Sunteți pe pagina 1din 21

Casación 3943-2015, La Libertad:

Juez no debe dar solemnidad a


situación irregular que promueve
abuso del derecho
POR
SANDRA GUTIERREZ IQUISE
-

Share

Sumilla: Cuando el Juez advierta alguna situación irregular, no cabe le otorgue


prevalencia y mayor solemnidad más aún si se observa que tal situación
anómala, promueve el ejercicio abusivo del derecho.
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA CIVIL TRANSITORIA

CASACIÓN 3943-2015, LA LIBERTAD

Lima, veintiséis de setiembre de dos mil dieciséis. -

LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE


JUSTICIA DE LA REPÚBLICA: Vista la causa número tres mil novecientos
cuarenta y tres – dos mil quince, en audiencia pública llevada a cabo en la fecha;
y producida la votación con arreglo a Ley, emite la siguiente sentencia:

I. ASUNTO:

En el presente proceso de Otorgamiento de Escritura Pública la demandante


Representaciones e Inversiones Los Ángeles Sociedad Comercial de
Responsabilidad Limitada ha interpuesto recurso de casación mediante escrito
obrante a fojas quinientos cincuenta y tres, contra la resolución de vista de fojas
quinientos diecisiete, de fecha once de mayo de dos mil quince, emitida por la
Tercera Sala Especializada en lo Civil de la Corte Superior de Justicia de La
Libertad, en el extremo que revocó la sentencia apelada de fojas cuatrocientos
veinte, de fecha treinta de octubre de dos mil catorce, que declaró fundada la
demanda; en consecuencia ordenó que el demandado otorgue la Escritura Pública
correspondiente; y reformándola declara infundada la misma.

II. ANTECEDENTES:

1. DEMANDA:

El siete de agosto de dos mil doce, mediante escrito obrante a fojas veinticuatro-
A, Representaciones e Inversiones Los Ángeles Sociedad Comercial de
Responsabilidad Limitada interpuso demanda de Otorgamiento de Escritura
Pública, pretendiendo que se le otorgue la Escritura Pública del inmueble
ubicado en la Manzana 8, Lote 2, Pueblo Joven La Esperanza – Sector Santa
Verónica, distrito de la Esperanza, Trujillo, inscrito en la Partida número
14014170, argumentando que:

 El once de mayo de dos mil doce, celebró un contrato de compraventa con


Ignacio Vicente Castillo respecto del mencionado inmueble, por la suma de
cincuenta mil soles (S/50,000.00), el que fue adquirido por el vendedor de
sus anteriores propietarios en mérito a la Escritura Pública de fecha
veintinueve de noviembre de mil novecientos noventa y nueve, inscrita en el
Asiento número 00008 de la Partida número 14014170. Indica que a la firma
de la minuta se pagó el íntegro del precio pactado; sin embargo, pese a los
requerimientos no se ha cumplido con firmar la Escritura Pública
correspondiente.
 Manifiesta además, que el quince de mayo de dos mil doce, realizó el
bloqueo registral; y el dos de agosto de dos mil doce, solicitó una prórroga
del bloqueo.

2. CONTESTACIÓN DE DEMANDA:

El dieciocho de setiembre de dos mil doce, Ignacio Vicente Castillo contestó la


demanda, solicitando la nulidad del Acta de Conciliación ya que la fecha
indicada en la invitación a conciliar es errada. Argumenta además que:

 Si bien es cierto suscribió dicho contrato, no fue con la intención de transferir


la propiedad, sino solo para sustentar un desembolso de su tía Leonila
Castillo Acevedo (quien era representante legal de la demandante) ante la
empresa demandante, puesto que en realidad el inmueble había sido vendido
al conviviente de su tía, esto es, a Hipólito Wilberto Negreiros Flores. Indica
además que la demandante nunca le hizo desembolso alguno.
 La demandante pretende que se otorgue Escritura Pública de un acto jurídico
nulo, ya que este no contiene la verdadera voluntad del recurrente y su objeto
es física y jurídicamente imposible.

3. RESOLUCIÓN FINAL DE PRIMERA INSTANCIA:

El treinta de octubre de dos mil catorce, mediante Resolución número veinte,


obrante a fojas cuatrocientos veinte, el Sexto Juzgado Especializado en lo Civil
de la Corte Superior de Justicia de La Libertad, declaró fundada la demanda;
señalando que:

 La demandante ha logrado acreditar a través de los medios probatorios


ofrecidos oportunamente que en efecto el demandado no ha cumplido con la
prestación asumida en el Contrato de Compraventa de fecha once de mayo de
dos mil doce, consistente en formalizar y perfeccionar el referido contrato,
por lo que los medios probatorios han cumplido con acreditar los hechos
expuestos por la parte demandante, los que han producido certeza en el
juzgador.
 Si bien es cierto el demandado señaló que no fue su intención la transferencia
de propiedad, ello debe hacerlo valer en vía de acción, dado que la voluntad
de las partes se encuentra plasmada en la minuta de fojas cinco, cuyo
perfeccionamiento se solicita.

4. RECURSOS DE APELACIÓN:

El diez de noviembre de dos mil catorce, mediante escrito de fojas cuatrocientos


treinta y cuatro, el demandado Ignacio Vicente Castillo apeló la citada sentencia,
señalando que nunca transfirió el bien inmueble a la empresa demandante, por
tanto, los procesos iniciados en su contra son injustos e ilegales. Manifiesta
además que, no ha existido pago alguno por la supuesta compraventa, ni se ha
exhibido el documento de pago mediante el cual se habría cancelado la suma de
cincuenta mil soles (S/ 50,000.00); asimismo, no es posible que Leonila Castillo
Acevedo haya comprado el inmueble ya que ella sabía que había sido vendido a
su conviviente.

Asimismo, Hipólito Wilberto Negreiros Flores interpuso recurso de apelación la


misma fecha, mediante escrito de fojas cuatrocientos cincuenta y tres, señalando
que no se ha tenido en consideración el carácter ilícito del acto jurídico, ni la
declaración que hiciera Leonila Castillo Acevedo ante La Gobernación de La
Libertad, en la que la misma accionante desvirtúa la existencia de una
compraventa legítima, de modo que, el acto jurídico se encuentra afectado de
simulación absoluta.
No se ha pronunciado respecto si hubo o no pago por la supuesta compraventa, ni
si existe acuerdo societario para celebrar la compraventa, por tanto, el inmueble
del cual se pretende el Otorgamiento de la Escritura Pública es de su propiedad,
derecho que se encuentra inscrito.

