Sunteți pe pagina 1din 4

SUB – SISTEMA: INSPECCIÓN.

El modelo de mantenimiento preventivo, tiene como objetivo intervenir antes de que se


cumpla la vida útil de la maquina o de una parte de ella. Para países en vías de
desarrollo esto suele ser de un costo tan elevado, que no es practicable por la mayoría de
las empresas, solamente lo pueden aplicar las transnacionales. Por lo tanto, el modelo
que estamos estudiando, que es el modelo SISTEMATICO, tiene como objetivo alargar la
vida útil de los dispositivos técnicos.

Retomando la definición de mantenimiento estudiada al principio del curso, toman gran


relevancia las palabras claves: COMPROBACIÓN Y CLASIFICACIÓN DEL ESTADO
ACTUAL del equipo técnico. Este subsistema es equivalente y retomado del modelo de
mantenimiento predictivo. El nombre que recibe es: INSPECCIÓN.

La inspección es una condición necesaria para el desarrollo con éxito de un


Mantenimiento planificado y económico.

La inspección debe cumplir con las siguientes exigencias organizativas, para ser
efectivo.

1. Los dispositivos técnicos: Esto está en relación a la importancia que tienen las
maquinas en el proceso productivo, es decir, cuál es su clasificación de importancia
en la cadena de producción (ver gráfico de la página 14 de folleto “parte 2”). Donde
se ha realizado una clasificación en máquinas clase A, B y C. Esta clasificación se
debe a la importancia dentro del proceso de fabricación, así, por ejemplo, la clase A,
es prioritaria, porque en ella se concentra el 100% de la producción, por lo tanto, el
periodo o frecuencia de realizar inspecciones es mucho más corto que la de clase B o
C. Un fallo inesperado en las máquinas de clase A, paran completamente la
producción, y traen como consecuencia perdidas financiera graves.

Al poner énfasis en la clasificación de la maquinaria productiva, no es mas que para


establecer el criterio de la frecuencia de la realización de las inspecciones con una
lista de chequeo.

2. El grado de utilización de los dispositivos técnicos: La similitud de los dispositivos


técnicos, no necesariamente presupone que son iguales. Esta diferencia se debe a la
intensidad de uso de los mismos. Una máquina industrial de producción que se opera
ocho horas por día, requiere una frecuencia de inspecciones o chequeos menor a una
que se utiliza las veinte y cuatros horas del día. Recuérdese que el diseñador la
fabrico para una vida útil determinada, y esa vida útil puede llegar a su final mucho
más rápido cuando utilizamos el equipo intensivamente. Por tal razón, aunque las
maquinas sean similares no son iguales, porque depende de la intensidad de uso que
se les dé.
3. Las condiciones de operación: El uso de las maquinas es a un 50%, 75% o 100%.
Entre más se le exija a las maquinas, mayores serán los desgastes y el deterioro de
las diferentes piezas que la conforman, llegando estas mucho más rápido al final de
su vida útil. Por lo tanto, así debe ser los periodos de inspección. Recordemos que
las inspecciones buscan indicios de inicios de fallas, para tomar las medidas más
convenientes a aplicar.
4. Por el tiempo de vida útil: El criterio es cuanto a trascurrido de la vida útil del
dispositivo técnico. Siempre nos estamos refiriendo al periodo o frecuencia de las
inspecciones. Un dispositivo técnico recién comprado, es decir nuevo, requiere
inspecciones bastante espaciadas, a diferencia de uno que está muy cerca del fin de
su vida útil, a esta máquina sus periodos de inspección son más corto.
5. Por la ubicación de los dispositivos técnicos: La ubicación geográfica de equipos
de producción, es importante tomarlo en cuenta cuando se establece los periodos de
inspección. Al compara dos equipos similares, pero ubicados en zonas geográficas
diferentes, requieren periodos diferentes de chequeo, así, por ejemplo, una máquina
ubicada en una zona cerca del mar, está expuesta a un ambiente salino, lo que
influirá en el deterioro más rápido que una que se encuentre en una zona muy
retirada del mar, esto marca una gran diferencia en la duración de su vida útil.
6. Por el grado de seguridad para los dispositivos y el personal que los utiliza:
Existen dispositivos técnicos que su operación requiere un cuidado especial, nos
referimos, a aquellos equipos que una falla puede causar daños a las personas que lo
operan o causar daños a las instalaciones. Por ejemplo, recipientes que en su
interior se almacenan fluidos a altas presiones o de suma peligrosidad, también
puede ser el caso de tuberías que transporta fluidos peligrosos a altas presiones. En
estos casos, se deben cumplir al pie de la letra las recomendaciones del fabricante,
cuando propone periodos fijos para su remplazo, es decir, se aplica el modelo de
mantenimiento preventivo en su filosofía pura.
7. Por recomendaciones del fabricante del dispositivo: El fabricante de una maquina
industrial, siempre en el manual del usuario, escribe una serie de recomendaciones
de mantenimiento, pero el fabricante, al realizar dichas recomendaciones, está
pensando en su país, es decir, en su situación geográfica, en las condiciones
climáticas y en operaciones ideales del uso del equipo. Estas condiciones no
siempre se cumplen, por estar la maquina en un país en el que no fue fabricada. Por
ejemplo: Los fabricantes de automóviles, todos están en países del norte, por lo que
recomiendan utilizar un aceite lubricante para el motor identificado como: SAE 20 W
40, esto es un aceite multigrado, cuya viscosidad varía según las condiciones
climáticas del país donde se construyó el motor, para el caso, las temperaturas
pueden oscilar entre los menos diez (-10°C) y los cuarenta sobre cero (40°C). Así,
para las condiciones de El Salvador, las temperaturas más bajas que se registran
están entre los 12 y 18 °C, por lo que utilizar o hacer uso de la recomendación del
fabricante no es muy adecuado, por tal razón, es juicio y experiencia del ingeniero de
mantenimiento, utilizar las recomendaciones del fabricante en forma dogmática, no se
esta estableciendo que no hay que hacer caso de las recomendaciones del
fabricante, pero se deben aplicar con criterios propios, de acuerdo a las
circunstancias propias donde se utilice la máquina.

