Sunteți pe pagina 1din 7

1

Expediente número_________/2013.
JUICIO ORDINARIO CIVIL

DANIEL GONZALEZ DE LA CRUZ y


PATRICIA MORALES VAZQUEZ
VS
SOFIA DE JESÚS LIEVANO GARCIA Y
ALEJANDRA HERNÁNDEZ ESPINOZA

C. JUEZ EN TURNO DEL RAMO CIVIL.


DISTRITO JUDICIAL DE LAS CASAS CHIAPAS.
P r e s e n t e.

DANIEL GONZALEZ DE LA CRUZ y PATRICIA


MORALES VAZQUEZ, mayores de edad, mexicanos por
nacimiento, por nuestro propio derecho; nombrando en términos del
artículo 53 del Código de Procedimientos Civiles vigente en el
Estado, como REPRESENTANTE COMÚN en el presente juicio
al primero de los suscritos; empero, con la facultad conferida por el
artículo 111 del Código de Procedimientos Civiles, señalamos como
domicilio para oír y recibir toda clase de notificaciones y citas, el
Despacho Jurídico marcado con el número 28 interior “7” de la
Calle Guadalupe Victoria, Zona Centro, de esta Ciudad; autorizando
para tal efecto, a la estudiante de Licenciatura en Derecho,
LILIANA GUADALUPE PANIAGUA GUTIERREZ a quien
facultamos para que se imponga de los autos, tome notas pertinentes
y reciba toda clase de documentos. Con fundamento en los artículos
2560 y 2561 del Código Civil vigente en nuestra entidad, otorgo
MANDATO JUDICIAL al LIC. ADOLFO ALFARO CRUZ,
para que nos represente en el presente juicio con todas las facultades
inherentes al mismo; ante usted, con el respeto que le es debido
comparecemos para E X P O N E R.

Con fundamento en el artículo 27 del Código de Procedimientos


Civiles Vigente en nuestro Estado, en la Vía Ordinaria Civil,
venimos a demandar de las señoras SOFIA DE JESÚS LIEVANO
GARCIA con domicilio ubicado en la Calle Catarata número 10,
Colonia Lagos de María Eugenia de esta Ciudad, y ALEJANDRA
HERNÁNDEZ ESPINOZA, con domicilio ubicado en la Avenida
Ignacio Allende número 49 “B”, del Barrio de San Antonio, de esta
Ciudad, la FIRMA Y OTORGAMIENTO DE ESCRITURA, del
bien inmueble ubicado en la Calle Copán número 19 de la Colonia
Maya, de esta Ciudad; basándome para ello en las siguientes.
2

P R E S T A C I O N E S.

A).-Que por sentencia firme se condene a las demandadas SOFIA


DE JESÚS LIEVANO GARCIA y ALEJANDRA
HERNÁNDEZ ESPINOZA, al OTORGAMIENTO Y FIRMA
DE LA ESCRITURA a consecuencia del contrato Privado de
Compraventa del bien inmueble, ubicado en la Calle Copán número
19 de la Colonia Maya, de esta Ciudad, a favor de los suscritos,
cuyas medidas y colindancias describiremos en los hechos de esta
demanda;

B).- Hecho lo anterior, la primera de las demandadas, la señora


SOFIA DE JESÚS LIEVANO GARCIA desocupe y entregue
material y jurídicamente el bien que motiva la presente
controversia con sus frutos y accesiones.

C).-El pago de gastos y costas que se originen con motivo del


presente juicio.

Fundamos la presente demanda en las siguientes consideraciones


de hechos y Derecho.

H E C H O S.

