Sunteți pe pagina 1din 17

2/7/2020 302201-0814-81118-2018-18-381.

html

Ponencia del Magistrado Doctor JESÚS MANUEL JIMÉNEZ ALFONZO


En la demanda que por prestaciones sociales y otros derechos laborales, interpuso la ciudadana MAUREEN
PALACIOS REY representada judicialmente por la abogada Yaniret Beatriz Laya Aguilera, inscrita en el Instituto de
Previsión Social del Abogado bajo el números 86.714, contra la entidad de trabajo sociedad civil COOPERATIVA EL
NAZARENO 1562, R.L., cuya denominación comercial es RESTAURANT ALLEGRE TRATTORIA, representada
judicialmente por los abogados Leonardo Fermín y Alejandra Fermín Nogales, inscritos en el Instituto de Previsión
Social del Abogado bajo los números 74.695 y 136.954, respectivamente; el Juzgado Superior Segundo del Trabajo de
la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas, mediante sentencia publicada el 06 de junio de 2018,
declaró con lugar la apelación interpuesta por la parte demandada, modificando la decisión proferida en fecha 3 de
noviembre de 2017, por el Juzgado Décimo Quinto de Primera Instancia de Juicio del Trabajo de esa misma
Circunscripción Judicial que había declarado parcialmente con lugar la demanda.
Contra dicha decisión, la representación judicial de la parte demandante ejerció recurso de casación, el cual fue
admitido el 27 de junio de 2018 y se acordó el envío del expediente a la Sala de Casación Social de este alto Tribunal,
el cual fue recibido en fecha 18 de julio de 2018.

La parte actora recurrente formalizó en tiempo hábil su recurso en fecha 13 de julio de 2018. No hubo
impugnación
Mediante auto de fecha 6 de agosto de 2018, se dio cuenta en Sala, y se designó ponente al Magistrado Dr.
JESÚS MANUEL JIMÉNEZ ALFONZO, quien con tal carácter suscribe el presente fallo.
En fecha 18 de septiembre de 2018, el Juzgado de Sustanciación de esta Sala de Casación Social, fijó el día 11 de
octubre de 2018, a las 10:00 de la mañana, para que tuviera lugar la audiencia oral, pública y contradictoria, la cual fue
diferida por auto de fecha 21 de septiembre de 2018 para el día 18 de octubre de 2018, a las 09:30 de la mañana, acto al
cual comparecieron las partes, por lo que una vez finalizado éste, se dictó de manera oral el dispositivo del fallo, a tenor
de lo previsto en el artículo 174 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo.

En esta oportunidad, pasa la Sala a reproducir por escrito, la sentencia de conformidad con lo establecido en la
citada disposición legal, en los siguientes términos:

DEL RECURSO DE CASACIÓN

historico.tsj.gob.ve/decisiones/scs/noviembre/302201-0814-81118-2018-18-381.HTML 1/17
2/7/2020 302201-0814-81118-2018-18-381.html

El recurrente, comenzó denunciando en su escrito recursivo, inmotivación y silencio de prueba, alegando que
cuando el Juez Superior no tomó en cuenta las pruebas que analizó, ya que dedujo que se trata de una relación laboral,
nunca pagó los beneficios contractuales como el de guardería, en segundo lugar, continua denunciando, que el Juez
Superior no valoró las pruebas ni aplicó la sana critica, pues si se negó la relación laboral, y el Juez declaró la
existencia de la misma, el motivo del despido era injustificado, todo ello, teniendo en cuenta de que demandado negó la
relación laboral fundamentándola en ser una relación civil societaria.

Respecto a estas denuncias, lo primero que advierte esta Sala es la manifiesta falta de técnica en la que incurre el
formalizante, al no fundamentar su denuncia en alguno de los numerales contenidos en el artículo 168 de la Ley
Orgánica Procesal del Trabajo. En tal sentido, se requiere que la formalización del recurso de casación cumpla con los
requisitos siguientes: i) la indicación de los supuestos de casación contenidos en el artículo 168 de la Ley Orgánica
Procesal del Trabajo; ii) la cita o el señalamiento de los artículos que se consideren infringidos; ii) las razones o
fundamentos en que se apoya la denuncia, para así evidenciar en forma precisa dónde se localiza el vicio que se delata.
(sentencia de la Sala de Casación Social Nro. 1.010, de fecha 1° de julio de 2009, caso: U.V. contra República
Bolivariana de Venezuela por órgano del Ministerio del Poder Popular para Ambiente y los Recursos Naturales).

Dada la ambigüedad y falta de claridad en la exposición de las delaciones ya mencionadas, esta Sala examinará la
denuncia concerniente al despido injustificado, la cual fue expresada en los siguientes términos:

Por otro lado, lo referente al despido injustificado, que la recurrida manifiesta que no fue demostrado el
cual no entiendo que le hace presumir a la Juzgadora Recurrida que mi representada no fue despedida si
durante todo el proceso tanto en su escrito de contestación como en la audiencia de juicio la demanda (sic)
negó la existencia de la relación laboral, inclusive manifestó alego (sic) falta de competencia por parte del
Tribunal es decir mintió al decir que mi representada no era su trabajadora sino asociada de
COOPERATIVA EL NAZARENO 1562, cuando se evidencia en las misma que mi representada no recibió
pago alguno después del despido fecha que manifestó mi representa (sic) y tampoco se evidencia que la
demandada consignare documento alguno que evidenciara que mi representada renunció y la demandada
tampoco ejerció su derecho al solicitar por ante los órganos competentes solicitud de autorización de
despido respectiva, por lo que la recurrida debió aplicar en su totalidad lo contemplado en el artículo 10 de
la ley procesal del trabajo tal como lo indica la sentencia de fecha once (11) de Enero de dos mil dieciocho
(2018), en la cual hace mención del mismo para tomar su decisión y pronunciarse al respecto.

En relación a las documentales cursantes a los folios trescientos veintisiete (327) al trescientos ochenta y
siete (387) (ambos inclusive), en los cuales se evidencian las actas constitutivas y estatutos de la
COOPERATIVA EL NAZARENO 1562, y que en las mismas no se evidencia que mi representada sea
Asociada de la parte demandada, la recurrida le dio valor probatorio pero no motivo (sic) la misma, en
virtud de que en dichas documentales se puede apreciar que de acuerdo a las actas de asamblea de la misma
mi representada no es asociada de la demandante. (sic)

Sobre el particular, es reiterada la posición de esta Sala de Casación Social en cuanto al deber del recurrente de
cumplir con la correcta técnica casacional al plantear sus denuncias. Así, cualquier delación que pudiera configurarse
como genérica, vaga, imprecisa o confusa daría lugar a que fuera desechada por su indeterminación, al extremo que
incluso pudiera aparejar conforme al artículo 171 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo el perecimiento del propio
recurso. Pero no sólo es una carga para el recurrente precisar con claridad la especificidad de sus denuncias, sino que
también está obligado a que su escrito de formalización, considerado éste como un cuerpo sistemático de
argumentaciones jurídicas, esté constituido en cuanto a su construcción lógico-jurídica, de un esquema lo
suficientemente coherente, para delimitar los motivos o causales de casación.

historico.tsj.gob.ve/decisiones/scs/noviembre/302201-0814-81118-2018-18-381.HTML 2/17
2/7/2020 302201-0814-81118-2018-18-381.html

No obstante, esta Sala, a pesar de las deficiencias encontradas, extremando sus funciones, a los fines de preservar
las garantías contenidas en los artículos 26 y 257 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, procede
a analizar los argumentos que sustentan la presente delación en los siguientes términos:

Para dilucidar si la denuncia es correcta, con respecto a la terminación de la relación laboral y el pago de la
indemnización respectiva, se hace necesario transcribir un extracto de la sentencia del Juez Superior, de la siguiente
forma:

