Sunteți pe pagina 1din 59

La conquista del territorio poblamiento

y e/ 69

La conquista del territorio y


e/ poblamiento
Juan Friede desconocido y los mapas geográficos lo
presentaban como mar habitado por
monstruos y animales exóticos. Tal
geografía correspondía a la Edad Media,
Los antecedentes cuando ni
las necesidades económicas, ni los problemas
a incorporación de América al mundo sociales, ni la densidad de la población
conocido que pn el siglo xv sólo abarcaba europea precisaban una extensión territorial
Europa, Asia y Africa, y aún éstos no mayor que la conocida.
explorados en profundidad, abrió una nueva Tal situación cambió durante los siglos xv
página en la historia de la Europa y XVI, época que llamamos el Renacimiento.
occidental. Antes de aquel descubrimiento Se había producido un notable aumento de la
el mundo conocido era circunscrito a población europea, un avance de las técnicas de
algunas partes de aquellos tres continentes, producción, un progreso del comercio y la
rodeados de un océano que la rudimentaria minería, de medios de comunicación terrestre y
navegación de entonces no se atrevía a marítima y un desarrollo de las ciencias
explorar. Es cierto que en los mapamundis naturales. En el escenario político se fortaleció
de los siglos xiv y xv ya se delineaban con el orden monárquico que trataba de sustituir el
cierta exactitud esos continentes, basándose feudalismo descentralizador, cuya inoperancia
en conocimientos adquiridos en acciones política había demostrado el fracaso de las
políticas e intercambios económicos, cruzadas. Con todo, tales cruzadas habían
mediante una navegación costera que desde ejercido una notable influencia sobre el
Europa alcanzó durante las cruzadas la desarrollo económico de la Europa occidental,
Tierra Santa en el Asia Menor (1096-1270). pues hicieron conocer las fuentes desde donde
Se conocía de una manera global una parte se distribuían a Europa artículos de primera
de Asia, debido a los viajes de Marco Polo, necesidad como especies y fármacos y otros de
de mercaderes y misioneros. Se conocían lujo como el oro, la seda y las piedras
las costas africanas incluyendo la Península preciosas, anheladas por la decadente nobleza y
Ibérica que formaban parte del imperio por la burguesía que se había enriquecido como
proveedora de los ejércitos de aquellas cruzadas
musulmán. Pero el resto del mundo era
Nueva Historia de Colombia, Vol.l
70
con navíos, armas y vituallas. Lo último España con la parte oriental del
produjo un auge económico de esa burguesía, Mediterráneo no habían cesado pese a la
que llegó a constituirse en un nuevo y pujante Reconquista, siendo que el Reino moro de
grupo social, hasta cierto punto libre del Granada permaneció en la Península hasta
tradicionalismo retardatario y permeable al fines del siglo xv. Ocupaba junto con
progreso con base en la explotación de la mano Portugal, la punta más occidental de Europa,
de obra de la población de obreros y es decir, la más próxima al imaginario
campesinos. oriente asiático que la complaciente
En ese comercio con artículos orientales geografía contemporánea acercaba
ocuparon privilegiada situación los países sensiblemente, calculando la circunferencia
mediterráneos como España, Portugal, Italia y de la tierra en dos terceras partes de lo que
las partes meridionales de Francia y Alemania, era en realidad y sembrando, además, el
esta última a través de un antiguo camino que Atlántico en los mapas geográficos
atravesaba los Alpes, por el paso de Brenner y -portulanos y globos-, con islas que parecían
que conducía a Italia y sus puertos facilitar su travesía. El cierre de la vía
mediterráneos. Fue Venecia la que alcanzó un oriental hacia Asia impulsó a España y
lugar destacado en ese comercio, mediante el Portugal a buscar esta vía, la occidental, al
pacto convenido con el Imperio Otomano, que Lejano Oriente. A este empeño se deben los
se adueñó del Asia Menor; un pacto que descubrimientos por Portugal de las Azores
concedió prácticamente a Venecia un en el norte y de las islas del Cabo Verde en
monopolio del comercio con artículos el sur y la ocupación de las Canarias por
orientales que llegaban por mar y tierra desde la España; islas todas que simieron luego como
India y la China hasta los puertos de Asia puertos intermedios entre Europa y América.
Menor; monopolio que encarecía sensiblemente La grave situación social y económica
el precio de los artículos orientales tan de España después de la Reconquista incitaba
apetecidos en Europa. a esas exploraciones marítimas. Finalizada la
El monopolio veneciano fue reforzado Reconquista, España carecía de posibilidades
con la caída de Constantinopla en manos de de dar sustento y ocupación a su población
los turcos (1543), con lo cual se cerró otro rural y urbana. Pues como consecuencia de las
acceso al Lejano Oriente por el Mar Negro, donaciones hechas por la Corona a la nobleza
el Caspio y luego por el centro del por la ayuda prestada durante las guerras de la
continente asiático; este último cerrado Reconquista, la mayor parte de las tierras
cuando la dinastía de los Ming, peninsulares pasaron a poder de los nobles.
antioccidental y anticristiana, se hizo dueña Sin embargo, la nobleza no dedicó estas
de la China, encerrándose en la famosa tierras a la producción de géneros de
muralla. consumo, lo cual hubiera pennitido dar trabajo
Es así como ya a comienzos del siglo y alimentación a la masa popular, sino a la
xv se inicia en Europa la búsqueda de otro ganadería trashumante -la mestay al cultivo de
acceso al oriente y esta a través del olivares en el sur y centro de la Península;
Atlántico, pues era conocida la redondez de actividades que exigían poca mano de obra
la tierra ya desde el tercer siglo a. C. Los ocasionando un masivo desempleo de la
adelantos en la navegación alcanzados en población, que la industria "subdesanollada"
aquella época parecían suficientes para no pudo absorber. Tal situación produjo un
emprender tal hazaña. "sobrante" de la población, que la literatura
En esta búsqueda del camino, a través coetánea llamó "desesperados", gentes sin
del Atlántico, hacia el oriente asiático, medios de subsistencia decidida a cualquier
tomaron parte principal Portugal y España. actividad aunque fuera delincuente. Por otra
Habían formado parte del vasto Imperio parte, el régimen de mayorazgos, según el
musulmán y heredaron los notables cual el hijo mayor heredaba los títulos y
adelantos en navegación que logró aquel bienes del difunto, dejando sin ellos a los
Imperio. Las relaciones económicas de demás hermanos, creaba segundones" entre la
nobleza, sin más altemativa para su
La conquista del territorio poblamiento 71
subsistencia, que integrarse al estado emprendió cuatro viajes. En el tercero,
eclesiástico o al de hombres de "capa y 1498, avistó, sin saberlo, el continente
espada", en cierto modo también americano frente a La Trinidad, pero la
"desesperados", que buscaban en las guerras consideró ser otra "isla". Atacado de fiebre
el modo de subsistencia. En una palabra, tropical insistía en que por allí se llegaría al
España vivía una crisis social que fue la paraíso de que nos habla la Biblia. Continuó
fuerza motriz de sus guen•as en Europa y el su viaje a La Isabela (Santo Domingo),
acicate para las exploraciones y donde tuvo que enfrentar la primera
descubrimientos. Esta crisis social explica la "revolución" de carácter popular en el
anarquía y la falta de planeación que continente americano, cuando el escudero
caracterizaron la conquista de América y la Francisco Roldán, llegado con él en el
casi inmediata ocupación de las islas y tierras segundo viaje y quien, como hombre del
que se iban descubriendo, independientemente pueblo, se había establecido en la isla como
de que si se las considerara etapas del camino colono, desconoció los privilegios
al Lejano Oliente o bien como un nuevo concedidos a Colón por el Rey de España y
continente. se opuso con éxito a su autoritario proceder,
A la conquista de América gozando del apoyo de los indios, de más de
contribuyeron pues el deseo de la burguesía
medio centenar de sus compañeros y de
peninsular de aprovechar el comercio con el
oriente, la necesidad que tenía la Corona de
buena parte de los inmigrantes que por
ofrecer a los "segundones" y militares entonces llegaron desde España a un
desocupados un campo de acción y al cercano puerto.
proletariado rural y urbano, ocupación y Guardadas las proporciones y
sustento. Además del deseo natural de características peculiares, el levantamiento
extender su poder político, incomorando de Roldán puede considerarse como la
nuevas tienas al Imperio. primera revolución social en América,
V el porque se trataba de colonos que a su riesgo
personal y sin apoyo estatal conquistaban el
continente y que se opusieron al Almirante,
representante del lejano país, el cual,
Los viajes descubridores aunque fuera su patria, no aportó gran cosa
a la empresa.
En el cuarto y último viaje, 1502,
o correspondería a esta corta buscando un paso marítimo hacia la India
introducción, enumerar todos los viajes que asiática, Colón, sin saberlo, tocó las costas de
realizaron los españoles y los portugueses Honduras y Panamá y con toda probabilidad
durante el siglo xv para explorar el llegó al punto más septentrional del actual
Atlántico. Dieron por tierra con el mito de la departamento del Chocó, el cabo de Tiburón.
existencia de una zona tórrida inhabitada Luego, por no encontrar un paso hacia la India
y porque sus navios se deshacían atacados por
que cerraba el paso hacia el hemisferio
la broma, emprendió el regreso a España en un
meridional. Desvirtuaron las fantásticas largo, penoso y accidentado viaje por Jamaica y
creencias sobre el Atlántico como mar Santo Domingo. Poco tiempo después, en 1506,
tenebroso. Y como si quisieran incitar a la murió en España creyendo firmemente haber
exploración del océano, los mapas tocado el continente asiático.
geográficos del siglo xv mostraban una Aún en vida de Colón, otros
sucesión de Islas interpuestas entre la expedicionarios obtuvieron licencias de la
Europa occidental y el continente asiático Corona, las llamadas "capitulaciones", para
que alimentaba la ilusión de una fácil explorar las islas y tierras americanas. Es
travesía. cierto que la empresa descubridora
Cristóbal Colón, en su búsqueda americana comenzó como un monopolio de
fervorosa de un paso marítimo al Asia la Corona que incurrió para ello en deudas y
Nueva Historia de Colombia, Vol.l
72
gastos, pero los medios financieros de que sía, sus naves sufrieron un naufragio en el
disponía no eran suficientes para continuarla cual perdió gran parte de lo "rescatado".
como tal monopolio. En 1495, la Real Desde Santo Domingo se dirigió Bastidas a
Cédula del 19 de abril abrió las puertas de España donde tuvo que enfrentar a los
América a la emigración general mediante acreedores que habían financiado su
aquellas "capitulaciones" con personas expedición. Con todo, volvió a América y se
particulares. En éstas se otorgaban licencias estableció en Santo Domingo. Allí se
para la exploración, conquista, o, convirtió en próspero negociante y
simplemente, para el reconocimiento de tal arrendador de rentas reales, sin pensar en
o cual sector del territorio americano, nuevas conquistas.
continental o isleño, concediendo al Durante los años que siguieron a ese
capitulante prerrogativas, derechos y primer viaje descubridor, la costa Atlántica
licencia para alistar gentes en su expedición. se ha convertido en una "tierra de nadie" que
La Corona se reservaba la suprema proporcionaba esclavos indios a las islas
jurisdicción civil y criminal y una parte del antillanas "útiles": Santo Domingo, Cuba,
botín denominada "quinto real" -antigua Puerto Rico y Jamaica, ya ocupadas por
institución medieval vigente durante las españoles. La primera de ellas, Santo
Domingo, se constituyó en un emporio de
guerras de la Reconquista cuyo monto
"artículos de rescate" y punto de partida de
porcentual, el 20 0 0, podía variar- e las expediciones conquistadoras a las costas
imponiendo, según fuera el caso, otras circundantes del mar Caribe.
condiciones. Sobra decir que ni Cristóbal Desde Santo Domingo partió en 1508
Colón ni su hijo y sucesor Diego Colón el experimentado conquistador, Alonso de
aceptaron ese cambio, originando con ello Ojeda, quien "capituló" por intermedio de un
los llamados "pleitos colombinos", que sólo amigo suyo entonces en España, Diego de
se pudieron resolver con el hijo de Diego, Nicuesa, la conquista del territorio que había
Luis Colón, mediante el pago de sido recorrido anteriormente por Bastidas.
indemnización y la confirmación de la Compañero de Ojeda, fue el famoso
nobleza de la familia. cartógrafo Juan de la Cosa, autor del primer
Fue con estas nuevas condiciones con mapa geográfico basado sobre los
las cuales en el año 1500, Rodrigo de descubrimientos hechos hasta 1501, quien
Bastidas, escribano de Triana, barrio de aspiraba a un lugar en la empresa. Por su
Sevilla, capituló la conquista del sector del parte, Diego de Nicuesa, acaudalado
litoral Caribe, que se extendía desde el Cabo negociante, "capituló" con la Corona la
de la Vela hasta la desembocadura del conquista de Veragua, territorio que se
Atrato (el Darién). Partió de Sevilla con sus extendía hacia el norte y occidente de la
navíos hacia el Cabo de la Vela. Fue gobernación de Ojeda. Entre ambas
recibido por los indígenas pacíficamente, gobernaciones servía de frontera la ensenada
como primer europeo que veían en sus del Darién.
tierras. Comerció con ellos mediante el La hueste de Ojeda llegó a Calamar,
"rescate": cambio de efectos traídos de sitio de la actual Cartagena, donde los
España (espejos, avalorios, machetes, etc.), indígenas, escarmentados por los continuos
por oro, perlas, nácar, telas, etc. Siguió asaltos de los cristianos, ya habían variado
luego la costa hacia el occidente, descubrió su anterior carácter pacífico, tornándose
la desembocadura del Magdalena, que desde aguerridos y belicosos enemigos de los
entonces se llamó Río Grande, y la invasores. Para doblegarlos salió de Calamar
ensenada de Urabá. Llegó hasta el punto un contingente conquistador, al mando de de
Nombre de Dios, cercano al actual puerto la Cosa quien fue atacado por los indígenas
de Colón en la República de Panamá. en cercanías de Turbaco, muriendo la
Continuó viaje a La Española y durante la mayoría de los españoles, incluido de la
travo- Cosa. El castigo que posteriormente les
La conquista del territorio poblamiento 73
propinó Ojeda apoyado por los hombres de acompañado a Bastidas en su desafortunado
Nicuesa que habían llegado a Calamar en su primer viaje, pero no quiso, como sí lo hizo
viaje a Veragua, no consiguió éste, regresar a España. Decidió quedarse en
amedrentarlos. Santo Domingo donde bien o mal ganaba la
Continuando la marcha hacia el oeste, vida engordando cerdos o haciendo negocios
Ojeda llegó a Urabá y fundó en 1509 un ocasionales hasta cuando la preSión de sus
pueblo: San Sebastián de Urabá, primer acreedores lo obligó a huir, embarcándose
pueblo de españoles en tierras actualmente clandestinamente en la flota que salió al
colombianas. Desde mando de Enciso para Cartagena.
Ante la grave situación en que se

