Sunteți pe pagina 1din 9

República Argentina - Poder Ejecutivo Nacional

2020 - Año del General Manuel Belgrano

Informe Técnico

Número: IF-2020-34129874-APN-DNRYRT#MPYT

CIUDAD DE BUENOS AIRES


Martes 26 de Mayo de 2020

Referencia: DICTAMEN

EX – 2020-22579058-APN-DGDMT#MPYT

SEÑORA DIRECTORA NACIONAL

Vienen las actuaciones en donde a través del IF- 2020-22581830-APN-MT la empresa LAN ARGENTINA S.A.
solicita intervención a esta Cartera de Estado en la necesidad de llevar adelante acciones tendientes a reorganizar y
adecuar la fuerza de trabajo en los términos contemplados en el artículo 223 bis de la LCT, en el contexto de la
emergencia provocada por el COVID 19.

Denuncia que los cierres de fronteras de diversos países y la abrupta caída de la demanda generada a partir de la
expansión del COVID-19 a escala global, constituyen un caso de fuerza mayor debidamente comprobado y no
imputable al empleador, que ha obligado a todas las líneas aéreas a reducir drásticamente sus operaciones y tomar
las decisiones inexorables en relación al personal asociado a las mismas.

Refiere que la empresa arroja pérdidas desde hace 4 años, entre otras cuestiones por la desregulación y apertura del
negocio a nuevos actores y los sostenidos procesos inflacionarios y devaluatorios.

Hasta 2019 el déficit de la compañía argentina era afrontado por su casa matriz, pero atento la crisis global acaecida
que afecta a la totalidad del grupo empresario, es que la situación se vuelve excepcionalmente aún más compleja
para la filial argentina.

Señala que en virtud del contexto descripto, y con el objetivo último de cuidar la fuente de trabajo de las más de
2200 personas empleadas por el Grupo LATAM en Argentina de las cuales 1772 pertenecen a LAN Argentina S.A.,
durante este escenario, han informado a los gremios que representan a la totalidad de sus empleados (AAA - APA –
APLA – APTA - ATCPEA – UPAL – UPSA –USTARA) durante la semana del 16 al 20 de Marzo de 2020, la
necesidad de una reducción drástica de las operaciones que conllevan a la cancelación de las mismas a partir del día
1 de Abril.

La empresa informa, “con el único efecto informativo o descriptivo, y evitando toda connotación valorativa”, los
porcentajes de representación y/o afiliación y/o adhesión de cada entidad gremial en la compañía.
Requiere integrar a todas las organizaciones sindicales en las diferentes mesas de negociación que se deban
implementar, con especial foco en aquellas representaciones gremiales de “genuina representatividad”.

Mediante Dictamen N° 246.ES esta Cartera de Estado corrió traslado del planteo de la empresa requirente a las
entidades sindicales con personería gremial a fin de que fijen posición. Al respecto corresponde señalar que, en
orden a lo previsto por el artículo 31 de la Ley N° 23.551, las únicas asociaciones sindicales habilitadas para asumir
la representación de los intereses colectivos de los trabajadores e intervenir en negociaciones de tal índole, resultan
las que ostentan personería gremial.

Contestan la vista conferida, fijando su posición en los términos allí vertidos:

• la UNIÓN DEL PERSONAL SUPERIOR Y PROFESIONAL DE EMPRESAS


AEROCOMERCIALES mediante la presentación que luce en el IF-2020-24896311-APN-MT del EX-
2020-24894538- -APN-MT vinculado en tramitación conjunta con el principal.
• la ASOCIACIÓN DE PILOTOS DE LÍNEAS AÉREAS mediante la presentación que luce en el IF-2020-
24922828-APN-MT del EX-2020-24916879- -APN-DGDMT#MPYT vinculado en tramitación conjunta con

el principal.

