Sunteți pe pagina 1din 3

La LIBERTAD

Núm 1 Si tiramos, de B ru to el puñal M ontevideo, p rim e ra sem ana de A b ril 1933


no engendra ahora un solo acto decidi­
do y másculo. ¡Corajudos para la pa­
repentista y frustránea, la arremetida

¿C O B A R D E S ?
ciega, el disparate estéril; pero, tam­
labra, maulas para la acción! Sin em­ poco creemos que para la acción, qus
bargo, aun hay tiempo para su reha­ entendemos la única posible, decorosa
bilitación ética, como lo hay para la y eficaz en las actuales circunstancias,
rehabilitación de los demás; que todos, haya que recetarse calma, sosiego ener­
telectualtdad, si la virtud está ausente, en verdad, pecamos. En la empresa de vante y suicida, tranquilidad, sinónimo
Avergüenza ron (pulirlo pww a núes-
si debajo del vistoso ropaje claudica un la saturación del país estará nuestra de Inórela, Incompatible con la suprema
Ira suficiencia varonil, a nuestro orgullo
alma desmedrada y chica, al no hay propia salvación moral. Defendiendo a Indignación, santa Indignación que con­
do nación vlrtllsada en las prictloas de
conciencia, ni carácter ni valor moral. la República de 1« dictadura que la vulsiona los corazones honrados ante el
la libertad política, a nueptra decautada
IValor moral! Durante mucho tiempo, afrenta, nos defenderemos nosotros mis­ peligro de que esta desgracia que su­
preeminencia democrática en el estadio
en una subversión de conceptos cuyas mos, porque al arrojar al déspota pro­ frimos se transforme en un baldón eter­
de las organizaciones más encomiadas,
consecuencias estamos pagaudo, so lla­ baremos ante el mundo que nos con­ no e irreparable.
bastó que un solo hombre, sin más ti­
mó valor moral a la garrulería efectista templa y nos Juzga, que todavía exlaten NI calma, ni sosiego, ni tranquilidad
tulo que su condición do gobernante, al
e Insolente, a la exhibición teatral, al hombres, — y que todavía estos hom­ Cautela, si se quiere; prudencia, tam­
amparo de unos pocos macheteros nom­
desplante chulesco desde la tribuna; el bres tienen sangre en las venas, — sobre bién. Pero, sobre todo, acción, acción
brados Irrisoriamente para conservar el
más valeroso moralmente no era el que una tierra que cr< tamos de excepción por cualquier medio, en cualquier for­
orden, alsara amenazante el pullo ce­
adoptaba actitudes serenas y firme« po­ en el movimiento de regresión fascista ma; acción siempre y en toda circuns­
rrado a la faz dfcl pueblo, para que la
niendo el pecho a la correntada, afron­ en que zozobra, con sus relativos pro­ tancia. La paz cobarde de! sumiso, ss
dictadura se Impusiera sin violencias,
tando la situación en todos los terre­ gresos sociales y económicos, el desacre­ lo que quiere el Dictador; y de esa paz
casi placenteramente, ante la Ingenui­
nos, pero sin aspavientos, sin os tanta- ditado spéclmsn del estado capitalista. que agarrota nuestros músculos comó
dad, la cobardía o la Ineptitud de loa
clones, sin acompañamientos do coros, Dumlneeg, pues, nuestra conciencia una parálisis que nos Invade e Inutiliza
llamados a dirigir la oposición y la In­
sino el que más chillaba, el cultor del en el reconocimiento digno de las fal­ progresivamente tenemos que defender­
diferencia, el estupor o la sorpresa de
escandalete Innocuo, el que sabia l e r d ­ tas padecidas para que en ella se Im­ nos desesperadamente si no queremos
la multitud desorientada.
