Sunteți pe pagina 1din 141

MUCHAS VECES SE PIENSA QUE EL MAQUILLAJE CONSISTE TAN SOLO

EN LA APLICACIÓN DE DISTINTOS PRODUCTOS COSMÉTICOS SOBRE EL


ROSTRO, PERO ESO NO ES CIERTO.

EL MAQUILLAJE ES UN ARTE QUE, SI ES PRACTICADO DE LA MANERA


CORRECTA, ES CAPAZ TRANSFORMAR CUALQUIER ROSTRO,
RESALTANDO LAS MEJORES FACCIONES SIN HACER PERDER LA
NATURALIDAD.

En el mundo de hoy la presentación es muy importante, por ello dominar las


técnicas correctas para aplicarse o aplicar un maquillaje profesional resulta
fundamental. Existen distintos tipos rostro que existen, y de acuerdo también a la
ocasión que se requiera.

ES IMPORTANTE TENER SIEMPRE EN CUENTA TRES PUNTOS


ESENCIALES:

Considerar la ocasión en la que se requiere el maquillaje (de noche, de día,


casual, de gala, etc.).

El color de la ropa, así como el de la piel, los ojos y el cabello.

IDENTIFICAR EL TIPO DE ROSTRO.

Para ayudarte a identificar el tipo de rostro, debes guiarte por los dibujos que
encontrarás a continuación. Ten en cuenta que no es necesario que la
correspondencia sea exacta, la idea es tomar estos tipos de rostro como
referencia y elegir el que más se acerca al que se tiene.

1)Alargado
2)Triangular
3)Redondo
4) Cuadrado
TIPOS DE ROSTROS:

Es importante conocer nuestro tipo de cara para potenciar la imagen que


queremos transmitir. El rostro, los ojos, expresiones y forma de hablar
comunican mucho acerca de ti.

Existen diferentes tipos de Rostro tales como REDONDO, CUADRADO,


ALARGADO, RECTANGULAR, ACORAZONADO, DIAMANTE Y OVALADO.

Todos los tipos de rostro son bellos en su forma, hay que saber conocerse y
optimizar el maquillaje, peinado y look según nuestra tipa de cara. Se dice
que el Ovalado y Diamantado son los ideales porque son proporcionales en
su simetría.

El conocerse a sí mismo te da seguridad y un poder increíble para lucir


espectacular y potenciar al máximo tu belleza.
El contorno de la cara es el marco de nuestro rostro, indiferentemente del
tipo de cara tengamos, el maquillaje y percepción visual va depender de las
sombras difuminado en frente, mejillas, mentón y centro de la cara. Es
importante usar algunas brochas de calidad para conseguir este efecto.

Rostro alargado: Son los tipos de rostro con los huesos de la mejilla y de la
frente a la misma distancia y la barbilla tiende a ser fina. Se debe evitar las
monturas muy angulosas y utilizar las de líneas sinuosas y colores suaves.

Rostro Acorazonado: Es un tipo de rostro donde la parte superior es más


amplia que la inferior y suele terminar con el mentón pronunciado

Rostro Cuadrado: Se determina por los puntos laterales de la frente que


están acorde con los pómulos y la mandíbula.

Rostro Rectangular: es una mezcla entre el cuadrado y el alargado pero la


longitud es mayor al ancho de las sienes.

Rostro Redondo: este tipo de rostros tienen una barbilla corta y estrecha, no
son angulosos y reflejan dulzura y accesibilidad.

Rostro Ovalado: Es el tipo re rostro Ideal. Es ancho en las mejillas y se


estrecha en el mentón.
Tipos de rostro. Rasgos femeninos
TIPOS DE OJOS

Caídos:

Ojos Caídos

Tienden a descender en el final del ojo, bien porque su naturaleza es esa, bien por la
edad o bien porque el párpado está caído. Por tanto, lo que hay que buscar es
elevarlo.
¿Cómo conseguimos este efecto?, centrándonos en la mitad exterior tanto del párpado
móvil como del párpado superior, aplicando un color oscuro de forma ascendente y
con un toque de iluminador en crema justo debajo, para levantar el ojo. Lo más
favorecedor en este tipo de ojos en maquillarlos con la técnica de la V tumbada, que
veremos próximamente.
Maquillaremos la línea inferior de las pestañas desde la mitad hacia el exterior del ojo.
Cargaremos los extremos de máscara de pestañas, para aportar más volumen a esta
zona, mientras que no se aconseja aplicarla en las inferiores.
Las sombras que utilizaremos en el párpado superior no deben ser de colores
brillantes o perlados. En el párpado móvil, el primer cuarto interior del ojo, aplicaremos
sombra clarita.
- Hundidos:

Ojos Hundidos

Éste tipo de ojo se caracteriza por tener el hueso orbital más pronunciado, lo que
produce el efecto de tener el ojo hundido.
Lo primero que debemos hacer es aplicar corrector en la primera mitad del párpado
móvil y superior para corregir la oscuridad que este tipo de ojos tienen en esa zona.
Sobre ésta primera mitad aplicaremos sombra clara, mate o brillo. En el final
del párpado móvil y superior aplicaremos sombra media-oscura de forma ascendente.
Siempre difuminando mucho, sin marcar líneas.
Debemos evitar marcar la cuenca, pues el ojo parecerá más hundido.
Delinearemos muy suave o muy poco tanto en la línea superior como en la línea
inferior. Evitaremos delinear la línea del agua.
Aplicaremos máscara tanto en las pestañas inferiores como en las superiores.
- Pequeños:

Ojos Pequeños

Tienen un tamaño más reducido, por lo que buscamos agrandar la mirada. Para
conseguirlo, aplicaremos sombra de un tono claro sobre el párpado móvil y sombra de
un tono medio sobre el pliegue natural, difuminando un poquito hacia arriba para
elevar dicho pliegue.
Daremos un toque de luz en el centro del párpado móvil.
Delinearemos la línea superior pegadito a las pestañas y más elevada en el último
cuarto del ojo, y la línea inferior por el exterior evitando el tono negro. No uniremos
ambos delineados, pues lo empequeñeceríamos.
Aplicaremos lápiz claro en la línea del agua. Si aplicamos un tono marroncito en la
línea inferior, diferente al que hemos aplicado en la línea del agua, es decir, doble
línea, favoreceremos este tipo de ojo. La línea superior si podemos maquillarla en
tonos más oscuros.
Cargaremos de máscara tanto en las pestañas superiores como en las inferiores.
Éste tipo de ojos deben evitar las cejas rectas.
Juntos:
Ojos Juntos

Su característica principal es que tienen poca distancia entre sí. Recordemos que
entre cada ojo, debería haber espacio para otro ojo, por lo que los ojos juntos tienen
este espacio menor.
Para conseguir que los ojos parezcan más separados, debemos aplicar sombra de
tono claro, mate o perlado, en el comienzo tanto del párpado móvil como del párpado
superior. Además, aplicaremos un punto de sombra clara en el lagrimal para potenciar
la separación que buscamos.
Aplicaremos los tonos medios-oscuros en la zona exterior del párpado, difuminando
hacia la mitad del pliegue natural. Potenciaremos el final del ojo, procurando "estirarlo"
para crear el efecto de ojos separados.
Igualmente, delinearemos tanto la línea inferior como la superior desde la mitad del
párpado hacia el exterior.
Cargaremos con máscara las pestañas superiores.
Otro pequeño truco es aplicar un poquito de corrector claro en el entrecejo y difuminar.
Las cejas que no marcan ángulo son las más favorecedoras a este tipo de ojo
- Separados:

Ojos Separados

Al contrario que los ojos juntos, los separados tienen como característica principal que
tienen mucha distancia entre sí. Recordando nuevamente que entre cada ojo debería
haber espacio para otro ojo, en el caso de los ojos separados éste espacio es mayor.
Como queremos conseguir el efecto de "juntarlos", aplicaremos tonos medios -
oscuros en el comienzo del ojo, ya ópticamente parecerán más juntos y tonos claritos
en la zona externa del ojo.

Delinearemos la línea superior de las pestañas desde el lagrimal, pegándonos bien a


las pestañas.
Aplicaremos la máscara en las pestañas superiores dirigiéndola hacia arriba, pues si
nos dirigimos hacia el exterior estaremos alargando más los ojos.
- Prominentes:

Ojos Prominentes

Son ojos de forma redondeada, saltones. Debemos conseguir que parezcan más
armoniosos, conseguir profundidad.
Para ello, aplicaremos sombras de tonos claros en el párpado móvil. Elevaremos el
final del párpado con sombras de tono más oscuro, difuminando hacia el párpado
superior, buscando almendrar el ojo.
Delinearemos la línea superior, la línea inferior y la línea del agua por completo, a fin
de empequeñecer los ojos. Siempre con tonos oscuros, no claros.
Máscara sólo en las pestañas superiores, si aplicamos en las inferiores estaríamos
redondeando el ojo, que es lo que no queremos.
El maquillaje ahumado es el más recomendable para este tipo de ojos.
- Almendrados:

Son los ojos armoniosos por excelencia. Se consideran naturalmente proporcionados,


de forma almendrada y con el extremo del ojo elevado.
La suerte de tener este tipo de ojos es que se encuentran favorecidos con todo tipo de
maquillaje: ahumados, marcados, naturales.
Lo único es no aplicar sombra clara en el lagrimal, para no separarlos visualment e, no
favorecería.

1. Ojos separados

Como medida estándar, se considera que unos ojos están más separados de la media
cuando la distancia entre ambos supera la del tamaño de un ojo. Por eso en este caso, la
aplicación ideal de la sombra tenderá a disimular el espacio entre los dos ojos, incidiendo
con sombras oscuras en la parte interna del ojo.
Te proponemos dos opciones:

Pintar con sombra oscura la parte interna del lacrimal y trabajar un


degradado con otra sombra clara hacia fuera del párpado móvil. Aquí puedes ver
cómo queda aplicado y después difuminado:

Para compensar los ojos separados también puedes probar una técnica de
difuminado algo más elaborada en la que lo más importante es la forma que tenga
el trazo oscuro. Para ello, con la sombra más oscura comienza sobre el tabique
nasal más arriba del lacrimal y llévala dibujando un arco hacia abajo que concluya
en el lacrimal externo del ojo. Completa el resto del párpado móvil con una sombra
más clara, si puede ser, algo nacarada, y difumina bien las transiciones. Y no
olvides el iluminador en el espacio restante bajo el arco de la ceja:
2. Ojos juntos

Para maquillar con sombra los ojos que están juntos (guardan entre sí una
distancia menor a la de un ojo) emplearemos la técnica contraria, llevando la
sombra más clara al principio del ojo para dar luz y amplitud.

Para conseguirlo, concentra la sombra más oscura en la parte externa del ojo y la
clara en la interna difuminando muy bien ambos tonos y su transición para que
quede natural. Además, coloca un punto de iluminador en el lacrimal interno para
dar más amplitud al comienzo del ojo.
3. Ojos caídos

Este puede ser el caso de mujeres que tengan la forma de los ojos con caída en la
parte externa o aquellas que con la edad han perdido la firmeza de sus párpados.
En cualquier caso, la forma más favorecedora de aplicar la sombra será la que
suba la mirada, con un toque felino. Y para ello emplearemos la sombra oscura.

Aplícala de forma que traces una línea diagonal desde el final del ojo hasta el final
de la ceja pero si llegar hasta ella. Después, completa el párpado móvil con una
sombra más clara y difumina bien para que las transiciones queden naturales.
Puedes hacerlo todo lo vertical que creas necesario para compensar la caída del
ojo. Lo más importante es que la sombra oscura cubra por completo la parte
externa del pliegue para eliminar esa sensación de languidez en el párpado.
Puedes trabajar este efecto todo lo que desees en función del look que busques
(más natural o de fiesta, por ejemplo). Por ejemplo, puedes buscar también un
efecto degradado manteniendo la técnica básica que acabamos de ver pero
añadiendo más tonalidades al difuminado:
4. Ojos rasgados

Las personas con ojos rasgados pueden sacarse partido trabajando una “V”
externa vertical parecida a la propuesta para ojos caídos, pero sobrepasando con
generosidad el pliegue del párpado. La clave de esta técnica es difuminar muy
bien la sombra oscura para que sus límites sean prácticamente imperceptibles.
Para ello, puedes combinar tonos intermedios: por ejemplo, grises entre un negro
intenso y un blanco perlado.

5. Ojos pequeños

Una técnica muy natural para el día a día de aquellas mujeres que tengan los ojos
pequeños es la demarcar el pliegue con sombra oscura hasta la mitad del párpado
y trabajando una «V» externa muy sutil y difuminada. Si lo completamos con una
sombra clara a nacarada le dará profundidad al párpado y le hará parecer más
grande de lo que es.