• la ASOCIACIÓN ARGENTINA DE AERONAVEGANTES mediante la presentación que luce en el IF-


2020-24332009-APN-MT del EX-2020-24331021- -APN-MT vinculado en tramitación conjunta con el
principal.
• la ASOCIACIÓN DEL PERSONAL AERONÁUTICO mediante la presentación que luce en el RE-2020-
24837419-APN-DGDMT#MPYT del EX-2020-24838393- -APN-DGDMT#MPYT vinculado en tramitación
conjunta con el principal.
• la ASOCIACIÓN DEL PERSONAL TÉCNICO AERONÁUTICO mediante la presentación que luce en
el IF-2020-25063689-APN-MT y acompaña documentación en el IF-2020-25063811-APN-MT, ambos del
EX-2020-25063110- -APN-MT vinculado en tramitación conjunta con el principal.

Por otra parte, denuncian la existencia de un conflicto colectivo solicitando se arbitren medidas, en los términos
expresados, a los que me remito en honor a la brevedad:

• la ASOCIACIÓN DE PILOTOS DE LÍNEAS AÉREAS mediante la presentación que luce en el IF-2020-


25798988-APN-MT y acompaña documentación obrante en el IF-2020-25799539-APN-MT, ambos del EX-
2020-25798475- -APN-MT vinculado en tramitación conjunta con el principal.
• la ASOCIACIÓN ARGENTINA DE AERONAVEGANTES mediante la presentación que luce en el IF-
2020-19276361-APN-MT del EX-2020-19275677- -APN-MT vinculado en tramitación conjunta con el
principal y amplía la misma mediante el IF-2020-23748469-APN-MT del EX-2020-23745713- -APN-MT
vinculado en tramitación conjunta con el principal.
• la ASOCIACIÓN DEL PERSONAL TÉCNICO AERONÁUTICO mediante la presentación que luce en
el IF-2020-25058267-APN-MT del EX-2020-25058102- -APN-MT vinculado en tramitación conjunta con el
principal.

Se corren los traslados de estilo y se convoca a una audiencia para el día 16 de abril del corriente.

En el IF-2020-27304668-APN-ST#MT obra constancia de la audiencia celebrada, en fecha 16 de abril de 2020,


entre la empresa y el “Frente Aeronáutico” (integrado por APA, APLA, APTA y UPSA).
En dicha oportunidad la empresa propone efectuar un sistema de suspensiones en los términos del artículo 223 bis
LCT, con una contraprestación de carácter no remunerativo del 50% del total del sueldo bruto para los meses de
abril, mayo y junio de 2020.

Las entidades gremiales ratifican las presentaciones efectuadas ante este Ministerio. Señalan que si bien están
dispuestos al dialogo, no pueden aceptar una reducción salarial de la magnitud que propone la empresa, por lo que
en caso de arribar a un acuerdo en los términos del Art 223 bis LCT el mismo no podrá ser inferior al salario neto de
cada trabajador. Asimismo solicitan a la empresa que cumpla con el pago del bono pactado para el mes de marzo
del corriente respecto del personal de mantenimiento.

Asimismo solicitan a la empresa que cesen las comunicaciones individuales a los trabajadores, informándoles una
decisión unilateral empresaria, sin haber arribado a un acuerdo con las representaciones gremiales correspondientes.

Las entidades gremiales APLA, APTA y UPSA denuncian el incumplimiento por parte de la empresa respecto del
Fondo de Ayuda Social pactado.

La empresa manifiesta que se ha cumplido con el fondo de ayuda solidaria a UPSA del mes de febrero y respecto al
correspondiente a marzo refiere que han solicitado información ampliatoria y ofrecerán respuesta a la brevedad.
Respecto de APLA y APTA señala que se trasladará la posición de la empresa por los medios correspondientes.

Esta Autoridad Laboral exhorta a las partes a mantener el diálogo en el marco de la buena fe negocial, evitando de
ese modo conductas que puedan resultar ajenas a dicho proceder.

Por otra parte en el IF-2020-27303932-APN-ST#MT obra constancia de la audiencia celebrada en fecha 16 de abril
del corriente entre la empresa y la ASOCIACION ARGENTINA DE AERONAVEGANTES (AAA).

En dicha oportunidad la empresa propone efectuar un sistema de suspensiones en los términos del artículo 223 bis
LCT, con una contraprestación de carácter no remunerativo del 50% del total del sueldo bruto para los meses de
abril, mayo y junio.