earse mejor en la Inmundicia del Insulto ponga la necesidad de proceder alo di­ caer muy pronto en la Ignominia* de la
Una sola voluntad, mal dirigida y peor
que daba y recibía con la Insensibilidad laciones, Inmediatamente, sin vanas ca­ claudicación definitiva, que se cohones­
Inspirada, en un acto de audacia y de
y el cinismo de toda personalidad abo­ vilosidades. Cada hora que pasa, cada tará después con un resignado gesto,
-prepotencia, pudo más que la voluntad
lida. Ahora tenemos que soportar las minuto que transcurre en la pasividad diciendo "ya es tarde", como se prepa­
colectiva y superior del Poder Ejecu­
consecuencias de esa momentánea sub­ de los que tienen el deber y el honor rarla ahi-ra con el consejo que simula
tivo, compuesto por el Consejo Nacional,
versión. Donde antes sobraban las len­ de erigirse en los vengadores de la cordura pero que en realidad Importa
los Concejos Departamentales y sus
guas no aparece un brazo siquiera. ¡Len­ nación, consagra un triunfo, alianza un traición de que “es muy pronto toda­
Asambleas, más que el Poder le g isla ­
gua sobada, alma de fémlna! Lo que puntal más para la dictadura. No pre­ vía".
tivo en que radica esencialmente la
produjo tanta charlatanería pirotécnica conizamos, sin duda, la Improvisación A la fuerza se la combate con la fuer­
soberanía de la Nación, más que la fuer­
za virtual atribuida a la Constitución y za; a la Ilegalidad don la Ilegalidad. T
las leyes con el fastuoso decorado de en ese ancho campo de acción nece­
«u s progresos Jurídicos y morales; una saria para los que no estén prostituidos,
sola voluntad, sombreada por el despres­ para los que no se resignen a ser es­
tigio de su versatilidad, sin apoyo en clavos, deben citarse, con el fin de lu­
las clases populares ni en el ejército, La siniestra dictadura de Uriburu en la Argentina fuó obra del char contra la dictadura, los hombres
movida por espasmos epilépticos, pro­ imperialismo yanqui, con la Standard Oil C°. y el City Banck a la de vergüenza, sin distingos ni clasifica­
dujo en un momento, un vesánico mo­ cabeza. ciones, hombres de verdad, que los hay
mento de arrogancln Intimidante y arre­
Las primeras medidas de la Dictadura, fueron la derogación de en todos los sectóres, políticos y no po­
metedora, el derrumbe completo de nues­
la Ley que establecía el monopolio de la explotación del petróleo líticos, socialistas, comunistas y anar­
tras loadas y compleja« Instituciones, la
argentino, que quedaba, así, de hecho, bajo el control y la fiscalización quistas, combatiendo por la libertad en
obra afanosamente arqultecturada en
del trust fantástico de esa poderosa organización imperialista de la esta situación de hecho, como comba­
cual, es solamente un instrumento financiero, el City Banck. tían, sin abandonar sus preferencias
largos lustros de Intensas Justas demo­
La Standard Oil había comprado con unos cuantos millones de Ideológicas, en la otra situación, pero
cráticas, para asentar sobre sus escom­
pesos algunos generalotes y doctores argentinos, profesionales en estafas, ahora en acciones convergentes y vio­
bros a la níés Ignominiosa dictadura
para desarrollar su política de esquilamiento económico y financiero- lentas contra el nuevo fasclo implan­
la más personal y estúpida, producto do
El mismo proceso, con las mismos características, ha tenido en tado en el país; que a todos por Igual
odios histéricos y ruines despechos, con
nuestro medio el motín infame que acaba de realizar el rivero-terri- nos afocta el deber de la reivindicación
la finalidad ostensible de un nuevo es­
herrerismo, trilogía gloriosa de Calibanes políticos y proxenetas del y a todos nos amenaza o! cargo, no
perpento fascista y la oculta, pero posi­
Estado. • Justificado todavía, de una común e
tiva finalidad de reparar, con negocios
El monopolio de la distribución del petróleo fué la piedra de
Ilícitos, najo el rebozo cómplice de la Inexcusable cobardía.
toque de esta gran salvajada cívica.
Investidura usurpada, el descalabro de Establecido el monopolio, la Standard, imperó a desarrollar su
las grandes fortunas en desmedrj por baja política de intrigas y de venalidad. El cuartelazo no ha tenido D lotador y oobarde
efecto Inevitable de una ley fatal más objeto que la derogación de la Ley del monopolio en beneficio Terrn sigue asegurando, con su fres­
Tengamos el coraje honesto de con­ exclusivo de la Standard Oil y de las finanzas del City Banck. cura de tilingo, que no es ún dictador:
fesar nuestra derrota moral, nuestro que­ La dictadura se jacta hoy de que los bancos extrangeros le han "seguiré siendo, afirma, hasta el fin de
branto cívico, para recoger de la propia ofrecido a Don Carlos de Castro, prohombre, dentro de la podredumbre mi mandato, el presidente de la Re­
Intensidad de esos doloraa do hombre riveriata. que acaba de defender con la espada su derecho de ser pública".
