Sunteți pe pagina 1din 3

Toma de decisiones: la esencia del trabajo del gerente

introducción

La toma de decisiones es una parte esencial del ser humano y de la administración de una
empresa. Las decisiones de los gerentes se basan en experiencia, conocimiento, intuición,
racionalidad, formación, personalidad, así como en las reglas, en las políticas, en los
procedimientos y en los diferentes tipos de planes propios de la empresa.
EL PROCESO DE TOMA DE DECISIONES

Las decisiones tienen un rol importante en lo que una organización tiene que hacer o es capaz de hacer.

Los gerentes de todos niveles y de todas las áreas de las empresas toman decisiones. Es decir, hacen
elecciones. Los gerentes de nivel alto toman decisiones sobre los objetivos de su organización, dónde ubicar
instalaciones de manufactura, o a qué nuevos mercados entrar. Los gerentes de niveles medio y bajo toman
decisiones sobre programas de producción, problemas de calidad de producto, aumentos de sueldos y
disciplina de empleados. La toma de decisiones no es algo que sólo hacen los gerentes; todos los miembros
de una organización toman decisiones que afectan a sus trabajos y a la empresa para la que trabajan.

Aunque la toma de decisiones generalmente se describe como la elección entre alternativas, esa visión es
demasiado simplista, debido a que la toma de decisiones es un proceso, no es un simple acto de elegir entre
alternativas. Este proceso consta de 8 etapas.

desarrollo

Etapa 1: identificar un problema

Toda decisión inicia con un problema, una discrepancia entre una condición existente y una deseada.

¿Cómo identifican los gerentes los problemas? En la realidad, la mayoría de los problemas no se presentan
con luces de farol señalando que hay un “problema".

Los gerentes también deben ser cautelosos para no confundir los problemas con los síntomas de un
problema. ¿Una disminución del 5% en las ventas, es un problema? ¿o la disminución de las ventas es tan
sólo un síntoma del problema real, como productos de baja calidad, precios elevados, o mala publicidad?
Además, recuerde que la identificación de problemas es algo subjetivo (juicio propio). Como puede ver,
identificar problemas eficazmente es importante, pero no sencillo.

Por ejemplo:

supongamos que una persona quiere realizar un negocio, pero no quiere comprar una pequeña empresa,
sino que prefiere ver qué franquicias se pueden obtener. Así tenemos un problema: hay disparidad entre el
lugar en el que se encuentra ahora (desempleada) y el lugar en el que quiere estar (emprendedora y dueña
de una franquicia). Tiene que tomar una decisión sobre cuál es la mejor franquicia para comprar.

Etapa 2: identificar los criterios de decisión

Una vez que un gerente ha ubicado un problema, debe identificar los criterios de decisión que son
importantes o relevantes para resolverlo. Es decir, los gerentes tienen que determinar qué es lo más
adecuado para tomar una decisión. Cualquiera que tome decisiones tiene criterios que lo guían para decidir,
incluso si no están explícitamente enunciados.

Etapa 3: asignar pesos a los criterios


Si los criterios relevantes de la etapa 2 no tienen todas las mismas importancias, el tomador de decisiones
debe ponderar los elementos para priorizar correctamente y decidir. ¿Cómo? Una forma sencilla es darle al
criterio más importante un valor de 10 y tomarlo como referencia para ponderar los otros y luego asignar
ponderaciones al resto utilizando ese valor. Entonces el criterio de peso 10 será dos veces más importante
que uno de otro peso de 5. La idea es establecer prioridades a los criterios identificados en la etapa 2

Ejemplo

Etapa 4: desarrollar las alternativas

Esta etapa requiere que el tomador de decisiones liste alternativas viables que pudieran resolver el
problema. Esta es la etapa en él un tomador de decisiones debe ser creativo. En este punto las alternativas
sólo se listan, no se evalúan.

Ejemplo de analizar posibles franquicias para un negocio

Etapa 5: analizar las alternativas

Una vez identificadas las alternativas se evalúa cada una por medio de los criterios establecidos en la
etapa2. Estos datos representan una evaluación de las alternativas utilizando los criterios de decisión, pero
no la ponderación.

Cuando multiplica cada alternativa por el peso asignado, obtiene las alternativas ponderadas. El puntaje
total para cada alternativa es entonces la suma de sus criterios ponderados. Hay ocasiones en que no se
tiene que pasar por esta etapa. Si una alternativa tiene el puntaje más alto en cada criterio, no sería
necesario consideran los pesos, esa ya sería la mejor opción. O, si todos los pesos fueran iguales, podría
evaluar una alternativa con sólo sumar los valores calculados para todos ellos.
Etapa 6: selección de una alternativa

Elegir la mejor alternativa o aquella con el puntaje más elevado en la etapa 5.

En este caso el lavado de alfombra chemdry puesto que tuvo la mayor calificación

Etapa 7: implementación de una alternativa

Se lleva la decisión a la acción al comunicarla a todos los afectados y al lograr que todos se comprometan
con ella. Sabemos que, si las personas que deben implementar una decisión participan en el proceso, es más
probable que la apoyen que si solamente se les dice que hacer. Otra cosa que es probable que los gerentes
tengan que hacer durante la implementación es reevaluar el ambiente por si existe algún cambio, en
especial con respecto a decisiones de largo plazo. ¿Los criterios, alternativas y opciones aún son los mejores,
o el entorno ha cambiado de tal forma que es necesario reevaluarlo?

Etapa 8: evaluación de la efectividad de la decisión

En esta etapa se hace la evaluación del resultado de la decisión para ver si se resolvió el problema. Si el
problema aún existe, entonces se evalúa lo que salió mal ¿Se definió incorrectamente el problema? ¿Se
cometieron errores cuando se evaluaron las alternativas? ¿Se seleccionó la alternativa correcta, pero se
implementó deficientemente? Las respuestas podrían llevarlo a repetir una etapa anterior, o incluso podría
ser necesario iniciar nuevamente todo el proceso.

Conclusión

Un Gerente tiene que familiarizarse con el circuito básico de toma de las decisiones y sus ingredientes. Una
vez reconocidos estos ingredientes básicos, debe prestarse atención al carácter de quien toma la decisión,
tanto individualmente como en grupo.

Debido a que la mayoría de las decisiones tienen efecto sobre la gente, el Gerente no puede ignorar la
influencia de las relaciones humanas en una decisión, especialmente cuando se selecciona una técnica para
tomarla. La representación en diagrama de un problema dado puede tomar diferentes formas y puede ser
una ayuda invaluable para reunir y mostrar el problema en particular o los parámetros de la decisión.

Un Gerente debe tener el buen juicio para saber qué tanta información debe recoger, la inteligencia para
dirigir la información y, lo más importante de todo, el valor para tomar la decisión que se requiere cuando
ésta conlleva un riesgo. La cualidad personal del valor para aceptar la responsabilidad de una decisión ( sea
ésta buena o mala) separa a las personas ordinarias de quienes toman decisiones excelentes.