Sunteți pe pagina 1din 66

El monitor

EJEMPLAR DE DISTRIBUCIÓN GRATUITA


Nº 25 - 5TA ÉPOCA N OVI EMBRE 2010 A ÑO DEL B ICENTENARIO de la educación

Posibilidades y límites
de la acción escolar

Pizzurno 935 (C 1020 ACA)


Ciudad Autónoma de Buenos Aires
(011) 4129-1170
www.me.gov.ar/monitor
E-mail: revistamonitor@me.gov.ar

Revista del Ministerio de Educación de la Nación


E D I TO R I A L

El 27 de octubre último fue un día de gran dolor para todos nueva Ley de Educación Nacional, que profundizó la obliga-
los argentinos. Nuestro pueblo, más allá de pertenencias y ción del Estado, expresando el mandato que como sociedad
banderías sectoriales, se conmovió intensamente por la muer- nos hemos dado –por primera vez– de llegar a 13 años de
te del ex presidente Néstor Kirchner. El dolor que recorrió en- educación obligatoria.
tonces las calles de la patria, no fue un dolor paralizante si- El carácter prioritario que le dio Nestor Kirchner a la edu-
no un sentimiento signado por la esperanza. cación y los avances que impulsó la Presidenta continuando
Esto fue así, porque el propio Kirchner jamás hubiera acep- su compromiso, se plasman en las más de 1.000 escuelas
tado que nos quedáramos perplejos, dando vueltas alrede- construidas hasta ahora, en la vigencia de la Asignación
dor de la desazón. Esa es una de las tantas enseñanzas que Universal por Hijo, en la generación de mayores y mejores
su ejemplo nos dejó: recuperar la fuerza y pelear por las con- programas de empleo, en el fomento a las cooperativas de tra-
vicciones y los ideales. bajo, en la posibilidad de que más de 200 mil adultos termi-
El primero en interpretar ese legado fue el pueblo, esos mi- nen la secundaria a través del Plan Fines. También en más de
les de hombres y mujeres que despidieron a su líder mani- 30 millones de libros distribuidos y en las entregas de netbooks
festando su genuina tristeza y uniéndose en el espontáneo que continuaremos hasta completar las 3 millones que, es-
grito de “Gracias, Néstor”, “Fuerza, Cristina”, junto al firme tamos seguros, van a mejorar la escuela secundaria pública
pedido de “No aflojar” y de no dar “Ni un paso atrás”. en la Argentina.
Ese clamor reiterado sintetiza el reconocimiento de la so- La apuesta implica, además, avanzar con la política de ex-
ciedad a la persona de Kirchner y al proceso de gobierno de pansión y mejora de la educación superior, con la creación de
estos 7 años, que a muchos argentinos ponen frente a la in- nuevas universidades y las becas Bicentenario, a fin de alen-
contrastable evidencia de estar viviendo uno de los períodos tar vocaciones científicas y tecnológicas consideradas prio-
más pujantes de la historia argentina, en términos de trans- ritarias para el desarrollo del país productivo que queremos.
formaciones sociales positivas, de inclusión y de justicia so- Este compromiso por sostener a la educación como una
cial. Estas transformaciones, debemos tenerlo claro, no prioridad nacional ayuda a explicar, a su vez, la inmensa
pueden tener vuelta atrás. La rueda de la historia no debe cantidad de jóvenes que en las horas de duelo han dado
retroceder y la tarea colectiva es consolidar lo hecho y trabajar conmovedores testimonios de adhesión y de esperanza.
por lo que aún falta, que no es poco. Como se dijo en estos Quizás, ese fenómeno haya sorprendido a algunos que pen-
días, así como el “Nunca Más” es emblema de los derechos saban que en nuestro país a los jóvenes nada les importaba,
humanos, luego de esta experiencia nacional y popular, el pero no nos sorprendió a nosotros, educadores, que sabemos
“Nunca Menos” debe ser la consigna con que encaremos el de lo que ellos son capaces cuando son convocados para
porvenir. objetivos nobles.
Los educadores, mejor que nadie, podemos dar cuenta de Esa es una de las herencias más importantes que deja el
esos logros que evocamos al recordar hoy la figura del ex ex presidente: invitar a los jóvenes argentinos a la construc-
presidente Kirchner. Esa gestión y la que ahora continúa la ción de una sociedad distinta, más justa, a sumarse a una
presidenta Cristina Fernández de Kirchner, han recuperado épica que nace de los sueños y los ideales y se objetiva en
pilares básicos de la educación argentina y han sentado ba- obras para millones de compatriotas.
ses y fijado pisos de los que deberán partir los próximos go- En fin, cumplió Néstor Kirchner poniendo de pie a la edu-
bernantes, cualquiera sea su signo partidario, porque hay to- cación argentina, en la época difícil en que condujo a la
da una sociedad dispuesta a preservarlos. Nación. Los educadores lo recordaremos siempre con afec-
El compromiso de Néstor Kirchner con la educación se ma- to y respeto, fundamentalmente por la enorme autoridad mo-
nifestó desde sus primeras acciones de gobierno en 2003 y ral que se desprende de la coincidencia entre lo que dijo y
se plasmó luego en la construcción de un virtuoso conjunto lo que hizo. En suma, un acto de pedagogía política profun-
de leyes nacionales: la Ley de Financiamiento Educativo, que da, de ética y compromiso, como aquellos que muchos edu-
nos permite hoy superar el 6% del Producto Bruto Interno cadores transmiten todos los días, en las aulas argentinas.
(PBI) destinado a Educación; la Ley de Educación Técnico
Profesional, que mejoró la escuela técnica en la Argentina en Prof. Alberto Sileoni
servicios y tecnología, aumentando su matrícula en 12 %; y la Ministro de Educación de la Nación
AU TO R I DA D E S
Presidenta de la Nación
Dra. Cristina Fernández de Kirchner

Ministro de Educación de la Nación


Prof. Alberto Sileoni

Secretaria de Educación
Prof. María Inés Abrile de Vollmer SUMARIO Nº 27
Secretario del Consejo Federal de Educación
Prof. Domingo de Cara

Subsecretaria de Equidad y Calidad


Lic. Mara Brawer

Subsecretario de Coordinación Administrativa


1. Editorial.
Arq. Daniel Iglesias

Subsecretario de Planeamiento Educativo 4. La escuela por dentro: Entre los dulces y


Lic. Eduardo Aragundi la música. Escuelas Nº 4 - 189 de
Directora del Instituto Nacional de Educación Tecnológica Maipú, Mendoza.
Lic. María Rosa Almandoz

Directora del Instituto Nacional de Formación Docente


Lic. Graciela Lombardi 9. Correo de lectores.
Directora Nacional de Gestión Curricular y Formación Docente
Lic. Marisa Díaz 10. Docentes: Juliana Cagrandi. El triunfo
Director Nacional de Políticas Socioeducativas de la memoria.
Pablo Urquiza

Directora Nacional de Información y Evaluación de la Calidad


Educativa 15. El Museo: El libro de lectura Hogar
Dra. Liliana Pascual y Patria.

E Q U I P O E D I TO R I A L 18. Obras Maestras: “La casa de la sombra


Directoras inquieta”, de Betty Caresana. “Bolivia”,
Inés Dussel
Inés C. Tenewicki “Lecturas 1”, “Lecturas 2”, “Lecturas 3”,
Jefe de Redacción
“Lecturas 4”, de Ricardo Krakobsky.
Sergio Ranieri

Jefe de Arte / Coordinación 22. Pakapaka. El desafío de educar y


Eduardo Rey
entretener.
Colaboradores Permanentes
Ana Abramowski
Judith Gociol
Mariela Lanza
Rudy–Pati
Myriam Southwell

Coordinación y corrección
Silvia Pazos

Fotografía
Luis Tenewicki
Distribución
Javier Manchini

Colaboran en este número: Ricardo Baquero. Mónica Bardi. Louise


Bourgueois. Muriel Frega. Andrés G. Freijomil. Melina Furman. Gabriel
Gellon. Diego Golombek. Guillermo Golzman. Juan Lima. Fabián
Marcaccio. Daniel Moreno. Gabriel Orozco. Silvina Seijas. Isabelino
Siede. Hiroshi Sugimoto. Richard Tuttle. Alejandro Vassiliades.

Foto de tapa: E.R.


Las notas firmadas son responsabilidad de los autores y no representan
necesariamente la opinión del Ministerio de Educación

Registro de la Propiedad Intelectual: 538424


Publicación del Ministerio de Educación de la Nación
Pizzurno 935 – (C1020) Ciudad Autónoma de Buenos Aires. República Argentina
El monitor
25. Dossier: Posibilidades y límites 41. ¿Qué hay que saber de arte hoy?
de la acción escolar. Mónica Bardi.

26. ¿Qué y cuánto puede una escuela? 44. Breves.


Inés Dussel y Myriam Southwell.
46. Cuando llegaron las netbooks.
29. Frente a los límites de la escuela.
Alejandro Vassiliades. 49. Expedición Ciencia. Un viaje al corazón
del pensamiento científico.
32. La secundaria es un arma cargada de futuro. G. Gellon, M. Furman, D. Golombek.
Guillermo Golzman.
52. El Cuento: “Reflexiones”, de Fogwill.
35. Un monstruo grande y pisa fuerte.
Ricardo Baquero. 55. La Foto

38. Inclusión, igualdad y diferencia en “un 56. Reseña: Historietas desde la Patagonia.
cumpleaños feliz”. Isabelino Siede.
58. Conversaciones: Robert Cox, legendario
periodista del Buenos Aires Herald.

63. Humor: Rudy-Pati.

N OV I E M B R E 2 0 1 0
LA ESCUELA POR DENTRO

Entre los dulces y la música


Una directora que no sabe decir que no. nemos el primer día de clases, en marzo,
La escuela media N° 4-189 Ála-
Un plantel de profesores con iniciativas. porque justo es la época de la cosecha de
Unas alumnas y unos alumnos ávidos mos mendocinos, localizada en la uva y del tomate. Entonces los chicos
de aprovechar lo que la escuela tiene Maipú, provincia de Mendoza, es prefieren primero ir a cosechar con sus
para ofrecerles. De la combinación de familias para tener sus pesitos y poder
un establecimiento rural con cer-
esas materias primas está hecha la es- comprar los útiles escolares. Recién en
cuela media N° 4-189 Álamos mendoci- ca de 230 alumnas y alumnos. abril la matrícula se estabiliza. Por esta
nos, localizada en Maipú, provincia de La modalidad de esta secunda- razón hemos pedido el calendario diferido,
Mendoza. para empezar más tarde, pero no hemos
Creada en el año 1999, la escuela rural re- ria es en Ciencias Naturales con tenido suerte”.
úne en la actualidad alrededor de 230 es- Orientación en Agroecosistema. La modalidad de esta secundaria –to-
tudiantes que viven en un radio de hasta davía llamada polimodal– es en Ciencias
En su contraturno tiene además
15 o 20 kilómetros de distancia. Todas las Naturales con Orientación en Agroecosis-
mañanas, dos colectivos escolares hacen una oferta variada de activida- tema. Incluida en el Plan de Mejora
un circuito por la zona recogiendo a los des: desde cursos de informática Institucional del Ministerio de Educación
chicos y las chicas: “Algunos pocos viven de la Nación, la institución desarrolla lí-
hasta un taller de folclore y un
al lado de la ruta, pero la mayoría vive en neas de trabajo que acompañan tanto el in-
fincas bien para adentro”, comenta María proyecto de orquestas juveniles. greso de los alumnos, sus trayectorias es-
Carretero, directora del establecimiento colares, como la instancia del egreso. El
desde 2002. resultado es una escuela que, en su con-
Un gran porcentaje de la población es- y los chicos colaboran con ellos, tanto en traturno, tiene una oferta variada de ta-
colar está compuesto por hijos de bolivia- el campo como con las tareas del hogar. lleres y actividades: un taller de informática,
nos nacidos en la Argentina. Los padres “Por lo general –explica Claudia Croceri, un taller de folclore, el itinerario formativo
trabajan en chacras cultivando hortalizas la regente–, la matrícula inicial no la te- laboral, el proyecto de orquestas, apoya-
turas en los espacios curriculares que pre-
sentan mayores dificultades, y un taller de
comprensión lectora que, pensando en los
futuros egresados, apunta a ayudar a chi-
cos y chicas para que puedan insertarse
en la universidad o en un buen trabajo.
“Nos parece importante que aquellos que
no siguen estudiando tengan una prepa-
ración que les permita abrir horizontes de
trabajo, para que no tengan que seguir es-
tando, sí o sí, en la finca familiar”, apunta
Carretero.
En el hall de la escuela hay una placa
que dice: “Mientras haya una mano que
siembra la vida nos dará frutos”. Con tan

4
solo diez años de vida, la escuela Álamos tema porque en las regiones rurales se ve na no se usa glifosato; en la viña se usa
Mendocinos presenta, con orgullo, su co- muchísima pobreza. Mostramos estadís- sulfosato y también es tóxico. Por otro la-
secha. ticas, causas, consecuencias y posibles do, están los grandes poderes, los gran-
soluciones”, asegura Erlinda. des productores de miles de hectáreas, el
Feria de Ciencias “Hay que aprovechar lo que nos da la es- gobierno, la situación económica que no
Repasando los trabajos presentados por cuela”, dice Liliana Zubia, autora de otro de ayuda. Hay un gran negocio en todo esto,
los alumnos en la Feria de Ciencias es po- los trabajos premiados. Luego de esa acla- por eso se ocultan las enfermedades y el
sible tener un panorama de ciertos as- ración, arremete sin prisa ni pausa: “Una daño ambiental. Los agroquímicos están
pectos de la realidad de la zona: agroquí- vez escuché por la radio las enfermeda- en la napas del agua, quedan en la tierra
micos, basurales y roedores, mal de des que se producían por agroquímicos y tienen la capacidad de permanecer mu-
Chagas, deforestación, pobreza. La profe- contaminantes, y ahí se me ocurrió inves- cho tiempo en el aire”.
sora Norma Pellizzón, a cargo de este pro- tigar este tema para la Feria de Ciencias. “Cuando empezamos a estudiar este te-
yecto, explica cómo se organiza la Feria: Nosotros trabajamos en el campo, esta- ma comenzamos a tomar consciencia de
“Los alumnos tienen que buscar un profe- mos en contacto con la tierra, y en nues- cómo nos estábamos perjudicando. Hay
sor asesor que los guíe en la realización tras casas usamos estos venenos. Por fal- trajes y máscaras que se deben utilizar pa-
del trabajo. El día de la Feria hacen una ta de información no sabemos lo que nos ra fumigar y manipular los agroquímicos.
presentación de maquetas o videos, acom- puede llegar a perjudicar”. Así tomamos la decisión de comprarle a
pañada de un informe escrito. Los profe- La escuela no tiene internet, pero Liliana, mi papá un traje y una máscara para ‘curar’,
sores evaluadores escuchan las presenta- junto con Mariana Altamirano, su compa- es decir, para fumigar”, concluye Liliana.
ciones de los distintos trabajos y llenan ñera de equipo, realizaron extensas bús-
una ficha de evaluación. Así se eligen los quedas de información en la web, en un Productos en conserva
premios”. cyber ubicado a 10 kilómetros del colegio: Dante Di Pascua es profesor en dos es-
Janet Flores y Erlinda Torrez están en pri- “En la investigación presentamos muchos pacios curriculares, Procesos productivos
mer año polimodal e hicieron un trabajo datos ligados al tema de la soja transgé- y Ecología agrícola: “Lo que se estudia en
sobre el tema de la pobreza que ganó uno nica. Nosotros acá plantamos hortalizas, Procesos productivos está adaptado a es-
de los primeros premios: “Elegimos este pero hay problemas parecidos. En esta zo- ta zona, que tiene producción agraria, no

5 E L M O N I TO R
tanto viñedo pero sí mucha horticultura. de los tomates secos con aceite de oliva, puede llegar a servir para organizar un mi-
La mayoría de los estudiantes trabajan y lo el dulce de manzana, de frutilla. Y en el croemprendimiento”.
que aprenden en la escuela lo trasladan a itinerario de formación laboral se trabajó en “Fue un trabajo a pulmón –relata
la casa. Esa es la idea de la materia: que la producción de licores. El premio ha si- Antonella Castillo, alumna de 3° polimo-
puedan ver todo el proceso, desde la co- dal– porque no tenemos los materiales pa-
secha hasta la comercialización, y que no ra trabajar, nuestro laboratorio es muy bá-
se queden solo en la etapa que ellos ma- sico. Los instrumentos de medición, que
nejan habitualmente”. Y continúa: “En La modalidad de esta secundaria sirven para medir el azúcar del dulce o el
Ecología agrícola este mismo tema lo adap- grado alcohólico, los pedíamos prestado
tamos al cuidado del medio ambiente; ve-
–todavía llamada polimodal– por unas pocas horas a otras escuelas; era
mos el uso de plaguicidas y lo que ocurre es en Ciencias Naturales con complicado. Todo fue elaborado en una
con las aguas subterráneas”. Orientación en Agro ecosistema. piecita, con dos vasos de precipitado y una
El profesor Jorge Pérez está a cargo del probeta. Pero lo logramos. Nuestra idea
Incluida en el Plan de Mejora
itinerario de formación laboral con orien- era llegar al concurso, no íbamos con la
tación en operario de bodega. Se trata de Institucional del Ministerio de idea de sacar un primer puesto, porque
una capacitación optativa –dictada en el Educación de la Nación. competíamos con escuelas técnicas, que
contraturno–, que dura tres años y otorga tienen sus propias fábricas, sus propias
una certificación habilitante para trabajar. industrias, sus propias bodegas, y noso-
Pérez y Di Pascua impulsaron la presen- tros no somos escuela técnica. Pero igual-
tación de la escuela en la XIX Muestra de mente sacamos el mayor puntaje total: por
Productos en Conserva, donde se obtuvo el do una satisfacción muy grande, y esto exposición verbal, por stand y por calidad
primer puesto: “En mi materia nos propu- sienta un precedente para las promocio- y presentación de los productos”.
simos que los chicos aprendieran cómo nes que siguen: si uno se lo propone, se Antonella es la responsable de uno de
se elabora un producto en conserva –re- pueden lograr objetivos. En este caso, ade- los productos más exitosos de la muestra:
lata Di Pascua–. Ahí surgió la elaboración más, aprender a elaborar productos les el licor de yerba mate. “Cuando tuvimos

LA ESCUELA POR DENTRO 6


la idea de hacer licores entré a google y
empecé a descargar cómo se hacían los
licores. En una ventanita decía “Licor de
yerba mate”, me llamó la atención y lo des-
cargué. Fue increíble, todos nos querían
comprar el licor, aunque no participó del
concurso porque no había bebidas alco-
hólicas. Ganamos con la mermelada de
manzana, los tomates deshidratados y la
pasta de aceitunas”.
“A mí me encanta hacer todo esto, fui fe-
liz –dice Antonella, emocionada–. La ver-
dad, no sabía que me gustaba, pero una
vez que empecé a hacer los licores y las
conservas le puse tanto entusiasmo, que
al final me terminé apasionando. Y me
siento muy orgullosa de ese producto, del
licor de yerba mate”. tas escuelas alejadas, con poco acceso a
bienes culturales. Estos chicos han teni-
La orquesta do la posibilidad de ir al Teatro
“Yo había visto el clarinete, pero nunca Independencia y de otra forma no lo hu-
lo había escuchado. Una vez vino un pro- bieran hecho”. Luego agrega: “Fue un tra-
fesor y tocó; y me gustó cómo sonaba y bajo de hormiga, tuvimos que ir alumno
me quedé”, recuerda Maximiliano, uno de por alumno. No es que dijimos ‘orquesta’
los integrantes de la orquesta infanto-ju- y vinieron todos, porque no sabían lo que
venil de Maipú. Y agrega: “La música abre era, tampoco conocían esta clase de ins-
muchísimo la mente. Y a nosotros, que es- chas veces no los dejan; ya hemos habla- trumentos”.
tamos alejados, este proyecto nos da la do con algunos, explicándoles que los chi- La orquesta de Maipú tiene casi 100
oportunidad de tocar unos instrumentos cos pueden hacer un profesorado, porque alumnos, 20 de ellos son de la escuela Ála-
que tal vez nunca hubiéramos tenido”. A hay gran demanda de profesores de mú- mos Mendocinos. Y hay un total de 18 pro-
la manera de primicia, este alumno de 3° sica en las escuelas”, advierte Andrea fesores, especializados por instrumento.
año polimodal anuncia: “Voy a seguir es- Fernández, quien además de trabajar como Una vez por mes se realizan ensayos ge-
tudiando clarinete en la escuela de música”. profesora de música en la escuela 4-189 nerales en los que se reúnen todas las sec-
El proyecto que menciona Maximiliano está a cargo de la coordinación del ciones. “Armar la orquesta fue un trabajo ti-
es el Programa Nacional de Coros y Programa de Coros y Orquestas a nivel tánico, porque las escuelas quedan muy
Orquestas Infantiles y Juveniles para el provincial. alejadas unas de otras y no es fácil el te-
Bicentenario. La escuela Álamos Mendo- Basilia Iperique es la asistente técnica ma de la movilidad, pero cuando vemos
cinos es la sede de la orquesta de Maipú, de la orquesta y cuenta: “Nosotras somos los resultados, la satisfacción es inmen-
compuesta, además, por tres escuelas pri- docentes de música en esta escuela y tra- sa”, dice Fernández.
marias de la zona. tamos de enseñarles a los alumnos la prác- “La música hace que el alumno pueda ex-
“La orquesta te ayuda a comunicarte con tica, el hacer música. Acá había flauta, te- presarse, sepa escuchar, sepa actuar en el
distintas personas y a mí me encanta co- clados, guitarras. Cuando llegaron los momento en que tiene que actuar; cambia
municarme a partir de la música”, dice David, instrumentos, ellos ya tenían conocimien- cómo se posiciona ante el mundo”, desta-
que gracias a su violoncello está dejando tos musicales y de teoría musical”. ca Iparique. Fernández completa: “Además,
cada vez más atrás su timidez. “A mí me “Yo enseño lectura musical –señala el tema de tocar en una orquesta les da la
gustaría estudiar música, pero no sé, no hay Andrea Fernández– y los chicos van apren- posibilidad de ser vistos, es poder decir
mucha salida laboral. Voy a seguir enferme- diendo el lenguaje universal de la músi- ‘acá estoy yo y puedo hacer esto’ ”.
ría, es una carrera que también me gusta”. ca, que es una herramienta de inclusión “Ellos los guardan, los sacan, los arman,
“En esta zona es nuevo que los chicos en la sociedad. Este programa tiene que los limpian –comenta Iparique refiriéndo-
quieran estudiar música. Los padres mu- ver con la inclusión y por eso está en es- se a los instrumentos–. Los cuidan mucho

7 E L M O N I TO R
parsa y fue fácil conseguir los trajes y en- periores: “Se complica, por el lugar, la di-
El proyecto que menciona señarles la danza a los chicos que van a ficultad en el transporte, por todo. Pero lo
Maximiliano es el Programa participar en el acto”, dice Héctor. Sus voy a intentar. Primero se intenta y des-
profesoras comentan que Héctor había pués se dice que no se puede. Nosotros
Nacional de Coros y Orquestas
abandonado la escuela, pero volvió atra- vivimos toda nuestra vida en el campo y
Infantiles y Juveniles para el ído por la música, por el proyecto de fol- queremos buscar algo mejor. Si nuestros
Bicentenario. La escuela clore y el de la orquesta. “Antes tocaba la padres nos dan la oportunidad de venir a
“Álamos Mendocinos” es la guitarra y después me dediqué a los ins- la escuela, tenemos un montón de cosas
sede de la orquesta de Maipú. trumentos de percusión. Toco el bombo”, para aprovechar. Es lindo aprovechar”.
concluye. Antonella Castillo quiere seguir el profe-
sorado de música: “Acá toco violoncello,
y sabemos que no va a pasar nada si los Seguir estudiando y eso es lo que verdaderamente me gus-
llevan para practicar”. ta, así que voy a hacer todo lo posible pa-
Muchos de los integrantes de la orques- Para ir a la Universidad de Cuyo, ubica- ra ingresar en la Universidad de Cuyo. La
ta también se dedican a la danza. En el da en la ciudad de Mendoza –a 35 kiló- música me gusta desde chiquita: desde
contraturno se dicta el taller de folclore metros de la escuela–, los jóvenes de los 9 años bailo folclore y toco la flauta y
“Crecer en raíces” coordinado por Basilia Maipú tienen que tomar tres colectivos y el bombo, y cuando abrieron el proyecto de
Iparique: “Bailan zamba, gato, chacarera, viajar durante dos horas. Y otras dos, de la orquesta me puse feliz. Fue un gran apo-
escondido, pericón. Queremos tomarles vuelta. yo del gobierno. Quiero seguir eso, quiero
un examen final a los chicos, así les ex- Liliana Zubia planea estudiar profesora- seguir eso –repite con insistencia–. Es mu-
tendemos un certificado para que puedan do de Historia en la Universidad de Cuyo: cho pero mucho esfuerzo, pero no me im-
tener una salida laboral”. “Quiero ver si lo que me enseñaron en la porta”.
“Hoy, en el acto del 12 de Octubre, va- escuela es verdad. A mí me gusta saber
mos a bailar saya que es una danza tra- los porqués de las cosas”. Liliana intuye Ana Abramowski aabramowski@me.gov.ar
dicional de Bolivia. Yo bailo en una com- que no será fácil sostener sus estudios su- Fotos: Luis Tenewicki

LA ESCUELA POR DENTRO 8


correo de lectores

Educación y memoria escuela: www.liceo2amancioalcorta.blogs- Un proyecto artístico-educativo


