Sunteți pe pagina 1din 4

Rubio Alcalá, Fernando.

Como afrontar el estrés laboral / Fernando Rubio Alcalá. -- San José,

C.R. : INIE, 2007.

El afrontamiento del estrés laboral se presenta actualmente como una necesidad

para todo ciudadano activo, sea cual sea la profesión que ejerza. La rueda

que mueve la sociedad de hoy día ha aumentado el número de revoluciones, y

las exigencias y el modo en que se suceden las situaciones han adoptado una

Velocidad vertiginosa en la que la adaptación se dificulta. En los trabajos ya

no es suficiente la eficacia, ahora hay que ser eficiente; es decir, cumplimentar

los objetivos (eficacia), pero en el menor tiempo y coste posible. La globalización

parece empujar a las sociedades a la competitividad y al consumismo,

pero en muchos contextos los empresarios, empleados y demás continúan

“con-sus-mismos” esquemas de trabajo y de desarrollo personal.

Por si fuera poco, predominan los empleos mal remunerados, y en consecuencia,

los multi-empleos, así como los puestos de trabajo inestables o temporales.

La situación es crítica, pero no es ni mucho menos particular de un país.

Cuando el desempeño laboral está directamente relacionado con otras personas,

el estrés puede aumentar a niveles mayores. De hecho, los profesionales

que registran mayores niveles en la mayoría de estudios estadísticos de esta

Índole son los profesores, los médicos, los enfermeros y los conductores.

Los efectos del estrés son patentes. Causa sufrimiento y agotamiento laboral

que se traslada al ámbito personal, afectando la convivencia familiar y social.

En el trabajo supone un desequilibrio en las bases de funcionamiento que


perjudica el trabajo en equipo y la productividad. Cuando el estrés es crónico

afecta a la salud física y mental, desembocando en enfermedades de considerada

importancia.

http://www.uhu.es/fernando_rubio/universidad/INVESTIGACION/my_publications_t
o_download_archivos/2008%20libro%20COMO%20AFRONTAR%20EL
%20ESTRES%20LABORAL.pdf

Los procesos de estrés laboral y desgaste profesional


Raquel Rodríguez Carvajal, Sara de Rivas Hermosilla
Facultad de Psicología, Universidad Autónoma de Madrid. España. 2011

El estrés laboral, según la Comisión Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo


se define como “las nocivas reacciones físicas y emocionales que ocurren cuando
las exigencias del trabajo no igualan las capacidades, los recursos o las
necesidades del trabajador”. En general, y atendiendo al modelo de Karasek y de
Karasek y Theorel, el equilibrio entre la demanda y el nivel de control producirá el
grado de estrés en un momento determinado. La ausencia de un proceso de
recuperación tras un periodo de estrés continuado, así como la propia naturaleza
acumulativa del mismo puede llevar a un estrés crónico. la intervención en estrés
laboral y en el desgaste profesional no sólo conlleva la actuación sobre los
síntomas, sino sobre los distintos antecedentes o agentes estresantes,
moduladores y consecuentes que pueden variar tanto a nivel personal como
interpersonal y organizacional.Dentro de los agentes estresantes, las condiciones
laborales, las relaciones interpersonales, ciertas características de personalidad, el
tipo de organización y liderazgo, el contexto social y económico, o ciertas
características del diseño de la tarea son algunos de los factores más estudiados
hasta el momento. A día de hoy, cada uno de estas facetas se ha estudiado por
separado, permitiendo una mayor compresión de cada una de ellas. En este
sentido, la sobrecarga de trabajo, la ausencia de descansos, largas horas de
trabajo, tareas rutinarias con escaso significado y la no utilización de las
habilidades del trabajador son algunas de las características del diseño de la tarea
que mayores niveles de estrés generan en el trabajador. En cuanto a la
supervisión, destacan la baja participación en la toma de decisiones, escasos
niveles de comunicación y apoyo, junto con la ausencia de políticas de
conciliación. Asimismo, el conflicto y la ambigüedad de roles, el exceso de
responsabilidad, la escasez de formación y reciclaje, la inseguridad laboral, la
ausencia de oportunidades de promoción profesional y desarrollo, son algunas de
las características organizacionales y del contexto socio-económico más
relevantes. Y por último, y no por ello menos importante, las condiciones físicas y
ergonómicas del puesto como la contaminación acústica o una ventilación e
iluminación inadecuadas.

http://scielo.isciii.es/pdf/mesetra/v57s1/actualizacion4.pdf
OBJETIVOS GENERALES

 Ofrecer la información necesaria para comprender el complejo sistema


de activación del estrés.
 Orientar a colectivos en la más amplia gama de responsabilidad laboral
(empresarios, trabajadores, etc.) sobre cuestiones personales del manejo
del estrés, a modo de desarrollar personalmente o proyectar a los
profesionales de su contexto.
 Proponer una diversidad de estrategias y técnicas para frenar el estrés
y mantener un equilibrio psicológico, sobre todo en situaciones
conflictivas.
 Ayudar en la formación de los profesionales, para que la adaptación
a los nuevos tiempos que corren sea mejor y de esa forma se generen
mejores climas de trabajo y por ende mayores índices de logros de
objetivos.

OBJETIVOS ESPECIFICOS
 Conocer la naturaleza del estrés y la ansiedad, y comprender los
fenómenos desencadenantes de ellos.
 Reflexionar sobre el ejercicio personal, reconocer errores y puntos débiles,
y modificar ciertos comportamientos anteriores por otros más
beneficiosos.
 Experimentar nuevas actitudes y sensaciones.
 Aplicar los conocimientos desde el principio y generar un clima más
cálido, eficiente y maduro en el desempeño laboral, incluso en situaciones
conflictivas.