Espirituales Ignacianos – www.apuntesespirituales.com.ar – eei.bariloche@gmail.com

La “Historia de la contemplación” será aquí "ver de honor, el tercero de soberbia, y desde estos
cómo Cristo llama y quiere a todos debajo de su tres escalones induce a todos los otros vicios.
bandera" (continuación y complementación del
Rey Eterno); "y Lucifer, seduce y tienta para
esclavizar a la suya" (cosa que, para nada, se Así por el contrario se ha de imaginar al sumo y
tenía en cuenta en el Rey Eterno). verdadero Jefe, Cristo nuestro Señor.

“Composición viendo el lugar”: Imagino una El primer punto (ver) considerar cómo Cristo
gran llanura cerca de Jerusalén donde el jefe de nuestro Señor se pone en una gran acampada en
los buenos es Cristo nuestro Señor; y en el ex- aquella región de Jerusalén, en un lugar humil-
tremo opuesto, otro campamento cerca de Babi- de, hermoso y agradable.
lonia donde el caudillo de los enemigos es Luci-
fer. El segundo punto (escuchar) cómo el Señor eli-
ge a sus discípulos y los envía por todo el mundo,
Jerusalén evoca la ciudad de paz ("lugar humil- para esparcir su tesoro entre los seres humanos
de, hermoso y gracioso"), humilde patria del de toda clase y estados de vida.
pueblo de Dios. Es aquí donde reside nuestro
Señor, que se presenta tal como es. El tercer punto (mirar lo que hace) considerar
las indicaciones que el Señor da a todos sus sier-
Babilonia, en cambio, es el lugar de la torre de vos y amigos que envía para esa tarea. Les en-
Babel (Gn.11,1-9), y por lo tanto: la confusión, comienda que quieran ayudar a todas las perso-
la división, la rebeldía. Sugiere una civilización nas trayéndolos, primero a un gran desapego de
materialista, opulenta y orgullosa, pero opresora los bienes materiales, para que los tengan como
del pueblo de Dios; es la imagen del "mundo". Es medios, para alcanzar el fin (Ficha Nº3). Y si El
ahí donde reside el jefe enemigo, repelente ("en los quisiera elegir... atrayéndolos incluso a la
figura horrible y espantosa") y cruel. renuncia a esos bienes (Mc.10,21), para poder
seguir más libremente al Señor, cómo y a dónde
Él quiera disponer de él, y poder compartir me-
jor Su vida; segundo, a deseo de humillaciones e
El primer punto (ver) imaginar en aquella gran injurias, que engendran la humildad…
acampada de Babilonia al caudillo de todos los
enemigos sentado en un gran asiento de fuego y De manera que sean tres escalones: el primero,
humo, con figura horrible y cara espantosa. pobreza contra riqueza; el segundo, oprobios y
humillaciones contra el honor mundano; el ter-
El segundo punto (escuchar), considerar cómo cero, humildad contra soberbia; y de estos tres
hace una convocatoria a innumerables demonios, escalones induzcan a todas las otras virtudes.
y los desparrama -para hacer daño-, a unos a tal
ciudad y a otros a otra, y así por todo el mundo, Cada táctica, se expresa en una "trilogía":
sin dejar de lado regiones, lugares, estados de
vida, ni persona alguna en particular. [EE.142] [EE.146]
Caudillo de los enemigos Cristo nuestro Señor
El tercer punto (mirar lo que hace) considerar 1) codicia de riquezas 1) pobreza espiritual
sus indicaciones y cómo los instiga a apoderarse
2) vano honor del mundo 2) deseo de oprobios
de los seres humanos "con redes y cadenas"; y y humillaciones
que primero los acorralen con la tentación a
3) crecida soberbia 3) humildad
codiciar riquezas, que en general suele ser lo
primero para atarlos, y así llevarlos más fácil-
mente al vano honor del mundo, y finalmente
Como vemos, ambas tácticas consisten en un
despeñarlos al precipicio de la soberbia.
"proceso", en el que la persona espiritual es lle-
vada, en un caso, "de mal en peor"; y, en el otro,
Así que los principales escalones de las tentacio-
"de bien en mejor".
nes son tres: el primero de riquezas, el segundo

LECTURAS PARA HOY (Además de las indicadas en el texto, otras relacionadas...)


Mt.4,1-11 codicia / gloria / soberbia ... tambien en las tentaciones a Jesús
Heb.12,1-4 corramos resueltamente al combate que se nos presenta
Gal.5,16-26 el espíritu y la carne luchan entre sí
Ef.6,10-17 fortalézcanse en el Señor con la fuerza de su poder

Pág.9 de 17
FICHA DE ORACION Nº Nº 8 – La Encarnación – Las Dos Banderas
Ejercicios Espirituales Ignacianos – www.apuntesespirituales.com.ar – eei.bariloche@gmail.com

