Sunteți pe pagina 1din 4

Tema 9-10 Renacimiento

LA ARQUITECTURA DEL RENACIMIENTO:


 QUATTROCENTO: Brunelleschi: Cúpula de Santa María de las Flores. Alberti:
fachada de Santa María Novella y el Palacio Rucellai.
 CINQUECENTO Y MANIERISMO: Templete de San Pietro in Montorio de
Página | 1 Bramante; cúpula y proyecto de planta de San Pedro del Vaticano, de Miguel
Ángel; Il Gesù de Giacomo della Porta y Vignola; Villa Capra (Villa Rotonda) de
Palladio.

1. Obras de Arquitectura del Quattrocento italiano

CÚPULA DE SANTA MARÍA DE LAS Flores de Brunelleschi


Identificación: Realizada por Filippo Brunelleschi. Arquitectura renacentista italiana. 1418-
1446 (Quattrocento) Florencia, Italia. 114 m (alto) x 41'7 m (diámetro).

Descripción: Se trata de la cúpula de la catedral de Florencia. Santa María de las Flores ( Santa
María dei Fiori) es una catedral gótica, iniciada en 1296 por el arquitecto Arnolfo di Cambio y
continuada desde 1331 por Giotto, quién realizó su bello campanile exento, y posteriormente
por otros arquitectos. La catedral tiene planta de cruz latina con tres naves. Como es típico en
el gótico italiano, tiende a la horizontalidad y a la policromía, al intercalar hiladas de piedra y
mármol. En 1418 la Corporación de la Lana convocó un concurso para elegir el mejor proyecto
para construir una cúpula sobre el crucero, que aún faltaba. La maqueta presentada por el
arquitecto Filippo Brunelleschi ganó el concurso, al que también se había presentado Ghiberti.

Materiales: Ladrillo, piedra y mármol

Planta e interior: Brunelleschi planteó la grandiosa cúpula- de casi 43 m. de diámetro- como


un doble cascarón con un espacio vacío en medio: el cascarón interno era de forma
semiesférica, el externo era apuntado, dividido en ocho partes triangulares divididas por
nervios exteriores de mármol. Aligeran el peso en el exterior diversas semicúpulas de descarga
y, desde el interior, una serie de costillas horizontales concéntricas y nervios ocultos.
Brunelleschi ganó el concurso gracias a su innovador sistema constructivo: sin cimbras de
madera y empleo de un aparejo de ladrillo hueco en forma de espina de pez, utilizado ya por
los romanos.

Exterior: La cúpula se alza sobre un tambor octogonal de piedra revestido de placas de mármol
(blanco, verde y rosado), con una gran ventana circular (óculo) en cada uno de sus lados. La
cúpula, cuyas ocho caras están cubiertas de tejas rojas planas, tiene un aspecto esbelto gracias
a su perfil apuntado, debido a la curvatura de los nervios de mármol blanco que la recorren
ascendiendo hacia la cúspide. En la unión de los nervios aparece una estilizada linterna, punto
de fuga del sistema, terminada en 1471, ya muerto Brunelleschi. En ella se emplean volutas.

Estilo: Esta cúpula es la primera obra renacentista. Está inspirada en los sistemas de


construcción romanos, especialmente en la cúpula del Panteón de Agripa, y también en la
tradición gótica, pero los supera. Unifica y centraliza el espacio del edificio.
Tema 9-10 Renacimiento

El autor: Brunelleschi, Filippo (1377-1446). Genial arquitecto, orfebre, ingeniero y constructor


de máquinas, fue el descubridor de la perspectiva moderna. Buen conocedor de matemáticas y
geometría, inventó nuevas técnicas constructivas. Se inspiró en modelos arquitectónicos
paleocristianos, romanos y góticos, pero racionalizándolos. Algunas de sus obras son:
las iglesias de San Lorenzo y del Santo Spirito, la capilla Pazzi, la logia del Hospital de los
Inocentes, el palacio Pitti, así como la obra estudiada, todas ellas en Florencia.
Página | 2
Significado: La cúpula superaba en altura y destacaba del resto de las edificaciones de la
ciudad de Florencia. Dominaba la perspectiva y jerarquizaba el espacio urbano. Era el símbolo
del orgullo de esta ciudad-estado, la más prestigiosa del siglo XV. La cúpula tendrá un enorme
éxito y será muy imitada durante el Renacimiento, dentro y fuera de Italia. Miguel Ángel se
inspiró en ella para su cúpula del Vaticano. Posteriormente, tanto en Europa como en América,
se realizarán otras cúpulas siguiendo el modelo de Brunelleschi. Ejemplos: la cúpula de la
catedral de San Pablo en Londres (siglo XVII) y la del Capitolio de Washington (comienzos del
XIX).