que producen la« herldus en la dignidad representante nacional y tragarse las comisiones de las operaciones Sólo su decudenclu relativamente pre­
y el honor las fuerzas necesarias con financieras de las empresas extrangeraa con el Estado; le han ofrecidp matura y su falta de conciencia, pu e
que rehabilitarnos y demostrar que nues­ a este eminente trompeta del despotismo, los recursos financieros para den Justificar semejnnte tontería. Por­
tra pasividad ante el ultraje no filé la estabilizar económicamente a la dictadura que, quien ha decretado la censura de
consecuencia del envilecimiento ni de Y el que figura primero en la lista de ofertantes, es, precisamente, la prensa opositora, clausurando los cen­
la pusilanimidad, que la fuerza desor­ el City Banck, agente financiero de la Standard Oil. tros de reunión de los partidos contra­
bitada de un mandón Irresponsable no Los hechos son asi. Ellos mismos lo han dicho, prevalidos de la rios a su golpe de Estado, derrocado
se Impone, en definitiva, atropellando ignorancia del público «obre estos entretelones financieros del imperia­ el Consejo Nnclopnl, clausuradas las Cá­
y conculcando Impunemente a la sobe­ lismo yanqui. maras, con toda clase de Intervencio­
ranía, cuando hay pueblos viriles y al Estos hombres est&n vendidos al dólar. nes absolutamente Inconstitucionales y
tlvos que no merecen la calificación Ellos no tienen pueblo- La realidad lo proclama con elocuencia perseguido a cuantos condenan el opro­
Infamante de cobardesI incontrovertible. Están solos, escondidos en la mazmorra indecente de bioso régimen que ha Instaurado, ¿qué
Nada significan las pomposas cons­ un cuartel. otra cosa es que un dictador, que un
trucciones Institucionales, los más b'l- Están solos. No diremos que están solos con su conciencia, como execrable dictador f •
l'.antes artefactos de la ley, los reves­ los pecadores arrepentidos: están solos con su vientre y la sombra La únli a diferencia entre el dictador
timientos exteriores del progreso ma­ trágica y cobarde de las bayonetas mercenarias. Terra y otros dictadores, — Urlburu, por
terial, los propios galardones de la In- Vendidos I ejemplo, — es que éste afrontaba las
situaciones, mientras que el nuestra ocul­
ta cobardemente, lejos de todo contacto

Viernes 7 A la huelga general Sábado 8 popular, bien guardadas las espaldas por
numerosos adulones.
Páo.
(No todo es palabrerío SEPA LA DICTADURA
Hay muchos que trabajan vo. se resolvió convocar al pue­ La sinceridad nnticolegialiata de los sayones de la política como
blo, en general, sin alusión al­ Herrera. Manió i. Berro, Patrón y Navarro aparece de manifiesto en
En medio del marasmo general guna a las diferentes parcialida­ forma elocuentísima en este episodio sombrío que estamos viviendo,
producido por el malón terrista des partidarias e ideológicas. por breve término.
existen hombres que trabajan, en Uno de los concurrentes dló La primera resolución dictatorial del payaso fascista es, precisa­
silencio, por la restauración legal cuenta del importantísimo ofre­ mente, la designación de un colegiado, tan numeroso como el que
de la« instituciones pisoteadas. cimiento de un gran militar, un establece la Constitución de la República, más heterogéneo — uno de
Como siempre, los efectistas, militar ciudadano, radicado en la los graves defectos que se le imputaban al otro era su falta de unidad
los calculadores, admirablemente Argentina, y que se pondría al para el gobierno I sin más vínculo para la acción y la solidaridad
pintados por Dumur en su libro servicio del Comité de Guerra. Se gubernativa, que el afán regresivo de sus integrantes. Elementos total-
"Los derrotistas ”, aprovechan la envió un delegado para que con- menic descalificados por la soberanía; los mismos que repudió el civis­
confusión para sacar su tajada. fereeiara con él. mo en todas las luchas electorales; acicateados por el impulso regresivo
Otros, fundándose en las órdenes Tendremos, pues, novedades, de sórdidas venganzas contra el pueblo.