la tentación es mas sutil... uno fácilmente está


--------------- DIA 5 --------------- pendiente de ciertas "necesidades", "seguridades
ORACION DE DISPONIBILIDAD económicas" (mientras Jesús invita a confiar en
la Providencia del Padre), o del prestigio ("del
Ej: "Toma, Señor, y recibe…" (Baq. N°1) como me ven"). También es posible que privile-
giemos exitos académicos o laborales, por sobre
el tiempo a dedicarle a nuestros familiares. Y
PETICION éstos exitos son valiosos, a su vez generan "pues-
tos", "privilegios", "relaciones convenientes",… La
"Señor, te pido lucidez para detectar el mal espí- sutileza de la tentación viene en el disfraz: "Para
ritu que me tienta y «echando redes y cadenas», servir mejor al Señor, o a mi familia, primero
se infiltra y distorsiona mi imagen sobre ti. Quie- necesito esto, necesito lo otro"…
ro conocerte más íntimamente. Y gracia para
guardarme de «los engaños del enemigo» y ad- Las riquezas no son malas, pero -dice San Igna-
herirme a Ti". cio- llevan necesariamente al prestigio, a los
HONORES. "Ser conocido", permite trato diferen-
cial, privilegios que otros no tienen (ej: salones
PLAN DEL CAUDILLO DE LOS ENEMIGOS VIP de aeropuertos para personas importantes),…
Y los honores necesariamente "inflan". Es decir,
Reflexionemos ahora seriamente sobre los tres uno "se siente más importante" que los demás.
“escalones” con que tienta y engaña el enemigo: Esto también pasa con los espacios de servicio en
codicia de riquezas, vano honor del mundo, nuestras comunidades... Y sintiéndose así, puede
crecida soberbia. entrar poco a poco la SOBERBIA.
Recordamos la estructura de los vicios capitales: Y la SOBERBIA consiste en creerse autor de los
logros que uno va teniendo, por eso es que aún
Impulsos fundamentales no contenidos trabajando para Dios, puede llegar a prescindirse
GULA - LUJURIA - CODICIA de El (ej: falta de oración) ya que los logros se
Estados de ánimo sin resolver en el tiempo perciben como meritos propios, aunque se de-
IRA - TRISTEZA - ACEDÍA clame lo contrario por falsa modestia.

Vicios del espíritu


VANIDAD - SOBERBIA LOS ENGAÑOS DEL CAUDILLO MALVADO
Detrás de todo pecado o situación de pecado hay
Dicen los Padres del desierto: "por notable que una tentación. Mt.26,41: "Estén prevenidos y
sea la diversidad de estos pecados capitales en oren para no caer en la tentación, porque el
su origen, es notorio que los seis primeros, están espíritu está dispuesto, pero la carne es débil".
unidos por un cierto parentesco: la sobreabun-
dancia de uno suele dar lugar a la existencia del Como ha dicho el mismo Juan Pablo II: "hay épo-
siguiente. En cuanto a los dos últimos, el exceso cas en que la existencia del mal se hace singu-
de la vanidad engendra la soberbia. No obstante, larmente evidente. Aparece con más claridad,
estos dos últimos, difieren totalmente de los cómo los poderes de las tinieblas, que actúan en
seis primeros. Estos dos vicios, lejos de originar- el hombre y a través de él, son mayores que el
se de aquellos, se manifiestan siguiendo un or- mismo hombre: lo cercan, lo asaltan desde
den y trayectoria distintos: cuando aquéllos fuera. Se tiene la impresión de que el hombre
están extirpados, éstos brotan de nuevo y con actual no quiere ver este problema. Hace todo lo
más violencia; cuando aquéllos mueren, éstos posible por eliminar, de la conciencia general, la
pululan y crecen con más vitalidad" existencia de "los espíritus del mal que habitan
en el espacio" (Ef.6,12), esos "astutos ataques
Se comienza a ser tentado por cualquiera de los del demonio" de los que habla Efesios. Con todo,
seis primeros; y luego aparecen los otros dos -la hay épocas en las que esa verdad de la revela-
vanidad y la soberbia-, a los que se llega preci- ción y de la fe cristiana, que tanto cuesta acep-
samente cuando se dominan los seis primeros. tar, se expresa con gran fuerza y se percibe en
Se observa entonces que este "tríptico" ignaciano forma casi palpable".
comienza, en general, por la "codicia de rique- 1Jn.2,15-17: ...todo lo que hay en el mundo -
zas" (aunque podría comenzar por cualquier otro: los deseos de la carne, la codicia de los ojos y la
gula, lujuria, etc.), pero lo cierto es que termina ostentación de la riqueza- Todo esto no viene
siempre con la vanidad (gloria personal) y con la del Padre, sino del mundo...
soberbia ("no necesitar de Dios").
Jn.17,15-20: No te pido que los saques del mun-
Dice San Ignacio que, en general, lo primero es do, sino que los preserves del Maligno. Ellos no
RIQUEZA: No se trata de "querer ser millonario", son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.

Pág.10 de 17
FICHA DE ORACION Nº Nº 8 – La Encarnación – Las Dos Banderas
Ejercicios Espirituales Ignacianos – www.apuntesespirituales.com.ar – eei.bariloche@gmail.com

