Sunteți pe pagina 1din 3

RIEMANN ANTI-TONTOS PARTE 21

LOS QUE CUENTAN SON LOS PRINCIPIOS, NO LOS NÚMEROS

Cuando continuamos las investigaciones en las “pistas” de Gauss a las que


Riemann se refirió en su disertación de habilitación de 1854, es vitalmente importante
mantener la perspectiva de un miembro del público en el vestíbulo de la conferencia ese
día de junio cuando Riemann dio su discurso revolucionario. No como un observador
temeroso, pasivo. Entra. Toma el asiento desocupado al lado del Gauss de 77 años de
edad y escucha estas ideas vivientes, no sólo como fueron dichas entonces, sino como
están hoy, vivas y transformadas en la mente y el trabajo de LaRouche para el cual
Riemann proporciono las breves pistas.
Escucha como Riemann propone audazmente “dispar la oscuridad" que ha
existido por más de 2000 años, elaborando “un concepto general de magnitud
multiplemente extendida. Pero, antes de que puedas empezar a dispar esa oscuridad, debes
comprender primero que las luces no están encendidas.
Ésta es la base sobre la cual empezamos la semana pasada los ejercicios
preliminares en las investigaciones de la geometría de los números.
Gauss esta entrenando a la mente a abandonar todas las nociones a priori
deductivas de número. En lugar de investigar los números, investiguemos lo que los
genera. Es el principio de generación a lo que nosotros debemos volver nuestros
pensamientos, ayudados por conceptos del arte Clásico. Los números son sólo jugadores,
guiándonos a lo que esta entre ellos.
El primer principio de generación de los números al que Gauss señala, es la
generación de los números por la yuxtaposición de tres ciclos. Mientras este concepto se
introdujo en una forma nueva en las Disquisitiones Arithmeticae, por el concepto de
congruencia con respecto a un módulo, el principio que subyace es quizás el primer y
más elemental concepto de número. En este caso, ningún número existe en si mismo. Más
bien, todos los números existen como jugadores cuyas partes son una función de su
relación de unos a otros y a Uno, qué Gauss llamó un módulo. Así, todos los números
están ordenados de acuerdo a las características del módulo. Esas características están en
si mismas determinadas por un principio generador subyacente, que se hará más claro
después. El llamado conteo “natural” de números es sólo un caso especial, de números
ordenados con respecto al módulo 1.
El segundo principio de generación al que Gauss dirigió su atención, es el generar
números de un ciclo de ciclos, específicamente, el ciclo "geométrico." Aquí cada ciclo se
genera por la función descrita por Platón en el diálogo Teteetes, como se refleja en la
serie alternante de cuadrados y rectángulos producidos por alguna acción repetida, como
duplicar o triplicar, etc. Sin embargo, Gauss, como Platón, Kepler, Leibniz, Bernoulli y
Fermat ante que él, entendió que la serie alternante de cuadrados y rectángulos, es en si
misma sólo una sombra de un principio superior de generación aun por descubrir.
La certeza sensorial ingenua dice que esta progresión geométrica no es un ciclo
en absoluto, sino que es abierta y continuamente creciente. Sin embargo, como lo ilustran
los experimentos al final de la pedagógica anterior, si cada “fase” de la progresión
geométrica es pensada como un ciclo, y cada ciclo se yuxtapone a un tercer ciclo (el
módulo), se revela una periodicidad subyacente, indicando las características del ciclo
que generó cada fase.
El principio de generación de ese ciclo subyacente, se investiga mejor mediante
experimentación. Esperanzadamente, realiza el experimento indicado en la pedagógica
anterior. Por supuesto, no tendrás ningún problema en producir las construcciones
geométricas necesarias.
Construya una tabla de los residuos de poderes con respecto al módulo 11
haciendo primero un renglón de números del 0 al 10. Éstos denotan los poderes. Entonces
has un renglón separado de los residuos de los poderes de 2 hasta 10, escribiendo cada
residuo bajo el poder correspondiente. El resultado deberá ser el siguiente:
Módulo 11

Poderes: 0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10
Residuos de poderes de 2: 1, 2, 4, 8, 5, 10, 9, 7. 3, 6, 1
Residuos de poderes de 3: 1, 3, 9, 3, 4, 1, 3, 9, 5, 4, 1
Residuos de poderes de 4: 1, 4, 5, 9, 3, 1, 4, 5, 9, 3, 1
Residuos de poderes de 5: 1, 5, 3, 4, 9, 1, 5, 3, 4, 9, 1
Residuos de poderes de 6: 1, 6, 3, 7, 9, 10, 5, 8, 4, 2, 1
Residuos de poderes de 7: 1, 7, 5, 2, 3, 10, 4, 6, 9, 8, 1
Residuos de poderes de 8: 1, 8, 9, 6, 4, 10, 3, 2, 5, 7, 1
Residuos de poderes de 9: 1, 9, 4, 3, 5, 1, 9, 4, 3, 5, 1
Residuos de poderes de 10: 1, 10, 1, 10, 1, 10, 1, 10, 1, 10, 1