de prisión dictadas realmente grandes novedades; y pronto. lanto por la conculcación legal que representa el atentado como
contra algunas personas, se ha­ por los procedimientos de gobierno, las normas aplicadas y su orienta­
cen las víctimas, para darse im­ Los obreros también trabajan. ción fascista, la felonía política de estos hombres y la traición el pueblo
portancia, v se ocultan huyendo Son, por excelencia, los hombres ingénuo que en menor parte les creyó quizá, aparecen con ana impudi­
«le una persecución imaginarla e de trabajo. Y suben trabajar bajo cia realmente sublevadora, asqueante.
Inexistente, enviando mensajes la explotación patronal y contra Nosotros, núcleo de ciudadanos libres, unificados en la acción
«iramátlcos pura mantener la alar­ las organizaciones de fuerza con por el restablecimiento de la libertad derrocada, no pagamos nunca el
ma admirativa de los Imbéciles. que se imponen los estados capi­ tributo de nuestra ingenuidad a estos hombres.
Pero hay, en cambio, muchos, talistas. Lo proclamamos con orgullo ho> ; c o i el mismo acento y con la
los más, sin duda, que trabajan Procuran ahora congregarse. A misma arrogancia y con la misma altanería, con que les escupimos al
afanosamente, celebrando reunio­ tal fin, tratan de realizar un rostro en la hora triste y desconsoladora del renunciamiento colectivo
nes secretas, concertando planes, frente único de trabajadores con­ y de la obsecuencia cívica de pasiones partidarias que niegan y escar­
buscando adhesiones eficaces, tra la dictadura, un frente único necen todo sentido de pueblo, todo concepto de democracia, nuestra
pugnando por todos los medios para la acción decisiva y sin rea­ verdad implacable que no tu"o eco en la conciencia de ciertas multi­
contra la dictadura, para qtte tos, individual y colectiva, com­ tudes, cretinizadas por el halago y la lisonja oprobiosa de esa canallo-
pronto estalle la revolución sal­ pleta, verdaderamente revolucio­ cracia ávida de prebendas, torturada de apetitos; que no encontró eco,
vadora y justiciera. repetimos, en la conciencia colectiva, pero que se ha convertido en
narla.
realidad histórica, en vergonzosa y denigrante realidad histórica.
Ya han resuelto preparar una
Ahí está la dictadura y ahí están los dictadores.
Los políticos, los que tienen la huelga general, por 48 horas la
máxima responsabilidad en !los que se iniciará el día 6 a las 24 no atendieron a la situación de
horas. Será la primera batalla. T ra b a ja d o re s , defendeos!
acontecimientos producidos, cele­ los demás, sin advertir que Los
braron anoche una reunión, bur­ No ha escapado nuestro país a atropellos cometidos contra los
lando sin esfuerzo el espionaje Tampoco los estudiantes se han la atracción del fascismo que, pa­ obreros eran un síntoma de orien­
policial. rendido. Tienen sus reuniones y ra salvar a loo estados capita­ tación general hacia el fascismo,
Concurrieron elementos de di­ preparan, también, una gran ma­ listas, ya en descomposición, enemigo de toda clase de liberta­
versos partidos, que hicieron ex­ nifestación, como, en peores con­ usurpa el poder con el objeto de des tanto sociales como políti­
presa declaración de que las dife­ diciones, bajo tiranías más terri­ extremarlo en obsequio de las cas; sin comprender que signifi­
rencias políticas no obstaban a la bles o, por lo menoB, más vio­ clases dominadoras ahogando, por caban una exteriorlzación de pro­
concentración de esfuerzos para lentas, como las de Chile, Perú la violencia, toda manifestación pósitos más vastoa de opresión
realizar, en estos momentos, una y Argentina, celebraron con gesto de libertad, todo sentimiento de reaccionaria, de predominio abso­
acción común. Precisamente, lo de ardorosa y santa valentía. reivindicación proletaria. lutista, de cebarlsmo económico y
que se quiere es que el próximo Bien, por los estudiantes, que Desde hace tiempo, la presiden­ constitucional.