Mt.6,13: "No nos dejes caer en la tentación, sino Pero, en esta materia, tanto se peca -o se es
líbranos del Maligno" (la traducción exacta no es tentado- por carta de más, como por carta de
"del mal", sino "del Maligno"). menos; y es tan erróneo ver "demonios" por todas
partes -hasta "en la sopa"- como el no verlos en
Aunque nosotros en este tiempo de vida de ora-
ninguna parte. Más aún, diríamos que es más
ción no estemos en el mundo (nos hemos separa-
peligrosa la segunda tentación que la primera. Y
do del "criterio mundano"), siempre éste puede
si hoy en día se peca por algo, es "por carta de
influir en nosotros. En general, en los que siguen
menos". Por eso es necesario hacer referencia a
al Señor, puede infiltrarse y mucho… "Allí donde
la fe constante y universal de la Iglesia, y a su
abunda la gracia, abunda la tentación".
fuente más grande: la enseñanza de Cristo.
Antes de llegar a una reforma de nuestra vida,
La existencia del mundo demoníaco se revela
Ignacio nos hace meditar lo de las Dos Banderas,
como un dato dogmático en la doctrina del Evan-
como aviso: "Cuidado que el mundo no se haya
gelio y en el corazón de la fe vivida. No es un
infiltrado en ustedes con este tipo de engaños".
elemento secundario del pensamiento cristiano.
Ef.6,12-20: "Porque nuestra lucha no es contra Por eso Paulo VI, hablando de esta realidad mis-
enemigos de carne y sangre (contra hombres de teriosa y tremenda, podía afirmar con su autori-
carne y hueso), sino contra los espíritus del mal. dad: "Se sale del cuadro de la enseñanza bíblica
Por eso... debemos estar siempre en oración y y eclesiástica quien se niega a reconocer la exis-
súplica, velando juntos con perseverancia e in- tencia del demonio".
tercediendo por todos…"
S.Juan y S.Ignacio tienen una visión dramática de
Es una visión dramática de la historia de salva- la historia de salvación: para ambos, todo hom-
ción: "toda la vida humana, la individual y la bre se encuentra en medio de un inmenso drama
colectiva, se presenta como una lucha, y por espiritual. Y en el transfondo de este drama se
cierto dramática, entre el bien y el mal, entre la perfila la potencia maldita, presente en este
luz y las tinieblas" (Gaudium et Spes n.13)... mundo, y que hace de él "tinieblas" (Jn.12,35;
ver Jn.8,12), "oscuridad", mundo cerrado en sí
"A través de toda la historia humana, existe una
mismo, encerrado en la mentira y la violencia.
dura batalla contra el poder de las tinieblas,
que, iniciada en los orígenes, durará hasta el día También las Reglas ignacianas "para discernir los
final (Mt.24,13; 13,24-30 y 36-43). Enfrascado diversos espíritus que agitan al alma, para hacer
en esta pelea, el hombre ha de luchar continua- caso a los buenos y rechazar los malos" [EE.313],
mente, y sólo a costa de grandes esfuerzos, con o de discreción de espíritus [EE.328], esclarecen
la ayuda de la gracia de Dios, es capaz de esta- esta concepción de la historia como un drama,
blecer la unidad en sí mismo" (G.et S. n.37). como una lucha, como un combate, y entrañan la
necesidad del discernimiento, que también es
Sin embargo, el centro de la meditación de las
afirmada en el Principio y Fundamento, cuando
Dos Banderas no es "el caudillo de todos los ene-
se habla del "tanto… cuanto" (Ficha Nº3).
migos", sino el "sumo y verdadero capitán, que es
Cristo nuestro Señor" [EE.143]. Sería injusto
El discernimiento juega un papel capital en el
afirmar que el cristianismo ha hecho, de Satanás,
Evangelio. Numerosos textos indican "las redes y
el argumento preferido de su predicación, olvi-
cadenas" que ligan la libertad humana, e impiden
dándose del señorío universal de Cristo, y trans-
que el corazón del hombre se abra a la inciativa
formando, la Buena nueva del Señor resucitado,
de Dios: la suficiencia, el miedo, etc.
en un mensaje de terror. La Iglesia, a lo largo de
los siglos, ha reprobado incansablemente cual- Jn.5,44: "¿Cómo es posible que crean, ustedes
quier tipo de exageración en esto, rechazando, que se glorifican unos a otros ("Honores") y no se
por ejemplo, las diversas formas de superstición, preocupan por la gloria que sólo viene de Dios?".
así como la excesiva preocupación acerca de
Jn.9,22: Los padres del ciego de nacimiento,
Satanás y de los demonios. Sin embargo, sería un
después de su curación, tenían miedo a los judí-
error funesto comportarnos como si nada tuviera
os, que ya se habían puesto de acuerdo para
que enseñarnos la historia, y considerar que la
excluir de la sinagoga al que reconociera al Se-
Redención ha surtido ya todos sus efectos, sin
ñor como Mesías.
necesidad de que nos empeñemos, con todas
nuestra fuerzas, en la lucha de la que nos habla Jesús quita la máscara que cubre el rostro de
sobre todo el Evangelio y los maestros de la vida todo hombre. Jn.5,42: "Yo los conozco: el amor
espiritual (a partir de la espiritualidad de los de Dios no está en ustedes". Jn.9,41: "Si ustedes
Padres del desierto) y San Ignacio en sus Ejerci- fueran ciegos, no tendrían pecado, pero como
cios. Ya San Juan Crisóstomo declaraba, a los dicen: 'Vemos', su pecado permanece. Jn.7,7: "El
cristianos de Antioquía: "no es para mí un placer mundo no tiene por qué odiarlos a ustedes; me
hablar del demonio; pero la doctrina que este odia a mí, porque atestiguo contra él que sus
tema sugiere será para ustedes muy útil". obras son malas".
Pág.11 de 17
FICHA DE ORACION Nº Nº 8 – La Encarnación – Las Dos Banderas
Ejercicios Espirituales Ignacianos – www.apuntesespirituales.com.ar – eei.bariloche@gmail.com

