Sunteți pe pagina 1din 2

DEFENSA A MEHMET ADA OZTEKIN (MEMO), PROTAGONISTA DE LA

PELÍCULA MILAGRO EN LA CELDA 7

DEFENSA

Señor juez soy ANA MARLIN CÓRDOBA MOSQUERA, identificada con la cédula
de ciudadanía N. 1077425872, abogada defensora del indiciado MEHMET ADA
OZTEKIN (Memo), estoy aquí con el ánimo de comunicarle señor juez lo
siguiente: mi defendido, es un individuo honesto, ingenuo y con un espíritu alegre y
digno, trabajador incansable que lo lleva a hacer todo lo posible para que su hija
sea feliz; cuyo único objetivo es vivir en paz y dichoso junto a su hija NISA
SOFIYA AKSONGUR (Ova)

Por otro lado, señor juez, lo que se pudo esclarecer en la muerte de la menor
Seda es lo siguiente: días anteriores mi defendido y su hija Ova observaron en
un estante de un almacén del pueblo, una mochila de Heidi color rojo, donde
mi defendido le prometió a su hija que con lo producido el día del desfile se la
compraría; llegado el momento para comprarla el señor coronel se la compró a su
hija Seda, por tal motivo, Memo le suplicó al señor coronel que por favor se la
vendiera, debido a que era la única en el almacén. Al ver este la insistencia de
Memo por conseguir dicha mochila este le propino un golpe cayendo este al suelo
sin ánimos de levantarse.

Días después, Memo se encuentra en la colina arriando sus cabras y en ese


momento se encontraba un grupo de niños jugando en dicho sector, entre ellos la
niña Seda, luego esta menor corre hacia un acantilado y se asoma al borde, a
pesar de las advertencias de Memo, esta desobedece y al querer caminar por la
roca resbala y cae al precipicio, por lo sucedido mi defendido salta a socorrerla
dándole los primeros auxilios, desconociendo este que la niña ya había fallecido;
en ese instante llegan los familiares y observan que mi defendido tiene el cuerpo
de la niña en sus brazos y optaron en concluir que este la había asesinado, por lo
cual fue capturado y llevado a las instalaciones del comando de policía, donde en
este lugar obligan a mi defendido a que se declare culpable por unos hechos que
no cometió.

Su señoría, permítame precisar que mi defendido es un hombre con cierto grado de


discapacidad cognitiva no identificada, que lo lleva a pensar que tiene la misma
edad de un menor de 8 años; por lo tanto solicito muy respetuosamente que mi
custodiado sea atendido por un grupo interdisciplinario, incluyendo, médicos,
psicólogos, Psiquiatría y trabajadores sociales que determinaran dicho trastorno
que padece mi amparado, lo cual no le permite interactuar como una persona
normal para su edad.
Es importante aclarar, que con mi defendido se está presentando un abuso de
poder, y se le está violando el debido proceso, por parte del señor coronel
aprovechando de su cargo e influencias para culpar a mi defendido, sin darle la
oportunidad de defenderse; como lo estipula el Artículo 416 código penal,
Abuso de autoridad por acto arbitrario e injusto, el cual reza: “ El Servidor
público que fuera de los casos especialmente previstos como conductas
punibles, con ocasión de sus funciones o excediéndose en el ejercicio de
ellas, cometa acto arbitrario e injusto, incurrirá en multa y pérdida del
empleo o cargo público” ; por ello, señor juez puedo decir, que mi defendido
fue acusado injustamente, a quien no se le permitió escucharlo, no se le llevo el
debido proceso, no le permitieron defenderse, y se evidenció que el señor Coronel
utilizó sus relaciones y el poder que ejerce para culparlo, además como ya lo he
dicho antes, su discapacidad cognitiva no le permite expresarse con claridad y
comunicar su inocencia; tengo la plena seguridad su señoría que mi defendido no
representa un riesgo para la sociedad por lo cual pido sea exonerado de la acción
penal y le permitan regresar a su vida normal con su familia.