Respecto al tercero de los puntos apelados delató la demandada recurrente que el a quo, a su decir,
desaplicó la norma contenida en el artículo 72 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo ya que correspondía
a la actora la carga probatoria respecto al despido injustificado alegado y que al no haberlo probado no es
procedente la indemnización por despido condenada por el juez de instancia.
Señalado lo anterior, en los párrafos precedentes estableció quien suscribe que pese a que en la contestación
de la demanda la demandada negó la existencia de la relación laboral posteriormente en el decurso del
procedimiento quedó evidenciado que la naturaleza de la misma era de la índole reclamada por la actora, sin
embargo, dicha situación no la exonera de la carga probatoria que le correspondía respecto a la ocurrencia
del despido, ya que recaía en cabeza de la demandante probar que el mismo había sido injustificado.
De la revisión de las actas que conforman el presente asunto, así como del acervo probatorio aportado por
las partes, no evidencia esta Alzada documental alguna que le lleve a concluir que el despido fue
injustificado, tanto así que la fecha que se tiene como fecha de culminación de la relación es la alegada por
la actora en su libelo de la demanda ya que ninguna de las partes, principalmente ésta, no aportaron prueba
alguna que evidenciara ni el despido ni su naturaleza.
Así las cosas, aun y cuando quedó demostrada la naturaleza laboral de la relación no quedó evidenciada la
naturaleza del despido ya que quien tenia la carga de probarlo no realizó la más mínima actividad probatoria
para su demostración, es en razón de ello que considera quien suscribe que la indemnización por despido
injustificada condenada por el sentenciador de primera instancia no es procedente en el presente caso. ASÍ
SE DECIDE.-

De la forma como el recurrente plantea su denuncia con respecto al despido injustificado y el pago de la
indemnización respectiva, interpreta esta Sala, que el punto central es establecer si la trabajadora tenía la carga de
probar el despido, razón por la cual, la manera como el Juez ad quem interpretó las reglas de la carga de la prueba es el
punto a dilucidar, ya que el impugnante sostiene que el Juez Superior interpretó erróneamente la normativa sobre la
materia, atacando entonces la forma como la alzada efectuó la distribución de la carga de la prueba en el proceso, toda
vez que señala, que al haber sido establecida la relación que existía entre las partes la cual era de carácter laboral y
negado de manera pura y simple la causa de extinción de la relación de trabajo señalada por el actor en su
libelo, correspondía a la accionante la carga de demostrar la causa de terminación del vínculo laboral, y no al
demandado como lo estableció el sentenciador de la recurrida.

Para la Sala, lo anterior se subsume dentro del vicio de infracción de ley por errónea interpretación de una norma
jurídica, el cual se produce cuando el juez, en su labor sentenciadora, pese a haber elegido la disposición apropiada para
solucionar el conflicto surgido entre las partes, yerra al determinar su verdadero sentido y alcance haciendo derivar de
ella consecuencias que no concuerdan con su contenido, y comprende, tanto los errores de interpretación en los que
puede incurrir el juez, respecto a la hipótesis abstractamente prevista en la norma, así como en cuanto a la
determinación de sus consecuencias legales, es decir, el juez habiendo elegido acertadamente una norma yerra al
interpretarla en su alcance general y abstracto.

historico.tsj.gob.ve/decisiones/scs/noviembre/302201-0814-81118-2018-18-381.HTML 3/17
2/7/2020 302201-0814-81118-2018-18-381.html

En tal sentido, de la revisión de las actas procesales se observa que la demandante señaló en el escrito libelar que
fue despedida, cuando se encontraba en pleno ejercicio de sus funciones, de forma injustificada, por lo que reclama las
indemnizaciones por este concepto. Por su parte, la accionada en su contestación negó que la actora hubiese sido
despedida sin justa causa y alega y fundamenta que era asociada de la cooperativa demandada, por lo que sostuvo en
todo momento que la relación no era de carácter laboral.

Ahora bien, siendo que la demandada negó la forma de terminación de la relación, debe hacerse la
correspondiente distribución de la carga probatoria, a la luz de la normativa contenida en la Ley Orgánica Procesal del
Trabajo.

Para ello, considera necesario la Sala hacer previamente algunas consideraciones de índole legal y
jurisprudencial, referidas a la carga probatoria, y en este sentido el artículo 72 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo,
establece:

Artículo 72: Salvo disposición legal en contrario, la carga de la prueba corresponde a quien afirme hechos
que configuren su pretensión o a quien los contradiga, alegando nuevos hechos. El empleador, cualquiera
que fuere su presencia subjetiva en la relación procesal, tendrá siempre la carga de la prueba de las causas
del despido y del pago liberatorio de las obligaciones inherentes a la relación de trabajo. Cuando
corresponda al trabajador probar la relación de trabajo gozará de la presunción de su existencia, cualquiera
que fuere su posición en la relación procesal.

En plena sintonía con lo anterior, y más específicamente con la forma de dar contestación a la demanda en
materia laboral, debe tenerse en cuenta lo consagrado en el artículo 135 eiusdem:

Artículo 135: Concluida la audiencia preliminar (…), el demandado deberá, dentro de los cinco (5) días
hábiles siguientes, consignar por escrito la contestación de la demanda, determinando con claridad cuáles de
los hechos invocados en la demanda admite como ciertos y cuales niega o rechaza, y expresar asimismo, los
hechos o fundamentos de su defensa que creyere conveniente alegar. Se tendrán por admitidos aquellos
hechos indicados en la demanda respectiva, de los cuales, al contestar la demanda, no se hubiere hecho la
requerida determinación, expuestos los motivos del rechazo, ni aparecieren desvirtuados por ninguno de los
elementos del proceso (…).

En lo que respecta a la jurisprudencia, debe señalarse que este Máximo Tribunal ha establecido en innumerables
decisiones, que de conformidad con lo dispuesto en el artículo 72 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, en
concordancia con el artículo 135 eiusdem, la distribución de la carga de la prueba en materia laboral se fijará de acuerdo
con la forma en la que el accionado dé contestación a la demanda, quien deberá hacerla de manera clara y determinada,
estableciendo cuáles de los hechos alegados por el actor se admiten y cuáles se rechazan, estando obligada la parte
accionada a fundamentar el motivo del rechazo teniendo la carga de probar todos aquellos alegatos nuevos que le
sirvan de fundamento para rechazar las pretensiones del actor, así como las causas del despido y del pago
liberatorio de las obligaciones inherentes a la relación de trabajo.(Resaltado de la Sala)

Del texto de la recurrida antes transcrito, se colige que el juzgador de alzada, al efectuar en su decisión la
distribución de la carga de la prueba respecto a la causa de terminación de la relación laboral, invoca lo establecido en
los artículos 72 y 135 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo.

Para dilucidar esta situación se hace necesario citar el criterio jurisprudencial emanado de esta Sala de Casación
Social contenido en decisión N° 1.161 del 4 de julio de 2006 (caso: Willians Sosa contra Metalmecánica Consolidada
historico.tsj.gob.ve/decisiones/scs/noviembre/302201-0814-81118-2018-18-381.HTML 4/17
2/7/2020 302201-0814-81118-2018-18-381.html

C.A. y otra), ratificado en la decisión N° 765 del 17 de abril de 2007 (caso: William Thomas Steadham Tippett y otros
contra Pride Internacional, C.A.), según el cual, aun cuando, de conformidad con el artículo 72 Ley Orgánica Procesal
del Trabajo, el empleador tendrá siempre la carga de probar las causas del despido, ello se circunscribe a los motivos
que lo originaron cuando lo que se discute es la naturaleza del mismo, y no cuando hay controversia con respecto a la
ocurrencia o no del hecho del despido, por lo que, cuando es negado por el accionado su ocurrencia, sin más, le
corresponde la prueba a quien afirme los hechos, razón por la cual en los casos de negación pura y simple del despido
incumbe probarlo al trabajador.(Subrayado de la Sala).