U N O.-Como lo acreditamos con la copia certificada, relativa a la


escritura número 220 dos cientos veinte, volumen diez de fecha 02
de septiembre de 1993 mil novecientos noventa y tres, con razón de
haber sido inscrita bajo el número 77, del libro 24, sección primera,
ante el Registro Público de la Propiedad y de Comercio de este
Distrito Judicial de Las Casas, con fecha 09 de septiembre del año
antes citado; la señora SOFIA DE JESÚS LIEVANO GARCIA,
adquirió, con el señor JESUS FILOGONIO RAMOS BRIONES,
éste, en calidad de apoderado para ejercitar actos de administración
y riguroso dominio de la señora CONSUELO ROBLES
GUTIERREZ, el lote de terreno, con una superficie total de 236.50
dos cientos treinta y seis metros cuadrados con cincuenta
centímetros, ubicado en la Calle Copán número 19 de la Colonia
Maya, de esta ciudad, con las medidas y colindancias siguientes: al
Norte 22.50 veintidós metros con cincuenta centímetros, colinda con
propiedad de la señora MARIA MARTINEZ DE VAZQUEZ; al
Sur 22 veintidós metros, colinda con el lote número 18; al Oriente
10 diez metros, colinda con calle Copán de por medio; al Poniente
11.50 once metros con cincuenta centímetros, colinda con la privada
Jericó.
3

D O S.-Como lo acreditamos con el documento informal que en su


original adjuntamos, el día 20 de febrero del año 2003 dos mil tres
celebraron contrato privado de compraventa, las demandadas; de
medio lote de terreno, es decir, de 118.25 ciento dieciocho metros
cuadrados con veinticinco centímetros, de la finca urbana ubicada en
la Calle Copán número 19 de la Colonia Maya, de esta ciudad, con
las medidas y colindancias siguientes, al Norte mide 11.25 once
metros con veinticinco centímetros colinda con propiedad de la
señora MARIA MARTINEZ DE VAZQUEZ; al Sur mide 11
metros colinda con el lote número 18; al Oriente mide 10 diez
metros colinda con la calle Copán de por medio; al Poniente mide
10.50 diez metros con cincuenta centímetros, colinda con propiedad
de la señora SOFÌA DE JESÚS LIEVANO GARCÍA; o sea, la
señora SOFIA DE JESÚS LIEVANO GARCIA en su carácter de
vendedora y la señora ALEJANDRA HERNÁNDEZ ESPINOZA
en calidad de compradora, ante los testigos presénciales RAFAEL
MOLINA AGUILAR y MARTHA RAMOS MOLINA. Del
referido contrato privado de compraventa, en la cláusula quinta
manifiesta la vendedora, la señora LIEVANO GARCIA que,
firmará las escrituras a la compradora ALEJANDRA
HERNÁNDEZ ESPINOZA, cuando se lo indique y ante el notario
que quiera.

T R E S.-Sin acordarnos que mes y día, pasó a comprar la señora


HERNÁNDEZ ESPINOZA al negocio de abarrotes propiedad de
los suscritos, ubicado en la Calzada México número 5 del Barrio de
San Antonio de esta ciudad, en aquella ocasión, en pláticas salió el
tema y le preguntamos si sabía de alguien que vendiera su terreno
nos avisara porque queríamos comprar uno, transcurrieron los días,
incluso nos habíamos olvidado de ese comentario que le hicimos a la
señora antes citada, pero no fue si no, el 29 de enero del año en
curso, como a eso de las 16:00 horas cuatro de la tarde
aproximadamente, acudió al domicilio de los suscritos la señora
ALEJANDRA HERNÁNDEZ ESPINOZA, a efecto de ofrecernos
en venta el precitado inmueble, en la cantidad de $ 33,000.00
( treinta y tres mil pesos 00/100 M.N), cuyas medidas y colindancias
se encuentran asentadas en el hecho inmediato que antecede;
llevando consigo, copia certificada de la escritura pública y un
contrato de compraventa en original, mismos que especificamos en
los hechos uno y dos, respectivamente, de esta demanda, los
suscritos nos interesamos ya que andábamos buscando un inmueble
donde vivir, manifestándole que era necesario ponernos de acuerdo
con la señora SOFIA DE JESÚS LIEVANO GARCIA que
aparece como dueña ante el Registro Público de la Propiedad y de
Comercio de este Distrito Judicial, como así se advierte de la copia
certificada de la escritura pública, por lo que, nos manifestó la
4