La entidad gremial ratifica todas las presentaciones efectuadas ante este Ministerio, y solicita a la empresa que
efectúe las propuestas aplicables a todos los casos y categorías y su remuneración variable que afecta de manera
particular a los trabajadores representados por esa entidad gremial. Solicitan se brinde solución respecto de los
reclamos efectuados por los descuentos salariales que se realizaron a los trabajadores, y su compromiso de no
innovar en las condiciones laborales.

Ambas partes en conjunto se comprometen a mantener reuniones en el ámbito privado a los efectos de analizar los
casos particulares de la aplicación de la propuesta efectuada por la empresa en los términos del Art. 223 bis de la
LCT.

Mediante presentaciones obrantes en el IF-2020-26731497-APN-MT e IF-2020-26730792-APN-MT la empresa


ratifica su postura inicial, rechaza los planteos gremiales y refiere que resulta inoficioso continuar realizando
audiencias atento la posición asumida por los gremios, requiriendo el cierre de las actuaciones.

Con posterioridad, a través del IF-2020-26961992-APN-MT, la AAA efectúa una presentación mediante la cual
informa que la empresa ha acercado su propuesta siendo rechazada por la citada entidad sindical.

UPSA, APLA, APA, APTA y AAA, a través de los IF-2020-27329516-APN-MT, IF-2020-27374265-APN-MT,


RE-2020-27265333-APN-DGDMT#MPYT, IF-2020-27834281-APN-MT e IF-2020-27560308-APN-ST#MT,
respectivamente, denuncian práctica desleal de la empresa a través de la cual y en plena negociación colectiva, se
comunican con el personal exigiendo la firma de “acuerdos individuales” para reducir 50% el salario por los meses
de abril, mayo y junio de 2020. Hacen reserva y denuncian ilegalidad de tal accionar.

En fecha 24 de abril la empresa celebra una nueva audiencia con la AAA obrante en el IF-2020-33955950-APN-
DNRYRT#MPYT mediante la cual ambas partes ratifican sus posiciones, y en la cual la representación empleadora
comunica a la entidad gremial que “ha sido solicitado el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la
Producción (ATP) en el marco del DNU 332/2020 y 376/2020, lo cual en caso de ser otorgado, seria recibido en su
totalidad por el trabajador por encima del 50% ofertado por la compañía, lo cual implicaría una mejora
significativa en el ingreso neto del trabajador”.

En idéntica fecha se ha celebrado una nueva audiencia entre las entidades gremiales integrantes del “Frente
Aeronáutico” y la empresa, obrante en el IF-2020-33956021-APN-DNRYRT#MPYT, mediante la cual las partes
ratifican sus posiciones. La representación empleadora efectúa igual comunicación que la realizada en la audiencia
por ante la AAA, respecto de la solicitud del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción.

Por su parte las entidades gremiales ratifican su buena predisposición de negociar y de acercar posiciones, por lo
que solicitan que la empresa cese con el impulso de los acuerdos de carácter individual y se continúen las
negociaciones colectivas de buena fe. Solicitan la convocatoria a una próxima audiencia y que a la misma asistan la
CEO y el Director de Recursos Humanos Norberto Díaz. Por otra lado, las representaciones de UPSA y APA
proponen, a los efectos de arribar a un acuerdo en los términos del artículo 223 bis LCT, que la empresa abone una
compensación no remunerativa del 75% del salario bruto de los trabajadores con más el 25% del salario bruto de
carácter remunerativo, para aquellos trabajadores que no estén prestando tareas; que la suma no remunerativa quede
exenta de los aportes y contribuciones en un 100% abonándose únicamente los aportes y contribuciones destinados
a ART, seguro de vida y obra social.

La representación de APLA y APTA respecto de las propuestas vertidas, ratifican sus posiciones manifestadas en la
audiencia anterior.

La propuesta efectuada por UPSA y APA, es rechazada por la empresa, quien ratifica la suya inicial.