Soy docente del CEPT Nº 3 de Coronel pot.com. Se trata de un blog institucio- Revista El Monitor, es de nuestro inte-
Pringles. Los cuadernillos del Programa nal, donde se puede obtener información rés enviarles un material para contar so-
de Educación y Memoria me parecieron acerca de horarios, trámites, programas bre una experiencia de la Escuela Nº 75
muy interesantes para trabajarlos en cla- de estudio y actividades realizadas por Alberto Bruzzone. “Toma parte del todo
se. Desde ya muchas gracias, los saluda: alumnos y docentes. y las partes en todas partes” es una ini-
Quiero contarles, además, sobre el ciativa que se encuadra como proyecto
Alejandra Dupouey “Encuentro Narrativo”, que estamos lle-
Docente de Coronel Pringles grupal, donde reconocemos que todo pro-
vando a cabo el segundo martes de cada yecto artístico-educativo puede crecer,
mes (y algún otro día a confirmar) en la transformando y transfigurándose, inte-
Biblioteca, que a su vez está pensado co- ractuando con escuelas, enriqueciéndo-
Ser docente desde el alma mo disparador de otras actividades. Es se con las observaciones de los otros. En
Mi nombre es Verónica Cano y actual- una experiencia para todos los alumnos nuestra experiencia, los artistas partici-
mente me desempeño como docente ti- que quieran disfrutar de una narración. pan con obras reunidas con emplaza-
tular a cargo de 3° grado en la Escuela Un saludo, mientos diversos, las cuales sugieren con-
N° 491 de la ciudad mendocina de Cañada
Mariel Deceglie tenidos que los observadores completan
de Gómez. Hace solamente dos años que Bibliotecaria del Liceo N° 2 Amancio Alcorta, respondiendo con otra obra o simple-
estoy en esta escuela urbana y como du- ciudad de Buenos Aires mente con un movimiento corporal, un
rante años icé la bandera en defensa de liceo2amancioalcorta@yahoo.com.ar gesto. Movemos piezas donde nada será
las escuelas rurales, tengo mis más pre-
igual que al principio, donde cada obra
ciados recuerdos de la pampa gringa y
cartasmonitor@me.gov.ar/Pizzurno 935, oficina 16 (C1020 ACA) Ciudad Autónoma de Buenos Aires

muta de acuerdo con el espacio donde


sus secretos. Cada sentimiento hacia una La buena educación se establece. Los chicos y los adultos jue-
escuela de campo embellece el alma y
Estimados, soy María Margarita Cerutti, gan, opinan, hablan, piensan, participan,
enternece cada parte de uno mismo. Es
profesora y coordinadora de Carrera del preguntan y crean. Cordialmente,
un trabajo en silencio el que ejerce un
Profesorado de Educación Primaria del Maricarmen Sánchez Cabezudo
maestro rural, y digo esto porque estas
ISFDyT 9-003 Mercedes Tomasa de San Escuela Nº 75 Alberto Bruzzone
instituciones están tan lejos de la ciudad
Martín de Balcarce. Al leer los comenta-
que el tenue sonido se hace fuerte cuan-
rios de la nota sobre el documental La
do llega el maestro.
buena educación, donde se registran ex- Obras Maestras
Muchas gracias por poder expresarme,
periencias de inclusión social y educativas
sabiendo que la libertad es el pilar de un Las y los docentes que escriban
realizadas por organizaciones de la co-
país en crecimiento. ficción o poesía, y estén interesados
munidad en distintos lugares del país, me
Verónica Cano dirijo a ustedes para comentar que se tra- en participar en la
Docente de Cañada de Gómez, provincia de ta de muy buenos recursos para trabajar sección Obras Maestras pueden
Mendoza en el aula del nivel terciario. enviar sus trabajos a
Saludos cordiales. revistamonitor@me.gov.ar
Un blog con actividades del Liceo N° 2 María Margarita Cerutti Los editores de la revista se reser-
ISFDyT 9-003 van el derecho de seleccionar la
Les envío la dirección del blog que armé San Rafael
desde la Biblioteca del Liceo Nº 2 de la obra que será publicada, y de no de-
Mendoza
ciudad de Buenos Aires para que puedan volver los materiales recibidos.
ver parte de las actividades dentro de la

Convocamos a todos los lectores y lectoras para que nos cuenten sus experiencias con Por cualquier consulta relacionada
con la distribución de la revista,
la revista: ¿Qué número le gustó más? ¿Qué tema le resultó más interesante? ¿Pudo
escribir a publicaciones@me.gov.ar
llevarlo al aula? ¿Qué tema le gustaría que desarrolláramos? ¿Otros comentarios?
Escribir a: cartasmonitor@me.gov.ar El monitor en Facebook

9 E L M O N I TO R
DOCENTES

Un triunfo de la memoria
Cuando le pregunto a Juliana Cagrandi si el
Julia Cagrandi está orgullosa. La investigación que propuso en 2003
trabajo que realizó con sus alumnos y que
ayudó a identificar los restos de Ives a sus alumnos de la Escuela Pablo Pizzurno de la localidad de
Domergue y Cristina Cialcetta le cambió Melincué, provincia de Santa Fe, permitió identificar, después de
la vida, la voz le tiembla y empieza a llorar.
siete años, los restos de Ives Domergue y Cristina Cialcetta, dos jó-
Comprendo entonces que para Juliana hay
un antes y un después de ese día de mar- venes desaparecidos durante la dictadura.
zo de 2003 en el que propuso a sus chi-
cos investigar a quiénes pertenecían dos
cuerpos jóvenes tirados en la banquina de Es así que les sugiero a mis alumnos de me quedaba era que siempre decían ‘po-
la ruta en 1976. Comprendo también que Melincué que, si en vez de querer sólo es- bres chicos’.
para Juliana, la docencia y la vida son la cuchar lo que tenían para contarnos las Yo daba Formación Ética y Ciudadana, y
misma cosa. Tiene 44 horas semanales en Abuelas de Plaza de Mayo, si en lugar de ser acordamos con las dos escuelas sincroni-
dos escuelas cercanas donde enseña participantes meramente pasivos, no que- zar el plan de estudios, porque todo lo que
Formación Ética y Ciudadana, y es tutora. rían ser partícipes activos. Entonces les re- es derechos humanos y terrorismo de
Además, es la creadora del museo del pue- laté que en 1976 –hacía poquito que yo ha- Estado se ve prácticamente en el segundo
blo, y del diario Voces de Melinkué, de ra- bía cumplido quince años– se habían cuatrimestre. Los chicos se entusiasmaron
dios escolares, ferias del libro y otros pro- descubierto dos cadáveres en un campo y empezamos”.
yectos relacionados con la comunidad. de Melincué, y los invité a investigar de
En el dorso de la historia de Juliana hay quiénes eran esos restos. Lo que yo sabía Así comienza el relato de Juliana Cagrandi,
dos familias buscando a sus hijos desapa- profesora de Formación Ética y Ciudadana
recidos durante 34 años. A estas familias, y tutora de dos escuelas secundarias don-
el trabajo de una docente y un grupo de de trabaja 44 horas semanales. Un relato
escolares santafesinos también les cam- Para Juliana hay un antes y un
minucioso que, durante tres horas, reco-
bió la vida. después de ese día de marzo de rrerá con rigor cronológico los vericuetos
“En marzo de 2003 venía Estela de 2003 en el que propuso a sus de una historia de dolor, ansiedad y deseo
Carlotto a la ciudad de Firmat, una locali- chicos investigar a quiénes per- de verdad y justicia –pero también de pro-
dad cercana a Melincué, para participar tenecían dos cuerpos jóvenes fundo amor– que ella transitó junto a un
en un acto de inauguración de un pasaje grupo de veinticinco alumnos y que duró
tirados en la banquina de la ruta
llamado Rodolfo Walsh. Para esta ocasión, siete años.
la Municipalidad les proponía a los alum-
en 1976.
nos de Firmat y de Melincué que se invo- –¿Cómo empieza esta historia?
lucraran con algún tipo de informe o de –El 26 de setiembre de 1976, el dueño de
recordatorio con relación al tema de la me- un campo lindero a la ruta provincial Nº
moria. Pero participar –tal como lo enten- era lo que sabía todo el pueblo: que se ha- 90, el señor Agustín Buitron, descubre en
díamos hasta ese momento– implicaba bían encontrado dos cuerpos en 1976, dos una de las márgenes de la entrada que ha-
solamente escuchar o presentar un traba- cuerpos de chicos muy jóvenes, un varón y bía un tumulto, como un montículo. Cuando
jo acerca de la dictadura, de manera muy una mujer, con claros signos de tortura. A se acerca, encuentra los cuerpos acribi-
general. mí, en este imaginario de pueblo, lo que llados de dos chicos jóvenes, y hace la

10
Juliana Cagrandi y María Cristina Farioli, directora de la escuela Pablo Pizzurno.

denuncia policial en la comisaría de –¿Y tus alumnos, ya en 2003, habían es- cuerpos. La tía de Celia había sido mili-
Carreras, un pueblo cercano, luego actúa cuchado sobre el caso? tante de la JP desde antes de 1973, era una
el juez correspondiente, el juez de Melincué. –Algunos de los chicos habían escuchado de las tantas personas que regularmente
Se inicia el expediente, se hace un sumario, sobre el caso. Ellos querían que nosotros les llevaba flores a estos dos muertos, por-
mandan a sacar huellas dactilares, foto- les diéramos nombres a esos cuerpos, en- que ella se sentía muy identificada con el
grafías; realizan todo el trabajo que se de- tonces les planteo que seguramente había tema. Así, los chicos traen todo ese relato
be hacer en un sumario. En realidad, hoy, a un papá, un hermano y un sobrino que los de sus hogares y se van involucrando; se
la distancia, pienso que los jueces fueron estarían buscando. ¿Por qué no darles tran- van dando cuenta de que está bueno in-
muy jugados porque no hicieron lo mínimo quilidad, por qué no devolver estos dos vestigar.
indispensable, sino que trataron de efec- cuerpos a las personas que los buscan? –Me imagino que habrás tenido que ma-
tuar una investigación importante para lo Ese era el planteo que hacíamos y ahí em- nejar la angustia de los chicos, y la tuya
que se podía en plena dictadura. pezamos a investigar. Lo cierto es que cuan- propia en algunos momentos. ¿Cómo se
–Vos tenías 15 años, ¿qué información do vuelven a sus casas y dicen que tienen trabaja ante ese dolor?
poseías sobre el tema en ese momento? que hacer este trabajo, los padres empie- –Se enojaban porque no les dejaba ver
–Yo sabía lo que sabía todo el pueblo, que zan a comentar las cosas que recordaban. La noche de los lápices, es una película im-
habían encontrado dos cadáveres y nunca Una de las nenas –Celia– llega a su casa, portante para ellos por su edad. Por su-
hubo dudas de que estos chicos habían si- cuenta lo hablado en clase y entonces la puesto que la buscaron y la vieron por su
do asesinados por la dictadura. Lo que to- madre le relata los hechos. Se dio, no sé cuenta, aunque yo traté todo el tiempo de
dos sabíamos era que estaban enterrados si fue casualidad, un lazo de solidaridad no acercarlos a ese dolor. De hecho, todo se
como N. N. y eran de la época de la dicta- que nos permitió después reconstruir la desarrolló en el aula o en la biblioteca,
dura. En el pueblo lo sabíamos todos. Yo historia. El abuelo de Celia era comisario donde tenemos lo necesario para ver vi-
iba al cementerio. en Carreras cuando se descubrieron los deos y películas, ni siquiera habíamos ido

11 E L M O N I TO R
al cementerio; ellos fueron motu proprio, no
porque yo quisiera aproximarlos al dolor.
Pretendía que ellos entendieran el porqué
de las cosas sin involucrarlos emocional-
mente. Cuando les explicaba la importan-
cia de ver La República perdida II, les de-
cía que ahí veíamos integralmente lo que
había sido la dictadura militar; y por qué
cuando nosotros hablamos de derechos
humanos y de los dilemas que tiene un
sistema democrático como el actual, don-
de sigue habiendo pobreza y exclusión, po-
demos explicarnos muchas cosas si mira-
mos la historia. Ese neoliberalismo que
comenzaron a aplicar en la dictadura, y
después utilizado en otros momentos, tie-
ne que ver con la situación actual. También
comparamos, a pedido de las profesoras de
Economía, el modelo económico que im-
peraba en ese período, con Martínez de
Hoz y su tablita. Más allá de que a nosotros,
en ese momento puntual, nos tocara el te-
ma de la desaparición de personas, vimos
cómo eso involucraba la vida de todos y
cómo, hasta el presente, la situación nos
estaba perjudicando porque sigue habiendo
desaparecidos.
–¿Cómo lograste articular la investiga-
ción “de campo” con el aprendizaje aca-
démico?
–Siempre fui muy estricta en plantearles
un repertorio de lecturas y un recorrido te-
órico. Ésa es la parte que más costó, pe-
ro terminaron siendo expertos en derechos
humanos. Yo les explicaba: ¿Por qué ese
recorrido teórico? Porque para poder en-
tender y defender ese proyecto tenían que
estudiar sí o sí todo lo que significan las
distintas formas de gobierno, lo que es au-
toritarismo, totalitarismo, terrorismo de
Las víctimas
Estado. Cosas que están en un programa Yves Marie Alain Domergue y Cristina Cialceta Marull fueron secuestrados poco des-
y que uno necesita saber para decir “esto pués del 20 de septiembre de 1976 en la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe,
está bien y esto está mal”. Entonces, el República Argentina. Él tenía 22 años, ella 20. Casi 34 años más tarde, en mayo de
programa teórico tenía que ver con estudiar 2010, sus restos fueron identificados por el Equipo Argentino de Antropología Forense,
golpes de Estado, dictaduras; los distintos gracias a una búsqueda colectiva en la que intervinieron no sólo sus familias e institu-
momentos de las dictaduras, porque no ciones y organismos de Derechos Humanos sino también, en particular, las docentes y
todas fueron iguales. Luego conocer, por alumnos de la Escuela Pablo Pizzurno de la localidad de Melincué que emprendieron,
ejemplo, lo que habían sido los decretos en 2003, la tarea de reconstruir lo sucedido con los dos jóvenes tirados muertos en
leyes, el lugar que ocupó el poder legisla- una carretera de la región, en busca de su identidad y de justicia.
tivo durante la dictadura militar. Estudiaron (información extraída del sitio web de Ives Domergue)

DOCENTES 12
mucho los derechos humanos, pero ahora
apuntamos mucho más al derecho a la Los alumnos
identidad y, a partir de ahí, también recu-
rrimos a testimonios de personas y vimos Agustina Rosenthal y Alejandro Ceppi son dos de los alumnos que trabajaron en el caso
varias películas. que propuso la profesora Juliana Cagrandi cuando estaban en 3º año del Polimodal. Hoy
–¿Qué curso siguió la investigación de tienen 24 años y reflexionan sobre lo aprendido durante la investigación.
tus alumnos? Alejandro: Durante estos años escuchamos distintas voces sobre el tema pero uno no se
–Los chicos de Melincué recopilaron todos involucraba tanto con las voces sino con lo que dictaba el corazón desde, realmente, la
los datos que había sobre el caso. Fueron al necesidad de saber quiénes eran esos chicos jóvenes que habían pasado por algo tan
juzgado, a la comisaría, al cementerio; ha- feo. Con el tiempo uno aprende más a ver la historia, a entender los valores que transmite
blaron con la gente, con padres, abuelos. la institución, pero en el momento no lo hicimos desde un lugar politizado.
Construyeron un informe donde contaban Agustina: Creo que Melincué me hizo un click en un acto del 7 de agosto, cuando esta-
y explicaban por qué querían descubrir la ban Eric y su familia, autoridades, gente de la escuela. Mucha gente se dio cuenta de la mag-
identidad de esos restos. En su fundamento, nitud de la situación y de todo lo que pasaba. Qué sé yo, volver a ver a la familia, saber quié-
ellos hablaron de la importancia que tie- nes eran los chicos que estuvieron tantos años enterrados aquí. Fue fuerte para todos.
nen Abuelas y Madres de Plaza de Mayo. –¿Y en qué les cambió la vida este trabajo?
Invocaron el Nunca Más, hablaron de me- Alejandro: Creo que no hay muchos chicos que tienen que explicar lo que hicieron sie-
moria y, como jóvenes que son, de la im- te años atrás en el colegio. No muchos deben estar en esta situación, y no muchos le
portancia que tenía para ellos vivir en un dieron la posibilidad a una familia de saber dónde estaban los restos de sus seres que-
Estado democrático donde tuvieran libertad ridos. Eso como que uno lo ve desde afuera y es muy importante lo que hicimos. Lo ve
plena para pensar y decidir. desde adentro y no sé si algo de humildad, qué sé yo.
Ellos leyeron su informe en Firmat, du- Agustina: Yo todavía no caigo. Pienso en todo lo que pasó o miro fotos o recortes guar-
rante ese acto al que vino Estela de Carlotto, dados. Reviso todo, porque todavía no teníamos mail ni internet. Sobre todo porque, des-
y en ese momento nosotros pensamos que pués de que habían pasado tantos años, no pensábamos que iba a pasar lo que pasó, que
el lunes siguiente nos llamarían y se resol- se iba a resolver.
vería todo. Creíamos que Abuelas y Madres Alejandro: Claro, todo lo que habíamos hecho recién se vio plasmado en 2008. En eso
se iban a encargar y nos iban a llamar en- sí te cambia y te ayuda a crecer como persona. Es como un cambio interno, o una satis-
seguida, porque les habíamos dado todos facción interna, porque uno sigue estudiando, levantándose, yendo a trabajar todos los dí-
los datos. Pero no fue tan rápido. Seguimos as como siempre. No es que cambió la rutina. Pero por dentro uno sabe que hizo un bien,
buscando y esperando durante siete años. un bien muy grande.
Alejandro: Aparte, cuando nos escribimos por mail con Eric Domergue, le decimos:
“Cómo puede ser que uno sienta tanto aprecio por alguien al que conoce desde hace tan
Compromiso y política de Estado poco tiempo, que ya lo sienta parte de la familia”. Y él nos responde: “Y cómo no vamos
–Mucha gente te habrá preguntado por a ser parte de la familia, si ustedes tuvieron a los chicos durante treinta y cuatro años”.
qué seguiste pendiente y luchando por la
verdad durante tantos años, cuando en re-
alidad tu trabajo como docente estaba cum- tema, porque no puedo diferenciar mi vi- miso social lo vas a tener después como
plido, y tus alumnos ya habían egresado. da personal de mi vida como docente. No docente, como persona.
–Melincué es chiquitito y los chicos –que puedo. Soy egresada de esta escuela, de –¿Cómo siguió la búsqueda?
egresaron en 2004 y ya estudiaban en la Escuela Pizzurno. Cuando decidí que te- –En 2005 vuelvo a llamar a la Subsecre-
Rosario–, cuando volvían los fines de se- nía que ir a estudiar, mi vocación era asis- taría de Derechos Humanos de la provin-
mana, la primera pregunta que nos hací- tente social, en plena dictadura. Por eso, cia y me contactan por primera vez con al-
an era: “¿Y, qué pasó? ¿Se sabe algo?”. La no puedo separar el ámbito personal de mi guien del Equipo Argentino de Antropología
siguiente era: “¿Alguien contestó?”. Y yo trayectoria académica en la facultad de Forense, me dice que en ese momento no
me sentía absolutamente comprometida Ciencias Políticas, parte en dictadura, par- tienen recursos. Evidentemente, no tenían
con ellos. Vos no podés involucrar a un gru- te en democracia; tampoco de lo que des- recursos. Desde 2006 se notó un cambio,
po en una tarea así y después no respon- pués fue mi trabajo en la docencia. ¿Por como una fuerte política de Estado en de-
derle, era un compromiso que había asu- qué? Porque lo que creo es que una se va rechos humanos, tanto a nivel provincial
mido con ellos. Más allá de que yo también formando y, en esa formación, va adop- como a nivel nacional; las dos fuerzas se han
quería profundamente que se develara el tando un compromiso social; ese compro- unido y tienden a lo mismo. En septiembre

13 E L M O N I TO R
de 2008 viene el Equipo Argentino de “Hay una cierta confianza, a lo se opusiera, nunca tuvieron miedo, nadie
Antropología Forense, Miguel Nievas con mejor, de la población para con la los cuestionó?
otro antropólogo hacen todo el trabajo. Al –No, jamás. Ningún papá vino nunca a
escuela. O tal vez es el imaginario
principio yo me acerqué al cementerio, presentar protestas. Puede ser porque es-
cuando vi la exhumación pensé que me lo
que uno tiene. Pero la verdad es ta es una escuela muy abierta. Una escue-
iba a bancar; pero ver ahí los huesos des- que ningún papá hizo alguna pro- la muy ligada a la comunidad. Hicimos, con
tapados fue demasiado fuerte. Fui al ce- testa, al contrario”. la directora María Cristina Farioli, el museo
menterio porque nosotros, con la escuela, de Melincué, pero también nosotros hemos
éramos la causa por la que ellos estaban allí hecho radio, ferias del libro, hasta Voces
y porque me interesaba saber si ya se po- de Melinkué, el diario de la ciudad, se ori-
día determinar quién era él y quién era ella. de quiénes eran los chicos. Conocemos a ginó en la comunidad escolar. Hay una cier-
El Equipo de Antropología Forense fue muy Eric Domergue, el hermano de Ives, el 1º ta confianza, a lo mejor, de la población
respetuoso. En noviembre de 2008 el equi- de julio. Me dijeron: “Buscá en internet que para con la escuela. O tal vez es el imagi-
po volvió, con una asignación de presu- va a aparecer el nombre de él y la foto de nario que uno tiene. Pero la verdad es que
puesto importante y empezamos a re- ella”. Estaba en la oficina sentada frente a ningún papá hizo alguna protesta, al con-
construir la historia. Después viene la la máquina y mi otra socia, Adriana, me trario. De hecho, hoy, las mamás y los pa-
espera, que no te voy a contar. Con mi pu- decía “¿qué te pasa?”, yo lloraba. Esa pá- pás tienen un orgullo enorme porque sus hi-
ño y letra hice la denuncia en representa- gina contaba 34 años de búsqueda. jos participaron en el caso.
ción de la escuela para que reabrieran la –Parece haber sido una causa común a Inés Tenewicki
causa. Se reabrió la causa y, finalmente, el todo Melincué, detrás de la cual se em- inestene@hotmail.com
14 de junio de este año nos dan la noticia banderaron todos. ¿Nunca hubo nadie que Fotos: Daniel Moreno

DOCENTES 14
EL MUSEO

Hogar y Patria, lecturas graduadas


bajo una República imposible

A Enrique Margarit nea de permisiones y restricciones so- En este sentido, resulta significativo que
ciales que toda mujer debía enfrentar si Hogar y Patria comience con un prólogo
¿Qué tipo de representación cultural po- quería dedicarse a las letras. Un derro- de la propia autora y concluya con una
dría ocultar la trama de un libro de lec- tero devoto que, desde 1904, seguía su “carta epílogo” del abogado tucumano
tura escrito por una mujer en la década rumbo junto al del escritor Manuel Gálvez Ernesto Padilla -el Ministro de Educación
de 1930? ¿A qué usos lo habrán someti- (1882-1962), con quien en 1910 había con- e Instrucción pública del gobierno de
do los docentes? ¿Habrán obedecido el traído matrimonio y con quien compartía Uriburu hasta su renuncia en 19316-. Es
orden impuesto por sus contenidos o no sólo un cierto espiritualismo nacio- decir, dos voces paratextuales, exteriores
practicado una sutil indisciplina creativa nalista sino también el “sentido heroico al cuerpo de la obra, dirigidas a la so-
alterando la forma de abordarlos? de la vida”, entre cuyos valores descan- ciedad en general y a los maestros en
Emplazada bajo el marco de una crisis saban, precisamente, el hogar y la patria. particular que, por cierto, coinciden en
aguda del discurso liberal y tras una re- Formalmente, Hogar y Patria es un ma- establecer un cuadro de manifiesta legi-
novación del sistema constitucional que nual que se inscribe bajo el contexto de timidad política y un sello ideológico de
ya se advertía “harto incompleta” 1, la la reglamentación que el Consejo Nacional corte nacionalista para un libro cuyo tí-
aparición en 1933 del libro de lectura de Educación dictó el 22 de mayo de tulo connotaba dos escenarios que se
Hogar y Patria -destinado a los alumnos 19312, según la cual se uniformizaban los querían por demás indudables.
de quinto y sexto grado de la enseñanza contenidos a partir de un conjunto de Es más, en ocasiones, parece deslizar-
primaria, y publicado por la tradicional normas que descansaban, sobre todo, en se aquel aliento de permisión que tení-
casa editora H.M.E. (“Hermanos Maristas dos principios básicos: el orden y la uni- an las viejas aprobaciones reales de los
de la Enseñanza”)- recoge un conjunto dad3. censores del siglo XVIII: la lectura previa
de significados políticos, culturales y pe- Lejos habían quedado los debates que de una figura política confiable que le
dagógicos que permiten destramar bue- suscitó el movimiento pedagógico de la asegure al Estado -y muy luego a los lec-
na parte del imaginario escolar que se Escuela Nueva -gran defensora de la au- tores- que nada atenta contra las buenas
impuso durante los primeros años de tonomía infantil en las experiencias edu- costumbres ni contra las prerrogativas
aquella década. cativas-, indisolublemente asociados al de una república que se advertía ya tan
Su autora, la escritora Delfina Bunge “desorden” político del segundo gobier- imposible como inverosímil7. Por otra par-
(1881-1952), pertenecía a una de las fa- no de Yrigoyen4. Al mismo tiempo, la oca- te, la elección del título “Hogar y Patria”
milias profesionales e intelectuales más sión fue propicia para regresar al espíri- no sólo remitía a las dos dimensiones
distinguidas de Buenos Aires, descen- tu nacionalista del Centenario, aquel que yuxtapuestas de una misma identidad
diente por línea directa de una genera- sostuvo el entonces presidente del nominal, sino también a la estrategia dis-
ción de inmigrantes alemanes de origen Consejo, José María Ramos Mejía, y se- cursiva que utilizó Delfina Bunge para es-
luterano, más tarde convertida al catoli- gún el cual se buscaba afianzar el disci- tructurar su texto.
cismo. En sí misma, la publicación de plinamiento infantil mediante la argenti- Pero Hogar y Patria conserva asimismo
Hogar y Patria no constituye un hecho nización y centralización de la educación, una marca de innovación. La obra forma
aislado dentro de su producción escrita, la homogeneización de cualquier forma parte de un nuevo género de libro de lec-
sino que sugiere la continuidad de una de cosmopolitismo o “anarquía” de ra- tura, cuyo funcionamiento remite a la idea
discreta carrera literaria tan sesgada por zas en la composición social de la po- de “novela pedagógica” o “novela escolar”
la ortodoxia católica como por aquella lí- blación5. donde la historia de un niño se combina

