Sunteți pe pagina 1din 3

SANCHO EL SABIO

En cent vingt-six pages, Diccionario etimológico de inequívoco de la dependencia


l’auteur réalise donc cette medicina cultural y científica del
gageure de synthétiser l’his- mundo actual hacia el pasado
toire du nationalisme basque Santiago SEGURA clásico. Lo que dice a través
et de la rendre compréhensi- MUNGUÍA de la medicina lo podría haber
ble au lecteur français, bien a fi rmado en otros muchos
souvent déconcerté par la Universidad de Deusto, campos de la ciencia y de la
complexité de la question Bilbao, 2004, 594 págs. vida. Inconscientemente vivi-
basque. mos del pasado. ¿Por qué ese
afán de negarlo y de olvidar-
SEVERIANO ROJO lo? ¿Será consecuencia direc-
HERNANDEZ ta de nuestra sociedad actual
altamente tecnificada y rabio-
samente consumista, que no
quiere recuerdos ni precisa
puntos de referencia históri-
co-culturales? ¿No será la
prueba definitiva del proceso
de aculturización que está
experimentando a marchas
forzadas nuestra sociedad?
Son simples preguntas, pero
interrogantes encadenadas,
que suscita la lectura de la
presente obra y que descon-
cierta gravemente al lector.
El profesor Santiago Segura,
El Diccionario etimológico doctor en Filología Clásica, es
de medicina del profesor un gran especialista en el
Santiago Segura es un libro campo de las lenguas y de la
tan sorprendente como provo- cultura clásicas. Sin exagerar,
cador. Sorprendente por su se puede afirmar que es uno
erudición y por su pedagogía; de los grandes eruditos
provocador, porque en actuales en esta materia.
momentos en los que los estu- Catedrático de latín, es actual-
dios clásicos van desapare-
mente profesor emérito de la
ciendo de los planes de estu-
dio y del interés de la admi- Universidad de Deusto, donde
nistración aparece esta obra sigue con entusiasmo juvenil
para decirnos y recordarnos investigando y publicando los
que nuestras raíces culturales muchos y excelentes frutos de
y nuestros fundamentos su estudio. Casi todos los
humanos se encuentran en estudiantes de los cincuenta,
gran medida en el mundo clá- sesenta, setenta, etc., sin
sico. El profesor Santiago saberlo, hemos estudiado el
Segura toma el campo de la latín y el griego en sus
234 medicina como testimonio manuales (particularmente

WW
L I B RO S

sus diferentes Métodos de tas actuales de la filología mite la rápida localización del
latín), hemos traducido el clásica. término que nos puede intere-
latín y el griego en textos clá- El Diccionario etimológico sar.
sicos preparados por él de medicina sorprende por La presentación es una espe-
(Horacio, Herodoto, Platón, varias cuestiones. Segura cie de llamada o de grito de
Virgilio, Cicerón, Plutarco, vuelve a demostrar sus gran- alerta ante la marginación
Salustio, Tito Livio, etc.), y des conocimientos sobre el palpable y un tanto absurda
hoy en día sigue sorprendién- tema tratado. Estamos ante que experimenta la cultura y
donos con obras de gran altu- una obra que rezuma erudi- las lenguas clásicas, especial-
ra científica pero de gran ción por todas las páginas. mente, como afirma el propio
impacto pedagógico como Cada término estudiado es un autor, al constituir estas disci-
Los juegos olímpicos: educa - buen ejemplo de un método plinas “la savia nutricia de
ción, deporte, mitología y sólido de trabajo sustentado nuestra civilización moder-
fiestas en la antigua Grecia en unos amplios y profundos na”. Los ejemplos son palpa-
(Madrid, Anaya, 1992), conocimientos. Pero a este bles. Utilizamos términos clá-
Cultura clásica y mundo saber “conocer” se halla el sicos en la terminología culta
actual (Bilbao, Zidor, 1997), saber decir y el saber exponer, pero también en la popular y
Mil años de historia vasca a cualidad rara en un científico ordinaria. ¿Quién nos iba a
de la altura de Santiago decir que buena parte del
través de la literatura greco-
Segura. La razón es sencilla: vocabulario futbolístico tiene
latina (Bilbao, Deusto, 1997),
conjuga perfectamente la un fundamento clásico?
El teatro en Grecia y Roma
categoría del sabio con las Extraño, pero cierto. El estu-
(Bilbao, Zidor, 2001). Etc.,
cualidades propias del maes- dio sobre “La medicina en
etc. A esta labor científico-
tro. ¡Qué raro y sorprendente Grecia y Roma” ofrece un
divulgadora hay que añadir sucinto pero sabio recorrido
es encontrar en un estudio
sus diccionarios etimológicos por el mundo de esa medicina
erudición y pedagogía por
como Nuevo diccionario eti - partes iguales! Son cualida- antigua, capaz de dar el salto
mológico latín-español y de des propias del gran maestro, definitivo desde lo sagrado a
las voces derivadas (Bilbao, en este caso de Santiago lo racional, proponiendo las
Deusto, 2001) o bien el dic- Segura. bases de la medicina científi-
cionario que ahora presenta- El Diccionario ofrece dos par- ca o moderna, a través de sus
mos Diccionario etimológico tes diferentes. Una primera más importantes representan-
de medicina. La labor investi- formada por la presentación, tes: Asclepio, Hipócrates y
gadora del profesor Segura es explicación y filosofía del tra- Galeno. De la mano de estos
sorprendente. Más de cin- bajo, y un breve pero intere- tres grandes médicos de la
cuenta años entregados al sante estudio sobre “La medi- antigüedad nos adentramos
estudio y a la investigación de cina en Grecia y Roma”, en el mundo de las costum-
la cultura y de las lenguas clá- como pórtico de entrada al bres, de los tabúes y de los
sicas. Fruto de esta dedica- cuerpo central de la obra: el códigos de conductas y de
ción, los casi cincuenta títulos diccionario. La segunda parte creencias que determinaban
que conforman y confirman ofrece el diccionario con un el mundo de la medicina en el
sus sólidos conocimientos y glosario final de “Palabras mundo clásico. Igualmente,
su amplia bibliografía. Estas griegas y latinas usadas con conocemos cómo se gestaron
consideraciones nos llevaban más frecuencia en la forma- los principios científicos y
a afirmar que estamos ante ción de términos médicos!” y deontológicos que formaron
uno de los grandes especialis- un índice alfabético que per- el denominado “Corpus Hippo- 235
SANCHO EL SABIO