Para la noche, puedes exagerar la «V» subiendo el color oscuro por encima del
pliegue del párpado móvil para dar el efecto de que la superficie es mayor de lo
que en realidad es.
6. Ojos normales

Aunque hay infinitas formas de combinar los colores de sombras de ojos en los
ojos normales y todo depende de tu creatividad y tu atrevimiento, te propongo dos
técnicas, una sencilla y otra un poco más elaborada:

– Para un look de día, aplica una sombra oscura al comienzo y en el extremo final
del ojo y rellena la parte con una sombra clara, a ser posible, a nacarada. Difumina
bien la transición entre ambos tonos y comprobarás que le da un toque de luz muy
favorecedor al párpado y hace profunda tu mirada sin recargarla.
– Puedes convertir este maquillaje de sombra de ojos en un look más elaborado
para fiestas si además marcas con la sombra oscura toda la cuenca del ojo, de
forma que conectes la parte inicial con la final:
Ahora coge tu paleta de colores y combina los tonos que más te favorezcan
teniendo en cuenta la forma de tus ojos. Porque puedes aplicar estas técnicas con
cualquier gama de colores y conseguir preciosas combinaciones. Solo necesitas
un poco de práctica para convertirte en una maestra de las sombras de ojos.
PREPARACIÓN DE LA PIEL PARA REALIZAR UN
MAQUILLAJE
DESMAQUILLAR

EXFOLIAR / LIMPIAR / MASCARAS

TONIFICAR

HIDRATAR

MAQUILLAJE / CUELLO

PRIMER

CONTORNOS / CORRECTORES

BASE

SELLADO DE TODO

CEJAS

OJOS / PESTAÑAS POSTIZAS

PÓMULOS

LABIOS

FIJADOR
FACTORES A TENER EN CUENTA PARA EL MAQUILLAJE

TEST TIPO DE PIEL

Categoría 1: Piel Grasa

1. Mi piel brilla durante todo el día. SI/NO

2. Mi piel tiene los poros abiertos y grandes. SI/NO

3. Si eres mujer: Mi maquillaje dura muy poco, debo retocarlo constantemente. SI/NO

4. Mi piel presenta ocasionalmente acné, barros o espinillas. SI/NO

TRATAMIENTOS

#1 Aloe Vera

Además de lavar el rostro y exfoliarlo, hay algunos trucos de belleza naturales


que te ayudarán a combatir este tipo de piel. Y el aloe vera es uno de ellos.

Aplica gel de aloe vera en el rostro para absorber el exceso de aceite y limpiar
los poros. Hazlo dos o tres veces al día, sobre todo luego de lavar el rostro.
Después deja secar.

Para un efecto más refrescante coloca el gel en el refrigerador.

#2 Maicena

La maicena es un remedio natural ideal para eliminar el exceso de aceite en


el rostro. Mezcla entre una y tres cucharadas de maicena con agua tibia
suficiente para formar una pasta.

Aplica frotando el rostro y deja secar. Luego enjuaga con agua tibia. ¡Puedes
hacerlo una vez al día!

#3 Manzana
Una excelente forma de tratar la piel grasa, pero que requiere de un poco más
de tiempo, es crear mascarillas faciales caseras y naturales con los
ingredientes que tienes en la cocina.

Mezcla ½ taza de manzana pisada con ½ taza de avena cocida, clara de huevo
y una cucharada de jugo de limón. Arma una pasta y aplica en el rostro por 15
minutos, luego enjuaga con agua fría.

#4 Frutas cítricas

Las frutas cítricas y algunos vegetales son ideales para refrescar el rostro y
reducir aceites. Mezcla jugo de limón y agua (en iguales cantidades), aplica en
el rostro y deja secar.

Enjuaga primero con agua tibia y luego con agua fría para una sensación más
refrescante. También puedes mezclar ½ cucharada de jugo de lima con la
misma cantidad de jugo de pepino para aplicar unos minutos antes de bañarte.

#5 Yema de huevo

Un remedio rápido para eliminar la crasitud del rostro es el huevo. ¡Así es!
Una mascarilla de yema de huevo ayuda a secar la piel y reducir los aceites.
También puedes aplicar la yema de huevo con un hisopo en las zonas grasas
específicas. Deja que la yema de huevo actúe por 15 minutos y luego enjuaga.

No necesitas costosos productos: con ingredientes diarios de cualquier cocina


puedes encontrar remedios caseros para la piel grasa, que eliminan el exceso
de aceite y dejan la piel limpia, seca y radiante.

Categoría 2: Piel Seca

5. Mi piel luce tensa y tirante, con una apariencia opaca o sin vida. SI/NO

6. Mi piel tiene los poros finos y pequeños. SI/NO


7. Si eres mujer: Mi maquillaje dura durante el día, casi no debo retocarlo. SI/NO

8. Mi piel presenta ocasionalmente resequedad, escamas o grietas. SI/NO

TRATAMIENTOS

El aceite de oliva y huevo

La combinación del aceite de oliva con la yema de huevo resulta excelente para
tratar la resequedad de la piel. El aceite de oliva contiene vitamina E Y K,
además de una gran cantidad de antioxidantes; la yema de huevo por su parte
contiene vitamina A, la cual ayuda a dar suavidad a la piel.

Para realizar este tratamiento se mezclan dos cucharadas de aceite de oliva con
dos yemas y media cucharada de jugo de limón o de agua de rosas. Con la
ayuda de un algodón aplica esta mezcla en todo el rostro y en el cuello, déjalo
actuar por veinte minutos y luego retíralo con agua tibia. Notarás la diferencia en
el mismo instante en que te retires la mascarilla.

Jugo de limón y azúcar

La mezcla de estos dos productos es ideal para eliminar las células muertas de la
piel. Con un poco de jugo de limón y una o dos cucharadas de azúcar se
puede efectuar una exfoliación de la piel haciendo un masaje suave en
forma circular, durante diez o quince minutos, luego se enjuaga con abundante
agua tibia.

De esta manera la piel quedara muy suave. El limón es excelente astringente y


contiene vitamina C, esto ayuda a aclarar el tono de la piel y contribuye a
aumentar el crecimiento celular, de tal manera que resulta muy beneficioso para
dar suavidad a la piel.

El aceite de almendras
El aceite de almendras es un emoliente, es rico en vitamina E, es un
lubricante ideal para la piel reseca, lo mejor de este aceite es que no es
grasoso y la piel lo absorbe con gran facilidad, mantiene la piel muy bien
hidratada evitando la resequedad. La manera correcta de utilizarlo es realizar un
suave masaje en la piel del rostro durante al menos diez minutos, se deja actuar
otros diez y se enjuaga con agua tibia.

El aceite de ricino

El aceite de ricino crea en nuestra piel una barrera protectora contra el


jabón, el agua caliente y el aire seco del invierno que puede perjudicar
mucho la piel, es un gran astringente natural que ayuda a remover las
impurezas de la piel, además es un gran hidratante.

Se debe realizar un corto masaje en las zonas más resecas de la piel, se retira
de igual manera con agua tibia y suavemente.

El aceite de coco

Con la ayuda del aceite de coco se eliminan con facilidad las escamas que se
producen cuando la piel está muy reseca dejándola mucho más suave, tersa y
con una apariencia muy lozana, se debe dejar actuar durante toda la noche, se
enjuaga en la mañana; usando este producto todas las noches se pueden
ver grandes resultados en muy poco tiempo, logrando obtener una piel muy
suave.

Categoría 3: Piel Mixta

9. Mi piel presenta brillo en la zona T de mi cutis (frente-nariz-mentón). SI/NO

10. Mi piel luce deshidratada o reseca en la zona de mis mejillas. SI/NO

11. Mi piel presenta espinillas o puntos negros esporádicamente. SI/NO


12. Mi piel es volátil. Si el limpio se reseca y si el hidrato se torna grasa. SI/NO

TRATAMIENTOS

Coloca una cucharada de yogur natural en un recipiente. Calienta un poco una


cucharada de miel y vierte en el bol. Añade unas 12 gotas de zumo de limón y
mezcla bien. Aplica con los dedos o una brocha, evitando que tome contacto con
los ojos. Deja actuar 20 minutos y enjuaga con agua templada.

Lava y corta un aguacate o palta. Extrae la pulpa y colócala en un recipiente.


Añade una cucharada de miel. Mezcla y aplica en el rostro (poca cantidad),
dejando unos 15 minutos y luego retirando con agua templada (temperatura
ambiente). Repite dos veces a la semana.

Mezcla una cucharada de yogur natural y una de harina de avena molida. Aplica
en el rostro y deja actuar por media hora. Retira con mucha agua o con una
infusión de manzanilla tibia o fría. Puedes hacer esta mascarilla una vez a la
semana.

Corta una rebanada de papaya y extrae su pulpa, con los cuáles deberás frotar
directamente sobre el rostro. Espera 15 minutos antes de enjuagar con agua fría.

Lava y corta en trozos una manzana. Coloca junto a medio vaso de agua en la
licuadora. Mezcla bien y aplica sobre el rostro. Es un tonificador maravilloso para
pieles mixtas.

Mezcla tres cucharadas de leche de almendras con dos cucharadas de arcilla y


logra una pasta homogénea. Aplica sobre el rostro y deja unos 15 minutos. Retira
con agua fresca. Es un excelente humectante que a la vez permite eliminar el
exceso de grasa e impurezas de la piel.

Mezcla un puñado de pétalos de rosas machacados, una cucharada de yogur


natural, una cucharada de agua de rosas y una cucharada de miel. Cuando
formes una pasta homogénea aplica con movimientos circulares en el rostro, deja
15 minutos que actúe y enjuaga con agua fresca. Humecta y a la vez exfolia
suavemente.

Tritura un tomate bien maduro y algunas hojas de lechuga en un recipiente.


Añade tres cucharadas de agua y mezcla hasta formar una pasta. Aplica sobre el
cutis limpio y deja 15 minutos que actúe. Aclara con agua tibia.

Separa la yema de la clara de un huevo y bate la primera añadiendo algunas


cucharadas de aceite de oliva. Luego añade un chorrito de zumo de limón sin
dejar de remover. Aplica sobre el rostro limpio y deja actuar 20 minutos, lava con
agua tibia y abundante.

Categoría 4: Piel Normal

13. Mi piel luce una textura mate. No es opaca, tampoco brillante. SI/NO

14. Mi piel es suave y firme al tacto. SI/NO

15. Mi piel no presenta barros, espinillas ni acné. SI/NO

16. Mi piel prácticamente no requiere de ningún cuidado especial. SI/NO

TRATAMIENTOS

Las mascarillas son un agradable regalo para nuestra piel que esta nos
agradece pero antes de aplicarnos algunas de las mascarillas para piel normal
que existen debemos tener en cuenta:

Que nuestra cara esté perfectamente limpia.

No debemos aplicar la mascarilla alrededor de los ojos.


Mantenernos relajadas y tranquilas durante el tiempo que tengamos puesta la
mascarilla.

Mascarilla para piel normal de yogurt y miel

Ingredientes

1 cucharada de yogurt.

1 cucharada de miel.

10 gotas de limón.

Preparación
Se funde la miel y se mezcla con el yogurt y el limón batiéndolo todo hasta
conseguir una pasta que aplicaremos sobre la cara (menos en los ojos).
Debemos dejarla actuar cuarenta y cinco minutos. Se enjuaga con agua tibia.
Nuestra piel lucirá muy tersa.

Mascarilla para piel normal de fruta

Ingredientes

Algunas fresas.

Un melocotón.

Un trozo se melón.

Preparación
Trituramos todas las frutas hasta conseguir una pasta; la esparcimos por el
rostro y el cuello y la dejamos actuar durante unos veinte minutos. Limpiamos
con agua fresca.

Mascarilla para piel normal de germen de trigo

Ingredientes
40 g de miel pura de abeja.

30 g de germen de trigo.

Preparación
Mezclamos el germen de trigo con la miel hasta formar una pasta uniforme. Lo
aplicamos sobre la cara y lo mantenemos durante media hora. Eliminamos con
abundante agua tibia.

Categoría 5: Piel Sensible

17. Mi piel luce roja o rosada, en especial en mis mejillas. SI/NO

18. Mi piel presenta ruptura de algunos vasos, venitas o capilares. SI/NO

19. Mi piel manifiesta alergia a la mayoría de productos o cosméticos. SI/NO

20. Mi piel tiene poros finos y su textura es delgada y delicada. SI/NO

TRATAMIENTOS

Gel de aloe vera

Este es uno de los mejores ingredientes naturales para la piel sensible. El gel tiene
propiedades calmantes junto con la vitamina E, que ayudan a sanar la piel
enrojecimiento y el picor.

Pasos:

Corte y abra la hoja de una planta de aloe.

Exprima el gel desde dentro.

Ahora aplicar el gel sobre la zona afectada o, simplemente, en la cara y el cuello.

Dejar que se seque durante la noche y lavar con agua corriente por la mañana.
Puede experimentar picazón leve después de aplicar el gel que es normal.

Miel

La miel no es simplemente relajante, que tiene propiedades antibacterianas, así


que ayudan a mantener la piel sensible hidratada sin causar irritación. La
aplicación de la miel en la piel le puede dar un brillo instantáneo también.

Pasos:

Tomar 2 cucharadas de miel en un tazón.

Añadir 2 cucharaditas de canela en polvo a la misma y mezclar bien.

Aplicar en la cara y el cuello y dejar actuar durante 15 minutos.

Lavar con agua para conseguir una piel suave y flexible.

Plátano demasiado maduro

Un plátano demasiado maduro puede no ser de mucha utilidad para comer, pero
que sin duda puede hacer una mascarilla hidratante con él. Esto ayuda a eliminar
las células muertas de la piel y también los sellos en la humedad para que su piel
no se siente seca y con comezón.

Pasos:

Machacar un plátano demasiado madura en un tazón.

Añadir 1 cucharadita de miel y 2 cucharaditas de requesón a la misma.

Mezclar bien y aplicar en todo el rostro y el cuello.

Dejar actuar durante 15 minutos y luego lavar y secar la piel. Pruebe estas
mascarillas de plátano para su piel.
La cúrcuma

Polvo de cúrcuma tiene propiedades antisépticas que evitan los problemas


comunes de la piel, tales como brotes, sarpullidos. La presencia de un compuesto
llamado carcamana ayuda a dar a su piel un resplandor interior. Usted podría
intentar con cúrcuma para hacer mezclas de la cara.

Pasos:

Tome 1 cucharada de cúrcuma en polvo.

Añadir unas gotas de miel y 2 cucharadas de leche cruda a ella.

Mezclar bien y se aplica sobre la cara y el cuello.

Deje que se seque y luego lavar con agua corriente.

Té verde

El té verde está lleno de antioxidantes que ayudan a mantener la piel rejuvenecida


y juvenil. Ya que tiene la cafeína insignificante, que no seque la piel y ayuda a
calmarla. Incluso se puede almacenar bolsas de té verde en la nevera y usarlos
más tarde, una vez que estén completamente fríos.

