Sunteți pe pagina 1din 1

ELKAIM

CONSTRUCTIVISMO, CONSTRUCCIONISMO SOCIAL Y NARRACIONES. ¿EN LOS LIMITES


DE LA SISTEMICA?

A finales de los años 70 el sistema que se estudiaba en terapia era el de la familia y se


consideraba al terapeuta como un observador externo. Este abordaje aceptaba
implícitamente que existía una realidad objetiva exterior a nosotros, realidad que era
necesario revelar para ayudar a los pacientes a deshacerse de la red en la que estaban
capturados.
A partir de los años 80 surgió un nuevo modelo llamado constructivismo. Este luego
fue atacado por el construccionismo social. Nuevas formas de terapia que insistían
sobre las narraciones y propusieron reemplazar la metáfora cibernético / sistémica por
la metáfora postmoderna y antropológica.
Para KENNETH GERGEN las significaciones, el sentido de si mismo y las emociones
nacen del contexto relacional, y la identidad es producida por las narraciones surgidas
a partir de intercambios, remitiendo las narraciones del yo a las relaciones sociales,
más que a las elecciones individuales. Desde esta óptica las emociones corresponden a
modos del funcionamiento social.
Para este autor el constructivismo describe la construcción del saber a partir de
procesos intrínsecos al individuo, mientras que el construccionismo social busca
remonta las fuentes de la acción humana a las relaciones sociales. La construcción del
mundo no se sitúa en el interior de la mente del observador sino en el interior de
diferentes formas de relación.
El constructivismo social critica al construccionismo, aunque comparte la idea de que
no hay una realidad accesible. Le critica la perspectiva individualista (realidad
individual), sostienen que la realidad es relacional. La sede de la construcción de
sentido no esta en cada uno sino en las relaciones. Ubica la subjetividad en el campo
de las relaciones sociales y la significaciónEK esta dada en la interacción. El yo es un
conjunto de relaciones.