movimiento sea popular en su encienden siempre la primera tea, cia de Terra se estaba sindicando Pero si es justo señalar las
más pura esencia. Con tal moti­ la primera llamarada de rebellón. por su orientación caracterizada­ culpas de cada uno no es conve­
mente conservadora que el comu­ niente extremar el reproche, oo­
EL PLEBI SCI TO nismo había calificado ya con el
grito de protesta y de rebelión:
brando ahora la deuda aquella,
porque, entonces, los trabajado­
La aran traición de la dictadura "¡A b a jo el gobierno de reacción res, los hombres de <deas avan­
La oligarquía dictatorial desarrolló de la soberanía; Ignominia del derecho y de hau'brc del Dr. T e rra !’’ zadas. los que pugnan por una
una Intenaa campafla política reclaman­ popular. La policía apaleaba y asesinaba reorganización científica y más
do la consulta plebiscitarla » la eobera- Bajo este régimen, el rlverlsmo y el a m ansj’ va, como ocurrió en Ro­ profunda del estado, incurrirían
nla, para Que ésta manifestara su vo­ herrertsmo que renunciaron a la acción cha, en Carmelo, en San Javier. en las mismas faltas, traicionan­
luntad en un acto libérrimo — «egún cívica, mantenían el derecho de contro­ Las reuLíc-nes etan disueltas a do a la propia cauBa y solidari­
olios — a resguardo de la influencia lar todo el proceso eleccionario, Irán sablazos. Los obreros, encarcela­ zándose con el dictador. Sin de­
de Infinidad de factores, que no es del a las urnas, victoreando 1« soberanía y dos sin motivo, a capricho, an­ poner sus propósitos, Bln violar
caso enumerar y que actúan en las de­ la Libertad. tojadizamente. La tribuna, sellada el programa trazado, cada ten­
más contiendas electorales. Además, deopoja torpemente al ele­ por la fuerza; y los oradores que dencia, cada grupo, cada partido,
Con este postulado superior e Inob­ mento femenino de su derecho al su­ predicaban el verbo libertario, por sus medios habituales, a su
jetable desde el punto de vista Ideoló­ fragio, recientemente consagrado por la derribados y conducidos hasta las manera especial, deben concurrir,
gico, sacudido, como un sonajero, por los ley. Y esto también Importa una negra mazmorras policiales. La prensa por ahora, a remover el gran obs­
sátrapas, conquistaron partidarios Itigé- traición a un ideal que el pueblo ha de ideas hace tiempo que estaba táculo, la afrentosa dictadura te-
míos y desprevenidos, que se rindieron ucurlclado, Ingenuamente, en estos úl­ amordazada y "Justicia", órgano rrista, que se interpone en el ca­
a la elocuencia del principio sustentado timos tiempos. del comunismo, fué clausurada mino de las grandes y de las pe­
y que es la que, en definitiva, ha ser­ ¿Cómo va a roforniarse el régimen po- con la vergonzosa complicidad de queñas, en <in, de todas las reha­
vido de vehículo a la camarilla dicta­ tlco. sin autoridad moral, ya que las un juez miserable: el suelo y pu­ bilitaciones inspiradas en el de-
torial que está haciendo escarnio de cuatro quintas partes de la opinión que, silánime doctor González Mouri- recho y, con más razón, en la li­
nuestra tradición cívica y de las liber­ por ley, tienen derecho u votar, se abs­ gán, tan desgarbado de cuerpo bertad.
tendrán de haoerlot como de alma. Todos tenemos interés directo
tades populares.
Pues bien; el primer acto de lu dio- Para este acto trascendental de la Slmpllcando la tarea, como en derrocar la dictadura, porque
tadqra ha sido traicionar el principio soberanía existen, en el país, cerca do aquel tirano que anhelaba que el la dictadura es el enemigo á
un millón de voluntades, habilitadas pueblo romano tuviera una sola muerte de todos los que sustentan
básico do su campana política.