Pasos:

Hervir el agua y añadir hojas de té verde.

Una vez que cuelan el líquido, dejar que se enfríe.

Ahora agregue 2 gotas de miel a la misma y luego aplíquelo en la cara con una
bola de algodón.

Que la estancia durante 10 minutos y luego enjuagar con agua.

Puede aplicar todas estas mezclas en la cara dos veces por semana y después de
lavarlos fuera, utilizar una crema hidratante con SPF para proteger su piel. Evitar
añadir nada demasiado fuerte o de naturaleza ácida cuando se tiene la piel
sensible, especialmente de limón, vinagre.
TIPOS DE PIELES

Hay cuatro tipos básicos de piel sana: normal, seca, grasa y mixta. El tipo de piel
se determina genéticamente. No obstante, el estado de nuestra piel puede variar
considerablemente según los diversos factores internos y externos a los que es
sometida.

Si necesitas ayuda para identificar su tipo de piel, el test cutáneo puede ser
una herramienta útil.

Si necesitas consejos adicionales sobre la mejor manera de cuidarla, recomienda


que te contactes con un dermatólogo.

Piel normal
"Normal" es un término utilizado ampliamente para referirse a la piel bien
equilibrada. El término científico para la piel sana es ecdémico.

La piel normal está bien equilibrada: no es demasiado grasa ni demasiado seca.

Piel seca
"Seca" se utiliza para describir un tipo de piel que produce menos sebo que la piel
normal. Como consecuencia de la falta de sebo, la piel seca carece de los lípidos
que necesita para retener humedad y formar un escudo protector frente a
influencias externas.
La piel seca puede percibirse tirante y áspera, con aspecto apagado.

Piel grasa

"Grasa" se utiliza para describir un tipo de piel con producción acrecentada de


sebo. La hiperproducción se conoce como seborrea.

La piel grasa tiene brillo y poros visibles.

Piel mixta
La piel mixta es, como su nombre indica, una piel que consta de una mezcla de
tipos de piel.
En la piel mixta, los tipos de piel varían en la zona T y en las mejillas.

FORMAS DE IDENTIFICAR TIPOS DE PIEL

PIEL NORMAL

¿Qué es la piel normal?

"Normal" es un término utilizado ampliamente para referirse a la piel bien


equilibrada.

El término científico para piel sana es ecdémico. Aunque la zona T (frente, mentón
y nariz) puede ser algo grasa, el sebo y la humedad globales están equilibrados y
la piel no es demasiado grasa ni demasiado seca.

Identificación de la piel normal

La piel normal tiene:

Poros finos.

Buena circulación sanguínea.


Textura aterciopelada, suave y lisa.

Transparencia uniforme de color rosado, fresco.

Ausencia de impurezas.

Y no es propensa a la sensibilidad.

A medida que envejece una persona con piel normal, su piel llega a secarse más.

Una textura aterciopelada, suave y lisa es un signo de piel sana y radiante.

PIEL SECA

¿Qué es la piel seca?

"Seca" se utiliza para describir un tipo de piel que produce menos sebo que la piel
normal. Como consecuencia de la falta de sebo, la piel seca carece de los lípidos
que necesita para retener humedad y formar un escudo protector frente a
influencias externas. Esto lleva a un deterioro de la función de la barrera. La piel
seca (Xerosis) existe en grados de intensidad variables y en formas diferentes
que no siempre pueden distinguirse claramente entre sí.

Es significativamente mayor el número de mujeres que de hombres con piel seca y


todos los tipos de piel se secan más a medida que envejecen. Los problemas
relacionados con la piel seca constituyen una afección corriente y representan el
40% de las visitas a dermatólogos.

Causas de la piel seca

La humedad de la piel resulta del agua de sus capas más profundas y de la


transpiración.

La piel pierde constantemente agua a través de:

Transpiración: Pérdida activa de agua desde las glándulas, causada por el calor,
el estrés y la actividad.

Pérdida transepidérmica de agua (PTEA): Modo natural y pasivo en el cual la piel


difunde alrededor de medio litro de agua al día a partir de las capas más
profundas de la piel.

La sequedad de la piel está causada por una falta de:

Factores hidratantes naturales (FHN): Especialmente Urea, aminoácidos y


Ácido Láctico, que ayudan a fijar agua.

Lípidos epidérmicos, como Caramidas, Ácidos Grasos y colesterol, que son


necesarios para una función sana de la barrera cutánea.

En consecuencia, la función de la barrera cutánea puede llegar a deteriorarse.


Una sensación de tirantez y piel áspera indican a menudo la presencia de una piel
seca.

Las mujeres de edad avanzada con piel seca presentan arrugas y líneas más
pronunciadas.

Identificación de los diferentes grados de piel seca


La sequedad de la piel oscila desde la piel que es algo más seca de lo normal
hasta la piel extremadamente seca pasando por la piel muy seca. Las diferencias
se suelen poder distinguir del siguiente modo:

Piel seca
La piel ligeramente seca puede percibirse tirante, frágil y áspera y tiene un aspecto
apagado. La elasticidad cutánea es también débil.

Piel muy seca


Si la sequedad no es tratada, la piel puede presentar:

Descamación leve o consistencia laminosa

Aspecto áspero o lleno de manchas (en ocasiones parece envejecida


prematuramente)

Sensación de tirantez

Posible picazón

Es también más sensible a la irritación, el enrojecimiento y el riesgo de infección.


Descubrí más en piel seca.

Piel extremadamente seca


Ciertas zonas corporales, especialmente manos, pies, codos y rodillas, son
propensas a:

Aspereza

Aspecto cuarteado con tendencia a formar argados (grietas)

Callosidades

Descamación

Picazón frecuente
Lo más corriente es que la piel extremadamente seca se halle en ancianos o en
manos gravemente deshidratadas.

Factores internos y externos pueden alterar la capacidad de hidratación de la piel.

Las plantas de los pies tienden a secarse y agrietarse.


PIEL GRASA

¿Qué es la piel grasa?

"Grasa" se utiliza para describir un tipo de piel con producción acrecentada de


sebo. La hiperproducción se conoce como seborrea.

Causas de la piel grasa

Cierto número de situaciones desencadenan la hiperproducción de sebo:

Genética

Cambios y desequilibrios hormonales

Medicación

Estrés

Cosméticos comedogénicos (productos para maquillaje que causan irritación)

La piel grasa tiende a presentar impurezas.


Identificación de los diferentes tipos de piel grasa

La piel grasa se caracteriza por lo siguiente:

Poros agrandados, claramente visibles

Brillantez

Piel engrosada y pálida: los vasos sanguíneos pueden no ser visibles

La piel grasa es propensa a comedones (de cabeza negra y cabeza blanca) y a


formas diversas de acné.

En el acné leve aparece un número significativo de comedones en la cara y


también frecuentemente en el cuello, los hombros, la espalda y el pecho.

En casos moderados y graves aparecen pápulas (protuberancias pequeñas sin


cabeza blanca o negra visible) y pústulas (protuberancias de tamaño medio con un
punto blanco o amarillo perceptible en el centro) y la piel llega a enrojecerse e
inflamarse.

La piel grasa puede caracterizarse por la presencia de poros agrandados y


visibles.
Los problemas de acné aparecen frecuentemente en la zona T y especialmente en
la pubertad.

PIEL MIXTA

¿Qué es la piel mixta?

En la piel mixta, los tipos de piel varían en la zona T y en las mejillas. La llamada
zona T puede diferir considerablemente, desde una zona muy delgada hasta una
zona extendida.

La piel mixta se caracteriza por lo siguiente:

Zona T grasa (frente, mentón y nariz)

Poros agrandados en esta zona, tal vez con algunas impurezas

Mejillas entre normales y secas


Una zona T grasa (frente, nariz y mentón) y mejillas más secas indican la
presencia de la llamada piel mixta.

Causas de la piel mixta

Las partes más grasas de la piel mixta se deben a una hiperproducción de sebo.
Las partes más secas de la piel mixta se deben a una falta de sebo y al
correspondiente déficit de lípidos.

Evaluación del tipo y estado de la piel

Al contrario que el tipo de piel, el estado de la piel puede variar considerablemente


durante el curso de la vida. Entre los numerosos factores internos y externos que
determinan el estado de la piel destacan los siguientes: clima y contaminación,
medicación, estrés, factores hereditarios que influyen sobre los niveles de sebo,
sudor y factores hidratantes naturales que produce la piel, así como los productos
que utiliza y las opciones para el cuidado de la piel que se estén aplicando.

Los productos para el cuidado de la piel deben seleccionarse para que se adapten
al tipo de piel y afronten el estado de la misma. Los dermatólogos y otros expertos
en cuidado cutáneo determinan el tipo y el estado de la piel de una persona
midiendo los siguientes factores:

Signos de envejecimiento
Nuestro tipo de piel puede evolucionar en el curso de la vida. Las personas con un
tipo de piel graso en la adolescencia pueden descubrir que su piel llega a secarse
después de la pubertad, mientras que las personas con un tipo de piel normal
observan que su piel se vuelve más seca a medida que envejecen.

A medida que todos los tipos de piel envejecen, la piel pierde volumen y densidad,
aparecen líneas de expresión y arrugas y pueden observarse cambios en la
pigmentación.
El conocimiento y la medición de estos signos de envejecimiento nos ayudan a
determinar el estado de la piel. Le más en envejecimiento de la piel.

Color de la piel
El color de la piel y la etnia influyen sobre la respuesta de la piel a fuerzas
externas, como el sol, los trastornos de pigmentación, la irritación y la inflamación.
El color básico de la piel está determinado por la densidad de la epidermis y la
distribución de melanina.

El eritema cutáneo es también una medida útil del estado de la piel; indica la
eficiencia de nuestra circulación y puede ser útil para identificar procesos como las
cuprosas y la rosácea.
El uso de
productos anti envejecimiento puede contribuir a reducir el aspecto de las arrugas.

Producción de sebo y sudor


La cantidad de sebo producida por las glándulas sebáceas en la piel controla la
eficacia de la función barrera cutánea y, en consecuencia, el estado de la piel.
La hiperproducción de sebo puede dar lugar a piel grasa, tendencia al acné,
mientras que una baja producción de sebo causa piel seca.
Las glándulas sudoríparas de la piel producen sudor para ayudar a que el cuerpo
mantenga su temperatura óptima. La producción excesiva o baja de sudor puede
influir sobre el estado de la piel.

Para la piel grasa


es esencial seguir una pauta diaria de cuidado cutáneo con productos apropiados.

Factores hidratantes naturales (FHN)


De presencia natural en la piel sana, los FHN, como los aminoácidos, contribuyen
a fijar agua dentro de la piel, mantienen su elasticidad y flexibilidad y evitan que
llegue a deshidratarse. Cuando la barrera protectora de la piel sufre algún daño es
a menudo incapaz de retener estos FHN esenciales. La consecuencia es que la
humedad de la piel disminuye y el estado se afecta.

Sensibilidad de la piel
La piel sensible es la piel que se irrita fácilmente y es más reactiva que la piel
normal. La identificación y evaluación de síntomas como eritema, erupción,
pinchazos, picor y escozor ayuda a determinar el estado de la piel.

Tu piel es mixta: Es el tipo de piel más común entre las chicas jóvenes. Se
caracteriza por una piel normal tirando a grasa en la zona T (frente, nariz y
barbilla) y algo más seco en las mejillas y las sienes. De manera que debes
regular el sebo en la zona T, al tiempo que hidratar el resto de la cara. Si la idea
de usar muchos productos no te atrae, te alegrará saber que hay multitud de
productos especiales para las pieles mixtas, que son a la vez sebo reguladores e
hidratantes.

Tienes la piel muy seca: La piel seca suele ser fina y bonita, pero suele padecer
tiranteces, picores y sensibilidad. Se caracteriza por un déficit de sebo por eso
necesita estar bien hidratada. Elige las texturas untuosa, (cremas emolientes,
leches desmaquillantes) y los productos libres de agentes agresivos. Opta, por
ejemplo, por las lociones de ph neutro. Por las mañanas, aplícate una crema
protectora e hidratante y por la noche, una calmante y reconfortante.

Tu piel es grasa: Con un aspecto brillante poco estético a causa de un exceso de


sebo, la piel grasa suele presentar puntos negros, granitos e imperfecciones. Con
frecuencia es gruesa y los poros están bastante dilatados. Lo bueno es que resiste
mejor el paso del tiempo. A la hora de tratarla no debes privarla de hidratación,
porque aunque la piel sea grasa necesita agua. Opta por las texturas ligeras
(geles, fluidos) que hidratan en la justa medida. También puedes sanear y purificar
la piel con fórmulas matificantes que absorban el exceso de sebo y erradiquen el
brillo.

PREPARACION DE LA PIEL

La preparación de la piel es tan importante como el maquillaje. El cuidado de la


piel debe convertirse en un ritual que debes adoptar siempre, antes de aplicar tus
productos de maquillaje, y verás cómo notas una piel mucho más radiante y
saludable.

Cuidar la piel es muy importante para mostrar una buena apariencia diaria, pero
eso no significa que tengas que gastar mucho dinero en tratamientos de belleza,
sino que debes elegir los productos esenciales para hidratar tu piel y prepararla
para el maquillaje.
También tienes que tener en cuenta los elementos medioambientales y los
diferentes factores externos. Estos hacen que tengamos una piel apagada, áspera
y sin vida, mostrando un aspecto más descuidado y un rostro más castigado,
sobre todo con el paso de los años.

ANTES DEL MAQUILLAJE

Limpieza: Utiliza un gel limpiador para lavar tu rostro y cuello. Aplica el producto
sobre el rostro húmedo, con movimientos circulares y suaves. Enjuaga con
abundante agua y seca con un pañuelo o toalla.

Si tienes restos de maquillaje de larga duración o resistente al agua en tus ojos,


aplica un desmaquillarte suave específico para ojos y con ayuda de un algodón
elimina las impurezas sobrantes. No arrastres, sólo realiza suaves movimientos
circulares para retirar la suciedad.