Ante las denuncias formuladas por las entidades sindicales, esta Autoridad Laboral procedió a exhortar a las partes a
mantener el diálogo en el marco de la buena fe negocial, máxime si se tiene en consideración que la conducta
asumida por la representación empresaria podría resultar ajena a dicho proceder, resultando relevante a tal fin poner
de manifiesto que la negociación de índole colectivo se encontraba en pleno desarrollo.

Mediante IF-2020-27918897-APN-MT la empresa ratifica su posición y reitera se proceda al archivo de las


actuaciones. Asimismo rechaza y niega que haya ejercido acto alguno de hostigamiento contra ninguno de los
trabajadores representados por las entidades gremiales. Refiere que “lo que los gremios en cuestión entienden
como una persecución o presión a sus representados, no ha sido otra cosa que la voluntad de esta compañía de
acercarse a sus trabajadores con información y la exteriorización de alternativas que contemplen tanto la
viabilidad de la empresa como la preservación de las fuentes de trabajo”. También señala que la empresa “procuró
activar los mecanismos necesarios para formalizar y encauzar la continuidad de las conversaciones ante la órbita
del MTESS, intentando de esa forma evitar que una extensión indefinida de la presente situación finalmente
conspirare contra los objetivos antes identificados, y provoque consecuencias de carácter irreversible en términos
de las operaciones y el nivel de empleo que se busca atemperar”. Afirma que se encuentran ante “entidades a las
que pareciera no importarles el mantenimiento operativo de la compañía, y con la misma, el de las oportunidades
de empleo de la que hoy disponen todos los colaboradores que en la misma se desempeñan”. Ello en virtud de que
“las entidades gremiales….continúan exigiendo como pretensión la de percibir el 100% de sus haberes,
procediendo incluso a sumar nuevos pedidos y temas de negociación, tales como fondos gremiales, bonos, etc…..”,
observando que “se intenta eludir el tratamiento y la negociación concreta de esta delicada situación, desviándose
de esta manera del urgente y vital objeto de estas actuaciones”.

En fechas 27 y 29 de abril se han celebrado sendas audiencias entre la empresa y el “Frente Aeronáutico” en
donde las partes manifiestan que “en virtud de la exhortación del Ministerio, se comprometen a continuar
manteniendo reuniones en el ámbito privado a los efectos de continuar conversando respecto de las propuestas y
posiciones de ambas partes. Asimismo, manifiestan que siguen a la espera del resultado de la solicitud manifestada
por la empresa respecto del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) en el marco
del DNU 332/2020 y 376/2020”. Ante ello, esta Autoridad Laboral fija nueva audiencia.

Mediante IF-2020-33337275-APN-MT y RE-2020-30344860-APN-DGDMT#MPYT, APTA y APA,


respectivamente, denuncian que la empresa se encontraría abonando los salarios del mes de abril con un descuento
del 50% que consignan en recibos como “Descuentos 223 bis”.

Por otra parte, a través del IF-2020-29929488-APN-MT UPSA refiere que, “luego de la última audiencia
celebrada, el grupo decidió, en la víspera de la celebración del día del trabajador, hacer circular recibos de sueldo
con la rebaja salarial dispuesta por ellos, bajo pretexto de pagar únicamente un anticipo o imputar a una supuesta
suspensión en los términos del 223bis de la LCT, en contra de la propia Res. 397 de esta cartera ministerial”.

Asimismo APLA, conforme presentación obrante en el IF-2020-31024528-APN-MT, denuncia que la empresa se


encuentra violentando los principios propios el derecho colectivo e individual de trabajo para lo cual las normas se
constituyen en vallas insobornables por la unilateralidad de la parte empleadora. Asimismo indica que “a partir de
la Resolución 397/20 de esta cartera de Estado, el intento de la empresa resulta no sólo ilegal sino impracticable
por cuanto, como dicho acto administrativo lo preceptúa, cualquier modificación de las obligaciones salariales,
por la vía del art. 223 bis LCT, requiere de la intervención y conformidad de las entidades sindicales con
Personería Gremial”. Advierten que cualquier intento de la empresa de acompañar acuerdos individuales en el
marco del artículo 223 bis LCT no cuenta con la conformidad de esa organización gremial y por tanto carecen de
todo valor.