I encontraba el ejército, se reunió el llamado


"cabildo abierto" -antigua institución
democrática anaigada en Castilla, que se
allí trató en vano de pacificar a los indios del reunía en caso de situaciones descomunales y
Sinú, fracasando también en sus expediciones donde todos tenían voz y voto y eligió a
a las cercanías del pueblo. El oro recogido Balboa como caudillo.
entre los indios, pese a la abundancia, no Tal elección produjo significativos
satisfizo a los hombres de su ejército, quienes cambios en la política colonizadora. Cuando
minados por las enfermedades y el hambre, Femandez de Enciso exigió que de la caja del
obligaron a Ojeda a embarcarse contra su "común" le pagasen las mercancías que había
voluntad a Santo Domingo, donde murió sin perdido en
volver a su gobernación.
La situación en que quedaron los
españoles se volvió muy pronto insostenible y
finalmente optaron también ellos por regresar
a Santo Domingo. Francisco Pizarro, más
tarde famoso conquistador del Perú, fue
elegido caudillo de la hueste ya sensiblemente
mermada. Pizano llegó con su gente a
Calamar donde encontró a Martín Fernández
de Enciso, bachiller y "socio capitalista" de
Alonso de Ojeda, quien lo había nombrado
alcalde mayor de su gobemación. Enciso se
había enriquecido en Santo Domingo y había
decidido probar suerte en la empresa
americana, trayendo en su navio un grupo de
nuevos pobladores a más de armas y
provisiones.
Más con amenazas que de buena
voluntad, la tropa al mando de Pizarro fue
obligada por Enciso a regresar a San
Sebastián. Al llegar encontraron los
escombros del pueblo que había sido quemado
por los indios; mientras, el navio que llevaba
las provisiones naufragó y sólo se salvó la
tripulación.
En ese momento de aflicción general
aparece en el escenario histórico Vasco Núñez
de Balboa, quien después de Francisco
Roldán, puede considerarse segundo caudillo
revolucionario popular que conoció América.
De baja estirpe social, Balboa había
La conquista del [erri[orio y poblamiento 74
e/ bien sembrada toda la tierra con maíz y yuca,
puercos hartos para comer, todos los caciques
en paz... " . A diferencia de otros
el naufragio, Balboa negó tal pago, por conquistadores que erigían un coto de las
considerar que dichas mercancías eran traídas tierras que descubrían, Balboa invitaba a los
por Enciso para su venta y bajo su riesgo, hambrientos vecinos de la gobernación de
como lo hiciera cualquier comerciante. Y Nicuesa (Veragua) a pasarse a vivir al pueblo
cuando éste insistiera en su demanda, lo ñindado por él y juzgando por los documentos
depuso de su oficio de alcalde mayor y el conocidos, fue el primer caudi110 que pidió al
"común" eligió un nuevo cabildo con sus Rey que las tierras bajo su mando
regidores, alcaldes y oficiales. no se poblaran con españoles recién llegados de
Con la aceptación del "común", Balboa España -los llamados después "chapetones"
decidió abandonar la región, la cual volvió a sino con los procedentes de las islas antillanas
ser "tierra de nadie". Pasó con su ejército a la "América para los americanos! "
otra banda del Atrato y fundó un nuevo pueblo Aunque la bonanza de Santa María la
con el nombre de Santa María la Antigua del Antigua del Darién fue el resultado de la
Darién. Cuando Diego de Nicuesa protestó explotación de la fuerza de mano indígena,
contra esa fundación, pues caía en tierras de su política que correspondía a la base
gobernación, Balboa no vaciló en embarcarlo económica del colonialismo y que siguió
a la fuerza y enviarlo a Santo Domingo, pese a aplicándose durante mucho tiempo, el grado
las protestas de los oficiales reales y de lo más de la explotación no indujo a los indígenas de
granado de la vecindad de Santo Domingo que aquella tierra a la belicosidad y al rechazo,
acompañaba a aquél; un regreso que resultó como sí sucedió durante otras expediciones.
mfortunado, pues Nicuesa se ahogó en la Fue debido a esta política, más benigna para
travesía. Al anunciar a España lo sucedido con con la población terrígena, por la cual los
Nicuesa, Balboa escribía: "Les parece ser indígenas revelaron a Balboa la existencia al
señores de la tierra y que desde la cama han de occidente, de la "otra mar" o "Mar del Sur",
mandarla" Para Balboa, líder popular, la tierra el Pacífico. Tales noticias las ocultaron a
pertenecía a quien la ocupaba y trabajaba y, en Colón, preocupado por la gloria personal; a
este caso, a quien la conquistaba y con riesgo Diego de Nicuesa, banquero y opulento
de su vida abría nuevas tierras para la mercader; a Alonso de Ojeda, hombre de
colonización. Fue ésta la más antigua versión "capa y espada". Fue un hombre del pueblo,
del principio que luego habría de guiar los colono más que conquistador, hombre ya
movimientos revolucionarios americanos en "americanizado" y que no anhelaba regresar
su lucha contra España, cuando desde la enriquecido a España, quien recibió tan
lejanía quería imponer leyes adversas a los extraordinaria noticia.
intereses de los colonos. Aún actualmente "la El 1" de septiembre de 1513 desembarca
tierra para quien la trabaja", es el lema de la Balboa con 180 hombres en Acla, puerto del
moderna reforma agraria que buscan los Atlántico, al norte del Darién. Luego, avanzando
campesinos americanos. por tierras de los caciques Carreta y Pauca y
Con un trato más ecuánime que el guiado por ellos, avista el 25 del mismo mes el
empleado hasta entonces por los Océano Pacífico. Ni un soldado, ni un indio, ni
conquistadores y esclavistas, Balboa logró siquiera un perro, lebreles feroces que
acompañaban al ejército español, perdió la vida
muy pronto la colaboración indígena y
en la expedición que llevó a tan trascendental
convirtió la nueva población en una descubrimiento y abrió una vía directa al Lejano
floreciente colonia. Un informe anónimo de Oriente, todavía hoy utilizada mediante el canal
aquella época describe a Santa María del de Panamá.
Darién como un pueblo "bien aderezado, más Balboa comprendió la importancia de su
de doscientos bohíos hechos, la gente alegre y descubrimiento. Informó de él a España. Pidió el
contenta, cada fiesta juegan cañas. tenían muy pronto envío de herramientas, oficiales
La conquista del territorio y elpoblamiento
75
manuales, etc. Permaneció en el lugar explorar las tierras de su gobernación en el litoral
descubierto y comenzó la construcción de del Pacífico. Pero las intrigas en la Corte de
bergantines a fin de explorar las costas del España no cesaron. Lo acusaron de rebeldía
nuevo océano. contra las autoridades locales, de traidor al Rey y
La noticia del descubrimiento del Pacífico amotinador del pueblo. Se le instauró un juicio
produjo gran impacto en España. Parecía que cuyos pormenores no se han conservado en la
por fin se había logrado descubrir un paso documentación y se le condenó a muerte y a la
directo y corto al Lejano Oriente, objeto de los pérdida de sus bienes a favor del fisco. La
viajes colombinos y anhelo del comercio apelación presentada por el reo el 12 de
peninsular y mundial. Pero no fue a Balboa, septiembre de 1519, fue denegada y unos días más
hombre de pueblo, a quien se confió la empresa. tarde, probablemente el día 22 del mismo mes, se
El Rey le agradeció efusivamente, el virrey, ejecutó la sentencia. Sus bienes fueron
Diego CoIón, hijo del almirante, lo nombró confiscados y entregados a Gonzalo Fernández de
gobernador de la tierra descubierta. Pero desde Oviedo, futuro cronista, quien desempeñaba el
España fue enviada una vez más por cuenta de oficio de tesorero.
la Corona, una lujosa flota de 22 navios, bien Pedrarias había logrado su objetivo.
pertrechada y aderezada, comandada por Pedro Trasladó la sede del gobierno a Panamá, ciudad
Arias Dávila (Pedrarias), persona de noble cuna fundada por él, y la costa del Caribe se convirtió,
y abolengo, casado con una dama de gran I
alcurnia e influyente en la Corte. Este recibió la
gobernación de Castilla de Oro, nombre que se
dio a la región que antes perteneció a Diego de una vez más, en "tierra de nadie",
Nicuesa, y pronto comenzaron las intrigas para proveedora de esclavos y de oro que se
quitar a Balboa del medio. Se señalaron al Rey arrebataba a los indios, situación que
la ilegalidad de haberse erigido caudillo, la perduró varios años.
culposa expulsión del gobernador legítimo, Fue Panamá, sede definitiva de Pedrarias
Diego de Nicuesa, las vejaciones cometidas con Dávila, la que poco después, al descubrirse
Fernández de Enciso, la explotación de sus el Perú, se convirtió en importante puerto
propios compañeros, pues no concedía comercial y, en 1538, sede de una Real
encomiendas de indios y hacía trabajar no sólo a Audiencia que tuvo pocos años de duración.
los indígenas, sino también a los españoles que
quedaban "hambrientos y en jarapas". Se le La gobernación de Santa Marta
acusó de rebeldía, del envío de informes falsos
al Consejo. Y cuando Balboa, apercibiéndose de durante el tercer decenio del siglo XVI
la trama que le estaban urdiendo, se presentó cambió significativamente la política
ante Pedrarias, le instalaron un "juicio de colonizadora de España. Las Antillas ya
residencia", utilizando en su contra toda la habían sido exploradas, una Real Audiencia-
jauría de oficiales reales, testimonios de varios institución político-administrativa a cuyo
miembros de la alta capa social que acompañaba cargo estaba la solución in situ de los
a Pedrarias y, ante todo, las deposiciones del problemas que se presentaban- estaba
propio gobernador, interesado en el dominio de instalada en Santo Domingo, y el interés por
todo el Estrecho, cuya importancia no Panamá y por su papel como punto de apoyo
desconocía. Y cuando Balboa, el desdichado para el comercio con el Lejano Oliente, había
descubridor del Pacífico, persistiendo en su menguado después que Magallanes con su
propósito de explorar las costas del océano viaje (1519-1522), demostró la insospechada
envió a Cuba por nuevos colonos, Pedrarias lo lejanía de aquellas tierras.
encarceló por rebelde y lo hizo encerrar en una Por otra parte, en el lapso de los treinta
jaula de madera, para escarmiento, como años que ya cumplía la dominación española
hombre de baja estirpe. en América habían sido descubiertos, en fonna
Libre de nuevo, Balboa se trasladó a Acla y anárquica y precipitada miles de kilómetros
prosiguió aceleradamente los preparativos para del litoral, y los deltas de las grandes arterias
Nueva Historia de Colombia, Vol.l
76
fluviales: Amazonas y La Plata, en el oriente, alguna por parte de la Corona y
Orinoco, Magdalena y Darién, en la parte perteneciendo a ésta, por el contrario, las
septentrional, todos ellos ya conocidos y ventajas estipuladas en las capitulaciones.
parcialmente i explotados, evidenciaban la Rodrigo de Bastidas llegó a la
existencia en su mterior de una extensa "tierra gobernación en 1526 y ñindó a Santa Marta
adentro", donde forzosamente aquellos ríos como capital y principal puerto. Era ya un
debían recoger su caudal. El rico botín que
anciano sin ambiciones de conquistador sino
produjo México, primer país americano
penetrado en profundidad -hasta entonces la
de un colonizador quien, como lo fueron
conquista se había limitado a los litorales- fue Roldán y Balboa, quería echar raíces en esa
un poderoso acicate para intentar la tierra.
exploración de esas misteriosas "tierras Distinta era, sin embargo, la intención de
adentro". la hueste conquistadora que lo acompañaba,
Para dirigir y controlar el naciente
compuesta en gran parte por hombres que
imperio colonial, se había erigido en España quedaron "desocupados" luego de la
el Consejo de Indias, supremo órgano estatal conquista de México. Estos buscaban un
en asuntos americanos. Componían el rápido enriquecimiento mediante el despojo
Consejo un presidente y consejeros de los indios, de su bienes o su venta como
nombrados por el Rey, dedicados esclavos. La política de Bastidas que trataba
exclusivamente a la solución de los de frenar tales ambiciones fue bien pronto
problemas que surgían en la integración del rechazada y Bastidas tuvo que afrontar la
continente americano al imperio español. La tercera de la larga serie de "revoluciones"
tarea inmediata del Consejo fue favorecer la ocurridas en América durante el siglo XVI.
apertura del continente a la colonización que Al grito de "Viva el Emperador y la libertad;
hasta ese momento había sido que no hemos de morir aquí como esclavos
fundamentalmente costera. en poder de ese mal viejo", Bastidas fue
El viejo y enriquecido conquistador, el ya atacado de noche en su bohío, herido
nombrado Rodrigo de Bastidas, capituló en gravemente y expulsado de su gobernación.
1524, con la Corona, la gobernación de Murió en Cuba, como consecuencia de las
Santa Marta. Se le otorgó el gobierno del heridas recibidas. El capitán del navio en que
trecho de la costa que corre desde el Cabo de viajó fue acusado de haberse desviado de la
la Vela, hasta la desembocadura del río ruta directa a Santo Domingo, sede de la Real
Magdalena, con la correspondiente "tierra Audiencia, para evitar que el odiado
adentro"; y un año más tarde, Gonzalo gobernador se quejase ante la alta institución
Fernández de Oviedo recibió el gobierno gubernamental y volvieron a la gobernación.
sobre el trecho que va desde la Sea como fue», lo cierto es que la
desembocadura del Magdalena hasta Urabá y muerte de Bastidas, entregó la provincia de Santa
su correspondiente "tierra adentro", bajo el Marta a la desenfrenada conquista.
nombre de gobernación de Cartagena. La Muerto aquél, el "común" eligió para
esencia de estas capitulaciones, por cuenta y gobernar a Santa Marta a Rodrigo Alvarez
riesgo de los capitulantes y sin obligaciones Palomino, conquistador curtido en las guerras de
por parte de la Corona, fue la fundación de México, gobierno que fue luego compartido con
uno o varios pueblos, la traída de familias de Pedro de Vadillo, enviado por la Audiencia de
colonos, de semillas de granos para la Santo Domingo, al saberse la muerte del viejo
siembra, de ganado vacuno, caballar y ovino gobernador. El mediador entre los dos caudillos
para la procreación, como también de fue Pedro de Heredia quien llegó con Vadillo y
esclavos negros -la tercera parte mujeres-, fue más tarde (1532), gobernador de Cartagena.
para aumentar la mano de obra disponible. Al Zanjadas las diferencias, ambos caudillos
gobernador se le ofrecían títulos honoríficos, dieron vía libre a sus ejércitos para proseguir
sueldos y participación en los rendimientos la "conquista", recoger oro y enviar esclavos.
económicos de la gobernación, sin obligación Para tener una idea del carácter del elemento
La conquista del territorio y elpoblamiento
77
humano que se apoderó de la región y que
produjo su "destrucción", basta citar la carta
de la Real Audiencia de Santo Domingo,
fechada el 9 de julio de 1530, cuando, para
justificar ante el Consejo de Indias el envío de
Vadillo a Santa Marta, escribía: "La gente que
se hizo para remedio de aquellas provincias
fue de personas inútiles para esta isla y de la
gente de guerra que aquí quedó, y los no
necesarios y por los escándalos y alborotos
que cada día hacían... , que es enemiga de
cualquier población. '
Poco después arribó al puerto para tomar
agua el navio capitaneado por Femando
Pizarra, con el primer oro recogido por su
hermano Francisco, en el Perú. Iba a España
para dar en la Corte las noticias del fabuloso
país que fue descubierto.
No tardó Palomino en organizar una salida
hacia aquel fantástico país, "de donde vinieron
-según declaraba- dos ovejas (llamas), que habían
pasado por allí, que venían del Perú". Siendo
desconocida por entonces la extensión del
continente Suramericano, Palomino creía poder
alcanzar fácilmente el Perú, dirigiéndose por tierra
hacia el sur. Pero la suerte le fue adversa pues
pocos días después de haber salido de Santa
Marta, murió ahogado en el río que todavía lleva
su nombre.
Muerto su compañero, le correspondió a
Vadillo ejercer el gobierno, limitándose
prácticamente, al envío de esclavos indios para la
venta en Santo Domingo. La población indígena,
después de una vana resistencia, huía a las
montañas de la Sierra Nevada abandonando sus
labranzas y destruyéndolas para que no cayeran
en manos españolas, con lo cual el hambre
diezmaba al ejército invasor.
El Consejo de Indias en España, alarmado siguiéndolo descubrió su desembocadura en el
por los sucesos de Santa Marta, resolvió Magdalena, en
nombrar para aquella tierra a un gobernador de un punto distante casi 50 leguas del mar. Casi
estamento civil: ni "conquistador" ni simultáneamente, dos intrépidos navegantes, el
"neoamericano". Fue ya la época en la cual las 76
autoridades españolas trataron de combatir la
arrogancia de los "americanos" que orgullosos
de haber conquistado un imperio para España,
desafiaban cualesquiera leyes que trataban de portugués Jerónimo Melo y el español
limitar su libre acción. En México fue destituido Rodrigo Llano, lograron encontrar en el
por aquel entonces el "conquistador" Hernán amplio estuario del Magdalena, otra vía de
Cortés, entregando el gobierno a una nueva Real acceso con navios Un cacique del territorio
Audiencia; en Venezuela, el "americano" Juan descubierto por los dos navegantes se
de Ampiés, que ocupaba la región de Coro, fue embarcó con ellos a Santa Malta para visitar
removido y el territorio entregado a Ambrosio al gobernador, comunicando a éste los
de Alfínger en nombre de una compañía detalles y la facilidad con que el río se
comercial alemana, Bartolomé Welsery navegaba cien leguas más arriba.
Compañía; y para Santa Marta fue nombrado De esta manera fue descubierta la vía de
García de Lerma, de profesión banquero, quien penetración a las tierras del interior tanto con
ya desde 1514 tenía negocios en Santo navios como por tierra; descubrimientos
Domingo. trascendentales en la historia de las tienas
Sin embargo, en la historia de un pueblo actualmente colombianas que llevaron a la
poco influye el reemplazo de personalidades conquista de la meseta chibcha, región central
mientras queden incólumes las condiciones de la actual Colombia. Estas vías de acceso
políticas y económicas creadas. Y así, García de perduraron durante toda la época colonial e
Lerma, poco pudo hacer para frenar la ambición incluso republicana y sólo recientemente
de los "conquistadores" de que se componía la fueron adicionadas por carreteras,
hueste que lo acompañaba. Ya después de su ferrocarriles y aviones.
primera y luctuosa experiencia personal cuando La noticia del descubrimiento de las
tomó parte en una salida contra los indios entradas al interior de la gobernación de Santa
rebeldes de su gobernación, dejó de acompañar Marta fue recibida con satisfacción por el
las tropas, contentándose con la parte del botín Consejo de Indias. Correspondía a la política
que le correspondía como gobernador y dejando estatal de entonces penetrar en el interior del
las acciones bélicas en manos de los capitanes. continente no limitándose a "arañar" las
Por otra parte, los indios, incapaces de contener playas. El enviado a reclutar en España
la invasión de sus tierras, continuaron la política nuevos pobladores recibió un decisivo apoyo
de "tierra arrasada", esperando, y no en vano, oficial. A los descubridores del acceso al
que la escasez de alimentos junto a la Magdalena, les fueron otorgadas señaladas
adversidad del clima tropical, las enfermedades mercedes. Para favorecer la pronta
y la muerte, ahuyentaran a los invasores. exploración del río, se adjudicaron a la
La política adoptada por Lerma produjo gobemación de Santa Marta las islas situadas
expediciones anárquicas al mando de varios en el Magdalena, pese a la oposición de Pedro
capitanes en busca de oro y comida. Pero de Heredia quien ya entonces gobernaba las
también tuvo como consecuencia el mejor tierras del otro lado del río.
conocimiento del territorio. El sobrino del Con todo, el papel histórico que habría
gobernador, Pedro de Lerma, encontró un largo de tener la utilización del Magdalena como
pero cómodo camino al río Magdalena, cuyo vía de penetración al interior, no fue
acceso por la desembocadura parecía imposible reservado a García de Lerma, banquero,
debido a la fuerte corriente. Circunvalando la amante de comodidades y de provechos
Sierra Nevada topó con el nacimiento del río inmediatos proporcionados por sus capitanes
Cesar. Bajó por el Valle de Upar (Valledupar) y con la participación en el botín. García de
Lerma hizo algunos intentos para que sus
capitanes aprovechasen el importante
La conquista del territorio y elpoblamiento
79
descubrimiento y reconocieran el curso bajo esclavos. Siguió luego a Urabá, ávido de
del río. Pero éstos se contentaban con las aprovechar el descubrimiento hecho por
escaramuzas con indios de las tribus Balboa.
inmediatas y con el reparto de un botín, cuya A mediados del tercer decenio del siglo
magnitud era cada vez menor, ya por la XVI, cuando España varió radicalmente su
merma de la población indígena, ya porque política y resolvió reconocer y colonizar las
los "conquistadores" no aspiraban a grandes tierras
empresas. Lerma murió a fines de 1534 sin del interior y no simplemente los litorales, el
efectuar gestión alguna para llevar a cabo la trecho entre las desembocaduras de los ríos
expedición. Magdalena y Darién (Urabá) le file entregado en
Desde Santo Domingo fue enviado gobernación (18 de marzo de 1525), al ya
como gobernador interino el doctor Infante, nombrado Gonzalo Fernández de Oviedo. Pero
hombre de constitución débil y siempre Oviedo no hizo diligencia alguna para tomar
enfermo, quien dejó el campo libre a los posesión de la tierra y los vecinos de Santa
conquistadores. En su época, la empresa Marta acostumbraron a cruzar el Magdalena en
conquistadora se asemejaba a las tradicionales busca de esclavos y provisiones.
"aceifas" practicadas por los moros en la El ya mencionado Pedro de Heredia,
Península Ibérica, cuando de manera teniente de Vadillo, supo aprovechar bien su
anárquica invadían las tierras del norte, permanencia en Santa Marta. Mediante el
ocupadas por los cristianos, retirándose luego negocio de "rescate" con los indios, reunió 4.000
con el botín y destruyendo a su paso las pesos de oro. Con ellos se trasladó a España y a
labranzas e incendiando las casas del principios de 1532 logró si no el nombramiento
enemigo. Tal política produjo en Santa Marta de gobernador que tanto anhelaba, sí una
una espantosa carestía de los alimentos, a más licencia Real para conquistar el trecho costero
de la hostilidad general de la población entre el Magdalena y Urabá con la
indígena hacia los invasores, lo cual llegó a correspondiente "tierra adentro", pese a la
tal punto que el simple tránsito por el oposición del cabildo y la vecindad de Santa
territorio de la gobernación resultaba Marta que ocupaba con su ganado la banda
peligroso para el mermado ejército español. opuesta del río.
Quien podía, abandonaba a Santa Marta, Llegado a la tierra asignada, Heredia ftmdó
echándose incluso a nado para alcanzar a los en 1532 la ciudad y puerto de Cartagena. Hizo
navios que pasaban de largo, sin hacer escala luego algunas salidas de reconocimiento,
en el empobrecido puerto. La decadencia de encontrando una general hostilidad de la
Santa Marta era completa. Ante tal situación, población indígena que desbarataba fácilmente.
el doctor Infante abandonó la gobernación, La principal actividad de Heredia se concentró
sin esperar siquiera la licencia de la Real sobre la exploración del Sinú, donde se hallaron
Audiencia para hacerlo, ni el reemplazo que tumbas indígenas, en las cuales, junto a los
ya venía de España. muertos, depositaban los indios el oro; tumbas
fáciles de encontrar y saquear, pues estaban
La gobernación de Cartagena señaladas por montículos de tierra, como era su
costumbre. Fue el oro de estas "ricas" tumbas la
base del progreso económico de la provincia y
a se mencionó cómo, al fracasar la permitió que Cartagena fuera desde el principio
expedición de Alonso de Ojeda, el litoral una ciudad floreciente. Su puerto, al contrario de
meridional del Caribe se convirtió en una lo que sucedió con el de Santa Marta, lo
"tierra de nadie", proveedora de esclavos para visitaban frecuentemente comerciantes y navios.
las islas "útiles". En 1514, cuando Pedrarias El número de sus habitantes creció
Dávila navegaba por la costa hacia su permanentemente, a tal punto que ya a
gobernación de Castilla de Oro, la flota se principios de 1535 Cartagena contaba con 800
vecinos, "hombres de guerra", provenientes de
detuvo algunos días en el puerto de Calamar
Santo Domingo o directamente de España.
(Cartagena), a fin de capturar indios como
Nueva Historia de Colombia.
80
Pero, como también sucedió en otros codicia lo cual ocasionó el envío como juez de
casos, ni la conquista ni el hallazgo de las residencia al licenciado Dorantes, quien se ahogó
tumbas favoreció de modo igual a toda la en la travesía. En vista de ello, a comienzos de
población. Heredia exigió licencias para vaciar 1536, la Audiencia de Santo Domingo mandó a
las tumbas -con el pretexto de evitar fraudes de Cartagena como reemplazo a uno de sus oidores,
los derechos de la Corona- y él mismo, lejos de el licenciado Juan de Vadillo. Pedro de Heredia,
contentarse con el salario de gobernador, se temeroso del juicio y una posible condena, se
dedicó a explotarlas mediante cuadrillas de embarcó clandestinamente a España llevando
esclavos negros importados, al tiempo que oculta una buena cantidad de oro, según se le
entrababa la conceSión de licencias a otros acusó. Con todo, ya en España, logró una
Españoles. Esta medida provocó la rebelión de sentencia favorable. El 12 de junio de 1540,
algunos inmigrados y hasta un ataque del cual obtuvo el título de gobernador y regresó a su
Heredia escapó con algunas heridas. Salvo la gobernación con un nutrido grupo de nuevos
magnitud del suceso, se trataba de una nueva inmigrantes.
"revolución" en las tierras actualmente Mientras tanto, el licenciado Juan de
colombianas contra la autoridad legal Vadi110, a pesar de ser oidor, no pudo escapar a
establecida. la atracción que ejercía la "tierradentro" de la
Muy pronto la afluencia de inmigrantes gobernación. Concluida la residencia contra
tras el señuelo del oro, provocó una Heredia y tentado por las noticias fantásticas
superpoblación de Cartagena con gentes sin traídas del interior de la gobemación por el
medios de subsistencia, lo que por otra parte, capitán Francisco César, Vadillo resolvió hacerse
favoreció indirectamente el descubrimiento de conquistador. En compañía de César y
nuevas tierras del interior. Durante su gobierno comandando un ejército de 200 hombres, algunos
se produjo la repoblación del antiguo sitio de esclavos negros e indios cargueros, se dirigió por
San Sebastián de Urabá, pese a la oposición de las montañas hacia el sur. Luego de un
Castilla de Oro, gobernada entonces por accidentado viaje por tierras de los actuales
Francisco de Barrionuevo. Se desató una departamentos de Antioquia y Caldas (antiguo),
verdadera guerra entre las dos gobernaciones Vadillo llegó
con muertos y prisioneros; suceso que ocasionó Vol. I