15 E L M O N I TO R
EL MUSEO

con la de su proceso de aprendizaje8. De la lectura de una antología se acercaban Si bien Delfina Bunge se preocupó por
tal modo, el prólogo se convierte, ante sospechosamente a la idea de autono- construir una historia familiar lineal y, de
todo, en la piedra de toque para un em- mía del niño, libre de escoger un texto algún modo, interdepediente en sus tó-
bate contra la práctica de la antología entre muchos y, junto con el maestro, picos, cabe dudar que los maestros de
(de larga tradición pedagógica en construir su propio edificio literario: una entonces hayan respetado fielmente aquel
Occidente desde, por lo menos, la épo- práctica que fortalecía la diversidad y ordenamiento. En realidad, con mayor o
ca helenística9), según la autora, “el li- que, para un Estado que insistía en uni- menor discreción, más bien deberíamos
bro más ineficaz que puede ponerse en ficar, ordenar y controlar el conocimien- imaginar a esos docentes apropiándose
manos de un niño”10. En su defecto, pa- to escolar, era impensable. libremente de aquella historia a fin de
ra diluir la multiplicidad de literaturas que
imponen los “trozos escogidos”, se dis-
pone a producir sólo uno -el suyo propio-
a través de la recreación edificante del
diario personal de un niño junto con car-
tas y diálogos ante los cuales “la autora
ha tratado de desaparecer, dejando que,
en lo posible, los mismos niños la reem-
placen” 11, ecos del célebre Cuore de
Edmondo de Amicis (1888) que la mis-
ma escritora recuerda en uno de los pa-
sajes de la obra.
Así, al borrar la frontera entre el autor
y el personaje, la escritora no hacía sino
remarcar la identificación de su misma
figura maternal con la del niño-lector,
afianzando de este modo una nueva ins-
tancia comparativa que se sumaba, na-
turalmente, a la dimensión simbólica que
también asimilaba el “hogar” con la “pa-
tria”.
Todo lo cual, a su vez, nos remite a la
preceptiva pedagógica de Hugo Calzetti,
según la cual el discurso debía centrar-
se en el adulto, en un maestro modera-
do e identificado con la nación12. La uni-
vocidad de la palabra estaba asegurada
y la autoridad de los mayores quedaba
introducida en la voz del propio niño: “Al
leer los libros, los niños creían hablar así
y obrar así. De modo que, sin afectación
ni esfuerzo, asimilaban la lección gra-
matical, literaria, moral; y sin darse cuen-
ta corregían sus palabras y sus actos. La
lección se bebía, sin que ellos notaran su
presencia, como se bebe con el agua, el
azúcar disuelta en ella, sin verla”13.
Por cierto, las posibilidades que ofrecía

16
EL MUSEO

construir cartografías personales y has- Verdadera poética del extravío moral, fue operando, como señala Sandra Carli,
ta tal vez incitando a sus alumnos a que estas cinco “sentencias” no sólo encar- un lento pasaje que los llevó de la peda-
hicieran lo propio. nan lo impropio dentro del hogar, sino gogía a la política16. En cuanto el Estado
El conjunto de los capítulos que com- también lo indeseable para la patria, la reconoció la funcionalidad que encerra-
ponen Hogar y Patria se presenta como la dimensión supranacional y supraescolar ban estos discursos, se fue apropiando
p
historia de una familia que trabaja, con- que trasciende y carga de sentido último lentamente de imágenes, literaturas y per- "
versa, viaja, envía correspondencia y, so- el comportamiento decoroso de Villa sonajes históricos que distorsionaba, re-
bre todo, donde los niños aprenden a es- Serena. Lo que estos preceptos intentan acomodaba y reconvertía en paradigmas p
cuchar la voz de los adultos. Los establecer es una analogía ideológica que que instrumentaba en aras de una ense-
contenidos vinculados con la moral y las se deduce para una instancia más am- ñanza cada vez más reglamentada.
E
buenas costumbres dan inicio a la obra plia que los niños ya deben observar y
Andrés G. Freijomil
p
y establecen una suerte de punto de par- que muy pronto aprenderán a identificar:
tida, sin cuyo aprendizaje previo el resto es decir, el desorden con la anarquía, la
Centre de recherches historiques, EHESS, París.
D
del conocimiento parece infructuoso. ociosidad con una vida improductiva y
Luego de presentar a una idílica y no alejada del “trabajo honesto y responsa- p
menos elocuente “Villa Serena”, el nom- ble”, la inquietud con la profusión de ide- 1 Halperín Donghi, Tulio. La Argentina y la tormenta

bre de una casa que “el señor Juan y la as extrañas y sospechosas, las quejas del mundo. Ideas e ideologías entre 1930 y 1945.
L
señora Angélica han querido que sea co- inútiles con la disgregación del orden so- Buenos Aires, Siglo XXI, col. “Historia y cultura”,
2004, p. 24.
-
mo un lema para la familia”, ellos mis- cial y los descontentos con la infelicidad 2 Consejo Nacional de Educación. Memoria sobre el
mos afirman que “cada casa tiene su es- y el alejamiento de la verdadera fe. desarrollo de las escuelas primarias desde 1884 a
p
píritu y nosotros deseamos que el de la Asimismo, la escritora también propo- 1934. Buenos Aires, Cincuentenario de la Ley 1420
nuestra sea un espíritu de serenidad y de ne una simbología o, en su defecto, una (tomo II), 1938, p. 42. g
3 Cf. Puiggrós, Adriana (directora). Historia de la edu-
paz”14. serie de estereotipos para estos “enemi- cación en la Argentina III. Escuela, democracia y or- m
La cacofonía del término espíritu se in- gos”. Así, el desorden y la ociosidad son den (1916-1943). Buenos Aires, Galerna, 1992.
sinúa, primero, como el planteo de una homologados “a un animal dañino, que 4 Carli, Sandra. Niñez, pedagogía y política. p
Transformaciones de los discursos acerca de la infan-
entidad general y, luego, como el posesi- anda suelto, que todo lo estropea, todo
vo de un particularismo aleccionador y lo esconde, todo lo ensucia, y a todos in-
cia en la historia de la educación argentina entre 1880
y 1945. Prólogo de Adriana Puiggrós. Buenos Aires,
C
universal: un virtuosismo que toda fami- comoda”. La inquietud a “un fantasma Miño y Dávila, col. “Ideas en debate”, 2003, p. 227.
5 Carli, Sandra. Op. cit., p. 228.
p
lia argentina debía emular. Aquí “paz” se que vaga por la casa, que no se le ve, que
6 Padilla, Ernesto. “Carta epílogo”. En Delfina Bunge
homologa a la serenidad antes que a su no se sabe bien en qué consiste, pero que
de Gálvez. Hogar y Patria. Buenos Aires, H.M.E., se-
p
antónimo “guerra”, no obstante, convie- toma tan pronto una forma como otra, rie “Lecturas graduadas”, Libro Quinto, 1933, p. 393
ne señalar que el discurso de Delfina afligiendo los espíritus”. Finalmente, las [en adelante HyP]. m
7 Cf. Halpherín Donghi, Tulio. La República imposi-
Bunge ha participado, con distintos nive- quejas inútiles encuentran su estigma en
les de ambigüedad y vacilación a lo lar- el “turba-fiestas”, el “quejoso” o el “re-
ble (1930-1945). Buenos Aires, Ariel, col. “Ariel m
Historia”, “Biblioteca del Pensamiento argentino”,
go de la obra, de cierto nacionalismo exa- zongón” quien “parece que esparce ne- 2004.
8 Sardi, Valeria. Historia de la enseñanza de la len-
cerbado, tal como predicaba el modelo blina por la casa entera”.
gua y la literatura. Continuidades y rupturas. Buenos
“uriburista”: si bien el ejemplo militar no Una de las “soluciones” que se propo-
Aires, Libros del Zorzal, col. “Formación docente”,
es un tópico demasiado recurrente en la nen en Villa Serena para estas últimas 2006, p. 42.
obra, sí existe una identidad guerrera pa- consiste, precisamente, en el silencio: “ya 9 Marrou, Henri-Irénée [1971]. Historia de la educa-

ra el escolar que la autora pretende man- todos saben que no han de insistir sobre ción en la Antigüedad. Madrid, Akal, col. “Akal
Universitaria” , 2004, p. 204.
tener ante futuros males y los cuales que- los asuntos penosos, pues éstos se agra- 10 HyP, p. 1.
dan forjados en el capítulo dedicado a van con las palabras (...) se sabe que, al 11 HyP, p. 3.
“Lo que no se tolera en Villa Serena”: cin- insistir sobre una incomodidad, se la au- 12 Carli, Sandra. Op. cit., p. 228.
13 HyP, p. 4 [el uso de las negritas pertenece a la
co “enemigos indirectos” de la casa, a menta”. Tal es el modo en que los dis-
autora].
saber, el desorden, la ociosidad, la in- cursos sobre la infancia y, en especial, 14 HyP, pp. 4-5.
quietud, las quejas inútiles y los des- los textos escolares escritos con miras a 15 HyP, pp. 9-14.
contentos15. “capturar” pequeños lectores-reclutas, 16 Carli, Sandra. Op. cit., p. 230.

17 E L M O N I TO R
OBRAS MAESTRAS „

La casa de la sombra inquieta


Por Beti Caresana

Para los inmigrantes que vinieron a progresar y que per- Al mediodía un intenso olor a asado, el clásico almuerzo de
mitieron con su trabajo que la Argentina también creciera. los albañiles, cortaba la jornada de trabajo.
–Están festejando –dijo uno de los nuestros, ante la imagen
Hacía cerca de tres años que se habían muerto Doña Irma y de los que parecían no comprender (más tarde me di cuen-
Don José. ta de que en realidad no era así) el sentimiento que para no-
La casa estuvo deshabitada desde entonces y el cartel de ven- sotros, los chicos del barrio, despertaba la demolición.
ta ya formaba parte del paisaje del barrio. No habían tenido En el barrio se hicieron todo tipo de especulaciones: cuántos
descendencia, pero era evidente que nadie de la familia qui- pisos tendrá, quién irá a vivir allí (hasta se habló de una ac-
so vivir en ella. triz) y cómo repercutiría en la economía del lugar.
La casa estaba igual desde entonces. Nadie, lo que se dice nadie se acordó, un poco siquiera, de
Todavía en la ventana se podían ver las dos banderitas, ya Doña Irma y de Don José.
muy descoloridas, de Argentina y de Italia que el abuelo ha- Y nosotros tuvimos la primera sensación de lo que es el olvido.
bía colgado de un caño que le servía de mástil. Un acto pa- El edificio se hizo rápido, más rápido que la demolición –pa-
triótico y pleno de añoranza también. recía– e interrumpió de lleno en el barrio de casas bajas y de
Lo cierto es que una mañana, cuando pasaba para la escue- aspiraciones altas.
la, ya estaban los obreros dispuestos a demolerla. Habían va- Un pájaro de metal, a la manera de ícono, se erigía en la en-
llado el contorno como si supieran que nosotros, los chicos trada y hubo quienes se sacaron fotos para eternizar el im-
del barrio, íbamos a fisgonear más tarde. portante momento.
A la salida de la escuela, parecía que estaban bastante ade- –Esos traidores– pensamos nosotros.
lantados. Los obreros entraban, salían, sudaban, hablaban y Cuando el sábado fuimos a la canchita que estaba al lado, al-
no dejaban de llenar los contenedores con escombros de la ca- gunos de los chicos preguntaron si construirían también ahí.
sa vieja. Nadie supo responder, pero todos se acordaron de las veces
Con riesgo de mancharnos el guardapolvo con cal y polvo, fui- en que la pelota se iba a la casa y alguno de los abuelos la al-
mos a mirar. canzaba.
Antes de que nos descubrieran, pudimos ver los azulejos muy No jugamos mucho aquella tarde, tuvimos frío muy pronto y
verdes de lo que había sido la cocina. parecía que se había hecho de noche antes de tiempo.
También, por supuesto, sacaron las plantas y apareció la ro- –Es la sombra –dijo uno de los chicos… y tenía razón.
sa china plena de flores, que se resistió al principio. Luego de Un inmenso manchón oscuro atravesaba el campito y hacía
órdenes y tironeos, ya resignada, fue a parar al contenedor y más húmedo el lugar.
grandes manchas rojas aparecieron entre piedras y cables... Alguien hizo alguna broma, pero teníamos rabia, mezclada con
Uno de los chicos aventuró una historia de fantasmas y miste- nostalgia (sí, los chicos también tienen nostalgia) para ha-
rios, pero todos estábamos demasiado tristes para hacerle caso. cerle caso.
A la mañana siguiente, un amplio espacio vacío, lleno de po- Al día siguiente, otros descubrieron la sombra.
zos y tierra removida se encontraba en lugar de la casa. Que no dejaba secar la ropa, dijeron.
En vez del cartel de venta colgaron uno más grande (mucho Que no les da sol a las plantas, comentaron otros.
más grande en realidad) que anunciaba la construcción de En definitiva, que no pasaba el sol y que este barrio en rea-
un gran edificio de departamentos. lidad es de casas bajas. ¿Quién permitió la construcción del

18
19 E L M O N I TO R
edificio? Sé que algunos vecinos querían levantar firmas, reu- El gran edificio que erigía su torre hacia el cielo había deja-
nirse en la placita e ir a ver a no sé quién. do de dar sombra.
Lo cierto fue que a la mañana siguiente nos sorprendió en Pero nadie se atrevió a preguntar la causa del extraño fenó-
plena calle, la forma delineada de las banderitas de la antigua meno, beneficiados por el sol.
casa. Es más, no se habló de esto nunca.
Y no solo eso, el contorno del cerco de madera y de la rosa Pero eso sí, el barrio se inundó de recuerdos en pleno cora-
china. zón del otoño."
La gran mancha oscura, imponente y esbelta, desapareció de
pronto.

Bolivia
de Ricardo Krakobsky

Hace unos días un listado presidencial


tal vez treinta minutos fugadores de gas y de sí mismos.
empezó a escribirse el segundo tomo Esa, quizá se remonte al comentario
heroico veinticinco de mayo
con la dignidad de un pájaro en vuelo. de mil ochocientos nueve.
La más metonímica hablará de latidos
La señora domina el castellano de la tierra, de colores que vuelven
aunque su lengua sea otra o de mandatos sagrados
más antigua y pedregosa reiterará a Pachacutec con ritmo de estrella.
y su mano en la caja
marca el reloj sereno
La más personal dará la noticia
con que sabrá levantarse
desde el Chapare, desde infancias
y con ella otra y otra y otra.
epopeyas gremiales y puebladas.
La señora sabe citar a Atahualpa
no a Rousseau, ni a Taylor, Esta
ni a la Wharton, ni a Sarmiento, empieza en este trazo
pero ha llamado mi padre a Atahualpa en este instante
la cita suena a verdad seca y única.
No pretende
Una genealogía notará las nubes negar las otras
y consignará a Viracocha hasta las aventura
y a la sal del Gran Lago necesarias.
discurrirá sobre el antiguo reino.
Comienza acá porque
Otra plantará bandera está apurada.
roja amarilla heráldica
contabilizará ciento ochenta y cinco mil
kilos de oro y dieciséis millones Hace unos días
de kilos de plata. Esa, tal vez, enumerará tal vez treinta minutos
castigos y contagios y dará empezó a escribirse el segundo tomo
por muertos a los muertos.
Otra vendrá a martillar al galope con la dignidad de un pájaro en vuelo.

O B R A S M A E ST R A S 20
Lecturas 1 sentido a cada trazo de las letras y a cada letra de
esta hoja.
Largamente estás leyendo el agua del arroyo.
Nosotros, ambos, entonces, somos un largo espiral
Observas tu reflejo azul perderse. Deletreas la piel
de renuncias. "
que tiembla cristalina sin mojarse. Descubres con el
vértigo atroz del pez en el anzuelo que es el arrroyo
quien largamente te está leyendo.
Entonces, vuelves.

Lecturas 2
El café azuza en la taza y en las narices. Apura tu
brazo que se dobla como asa. Crece en tu figura su
contorno hábil. Revuelves con la cuchara en tu
memoria hasta que logras enfriar algo.
Sabes que ni bien el labio se asome fresco al brocal
de tu pocillo otra será la página que te abrace. Tan
humeante y circular como ese oscuro cáliz en que
vibras. Inevitablemente sobrevendrá el parpadear, el
aletear de membranas, el movimiento de faro que
pincele tu lengua.
La memoria seguirá revuelta. En ese torbellino ya no
podrás meter la cuchara.

Lecturas 3
Hasta acá.
Foco que anima esta piel tramada de curvas y rectas
insomnes, que como en los cuentos de hadas por las
noches se acomodan a su gusto. Entonces apareces
para esbozar un nuevo latido a cada vuelta de
página. Iluminas al filo ese horizonte y lo que se
movió se aquieta para que tu pupila encienda o
ponga en ardor.

Hasta acá llegaste: búho o paloma.


Tu sobrevuelo fue más esperado que mi lápiz. Sin
ese aletear jamás lo hubo.

Lecturas 4
Puestos a vivir, somos un largo espiral de renuncias.
El pez cree que el cielo es otro océano, un leve Ilustraciones: Muriel Frega
espejo en suspensión. Ha renunciado al vuelo para
siempre y ni se lo imagina. Pero nosotros, ambos, Beti Caresana: Se desempeña como maestra recuperadora en EP Nº 7, Villa
reversos de esta página, enfrentados a deshora a la Tesei, Hurlingham con extensión al Centro Educativo Complementario Nº
801. Profesora de Formación Docente inicial y primaria del Instituto Superior
misma intención y a la palabra, celebramos la
Sagrado Corazón de Jesús, Hurlingham, Provincia de Buenos Aires.
capacidad de distinguir el gas del agua y todas sus
mudanzas, no confundiríamos tal constelación Ricardo Krakobsky: Docente del ISFD Nº 29 y Director del nivel secun-
celeste con un ramo de líquenes, ordenamos las dario del Colegio Elvira Sullivan; ambos de Merlo, Provincia de Buenos
esferas y los cuencos, designamos con naturalidad Aires. Ejerció el periodismo y se dedicó a estudios literarios, lingüísticos
las mañanas, los números, los límites y otorgamos y pedagógicos. Estos poemas pertenecen a su libro Vértebras los días.

21 E L M O N I TO R
Pakapaka, la nueva señal educativa del Ministerio de Educación

El desafío de educar
y entretener
Colores, cuentos, canciones, humor, animación, curiosidades, y chi-
Se dice, se sabe, se discute y se critica la cos y chicas de todo el país que comparten gustos y deseos, muy le-
cantidad de horas que chicas, chicos y jos de los estereotipos. Todos tienen lugar en Pakapaka (en voz que-
adolescentes pasan frente al televisor. Y, chua, “juego de niños”), la nueva señal educativa del Ministerio de
aunque resulte un contrasentido, la cons-
Educación de la Nación.
tatación de la existencia de este público
ávido de pantalla no había incentivado la
creación de una programación específica ambiciosa e innovadora: Pakapaka es el Promover, acorde a la Convención sobre
y acorde a estos espectadores. Ante esta primer canal educativo y público pensado los Derechos del Niño, el acceso de chicas
realidad, la televisión pública ha tomado para chicas y chicos de entre dos y once y chicos a información y materiales de di-
la posta y, hace poco ha lanzado el canal años de la Argentina y de América Latina. versas fuentes nacionales e internaciona-
infantil Pakapaka, mientras que el canal Artistas, especialistas, educadores y les que contribuyan a su desarrollo.
Encuentro presentará una programación productores participaron en el diseño de Crear una programación de alta calidad
especialmente dirigida a la franja de 13 a esta iniciativa con el compromiso de pen- dirigida al público infantil, que respete los
24 años “Para garantizar así –según fue sar la infancia desde una perspectiva dis- derechos humanos de las niñas y los ni-
enunciado– una distribución igualitaria de tinta a la que propone el mercado. ños, que estimule su creatividad e imagi-
los intercambios simbólicos. Es decir, tra- Fue puesto al aire en octubre con la nación, que promueva la diversidad y la
bajar para ofrecer a todos los ciudadanos, idea –según sus impulsores– de “contribuir inclusión y despierte el gusto por el co-
la posibilidad de acceder a una amplia va- a una distribución más equitativa de los nocimiento.
riedad de entretenimiento, información y bienes culturales y que ello represente un Poner a disposición de docentes y alum-
educación, de alta calidad”. aporte para la construcción de una ciu- nos un material audiovisual educativo de
Lo que se inició como un programa in- dadanía plena para la infancia en una so- alta calidad técnica y pedagógica, destina-
fantil en el marco del Canal Encuentro cre- ciedad más justa”. do a apoyar el proceso de enseñanza/apren-
ció hasta convertirse en una propuesta Entre sus objetivos están: dizaje en diversas áreas curriculares.

22
Favorecer el uso de las tecnologías de tuciones y televisoras públicas de América microproducciones de un minuto de du-
información y comunicación en los pro- Latina de manera tal, que facilite el inter- ración que se propone representar la di-
cesos pedagógicos. cambio y la provisión de materiales de ex- versidad existente dentro del seno fami-
Para lograr estos objetivos, Pakapaka hibición. liar. A través de las miradas de tres niños
apostará a programas de ficción, docu- En un principio, la programación esta- vecinos de un mismo barrio, pueden apre-
mentales de producción nacional e inter- rá organizada para atender las necesida- ciarse los conflictos y la vida cotidiana de
nacional, y a series y películas premiadas des de dos franjas etarias. Una cubrirá a los más disímiles hogares.
en festivales de todo el mundo. Por pri- chicas y chicos de 2 a 5 años; y la otra Música para jugar es otra micropro-
mera vez, además, la televisión pública estará enfocada a niñas y niños que tienen ducción, de similar duración, cuyo obje-
estimulará la producción a escala de se- entre 6 y 11 años. tivo consiste en utilizar las melodías como
ries de animación infantil de origen local. Con el estreno de la señal comenzó a herramienta de estimulación para fomen-
El nuevo canal trabajará en red con insti- emitirse Familias, una serie de dieciocho tar la capacidad creativa y la apreciación
estética de los más pequeños. El reper-
torio de canciones se compone de géne-
ros nacionales y latinoamericanos que
permiten trazar itinerarios culturales, con
ritmos y melodías de diferentes estilos.
La interpretación de estos micros está a
cargo de grupos o solistas reconocidos en
el mundo del rock nacional, como Leo
García y Karamelo Santo, entre muchos
otros.
En el rubro de animación, para los más
chicos se destaca Zapa Zapa, una serie
que atraviesa los temas cotidianos de las
niñas por medio de objetos animados que
cobran vida una vez que su dueña, Lola,
una nena de 5 años, abandona su habi-
tación. Cada vez que la pequeña se retira,
un par de zapatos comienza a vivir disí-
miles aventuras junto a sus compañeros de
cuarto. Valores como la solidaridad, el cui-
dado hacia el otro, y la identidad sobre-
salen en cada una de las emisiones, en
las que el humor está siempre presente
para dotar de frescura al programa.
También dentro de las series anima-
das aparece Animapaka, un programa de
quince minutos de duración, pensado pa-
ra niños de 2 a 3 años. La saga se propo-
ne acercar a sus televidentes al mundo
de los animales, siempre a través de la
conductora, Genoveva, y su libro mágico.
En esta oportunidad, la apuesta consiste
en transmitir pautas de conocimiento y
cuidado hacia los animales, propiciando
una actitud positiva frente a los entornos
naturales y al medio ambiente.
En Chikuchis, en cambio, un grupo de
títeres trata temas cotidianos vinculados

23 E L M O N I TO R
vierte en un verdade- con el mundo del trabajo, entre otros ob-
ro lugar de encuentro jetivos.
que permite compar- La propuesta desarrollará programas
tir opiniones, senti- que intentarán desafiar los habituales dis-
mientos, emociones, cursos sobre los jóvenes que usualmen-
sueños, malhumores y te buscan medir y cuantificar sus con-
verdaderas travesuras. ductas de riesgo pero no logran interpe-
La literatura infantil larlos como ciudadanos. Los contenidos
estará presente a tra- del nuevo segmento incorporarán los pun-
vés del programa tos de vista, las voces, las maneras de ser
Calibroscopio, donde y de vincularse con el presente de los ado-
a la convivencia, orientado a un público Enriqueta y su ayudante invitan a cono- lescentes, así como los sueños y las pre-
que va de los 3 a los 5 años. Cada uno de cer cuentos de autores argentinos de los ocupaciones que habitan en sus imagi-
los muñecos proviene de lugares diferen- más diversos géneros. Cienciacierta, a su narios.
tes del país y cuentan con rasgos y per- vez, será el espacio destinado a la explo- La programación abarcará temas vin-
sonalidades muy disímiles. La serie –que ración y experimentación que Dardo Win, culados a los derechos humanos, la iden-
tiene a la plaza como escenario– pretende Luz Violeta y Lumi desarrollan en su la- tidad, las nuevas tecnologías, la sexualidad
abordar las vicisitudes de la vida grupal. boratorio tratando de encontrar respues- y los contenidos curriculares de la escue-
Para la franja etaria que va de los 6 a tas a un sinnúmero de preguntas acerca de la secundaria, entre otras muchas cues-
los 11 años, la nueva señal propone Noti los fenómenos de la naturaleza. tiones. Además, Encuentro apostará al
Pakapaka, un noticiero federal de una ho- La nueva señal también contará con concepto de convergencia a partir de las
ra de duración donde Renata y Rodolfo, un ciclo de documentales, un cineclub y un posibilidades que brinda el mundo digital,
acompañados por otros personajes, pre- programa destinado a las artes, llamado generando producciones multimedia que
sentan notas realizadas por chicos y chi- Feria de Vanidades, donde los televidentes permitan utilizar diferentes soportes y pla-
cas de todo el país. En cada capítulo, jó- podrán disfrutar de espectáculos musi- taformas, como la televisión e internet.
venes cronistas de diferentes provincias cales, trucos de magia, visitas a museos En un contexto en el que la disminu-
y ciudades invitan a conocer la geografía, y las más diversas expresiones creativas. ción de la brecha digital implica uno de
la historia y la fauna del lugar en que viven. los mayores desafíos de la educación y
Además, cada entrega estará acompaña- La franja joven mientras el Estado Nacional trabaja para
da por micros sobre la salud, los depor- Canal Encuentro, a su vez, se apresta a generalizar el acceso a computadoras per-
tes, la música y las artesanías de diversos lanzar su franja joven, con una progra- sonales, el proyecto de convergencia de
rincones de la Argentina. mación específica para estudiantes se- Franja Joven se propone brindar conteni-
Aquí estoy yo es un programa pensado cundarios y universitarios. También divi- dos de calidad a partir de los “nuevos me-
para chicos de la misma edad. Protagonizado dida en dos segmentos etarios (13 a 18 dios” y fomentar la creación de contenidos
por niñas y niños de todo el país que cuen- y 18 a 24 años), la propuesta busca con- a partir de los jóvenes. El objetivo es ge-
tan cómo son sus días, cómo son sus ca- tribuir al desarrollo personal, la cons- nerar un espacio para la creación, la co-
sas, cuáles son sus gustos. El ciclo se con- trucción de ciudadanía y la vinculación municación y el encuentro.