Luego, coge otro algodón y aplica un poco de leche limpiadora y repártelo por todo
el rostro con suaves movimientos circulares, observarás como eliminas todos los
restos de suciedad y aportas una luminosidad y limpieza instantánea a tu cutis.

Tonifica: Aplica con un algodón un tónico equilibrante para controlar la grasa y


eliminar impurezas que puedan haber quedado en tu rostro. Este producto ofrece
frescor inmediato a tu piel.

Hidrata: Para finalizar, aplica una loción o crema hidratante por todo el rostro y el
cuello, como base para proteger tu piel. Asegúrate de que usas una crema
indicada para tu tipo de piel y que contiene un alto factor de protección solar, ya
que aunque sea invierno los rayos del sol actúan con fuerza y pueden acelerar el
proceso de envejecimiento prematuro de tu piel, a la vez que la aparición de
pequeñas manchas o imperfecciones.

}
MASCARAS PARA LAS PIEL

¿Por qué se afecta mi piel?

La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano y su primera y principal


barrera contra agentes patógenos. Entre sus muchas funciones están: regular la
temperatura corporal, proteger las estructuras internas y proporcionar sensaciones
como el tacto y la presión. Una piel tersa y luminosa es señal de salud, sin
embargo existen muchos factores internos y externos que pueden influir
negativamente en su aspecto y correcto funcionamiento:

Principales factores que afectan la piel

Exposición excesiva a la radiación solar.

Uso excesivo de sustancias químicas como maquillajes, jabones, entre otros.

Alcoholismo

Tabaquismo

Dieta desequilibrada y poco saludable

Desde el punto de vista estético la piel ha sido considerada símbolo de belleza por
numerosas culturas. En la actualidad diversas compañías de cosméticos dedican
sus esfuerzos a hallar nuevas fórmulas que permitan rejuvenecer y proteger la
piel. La forma más común de tratamiento de belleza son las mascarillas.

Pero tú no necesitas esas mascarillas costosas, llenas de productos químicos,


utilizando productos naturales, en tu propio hogar puedes preparar las mejores
mascarillas para tu rostro.

Mascarillas para el rostro: Belleza y salud

No hay nada más refrescante para el rostro que una mascarilla natural: hidrata,
elimina las células muertas de la piel, y reafirma las líneas de expresión. Existen
varios tipos de mascarilla en dependencia de la forma en que actúan sobre la piel,
así que debes tener en cuenta lo que necesitas para elegir cuál preparar:

Tipos de mascarilla según su función

Mascarilla de Efecto Tensor: Se aplica húmeda y al secarse provoca una tensión


que favorece la circulación sanguínea y la nutrición celular.

Mascarilla de Efecto Reafirmarte: Se aplica húmeda y al secarse provoca una


tensión que reafirma los tejidos.

Mascarilla Exfoliante: Permite la eliminación de células muertas y secreciones de


la piel.

Mascarilla Hidratante: Evita la evaporación del agua superficial de la piel, creando


una barrera de protección y favoreciendo la desaparición de las arrugas y
reafirmando las líneas de expresión facial.
Mascarilla Estimulante: Estimula los vasos capilares superficiales y favorece la
nutrición de los tejidos.

Mascarilla de Efecto Aclarante: Absorbe el exceso de melanina, eliminando


manchas y pecas.

Mascarilla Renovadora: Elimina las células muertas de la capa superficial y activa


y acelera la renovación celular.

Debes tener en cuenta que la piel de cada persona tiene características diferentes,
por lo cual la reacción ante determinada mascarilla puede ser diferente también.
Uno de los aspectos que más influye en la efectividad de un tratamiento facial es
el tipo de piel, ya sea seca, grasa o mixta. Si ya sabes lo que precisa tu rostro,
continúa leyendo pues a continuación te ofrezco las 12 mejores mascarillas para
tu cara.

Las mejores mascarillas para tu cara

Dedica una hora del día o de la noche a tu rostro, él también precisa de tu


atención y tus mimos. Antes de aplicarte la mascarilla que necesites, lávate el
rostro para eliminar el polvo y el sudor. Recuerda que debes preparar solo la
cantidad que vas a utilizar en el momento, aunque, en ocasiones es posible dejar
la mascarilla hasta el día siguiente en un recipiente de barro dentro del
refrigerador. Puedes aplicarlas todos los días pero es preferible dejar la piel del
rostro descansar un día de por medio.
Mascarillas exfoliantes

Mascarilla #1: Miel y almendras

Para preparar el más exquisito exfoliante casero solo necesitas una cuchara
sopera de miel y dos almendras. Tritura las almendras con el mortero hasta que
den un polvo muy fino y mézclalo con la miel, luego añade una cucharadita de
zumo de limón. Aplícalo suavemente en el rostro dándote masajes circulares y
déjalo secar durante 15 minutos. Enjuágate con agua tibia. Te sentirás
rejuvenecida.

Mascarilla #2: Miel

¿Quieres tener la piel tersa y suave? Aplica la miel uniformemente por todo tu
rostro. Déjala durante quince minutos y luego retírala con agua fría. Ya verás qué
bien se siente.

Mascarilla #3: Avena y suavidad

Es increíble lo suave que queda la piel después de utilizar esta mascarilla. Solo
necesitas licuar o machacar muy bien media taza de avena y agregarle media
cucharadita de miel de abejas, dos cucharadas de leche, dos gotas de aceite de
geranio y dos gotas de aceite de manzanilla. Mezcla bien y aplica esta pasta con
tus dedos mediante masajes circulares. Déjala por 15 minutos y retírala con agua
tibia. Tu piel quedará tan suave como la de un bebé. Puedes añadirle a la mezcla
5 gotas de zumo de limón si tienes una piel grasa.

Mascarillas hidratantes

Mascarilla #4: Frutas

Ciertas frutas son ideales para hidratar tu piel debido a su alto contenido de agua.
Utiliza, por ejemplo, un plátano (banana) maduro y haz una pasta, la cual aplicarás
en sobre tu cara y el cuello suavemente. Espera 15 minutos y retira la mascarilla
con agua fría para activar la circulación sanguínea.

Mascarilla #5: Pepino

Ya conocemos las maravillosas propiedades del pepino: es delicioso, fresco e


ideal para una dieta balanceada. Pues no te imaginas los cambios que puede
lograr en tu piel, sobre todo si has tomado demasiado sol en un día de playa. Pela
un pepino y muélelo bien fino hasta obtener una pasta (no te olvides de guardar
dos rodajitas para tus ojos), extiéndela por todo tu rostro y descansa por 15
minutos. Retira con abundante agua fría y veras tu piel fresca y humectada.

Mascarillas renovadoras contra arrugas y ojeras


Mascarilla #6: Rostro terso

Otra vez la miel y el huevo, una mezcla sin par para la belleza. Combina dos
cucharadas de miel con una clara de huevo batida. Mezcla con una cucharada de
zumo de limón y aplícatela en el rostro, masajeando suavemente. Sentirás como
tu piel se estira. Déjala durante 20 minutos y límpiate el rostro con leche
descremada tibia. Una delicia de tratamiento.

Mascarilla #7: Rosas y Juventud

Pues sí, era cierto lo que contaban las mujeres en la antigüedad, algo tan efímero
como una rosa conserva el secreto de la eterna juventud. ¿Deseas probarlo?
Pues tritura los pétalos de cinco rosas frescas hasta hacer una pasta y déjala
actuar en tu rostro durante 15 minutos. Retírala con agua fría ¡Y verás los
resultados1

Mascarilla #8: Yogurt

Las arrugas hablan de experiencia y madurez pero a nadie le gustan, con esta
mascarilla las suavizarás. Mezcla un vaso de yogurt natural con una cucharadita
de semillas de hinojo y otra de hojas de la misma planta trituradas. La crema debe
ser homogénea cuando la apliques en tu rostro. Déjala durante 20 minutos y
retírala con agua tibia. Repítelo día a día y tu piel lo agradecerá.

Mascarillas contra el acné, las espinillas y las manchas

Mascarilla #9: Tomate

El tomate tiene variados efectos sobre la piel: hidratante, tensor y exfoliante. Si


deseas que esos molestos granitos y puntos negros desaparezcan pica un tomate
a la mitad y pásalo por tu rostro. Déjalo actuar durante 15 minutos y retíralo con
agua tibia ¡Verás los resultados!

Mascarilla #10: Limón

El limón es la fruta de los mil usos ¡quién se iba a imaginar que también elimina
las manchas! Pues bien, mezcla una cucharada de miel de abejas con otra de
zumo de limón. Aplícala con un algodoncito en la piel del rostro y déjala durante 20
minutos. Retira la mascarilla con un algodoncito y agua mineral. Ten cuidado de
limpiarla bien pues la exposición al sol de la piel con limón provoca manchas.
Mascarillas Estimulantes

Mascarilla #11: Fresas

Si sientes la piel reseca utiliza esta magnífica crema natural para hidratarla y
nutrirla. Tritura varias de fresas y mézclalas con miel. Aplica esta crema en tu piel
y déjala por 20 minutos. Retírala con agua fría y siente como tu belleza vuelve con
nuevos bríos.

Mascarilla #12: Crema nutritiva

Luego de exfoliarte lo mejor es aplicar una crema nutritiva que estimule tus
células. Combina 1 cucharada de miel, 1 cucharada de agua mineral, 1
cucharadita de agua de rosas y una cucharada de yogur o leche. Aplícala en tu
rostro con un algodoncito y déjala actuar durante 15 minutos. Retírala con
abundante agua fría y mírate al espejo. Seguro notarás cambios.
MATERIALES PARA MAQUILLAJE

ROSTRO:

Base. Es necesario contar con distintos tipos (líquidas, oleosas y compactas) y


distintos tonos.

Correctores: en distintos tipos (en crema, en aplicación y en lápiz) y en distintos


tonos.

Polvos. Sueltos, compactos e iluminadores.

Rubor, de varias tonalidades

OJOS:

Delineador, distintos tipos (líquido, lápiz, Khol y gel), rizador y rímel o máscara de
pestañas.

Arqueador de pestañas

Sombras, en polvo y en crema, paletas de distintos tonos

LABIOS

Delineador de labios, de distintos tipos (cremosos y secos) y de distintos tonos.

Labiales, de distintos tipos, tonos y texturas (mates, cremosos, ligeros, de larga


duración, etc.).

Brillos o gloss, de distintos tonos y texturas (suaves, intensos, metálicos, etc.).

BROCHAS Y PINCELES:

Pinceles de diferentes tamaños para aplicar la base.

Brochas pequeñas para las cejas.

Brochas de distintos tamaños y tipos para aplicar las sombras


Brochas gruesas y de mango largo para aplicar el rubor.

Pinceles delgados para aplicar el labial


¡COSAS A TENER EN CUENTA ANTES DE MAQUILLAR!

Considerar la ocasión en la que se requiere el maquillaje (de noche, de día,


casual, de gala, etc.).

El color de la ropa, así como el de la piel, los ojos y el cabello.

Identificar el tipo de rostro.

¡MANOS A LA OBRA!

BASE:

En primer lugar, debes saber que existen tres tipos de base:

Líquida

Oleosa o en crema

Compacta

Para saber qué tipo de base debes aplicar, deberás tener en cuenta el tipo piel:
Si la piel es NORMAL, deberás usar una base líquida.

Si la piel es SECA, deberás usar una base oleosa o en crema.

Si la piel es GRASA, deberás usar una base libre de aceite (por lo general la
líquidas y las compactas tienen un bajo porcentaje de aceite).

En caso de que la piel sea sensible, es necesario asegurarse de que la base que
se usará sea hipo alergénica.

LA BASE RESULTA SUMAMENTE IMPORTANTE DENTRO DEL MAQUILLAJE,


YA QUE ES EL PRIMER PRODUCTO QUE SE APLICA. LA FUNCIÓN
PRINCIPAL QUE DEBE CUMPLIR LA BASE ES EMPAREJAR EL TONO DE LA
PIEL Y CUBRIR LO MEJOR POSIBLE TODAS LAS IMPERFECCIONES.

EL COLOR DE LA BASE: Ya que la función de la base es emparejar el tono de


piel, debes cerciorarte de que el color de la base que usarás es el más cercano
posible al tono de tu piel o al de la piel de la persona a la que se la aplicarás.

Si encuentras mucha dificultad en encontrar una tonalidad parecida, tienes la


opción de mezclar dos o más tonos (siempre del mismo tipo de base), hasta
obtener el color deseado.

Una buena forma de saber si el color de la base es el más adecuado es probarla


primero en la mano.

FORMA DE APLICACIÓN: Una vez que te hayas cerciorado de que cuentas con
el color de base más adecuado, ya puedes proceder a su aplicación.

Debes aplicar la base realizado pequeños “toques” o puntos, empezando por la


frente y terminando por el cuello.

Luego, deberás proceder a expandir los puntos de base aplicados de arriba hacia
abajo, de preferencia con el dedo anular, ya que este es el dedo más ligero.

Unificar con la brocha: Una vez que has terminado de expandir la base, empieza a
difuminar uniformemente por todo el rostro. Para realizar este paso deberás hacer
uso de una brocha o pincel de tamaño mediano. (Retirar exceso con una servilleta,
con movimientos suaves).

CORRECTOR

El corrector es el segundo producto que debemos aplicar en una sesión de


maquillaje profesional.

Su función es disimular y mejorar la apariencia de algunas zonas específicas del


rostro, como las ojeras, las manchas oscuras y las huellas producidas por el acné.

Existen distintos tipos de presentación:

En crema.

En aplicador.

En lápiz, puede ser de punta delgada o gruesa.

En barra (presentación muy similar a la del lápiz labial).

El color del corrector:

La elección del color del corrector está directamente relacionada con la elección
del color de la base, pues la regla es que el corrector SIEMPRE debe ser un tono
más claro que la base.

