Sunteți pe pagina 1din 3

Escuela Confederación Helvética/ Asignatura de Lenguaje Y Literatura / Patricia Rubio Q.

Guía de actividades / Reforzamiento

Tiempo del relato y de la historia

Un cuento puede ser relatado en un orden no cronológico, o sea, distinto del orden como ocurrieron los hechos. Por
ejemplo:
El abogado llegó corriendo al tribunal, con el pelo revuelto, sin afeitarse y
sin corbata. El juez lo miró y lo reprendió. El joven excusándose explicó
que se quedó dormido mientras pensaba en la desenfrenada fiesta de anoche.
Las acciones del relato son:
(1) El abogado llega corriendo (2) El juez lo reprende (3) El abogado se excusa (4) El joven se quedó dormido (5) El
joven está en una fiesta.
Sin embargo, es obvio que “la fiesta” y “quedarse dormido” ocurrieron antes de llegar tarde al tribunal. Por lo tanto,
existe una diferencia entre el tiempo del relato y el tiempo de la historia.

Tiempo del relato Se refiere al orden en que son mencionados los hechos por el narrador, o sea, cómo
cuenta las acciones.
Tiempo de la historia Se refiere al orden cronológico de los hechos, es decir, cómo ocurren las acciones.

Actividad 1: Lee los siguientes textos y señala cuáles están en orden cronológico y cuáles no.

Perdió varios minutos buscando el jabón. Como no Marco, asustado, se subió al bus y en el asiento
lo encontró cuando fue a lavarse, al final tuvo que abrió su bolso para ver la cámara que robó de la
lavarse con shampoo. Ya se había levantado con tienda. De repente, subió un policía y Marco lo miró
sueño y ahora estaba seguro que en el trabajo iba a con espanto. El policía sospechó y le preguntó qué
andar con un genio de los mil demonios, porque se llevaba en el bolso. Marco intentó arrancar, pero el
iba sin tomar desayuno. policía lo atrapó y lo llevó preso.

Un perro cruzó la calle corriendo y casi fue Un guerrero indio se encontró un huevo de águila,
alcanzado por un automóvil. En el intento del el cual recogió del suelo y colocó más tarde en el
conductor por esquivar al perro, dio contra un nido de una gallina. El resultado fue que el
poste, el cual se quebró. El hombre salió ileso, sin aguilucho se crió junto a los polluelos. Así,
embargo, el perro en la tarde fue a orinar al poste y creyéndose ella misma gallina, el águila se pasó la
este cayó sobre él, aplantándolo, y murió. vida actuando como éstas.
Actividad 2: Ordena cronológicamente las acciones de los siguientes relatos colocando el número en el
casillero.

Un cazador mata a un lobo y libera a una niña y a su abuela que se Un cazador mata un lobo
encontraban en el estómago del animal. Nada de esto hubiese pasado si La madre advierte a Caperucita
Caperucita hubiese hecho caso a las advertencias de su madre. En la casa de El lobo se come a Caperucita
la abuelita, el lobo disfrazado engañó a la niña y la engulló; antes había El lobo se come a la anciana
llegado a la casa y devorado a la anciana. Caperucita recordó su confiada Caperucita y el lobo conversan
entrevista con el lobo en el bosque y ahora lamentaba haber confiado en el La niña promete tener más cuidado
siniestro personaje. La niña prometió tener más cuidado en el futuro.

Durante su visita al museo, el turista se maravilló de la belleza Turista se maravilla de las pinturas
de las pinturas exhibidas en la galería. Al salir a la calle compró Salió del museo
un helado y mientras se lo servía pensaba en la suerte de haber Compró un helado
comprado la guía turística donde leyó en la mañana acerca del Compró la guía turística
museo.

“Euriclea reconoce a Odiseo” La anciana lava los pies


La anciana tomó un caldero reluciente y le lavaba los pies; echó mucho agua fría y Odiseo se va hacia la
sobre ella derramó caliente. Entonces Odiseo se sentó junto al hogar y se volvió oscuridad
rápidamente hacia la oscuridad, pues sospechó que ésta, al cogerlo, podría reconocer La anciana reconoce la
la cicatriz y sus planes se harían manifiestos. La anciana se acercó. Enseguida cicatriz
reconoció la cicatriz que en otro tiempo le hiciera un jabalí con su blanco colmillo Un jabalí ataca a Odiseo
cuando fue al Parnaso en compañía de Autólico y sus hijos [...]. Odiseo fue el primero Odiseo levanta la lanza
en acometerlo, levantando la lanza de larga sombra con su robusta mano y deseando Los hijos de Autólico
herirlo. El jabalí se le adelantó y le atacó sobre la rodilla y, lanzándose oblicuamente, vendan la herida
desgarró con el colmillo mucha carne, pero no llegó al hueso del mortal. Enseguida le La sangre se detiene con
rodearon los hijos de Autólico, vendaron sabiamente la herida del irreprochable un conjuro
Odiseo semejante a un dios y con un conjuro detuvieron la negra sangre.

Alberto no paraba de gritar por el dolor de estómago que tenía. Se retorcía en el Alberto tiene dolor de estómago.
sillón y daba pena verlo. Todos nos miramos y comprendimos que las vacaciones La familia decide volver
habían terminado. Igual estuvo genial la piscina en la mañana. Me divertí al ver a mi Alberto se tira un piquero
hermano intentando tirarse un piquero. Pero al almuerzo, Alberto se sirvió mariscos Alberto come mariscos crudos
crudos, aunque le dijimos que no. ¡Pobre Alberto! Ahora que tengo la maleta lista Narrador hace la maleta
pienso en que será bueno volver y cuidar de mi perro, al cual amarré antes de venir Narrador amarra al perro
al camping.

Actividad 3: Relata la siguiente historia alterando el orden cronológico. / Trabaja en tu cuaderno

Mi hermano Alberto cayó al pozo cuando tenía cinco


años. Fue una de esas tragedias familiares que solo
alivian el tiempo y la circunstancia de la familia
numerosa.
Veinte años después, mi hermano Eloy sacaba agua un
día de aquel pozo al que nadie jamás había vuelto a
asomarse. En el caldero descubrió una pequeña botella
con un papel en el interior. “Este es un mundo como otro
cualquiera”, decía el mensaje. Quedamos atónitos.