En este orden de ideas, si bien es cierto que conforme al criterio aplicado por el ad quem corresponde al
trabajador la demostración del despido cuando el patrono lo haya negado, ello se presenta sólo cuando hay controversia
con respecto a la ocurrencia o no del hecho mismo del despido, lo cual no sucede en el caso sub examine, ya que el
demandado trajo un hecho nuevo como lo fue que la relación no era de carácter laboral sino civil, argumento éste que
sostuvo durante todo el proceso, invocando en todo momento “no es cierto que el demandante haya sido despedido sin
justa causa porque la relación no era de carácter laboral .

No obstante, de acuerdo con esta negación del vínculo laboral, y por aplicación de lo previsto en los artículos 72
y 135 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, le correspondía probar la naturaleza civil o societaria de la relación, lo
cual mas allá de alegarla, nunca la probó, y, por vía de consecuencia, fue admitida la fecha de terminación del vínculo
alegada en el libelo, y lo injustificado de la terminación de la relación laboral.

En definitiva, al haberse establecido que la carga de la prueba en cuanto a la ocurrencia del despido correspondía
al patrono accionado, y no al trabajador como lo atribuyó el sentenciador de la recurrida, concluye esta Sala que el fallo
impugnado incurrió en el vicio de errónea interpretación de los artículos 72 y 135 de la Ley Orgánica Procesal del
Trabajo señalado por el formalizante, y en consecuencia resulta procedente la denuncia analizada. Así se decide.

Al haber encontrado esta Sala de Casación Social, procedente la aludida delación, no entra a conocer las restantes
denuncias del escrito de formalización, por considerarlo inoficioso, toda vez que debe descender a conocer el fondo de
la controversia.

En consecuencia, se anula el fallo recurrido y de conformidad con el artículo 175 de la Ley Orgánica Procesal del
Trabajo, la Sala desciende a las actas procesales y pasa a dictar sentencia sobre el mérito del asunto, en los siguientes
términos:
: DECISIÓN DE FONDO
Alega la actora que comenzó a prestar sus servicios en la entidad de trabajo COOPERATIVA EL NAZARENO
1562, R. L., “cuya denominación comercial es RESTAURANT ALLEGRE TRATTORIA” en fecha 29 de octubre de
2009, desempeñando el cargo de gerente administrativo, en un horario comprendido de 8:00 a.m., a 5:00 p.m.,
devengando como último salario mensual variable la cantidad de cuarenta y un mil ochocientos doce bolívares con
sesenta y siete céntimos (Bs.: 41.812,67), equivalente a un salario diario de mil trescientos noventa y tres bolívares con
setenta y seis céntimos (Bs. 1.393,76). Adujo que en fecha 2 de mayo de 2016 fue despedida injustificadamente por su
jefe inmediato, ciudadano David Daniele, sin que mediara una calificación de falta, o la ocurrencia de alguna de las
causales contenidas en el artículo 79 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras, ni
participación de despido alguna; pese a que existe un decreto de inamovilidad laboral.

historico.tsj.gob.ve/decisiones/scs/noviembre/302201-0814-81118-2018-18-381.HTML 5/17
2/7/2020 302201-0814-81118-2018-18-381.html

De igual manera señaló que, hasta la fecha la empresa no le ha cancelado sus prestaciones sociales y demás
conceptos laborales, asimismo señaló que durante el decurso de la relación laboral no le fueron canceladas las
utilidades correspondientes a cada año del ejercicio fiscal, ni fue inscrita en el Seguro Social Obligatorio, Paro Forzoso,
ni en el fondo de Ahorro Habitacional, así como el beneficio de guardería.
En resumen reclama el tiempo de servicio y los siguientes conceptos:
INGRESO: 29/10/2009
EGRESO: 02/05/2016

Antigüedad (art. 142 de LOTTT) 210 DÍAS X 3.363,33 = 706.719,30


Intereses sobre prestaciones sociales = 69.405,13
Utilidades periodos 5 días 2009, 30 días 2010, 30 días 2011, 30 días 2012, 30 días 2013, 30 días 2014, 30 días 2015 y
10 días 2016 (art. 137, 138, 139 y 140) total a cancelar Bs. 271.782,38
Vacaciones fraccionadas 2015/2016 (art. 192 y 196) 14.634,43
Bono vacacional fraccionado (art. 196 LOTTT.) 14.634,43
Indemnización por terminación de relación laboral (art. 92 LOTTT) 706.719,30
Beneficio de guardería periodos 2011-2012, 2012-2013, 2014 -2015, 2015-2016 (art. 343 y 344 LOTTT.) 204.499,76
total a cancelar Bs. 1.987.562,50.

La parte demanda alegó en su contestación de la demanda, como punto previo, la falta de competencia por la
materia, en virtud que la demandante es asociada de la Cooperativa El Nazareno 1562, R.L., y se rige por el derecho
civil por lo que no existe relación de dependencia de conformidad con lo previsto en el artículo 34 de la Ley Especial
de Asociaciones Cooperativas, asimismo hace alusión sobre la prestación de servicios de las personas naturales en las
cooperativas, la cual es de seis (6) meses de acuerdo con lo establecido en el artículo 36 eiusdem; por lo que finalmente
solicitó declinar la competencia en los Tribunales de Municipio, de acuerdo a lo dispuesto en la Disposición Transitoria
número 4 de la Ley Especial de Asociaciones Cooperativas, en virtud de la condición de asociada de la accionante.

El fundamento de su contestación se resume a lo siguiente:


Que la accionante Maureen Palacios Rey es asociada de la Cooperativa El Nazareno 1562, R.L, por lo que no
existe relación laboral.
Que la accionante Maureen Palacios Rey no está sujeta a la ley laboral en virtud que no existe relación de
dependencia.

Que la accionante Maureen Palacios Rey no fue despedida el 02 de mayo de 2016 por la Cooperativa El Nazareno
1562, R.L., por no estar la demandante sujeta a la ley laboral en virtud que no existe relación de dependencia.

Que la accionante Maureen Palacios Rey recibió los anticipos de excedentes periódicamente de conformidad con
lo previsto en los estatutos de la cooperativa en concordancia con el artículo 35 de la Ley Especial de Asociaciones
Cooperativas.

Niega además lo siguiente:

Que la accionante Maureen Palacios Rey comenzó a prestar servicios a la Cooperativa, el 29 de octubre de 2009
como gerente administrativo bajo relación de subordinación.
historico.tsj.gob.ve/decisiones/scs/noviembre/302201-0814-81118-2018-18-381.HTML 6/17
2/7/2020 302201-0814-81118-2018-18-381.html

Que la accionante Maureen Palacios Rey devengó un salario mensual variable de cuarenta y ocho mil ochocientos
doce bolívares con 67/100 (Bs. 48.812,67) equivalente a un salario diario de mil trescientos noventa y tres con 76/100
(Bs. 1.393,76).

Que la accionante Maureen Palacios Rey haya laborado de lunes a viernes en un horario comprendido de 8:00
a.m., a 5:00 p.m.

Que la accionante Maureen Palacios Rey haya sido despedida injustificadamente el 02 de mayo de 2016.
Que a la accionante Maureen Palacios Rey nunca le fueran canceladas las utilidades a cada año del ejercicio
fiscal.
Que a la accionante Maureen Palacios Rey no se haya inscrito en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales,
Paro Forzoso, Fondo de Ahorro Habitacional, ni se le canceló el Beneficio de Guardería.

