Sunteți pe pagina 1din 3

CAPÍTULO UNO

MEDIDAS SOCIEDUCTIVAS NO PRIVATIVAS DE LIBERTAD

Medidas socioeducativas no privativas de libertad


a) Amonestación
Esta medida ha sido ampliamente considerada en diversas legislaciones juveniles debido a que
ha mostrado gran eficacia respecto a infracciones de poca o mediana gravedad.

Según el artículo 158 del CRPA la amonestación consiste en la llamada de atención que hace
el Juez al adolescente exhortándolo a cumplir con las normas de convivencia social. Dicha
exhortación tiene alcance a los padres, tutores o responsables del adolescente, a quienes
se les hace una llamada de atención comprometiéndoles a que ejerzan mayor control sobre
la conducta del adolescente y advirtiéndoles las consecuencias jurídicas de reiterarse la
infracción.

Esta llamada de atención debe ser clara y directa, de manera que el adolescente infractor y
las personas responsables de su conducta comprendan la ilicitud de los hechos cometidos.

En ese sentido, el juez debe utilizar un lenguaje simple y comprensible para un menor
de edad, es decir, la explicación de las consecuencias jurídicas en un caso de reiteración
debe ser transmitida al adolescente de modo que pueda comprenderla, lo que implica que no
involucre excesivas expresiones científicas o técnicas que finalmente resulten
incomprensibles y que en consecuencia, carecen de referencias o significados tanto para el
adolescente como para los responsables de vigilar su conducta; por el contrario, todos
éstos no deben salir de la audiencia de lectura de sentencia sin haber entendido cual es el
motivo de la amonestación y las consecuencias jurídicas que se derivan si el adolescente
infractor no se somete a las advertencias que formula el juez y los resultados que surgirían
frente a la comisión de otros hechos más graves181.

Muchos de los adolescentes infractores provienen de familias disfuncionales, en la que en la


mayoría de los casos – los padres han perdido control sobre sus hijos; por tanto, teniendo en
cuenta que la finalidad de esta sanción es una llamada de atención hacia el menor, y lo que se
busca también es el involucramiento de los padres, consideramos necesario que se apertura en
establecimientos en donde se puedan tratar a menores con problemas de conducta o donde se
puedan orientar a padres de familia que han perdido control sobre sus hijos.

b) Libertad Asistida

Esta medida consiste en otorgar libertad al adolescente sancionado, quien queda sometido a
los programas educativos y recibe orientación con la asistencia de especialistas y personas con
conocimientos o aptitudes en el tratamiento del adolescente (Art. 159.1 CRPA).
Esta medida se ejecuta en entidades públicas o privadas que desarrollen programas educativos o
de orientación para adolescentes; los cuales son supervisados por el SOA del lugar. Asimismo,
debe informar al Juez sobre el cumplimiento de esta medida socioeducativa y sobre la
evolución del adolescente cada tres meses o cuando se requiera.

Esta medida nos parece adecuada, sin embargo en la norma no se señalan cuáles serían aquellos
programas educativos o de orientación que se le darían al menor infractor sentenciado con
esta medida, ni en qué entidades públicas o privadas se desarrollaran los mismos; máxime si hasta
la fecha no se ha promulgado el reglamento del CRPA que debe precisar este tipo de detalles,
pese a que ya ha vencido el plazo establecido para la promulgación del mismo.

Definición: Para el autor Herrera Zurita, las medidas socioeducativas se definen como “(…)
acciones legales dispuestas por la autoridad judicial competente, cuando ha sido declarada la
responsabilidad del adolescente en un hecho tipificado como infracción penal” 2. Desde nuestra
posición, la medida socioeducativa es la consecuencia impuesta al adolescente infractor de la
norma penal.

Población de Adolescentes Infractores:

Estadísticas De acuerdo a lo publicado por la Gerencia de los Centros Juveniles del Poder Judicial,
durante el mes de enero del año 2017 se registraron 3,663 adolescentes infractores a la ley penal
en todo el territorio peruano. De los cuales; 2 195 se encuentran bajo el sistema cerrado1 , es
decir, se encuentran internados en Centros Juveniles de Rehabilitación (En adelante CJDR); y 1 498

1
El sistema cerrado se refiere a lo establecido en el artículo 156 inciso 1) del Decreto Legislativo N° 1348,
Código de Responsabilidad Penal de Adolescentes que señala: “El adolescente que comete un hecho
tipificado como delito o falta, de acuerdo a la legislación penal, sólo puede ser sometido a las siguientes
medidas socioeducativas: (…) 2. Internación en un centro juvenil”
permanecen en el sistema abierto4 a través de servicios de orientación al adolescente (En
adelante SOA) lo que se refiere que se les ha aplicado medidas socioeducativas no privativas de
libertad.

156

Duración de la medida socioeducativa de internación impuesta Antes, las medidas socioeducativas


se encontraban reguladas en el Código de Niños y Adolescentes, posteriormente el Decreto
Legislativo Nº 1204 modificó el Capítulo VII del CNA con relación a las mismas, las cuales –
actualmente – se encuentran reguladas en el CRPA en el artículo 156 del mismo. En cuanto a la
duración de las sanciones, la modificación ha sido de la siguiente manera:  Amonestación:
Máximo 6 meses  Libertad asistida: Mínimo 6 meses y 1 año como máximo.  Prestación de
servicios a la comunidad: No menor de 8 ni mayor de 36 jornadas.

Libertad restringida: No menor de 6 meses ni mayor a un año.  Internación: Es por un período


mínimo de 1 año y máximo de 6 años. Cuando se trate de la comisión de los delitos como:
parricidio, homicidio calificado, homicidio calificado por condición de la víctima, feminicidio,
lesiones graves, lesiones graves cuando la víctima es menor de edad, de la tercera edad o persona
con discapacidad; lesiones graves por violencia contra la mujer y su entorno familiar, instigación o
participación en pandillaje pernicioso, secuestro, trata de personas, formas agravadas de la trata
de personas, violación sexual, violación de persona en estado de inconsciencia o en la
imposibilidad de resistir, violación de persona en incapacidad de resistencia, violación sexual de
menor de edad, robo agravado, extorsión, promoción o favorecimiento al tráfico ilícito de drogas y
otros, tráfico ilícito de insumos químicos y productos fiscalizados, comercialización y cultivo de
amapola y marihuana y su siembra compulsiva, formas agravadas de tráfico de drogas. A

Medidas socioeducativas

El CRPA contempla como medidas socioeducativas a la amonestación, libertad asistida, la


prestación de servicios a la comunidad y libertad restringida. De las cuales, son manifestación de la
justicia juvenil restaurativa la prestación de servicios a la comunidad129 y la reparación a la
víctima.