FORMA DE APLICACIÓN

La forma de aplicación del corrector dependerá en gran medida de la presentación


del corrector que se esté usando. Lo más recomendable es usar correctores con
aplicador o en barra, ya que resultan mucho más fáciles de manipular.

Debes distribuir el corrector con el aplicador o un pincel pequeño por las zonas
que deseas disimular. Para lograr que el corrector se absorba correctamente,
debes difuminarlo con la yema de los dedos y luego dar suaves toques alrededor
de la zona de interés
POLVOS: Una vez que se ha aplicado correctamente la base y el corrector, se
debe proceder al último paso para brindar uniformidad y tersura al rostro.

Existen dos tipos de polvos:

Polvos sueltos o volátiles.

Polvos compactos.

La elección dependerá del tipo de piel que se tenga; si la piel es NORMAL O


SECA, lo más adecuado es usar los polvos compactos, si es MIXTA O GRASA, lo
ideal es usar los polvos sueltos.

La aplicación de los polvos en un maquillaje profesional es un paso


importantísimo, ya que estos fijan el maquillaje y eliminan el brillo.

El color de los polvos: Se debe elegir un color igual o similar al de la base.


También se tiene la posibilidad de usar polvos traslúcidos, que igualmente fijan el
maquillaje y eliminar el brillo, pero no aportan ningún color.

Forma de aplicación: Para aplicar los polvos, debes dejar pasar entre tres y cuatro
minutos para que la base y el corrector se terminen de fijar. Luego, debes
aplicarlos sobre el rostro con movimientos suaves y uniformes.

CEJAS: Las cejas son un elemento muy importante para resaltar la mirada, no
basta con que estén depiladas, también es necesario arreglarlas y resaltarlas
mediante el maquillaje. Por eso, comenzaremos por ellas el trabajo de
embellecimiento de los ojos.

Lo primero que tienes que saber es reconocer los tres puntos claves de la ceja:
dónde debería comenzar, dónde debería arquearse y dónde debería terminar.

Para calcular esto sostén la brocha o el delineador que usarás de forma vertical,
apóyalo sobre un lado de la nariz y apuntalo hacia el lado interno del ojo, luego
apuntalo hacia la mitad del ojo y luego hacia el lado izquierdo del ojo.
Una vez que has identificado correctamente los puntos clave, procede a
intensificar y modificar las cejas repasando una pequeña brocha en la misma
dirección del nacimiento del vello.

Puedes untar la brocha con sombras para emparejar el color. Asegúrate de utilizar
un color que sea similar al color original del cabello o ligeramente más claro.

SOMBRAS: Los ojos se consideran como la parte más importante del rostro, lo
que más llama atención. Precisamente, son las sombras las que tienen la función
de realzar y embellecer los ojos, por ello saber cómo aplicarlas será determinante
para lograr el efecto deseado con el maquillaje.

El color de las sombras: El color de las sombras deberá elegirse siempre de


acuerdo la ocasión, buscando generar combinación y armonía con los colores de
la vestimenta.

Pueden usarse combinaciones de dos hasta cuatro colores.


Generalmente, se debe elegir un color cercano al tono de la piel y luego, de un
dúo de sombras de la misma gama, un color intermedio y otro oscuro.

Forma de aplicación

Con una brocha redonda, aplicas la sombra color piel, o un tono claro, en toda la
superficie del párpado superior (hasta el hueso de la ceja).

Luego, delinear todo el contorno del párpado móvil con el color más oscuro. Para
lograr el efecto que apreciarás en la modelo debes aplicar la sombra de tal manera
que la zona exterior quede más gruesa y la zona interior mucho más delgada.
Una vez que has terminado con el contorno del párpado móvil, deberás ocuparte
del centro, es decir, de la parte que dejaste sin sombra. Para lograr un contraste
adecuado, deberás utilizar un tono medio o claro. En este caso, se utilizó el mismo
tono utilizado para Cubrir toda la superficie del párpado.

Finalmente, vuelve a aplicar la sombra clara en el hueso o arco de la ceja, para


lograr un efecto iluminador.

Se pueden hacer más combinaciones de colores, pero lo ideal siempre es aplicar


los tonos más oscuros en el contorno del párpado móvil y los más claros o
coloridos en el centro del párpado y en el arco de la ceja.
Por ejemplo, si se deciden usar tres tonos de sombra la forma ideal de aplicarlos
sería:

Un color beige en el hueso debajo de la ceja.

Un color dorado oscuro en el contorno del párpado móvil.

Un color metálico en el centro del párpado.

DELINEADOR DE OJOS

El delineador de ojos ayuda enormemente a resaltar la mirada y a disimular


algunos las imperfecciones de los ojos. De acuerdo a como se aplique, puede
suavizar o endurecer la mirada.

Tipos de delineador de ojos

Existen distintos tipos de delineador, pero los que más se usan en el maquillaje
profesional son:

En lápiz

Líquido

Elegir qué tipo de delineador usar depende del efecto que se quiera lograr. El
delineador en lápiz brinda una mirada suave y firme, mientras que el delineador
líquido puede ayudarnos a lograr una mirada mucho más intensa.

Forma de aplicación: Para aplicar correctamente el delineador de ojos, primero


tienes que dibujar la línea del párpado superior, exactamente encima de las
pestañas, comenzando desde la parte del ojo que se encuentra más cercana a la
nariz hacia afuera.

Puedes utilizar la mano que tienes libre para estirar el párpado, de este modo la
aplicación será más fácil.

Luego, puedes proceder a dibujar la línea del párpado inferior.


ATENCIÓN: no siempre es necesario delinear el párpado inferior. Generalmente,
se aplica este paso cuando se quiere lograr un efecto reductor, es decir, cuando
se quiere que los ojos se vean más pequeños.

Debes aplicar el delineador en el párpado inferior en el sentido contrario,


comenzando por la zona exterior y terminando por la interior.

Los ojos deben estar entreabiertos, mirando hacia arriba.

MASCARAS DE PESTAÑA

La máscara de pestañas es un producto básico para darle el “toque” final al


proceso de maquillaje de ojos. Es muy fácil de utilizar, y sus resultados pueden ser
asombrosos.
Tipos de máscara de pestañas: Existen distintos tipos de máscara de pestañas:
para alargar las pestañas, para rizarlas, para darles mayor volumen, a prueba de
agua, solubles, etc. Para saber qué tipo debes escoger, hay que tener en
consideración el tipo de pestañas:

Pestañas delgadas: máscara de pestañas para dar volumen.

Pestañas cortas: máscara de pestañas para alargar.

Pestañas largas: máscara de pestañas para rizar.

Existen también distintos tonos de máscara de pestañas (negro, marrón, azul,


transparente, etc.); sin embargo, dentro del ámbito del maquillaje profesional la
regla general es que el color el máscara de pestañas siempre debe ser del mismo
color que el delineador de ojos.

Otro aspecto a considerar es la elección de una máscara de pestañas soluble o a


prueba de agua. Sin duda, lo más adecuado en una sesión de maquillaje
profesional es usar una máscara de pestañas a prueba de agua.

Si deseas, puedes utilizar un rizador para curvar las pestañas antes de aplicar la
máscara de pestañas.

FORMA DE APLICACIÓN

Una vez que has elegido el tipo de máscara de pestañas más adecuado, puedes
proceder a realizar la aplicación. La mejor forma de hacerlo es de la raíz a punta,
del extremo del ojo hacia el nacimiento de las pestañas.

Después de esta aplicación debes esperar entre dos y tres minutos para que la
máscara de pestañas se seque correctamente. Si lo consideras necesario, puedes
realizar más aplicaciones hasta conseguir el efecto exacto que estás buscando.
Si manchaste alguna zona del rostro, puedes limpiarla utilizando un algodón
ligeramente humedecido con loción tónica.

RUBOR

El rubor es uno de los últimos pasos claves que hay que aplicar en el rostro para
lograr una exitosa sesión de maquillaje profesional.

Saber aplicarlo adecuadamente es muy importante, ya que su función principal es


brindar color y ayudar a definir la estructura del rostro.

Para saber en qué zonas es más conveniente aplicar el rubor, es necesario en


primer lugar identificar la forma del rostro (o la que más se acerque).

Redondo. Siguiendo el hueso del pómulo en sentido diagonal y luego en la base


de la barbilla. (Mejilla y pera)

Cuadrado. Rozando el hueso del pómulo, en sentido horizontal y luego en las


zonas laterales del mentón.

Alargado. Sobre los pómulos en forma diagonal y en la base de la barbilla.

Triangular. Sobre los pómulos en forma diagonal, en la base de la barbilla, en los


lados laterales del mentón y a la altura de la sien.

En este caso la modelo, tiene el rostro en forma triangular, por lo que se le aplicó
rubor en la zona de los pómulos, la barbilla, el mentón y la sien, siguiendo siempre
movimientos circulares.

Las brochas ideales para aplicar el rubor son las de grosor medio. Deben tener el
mango largo, para poder tener movimientos más amplios.

LABIOS
Maquillar los labios es un proceso esencial dentro de una sesión de maquillaje
profesional, ya que al ser los labios una parte móvil del rostro, al igual que los ojos,
captan mucho la atención.

De nada sirve un rostro impecablemente maquillado si los labios están mal


delineados o descoloridos.

Para hacer un correcto maquillaje de labios necesitamos dos productos básicos:

Delineador de labios

Labial

Tipos de delineador de labios

Generalmente, los delineadores de labios se presentan en forma de lápiz. El


grosor del lápiz puede variar, pero lo más común es que sea delgado. También es
posible hallar lápices gruesos; sin embargo, estos sirven más que nada para
rellenar, y no brindan la precisión necesaria que ofrecen los lápices delgados.

Otro aspecto importante que debes decidir es si quieres un delineador de labios


automático o manual. La ventaja del automático es que solo necesitas girarlo para
que se renueve la punta, mientras que al manual vas a tener que sacar la punta,
cada vez que la punta se desgaste.

Por último, tendrás que considerar también las distintas fórmulas que presentan
los delineadores labiales.
Si buscas una definición suave, deberás elegir una fórmula cremosa, de fácil
deslizamiento; si, por el contrario, requieres una definición más precisa, deberás
elegir una fórmula más consistente, que te permita lograr un efecto más definido.

EL COLOR

Existe una gran variedad de colores de delineadores labiales. Para saber cómo
elegir el más adecuado tienes que considerar tanto el tono original de los labios
como el del lápiz labial que usarás.

Mientras menos se note el delineador, mejor, por ello siempre debes inclinarte por
los tonos claros o neutrales, considerando siempre el color de la piel y del
maquillaje.

Forma de aplicación

Para aplicar correctamente el delineador de labios debes tener en cuenta la forma


de los labios y el efecto que quieres lograr.

Si lo que quieres es hacer los labios más delgados, conviene que cubras los
bordes (un milímetro hacia adentro) con base o polvos compactos y luego pases el
delineador. Si, por el contrario, quieres engrosar los labios, usa un delineador de
color natural y empieza a delinear un milímetro hacia arriba de cada borde.
En caso de que quieras mantener el grosor original de los labios, solo debes pasar
el delineador considerando los borde originales. En cualquier caso, siempre debes
seguir el contorno de los labios.

TIPOS DE LABIOS

Existen distintos tipos y presentaciones de labial, los cuales es necesario conocer


para poder hacer una elección correcta.

Los labiales en bálsamo son para un público femenino juvenil, básicamente


aportan hidratación.

Los labiales en marcador presentan una textura seca, y son ideales para remarcar
el color natural de los labios.

Los labiales en brillo aportan humectación y una agradable sensación de


suavidad.

Los labiales en gel son muy parecidos a los labiales en brillo, solo que además del
brillo aportan interesantes coloraciones.

Los labiales en lápiz son los de uso más extendido. Resultan muy convenientes,
ya que presentan una consistencia cremosa, brindan hidratación, suelen ser de
larga duración, son fáciles de aplicar y fáciles de llevar para realizar cualquier
retoque necesario. Por otro lado, es la presentación que más variedad de colores
presenta.

Colores y texturas

Sin duda, también es importante tener en cuenta la correcta elección de la textura


y el color del labial.
Una textura cremosa no aporta brillo ni mucha humectación, pero es ideal cuando
se quiere lograr que los labios se vean más voluminosos.

Los labiales de tono mate tampoco aportan brillo, pero tienen una excelente
capacidad de fijación.

Los tonos perlados aportan un brillo moderado y resaltan los labios; son ideales
para usar en ocasiones de fiesta.

Los tonos brillantes, además de aportar brillo claro está, destacan los labios de
manera muy efectiva, brindando suavidad y un toque de frescura. Son ideales
para los labios delgados.

Si la ocasión lo requiere, cualquier que sea el tono o la textura que se elija,


pueden usarse labiales de larga duración.

Forma de aplicación

Lo más recomendable a la hora de aplicar el labial es usar un pincel o aplicador.

Debes realizar la aplicación desde el centro hacia afuera, primero el labio inferior y
luego el superior.

Los polvos iluminadores son, como su nombre lo indica, los encargados de


brindarle la iluminación perfecta al rostro, de resaltar las partes más
favorecedoras, en suma, de brindar ese “toque” de luz que todo rostro debe tener
después de una sesión de maquillaje profesional.

TIPOS DE POLVO ILUMINADOR

Los polvos iluminadores pueden hallarse en dos presentaciones:

Compactos

Sueltos
También pueden hallarse en distintos tonos, los más comunes son los plateados,
dorados y nacarados. El color deberá elegirse de acuerdo a los colores que se han
usado en el maquillaje. Los polvos iluminadores plateados suelen ser bastante
utilizados en el maquillaje profesional, ya que es el tono más neutro y
favorecedor.

Forma de aplicación

La forma de aplicación de los polvos iluminadores dependerá de la presentación


que se esté utilizando. Sin son sueltos, deberán aplicarse con una brocha gruesa;
si son compactos, deberán aplicarse con la esponja que traen.