Ahora tenga algo divertido. Obviamente, esta acción produce, para el ciclo
geométrico abierto y creciente, una periodicidad estructurada regular. La pregunta que
Fermat, Leibniz, y Gauss investigaron fue, "¿Qué principio generador produce esto?”
Para empezar a contestar esto, ellos buscaron las paradojas, en la estructura
aparentemente regular.
Primero, está claro que cada período empieza y termina con 1 y hay tres tipos de
períodos. Aquellos períodos, tales como los poderes de 2, 6, 7, y 8, abarcan 10 números
e incluyen todos los números entre 1 y 10. Gauss llamó estos números, 2,6,7 y 8 “raíces
primitivas” de 11. El segundo tipo de período, para los poderes de 3, 4, 5, y 9 abarcan 5
números. El tercer tipo de período son los poderes de 10 qué abarca sólo 2 números.
Así, los residuos de poderes con respecto al módulo 11 permiten sólo cierto
tamaño de "orbitas" por así decirlo, qué esta restringida al tamaño de 10 y los factores
primeros del número 10, que son, 2 y 5.
Ahora, aunque cada período coloca los números en un orden diferente, este orden
esta superiormente determinado. Para ver esto, busca a través de toda la tabla y encierra
en un círculo las raíces primitivas, 2, 6, 7, y 8, dondequiera que aparecen. Descubrirás
que estos números no aparecen como residuos, excepto en los períodos que abarcan 10
números. También, aunque aparecen en lugares diferentes en cada período, siempre son
residuos de los poderes 1,3,7, o 9, qué son los números que son primos relativos a 10.
Esto empieza a revelar la naturaleza del principio generador subyacente de estas
“órbitas”, en tanto las características del número 10, específicamente sus factores
primeros y sus primos relativos, ¡determinan el ordenamiento de los períodos!
Manteniendo esto en mente, dibuja una serie alternante de cuadrados y
rectángulos, primero duplicando, después triplicando, y etiqueta cada uno según el
residuo de los poderes de 2 y 3 respectivamente al que corresponden. Esto revelará que
los poderes pares corresponden a los cuadrados y los poderes impares corresponden a los
rectángulos. Nota como el residuo 1 sólo aparece en un cuadrado y el residuo 10 sólo
aparece en un rectángulo. También, los cuadrados siempre corresponden a los poderes
numerados pares, mientras los rectángulos corresponden a los poderes numerados
impares.
Así, la cualidad del impar y el par, refleja una característica geométrica, no una
propiedad numérica de los números. Por estas razones geométricas, Gauss llamó a los
residuos de los poderes pares, “residuos cuadráticos” y los residuos de los poderes
impares, los “no-residuos cuadráticos”. Gauss prestó especial atención a esta
característica para su investigación abriendo la puerta a algunos de los principios más
profundos. En la próxima pedagógica exploraremos esto más ampliamente.
Pero, antes de concluir ve una anomalía más. Nota que el residuo en el punto
medio que es el residuo del poder 5 siempre es 1 o 10. Dado que 10 es congruentes a -1,
el residuo del poder medio siempre es 1 o -1. ¡Mientras que 5 es la media aritmética entre
0 y 10, su residuo, que 1 o -1 es la media geométrica entre 1 y 1! En otras palabras, 1 y
10 son las raíces cuadradas de 1 relativo al a módulo 11.
Examina las investigaciones precedentes desde la perspectiva de un drama clásico.
Piensa de lo anterior como un drama de 10 personajes. Cada personaje tiene varios
papeles en el cual lleva el mismo traje, pero hace cosas diferentes. El dramaturgo ha
escogido deliberadamente esta estratagema para que la audiencia pueda ser interrumpida
de juzgar estos personajes por la censo certeza ingenua. Esto ayuda a conducir una idea
que no podría ser expresada en palabras por cualquiera de los personajes, sino sólo por
la totalidad de todas sus acciones tomadas como un todo, y las ironías reveladas cuando
el mismo actor hace algo completamente diferente, sin cambiar su traje. Cada número del
1 al 10 tiene una función diferente, sea esta un poder, un residuo, o una base. En algunos
papeles, las características obvias del número, tales como impar o par, factor o primo
relativo, parece afectar su función, pero en otros casos, tales como las raíces primitivas,
estas características obvias parecen que no lo hacen. Sólo cuando todos los papeles han
sido representados podemos empezar a saborear la intención del dramaturgo.
Gauss pudo ver que estas anomalías no podían derivarse de un concepto de
número, en el sentido ingenuo de un objeto que cuenta cosas, sino, más bien, estas
anomalías revelaban un principio generador subyacente{geométrico} que resplandecía a
través de los números mismos. Pero, sacar esa luz, requiere una revolución completa en
la forma en que las personas piensan sobre el número. Como lo dice al inicio del primer
Tratado sobre Residuos Bicuadráticos, "llegamos pronto al conocimiento de que los
principios habituales de la aritmética, no son de ninguna manera suficientes para
fundamentar una teoría general, y que es muy necesario, que la región de la aritmética
superior sea, por así decirlo, infinitamente mucho más extendida.