Amordaza todos los órganos de opi­ constituolonalmonte para el sufragio. cabeza para cortársela de un gol­ ideales amplios y generosos qn
nión que le son opneitos, prohíbe la ¿Cómo hará el herrertsmo, el rlverls­ pe, se Inventó la patraña de una cualquier terreno, en el político
libertad de reunión y la libre emisión mo y el terrlsmo mancomunados en el revolución de clase, lo que sumi­ lo mismo que en el económico y
de las Ideas y la discusión franca de Atropello, para alcanzar la mayoría de nistró 1 pretexto para encerrar social. Todos, pues, políticos y n o
todos los problemas políticos; Interviene esa fuerza electoral? NI aún con el a centenares de trabajadores, ha­ políticos, obreros, campesinos, es­
íllctijtorlalmente la organización elee o- fraude, gj soborno y la fuerza de que cinándolos en el subsuelo de In­ tudiantes, estamos obligados, por
ral; suprime todas las garantías de con­ echarán mano lograrán conquistarla. vestigaciones, donde fueron veja­ propia conveniencia, si no por
trol público de los partidos; y asi, bajo Le faltará, pues, a este plebiscito, dos, insultados, escupidos, abofe­ dignidad, por deber ético, por de­
'ja coacción y la violencia, convoca al simplemente por la relación de las ci­ teados, molidos a golpes, con sal­ coro, a derrumbar por la violen­
fras, autoridad moral y política y efec­ vaje, lúbrico, feroz encarniza­ cia, con las armas, sin repaegr
plebiscito.
Esto es. sin duda alguna, la traición tividad numérica para cualquier solución miento. eu medios, el andamiaje, todavía
decorosa. Y por sobre todo, tendré el Ante estos atropellos indignan­ inseguro, que se está formando
del plebiscito.
O el plebiscito es la libertad o no es vicio originarlo de su Imposición arbi­ tes, que sublevan el alma con para la construcción definitiva de
trarla y de sus procedimientos extor- sólo recordarlos, callaron los par­ una alevosa dictadura fascista.
01 plebiscito.
Bajo la presión dictatorial y con el slvos y conoulcadores. tidos de masas, guardó silencio la Obrerps: a la lucha! ¡Abajo la
control de los «átrapas no hay plebis­ E b otra repugnante traición de la dic­ gran prensa. Preocupados excesi­ dictadura imperialista del doctor
cito posible. Hay conculcación; escarnio tadura. vamente de sus propios cominos Terra! ¡Muera Terra!
Linda ganancia Si tiranos, de B ruto el puñal
La dictadura, por medio de la
piensa servil y asalariada que le

La libertad
hace coro, destaca el hecho de
que, en sólo dos días de gobierno,
han disminuido el presupuesto en
setecientos mil pesos, reduciendo
el sueldo de los miembros de los
entes autónomos y limitando el
número de dichos miembros. ■ Núm . 1 M ontovideo, p rim e ra sem ana de A b ril
Por otro lado, esa misma pren­
sa nos entera de que el gobierno le sacarán al pobre pueblo maniatado, Y no pasaron dos meses cuando gador" político, cuya falta de carácter
ha contratado un empréstito de mucho más de lo que dan. ya el mismo Terra se había en­ y de altivez le han convertido en un
dos millones de pesos. Dos millo­ cargado de subvertir el orden pú­ instrumento inconsciente de sus propios
nes!! blico con una dictadura descara­ adversarios, quienes, en el fondo, has de
Lo que quiere decir que, en
U n acto m ás en la sentir repugnancia por esa vejez abatida
historia de C h ig lia n i da, impuesta en forma cobarde!
solo dos días de gobierno dicta­ y caduca.
torial, el país se ha empeñado en Veinticuatro horas antes del
golpe de Estado se le va a ver a El día antes de establecer en
dos millones de pesos, más de lo forma desembozada la actual ti­
que estaba. Ghigliani para que intervenga e La s econom ías
impida a Terra que arrastre a la ranía, Terra decreta la censura
Y todavía lo dicen con tanta periodística para todos aquellos de los m olineros
frescura estos grandes farsantes! República a' despeñadero que la
lleva. “ Yo ya no estoy en el Go­ órganos de publicidad que “ hayan Los tinterillos serviles de la
bierno” , fué la contestación que atribuido o atribuyan propósitos dictadura, pregonan y encomian
Igual que el otro Ghigliani dió. dictatoriales al Presidente de la las economías millonarias en la
La dictadura implantada por Terra República” . administración que está sancio­
Veinticuatro horas más tarde
en nuestro pafs, no tienen ni siqulora
era nombrado miembro de la Jun­ Y no habían transcurrido vein­ nando el Consejo consultivo de
• 1 mérito de la originalidad, pues cons­ ta de amanuenses. ticuatro horas, cuando disolvía los testaferros de Terra.
tituye, como fácil es advertirlo, un re­
Cuando se le pidó su interven­ la Asamblea General, encarcela­ Mienten cínicamente.
medo servil del repugnante gobierno "de
ción para salvar a la República ba los Consejeros Nacionales, de­ La dictadura no economiza, en
facto”, con que la torpeza militar de
dió excusas falsas! ¡Este es Ghi­ claraba Inexistentes los «Gobier­ realidad, un centésimo, ni hace
Uriburu afrentó la cultura cívica del gliani! nos Departamentales y nombraba nada por economizar, ni tiene el
pueblo argentino.