oferente fuéramos a ver primeramente el inmueble, luego a la


señora, SOFIA DE JESÚS LIEVANO GARCIA, cuyo domicilio
se encuentra especificado en el proemio de la presente demanda,
posteriormente de habernos mostrado la oferente la señora
HERNÁNDEZ ESPINOZA la finca urbana, nos constituimos al
domicilio de la poseedora del instrumento público y que lo es la
señora SOFIA DE JESÚS LIEVANO GARCIA, al abordar el
tema de la finca urbana, manifestó que: la dueña era la señora
ALEJANDRA HERNÁNDEZ ESPINOZA, porque se lo había
vendido, por lo tanto, ella tenía el dominio del mismo, que le
avisáramos en caso de comprarlo para firmarnos la escritura pública
y sacar el material que tenía en el interior del bien raíz, aclarando
que de todo esto tienen pleno conocimiento los señores LUIS
EMILIO TRAMPE VELÁZQUEZ y JOSE ALBERTO
GONZALEZ DIAZ, Así fue que los suscritos con la confianza que
nos dio haber hablado con la poseedora de las escrituras y a su vez
firmaría la de los suscritos, nos pusimos de acuerdo con la señora
HERNÁNDEZ ESPINOZA, para cerrar trato al siguiente día , es
decir, del 30 de enero del año 2004 dos mil cuatro, a las 14 horas
dos de la tarde, pidiéndoles favor a los señores LUIS EMILIO
TRAMPE VELÁZQUEZ y JOSE ALBERTO GONZALEZ
DIAZ nos sirvieran como testigos del contrato privado de
compraventa.

C U A T R O.-Así fue que, el 30 de enero del año 2004 dos mil


cuatro, a las 14:00 horas dos de la tarde, la señora ALEJANDRA
HERNÁNDEZ ESPINOZA nos vendió bajo contrato informal la
finca urbana marcada con el número 19 de la Calle Copán, Colonia
Maya, de esta ciudad, con una superficie total de 118.25 ciento
dieciocho metros cuadrados con veinticinco centímetros, bardado al
lado oriente, con una puerta de acceso al referido inmueble y a la
Calle Copán, así también bardado al lado norte y sur; cuyas medidas
y colindancias son las siguientes; al Norte mide 11.25 once metros
con veinticinco centímetros colinda con propiedad de la señora
MARIA MARTINEZ DE VAZQUEZ; al Sur mide 11 once
metros colinda con el lote número 18; al Oriente mide 10 diez
metros colinda con la calle Copán de por medio; al Poniente mide
10.50 diez metros con cincuenta centímetros colinda con propiedad
de la señora SOFÌA DE JESÚS LIEVANO GARCÍA, ante la
asistencia de los testigos LUIS EMILIO TRAMPE
VELÁZQUEZ y JOSE ALBERTO GONZALEZ DIAZ, contrato
en el que, estipulamos en la cláusula cuarta: toda vez que, la
vendedora ALEJANDRA HERNÁNDEZ ESPINOZA, no cuenta
con escritura Pública del precitado bien inmueble, coadyuvará, para
que, la señora SOFIA DE JESÚS LIEVANO GARCIA quien
cuenta con el referido documento público, nos firmara y otorgara
5

nuestra escritura pública definitiva; esto, como lo acreditamos con el


original del Contrato Privado de Compraventa que adjuntamos a la
presente demanda.

