Sunteți pe pagina 1din 2

LA RELACIÓN DEL TRABAJO

Son más de 200 años en los que se han tratado de reconocer, respetar y
garantizar los derechos de los trabajadores en Colombia; desde sus inicios en el
1810; cuando Colombia buscaba alcanzar la independencia de Europa, desde
allí se comenzó a luchar por respetar y defender la dignidad humana. Gracias a
organizaciones internacionales como la (OIT), se ha lo grado que los estados de
diferentes países le den el reconocimiento laboral que merecen los trabajadores.
Colombia ha tenido una fuerte lucha en busca del reconocimiento de los
derechos sociales; específicamente el derecho al trabajo. Fue muy larga la
trayectoria para que se convirtiera en un derecho fundamental y se reconociera
constitucionalmente en 1991; es allí donde se caracterizan la creación de
obligaciones positivas a cargo del estado; dando paso al reconocimiento de los
derechos prestacionales, que en el 2010 imponen al Estado obligaciones no sólo
de garantía sino de respeto.
Cabe aclarar que durante cada mandato presidencial, las legislaciones laborales
han cambiado, tratando de utilizar mecanismos que mejoren las garantías
laborales, pero realmente las dinámicas en muchas ocasiones han perjudicado
al trabajador y beneficiado a las grandes empresas; refugiándose en los cambios
de mercado y los desafíos de la globalización. Viéndose excluida la protección de
la dignidad laboral colombiana.
Para la organización internacional del trabajo (OIT), la protección de los
trabajadores constituye su mandato esencial; por tal motivo por medio de
legislaciones y practicas pretenden determinar la conformidad de los principios
y derechos fundamentales en el trabajo, respetando la relación entre el
empleado y el empleador.
Para comprender lo anterior es importante definir que es la relación de trabajo
para la (OIT), La relación de trabajo es una noción jurídica de uso universal con la
que se hace referencia a la relación que existe entre una persona, denominada «el
empleado» o «el asalariado» (o, a menudo, «el trabajador»), y otra persona,
denominada el «empleador», a quien aquélla proporciona su trabajo bajo ciertas
condiciones, a cambio de una remuneración. Es mediante la relación de trabajo,
independientemente de la manera en que se la haya definido, como se crean
derechos y obligaciones recíprocas entre el empleado y el empleador. La relación
de trabajo fue, y continua siendo, el principal medio de que pueden servirse los
trabajadores para acceder a los derechos y prestaciones asociadas con el empleo
en el ámbito del derecho del trabajo y la seguridad social. Es el punto de
referencia fundamental para determinar la naturaleza y la extensión de los
derechos de los empleadores, como también de sus obligaciones respecto de los
trabajadores.
Para lo OIT ¨ El Estado tiene que desempeñar un papel fundamental, creando un
marco constitucional Propicio para que, al responder a la evolución de las
exigencias de la economía global, se concilie la necesidad de flexibilidad que
tienen las empresas con la necesidad de seguridad que tienen los trabajadores [...]
Una estrategia dinámica para gestionar el cambio del mercado de trabajo resulta
fundamental para las políticas nacionales destinadas a dar respuesta a los
desafíos sociales de la globalización. Es por esto que la organización
internacional del trabajo juega un papel importante ya que ellos desde diferentes
ámbitos pueden observar situaciones de los diferentes acuerdos, que pueden
traer como consecuencia privar a los trabajadores de la protección a la quien
tienen derecho.+

Conclusion
El trabajo a través de la historia se convirtió en un privilegio del cual todos
desean gozar y por el cual todos los ciudadanos luchan para poder subsistir en
una sociedad de consumo. Si bien es cierto que prácticamente durante casi un
siglo completo en Colombia el trabajo no era considerado como un derecho, es
importante manifestar que si no hubiese sido porque a partir de la independencia
se generaron varias controversias y acontecimientos históricos, no sólo a nivel
nacional sino internacional, nunca se habría llegado a los resultados que hoy en
día se conocen. Sin embargo el reconocimiento, el respeto y la garantía de los
principios y derechos laborales han sido una lucha que organizaciones como la
OIT que hasta hoy en día trabajan para que los estados brinden garantías
dignas, a los trabajadores de cada naciones. Aún se debe trabajar mucho por la
efectividad de los derechos laborales, y es por ello que Colombia ha mejorado y
en cada reforma o constitución nueva que ha implementado ha buscado
establecer mecanismos de protección y garantías constitucionales que le den
seguridad jurídica no sólo al sistema, sino a la población. Aunque cabe resaltar
que