5. RESOLUCIÓN DE SEGUNDA INSTANCIA:

El once de mayo de dos mil quince, la Tercera Sala Especializada en lo Civil de


la Corte Superior de Justicia de La Libertad, emitió la resolución de vista de fojas
quinientos diecisiete, en el extremo que revocó la sentencia apelada de fojas
cuatrocientos veinte, de fecha treinta de octubre de dos mil catorce, que declaró
fundada la demanda; en consecuencia, ordenó que el demandado otorgue la
Escritura Pública correspondiente; reformándola declara infundada la misma,
bajo los siguientes argumentos:

Carece de objeto que la Sala Superior se pronuncie sobre la materia, por cuanto
sobre el mismo inmueble el litisconsorte ya tiene una Escritura Pública
debidamente registrada a su favor, resultando así jurídicamente imposible que se
superponga una Escritura Pública sobre otra, por lo que la pretensión deviene en
infundada.

III. RECURSO DE CASACIÓN:

El ocho de setiembre de dos mil quince, la empresa Representaciones e


Inversiones Los Ángeles Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada,
mediante escrito de fojas quinientos cincuenta y tres, interpuso recurso de
casación contra la resolución de vista, siendo declarado procedente por este
Supremo Tribunal mediante la resolución de fecha siete de enero de dos mil
dieciséis, por las siguientes infracciones:

a) Infracción normativa del artículo 1549 del Código Civil, concordante con
el artículo 1412 del mismo cuerpo legal, ya que la Sala Superior ha perdido de
vista que su obligación de otorgar Escritura Pública constituye una formalidad
indispensable a cargo del demandado, obligación que surge del contrato, y que el
conflicto que pudiera presentarse respecto del Derecho de Propiedad en relación
a terceros es materia de otro proceso.
b) Infracción normativa de los artículos 139 inciso 5 de la Constitución
Política del Perú y I del Título Preliminar del Código Procesal Civil, ya que
la Sala ha desnaturalizado el objeto del presente proceso, generando una
gravísima vulneración del Principio de Imparcialidad y del Derecho de Defensa,
apartándose de la línea interpretativa de la jurisprudencia de la Corte Suprema.

IV. CUESTIÓN JURÍDICA EN DEBATE:

En el presente caso, la cuestión jurídica en debate consiste en determinar si la


Sala Superior ha incurrido en error desnaturalizando el proceso de Otorgamiento
de Escritura Pública.

V. FUNDAMENTOS DE ESTA SALA SUPREMA:

PRIMERO.- Que, el recurso de casación tiene por fines la adecuada aplicación


del derecho objetivo al caso concreto y la uniformidad de la jurisprudencia
nacional por la Corte Suprema de Justicia de la República, conforme lo señala el
artículo 384 del Código Procesal Civil.

SEGUNDO.- Que, habiéndose declarado procedente el recurso por la causal de


infracción normativa material y procesal, en primer término debería dilucidarse
la causal relativa a la infracción normativa procesal, de conformidad con el inciso
4 del artículo 388 del Código Procesal Civil –modificado por Ley número 29364-
, el cual establece que si el recurso de casación contuviera ambos pedidos
(anulatorio o revocatorio), deberá entenderse el anulatorio como principal y el
revocatorio como subordinado, ello en atención a su efecto nulificante. Sin
embargo, debe tenerse presente además, que en el presente proceso, ambas
causales están destinadas a denunciar lo mismo, esto es, la desnaturalización del
proceso de Otorgamiento de Escritura Pública, en tal sentido, se procederá a
analizarlas de manera conjunta.

TERCERO.- Que, la infracción procesal se configura cuando en el desarrollo


del proceso, no se han respetado los derechos procesales de las partes, se han
obviado o alterado actos de procedimiento, la tutela jurisdiccional no ha sido
efectiva, el órgano jurisdiccional deja de motivar sus decisiones o lo hace en
forma incoherente, en clara transgresión de la normatividad vigente y de los
principios procesales. Asimismo, la fundamentación de la infracción normativa
material debe estar dirigida a cuestionar la inadecuada aplicación del derecho
objetivo, que en concordancia con el artículo 386 del Código Procesal Civil, debe
incidir directamente sobre la decisión contenida en la resolución impugnada, esto
es, debe ser determinante.

CUARTO.- Que, habiéndose alegado como fundamento de ambas causales que


se ha desnaturalizado el proceso de Otorgamiento de Escritura Pública, debe
señalarse que, este tipo de procesos están destinados a la formalización de un
acto jurídico con la finalidad de otorgar seguridad al tráfico jurídico, y que si
bien no es necesaria para que se perfeccione la transferencia, constituye una
formalidad establecida por ley o por convenio entre las partes, en el cual no se
discute el derecho que emana, sino que solo se exige el cumplimiento de la
formalidad pactada por ley o por convenio entre las partes. Debiendo por tanto
remarcarse que, este tipo de proceso no se trata de uno exclusivo para contratos
de compraventa, el cual por prescripción del artículo 1549 del Código Civil, es
obligación esencial del vendedor perfeccionar la transferencia de la propiedad,
sino a todo acto jurídico, salvo la formalidad exigida bajo sanción de nulidad, en
respeto de la libertad de contratación.

QUINTO.- Que, debe tenerse presente lo estipulado en los artículos 1351 y 1402
del Código Civil, en cuanto señalan que: “El contrato es el acuerdo de dos o más
partes para crear, regular, modificar o extinguir una relación jurídica
patrimonial”, y que “El objeto del contrato consiste en crear, regular, modificar
o extinguir obligaciones”; por tanto, es por medio de los contratos que se
producen las relaciones jurídicas de carácter patrimonial que hacen viable el
tráfico jurídico.

SEXTO.- Que, sin embargo, debe tenerse presente además, tal y como lo señala
el artículo II del Título Preliminar del Código Civil, “La ley no ampara el
ejercicio ni la omisión abusivos de un derecho (…)”, al respecto, Juan Espinoza
Espinoza ha señalado que: “El abuso del derecho, en tanto principio general, es
un instrumento del cual se vale el operador jurídico para lograr una correcta y
justa administración de justicia. Es aquí donde juega un rol decisivo la labor
creativa y prudente del juez que, debe estar atento a reconocer nuevos intereses
existenciales y patrimoniales, enfrentando audazmente modelos legislativos que
los pretenden inmovilizar”[1].
SÉTIMO.- Que, en concordancia con lo mencionado en el considerando
precedente, se tiene que, cuando el Juez advierta alguna situación irregular, no
debe darle prevalencia, que en lo que concierne al caso de autos, disponer su
formalización, ya que con ello le daría mayor solemnidad a lo defectuoso, o a la
situación anómala. Esta Sala Suprema llega a dicha conclusión en mérito a la
revisión de los medios probatorios actuados a lo largo del proceso, de los que se
puede advertir que, Ignacio Vicente Castillo vendió el inmueble materia de litis a
Hipólito Wilberto Negreiros Flores el siete de marzo de dos mil doce, por la
suma de treinta y cinco mil soles (S/ 35,000.00), de modo que al once de mayo
de dos mil doce, fecha en la que realizó la compraventa a favor de la empresa
Representaciones e Inversiones Los Ángeles Sociedad Comercial de
Responsabilidad Limitada, por la suma de cincuenta mil soles (S/ 50,000.00), el
bien ya no estaba dentro de la esfera patrimonial del vendedor Ignacio Vicente
Castillo, con lo cual se advierte la mala fe de éste, quedando a salvo el derecho
de la ahora demandante de hacer valerlo en la vía pertinente. Por tales
fundamentos, esta Suprema Sala considera un contrasentido avalar esta
circunstancia, en vía judicial, con una formalización del mencionado acto
jurídico; amparando de ese modo situaciones jurídicas contradictorias; por el
contrario, comprende a los tribunales promover el esclarecimiento de los hechos.

