Sunteți pe pagina 1din 4

Geaneth García Masson 2017240021

Semana 9

Reseña

La antropología económica abarca un campo de estudios muy amplio yendo más

allá de lo que se concibe como económico, centrada en las relaciones entre

sociedades, el intercambio, la organización del trabajo, medios de producción y

distribución, entre otros aspectos, que se pueden analizar en base a las relaciones

de parentesco, la organización de las comunidades, la religión, la política y demás,

como una forma de presentar la realidad de la vida social. (Comas d'Argemir,

1998, pp.11)

Aunque como Comas d’Argemir plantea, anteriormente la antropología económica

se había visto limitada debido a la falta de interés de la antropología y a los

distintos enfoques que se le han dado, llevándola al estudio económico de las

culturas basados en un concepto de cultura eurocéntrico, ahistórico, esencialista y

homogeneizador. De ahí que se busque un concepto de cultura liada con los

procesos históricos, como un conocimiento racional, con sus diferencias, como

procesos históricos, buscando un análisis de individuos reales en espacios reales,

haciendo énfasis en la realidad de la vida en sociedad. (1998, pp. 23)

De ahí que se vea esto relacionado al pensamiento de Godelier, en su texto “El

concepto de «formación económica y social»: El ejemplo de los Incas”, en

donde el autor, en su primera página, habla de la definición de la «formación

económica y social», basada en una investigación de realidades históricas

específicas, únicas, en un tiempo determinado, presentando como objetivo de su


trabajo, y como hace entrever el título, un análisis para una posterior definición de

la «formación económica y social» que se dan dentro del Imperio Inca en el siglo

XVI, próximo a la conquista española, entonces se establece que para dar cuenta

de esto, dentro del marxismo se deben realizar un numero de pasos científicos:

por medio de los cuales se da (1) una identificación de los números y la naturaleza

de los modos de producción, que se combinan dentro de una sociedad, como

constituyentes de los procesos económicos dentro de un rango temporal

especifico; (2) así como la identificación de los distintas partes que integran la

superestructura social e ideológica en relación a su origen y funcionamiento; (3)

además de las formas en las que se articula un proceso con otro con base a las

jerarquías; (4) para al final, mostrar las funciones propias de los elementos de la

superestructura de modos distintos de producción dispuestos de cierta manera,

que se articulan llevando a la redefinición. (1985, pp.176)

Que se hacen evidentes dentro del ejemplo de los Incas que plantea el autor,

entonces estos pasos, se expresa por medio de la descripción del proceso

histórico que se dio en ese periodo, comprendiendo las relaciones entre los

acontecimientos y las estructuras, donde se identifican tres modos de producción:

El primero, es el llamado la “ley de la fraternidad”, en donde se hacen evidentes y

resaltan las relaciones a través de las leyes de lo comunitario; el segundo, es el

llamado el modo de “producción asiático”, en donde de la mano de la ideología y

los ritos se seguía manteniendo una unidad comunitaria en el desarrollo del

proceso de producción, sin embargo, a diferencia de la primera iba impuesta por el

estado al momento de quitar la autonomía que regía sus procesos de producción y


las tierras comunitarias, por último, el tercero, “la acumulación primitiva del

capital”, basado en los nuevos lazos que se tuvieron que forjar donde se

presentaba el desarrollo de una especie de esclavitud y los autores que jugaban

dentro de estas relaciones era, podría decirse, unilateral entre familias ilustres y

las campesinas y ganaderas. En donde también se muestra la articulación de

estos modos de producción y de los ejes integrantes de las superestructuras en

esta sociedad con base a lo económico y social, entonces se hace evidente en

ese cambio de la manufactura de la tierra que va de la mano con las cooperación

entre parientes unas variaciones a una cooperación más técnica y llevada por la

necesidad, en donde se van dando diferentes imposiciones y desigualdades.

(1985, pp.178 -179 - 181)

Teniendo el marxismo Hobsbawn (2011) hace énfasis en la importancia del

pensamiento de Karl Marx y sus aportes dentro de distintas disciplinas,

considerado uno de los pensadores más influyentes de todos los tiempos,

destacando sus textos “El capital” y “El manifiesto comunistas” que tuvieron gran

impacto dentro de los movimientos sociales y políticos a lo largo de las décadas

(pp. 13-15). Eric Hobsbawm en sus capítulos “Marx Hoy” y “El marxismo en

recesión 1983-2000” realizan un recuento histórico de los procesos que se dieron

y vieron influenciados a partir de las ideas de expuestas por Marx, en el primero

centrado en cómo estos conocimientos no solo tuvieron importancia en el pasado,

sino que también pueden ser acuñados dentro de la actualidad debido a la

magnitud universal del ideología de Marx, quien destaca como intelectual

económico, historiador y analista, al punto de ser considerado como el fundador


del pensamiento moderno sobre la sociedad (pp. 22); el segundo capítulo

mencionado, se basa en presentar aquellos acontecimientos que influyeron en la

decaída o disminución de importancia de su influencia y aportes, así como unas

posibles causas. (pp. 391)

Con todo esto se puede dar cuenta de cómo el marxismo, desde la universalidad

del pensamiento de Marx, no solo con el gran mérito que se da a este filosofo por

la integración de las disciplinas, sino también, como destaca Hobsbawm la

vigencia que tiene y que puede tener en la actualidad, entonces, son justo estos

aspectos y esos pasos a seguir que se muestran en el texto de Godelier los que

pueden aportar al estudio de la economía dentro de la antropología, en busca de

ese análisis desde aspectos particulares como lo es la producción y como este se

integra con la organización, los ritos, la ideología, políticos y demás elementos que

constituyen la cultura, y es ahí, en donde se da esa composición en donde se

habla de lo real dentro de un periodo histórico determinado, en busca de dejar

atrás esa parte ahistórica de los estudios para buscar y hablar de la realidad de la

vida en sociedad.

Bibliografía

 COMAS D’ARGEMIR, Dolors (1998): “La antropología social estudia la


economía”, en Antropología económica. Ariel, Barcelona, pp. 1-25.

 GODELIER, Maurice (1985): "El concepto de 'formación económica y social': el


ejemplo de los incas", en Economía, fetichismo y religión en las sociedades
primitivas. Siglo XXI, Madrid, pp. 176-184.

 HOBSBAWM, Eric (2011): “Marx hoy” y El marxismo en recesión 1983-2000”,


en Cómo cambiar el mundo. Crítica, Barcelona, pp. 13-25 y 391-404.