Pero ahora volverá a decir en Interventores a su paladar!! más mínimo prpoósito de econo­
Los míanos procedimientos; los mis­
este nuevo período que sirve de Está visto que Terra es un mizar.
mos fines; los mismos pretextos: eco­
paragolpes! hombre de palabra. No hay duda Lejos de ello, lo que se propone
nomías. responsabilidad gubernativa, su­ alguna. y está realizando, es robar y di­
presión de impuestos, reajuste adminis­ lapidar impunemente los dineros
trativo, y muchas otras cosas por el N egociantes del pueblo.
estilo.
Todos los tiranos son negociantes. Te­ Y a co bra rá n
rra no podía escapar a esta ley. El Nada ha dicho el Dictador aohre Los centenares de miles de pe­
Ya sabemos cómo cumplió Uriburu sos que pretende ahorrar con la
también hará sus grandes negocios la remuneración correspondiente a los
esas promesas. En consecuencia, pode­ supresión de los Directorios do
Desde luego, guardará la forma, por­ miembros de la Junta que utiliza para
mos también Imaginar cómo las cumpli­ los entes autónomos, los dilapida
que asi le conviene. Pero negociará, no sus bajos menesteres politiquero«:. Su­
rá Terra, y sobre todo, teniendo en cuen­ con centenares de interventores
hay duda alguna. ponemos. sin embargo, que desempeña­
ta la consecuente firmeza que caracte­ irresponsables, incapaces e ines­
Hay ya ciertos hechos que autorizan rán sus funciones "honorariamente”. Por
riza su palabra. crupulosos; con la movilización
a suponerlo. Un ejemplo: Don Cario: de lo menos asi lo dirán, en su afán de
Por lo demás, todos estos tiranuelos y el mantenimiento en pie de
Castro, intimo amigo suyo, ha sido de­ que el pueblo crea en tanta generosi­
utilizan el mismo lenguaje para dirigirse guerra del ejército mercenario,
signado Presidente del Directorio del dad y tan desinteresado sacrificio; pero
al pueblo. En todo se parecen. que utiliza impunemente ostra
República. Y nadie habrá olvidado que lo que aseguramos, por nuestra parte,
este mismo seflor de Castro, es aqnel es que esos personajes cobraráu en al­ agraviar al pueblo y malversar
F a rs a n te • "angelito" que embuchó muchos miles guna forma. Pasará, una vez más, lo sus dineros en usufructo de una
de pesos como corredor de la W est mismo que con Uriburu y su Junta: que tasta parasitaria y de una orga­
Soy un hombre bueno, dijo el nización fascista.
Indlan Oil, en su famosa operación con todos llegaron a la dictadura con una
Dictador y ha herido el prestigio Lo de las economías es un cuen­
del país. la Caja de Conversión. mano atrás y otra adelante, y cuando
Ya veremos confirmado este vatici­ la dejaron tenían, todos, los rifionee bien to de todos los sátrapas de la dic­
Soy un presidente constitucio­ tadura. Y éstos, como todos, lo
nio que, desde luego, tiene sus funda­ “forrados”.
nal, dijo el Dictador y a derrocado que quieren es robar impunemen­
mentos, pues las empresas yanquis son Para eso, para pagar los servicios de
la Asamblea General porque no te, creando la irresponsabilidad
generosas con quienes les hacen esta estos instrumentos de las tirantas, las
dió su visto bueno a las medidas jurídica para la dilapidación y la
clase de servicios. empresas extranjeras están siempre dis­
dictatoriales. estafa.
puestas a abrir sus bien provistas bolsas
Quiero el plebiscito, dijo el Dic­
doradas.