Que la accionante Maureen Palacios Rey haya prestado servicio a la Cooperativa El Nazareno 1562, R.L., por
seis (6) años, seis (6) meses y tres (3) días, por cuanto la misma es asociada de dicha Cooperativa y también que se le
adeude concepto alguno.

PRUEBAS DE LA PARTE ACTORA:

DOCUMENTALES:

Consignó documentales cursantes a los folios ochenta y cuatro (84) y ochenta y cinco (85) de la primera pieza del
expediente, referidas a constancias de trabajo de la demandante las cuales fueron desconocidas en cuanto a firma y sello
por la demandada, por lo que al no haberse demostrado su veracidad a través del cotejo; la misma carece de valor
probatorio de conformidad con los artículos 10 y 78 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo y así se establece.

Consignó documentales cursantes desde el folio ochenta y seis (86) al ciento uno (101) de la primera pieza del
expediente, referidas a recibos de anticipo de nómina, la parte demandada solicitó que las mismas fueran desechadas
del proceso de conformidad con lo estipulado en el artículo 1.368 del Código Civil, y al no estar debidamente firmadas
y no demostrar la proponente su autenticidad, las mismas carecen de valor probatorio de conformidad con los artículos
10 y 78 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo y así se establece.

Consignó documentales cursantes desde el folio ciento dos (102) al doscientos cincuenta (250) de la primera
pieza del expediente referidas a recibos de pago en los cuales se evidencia la descripción de conceptos tales como:
anticipo societario, bono nocturno, horas extras nocturnas, día adicional trabajado, domingos y feriados, bono por
desempeño, bonificación especial, puntos por ventas y otras asignaciones, al estar debidamente firmadas por la
trabajadora, con sello de la cooperativa se le otorga valor probatorio de conformidad con lo establecido en los artículos
10 y 78 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo y de ellos se evidencia el pago de los conceptos de tipo laboral
anteriormente señalados, y así se establece.

Consignó documentales cursantes a los folios doscientos cincuenta y uno (251) y doscientos cincuenta y dos
(252) de la primera pieza del expediente referidas a las partidas de nacimiento de los hijos menores de edad de la
historico.tsj.gob.ve/decisiones/scs/noviembre/302201-0814-81118-2018-18-381.HTML 7/17
2/7/2020 302201-0814-81118-2018-18-381.html

demandante. Por ser documentos expedidos por la autoridad administrativa competente se les otorga valor probatorio
como documento público de conformidad con los artículos 10 y 77 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, y
demuestran que la demandante es la madre de los niños allí identificados en las respectivas actas y así se establece.

Consignó documentales cursantes desde el folio doscientos cincuenta y tres (253) al trescientos veintiséis (326)
de la primera pieza del expediente referidas a los controles y recibos de pago emanados del “Preescolar – Maternal
DESCUBRO MARAVILLAS”, al ser impugnadas porque emanan de un tercero que no compareció a ratificarlas en el
juicio de conformidad con lo establecido en los artículos 79 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo y 431 del Código
de Procedimiento Civil, no adquieren valor probatorio y así se establece.

Consignó documentales cursantes a los folios trescientos veintisiete (327) al trescientos ochenta y siete (387) de
la primera pieza del expediente referidas a las actas constitutivas y estatutos de la Cooperativa El Nazareno 1562, R.L.,
las mismas al emanar de un organismo público administrativo, merecen fe de su veracidad de conformidad con lo
establecido en los artículos 10 y 77 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo por lo que tienen valor probatorio y de
ellas se evidencia los estatutos y socios, y así se establece.

EXHIBICIÓN DE DOCUMENTOS

Solicitó la demandante la exhibición de documentos relativos a la nómina de pago de la entidad de trabajo en el


periodo comprendido entre el primero (1°) y el quince (15) de abril de 2016, se observa que la demandada, no exhibió
las documentales requeridas alegando que dichos recibos no existen puesto que la citada Cooperativa El Nazareno
1562, R.L., no tiene trabajadores sino asociados, en virtud de ello este máximo Tribunal solo puede otorgarle valor de
indicio sobre la veracidad de lo reclamado por la actora en su libelo de la demanda con respecto a la cantidad de
trabajadores que laboran en la empresa, y será concatenado con las demás pruebas en la parte motiva del fallo y así se
establece.

PRUEBA DE INFORMES

Solicitó el demandante la prueba de informes a la entidad bancaria BANESCO Banco Universal, cuyas resultas
rielan del folio siete (7) al veinticuatro (24) de la segunda pieza del expediente, donde la citada entidad certifica que el
número de cuenta 0134-0945-50-9461223717 pertenece a la ciudadana Maureen Palacios Rey, y que la naturaleza de
dicha cuenta es “electrónica nómina” a la cual se le dio apertura por solicitud de la Cooperativa El Nazareno 1562,
R.L., en fecha 20/11/2009, asimismo se evidencia los movimientos bancarios de la citada cuenta y los pagos realizados
por la cooperativa antes mencionada y así se establece .

DE LAS TESTIMONIALES

Como puede observarse en el iter procesal se dejó establecido que los testigos no comparecieron a rendir
declaración razón por la cual no existe materia que analizar y así se establece.

PRUEBAS DE LA PARTE DEMANDADA:

DOCUMENTALES
historico.tsj.gob.ve/decisiones/scs/noviembre/302201-0814-81118-2018-18-381.HTML 8/17
2/7/2020 302201-0814-81118-2018-18-381.html

Consignó documentales, cursantes a los folios trescientos ochenta y nueve (389) al cuatrocientos siete (407) de la
primera pieza del expediente, referidas a acta constitutiva y los estatutos de la Cooperativa El Nazareno 1562, R.L., por
ser documentales emanadas del Registro Mercantil, organismo público competente para expedirlas se les otorga valor
probatorio de conformidad con los artículos 10 y 77 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo y demuestran el
componente societario o los socios que pertenecen a dicha sociedad civil, en la cual no aparece el demandante, así
como los deberes y derechos de los asociados y las normas que los rigen, y así se establece.

Consignó documentales cursantes a los folios cuatrocientos ocho (408) y cuatrocientos nueve (409) de la primera
pieza del expediente, referidas a la solicitud de ingreso de la ciudadana Maureen Palacios Rey, a la Cooperativa El
Nazareno 1562, R.L., de fecha 29 de octubre de 2009 y de la recepción del Reglamento Disciplinario de la cooperativa
ya mencionada por parte de la demandante; de conformidad con los artículos 10 y 78 de la Ley Orgánica Procesal del
Trabajo se le otorga valor probatorio en cuanto al ingreso de la trabajadora, pero su condición de socia de la demandada
o ingreso está supeditada al acta de asamblea registrada y así se establece.

Consignó documentales cursantes a los folios cuatrocientos diez (410) al cuatrocientos cuarenta y seis (446) de la
primera pieza del expediente, contentivas de recibos de pago, de conformidad con los artículos 10 y 78 de la Ley
Orgánica Procesal del Trabajo se le otorga valor probatorio a fin de evidenciar el pago de los conceptos señalados de
anticipo societario, excedentes, descanso anual compensatorio y así se establece.

En relación a las documentales cursantes a los folios cuatrocientos cuarenta y siete (447) al cuatrocientos
cincuenta y siete (457), contentivas de recibos de pago de descanso anual compensatorio; de conformidad con los
artículos 10 y 78 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo se le otorga valor probatorio a fin de evidenciar el pago de 30
días por el concepto de días de descanso compensatorio y las fechas en que se realizaron los mismos y así se establece.