C A N A L E D U C AT I VO 24
DOSSIER

Posibilidades y límites
de la acción escolar
¿Qué puede, o cuánto puede, hacer una escuela? Esta es una pregunta
sobre la que han girado muchos interrogantes. Si hace unas décadas la
confianza en lo que podía producir la escuela era muy grande, y los docen-
tes se enrolaban en el optimismo pedagógico sin muchos miramientos,
hoy se volvió más común la posición contraria. “Con estos chicos, no se
puede”, “En estas condiciones, no pasa nada”, “No estamos preparados
para esto”, son frases repetidas en distintas situaciones educativas.
Proponemos en este dossier una actualización de ese debate planteando
una revisión de
Contra el agobio, por el entusiasmo y el compromiso,
algunos puntos
creemos que es importante renovar la potencialidad
de partida que
de la escuela
–en ocasiones–
parecían indiscutibles. Las cualidades para enseñar y aprender, las nuevas
preguntas institucionales, las capacidades individuales y colectivas para
integrar lo diverso, los procesos de mejora que se sueñan y se ensayan son
algunos de los elementos con los que buscamos contribuir a una extensa
y necesaria discusión. Contra el agobio, por el entusiasmo y el compromi-
so, creemos que es importante renovar la potencialidad de la escuela para
albergar, proveer y proyectar horizontes mejores para todas y todos.

dossier@me.gov.ar 25
DOSSIER

Límites y posibilidades de la acción escolar

¿Qué y cuánto puede una escuela?


Inés Dussel y Myriam Southwell pecto a los niños y jóvenes que van a la escuela. Buscando
evitar el voluntarismo, pero también el determinismo
La preocupación por cómo y cuánto la escuela puede sociológico, proponemos actualizar una serie de discu-
contribuir a transformar otros aspectos de la vida es siones sobre los márgenes de acción que tienen las ins-
una tensión que está en el origen mismo de la escuela. tituciones educativas y sobre la producción de lo común
Más allá de hacer cotejos de cuánto ella logra efectiva- en la experiencia escolar.
mente modificar –lo que es difícil y difuso–, esa pre-
tensión por transformar ha sido una fuerza productiva ¿Qué/cuánto puede una escuela?
de enorme relevancia. En esa búsqueda, el trabajo de Parece una pregunta simple y sencilla, y sin embargo en-
la escuela cobra sentido. ¿Es posible construir horizon- cierra una diversidad de interrogantes fundamentales:
tes para la escuela y los jóvenes desde la propia escue- ¿Puede hacer algo la escuela en relación a su vieja pro-
la? ¿Es posible atender el hoy sin estar al mismo tiem- mesa de igualdad, en el marco de una sociedad cada vez
po aportando a la construcción del mañana? ¿Cuánto más fragmentada? ¿Qué pasa con el conocimiento es-
puede avanzar la escuela para superar obstáculos? ¿Qué colar, deslegitimado en su función de transmisión de re-
efectos tendría si se renunciara a esa posibilidad? ferencias culturales, y casi arrinconado en un espacio de
Las posiciones que se despliegan no son homogéneas defensa de “aparatos culturales súbitamente descartados”,
ni lineales. Para algunas instituciones, los atributos que en la fórmula impiadosa que plantea Monsiváis (2007:
los alumnos traen o los que no ponen de manifiesto, 36)2? ¿Qué lugar puede tener el orden escolar, basado
son marcas indelebles del origen que –a la vez– predi- en una ética de origen protestante, que valora el esfuerzo
cen futuros frente a los cuales la escuela poco puede y el sacrificio en pos de un objetivo mayor y lejano; con-
hacer; incluso en algunos casos, pareciera desprender- tra la inmediatez, la pulsión consumista y la velocidad
se que no solo no puede sino que tampoco le compete que caracterizan a la vida contemporánea?
hacer nada. Contrariamente, otras instituciones cons- Centrarnos en lo que puede una escuela es un buen
truyen un espacio para que la trayectoria de los estu- comienzo para reflexionar acerca de la acción escolar en
diantes no esté definida en sus primeros pasos. Así, unas la actualidad. No hay duda de que estamos frente a con-
y otras instituciones inscriben potencialidad a sus ac- diciones diferentes de las de hace unas décadas atrás:
tos y a los sentidos que va adquiriendo para las chicas son otros sujetos, otros conflictos, otras demandas las
y los chicos que las eligen. Hace un par de años, un alum- que enfrentamos. Estas condiciones son importantes pa-
no de escuela media señalaba1: “(…) una profesora de ra no caer en tentaciones voluntaristas cuando pensamos
matemática de esta escuela nos dijo que no es lo mismo en lo que es posible hacer, porque los sujetos muchas
si salís con una espada de cartón, o si salís con una es- veces realizamos ciertas acciones dentro de “repertorios
pada de acero, depende del arma que vos tengas; el arma, de acción” que están dados por experiencias y prácticas
me refiero a tu preparación, a tu formación”. sociales extendidas (Tilly, 2000)3. Es cierto que podemos
Efectivamente, en esa distribución de saberes y en la inventar y crear nuevas estrategias, pero por lo general
potencialidad que ellos tengan se juega la significati- esas creaciones son rearticulaciones sobre la base de
vidad de la escuela tanto en su presente –por ejemplo lenguajes o de experiencias disponibles, y no habría que
en la satisfacción que pueda alcanzar por su trabajo co- perder de vista eso que está disponible y que delimita
tidiano– como en la proyección individual y colectiva ciertos caminos. Al mismo tiempo, debemos evitar tam-
que significa a futuro. Ahora bien, resolverlo cotidiana- bién la tentación contraria: reducir todo lo que sucede
mente implica decisiones que se tocan con aspectos en la escuela a un determinismo de su forma actual.
vinculados a tener los apoyos y recursos desde las polí- Sin lugar a dudas, la escuela debe reposicionarse como
ticas educativas para llevar adelante la tarea, con con- una interlocutora de la cultura. Solo desde un diálogo con
diciones y compromisos laborales, con sensibilidad res- la cultura puede pensarse una escuela de cara a la vida

26
DOSSIER
Foto: L.T.

de sus alumnos y construir un sentido para ellos. Ahora tiene que ver, entre otras cosas, con repensar lo que ofre-
bien, ¿cómo es y sobre qué ideas se despliega ese vínculo ce la escuela. Porque muchas veces el problema no está
con la cultura? Para volver a la imagen que planteaba en el afuera, sino en los límites de la invitación que es-
ese alumno de secundaria: ¿cómo ese vínculo puede ser tamos haciendo para albergar, proveer y proyectar otros
constituirse en “una espada de acero” y no de cartón? vínculos con el conocimiento y con la sociedad.
Esto nos lleva a interrogarnos acerca de qué enseña-
mos en la escuela, y cómo pensamos su lugar en la trans- Sueños y utopías
misión de la cultura. Otro elemento tiene que ver con la posición desde don-
Por mucho tiempo, a la escuela se la pensó funda- de nos ubicamos para buscar respuestas a la pregunta del
mentalmente como un lazo hacia el pasado, como un ¿Qué hacer frente a esto que nos toca? Hay un texto del fi-
vínculo con la herencia cultural, como la acción de ins- lósofo francés Jacques Derrida, que habla precisamente
cribir a los sujetos en una tradición –lo cual, así dicho, no de “¿Qué hacer de la pregunta ‘¿Qué hacer?’’’.4 Derrida re-
está mal–, pero traducido a acciones escolares concretas toma un texto fundante del siglo XX escrito por el líder
muchas veces significó: Solo se puede enseñar sobre los de la revolución rusa, Lenin, que se planteaba precisamente
muertos, y mirando para atrás. Hablar de la escuela solo qué hacer frente a un momento de crisis y desorden como
en términos de las deudas y legados del pasado (de un el que se vivía unos meses antes de la rebelión.
pasado, además, nostálgicamente considerado, visto en La mención a este texto no deja de reconocer que hay
clave decadentista –“todo lo que vino después fue peor”–, una larga trayectoria de pensamiento utópico en la pe-
como señalamos antes), no contribuye a articular una dagogía argentina, marcado entre otros por el “loco”
política y una pedagogía orientada en otras direcciones. Carlos Vergara, por la reforma estudiantil de 1918, por
Habría que repensar qué entendemos por escuela: si es Saúl Taborda y sus sueños de una educación latinoa-
un lazo hacia el pasado, primeramente, o es una cons- mericana, por los movimientos sociales del siglo XX, por
trucción que enlaza pasado, presente y futuro de mane- mencionar solo algunos. Pero queremos traer estas
ras más abiertas e impredecibles, que permitan que sur- palabras de Derrida, dichas desde otra geografía pero
ja lo nuevo y lo creativo. El qué puede hacer la escuela con gran claridad, en torno a la dificultad de pensar lo

27
DOSSIER

que viene y de soñar y animarse a otras posibilidades, todavía herederos –conscientes o no– de la tradición
si uno se queda en los marcos instituidos. kantiana. Dice que el problema es que creemos saber
Derrida dice en su texto: de antemano todo: qué es la vida, qué es lo justo, qué es
“Unos sonámbulos caminan al borde del caos abis- la humanidad, qué es la hospitalidad, qué es el otro. No
mal, y en el momento en que saben y declaran que ya sabemos dónde y cómo se han formado esas preguntas,
no más, que todo está desajustado, desarticulado (…) y tampoco sabemos cómo aprender a volver a formu-
en el momento en que son persuadidos de que este larlas. Pero no es que no seamos competentes para sa-
mismo discurso panorámico es anticuado, se hacen ade- berlo; el tema es considerar, de antemano, que uno en-
lante, si no como locos, visionarios, profetas o poetas, tiende las preguntas, y que uno sabe las respuestas. O
alucinados, por lo menos como soñadores que quieren que solo se pueden plantear esas preguntas si uno tie-
mantener los ojos abiertos…”. (p. 29) ne previamente las respuestas.
Cuando todo indica que no va más, hay que hacerse ha- Tomando esta idea de Derrida, y también la invitación
cia adelante,“si no como locos… por lo menos como so- a pensar menos en la escuela del pasado y más en el
ñadores”. El sueño, dice Derrida, supone tomar riesgos, futuro, a volver a embanderarnos con algo del porve-
pero él cree que frente al agotamiento de las formas nir; lo mejor es animarse a formular de nuevo algunas
habituales de pensar los problemas, e incluso de plan- preguntas, y también a soñar. ¿Qué es lo que de la es-
tear las preguntas, hay que ubicarse del lado de los sue- cuela “no va más”, y para quién? ¿Qué expresan los chi-
ños y de la poesía. Y entonces nos dice: cos desajustados, desordenados? ¿Cómo podríamos re-
“Quiero recordar que, a la pregunta ‘¿Qué hacer?’, a lo pensar la escena escolar para que tengan lugar otras
que simultáneamente constituye, diría, una pregunta cosas? ¿Quiénes son los poetas, los soñadores, los vi-
muy vieja, sin duda, sin embargo no tan vieja, pero tam- sionarios, que tenemos a mano?
bién una pregunta nuevecita, una pregunta todavía no Habría que buscar, soñando y aventurándose, cómo
escuchada, entre otras cosas Lenin contesta, y con pre- enseñar mucho y a muchos, todo lo posible y con el ma-
cauciones interesantes, ‘es preciso soñar’”. (p. 30) yor efecto potencial para la vida de los alumnos y que
Derrida recuerda que el “qué hacer” es una pregunta –además– pueda dar cuenta de todo eso que brinda. La
moderna, y que solo puede hacerse en la modernidad, escuela les da una modalidad propia a las urgencias
cuando aparece un espacio de acción de los humanos, con las que convive y, en ese suelo, debe suscitar que
cuando deja de plantearse una garantía absoluta de lo los alumnos sean dignos autores de sus biografías per-
divino, y cuando emerge con fuerza una idea democrá- sonales y los constructores de espacios sociales de re-
tica, secular, laica, política. El primero que la formula levancia. El sueño del “qué hacer”, en el cual Derrida,
muy claramente es el filósofo alemán Kant, quien cree imprevistamente, recoge el guante de Lenin, no es el
que esa pregunta se podía plantear porque se sabía cla- sueño de los aventureros, de los temerarios, de los vo-
ramente lo que había que hacer. Había un enlace muy luntaristas mesiánicos, sino el sueño que va más rápido
claro entre tres preguntas: ¿qué puedo saber?, ¿qué ten- que el presente, pero no se desgaja de él. Es el que man-
go que hacer?, y ¿qué me está permitido esperar? Esta tiene un contacto entre el sueño y la vida. En ese puen-
concatenación presidida por un rígido aparato de sa- te entre el sueño y la realidad, podemos encontrar una
ber es lo que hace que no pueda esperarse nada nuevo, mejor posición para trabajar en la escuela.
nada que ya no sepa, y por eso hay una cerrazón inme- 1 En una investigación sobre desigualdad y escuela media reali-
diata de todo el sistema. Derrida sigue desplegando la zada en Flacso, en el año 2006-2007.
historia de la pregunta, y empieza a hablarnos a noso- 2 Monsiváis, C. Las alusiones perdidas. México, Anagrama, 2007.
3 Tilly, C. “Acción colectiva”, en Apuntes de investigación. CECyP. Año
tros, los que hacemos “profesión”, los que pretendemos
Fotos: L.T.

IV, Nº 6, Buenos Aires, noviembre 2000.


ejercer el magisterio, los ministerios, la ciencia, los me- 4 En: Derrida, J., El tiempo de una tesis. Desconstrucción e implica-
dios, los consejeros e ideólogos en todos los dominios, ciones conceptuales. Barcelona, Proyecto A ediciones, 1997.

28
DOSSIER

La experiencia de la primaria Luis Piedrabuena, en City Bell

Frente a los límites de la escuela,


las posibilidades de la escuela
Alejandro Vassiliades * palabras me sonaron a un juicio y una condena. Yo veía
las cosas de un modo totalmente diferente. Para mí no
La Escuela Primaria Nº 117 Luis Piedrabuena está ubica-
hay ninguna razón que justifique que un chico llegue a
da en la localidad de City Bell, en las afueras de la Ciudad
cuarto grado y todavía no sepa leer. Y una docente, que
de La Plata, aproximadamente a dos kilómetros de la
ya no está más, me decía “pero no podés ignorar que
zona céntrica y comercial de esta localidad y próxima
acá a los chicos los amamos”. ¡Pero ese no es un argu-
a espacios donde las casas residenciales se mezclan con
mento profesional! Si hay un maestro que no quiera a
viviendas precarias. Cerca de ella hay asentamientos de
los chicos, está en el lugar equivocado. El amor es con-
los que provienen la mayoría de los alumnos que con-
dición necesaria pero no suficiente, yo como docente
curren diariamente a sus aulas.
estoy obligada otra cosa. Yo puedo querer mucho a los
Es una institución de medio siglo de existencia, con
chicos, pero al no enseñarles nada, o casi nada, estoy
un amplio patio y aulas cuyo espacio hoy en día alcan-
–estamos– haciéndoles un mal que después quizás no
za holgadamente para albergar al número de estu-
se pueda remontar más. Además, teníamos pocos alum-
diantes que fue quedando luego de años de situacio-
nos, la matrícula fue decayendo mucho desde la crisis de
nes de repitencia, sobreedad y abandono escolar que
2001. La escuela, a partir de allí, se había ido transfor-
atravesaron a la gran mayoría de las escuelas públicas
mando en un lugar de contención, donde los valores
bonaerenses.
pedagógicos estaban, sino ausentes, totalmente des-
La matrícula escolar de la Escuela Nº 117 comenzó a
virtuados: parecía que aquí estábamos sólo para cu-
experimentar una franca decadencia luego de la crisis
brir baches. Una hora de clase era una locura. Estaba la
de 2001. Sumado a esta situación, niños y niñas de cla-
campana colgada en la galería, cualquier chico que sa-
se media baja que asistían a la escuela comenzaron a mi-
lía a cualquier hora tocaba la campana y salían todos,
grar a otras instituciones. La población se fue tornando
digamos que en ese contexto, pensar en atención y tra-
cada vez menos heterogénea y más parecida entre sí, a
bajo áulico era muy difícil. Entraban a las ocho. Nueve
la vez que también aumentaron exponencialmente las
menos diez supuestamente era el primer recreo. En ese
situaciones cotidianas que expresaban una ausencia
período habían salido más o menos cuatro veces por-
de normas y acuerdos compartidos, y del trabajo esco-
que alguien que se escapaba de clase había pasado y
lar propiamente dicho. Frente a ese panorama, el grupo
tocado la campana, ¿qué clase dábamos? Era imposible.
de docentes de la escuela, encabezado por su directora,
Agreguemos que la relación con los padres era bastante
María Eugenia Muñoz, diseñó y puso en marcha un pro-
yecto institucional (titulado “La escuela como transfor-
madora y productora de cambios culturales”) que re-
definió algunos parámetros de la organización escolar
–como los tiempos y espacios–, como así también del tra-
bajo docente, la propuesta didáctica y las prácticas de eva-
luación. En esta entrevista, María Eugenia nos cuenta acer-
ca de la construcción de ese proyecto institucional.
–¿Con qué situación te encontraste cuando llegaste
a la escuela?
–Cuando yo llegué, en 2008, me encontré con una
escuela en la que casi no se daba clase y donde el nivel
educativo era muy bajo. Recuerdo que el primer día que
Foto: L.T.

entré acá alguien me dijo: “No te hagas ilusiones, por-


que ésta es una escuela pobre para chicos pobres”. Esas

29
DOSSIER

Foto: L.T.
conflictiva. No había buen diálogo y la presencia de ellos –¿En qué consiste el proyecto institucional?
era casi nula. –Uno de los aspectos fundamentales del proyecto es
–¿Cómo se plantearon, a partir de esa situación, el que trabajamos con áreas desde primer grado. Hay una
proyecto institucional que desarrollan actualmente? maestra para el primer ciclo de matemática, otra de
–Nosotros nos dimos cuenta de que no nos podemos prácticas del lenguaje, otra de ciencias, y otras tres pa-
plantear una clase como se puede plantear en una es- ra el segundo ciclo. A diferencia de lo que sucede en la
cuela donde la población es más heterogénea. Acá los chi- mayoría de las escuelas, aquí son los chicos los que cir-
cos comparten una realidad. Para nosotros era muy im- culan por las aulas, a las que ahora llamamos “aula-ta-
portante mejorar la oferta educativa, pero no sólo para ller de matemática”, “aula-taller de prácticas del len-
aumentar la matrícula sino para que otros tengan la guaje” y “aula-taller de ciencias”, y que están ambientadas
posibilidad de elegir esta escuela y de venir. Lo que ne- a tales efectos. Los grupos no están entonces a cargo
cesita esta escuela es lo diferente. Con el plantel de ti- de una maestra “de grado”, sino que las docentes son res-
tulares de la escuela, que estaban decididas a hacer al- ponsables de un área a lo largo de un ciclo. Lo que nos
go para revertir la situación que teníamos, pensamos motivó a hacerlo así fue el nivel de agotamiento de las
en la necesidad de desarrollar una didáctica diferente. maestras después de cuatro horas con el mismo grupo,
Nosotros a fin de ese año nos dijimos:“Con estos chicos en la situación que antes comentábamos. A nuestros
no llegamos a ningún lado si no los atrapamos con una alumnos les cuesta ubicarse en la escuela con ciertas
propuesta movilizadora, proactiva, un incentivo para los reglas y además vienen con bronca, cosa absolutamen-
chicos, que posea una pata fundamental, la producción te entendible si uno considera la vida que tienen muchos
cultural. Una maqueta, una lámina, una obra de teatro, de ellos fuera de la escuela. Con este escenario, a noso-
una representación, una canción, algo en que ellos pue- tros nos parecía muy importante construir una pro-
dan visualizar y mostrar qué es lo que están apren- puesta que les permitiera a los alumnos ponerse a pen-
diendo”. sar en producir algo, darle sentido a lo que aprenden, y

30
DOSSIER

Uno tiene que buscar la estrategia y la manera para


que el chico aprenda a partir de sus saberes previos
puestos en valor, haga y se sienta que es capaz. Porque
si no, fracaso yo como docente, y fracasa la escuela.

sentirse orgullosos de aquello que hacen en la escue- cuela del distrito que tiene una sola situación de repi-
la. Por eso comenzamos a trabajar por proyectos en los tencia. Y no es que los hayamos aprobado así nomás. Es
talleres de las áreas, con la intención de articular in- que se evaluó diferente. El fracaso no era de los pibes,
terdisciplinariamente las diferentes asignaturas del ni- era nuestro. Si vos pretendés una formación académi-
vel. En ese sentido, por ejemplo, en el aula-taller de ca o tradicional –por ejemplo, darles un manual y que
ciencias se desarrolla un proyecto de óptica que incor- estudien solitos desde allí– estos chicos fracasan to-
pora contenidos de matemática, lengua, ciencias na- dos. Uno tiene que buscar la estrategia y la manera pa-
turales, inglés, dibujo, etcétera, en torno de un producto ra que el chico aprenda a partir de sus saberes previos
final a ser alcanzado: la feria de ciencias. La prueba de puestos en valor, haga y se sienta que es capaz. Porque
que es gratificante esta forma de trabajo fue la mues- si no, fracaso yo como docente, y fracasa la escuela.
tra de fin de año, a la cual asistieron los padres, vecinos –¿Qué resultados tuvo, desde tu punto de vista, la im-
y los nenes del jardín con sus papás. Por dichos de las plementación del proyecto y cuáles son los desafíos
maestras con años en la escuela, hacía mucho tiempo sobre los que seguirán trabajando?
que no venía tanta cantidad de gente a participar de una –Como resultados podemos destacar que mejoró el
actividad escolar. Lo mismo ocurrió con el proyecto clima y el rendimiento escolar, la actitud docente, la
Hacia el Bicentenario que culminó con otra muestra el participación de los padres, la vinculación con la co-
25 de Mayo. Además, modificamos la grilla horaria de munidad, disminuyó el ausentismo docente y el de
la escuela, dejando un solo recreo de media hora a me- los alumnos. Se logró la formación de equipos de tra-
dia mañana y a media tarde. Este cambio apuntó a que bajo y se instaló el trabajo interdisciplinario. El crite-
los alumnos trabajen más sostenidamente en el tiem- rio de evaluación es integral y corresponsable. Apareció
po. Ahora lo hacen a lo largo de poco más de una hora también el concepto de autoevaluación docente con
y media, antes del descanso, y luego otra hora y media una impronta muy fuerte en el diagnóstico institu-
más. En el medio, tienen una buena cantidad de tiem- cional realizado en septiembre. Se ha establecido una
po para jugar y descansar. Estas decisiones mejoraron comunicación positiva con los alumnos, los que ven en
los aprendizajes de los alumnos e instalaron una lógi- la escuela un ámbito donde se los escucha y se procede
ca de trabajo escolar que antes no existía. Y quitamos teniendo en cuenta lo que tienen para decir. También
la campana que tantas situaciones de conflicto había somos conscientes de que faltan muchas cosas, co-
originado. mo el incrementar la matrícula, pero interpretamos
–¿Hay algún cambio más que sea parte de este pro- esto como un proceso que comienza con lograr una
yecto que están desarrollando? oferta educativa de calidad que produzca el interés
–Sí, desterramos las pruebas de evaluación, los exá- indispensable para atraer a la comunidad. En este
menes. Acá no se toma más examen. Acá se evalúa to- sentido, el proyecto de articulación con el jardín que
dos los días. Y las maestras llevan un registro evaluati- está al lado de la escuela, ha sido importante este
vo donde hacen apreciaciones escritas, y donde guardan año y esperamos superar el año próximo la inscrip-
trabajos de los chicos que ellas consideran evaluación. ción a 1° año en 2011. Por otro lado, sabemos que de-
Al sacar la presión del examen escrito, el chico hace la bemos reforzar las prácticas docentes permanente-
tarea como todos los días, pero saben que cada tarea mente sin perder de vista nuestro objetivo: que seamos
realizada implica una valoración. Esto a los chicos los es- capaces de construir la mejor escuela todos juntos y
timula, los pone contentos, les da pilas para trabajar todos los días.
sobre los proyectos que hacemos. Solo a modo de ejem-
plo, de 2008 a 2009 repitieron 23 chicos en la escuela.
De 2009 (año en que se comenzó a implementar el
proyecto) a 2010 solo uno. Debemos ser la única es- * Magíster en Educación, Universidad Nacional de La Plata / UBA