A veces pareciera que una de las maldades de humo de Satanás que ha entrado en la Iglesia".
Satanás, que "busca a quien devorar" (1Ped.5,8), León XIII tuvo una visión según la cual habría un
fuese la de hacer creer que no existe. O que es tiempo en que el demonio entraría en la Iglesia y
simbólico, para representar el mal aún en carica- sembraría la confusión. Escribió entonces una
turas que parezcan graciosas (vestido de rojo con oración poniéndola, en la liturgia de toda la Igle-
tridente) o útil para un guión cinematográfico. O sia. El Catecismo de la Iglesia Católica, al co-
que sólo se lo encuentra en ofertas esotéricas. mentar el Padrenuestro, interpreta la frase "lí-
"Mientras me mantenga lejos de esas cosas, no branos del mal" como "líbranos del Maligno" como
tiene influencia en mí" (se piensa). auténtico significado de las palabras de Jesús.
El teólogo P. José A. Sayés escribió sobre Sata- "No hay ninguna vida de un santo, absolutamente
nás, según la fe de la Iglesia. Algunos párrafos: ninguna (podríamos citar a Santa Teresa, a San
Juan María Vianney y tantos otros) en que no
"El demonio no es un principio absoluto, sino una
haya habido una lucha personal contra el demo-
criatura limitada, creada por Dios, que, por
nio. En la vida espiritual de una persona cristia-
elección se rebeló contra Él"... "En el Nuevo Tes-
na, aunque no tenga visiones del demonio, hay
tamento se habla del demonio 511 veces. Eso
un combate espiritual contra el Maligno, como lo
quiere decir que es verdaderamente una reali-
tuvo Cristo desde el principio.
dad, porque de algo meramente simbólico no se
estaría tan pendiente en la Escritura. Pero, sobre "Hoy no se habla del demonio. Porque hay una
todo, si nos fijamos en Jn.8,41-44: "ustedes tremenda ignorancia, y porque se piensa que el
tienen por padre al demonio... desde el comien- mundo nos va a rechazar. Lógicamente, antes se
zo el fue homicida, es mentiroso y padre de la hablaba del infierno de una forma tremendista,
mentira", en Jn.17,15: "No te pido que los sa- metiendo miedo. Ahora se ha pasado de aquella
ques de este mundo, sino que los preserves del forma amenazadora a un silencio absoluto. Pero
maligno"... Cristo lo considera una persona; le el infierno, está en toda la tradición de la Igle-
llama Príncipe de este mundo, Padre de la men- sia, está por supuesto en el NT, y muy bien reco-
tira y Homicida desde el principio"… aparece gido en el Catecismo de la Iglesia católica.
realmente como el enemigo personal del Reino
"Dijo el cardenal Ratzinger que fue el cristianis-
de Dios que Cristo quiere instaurar. El enemigo
mo el que quitó el miedo a los demonios, porque
de este Reino no son las legiones romanas. Jesu-
el cristianismo presenta la figura del demonio
cristo no dice: "El Reino de Dios ya ha llegado
como una realidad, una "persona", limitada, que
porque empiezan a marcharse los romanos", sino:
tiene un poder limitado y que ha sido vencida
Lc.11,20-22: "si yo expulso a los demonios con
por Cristo. El cristiano no tiene por qué tener
la fuerza del dedo de Dios, quiere decir que el
miedo. Ahora bien, en la medida en que se pier-
Reino de Dios ha llegado a ustedes. Cuando un
de la fe en Cristo, vuelve el miedo a los demo-
hombre fuerte y bien armado hace guardia en su
nios. Y en el mundo hoy hay una especie de mie-
palacio, todas sus posesiones están seguras, pero
do mezclado con morbo, con curiosidad."..."Si la
si viene otro más fuerte que él y lo domina, le
Iglesia fuera valiente, presentaríamos al demonio
quita el arma en la que confiaba y reparte sus
justamente en su sitio, es decir, como criatura
bienes. Jesus, además, en la parábola se presen-
limitada y vencida por Cristo, y a partir de ahí
ta como el más fuerte que desposesiona de su
enfocaríamos el problema. La verdad es la que
poder al fuerte, a aquel "príncipe de este mundo"
nos hace libres.
del que nos libera en la muerte.
"Muchas veces me pregunto: si yo fuera el demo-
"Jesús tiene conciencia de librar una batalla per-
nio, ¿qué haría hoy? Ciertamente, no haría mu-
sonal con el demonio, de tal manera que esa
chas posesiones diabólicas, porque en un mundo
batalla comienza con las tentaciones en el de-
descreído como el nuestro, inducirían a creer y
sierto, con las cuales el demonio quiere desviarlo
quedaría al descubierto. Yo haría dos cosas: con-
del camino de obediencia que le lleva a la
vencer al clero de que la oración no es tan
Cruz."... "El demonio aparece como el opositor
importante como se decía en otro tiempo, y
del Reino que Cristo quiere instaurar, aquel que
sembrar la confusión en la Iglesia.
puede perdernos.
"Las posesiones diabólicas se dan, pero son esca-
"El Concilio Vaticano II habla 18 veces del demo-
sas, sobre todo en el terreno de los bautizados;
nio, dice, por ejemplo, que en el bautismo
son mucho más frecuentes en territorios de mi-
hemos sido arrancados de la esclavitud del Ma-
sión, donde el bautismo no se ha extendido toda-
ligno". A Pablo VI en 1972, se le preguntó: "¿Qué
vía, porque indudablemente el bautismo tiene un
pasa en la Iglesia, que a pesar del entusiasmo del
gran poder exorcista. El demonio, efectivamen-
Concilio Vaticano II, ahora estamos inmersos en
te, está haciendo esto: convencernos para que
una tremenda confusión?" Respondió: "Esto es el
dejemos la oración y sembrar la confusión".

LECTURAS PARA HOY (Meditamos sobre las indicadas dentro del texto)
Pág.12 de 17
FICHA DE ORACION Nº Nº 8 – La Encarnación – Las Dos Banderas
Ejercicios Espirituales Ignacianos – www.apuntesespirituales.com.ar – eei.bariloche@gmail.com

bres" o "pobres de espíritu". La Biblia contiene


--------------- DIA 6 --------------- muchas expresiones de este mismo género: una
ORACION DE DISPONIBILIDAD palabra principal, que está determinada por un
complemento como "de espíritu" (o "en..."), "de
Ej: "Toma, Señor, y recibe…" (Baq. N°1) corazón", "de alma". Se indica con ello, que la
significación natural del término principal, debe
ser traspuesta para aplicarse a una disposición
PETICION interior. Ej: los "limpios de corazón", donde el
adjetivo "limpios" (sin mancha) ha sido interiori-
"Señor, te pido lucidez para detectar el mal espí- zado y califica una actitud espiritual.
ritu que me tienta y «echando redes y cadenas»,
se infiltra y distorsiona mi imagen sobre ti. Quie- La expresión "pobres de espíritu" (o "en espíritu")
ro conocerte más íntimamente. Y gracia para reclamaría pues una trasposición interior de la
guardarme de «los engaños del enemigo» y ad- idea de "pobreza". Aunque la manera de operar
herirme a Ti". esta trasposición no es evidente a simple vista.