MOTIVACIONES PARA LA DECISIÓN

Una vez analizadas las pruebas debe esta Sala establecer el límite de la controversia, en primer lugar, éste se basa
en la demostración de la condición de trabajadora amparada por la normativa laboral, o de asociada de la cooperativa
demandada, regida por la normativa civil; para lo cual debe hacerse el respectivo análisis de la carga probatoria, la cual
fue dilucidada en el recurso de casación y los cuales se dan por reproducidos, en resumen, de la siguiente manera: es
doctrina reiterada en materia laboral, de conformidad con los artículos 72 y 135 de la Ley Orgánica Procesal del
Trabajo, que la carga de la prueba pertenece a quien afirme hechos que configuren su pretensión o a quien los
contradiga, alegando nuevos hechos.

En el presente caso el demandado adujo y contradijo la solicitud del demandante afirmando que era socia de la
cooperativa, lo cual no demostró dentro del proceso, y que debió hacerlo con el acta de asamblea de la sociedad civil,
debidamente registrada, donde debe aparecer la demandante incluida y aceptada por todos los socios como miembro de
la referida Asociación. Además existen en los recibos de pago (detalle de anticipos- nómina folios 86 al 101) traídos
por la demandante, el pago por conceptos laborales como feriados, bono nocturno, bonos por desempeño y domingos.
De igual manera, en la prueba de informes solicitados al Banco Banesco, éste responde que la cuenta pertenece a la
demandante y que es abierta como nómina de la cooperativa demandada, lo que hace dilucidar el carácter laboral de la
relación que unía a las partes y así se decide.
historico.tsj.gob.ve/decisiones/scs/noviembre/302201-0814-81118-2018-18-381.HTML 9/17
2/7/2020 302201-0814-81118-2018-18-381.html

Una vez establecida la relación laboral, la misma queda sujeta a esta jurisdicción, por lo que la solicitud de falta
de competencia por la materia debe ser declarada improcedente.

En relación a los conceptos que se le deben a la trabajadora, debe esta Sala advertir que la decisión recurrida en
casación, solo fue objeto de controversia en los puntos referidos a su procedencia en derecho, pero nunca se hizo
referencia a los cálculos y montos condenados, tampoco el demandado los objetó, razón por la cual considera esta Sala
que una vez tácitamente aceptados por las partes, considera inoficioso su recálculo, por lo que deben ser confirmados
en todas sus partes, respetando el principio de la non reformatio in peius, lo cual igualmente dejará plasmado en esta
motivación más adelante.

Otro de los puntos en controversia es el referido a la solicitud de pago del beneficio de guardería, por lo que para
resolver este punto se hace necesario observar lo que establece la Ley sobre la materia, para ello se transcribirán los
artículos 391 y 392 de la Ley Orgánica del Trabajo (1997) aplicable ratione temporis, así como los artículos 343 y 344
de la vigente Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras, aplicables para el momento en que
correspondía el beneficio los cuales señalan expresamente lo siguiente:

Artículo 391: El patrono que ocupe a más de veinte (20) trabajadores, deberá mantener una guardería
infantil donde puedan dejar a sus hijos durante la jornada de trabajo. Dicha guardería deberá contar con el
personal idóneo y especializado. En la reglamentación de esta Ley o por Resoluciones especiales se
determinarán las condiciones mínimas para el establecimiento de guarderías y se harán los señalamientos
necesarios con el objeto de cumplir los fines para los cuales han sido creadas.

Artículo 392: Los patronos que se encuentren comprendidos en la obligación a que se contrae el artículo
anterior, podrán acordar con el Ministerio del ramo:
La instalación y funcionamiento de una sola guardería infantil a cargo de quienes tuvieren locales cercanos
al lugar donde se preste el trabajo; o
El cumplimiento de esa obligación mediante la entrega a instituciones dedicadas a tales fines de la cantidad
requerida para ello.
Este servicio no se considerará parte del salario.

Artículo 343. El patrono o la patrona, que ocupe a más de veinte trabajadores y trabajadoras, deberá
mantener un centro de educación inicial que cuente con una sala de lactancia, donde se garantice la atención
y formación adecuada a los hijos e hijas de los trabajadores y las trabajadoras desde los tres meses a la edad
de seis años.
Dicho centro de educación inicial contará con el personal idóneo y especializado y será supervisado por los
ministerios del Poder Popular con competencia en materia del trabajo. y seguridad social, y en educación.
En la reglamentación de esta Ley o por Resoluciones especiales, se determinarán las condiciones mínimas
para su funcionamiento”.

Artículo 344: Los patronos y patronas que se encuentren comprendidos y comprendidas en la obligación a
que se contrae el artículo anterior, podrán acordar con el ministerio del Poder Popular con competencia en
materia del trabajo y seguridad social:
La instalación y mantenimiento, a cargo de uno o varios patronos o patronas, de un centro de educación
inicial con sala de lactancia; o
El pago de la matricula y mensualidad en un centro de educación inicial.
En ambos casos el centro de educación inicial de que se trate deberá estar debidamente certificado por el
ministerio del poder popular con competencia en materia de educación.(Resaltado de la Sala)

Asimismo el artículo 102 del Reglamento de la Ley Orgánica del Trabajo establece:

historico.tsj.gob.ve/decisiones/scs/noviembre/302201-0814-81118-2018-18-381.HTML 10/17
2/7/2020 302201-0814-81118-2018-18-381.html

Artículo 102. Modalidades de cumplimiento:


La obligación prevista en el artículo que antecede podrá cumplirse mediante:
a) La instalación y mantenimiento, a cargo de uno o varios patronos o patronas, de guarderías o servicios de
educación inicial.
b) El pago de la matricula y mensualidades a la guardería o servicios de educación inicial,
debidamente inscritas ante las autoridades competentes. En este caso, la obligación del patrono o
patrona se entenderá satisfecha con el pago de una cantidad de dinero equivalente al cuarenta por ciento
(40%) del salario mínimo, por concepto de matrícula y de cada mensualidad. (Resaltado de la Sala)
c) Cualquier otra modalidad que se establezca mediante Resolución conjunta, de los Ministerios del Trabajo
y Educación.

En ningún caso, el patrono o patrona podrá cumplir su obligación mediante el pago, en dinero o especie, al
trabajador o trabajadora de los costes derivados de guardería o servicios de educación inicial.
Excepcionalmente, en caso que el patrono o patrona cumpla su obligación de conformidad con el literal
a) del presente artículo y por una causa ajena al trabajador o trabajadora se interrumpa la prestación del
servicio de guardería o servicios de educación inicial, estará obligado a indemnizar al trabajador o
trabajadora de conformidad con el literal b) de esta norma durante el tiempo que dure dicha interrupción.

Continúa el reglamento en su artículo 107

Artículo 107. Forma de pago:


Los pagos a las guarderías infantiles deberán ser realizados por el patrono o patrona, quien conservará los
comprobantes o recibos emitidos por la guardería.

De los artículos antes mencionados, se desprende, que este beneficio requiere del cumplimiento de una serie de
requisitos para obtenerlo, entre ellos se encuentra que la guardería o plantel debe estar debidamente inscrito en el
Ministerio del Poder Popular para la Educación, actualizado, y debe tener el permiso de funcionamiento de la Alcaldía
respectiva, también actualizado, debe consignar el beneficiario todos estos requisitos y el Registro Mercantil o acta
constitutiva-estatutos del centro de educación y por último los recibos de pago de la matricula o mensualidad. Sin
acreditar el cumplimiento de estos requisitos no puede otorgarse el beneficio.

La demandante trajo los recibos de pago del centro de educación, colegio o escuela, los cuales fueron impugnados
por emanar de un tercero, siendo el medio de ataque idóneo, y en vista de que no fue demostrada su autenticidad, los
mismos fueron desechados del proceso. Asimismo, no se tiene certeza que la demandante hubiera consignado los
requisitos exigidos en la ley y los recibos de pago en la oportunidad correspondiente en la administración de la entidad
de trabajo para recibir el beneficio de guardería. De igual forma, debió la actora traer a los autos los requisitos antes
mencionados, para concatenarlos unos y otros, pues esta Sala no puede tener certeza del cumplimiento de la normativa
referida para el pago de este beneficio, si fue solicitada por la demandante en su oportunidad o no, razón por la cual el
pago del mismo se hace improcedente y así se decide.