la intervención de la Real Audiencia y la


ratificación del río Atrato como frontera entre
ambas gobernaciones .
Tampoco Heredia pudo sustraerse del hasta Anserma y Cali, pertenecientes ya a
señuelo del Perú cuando se tuvo noticia del otr gobernación. Allí dejó su ejército y
descubrimiento por parte de los samarios de un prosiguió viaje al sur. En un puerto del
acceso al río Magdalena. Organizó algunas Pacífico se embarcó rumbo a Panamá y
expediciones hacia el interior de su gobernación Santo Domingo, para continuar en la
sin que se lograra encontrar un acceso al río, por Audiencia, de la cual era oidor
la maraña que forma su amplio estuario antes de
verter sus aguas al mar. Unos subieron por el río A la búsqueda del
San Jorge, creyéndolo el Magdalena; otros Perú
exploraron la desembocadura del Cauca,
regresando luego a la costa. a se señaló el revuelo que produjo en
No faltaron quejas contra Pedro de Heredia. España la noticia del descubrimiento del
La abundancia de oro produjo una inflación y la acceso al "Río Grande de la Magdalena",
vertiginosa subida de los precios de caballos, tanto por tien•a como por mar. La fama del
armas y productos importados. Las licencias Perú crecía y tanto en Panamá como en
exigidas para vaciar las sepulturas y su frecuente Venezuela, e incluso en la Audiencia de
negativa fueron piedras de escándalo. El frabajo Santo Domingo surgen ideas y hasta
indígena forzado mermó sensiblemente a esta preparativos para descubrir por la vía
población. Graves acusaciones se elevaron contra terrestre el fabuloso país del Perú.
Heredia al Consejo de Indias, ante todo por su
La conquista del territorio y elpoblamiento
81
Ante la fama que adquirió Perú y al selva circunvecina invadiendo las afueras de lo
conocerse en España la muerte de García de que esperaban fuera una gran ciudad. Hacía
Lerma, se nombró para reemplazarlo no a un meses que no entraban barcos en el puerto,
gobemador cualquiera sino al adelantado y pasándolo de largo, ni los indios comarcanos
gobemador de las Islas Canarias, Pedro traían los frutos de sus cosechas para alimentar
Femández de Lugo, viejo y experimentado la hambrienta población.
soldado en la conquista de aquellas islas. Se La situación alimenticia se tornó tan
le otorgaron, a más de las mercedes angustiosa que con la llegada del nuevo ejército
acostumbradas, señaladas ventajas y resultó insostenible. Fueron atacadas por la
honores, elevados salarios, una crecida suma parte occidental de la gobernación las tribus
para los gastos y la participación en las vecinas de Bonda, lo cual, sin embargo, no dio
ganancias que produjera la provincia. Le fue resultado, porque los desmanes de los
señalada la línea equinoccial como límite de conquistadores anteriores impidieron que los
su gobemación, como había sido el caso por indios aceptasen la paz. Las escaramuzas,
entonces de otras gobernaciones del litoral aunque victoriosas para los invasores, se
atlántico. convertían en graves derrotas pues no
Las diligencias para la capitulación reportaban alimentos ni lograban la sumisión de
estuvieron a cargo de su hijo y heredero, los indígenas. Estos, después de ofrecer alguna
Alonso Luis de Lugo, quien viajó a la Corte resistencia, huían invariablemente a las
para adelantarlas. Se limitaron algunas de montañas, destruyendo e incendiando todo lo
las exigencias hechas por Fernández de que dejaban atrás, cuando no lo hacían los
Lugo, pero con todo, las condiciones de la propios capitanes de Lugo, para escarmiento.
capitulación fueron excepcionalmente Alonso Luis de Lugo, con un
favorables y era fácil el reclutamiento de los destacamento de los recién llegados, entre los
futuros conquistadores. Entre ellos no cuales se contaba Jiménez de Quesada,
faltaban miembros de la pequeña nobleza, emprendió una expedición a la parte oriental de
algunos mercaderes acaudalados e incluso la gobernación, La Ramada. Sostuvo algunos
hombres de letras que fascinados con la encuentros con los indios y recogió algún oro.
posibilidad del enriquecimiento se alistaron Sin embargo, desilusionado de lo que esperaba
en la empresa. Entre los últimos, se destacó fuera un paraíso, abandonó la empresa. Sin
luego el licenciado Gonzalo Jiménez de repartir el oro con sus compañeros, Lugo se
Quesada, quien ya en España venía embarcó para España abandonando a la suerte a
ejerciendo la abogacía ante la Real su anciano padre; un hecho que éste denunció a
Audiencia de Granada y que por problemas España pidiendo para el hijo un castigo
en los cuales se vió envuelta su familia, ejemplar.
prefirió emigrar, recibiendo luego el cargo La situación en Santa Marta era
de teniente de gobernador. desesperada. No era posible sostener el
Con casi un millar de hombres se numeroso ejército, aunque ya algo mermado
embarco Alonso Luis de Lugo hacia las por el hambre, las enfermedades, las luchas con
Canarias donde esperaba su padre. los indígenas y el duro clima tropical. Esta
Completada la tlipulación con los "isleños" circunstancia obligó al anciano gobernador a
v habiendo embarcado ama. y bastimento en organizar a la buena ventura la expedición a la
cuantía superior a las necesidades de la desconocida "tierradentro", a principios del
jornada, con la intención de expenderlos a mismo año; organización parecida a la que
los colonos, la flota se hizo a la mar a había planeado, sin llevarla a cabo, García de
finales de 1535 con destino a Santa Marta. Lerma cuando resolvió dividir el ejército en dos
Cuando a principios de enero del año grupos, uno de los cuales iría por tierra para
siguiente desembarcaron en el puerto con alcanzar el río, mientras que el otro se
caballos y armaduras, paños y terciopelos, embarcaría en bergantines con el encargo de
encontraron un país desolado por hambre y prestarse mutua ayuda en todo momento. Pero
enfermedades, las chozas de bahareque mientras que el banquero quiso reconocer el
derruidas, las calles enhierbadas, el monte de la interior de su gobernación, acorralando a los
Nueva Historia de Colombia.
82
indios para aprovecharse de un botín, el caso de que éste se lograra. El reparto del botín
Fernández de Lugo, militar y conquistador, se regía por la costumbre o un convenio entre los
quiso reconocer el interior del país. El grueso participantes. La obediencia al caudillo era total y
del ejército, unos seiscientos hombres, se castigaba severamente cualquier rebeldía.
acompañados de indios cargueros y con los Muchos de los futuros colonos venían
caballos necesarios, iría a pie por el camino endeudados a veces ya desde España, con la
explorado anteriormente por Pedro de Lerma, esperanza de poder saldar las deudas con las
para que, circunvalando la Sierra Nevada, hipotéticas ganancias que esperaban. Los más
alcanzar la orilla del Magdalena en un lugar ya aventajados económicamente llevaban caballos,
alejado de su desembocadura, evitando así los mantenimientos, armas o medicinas y se hacían
manglares, ciénagas y afluentes que pagar su valor del "montón" del botín en caso de
dificultaban el tránsito de hombres y bestias. El pérdida o consumo, o las vendían a sus
resto del ejército partiría simultáneamente en compañeros a precios que dictaba el momento.
los bergantines, llevando bastimento y los Que no todo era altruismo se desprende de las
elementos necesarios para una larga jornada. acusaciones hechas a Fernández Gallego, sucesor
Las dos partes del ejército, debían reunirse en como veremos de Pedro de Urbina, en el
las orillas del Magdalena, sirviendo luego los comando de los bergantines, quien sin
bergantines para transportar los enfermos, preocuparse de la precaria situación de la tropa
auxiliar a los hombres que iban por tierra, en el aprovechó su viaje como comerciante, haciéndose
cruce de los afluentes y recoger los alimentos pagar lo que llevaba a precios de usura. De ahí
que se encontrasen en las orillas. Quedarían en que, aunque la acción conquistadora como tal fue
Santa Marta muy pocos soldados encargados de la obra común de los participantes, sujetos todos a
la protección del pueblo, de los enfermos, de los mismos peligros, no eran iguales las
las mujeres y niños. oportunidades de sobrevivir ni el lucro a que
Para tal jornada nombró Lugo al licenciado tenían derecho.
Gonzalo Jiménez de Quesada como teniente
La expedición al mando de Jiménez se
general del ejército por tierra, y para el comando
inició el 5 de abril de 1536. Luego de circunvalar
de los bergantines al capitán Pedro de Urbina.
la Sierra Nevada y seguir el valle del río Cesar,
el ejército llegó a Chiriguaná y después a
La conquista de la meseta chibcha
Tamalameque, en la orilla del Magdalena, con la
a expedición al interior constituyó una esperanza de que ya hubieran llegado los
verdadera odisea. Es cierto que ni el ejército de bergantines. Desconocían el percance sufrido por
tierra ni los bergantines, sufrieron ataques de los la flota capitaneada por Diego de Urbina, la cual
indígenas, pues tal hecho no se señala en los no logró, debido a condiciones atmosféricas
documentos. En cambio, hay constancia del adversas, franquear la entrada del río,
hambre y las enfermedades sufridas en esa naufragando algunos navios y dispersándose el
jornada. Un participante declaraba: "Que en el resto.
dicho camino y descubrimiento, además de los A fines de julio, ya desesperados por la
dichos trabajos y peligros, se padeció por todos tardanza de los navios, el ejército prosiguió su
en general tanta hambre, que se comieron los marcha Magdalena an•iba cruzando con gran
caballos que traían y hierbas ponzoñosas y dificultad las ciénagas, los manglares y las
lagartos y murciélagos y ratones y otras tantas desembocaduras de los ríos. Cuando ya se
cosas semejantes". Basta decir que sólo la tercera habían alejado bastante del punto fijado para el
parte del ejército logró sobrevivir la jornada. encuentro, fueron alcanzados por los bergantines
Los numerosos pleitos ocasionados por esta al mando de Fernández Gallego. Ciertamente,
expedición y varios documentos más, ofrecen apenas conoció Fernández de Lugo la noticia del
detalles sobre la organización de tales percance sufrido por la flota que comandaba
expediciones. Cada participante iba "por su Urbina, se apresuró a enviar otra, comandada por
cuenta y miSión", es decir, a su propio riesgo, sin Fernández Gallego. Y así, unos por tiena y otros
salario o garantía alguna salvo la esperanza de a bordo de los navios, por el mes de octubre del
recibir la parte que le correspondía en el botín en mismo año, alcanzó el ejército La Tora, lugar de
la confluencia de varios ríos v un poco más
La conquista del territorio y elpoblamiento
83
arriba la desembocadura del Opón En ese lugar, viejo" se llama en la documentación). El zipa,
la corriente del río ya era tan recia que hacía con dádivas primero y luego mediante una
imposible la subida de los bergantines ineficaz resistencia con
Por otra parte y aún antes de llegar a La
Tora, llamó la atención del ejército el hecho
de que la sal que consumían los indígenas que
habitaban en las orillas del río no era la sal en
granos de procedencia marina que ellos bien
conocían, sino una sal compacta, en bloques
de procedencia minera. El indicio de la
existencia de salinas y, por consiguiente de
una región poblada, fue indudablemente una
de las causas por las cuales la expedición
reducida ya a dos centenares de hombres,
varió su ruta diligiéndose a la cordillera que
se elevaba al oriente. Y, ciertamente, la
vanguardia del ejército enviada por Jiménez
para explorar el Opón, encontró varias chozas
habitadas por indígenas. Un nuevo
destacamento enviado posteriormente a la
sierra, confirmó la existencia más adelante de
una densa población.
A fines de diciembre, el ejército se puso
en marcha a la cordillera quedando en el
puerto el capitán Gallego con sus bergantines
por si fuera necesario el reembarque. Bien por
la falta de noticias o por las enfermedades, o
porque como lo sostuvo más tarde fue atacado
por los indios al ver reducido el número de los
invasores, Gallego resolvió regresar a Santa
Marta, abandonando a su suerte ai ejército de
tierra.
Entretanto, éste seguía el avance,
encontrando de trecho en trecho poblaciones
indígenas bien abastecidas de vituallas, y a
principios de marzo de 1537, pasando por
Vélez y el valle de Moniquirá, el ejército
alcanzó la meseta chibcha bien poblada,
habiendo reunido en el camino una buena
cantidad de oro y de esmeraldas y logrando a
veces en un solo día un botín que sobrepasaba
con creces lo conseguido durante los once
meses que emplearon en la jornada por el río.
Sin encontrar resistencia, el ejército
llego a los "pueblos de la sal" (Nemocón,
Tausa y Zipaquirá) y el 22 del mismo mes
avistó el "Valle de los Alcázares", como
llamaron los españoles a la propia sabana de
Bogotá, por los bohíos cercados en que vivían
los indios. El ejército arribó luego a Chía y el
5 de abril a Suba, población cercana a
Bogotá, sede del zipa Tisquesusa ("Bogotá el
84 Nueva Historia de Colombia. Vol. I
el Sogamoso. Otra parte volvió al "Valle de los
Alcázares", pues el 12 de octubre Jiménez
depositó en la CQJa del "común" una cantidad
indios equipados con primitivas armas de de oro procedente de esta región.
madera, pretendió defender su territorio. Huyó A fines de 1537 se reciben noticias de la
después a las montañas donde muy pronto existencia de un "Valle de las Minas" (Neiva),
encontró la muerte en una refriega nocturna, habitado por indios supuestamente muy ricos.
llevándose a la tumba el secreto del lugar Hacia esc valle se dirige el caudillo por el
donde supuestamente había escondido un camino de la cordillera, con una parte de la
tesoro. solda-
Desde Bogotá, Jiménez dirigió su ejército desca. Desilusionado, regresa a Bogotá en
al norte recogiendo entre los indios oro y febrero del año siguiente, trayendo consigo
esmeraldas. Tan pronto tuvo noticias de que apenas 4.000 pesos de oro. Sin embargo, al
las esmeraldas provenían de las minas de regreso encontró un nuevo camino a la meseta
Somondoco, envió a reconocerlas al capitán chibcha, bajando por el valle del río
Pedro Hernández de Valenzuela, quien Magdalena hasta Guataquí y subiendo luego a
regresó con algún botín y con la noticia de Bogotá.
haber visto a través de una brecha en la Entre tanto su hermano, Hernán Pérez de
cordillera, extensos llanos hacia el oriente. Quesada, alguacil mayor, no resistió la
Para reconocer esos llanos, despachó Jiménez tentación de "El Dorado" ; leyenda cuyas
al capitán Juan Tafur, quien no logró atravesar fuentes históricas son desconocidas, pero que
la cordillera. La visión de tan extensas tierras tuvo una desastrosa influencia en la conquista
llanas al oriente y el señuelo de un "Dorado", de toda la parte septentrional de Suramérica.
en aquellas partes, prendieron la mente de los El 12 de mayo, Hernán Pérez regresó a
conquistadores y su búsqueda habría de cobrar Bogotá trayendo consigo 2.500 pesos de oro y
más adelante no pocas víctimas. la noticia de haber llegado a un sitio distante
El 6 de agosto de aquel año, 1537, sólo cuatro días de la "provincia de las
estando acantonado el ejército en el valle que amazonas", otro fabuloso país de legendaria
llamaron de Murcia, recibió el caudillo riqueza.
noticias de la existencia de otro rico cacique Considerando suficientemente esquilmada la
que residía en el valle de Tunja, el zaque región, enjunio de 1538 procedieron a repartir el
Quemuenchatocha. Hacia allá se dirigen los botín. En el Archivo General de Indias en Sevilla
conquistadores y el 20 del mismo mes se conserva el documento original que tiene valor
obtienen un cuantioso botín, al despojar al histórico, por constituir, junto con el del reparto
zaque de 136.500 pesos de oro fino, 14.000 de que hiciera Francisco Pizarro en el Perú -este
oro bajo y de 280 esmeraldas. Hasta ese último publicado sólo parcialmente-, los dos
entonces, habían entrado a la caja del "común" únicos documentos originales conocidos hasta
solamente unos 8.000 pesos de oro de todos ahora tocantes al reparto de los botines durante la
los quilates y un millar de esmeraldas. En este conquista de América.
sitio recibió Jiménez noticia de la existencia
de un gran sacerdote de los muiscas, El reparto del botín
Suagamoso. Hacia allá dirige su ejército y el 4
de septiembre despoja al cacique de 40.000 n la "instrucción" dada por el gobernador
pesos de oro fino, 12.000 pesos de oro bajo y Pedro Fernández de Lugo a Jiménez de
118 esmeraldas. Quesada, su teniente general, habían sido
fijadas las reglas para el reparto del botín
Según las anotaciones que se hicieron en entre los hombres de a pie y de a caballo y los
el libro donde se registraban las entradas de que venían en los bergantines. De acuerdo con
oro y esmeraldas, parece que una parte del esa instrucción, el botín reunido en "montón",
ejército continuó explorando el Reino de una vez deducidos los gastos que afectaban al
Tunja, pues afluye oro de Sáchica y común (vituallas, drogas, mercancías
La conquista del [erri[orio y poblamiento 85
inutilizadas, caballos muertos, etc., y la de chafalonía y 363 esmeraldas de diferentes
"joya": una pieza de mayor valor que tamaños. Se pagaron luego los gastos a cargo del
correspondía al gobernador), se dividía en "común" con el oro de chafalonía y el bajo: las
"partes" así: diez al gobernador; a Jiménez de "mejoras" a quienes más se distinguieron durante
Quesada, como teniente general, cinco y como la expedición, el valor de los caballos muertos
capitán, cuatro; cuatro "partes" a cada uno de durante la jornada, el valor de las medicinas
los ocho capitanes; tres "partes" al alférez; dos gastadas durante ella y el de las herramientas y
"partes" a cada uno de los jinetes, dueños de objetos inutilizados en las acciones de provecho
los caballos; una y media "partes" a cada uno para el común.
de los ballesteros y arcabuceros; y una "parte" Pagados estos gastos a los respectivos
a los rodeleros y demás soldados. No hemos dueños, quedaron luego para repartir 148.000
encontrado en las " Siete Partidas", pesos de oro fino, 16.964 pesos de oro bajo y
disposiciones que debían regir en estos 1.455 esmeraldas.
repartos. Probablemente pertenecían a la Se suman luego las "partes" señaladas en la
época de la Reconquista o fueron introducidos instrucción de Fernández de Lugo, más algunas
por los moros. no previstas por el gobernador, como para
La "instrucción" de Fernández de Lugo macheteros, trompetero, etc. Resultaron 290
ordenaba informar a los indios que quienes se "partes". El botín se divide por este número