OCTAVO.- Que, en consecuencia, este Supremo Tribunal estima que el presente


recurso de casación debe ser desestimado, al no apreciar que con tal
fundamentación se hayan infringido las normas de derecho procesal o material
denunciadas.

V. DECISIÓN:

Estando a las consideraciones expuestas y de conformidad con los artículos 12


del Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder Judicial y 397 del
Código Procesal Civil, declararon:

a. INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por Representaciones e


Inversiones Los Ángeles Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada a
fojas quinientos cincuenta y tres; en consecuencia, NO CASARON la resolución
de vista de fojas quinientos diecisiete, de fecha once de mayo de dos mil quince,
emitida por la Tercera Sala Especializada en lo Civil de la Corte Superior de
Justicia de la Libertad.
b. DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial
“El Peruano”, bajo responsabilidad; en los seguidos por Representaciones e
Inversiones Los Ángeles Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada
contra Ignacio Vicente Castillo y otro, sobre Otorgamiento de Escritura
Pública; y los devolvieron. Integra esta Sala el Juez Supremo Señor De La Barra
Barrera por licencia del Juez Supremo Señor Romero Díaz. Ponente Señor
Mendoza Ramírez, Juez Supremo.

S.S.
MENDOZA RAMÍREZ
CABELLO MATAMALA
MIRANDA MOLINA
YAYA ZUMAETA
DE LA BARRA BARRERA

[1] Espinoza Espinoza, Juan. En: Código Civil Comentado. Tomo I. Lima:
Gaceta Jurídica. pág. 30.
Sentencia de Corte Suprema de
Justicia de 28 de Agosto de 2017
(Expediente: 010300-2013)
Ponente: SILVIA YSABEL NUÑEZ RIVA

Fecha de Resolución: 28 de Agosto de 2017

Materia: Nulidad de Resolución o Acto Administrativo

Procedimiento: APELACION

Compartir

RESUMEN

Si bien la comisión basó principalmente su decisión en un abuso de derecho, no se puede


desconocer que no fueron los únicos argumentos expuestos y sometidos a debate. Siendo
así, no se le colocó en una situación de indefensión a la recurrente, pues esta conocía de
tales argumentos de vinculación; sobre los cuales cuando apeló la decisión de la comisión
no expresó descargo alguno. Es más, en el escrito de oposición de rbc contra el acuerdo
adoptado por la junta de acreedores, esta expresó como argumento principal la vinculación
existente entre seagull y la concursada, el cual fue trasladado para conocimiento y
descargo respectivo de la ahora recurrente.
Palabras clave: Comisión de procedimiento concursal, junta de acreedores, procedimiento
concursal ordinario, vinculación

