Sunteți pe pagina 1din 12

A partir de los aportes realizados por los profesionales, tanto, psicólogos como

paramédicos, respecto a la situación que abarca los efectos psicológicos en una situación
de conflicto, se prosiguió con la elaboración de un cuestionario, que permitió ser parte
del trabajo de campo, destinada a los alumnos que acudieron, en Octubre del 2019, como
voluntarios en la brigada médica del paro nacional, concentrado en la ciudad de Quito. El
producto revela los siguientes resultados:
Área del comportamiento

En el primer gráfico se observa un 35,7% de encuestados con un nivel leve de afectación;


el 25% afectaciones de nivel moderada; y, por último, 3,6% de afectaciones tanto marcada
como extrema. Las respuestas indican que existe un mayor porcentaje de estudiantes, que
ha experimentado una conducta agresiva leve, luego de los acontecimientos.

En el siguiente gráfico se muestran los siguientes valores; 50% de encuestados con un


nivel leve de afectación; el 25% un nivel de afectación moderado; y por último un 14.3%
de afectaciones de nivel marcado. Esto se explica por las experiencias en el paro nacional,
en las que el miedo más allá de un mecanismo ante el peligro se ha vuelto un obstáculo
ante el desempeño normal de la persona, convirtiendo el miedo disfuncional.
En el tercer grafico se observa un 42,9% de encuestados con un nivel leve de afectación;
un 35,7% sin afectación alguna; y por último un 21,4% de un nivel de afectación marcada.
Las respuestas arrojan que, de acuerdo con las vivencias, los estudiantes han
experimentado una conducta pesimista, representando un riesgo en sus actividades
personales.

En el cuarto gráfico, se refleja que el 46,4% de encuestados no se muestra afectado ante


ninguna adicción; mientras que el 42,9% de estudiantes mantiene una afectación leve
conductas adictivas; el 7,1% una afectación extrema; y por ultimo el 3,6% un nivel
moderado de afectación. Lo que es visible que los diferentes acontecimientos han logrado
una conducta adictiva leve, que si bien se sabe esto podría lograr importantes daños a las
personas, sus familias y la comunidad, por más mínima que sea.

En el quinto grafico sobre el área del comportamiento se observa que el 64,3% de los
encuestados manifiesta leve conducta de hipersensibilidad; el 21,4% muestra un nivel de
hipersensibilidad ante noticias; por último, el 3,6% manifiesta una tendencia de
hipersensibilidad extrema ante las noticias. Lo que las respuestas evidencian es la
susceptibilidad que tienen los estudiantes frente a noticias que les causa incomodidad,
con un alto grado de importancia, ya por el ambiente o sus experiencias.
Área Afectiva

En el primer gráfico se observa un 57,1% de encuestados con un nivel leve de afectación;


el 28,6% afectaciones de nivel moderada; y, por último, 10,7% con ninguna afectaciones.
Las respuestas indican que existe un mayor porcentaje de estudiantes, que ha
experimentado una angustia en menor medida.

En el siguiente gráfico se muestran los siguientes valores; 46,4% de encuestados con un


nivel leve de afectación; el 32,1% un nivel de afectación moderado; y por último un
17,9% de afectaciones de nivel marcado. Esto se explica por las experiencias vividas en
el paro nacional, que los síntomas de estrés se presentan en mayor frecuencia de manera
leve.

En el tercer grafico se observa un 50% de encuestados con un nivel leve de afectación;


un 28,6% con una afectación moderada; un 7,1% con un nivel marcada; un 7,1% con un
nivel extrema; y por ultimo un 7,1% con un nivel nunca o nada. Esto demuestra que el
nivel de ansiedad presentado en los encuestados es leve.
En el cuarto gráfico, se refleja que el 39,3% de encuestados no se muestra afectado ante
ninguna adicción; mientras que el 46,4% de estudiantes mantiene una afectación
moderada de conductas adictivas; el 7,1% una afectación marcada; los resultados que
arroja la gráfica son que la preocupación se presenta de manera moderada.

En el quinto grafico sobre el área de la afectividad se observa que el 39,3% de los


encuestados manifiesta moderada conducta de hipersensibilidad; el 32,1% muestra un
nivel de hipersensibilidad ante noticias; por último, el 17,9% manifiesta una estabilidad
emocional. Lo que las respuestas evidencian es que a partir de las vivencias en el paro
nacional la estabilidad emocional se encuentra alterada de manera moderada.