Todo lo descrito en los párrafos anteriores, son una explicación a las exigencias
organizativas y, están relacionadas, a los Intervalos de tiempo en que deben realizarse las
inspecciones con una lista de chequeo.

Analicemos ahora, las exigencias cualitativas de las inspecciones y comenzaremos con:

1. La planificación de las medidas de inspección: Como en una planta industrial


no solamente se tiene una máquina, La cantidad de inspecciones que se tienen
que realizar en un día laboral son muchas, por lo que deberán planificarse rutas de
trabajo y asignarlas entre el personal disponible. Con la experiencia que se va
adquiriendo con el tiempo, se puede determinar exactamente cuanto tiempo se
requiere para evaluar una máquina y una ruta de inspección y así, asignar las
ordenes de trabajo por inspector.
2. La clasificación de las medidas de inspección: Esto esta en relación a la
frecuencia en que se tienen que realizar las inspecciones, recordemos que los
equipos y maquinarias se han clasificado de acuerdo a su importancia en la línea
de producción, de acuerdo a esta clasificación son los intervalos de tiempo,
pueden ser cortos (clase A) o muy distanciados (clase C).
3. La calendarización de las medidas: Esto significa que, los intervalos de tiempo
que contienen las listas de inspección (página 17 del folleto “parte 2”), son en
intervalos de días, semanas, mes o incluso años, pero esto no indica cuando
comienzan a realizarse, por lo tanto, es necesario pasar toda esta información a
un calendario normal, la calendarización debe comenzar en un día especifico, por
ejemplo el 1 de abril, a partir de esta fecha, se planifican las rutas de inspección y
la carga laboral para cada Inspector.
La calendarización permite visualizar todas las inspecciones que deben realizarse
en un día especifico. Ahora debemos volver a la clasificación de las inspecciones y
en la calendarización, permite evaluar cuales son las más importantes de realizar,
así, por ejemplo: el día 15 de abril, se deben realizar inspecciones que tienen una
frecuencia de, 1 un día, otros de una semana, otros de cada 15 días, hay también
de cada mes, cada tres meses, cada seis meses y hasta de un año. Recordemos
que los que tienen un intervalo más corto, es porque son prioritarias y, las que lo
tienen menos frecuentes, no son urgentes, pero si importantes de realizar.