En general en el uso corriente, el "pobre de espí-


PROGRAMA DE JESUS, NUESTRO SEÑOR ritu" es un hombre "espiritualmente" despegado
de los bienes de este mundo, interiormente libre
Veamos ahora los tres "escalones" por los que respecto del dinero; y por eso la expresión se usa
Jesús nos conduce a la «vida verdadera»: pobre- naturalmente a propósito de personas que dispo-
za espiritual (y material, si su divina majestad nen de mucho dinero... es posible, a aquél que
lo quisiese elegir), deseo de oprobios y humi- es económicamente rico, ser "pobre de espíritu".
llaciones, y humildad.
Sin embargo, es un hecho que los Padres de la
Respecto a la POBREZA ESPIRITUAL, podremos Iglesia interpretan casi siempre "pobres de espíri-
entender mejor su significado analizando Mt.5 tu" en el sentido de "humildes", "modestos";
pero no explican cómo pasan, de la idea de la
Las Bienaventuranzas "pobreza", a la de la "humildad" o "modestia".
[Mt.5] [Lc.6,20]
alma de pobres pobres Esto se aclaró desde hace algunos años: los tex-
(pobres de espíritu) tos hebreos descubiertos en Qumram, a orillas
pacientes del Mar Muerto, y contemporáneos de Jesús,
(mansos) emplean la expresión en un contexto que ya no
afligidos lloran nos permite dudar de su sentido. A partir de
hambre y sed de justicia hambre estos textos, se ve que los Padres tenían razón.
*misericordiosos . Los "pobres de espíritu" son los humildes: el tér-
*corazón puro . mino hebreo "anawim" (que traducimos en
(limpios de corazón) Lc.6,20 por "pobres"), conserva en la versión de
*trabajan por la paz . Mateo su valor etimológico: se trata de hombres
perseguidos los excluyan, los odien "encorvados", inclinados hacia abajo; y la acti-
calumniados tud de alma a la que remite la precisión "de espí-
ritu" es la de una humildad interior. La presen-
cia de la Bienaventuranza de los "mansos" con-
Mt.5,1-12 en realidad aporta solo 3 Bienaventu- firma esto.
ranzas nuevas, ya que la primera de Lc.6,20 (po-
bres) y la última (perseguidos) las desdobla. Esto En la Biblia griega, "anaw" = "manso", "pobre". Y
parecería menos evidente en la primera ("pobres" los textos del Qumram, antes citados, muestran
= "alma de pobres" + "pacientes") pero veamos... bien que la mansedumbre (o no-violencia) consti-
tuye, junto con la humildad y la paciencia, una
"Pacientes" o "mansos" está tomada del Sal.37,11 de las componentes de esa actitud fundamental
(“poseerán la tierra"), donde el término "manso" del "anawah", a la que podríamos designar, en
corresponde en el hebreo a “anawim”, la expre- nuestro idioma, como la "pobreza espiritual".
sión que, en el oráculo de Is.61,1, sirve de apoyo
a la primera Bienaventuranza. Al hablar en pri- Jesús había proclamado la felicidad de los "po-
mer lugar de los "pobres", y luego de los "man- bres", pero, como habla de estos "anawim", el
sos", pone en evidencia dos matices religiosos del Evangelista piensa en una actitud del alma. Así la
vocablo hebreo "anawim". Bienaventuranza no se dirige ya a hombres ca-
rentes de lo necesario (Jesús siempre mira al
Debemos entender también el verdadero sentido hombre en su interior, mas que por su exterior),
de la expresión que usa S.Mateo: "alma de po- sino a hombres que se caracterizan por su man-

Pág.13 de 17
FICHA DE ORACION Nº Nº 8 – La Encarnación – Las Dos Banderas
Ejercicios Espirituales Ignacianos – www.apuntesespirituales.com.ar – eei.bariloche@gmail.com

sedumbre, su paciencia, su humildad: hombres fuera Dios lo haría de esta manera". Así, los de-
desprovistos de violencia, que no oponen al mal más deberían responder de acuerdo a nuestras
con el mal, sino con el bien. expectativas; y cuando no lo hacen así, monta-
mos en cólera (a diferencia de Dios). Por eso, en
Mt.11,25-30: "...aprendan de mí, porque soy general, la falta de mansedumbre, es una falta
paciente y humilde de corazón..." ("anawim") de humildad.
Además, otros pasajes propios de Mateo subrayan
la dulzura de Jesús, su rechazo de la violencia, A veces, podemos tener derechos que el otro no
su discreción (Mt.12,19-20; 21,5). respeta; pero recordemos que no debemos pres-
tar atención a la "verdad" únicamente, sino al
Ante Dios “somos nada”. Somos pura creación de "espíritu" que esa "verdad" suscita en nosotros.
El. Pura dependencia. No tenemos títulos para
exigir a Dios nuestra existencia ni nuestra gloria. El Beato Fabro SJ, decía: "todo bien que yo
Todo eso es regalo. Los “pobres de espíritu” son hubiese de hacer, pensar, o indicar, ha de hacer-
los “anawim” que decía el profeta Sofonías se por medio del buen espíritu, y no del malo.
(Sof.2,3; 3,12). Y esos "pobres de Yahvé" son los Nuestro Señor no debe tener por bien reformar
escogidos del Señor, porque están abiertos y algunas cosas de la Iglesia según el modo de los
dependen totalmente de Dios. herejes, porque ellos, aunque en muchas cosas -
así como también los demonios- dicen verdad, no
Lc.10,21-22: Jesús se estremeció de gozo, mo- la dicen con el espíritu de la verdad, que es el
vido por el Espíritu, y dijo: “Te alabo, Padre, ... Espíritu Santo"... No está en lo que se dice, sino
por haber ocultado estas cosas a los sabios y a los en el modo en que se lo dice, y lo que termina
prudentes y haberlas revelado a los pequeños…” generando en el otro, por esa forma de decirlo...