C I N C O.- Posterior al día 30 de enero del año en curso los


suscritos con nuestra vendedora ahora demandada ALEJANDRA
HERNÁNDEZ ESPINOZA, hemos comparecido en múltiples
ocasiones al domicilio de la señora SOFIA DE JESÚS LIEVANO
GARCIA, para pedirle que nos firmara y otorgara la escritura
pública definitiva del multicitado bien de referencia, de forma
pacífica y voluntaria, así también desocupara y nos hiciera entrega
material de nuestra finca urbana, esto, debido a que tiene cosas de su
pertenencia en el multicitado bien raíz ya que la segunda de las
demandadas, la señora, ALEJANDRA HERNÁNDEZ
ESPINOZA, se lo dio prestado, negándose rotundamente a
entregárnoslo, contestándonos las veces que le hemos ido a pedir
firme la escritura pública correspondiente, que se arrepintió de la
venta realizada con la señora ALEJANDRA HERNÁNDEZ
ESPINOZA, respecto al bien inmueble descrito en el hecho dos de
este escrito de demanda y que además no piensa firmar ninguna
escritura pública, que la demandemos si consideramos tener algún
Derecho, pues no le preocupa en nada ya que tiene amistades
influyentes, en la última de las ocasiones que le insistimos otorgara
y firmara nuestra escritura pública nos profirió palabras obscenas.
Ante tal negativa, es que, nos vemos en la necesidad de promover en
esta vía, para perfeccionar nuestro título informal de compraventa y
obtener de las demandadas la firma y otorgamiento de la escritura
definitiva de compraventa del precitado bien, a favor de los suscritos
y se nos entregue, material y jurídicamente nuestro bien raíz con sus
frutos y accesiones. En caso que las demandadas se nieguen a firmar
el otorgamiento de la escritura, solicitamos lo haga su señoría con la
potestad que le otorga la ley.

D E R E C H O.

COMPETENCIA.- Corresponde a su Señoría atento a lo previsto


por el artículo 158 fracción II y IV del Código de Procedimientos
Civiles vigente en nuestra entidad.

FONDO.- El presente asunto lo rigen los artículos 825, 1766, 1767,


1770, 1771, 1808, 1809, 2222, 2223, 2290, 2294 y demás relativos
del Código Civil vigente en el Estado. Resultando además aplicable
la Jurisprudencia que dice: ACCION DE OTORGAMIENTO DE
ESCRITURA DE COMPRAVENTA. EL DERECHO DE
6

PROPIEDAD DEL VENDEDOR RESPECTO DEL BIEN


OBJETO MATERIA DEL CONTRATO NO ES UN HECHO
CONSTITUTIVO QUE DEBA PROBARSE POR EL ACTOR.-
El derecho de propiedad del vendedor respecto del bien materia del
contrato informal de compraventa, no es un hecho constitutivo de la
acción de otorgamiento de escritura que deba probar el actor, pues se
trata de una condición de validez normal y constante en esa clase de
negocio jurídico cuya ausencia es excepcional y por lo tanto
constituye un hecho impeditivo que debe ser afirmado y probado por
quien tenga interés en ello. Al demandante únicamente le
corresponde demostrar la existencia de la obligación y su
exigibilidad, que son los hechos en que se funda esta acción.-
Octava época.- contradicción de tesis 25/93. entre las sustentadas
por el segundo tribunal colegiado en materia civil del séptimo
circuito y tribunal colegiado del vigésimo circuito. 18 de octubre de
1993. unanimidad de cuatro votos.-tercera sala, tesis 3ª /J.33/93,
gaceta número 72, Pág. 41; véase ejecutoria en el semanario judicial
de la federación, tomo XII. Diciembre, Pág. 363.

PROCEDIMIENTO.-Lo fijan los artículos 4, 27, 268, 269 y demás


relativos de la Ley Adjetiva Civil vigente en nuestra Entidad
Federativa.

POR LO ANTES EXPUESTO;

A USTED C. JUEZ, atentamente pedimos se S I R V A.

I.-Tenernos por presentados con este escrito y proveer lo conducente


a la cuestión planteada; adjuntando al mismo copias simples para
traslado correspondiente.

II.-Admitir la presente demanda en la forma y vía propuesta,


ordenar se emplace a juicio al demandado para que dentro del
término de ley produzcan su contestación.

III.- En su oportunidad y previo los trámites de ley, dictar sentencia


declarando procedente las prestaciones reclamadas.

IV.-En caso de rebeldía de las demandadas el otorgamiento y firma


de escritura lo haga su señoría.

IV.- Solicitamos a su señoría, tenga a bien mande a guardar en el


secreto de ese H. Juzgado a su cargo, los Contratos de compra-venta
originales ya que son la base de la acción que intentamos.
7

San Cristóbal de las Casas, Chiapas, a 09 de junio del año 2004


dos mil cuatro.

PROTESTAMOS LO NECESARIO.

DANIEL GONZALEZ DE LA CRUZ. PATRICIA MORALES VAZQUEZ.