Sunteți pe pagina 1din 3

CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN

Y JUVENTUD

ORIENTACIONES PARA EL PROFESOREADO MADRILEÑO

Llevamos ya muchos días confinados, con el aluvión de noticias dramáticas inundando


nuestras mentes. Y también nuestros corazones. Y la tremenda incertidumbre. Algunos,
sin duda, afectados también por situaciones personales trágicas, ligadas a situaciones
críticas de enfermedad o, incluso, de fallecimiento de familiares, personas cercanas,
amigos, compañeros. Algo impensable y difícilmente expresable con palabras. Ni
siquiera con lágrimas, aunque sean compartidas.
Estamos todos sufriendo de manera insondable. En lo físico, en lo emocional, en lo
psicológico. Y esto, aún, va a ser largo. Una travesía dura, en la que el confinamiento,
poco a poco, está provocando no pocas situaciones de tensión, inquietud, agobio y, en
ocasiones, ansiedad. A los pocos días de iniciarse esta situación de alarma sanitaria y
salud, desde el Colegio de la Psicología de Madrid, elaboramos un documento
(Orientaciones para la gestión psicológica del confinamiento, 15/03/2020), que se han
complementado con otro tipo de orientaciones según necesidades sobrevenidas por la
pandemia (situaciones de duelo, personas mayores, familias con personas con
enfermedad mental o discapacidad, cuidado de la infancia…). Un material, asimismo,
de especial interés, es el cuento que publicamos para explicar a los niños y niñas la
situación que estamos viviendo todos. Y entre todos. Cada vez más juntos: Rosa contra
el virus. Iniciativas todas volcadas desde la sensibilidad y el compromiso.
En estos días, además de la alarma, el desasosiego y, en ocasiones, el dolor tremendo,
hemos sido testigos de cómo la sociedad se vuelca solidariamente en la ayuda, el
acompañamiento y el apoyo a los sectores más desfavorecidos y, por supuesto, con
todos aquellos profesionales y trabajadores que están sosteniendo nuestra sociedad en
unos momentos tan dramáticos. Entre ellos, por supuesto, nuestros sanitarios,
fantásticos en su respuesta ante el sufrimiento y la dificultad. Pero no solo. No sólo. “Y
en ello estábamos, un poco tristes y desconcertados, cuando, de pronto, sale el
mediterráneo que hay en nosotros, el ser que ama el sol, la siesta, los paseos y la calle.
En ello estamos, apenas hemos conseguido tragar el estado de alarma, cuando sale el
español que hay en nosotros. Con su espíritu y su vida. Y su solidaridad. Y su bondad.
Y su esfuerzo. Y su abnegación. La ventana, esa simple puerta al infinito, rodeada de
otras infinitas ventanas, y puertas, se convierte casi por ensalmo en una mirada
esperanzada. Lo vamos a conseguir. Salgamos y aplaudamos a quienes nos cuidan y
atienden en la enfermedad, pero no solo. También a los que trabajan en los
establecimientos que nos permiten acceder a los alimentos y productos de primera
necesidad, a los transportistas, a las personas que trabajan en la calle, a las fuerzas y
cuerpos de seguridad del estado, a la UME... Y también, por supuesto, al profesorado
que está trabajando con su alumnado a través de las aplicaciones y plataformas
informáticas, manteniendo esta relación tan sanadora” (Españoles y pandemias,
17/03/2020).
El personal docente y laboral de nuestros centros educativos, liderado por sus equipos
directivos, auténticas guías en todo este proceso, están desarrollando una labor
incuestionable. Y seguramente no suficientemente conocida por la población en general.
Y es necesario visibilizarla. Es necesario reconocer su esfuerzo, la dedicación, la
creatividad, la ilusión y la responsabilidad.

1
CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN
Y JUVENTUD

En este contexto de confinamiento son muchas las situaciones que vamos conociendo
y que afectan de manera singular a nuestros profesores y profesoras. Muchas horas de
trabajo ante el ordenador, orientando, proponiendo, supervisando la actividad de sus
alumnos. Muchas horas aportando materiales, grabando vídeos, revisando las tareas de
sus alumnos. Muchas horas al día, a la semana, con una abnegación plena de
sensibilidad, entrega y entusiasmo. La incertidumbre sobre los tiempos y los procesos
que hemos de vivir en materia de incorporación y evaluación de nuestro alumnado,
especialmente en los cursos que dan cauce a titulación y, sobre todo, en bachillerato,
están generando una auto-presión añadida que hemos de gestionar con el mayor
equilibrio y orden del que seamos capaces.