31
DOSSIER

La secundaria es un arma
cargada de futuro
Guillermo Golzman* • En el Consejo de Convivencia se analiza la situación
de un grupo de madres alumnas que no están pudien-
No es una poesía gota a gota pensada. do concurrir a la escuela por tener hijos pequeños; en
No es un bello producto. No es un fruto perfecto. conjunto con el Municipio se organiza una sala de jar-
Es algo como el aire que todos respiramos dín maternal que funcionará en la escuela.
y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos. • Varias clases de Geografía y Economía se centran en
Gabriel Celaya (1955) indagar sobre “la Ley de preservación de Glaciares”; di-
ferencias entre los proyectos discutidos, historias y rea-
Para este artículo le pedimos prestada a Gabriel Celaya lidades de la minería a cielo abierto. El trabajo termina
una estrofa de su poema “La poesía es un arma carga- con una presentación en la radio de la escuela que de-
da de futuro” del libro Cantos íberos. Concluida la lec- ja planteadas las diferentes posiciones.
tura será interesante considerar si valió la pena elegir • Entre enero y febrero se organiza una “escuela de ve-
la estrofa de este poema como referencia. rano” adonde concurren alumnos para prepararse con vis-
Iremos realizando un ejercicio en etapas. Consideremos tas a los exámenes de marzo. La realización de esta ac-
como punto de partida algunas situaciones de aula, de tividad en el año anterior permitió reducir la cantidad de
las que participan escuelas, docentes, alumnas y alum- repitentes.
nos de diferentes provincias de nuestro país: • Para las materias de Lengua y Matemática, por ser
aquellas donde se observan más dificultades, se orga-
• Entre los profesores de Matemática y Geografía acor- nizan en la escuela –en contraturno– espacios de apo-
daron trabajar en conjunto a partir de los datos del cen- yo escolar centrados en contenidos, acordados por los
so 2011 y su relación con los datos que surgen del cen- Departamentos de esas dos asignaturas.
so 2001, tanto para analizar cambios y continuidades • Los tutores de los cursos de Ciclo Básico participan en
como para indagar acerca de diferentes formas de re- el seguimiento de la trayectoria escolar de cada alum-
presentación de datos estadísticos. no, acompañando a aquellos que tienen faltas reitera-
• Alumnos y docentes de cinco plurigrados de Ciclo das, revisando las materias en las que presentan difi-
Básico rural de una misma zona se encuentran para cultades, acordando con los docentes estrategias de
compartir los cuentos elaborados, que terminarán con- apoyo.
formando una antología destinada a los niños pequeños • A partir de 2010, por una decisión de las autoridades
de cada escuela; intercambian lo que cada escuela pre- educativas de la Provincia, los períodos de recuperación
paró a partir de lo acordado previamente por los profe- se desarrollan en cada escuela al finalizar cada trimes-
sores de Lengua y los docentes tutores. tre y las materias previas pueden ser rendidas por par-
• En la escuela se organiza un trabajo especial de acom- ciales.
pañamiento para los alumnos que han regresado a la es- • Los alumnos del Ciclo Orientado participan en un
cuela a mitad del ciclo lectivo, a partir de la Asignación proyecto socio-comunitario; este año colaboran junto
Universal por Hijo. Se arman grupos por materias en a la Sociedad de Fomento, en el diseño y construcción de
aquellas en las que es más difícil que cada profesor pue- una plaza para el barrio.
da integrarlos sin un apoyo específico. • Entre el taller de mural del Centro de Actividades
• Los profesores de Química, Biología y Formación Éti- Juveniles, que funciona los sábados, y los profesores de
ca y Ciudadana acordaron trabajar desde la perspectiva Plástica e Historia se acordó la realización de un mural
de cada disciplina en torno al interrogante: ¿La papele- representativo de la Guerra de Malvinas.
ra Botnia contamina?; si así fuera, ¿sería posible evitar- • En contraturno, se organizan para los alumnos de la
lo? Acuerdan el armado de un afiche síntesis, a incluir en Orientación “Economía” prácticas laborales en peque-
el periódico mural de la escuela. ñas empresas de la zona.

32
DOSSIER

Es probable que el lector se reconozca en alguna/s de Las situaciones presentadas pueden englobarse en dos
estas situaciones, por participar en una línea de acción grandes categorías:
similar. Seguramente evaluará que se siente representado - propuestas de enseñanza “con sentido” para quienes
en otras de las situaciones planteadas, pero las condi- enseñan y aprenden, y
ciones institucionales de la/s escuela/s en la/s que se - dinámicas institucionales insertas en el contexto de
desempeña hacen complejo el poder desarrollarlas; tal cada comunidad, que promueven acordar criterios de
vez considere que no comparte algunas otras de las si- trabajo y la participación de docentes y alumnos.
tuaciones presentadas. Vale el ejercicio de releer nue- En lo referente a las propuestas de enseñanza: es y se-
vamente los ejemplos y ensayar en cada uno alguna de rá permanente la tensión entre ciertos saberes que son
estas tres respuestas. Y vale develar el porqué de la in- relevantes, lo que es necesario para desarrollar ciertas ca-
clusión de estos ejemplos: pacidades, y aquellas situaciones de enseñanza que
Si un conjunto de situaciones similares a las presentadas abren las puertas del aula a lo que sucede en entornos
están en acción de manera sostenida en cada escuela de cercanos y lejanos.
nuestro país, podemos afirmar que la escuela secunda- Es interesante desde cada docente revisar cómo se jue-
ria va construyendo futuros; los cambios de la cultura es- ga esa tensión en su asignatura y considerar por ejem-
colar surgen de múltiples aspectos sobre los que hay que plo: qué temáticas son susceptibles de ser abordadas
incidir, en un diálogo permanente entre las decisiones de desde diferentes disciplinas; qué proyecto de la institu-
política educativa y las propuestas que surgen de cada ción puede canalizar el tratamiento de ciertas temáti-
institución. cas, en qué momentos tiene sentido plantear trabajos

33
DOSSIER

grupales que impliquen la puesta en juego de diferen- tes según el lector sea profesor, tutor, directivo, precep-
tes puntos de vista; cuándo es válida la búsqueda de tor, alumno o padre; resulta altamente significativa la
información en distintas fuentes, todos estos aspectos complementariedad de miradas respecto de estos u
aportan a dotar de “sentido” a la enseñanza. otros temas en los que se perciba que es necesario, im-
Resulta indispensable considerar cuál es “la caja de prescindible, avanzar.
herramientas” con la que se cuenta, y aquí corresponde Desde el Estado nacional y los estados provinciales
tener en cuenta que progresivamente los alumnos y nos cabe la responsabilidad de aportar normativas, ca-
equipos docentes contarán con netbook y la posibili- pacitación docente, equipamiento, infraestructura, de-
dad de trabajar en red. Si bien solo se trata de una he- finiciones curriculares, acompañamiento institucional,
rramienta, que por sí sola no cambia la manera de en- con la convicción de que “la secundaria digna de ser”
señar y aprender, el trabajar con las netbooks tracciona se juega en cada institución y en cada aula. En esa di-
a generar variadas propuestas de enseñanza, de acceso rección, la Ley de Educación Nacional nos compromete
a la información e incluso de evaluación. a garantizar la obligatoriedad de la educación secun-
En lo relativo a las dinámicas institucionales vale con- daria, un conjunto de acuerdos del Consejo Federal de
siderar, por ejemplo, qué espacios de interacción hay Educación marca pautas acerca de por dónde avanzar1,
constituidos como equipo docente de una y/o varias la Asignación Universal por Hijo está permitiendo la
disciplinas; qué instancias son consideradas desde la reinserción de jóvenes a las escuelas, la progresiva in-
función tutorial; cómo se prepara a los alumnos para corporación de netbooks se suma a los recursos con que
la continuidad de estudios, qué vínculo se contempla cuentan los establecimientos educativos.
con lo laboral, qué actividades se implementan en re- Por otra parte, el que todas las escuelas puedan con-
lación con la comunidad, qué espacios de participación tar con planes de mejora institucional –la mitad de las
juvenil están presentes, qué actividades extraescolares instituciones desde 2010 y la otra mitad desde 2011–,
son propias de la institución, cómo se organizan las pro- permite disponer de más horas institucionales para
puestas de recuperación de aprendizajes; hasta dónde avanzar en líneas de acción relacionadas con los ejem-
la repitencia es un problema en la institución y cómo plos presentados en este artículo; se trata de profundi-
se aborda. zar en alternativas que apunten a mejorar las propues-
Para cada uno de los interrogantes planteados en los tas de enseñanza y en estrategias que garanticen que
dos párrafos anteriores surgirán apreciaciones diferen- todos los alumnos puedan lograr trayectorias escolares
regulares y completas.
Retomando a Celaya, desde el lugar que a cada uno
nos toca ocupar, vamos avanzando en la construcción,
“gota a gota” como dice el poema, de una secundaria
de calidad y para todos, una secundaria cargada de fu-
turo.

*Director de Educación Secundaria, MEN.

1 Resoluciones 84-88 y 93 /09 y Resoluciones 102-103 de 2010 que


llegan impresas a las escuelas y pueden encontrarse en lapágina
web del Ministerio de Educación de la Nación.

34
DOSSIER

Un monstruo grande y pisa fuerte: la sospecha


sobre las posibilidades de aprender (en la escuela)
Ricardo Baquero* Habría que reparar al menos que desde los desarro-
llos de la propia psicología educacional se generan va-
“… el verdadero ingenuo no es aquel que cree en la edu- rias sospechas sobre nuestras prácticas habituales de
cabilidad absoluta del otro, sino más bien aquel que está “detección”, de intento de explicación al fin, de las ra-
convencido de que sus convicciones en este campo no tie- zones del “fracaso” y de su “tratamiento”. Recordemos dos
nen ninguna influencia en los resultados del educando”. de tales reparos. En primer lugar, muchas de las estra-
Philippe Meirieu, La opción de educar. tegias de impacto para atender a las dificultades sur-
gidas en los procesos de aprendizaje revelan que la cla-
El abordaje cuidadoso de las posibilidades de aprendi- ve está en la ponderación de los conocimientos previos,
zaje de los estudiantes se ha vuelto un tema delicado y la familiaridad existente o no con ciertas prácticas, co-
complejo. Estamos ya muy lejos de agotar la cuestión mo en el caso de la escritura o el dominio del sistema de
–como lo hacíamos desde las perspectivas psicoeduca- numeración y raramente vérselas con supuestos “défi-
tivas clásicas–, intentando ponderar principalmente las cits” intelectuales, lingüísticos, etcétera.
capacidades de los sujetos en dirección a si reúnen las Es decir, el problema debería situarse como un pro-
condiciones suficientes para afrontar con éxito el apren- blema en el orden de los procesos de construcción de co-
dizaje escolar. Como muestran muchos autores y desde nocimiento generados o no por las prácticas de crianza
hace tiempo, esta cuestión en apariencia sencilla, re- y escolares. Si no existió de modo satisfactorio tal pro-
envía ineludiblemente las explicaciones del frecuente ceso de construcción que suponemos previo (sea en la
“fracaso escolar” masivo, a una suerte de déficit que crianza, en la educación inicial cuando se concreta, en los
portarían los sujetos. Déficit al fin, se tratará de cere- niveles previos del sistema, etcétera) no hay otra alter-
bros o cuerpos deficitarios, o más tarde y contemporá- nativa que generar espacios y estrategias de enseñan-
neamente, por desgracia, de condiciones sociales, fa- za que los produzcan.
miliares o culturales de vida también deficitarias. Esta fue una de las enseñanzas más profundas que
¿Es que resultan, acaso, irrelevantes las condiciones de probablemente dejó, entre otras perspectivas, el cons-
vida –en muchos casos dramáticas– de muchos de nues- tructivismo de cuño piagetiano, mostrándonos la es-
tros alumnos? ¿Es que acaso todos los sujetos pueden pecificidad, la complejidad y la potencia de los proce-
aprender todo en las circunstancias en que están ellos sos de construcción de conocimientos, no reductibles a
y sus escuelas? Claro que existen innumerables casos una expresión de habilidades psicomotrices o madura-
que muestran que no se pudo, no se puede y, si todo si- ciones varias, a las que solían remitir nuestros diag-
gue su curso del mismo modo, no se podrá. El problema nósticos habituales intentando explicar las dificultades
no es la constatación del problema sino la manera de in- en el aprender. Por tanto, este “fracaso masivo” –es de-
terpretarlo, la explicación que ensayamos, la sospecha cir, el que afecta a una parte considerable de la pobla-
que desplegamos y sobre quién la ejercemos. ción escolar– se resuelve con inventar modos de edu-
La gran trampa del sentido común es sospechar que car a partir de las condiciones efectivas en que estamos:
las causas del fracaso deben radicar en el mismo sitio no con modos de “reeducar”, compensar, o rehabilitar
donde constatamos su efecto (el alumno que no apren- sujetos que portarían supuestos déficits.
de). Es decir, aun cuando constatemos que hay una gran En segundo lugar, los trabajos de la psicología edu-
cantidad de nuestros alumnos que no aprenden, la re- cacional se vieron impactados por el ascenso de las pers-
ducción del problema a sus condiciones aparentemen- pectivas situacionales, muchas de ellas de cuño vigots-
te deficitarias, no solo no ofrece una explicación ade- kiano o neovigotskiano. Desde estas perspectivas se
cuada sino que corre el riesgo de no permitir ver con torna problemático pensar en las “competencias” o “in-
mayor claridad las alternativas que tenemos –o no te- competencias” de los sujetos, haciendo abstracción de
nemos aún– para enfrentar el problema. las situaciones concretas donde estas competencias

35
DOSSIER

deberían desplegarse o, incluso, de la historia de estas competencias relativas, el hecho de que se produzcan o
situaciones en las que, como afirmamos arriba, estos no aprendizajes según lo esperado, reclaman ser anali-
saberes y conocimientos deberían constituirse. Implica zados en las situaciones concretas que se habitan. Si
un cambio en el ángulo de ataque. bien es cierto que la explicación de los procesos de
Deberíamos comprender que, por ejemplo, cuando aprendizaje y construcción de conocimiento no debe-
una alumna o un alumno aprende a leer y escribir, no ría descuidar la singularidad de los procesos subjetivos,
muestra entonces sólo ni principalmente, como vimos, es igualmente cierto que esta singularidad compone
un set de habilidades psicomotrices previas adquiridas de diversos modos, se constituye en diversas formas de
en abstracto, sino en todo caso avances relativos o inexis- acuerdo con las posibilidades o imposibilidades que
tentes si no ha habido oportunidad de producirlos, en un proponga una situación y su historia.
proceso de construcción de conocimiento específico. De modo que abordar una supuesta incompetencia
Ahora bien, desde las perspectivas situacionales, de- de los sujetos en el aprendizaje obliga a no olvidar que
bería repararse que tal proceso se produce por la parti- esta se manifiesta en una escuela específica que propone
cipación efectiva de los sujetos en prácticas culturales, reglas muy específicas de juego para enseñar y apren-
sociales específicas. De modo que tanto los resultados der, con un margen de acción muchas veces tan o más
del proceso de construcción como las competencias o in- limitado que el que observamos en los alumnos.

36
"Los sujetos que no logran atrapar la lógica y contenido
de las actividades que se les proponen (...) no constituyen
la explicación del ‘fracaso’ sino, en todo caso, síntoma de
una historia de fracasadas prácticas educativas."

Estamos dando un tratamiento del tema deliberada- tuyen en verdad las razones del no aprender sino, en to-
mente genérico, pero conviene comprender que las ra- do caso, cuestiones que ellas mismas deben ser explica-
zones de lo que habitualmente llamamos “fracaso es- das, en tanto constituyen parte de las condiciones de par-
colar” son sin duda heterogéneas, dado que los tida de la situación que analizamos. No constituyen la
problemas a los que aludimos con la etiqueta son tam- explicación del “fracaso” sino, en todo caso, síntoma de
bién heterogéneos. una historia de fracasadas prácticas educativas, consti-
Compréndase que actualmente estamos preocupa- tuyen en verdad parte de lo mismo que hay que explicar.
dos por temas tan diversos como los rendimientos en los Es que acaso, entonces, ¿es posible enseñar todo a
aprendizajes de alumnos y alumnas de escuelas pri- todos en las condiciones actuales? Seguramente no, pe-
marias o medias, la deserción en ciertos tramos críti- ro la sospecha debería girar desde las competencias o in-
cos –por ello– de las trayectorias educativas, por el po- competencias de los alumnos a las impotencias esco-
bre nivel de aprendizajes que muestran los estudiantes lares. ¿Se tratará entonces de déficits que portan los
aun habiendo sido aprobados o aun habiendo egresa- docentes? No, precisamente esa es la falacia a evitar.
do de distintos niveles, etcétera. Los modos de ejercer la docencia son solidarios de la
Sin embargo, a pesar de tal diversidad de situacio- naturaleza de las prácticas de enseñanza, su historia y
nes, aparecen con recurrencia dos sospechas sistemáticas de las condiciones efectivas del trabajo escolar, expresa
y en algunos casos concurrentes. Por una parte, como límites y posibilidades de un dispositivo de organiza-
adelantáramos, los fracasos en los aprendizajes suelen ción de los aprendizajes tan particular como la escuela
ser explicados por déficits que portan o expresan los moderna. Las maneras, sin duda múltiples, en que se
sujetos. concretan estos modos de hacer escuela son históricas
En segundo lugar, como sabemos que los sujetos que y por cierto modificables.
fracasan pertenecen en su mayoría a los sectores po- Me atrevería a afirmar que contamos con interesan-
pulares, continúa la segunda apreciación de sentido co- tes avances de efectos “mostrativos” –como gustaba
mún, es razonable pensar que en estos casos, los défi- llamarlos el colega chileno Rodrigo Vera–, muchas ex-
cits que portan los sujetos explicarían su fracaso, y deben periencias escolares concretas, proyectos y programas
originarse en sus condiciones humildes de vida. que simplemente muestran que se puede, aunque nues-
Algunas consecuencias de los giros de las perspecti- tras herramientas teóricas o posibilidades de recons-
vas psicoeducativas exigirían desplazar la mirada de las truir el sentido de esas experiencias hayan quedado
competencias cognitivas, madurativas, psicomotrices, muchas veces pesimistamente rezagadas.
intelectuales, evaluadas de modo descontextualizado
hacia la evaluación, en todo caso, de la historia de los
aprendizajes de los sujetos que se ha protagonizado en
* Docente e Investigador de la UNQUI y de la UBA.
su mayor parte dentro del propio sistema educativo.
Más que la instalación de una sospecha sobre la edu- Bibliografía sugerida
cabilidad de los sujetos, lo que parece más oportuno y Baquero, Ricardo. Sujetos y aprendizaje. Serie de materiales para el
justo es explicar adecuadamente por qué los sujetos Proyecto Hemisférico “Elaboración de políticas para la prevención
“aparecen” como “incapaces” de poder continuar con del fracaso escolar”. Ministerio de Educación, Buenos Aires, 2007.
Charlot, Bernard (2007) La relación con el saber. Elementos para
provecho el curso escolar.
una teoría, 1997. El Zorzal, Buenos Aires.
Aunque parezca paradójico –y en cierto punto lo sea–
Terigi, Flavia. “El fracaso escolar desde la perspectiva psicoedu-
los sujetos que no logran atrapar la lógica y contenido cativa: hacia una reconceptualización situacional”. Revista
de las actividades que se les proponen, o los alumnos que Iberoamericana de Educación Nº 50, mayo-agosto, 2009, pp. 23-
al parecer no se encuentran especialmente motivados 39. Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación,
para aprender –o no lo están en absoluto– no consti- la Ciencia y la Cultura.

37
DOSSIER
DOSSIER

Inclusión, igualdad y diferencia


en “un cumpleaños feliz”
Isabelino A. Siede* Andrea escuchó las razones de todas y ninguna la con-
vence. Para ella es importante que Martín esté en ese
Es miércoles por la tarde y los chicos de la sala de tres momento porque puede ayudarlo a integrarse al grupo.
van a festejar el cumpleaños de Javier, cuya mamá man- No sabe si Martín querrá porque aún no ha comentado
dó una torta y cuatro velitas porque esa es la edad que nada y desconoce qué información le han dado en la
cumple. Todos están ansiosos porque les gusta el mo- casa. Mientras va a buscar la torta a la cocina, sigue
mento de cantar, soplar las velitas y comer torta. El rit- pensando: “Yo la llevo y propongo cantar, si a él le mo-
mo cotidiano del jardín se interrumpe cuando hay un lesta, me lo va a decir. Si quiere quedarse, que la madre
cumple y el clima de fiesta impregna toda la sala. proteste lo que quiera pero no lo voy a privar a él ni a na-
Andrea, la maestra está preocupada porque aún no ha to- die de esta fiesta”.
mado una decisión. Sabe que Martín, un chico que ingre- En los últimos quince años, propuse a diferentes gru-
só hace dos meses, proveniente de otra provincia, es Testigo pos de docentes producir y analizar situaciones como
de Jehová y la mamá, una señora agradable aunque un ésta, vinculadas con la justicia escolar. En general, este
poco distante, le pidió que su hijo no participara en festejos tipo de trabajos establece relaciones firmes entre teo-
de cumpleaños. El tema de la Bandera fue más sencillo ría y práctica, pues la reflexión sistemática sobre un ca-
porque Martín se va un ratito antes todos los días; la abue- so o una escena permite evaluar los criterios con los
la lo pasa a buscar y así no ve que el resto participa en el cuales actuamos, sopesar las razones que los susten-
arriamiento, pero este es el primer cumple desde que él se tan y postular alternativas. Uno de los factores a tener
incorporó al grupo y Andrea no sabe qué hacer. en cuenta en el análisis es que no hay una única res-
Es la primera vez que le toca a ella y no hay un crite- puesta a cada situación, no se busca una verdad defi-
rio único en la institución. La Dire dijo que cada una de- nitiva acerca de lo que habría que hacer, sino un espa-
cida según su conciencia y así fue. Mara, la maestra de cio de legitimidad de las respuestas posibles, que a veces
tres de la mañana respeta rigurosamente lo que le pi- presenta un abanico de alternativas. En algunos casos,
den las madres: si es Testigo de Jehová se queda fuera a partir de definir lo que no es legítimo hacer en cierta
de los cumpleaños. También se quedan afuera los gor- situación, se va delimitando un espacio de lo que sí se-
ditos, cuando las mamás avisan que están a dieta por ría pertinente, aun cuando no lleguemos a un resulta-
prescripción médica y se quedan afuera los alérgicos al do certero o universal.
chocolate, los celíacos o cualquiera que tenga un moti- Una de las escenas que han generado más discusio-
vo para pedirlo. Los que no pueden estar en el momen- nes es la que presento a continuación, originaria de una
to de comer la torta se van un rato al arenero y juegan localidad patagónica, con población en ascenso. La si-
entre ellos. Mientras tanto los cuida Dora, la vice, que tuación muestra una escuela que toma decisiones y ac-
siempre es “gauchita” para estos favores. túa en consecuencia, pero conviene revisar qué criterios
Lucrecia, en cambio, la maestra de sala de dos, les pi- orientaron a cada uno de los que intervienen en ella:
de a las mamás que ese día no los lleven al jardín, así no • ¿Es justa la decisión de Andrea? ¿Es preferible algu-
sufren quedando fuera del festejo colectivo. “No ven na de las alternativas que plantearon sus compañeras?
pero escuchan”, dice Lucrecia, “y saben que sus compa- ¿Qué efectos podría tener cada alternativa en el proce-
ñeritos están divertidos en la sala mientras ellos se quedan so formativo de Martín?
al margen”. Para eso, según ella, es preferible que falten. • Por otra parte, ¿es atinada la decisión de la directo-
Ana Laura, la de sala de cinco, a principios de año les ra de dejar que cada docente decida en forma indivi-
pide a todos que festejen los cumples fuera del jardín y dual o debería haber tratado de construir un criterio
acá traigan las tarjetitas de invitación. “El que quiere institucional? En cualquier caso, ¿por qué?
va y el que no, no”, dice Ana Laura, “pero nadie se va a • Remontándonos al comienzo de la escena, ¿es per-
quedar fuera de nada por apagar unas velitas”. tinente el pedido de la mamá de Martín? ¿Por qué?