Con respecto al pago de las utilidades, en el presente caso comprende la aplicación tanto de la Ley Orgánica del
Trabajo (ratione temporis) como de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras a partir del año
2012, por lo que se aplicará la legislación correspondiente a cada caso considerando el salario devengado por la
trabajadora durante el ejercicio fiscal del año respectivo, por lo que esta Sala comparte el criterio del Juez Superior y
dicho concepto se procederá a calcularlo bajo los siguientes parámetros: a partir del veintinueve (29) de octubre de
2009, hasta el treinta y uno (31) de diciembre de 2011, se aplicará la Ley Orgánica del Trabajo (1997), y por tanto le
corresponden a la actora quince (15) días de utilidades a razón del salario variable devengado para el momento en que
se generó el concepto; y a partir del año 2012, hasta la fecha de culminación de la relación laboral el dos (02) de mayo

historico.tsj.gob.ve/decisiones/scs/noviembre/302201-0814-81118-2018-18-381.HTML 11/17
2/7/2020 302201-0814-81118-2018-18-381.html

de 2016 resulta aplicable la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras (2012), a razón de treinta
(30) días por año, con base al salario variable causado para el año respectivo.

Una vez establecida la procedencia de los conceptos reclamados, pasa esta Sala a realizar el cálculo respectivo,
para lo cual, como se dijo ut supra, respetando el principio de la non reformatio in peius, se debe dejar claro, con
respecto al pago de las prestaciones sociales, éste debe ser confirmado sin variación por esta Sala, ya que es el mismo
cálculo tanto del Juez Superior como por el Juez de Juicio. Asimismo sucede con el cálculo de los intereses sobre
prestaciones sociales, las vacaciones y bono vacacional, los cuales no fueron objeto del recurso de casación ni fueron
objetados su monto y cálculo por el demandado, por lo que sería inoficioso un nuevo cálculo, todo lo cual se reproduce
sin variación en esta sentencia de la siguiente manera:

Para el cálculo de lo que se debe pagar por cada concepto se tomaron en cuenta los salarios establecidos por los
jueces de instancia, tomando en cuenta la fecha de comienzo el 29 de mayo de 2009 y término de la relación laboral el
5 de mayo de 2016.

PRESTACIONES SOCIALES

El artículo 108 de la Ley Orgánica del Trabajo derogada aplicable ratione temporis establece que después del
tercer mes ininterrumpido de servicio, el trabajador tendrá derecho a una prestación de antigüedad equivalente a cinco
(5) días de salario por cada mes, asimismo, de conformidad con lo establecido en el artículo 142 de la Ley Orgánica del
Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras, literal “A”, aplicable desde del mayo del año 2012 se debe calcular este
concepto a razón de 15 días por cada trimestre, todo lo cual se resume en el siguiente recuadro:
Días
Salario Salario Inc.Bono Incidencia Salario Prestaciones Tasa Tasa
a Acum sin int Intereses
Mensual diario Vacac. Utilid. Integral por mes Anual Mensual
pagar
1.347,50 44,92 0,87 1,87 47,66 0 0,00 0,00
1.387,50 46,25 0,90 1,93 49,08 0 - 0,00
1.233,34 41,11 0,80 1,71 43,62 0 - 0,00
1.333,34 44,44 0,86 1,85 47,16 5 235,80 235,80 16,65 1,39 3,27
1.333,34 44,44 0,86 1,85 47,16 5 235,80 471,61 16,44 1,37 6,46
1.416,67 47,22 0,92 1,97 50,11 5 250,54 722,15 16,23 1,35 9,77
1.366,67 45,56 0,89 1,90 48,34 5 241,70 963,85 16,40 1,37 13,17
1.366,67 45,56 0,89 1,90 48,34 5 241,70 1.205,54 16,10 1,34 16,17
1.200,00 40,00 0,78 1,67 42,44 5 212,22 1.417,77 16,34 1,36 19,31
1.200,00 40,00 0,78 1,67 42,44 5 212,22 1.629,99 16,28 1,36 22,11
1.200,00 40,00 0,78 1,67 42,44 5 212,22 1.842,21 16,10 1,34 24,72
1.200,00 40,00 0,78 1,67 42,44 5 212,22 2.054,43 16,38 1,37 28,04
1.200,00 40,00 0,89 1,67 42,56 7 297,89 2.352,32 16,25 1,35 31,85
1.200,00 40,00 0,89 1,67 42,56 5 212,78 2.565,10 16,45 1,37 35,16
1.200,00 40,00 0,89 1,67 42,56 5 212,78 2.777,88 16,29 1,36 37,71
1.200,00 40,00 0,89 1,67 42,56 5 212,78 2.990,66 16,37 1,36 40,80
1.200,00 40,00 0,89 1,67 42,56 5 212,78 3.203,43 16,00 1,33 42,71
1.200,00 40,00 0,89 1,67 42,56 5 212,78 3.416,21 16,37 1,36 46,60
1.366,67 45,56 1,01 1,90 48,47 5 242,33 3.658,54 16,64 1,39 50,73
1.480,00 49,33 1,10 2,06 52,49 5 262,43 3.920,97 16,09 1,34 52,57
5.067,00 168,90 3,75 7,04 179,69 5 898,45 4.819,42 16,52 1,38 66,35
9.159,48 305,32 6,78 12,72 324,82 5 1.624,11 6.443,53 15,94 1,33 85,59