Deberás aplicar los polvos iluminadores en los pómulos, encima de los pómulos, a
la altura de la sien, en la frente y en la barbilla (esto puede variar, teniendo
siempre en cuenta las zonas más y menos favorecedoras del rostro que se está
maquillando).

SELLAR EL MAQUILLAJE

Bien, este es el último paso que tenemos que dar para lograr un acabado perfecto:
sellar el maquillaje.

Para hacer esto, tendremos como principales aliados a los polvos traslúcidos.

Podemos usar cualquier de las dos presentaciones (suelto o compactas), lo


importante es tener en cuenta el tipo de cutis y aplicarlos de la manera correcta.

Si el cutis es NORMAL O SECO, lo ideal es aplicar polvos compactos; si es


MIXTO O GRASO lo más recomendable es usar los polvos sueltos.

Debemos tomar en cuenta que las personas que usan lentes de contacto no
deben maquillarse nunca con polvos sueltos, ya que si estos llegan a ingresar a
los ojos producirán un lagrimeo que correrá el maquillaje.

FORMA DE APLICACIÓN
Debes utilizar la esponja o brocha para realizar suaves aplicaciones alrededor del
rostro, especialmente en las zonas que suelen ser más problemáticas: la nariz, la
frente, los pómulos y la barbilla, así como en la sien.

MAQUILLAJE NATURAL.

Look de maquillaje natural y perfecto para el día a día con el que conseguirás un
tono de piel radiante y que respira frescura.

1. PRIMERO HIDRATACIÓN.

Hidratarte bien la piel antes de comenzar con tu rutina de maquillaje es esencial


para prepararla correctamente, De esta forma, el acabado será homogéneo, es
decir, evitarás que se parchee tu maquillaje en las zonas que tengas más
deshidratadas y tu look se mantendrá impecable por mucho más tiempo.

2. LA COBERTURA IDEAL

Para el día a día, elige una base de maquillaje con la que puedas modular la
cobertura.

Preferentemente Elige una base de maquillaje que contenga un factor de


protección solar.

3. RUBOR
Aplícalo en el centro de tus
mejillas en sentido
ascendente hacia tus
pómulos y recuerda no
pasarte con la cantidad de
producto que cargas con
la brocha para evitar un
acabado antinatural.

4. ILUMINADOR (ACABADO RADIANTE)

Para darle a tu piel mucha más luminosidad y frescura, el iluminador es el


producto que necesitas, aplícalo en zonas estratégicas de tu cara (el tabique
nasal, la parte superior de los pómulos, la parte inferior del arco de las cejas y el
arco superior del labio) para lograr un efecto de luz natural en tus facciones.

5. RIMEL

Una o dos capas de tu máscara. Una mirada más grande, despierta y luminosa en
un abrir y cerrar de ojos. Para una aplicación correcta, posa el cepillo sobre la
base de las pestañas y realiza movimientos ascendentes.

TEORÍA DEL COLOR EN EL MAQUILLAJE DE OJOS

Para que saber escoger los tonos que mejor te sientan en función del color natural
de tus ojos y cuales deberías evitar para que no se apaguen.
La teoría del color se confecciona a partir de los colores básicos que son
denominados primarios porque son puros y no tienen pigmentos añadidos de otros
tonos, los colores primarios son el amarillo, el rojo y el azul (el rojo y el azul en su
estado puro se denominan magenta y cián, pero lo vamos a poner así para que se
entienda mejor).

De la mezcla de los tres colores primarios obtenemos los colores secundarios:

Naranja: Amarillo + Rojo

Verde: Amarillo + Azul

Violeta: Rojo + Azul

De la suma de los colores primarios y secundarios se obtienen los colores


intermedios, la clasificación queda como se puede apreciar en el dibujo.
Teoría del Color en el Maquillaje de Ojos

La gama cromática básica se compone de doce colores que se obtienen mediante


las combinaciones que acabo de explicar, todos los tonos derivan de los colores
primarios y los doce colores se separan en dos categorías que agrupan los colores
cálidos (naranjas, rojos y amarillos) y los colores fríos (violetas, azules y verdes).
Para aplicar Teoría del Color en el Maquillaje de Ojos debemos tener en cuenta
que el iris por lo general no tiene una tonalidad neutra, al igual que los colores
secundarios e intermedios tampoco son colores puros y sus pigmentos son una
mezcla de los colores cálidos y fríos originales.

Para entender mejor este punto vamos a poner un ejemplo práctico, según
la rueda del color, los ojos marrones deberían evitar los tonos rojizos, pero en
muchos casos los ojos marrones tienen pigmentos verdes (que es complementario
del rojo) y eso contrarrestaría el efecto opaco que aporta este tono a los ojos
marrones, en cambio, si se trata de unos ojos marrón oscuro, sí que debería
tratarse de evitar este color.

¿Cómo elegir la sombra de ojos adecuada?

Teniendo la explicación anterior en cuenta, podremos observar que existe una


amplia gama de posibilidades en cuanto a la combinación de los colores que
podemos emplear, aunque como norma general, los colores que más favorecen al
color de los ojos son los complementarios, es decir, aquellos que se sitúan en el
lugar opuesto de la rueda y por la mismo motivo, deberemos evitar los colores de
la misma gama.

Esto mismo sería aplicable a las lentillas, es decir, si tenemos los ojos marrones
pero usamos lentillas azules, deberemos escoger los colores de la rueda según
los tonos de la lente y deberemos tener en cuenta también que algunas lentillas
usan pigmentos variados como las lentillas tres tonos, que pueden mezclar dos
tonalidades de azul y una de verde, por ejemplo.

Teoría del Color en el Maquillaje de Ojos, parte práctica:

Azul Es el tipo de color más puro, por lo tanto cuanto más intenso sea el color,
más nos ajustaremos a los colores de la rueda, los tonos que más le favorecen a
los ojos azules son la gama de los naranjas en todas sus tonalidades y los
marrones oscuros o cafés, por el contrario, deberían evitar los azules y los verdes.

Verdes Los ojos verdes resaltan especialmente con los rojos y rojizos, desde el
más claro (rosa), al más intenso (granate), aunque en el caso del verde, también
podemos jugar con la gama de los violetas, porque ambos colores son
complementarios. También le favorecen todas las tonalidades de marrón y debería
evitar los tonos grises, los azules y los verdes (especialmente los de tonos más
oscuros)

Grises El tono gris en realidad es un color neutro, pues se obtiene de la


combinación del blanco y el negro que también son neutros y por eso no aparecen
en la rueda. Los colores neutros y sus derivados en teoría pueden combinarse con
cualquier tono, pero muchas personas que tienen los ojos grises, en realidad los
tienen azul oscuro y en ese caso podrían usar algunos tonos de la gama de los
ojos azules. En ambos casos tanto los ojos más grises como los grises azulados
(color plata) es recomendable usar colores oscuros para acentuar el contraste, los
que más les favorecen son los marrones, negros y violetas. Los tonos cálidos y
muy claros deberían evitarse en la medida de lo posible.

Marrones Son el tipo de ojos más común en la población mundial y


afortunadamente admiten una mayor variación de colores, pues les favorecen casi
todos los colores de la rueda y dependiendo de su pigmentación, que en algunos
casos puede ser más o menos verdosa, se puede ampliar la variación de colores a
utilizar. Los ojos marrones que no tengan pigmentos verdes, es decir, que sean
marrones oscuros, deberían evitar los tonos rojizos para que no se opaquen.

Negros Al ser un tono neutro se pueden combinar con cualquier otro color.

COLORES MAS ADECUADOS SEGÚN MI COLOR DE OJO- SOMBRAS.


Busca tu color de ojos en la rueda (el más aproximado).

Para un maquillaje natural, elegante y favorecedor, elige tonalidades cercanas a la


tuya, tanto en el mismo color, como en los que aparecen justo al lado.

Para resaltar tu color de ojos, busca en el lado opuesto de la rueda, donde


encontrarás el color contrario y su gama de tonos.

Asimismo, también como norma general, los colores más próximos a tu color de
ojos serán los más apropiados para la base de la sombra de ojos, mientras que los
opuestos pueden servirte para dar un toque de luz bajo las cejas o en el lagrimal.
Para la banana del ojo, mejor usar un tono más oscuro de los colores que están
justo al lado en la rueda cromática.
MAQUILLAJE PIEL MADURA

HIDRATACION es necesario realizarla con la piel limpia y con una brocha para
que podamos llegar hasta las últimas zonas, se comienza por el centro y se
extiende hacia afuera (porque osino va a ser más costoso después poder
trabajar). PREFERENTEMENTE CREMAS ANTIARRUGAS.
HIDRATAR EL OJO LA ZONA DEL PARPADO Y OJERAS con otra crema
PREFERENTEMENTE CONTORNO DE OJOS, esto es necesario porque es una
zona sensible, se realiza en forma de toquecitos (ojeras y parpados)

BASE MAQUILLAJE tener en cuenta el tipo de piel, el tono de la piel, se realiza en


forma de toquecitos y una vez distribuida por toda la cara difumar y extender el
producto.

APLICACIÓN DEL CORRECTOR es necesario que sea de dos tonos menos y con
el mismo se tapan las imperfecciones alrededor de la boca para dar volumen y en
las zonas donde vemos arrugas.

SELLAR CON EL POLVO COMPACTO todo el rostro, porque si no duraría el


maquillaje debido a que es una piel con edad. es necesario que en la zona de los
ojos, ojeras y parpados se realice con una brocha más pequeña

CONTORNO es necesario que lo realicemos con polvo. Se realiza en forma de E


(CIEN, POMULO Y TERMINAMOS CON EL HUESO DE LA BARBILLA ES COMO
SI HICIERAMOS UN 3. En la nariz es necesario expandir la sombra hacia afuera
esfumar bien.

PREBASE PARA EL PARPADO en necesario hacer este pasó para unificar y


lograr que el maquillaje quede en el parpado y no se vean reflejados los pliegues
que suelen formarse por el paso de los años.
SOMBRAS es necesario en este punto el gusto del cliente, pero siempre tener una
base mate la cual nos permite expandir el parpado y al ser clara agranda los ojos.
Es necesario empezar por el lagrimal y seguir por todo el parpado. Luego con una
sombra marcamos la profundidad, definimos la cuenca haciendo una especie de
parabrisas empezando donde termina el ojo y seguir hasta la mitad del parpado

y con una sombra negra delinear lo más cerca


de las pestañas y luego volvemos a difuminar.

También es necesario tener en cuenta las pestañas inferiores y trabajar en ellas


las sombras de manera que quede un maquillaje continuo difuminando las
sombras.

Es necesario iluminar el lagrimal y difuminarlo hacia arriba, iluminar también


debajo de las cejas.

RIZAR LAS PESTAÑAS – APÑICACION DE MASCARA

DEFINICION DE LA CEJA puede ser con sombras o con pomadas, debemos


peinarlas y sombrear.

RUBOR es necesario aplicarlo en la manzana que se forma en el pómulo y


extenderlo hacia arriba.
ILUMUNAR es necesario hacerlo de acuerdo al gusto de la persona, en el caso
que lo apruebe hacerlo arriba del pómulo más elevado y llegar hasta la sien,
también en el centro de la nariz y debajo de la misma.

DELINEAR LOS LABIOS esto es necesario hacer para que enmarque los labios y
luego pintar

MAQUILLAJE PIELES MADURAS

Cuando se llega a la tercera edad el maquillaje, si no se usa como es correcto,


puede ser, más que una ayuda, un enemigo malvado. Y es que las pieles maduras
deben ser maquilladas con mucha precaución y sobriedad, pues de lo contrario
envejece a la persona y la hace lucir dos veces el número de su edad

Es aquel maquillaje que realizamos a las mujeres que ya tienen visibles las líneas
de expresión ya sea en los ojos, frente, boca.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es el cuidado que la mujer realiza a
su piel, en el caso de no realizar nada desde ya le aconsejamos hacerlo. Una
crema hidratante, un contorno de ojos, contorno de labios etc.

hidratar la piel y prepararla. Cara y cuello

hidratar parpados y zona de las ojeras.

Pieles maduras – más productos en crema es mejor.

Base liquida (si o si) no poner abajo del ojo por que ahí se colocara corrector,
colocarla con esponja (húmeda) o pincel para base de piel madura.

Corrector – su tono de piel


No fijamos con polvo TODAVIA Y vamos a los ojos dejando que la base y el
corrector se asienten en el rostro. Y una vez que penetro el producto con la
esponja quitamos todo lo excedente que quede marcado en las líneas de
expresión.

OJOS- colocar pre-base -Sellar la pre-base

Utilizar colores cálidos- ponemos por todo el parpado

Realizamos la v en la esquina del ojo – rellenamos la v – y difuminamos

Colocamos con el dedo (pigmenta mas) una sombra de brillo y la colocamos en la


zona de la v donde se realiza profundidad sin llevar a la cuenca cerca de las
pestañas

Delinear el ojo desde la esquina interior hasta la exterior.

Iluminar las cejas.

Paste inferior del ojo delinear con la sombra de la esquina exterior hasta la mitad
del ojo.

Colocar fijador

Fijar la base con polvo traslucido muy poco para no recargar.

Contorno- la parte de los pómulos ya suele estar más marcada a la edad de piel
madura por eso ahí solo se coloca un poco de producto , pero donde sí se debe
aplicar interés en la mandíbula debido a la caída de la piel.-

Rubor

Mascaras de pestañas

Cejas si o si

Labios- delinear y colocar color.


MAQUILLAJE NOVIAS

Comenzamos por los ojos


Pre-base- colocamos la cinta en la parte exterior del ojo

Delinear las pestañas superiores- difuminamos el trazo con movimiento hacia


afuera y en diagonal

Con una sombra negra fijamos el delineado y con marrón difumina la línea del
negro en el mismo lugar con movimientos hacia el exterior mezclar los colores.
Difuminar todo de tal manera que se mezclen los colores en degrade.