38
DOSSIER

Empecemos considerando por qué la directora dele- que aceptar también que los introduzcan de otros mo-
ga la decisión en cada docente. Muchos colegas eva- dos en sus hábitos, preceptos y creencias. Obviamente,
lúan que “se lava las manos”, aunque quizá ella lo hace este derecho está limitado y regulado por otros, como
porque cree que es el camino más democrático. En mi el que permite a cada sujeto escoger su propia orien-
opinión, si la participación en el cumpleaños es un da- tación religiosa en la medida en que alcance mayor au-
to tan relevante para esta familia y suscita tantas con- tonomía1. Por otra parte, la situación presenta un con-
troversias en el equipo, eso justifica que se trate de arri- flicto para los adultos y no están todos de acuerdo, ¿son
bar a un criterio compartido y estable, para que Martín niñas y niños quienes tienen que decidir allí donde sus
encuentre una respuesta acorde a lo largo de su tra- mayores no se ponen de acuerdo? Desde mi punto de vis-
yectoria en el jardín. La directora renuncia a debatir y ta, la decisión de Andrea se basa en loables intencio-
la institución se pierde una oportunidad para pensar nes pero resulta muy objetable.
qué significa, en los hechos, respetar esa diversidad que La situación describe otras decisiones también cues-
tanto se menciona en carteleras y actos escolares. tionables. Dejar niños y niñas fuera de la sala por este
El festejo de los cumpleaños suele tener gran rele- u otro motivo (la elección de Mara) implica creer que
vancia en la vida cotidiana del Nivel Inicial, aunque no la actividad de la sala no debería cambiar para ade-
ocurre lo mismo en otros niveles. Por eso mismo, el pe- cuarse a la diversidad, sino sostener una actividad úni-
dido de la madre afecta una actividad frecuente e im- ca e inmutable. Por otra parte, Mara asume un rol de
portante, por lo cual conviene empezar analizando su le- “correa de transmisión” de decisiones parentales, inde-
gitimidad: ¿puede una familia decidir la orientación pendientemente de su contenido y oportunidad. Avisar
religiosa de sus hijos/as? ¿Debe ser Martín el que deci- a las familias que habrá cumpleaños y dejar a su crite-
da si quiere quedarse en el cumpleaños? En muchos rio llevarlos o no (la opción de Lucrecia) expresa la idea
encuentros con docentes, la elección de Andrea recoge de que la escuela es una especie de club o actividad re-
adhesiones porque a ella le importa la voz de Martín y creativa. Si hay veinte chicos en el grupo, los que faltan
le interesa integrarlo al grupo. Sin embargo, si acepta- a los cumpleaños se perderán casi un mes de clases al
mos que padres y madres de otras confesiones bauticen año. Eliminar los festejos de la sala y proponer que se ha-
o circunciden a los niños sin su consentimiento, tenemos gan afuera (la decisión de Ana Laura) es, quizá, la opción

39
DOSSIER

más inclusiva porque no deja a nadie afuera ni violen- Actualmente, la diversidad se ha transformado en un
ta a ninguno. Sin embargo, suscita problemas para quie- slogan amigable y extendido en el discurso cotidiano
nes no tienen dónde festejar los cumpleaños y priva a del sistema educativo. Sin embargo, este caso pone de
todo el grupo de una actividad generalmente muy apre- manifiesto la coexistencia de diferentes modos de en-
ciada. A mi modo de ver, estas concepciones de la di- tender el respeto a la diversidad. Por mi parte, creo que
versidad sólo segmentan, cuadriculan y aíslan; mantie- las diferencias sólo son reconocidas y aceptadas en las
nen la impronta de la homogeneidad, travestida ahora en estrategias que también preservan condiciones de igual-
rigidez. Lo mismo ocurre cuando muchos colegas me di- dad y de inclusión: una escuela pluralista es aquella en
cen:“¿Por qué no lo mandan a una escuela de Testigos de la que a nadie se le pide que renuncie a ser quien es
Jehová?”. La diversidad es, en ese caso, el derecho a adap- para poder participar del proceso educativo. Por el con-
tarse a lo que proponga la mayoría o irse a otro lugar. trario, algunas visiones de la diversidad pueden resultar
Por mi parte, creo que las diferencias tensionan las expulsoras y estigmatizantes.
tradiciones curriculares, los formatos institucionales y, Hay muchos más aspectos que no hemos analizado
en buena medida, las convicciones que hemos incor- en este caso2, pero abrimos algunas pistas inconclusas
porado en nuestro paso por la escolaridad. Por eso mis- que habilitan un camino de exploración de respuestas.
mo, constituyen una buena vía de avance hacia nuevas En los talleres de capacitación, algunos docentes pro-
figuras de inclusión y reconocimiento. Llama la aten- testan porque les faltan datos para interpretar el caso.
ción que Andrea (y quizá también las demás maestras) Es cierto, pero también lo es que, en cada institución, a
se quede satisfecha con ese breve comentario de la ma- veces sucede lo contrario: hay gran cantidad de datos que
má de Martín. ¿No sería necesario conocerla un poco nos tapan la visión de los que son relevantes para ana-
más? Es probable que muchas de las creencias y los pre- lizar ese caso específico. Por otra parte, reflexionar y
ceptos que lleguen a las escuelas nos resulten desco- dialogar sobre un caso ajeno, algo que les pasó a cole-
nocidos, quizás raros y hasta desagradables. Pero los gas de otras latitudes no resuelve nuestros dilemas es-
docentes no tenemos derecho a evaluar las creencias pecíficos, pero nos ayuda a construir criterios. Nos invi-
de los grupos familiares ni juzgar su grado de consis- ta a pensar y eso no es poco.
tencia o la coherencia entre lo que dicen y lo que ha-
cen. En una sociedad pluralista, la escuela pública debe *Profesor adjunto de Didáctica de las Ciencias Sociales (UNLP) y de
Formación Ética y Ciudadana (UNPA).
ser el espacio abierto a la diversidad de tradiciones cul-
turales, estilos de vida, elecciones y rasgos personales. 1 Según el artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos
¿Por qué no preguntarles por qué creen en lo que creen, Humanos, “Los padres tendrán derecho preferente a escoger el ti-
qué aspecto del festejo de cumpleaños colisiona con po de educación que habrá de darse a sus hijos”. Esa preferencia
sus preceptos, etcétera? En cada religión suele haber tiene límites, pues no podrían escoger negarles educación o adoc-
trinarlos en principios opuestos al estado de derecho. Del mismo
modos diversos de adherir a las normas y quizá encon-
modo, el Artículo 14 de la Convención sobre los derechos del niño,
tremos alternativas que podrían articular necesidades establece que “Los Estados Partes respetarán el derecho del niño
sin dejar a nadie afuera. Si lo que molesta son las veli- a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión. Los
tas y la canción, ¿no podemos reemplazarlas? Es fre- Estados Partes respetarán los derechos y deberes de los padres y,
en su caso, de los representantes legales, de guiar al niño en el
cuente que festejemos comiendo, pero podríamos ha-
ejercicio de su derecho de modo conforme a la evolución de sus fa-
cerlo de otros modos. En cualquier caso, el conocimiento cultades. La libertad de profesar la propia religión o las propias
y el diálogo son herramientas para procesar las dife- creencias estará sujeta únicamente a las limitaciones prescritas por
rencias en el espacio público y para construir rutinas la ley que sean necesarias para proteger la seguridad, el orden, la
moral o la salud públicos o los derechos y libertades fundamen-
que no excluyan ni violenten. ¿No sería conveniente tales de los demás”. En definitiva, la escuela, en tanto institución
consultar también a las familias de los demás miem- pública tiene la responsabilidad de cumplir este compromiso ade-
bros del grupo? Seguramente sí, con la salvedad de que cuando su estructura interna a las demandas y necesidades que
ninguna decisión debería tomarse por voto mayoritario. presenta la diversidad de creencias religiosas.
2 El problema de los símbolos patrios, por ejemplo, en este caso re-
En los casos de respeto a las minorías, el número no tie-
sulta menos conflictivo que el cumpleaños, pero suele suscitar
ne legitimidad para imponer su criterio y esto es tam- debates en los talleres con colegas. No lo desarrollamos en esta no-
bién un dato relevante de las democracias. ta porque amerita un espacio mayor.

40
¿Qué hay que saber de Arte hoy?
Los criterios para seleccionar Lo que decimos y delimitamos cada vez ser solo formas bellas realizadas por los
y distribuir contenidos artísticos que nos acercamos a la experiencia del artistas, para empezar a significar otras
Arte es el resultado de una serie compleja cosas y comenzar un proceso de explosión
Mónica Bardi* de operaciones y articulaciones que de- de lo artístico fuera de los ámbitos tradi-
penden del contexto histórico y cultural. cionales. Paralelamente, las técnicas de re-
La pregunta resulta inquietante. Nos hace Sabemos que a partir de la Modernidad, producción fotográfica modificaron la na-
elegir entre la extensa producción simbóli- ciertos objetos estéticos fueron considera- turaleza de la obra, aumentaron su
ca del ser humano, los períodos y obras dos artísticos y sus productores artistas. condición de exhibición, democratizaron
de arte que consideramos más significati- Genio individual, obra única, expresión de su acceso, ampliaron su público, y paula-
vas. Y es esta elección la que plantea a los la sensibilidad humana, belleza, fueron las tinamente desarrollaron un movimiento de
docentes cuestionamientos de base. ¿Cómo expresiones que acompañaron este tipo estetización general de la vida cotidiana.
seleccionar y distribuir esos contenidos sin particular de producción estética.
caer en estériles simplificaciones, reduc- Con los aportes de las vanguardias y las Fabían Marcaccio, Ezeiza (detalle),
cionismos y adoctrinamientos? lecturas neovanguardistas, el Arte dejó de técnica mixta, 2005.

41 E L M O N I TO R
Observamos que en la actualidad hay El diseño gráfico/audiovisual y todos los
obras que tienen la valoración social y glo- géneros canonizados que hoy están a su
bal de la categoría de arte, no solo por sus servicio, tienen un rol fundamental de for-
valores estéticos, que son muchos, sino en mación en el plano estético, en el gusto y
relación con los discursos que generan. Al en la construcción y difusión de una imagen
solicitar la mención de una obra de arte en de los hombres y las mujeres de nuestra
contexto escolar, las respuestas giran en sociedad.
torno a La Mona Lisa, Los girasoles de Van Repetimos la pregunta del inicio y nos
Gogh, asoma el nombre de Picasso y Dalí o planteamos cómo elegir las obras y los re-
algún otro ejemplo que probablemente al- pertorios que constituyan un saber com-
canzó la fama dado su alto costo en algún partido y significativo, que amplíen nuestros
remate o debe su difusión a un film masivo. conocimientos sobre el pasado y que ade-
Por otro lado el Arte no es lo dominante más dialoguen con las formas del presen-
en nuestros días, ya que ese lugar lo ocu- te. ¿Cómo delinear esos recorridos?
pa el Diseño, que es la aplicación de cate- ¿Partimos de las imágenes iniciales del ser
Louise Bourgueois, “Eugenia Grandet
soy yo”, 2009, técnica mixta. gorías estéticas e innovaciones formales a humano, de las máscaras funerarias; o sal-
los objetos que usamos diariamente y a la tamos al Renacimiento y nos detenemos
Hiroshi Sugimoto, Mondrian, foto, 1999. mayoría de los mensajes que consumimos. en las vanguardias del 20 y las neovan-
guardias del 60? ¿Cómo se incluyen las
formas estéticas no occidentales y sus re-
pertorios sin caer en decodificaciones equi-
vocadas, evitando los etnocentrismos?
Las dudas comienzan a disiparse al com-
probar que las formas comunicativas y los
objetos de la cultura actuales están cons-
truidos con un alto grado de estetización.
En el universo de la fragmentación, de la
cultura visual, de la facilidad de acceso y la
actualización de cualquier contenido en for-
mas audiovisuales y multimediales, el es-
tudio del Arte y de categorías estéticas re-
sulta entonces fundamental para la
comprensión e intervención en el mundo.
Frente a los estereotipos, a las formas cris-
talizadas, a las decisiones e interpretacio-
nes de las industrias culturales, conocer
Arte hoy no constituye un mero aditamen-
to, sino una cuestión social –que es ya una
problemática– porque las categorías esté-
ticas son imprescindibles para la com-
prensión del mundo en que vivimos, sobre
todo para tener acceso a las transforma-
ciones de esos entornos sociales.
Los dibujos animados televisivos son un
ejemplo de la utilización de formas y tópi-
cos de la historia de las culturas en gene-
ral y de la historia del arte en particular.
Son productos industriales que dialogan
con los bienes culturales actuales, con la
propia historia de la cultura y del género;

QUE HAY QUE SABER 42


también con las transposiciones de len-
guajes, la refuncionalización de los postu-
lados de las vanguardias, las citas e in-
serts, las estilizaciones, las parodias y la
autorreferencialidad genérica y mediática.
Y más aún, los recursos descriptos son los
más usados en el lenguaje audiovisual pa-
ra niñas, niños y jóvenes. Entonces, ¿có-
mo enseñamos a individuos que se apro-
pian de las formas del arte a partir de las
pantallas, sin ser absolutamente cons-
cientes de ello?
Los productos de la cultura visual y au-
Richard Tuttle,
diovisual actual requieren un entrenamiento Two blocks, 70’,
exhaustivo de lectura comparativa de los técnica mixta.
distintos lenguajes artísticos y su historia.
Porque esta cultura que nos rodea, tan fa-
miliar y difundida, hace que sus códigos Gabriel Orozco,
de escritura y lectura nos resulten natura- Mis manos son
mi corazón, 1991,
les, inmediatos e instantáneos. Parece en-
Cibachrome.
tonces factible establecer recorridos posi-
bles: films clásicos, historietas, poéticas
teatrales, fotonovelas, videoclips, tapas de
cd, videojuegos, en diálogo constante con
la historia del arte y los géneros discursivos
de la publicidad, el periodismo y el entre-
tenimiento.
Hay que hacer visible y audible que se va
construyendo –y esto afecta a los imagi-
narios e identidades– un sintagma abierto
en constante renovación y transformación
que mezcla imágenes y sonidos tanto nue-
vos como del pasado.
¿Qué aporta el conocimiento de los len-
guajes artísticos y de las obras de arte –en
toda su amplitud genérica– a la formación
y a la vida de nuestros alumnos? Mediante
el conocimiento de los lenguajes de las
múltiples formas artísticas se pueden ela-
borar expresiones que divulguen, denun- Podríamos seguir preguntando y respon- siones, el que se nutra de los aportes de
cien, apoyen, afirmen, etcétera, y por lo diendo sobre la importancia del estudio del los alumnos y construya con el otro cono-
tanto permitan la formación de una cons- arte y sobre los criterios a utilizar para se- cimientos válidos; quizás sea el docente el
ciencia histórica para el desarrollo de una leccionar y distribuir esos contenidos. La que pueda provocar reflexiones y caminos
visión crítica. Una tarea de magnitud ex- enormidad de respuestas que pueden tener alternativos a los propuestos hegemónica-
traordinaria, dadas las múltiples formas de esas preguntas nos conduce a formular mente. Y en esto, el Arte y las categorías es-
construcción de las plurales realidades. otra: ¿Qué lugar debe ocupar el docente téticas son imprescindibles.
Además, y esto no es un propósito menor, que ya no es el poseedor de un saber cier-
colabora con la instalación de una sensi- to, sino de saberes siempre incompletos y
*Licenciada en Artes (FFYL-UBA). Diploma Superior
bilidad no estereotipada que promueve la actualizables? Quizás sea el que ayude a en Educación, Imágenes y Medios (Flacso).Capacitadora
creatividad y la libertad expresiva. buscar dónde buscar, el que motive otras vi- en el PIIE, Programa Integral para la Igualdad Educativa.

43 E L M O N I TO R
breves

Los cooperativistas de “Argentina Trabaja” se suman al Plan FinEs


En el marco del Plan para la Finalización de Estudios
Primarios y Secundarios (FinEs), se presentó el Programa
“Argentina Trabaja, Enseña y Aprende” el pasado 21 de octubre.
La iniciativa, elaborada conjuntamente por las carteras
educativa y de Desarrollo Social, permitirá que los integran-
tes del Programa “Argentina Trabaja” puedan alfabetizarse,
comenzar o terminar sus estudios primarios y secundarios,
sin límite de edad y en sus propios barrios.
Lanzado en 2008 por el Ministerio de Educación de la
Nación, el Plan FinEs se orientó –en su primera etapa de im-
plementación– a aquellos que terminaron de cursar el nivel
medio y adeudaban materias, por lo que no habían podido
recibirse. En la segunda etapa, que se inició durante 2009,
se sumaron personas que no habían comenzado o finalizado
el primario o secundario.
El Plan de Ingreso Social con Trabajo “Argentina Trabaja” está destinado a personas sin ingresos en el
grupo familiar, ni prestaciones de pensiones, jubilaciones nacionales, ni planes del Ministerio de Trabajo,
Empleo y Seguridad Social o provinciales.

Concurso de Cortos “Construir Futuro con Trabajo Decente” 17° Videoconferencia del
Observatorio de Violencia
El 15 de octubre se entregaron los premios del Concurso Nacional de Cortos
“Construir Futuro con Trabajo Decente”, organizado en forma conjunta por el El pasado 25 de octubre se realizó la 17°
Ministerio de Educación, el Ministerio de Trabajo y la OIT . Videoconferencia del Observatorio
El primer premio del certamen –que se dirigió a los estudiantes de los estable- Argentino de Violencia en las Escuelas, ini-
cimientos de educación secundaria de todo el país– fue para Des Igualdad, el ciativa conjunta del Ministerio de
corto producido por alumnos de la Escuela de Enseñanza Media Particular Educación de la Nación y la Universidad
Incorporada N° 8103 de Piamonte, Santa Fe. El Instituto Provincial de Nacional de San Martín.
Enseñanza Media N° 80 de Berrotarán, Córdoba, quedó en segundo lugar con El El propósito de este ciclo es crear un es-
niño gigante. Y el tercer puesto lo compartieron Nos pasa a todos, de la Escuela pacio de reflexión en el que, a partir de los
Secundaria Básica N° 39 de Bernal, y Cualquier cosita te llamamos, de la aportes de distintos especialistas, las y los
Escuela de Enseñanza Secundaria N° 19 de Claypole, ambas de la provincia de docentes puedan encontrarse en el debate
Buenos Aires. de un tema que les preocupa.
Además, se entregaron menciones honoríficas a los siguientes cortos: Quién es Para más información, remitirse a: violen-
ciaenlasescuelas@me.gov.ar.
el responsable (Colegio Santa María, Buenos Aires); Por el bien de todos
(Instituto Secundario María Grande, Entre Ríos); Sólo soy un eslabón (Escuela
de Educación Técnica Nº 625 Carlos Guido y Spano, Santa Fe); Juli (Centro
Educativo El Talar, Buenos Aires); Vigere (Instituto José Manuel Estrada, Buenos
Aires); y Verdes rojos (Escuela Agrotécnica de Coronel Pringles, Buenos Aires).
El objetivo de la propuesta fue impulsar a las y los jóvenes estudiantes a ex-
presar su mirada acerca del mundo del trabajo, promoviendo a la vez su sensi-
bilización y la generación de un proceso de toma de consciencia sobre el traba-
jo decente y los principios y derechos fundamentales del trabajo.

44


Jornadas Nacionales de Convivencia Escolar Plan Estratégico Agroalimentario


y Agroindustrial
El Ministerio de Educación de la Nación inauguró el 21 de octubre las Jornadas
Nacionales de Convivencia Escolar, junto a la Organización de Estados El Ministerio de Educación de la Nación y
Iberoamericanos (OEI). el Ministerio de Agricultura, Ganadería y
El encuentro reunió a referentes de todas las jurisdicciones y buscó reafirmar las lí- Pesca inauguraron el 20 de octubre las pri-
neas orientadoras para la construcción de los Acuerdos de Convivencia y los meras jornadas de capacitación sobre el
Consejos de Convivencia Escolar, en la nueva escuela secundaria obligatoria. Plan Estratégico Agroalimentario y
Los ejes conceptuales que animaron las jornadas fueron la participación de todos Agroindustrial (PEA) 2010-2016 y su imple-
los actores en la construcción de normas, y el respeto por la diferencia del rol del mentación en escuelas agrotécnicas.
adulto y del joven a la hora de proponer y sostener ese valor. El objetivo del encuentro fue formar e in-
volucrar a las y los docentes de institucio-
nes educativas agrotécnicas en la metodo-
logía del Plan y en su vinculación con la
comunidad educativa; identificando los po-
sibles escenarios futuros con los que se
enfrentarán esas escuelas de aquí a las
próximas décadas.

II Congreso Iberoamericano
de Seguridad Vial
El Ministerio de Educación de la Nación
participó del II Congreso Iberoamericano
de Seguridad Vial Argentina 2010, organi-
zado por la Agencia Nacional de Seguridad
Vial junto con la Asociación Argentina de
Carreteras y el Instituto Vial
Sexta Feria del Libro Antiguo Iberoamericano.
Por primera vez, se realizó en el Ministerio de Educación nacional la Sexta El panel sobre Educación Vial tuvo como
Feria del Libro Antiguo de Buenos Aires, organizada por la Asociación de objetivo el acercamiento de posturas y la
Libreros Anticuarios de la Argentina (ALADA). búsqueda de soluciones consensuadas
La muestra –que se desarrolló del 4 al 7 de noviembre– presentó una variada que sirvan como base para el estableci-
selección de libros raros, coleccionables y antiguos, manuscritos históricos y li- miento de políticas de seguridad vial coor-
terarios, impresos, grabados, mapas dinadas en el entorno de Iberoamérica.
y fotografías. Durante el Congreso, que se desarrolló
La Biblioteca Nacional de Maestros entre el 20 y el 22 de octubre con la pre-
acompañó la actividad con una sencia de profesionales e investigadores
muestra de algunos ejemplares que del ámbito nacional e internacional, se rea-
integran el tesoro bibliográfico de la lizaron diferentes conferencias temáticas y
institución. Para mayor información sesiones especiales acerca de los temas
sobre la Feria, dirigirse vía mail a in- de mayor actualidad e interés en relación a
fo@alada.org.ar. la seguridad vial.

Las instituciones que quieran publicar sus actividades en Breves, pueden enviar
textos de no más de 900 caracteres con espacios, a: cartasmonitor@me.gov.ar.
Los editores se reservan el derecho de seleccionar el material.

45 E L M O N I TO R
Un nuevo modo de enseñar y de aprender

Cuando llegaron las netbooks


Hace veinte años, en un aula hecha de cha-
pas, sin pisos ni ventanas, Carlos Penella no El Programa Conectar Igualdad.com.ar, implementado por el Ministerio de
imaginó que llegaría a estar al frente de la Educación de la Nación, es una gran herramienta de inclusión social. Esta
Escuela de Educación Técnica N° 7 de
Gregorio de Laferrere, un edificio de 5.000 crónica muestra el impacto que causó la llegada de las computadoras
metros cuadrados que diariamente alber- personales a la Escuela de Educación Técnica N° 7, de Gregorio de
ga a 1.800 alumnas y alumnos entre el ci-
Laferrere, una de las zonas más humildes de la provincia de Buenos Aires.
clo básico y el ciclo superior, el bachillera-
to tecnológico para adultos y los cursos de
formación profesional. Tampoco imaginó
que su escuela sería una de las primeras en nología, los hizo sentir parte de un siste- justifica, y adelanta que desde octubre pon-
recibir las netbooks del Programa Conectar ma educativo en avance permanente”, re- drán a prueba los dispositivos con alum-
Igualdad.com.ar de la mano de la presi- flexiona el director del establecimiento de nas y alumnos del bachillerato tecnológi-
denta de la Nación, Cristina Fernández de Laferrere, un desprendimiento de la anti- co para adultos.
Kirchner, y su ministro de Educación, gua Escuela Profesional Mixta N° 8, que en
sus inicios funcionaba en vagones de fe- Ayudar a aprender
Alberto Sileoni. “Para nuestra comunidad,
que está compuesta en su mayor parte por rrocarril en desuso. Docentes y estudiantes coinciden en que
familias carenciadas, el plan es muy posi- En sintonía con lo que expresan otros do- la llegada de las computadoras portátiles a
tivo, porque les da a los chicos la posibili- centes y alumnos que están atravesando la escuela significó un estímulo, una atrac-
dad de estar en contacto con la última tec- la experiencia, y con lo que observan la ción, al momento de participar en las cla-
mayoría de los profesionales que han ana- ses. Cada año, durante más de quince años,
lizado la implementación de la iniciativa, la profesora María Elisa Corini cargaba has-
Penella considera que el Programa está ta la E.E.T.N° 7 sus libros con obras de re-
cambiando el modo tradicional de ense- conocidos artistas, para ilustrar las clases
ñar y aprender: “La dinámica de la clase sobre Historia del Arte. Hasta que hace po-
cambia por completo”, señala. Aunque la co más de un mes, mientras sus alumnos
primera entrega de máquinas estuvo des- esperaban para participar en una video-
tinada a estudiantes y profesores del ciclo conferencia con la presidenta de la Nación,
superior, el director explica: “Institucio- descubrió a uno de los chicos mirando cua-
nalmente, se ha tomado la decisión de no dros en su netbook recién estrenada.
esperar que los alumnos estén en tercer –¿Cómo hiciste para entrar ahí? –le pre-
año para usar las netbooks”. Por ese mo- guntó.
tivo, ideó junto a sus jefes de Taller un sis- –Las máquinas tienen Encarta, profe –res-
tema de préstamos en el interior de la es- pondió el chico.
cuela, para que profesores y estudiantes Las computadoras portátiles del Programa
del ciclo básico puedan utilizar este recur- Conectar Igualdad.com.ar están cambian-
so durante sus clases. “Cuando llega una do el modo tradicional de enseñar y apren-
nueva herramienta a la comunidad, todos der. Al menos eso opina María Elisa, que
sus miembros deben poder aprovecharla”, pasó de acarrear pesados libros a organizar

46
con sus alumnos una visita virtual a la co- tico para estimular a personas con disca- mos formando técnicos, y hoy por hoy esa
lección permanente de algún museo: “Al pacidad; y un casco que no permite que la formación pasa por el dominio de la infor-
principio tenía miedo, pensaba que se iban moto arranque si no está bien colocado y mática, el mail, internet”.
a meter en cualquier página, porque no ten- ajustado. Y llevaron, por supuesto, las net- Tras familiarizarse con los programas que
go demasiados conocimientos de informá- books, para mostrar sus proyectos con ma- vienen instalados en las netbooks, algunos
tica. Entonces me llevé la máquina a casa, yor detalle. docentes pidieron la instalación de aplica-
investigué, practiqué; y cuando la traje de “La respuesta de los alumnos es positi- ciones más específicas, como un simula-
vuelta nos metimos juntos en la enciclo- va; cada uno trabaja sobre su propio pro- dor de circuitos eléctricos, o la herramien-
pedia Encarta.¡Estaban fascinados!”. yecto; y como la mayoría no dispone de ta de dibujo Autocad. “El desafío fue cómo
Cristofher cursa cuarto año y dice que, computadora en su casa, lo ven como algo plantear la clase, cambió notablemente
desde que estrenaron las máquinas, “Los novedoso”, relata Rubén Ricardes, profe- nuestra perspectiva” dice Ricardes.
profesores interactúan más con los chicos. sor de Dibujo Tecnológico. Y añade: “Antes Penella, por su parte, explica que “alum-
Nuestra generación es más de la compu- de tener las netbooks, los chicos trabajaban nos y docentes tienen una dinámica dis-
tadora; la fotocopia, para nosotros, es an- de a dos o tres en las pc; era difícil seguir- tinta: en el profesor, el desafío pasa por có-
ticuada”. Guillermo, su amigo, opina que los porque siempre hay alguno que sobre- mo armar una clase en red, por cómo
las máquinas aportan “originalidad y rapi- sale del resto, y los demás no pueden prac- manejarse con 20 o 30 chicos que están
dez” a las clases. Juntos integraron el equi- ticar con el mismo ritmo”. más familiarizados con esa tecnología que
po que representó a la escuela en la Feria “Como profe, y como papá, dije ‘¡Por fin!’ uno”. Y agrega que la respuesta de las y
de Ciencias Provincial, que se celebró a fi- –cuenta Fernando Mafuche, docente de los docentes y los alumnos fue bastante
nes de septiembre en San Bernardo. Matemáticas–, porque para algunos chi- positiva: “Desde la escuela incentivamos el
Llevaron el prototipo de una silla de rue- cos, tal vez la escuela era un lugar aburri- uso de las máquinas, trabajamos para que el
das con modificaciones; un tablero didác- do, venían desmotivados... además, esta- profesor le pierda miedo, que se acostumbre

