Sunteți pe pagina 1din 7

Juan Carlos Garavaglia y Juan Marchena. América Latina.

De los orígenes a la
independencia. “Dioses y demonios: La conquista de los Andes” “La construcción del
poder colonial en los Andes”

El objetivo del siguiente ensayo es dar a conocer todo el procedimiento de cómo fue la
conquista de los andes, todos los acontecimientos y coyunturas que ocurrieron y como
fue la construcción de ese poder colonial en esas nuevas tierras encontradas.

En primer instancia se habla de cómo realizaron las primeras expediciones hasta llegar a
Cajamarca, en 1522 Pascual de Andagoya navego hacia el sur a lo largo de la costa del
pacifico en busca de un nuevo país de oro. En su viaje no encontró nada que le
interesara, excepto nuevos datos sobre un país rico en oro y plata que estaba situado en
el sur del rio Virú o Birú, que el entendió como el país de Perú. Este dato le intereso y
llamo mucho la atención de dos vecinos y encomenderos de Panamá, estos fueron
Francisco Pizarro y Diego Almagro, invirtieron en un barco y salieron en búsqueda de
riquezas pero esta expedición fue fallida ya que no encontraron nada.

En 1526 se organizó una segunda expedición y llegaron a Quito por el sur del rio Birú o
Virú y se dieron cuenta que este país del que hablaban si existía, de esta manera
lograron tomar contacto con la civilización Inca.

Hallaron indios en diferentes lugares, y en la ciudad de Tumbes, que formaba parte del
imperio incaico, desembarcaron. Desde Tumbes siguieron buscando hacia el sur a lo
largo de la costa peruana, y se dieron cuenta de la magnitud de toda la riqueza que
poseían las culturas andinas.

Regresaron a Panamá para firmar las correspondientes capitulaciones para adueñarse de


aquellas tierras y seguir con el descubrimiento, finalmente en 1529 se firmaron.

El imperio inca el cual era conquistador tenia conflictos con pueblos dominados,
Huáscar y Atahualpa, quienes eran sus príncipes Incas se enfrentaron por el control del
imperio y los pueblos conquistadores.

En 1529 y 1530 Pizarro amplio sus tropas y las reforzó y continuaron hacia el sur.
Llegando a Cajamarca Pizarro encontró esta coyuntura que había entre estos pueblos, y
aprovechando el enfrentamiento entre Incas y otros pueblos, Pizarro apresa a Atahualpa
antes de que este se proclame vencedor ante los incas, Atahualpa negocia con Pizarro su
vida y su libertad ofreciéndole mucho oro ya que se dio cuenta que los españoles se
deslumbraban mucho por los bienes que los Incas poseían. Atahualpa dio órdenes a sus
generales y puso en movimiento a todo su imperio para conseguir el rescate, esto fue
muy determinante para el éxito de la invasión llevada a cabo por Pizarro, ya que
Atahualpa le prohibió a sus generales que actuaran en contra de sus invasores.

Por otra parte en Cuzco el general Quizquis acabo con Huáscar, por lo tanto Atahualpa
era ya el único Inca.

En junio de 1533 Pizarro se apodera de todo el oro y lo distribuyo entre la gente. El


reparto se dio a los soldados y a los peones y todos los beneficiaros por igualdad,
excepto Pizarro y su hermano Hernando y Hernando de Soto, quienes obtuvieron un
porcentaje superior.

El 26 de julio de 1533 asesinan a Atahualpa, fue ejecutado en la plaza principal bajo la


imputación de traidor. Este fue el último episodio de la tragedia en Cajamarca; luego de
esto desde Cajamarca todos los pizarristas parten hacia la gran ciudad de Cuzco.