sometieran voluntariamente a los españoles, resultando cada parte de 510 pesos de oro fino'
recibirían un buen trato; pero a quienes no lo 57 pesos de oro bajo y 5 piedras esmeraldas dé
hicieran se les haría la guena como a enemigos, distinta calidad y procurando que cada grupo
con todas sus consecuencias: serían declarados fuera de igual valor. Luego, a cada participante
esclavos y sus bienes formarían parte del botín. A se entregaron las partes a que tenía derecho,
todos los indígenas se les exigió la entrega del oro dando un fiador -generalmente un compañero-
para pagar los gastos en que incurrieron los para que respondiera ante la justicia en caso de
conquistadores para llevar a cabo la expedición; que se presentaren reclamos por parte de quienes
cláusula que merece destacarse por insólita. Pues habían quedado en las riberas del Magdalena.
si bien existía un derecho consagrado de En la lista de los presentes figuran 179
aprovecharse de los bienes del enemigo, no así de participantes (y no 160 0 166 como declaran los
quienes se sometían voluntariamente, sin hacer la cronistas y aparece en ciertos documentos),
guerra. Se exigía pues de los indios pacíficos, su incluyendo un soldado que murió después de
apoyo a la invasión. llegar al altiplano.
El 6 de junio de 1538 se procedió al reparto Es interesante insistir sobre el carácter
del botín. En un acto solemne son elegidos tres comunitario de estas expediciones conquistadoras
repartidores, representantes de cada uno de los y en el hecho de que se trataba de una acción
tres grupos que componían el ejército: capitanes, conjunta de todos los participantes. Si bien el
jinetes y soldados a pie. Los oficiales reales riesgo era para todos igual, no era igual la
presentaron el botín: el oro y las esmeraldas que participación en el botín. Así, los 15 más
habían sido guardados celosamente en una caja aventajados -el gobernador y los capitanes-, que
que por la noche se suspendía del techo del bohío en conjunto constituían sólo el 5,2% del total de
donde reposaba el caudillo. A continuación se los participantes, recibieron 70 partes, es decir, el
procedió a pesar, avaluar y contar el "montón" 25% del botín, correspondiendo a cada uno 1,66%
que ascendió a 191.274 pesos de buen oro u oro del "montón". Los 43 jinetes y caporales y los 2
fino (mayor de 16 quilates), 37.288 pesos de oro religiosos, que juntos representaban el 24% de los
bajo (de 9 a 15 quilates) y 18.288 pesos de oro de participantes, recibieron 86 partes, es decir, 30%
"chafalonía" (mezclado con otros metales), este del botín, correspondiendo a cada uno 0.70 0 del
último valorado en siete pesos por uno de buen "montón". Mientras el resto, baIlesteros,
oro. Asimismo resultaron 1.815 esmeraldas de arcabuceros, rodeleros y demás soldados, que
toda suerte, para repartir. De este "montón" se sumaban 121 personas y constituían el 70 0 0 de la
entregó a los oficiales reales el "quinto" (200 0) hueste, recibieron el 400 0 del botín, es decir, cada
perteneciente a la Corona, a saber: 38.259 pesos uno recibió por dos años y dos meses que duraba
de oro fino, 7.257 pesos de oro bajo, 3.690 pesos
86 Nueva Historia de Colombia. Vol. I
ya la expedición conquistadora, un 0,37% del sometido a tormento que resultó infructuoso
botín. por lo cual fue puesto preso.
Por supuesto el fraude era una cosa ya A comienzos de 1539 un incendio
entonces bien establecida, puesto que antes del destruyó el pueblo donde hasta entonces
reparto, se procedió a una "cata" en busca de oro habitaban los cristianos entre los indios. Una
y esmeraldas escondidas en los bohíos, que no dio
nueva ciudad fue erigida en el sitio Teusacá
resultados positivos.
(Teusaquillo), con el nombre de Santa Fe, que
La fundación de Bogotá es el lugar donde ocupa actualmente la capital
de la República (1). El incendio del antiguo
pueblo se atribuyó a las instigaciones del
juzgar por la documentación conservada, cacique Sajipa, pese a su insistente negativa.
una vez repartido el botín, Jiménez decidió Fue sometido a un nuevo y recio tormento a
marchar a España para informar sobre el señalado consecuencia del cual murió al mes siguiente.
descubrimiento. Al igual de muchas ciudades Pocos días después de aquel luctuoso suceso,
americanas, se desconoce el acta de fundación, de Jiménez recibió noticias sorprendentes: desde el
Santa Fe de Bogotá, si bien se considera el 6 de suroeste se aproximaba un ejército de españoles al
agosto de 1538, como la fecha de fundación es mando de Sebastián de Belalcázar y en las
decir, unas semanas después del repalto del botín. montañas del oriente apareció otro ejército al
En la documentación sólo consta la mando de Nicolás de Federmán.
el Ciertamente, al tiempo del nombramiento
de García de Lerma para la gobernación de Santa
Maña, se nombró como hemos dicho, para la
ftindación durante ese mismo año de la ciudad vecina gobernación de Venezuela a Ambrosio de
de Vélez, pues el 13 de agosto estuvo en ella Alfínger. Muerto Alfínger por los indios de
Jiménez de Quesada, quien recibió junto con Chinácota, fue nombrado sucesor otro alemán,
el capitán Juan de San Martín, de manos del Jorge de Espira, y en calidad de teniente, aquel
cabildo de aquella ciudad un poder para Nicolás de Federmán quien ya en 1530-31, había
representarla ante la Corte de España en la recorrido una parte de Venezuela. Pronto
abandonó Espira su gobernación y emprendió
búsqueda de mercedes para sus pobladores. La una expedición hacia el sur en busca de "El
existencia del cabildo indica la ftindación en Dorado"; expedición que terminó en un rotundo
regla de una ciudad. Sabemos que en esa fracaso. Espira murió en 1538, cuando preparaba
ocasión Jiménez no prosiguió su viaje a una nueva expedición. Su teniente Nicolás de
España, pues por el mes de noviembre actúa Federmán quien tenía la orden de seguirlo,
una vez más en Bogotá. después de explorar la Guajira y ftindar la actual
Mientras proseguía la conquista de la Riohacha, siguió tras los pasos de Espira, pero
altiplanicie chibcha, los muiscas rebeldes, luego, desviando su ruta hacia la cordillera, la
muerto su zipa Tisquesusa, eligieron como atravesó, llegando a Pasca por el mes de marzo
nuevo cacique a un indio aguerrido, Sajipa (o de 1539, cuando la tierra ya estaba ocupada por
Saxajipa), para proseguir la guerra contra los la hueste de Jiménez.
invasores. Bien pronto, dándose cuenta de la Algunos años antes de esa fecha, Sebastián
inutilidad de su resistencia, el cacique se de Belalcázar, viejo conquistador y ñindador de
entregó a los enemigos. Fue recibido con toda Quito, bajo las órdenes de Francisco Pizarra,
deferencia por Jiménez quien para demostrarle gobernador del Perú, había resuelto explorar las
tierras que se extendían al norte de Quito con el
su amistad lo acompañó con algunos soldados
fin de independizarse de su superior. Ya en 1535,
en la guerra contra sus enemigos, los panches. comenzó Belalcázar la exploración de aquellas
De regreso a Bogotá, Jiménez trató de tierras mediante el envío de capitanes que
averiguar el sitio que, como suponía debiera alcanzaron el actual Quindío. A esas
conocer Sajipa, donde "Bogotá el Viejo" había exploraciones se debe la frndación de Pasto,
escondido el tesoro. Al negar el cacique Popayán, Cali, Anserma y Cartago.
conocer la existencia de tal tesoro, fue
La conquista del [erri[orio y poblamiento 87
A mediados de 1538, estando en Quito, habían descubierto, que el caudillo llamó Nuevo
Belalcázar tuvo noticias, proporcionadas por un Reino de Granada, por haber sido vecino de esa
indio, sobre la existencia de un "Dorado", al ciudad en España como afirman algunos, o por
oriente de la gobernación. Fue uno de tantos haber nacido en ella según otros. Asimismo,
"Dorados" cuya existencia aceptaba la mente distribuyó los indios en encomiendas,
exaltada de aquellos españoles, tratándose de adjudicándolas a los principales conquistadores,
informes a veces malévolos y a veces mal sus compañeros.
entendidos, que los indígenas suministraban con Embarcados en Guataquí a principios de
prolijidad, muchas veces sólo para alejar a los junio de 1539, los tres caudillos acompañados de
españoles de sus tierras. algunos conquistadores, llegaron a Cartagena a
Pese a la oposición del cabildo de Quito, mediados del mismo mes. Allí iniciaron un pleito
Belalcázar se puso en marcha con indios y ante el licenciado Juan de Santa Cruz quien estaba
soldados. en aquel puerto tomando residencia a Pedro de
Sin hallar el pretendido "Dorado" ni lograr Heredia, ausente en España.
atravesar el nudo andino, su ejército llegó al Valle Ese pleito continuó en España ante el
de las Papas, lugar de nacimiento de los ríos Consejo de Indias. Fue largo y engorroso debido a
Cauca y Magdalena que en el dicho lugar están que se trataba de un territorio cuya verídica
separados sólo por un corto trecho de terreno situación geográfica era desconocida y se prestaba
cenagoso. Belalcázar se dirigió hacia el valle del a interpretaciones. A los tres aspirantes se
Magdalena creyendo que se trataba del sumaron Pedro de Heredia, insistiendo que el
nacimiento del Darién (Atrato) y alcanzó la Nuevo Reino caía dentro de su gobemación de
región de Neiva donde encontró huellas de la Cartagena, el obispo fray Tomás de Berlanga, que
pasada expedición de Jiménez de Quesada. consideraba que el territorio debía adjudicarse a la
Continuó su marcha bajando por el valle del gobernación de Panamá, e incluso Pascual de
Magdalena. Allí fue alcanzado por Hernán Pérez Andagoya, nombrado por entonces gobemador de
de Quesada, enviado por su hermano, el San Juan (Chocó), aspiraba poder lograr la
licenciado, para averiguar la procedencia del inclusión del Nuevo Reino en su gobernación.
nuevo ejército. Hemán Pérez indujo a Belalcázar Infonnes de testigos, interesantes por los
a desviar su ruta hacia Bogotá, donde los conceptos embrollados y contradictorios que
españoles se encontraban ya prácticamente expresan sobre la geografía de la actual
desarmados frente a una numerosa y cada vez más Colombia, que sólo poco a poco se iban
hostil población indígena. Pero deseoso de aclarando, no lograron ofrecer una base segura
afianzar sus derechos sobre el territorio recorrido, para determinar a qué gobernación debía
Belalcázar envió a uno de sus capitanes, Pedro de pertenecer la tiem descubierta y conquistada por
Añasco, a fundar en el curso alto del Magdalena Jiménez de Quesada. Prevaleció el hecho
la ciudad de Guacacallo (actual Timaná) (2); ya cumplido: lo descubierto por Jiménez siguió
anteriormente su capitán, Pedro de Puelles, había formando parte de la gobernación de Santa Marta,
fundado la ciudad de Pasto (3). Luego se dirigió mientras que sólo uno de los tres conquistadores,
Belalcázar a Tibacuy, lugar desde el cual ante la Belalcázar, obtuvo compensación al ser nombrado
insistencia de los enviados de Jiménez, se dirigió gobernador de lo que había recorrido desde Pasto,
a Bogotá. incluyendo Urabá como salida al Atlántico
No faltaron discusiones entre los tres aunque él no había pisado aquel territorio. Eligió
conquistadores sobre los derechos que como capital la ciudad de Popayán como centro
correspondían a cada uno como descubridor. Pero de su estirada gobernación.
la hábil diplomacia de Jiménez logró convencer a Federmán, acusado por sus patronos, los
los dos de la conveniencia de viajar a España y Welser, de deslealtad, murió en 1542 en España,
dejar en manos del Consejo de Indias la decisión siendo archivado el pleito que instauró contra sus
final, Jiménez logró asimismo, que Federmán patronos de Ausburgo. Jiménez de Quesada,
dejara su hueste en el Nuevo Reino y Belalcázar luego de inútiles gestiones para obtener la
una parte de la suya, lo cual contribuyó mucho a gobernación de Santa Marta que por herencia
la seguridad de la región y al asentamiento pertenecía a Alonso Luis de Lugo, por haber
definitivo de los conquistadores en la tierra que muerto en Santa Marta su padre Pedro Hemández
88 Nueva Historia de Colombia. Vol. I
de Lugo ya a fines de 1536, fue acusado por el llegó a Pasto con su ejército deshecho. Desde
fiscal de encubrir una gran cantidad de oro allí regresó a Santa Fe donde encontró como
(150.000 pesos) que trajo a España nuevo gobernador a Alonso Luis de Lugo.
clandestinamente para evadir los impuestos Ciertamente, al no aceptar Carlos v el
conespondientes. Ante la orden de prisión, traspaso de la gobernación de Santa Marta a
decidió ausentarse de España y viajó a Francia e Jiménez de Quesada, el heredero de
Italia. El obispo de Panamá, fray Tomás de Fernández de Lugo, Alonso Luis de Lugo, se
Berlanga, y el de San Juan, Pascual de Andagoya, embarcó a fines del año 1542 para hacerse
desistieron del pleito. cargo de la gobernación. Allí se apoderó
violentamente, pese a las protestas de los
La anarquía oficiales reales, de la doceava parte de las
perlas depositadas en la Real Caja de
Riohacha. Alegaba que pertenecían a él, según
I ausentarse de Santa Fe, Jiménez había la capitulación concedida por la Corona a su
nombrado a Hernán Pérez de Quesada, su padre. Una vez en Santa Fe declaró inválidas
hermano, como su lugarteniente, nombramiento las encomiendas otorgadas por los hermanos
que fue revalidado por el cabildo de la ciudad. Quesada y sus tenientes, entregándolas a sus
Con el fin de congraciarse con los conquistadores 'paniaguados" y adjudicándose a sí mismo un
procedentes de las huestes de Fedennán y buen número de las más productivas, contra la
Belalcázar, Pérez de Quesada comenzó a general oposición de los demás
adjudicarles encomiendas de indios, en conquistadores. Instauró luego un pleito
detrimento de los derechos de los antiguos contra Hernán Pérez y contra otro hermano
conquistadores, lo cual no contribuyó a la del licenciado que había llegado del Perú,
tranquilidad social. La llegada al Nuevo Reino de Francisco Jiménez de Quesada,
Jerónimo Lebrón, juez de residencia enviado por embargándoles sus bienes y enviándolos
la Real Audiencia de Santo Domingo cuando se
presos a Cartagena junto con el teniente
supo la muerte de Pedro Fernández de Lugo,
generó nuevos conflictos. Aceptado por una parte
Gonzalo Suárez Rendón, para que se
de la población y rechazado por otra, Lebrón fue presentasen con las actas de sus procesos ante
obligado por Hemán Pérez a regresar a Santa el Consejo de Indias. Estando a bordo del
Mafia donde instauró un juicio contra éste y su barco que iba a llevarlos a España, los dos
ausente hermano, con muchos testimonios hermanos del licenciado murieron fulminados
adversos a la por un rayo.
e/ Algunos meses después, ante la creciente
y peligrosa enemistad de los vecinos, el
propio gobernador se embarcó hacia España,
fama de ambos. Sin embargo, Hernán Pérez, haciéndose pagar antes por la fuerza sus
más conquistador que colonizador, atraído por salarios y derechos. El Nuevo Reino quedó
el antiguo señuelo de "El Dorado", abandonó acéfalo.
pronto Santa Fe con un grupo de No menor anarquía se produjo en la parte
conquistadores y varios millares de indios occidental de la actual Colombia. El
cargueros, dejando como su teniente a descubrimiento del Pení no fue tan sólo un
Gonzalo Suárez Rendón. Se trasladó a Tunja y acicate para que desde Venezuela, Santa
pese a la oposición del cabildo a tal Marta y Cartagena se intentara penetrar la
expedición, por ser una institución más "tierradentro". Aún antes de los Pizarro, en
inclinada a la colonización que a la 1522, el ya nombrado Pascual de Andagoya,
desenfrenada conquista, enganchó otros quien era entonces regidor de Panamá, había
vecinos e indios para la jornada. Luego se explorado un buen trecho de la costa del
dirigió y atravesó la Cordillera Oriental y Pacífico hacia el mediodía y estando en
siguiendo con ingentes penalidades las España a tiempo de la llegada de los tres
vertientes orientales de la cordillera hacia el conquistadores, Jiménez, Belalcázar y
sur, alcanzó Mocoa, ascendió la cordillera y
La conquista del [erri[orio y poblamiento 89
Federmán, capituló con la Corona la residencia, Juan de Santa Cruz, en pos de
gobernación de aquella costa desde Panamá Vadi110, para obligarlo a rendir la residencia,
hasta Catamez, que fue el trecho vacante pues ignoraba que éste se había embarcado
desde la muerte de Gaspar de Espinoza, quien rumbo a Santo Domingo. La mayoría de los
lo había capitulado con la Corona, en 1536, soldados se unió a Robledo para compartir la
sin tomar la posesión de lo capitulado. empresa conquistadora. Reforzado su ejército,
Catamez era el límite septentrional de la Robledo decidió reconocer la región habitada por
gobernación de Pizarro. Al llegar a Panamá los quimbayas de cuyas riquezas tuvo noticias.
provisto del título de gobernador, Andagoya Tal era la situación que encontró Andagoya
se embarcó con su e•ército en el Pacífico cuando arribó a Cali. No le fue difícil convencer
dirigiéndose al sur. Al llegar a la al cabildo de la ciudad para que lo recibieran
desembocadura del río San Juan, exploró la como gobernador, porque los vecinos preferían
bahía de Buenaventura y fundó el puerto que una autoridad cercana a un lejano gobierno como
lleva este nombre. Luego, desviándose de su era el de Pizarro, a quien ni siquiera conocían y
ruta al sur, se internó en las montañas y llegó quien no había tomado parte en la conquista de la
a Cali donde encontró una situación región.
inesperada. La misma actitud adoptó Robledo, quien se
Ciertamente, Francisco Pizarro, trasladó a Cali y aceptó al nuevo gobernador.
olfateando desde el Perú las intenciones de Pero para afianzar su situación como poblador,
Belalcázar de apoderarse de la parte norte de había fundado antes, a la ligera, la ciudad de
lo que él consideraba incluido en su Cartago en el territorio de los quimbayas.
gobernación (dentro de las 200 leguas de la Confirmado por Andagoya como teniente,
costa del Pacífico con su correspondiente Robledo regresó a Cartago para fundar, el 9 de
"tierradentro" que le fueron concedidas en la abril de 1540, la ciudad en firme, repartiendo
capitulación), se apresuró a enviar como solares entre los vecinos.
teniente general al capitán Lorenzo de Aldana. En febrero de 1541 entró Belalcázar a Cali
Llegado a Tumbez, Aldana impidió que la como legítimo gobernador, habiéndose ya
vecindad enviase los refuerzos pedidos por quejado al Rey, desde Panamá, por la irrupción de
Belalcázar. Luego se trasladó a Quito donde Andagoya en su gobernación. Fue recibido por la