Por último denuncia que la empresa, como represalia hacia los trabajadores, en este caso pilotos, que no sucumben
ante las presiones denunciadas precedentemente, los priva de la posibilidad de realizar vuelos – de los denominados
de “repatriación” – y con ello de percibir el salario correspondiente a los días que tengan lugar ante un eventual
acuerdo en los términos del art. 223 bis LCT que pueda tener lugar en estos actuados, con la consiguiente pérdida de
habilitación en su caso por la falta de actividad de vuelo. A la vez, con dicha práctica se encontraría violentando la
norma del CCT que establece equidad en la programación y en su caso orden escalafonario.

Celebrada que fue la audiencia entre la empresa y las entidades gremiales integrantes del “Frente Aeronáutico”
del día 8 de mayo de 2020, la cual se encuentra glosada como IF-2020-33956253-APN-DNRYRT#MPYT, ésta
últimas en forma conjunta, amén de reiterar la ratificación de sus posturas, denuncian que “pese a las negociaciones
colectivas llevadas a cabo tanto en este ámbito como en el privado, la empresa ha procedido a hacer los descuentos
propuestos en el marco del Art 223 bis LCT, unilateralmente y sin haber arribado a un acuerdo al respecto con las
entidades gremiales correspondientes”. También manifiestan que hay trabajadores representados por estas
entidades gremiales que han prestado servicios durante el mes de abril para la empresa, como así también aquellos
trabajadores que se encuentran en uso de licencias legales, o bien aquellos que están dispensados de trabajar ya sea
por padecimiento de enfermedades o bien por pertenecer a grupos de riesgos, y aun así no se los ha exceptuado de
los descuentos en sus haberes.

Por otra parte, proponen a la parte empresaria que ante la ausencia de otras propuestas y avances en la negociación
que han quedado evidenciadas en estas actuaciones le solicitan evalúe una propuesta por la cual garantice el pago de
los salarios adeudados en la oportunidad en que retome la actividad.

Por su parte, la APLA, amén de reiterar lo expuesto en sus presentaciones, solicita la comparecencia del
representante legal de la empresa y que sea citado en los términos del art. 8vo. Ley 25.212 y ante el pago parcial de
los salarios se intime a la empresa a cumplir con la obligación salarial pendiente.

La representación de la APA adhiere a la posición fijada por APLA y en atención “a que se ha descontado
ilegalmente los salarios de los trabajadores que han prestado servicios, alegando que esos descuentos estaban
comprendidos en el Art 223 bis LCT, que de no rectificarse esta situación, nuestros representados quedan
exceptuados de prestar servicios en estas condiciones claramente ilegales por culpa de la empresa.”.

La representación de UPSA adhiere a lo manifestado por APA.

La empresa, por su parte, ratifica sus presentaciones y posturas, agregando que “las acreditaciones realizadas a los
trabajadores en relación al mes de abril, han sido en carácter de anticipos, el que será oportunamente ajustado
conforme los alcances de los acuerdos que pudieran finalmente lograrse y/o condiciones legales aplicables en cada
caso, sin que pudieran considerarse los mismos como descuentos unilaterales de salarios, sino que se han realizado
conforme los alcances y posibilidades de las disponibilidades económicas”.

En torno de la propuesta formulada, refiere que “la misma ha sido ya tratada en distintas comunicaciones directas
anteriores, no estando dentro de la posibilidad de la compañía conforme fuera expresado”. Asimismo rechaza
haber incurrido en acciones que pudieran ser consideradas como persecutorias o discriminatorias o violatorias del
orden público laboral.

En fecha 18 de mayo del corriente año la AAA y la empresa de autos han comparecido a una nueva audiencia por
ante esta Cartera de Estado, la que luce en el IF-2020-33956281-APN-DNRYRT#MPYT, mediante la cual ratifican
sus posturas.