Área Somática

En el primer gráfico se observa un 53,6% de encuestados con un nivel leve de afectación;


el 25% afectaciones de nivel moderada; 10,7% de afectaciones tanto marcada como
extrema; y por último, 7,1% con un nivel de afectación marcada. Las respuestas indican
que existe un mayor porcentaje de estudiantes, que ha experimentado cansancio.

En el siguiente gráfico se muestran los siguientes valores; 64,3% de encuestados con un


nivel leve de afectación; el 17,9% un nivel de afectación moderado; un 10,7% de
afectaciones de nunca o nada; y por último, un 7,1% con un nivel marcado de falta de
energía. Esto se explica por las experiencias vividas en el paro nacional, que los síntomas
de estrés se presentan en mayor frecuencia de manera leve.

En el tercer grafico se observa un 60,7de encuestados con un nivel de nada o nunca de


afectación; un 25% con un nivel de afectación leve; y por último, un 10,7% con un nivel
moderada. Los resultados reflejan que la mayoría de los encuestados no presentan estos
síntomas somáticos.
En el cuarto gráfico, se refleja que el 53,6% de encuestados no se muestra afectado ante
ninguna adicción; mientras que el 32,1% de estudiantes mantiene una afectación leve
conductas adictivas; el 7,1% una afectación moderada; y un 7,1% con un nivel marcado.
La minoría de la población presentan estos síntomas.

En el quinto grafico sobre el área somática, se observa que el 50% de los encuestados
manifiesta leve alteración del sueño; el 21,4% muestra un nivel moderado; el 21,4%
manifiesta alteración de nunca o nada; y por último, 7,1% con un nivel de alteración
marcada. Lo que las respuestas evidencian es que a partir de las vivencias en el paro
nacional la alteración del sueño se ve poco afectada.

Relaciones Interpersonales
Gráfico 1. Aislamiento

Fuente: Encuesta a brigadistas


Se observa (gráfico 1) que el 39,3% de los encuestados manifiesta leve conducta de
aislamiento; el 10,7% tendencia moderada; por último, el 3,6% manifiesta una tendencia
al aislamiento bastante significativa. Al respecto, el aislamiento es un comportamiento
frecuente en personas afectadas por acontecimientos traumáticos y afecta el área social y
personal.
Gráfico 2. Irritabilidad

Fuente: Encuesta a brigadistas


Se observa (gráfico 2) que el 46.4% de los encuestados manifiesta leve conducta de
irritabilidad; y por último el 32.1% tendencia moderada. Al respecto, la irritabilidad surge
como un comportamiento segundario, por personas afectadas por acontecimientos
traumáticos.

Gráfico 3. Indiferencia

Fuente: Encuesta a brigadistas


Se observa (gráfico 3) que el 46.4% de los encuestados manifiesta leve conducta de
indiferencia; el 10,7% tendencia moderada; por último, el 3,6% manifiesta una tendencia
de indiferencia, marcada. Al respecto, en las relaciones personales la indiferencia, es un
comportamiento que afecta a las personas, haciendo que afecte al área social.
Gráfico 4. Tolerancia

Fuente: Encuesta a brigadistas


Se observa (gráfico 4) que el 39.3% de los encuestados manifiesta leve conducta de
tolerancia; el 32.1% tendencia moderada; el 3.6% de tendencia marcada; por último, el
3,6% manifiesta una tendencia de indiferencia, bastante significativa. Al respecto, la
tolerancia se observa que los encuestados presentan en las relaciones personales pleve
tolerancia, en el ámbito social.

Gráfico 5. Sumiso(a)

Fuente: Encuesta a brigadistas


Se observa (gráfico 5) que el 32.1% de los encuestados manifiesta leve conducta sumisa;
el 14.3% tendencia moderada; el 3.6% de tendencia marcada; por último, el 3,6%
manifiesta una tendencia sumisa, bastante significativa. Al respecto, los encuestados
muestran que lo sumiso presenta un leve grado en las relaciones personales.