logró afirmar ante el cabildo los derechos de vecindad sin contradicción y después de instaurar
Pizarro. Se dirigió seguidamente al norte un proceso a Andagoya, como usurpador de
donde deshizo la ciudad de Pasto, ya ñindada tierras que no le pertenecían, lo expulsó del
por los hombres de Belalcázar, y la trasladó en territorio.
nombre de Pizarro al sitio que ocupa Luego Belalcázar envió a notificar a
actualmente. Prosiguió su viaje a Popayán y Robledo su llegada, con la orden de presentarse
más tarde a Cali donde fue recibido por los en Cali. Pero éste, bien por haber traicionado
cabildos que ignoraban la suerte de antes a Belalcázar, poniéndose a órdenes de
Belalcázar. Andagoya, o bien porque hacia el norte se
extendían regiones que carecían de una autoridad
Aldana trató de considerar los derechos de
constituida a cuyo gobierno aspiraba, no se
Pizarro, otorgando en nombre de éste
trasladó a Cali ni esperó al gobernador. Al mando
encomiendas de indios. Con el mismo fin envió al
de una tropa de soldados, Robledo se dirigió al
norte un destacamento al mando de Jorge
norte donde fundó la ciudad de Santa Fe de
Robledo, como su teniente; destacamento que
Antioquia. Llegando a Urabá, cayó en poder de
llegó a los sitios ya visitados por Belalcázar y sus
Heredia quien consideraba las tierras de
tenientes en sus anteriores correrías desde Quito.
Antioquia como pertenecientes a su gobernación.
El joven y ambicioso teniente llegó a
Después de un proceso que le instauró Heredia,
Anserma cuyo nombre cambió por Santa Ana de
Robledo fue enviado a España. Allí recibió buena
los Caballeros. Estaba allí a cargo del gobierno
acogida. Lo que interesaba a la Corona era la
cuando recibió noticias de un ejército que se
ocupación de nuevas tierras; poca importancia
acercaba desde el norte. Eran las tropas enviadas
tenía para ella saber quién las había descubierto.
desde Cartagena por el ya nombrado juez de
90 Nueva Historia de Colombia. Vol. I
El gobierno del Licenciado
Juan Díez de Armendáriz
a anarquía e improvisación que se observan
en las primeras décadas de la ocupación española,
se debía en gran parte a la dificultad que tenía el
Consejo de Indias para regir desde la lejana
España las tierras descubiertas. Por otra parte,
Carlos v, absorbido por los asuntos políticos
europeos, tampoco se preocupó por América.
Habiéndose ausentado de España poco después de
su coronación, regresó al país sólo en 1541,
después de la humillante derrota sufrida en Argel.
Al regreso suyo y bajo su influencia se produjo la
llamada "reforma Carolina". Fueron destituidos y
multados varios consejeros de Indias y un nuevo
equipo tomó las riendas del gobierno.
Se buscó frenar las aspiraciones de los
arrogantes conquistadores y encauzar la empresa
americana por una vía definitivamente
colonizadora, limitando sustancialmente los
derechos de los "nuevos americanos". Entre las
reformas adoptadas de carácter administrativo,
merecen señalarse las famosas "Nuevas Leyes de
1542" que reglamentaban de una manera
definitiva las relaciones entre indios y españoles;
leyes imbuidas del espíritu indigenista del famoso
protector de indios, fray Bartolomé de las Casas,
quien por entonces se encontraba en la Corte. Con
ellas se trató de abolir el "señorío" que de hecho
ejercían los españoles americanos sobre la
población indígena, impedir su esclavización,
acabar las encomiendas a medida que fuerm
caducando y declarar a los indios personas libres,
sujetos a las leyes que regían en España para la
gente común: los "pecheros". Los indios debían
pagar tributos a la Corona pero sin perder su
libertad personal y sin estar sujetos de manera
alguna a los encomenderos
Para imponer la "reforma Carolina" fueron
enviados a América varios jueces y, entre ellos, el
licenciado Juan Díez (o Díaz) de Armendáriz. No
se daban cuenta las autoridades españolas de la
magnitud de los problemas que encontraría un
solo juez cuando a Armendáriz se le ordeno
"residenciar" las autoridades de las gobemaciones
del río de San Juan, Santa Marta, Cartagena,
Popayán y del Nuevo Reino de Granada y,
específicamente, a los gobernadores Belalcázar,
Heredia y Andagoya, como también a Gonzalo
Jiménez de Quesada, entonces ausente, y a su
hermano, Hemán Pérez de Quesada, ya muerto.
La conquista del territorio y poblamiento
el quien vengó así la muerte de aquél. Pizarristas y
almagristas, recorrieron el país asesinándose
mutuamente y causando estragos entre la
A fines de 1544 llegó Armendáriz a población indígena, obligada por la fuerza a
Cartagena y ante el cúmulo de problemas que lo acompañar a cualquiera de los ejércitos
esperaban, despachó a Santa Fe a su sobrino, enemigos.
Pedro de Ursúa, en calidad de su teniente, y a Tal fue la titilación cuando, considerando la
Jorge Robledo a Antioquia en calidad de riqueza que prometía el territorio y el reinante
gobernador de la región que disputaban Pedro de desgobierno, el Perú fue elevado a la categoría
Heredia, gobernador de Cartagena, y Sebastián de virreinato. En 1543 llegó el primer virrey,
de Belalcázar, gobernador de Popayán. Blasco Núñez Vela, para tomar las riendas del
Ambos enviados tuvieron luego un gobierno en sus manos, a más de hacer cumplir
desastroso fin. La oposición de los las famosas Nuevas Leyes de 1542, las cuales
santafereños a Ursúa, pese a la expedición encontraron no sólo en Perú sino en todas las
contra los belicosos muzos y la efímera posesiones españolas en América una firme
fundación entre ellos de la ciudad de Tudela, oposición. El resultado fue que las autoridades
le obligó a ausentarse. Huyendo de un juicio coIoniales de la Ciudad de los Reyes (Lima),
de residencia, se dirigió al norte y fundó las embarcaron violentamente al flamante virrey,
actuales ciudades de Pamplona y Valledupar. expulsándolo de su virreinato en un navio con
Luego viajó vía Panamá al Perú donde en destino a Panamá.
1559 fue encargado por el virrey como En esta rebelión se destacó muy pronto
caudillo de la expedición al Amazonas, Gonzalo Pizarra, hermano del gobernador
durante la cual murió asesinado por la hueste asesinado, de regreso de su desafortunada
que acaudillaba el que más tarde sería famoso expedición al oriente, el "País de la Canela",
capitán, Lope de Aguirre. que nunca fue encontrado, pero cuyo
A su vez Robledo, cuando recibió los resultado fue el descubrimiento del
poderes de manos de Armendáriz, se hizo Amazonas. Ciertamente, entre la hueste de
cargo de Santa Fe de Antioquia y Pizarra iba Francisco de Orellana, quien,
continuando al sur, enfrentó a Sebastián de enviado por Gonzalo en busca de un cómodo
Belalcázar para instaurarle un "juicio de paso por la cordillera, topó con un afluente
residencia". Pero fue Belalcázar quien del curso alto del Amazonas, se embarcó en
enjuició a Robledo por invadir una él y dejándose llevar por la corriente lo
gobernación ajena, sentenciándolo a muerte; recorrió hasta la desembocadura.
la que fue ejecutada en la loma de Pozo, entre Posteriormente se embarcó a España a pedir
los indios carrapas. la gobernación de las tierras bañadas por el
Más de dos años duró la residencia que potente río, la que le fue concedida pero que
tomó Armendáriz a Pedro de Heredia en nunca pudo realizar.
Cartagena, a quien envió con su proceso a Entre tanto Gonzalo Pizarra, después de
España. Sólo en 1547 pudo Armendáriz esperarlo en vano, emprendió la retirada con no
embarcarse en el Magdalena para proseguir pocas bajas entre los hombres de su ejército y al
su camino al Nuevo Reino. Allí debió llegar a Lima se puso a la cabeza del movimiento
enfrentarse a una convulsionada situación. rebelde que rechazaba las Nuevas Leyes de 1542,
Gobernaba Belalcázar en Popayán cuando por afectar los intereses de la clase social de los
en el Perú se produjeron luctuosos encomenderos. Tal rebeldía se extendió luego a
acontecimientos. En 1542 fue asesinado el todo el país, desencadenando una verdadera
gobernador Francisco Pizarra, por gentes de guerra, que alcanzó a tener rasgos de franca
Diego de Almagro, debido a la diferencias que oposición a la dominación española.
surgieron entre ambos por los límites de sus
Gobernaba prácticamente el país Gonzalo
respectivas gobernaciones. A su vez, el propio
Pizarra, cuando el virrey Blasco Núñez Vela,
Almagro fue asesinado poco después por el
logró abandonar el barco en que había sido
hermano del gobernador Pizarra, Hernando,
expulsado hacia Panamá. Se trasladó a la
Nueva Historia de Colombia. I
gobernación de Popayán y pidió a Belalcázar fueran antiguos conquistadores o inmigrantes
apoyo para recuperar su virreinato. Buen realista, acomodados que gozaban de bienestar
Belalcázar acompañó ai virrey en su jornada económico basado en la posesión de tierras y de
hacia el sur como caudillo de un ejército indios encomendados, sin que tal situación
fácilmente reclutado entre los conquistadores, privilegiada fuera necesariamente resultado de
ávidos de encomiendas y botín en aquella tierra acciones conquistadoras personales. Otros, eran
revolucionada. En la batalla de Añaquito se inmigrantes llegados pobres desde España, que
enfrentaron los ejércitos de Pizarra y de Núñez no tuvieron igual suerte en América. Formaban
Vela, sufriendo el último una derrota en la cual una clase social numerosa, poco favorecida con
perdió la vida así como varios de sus capitanes y tierras o encomiendas de indios y a veces incluso
soldados. Belalcázar fue herido aunque no de carente de simples medios de subsistencia. Era
gra- una clase de verdaderos proletarios a quienes ni
88 la paupérrima industria colonial, ni la agricultura
y ganadería extensivas podían ofrecer el
sustento. Apareció en América la réplica de los
"desesperados" en España: calles de las ciudades
vedad y cayó prisionero de Pizarro. Sin embargo, repletas de mendigos, de hombres sin trabajo,
logró la libertad y regresó a su gobernación. Vd
La llegada de Annendáriz a Santa Fe en
1547 coincidió con la de Pedro de La Gasca, el
'pacificador", a Panamá, enviado desde España chozas inmundas de bahareque o caña, ancianos
para doblegar el peligroso levantamiento de los rebozando los hospitales y una criminalidad de la
peruanos. Tanto Armendáriz como Belalcázar le cual se quejaban continuamente las autoridades.
apoyaron en tal tarea. Armendáriz reunió Una rebelión como la de Pizarro, al igual que
soldados e indios, los cuales, aunque se pusieron otras menores, ofrecía a aquella clase de
en marcha, fueron retenidos porque La Gasca 'españoles pobres" la posibilidad de lograr un
logró suficiente apoyo de los conquistadores sustento, un botín y, sobre todo, adquirir
procedentes de la América Central e incluso entre encomiendas de indios que habían pertenecido a
los propios peruanos. Belalcázar sí pasó al Perú los rebeldes y cuya mano de obra les aseguraría
con otro grupo de indios y españoles. Su apoyo la subsistencia.
ya no era necesario porque La Gasea había La Corona supo aprovechar tal situación
logrado desbaratar la rebelión en la batalla de para doblegar la revolución pizarrista que era en
Xaquixaguana, siendo condenado a muerte esencia la de terratenientes y encomenderos,
Gonzalo Pizarro y sus principales colaboradores lastimados por la expedición de las Nuevas Leyes
y otros enviados a galeras. de 1542 que recortaban sus prenogativas y hacían
Esta rebelión de Pizarro doblegada no por peligrar un bienestar económico basado sobre el
un ejército traído desde España, sino reclutado trabajo de sus indios. Pero pese al éxito que
entre los propios americanos, refleja la situación tuvieron las fuerzas realistas esa numerosa clase
sociopolítica existente no sólo en el Perú, sino en de "españoles pobres", la enorme mayoría quedó
toda la América española, cuando había pasado defraudada al finalizar la contienda. Un
la primera ráfaga de la conquista. En los conquistador que tomó parte en los sucesos
comienzos de la ocupación del continente, los escribía refiriéndose a La Gasea: "Dióle Su
llamados conquistadores se dividían en dos Majestad en recompensa de lo que había servido
grupos antagónicos: conquistadores aventureros, el obispado de Palencia y Sigüenza. Plega a
ávidos de botín inmediato, los cuales proseguían Nuestro Señor que con los obispados no se haya
la conquista haciéndose acompañar de los indios ido al infierno por lo que en el Perú hizo con los
de las tribus sometidas; y el de los pobladores conquistadores que tan bien le habían servido...
que buscaban medios estables de subsistencia, a Vínose a la Ciudad de los Reyes (Lima) y tras de
base de la explotación de la abundante mano de él venimos mil hombres, que a cada uno nos
obra indígena. Poco a poco, al avanzar del siglo había dicho nos daría de comer... ". Y cuando La
se habían fonnado dos clases sociales, réplica Gasea se embarcó casi furtivamente a España,
americana de la situación en Europa. Unos, ya continúa el autor: "Valióle estar el mar de por
La conquista del territorio poblamiento 93
medio que, según vi voluntades y quejosos, fuera Gutiérre de Mercado murió en Mompox antes
otro alcance como el que Carvajal (4) dio a de emprender su viaje al interior,
Blasco Núñez Vela... , porque fue grande sospechándose que fue envenenado. A
inhumanidad quitarlo a los que lo merecían y Bogotá sólo llegaron dos oidores: los
darlo a los tiranos". Y ciertamente, las licenciados Juan de Galarza y Beltrán de
encomiendas de los enemigos que resultaron Góngora quienes inauguraron la Audiencia el
vacantes no fueron repartidas al vulgo que peleó 12 de abril de 1550. El tercer oidor,
en favor de la Corona, sino a los caudillos e licenciado Francisco Briceño, se dirigió desde
incluso a los caudillos pizarristas que Cartagena vía Panamá al puerto de
abandonaron a su jefe cuando vieron peligrar el Buenaventura, desde donde se trasladó a la
buen éxito de la "revolución", pasándose a las gobernación de Popayán para tomar
filas realistas y recibiendo jugosas ventajas. residencia a Sebastián de Belalcázar.
"Hízolo mal La Gasea Bajo el gobierno de ese antiguo
-continúa el autor- con los servidores de Su conquistador la extensa provincia alcanzó cierto
Majestad. Dejólos todos pobres y a muchos que desarro110. Fueron fundados varios pueblos y
fueron contra Su Majestad que se le pasaron, les tanto la agricultura como la minería estaban
dio lo que tenían y mucho más. De manera que él progresando, hasta tal punto que, ante la merma
lo que nos quitaba a nosotros se lo daba a ellos". progresiva de la población indígena, los mineros
Y ciertamente Pedro López, autor del de Anserma y Caramanta ya empleaban con
escrito que venimos citando, tenía razón. Pues profuSión esclavos negros.
pese a la derrota de Pizarro el resultado de la El oidor, Francisco Briceño, no tuvo
dificultad para encontrar cargos en contra de
V el Belalcázar: gastos hechos indebidamente de
dineros
de la Caja Real cuando se trasladó al Perú para
contienda favoreció a la alta clase social ya que auxiliar a La Gasca; la explotación de los indios;
en 1545, en plena guerra del Perú, las Nuevas continuas y sangrientas expediciones contra los
Leyes de 1542 fueron revocadas por la Corona. indómitos armas (5), maltrato de españoles, etc.
Ya antes de esos sucesos, Juan Díez de Tan riguroso fue el juicio de residencia, que se
Armendáriz, dándose cuenta de la magnitud de llegó a sospechar que, acumulando las
las tierras ya ocupadas por los españoles, había acusaciones, Briceño aspiraba a quedarse con el
sugerido af Consejo de Indias el establecimiento gobierno. Porque lejos de limitar sus actividades
en Santa Fe de una Real Audiencia, sugerencia de juez, enviaba capitanes contra los indios hacia
que encontró una buena acogida, y más ante los el sur (uno de ellos, Alonso de Fuenmayor, ñindó
sucesos que tenían lugar en el Perú. Los primeros a San Luis de Almaguer en 1551, como centro de
nombramientos de oidores para la Audiencia ricas minas de oro), y también al norte de
datan de 1547. Con excepción de los puertos de Anserma, acusándosele de participar en el botín
Santa Marta y Cartagena que por lo pronto se que se obtuviera. Belalcázar fue suspendido por
mantuvieron bajo la jurisdicción de la Audiencia Briceño y enviado a España para justificarse ante
de Santo Domingo, el territorio ocupado quedó el Consejo de Indias. Murió en Cartagena a
bajo la jurisdicción de la Nueva Audiencia. Poco bordo del navio que debía llevarlo. Luego en su
tiempo después, aquellos puertos también fueron reemplazo, fue enviado desde España García de
incluidos, ya que constituían los puntos de Bustos, quien pereció en la travesía. Más tarde
entrada al Nuevo Reino. ocupó el puesto de gobernador de Popayán su
hermano, Pedro Hernández de Busto (o Bustos).
La primera Audiencia Pero debido a las quejas de la vecindad contra
Briceño, ya a fines de 1552 se le ordenó
integrarse a la Audiencia de Santa Fe para ocupar
a instalación de la real audiencia se su curul.
efectuó en 1550 y se inició bajo adversos La instalación de la Real Audiencia con sólo
augurios. Su presidente, el licenciado dos oidores, Góngora y Galarza y sin un
presidente, fue una calamidad que pronto se hizo
Nueva Historia de Colombia. I
sentir. Para tomar la residencia a Juan Díaz de
Armendáriz llegó el oidor de la Audiencia de
Santo Domingo, Alonso de Zurita. Debido a su
inclinación Indigenista ocurrieron algunos
incidentes en Riohacha y Santa Marta, desde
donde denunció los maltratos que sufrían los
indios tanto en la pesca de perlas como en la
boga en el río Magdalena. Desde allí Zurita
prosiguió su viaje a Santa Fe donde encontró un
ambiente francamente hostil. Nada logró en el
juicio de residencia contra Armendáriz y las
condenas de algunos encomenderos no se
hicieron efectivas, pues aquellos abandonaban
impunemente la cárcel. Incluso los dos oidores se
mostraron hostiles a Zurita y cuando se cumplió
el plazo fijado para la residencia, lo obligaron a
regresar a Cartagena, otorgando simultáneamente
licencia a Armendáriz para viajar a España y
defender su causa en el Consejo de Indias. Zurita,
sin lograr nada positivo, regresó a Santo
Domingo. Luego fue trasladado a Guatemala
donde continuó su vana lucha en pro de la
población indígena.
La llegada de frailes dominicos y
franciscanos al Nuevo Reino y del obispo fray
Juan de Barrios, produjo roces entre las
autoridades civiles y eclesiásticas, ya por el
maltrato de los indios, ya por el reparto de los
diezmos o por las prerrogativas jurisdiccionales.
La característica esencial de esas relaciones, no
reglamentadas suficientemente sino hacia fines
del siglo, fue la mutua desconfianza y a veces
incluso una
95