La exigencia de mostrarse pobre de espíritu y


manso ("anawim"), toma su ejemplo en el Maes- Nuestro Señor, modelo del "anawim", que es
tro manso y humilde de corazón; y la doble Bie- capaz de soportar así los oprobios y humillacio-
naventuranza es un llamado a los cristianos a que nes, nos muestra y enseña con esto, el tercer
conformen sus sentimientos a los de Jesús. escalón, de la verdadera HUMILDAD. Se ve cla-
ramente en sus actitudes:

Esta pobreza espiritual entendida como "ana- Mt.3,13-17 Le decía Juan el Bautista: "Soy yo el
wim", nos lleva al segundo escalón... a soportar que tiene necesidad de ser bautizado por ti, ¡y
OPROBIOS Y HUMILLACIONES, "cargando todas eres tú el que viene a mi encuentro!...".
las penurias, incomprensiones y ataques que
me sobrevengan por seguirte" [EE.98], de las Mc.9,35 "El que quiera ser el primero, debe
que está llena la vida de Cristo Jesús. hacerse el último y el servidor de todos".

Para soportar... hay que ser manso. Por ejemplo, Nos muestra las ACTITUDES DE AMOR, de SER-
a veces se dicen cosas injustas sobre nosotros o VICIO que debemos tener unos con otros, con el
sobre personas a las que queremos, y reacciona- Buen Samaritano. Ese samaritano que baja de
mos. No somos "pacientes", ni "mansos" capaces Jerusalén a Jericó… es Jesús, que baja de su
de soportar esos oprobios y humillaciones al esti- gloria eterna para salvarnos.
lo de Jesús.
Lc.10,25-37: "¿Cuál de los tres te parece que se
No nos damos cuenta que, el que imputa, ve las portó como prójimo?". "El que tuvo compasión de
cosas con otra óptica debido a su propia cultura, él"... "Ve, y procede tú de la misma manera".
historia, ideología, etc. Y saca sus conclusiones,
percibiendo la realidad en forma distinta a noso- Jn.13, 34-35: "ámense unos a otros..."
tros. Nos falta "tolerancia", nos falta reconocer
que no necesariamente nuestra mirada es la de Jn.13,1-17: "...ustedes serán felices si sabiendo
la verdad, porque tambien nosotros estamos estas cosas, las practican"
embebidos de nuestra propia historia, etc.
En la última cena se produce una discusión entre
También sucede cuando esperamos respuestas los apóstoles sobre quien es más importante.
distintas a las que nos dan los demás; y esto hace Lc.22,24-27: "el que es más grande, que se com-
que nos irritemos. No somos "mansos" respecto porte como el menor, y el que gobierna, como
de los que tratan con nosotros. servidor, yo estoy entre ustedes como el que
sirve". Y precisamente, en la última cena es de
Esto puede ser fruto de nuestra "soberbia". Con- tal manera servidor, que instituye la Eucaristía.
sideramos nuestra mirada como "absoluta": "si yo El se hace nuestro alimento, nuestra bebida. El

Pág.14 de 17
FICHA DE ORACION Nº Nº 8 – La Encarnación – Las Dos Banderas
Ejercicios Espirituales Ignacianos – www.apuntesespirituales.com.ar – eei.bariloche@gmail.com

se pone en ese servicio a nosotros, los de las No son ventajas materiales, o lugares de presti-
generaciones futuras, para seguir sirviéndonos gio, sino santidad. Es decir, rectitud. Una vida
como sustento de nuestra vida espiritual de una recta, paz y gozo en el Espíritu Santo. Ese es el
forma sacramental. Reino de Dios.

Muestra su DESPRENDIMIENTO: "El Hijo del hom- Nosotros hemos de pedirle al Señor que nos de su
bre, no tiene donde reclinar su cabeza". gracia para seguir ese mismo camino que lleva al
gozo perfecto (Jn.15,11). En este momento en
San Pablo remarca como raíz la OBEDIENCIA. que vamos a empezar a hacer nuestros propósitos,
es muy importante tener esto presente.
Flp.2,5-10: ...se anonadó a sí mismo,... se humi-
lló hasta aceptar por obediencia la muerte...
Finalizamos la meditación con un primer colo-
En el Huerto, Jesús hablará con su Padre y le quio a nuestra Señora pidiéndole que me alcance
dirá: Lc.22,42-44: "Padre, si quieres, aleja de de su Hijo y Señor gracia para que yo sea recibi-
mí este cáliz". Porque lo que venía era espanto- do y permanezca debajo de su bandera, y ...
so. La crueldad humana en su máxima expre-
sión… Pero que no se haga mi voluntad, sino la primero, en sumo desapego de los bienes mate-
tuya". En el momento en que comprende que el riales, y, si fuera para servicio a su divina majes-
Padre no va impedir esa Pasión, Jesús, diríamos tad y me quisiera elegir y recibir, incluso con la
"la encara", va adelante, pero venciendo ese renuncia a dichos bienes;
terrible terror humano ante el sufrimiento.
segundo, en pasar oprobios y humillaciones, para
De modo que Jesús: imitarlo más en ellas, con tal que las pueda pa-
sar sin que para eso ninguna persona tenga que
 Eligió reinar como "anawim", soportando opro- caer en pecado, ni que yo u otros causemos
bios y humillaciones por amor a su Padre y a ofensa a su divina Majestad.
nosotros.
Y con esto rezar un Ave María.
 Eligió el camino de la humildad, el ser servi-
dor de todos.
Segundo coloquio: Pedir otro tanto al Hijo, para
que me alcance eso del Padre.
 Eligió el desprendimiento.
Ofrecerle la oración "Alma de Cristo" (Ficha Nº6)
 Eligió la obediencia aunque lo llevara al dolor,
porque era la Voluntad de su Padre.
Tercer coloquio: Pedir otro tanto al Padre, para
Ese fue el camino elegido por Dios. Y es el que que Él me lo conceda.
muestra con sus actitudes y su enseñanza como Finalizar con un Padre nuestro.
"Camino" para seguirlo a El.