A partir de
http://www.selectividad.tv/S_A_1_3_5_S_cupula_de_santa_maria_dei_fiore_de_filippo_brun
elleschi..html

FACHADA DE SANTA MARÍA NOVELLA de Alberti


Cronología: 1450-1470.
Estilo: Renacimiento italiano. Quattrocento
Localización: Florencia

Estructura.  Inscrita en un triángulo equilátero formado por tres cuadrados. La planta inferior,


más ancha (dos cuadrados) consta de tres puertas. La superior se reduce a la mitad y  se une
visualmente a la inferior a través de aletones laterales (corrección óptica al modo griego),
abriéndose un gran óculo central. Ambos pisos se separan por un ancho entablamento. Todo
el conjunto se remata con un frontón clásico. En general podemos observar una tendencia a la
horizontalidad y el equilibrio proporcionado conseguido a través del módulo generado por el
intercolumnio central y el fuerte componente geométrico del conjunto. La fachada sirve
como pantalla de la obra gótica, respetando su idea de tres naves, con la central más elevada
e iluminada por el óculo

El material utilizado es el mármol en dos colores (verde y blanco) que continúa la tradición
toscana. Los elementos constructivos visibles son las columnas de orden corintio (puerta
principal y zonas laterales) y pilastras de escaso resalte (también corintias) en el resto. Sobre
ellos se voltean arcos de medio punto en gran parte de la construcción, aunque aún se
conservan en la zona baja arcos apuntados con alternancia cromática en las dovelas
pertenecientes al estilo gótico en el que fue iniciada esta fachada. Predomina el muro sobre el
vano, aunque aliviado visualmente por la decoración policromada.

La decoración se adapta rigurosamente a la idea de proporción ya comentada. Es de carácter


geométrico (rectángulos, cuadrados, círculos), sin apenas resalte (no sobresale del muro)
confiándola a la policromía de los mármoles verdes. So rigen podemos rastrearlo desde el
mundo románico de la ciudad.
Tema 9-10 Renacimiento

La luz posee muy poca influencia en la fachada al ser escasamente articulada (tan sólo en la


puerta central y ambos laterales que, más que utilizar la luz sirven para centrar la mirada del
espectador y crear una estructura cerrada tan típica del Renacimiento).

Contexto histórico-artístico. Tanto la idea de armonía que domina todo el conjunto como la


utilización de elementos clásicos (frontones, órdenes, óculos...) nos sitúan esta obra en el
Página | 3
primer Renacimiento (Quattrocento), aún con recuerdos góticos en la parte inferior.

El autor. Junto con Brunelleschi (San Lorenzo, Cúpula de Santa María de las Flores...), Alberti es
el gran arquitecto del Quattrocento italiano, tanto en el plano constructivo como en el teórico
(De re aedificatoria), trabajando en varias cortes italianas (Mantua, Rímini), entre ellas
también en Florencia (Palazzo Rucellai). Su figura, preocupada por múltiples facetas,
representa fielmente al humanista típico del periodo (como luego lo será Leonardo). Tanto en
sus tratados como en sus edificios encontramos un profundo estudio del mundo clásico del
que extraerá motivos constructivos (como la idea de arco triunfal para la puerta principal...)
que relacionará a través de otra fórmula clásica, la idea de armonía (la relación de todas las
partes con el conjunto, en sus propias palabras) que conseguirá a través del módulo (marcado
por el intercolumnio de la puerta principal), medida que, a través de las matemáticas, servirá
para diseñar toda la obra.

Todo esto nos pone en contacto con un estilo racional y antropocéntrico (aunque cristiano, al
ser una iglesia) que intenta renovar la tradición gótica volviendo sus ojos al mundo clásico e
intentando crear toda una forma diferente de comprender el mundo (basado en la
razón mucho más que en los sentimiento, y por tanto, elitista), mucho más optimista dentro
de esas repúblicas italianas enriquecidas por el comercio y dirigidas por banqueros (Medicis) y
condotieros (militares como Gatamelatta de Donatello) que utilizan el arte como una nueva
forma de prestigio (mecenas).

De todas estas circunstancias surgirá este arte renacentista (su primer periodo o Quattrocento)
que tanto influirá en autores posteriores (el Cinquecento de Bramante con San Pietro o el
primer proyecto del Vaticano) o modelos concretos (la idea de los aletones será repetida en las
iglesias jesuitas desde lafachada del Gesú, de Giácomo dellaPorta, al igual que las naves
laterales convertidas en capillas comunicadas de Vignola parte de Sant´Andrea).

