Sunteți pe pagina 1din 10

“AÑO DE LA UNIVERSALIZACIÓN DE LA SALUD”

TEMA:

HIGIENE DE UN PACIENTE
HOSPITALIZADO

DOCENTE :
LIC. EVA AGÜERO LEÓN

INTEGRANTES :
 ANIVESA HERRERA BAUTISTA
 DULCE DONATO RUFFNER GABRIEL

CURSO :
ASISTENCIA BÁSICA HOSPITALARIA

ESPECIALIDAD:
ENFERMERIA TÉCNICA

SEMESTRE :
III

AÑO :
2020
PRESENTACIÓN

Este presente trabajo trata acerca de la Higiene de un


Paciente Hospitalizado, nuestro objetivo y como debe ser
tratado un paciente hospitalizado.
LA HIGIENE DEL PACIENTE HOSPITALIZADO
La higiene del paciente hospitalizado se realiza con la finalidad de preservar la
piel y las mucosas en buen estado, de esta manera conseguimos que lleven a cabo su
función protectora correctamente. Esta técnica de Enfermería se ha ido delegando a la
auxiliar de Enfermería con el paso del tiempo, probablemente debido a la sobrecarga
de trabajo, pero no debemos olvidar que continúa formando parte de nuestra
profesión.
La piel es una barrera del organismo, además del órgano más extenso del cuerpo. Las
mucosas constituyen un papel primordial en la protección del cuerpo, por lo que la
higiene es muy importante para que puedan cumplir sus funciones protectoras y evitar
así la proliferación de bacterias.

La higiene del enfermo es fundamental para la prevención de multitud de


complicaciones como son infecciones, úlceras por presión.

Además, durante su realización se contribuye a mejorar el bienestar del paciente,


tanto físico como psíquico. Durante el lavado, debemos prestar atención y valorar el
aspecto de la piel, vigilar la aparición de heridas o zonas de presión, de esta manera
estimularemos y protegeremos la piel.

1. OBJETIVOS:
 Promover y mantener hábitos de higiene personal.
 Observar cualquier signo patológico en la piel y estado general del paciente.
 Activar la circulación periférica y la ejercitación de los músculos y
extremidades.
 Proporcionar comodidad y bienestar.
 Eliminar residuos de sudación, secreciones, microbios y desechos.
 Evitar infecciones.

2. PRECAUCIONES

 La temperatura de la habitación ha de estar entre 22º y 24º C.


 La temperatura del agua ha de estar entre 38º y 40º C, excepto en los casos
que se indique lo contrario.
 Evitar corrientes de aire.
 Preservar la intimidad del paciente.
 Preparar el material necesario.
 Lavarnos las manos y ponernos los guantes.
 Explicarle al paciente lo que se le va a hacer.
 Involucrar al paciente y a sus cuidadores en todo lo que sea posible.
 Siempre enjabonar, aclarar y secar, cambiando el agua, esponjas y toallas las
 veces que hagan falta.
 El orden de lavado debe ser:
 Cara, cuello y orejas
 Extremidades superiores
 Tórax y abdomen.
 Extremidades inferiores.
 Espalda y glúteos
 Genitales.
 Evitar dejar zonas húmedas, y poner especial atención en los pliegues
naturales.
 Al terminar dejar al paciente cómodo y seguro.
 Registrar en la historia clínica cualquier problema y anotar lo que hemos

3. ASEO PERSONAL:

 El aseo general de un paciente encamado, es una técnica muy importante que


enfermería ha ido delegando con el paso del tiempo al auxiliar, por lo que hay
que recalcar que no es competencia exclusiva del auxiliar de enfermería, sino
que es de enfermería. Bajo mi punto de vista, cuando aseamos a un paciente,
aprendemos muchas cosas de él, es decir, no sólo valoraremos el estado e
integridad de su piel, sino que al ser un momento de gran intimidad podemos
ver sus sentimientos, cómo ve su proceso de enfermedad, escucharemos sus
necesidades y crearemos un clima común en el que la confianza enfermero-
paciente crecerá. En muchos hospitales es una labor compartida entre el
enfermero, el auxiliar y el celador. Para realizar un correcto aseo en cama se
necesitan al menos dos personas.

4. LAVADO DE CARA:
 CONCEPTO: Son las maniobras mediante las cuales se hacen la limpieza de
la cara y de las manos.
 OBJETIVO: Mantener limpio al paciente y rodearlo de un ambiente
agradable, para su bienestar y salud.

 PRINCIPIO: El agua y el jabón eliminan las impurezas de la piel.

5. BAÑO DE ESPONJA:

 CONCEPTO:

Son las maniobras que se realizan para mantener el aseo del cuerpo del
paciente a excepción del cabello, siempre que sean imposibles los baños de
tina o regadera.

 OBJETIVOS:

 Limpiar la piel y aumentar así la eliminación por dicho órgano.


 Estimular la circulación.
 Proporcionar bienestar y relajación al paciente.
 Eliminar las secreciones y descamación de la piel.

