Sunteți pe pagina 1din 3

EL CONCÉPTO

QUE DIOS LE DIO AL HOMBRE EN LA BIBLIA.

Génesis 1:26; Génesis 5:1; Génesis 9:6;

Al escuchar que Dios nos hizo a su imagen, se tuvo diferentes puntos de vista

Hablamos de los rasgos físicos en el seno de hogar, los defectos físicos de las personas que
nacen pensando desde un punto de vista biológico, hablamos de que Dios nos etiquetó con
esa identidad de imagen de Dios.

En el A.T. La expresión creado a la imagen de Dios es el concepto que sobre sale, y es la


característica que se le da al hombre.

La expresión “La imagen de Dios” y “La semejanza” (fueron empleados para describir la
relación íntima entre un padre y su hijo.
Comparten su naturaleza. DINAMICA
Imitan de su personalidad. Describa la relación íntima en su familia.
Siguen sus pasos. Comparte sus sentimientos.
Obedecen sus leyes Sostienen confianza entre ellos.
Compartes sus pensamientos.
Felicidad, amor, gozo.

En Génesis Cap. 5:3. Nos dice que Adán Engendró un hijo a su “semejanza”, conforme a su
“Imagen”.

I. LOS HIJOS DE DIOS.


A través del N.T. La relación de Dios con los que hacen su voluntad,
(es representada por la figura de padre e hijo).

(S. Juan 1:12) Usted y yo, se nos da la potestad de ser hechos hijos de Dios si lo recibimos y
lo creemos. (Gálatas 4:7)
(Filipenses 2:14-15)
Con estos pasajes, notamos que el hombre fue creado a la imagen de Dios, y puede llegar a
ser su hijo por medio de la redención (El sacrificio de Jesús en la cruz).

El hombre debe ser como Dios.


¿Por qué razón? En el principio, Dios aprobó tanto la santidad y la pureza moral que decidió
formar al primer hombre conforme a este glorioso propósito.

El propósito original de Dios es que el hombre viva en la santidad y pureza moral.


Por ello, fue credo santo con la capacidad de poseer la imagen divina.

Este propósito original de Dios se perdió, se desfiguró, se desvaneció,


Cuando el hombre cayó en pecado y en consecuencia
Perdió el aspecto Moral y Espiritual de la semejanza divina.

No obstante, este propósito original de Dios sigue siendo el mismo, no cambió si no buscó el
medio que floreció en la persona de Jesucristo con el fin de restaurar este plan original.

Dios, envió a su Hijo “Cristo, el cual es la imagen de Dios (2da. Corintios4:4), para restaurar la
rectitud inicial se perdió de la naturaleza humana.

El propósito original
La imagen de Dios,
Se revela en la persona de Jesucristo,
Y se convierte en la norma divina para que el hombre tenga la posibilidad
De alcanzarlo por medio de Jesús.

Pablo nos asegura esta verdad según (Efesios 4:24)


El “Nuevo hombre” creado según Dios
es el carácter moral de Dios,
la espiritualidad de la naturaleza,
tal como es revelada en Cristo Jesús.

En Cristo tenemos “Preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegásemos hacer
participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a
causa de la concupiscencia (2da. Pedro 1:4)

En el hemos sido escogidos para ser hechos con formes a su imagen (Romanos 8:29)
Cuando escuchamos la palabra imagen de Dios, seguimos formándonos la idea de que nos
parecemos a Dios, nos miramos en un espejo y decimos, nos parecemos a Dios.
Usted y yo debemos entender que nos parecemos a Dios, porque tenemos características
divinas:

1. Tenemos raciocinio: somos seres que pensamos (Dios piensa y nosotros pensamos).

2. Tenemos sentimientos: Capacidad de amar, estar contentos, estar triste, capacidad de odiar.

3. Voluntad: Nosotros decidimos lo que queremos hacer.

4. Eternidad: Tenemos principio por que Dios nos hizo, pero no tenemos fin porque somos eternos.