tador, e impidió la manifestación Lo s anticolegialistas
que el sábado los estudiantes de­ Lo bueno es que, después de haberse E m p iezan las
Riveristas y herreristas han cobrado en esa. forma., “la. cobrarán
bían llevar a cabo, porque tuvo
acudido a la alianza con el te-
sanciones ju sticie ras
también, en la otra, y como se lo me­
miedo a las proyecciones que es­ El doctor Juan B. Morelli ha recibido
rrismo dictatorial, al grito frené­ recen.
ta asamblea iba a tener. una severa sanción de ios universitarios,
tico de “ abajo el Colegiado” . Y
Quiero consultar al pueblo, dijo formó que el doctor Mo. elli renun-
lo primero que hicieron fué inte­
el Dictador, y amordaza la pren­ Felón con su país y foraia hoy, que el doctor Morelli re­
grar un colegiado, como la híbri­
sa. nunció al decanato de la Facultad de
El Gobierno es demasiado nu­
da Junta de Gobierno nombrada felón con su partido
por el Dictador. Medicina para el que habla sido electo
Todos los partidarios de la dictadura
meroso, dijo el Dictador y nom­ antes dei motín.
Podría decirse que esta actitud reaccionaria implantada por la chifla­
bra dete ministros y nueve miem­ Es uná mentira de El Puebio. como
’constituye una traición a la ban­ dura terrista, celebran este aconteci­
bros de Junta, igual en número dera anticolegialista, j»ero los in­ lo son todas sus informaciones. El doc­
miento, no como un triunfo del pais.
al indicado por la Constitución teresados no lo han entendido tor Morelli concurrió a la Facultad pera
según lo pretenden los motlncros. sino
del año 1917. nunca así. Tanto Terra, como He­ hacerse cargo del decanato.
como la desaparición definitiva del bat-
Medite el pueblo sobre estos he­ rrera, como los riveristas, forma­ Los estudiantes no podían bonesta-
Uismo, con lo que confiesan, ahora, des­
chos. ron parte del Consejo Nacional mente tolerar que un hombre que trai­
pués de producidos los vergonzosos he­
derrocado, no obstante combatirlo ciona el mandato popular leste su oan­
chos cuyos propósitos so atribulan a ^
O tra analogía y execrarlo. Terra, que, a pesar de todos sus falsos
ca de representante en la Asamblea,
Se ha dado la noticia de que la Banca Son, pues, consecuentes. Por lo arrojando la soberanía inalienable de
juramentos y sus mentirosas promesas,
privada ha puesto a disposición de la menos en la inconsecuencia, aun­ sus poderes a las plantas del Dictador.
al poder fué la destrucción del batllts-
dictadura un empréstito de varios mi­ que parezca paradojal. Un hombre que sanciona con su voto
lo que se propuso desde su ascensión
llones de pesos. la dictadura oprobiosa que soporta la
mo y la preponderancia de sus eternos
Lo mismo, exactamente lo mismo, ocu­ República representa un ultraje y una
adversarios, los herreristas y los rive­
rrió con la oprobiosa dictadura de U ri­
H om bre de palabra ignominia al frente de un organismo
ristas.
buru: en seguida de instaurada, los ca­ En sus conferencias de Minas. universitario. Asi lo entendieron ios es­
La traición, no solamente al batllis-
pitalistas le ofrecieron varios millones Durazno y Rocha, dijo el actual tudiantes y los profesionales de la Fa­
mo, sino a todo el Partido Colorado, a
de pesos. Dictador que la Constitución de cultad, y expulsaron al doctor Morelli col
su Partido, queda así plenamente evi­
Es que las empresas extranjeras y la República sería reformada por Instituto, prohibiéndole enérgicamente 1«
denciada, y la historia ha de recoger
los capitalistas, con ose fino olfato que los procedimientos legales y que entrada y maltratándolo de hecho y de
este desgraciado acontecimiento para
constituye su más agudo sentido, se dan sería inútil que se intentara alte­ palabra. Afirmamos categóricamente nue
lapidar con el desprecio de todas las
cuenta de que bien vale la pena l«.r al­ rar el orden público, porque el el doctor Morelli fué abofeteado ayer
personas honestas, el indigno proceder
gunos pesos a los tiranos, en la segu­ gobierno estaba dispuesto a man­ por los estudiantes.
de tan repudiable spécimen de "entre-
ridad de que, a la sombra de éstos, ellos tenerlo a toda costa.