Área Cognitivo
Gráfico 1. Afectaciones en la concentración
Fuente: Encuesta a brigadistas
Se observa (gráfico 1) que el 57.1% de los encuestados acusa afectación de nivel leve en
su concentración; el 14.3% afectación de nivel moderada; por último, el 3,5% afectación
de nivel marcada. Esto se explica por las características del suceso experimentado, al
representar un riesgo para la integridad física y psicológica, genera pensamientos e ideas
que afectan el estado de concentración y repercute en la actividad personal, laboral y
educativa de los brigadistas.
Gráfico 2. Negación

Fuente: Encuesta a brigadistas


Se observa (gráfico 2) que el 39.3% de los encuestados utiliza el mecanismo de negación
en un nivel leve en relación con el hecho suscitado; el 10,7% en un nivel moderado; por
último, el 3,6% utiliza el mecanismo de negación con marcada relevancia. Al respecto,
las personas que experimentan algún tipo de peligro, después del suceso, utilizan el
mecanismo de negación con el propósito de recuperar la tranquilidad que caracterizaba
su estado de ánimo anterior.
Gráfico 3. Represión

Fuente: Encuesta a brigadistas


Se observa (Gráfico 3) que el 50% de los encuestados utiliza el mecanismo de represión
en un nivel leve en relación al hecho suscitado; el 7.1% en un nivel moderado; por último,
el 7.2% utiliza la represión en un nivel de marcada relevancia. En relación a esto, las
personas después de experimentar acontecimientos traumáticos tratan de reprimir
vivencias dolorosas y angustiantes porque generan malestar psicológico, esto explica,
parcialmente, porque los encuestados utilizan este mecanismo defensivo.
Gráfico 4. Afectación de la memoria

Fuente: Encuesta a brigadistas


Se observa (gráfico 3) que el 46.4% de los encuestados experimenta afectación de nivel
leve en la memoria; por último, el 21.4% afectación de nivel moderado en la memoria.
Al respecto, como manifestación secundaria frecuente, las personas después de haber
experimentado experiencias donde la integridad física y psicológica ha sido puesta en
riesgo, manifiesta afectación en la memoria, esto se da, en relación al hecho vivido o, con
la dificultad para guardar nuevos recuerdos.
Gráfico 5. Confusión

Fuente: Encuesta a brigadistas


Se observa (gráfico 5) que el 50.3% de los encuestados experimenta confusión de nivel
leve en relación al hecho suscitado; el 14,3% confusión de nivel moderado; por último,
el 3,6% confusión de marcada relevancia. Al respecto, las personas que experimenta
hechos de peligro, después de un suceso, como mecanismo de defensa experimentan
sentimientos de confusión con el propósito de recuperar la tranquilidad que caracterizaba
su estado anímico.
En todos los casos se observa que un porcentaje significativo (gráfico 1. 25%; 2. 46.4%;
3. 35.7%; 4. 32.1%; 5. 32.1%) de los brigadistas no manifiesta síntomas en el área
cognitiva, esto se debe, principalmente, a los recursos psicológicos que tienen para
procesar adecuadamente la experiencia del paro nacional o, por experiencias que han
tenido en casos similares, lo cual ha fortalecido su proceso de adaptación para estos casos.
Proyecto de vida

En el primer gráfico se observa un 60,7% de encuestados con un nivel leve de afectación;


el 25% sin afectaciones; y, por último, 14,3% de afectaciones tanto moderada. Las
respuestas indican que existe un mayor porcentaje de estudiantes, que ha sido influencia
de manera leve sus decisiones personales tras el Paro Nacional 2019.

En el siguiente gráfico se muestran los siguientes valores; 46,4% de encuestados con un


nivel leve de afectación; el 25% un nivel de afectación moderado; un 17,9% de
afectaciones de nunca o nada; y por último, un 7,1% con un nivel a diario extremo. Los
resultados indican que levemente se han planteado metas distintas.

En el tercer grafico se observa un 53,6% de encuestados con un nivel leve de afectación;


un 21,4% sin afectaciones; un 17,9% con un nivel moderado. Se entiende por los
resultados que en un nivel leve la mayoría de los encuestados presentan objetivos distintos
con sus familiares.

En el cuarto gráfico, se refleja que el 60,7% de encuestados se ve afectado levemente;


mientras que el 14,3% de estudiantes mantiene una afectación moderada; el 10,7% una
afectación a diario extrema; y un 10,7% sin afectaciones. La respuesta de los encuestados
determina que se ven levemente afectados al pensar en proyectos alternos luego de la
situación.

En el quinto grafico sobre el área de proyecto de vida, se observa que el 64,3% de los
encuestados manifiesta leve alteración; el 28,6% muestra con un nivel de afectación nulo;
el 7,1% manifiesta alteración moderada. Los vacíos existenciales se presentan en los
participantes es leve.