En Cuzco el sumo sacerdote de sol, trata de impedir aquella invasión de los extranjeros
y trataron de enfrentarse a estos, luego solo querían establecer paz entre ellos pero fue
inútil, ya que ni los generales de Quito quisieron pactar con sus enemigos de Cuzco, ni
la fracción cuzquera quiso negociar con los antiguos partidarios de un Inca con el cual
llevaban años peleando. Se designa entonces emperador Inca a Manco quien se asienta
en el lugar y coordina los últimos saqueos. A finales de 1534 culmina la conquista,
Pizarro se muda a Lima y allí funda la capital del virreinato del Perú. Mientras los
conquistadores españoles salen en busca de “El Dorado” dirigiéndose a lo que hoy se
conoce como Chile y Argentina, seguidamente, a partir de 1537 y hasta 1538, Almagro
transciende sus límites e invade Cuzco, esto se da debido a la ambigüedad en la
especificación de sus límites, al principio en la fundación de las capitulaciones , se
estableció que la gobernación de Almagro estaba situada en nueva Toledo, en el sur del
imperio incaico, pero este tenía muchas ambiciones y se excedió. Pizarro con el afán de
sacarlo le financio una expedición hacia Chile.

Por otro lado, Manco organiza rebeliones, sin embargo son los pizarristas los que
doblegan a Almagro y lo condenan a garrote. Aquí se ve como el conflicto entre Pizarro
y Almagro se transforma en una pugna entre pizarristas y almagristas por cargos y
riquezas.

Almagro pretendía que la ciudad incaica pertenecía a su jurisdicción, esto desata una
guerra entre conquistadores que duraría 15 años. Como antes había dicho los Pizarristas
doblegaron a Almagro, lo cual paralizo cualquier intento de insurrección contra estos.

En 1539 los pizarristas fundan Chuquisaca (lo que hoy se conoce como Sucre) y el inca
Manco inicia la segunda rebelión llamada “la gran rebelión”, las cuales fueron
aplacadas en un baño de sangre inca.

En 1541 Pizarro es asesinado por almagristas, vengando la muerte de su líder. El hijo de


Almagro conocido como Almagro el mozo fue nombrado el gobernador de Perú y se
posesiono de gran parte del país. Vaca de Castro derroto a los almagristas con el apoyo
de los pizarristas y puso orden en aquel convulso mundo, tras esa derrota Perú estaba
otra vez al poder de los pizarristas.

España estableció las leyes nuevas para Perú en 1542, limitando el poder de los
conquistadores quienes ante eso se rebelaban. Blazco Núñez de Vela es designado
como el primer virrey del Perú, para aplicar la nueva ley. En 1546 por orden de Gonzalo
Pizarro se le destituye de su cargo debido a negociaciones con los rebeldes a la
autoridad real.

La suerte de Manco Inca fue sorpresiva ya que fue traicionado y asesinado por la
espalda por almagristas en 1545.

Tras el fracaso del primer Virreinato, Pedro de la Gazca es designado virrey y


pacificador del Perú. Finalmente en 1572 es designado el nuevo virrey Toledo, quien
con su guerra a fuego y sangre elimino a todos sus opositores. De aquí una nueva
generación se alzaba con el poder.

En esta nueva reorganización general de Francisco Toledo marco básicamente el


establecimiento del poder colonial ya que dicto y puso las bases y las disposiciones
mediante las cuales el régimen colonial y el sistema de dominación español quedaron
consolidados en la mayor parte de los territorios andinos.

Se logró afianzar cierta presencia de la autoridad real en esta región gracias a la


remisión desde la corte de enérgicos administradores y pacificadores, los encomenderos
y primeros conquistadores fueron los principales en hacer revueltas buscando establecer
el poder cuasi feudal independientemente de la corona.

Ahora bien nuestro autor se centra en hablar sobre la consolidación del sistema colonial
y todos los procesos que se dieron allí, la economía en el territorio andino el cual su
mayor fuente de ingresos y riquezas era mediante la mina Potosí, también habla sobre la
crisis que se vivió en el siglo XVII y analiza tratando de entender cuáles fueron las
causas de estas.