CONTENIDO
CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE LIMA QUINTA SALA ESPECIALIZADA EN LO
CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO CON SUBESPECIALIDAD EN TEMAS DE
MERCADO RESOLUCIÓN NÚMERO VEINTICUATRO Lima, 25 de agosto del 2017.-
VISTOS;
en audiencia pública, con el expediente administrativo que obra como acompañado,
contando con lo opinado por la señora F. Superior en el dictamen de fojas 331 a 338;
interviniendo como ponente la magistrada N.R.;
se emite la presente sentencia.
CONSIDERANDO PRETENSIONES
PRIMERO: Mediante la demanda se requirió como Pretensión Principal: la nulidad de
la Resolución N° 1223-2013/SDC-INDECOPI, de fecha 18 de julio de 2013, que
modificando sus fundamentos confirmó la Resolución 6399-2012/CCO-INDECOPI del 09
de octubre de 2012 que declaró la nulidad del acuerdo adoptado en la Junta de
Acreedores de Austral Televisión S.A.C en Liquidación. Pretensión Accesoria: se
confirme que es lícita la decisión adoptada por la Junta de Acreedores de Austral en la
sesión de fecha 16 de agosto de 2012, consistente en aprobar la modificación del convenio
de liquidación.
ANTECEDENTES:SEGUNDO: Mediante Resolución N° 3871-2008/CCO-INDECOPI se
declaró de oficio la disolución y liquidación de Austral Televisión S.A.C, y R.P.J
Liquidadores S.A.C fue designada como entidad liquidadora por la Junta de Acreedores la
que aprobó el Convenio de Liquidación. El 16 de agosto de 2012 la Junta de Acreedores
de la concursada aprobó una modificación integral del Convenio de Liquidación, en la cual
acordó, entre otros, la condonación de parte de los créditos reconocidos en el
procedimiento concursal;
tal acuerdo fue impugnado por RBC alegando que tal condonación trasgredía la LGSC y
configuraba a su vez un ejercicio abusivo de derecho e informó que el señor C.A.E. era un
acreedor vinculado a la deudora.
Por Resolución N° 6399-2012/CCO-INDECOPI la Comisión declaró fundada la
impugnación de RBC y declaró nulo el acuerdo adoptado del 16 de agosto de 2012 al
considerarlo un ejercicio abusivo de derecho. Esta decisión fue apelada por uno de los
acreedores Seagull Comunications Corp;
sin embargo, el Tribunal del Indecopi modificando los fundamentos confirmó la decisión de
la Comisión de Procedimientos Concursales y declaró nulo el acuerdo adoptado en la
Junta de Acreedores de Austral Televisión S.A.C al considerar que no respetó la mayoría
requerida para adoptar acuerdos;
verificando a su vez la existencia de vinculación de uno de los acreedores con el deudor.
Por su parte, Seagull Comunications Corp, interpuso una demanda contenciosa
administrativa y contra el Tribunal alegando vulneración a su derecho de defensa ya que
se declaró nulo el acuerdo de la Junta por una razón distinta de la establecida por la
Comisión, esto es, que dicho acuerdo constituida un abuso de derecho;
y porque el Indecopi se habría pronunciado vía apelación sobre la vinculación existente
con la empresa concursada.
SENTIDO DE LA SENTENCIATERCERO: Es materia de grado la sentencia, contenida en
la Resolución Quince, dictada con fecha 27 de julio de 2016, obrante de fojas 252 a 266,
que declaró Infundada la demanda de fojas 18 a 35;
en mérito del recurso de apelación interpuesto por la parte demandante mediante escrito
de fojas 280 a 298, que fue concedida por Resolución Diecisiete, de fecha 23 de setiembre
de 2016, con efecto suspensivo.
CUARTO: La indicada resolución se sustenta en lo siguiente: AGRAVIOSQUINTO: De la
lectura del escrito de apelación se aprecia los siguientes agravios: OPINIÓN DEL
MINISTERIO PÚBLICOSEXTO: El Ministerio Público (fojas 331 a 338) opinó que se
confirme la sentencia apelada que declaró Infundada la demanda, debido a que consideró
que el demandante no refutó ni desvirtuó la vinculación establecida con la concursada;
es decir, que el R.L. de Seagull, es a su vez accionista de Austral Televisión S.A.C
conforme a lo señalado por RBC quien solicitó la nulidad del acuerdo de la Junta de
Acreedores del 16 de agosto de 2012. Y que por el contrario fue la administración quien
sustentó su posición y concluyó que S. tiene como representante desde el año 2006 al
señor C.A.E.A., quien conforme a su propia declaración en el Informe Oral del 25 de junio
de 2013 reconoce tal vinculación con la empresa deudora.
COMPETENCIA DEL COLEGIADOSÉTIMO: El artículo 364 del Código Procesal Civil,
norma de aplicación supletoria, dispone que el recurso de apelación tiene por objeto que el
órgano jurisdiccional superior examine, a solicitud de parte o de tercero legitimado, la
resolución que les produzca agravio, con el propósito de que sea anulada o revocada, total
o parcialmente.
OCTAVO: Conforme prescribe el artículo 370° del Código Procesal Civil, la competencia
del J. Superior, está limitada a resolver sobre los agravios expresados en la apelación,
estando impedido de ir más allá de lo denunciado o fundamentar la decisión en hechos no
invocados. Bajo este mismo contexto, M.E.L.N. comentando el artículo 370° del Código
Procesal Civil, señala: "El artículo en comentario regula la limitación de la competencia del
J. superior frente a la apelación. Esta limitación lleva a que sólo se pronuncie sobre los
agravios que la sentencia recurrida le ha causado al apelante. El agravio es la medida de
la apelación (2026)", por consiguiente, en virtud de esta disposición legal, el órgano revisor
debe circunscribirse únicamente a efectuar el análisis de la resolución recurrida y a
absolver sólo los agravios contenidos en el escrito de su propósito.
MARCO LEGALNOVENO: En el caso bajo análisis resulta de aplicación la normativa
siguiente: Ley 27809 LEY GENERAL DEL SISTEMA CONCURSAL
Ley 27444 LEY DEL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO GENERAL
ANÁLISIS DE LOS AGRAVIOSDÉCIMO: En el caso concreto, del escrito de apelación se
puede apreciar que la demandante cuestiona los siguientes puntos: DÉCIMO
PRIMERO: En cuanto al los agravios expuestos en los numerales ;
la recurrente alega que si para el juzgado la actuación del Indecopi tiene sustento legal en
el artículo 5.4 de la Ley 27444 entonces debió aplicar el texto completo y verificar si la Sala
del Indecopi le otorgó la posibilidad a la empresa recurrente de exponer su posición;
pues, el Tribunal del Indecopi confirmó la resolución administrativa de primera instancia
recurrida con nuevos fundamentos los cuales nunca fueron comunicados a la recurrente
por lo que se le impidió defenderse de la nueva teoría esbozada, esto es, que dicha junta
debió dividirse en dos grupos (vinculados y no vinculados) para poder votar sobre la
modificación integral del convenio de liquidación.
Antes de absolver estos agravios se debe precisar que el objetivo de los procedimientos
concursales, según la Ley General del Sistema Concursal, es la recuperación del crédito
mediante la regulación de procedimientos concursales que promuevan la asignación
eficiente de recursos a fin de conseguir el máximo valor posible del patrimonio del deudor.
Así de acuerdo con el artículo V del Título Preliminar de la mencionada ley, a través de los
procedimientos concursales se busca la participación y beneficio de la totalidad de los
acreedores involucrados en la crisis del deudor;
de modo que, el interés colectivo de la masa de acreedores involucrados se superpone al
interés individual de cobro de cada acreedor. Bajo este contexto, dentro del marco de un
procedimiento concursal las partes intervinientes como deudor y acreedores se sujetan
principalmente a la normativa concursal, esto es, L. General del Sistema Concursal, así
como a la Ley 27444 Ley General del Procedimiento Administrativo. En ese sentido,
debemos manifestar en relación a los agravios expuestos que el artículo 5.4 de la Ley
27444 establece que el contenido del acto administrativo De esta manera, el citado artículo
faculta a la administración a pronunciarse por todos los hechos alegados durante la
tramitación del procedimiento pudiendo involucrar otros no propuestas por ellos y
apreciadas de oficio por la administración, siempre que los administrados hayan tenido la
oportunidad de defenderse de ellos. De esto se advierte en si una flexibilización del
principio de congruencia, lo cual ha sido motivo de pronunciamiento en numerosa
jurisprudencia del Tribunal Constitucional.
En principio, la congruencia implica que la decisión comprenda todas las pretensiones y
fundamentos propuestos por los interesados durante el procedimiento, de tal modo que
con la resolución se emita íntegramente opinión sobre el recurso concreto y sobre los
argumentos expuestos. Sin embargo, dicha congruencia en el procedimiento administrativo
presenta matices propios;
es decir, la Administración se pronunciará no solo sobre lo planteado en el recurso, sino
también sobre otros aspectos que pudieran haber surgido durante la tramitación del
expediente. En todo caso, se afectaría el derecho de defensa del administrado si la
Administración decidiera sobre aspectos no planteados en el expediente respecto de los
cuales obviamente aquel no ejerció su defensa;
del mismo modo, se vulnera tal derecho si no se emitiese pronunciamiento sobre
pretensiones o actuaciones aportadas en el procedimiento.
Siendo así, el Indecopi sí estaba facultado a pronunciarse por hechos aún no alegados en
el recurso de apelación en sede administrativa siempre que la parte contraria haya tenido
la oportunidad de defenderse de ellos.
En el caso que nos ocupa, se advierte de los actuados que el argumento de la vinculación
del acreedor con la concursada y la votación especial por clases sí formó parte de los
argumentos expuestos por la Comisión en la resolución que emitió al expresar
textualmente lo siguiente:
De esta manera, si bien la Comisión basó principalmente su decisión en un abuso de
derecho, no se puede desconocer que no fueron los únicos argumentos expuestos y