Una sombra color natural en lo que resta del ojo.

Marco la esquina exterior del ojo (abajo con lo que sobro del color marrón)

Base – ligera pero con cobertura media.

Corrector en la zona de ojeras con pincel fino para no borrar ni dañar el trabajo.

Cejas – perfilado.

Contorno ligero. No se usa rubor para dejar la naturalidad de la piel.

Iluminar con sombra así es sencillo y sutil. (arco ceja, pómulos superiores, nariz ,
labios y lagrimal)

Labios depende de la novia.

Mascaras de pestañas- resistentes al agua- pestañas postizas.


Técnica vertical

Esta técnica es más adecuada para


los ojos angostos porque los hace
lucir más amplios. Con su ayuda
puedes crear tanto un maquillaje
de día como de noche, de acuerdo
al color de las sombras que
elegiste y la intensidad
de su aplicación. En el primer caso,
lo mejor es optar por tonos del
mismo grupo de color;
en el segundo, puedes probar
combinaciones contrastantes para
crear un look inolvidable. Los
extremos exteriores de los ojos
deben ser los puntos más oscuros
del maquillaje.

Técnica horizontal

Esta técnica de maquillar los ojos


es especialmente actual para
quienes tienen los ojos grandes
y saltones: visualmente los alarga. Las
sombras se aplican y se difuminan de forma horizontal. Con este maquillaje
va bien el delineado.
Técnica clásica (mixta)

Con esta técnica, las


sombras se aplican a la vez
con los dos esquemas: tanto
vertical como horizontal.
En la técnica clásica del
maquillaje se usan, por
lo general, sombras
de la misma gama de color.
Técnica con lápiz

Usando la técnica con lápiz, puedes


corregir visualmente la forma de todo
tipo de ojos. Según las características
individuales, se aplica un "boceto"
para difuminar que mejora las líneas
de los ojos. La brocha para difuminar
debe ser bastante rígida
y de estructura densa, y su superficie
plana. Puedes oscurecer la mucosa
de los ojos.

Smokyeyes
El objetivo principal de esta técnica es crear el efecto de "smokeyeyes", por
lo tanto, hay que poner una atención especial a la difuminación y creación
de traspaso suave de un tono a otro. Desde hace tiempo, el smokeyeyes dejó
de ser únicamente maquillaje de noche, pero para crear una versión de día debes
elegir lápices de tonos más tranquilos y naturales, y sombras sin brillo. Ya que
este maquillaje acentúa los ojos, se recomienda optar por los pintalabios de tonos
nude.

Maquillaje de ojos ahumados pasó a paso para usar durante el día

El maquillaje de ojos ahumados se caracteriza por darle profundidad a nuestra


mirada. Claro que para el día no necesitamos recargarlos mucho y dejaremos ese
toque para los estilos nocturnos y de fiesta. Para cualquier maquillaje ahumado
vamos a necesitar sombras en tonos grises, ya sean las plateadas como las
denominadas ahumadas, que son más cercanas al color negro y para delimitar
ambas, sombra en marrón. El delineador y el rímel completarán nuestro
maquillaje, pero vayamos paso a paso siguiendo la imagen que se encuentra bajo
estas líneas:

Primero aplicamos un poco de sombra vainilla o rosa muy clara, sobre ambos
párpados, tanto el superior como el inferior o párpado móvil como bien indica el
apartado 1.

Ahora aplicaremos con un pincel de sombra plano, un poco de marrón más bien
claro o que lleve un poco de brillo. Debemos de recorrer ambos párpados como
hicimos en el paso 1.

Llegamos al paso 3 donde debemos de difuminar bien las sombras que hemos
aplicado hasta el momento, ¿cómo?, con una brocha de difuminar que cuenta con
bastante pelo y tiene forma redondeada. De esta manera y gracias a ella, vamos
esparciendo el color por ambos párpados, dejando que las sombras queden
perfectas. En este paso, comenzamos a delinear, con un lápiz del mismo color de
la sombra, la parte inferior del ojo, donde están las pestañas.

En el cuarto paso, tendremos que aplicar una sombra también marrón pero más
oscura que la anterior, en la zona externa del ojo hasta la altura que se une al pico
de la ceja. Es decir, llegando desde el extremo del ojo, a su mitad y ahora, si
miramos el paso 5, tenemos que volver a difuminar, con el mismo pincel, la
sombra que acabamos de aplicar y el delineado inferior que hemos trazado en el
paso anterior. Es como pintar la parte exterior del ojo hasta su mitad, por arriba y
abajo.

Ahora solo nos queda, usar un delineador en color negro y como no, un poco de
rímel para darle mayor vida a nuestras pestañas. El resultado es increíble y
también lo podrías hacer con esos tonos perlados que antes mencionamos,
añadiendo en la parte exterior del ojo, sombras en gris muy oscuro. ¡Ya tenemos
listo nuestro maquillaje de ojos ahumados, sencillo y rápido!
Paso a paso de maquillaje sencillo en marrón

Como realizar un estilo de ojos ahumados paso a paso pero añadiendo color

Después de ver cómo podíamos hacer un maquillaje de ojos ahumados para el


día, llega la noche y con ella todo un mundo de brillos y de color que podremos
explotar al máximo. Para ella, los ojos se vuelven más sensuales y las miradas
más intensas por eso no es de extrañar que ingredientes como la purpurina haga
su aparición estelar.

Para unos ojos ahumados paso a paso espectaculares y de fiesta, debemos de


aplicar una sombra gris plata en el párpado móvil y con ella, un poco de purpurina.
En el párpado superior, le vamos a añadir una marrón y vamos a difuminar bien
con un pincel de brocha sobre todo desde la mitad del párpado hacia la parte de
fuera o exterior.

Ahora le toca el turno de la sombra gris oscura que aplicaremos entre la marrón y
la gris plata, es decir en el llamado pliegue que une ambos párpados, con mucho
cuidado y con un pincel mucho más fino porque queremos que nos quede
marcada solo una sencilla línea. Por ello, si tienes sombra en crema o tipo lápiz,
mucho mejor.

Después de difuminar bien cada paso, le toca el turno al delineador quien aquí
cuenta con gran protagonismo. Puedes delinear la parte superior e inferior del ojo
y dejamos que saques tus mejores habilidades a la hora de hacer la raya final.
Maquillaje de fiesta con delineado impactante

Otra variante del mismo, para las que no queráis el toque purpurina, es optar por
sombras mate y añadir el color en el delineado inferior un toque berenjena o
granate como éste y así, resaltar los ojos verdes. Para aplicarlo, nada mejor que
un lápiz para ojos o sombra en polvo y a difuminar se ha dicho. Si elegís otro color
como delineado inferior hay que tratar que el resto de sombras vayan conjuntadas.
Por ejemplo, un delineado en verde, será perfecto con sombras de este mismo
color. Sombra verde oscura para el extremo del párpado fijo y verde lima para el
párpado móvil.

Delineado inferior en color para ojos claros

Si no quieres complicarte con tanto difuminado y combinación de color, opta por


las sombras oscuras, en gris, que aplicarás sobre todo el párpado móvil y difumina
hacia arriba, hasta que abarques casi todo el párpado superior y dejes libre un fino
camino para aplicar una sombra marrón intermedia y que tendrás que difuminar
(hacia arriba y abajo) para que se una a la que ya tenemos. Este tipo de maquillaje
será perfecto si para ello usas sombras en lápiz que son más cremosas, las fijas
con una brocha plana y las difuminas con una brocha de pelo. Te quedará una
sombra uniforme a la que podrás añadirle el toque marrón en la parte externa, así
como otros detalles que se te antojen. Sencillo, ¿no?
Ojos ahumados para fiesta… ¡más fácil, imposible!

Los ojos ahumados paso a paso son más sencillos de hacer y siempre hay que
acompañarlos de un maquillaje de piel perfecto para que nuestros ojos ahumados
paso a paso destaquen mucho más. Si quieres conseguir un maquillaje casi
profesional solo necesitas dedicarle un poco de tiempo y conseguirás hacer unos
ojos ahumados paso a paso tan espectaculares como estos.

Perfecto maquillaje de ojos profesional

Maquillaje de ojos marrones también ahumado y para la noche


Hemos visto cómo los ojos claros tenían todo el protagonismo hasta que han
llegado los marrones. El maquillaje de ojos marrones están de enhorabuena
porque la mayor parte de sombras le va a favorecer. Destacarán en profundidad
con los colores más oscuros que se unirán al propio y como no, en más belleza si
le aplicamos algún que otro color.

Maquillaje ahumado azul para ojos marrones


Sombra gris humo, es decir, bastante oscura para marcar la zona exterior del ojo,
azul intenso para el párpado móvil y un poco de marrón en el superior, de manera
que creemos tres capas para el ojo. La marrón acapara el párpado superior y una
vez más, la gris humo será la que se centre en la parte externa del mismo y
ahora…a difuminar. ¡Increíble efecto de brillo para un maquillaje de ojos marrones!
Seguimos con los ojos ahumados paso a paso y en esta ocasión.

El maquillaje de ojos marrones se intensifica con las sombras de este color o


chocolate, así como el delineado en negro. Kim Kardashian opta por añadir un
fuerte delineado también inferior que no escapa a la sensualidad de sus pestañas
tan largas y espesas.

Maquillaje para ojos marrones y todo lo que siempre quisiste saber

¿Sabías que es posible maquillarse como una profesional y darle protagonismo a


tu mirada con un maquillaje para ojos marrones? Antes de comenzar con el
maquillaje de ojos marrones paso a paso, te contaremos algunos secretos de los
maquilladores profesionales súper útiles. Toma nota de estos consejos!

Las mujeres dueñas de este color de ojos cuentan con una gran ventaja: todos los
tonos de sombra las favorecen! El color de ojos castaño combina muy bien un
amplio número de tonalidades de sombras.

Al realizar un maquillaje para ojos marrones, es ideal que el tono de la sombra sea
similar al color de tu iris. Si eres dueña de un iris en tono avellana escoge
maquillajes en la gama de los cobrizos, beige y marrones. Ahora, si eres dueña de
ojos oscuros, el maquillaje esfumado siempre te sentará bien, juega con los tonos
oscuros, grises y tonos tierra.
¿Tienes ojos pequeños? Agranda los ojos y consigue una mirada intensa por
medio de un maquillaje para ojos marrones con delineador verde para el párpado
inferior. De esa manera le otorgarás más amplitud a tus ojos.

Evita los maquillajes para ojos marrones que incluyan sombras de color amarillo o
anaranjadas, ya que, apagarás tu mirada chocolate. Elige la gama del azul oscuro
o azul eléctrico para intensificar tu mirada y otorgarle más sensualidad a tu make-
up.
El maquillaje de KeiraKnightley es fuente de inspiración
Maquillaje de ojos marrones pasó a paso de día

Ahora veremos cómo hacer un maquillaje de ojos marrones paso a paso para un
look natural y sencillo para cualquier evento. Los tonos marrones son perfectos
para un maquillaje para ojos marrones tanto de día como de noche.

Para comenzar este maquillaje de ojos marrones paso a paso de día primero
deberás prepara el rostro, aplica una base en todo el rosto para iluminar la piel y
cubrir imperfecciones.

Luego, corrige las ojeras con un corrector de ojos. Recuerda siempre al aplicar la
base y el corrector de evitar el exceso de maquillaje, ya que la luz natural del día
lo hará más evidente.

Después aplica una sombra de base clara en tono beige desde el lagrimal hacia el
final del párpado superior y bajo la línea de las cejas.

Ahora aplica una sombra chocolate o marrón clara delineando el contorno del ojo
(el ángulo externo) y el pliegue del párpado superior.

Delinea el parpado inferior con un delineador marrón, chocolate o negra.

Y para terminar este maquillaje de ojos marrones paso a paso de día, aplica una
máscara de pestañas negra (si eres rubia natural opta por una máscara de
pestañas en color chocolate para este maquillaje de ojos marrones paso a paso),
aplica la máscara de adentro hacia afuera haciendo movimientos de zigzag.

Puedes complementar este maquillaje de ojos marrones paso a paso diurno con
un rubor en polvo o crema en tonos corales y para los labios aplica un labial claro
en un tono neutro, rosa clásico o beige con acabado mate. Con este maquillaje
para ojos marrones no tendrás nada que envidiarle a las actrices de la pantalla
grande!
Paso a paso de maquillaje para ojos marrones de día

Maquillaje de noche para ojos marrones

Ahora te mostraremos cómo realizar un maquillaje de noche para ojos marrones


muy fácil de hacer en simples pasos.

Primero aplica una sombra en polvo de color bronce de base sobre todo el
párpado móvil

Luego aplica una sombra en tonos dorados para iluminar el lagrimal y la parte bajo
las pestañas del párpado inferior.

Ahora le daremos más intensidad a este maquillaje de noche para ojos marrones,
aplica una sombra marrón o chocolate media por encima del hueso del párpado y
bajo la línea de pestañas inferiores para profundizar tu mirada.

Ahora aplica una línea de delineador a prueba de agua sobre el párpado superior,
justo arriba de las pestañas y esfúmalo (bárrelo) con la ayuda de un pincel. Repite
el paso anterior en la línea de las pestañas inferiores, sólo recuerda no hacer la
línea tan gruesa como la del párpado superior.

Termina este maquillaje de noche para ojos marrones con máscara de pestañas a
prueba de agua. ¡Aplícala de adentro hacia afuera con movimientos en zigzag y
voila! ¡Tu maquillaje de noche para ojos marrones ya está listo para arrasar en la
fiesta!
¡MAQUILLAJE PARA OJOS MARRONES PASO A PASO PARA DIA O NOCHE!