La entidad sindical, además, impugna la decisión unilateral de la empresa de invocar los términos del artículo 223
bis LCT en los recibos de salarios; y denuncia la práctica desleal empresaria, objetando cualquier acuerdo firmado
con asociación con simple inscripción;

La empresa, amén de rechazar las denuncias formuladas por la entidad sindical, manifiesta que ha realizado todos
los trámites necesarios a efectos de incluir a los trabajadores de la compañía en el Programa de Asistencia en
Emergencia para el Trabajo y la Producción (ATP) y que el mismo ha sido otorgado para el mes de abril. En
consecuencia al ATP efectivamente percibido por los empleados con más el 50% BRUTO depositado por la
compañía el 4 de mayo 2020 estiman que minimizan el impacto en el salario neto de los tripulantes.

El 19 de mayo de 2020 se celebra una nueva audiencia entre las entidades gremiales integrantes del “Frente
Aeronáutico” y la empresa de marras la que consta en el IF-2020-33956307-APN-DNRYRT#MPYT.

Las asociaciones sindicales intiman a la empresa a fin de que arbitre los medios necesarios para hacer los pagos de
la deuda salarial y de los aportes y contribuciones correspondientes. Asimismo solicitan se continúe con la fijación
de las audiencias en este ámbito. Reiteran que han hecho esfuerzos y propuestas para lograr arribar a un acuerdo con
la parte empresarial y la misma se ha mantenido desde el principio de “forma inflexible, irracional e ilegalmente
con su decisión de descontar el 50% de los salarios a todos los trabajadores”.

A su vez, APLA reitera sus planteos esbozados en la anterior audiencia, y solicita que la empresa se expida en
forma concreta respecto de las propuestas sugeridas que resultan: “a) devolución diferida del descuento salarial que
propone la empresa; b) sobre la propuesta de un adicional de descuento del 25% sobre el salario de cargos
gerenciales, para compensar el descuento que se propone respecto de los primeros oficiales; c) mantener práctica
antecedente sobre la forma de retención del impuesto a las ganancias, evitando un mayor perjuicio económico en el
salario de bolsillo; d) se comunique a la Gerencia de Operaciones que conforme lo indicado en esta audiencia los
días de trabajo serán liquidados como tal y por tanto cese en la discriminación previamente denunciada respecto
de los afiliados a APLA a los que se les ha cancelado actividad”.

La representación empleadora ratifica su postura. Asimismo en relación a la situación de los días efectivamente
trabajados, aclara que los mismos serán incorporados a los recibos como salarios devengados. En relación a la
propuesta de suspensiones que se encuentra en discusión la empresa mantiene su postura de abonar una asignación
no remunerativa equivalente al 50% del salario bruto, aclarando, que oportunamente ha agregado a la misma la
definición significativamente mejoradora de no tomar en este caso y como pago a cuenta los importes que en cada
caso persistieran respecto del referido "salario complementario".

Visto lo hasta aquí reseñado corresponde efectuar las siguientes observaciones.

En primer término y sin perjuicio de que la empresa requirente no ha acompañado la documentación pertinente a
efectos de acreditar las pérdidas que refiere en los últimos ejercicios, lo cierto es que producto de la propagación del
COVID 19 y las medidas adoptadas, las fronteras nacionales se han cerrado, al tiempo que se ha declarado el
aislamiento social, preventivo y obligatorio (DECNU-2020-297-APN-PTE y sucesivas prórrogas), lo que ha
afectado la actividad de todas las aerolíneas.

En virtud de la medida dispuesta, se ha establecido que las personas deberán permanecer en sus residencias
habituales o en la residencia en que se encuentren al momento de inicio de aquella, debiendo abstenerse de concurrir
a sus lugares de trabajo y no pudiendo desplazarse por rutas, vías y espacios públicos, todo ello, con el fin de
minimizar los riesgos de contagio.

A través del artículo 8° del mentado Decreto, se ha dispuesto que durante la vigencia del “aislamiento social,
preventivo y obligatorio”, los trabajadores y trabajadoras del sector privado tendrán derecho al goce íntegro de sus
ingresos habituales, en los términos que establecerá la reglamentación del Ministerio de Trabajo, Empleo y
Seguridad Social.