47 E L M O N I TO R
al uso de esta nueva herramienta que ca- cuelas secundarias públicas, estableci- “Existe una brecha entre quienes acce-
pacita a chicas y chicos para ingresar al mientos de educación especial e institutos den a estas herramientas y quienes no, que
mundo del trabajo”. de formación docente de todo el país, con se amplía si el Estado no interviene cam-
un plazo de entrega de tres años. biando los patrones sociales de distribu-
Donde hay una necesidad, hay un derecho La iniciativa contempla la entrega de los ción del saber –señala el titular de la car-
equipos en comodato a cada alumno y, con tera educativa nacional, Alberto Sileoni–.
El Programa Conectar Igualdad.com.ar,
el fin de estimular la finalización de los es- En esta tarea de redistribución, de demo-
lanzado en abril de este año, prevé la dis-
tudios secundarios, se prevé que aquellos cratización y de justicia, la escuela y la edu-
tribución de 3 millones de computadoras
que terminen la escuela podrán quedarse cación tienen un papel fundamental”.
portátiles para alumnos y docentes de es-
con los equipos. La primera etapa de implementación es-
tá orientada a 230 mil estudiantes y 20 mil
educadores del último ciclo de escuelas
secundarias técnicas públicas (industria-
les y agropecuarias). Se distribuirán 250
mil netbooks en un total de 1.200 estable-
cimientos de todo el país. En la segunda
etapa, la iniciativa se extiende a todas las
escuelas secundarias públicas, estableci-
mientos de educación especial e institutos
de formación docente. Serán 2.780.516 los
equipos que se entregarán –en un plazo de
tres años– a docentes y alumnos.
La ejecución de la iniciativa –que involu-
cra al Anses, a la jefatura de Gabinete de
Ministros, y a los ministerios de Educación
y de Planificación Federal, Inversión Pública
y Servicios– supone una inversión total de
750 millones de dólares, destinada no so-
lo a la compra de los equipos, sino a la
El programa Conectar Igualdad.com.ar adecuación de la infraestructura de las es-
cuelas, la instalación de antenas para pro-
Todos los docentes y estudiantes de las escuelas secundarias públicas del país, escuelas
veer internet inalámbrica y la capacitación
especiales e Institutos de Formación Docente recibirán las laptops educativas.
para docentes y personal técnico.
El programa propone el desarrollo de contenidos digitales que puedan utilizarse en pro-
El Programa Conectar Igualdad.com.ar se
puestas didácticas que apuntan a transformar los modelos de enseñanza y a dinamizar
creó mediante Decreto 459/2010, que des-
nuevos procesos de aprendizaje.
taca: “El desarrollo de las tecnologías de
La iniciativa recupera y valoriza la escuela pública, traza nuevos puentes entre comunidad
la información y de la comunicación ha ge-
y escuela, reduce las brechas digitales y construye una política universal de inclusión di-
nerado en la sociedad moderna profundas
gital de alcance federal, con lo que revierte así la desigualdad social entre las zonas geo-
transformaciones que exigen de parte del
gráficas urbanas y rurales.
Estado la producción de respuestas efica-
Las netbooks facilitan la inclusión de las tecnologías en las aulas, promueven prácti-
ces”. Expresa, además: “El Estado Nacional
cas educativas innovadoras y potencian nuevas experiencias de aprendizaje.
tiene la responsabilidad de proveer una
Todos los equipos de Conectar Igualdad tienen software libre, y una utilidad de seguri-
educación integral, permanente y de calidad
dad que inutiliza su funcionamiento en caso de robo o extravío o en caso de que se de-
para todos los habitantes, garantizando la
tecte un uso sistemático fuera de la jurisdicción educativa.
igualdad, gratuidad y equidad en el ejerci-
El portal Educ.ar y Canal Encuentro desarrollaron un banco de recursos y materiales
cio del mencionado derecho”.
digitales para hacer más fácil el trabajo escolar en el aula y en el hogar.
El empleo de las TIC debe ocupar un lugar estratégico en la agenda educativa de las es-
Silvina Seijas
cuelas, con el fin de lograr aprendizajes significativos en el marco de la sociedad de co-
sseijas@me.gov.ar
nocimiento.

PROGRAMAS 48
Qué es Expedición Ciencia

Un viaje al corazón
del pensamiento científico
Por Gabriel Gellon, Melina Furman
Una valiosa experiencia que reúne a científicos, educadores y estu-
y Diego Golombek*
diantes que realizan campamentos en los que se busca que chicas y chi-
¿Mochilas y tubos de ensayo? ¿Bosques, cos aprendan a formular preguntas, imaginen hipótesis e incorporen
lagos y experimentos? ¿Chicos haciendo
ciencia de la mano de científicos? ¿Debates de manera lúdica y creativa la educación en ciencias.
virtuales sobre experimentos para res-
ponder una pregunta de la vida cotidiana?
¿Docentes planificando actividades que cómo imaginamos explicaciones y las va- Expedición Ciencia otorga un importante
formen el pensamiento científico de sus lidamos contrastándolas con la realidad. número de becas de ayuda económica que
alumnos? De todo eso y algunas otras co- Los jóvenes participantes encuentran un ha permitido que muchos jóvenes de es-
sas más se trata Expedición Ciencia, una lugar en donde expresar su gusto por el casos recursos encontraran una conexión
asociación dedicada a la educación en conocimiento, aprender a valorar su propia con la ciencia y los científicos que, de otra
ciencias en la que confluyen científicos y capacidad de razonamiento y exploración, manera, hubiera resultado muy difícil. Las
educadores apasionados por la explora- conectarse con otros jóvenes como ellos primeras becas fueron establecidas por la
ción y la vida al aire libre y que acaba de y trabar amistad con científicos profesio- Fundación Antorchas, pero otras organiza-
recibir el premio en educación del Harvard nales. ciones han brindado su apoyo de diversas
Club en Argentina.
Expedición Ciencia nació como un cam-
pamento de ciencias para estudiantes de
todo el país de entre 14 y 17 años. Cada
año, 45 jóvenes participan de10 días de
actividades científicas y de aventura en
Villa la Angostura, con la guía de científicos
y expertos en educación al aire libre. Las
actividades del campamento combinan la
exploración del entorno con la indagación
intelectual de preguntas fundamentales de
la ciencia. Los científicos que concurren
al campamento no dan clases magistra-
les ni proveen respuestas; se trata de que
los chicos aprendan a formular preguntas,
imaginar hipótesis, concebir formas de po-
ner a prueba sus conjeturas. El movimiento
Foto: Silvina Enrietti

del Sol y de las estrellas, la calcinación de


los metales, la composición de los colo-
res son sólo excusas para discutir cómo
se construye el conocimiento científico,

49 E L M O N I TO R
maneras, como la Universidad de Buenos surgen en buena parte de la experiencia capacitación por la que pasaron alrededor
Aires o la Fundación Ciencias Exactas y del campamento. de 300 futuros docentes de todo el país. En
personas individuales dentro de las cua- esta misma línea, durante 2010 Expedición
les cabe destacar a Elsa y George Feher, Expedición y los docentes Ciencia coordinó el área de ciencias bási-
físicos comprometidos con la educación Una de las preocupaciones fundamenta- cas del Programa de Fortalecimiento de la
en ciencias en la Argentina. les del equipo de Expedición Ciencia ha Educación Técnica, llevado adelante por
Los campamentos de Expedición Ciencia sido desde el inicio, la búsqueda de es- la Fundación YPF.
no solo transformaron a varias camadas trategias para la enseñanza del pensa- Acercar el espíritu científico a la realidad
de jóvenes, desde su inicio. La concepción miento científico y, más específicamente, de las aulas requiere de un esfuerzo sos-
de la propuesta, que combina el pensa- cómo lograr que este tipo de pensamien- tenido apoyado en buenos materiales pa-
miento crítico con el juego, la construcción to encuentre su lugar en el aula. Así co- ra la enseñanza. Por esta razón, Expedición
del conocimiento con la de la identidad menzamos a desarrollar propuestas de ca- Ciencia comenzó a publicar, con el apoyo de
y los vínculos, el rigor con la creatividad pacitación para docentes del nivel primario, la Fundación Telefónica, una serie de re-
y la irreverencia, trascendió pronto los lí- medio, de los profesorados y también pa- cursos dirigidos a docentes de ciencias.
mites de este viaje inicial. ra las universidades. Estos recursos se difunden gratuitamente a
En 2005, el libro La ciencia en el aula En 2008 el Instituto Nacional de través de una publicación digital y mensual
(Paidós) recibió el premio de la Fundación Formación Docente invitó a Expedición que tiene dos secciones fundamentales.
El Libro a la mejor obra de educación. Los Ciencia a realizar campamentos de ciencias En la primera de ellas (“Pasen y vean: un
autores (Gellon, Rosenvasser-Feher, para estudiantes de profesorados de cien- científico en acción”), se entrevista a cien-
Furman y Golombek) son fundadores de cias básicas y matemática. Nació así tíficos argentinos acerca de su trabajo, in-
Expedición Ciencia y las ideas del libro Expedición Docencia, una propuesta de cluyendo las preguntas que los guían y las

CIENCIA 50
formas de investigar que le son propias,
acercando a los docentes detalles de la
ciencia que se hace “a la vuelta de la es-
quina”. En la segunda sección (“Cómo sa-
bemos lo que sabemos”), se relata el ori-
gen de una idea fundamental en ciencias de
manera tal que pueda ser utilizado en las
clases de ciencia del nivel medio o de los
profesorados.
En suma, lo que comenzó como una ini-
ciativa de exploración científica al aire libre
fue tomando forma como una propuesta
de acercamiento de la ciencia y el pensa-
miento científico para los docentes y la
educación formal en general. El siguiente
paso era, naturalmente, llegar a más do-
centes con una propuesta de formación
más profunda.

El premio Harvard Club


y un campus virtual
A mediados de 2010, el equipo de
Expedición Ciencia comenzó a explorar la
idea de contar con un campus virtual pro-
pio, desde el cual poder ofrecer cursos a
distancia y enriquecer las capacitaciones
presenciales. Esta fue la propuesta que se
presentó al concurso Estímulo a la
Educación, que todos los años convoca el
Club Harvard de Argentina. El pasado no-
viembre se anunció que Expedición Ciencia
había sido galardonada con el premio, ele-
gida entre alrededor de 60 postulantes.
Gracias al estímulo del Harvard Club (y la
asesoría ofrecida por sus miembros), de sus propuestas nos muestra el rol di- de estudios de abogacía, trabó relaciones
Expedición Ciencia podrá poner a punto námico que la sociedad civil dentro de un con empresas, con organismos estatales
su campus virtual y abrir sus “puertas” a país puede jugar para la mejora de la edu- como el Ministerio de Educación de la
principios de 2011 a la primera camada, a cación. Expedición Ciencia nació con el Nación y el INFOD, con universidades y
una propuesta de posgrado para docen- apoyo de algunas fundaciones y de indivi- editoriales.
tes de ciencia. duos interesados, contó con el trabajo vo- Sin embargo, la relación más profunda y
La historia del crecimiento y desarrollo luntario de numerosos científicos y edu- duradera se da con las y los jóvenes y las
de la Asociación Civil Expedición Ciencia y cadores, se benefició del trabajo pro-bono y los docentes que, además de participar
en el campamento y otras actividades de
formación, siguen colaborando de dife-
Para leer más: www.expedicionciencia.org.ar rentes maneras con el proyecto. Quizás es-
http://www.youtube.com/watch?v=oLfO34LmEJg te sea el inicio de una relación de colabo-
ración más estrecha y creativa entre
http://www.educared.org.ar/enfoco/lapuntadelovillo/
científicos y docentes de ciencia.
Para suscribirse a la publicación mensual gratuita de Expedición Ciencia,
escribir a info@expedicionciencia.org.ar. * Científicos, docentes y fundadores de Expedición Ciencia.

51 E L M O N I TO R
EL CUENTO „

Reflexiones
por Fogwil

Cuando un imbécil se ha vuelto prescindible para sí, ínti- meros que mueren en batallas atorrantas en medio de gue-
mamente se sabe prescindible para los otros. Esto se apren- rras tongadas. Cuando se juega con permiso de un grande
de en las salas de terapia intensiva, los tiroteos, los naufra- es fácil. ¡Quién no lo sabe! Aquello es el espejo, esta es la
gios y en ningún otro lugar del mundo, creo. Hace tanto realidad, este es mi lado. ¡Así cualquiera juega! Pero yo
tiempo me supe prescindible que ni lo recordaba y esta re- estaba solo y había prescindido de vos y de mis mayores, y
flexión sobre la memoria me ayuda a prescindir de vos y de mi juego era otro. Me ocurrió antes: verme “al” espejo, ver
tus efectos sobre mí, que siempre imaginábamos no eran si- al otro vidrioso, especular, virtual, y saber que el de este
no los efectos que producía sobre vos el reconocimiento lado es “yo”, que nunca se conocerá al otro y que jamás se
de que “algo hubo”. Ya ves, estoy muy viejo y continúo es- encontrará al especular, virtual y vidrioso que es. A eso ju-
cribiendo cartitas de amor, pero desde que me supe pres- gaba, hasta el momento de destrozar el cristal de un cula-
cindible sólo escribo cartitas de amor a prostitutas de la tazo. (Por entonces yo amaba posar frente al espejo con el
peor especie, como vos. “Putita discou”, escribiría si no saco desprendido insinuando las cachas de nogal de mi 38
temiese lastimarte ahora que has aprendido que ciertos gé- Colt Police Special Service empavonado con reflejos azules.)
neros musicales hay que ignorarlos desde el comienzo por- No lo hice aquel día: me cité para la tarde siguiente. Antes
que importan menos que el amor y se parecen al amor so- de ejecutarlo tomé el té, fumé un cigarro holandés muy
lo por su carácter obvio, ficticio, seriado, imitativo, invasor, aromático y bajé a contemplarme por última vez en el es-
viscoso. Y pegajoso. Pero no volveré a representar mi an- pejo del vestíbulo. Me encontré como siempre: eso era yo.
tigua revulsión hacia las cosas que pringan –bastante la he Desabroché la sobaquera, ordené mi cuello y mi corbata y
vivido contigo– ni quiero que pienses que te supongo una me observé durante un rato. Reproduje cada uno de mis
“putita discou”: sos una puta de foyer, una puta de soirée, gestos, reencontré una a una todas mis caras. Todo iba bien:
una cazadora de fortunas emocionales, una “play-girl” sin la máquina seguía ajustada.
auto, una desgracia de mujer. Pronto envejecerás y cada El Colt. El Colt me esperaba sobre el aplique de mármol
vez será menos probable que alguien sorprenda determi- rosa del vestíbulo. Vi su imagen reflejada en el ángulo in-
nado efecto que sus efectos sobre vos le provocan y se ate ferior izquierdo del espejo, sus cachas de madera de nogal
a eso, pero siempre habrá imbéciles y la vida transcurre claro humanizaban el azul oscuro –casi negro– del pavo-
trayendo nuevas preocupaciones, nuevos ejercicios que sus- nado del tambor. Volví a mirar el marco del espejo. Fue
tituyen a las personas cuando comienzan a congelarse los de mamá, era verde, con una guarda de oro Luis XVI.
mohínes y los tics deliciosos de la carne graban su negati- Después volví a mirar mis ojos mientras calculaba dónde
vo en las pieles de plata de las putitas que envejecen. No es- golpear para que toda la pieza de cristal estallase a la vez:
cribiré sobre esto en mi carta de amor, en mi cartita de al centro, un poco abajo, en ángulo de treinta grados para
amor de despedida… Efecto de un efecto elaborado sobre no dañar las cachas de madera tan tibias y blandas del Colt.
un efecto imaginado: ¡maravilla de espejos! “Pero esto de
los espejos es muy viejo…”, pensarás rimando, y yo sé que
Rodolfo Enrique Fogwill nació en Buenos Aires en 1941; escritor, editor y
el juego de los espejos comenzó hace dos mil trescientos sociólogo, autor de Mis muertos punk (cuentos), Cuentos completos, Los
años, pero también sé que vos nunca sabrás que los pri- Pichiciegos (novela que trata sobre la guerra de Malvinas). En 2004, con
meros en jugar al espejo tuvieron permiso de sus mayores, su novela Vivir afuera ganó el Premio Nacional de Literatura. Murió este
porque siempre los primeros tienen mayores: notables ate- año: el 21 de agosto de 2010.
nienses, profesores spencerianos, capitanes de ejércitos coi- Ilustración: Juan Lima

52
53 E L M O N I TO R
Resolví contener la respiración durante el acto. Resolví ha- realidad –tierra maternal– y allí los sostenían notables ate-
cerlo con la izquierda, para ver al otro golpeando con na- nienses, cretenses, siracusanos, coroneles federales, te-
turalidad con su derecha armada de un Colt idéntico, pero nientes unitarios, padres spencerianos. Pero a mí no: yo
virtual: inofensivo. Protegí mi mano y el antebrazo con un estaba solo y no era un juego. Era un mareo el espejo. Eso:
pañuelo: era de Osvaldo. Lo olvidó tiempo atrás en mi cuar- mareaba.
to. De seda blanca, lo había bordado su madre en azul y Mareaba como ahora. Para eso sirve prescindir de una
colorado. Su guarda bordó de macramé contrastaba con mujer, para marear, para escribir sobre cierto mareo ma-
una imagen en el centro: una figura de mujer. Mamá lo en- reando sin apelar a sofismas ni hipótesis históricas sobre la
contró entre mis sábanas y obviando comentarios, lo lavó, certeza del poder patriarcal sosteniendo la posibilidad de
lo planchó con amor, y lo dejó junto a mi almohada donde un ejercicio confiado de la letra. Y sirve para descubrir al ca-
lo descubrimos envuelto en un sobre de celofán azul aro- bo de tanto pensar y marear a uno y a otro lado que ni el tex-
mado con capullos de lavanda secos. En ese pañuelo que to y sus ratas, ni sus imágenes de personas reales o virtua-
tanto amor de madre guardaba entre sus pliegues enfundé les se hubiesen desgranado sin prescindir de la mujer. Porque
mi mano y mi muñeca izquierdas para evitar herirme. ¿Cómo si yo no hubiese prescindido de vos en lugar de este texto
negar que mi mano, mi muñeca, su piel, sus fibras y sus ve- flotaría en el frasco de la memoria sólo un magma confuso
nas eran un fruto de mi ser, como Osvaldo de frases sobre imágenes reales, efectos vir-
y yo fuimos para nuestras amorosas y mu- tuales, virtudes personales, efectos de ciertas
rientes madres…? Eso pensé y tomé aire. desubicaciones sociales y mujeres y mujeriles
Detuve mi respiración. Ya ni una idea de males: fibromas, voces agudas (“¿Viste?”, gri-
madre ni sombra alguna de conciencia que tan) y la presencia de ese algo oscuro que oja-
distinguiese mi reflexión de mis deseos de lá fuese muerte, porque ahora sé, y cada vez
odio y golpear parasitaban mi voluntad. lo sé con más certeza cuanto menos miedo
Medí el impacto con precisión y martillé. de morir queda entre mis reservas, que es al-
Fue un instante: vi mi brazo derecho al- go peor que la muerte y se parece a lo que
zándose, vi mi mano derecha que empuña- comentamos la tarde de la vernissage de los
ba con firmeza el Colt, vi mis ojos clavados en el punto don- Varela Núñez: “La imbecilidad sobreviene tan pronto uno
de debía golpear y sentí un perfume de lavanda comienza y otro sigue el feo juego del regodeo en la luci-
expandiéndose tras el vuelo de mi antebrazo: un látigo cor- dez…”. Eso que siempre creemos se parece a vivir, manera
tando el aire. Y ya no pude ver. Ya no estaba yo más. atolondrada de vivir oteando lo otro. Ya ves, yo siempre el
Tampoco el cristal para delatar si alguna de sus astillas hi- mismo pero mejor: ¡Si hasta he sido capaz de escribir cua-
rió mi cara. Mi mano izquierda relajada depositó el arma tro páginas sin repetir esa palabra que tanto te golpea (“pu-
sobre el aplique de mármol gris. La otra temblaba aún por ta”)! La escribo ahora puta-puta-puta-puta-puta y sigo es-
el esfuerzo del golpe. Quité el pañuelo que envolvía la mu- cribiéndola y gritándola, hasta que adentro me inunde el
ñeca derecha y lo sentí mojado de sudor y manchado por la ruido “puta” y ya no pueda diferenciar el sonido de afuera
película de aceite que protegía el revólver. Tras el espejo vi de aquel ruido de adentro y tome el 38, lo apunte a la mem-
un hueco que alguna vez fue biblioteca o placard. Aquellas brana temblorosa que separa los ruidos de uno y otro lado
ratas cuyo origen intrigó a los mucamos y a mis padres du- y dispare su gran ruido de acero, azufre y nogal claro y me
rante tantos años tenían su nido allí, ahora lo sabía. El mar- deje caer en mis astillas, y esta vez no para llorar por una ra-
co del espejo se montaba sobre una cruz que distribuía su ta muerta como antes, aunque si alguien me encontrase en-
peso y su armazón se estaba derrumbando hacia mi lado y tre los escombros de mi pantalla de escuchar creerá que llo-
arrastraba con él escombros, polvo y media docena de ratas ré sobre el cadáver de una rata y piense que siempre hubo
pequeñas, recién nacidas. Las ratas grandes habían huido una rata royendo dentro de mí y diga a los agentes o a la fa-
antes. De las seis o siete que cayeron entre las astillas de milia que esa rata eras vos y nadie sepa que solo eras la pan-
cristal solo una corrió a refugiarse bajo el bargueño. Algunas talla lustrosa que tuve para proyectar todas las ratas asesi-
respiraban agitadamente y movían sus cabecitas: vi latir sus nadas por mi impericia mientras buscaba imágenes virtuales
cuerpitos translúcidos. Las otras tres estaban muertas por el para llamarlas “realidad”, aunque sabía que de este lado
impacto contra el piso de mármol. Entonces supe que quie- del cristal lo único verificable es el gran ruido que inte-
nes comenzaron las paradojas del espejo y los que las si- rrumpe la luz cuando alguien procura eliminar cierto refle-
guieron narrando y transmutando no hacían sino jugar, por- jo que enceguece. !
que ellos confiaban en la sustancia de su lado y la llamaron

EL CUENTO 54
‚
LA FOTO

Escuela normal.
Circa 1950
Foto: A.G.N.

55 E L M O N I TO R
RESEÑA

Historietas desde la Patagonia

La época de oro de la historieta nacional dose a lo largo de los años y cuyo último res–, sino porque los cuadritos fueron sos-
–tanto en calidad como en cantidad– fue bastión resultó, en los 80, ediciones La tenidos por un movimiento subterráneo
aquella de las décadas del 40 y el 50; años Urraca con Humor, Sexhumor, Superhumor que encontró vías de circulación alterna-
dorados también para otras manifestacio- y Fierro. tivas: autoediciones de papel barato, im-
nes culturales previas a la masificación de Pero eso no fue lo único ni lo último que presas como se podía, artesanales y de
la televisión: el teatro, la radio, el cine, el se hizo. precaria factura material, que se distri-
tango, la edición. Por entonces existía una Si en la Argentina el humor gráfico y la buían de mano en mano. Esos trabajos,
industria dedicada a producir cuadritos, historieta sobrevivieron a la década del 90 sembrados y crecidos bajo tierra, flore-
un andamiaje nunca del todo sólido, por y reaparecieron vigorizados en los 2000, no cieron en todo el país y fueron impulsa-
cierto (porque fue una época dorada por fue tanto por lo que hicieron los diarios y dos a la superficie por la internet. En cier-
muchas razones, pero no por los desem- revistas de mayor difusión –que, en gene- tos sentidos, la historieta surcó un itinerario
peños empresarios) que fue desarticulán- ral, tienen un elenco ya estable de auto- similar a la poesía, que se sostuvo y se
fortaleció en los márgenes, aprovechando
las posibilidades de experimentación que
da saberse al costado de los circuitos de
consagración de la cultura.
De este rico derrotero da cuenta el pro-
yecto autogestivo La duendes. Historieta
patagónica que hoy abarca una revista/li-
bro impresa (que, además, se puede des-
cargar gratuitamente en http://laduen-
des.blogspot.com), un blog http:// historieta
patagonica.blogspot.com) y una editora
con más de una veintena de libros publi-
cados, de distribución nacional.

