Sunteți pe pagina 1din 13

Benemérita Escuela Normal

Veracruzana
‘’Enrique C. Rébsamen’’
Licenciatura en Educación Primaria
Iniciación al trabajo docente
Javelin Martínez García
2° ‘’A’’

Paulino López Itzel Jacquelin


Indicador Matemáticas
Enfoque Los estudiantes usan de manera flexible conceptos,
técnicas, métodos o contenidos en general, aprendidos
previamente.
Los estudiantes desarrollan procedimientos de resolución
que no necesariamente les han sido enseñados con
anterioridad.
En ambos casos, los estudiantes analizan, comparan y
obtienen conclusiones con ayuda del profesor; defienden
sus ideas y aprenden a escuchar a los demás; relacionan lo
que saben con nuevos conocimientos, de manera general; y
le encuentran sentido y se interesan en las actividades que
el profesor les plantea, es decir, disfrutan haciendo
matemáticas.
La autenticidad de los contextos es crucial para que la
resolución de problemas se convierta en una práctica más
allá de la clase de matemáticas. Los fenómenos de las
ciencias naturales o sociales, algunas cuestiones de la vida
cotidiana y de las matemáticas mismas, así como
determinadas situaciones lúdicas pueden ser contextos
auténticos, pues con base en ellos es posible formular
problemas significativos para los estudiantes. Una de las
condiciones para que un problema resulte significativo es
que represente un reto que el estudiante pueda hacer suyo,
lo cual está relacionado con su edad y nivel escolar.
La resolución de problemas en dichos contextos brinda
oportunidades para hacer trabajo colaborativo y para que
los estudiantes desarrollen capacidades comunicativas.
La resolución de problemas se hace aplicando contenidos y
métodos pertinentes en cada nivel escolar, y transitando de
planteamientos sencillos a problemas cada vez más
complejos. Esta actividad incluye la modelación de
situaciones y fenómenos, la cual no implica obtener una
solución.
En todo este proceso la tarea del profesor es fundamental,
pues a él le corresponde seleccionar y adecuar los
problemas que propondrá a los estudiantes. Es el profesor
quien los organiza para el trabajo en el aula, promueve la
reflexión sobre sus hipótesis a través de preguntas y
contraejemplos, y los impulsa a buscar nuevas
explicaciones o nuevos procedimientos. Además, debe
promover y coordinar la discusión sobre las ideas que
elaboran los estudiantes acerca de las situaciones
planteadas, para que logren explicar el porqué de sus
respuestas y reflexionen acerca de su aprendizaje.
Por otra parte, el profesor debe participar en las tareas que
se realizan en el aula como fuente de información, para
aclarar confusiones y vincular conceptos y procedimientos
surgidos en los estudiantes con el lenguaje convencional y
formal de las matemáticas.

Visto así, el estudio de las matemáticas representa también


un escenario muy favorable para la formación ciudadana y
para el fortalecimiento de la lectura y escritura, porque
privilegia la comunicación, el trabajo en equipo, la búsqueda
de acuerdos y argumentos para mostrar que un
procedimiento o resultado es correcto o incorrecto, así como
la disposición de escuchar y respetar las ideas de los demás
y de modificar las propias.

Todo esto hace que la evaluación se convierta en un


aspecto de mayor complejidad, tanto por sus implicaciones
en el proceso de estudio como por lo que significa para la
autoestima del estudiante.

Es por ello que la evaluación no debe circunscribirse a la


aplicación de exámenes en momentos fijos del curso, sino
que debe ser un medio que permita al profesor y al
estudiante conocer las fortalezas y debilidades surgidas en
el proceso de aprendizaje. Esto se logra con la observación
del profesor al trabajo en el aula, con la recopilación de
datos que le permitan proponer tareas para apuntalar
donde encuentre fallas en la construcción del conocimiento.
En conclusión, la evaluación debe permitir mejorar los
factores que intervienen en el proceso didáctico.

Por otra parte, la transversalidad de la resolución de


problemas en los programas de matemáticas no significa
que todos y cada uno de los temas deban tratarse con esta
perspectiva, pues existen contenidos cuyo aprendizaje
puede resultar muy complicado si se abordan a partir de
situaciones problemáticas —por ejemplo, algunas reglas de
transformación de expresiones algebraicas—.

Mediante actividades que utilizan herramientas tecnológicas


es posible promover en los estudiantes la exploración de
ideas y conceptos matemáticos, así como el análisis y
modelación de fenómenos y situaciones problemáticas. Las
herramientas de uso más frecuente en el diseño de
actividades para el aprendizaje en matemáticas son las
hojas electrónicas de cálculo, los manipuladores simbólicos
y los graficadores. El software de uso libre Geogebra
conjuga las características de los programas anteriores, lo
cual permite trabajar con distintas representaciones
dinámicas de conceptos y situaciones, como la
representación gráfica, la numérica y la algebraica. Una de
las potencialidades didácticas de los programas
mencionados es que dichas representaciones están
dinámicamente vinculadas entre sí. Por medio de una
selección adecuada de actividades disponibles en internet,
diseñadas con esas herramientas y con otras aplicaciones
digitales, el profesor puede incorporar su uso en la clase de
matemáticas cuando el plantel cuente con la infraestructura
necesaria.