franca hostilidad. Baste decir que las Indias, regresó a Cartagena con encargo especial
divergencias entre los oidores de la Real de construir una fortaleza como defensa contra
Audiencia y el obispo se hicieron tan tensas, que Vol.

unos años más tarde en 1562, Juan de Barrios se


ausentó casi furtivamente a Cartagena con la
intención de seguir a España y quejarse ante el los piratas y contra los franceses, entonces en
Consejo de Indias; viaje que le fue prohibido por guerra con España. Continuaba gobemando de
el Consejo. una manera autoritaria como lo atestiguan las
La tensa situación entre la autoridad civil y cédulas reales que le fueron dirigidas. Estas
eclesiástica prosiguió durante gran parte del siglo extendidas luego a otras gobernaciones,
xvi hasta cuando, mucho después, en 1574, las prohibían al gobernador estar presente en el
Nuevas Leyes de Patronato vinieron a cabildo cuando se trataran asuntos tocantes a su
reglamentar el alcance de ambos poderes. persona otorgar oficios a sus familiares y
Aquellas leyes limitaron el papel de la Iglesia a la allegados, impedir a los vecinos de quejarse
pura administración del culto a colonos e indios, directamente al Consejo de Indias. Se quitó al
asignando a los frailes la tarea de la conversión gobemador el derecho de ser juez en los pleitos
de las tribus a medida que se iban sometiendo, de segunda instancia porque la apelación debía ir
prohibiendo su intervención activa en la política al Consejo de Indias. Se ordenaba respetar la
indigenista de la Corona, aunque sin lograr libertad de los indios quienes después de pagar
impedir las denuncias ante el Consejo de Indias; los tributos deberían ser tratados como libres,
por lo cual las fricciones entre el poder civil y dueños de su destino. Se insistía en el
eclesiástico recorren todo el siglo XVI. cumplimiento de las leyes protectoras.
Si la paz social interna dejaba mucho que Muy pronto múltiples quejas en contra de
desear, la ocupación del país iba a pasos Heredia indujeron al Consejo a enviar a
acelerados debido a la creciente ola emigratoria Cartagena un nuevo juez de residencia, y a fines
hacia el Nuevo Reino, consecuencia de la de 1553 se encargó para ello al fiscal de la Real
prohibición temporánea de inmigrar al Perú, Audiencia, Juan de Maldonado. Se le ordenó
después de los luctuosos hechos ocurridos allí. Y suspender a Pedro de Heredia por el tiempo que
así, Andrés López de Galarza fundó San durare la residencia.
Bonifacio de Ibagué en el Valle de las Lanzas, Los testimonios depositados en este juicio
como baluarte contra los indómitos pijaos que fueron altamente adversos a Heredia. Resultó
ocupaban las tierras hacia el mediodía. Poco culposo de matar y quemar indios, entomecer la
después el capitán Francisco Núñez Pedrozo, obra del cabildo, encubrir oro, etc. Ante el
fundó Mariquita, en la rica región minera ya cúmulo de las acusaciones, Heredia decidió
descubierta por Hernán Vanegas. Por Hernando ausentarse de la ciudad permaneciendo oculto en
de Alcocer, fue abierta una cómoda vía a los alrededores, para luego embarcarse
Facatativá, en busca del camino hacia las orillas fultivamente para Santo Domingo. El barco en
del Magdalena. Como consecuencia fue fundada que viajaba naufragó, muriendo ahogado ese
Villeta de San Miguel, como la ruta hacia el río, primer gobernador de Cartagena, siendo
lo que trajo el descubrimiento del cómodo puerto sustituido luego por Juan de Bustos.
de Honda, en el Magdalena. Fue debido a las acusaciones contra
Maldonado que elevó Antonio de Heredia, hijo
A mediados de 1552 se ordenó a los oidores
del gobernador muerto, por lo cual la Audiencia
Galarza y Góngora se trasladasen a otras
envió en 1556 al licenciado Gonzalo Jiménez de
audiencias. Para la de Santa Fe fueron
Quesada como juez de residencia a Cartagena.
nombrados, para acompañar al licenciado
Jiménez encontró exageradas las acusaciones y
Briceño, los licenciados Tomás López, oidor de
débiles las pruebas contra Heredia, lo cual lo
la Audiencia de los Confines (Guatemala), y el
enemistó con Maldonado elevado muy pronto al
licenciado Juan de Montaño quien debía llegar
puesto de oidor de la Real Audiencia de Santa Fe.
desde España.
Entre tanto, Pedro de Heredia, después de La segunda Audiencia
justificar sus actuaciones ante el Consejos de
96 Nueva Historia de Colombia, I

a segunda audiencia no tuvo mejor suelte gracias a él, encomiendas y puestos importantes
que la primera. En 1553 llegó a Santa Fe en la administración del Nuevo Reino, pese a las
solamente un oidor: Juan de Montaño. El quejas de los demás vecinos. Montaño insistía en
licenciado Tomás López señalado como su la tasación de los tributos, expulsaba a los
compañero tardó más de dos años en llegar desde encomenderos casados en España para obligarlos
Guatemala, por haberse extraviado su título de a traer sus mujeres como estaba prescrito en las
nombramiento. En 1554 fue nombrado presidente leyes, mandaba abrir caminos de recuas para
de la Audiencia el licenciado Gracián de evitar el transporte a espaldas de los indios. A
Briviesca, pero tal nombramiento no se hizo esfuerzos suyos se debe la apertura de un camino
efectivo, y el año siguiente se nombró presidente para recuas que iba desde Vélez a Tunja, Santa
al doctor Arbizo, quien murió ahogado durante la Fe y a Tocaima en las orillas del río Magdalena.
travesía. Castigaba tahúres, logreros, etc., y llegó a
La Audiencia quedó pues una vez más manifestar franca simpatía por la población
solamente en manos de dos oidores, Briceño y indígena.
Montaño, y continuó sin presidente. Quedó en Distinta parece haber sido la extracción
suspenso la solución a los problemas que se social del oidor Briceño. Al llegar a la
presentaban, inéditos muchos de ellos. Tal fue el gobernación de Popayán como juez de residencia
caso del derecho a la explotación de las salinas contra Belalcázar, no se contentó con su oficio.
todavía en manos de los indios, de la invasión de Enviaba capitanes para hacer guerra a los indios
labranzas indígenas por el ganado de los tanto a Timaná como a Arma, con la condición,
españoles, la decisión sobre los límites según se le acusaba, de que le entregasen una
jurisdiccionales de las ciudades del Nuevo Reino parte del botín. Obstaculizaba las gestiones del
que pleiteaban entre sí. Tampoco lograron obispo de Popayán, Juan del Valle, y las de su
zanjarse las rivalidades entre los encomenderos provisor, Francisco González Granadino, quienes
por linderos de sus encomiendas o por los indios trataban aunque con poco éxito, de proteger a los
encomendados, pues los títulos con frecuencia indios de las crueldades cometidas con ellos en
carecían de datos precisos. No se tasaban los aquella gobernación. Cuando posteriormente el
tributos que debían pagar los indios y que se oidor licenciado Alonso de Grajeda, le tomó
cobraban arbitrariamente por los encomenderos, residencia, lo cual era usual y de oficio, se quejó
y la delimitación de los ejidos pertenecientes a de tal hecho al Rey como si su honor fuera
las ciudades ya fundadas, ocasionaba continuos lesionado. Lejos de ser castigado cuando aquel
pleitos y rivalidades. En todos esos casos juez lo remitió a España y pese de ser ya anciano,
prevalecía la arbitrariedad de los "nuevos volvió al nuevo reino como presidente de la Real
americanos": el derecho de facto se impuso el Audiencia. Tales hechos parecen ser indicio de la
cúmulo de leyes y ordenanzas expedidas en la pertenencia de la alta clase social española.
lejana metrópoli. En la rivalidad sostenida por ambos oidores
Por otra parte, pese a que los dos oidores por el puesto dirigente en la Audiencia, Montaño
compartían la responsabilidad del gobierno hubo dejó pronto en la sombra a su rival y gobernó de
entre ellos, por razones que no se descubren una manera autoritaria el Nuevo Reino, pese a las
fácilmente en la documentación, serias quejas que continuamente enviaban al Consejo de
enemistades que contribuyeron a la anarquía. La Indias, vecinos y autoridades.
población "neoamericana" se dividió en bandos El levantamiento de Alvaro de Oyón en San
opuestos, que continuamente enviaban informes Sebastián de la Plata, ocurrido en octubre de
contradictorios al Consejo de Indias. 1553, fue la continuación de la inquietud social
La amplia documentación conservada en el latente en aquella sociedad clasista y que no
Archivo General de Indias sobre estos dos desapareció pese al fracaso del levantamiento de
oidores no ha sido aún suficientemente estudiada. Gonzalo Pizarro. Pero la rebelión de Oyón era de
Parece que su extracción social fue distinta. El carácter más popular. Fue Oyón el primero en las
oidor Montaño, según parece, pertenecía a la tierras actualmente colombianas a quien podemos
clase media española, si no a la baja. Llegó a llamar revolucionario consciente, pues con sus
Santa Fe con su mujer, cuatro hermanos y actuaciones demostró el deseo de un cambio
muchos familiares que buscaban y obtenían social radical. Se hacía llamar 'capitán general de
97