Por otra parte, por DECNU-2020-329-APN-PTE y DECNU – 2020 – 487 – APN – PTE se prohibieron los despidos
sin justa causa y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor, y las suspensiones por las
causales de fuerza mayor o falta o disminución de trabajo, por los plazos allí establecidos, quedando exceptuadas de
esta prohibición las suspensiones efectuadas en los términos del artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo,
esto es, las que se dispongan por dichas causales, no efectuando el trabajador prestación laborativa de índole alguna
y compensándose con la entrega de una asignación no remunerativa en dinero. Éstas deben ser pactadas individual o
colectivamente y homologadas por la autoridad de aplicación.

Asimismo mediante la Resolución 207/20 de esta Cartera de Estado, se ha suspendido el deber de asistencia al lugar
de trabajo, con goce íntegro de sus remuneraciones, a todos los trabajadores y las trabajadoras que se encuentren en
las situaciones descriptas en los incisos a), b) y c) de la misma, es decir, trabajadores y trabajadoras mayores de 60
años edad -excepto que sea considerado “personal esencial”-, trabajadoras embarazadas, y trabajadores y
trabajadores incluidos en los grupos de riesgo que define la autoridad sanitaria nacional (entre los que se pueden
señalar los que padecen enfermedades respiratorias crónicas, cardíacas, inmunodeficiencias, diabéticos, personas
con insuficiencia renal crónica en diálisis o con expectativas de ingresar a diálisis en los siguientes 6 meses, etc.).

Los trabajadores alcanzados por la dispensa del deber de asistencia al lugar de trabajo, cuyas tareas puedan ser
realizadas desde el lugar de aislamiento, deberán establecer con su empleador las condiciones en que dicha labor
será realizada.

Por último la mentada Resolución dispuso que mientras dure la suspensión de clases establecida por el Ministerio de
Educación de la Nación, se considerará justificada la inasistencia del progenitor/a o persona adulta responsable a
cargo, cuya presencia en el hogar resulta indispensable para el cuidado del niño, niña o adolescente.

Corresponde destacar que si bien la Resolución en análisis ha sido dictada en fecha 16 de marzo de 2020, la
vigencia de las medidas allí contempladas ha sido prorrogada por imperio de la Resolución N° 296/20 de esta
Autoridad Laboral, por el plazo que dure la extensión del “aislamiento social, preventivo y obligatorio”.

De las denuncias formuladas por las entidades sindicales y el propio reconocimiento de la empresa LAN
ARGENTINA S.A. surge que, ésta última, procedió a disminuir los salarios del personal un 50% a partir del mes de
abril de 2020 consignando en sus recibos la leyenda “artículo 223 bis”, no dando cumplimiento a las normas hasta
aquí reseñadas.

Este accionar incluso podría resultar doblemente reprochable si en el caso se comprobara que tal reducción salarial
lo ha sido, incluso en forma indiscriminada y sobre el personal comprendido en la suspensión dispuesta por la
Resolución N° 207/20 de este Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

Por todo lo hasta aquí expuesto, correspondería intimar a la empresa LAN ARGENTINA S.A. a fin de que dentro
del tercer día proceda a depositar en forma íntegra los salarios del personal conforme los argumentos antes
detallados en la medida en que no haya dado cumplimiento con la normas reseñadas y bajo apercibimiento de
remitir las actuaciones a la Dirección de Inspección Federal para el labrado de las actas de infracción pertinentes y
posterior instrucción de sumario para la aplicación de las sanciones que corresponden de conformidad con lo
previsto en el Anexo II del Pacto Federal del Trabajo ratificado por la Ley N° 25.212.

Asimismo exhortar a las partes a continuar con las negociaciones en el marco de la buena fe que debe primar en las
mismas.

DICTAMEN N° 1937.ES
Digitally signed by GESTION DOCUMENTAL ELECTRONICA - GDE
Date: 2020.05.26 10:10:15 -03:00

ALEJANDRO JAVIER PISAREV


Asesor Legal
Dirección Nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo
Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social

Digitally signed by GESTION DOCUMENTAL


ELECTRONICA - GDE
Date: 2020.05.26 10:10:16 -03:00