A partir de https://seordelbiombo.blogspot.com/2014/01/analisis-y-comentario-de-la-
fachada-de.html

PALAZZO RUCELLAI de Alberti


Identificación: El Palacio Rucellai, construido en Florencia por el arquitecto Rosellino sobre el
diseño de Battista Alberti entre 1446 y 1455. Tipología: arquitectura civil. Renacimiento
italiano del siglo XV o Quattrocento.
La planta del palacio renacentista   suele ser central, con un patio en torno al cual se articulan
todas las estancias.  Es decir como un espacio cúbico con un vacío en el centro: el patio o
cortile. El interior se organizaba en torno al patio o (algunos con pórtico) con varias  plantas
con ventanas,  con arcos apoyados en columnas   o pilastras con capiteles de diferentes
órdenes.  Este patio  porticado   proporcionaba la luz a las habitaciones  y servía también para
el tránsito de personas En el palacio Ruccelai las columnas del patio porticado tienen  capiteles
corintios. En el interior convivía lo residencial  con las ventanas dando al patio interior en la
primera planta  con  lo comercial y financiero que se desarrollaba en la  planta  baja.
Tema 9-10 Renacimiento

Fachada. Dividida en tres pisos claramente delimitados por los entablamentos y cerrada en
altura por una cornisa sobresaliente que casi un siglo después Miguel Ángel tomará como
inspiración (Palazzo Farnese en Roma). En cada piso encontramos una serie de ventanas
bíforas que repiten por tres veces el motivo del arco de medio punto, mientras que la planta
Página | 4
baja tiene huecos cuadrangulares. Entre ellos aparecen pilastras cuyo intercolumnio (distancia
entre ellas) genera el módulo que sirve para la construcción general.
Se utiliza la alternancia de órdenes (dórico, jónico y corintio de abajo a arriba) que Alberti
tomó de los restos del teatro Marcello de Roma). El almohadillado (tan típicamente florentino,
y también de origen imperial romano) se vuelve delicado, rehundiendo las aristas en vez de
hacer sobresalir los sillares. En su parte baja aparece otro nuevo motivo romano, tan típico de
un conocedor exhaustivo de lo antiguo: un opus reticulatum que remarca la zona baja en
contacto con el suelo.
Función: Igualmente, Alberti recoge en este palacio el principio de funcionalidad que a su
juicio debía tener todo edificio tal y como expresó en su tratado de arquitectura  "De Re
aedificatoria". La planta baja quedaba reservada a cocinas y dependencias de servicio mientras
que el banco corrido exterior cumplía la función práctica de sala de espera de los clientes de la
familia Rucellai.  La planta intermedia, la más noble, quedaba reservada para los habitantes de
la casa mientras que la superior para artistas y personal de servicio de la casa.
Espacio: Aunque domina la  horizontalidad que marcan entablamentos y cornisa se atenúa
algo con elementos verticales de las pilastras. Así mismo se observa cómo se recupera la
importancia del muro. El conjunto parece algo macizo y pesado. En cuanto a la relación
interior-exterior: La fachada queda sometida a un orden geométrico tan estricto que los
arquitrabes no coinciden con las alturas de las plantas, existiendo una desconexión entre la
fachada y el interior del edificio. La relación con el entorno: En un deseo de que el palacio
pudiera ser observado y admirado, Rucellai adquirió y derribó las casas situadas en frente
ordenando la construcción de una plaza y una logia de estilo renacentista.

Contexto. Nos encontramos en Florencia donde el comercio, las finanzas y las actividades
artesanales han enriquecido a la burguesía que se convierten en mecenas de artistas. En este
caso el banquero Rucellai es el cliente de Alberti. Significado: el palacio es el símbolo de los
nuevos tiempos y de la búsqueda de prestigio, también tienen una función práctica de carácter
plurifuncional: vivienda, acoger a embajadores, realizar fiestas y negocio.

En cuanto al autor, Alberti destaca el valor dado a los órdenes clásicos como elementos
plásticos y no constructivos y el gran interés por la proporción y la armonía concebida como
relación entre las partes y el todo, aplicando módulos basados en cálculos matemáticos. Otras
de sus obras son la Fachada Sta María Novella, Templo Malatesta, San Andrés De Mantua.

En este contexto renace una cultura humanista  que recupera la dignidad del hombre, el
interés por la naturaleza y por buscar los modelos de belleza, armonía y proporción de la
antigüedad clásica. En este caso el modelo de superposición de órdenes lo encontramos en
Roma, por ejemplo el Coliseo. 

A partir de https://seordelbiombo.blogspot.com/2013/11/palazzo-rucelai-alberti.html

http://blogarteehistoria.blogspot.com/2016/02/comentario-palacio-rucellai.html

https://temasycomentariosartepaeg.blogspot.com/p/blog-page_281.html