 PRINCIPIOS:
 El calor del cuerpo se pierde por convección o corrientes de aire.
 La tolerancia al calor es diferente en las personas.
 Las pasadas suaves, largas y ascendientes por los brazos y piernas
aumentan el flujo venoso.
 Compuestos químicos de algunos jabones irritan la piel y en particular los
ojos.
 PRECAUCIONES:
 Programar el baño de manera que no se interponga con las actividades
hospitalarias, por ejemplo: obtención de muestras de laboratorio,
radiografías, consultas y los alimentos.
 Verificar la temperatura del agua.
 No dejar mucho tiempo el jabón sobre la piel.
 No interrumpir el baño para proveerse material.
 Cambiar de agua cuantas veces sea necesario
.
 EQUIPO:
Carro Pasteur con charola con cubierta que contenga:
 2 palanganas con agua a temperatura de 43.3 a 46.1 ˚C
 3 toallas fricción.
 2 toallas grandes.
 Jabonera con jabón.
 Sábana auxiliar.
 Artículos de higiene personal.
 Guantes.

6. ASEO BUCAL MATERIALES


 Guantes.
 Torundas de gasa.
 Antiséptico bucal.
 Pinza Pean o de disección sin dientes.
 Aspirador, si se precisa.
 Vaselina o glicerina líquida.
 Lubricante urológico (alivia el dolor de las grietas labiales).
 Lidocaina viscosa en caso de dolor producido por úlceras bucales.
 Solución desbridante en caso de xerostomía. (3/4 de agua bicarbonatada y ¼
de agua oxigenada).
 Solución antiséptica (afecciones leves de la boca).
 Paños o toallas.
 Batea.

7. ASEO BUCAL TÉCNICA:

 Identificar al paciente.
 Informarle sobre el procedimiento a realizar.
 Lavarse las manos.
 Solicitar al paciente su colaboración, siempre que sea posible.
 Preservar la intimidad del paciente.
 Colocar al paciente en posición semifowler.
 Ponerse los guantes.
 Aspirar para retirar restos de saliva y mucosidad, si es preciso.
 Montar en la pinza una torunda de gasa.
 Empapar en solución antiséptica rebajada con agua (50%).
 Limpiar dientes y encías con la torunda, cambiándola las veces que sea
necesario.
 Aplicar en los labios vaselina o glicerina líquida para prevenir grietas.
 Retirar el material utilizado.
 Quitarse los guantes.
 Lavarse las manos.
8. ASEO OTICO MATERIAL

 Agua a temperatura corporal.


 Bateas rectangular y arriñonada..
 Jeringa metálica otológica.
 Cánulas otológicas limpias y esterilizadas.
 Otoscopio, y espéculos auriculares limpios y esterilizados.
 Pinzas otológicas limpias y esterilizadas.

TECNICA:

 Se realizará previa Otoscopia.


 Se cargará la jeringa otológica con agua templada.
 El paciente estará sentado con una toalla de papel en el cuello, para evitar en lo
posible que se moje con el agua. En el caso de niños pequeños éstos estarán
sentados en las piernas de un familiar o ayudante, y si no colabora se le
sujetará firmemente cuerpo, cabeza y brazos.
 Se sujeta el Pabellón Auricular con los dedos índice y pulgar, y al mismo tiempo
se introduce la cánula ligeramente (entre 5 y 7 mm) sosteniendo la parte
anterior de la jeringa con el dedo medio que estará perpendicular a la cabeza,
de tal manera que la fuerza que mueve el émbolo hacia delante, no pueda
transmitirse al cuerpo de la jeringa y por consiguiente, la cánula no se
introduzca más hacia el interior del C.A.E.
 Esta parte de la Técnica es MUY IMPORTANTE y su no realización implica casi
siempre dolor al paciente y posibles
 complicaciones.
 Por último se inyecta el agua con cierta energía, dirigiéndola hacia la zona de
contacto entre la pared del conducto y el tapón, buscando aberturas que
faciliten el despegamiento. Se le pedirá al paciente que en caso de dolor lo haga
notar.
 Si el tapón no sale después de tres emboladas, se observará con el otoscopio, y
si sigue fijado al Conducto o Tímpano se citará al paciente dos días más tarde
indicándosele que se instile otra vez gotas solventes ( p.e. Otocerum,...) en el
C.A.E.
 Una vez se crea haya salido completamente el Tapón, mediante otoscopia se
verá el Conducto y Tímpano por si hubiera alguna anomalía, y de existir se
derivará al Facultativo.

9. ASEO VULVAR MATERIALES

 Recipiente adecuado para lavado de arrastre.


 Agua templada con jabón o solución antiséptica.
 Guantes.
 Pinzas largas sin dientes.
 Gasas o torundas.
 Cuña.

TÉCNICA:
 Identificar al paciente.
 Informarle sobre el procedimiento a realizar.
 Solicitar su colaboración siempre que sea posible.
 Preservar la intimidad de la paciente.
 Colocar a la paciente en decúbito supino, con las rodillas flexionadas y
separadas, apoyando los pies en la cama.
 Lavarse las manos y colocarse guantes.
 Proceder al lavado de arrastre, dejando caer la solución desde una altura de
unos 20 centímetros, empleando las torundas necesarias, una para cada
pasada y siempre del pubis hacia el ano.
 Secar la zona con torunda suavemente de la misma manera.
 Retirar la cuña.
 Colocar la compresa perineal limpia, cambiar la entremetida y dejar a la
paciente en posición cómoda.
 Retirar el material utilizado.
 Quitarse los guantes.
 Lavarse las manos.