Rom.14,17-19: "El Reino de Dios no es cuestión La gracia que pedimos, se transforma, en este
de comida o de bebida, sino de justicia, de paz y triple coloquio, en una ardiente petición a nues-
de gozo en el Espíritu Santo…." tra Madre, al Hijo y al Padre.

LECTURAS PARA HOY (Además de las indicadas en el texto, otras relacionadas...)


Mc.10,35-45 los poderosos les hacen sentir su autoridad, entre ustedes no debe ser así
Lc.12,13-15 la vida de un hombre no está asegurada por sus riquezas
Lc.14,26-33 cualquiera de ustedes que no renuncie ... no puede ser mi discípulo
2 Cor.12,5-10 me complazco en mis debilidades
Flp.2,5-11 se anonadó a sí mismo y tomó la condición de servidor
1 Tim.1,12-17 me ha considerado digno de confianza, llamándome a su servicio
2 Tim.2,22-26 amable con todos, apto para enseñar y paciente en las pruebas

APUNTES SOBRE MIS MOCIONES INTERIORES (¿que sentí hoy en mi oración?)


.....................................................................................................................................

Pág.15 de 17
FICHA DE ORACION Nº Nº 8 – La Encarnación – Las Dos Banderas
Ejercicios Espirituales Ignacianos – www.apuntesespirituales.com.ar – eei.bariloche@gmail.com

gusto la infinita suavidad y dulzura de la divini-


--------------- DIA 7 --------------- dad, del alma y sus virtudes y de persona que se
ORACION DE DISPONIBILIDAD contempla, y aplicarse para provecho.

Ej: "Toma, Señor, y recibe…" (Baq. N°1) El cuarto: tocar con el tacto, abrazar y besar los
lugares donde esas personas pisan y se sientan;
procurando sacar provecho de ello.
PETICION
Terminar con un coloquio y un Padre nuestro.
"Señor, te pido lucidez para detectar el mal espí-
ritu que me tienta y «echando redes y cadenas»,
se infiltra y distorsiona mi imagen sobre ti. Quie-
El seguimiento de Jesús, para ser auténtico, nos
ro conocerte más íntimamente. Y gracia para
exige estar atentos y liberarnos de los engaños
guardarme de «los engaños del enemigo» y ad-
permanentes del enemigo de la naturaleza huma-
herirme a Ti".
na y desear y pedir la vida verdadera que nos
ofrece nuestro Señor. El ofrecimiento que hicimos
en la meditación del Rey Eterno (Ficha Nº7), se
UN RESUMEN PARA LA REPETICION completa ahora con una pregunta muy seria y muy
sincera: ¿cuál es la calidad actual de mi segui-
REPETICIONES [EE.118-120] miento de Jesús?

La repetición es muy aconsejada: «repetir el Dos campos, dos ciudades, dos caudillos, dos
primero y segundo ejercicio, notando y haciendo amores, se disputan nuestro corazón. Esta medi-
pausa en los puntos que he sentido mayor conso- tación ofrece una luz para contemplar el mundo y
lación o desolación o mayor sentimiento espiri- la historia con la mirada y con la intención de
tual…» [EE.62]. En una atmósfera de afecto nos Jesús: «La imaginación aporta su contribución
ponemos a la escucha de la Palabra de Dios que valiosísima, ¡pero no por eso debe pensarse que
nos cuestiona y nos transforma en el transcurso se trata de un combate y de un lugar imaginarios!
del tiempo. Es una forma de oración que va más Jerusalén y Babilonia hacen parte de la historia,
allá del simple “saber” y educa el “sentir”, un como dato de fe procedente de la memoria de la
verdadero ejercicio de oración-discernimiento, Iglesia, traído ahora a la consideración del ejerci-
que nos enseña a “degustar”, como sugiere tante para su contemplación. En toda la humani-
[EE.2]: «no el mucho saber harta y satisface el dad subsiste una imagen arquetípica de confron-
alma, mas el sentir y gustar de las cosas inter- tación entre dos campos, desarrollada por autores
namente». Este volver a sí mismo, sin ninguna espirituales y profanos, desde donde le llega a
prisa ni deseo de agotar la materia propuesta, Ignacio, a quien le gusta presentar las cosas por
permite detenerse allí donde se haya sentido la contrastes y confrontación como ayuda para ver
consolación de Dios o donde anteriormente se ha más claro.
experimentado desolación (cf EE.118). Es como
"poner a prueba" los diversos espíritus en el desa- Un párrafo que San Ignacio leyó en Loyola, dice,
rrollo del proceso. En esos puntos de atracción hablando de San Agustín: "Estas dos ciudades, son
o de resistencia, Dios espera al ejercitante. Las construidas por dos amores: porque es el amor de
repeticiones prolongan el contacto con el Señor a sí, que crece hasta el desprecio de Dios, el que
través del misterio en que se nos manifiesta. construye la ciudad del demonio, y es el amor de
Proporcionan un tiempo de mayor exposición a la Dios, que crece hasta el desprecio de sí, el que
acción de su presencia y así permiten a la gracia construye la ciudad de Dios".
realizar su obra transformadora en nosotros.
El enemigo conquista engañando, echando redes y
Si hubiera tiempo para repetir en la semana, es cadenas, se disfraza de «ángel de luz» (cf. 2Cor.
provechoso el pasar de los cinco sentidos de la 11,14-15). Cristo nuestro Señor, en cambio, “es-
imaginación por las contemplaciones de la EN- parce” su mensaje persuadiendo, encomendando
CARNACION y del NACIMIENTO, así: «a todos sus siervos y amigos, que a tal jornada
envía... que a todos quieran ayudar en traerlos
El primer punto es ver las personas con la vista en deseos...»
imaginativa, contemplando en particular sus
circunstancias, sacando provecho de la vista. San Ignacio nos traza en este ejercicio una visión
global de la vida de Jesús desde la perspectiva de
El segundo: oír lo que hablan o pueden hablar y su intención, es decir, de su estilo de vida y modo
aplicándose a sí mismo sacar fruto. de realizar la misión, de sus criterios y valores.