En el mundo Andino la conquista no fue de forma homogénea, ya que en algunos


territorios la conquista fue un poco tardía debido a la resistencia de los incaicas contra
los españoles, esta resistencia se daba más que todo en las zonas bajas de la región
cuzqueña; en otras áreas algunos señores étnicos estaban a favor de los españoles y esto
facilito más el proceso de conquista. Hay que destacar que, solo la nobleza indígena que
se sometió voluntariamente pudo conservar ciertos derechos.

Por lo anterior dicho se establece que el impacto de la conquista no se produjo al mismo


tiempo en los territorios. Así mismo el proceso de la construcción de la dominación
colonial tampoco fue homogénea, este fue un proceso largo, cruel y muy difícil con la
población Andina.

Después de imponer el poder causifeudal se desato una guerra a la segunda mitad del
siglo XVI, entre viejos y nuevo conquistadores, esto se dio porque los viejos fueron
reemplazados por nuevos conquistadores, al no estar de acuerdo con la Corona. Debido
a que los viejos conquistadores fueron reemplazados en todos sus cargos, ellos luchaban
por su poder local, la posesión y transmisión de las encomienda, las concepciones
mineras o el mantenimiento social de los indios, esta guerra influyo más en la catástrofe
indígena, por la impasibilidad de las autoridades la población iba muriendo, así
perdieron mano de obra que era impredecible para los proyectos imperiales.

Los principales pilares sobre los que se construyó el sistema colonial fueron
principalmente la extracción de la población indígena, había que explotar todas las
riquezas que estas tierras poseían y debían actuar sobre ellos.

Los corregidores tenían un extraordinario poder sobre los indígenas, eran una autoridad
especial que en cada distrito administraba la justicia entre indios, recaudaba el tributo y
tenían que encargarse del cuidado y evangelización de los indios.
El territorio andino fue dividido en circunscripciones llamados corregimientos. Estos
espacios estaban censados y tenían que rendir un tributo para abastecer las necesidades
de su corregidor. Toledo pensó que agruparlos así sería más fácil manejarlos, tasarlos y
controlarlos. Pero todas estas reducciones tuvieron como consecuencia la
transformación de la economía, ya que colapso las formas de producción, generando así
una profunda crisis de subsistencia.

Las medidas que se tomaron en estas reducciones a corregimientos, dio como


consecuencia la huida de muchos indígenas para salvarse de los tributos y las mitas,
muchos quisieron volver a sus lugares de origen, otros fueron a las nuevas ciudades de
los españoles y trabajaron como sirvientes o artesanos, generando así otra forma de
ingresos. Dado todo este esparcimiento de indígenas, estos fueron reorganizados en
grandes grupos de poblaciones, los ubicaron como pudieron y mezclaron con
comunidades a las que no pertenecían.

Finalmente en todo este proceso de consolidación las mitas fueron el último pilar en
este procedimiento; se trataba de un sistema que daba la posibilidad de darle salario a
toda la población indígena y así ayudarla a pagar el tributo, y con esto se mejoraría la
producción minera las remisiones de metal a España.

Durante la conquista, así como en los tiempos de la colonia el poblamiento de la región


Andina estuvo muy relacionado con la economía, ya que los pobladores buscaban la
mejor ubicación con los mejores sitios para desarrollar su vida.

Las principales actividades a las que se dedicaban los habitantes y pobladores de la


región Andina era como principal fuente la agricultura, que fue desempeñada por los
indígenas, con base en la mita y los resguardos, como antes había mencionado algunos
pobladores se trasladaron a la nueva ciudad de los españoles y ahí trabajaron lo que se
llama artesanía, laboraron muebles, enseres de cocina, vestidos, etc...

Por otra parte está el comercio que se trataba de intercambiar productos agrícolas y
mineros entre España y nuestro territorio.