la libertad" pero procedía sólo contra los Montaño, a la gobernación de Popayán. Ya antes
intereses de la alta clase social, la cual, con el de llegar a Ibagué supo Montaño del desbarajuste
apoyo de las autoridades coloniales, acaparaba sufrido por Oyón. Sin embargo, desoyendo el
las encomiendas de indios y los altos puestos llamado de Briceño para que regresase a Santa
burocráticos, dejando a los españoles menos Fe, siguió su viaje a Cartago y luego a Cali donde
pudientes en la miseria. De ahí que no encontrara apoyó al obispo de aquella gobernación, el
dificultad para reunir bujo sus banderas a muchos indigenista Juan del Valle, en
españoles que aspiraban sin lograrlo a honras y Vol
bienes, aquellos "conquistadores anónimos" que
se vieron desplazados por los más pudientes,
iniciándose una lucha de clases dentro del propio su brega contra la poderosa clase social de lo
grupo de los colonos españoles, de acuerdo con encomenderos. Con dicha actuación, Montaño se
la diferente posición económica, política y enemistó definitivamente con la alta clase social
administrativa que ocupaban en esa sociedad del Nuevo Reino, cuyo representante en la
colonial, lucha persistente en las colonias Audiencia era su compañero, el licenciado
españoles, no estudiada a cabalidad, aunque no Briceño. Los gastos en que incurrió Montaño en
siempre exteriorizada en una acción violenta este viaje, unos $ 2.000, fueron luego objeto de la
como la de Oyón. Este rebelde mató al justicia demanda que le puso el fiscal.
mayor de San Sebastián de la Plata, Sebastián De regreso a Santa Fe, Montaño, pese al
Quintero, y a ocho de los principales vecinos (6). ambiente francamente hostil por parte del
Con un grupo de soldados atacó a T imaná donde obisPO, Juan de Barrios, de los oficiales reales y
asimismo dio muerte al alcalde, Diego López de lo más granado de la sociedad, emprendió la
Trujillo. Con los nuevos adeptos pasó a Neiva y visita a Cartagena para proseguir la residencia
mató al alcalde, habiendo huido los principales contra Juan Díaz de Armendáriz que le había sido
vecinos de la ciudad. En todos los pueblos que encargada desde España. Allí encontró al fiscal
ocupaba se apoderaba de los fondos de la Caja de la Audiencia, Juan de Maldonado, juez de
Real y los repartía entre su hueste, destituía las residencia contra el gobernador de Cartagena,
autoridades establecidas y nombraba nuevos Pedro de Heredia. Tuvo con éste graves roces
alcaldes y regidores. Se dirigió luego a Popayán que le obligaron a dejar en manos de Maldonado
donde su rebelión fue doblegada y él y 16 de sus las diligencias contra Armendáriz que ya estaba
compañeros fueron ahorcados. en España. Se produjo más tarde en Santa Fe un
Según declaraciones de testigos, los planes incidente que por su carácter, parece haber sido
del rebelde eran, una vez ocupada la ciudad de único acaecido en América, el cual vale la pena
Popayan, regresar a T imaná y engrosado su de reseñar.
ejército con nuevos adeptos dirigirse a Almaguer, Uno de los capitanes de Francisco Nuñez
la rica ciudad minera, y desde allí volver a Pedrozo, fundador en 1553 de Mariquita con sus
Timaná para recoger un mayor numero de gentes minas de oro y plata, de nombre Pedro de
para atacar a Cali y a Santa Fe "y cortar la cabeza Saucedo, ocupado en la pacificación de los indios
de vuestros oidores y a otros muchos capitanes... de Chapaima, se había distinguido por su
y tomar la tierra para sí" . Lo más probable y lo crueldad, dando muerte, quemando y cortando
que se desprende de la documentación, aunque narices y brazos a los Indios capturados. Llegada
contradictoria, es que de Popayán quiso proseguir la noticia a la Audiencia, en la cual oficiaba en
al Perú para reunirse allí con aquellos esa ocasión sólo Montaño, Saucedo fue acusado
descontentos que se vieron defraudados por La por el fiscal y tras un corto proceso, condenado
Gasca y provocaron poco después los por Montaño a muerte; sentencia ejecutada el 26
levantamientos de Sebastián de Castillo y de mayo de 1554, pese a las intervenciones de lo
Francisco Hernández Girón. más granado de la vecindad en fàvor del reo.
La preocupante situación que produjo en Vale la pena señalar que en la historia de
Santa Fe el levantamiento de Oyón, agravada América fue Saucedo el único español que pago
entonces por la rebelión del poderoso cacique de con su vida las crueldades cometidas con los
Saboyá, quien amenazaba las ciudades de Vélez indios. Otro español a quien Montaño condenó
y Tunja, indujo a la Audiencia al envío del oidor igualmente al último suplicio, Cristóbal Bueno,
98 Nueva Historia de Colombia, I