1. Sigue comunicándote con tus alumnos y alumnas y no dejes de orientarles sobre


cómo desarrollar sus actividades en casa. De especial interés suponen las
recomendaciones que, por su sencillez y tino, un profesor publicó recientemente
en un medio de comunicación. Diez consejos de un docente a los alumnos para
superar con éxito esta cuarentena (30/03/2020)
2. Cuidemos especialmente nuestros horarios, buscando la adecuada ponderación
en su organización. La atención a los nuestros y a nosotros mismos, y, por
supuesto, a las rutinas esenciales que proporcionan la mejor higiene mental es
imprescindible para poder atender adecuadamente nuestras tareas y
responsabilidades como docentes con nuestro alumnado.
3. Respetemos nuestros tiempos de fin de semana y, por supuesto, de descanso
en las vacaciones de Semana Santa. Los ritmos de trabajo on line deben atender
también los necesarios y obligados espacios de descanso y pausa en la
intervención.
4. Valora adecuadamente las posibilidades de las que, objetivamente, dispones y
de los medios y circunstancias singulares que puedes estar viviendo con tu
alumnado, y gestiona adecuadamente tu auto-exigencia. En muchas ocasiones,
lo mejor, se dice, es enemigo de lo bueno. Y podremos llegar hasta donde
podamos. Con todas nuestras fuerzas e implicación. La gran variabilidad de
situaciones con las que trabajamos, ligadas a factores económicos y de recursos,
sociales y culturales de nuestras familias y alumnado, supone un marco para la
intervención educativa que debe entenderse y considerarse con mucho cuidado
y objetividad.
5. Pretender que el curso puede seguir con normalidad no es real. Debemos
intentar que ningún alumno o alumna se vea sensiblemente perjudicado por esta
situación. Sin duda, una tarea muy difícil. Y vuestro esfuerzo para ello siempre
será difícil de medir. El sistema educativo tendrá que valorar cómo mantener su
función compensadora de las desigualdades en el momento en que se pueda.
En todo caso, en el momento actual, parece razonable estar especialmente
atento a las necesidades del alumnado más desfavorecido.

6. Vivimos una situación excepcional. Desconocida y cargada de gran


incertidumbre. Se trata también de un momento crítico en lo que afecta a la
respuesta que se facilita desde el sistema educativo; y, lógicamente, exige
adecuar las metodologías, los materiales y también los calendarios escolares

2
CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN
Y JUVENTUD

con los menores efectos negativos para el alumnado y sus familias; siempre con
el objetivo de que todos nuestros alumnos, y especialmente los más vulnerables,
sigan su desarrollo de la manera más adecuada. Y permanezcamos pendientes
de los comunicados oficiales al respecto de la continuidad del curso escolar y de
todos sus procesos.
7. Aprovecha el momento para revisar y analizar las cuestiones que se desprenden
de la situación que estamos viviendo en los centros educativos en este momento,
y las lecciones que, en diferentes ámbitos (metodología, uso de las tecnologías,
sistemas de evaluación, entre otros) y desde tu perspectiva, nos está aportando
esta vivencia. Anota tus reflexiones de cara al futuro. Serán de gran utilidad, sin
duda.
8. Detallamos, asimismo, por si consideráis oportuno en el contexto de relación que
podáis tener con vuestras familias, un conjunto de recomendaciones que se han
elaborado para nuestros adolescentes en estos complejos momentos que nos
toca vivir entre “cuatro paredes”. Un decálogo para que los más jóvenes afronten
el confinamiento (16/03/2020).
9. Una reflexión sobre la presión que pueden estar viviendo muchos niños, niñas y
adolescentes en estos días. Y no me refiero específicamente a cuestiones
ligadas al seguimiento de la actividad escolar. Sino a la repercusión emocional
que este confinamiento puede estar generando en poblaciones vulnerables. Por
diferentes causas. Entre todos tendremos que estar muy atentos. En este
momento, pero también y, especialmente, cuando esta pesadilla acabe. Habrá
que medir y tasar los impactos en la población infantil.

10. Y señalar una idea que estimo imprescindible. “Sería imposible terminar este
conjunto de reflexiones sin apelar al respeto y cariño más profundo hacia quienes
esa experiencia de confinamiento supone, sin duda, un nuevo dolor en sus vidas.
Hacia las personas que se encuentran solas y no se sienten bien tratadas, a
nuestros mayores dejados, casi abandonados, a los que no tienen hogar; a
quienes sienten muy de cerca el sufrimiento de la enfermedad de sus seres
queridos, a los afectados por esta u otra dolencia; y, por supuesto, mi afecto
insondable e incombustible por quienes ya han vivido la pérdida de un ser
querido en esta terrible crisis”.

Destacar, por último, una vez más el reconocimiento público a vuestra labor, al trabajo
de todo el profesorado y otros profesionales de los centros educativos en esta pandemia
y en la situación de confinamiento que vive la población y nuestro alumnado. Sin
reservas, gracias de todo corazón.

José Antonio Luengo


Unidad de Convivencia y Lucha contra el Acoso.
Consejería de Educación y Juventud