Lengua materna. Español


El enfoque de la enseñanza de la asignatura Lengua
materna. Español se sustenta en las aportaciones de la
psicolingüística y la psicología constructivista sobre los
procesos de adquisición del lenguaje tanto oral como
escrito. Asimismo, toma de las ciencias antropológicas las
nociones de práctica cultural y prácticas de lectura para
proponer como elemento central del currículo las prácticas
sociales del lenguaje.

El lenguaje, prioridad en la educación preescolar


La adquisición del lenguaje escrito en primaria
Las prácticas del lenguaje
Las prácticas sociales del lenguaje en la definición de los
contenidos de enseñanza
Los contenidos de reflexión sobre el lenguaje
Conocimiento del medio
Conocimiento del Medio corresponde a los dos primeros
grados de educación primaria. Esta asignatura es una de las
que integran el Campo de Formación Académica
Exploración y Comprensión del Mundo Natural y Social; da
continuidad a los temas y Aprendizajes esperados de
educación preescolar y tiene vinculación con las asignaturas
de Historia, Paisajes y Convivencia en mi Localidad y
Ciencias Naturales y Tecnología de tercer grado de
educación primaria. Su estudio contribuye al desarrollo
gradual de nociones, habilidades, actitudes y valores
relacionados con la comprensión de fenómenos y procesos
naturales y sociales que se profundizarán a lo largo de la
educación básica.

Artes
Enfoque En educación básica, las Artes forman parte del segundo
componente curricular Desarrollo personal y social, por lo
que se centran en el desarrollo integral de la persona
poniendo énfasis en los procesos creativos y en la libertad
de expresión. Las artes en el contexto escolar contribuyen
a la equidad y calidad de la educación, al brindar a los
estudiantes experiencias de aprendizaje sólidas y
desafiantes en relación con la práctica artística, la
apreciación estética y el desarrollo del pensamiento
artístico, sin que esto implique la formación de artistas.
Las manifestaciones artísticas que se incluyen en el
currículo nacional son Artes visuales, Danza, Música y
Teatro; y para su trabajo en el aula se organizan en ejes y
temas que se abordan con mayor complejidad en cada
nivel educativo, y que guardan una relación de
gradualidad entre sí.
Educación Socioemocional
El enfoque pedagógico está seccionado en dos partes
importantes la primera es: LAS EMOCIONES
La emoción es un componente complejo de la psicología
humana. Se conforma de elementos fisiológicos que se
expresan de forma instintiva y de aspectos cognitivos y
socioculturales conscientes e inconscientes, lo que implica
que las emociones, especialmente las secundarias (o los
sentimientos), también son aprendidas y moduladas por el
entorno sociocultural y guardan una relación de
pertinencia con el contexto en el que se expresan. Su
función principal es causar en nuestro organismo una
respuesta adaptativa, ya sea través de sensaciones de
rechazo o huida, o bien de acercamiento y aceptación. Las
emociones se pueden clasificar en emociones básicas de
respuesta instintiva como la ira, la alegría, la tristeza, el
miedo, el asco o la sorpresa, y en emociones secundarias
o sentimientos que conllevan un componente cognitivo y
cultural que complejiza su expresión y entendimiento
como por ejemplo la gratitud, el respeto, el perdón, la
benevolencia, la contemplación estética o bien la envidia,
los celos, el odio, la frustración, la venganza, entre otros.
De ahí que para algunos autores, tanto las emociones
básicas como las secundarias, se clasifiquen en dos
grandes categorías: las positivas o constructivas que
producen estados de bienestar, o las negativas o aflictivas
que producen estados de malestar.
La segunda: ALCANCES Y LIMITACIONES DE LA
EDUCACIÓN SOCIO EMOCIONAL Un aspecto importante de
la propuesta de Educación Socioemocional tiene que ver
con establecer y delimitar los objetivos que persigue, así
como las estrategias y herramientas de las que se vale
para alcanzarlos. En este sentido, es importante recordar
que su carácter es de orden pedagógico, de manera que
la puesta en práctica de la misma no genere confusiones
metodológicas o conceptuales asociadas a la psicología o
a las ciencias de la salud.

Si bien el campo de las relaciones sociales y las


emociones guarda estrecha relación con el estudio de la
psicología humana, esta propuesta educativa no parte del
diagnóstico clínico, y no busca ser una herramienta
interpretativa o terapéutica. Tiene como propósito proveer
a los estudiantes y a los docentes de herramientas para
trabajar el ámbito instruccional y las interacciones que
ocurren cotidianamente en el aula, en aspectos
socioemocionales cruciales para favorecer el aprendizaje y
la convivencia escolar.
El enfoque pedagógico busca orientar la práctica docente
para impulsar la educación integral de los estudiantes y
alcanzar los propósitos que van más allá de los aspectos
disciplinares académicos, pues se asume que está
relacionado con la razón de ser de la educación, con la
manera de percibir al estudiante y con la función del
docente en su práctica profesional.

La educación es una tarea compartida, y tanto estudiantes


como docentes aprenden gracias a una interacción
enmarcada en el reconocimiento de la dignidad del otro
como ser humano, capaz de transformarse y de
transformar su entorno para expandir las oportunidades
de su propia vida y de la de los demás. Es así como se
reconoce la función que cumple la educación "en el
desarrollo de las capacidades necesarias para que las
personas puedan llevar una vida con sentido y
dignificada".
.