cráticum”, cuya introducción Santiago Segura parte de un lanzas en esta labor de reivin-
es el famoso “Juramento hecho concreto: como filólo- dicación y defensa de los
hipocrático”, tan presente, go no puede inmiscuirse en el valores de la cultura clásica
por razones diversas, en el mundo de la medicina sin por representar lo más pro-
contexto de la medicina caer en graves errores cientí- fundo y lo más sólido de
actual. Iluminador estudio ficos y en serias deficiencias nuestras señas de identidad.
que sirve de excelente pórtico explicativas. Por eso y para Mi admiración más sincera
al estudio propiamente dicho. eso, ha recurrido al asesora- hacia la labor en general y
El cuerpo del diccionario miento de técnicos de la hacia este diccionario en
médico no está ordenado medicina capaces de supervi- especial del profesor Santiago
según el clásico orden alfabé- sar el aspecto estrictamente Segura.
tico como es norma actual. El médico que los enunciados o
autor divide el estudio en explicaciones filológicas JOSÉ ÁNGEL ASCUNCE
siete grandes bloques centra- ofrecían. Así se aseguraba la
dos en los siguientes aparta- exactitud científica que
dos: “cuerpo humano”, “per- garantizaba la validez de los
cepción sensorial”, “sistema estudios filológicos.
nervioso”, “aparato respirato- Desde todos los puntos de
rio”, “aparato circulatorio”, vista, nos encontramos ante
“aparato digestivo”, y “apara- un trabajo altamente merito-
to genito-urinario”. Cada uno rio que ofrece de forma indis-
de estos apartados los va divi- cutible la deuda manifiesta de
diendo por familias semánti- nuestra cultura en general y
cas según el orden interno del de la medicina en particular
tema tratado. Esta ordenación hacia la cultura clásica. ¡Son
puede desconcertar al lector. tantas cosas y de tal magnitud
Sin embargo, al final de la las heredadas del mundo
obra ofrece un “Índice” que greco-latino, -humanismo,
hace muy sencilla la localiza- individualismo, razón, demo-
ción del término buscado. A cracia, arte, etc., etc.- que no
su vez, cada familia léxica va se pude explicar esta dejación
precedida de un número. El manifiesta por algo que nos
diccionario recoge casi cinco es tan básico para nuestra cul-
mil familias léxicas, en cada tura y para nuestra sociedad!
una de ellas hay un número ¡Un primer mundo básica-
“X” de términos analizados, mente consumista pide una
haciendo que el diccionario población culturalmente tri-
presente fácilmente más de vializada e ignorante! Si esto
veinticinco mil voces. Se fuera así, como seriamente lo
llega a la conclusión de que la sospecho, nuestra obligación
medicina actual descansa es reaccionar. La obra de
sobre premisas y léxico clási- Santiago Segura Diccionario
cos. etimológico de medicina y la
¿Qué hace un filólogo transi- editorial de la Universidad de
tando por el campo siempre Deusto por la aventura asumi-
236 difícil de la medicina? da en su publicación rompen