El tercero: oler y gustar con el olfato y con el Dos mentalidades aparecen retratadas, que se

Pág.16 de 17
FICHA DE ORACION Nº Nº 8 – La Encarnación – Las Dos Banderas
Ejercicios Espirituales Ignacianos – www.apuntesespirituales.com.ar – eei.bariloche@gmail.com

repiten en todas las épocas y que influyen tam- bién en la descalificación, el desprecio, la humi-
bién implacablemente en nuestro tiempo sobre llación, los oprobios y aun la muerte.
las personas, las sociedades, las instituciones. Es
el mundo de todos los tiempos: Lc.5,22-23 "Dichosos ustedes cuando los odien los
hombres y los expulsen y los insulten y difundan
1Jn.2,16-17: «nada de lo que el mundo ofrece mala fama de ustedes por causa de este hombre.
viene del Padre, sino del mundo mismo. Y esto es Alégrense ese día y salten de gozo"
lo que el mundo ofrece: los malos deseos de la
naturaleza humana, el deseo de poseer lo que
agrada a los ojos y el orgullo de las riquezas. Nuestra tarea va a consistir en preguntarnos sobre
Pero el mundo se va acabando, con todos sus ma- lo que implica seguir a Jesús y también:
los deseos; en cambio, el que hace la voluntad de
Dios vive para siempre» ¿Cuáles son mis escalones más comunes en mi
realidad cotidiana de cada Bandera?
La meditación se emparenta con la temática bí-
blica de los profetas, que denuncian el derroche, Las Banderas se perciben pero no hay posiciones
la injusticia, la opresión de parte de los poderosos asumidas de por vida, sin que sobrevengan tenta-
y su desprecio del pobre; y ensalzan al justo y ciones o gracias, que me lleven a una u a otra.
humilde que «hizo justicia a pobres e indigentes»
y por eso conoció a Dios y sintonizó con él (cf La tarea de esta meditación será tomar concien-
Jer.22,13-19; Is.1,10-19; 58,1-12; Am.4,1; 5,7- cia de esta batalla y tenerla muy presente en
15 y 21-24; 6,1-11; 8,4-8). cada elección que hacemos durante el día.
Jn.16,33 "Les digo esto para que encuentren la
También se encuentra en el Evangelio: Bienaven- paz en mí. En el mundo tendrán que sufrir, pero
turanzas, parábola del sembrador, del rico necio tengan valor, yo he vencido al mundo"
(Lc.12,3ss), del trigo que crece con la cizaña.
También podemos enriquecer este tema de las
Igualmente se inspira en Pablo, en su instrucción Dos Banderas, leyendo las reglas de discernir
a Timoteo sobre el peligro de las riquezas: «los ignacianas, viendo en ellas -cuando contempla-
que quieren hacerse ricos caen en tentaciones, mos la Bandera de Lucifer- los escalones del mal
trampas y mil afanes insensatos y funestos que espíritu; y luego -cuando contemplamos la Ban-
hunden a los hombres en la ruina y en la perdi- dera de Cristo- los escalones del buen espíritu en
ción; porque raíz de todos los males es el amor al las mismas reglas (BAQUEANOS 4 y 5)
dinero; por esta ansia algunos se desviaron de la
fe y se ocasionaron mil tormentos» (1Tim.6,6 ss).
Serán muy utiles, además, los propios apuntes
Finalmente, presta del Apocalipsis, y de la teolo- espirituales que uno ha redactado en los exáme-
gía de Juan la lucha entre Jerusalén y Babilonia, nes de oración, pero releyéndolos ahora para
la luz y las tinieblas, la verdad y la mentira, la hacer más consciente la variedad de espíritus
vida y la muerte. que, sin duda, se ha dado en nosotros (si no, no
se habrían hecho Ejercicios Espirituales, EE.6).
Debemos estar dispuestos a seguir al Señor tam-

LECTURAS PARA HOY (Además de las indicadas en el texto, otras relacionadas...)


Mt.4,1-11; Mc.1,12-13; Lc.4,1-13 la prueba de Jesús en el desierto
Mt.20,20-28 instrucción de Jesús sobre el servicio y la humildad
1Cor.1,18-29 la cruz, subversión de valores
2Cor.11,1-4 y 13-14; Gal.1,6-10 engaño de aceptar un Jesús diferente
1Tim.6,6-12 raíz de todos los males es el amor al dinero.
Sant.4,4-10 haciéndose amigos del mundo se hacen enemigos de Dios

APUNTES SOBRE MIS MOCIONES INTERIORES (¿que sentí hoy en mi oración?)


.....................................................................................................................................
.....................................................................................................................................
.....................................................................................................................................

Pág.17 de 17