La minería fue la que más se destacó en este periodo, con el descubrimiento de la mina
potosí, en la cual se explotaba el metal y la plata. A partir del descubrimiento de plata
de las zonas desérticas de los Andes, surgió una ciudad que se convirtió en una de las
más ricas, pobladas y extensas. La plata para algunos significaba prestigio, poder; pero
para otros muchos significaba dolor, sufrimiento y hasta muertes por la explotación que
se daba aquí.

En 1545 se iniciaba la explotación de las vetas de planta Potosí. Cuando se encontró


plata en el cerro rico la ciudad fue creciendo de forma desordenada, por entonces la
ciudad pertenecía al gran territorio del virreinato del alto Perú; la corona española a
través de sus autoridades en América fue organizando la explotación de las minas de
Potosí, sus riquezas eran enviadas a España. La ciudad llego a tener 120 mil de
habitantes y por entonces sus minas de plata eran las más importantes.

La ciudad de Potosí se formó en torno a la explotación de este, y se daban contrastes


entre personas que se enriquecían y los indígenas que dejaban la vida trabajando, la
pulmonía y las caídas fueron causa de la mortalidad de estos.

Uno de los símbolos del esplendor de la ciudad es la casa de la moneda, se acuñaba la


moneda imperial.

El movimiento la organización y la riqueza de Potosí dependían de la población que en


gran medida como antes dicho dejaban su vida en las minas. Desde el comienzo de la
explotación del cerro este trabajo estuvo a cargo de los yanaconas indígenas libres que
trabajaban independientemente, extraían el mineral y entregaban la parte más rica a los
propietarios de la mina y se quedaban con el resto.

Cuando se fue agotando el mineral de la superficie, que era el que se podía refinar con
el viejo sistema andino muchos indígenas abandonaron Potosí y se produjo una crisis.
Al ocurrir esto las autoridades españolas tomaron medidas, Toledo introdujo dos
reformas una de ellas fue el uso de una nueva técnica de refinamiento de la plata por
almagacion con mercurio y la otra fue la reorganización de la mita.

Los mitayos indígenas varones de distintos pueblos distribuidos debían ir a trabajar


durante un año a las minas de potosí por orden del virrey se les destinaba a una de las
parroquias separado de los aragonés. Los mitayos tenían que trabajar una de cada tres
semanas y percibían por esos días de trabajo obligatorio y menos de lo que cobraban los
trabajadores libres, y en las dos semanas del supuesto descanso tenían que encontrar
alguna ocupación para poder subsistir.
A partir de esta reforma del virrey Toledo el control del proceso de explotación de la
plata paso totalmente a mano de los españoles y los yanaconas se convirtieron en
trabajadores asalariados.

En las minas la vida de los trabajadores estaba en constante peligro por riesgos de
derrumbes, las enfermedades sumadas a las terribles condiciones en la que cada
trabajador entre 20 y 25 kilos de mineral.

Entre el estado español y la comunidad indígena había intermediarios los cuales eran los
curacas. Toledo distinguió a muchos dueños de minas e ingenios consiguiendo las
cuotas anuales a los trabajadores, estos dueños se enriquecieron rápidamente.

Empresarios mineros tuvieron que hacer grandes inversiones en la construcción de


ingenios para procesar la plata con máquinas hidráulicas y de represas para almacenar el
agua.

Las riquezas que se extraían del suramericano eran llevadas a Europa, España recibió de
sus colonias muchas toneladas de plata, toda esa riqueza contribuyo a consolidar el
estado español y la mayoría de esas riquezas se utilizó para pagar préstamos que la
Corona había recibido de extranjeros.

En fin y para concluir finalizando el periodo de organización de las posesiones


americanas, se inició una etapa de aparente estabilidad en la que, sin embargo, la
sociedad se fue transformando profundamente. Todos los apuros económicos y políticos
de la monarquía hispana, sumida en una profunda crisis, llevaron nuevamente a un
periodo de descentralización progresiva de las colonias.

La reducción del comercio colonial fue creando diferenciaciones entre las distintas
colonias, las cuales adquirieron personalidad propia.