Un maquillaje para ojos marrones para cada evento y para cada momento del día:
con toques brillantes, intenso y seductor, ahumado o a todo color. Ya puedes
elegir el que más te guste y ponerte manos a la obra. Solo aquí encontrarás una
perfecta recopilación de las mejores ideas para un maquillaje de ojos marrones
paso a paso, así que si cuentas con este tipo de mirada, estás de enhorabuena.
Un toque de brillo en nuestra mirada con un fuerte delineador de ojos

Maquillaje para ojos marrones con un paso a paso sencillísimo para seguir y un
toque brillante

Comenzamos fuerte y ya pensando en las fiestas nocturnas con un maquillaje


especial para ellas. Sin duda, los ojos marrones admiten muchos colores para que
pueda resaltar todavía más nuestra mirada. El maquillaje de ojos marrones paso a
paso puede intensificarse si le añadimos un poco de purpurina, pero solamente
para esas fiestas más elegantes. Sé que lo estáis deseando así que comenzamos
con el proceso:

Antes de iniciar nuestro maquillaje tenemos que recordar que nuestra piel tiene
que estar ya perfectamente tratada y maquillada.

El paso a seguir es añadir un poco de base para sombras, que se trata de una
especie de maquillaje que viene en un pequeño bote y que podremos aplicar con
la yema de los dedos sobre ambos párpados.

Ahora, toca aplicar una sombra de color vainilla tanto en el párpado móvil como en
la línea de las cejas, y que quedará de base de nuestro maquillaje.

Para este maquillaje de ojos marrones comenzaremos aplicando con un pincel


biselado, una sombra en color negro.

Claro que no la podremos dejar así, así que, cambiaremos a una pequeña brocha
de difuminado y extenderemos ese color negro por la zona externa del ojo, de
manera que no se vea ya una línea sino una zona más oscura.

Cuando la tengamos es buen momento para elegir una sombra en marrón rojizo y
la aplicaremos por todo el párpado fijo desde el extremo de la sien hasta el
lagrimal.

Ahora es el momento de aplicar la purpurina con un pincel plano y lo haremos


dando pequeños golpecitos sobre el ojo para que se fije.

Como gota final, marcaremos el delineado, superior e inferior y un poco de rímel.

Maquillaje intenso para la noche

Aplicamos por ambos párpados la base para sombras, al igual que en el anterior
maquillaje.

Sobre el párpado fijo aplicaremos una sombra marrón muy clara cubriendo toda
esta zona.
Ahora le toca el turno a la sombra negra para intensificar la mirada. Puedes
hacerlo con un pincel de sombra o un lápiz negro, lo que te sea más cómodo.
Aplicaremos este tono dibujando el ojo desde la parte externa hasta su mitad,
haciendo el dibujo del mismo con este lápiz o sombra, es decir, un dibujo semi-
circular, bordeando la cuenca.

Ahora le toca el turno al pincel difuminado que es el que tiene más pelo y es de
tamaño redondeado, para que podamos extender este color negro como vemos en
la imagen.
Maquillaje efecto ahumado para
fiestas

Como vemos en esta imagen, el


maquillaje para ojos marrones
consiste en una base bien difuminada
y terminarla con un poco de sombra
vainilla y en ocasiones blanca,
dependiendo del gusto de cada una,
en la parte del lagrimal, así como un
bonito delineado en negro en la parte
inferior y superior de las pestañas. La
máscara de pestañas completará el
maquillaje para ojos marrones.

Maquillaje de ojos marrones paso a


paso con efecto ahumado

Es uno del maquillaje que siempre


triunfan en todas las fiestas y bodas que se precien. Este maquillaje para ojos
marrones consta de sombras en tonos grises plata que se combinan con las más
oscuras como el color negro para un efecto final de maquillaje profesional. Para
comenzar, un maquillaje para ojos marrones ideal es que cuenta con bases grises
acentuadas como éste, en el que solo dos colores se necesitan para un perfecto
maquillaje de ojos marrones paso a paso, el gris y el negro.
Sombras grises para
un maquillaje
smokey-eyes

A pesar de que ambos


son dos colores
primordiales, el
maquillaje de ojos
marrones puede
combinarse con otras
tonalidades y si
queremos un
maquillaje de noche
que combine con
cualquier vestido de
fiesta que llevemos, no
está de más añadirle un poco de sombra marrón que tendremos que difuminar
también en la parte exterior del ojo, como habíamos hecho anteriormente con la
negra. Es decir, combines los colores que combines para tu maquillaje, siempre
las sombras más claras irán en el párpado móvil y en el arco de las cejas, dejando
que las oscuras protagonicen la parte externa del ojo como vemos en todas las
imágenes.

Un maquillaje sexy y elegante, como nos gusta

Como estamos viendo, el párpado móvil se caracteriza por contar con sombras de
purpurina o tonalidades grises, pero bien es cierto que en ocasiones no
necesitamos de un efecto tan dramático en los ojos y por ello, al igual que muchas
famosas, nuestro maquillaje de ojos marrones paso a paso puede dejar que esta
zona cuente con sombras muy claras para respetar el color del propio ojo.

Un poco de sombra berenjena y vainilla para intensificar la mirada


Sombras de colores para el maquillaje de ojos marrones

Después de ver cómo podemos hacer un efecto ahumado para la noche, también
nos queda el estilo más divertido y actual para el día. Gracias a él, las sombras de
colores se apoderan de nuestra mirada. Podemos probar a combinar sombras
mate y metálicas en colores tan alegres como el azul o el rosa. ¡Nuestro maquillaje
de ojos marrones nos lo agradecerá!

Sombras turquesas para un maquillaje de moda


Combina las sombras en rosa con un delineado en verde para una mirada
seductora

Maquillaje para ojos marrones de día

Tanta fiesta va a acabar con nosotras, por eso, hay que pensar también en el día y
en nuestro perfecto maquillaje para ojos marrones. Sin duda, las sombras son más
claras como los marrones, rosas o dorados y en esta ocasión se le da un cierto
protagonismo al delineado. Las sombras base seguirán siendo las de color vainilla
y el rímel contará con toda su sensualidad para un maquillaje de ojos marrones
paso a paso y envidiable. Es por ello, que solo necesitamos elegir un tipo de
sombra y aplicarlo con un pincel, difuminar con la brocha por ambos párpados y
darle un toque de color gris oscuro alrededor de las pestañas, que también lo
vamos a difuminar. ¡No necesita nada más para ser un maquillaje perfecto!
Maquillaje de día paso a paso

Para unos ojos diferentes, prueba con un delineado también muy particular como
se aprecia en esta imagen…eso sí, tendrás que practicar un poco para que te
quede perfecto.

DELINEADO ORIGINAL EN OJOS MARRONES DE GATO


Si lo que quieres es conseguir un delineado perfecto, entonces puedes trazarlo
con un lápiz de ojos en marrón para luego pasarlo a delineador, como si de un
dibujo infantil se tratara. Para ello, debemos de dibujarle un pico a nuestro ojo,
como podemos ver bajo estas líneas, partiendo de una raya recta en dirección la
sien y bordeando la cuenca del ojo. Pintaremos por dentro de esa línea con la
sombra que elijas, en este caso volvemos a usar un marrón perlado y que luego
se unirá al color negro del delineado final.

Aprende a delinear tus ojos de una manera diferente


Como maquillarse los ojos ahumados para el día – paso a paso

Cuando maquillamos los ojos con el efecto ahumado, su característica es darle


una profundidad a nuestra mirada, es importante que si vas a usarlo de día no
puedes recargarlo mucho ese toque déjalo para la noche. Para cualquier
maquillaje de estilo ahumado vamos a necesitar sombras grises o plateadas para
denominar lo ahumado, ya que estas son las más cercanas al color negro y para
delimitar ambas usando la sombra marrón. Utilizando el rímel y el delineador
podemos complementar nuestro maquillaje, pero te explico paso a paso lo que
tienes que hacer para lograrlo:

Antes de todo, aplica sombra de color rosa claro o vainilla sobre ambos parpados
tanto el superior como el interior, tiene que ser un tono muy claro y suave.

Luego con la ayuda de un pincel de sombra plano, aplica un poco de marrón claro
o que tenga como un poco de brillo y debes hacerlo en ambos parpados como
hiciste en el paso uno.

Aquí en el paso tres, debes difuminar bien las sombras aplicadas hasta el
momento, ¿como hacerlo?, bueno sencillo, con la ayuda de una brocha
difuminadora que contenga bastante pelos y con una forma redonda así que ella
nos favorecerá esparciendo el color por todo el parpado, logrando que las
sombras queden perfectas. Este paso también se comienza a delinear la parte
inferior del ojo con un lápiz del mismo color que a sombra.

Estando en el cuarto paso, se debe aplicar una sombra marrón pero más oscura
que la usada anteriormente por la zona externa del ojo hasta más o menos donde
se une el pico de la oreja, en otras palabras, comenzando desde el extremo del
ojo pero hasta la mitad y después se vuelve a difuminar con el mismo pincel,
la sombra que se acaba de aplicar y el delineado inferior que se hizo en el paso
anterior. Es como si pintaras la parte exterior del ojo hasta la mitad tanto arriba
como abajo.
Por último solo nos queda utilizar un delineador de color negro y un poco de rímel
para darle una mayor vida y volumen a nuestras pestañas. Al haber terminado el
resultado es increíble y ya tienes el maquillaje de ojos ahumados muy
fáciles de hacer y para usarlo de día.

Como maquillarse los ojos ahumados de noche – paso a paso

Si estas en una noche especial y ya has escogido un vestido espectacular, unos


maravillosos tacones e increíbles accesorios que le dan una gran combinación a
todo tu estilo, pero tienes un problema y es que no sabes cómo maquillarte para
esta ocasión. Si deseas lucir una mirada atractiva, profunda y muy intensa, lo
mejor es que lleves a cabo un maquillaje con un estilo ahumado. En este
estilo el gran protagonista es el color negro y tienes que darle la importancia que
se merece a tus ojos y dejando como segundo lugar los labios, pero manteniendo
el equilibrio en ambas para lograr un perfecto estilo.

Aplica una base de maquillaje acorde con tu piel para que obtengas un estilo
natural.
Este estilo de maquillaje es lo último en cuanto a las sombras de ojos, ya que es
muy versátil debido a que puedes transformar tus ojos del día a la noche, aplica el
lápiz de ojos negro en la línea interior del ojo de las pestañas inferiores.

Aplica una sombra de tono negro y extiéndela trazando un arco sobre el pliegue y
también a lo largo de la línea base de las pestañas inferiores.

Luego, intensifica la mirada aplicando una capa de la máscara de


pestañas (rímel) en tono negro, para dar volumen desde su primera aplicación.

Para darle estilo a tus labios, tienes que usar un tono muy claro y suave ya que
toda la intensidad la tendrán tus ojos y no puedes exagerar con ambas, para
conseguir la forma de corazón de una forma perfecta, con la ayuda de un hisopo
empápalo con desmaquillarte y deslízalo hacia abajo para exagerar bien el arco,
después utiliza la yema de tus dedos para unir el contorno y usa aplicador para
rellenar los labios.

Coloca un glosa o pintura de labios que combine con tus ojos oscuros y así
conseguir un look de seducción increíble.
Aplicar una sombra gris en el parpado móvil y a su vez un poco de purpurina. En
el parpado superior añade marrón y difumina bien con un pincel de brocha más
que todo desde la mitad del parpado hacia la parte exterior.

Luego aplica la sombra gris oscura que lo debes hacer entre el marrón y el gris
aplicado al principio, es decir, entre el pliegue de ambos parpados, hazlo con
mucho cuidado y con un pincel muy fino para que no queden marcas simplemente
una sencilla línea, por lo que si tienes sombra en crema o como lápiz es mucho
mejor.

Después de que difumines bien, toma en cuenta al delineador que cuenta


también como un protagonista en el maquillaje. Delinea la parte superior e
inferior del ojo y saca tus mejores habilidades al momento de hacer la raya final.

Si no quieres usar el toque de la purpurina puedes optar por sombras mate y


aplica color en el delineado inferior como un tono berenjena o granate y así
resaltar los ojos. Si vas a aplicarlo nada mejor que un lápiz para los ojos o sombra
y a difuminar se ha dicho. Si eliges otro color para el delineado inferior tienes que
tratar que las sombras vayan conjuntas, como por ejemplo, si usas un delineado
en verde sería perfecto con sombras del mismo color como una sombra verde
oscura para la parte extrema del parpado fijo y un verde lima para el parpado
móvil.

Finalmente espero que cada uno de estos pasos te ayuden y sepas como
maquillarse los ojos ahumados muy fácilmente y tu mirada será muy intensa y
penetrante, disfruta del maquillaje dependiendo del momento sea de día o de
noche.
Tipos de maquillajes para parpados
CONTORNO

Contorno

Significa destacar áreas del rostro que queremos marcar y poner en asentó;
existen dos tipos en polvo y en crema

En crema siempre se suele usar para eventos donde necesitamos que fije de
mejor manera y que marque más esas áreas que queremos resaltar. Es más
elaborado necesita de mas 1precisión

En polvo es más sutil, más natural y cada una lo puede graduar según el gusto y
lo que quieras marcar y destacar de tu rostro.
PASOS A SEGUIR

Limpieza del rostro

Hidratar

Primer

Base en todo el rostro hasta en los Ojos.

Polvos: corrector en las ojeras en forma de triángulo y definiendo también el borde


de la nariz, frente y hueso del pómulo. No necesita sellado

Crema: contorno del pómulo, zona de la frente, nariz y el hueso de la mandíbula.


Una vez contorneado todo es necesario sellar con polvo oscuro.

Luego de difuminar todo vamos a las partes de iluminación lo podemos hacer con
polvo compacto o polvos translucidos, dejar el polvo en la parte de las ojeras por
un rato mientras se sella, debajo del pómulo, zona de nariz, boca y colocar rubor
en los pómulos o bronce y luego quitar con una brocha grande y limpia el exceso
de polvo volátil o comparto.