historico.tsj.gob.ve/decisiones/scs/noviembre/302201-0814-81118-2018-18-381.HTML 12/17
2/7/2020 302201-0814-81118-2018-18-381.html
4.490,39 149,68 3,33 6,24 159,24 5 796,21 7.239,75 16,00 1,33 96,53
9.133,52 304,45 6,77 12,69 323,90 5 1.619,51 8.859,25 16,39 1,37 121,00
5.305,40 176,85 4,42 7,37 188,64 9 1.697,73 10.556,98 15,43 1,29 135,75
7.570,19 252,34 6,31 10,51 269,16 5 1.345,81 11.902,79 15,03 1,25 149,08
8.283,32 276,11 6,90 11,50 294,52 5 1.472,59 13.375,38 15,70 1,31 174,99
7.035,45 234,52 5,86 9,77 250,15 5 1.250,75 14.626,13 15,18 1,27 185,02
6.049,47 201,65 5,04 8,40 215,09 5 1.075,46 15.701,59 14,97 1,25 195,88
8.520,65 284,02 7,10 11,83 302,96 5 1.514,78 17.216,37 15,41 1,28 221,09
8.173,71 272,46 12,87 22,70 308,03 0 0,00 17.216,37 15,63 1,30 224,24
7.280,00 242,67 11,46 20,22 274,35 0 0,00 17.216,37 15,38 1,28 220,66
7.595,23 253,17 11,96 21,10 286,23 15 4.293,41 21.509,79 15,35 1,28 275,15
13.207,62 440,25 20,79 36,69 497,73 0 0,00 21.509,79 15,57 1,30 279,09
7.719,70 257,32 12,15 21,44 290,92 0 0,00 21.509,79 15,65 1,30 280,52
6.902,65 230,09 10,87 19,17 260,13 15 3.901,91 25.411,70 15,50 1,29 328,23
8.189,39 272,98 13,65 22,75 309,38 6 1.856,26 27.267,97 15,29 1,27 347,44
12.318,71 410,62 20,53 34,22 465,37 0 0,00 27.267,97 15,06 1,26 342,21
10.723,57 357,45 17,87 29,79 405,11 15 6.076,69 33.344,66 14,66 1,22 407,36
9.217,97 307,27 15,36 25,61 348,23 0 0,00 33.344,66 15,47 1,29 429,87
6.228,97 207,63 10,38 17,30 235,32 0 0,00 33.344,66 14,89 1,24 413,75
8.921,91 297,40 14,87 24,78 337,05 15 5.055,75 38.400,40 15,09 1,26 482,89
18.100,42 603,35 30,17 50,28 683,79 0 0,00 38.400,40 15,07 1,26 482,25
10.386,07 346,20 17,31 28,85 392,36 0 0,00 38.400,40 14,88 1,24 476,17
14.327,87 477,60 23,88 39,80 541,28 15 8.119,13 46.519,53 14,97 1,25 580,33
13.190,23 439,67 21,98 36,64 498,30 0 0,00 46.519,53 15,53 1,29 602,04
13.347,50 444,92 22,25 37,08 504,24 0 0,00 46.519,53 15,13 1,26 586,53
13.084,63 436,15 21,81 36,35 494,31 15 7.414,62 53.934,15 14,99 1,25 673,73
14.166,15 472,21 24,92 39,35 536,48 8 4.291,82 58.225,97 14,93 1,24 724,43
16.849,31 561,64 29,64 46,80 638,09 0 0,00 58.225,97 15,15 1,26 735,10
15.351,33 511,71 27,01 42,64 581,36 15 8.720,41 66.946,38 15,12 1,26 843,52
11.336,37 377,88 19,94 31,49 429,31 0 0,00 66.946,38 15,54 1,30 866,96
9.184,83 306,16 16,16 25,51 347,83 0 0,00 66.946,38 15,05 1,25 839,62
7.920,86 264,03 13,93 22,00 299,97 15 4.499,49 71.445,87 15,44 1,29 919,27
26.509,69 883,66 46,64 73,64 1.003,93 0 0,00 71.445,87 15,54 1,30 925,22
15.127,89 504,26 26,61 42,02 572,90 0 0,00 71.445,87 15,56 1,30 926,41
13.002,61 433,42 22,87 36,12 492,41 15 7.386,20 78.832,07 15,86 1,32 1.041,90
17.559,33 585,31 30,89 48,78 664,98 0 0,00 78.832,07 16,23 1,35 1.066,20
23.195,09 773,17 40,81 64,43 878,41 0 0,00 78.832,07 16,16 1,35 1.061,61
21.799,69 726,66 38,35 60,55 825,56 15 12.383,44 91.215,51 16,65 1,39 1.265,62
25.391,76 846,39 47,02 70,53 963,95 10 9.639,46 100.854,97 16,96 1,41 1.425,42
32.595,22 1.086,51 63,38 90,54 1.240,43 0 0,00 100.854,97 16,85 1,40 1.416,17
29.154,37 971,81 53,99 80,98 1.106,79 15 16.601,79 117.456,77 16,76 1,40 1.640,48
27.558,15 918,61 51,03 76,55 1.046,19 0 0,00 117.456,77 16,65 1,39 1.629,71
29.466,16 982,21 54,57 81,85 1.118,62 0 0,00 117.456,77 16,71 1,39 1.635,59
34.847,12 1.161,57 64,53 96,80 1.322,90 15 19.843,50 137.300,27 17,22 1,44 1.970,26
73.487,37 2.449,58 136,09 204,13 2.789,80 0 0,00 137.300,27 16,99 1,42 1.943,94
41.206,48 1.373,55 76,31 114,46 1.564,32 0 0,00 137.300,27 17,10 1,43 1.956,53
45.595,49 1.519,85 84,44 126,65 1.730,94 15 25.964,10 163.264,37 17,38 1,45 2.364,61
51.703,02 1.723,43 95,75 143,62 1.962,80 0 0,00 163.264,37 17,49 1,46 2.379,58
64.236,06 2.141,20 118,96 178,43 2.438,59 0 0,00 163.264,37 17,86 1,49 2.429,92
54.231,82 1.807,73 100,43 150,64 2.058,80 15 30.882,01 194.146,37 18,13 1,51 2.933,23
84.174,04 2.805,80 163,67 233,82 3.203,29 12 38.439,48 232.585,85 18,16 1,51 3.519,80
96.443,64 3.214,79 187,53 267,90 3.670,22 0 0,00 232.585,85 18,05 1,50 3.498,48

historico.tsj.gob.ve/decisiones/scs/noviembre/302201-0814-81118-2018-18-381.HTML 13/17
2/7/2020 302201-0814-81118-2018-18-381.html
97.798,03 3.259,93 190,16 271,66 3.721,76 15 55.826,38 288.412,23 17,86 1,49 4.292,54
76.439,51 2.547,98 148,63 212,33 2.908,95 0 0,00 288.412,23 17,05 1,42 4.097,86
41.812,67 1.393,76 81,30 116,15 1.591,20 0 0,00 288.412,23 17,93 1,49 4.309,36
88.379,60 2.945,99 171,85 245,50 3.363,33 15 50.450,02 338.862,25 17,88 1,49 5.049,05
417 338.862,25 69.053,27

De conformidad con lo establecido en el artículo 142 de la Ley Orgánica del Trabajo de los Trabajadores y las
Trabajadoras, literal “C”, le corresponde pagar al trabajador treinta (30) días por cada año laborado o fracción superior
a 6 meses, lo cual se debe aplicar al caso tomando en cuenta el tiempo de trabajo que fue 6 años y 6 meses, es decir, se
redondea en 7 años por 30 días, nos da un total de 210 días por el salario integral de Bs. 3.363,33, (210 X 3.363,33) =
706.299,30 monto que debe pagar por este concepto.

Se condena a pagar a la entidad de trabajo el monto de setecientos seis mil doscientos noventa y nueve bolívares
con treinta céntimos (Bs. 706.299,30) de conformidad con lo establecido en el artículo 142 de la Ley Orgánica del
Trabajo de los Trabajadores y las Trabajadoras, literal “D”, por ser el monto mayor y así se decide

INTERESES SOBRE PRESTACIONES SOCIALES

Se confirman los cálculos de los Tribunales de instancia debiendo pagar la entidad de trabajo el monto de sesenta
y nueve mil cincuenta y tres bolívares con veintisiete céntimos (Bs. 69.053,27) de conformidad con el artículo 143 de la
Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras, y así se decide.
VACACIONES

Establece el artículo 121 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras: que el salario base
para el cálculo de lo que corresponda al trabajador o trabajadora por concepto de vacaciones, será el salario normal
devengado en el mes efectivo de labores inmediatamente anterior a la oportunidad del disfrute, multiplicado por 15 días
por mes o fracción, más un día adicional por año laborado, todo lo cual se refleja en el siguiente cuadro:

Meses Días a
Vacaciones periodo Salario total
laborados Cancelar

29/10/15 al 30/04/16 6 10,5 2.945,99 30.932,90

Se confirman los cálculos de los Tribunales de instancia debiendo pagar la entidad de trabajo el último periodo
de vacaciones que comprende desde el 29 de octubre de 2016 hasta el 30 de abril de 2016 fecha en la cual ocurrió la
terminación de la relación laboral, lo cual arroja un monto de treinta mil novecientos treinta y dos bolívares con
noventa céntimos (Bs. 30.932,90), y así se decide.