Desde el sur
El sur argentino cuenta con una tradición
de humor gráfico, en general publicado en
los diarios zonales. Los antecedentes se
remontan a 1917 en Comodoro Rivadavia,
Chubut, según hace constar Alejandro
Aguado, dibujante, guionista e impulsor
del proyecto de La duendes. Es, además, el
creador de Chiri von fiesta, un persona-
je popular en el sur, que muestra la ver-
satilidad gráfica de su autor: su fisono-
mía y humor pasan de la caricatura al
surrealismo y de las leyendas patagóni-

56
cas al humor non sense, como si tal cosa.
El afloramiento de los cuadritos bajo tie-
rra se produjo entre fines de la década del
80 y principios de los 90 y, en la Patagonia,
estuvo impulsado por casi 60 dibujantes
–por entonces, veinteañeros– de trece ciu-
dades. Abarcó cuatro revistas (El Sistema,
Humor de la Semana, Alquitrán y Duendes
del Sur) y hasta logró un suplemento se-
manal (El Espejo. De los dibujantes del sur,
que salía en el diario Crónica de Comodoro
Rivadavia), cuya tirada rondaba los 15 mil
ejemplares, y una cantidad de exposiciones.
Hasta entonces, unos pocos autores pu-
blicaban, esporádicamente, en diarios o nos –calidad y cantidad– de guionistas. Y De modo que, a esta altura, el regiona-
revistas locales de corta vida, de modo aunque el proyecto de La duendes no es- lismo es ya una categoría demasiado vaga
que la aparición de estas publicaciones capa a este panorama, por fortuna apare- y algo perimida que, con esfuerzo, puede
sirvió para incorporar nuevos dibujantes a cen también narraciones más largas –esas dar cuenta de una localización: lugar de
los diarios zonales. Pero, además, suce- de introducción, nudo y desenlace– que producción y de residencia de los autores,
dió algo impensado para un espacio re- estaban quedando cada vez más relega- pero no mucho más que eso.
gional: autores de diversos puntos del pa- das en las viñetas, en función de relatos La aldea es cada vez más global: la red
ís enviaban material para difundir sus más anecdóticos y algo ombliguistas. es una especie de fanzine a la enésima
trabajos cuando lo habitual era que los di- Hay también una saludable y esencial potencia que hizo que la producción sub-
bujantes intentaran publicar sus obras en dosis de presencia de lo político –otra te- terránea floreciera y abriera la posibilidad
los medios de Buenos Aires, pero nunca mática abandonada por el género– pero de mercados, para un género con pocas
que sucediera a la inversa. que no remite las referencias a la actuali- chances de volverse un modo de subsis-
La Patagonia es una enorme extensión dad y la coyuntura de los cuadritos de hu- tencia ni para los autores de Buenos Aires
que no está ni física, ni económica, ni cul- mor gráfico sino a una interesante cruza ni, todavía menos, para los de las provincia.
turalmente cohesionada, de modo que su de compromiso con la realidad y poesía Muchos de los dibujantes publican para
producción es naturalmente diversa. Pero, excepcionalmente desarrollada por Chelo el exterior y más de una vez son más co-
además, el proyecto de La duendes no se Candia. nocidos en otros países que en la
restringe a los autores de la zona. Argentina. Si bien cada zona impone su
Publican dibujantes de otras provincias, de La aldea global peculiaridad, internet ha revolucionado de
la Ciudad de Buenos Aires y del exterior, –¿Cómo se traduce lo regional en una re- modo tal las áreas creativas que ya los la-
cuadritos de lo más variados: desde chis- vista como la de ustedes? –les preguntaron zos, las influencias y los contactos hacen
tes de humor gráfico a microhistorias co- en una oportunidad a los integrantes de difícil cualquier criterio clasificatorio.
tidianas y domésticas, a relatos con re- la revista neuquina Alquitrán. Además, justamente la circulación por la
ferencias locales e historias clásicas de –De alguna manera, en que los autores red y la llegada a los sitios más diversos
aventuras... En más de un caso se nota son todos de aquí. Y los personajes que obligó a desregionalizar y desnacionalizar
que los trabajos no están hechos con la se crean, que protagonizan las historias los trabajos.
seguridad de que vayan a ser publicados también son de aquí. El tema patagónico “En nuestro caso, son nuestras particu-
y eso tiene consecuencias prácticas, pe- no pasa solamente por hacer historias del laridades las que se universalizan –sos-
ro la gran ventaja de una creación sin con- pehuén o de la mitología mapuche. tiene Aguado–, es el famoso dicho: ‘Pinta
dicionamientos. Nosotros somos muchas cosas a la vez. tu aldea y pintarás el mundo’”.
En general, en la historieta y el humor Hay que perderle el miedo a esa historia de
gráfico nacionales hay una cantidad y una que si uno es de acá debe crear solo temas Judith Gociol
calidad sobresaliente de dibujantes y me- regionales. jgociol@me.gov.ar

57 E L M O N I TO R
CONVERSACIONES

Robert Cox, periodista

“Creía que era posible seguir trabajando como


periodista, que era posible salvar vidas”

El periodista inglés Robert Cox vivió en la Es el legendario periodista que estuvo al frente del Buenos Aires Herald
Argentina entre 1959 y 1979, cuando tuvo
que abandonar el país con su familia, ame-
durante el horror militar. En esta entrevista relata lo que fue dirigir el dia-
nazada por el gobierno de facto. rio entre 1976 y 1979, desde donde denunció los secuestros y las de-
Recientemente estuvo en Buenos Aires pa-
sapariciones de personas y enfrentó, con gran coraje cívico, a la dicta-
ra presentar Guerra sucia, secretos sucios,
una suerte de memorias redactadas por dura genocida de Videla.
su hijo David: “Este es el libro que yo no pu-
de escribir porque todavía me resulta de-
masiado doloroso revivir, a través de la es- zo todo lo que estaba a su alcance. Han Falcon verdes por las calles, con hombres
critura, aquellos tiempos de extrema pasado más de treinta años y todavía no lo- con ametralladoras; los uniformados que
maldad”, explica en el prólogo el padre. gra explicarse por qué sus colegas de los paraban un colectivo, hacían bajar a to-
Cox tiene espaldas anchas; no solo por- diarios nacionales no hicieron lo básico y dos y se llevaban a dos o tres personas.
que es alto y fornido sino porque –duran- elemental de su función periodística: in- Pero nadie lo publicaba, entonces la gen-
te la última dictadura militar– fue uno de formar. te seguía con su vida, pensando que no
los pocos periodistas que aceptó publicar Mientras relata su experiencia se filtran pasaba nada. La falta de información es
información sobre las personas secues- términos en inglés; se percibe que su do- terriblemente peligrosa.
tradas y desaparecidas por el régimen. minio del español le queda corto para ex- -¿Y por qué la gente no creía en lo que
Le cuesta redactar ahora lo que enton- presar todo lo que siente y piensa; y se in- veía por sí misma?
ces no paraba de tipear en su máquina de terrumpe y se traba, producto de los -La verdad, no lo sé. Por un lado sería el
escribir, hasta la madrugada. Director del recuerdos y la emoción. Pero lo más con- miedo, también estaba la famosa frase
diario Buenos Aires Herald –que se publi- mocionante es que su argumentación es “por algo será” y con esa idea se justifi-
caba en la Argentina pero en idioma in- de una lógica tan obvia como demoledora: caba cualquier cosa. Lo que pasa es que
glés–, Cox recibía en persona a cada uno lo único que los periodistas debían hacer hubo mucha violencia también antes del
de los familiares y amigos de los secues- era cumplir con su trabajo. “¿Tan poco es- Golpe y hubo actos de terrorismo terribles;
trados y entre sus logros humanos y pe- timamos el poder de la pluma que no la frente a eso la gente piensa que no im-
riodísticos está el largo listado de personas utilizamos cuando nos amenazan? ¿Acaso portan los métodos, que hay que acabar
que su palabra ayudó a salvar: a los nietos pensamos que ocultando las noticias cau- con el terrorismo, y su reacción no es ra-
de Juan Pablo Schroeder (recuperados lue- saremos más impacto que publicándolas?”. cional. Si a mí, cuando pedía por la apari-
go del secuestro de sus padres); a la hija ción de una persona, algunos me llegaron
del pastor menonita Patria Anna Erb; al -¿La escritura es un arma poderosa? a decir: “Ey, pero si él es un puto”, como si
maestro Alfredo Bravo; al escritor Antonio -Sí, lo es. Alguna vez leí que las palabras la homosexualidad justificara su desapa-
Di Benedetto, a los periodistas Omar Serrat escritas en un papel son más poderosas rición. Además, los militares hacían pro-
y Jacobo Timerman, por citar algunos po- que la espada, es un viejo dicho, que yo paganda todo el tiempo para aterrorizar a
cos ejemplos. creo cierto, porque las palabras quedan. la gente. Después de la experiencia de la
Sin embargo, todavía hoy, se le aparecen El asunto es llegar a la gente con la pala- dictadura, puedo llegar a intuir algo de lo
en sueños los hijos e hijas que no pudo bra. Durante la última dictadura militar, to- que pasó en Alemania. Antes, para mí era
rescatar y se levanta pensando que no hi- do el mundo veía lo que pasaba: Los Ford muy difícil entender cómo la gente que vivía

58
al lado de un campo de concentración y o no pensaban como ellos. Por eso no me Herald recibimos muchas cartas de lecto-
veía todo, no reaccionaba. Ahora sé que resulta sorprendente que todavía ahora no res enojados, que decían que no lo iban a
pueden no reaccionar. De todas formas, haya tolerancia en la Argentina. Si me en- comprar más, porque estaba lleno de de-
todos los días pienso cómo pudo pasar lo cuentro con gente de izquierda que sim- rechos humanos. La Nación, por ejemplo,
que ocurrió y no encuentro la respuesta patiza o apoya al gobierno, me siento ho- es un diario hecho para dar a sus lecto-
-Muchas veces usted compara lo ocu- rrible porque no se puede criticar nada de res lo que quieren leer y eso es entendi-
rrido en la dictadura con el Holocausto las autoridades y lo mismo pasa con la ble en tiempos normales, pero no en tiem-
nazi. derecha, que no admite que se elogie na- pos donde era un deber informar acerca
-Es que yo creo que esto fue un holo- da del gobierno: ninguno escucha. Esos de lo terrible que ocurría.
causto, para mí no hay dudas. Hubo una mismos posicionamientos existen en la -Usted dijo una vez que “la prensa es
aceptación de la dictadura, como ya ha- prensa. responsable por las desapariciones”.
bía ocurrido tantas otras veces en la -¿Los medios tienden a ser compla- -Los grandes diarios faltaron mucho a su
Argentina. Todo el mundo acató vivir en cientes con sus lectores, a decir lo que deber de informar lo que pasaba y los due-
una mentira. Desde 1930 se aceptó que el público quiere escuchar? ños de esos medios tienen una gran res-
los golpes militares eran una forma posi- -La mayor dificultad ha sido, por enton- ponsabilidad por ello. Estoy totalmente
ble de acabar con las democracias y cuan- ces, decirles a los lectores lo que no que- convencido de que se podrían haber evi-
do se acepta un golpe, después hay acep- rían escuchar y señalarles lo que no de- tado muchas muertes publicando con ra-
tación de cualquier cosa. Con los militares seaban ver. El pueblo argentino no quería pidez la noticia de la desaparición, porque
hubo un holocausto, un tipo de genocidio, conocer los secretos sucios de su gobier- los militares hubieran pensado dos veces
porque lo que querían, igual que los na- no, y la prensa le daba el gusto al no in- lo que hacían: o habrían puesto a los se-
zis, era eliminar a todos los que no eran formar lo que ocurría. Nosotros en el cuestrados en una cárcel, legales, o los

59 E L M O N I TO R
habrían dejado en libertad. Lo que pasa es les extranjeros. De todas formas hubo pu- cieron los de muchas empresas chicas, y
que los medios silenciaron todo –tanto, blicaciones muy valientes como el yo creo que lo hacían en solidaridad con
que los familiares debían pagar las soli- Southern Cross, dirigido por el cura ir- nosotros. Eso es lo que noté después, ya
citadas que se publicaron con los nom- landés José Richards, que se publicaba que yo nunca preguntaba, porque entien-
bres de los desaparecidos– y entonces parte en inglés y parte en español; Nueva do que la publicidad no tiene que tener
los militares no tenían que dar cuenta de influencia sobre lo que uno está escri-
lo que estaban haciendo. Las institucio- biendo e informando. Pero, además, sien-
nes del país colapsaron, entre ellas la sal- to que hay una falta total de ética en los
“Creo que muchos periodistas
vaguarda y último recurso de la ciudada- medios. No se puede considerar como
nía, que son los medios. eran muy cínicos y también que fuentes a ninguno de ellos. Los medios
-¿Cómo se explica que cuando el es- estaban muy acostumbrados a los no saben la responsabilidad social que
critor Antonio Di Benedetto fue secues- golpes militares. Yo llegué al país tienen, es una de las debilidades de la de-
trado, ni siquiera publicaron la noticias los mocracia. Y los ataques del Gobierno tam-
en los tiempos de Frondizi y hubo
medios para los que el escritor y perio- poco ayudan. Creo que los medios tienen
dista trabajaba? 32 intentos de golpe antes de que tener regulaciones y que es necesa-
-No sé, yo hablé con los dueños de esos derrocarlo”. rio que el Gobierno tenga su voz, pero el
medios, buscaron algunas justificaciones control de la prensa por las autoridades
y aún así no lo puedo entender.  también es un asunto muy delicado.
-Más allá de la responsabilidad de los
medios, ¿qué fue de la actitud individual
La detención
de cada periodista? presencia, el periódico de la comunidad ju-
-Creo que muchos periodistas eran muy día dirigido por Herman Schiller; el dia- -¿Cómo fue su experiencia cuando lo
cínicos y también que estaban muy acos- rio Río Negro fue excelente en ese perío- detuvieron el 22 de abril de 1977?
tumbrados a los golpes militares. Yo llegué do y también el diario El independiente -A mí me ayudó que me llevaran preso,
al país en los tiempos de Frondizi y hubo de La Rioja, pero lo cerraron, y Ariel me ayudó como periodista. Por el camino
32 intentos de golpe antes de derrocarlo. Delgado desde radio Colonia. reconocí inmediatamente adónde me lle-
En la Argentina era aceptado que la ma- -Hasta entonces, ¿cómo había sido el vaban, porque ya había hecho el mismo
nera de cambiar un gobierno era con un comportamiento de los medios naciona- recorrido acompañándolo a Andrew
golpe, en lugar de elecciones. les? Graham-Yooll cuando, todavía antes del
-En el caso del Herald coincidía su de- -En la primera conferencia de prensa a golpe, lo detuvieron por haber cubierto
cisión con la de los dueños. la que fui cuando llegué a la Argentina, lo conferencias de prensa llevadas a cabo,
-Tenía el respaldo de Peter Manigault, que me llamó la atención es que los pe- según ellos, por grupos terroristas.
que era el presidente y editor de la Evening riodistas estaban acostumbrados a tener Enseguida me di cuenta de que me lleva-
Post Publishing Company de Charleston, la gacetilla: “¿Dónde está la gacetilla?”, ban a Seguridad Social –Cox para y se ríe
propietaria del periódico. Estaba tan ena- preguntaban; y no estaban tomando nota de su propio acto fallido– digo, a la
morado de la Argentina como yo y me ni grababan nada, esperando la gacetilla. Coordinación Federal… Fue en la antesa-
apoyó: “Tenés que hacer tu trabajo –me di- Durante la dictadura yo iba a buscar las la de los cubículos de concreto y com-
jo–, así que hay que seguir”. noticias, y creo que otros decidieron no puertas de acero, donde mantienen a los
-¿La prensa internacional fue más res- hacerlo. presos de máxima seguridad en confina-
ponsable en sus funciones que la nacional? -¿Cómo ve ahora a los medios? miento solitario, donde vi la enorme es-
-Los corresponsales contaban lo que es- -Por un lado, noto que lo comercial y lo vástica, pintada en la pared con colores
taba ocurriendo en mayor medida. Pero periodístico están muy mezclados. Mi idea brillantes por los propios policías, y aba-
no era fácil. En ese tiempo, la Argentina de un diario es que la parte comercial no jo la palabra “nazinacionalismo”. La es-
estaba muy aislada y las comunicaciones debe tener nada que ver con la parte de vástica, toda la gente detenida, los gri-
eran por teletipo. Yo me acuerdo de es- las noticias y de los editoriales, por eso yo tos… Para mí, definitivamente, era más
tar mandando noticias y que me corta- nunca quise saber si alguien estaba pen- fácil saber. Por otro lado, me favoreció el
ran la línea para que no siguiera. Y las fa- sando en poner un aviso o no en el Herald. hecho de que los militares quisieran lim-
milias de las víctimas estaban tan solas… Y lo interesante fue que las empresas mul- piar la imagen de la Argentina de cara al
No encontraban alguien que los escu- tinacionales retiraron sus avisos en la épo- exterior. Fui liberado rápidamente gracias
chara, por eso fueron a los corresponsa- ca de la dictadura, mientras que apare- a la presión de la prensa internacional y

CO N V E R S A C I O N E S 60
de los gobiernos estadounidense y britá- y que era posible seguir trabajando como rio, estaba desesperado por encontrar per-
nico. Al Herald lo ayudó ser una publica- periodista, que era posible salvar vidas. Y sonas que pensaran como yo y era tan
ción extranjera. Y a mí también. eso es lo que tratamos de hacer desde el bueno cuando las encontraba, algunos en-
-¿Vivía cotidianamente con miedo? Herald: salvar vidas simplemente publi- tre lectores que yo no conocía de antes.
-Yo, honestamente, estaba esperando la cando la información. La nuestra era una Hoy tengo muchos amigos que están vi-
muerte. Así que en un momento decidí voz muy pequeña, pero llegaba a los di- vos gracias a que entonces publicamos lo
que esa era la mejor manera de enfrentar plomáticos y a la gente de los derechos que les pasaba. Creo que, en todos los ca-
al miedo. Yo, todos los días me decía a mí humanos, que después preguntaba… Si sos, era importante informar. Dejamos la
mismo: “Hoy me van a matar” y por eso bien recibimos cartas de lectores furiosos Argentina en diciembre de1979 cuando
decidí que iba a hacer una vida normal. que nos acusaban de que éramos todos amenazaron a uno de mis hijos, pero me fui
Por increíble que parezca, esa certeza me comunistas, por otro lado tuvimos un gran pensando que iba a volver. Yo quería se-
hacía sentir más relajado. Posiblemente aumento en avisos y en lectores en esa guir tratando de parar lo que pasaba, cre-
por eso podía verme con los militares, época. Yo recibí la carta de una lectora ía que los desaparecidos podían aparecer.
aunque el espanto era mucho porque tam- que decía que había empezado a leer el -¿Se sentía muy solo?
poco estaba taaan entregado. El miedo Herald en los 60 para mejorar su inglés, -Era muy difícil. A mí me miraban como
era, sobre todo, a la tortura. Y, por otro la- después se le volvió un hábito y luego una a un suicida y algunas personas dejaron de
do, había que seguir, de manera que cuan- obsesión, porque en los años oscuros el hablarme; me decían que yo era comu-
do en el Herald recibíamos amenazas te- Herald era una luz para ella. Estuvimos nista y que mi mujer era la que me había
lefónicas prácticamente diarias, decidimos muy cerca de algunos lectores; yo tengo la influenciado para hacer lo que hice. Pero
responder: “Las amenazas sólo se reci- impresión de que hubo muchas personas también conocí personas magníficas:
ben de 10 a 13, disculpe”. que estaban vinculadas a nosotros y no- Marshall Meyer, Emilio Mignone, Adolfo
-¿Por qué decidió quedarse en la sotros fuimos muy importantes para ellas. Pérez Esquivel. Tengo sensaciones tan fuer-
Argentina luego del último golpe militar? Yo mismo me sentí muy cerca de la gen- tes con la Argentina, yo sé que hay gente
-Porque creía que tenía cosas para hacer te que valoraba lo que hacíamos en el dia- de mucho valor aquí.

61 E L M O N I TO R
-¿Usted confiaba en que los militares durante varias noches. Cada una de las vía no sabemos qué pasó con Julio López.
iban a legalizar la situación? veces que estuvimos acá pasaba algo: la -¿Qué representó para usted declarar
-Siempre manteníamos la esperanza de rebelión de los carapintadas, el atentado como testigo en el juicio a Adolfo Scilingo
que los secuestrados podían aparecer. Yo a la AMIA, la crisis de 2001. Le dije a un que Baltasar Garzón impulsó en España?
no me había dado cuenta en el momento, amigo que ya me daba vergüenza, porque -Eso fue en 2005 y yo sentí que era un
pero en una de las conversaciones que deber mío hacerlo. Scilingo es el único ofi-
mantuve con el general Harguindeguy, él cial que confesó lo que hizo, al admitir
me insinuó que los desaparecidos esta- que había participado en dos vuelos de
“Muchos de los editoriales que pu-
ban muertos y yo no lo entendí, pese a la muerte, aunque después haya cambia-
que me había quedado el grabador en- bliqué en el Herald eran, de alguna do de opinión. Su testimonio fue impor-
cendido y estaba grabado. Otra vez me manera, conversaciones, o sermo- tante porque la información siempre es
preguntó sobre la ESMA como si él no lo nes, dirigidos a los militares di- necesaria. Sabemos mucho más de lo que
supiera. pasó, después de que él habló. Cuando
ciéndoles que no podían seguir
-¿Cómo se sentía cuando estaba cara fui a declarar me encontré con un sobre-
a cara con Videla o con Harguindeguy? con lo que hacían”. viviente de La Noche de los lápices y fue
-Era muy difícil. Yo realmente pensaba muy emocionante verlo.
que era posible pararlos. Muchos de los  -¿Siente todavía, como contó su hijo en
editoriales que publiqué en el Herald eran, el libro Guerra sucia…, que podía haber
de alguna manera, conversaciones, o ser- cada vez que llegaba ocurría alguna ca- hecho más?
mones, dirigidos a los militares diciéndoles tástrofe. “No te hagas problema, acá hay - Sí, no estoy conforme con lo que hice.
que no podían seguir con lo que hacían. catástrofes todos los días”, me tranquili- Aunque sé que había que ser cuidadoso
-Volvieron por primera vez al país ya en zó. Y también ocurrió el asesinato de José porque podía volar el diario o nuestro de-
democracia. Luis Cabezas y luego la desaparición de partamento. Pero todavía pienso muchas
-Desde que volvió la democracia veni- Julio López; en el primer caso fue como veces por qué no hice más.
mos acá casi todos los años y siempre volver a los tiempos de López Rega; y en Judith Gociol
me resultaba imposible dormir tranquilo el segundo, a los de la dictadura. Y toda- Fotos: Luis Tenewicki

CO N V E R S A C I O N E S 62
HUMOR

Compromiso
por Rudy
La señorita Silvia estaba cansada. Son -No, seño, mejor explíquenos qué de-
horas y horas, días y días, meses y be hacer una pareja que todavía no
meses, años y años de compromiso ogni speranza, vuoi ch’entrate” (o sea, quiere tener hijos!
docente. Son actitudes conceptuales, perdé toda esperanza, si entrás aquí) -Seño,¿ cómo era la vida en la anti-
procedimientos actitudinales y con- o, sin tanta tragedia, “Aquí no hay re- gua Atenas?
ceptos procedimentales que se repiten creo ni en el recreo”. -No seas bestia, Juli, no se dice
y renuevan cada vez. Es el constante La señorita Silvia estaba cansada, y Atenas, se dice “Antenas”.
sentimiento por los chicos, el tener con su cansancio a cuestas se dirigió -Vos sos un cuadrúpedo imberbe,
que una y otra vez, “estar en todas”, al aula. Allí la esperaban “sedientos de Joaquín, son dos cosas diferentes.
para que los chicos, el “futuro de la saber, hambrientos de conocimiento, -¿Diferentes?
patria”, aprendan en el mejor de los ahítos de cultura” –según las palabras -Sí, no tienen nada que ver.
climas posibles, estén alimentados, que recuerda de la directora de la es- -Las antenas sí que se usan para
limpios, y bien tratados. ¡Y ellos eran cuela en la que ella misma estudiara, ver… la tele!!!
muchos, y ella es una sola! La señori- hace ya tanto tiempo– sus alumnos, -Seño,¡por qué las personas no tene-
ta Silvia se preguntaba si dentro de al- los niños, mos antenas?
gunos siglos, los libros no describirán ¿Es la niñez su ilusión y su contento, -Seño, por qué se extinguieron los di-
a los maestros de hoy como seres pa- la que al darle el saber le diste el al- nosaurios?¡me encantaría tener uno
ranormales, robots multiuso, superhé- ma? Se preguntaba la señorita Silvia, de mascota!
roes llegados de otra galaxia para ha- recordando con una sonrisa cuando, -Seño, ¡me puede explicar el
cer el bien. en su misma infancia, intentó, sin éxi- Peorenema de Titágoras!
La señorita Silvia se preguntaba en to, analizar sintácticamente esa ora- -¡Joaquín…-dijo la dulce Julieta- es
qué momento había tomado todas ción: “era casi tan complicada como el “Problema de Chicágoras!
esas responsabilidades a su cargo. “yerga el ande”, se dijo. Pero la sabía- -Seño, yo quiero saber por qué no la-
Cuándo fue que pasó de sentirse “una mos todos. dran los gatos...
educadora” a que “la suerte del uni- La señorita Silvia no lo dudó más (en
verso en general, y de cada uno de los realidad, jamás lo había dudado, sim- Y la señorita Silvia sintió que estaba
22 habitantes de edad escolar que día plemente iba despacito, pero no por- todo muy claro, que ese era su com-
a día poblaban su aula, en particular, que tuviera dudas, sino para descan- promiso. Seguir escuchando sus pre-
dependían de ella”. La señorita Silvia sar un poco), y entró. guntas de siempre, y ayudarlos a en-
se preguntó si alguien se lo advirtió, La recibieron sus queridos alumnos: contrar… otras preguntas. 
alguna vez. Si en algún aula existía, -Seño,¿nos puede explicar cómo na-
grabada en letras de bronce “Lasciate cen los chicos?

63 E L M O N I TO R
HUMOR 64