sometidos a debate, por lo que cabe considerar que la recurrente no estuvo durante el
procedimiento en una situación de indefensión, pues conocía de tales argumentos de
vinculación, sobre los que al apelar la decisión de la Comisión no expresó descargo
alguno.
En consecuencia, la vinculación denunciada y la forma de votación especial por clases
como consecuencia de dicha vinculación sí fueron argumentos expuestos durante la
tramitación del procedimiento y fueron oportunamente conocidos por la recurrente quien
como reiteramos no se pronunció al respecto.
Por lo tanto, no se vulneró el derecho de defensa de la parte contraria.
Por otro lado, sostiene que conforme lo establece la Ley General del Sistema Concursal, la
Comisión en su calidad de órgano de primera instancia, es la encargada de declarar la
vinculación de los acreedores con el deudor en el momento del reconocimiento de
créditos, siendo obligación del Tribunal el confirmar o revocar tal declaración pero no
establecerla como si fuera un órgano de primera instancia ni tampoco suplir vacíos u
omisiones;
lo cual no sólo permite que las instancias respectivas actúen conforme a sus facultades
sino que el administrado perjudicado que no se encuentre de acuerdo pueda impugnarlo
(principio de doble instancia).
En relación a estos argumentos debemos señalar que de una lectura concordada entre el
artículo 12 y 41 de la Ley General del Sistema Concursal no se advierte una limitación en
el tiempo para determinar la vinculación de un acreedor con el deudor, pues si bien
inicialmente este se realiza al momento de reconocimiento del crédito, no puede
desconocerse circunstancias que varíen esta condición de modo que bien puede
declararse su vinculación en una etapa posterior, lo cual estaría acorde con los fines y
objetivos del sistema concursal. En relación a que el Tribunal del Indecopi sólo puede
confirmar o revocar lo resuelto por la primera instancia y no suplir vacíos u omisiones
debemos precisar que el artículo 217 numeral 2) de la Ley 27444 establece textualmente
lo siguiente:
Efectivamente, de acuerdo con esta norma, cuando la autoridad administrativa que actúa
en revisión advierta alguna nulidad en el trámite del procedimiento, no solo debe declararla
a fin de subsanarla, sino que también puede emitir pronunciamiento sobre el fondo si tiene
todos los elementos necesarios, pero claro está, respetando el derecho al debido
procedimiento de los administrados, lo que implica que estos hayan podido exponer sus
argumentos. Pues, como antes se señaló, la Administración debe pronunciarse no solo por
lo planteado en el recurso, sino también sobre otros aspectos que pudieran haber surgido
durante la tramitación del expediente.
Es más, se advierte también que la Comisión dispuso que la Secretaría Técnica iniciara un
procedimiento sancionador a fin de verificar si se infringió el deber de informar sobre la
vinculación sobrevenida entre Seagull y la concursada por los hechos expuestos por RBC,
lo que revela un vez más los puntos debatidos en la resolución de primera instancia
administrativa.
En consecuencia, habiéndose demostrado que la recurrente pudo defenderse
adecuadamente desde la emisión de la Resolución 6399-2012/CCO-INDECOPI y, que la la
segunda instancia administrativa actuó en virtud a las facultades otorgadas por ley,
corresponde desestimar este agravio.
De modo que si la recurrente no ejerció su derecho de defensa en su oportunidad contra
los argumentos de vinculación con la deudora y el cuestionamiento de la votación
efectuada tanto por la opositora como por la Comisión, no puede alegar ahora vulneración
al debido procedimiento, de defensa, legalidad y doble instancia.
DÉCIMO SEGUNDO: En lo relacionado con el ;
la impugnante sostiene que su pretensión accesoria guarda totalmente relación con lo que
es materia principal;
pues, en la medida que se declare nula la decisión de la Sala del Indecopi se tendrá como
válido y/o lícito el acuerdo adoptado por la Junta de Acreedores del 16 de agosto de 2016.
En relación a este argumento debemos precisar que la demandante planteó dos
pretensiones:
De la lectura de ambas pretensiones, no se advierte que la planteada como accesoria sea
una consecuencia natural de la principal, pues, la declaración de nulidad de la Resolución
N° 1223-2013/SDC-INDECOPI no está directamente vinculada con la declaración de
validez de los acuerdos de la Junta de Acreedores toda vez que tal licitud no fue analizada
ni declarada por la última instancia administrativa, por tanto lo que se aprecia es que tales
pretensiones son independientes una de otra.
Se hace presente además que, si aún fuese una pretensión accesoria, en el caso que nos
ocupa no podría estimarse, toda vez que la pretensión principal fue declarada infundada y,
lo accesorio corre la misma suerte que la principal.
DÉCIMO TERCERO: En cuanto a los agravios sexto y sétimo;
la recurrente afirma que en el artículo 38.5 de la Ley General del Sistema Concursal se
establece que la Comisión la única encargada de disponer el reconocimiento de los
créditos invocados y su vinculación con la concursada y que además regula de manera
puntual y clara el momento en que se procede al reconocimiento de tales créditos
vinculados o no, por lo que una vez reconocido un crédito y no mediando impugnación al
respecto, resulta un atentado contra la seguridad jurídica pretender mantener bajo una
fiscalización constante para establecer si en algún momento el crédito estuvo ono
vinculado con el deudor concursado.
Si bien este artículo en particular, establece por un lado que la Comisión será la encargada
de reconocer los créditos invocados por los acreedores vinculados y el momento será
cuando estos sean solicitados;
este artículo no puede interpretarse de manera aislada sino concordada con las
disposiciones de la ley concursal, tales como el artículo 41 y 12 que establecen la
obligación de la autoridad concursal de pronunciarse sobre la existencia de vinculación
entre acreedor y deudor y que esta vinculación puede que exista o haya existido;
por lo tanto no se desprende de estos artículos que se limite la declaración de vinculación
a un solo momento.
De otro lado, teniendo en cuenta que los procedimientos concursales buscan la
participación y beneficio de todos los acreedores se requiere que los que intervengan,
entre ellos los acreedores, adecúen su conducta justamente a lograr el bien de todos, lo
que conlleva incluso que si su relación con la concursada se modifique luego del
reconocimiento de créditos lo informe a fin de adecuar su participación a su nueva
situación, como por ejemplo lo ocurrido en el presente caso, en el que se aprecia que la
vinculación entre Seagull Comnications Corp y Austral Televisión en liquidación fue
sobreviniente, lo que debió informarse en aplicación de los principios de colectividad y
conducta procesal a los que se hace referencia en los artículos V y VII de la Ley General
del Sistema Concursal, ello con la finalidad de que los acuerdos que se adoptaren en la
Junta de Acreedores pudieran ajustarse a lo dispuesto en la norma de obligatorio
cumplimiento que se deriva del artículo 59, en el que se dispone la votación especial por
clases.
Asimismo, en caso que la Comisión no se pronunciare teniendo todo para realizarlo, ello
no significa que el Tribunal al advertirlo no pueda emitir pronunciamiento sobre la
vinculación existente, pues el artículo 217 y el 1.11 de la Ley 27444 la facultaba a hacerlo;
así pues al advertir la vinculación existente, toda vez que el accionista de Austral
Televisión S.A.C., en Liquidación era a su vez representante de Seagull Comunicatios
desde el 2006, dispuso que la Comisión adecuara la vinculación existente, en los términos
efectuados por el Tribunal a fin de subsanar la omisión advertida. De modo que se
privilegiaron los intereses de la colectividad de los acreedores sobre una formalidad previa,
a fin de salvaguardar los objetivos y finalidad del procedimiento concursal;
lo cual también se ve reforzado por el Principio de Verdad Material, por el cual la autoridad
administrativa competente deberá verificar plenamente los hechos que sirven de motivo a
sus decisiones, para lo cual deberá adoptar todas las medidas probatorias necesarias
autorizadas por la ley, aun cuando no hayan sido propuestas por los administrados o
hayan acordado eximirse de ellas.
En consecuencia, no resulta amparable el argumento de la apelante que pretende
desacreditar la actuación del Tribunal ante el defecto de la Comisión de no declarar la
vinculación sobrevenida y su consecuente nulidad del acuerdo por no contar con la
mayoría necesarias previstas para ello, de conformidad con lo establecido en el artículo 59
de la LGSC, con la sola justificación de que no fue establecida por la Comisión, pues, se
debe privilegiar el derecho de todos los acreedores concursales a las formas establecidas
en salvaguarda de tales derechos.
Por otro lado, la recurrente señala que el reconocimiento de los acreedores era cosa
decidida, lo cual es un error, toda vez que el procedimiento concursal aún no había
concluido y, como se ha señalado líneas arriba la situación de los acreedores al ser
susceptible de cambios deben ser informados.
CONCLUSIÓNDÉCIMO CUARTO: tendiendo a las consideraciones expuestas, se
concluye que la resolución administrativa impugnada no se encuentra incursa en causal de
nulidad prevista en el artículo 10 de la Ley 27444, debiendo en ese sentido confirmarse la
sentencia recurrida que declaró infundada la demanda.
PARTE RESOLUTIVA Por las razones expresadas líneas arriba, este colegiado resuelve:
CONFIRMA la sentencia contenida en la Resolución Quince, dictada con fecha 27 de julio
de 2016, obrante de fojas 252 a 266, que declara Infundada la demanda de fojas 18 a 35.