BONO VACACIONAL

El artículo 197 de la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y las Trabajadoras establece el pago de este
concepto a razón de 15 días por año, más un día adicional por cada año de servicio, es decir 15 días, más 6 adicionales
por los años de servicio, da un total de 21 días a pagar, dividido entre la cantidad de meses laborados, a saber 6, da un
total de 10,5 días, multiplicado por el salario normal, todo lo cual se refleja en el siguiente cuadro:

historico.tsj.gob.ve/decisiones/scs/noviembre/302201-0814-81118-2018-18-381.HTML 14/17
2/7/2020 302201-0814-81118-2018-18-381.html

Bono vacacional Meses Días a


Salario total
periodo laborados Cancelar

29/10/15 al 30/04/16 6 10,5 2.945,99 30.932,90

Se condena a pagar a la entidad de trabajo el último periodo de vacaciones que comprende desde el 29 de octubre
de 2016 hasta el 30 de abril de 2016 fecha en la cual ocurrió la terminación de la relación laboral, lo cual arroja un
monto de treinta mil novecientos treinta y dos bolívares con noventa céntimos (Bs. 30.932,90) y así se decide.
UTILIDADES

Este concepto decidido ut supra se estableció que le eran aplicables la Ley Orgánica del Trabajo derogada hasta
2011 según la cual debían otorgarse 15 días de salario por año al trabajador; y la aplicación de la ley vigente desde el
año 2012 donde se establece que deben otorgarse 30 días de salario por año, el salario base para su cálculo es el salario
normal devengado por el trabajador, todo lo cual se refleja en el siguiente recuadro:

Meses Días a
Salario total
U lidades periodo laborados Cancelar

29/10/09 al 31/12/09 2 2,5 46,25 115,63

01/01/10 al 31/12/10 12 15 40,00 600,00

01/01/11 al 31/12/11 12 15 252,34 3.785,10

01/01/12 al 31/12/12 12 30 410,62 12.318,60

01/01/13 al 31/12/13 12 30 561,64 16.849,20

01/01/14 al 31/12/14 12 30 1.086,51 32.595,30

01/01/15 al 31/12/15 12 30 3.214,79 96.443,70

01/01/16 al 03/05/16 4 10 2.945,99 29.459,90

TOTAL UTILIDADES 162,5 192.167,43

Se condena a pagar a la entidad de trabajo la cantidad de ciento noventa y dos mil ciento sesenta y siete bolívares
con cuarenta y tres céntimos (Bs. 192.167,43) y así se decide.
INDEMNIZACIÓN POR DESPIDO

Este concepto fue decidido ut supra en el recurso de casación que dio inicio a esta sentencia, el cual fue declarado
procedente y el cual se otorga a la trabajadora de conformidad con el artículo 92 de la Ley Orgánica del Trabajo, los
Trabajadores y las Trabajadoras, donde se establece que el patrono o patrona deberá pagarle una indemnización
equivalente al monto que le corresponde por las prestaciones sociales, debiendo pagar la entidad de trabajo la cantidad
de setecientos seis mil doscientos noventa y nueve bolívares con treinta céntimos (Bs. 706.299,30) y así se decide.

RESUMEN DE LOS MONTOS A CANCELAR:

CONCEPTO A pagar en Bs.f A pagar en Bs.S


historico.tsj.gob.ve/decisiones/scs/noviembre/302201-0814-81118-2018-18-381.HTML 15/17
2/7/2020 302201-0814-81118-2018-18-381.html

Prestaciones sociales 706.299,30 7,06


Intereses sobre prestaciones sociales 69.053,27 0,69
Vacaciones 30.932,90 0,31
Bono vacacional 30.932,90 0,31
U lidades 192.167,43 1,92
Indemnización por despido 706.299,30 7,06
TOTAL A CANCELAR 1.735.685,09 17,36

Finalmente, de conformidad con el artículo 92 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y en


aplicación del criterio asentado por esta Sala en sentencia N° 1.841 de fecha 11 de noviembre de 2008 (caso: sociedad
mercantil Maldifassi & Cia C.A) se ordena el pago de los intereses de mora generados por las cantidades condenadas a
pagar contados a partir de la fecha de terminación del vínculo laboral -2 de mayo de 2016- hasta la oportunidad del
pago efectivo; cálculo que se efectuará mediante experticia complementaria del fallo, mediante la designación de un
único experto nombrado por el Tribunal de Ejecución que resultare competente, el cual de conformidad con el artículo
142 literal “c” de la Ley Orgánica del Trabajo, deberá aplicar las tasas fijadas por el Banco Central de Venezuela.
Dichos intereses no serán objeto de capitalización, ni indexación. Así se decide.

En aplicación del referido criterio jurisprudencial, se ordena el pago de la indexación judicial sobre las cantidades
condenadas a pagar por concepto de prestaciones sociales, a partir de la fecha de terminación del vínculo laboral -2 de
mayo de 2016-, hasta la oportunidad del pago efectivo, que será calculada mediante experticia complementaria del fallo
a través de un solo experto nombrado por el Tribunal de Ejecución que resultare competente, el cual deberá tomar en
consideración los Índices de Precios al Consumidor (IPC) emitidos por el Banco Central de Venezuela, a fin de obtener
el valor actual de las obligaciones condenadas, excluyendo el lapso de inactividad procesal, por acuerdo entre las partes
y aquellos en los cuales la causa estuviere paralizada por motivos no imputables a ellas, es decir caso fortuito o fuerza
mayor, tales como vacaciones judiciales y recesos judiciales.

Asimismo, de conformidad con el artículo 185 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, se ordena la corrección
monetaria de las sumas condenadas, en caso de no haber cumplimiento voluntario de la sentencia hasta la oportunidad
del pago efectivo. Así se decide.

DECISIÓN

Por las razones antes expuestas, este Tribunal Supremo de Justicia en Sala de Casación Social, administrando
justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela por autoridad de la Ley, declara PRIMERO: CON
LUGAR el recurso de casación interpuesto por la representación judicial de la parte demandante ciudadana
MAUREEN PALACIOS REY, contra la sentencia publicada el 6 de junio de 2018 por el Juzgado Superior Segundo
del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Área Metropolitana de Caracas,. SEGUNDO: SE ANULA la decisión
recurrida. TERCERO: PARCIALMENTE CON LUGAR LA DEMANDA incoada por la ciudadana MAUREEN
PALACIOS REY, contra la entidad de trabajo sociedad civil COOPERATIVA EL NAZARENO 1562, R.L., cuya
denominación comercial es RESTAURANT ALLEGRE TRATTORIA.
No hay condena en costas dada la naturaleza del fallo.

historico.tsj.gob.ve/decisiones/scs/noviembre/302201-0814-81118-2018-18-381.HTML 16/17
2/7/2020 302201-0814-81118-2018-18-381.html

Publíquese, regístrese y remítase el expediente a la Unidad de Recepción y Distribución de Documentos de la


Circunscripción Judicial supra mencionada, a los fines consiguientes. Particípese al Juzgado Superior de origen, antes
identificado, todo de conformidad con el artículo 176 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo.

Dada, firmada y sellada en la Sala de Despacho de la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia,
en Caracas, a los ocho (8) días del mes de noviembre de dos mil dieciocho (2018). Años 208° de la Independencia y
159° de la Federación.
La Presidenta de la Sala,

___________________________________
MARJORIE CALDERÓN GUERRERO
El

Vicepresidente Ponente, Magistrado,

_________________________________ _____________________________
JESÚS MANUEL JIMÉNEZ ALFONZO EDGAR GAVIDIA RODRÍGUEZ

Magistrada, Magistrado,

_____________________________________________ _____________________________
MÓNICA GIOCONDA MISTICCHIO TORTORELLA DANILO MOJICA MONSALVO

La Secretaria,

_____________________________________
ÁNGELA MARÍA MORANA GONZÁLEZ

RC. Nº AA60-S-2018-00381
Nota: Publicada a su fecha

La Sec

historico.tsj.gob.ve/decisiones/scs/noviembre/302201-0814-81118-2018-18-381.HTML 17/17