En los seguidos por Seagull Comunications Corp. -contra el Instituto Nacional de Defensa
de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual 2013 INDECOPI- y otro
sobre Nulidad de Resolución Administrativa. TORRES GAMARRA D.B. NUÑEZR.
Sentencia de Corte Suprema de
Justicia - Sala Civil Transitoria de 18
de Octubre de 2011 (Expediente:
002206-2011)
Ponente: Aranda Rodriguez

Fecha de 18 de Octubre de 2011


Resolución:

Emisor: Sala Civil Transitoria

Vocales: Aranda Rodriguez, Vinatea Medina, Valcarcel Saldaña, Castañeda Serrano, Miranda
Molina

Procedimiento: CASACION

Compartir

RESUMEN

Cese del Ejercicio Abusivo del Derecho Se Aprecia que lo que en Realidad se Pretende es
la Busqueda de una Nueva Valoracion del Aspecto Factico Siendo que la Finalidad de Este
Medio Impugnatorio es la Aplicación del Derecho Objetivo al Caso Concreto y la
Uniformidad de la Jurisprudencia por la Corte Suprema de la Nacion, Siendo Asi y al no
Constituir Instancia Esta Sede de Casacion el Medio Impugnatorio Deviene en
Improcedente.

CONTENIDO
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA CIVIL TRANSITORIA
CASACIÓN 2206-2011
JUNÍN
LIMA, DIECIOCHO DE OCTUBRE
DEL AÑO DOS MIL ONCE.-
VISTOS; Y,
CONSIDERANDO
PRIMERO
-
ES MATERIA DE CONOCIMIENTO DE ESTA SALA SUPREMA EL RECURSO DE
CASACIÓN INTERPUESTO POR A.B.G.P. EN REPRESENTACIÓN DE M.A.A.F., PARA
CUYO EFECTO ESTE COLEGIADO SUPREMO DEBE PROCEDER A CALIFICAR LOS
REQUISITOS DE ADMISIBILIDAD Y PROCEDENCIA DE DICHO MEDIO
IMPUGNATORIO, CONFORME A LA MODIFICACIÓN ESTABLECIDA POR LA LEY
NÚMERO 29364.
SEGUNDO
-
EN CUANTO A LA OBSERVANCIA POR PARTE DEL IMPUGNANTE DE LOS
REQUISITOS DE ADMISIBILIDAD DEL RECURSO DE CASACIÓN PREVISTOS EN EL
ARTÍCULO 387 DEL CÓDIGO PROCESAL CIVIL, SE APRECIA LO SIGUIENTE:
1) SE INTERPONE CONTRA UNA
RESOLUCIÓN
EMITIDA POR UNA SALA SUPERIOR QUE HA PUESTO FIN AL PROCESO; 2) EL
RECURRENTE HA OPTADO POR PRESENTAR EL CITADO RECURSO ANTE LA SALA
SUPERIOR; 3) SE INTERPONE DENTRO DEL PLAZO DE DIEZ DÍAS DE NOTIFICADA
LA
RESOLUCIÓN
IMPUGNADA; Y, 4) SE ADJUNTA LA TASA JUDICIAL POR CONCEPTO DEL MEDIO
IMPUGNATORIO INTERPUESTO.
TERCERO
-
RESPECTO A LOS REQUISITOS DE PROCEDENCIA DEL RECURSO DE CASACIÓN
PREVISTOS EN EL ARTÍCULO 388 DEL MENCIONADO CÓDIGO PROCESAL, SE
VERIFICA LO SIGUIENTE:

A. EL RECURRENTE NO CONSINTIÓ DE LA

RESOLUCIÓN

DE PRIMER GRADO QUE LE FUE DESFAVORABLE; Y, B) SE INVOCA COMO


CAUSAL LA INFRACCIÓN NORMATIVA PROCESAL; QUE SEGÚN EXPONE INCIDE
DIRECTAMENTE SOBRE LA

DECISIÓN

IMPUGNADA.

CUARTO

-
EL IMPUGNANTE AL PLANTEAR EL MEDIO IMPUGNATORIO DE SU PROPÓSITO
LO HACE CONSISTIR EN LOS PUNTOS SIGUIENTES:

A. SOSTIENE QUE EL SUSTENTO DE LA DEMANDA LO CONSTITUYE EL EJERCICIO


ABUSIVO DEL DERECHO EFECTUADO POR LA PARTE DEMANDADA, LO CUAL
NO HA SIDO APRECIADO POR LOS ÓRGANOS DE INSTANCIA POR CUANTO LA
DEUDA A FAVOR DE LA ENTIDAD DEMANDADA SE HA TORNADO EN
INEXIGIBLE. ALEGA, QUE EL CERTIFICADO DE INCOBRABILIDAD DE LA DEUDA
SE EMPLEA PARA CASTIGAR CONTABLEMENTE LA DEUDA POR COBRAR
DEBIDO A SU IMPOSIBILIDAD DE COBRARLA, Y DE ESTE MODO BENEFICIARSE
CON LA DEDUCCIÓN DE LA BASE IMPONIBLE, HABIÉNDOSE OMITIDO APLICAR
LO DISPUESTO EN EL ARTÍCULO 424 DEL CÓDIGO PROCESAL CIVIL; Y, B)
ALEGA SE HA CONTRAVENIDO LAS NORMAS QUE GARANTIZAN EL DERECHO A
UN DEBIDO PROCESO, PUES SE HAN EXTRAÍDO CONCLUSIONES QUE A
CRITERIO DEL RECURRENTE RECORTAN EL DERECHO A LA DEFENSA Y LA
DOBLE INSTANCIA, NO EXISTIENDO PRONUNCIAMIENTO SOBRE LOS
AGRAVIOS REFERIDOS A QUE:

?EL CASTIGO DE LA DEUDA O CRÉDITOS ES UNA CATEGORÍA DE PÉRDIDA


QUE EL SISTEMA FINANCIERO HA ESTABLECIDO EN RAZÓN QUE SE
ENCUENTRA ÍNTEGRAMENTE ASEGURADO, (?) Y POR TAL RAZÓN NO ES
EXIGIBLE SU COBRO?, INFRINGIÉNDOSE LO PREVISTO EN LOS ARTÍCULOS
103 Y 139 INCISO 5 DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL ESTADO, ASÍ COMO
LOS ARTÍCULOS 12 DEL TEXTO ÚNICO ORDENADO DE LA LEY ORGÁNICA DEL
PODER JUDICIAL Y 122 INCISO 3 DEL CÓDIGO PROCESAL CIVIL, RELATIVO AL
DEBER DE MOTIVACIÓN DE LAS

RESOLUCION

ES JUDICIALES.

QUINTO

CONFORME A LO PREVISTO EN EL ARTÍCULO 388 DEL CÓDIGO PROCESAL


CIVIL, QUIEN RECURRE EN CASACIÓN DEBE DESCRIBIR CON CLARIDAD Y
PRECISIÓN LA INFRACCIÓN NORMATIVA O EL APARTAMIENTO INMOTIVADO
DEL PRECEDENTE JUDICIAL, ASIMISMO DEBE DEMOSTRAR LA INCIDENCIA
DIRECTA DE LA INFRACCIÓN SOBRE LA

DECISIÓN

IMPUGNADA.

SEXTO

EXAMINADA LA FUNDAMENTACIÓN EXPUESTA EN EL PUNTO A) DEL


FUNDAMENTO ANTERIOR, ES DEL CASO DESTACAR QUE EL RECURSO DE
CASACIÓN ES UN MEDIO IMPUGNATORIO DE NATURALEZA EXTRAORDINARIA,
RESULTANDO INVIABLE REEXAMINAR LOS HECHOS DEBATIDOS EN EL
DESARROLLO DEL PROCESO Y REVALORAR LOS MEDIOS PROBATORIOS
APORTADOS POR LAS PARTES, CUYA FINALIDAD CONSISTE EN LA ADECUADA
APLICACIÓN E INTERPRETACIÓN DEL DERECHO OBJETIVO AL CASO
CONCRETO Y LA UNIFORMIDAD DE LA JURISPRUDENCIA NACIONAL EMITIDA
POR LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA. EN EL PRESENTE
CASO, LA PRETENSIÓN DEMANDADA CONSISTE EN QUE SE DECLARE LA
EXTINCIÓN DE LA OBLIGACIÓN CONTENIDA EN EL CONTRATO DE PRENDA
SOBRE VEHÍCULO DE FECHA DIEZ DE MARZO DEL AÑO MIL NOVECIENTOS
NOVENTA Y OCHO, POR RENUNCIA VOLUNTARIA UNILATERAL DEL COBRO DE
LA OBLIGACIÓN ASCENDENTE A LA SUMA DE TRES MIL OCHOCIENTOS
NOVENTA Y CINCO NUEVOS SOLES (S .3,895.00), ALEGANDO EL RECURRENTE
QUE CANCELÓ EL MONTO TOTAL DE LA OBLIGACIÓN RECLAMADA; SIN
EMBARGO, NO SE DISPUSO EL ARCHIVAMIENTO DEFINITIVO DEL PROCESO,
EN RAZÓN QUE FALTA PAGAR UNA PARTE DE LOS INTERESES MORATORIOS
Y COMPENSATORIOS Y QUE ESTE ÚLTIMO CONCEPTO HA SIDO CASTIGADO
AL HABER SIDO REPORTADO A LA SUPERINTENDENCIA DE BANCA, SEGUROS
Y ADMINISTRADORAS PRIVADAS DE FONDOS DE PENSIONES. LA SALA
SUPERIOR AL RESOLVER LA CONTROVERSIA HA DESESTIMADO LA DEMANDA
POR IMPROCEDENTE

CONSIDERANDO

QUE:

?(?) LA ENTIDAD DEMANDADA EMITE UN CERTIFICADO DE INCOBRABILIDAD Y


HA CASTIGADO EL CRÉDITO POR EL MONTO DE S .3,895.00; SIN EMBARGO, LA
FIGURA JURÍDICA DEL ?CASTIGO DE CRÉDITO? NO IMPLICA DE NINGÚN MODO
LA RENUNCIA AL DERECHO DE COBRO DE UNA DEUDA LEGÍTIMAMENTE
ADQUIRIDA A FAVOR DEL ACREEDOR Y LA EXTINCIÓN DE LA OBLIGACIÓN,
SINO SIMPLEMENTE INDICA QUE DICHOS INGRESOS O RENDIMIENTOS SE
ENCUENTRAN EN SUSPENSO (PUNTO 6 DEL REGLAMENTO PARA EVALUACIÓN
Y CLASIFICACIÓN DEL DEUDOR Y LA EXIGENCIA DE PROVISIONES), DADO QUE
PARA LA EXTINCIÓN DE LA OBLIGACIÓN EXISTEN LAS FIGURAS JURÍDICAS
REGULADAS POR EL CÓDIGO CIVIL COMO LA NOVACIÓN, COMPENSACIÓN,
CONDONACIÓN, CONSOLIDACIÓN, ENTRE OTRAS. ASIMISMO, DEL INFORME
NÚMERO 575-2009-LEG DE FOLIOS VEINTISIETE, EL JEFE DEL DEPARTAMENTO
LEGAL DE LA SUPERINTENDENCIA DE BANCA, SEGUROS Y
ADMINISTRADORAS PRIVADAS DE FONDOS DE PENSIONES MANIFIESTA QUE
EL CASTIGO DE CRÉDITO ES UN ASPECTO CONTABLE, Y POR TANTO, NO
EXTINGUE LA DEUDA EXISTENTE (?)?. POR LO TANTO, NO RESULTA
AJUSTADO A LO ACTUADO NI AL DERECHO LA POSICIÓN DEL RECURRENTE
QUE ADEMÁS RESULTA IMPRECISA Y AMBIGUA, EN RAZÓN QUE NO SE
DESCRIBE CON CLARIDAD EN QUÉ CONSISTE LA INFRACCIÓN NORMATIVA
QUE INCIDE SOBRE LA

DECISIÓN

IMPUGNADA.
SÉTIMO

RESPECTO A LO ALEGADO POR EL IMPUGNANTE EN EL PUNTO B) DEL


FUNDAMENTO ANTERIOR, ES DEL CASO DESTACAR QUE LA MOTIVACIÓN DE
LAS

RESOLUCION

ES JUDICIALES COMO PRINCIPIO Y DERECHO DE LA FUNCIÓN


JURISDICCIONAL, CONSAGRADO EN EL ARTÍCULO 139 INCISO 5 DE LA
CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL ESTADO, CONCORDANTE CON EL ARTÍCULO 12
DEL TEXTO ÚNICO ORDENADO DE LA LEY ORGÁNICA DEL PODER JUDICIAL Y
CON LOS ARTÍCULOS 122 INCISOS 3 Y 4 Y 50 INCISO 6 DEL CÓDIGO PROCESAL
CIVIL, ES ESENCIAL EN LAS

DECISION

ES JUDICIALES, TODA VEZ QUE LOS JUSTICIABLES DEBEN SABER LAS


RAZONES POR LAS CUALES SE AMPARA O DESESTIMA UNA DEMANDA, PUES
A TRAVÉS DE SU APLICACIÓN EFECTIVA SE LLEGA A UNA RECTA
ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA, EVITÁNDOSE CON ELLO ARBITRARIEDADES Y
ADEMÁS PERMITIENDO A LAS PARTES EJERCER ADECUADAMENTE SU
DERECHO DE IMPUGNACIÓN, PLANTEANDO AL SUPERIOR JERÁRQUICO, LAS
RAZONES JURÍDICAS QUE SEAN CAPACES DE PONER DE MANIFIESTO, LOS
ERRORES QUE PUEDE HABER COMETIDO EL JUZGADOR. EN EL PRESENTE
CASO, EL PUNTO MEDULAR DE LA CONTROVERSIA HA CONSISTIDO EN
DETERMINAR SI LA ENTIDAD DEMANDADA EJERCE EN FORMA ABUSIVA SU
DERECHO, Y SI CORRESPONDE EL CESE DEL MISMO; ADEMÁS, ESTABLECER
SI CORRESPONDE DECLARAR LA EXTINCIÓN DE LA OBLIGACIÓN CONTENIDA
EN EL CITADO CONTRATO DE PRENDA SOBRE VEHÍCULO, LO CUAL HA SIDO
RESUELTO POR LAS INSTANCIAS DE MÉRITO, APRECIÁNDOSE QUE LAS
ALEGACIONES EXPRESADAS EN EL RECURSO DE APELACIÓN CONSTITUYEN
ARGUMENTOS DE DEFENSA QUE NO ENERVAN EN ESENCIA EL
PRONUNCIAMIENTO EMITIDO POR LOS ÓRGANOS JURISDICCIONALES, PUES
HA QUEDADO ESCLARECIDO QUE EL CASTIGO DE UNA DEUDA RESULTA UNA
TERMINOLOGÍA DE CARÁCTER CONTABLE QUE NO DETERMINA LA EXTINCIÓN
DE LA OBLIGACIÓN EN LOS TÉRMINOS EXPUESTOS EN LA DEMANDA; POR LO
QUE NO HABIÉNDOSE DEMOSTRADO LA INCIDENCIA DE LA INFRACCIÓN
NORMATIVA DENUNCIADA EN CASACIÓN EL RECURSO IMPUGNATORIO
INTERPUESTO DEBE DESESTIMARSE POR IMPROCEDENTE. POR TALES
RAZONES Y EN APLICACIÓN DE LO DISPUESTO EN EL ARTÍCULO 392 DEL
CÓDIGO PROCESAL CIVIL, DECLARARON:

IMPROCEDENTE EL RECURSO DE CASACIÓN INTERPUESTO POR A.B.G.P. EN


REPRESENTACIÓN DE M.A.A.F., MEDIANTE ESCRITO OBRANTE A FOLIOS
OCHENTA Y DOS, CONTRA LA

RESOLUCIÓN
DE VISTA A FOLIOS SETENTA Y CUATRO, SU FECHA TRES DE MARZO DEL AÑO
DOS MIL ONCE; DISPUSIERON LA PUBLICACIÓN DE LA PRESENTE

RESOLUCIÓN

EN EL DIARIO OFICIAL ?EL PERUANO?, BAJO RESPONSABILIDAD; EN LOS


SEGUIDOS POR M.A.A. FLORES CONTRA EL BANCO DE CRÉDITO DEL PERÚ -
SUCURSAL HUANCAYO, SOBRE CESE DEL EJERCICIO ABUSIVO DEL DERECHO
Y OTRO; Y LOS DEVOLVIERON. PONENTE SEÑORA A.R., JUEZA SUPREMA.-

S.S.

ARANDA RODRÍGUEZ

VINATEA MEDINA

VALCÁRCEL SALDAÑA

CASTAÑEDA SERRANO

MIRANDA MOLINA

RCD FDC

CESE DEL EJERCICIO ABUSIVO DEL DERECHO

-1-