lo fue por ser espía de Alvaro de Oyón, el rebel


de.
La ejecución de Saucedo, hecho inaudito,
fue más tarde la principal causa por la cual el
Consejo de Indias condenó a Montaño a muerte
en el cadalso. Siendo Saucedo apenas un
teniente de Francisco Núñez Pedrozo, caudillo
de aquella expedición, también éste fue
encarcela do, pero luego recobró la libertad.
La conquista del territorio poblamiento 99
V el
Por otra parte, la enemistad entre los oidores
de la Audiencia llegó a tal punto que muy
pronto Maldonado recusó a Grajeda y a
Gobierno de los oidores López; Afleaga a Maldonado; el obispo Juan
de Barrios a Maldonado; los dominicos a
n 1557 llegaba a Santa Fe un nuevo oidor, Grajeda. Cuando los demás oidores ordenaron
Alonso de Grajeda anteriormente oidor de suspender los salarios a Maldonado, éste sus-
Santo Domingo, y luego el licenciado pendió los de Grajeda y Arteaga. Los oficiales
Melchor de Arteaga, nombrado en España al reales fueron puestos en prisión cuando se nega-
saberse la desaparición del otro oidor, doctor ron cumplir las órdenes de la Audiencia. Pese
Santiago, quien se ahogó en la travesía. La a las cajas reales vacías, Felipe II ordenaba un
llegada de esos oidores no logró producir 'empréstito forzoso" para financiar la guerra
sosiego en el Nuevo Reino de Granada, ni contra los turcos.
contribuyó a ello el oidor, Juan de El fiscal, García de Valverde,
Maldonado, quien poco a poco atrajo contra sí denunciaba los desmanes de los oidores que
la general enemistad. se enriquecían, de los oficiales reales que con
La población cristiana se dividió en el dinero de la Caja Real hacían negocios, los
bandos en pro y en contra de tal o cual oidor, roces entre clérigos y frailes, cada uno de los
lo que aumentaba la zozobra social. El cuales insistía en sus derechos y
desgobierno llegó a tal punto que el prerrogativas. Los encomenderos imponían el
licenciado Tomás López, oidor nombrado nombramiento de frailes para sus indios
hacía más de dos años y que llegó en aquel encomendados. Valverde tachaba el Nuevo
año desde Guatemala, pedía insistentemente Reino como "tierra llena de vicios y malas
se reuniera el Consejo de Indias en España en costumbres". Señalaba que de los 250.000
una sesión dedicada exclusivamente a la indios tributarios que hubo a tiempo de la
solución de los problemas que desgarraban el conquista sólo quedaban cien mil. Avaluaba
Nuevo Reino, donde imperaban según en tres millones de pesos el oro que había sido
afirmaba, "costumbres públicas corruptísimas' ya enviado a España, "todo salido de indios,
Proponía un total cambio de la organización con lo demás que han sacado vuestros
política del Reino: Venezuela, Riohacha y vasallos". Graves acusaciones elevaba contra
cabo de la Vela, quedarían bajo la Audiencia las autoridades civiles y eclesiásticas, "porque
del Nuevo Reino; una nueva audiencia en a los oidores de esta Audiencia, algunas veces
Quito incorporaría en su jurisdicción el los veo arzobispos y papas, y otras al obispo-
territorio que se extiende desde Cali "para veo-Audiencia". Se hizo sentir la falta de un
arriba", es decir, al sur; y la audiencia de presidente para la Audiencia, quien con su
Santa Fe se trasladaría a Tunja donde autoridad pudiera zanjar las diferencias
encontraría un ambiente más sosegado. ocasionadas por la falta de definir de una
Los viajes al interior de Tomás López manera precisa los derechos, poderes y
como visitador, lo convirtieron en decidido obligaciones de cada uno de los yupos de una
indigenista. Basta decir que la tasación de sociedad que se estaba estructurando.
tributos que hiciera al ser enviado por la En las esferas eclesiásticas tampoco existía
Audiencia hacia el norte, incluyendo una armonía, bien si se trataba de proveer curas
Pamplona, fue rechazada por los en los pueblos españoles o misioneros entre los
encomenderos y mineros. Lo mismo sucedió indígenas. Serias dificultades enfrentó el primer
con el licenciado Melchor de Arteaga, obispo de Santa Fe, Juan de Barrios, para
visitador de la Costa atlántica. Impresionado resguardar su autoridad. Reunió un sínodo para
por la cruel explotación indígena en la pesca afirmarla, cuyas providencias envió a España, por
de las perlas y boga en el Magdalena, elaboró orden del Rey, para que fueran confirmadas. El
instrucciones que no solo provocaron recio carácter del obispo poco ayudó a sus tareas.
protestas de los interesados sino también por Crecieron sus divergencias con los oidores de la
parte de la Audiencia y el Consejo de Indias. Audiencia por asuntos de jurisdicción, e incluso
100
con las órdenes religiosas que se consideraban a y hermanos les fueron quitadas las encomiendas y
sí mismas como "un estado dentro del estado", los oficios que ejercían.
sometido exclusivamente a sus generales en La prohibición de inmigrar al convulsionado
Roma o España. Perú desvió las olas inmigratorias destinadas a
El resultado de la controversia fue el viaje aquel país del Nuevo Reino. La huida de los
casi clandestino del obispo a Cartagena en 1562 antiguos pizarristas para evitar represalias y de
para embarcarse a España que ya hemos los que fueron leales a la Corona desilusionados
menciondo. Al año siguiente se produjeron por la falta de la esperada compensación,
algunos cambios en la organización eclesiástica. produjeron en el Nuevo Reino una presión
Santa Maña fue separada del obispado de Santa demográfica, una "superpoblación" que exigía
Fe, convirtiéndose en abadía, mientras que Santa drásticas soluciones. En 1557 declaraba el oidor
Fe se elevó al arzobispado, siendo nombrado para Tomás López: "Las Indias están más llenas y
tal dignidad Juan de Barrios, primer arzobispo, cargadas de gentes de lo que convendría". Esta
con mando sobre Cuenca, Quito y Popayán, al superpoblación" favoreció la expansión territorial
sur, y Santa Marta, Cartagena y Panamá al norte. del Reino. Fue descubierto el camino que
Riohacha siguió por lo pronto integrada al conducía de Santa Fe a Cali por vía de Cartago
obispado de Santo Domingo hasta que cuando la belicosa tribu de los pijaos cenó el
posteriormente Santa Marta se erige una vez más antiguo por Neiva y Timaná a Popayán. Esta
en obispado que incluye Riohacha y Ocaña. presión demográfica, aunque no en términos
Investido de la nueva dignidad, Juan de absolutos sino en relación con la situación, se
Barrios proseguía la lucha por afianzar su constata en los informes rendidos al Consejo de
autoridad con mayores bríos. A los frailes Indias. No era pues el carácter "aventurero" que
señalaba como "escoria y heces que trajo el mar se atribuye a los llamados "conquistadores". En la
muerto a estas partes", y fueron continuas sus realidad se trataba en su mayor parte de colonos
virulentas quejas contra los oidores de la Real en búsqueda de medios de subsistencia y de
Audiencia. Si desplegaba su ira contra los definitivo asentamiento. Pero la tien•a era
dominicos por su mundano vivir y por la ocupada por los indígenas y para hacerse a ella
suntuosidad de la iglesia que estaban había que desplazarlos mediante empleo de la
construyendo, no faltaban tampoco críticas contra violencia o aprovecharse de ellos, según el caso.
su propia Orden. Las quejas que continuamente En 1556 el capitán Asencio de Salinas
llegaban contra Barrios al Consejo de Indias, organizó una expedición contra los belicosos
acusándolo de maltrato de los religiosos, de panches, que ya había tratado inútilmente
excomuniones inmerecidas, de derechos pacificar Hernán Vanegas, acusados de haber
excesivos que cobraba, de maltrato de los dado muerte a más de doscientos españoles. Tan
miembros del propio cabildo eclesiástico, no cruenta fue la guerra que les hizo Salinas, que el
amedrentaban nuestro arzobisPO. Ni la avanzada nombre de la tribu desaparece en la historia. En
edad ni la proximidad de la muerte (febrero de sus tierras fundó el conquistador la ciudad de
1569), lograron apaciguar a ese luchador por los Tocaima. Luego atravesó el Magdalena y
fueros de la Iglesia. dirigiéndose al norte, fundó la ciudad de Victoria.
Mientras tanto afluían graves quejas contra El capitán Juan Rodríguez Alvarez fimdó la
Montaño por parte de la Audiencia, del cabildo, ciudad de Mérida en la actual Venezuela y el
de los oficiales reales y de los más prestantes capitán Maldonado exploró otras comarcas. En la
miembros de la sociedad santafereña. Aún antes gobernación de Popayán fue repoblado San
de comenzar el oidor Grajeda el juicio de Sebastián de la Plata, destruido por Oyón, y
residencia que le fue encargado, Montaño fue Giraldo Gil Estupiñán fundó Buga, con el nombre
denunciado de haber querido sublevarse contra la de Nueva Ciudad de Jerez. El capitán Alonso de
Corona y huir con la riqueza que había Fuenmayor doblegó la rebelión de sus indios e
acumulado, al Amazonas, al "Dorado". Ante tal impuso un nuevo nombre a la ciudad:
acusación fue preso por la Audiencia (febrero de Guadalajara. En la misma gobemación de
1558) y juntamente con el expediente (256 Popayán fue fundada Placencia.
cargos) enviado bajo escolta a España, donde Desde Santa Fe, Gonzalo Suárez pacificó los
después de un largo proceso fue sentenciado a la indios muzos, fundando en sus tien-as de la
muerte en cadalso; mientras que a sus familiares ciudad: Trinidad de los Muzos. El dificultoso
La conquista del [erri[orio y poblamiento 101
camino que llevaba desde Santa Fe por Vélez al conquistadoras; las mujeres y niños a la
desembarcadero en el Magdalena, incitó a la agricultura y al servicio de las casas de los
búsqueda de un camino más cómodo al río. La encomenderos y sus allegados, lo cual favorece el
consecuencia fue el descubrimiento del puerto de mestizaje, bien con el blanco o esclavo negro,
Honda que ya hemos mencionado, y un camino según el caso. El trabajo de la población
directo desde allí a Santa Fe. En la costa atlántica masculina en las minas alejadas de los pueblos
aparecen fuera de Tolú, una nueva fundación: impide la procreación; los tributos impuestos en
Villa María, y al oriente, en camino a Maracaibo, oro, favorecen el desarrollo de la minería; los
la villa de San Cristóbal. impuestos en mantas de algodón y el trabajo
Debido a esa presión demográfica renace el excesivo en el campo favorecen la industria y
señuelo del "Dorado". Solicita su conquista Pedro agricultura. Las leyes protectoras siguen letra
Rodríguez Salamanca. Enumera en su petición las muerta y su cantidad disminuye sensiblemente al
expediciones anteriores que han avanzar la colonización.
el A fines de 1561 se tuvo noticias del
levantamiento de Lope de Aguirre y de su arribo
a la isla Margarita. Luego se supo haber
casado de Diego de Ordaz, Hernán Pérez de desembarcado en tierra firme. Se dudaba si
Quesada, Antonio Sedeño, Gerónimo Dortal, tomaría la vía de Mérida para luego atacar a
Pedro de Limpias y de los alemanes de Cartagena, o si se dirigiría a Santa Fe para
Venezuela, Ambrosio de Alfínger y Felipe Von dirigirse el Perú y aprovechar el desasosiego allí
Hutten (Utre), que todos buscaban sin encontrar reinante. Tanto en Cartagena como en Santa Fe
las puertas del "Dorado". Al morir Salamanca lo se preparó un ejército para ir a su encuentro.
solicitó Juan Montalvo y luego el licenciado Como se sabe, el levantamiento de esos
Gonzalo Jiménez de Quesada. El clamor por "marañones", fue deshecho ya en Venezuela.
nuevas conquistas fue general. Pero tanto la
Audiencia como también el Consejo de Indias Aparece la primera petición de construir un
rechazaron tales peticiones. De acuerdo con la molino de viento para el trigo que ya se
política colonizadora española se trataba de frenar cosechaba en alguna cantidad. Los vecinos de
esos ímpetus conquistadores antes de afianzar la Tocaima y Pamplona pedían la erección de una
colonización de las "bolsas" que quedaban al casa de fundición para no tener que enviar el
margen de la desenfrenada y anárquica conquista. mineral a Cali donde esta ya existía. Aparece
Pero al fin, la presión demográfica, la insistencia también la petición de fundar una casa de moneda
de las autoridades coloniales para permitir nuevas en Popayán y acuñar moneda de vellón o plata,
conquistas, bien contra las tribus de la Cordillera facilitando el intercambio comercial. Se pedía
Central o de las tierras del oriente, el "Dorado", insistentemente que el oro que corría como medio
dieron resultado. Por Real Cédula del 15 de junio circulante en el Nuevo Reino, fuera de una ley
de 1559, la Corona volvió a permitir las más baja que lo era en España -la devaluación-,
conquistas, dando para ello largas y detalladas con el fin de contrarrestar su exportación, dejando
instrucciones sobre el buen trato de los indios, al Nuevo Reino sin numerario suficiente para sus
fundaciones de pueblos, envío de religiosos, etc. transacciones comerciales en el interior, que ya
Los "conquistadores" habían ganado. adquirieron alguna importancia.
En todas estas acciones pacificadoras o En ese proceso de consolidación de la
coIonizadoras sirven los indios como cargadores, economía colonial no faltaron quejas sobre el
guías y tropas de choque. Son los sacrificados acaparamiento de las encomiendas por los
para hacer posible la conquista y con sus manos familiares y amigos de los oidores, mientras que
de obra, la colonización . Su organización en algunas partes del Reino la población terrígena
terrígena, política y social se deshace cuando los ha disminuido tanto que los dueños de tierras
caciques pierden poco a poco su preeminencia. pedían la reunión de varias encomiendas en
Su vida familiar se destruye cuando las manos de un solo encomendero; tendencia que en
exigencias de un orden socioeconómico el transcurso del tiempo se realiza y la
impuesto, conduce a la separación de sexos: el encomienda desaparece o su importancia
hombre a las minas, la ganadería, transporte de disminuye como factor del progreso económico
carga y acompañamiento de las tropas de la clase pudiente de los inmigrados, quedando
102
más bien como signo de distinción social y de la
pertenencia a esa clase privilegiada de la
sociedad.
La Corona trata de favorecer la minería con
la rebaja del quinto real al décimo y el desarrollo
de las ciudades con el reparto como propios" de
los bienes de difuntos no reclamados por los
herederos. Los dos novenos de los diezmos
eclesiásticos que pertenecen a la Corona, sirven
para dotar los pueblos con iglesias. Donde el
clima y el terreno lo permiten, se establecen
ingenios de azúcar y se invaden sin
contemplación las tierras de los indios
aprovechándose además, de su mano de obra. La
industria azucarera pronto ocupa un puesto
importante en la economía de la costa atlántica.
Nueva Historia de Colombia. Vol. I
En esa época de relativo auge de la otras nacionalidades. Ciertamente, la demanda de
economía colonial las leyes protectoras de la esclavos negros crece a medida que mengua la
población indígena quedaron letra muerta, si bien población indígena.
la expansión no se titula ya "conquista", palabra A fines de 1561 y a principios de 1562
declarada tabú por la legislación, sino llegaron nuevos oidores: Diego de Villafañe en
"descubrimiento", ocupación" o "pacificación". remplazo de Juan de Maldonado; licenciado
En la gobernación de Popayán lucha en pro del Angulo de Castejón, para remplazar a Tomás
indio el obispo Juan del Valle. Acompaña al oidor López; y Juan López de Cepeda, nombrado algo
Tomás López en una extensa visita a la región, más tarde, en sustitución de Alonso de Grajeda.
tasando los tributos y dejando reglas para la La renovación del equipo trae una serie de
protección de los indígenas; reglas de franco reales cédulas que tratan de antiguos problemas:
carácter lascasiano, que no logra imponer. Viuja a la necesidad de congregar a los indios en pueblos,
Santa Fe y luego a España para lograr la con el fin de facilitar la obra de los religiosos; la
protección de la población indígena; pero ni en la obligación de los encomenderos de construir
Audiencia de Santa Fe ni en el Consejo de Indias iglesias en pueblos indios, dotándolas de
en España encuentra buena acogida. Viaja a religiosos; el derecho de éstos de predicar en
Roma para pedir el auxilio del Papa; pero en 1561 cualquier pueblo indígena, bien fuera
muere en Francia. encomendado o de la Corona; la obligación de
Pese a los ocasionales ataques de los piratas tasar los tributos; la prohibición de aprovecharse
a Cartagena bajo gobierno entonces de Juan de de los indios de la Corona y de emplear cepos
Busto, y los casi constantes a Santa Marta, para el castigo. Así mismo se ordenó que los
entonces bajo el gobierno de Luis de Manjarrés, oidores se abstuviesen de intervenir en asuntos
puerto que además, sufre la hostilidad de los que correspondían a los alcaldes, y que no se
indómitos indios y los ataques de navios enviasen visitadores, salvo en casos graves. Que
franceses, por estar entonces Francia en guerra se tratase de poner los principales pueblos
con España, las peticiones sobre el indígenas bajo la Corona.
establecimiento de fortalezas se dilatan por la Mientras Melchor de Arteaga visitaba la
penuria del erario público. Tan insegura parecía a costa, Diego de Villafañe tomó la residencia al
los colonizadores la situación política del Nuevo oidor Juan de Maldonado, haciéndole casi
Reino, que también el cabildo de Santa Fe pedía doscientos cargos. La documentación de esta
licencia de construir una fortaleza, alegando residencia nunca llegó al Consejo pues fue
peligros en que se encuentra la ciudad; petición ocultada por el mismo reo, según las acusaciones.
francamente denegada. Pero pese a los ataques de Villafañe destinado para tomar residencia en
corsarios y la más grave en 1559, el auge Popayán a su gobernador Pedro de Agreda,
económico de Cartagena prosigue su marcha, escribía al Rey acerca de las expediciones
acompañado de la explotación de la ya seriamente descubridoras, que ninguna se hace "que no sea
menguada población indígena. A tal punto que el en daño y disminución de estos naturales, sino
obispo Juan de Simancas, después de serias con el celo de enriquecerse, que no de su
desaveniencias con la vecindad y autoridades conversión". Hizo una retasa de los tributos que
locales por sus derechos y salarios, viendo inútiles hicieran Tomás López y el obispo Juan del Valle;
sus esfuerzos de lograr la protección de la retasa que no fue aceptada por los encomenderos.
población indígena y ante las trabas que se le Fue acusado de haber tasado "sumariamente" a
ponían renuncia, en un acto público, su obispado. los indios de Santa Fe, Tocaima, Ibagué,
Mariquita, La Victoria, la Villa de San Miguel, en
La falta de indios tanto de las regiones perjuicio de los encomenderos. Este oidor,
costeras como en el interior del país induce a los resolvió luego regresar desilusionado a España, lo
colonos solicitar el permiso de importar negros que impidió su prematura muerte.
africanos. Muy pronto Cartagena se convierte en El licenciado Angulo de Castejón visito
el principal puerto de su distribución. Se traen Pamplona. Infonnaba al Rey que sin el trabajo
negros mediante capitulaciones de la Corona con indígena era imposible la explotación de sus
casas europeas especializadas en el tráfico minas. Por falta de una casa de fundición, collía el
negrero, bien fueran españoles, portugueses o de oro en polvo con fraude de los derechos reales.
104 Nueva Historia de Colombia. Vol. I
Durante su viaje de regreso a Santa Fe, visito las Gonzalo Jiménez de Quesada, aparecen sólo
encomiendas de Chiscas, Chita y el Cocuy pocos de los antiguos conquistadores o sus
e/ herederos que tuvieron "bien de comer". La
mayoría era constituida con gente nueva, que
no participó en la conquista. Eran los
y tasó los tributos que los indios debían pagar; "capitalistas" o allegados a tal cual oidor o
tasas que fueron rechazadas por los funcionario público. El poderío social de la
encomenderos, insistiendo en la retasa. clase pudiente desafiaba las órdenes reales,
Por fin, después de urgentes solicitudes situación que se ha afirmado a tal punto, que
para que se envíe un presidente para la el propio presidente admitía no atreverse a
Audiencia, llegó la noticia de que se nombró intervenir.
para tal oficio, al doctor Andrés Díaz Venero
Venero tomó residencia a Melchor Pérez de
de Leyva. Su nombramiento se produjo a
Arteaga, oidor con inclinaciones indigenistas. Lo
principios de 1563, es decir, trece años envió con su proceso a España pese a haber sido
después de la muerte del primer presidente, el nombrado oidor para la Audiencia de Quito;
licenciado Mercado. acción que luego fue desaprobada por el Consejo
de Indias. Al oidor Juan López de Cepeda lo
Gobierno de Venero de Leyva envió como visitador al norte, para inspeccionar
Pamplona, Riohacha, Santa Marta y Cartagena y
a zozobra que reinaba en el Nuevo Reino luego la provincia de Tunja; al licenciado Angulo
y los bandos que se habían formado en pro o de Castejón, a Tunja y a los pueblos cercanos a
en contra de cualquier medida gubernamental, Santa Fe en sustitución del oidor Diego de
se refleja en el hecho de que al presidente Villafañe cuando murió. Pronto llegó desde
Venero de Leyva no sólo se le dieran amplias España un nuevo oidor, Diego de Narváez, quien
facultades de que gozaba como presidente de conservó su puesto hasta 1574, fecha en que fue
la Audiencia sino también un explícito nombrado oidor de la Audiencia de Lima.
permiso de gobernar sin necesidad de la Bien debido a la presión por parte de los
aprobación de los oidores y la licencia de encomenderos o bien por la importancia adquirida
venir acompañado de un destacamento de por la ciudad de Tunja, que con su ganadería y
esclavos negros armados; prueba esto último agricultura permitió la conservación de buena
de la tensa situación que reinaba en Santa Fe. parte de su población terrígena, Venero propuso
El presidente arribó a Cartagena en agosto de que la Audiencia sesionara seis meses en aquella
1563 y en enero del año siguiente ya estaba en ciudad y seis en Santa Fe; petición que recibió
Santa Fe. una buena acogida por parte de la Audiencia pero
Sus informes al Consejo de Indias que no prosperó en la Corte.
patentizan lo poco que logró España mediante Venero pudo constatar una notable
leyes y provisiones. Venero se enfrentó a merma de la población indígena, por lo cual
rencillas entre los oidores con los principales apoyaba el clamor de la vecindad para que se
vecinos. Constató el general incumplimiento le permitiera la introducción de esclavos
de las leyes: las encomiendas en manos de negros, los cuales, declaraba, empleados en la
unos pocos, irregularidades en el cobro de los minería, resguardarían la población indígena
tributos y los antiguos conquistadores sin rural de su total aniquilamiento. Sin embargo,
medios de subsistencia, contraviniendo las cuando se descubrieron nuevas minas de plata
leyes que ordenaban que en el reparto de las en Chita, Zipaquirá (?) y otras nuevas en San
encomiendas se prefieran los antiguos Sebastián de la Plata, no vaciló en adherirse a
conquistadores. Se empleaban indios en las la petición de permitir el empleo de indios en
minas, se vendían encomiendas como si aquellas minas. Asimismo abogaba por el
fueran mercancías, las cuentas de la Real Caja permiso general de buscar oro en las
estaban atrasadas y las condenas no cobradas. sepulturas, bajo el pretexto de que quitándolo,
En la lista de los encomenderos que ayudaría a que los indios olvidasen sus
Venero ordenó confeccionar al licenciado
La conquista del territorio y poblamiento
antiguas costumbres y se convirtieren a la para el descubrimiento del "Dorado" hacia el
religión católica. oriente o de las tierras situadas "entre dos ríos'el
Venero de Leyva admitía que la boga en el Cauca y el Magdalena. Pero aunque Venero no
Magdalena redujo los doce mil indios que consideraba oportunas esas conquistas que se
habitaban sus orillas, a mil doscientos individuos. saldrían, como informaba al Consejo, con la
Pero consideraba que sin ellos cesaría el tráfico muerte y destrucción de la población indígena, y
sobre aquella vital vía fluvial, lo que impediría el que más conveniente fuera la prisión de los
progreso del Nuevo Reino. Admitía que se forajidos y su condenación a galeras o su
vendían los indios encomendados como si fueran expulSión a España, no se opuso a la presión de la
mercancías, pero confesaba no atreverse a soldadesca. Otorgaba generosamente
intervenir para no chocar con la poderosa clase de encomiendas a los capitanes que con grupos de
encomenderos. No en vano pedían los vecinos al soldados recorrían el país, a quienes encomendaba
Consejo de Indias para que se ampliasen las indios a veces sin contarlos sino simplemente con
facultades de ese presidente tan condescendiente a el número redondo de bohíos sin proceder a un
sus intereses. censo pormenorizado de la población. Fue
durante su gobierno cuando fueron descubiertas
Al fiscal García de Valverde, incómodo por
las famosas minas de esmeraldas en la cercanía de
sus continuas denuncias acerca de los desmanes
la Trinidad de los Muzos, fundada en 1559 por
de los españoles, le mandó Venero a visitar Cali y
Luis Lanchero.
Popayán y tomar residencia al gobernador, Juan
de Busto de Villegas. Cuando poco después Debido a ese gobierno condescendiente de
Valverde renunció la protecturía de indios y fue Venero de Leyva, no se produjeron en su época
nombrado oidor de la Audiencia de Quito, su graves convulsiones sociales. Los problemas se
indigenismo se esfumó. En la visita que hiciera en tornaron personales: reyertas entre los oidores o
1570 a las minas de Almaguer ya como oidor, entre los encomenderos por los límites
impuso a los indios el servicio obligatorio y otras ten•itoriales de sus encomiendas o por el
graves imposiciones, "teniendo respeto a la "señorío" de los indios que las ocupaban.
conservación y sustento de esta ciudad de La alarma sobre un nuevo levantamiento en
Almaguer, vecinos y encomenderos de ella". Pasto se reveló como la de unos aventureros sin
implicaciones políticas. Otro suceso se produjo en
Durante el gobierno de Venero de Leyva Tunja cuando, después del asesinato de Diego
seguían expidiéndose inútilmente leyes Fernández de Sema por los indios de la Nueva
protectoras a favor de los indios. Hacia 1565 se Andalucía (oriente venezolano) una buena parte
ordenó quitar a la Audiencia de Santa Fe la de la soldadesca se dirigió a Tunja siendo un
jurisdicción en asuntos indígenas, pasándola a los elemento inquieto y perjudicial. Después de la
jueces ordinarios. Se mandó que las actas de oportuna intervención de Venero y el castigo de
pleitos sobre las encomiendas se ventilasen ante algunos, el resto de ese ejército se dispersó, unos
el Consejo de Indias, exclusivamente. Se retiró a hacia Venezuela y otros al Perú.
los oidores la facultad de nombrar escribanos e
Más agitado era el ambiente en las esferas
inmiscuirse en asuntos concernientes a la Caja
eclesiásticas. Se produjeron serios roces y franca
Real. A los vecinos se les limitó el tamaño y
enemistad entre el clero regular y el secular e
efectividad de las armas que era permitido llevar.
incluso entre los miembros de las mismas órdenes
Pero salvo las leyes que cercenaban la
que se disputaban la doctrina de los pueblos
jurisdicción de los oidores, otras no se cumplían.
indígenas. Pues todos querían situarse en pueblos
La "superpoblación" del Nuevo Reino con "ricos" dejando sin doctrina a los demás. Una
conquistadores ociosos se manifestaba en simple Real Cédula de 1565 dirigida a los provinciales de
bandolerismo en el campo, que afectó la libre todas las órdenes insistía en que "dejen los bienes
circulación. Los "desesperados" sin tierras, temporales" que no aceptasen mandas
encomiendas y oficios atentaban contra la testamentarias, que no cobrasen sus servlcios a los
seguridad social. El presidente aconsejaba darles indígenas, etc. Pero era "letra muerta" para los
una batida general. Otros preferían que se frailes que consideraban poco menos que su feudo
ampliase el permiso para nuevas conquistas. Se las tierras de América.
multiplicaron las peticiones en este sentido, bien
106 Nueva Historia de Colombia. Vol. I
Lo sucedido a fray Francisco de Olea,
enviado desde España como visitador de la orden
franciscana, ilustra el ambiente que reinaba entre
los frailes. Fray Francisco llegó a la diócesis y
escribe: "Castigué y reformé, poniendo a Dios
delante mis ojos". Los frailes, proseguía, "sabían
mejor el camino de las minas que el de las buenas
conciencias". Intentó expulsar a algunos para
España. Pero se rebelaron los frailes, lo
depusieron violentamente y nombraron a otro en
su lugar. Era fray Juan de Belmes quien a su vez
se quejaba al Consejo de Indias de Venero de
Leyva y de las autoridades civiles, acusándolos de
impedir la obra de la conversión, de obstruir la
labor de los frailes negando es vino y aceite para
celebrar, de no brindarles
La conquista del territorio y elpoblamiento
107
apoyo en la construcción de sus monasterios, en la económico de nuestro licenciado. Encargado
apertura de los caminos rurales y favoreciendo luego de la pacificación de los indios de Gualí,
arbitrariamente a unos y perjudicando a otros. fundó la ciudad minera de Santa Agueda y murió
La noticia de haber sido nombrado (1571) atacado de la lepra en Mariquita, el 16 de febrero
fray Luis Zapata para el arzobispado de Santa Fe, de 1579.
indujo a los oidores de la Audiencia a dirigirle una En abril de 1573 recibió Venero la noticia de
larga carta en que pedían que antes de su partida que desde España le llegaba un sustituto. Iba a ser
definiera en el Consejo de Indias sus prerrogativas remplazado ya en el año anterior por el licenciado
como arzobispo, el alcance de su jurisdicción en Gedeón de Hinojosa del Consejo de Indias, quien
asuntos civiles y eclesiásticos, para dominar "la declinó el nombramiento. El sustituto fue el
libertad y soltura de los frailes", pedían se antiguo oidor, licenciado Francisco Briceño, quien
definiera a quién correspondía la elección de los llegó a Santa Fe en marzo de 1574. Fue encargado
doctrineros para los pueblos, a quién incumbía el de tomar residencia a Venero y a sus dos
derecho de visitarlos. ¿Tenía el arzobispo derecho compañeros, los oidores Juan López de Cepeda y
de expulsar a frailes díscolos? ¿Cuáles artículos Angulo de Castejón. Había llegado también un
eran libres del pago del diezmo? etc. Por su parte, nuevo oidor, el licenciado Francisco de Auncibay
el cabildo eclesiástico de Santa Fe instaba a fray y Bohorquez, rector del colegio de la Universidad
Luis Zapata lograse del Consejo de Indias una de Sevilla.
disposición para que los provinciales de las El presidente saliente, convencido de haber
órdenes religiosas delegasen al arzobispo el gobernado rectamente el Nuevo Reino y de haber,
derecho de nombrar doctrineros para los pueblos como declaraba en su carta al Consejo de Indias,
indígenas, como sucedía, declaraban, en el Perú. otorgado 300 encomiendas y haber favorecido la
Y ciertamente, pese a la ocupación de las tierras fundación de 5 pueblos mediante sus enviados,
americanas que ya duraba más de ochenta años, esperaba su juicio de residencia benévolo. En su
España continuaba frente a sus colonias una carta al Rey aconsejaba tres cosas basadas en su
política casuista, improvisada, mediante leyes y experiencia: que las licencias de la conquista y
provisiones sueltas, causales, variables y no pocas población se diesen con parsimonia por sus graves
veces contradictorias, sin ofrecer un cuerpo consecuencias para la población indígena; que al
legislativo definitivo que abarcase todos los tomar cuentas a los oficiales reales, se les
problemas que exigía la obra colonizadora. embargase preventivamente sus bienes, para que
También Venero de Leyva escribió al respondan en las residencias; que se impidiera que
arzobispo sobre "los escándalos, atrevimientos y los frailes, cuyos gastos de transporte y
entredichos" que ocasionaban los religiosos, sostenimiento sufragaba la Corona, vivan con
escandalizando la vecindad. Informaba que los "escándalo y libertad" vuelven luego a España
eclesiásticos crían caballos y tienen granjerias 'y "con mucho dinero de ciento en ciento, sin hacer
todos los aprovechamientos que pueden". fruto ninguno sino criando caballos y perros de
Asimismo, se quejaba de su negligencia en erigir caza, teniendo granjerias y aprovechamiento que
conventos y observar la clausura. Se comprenden no es decente decnse'
los ataques a que fue expuesto Venero por parte Pero se había equivocado. El nuevo
de las órdenes religiosas durante su gobierno. presidente, Francisco Briceño, tomó residencia a
Le tocó a Venero presenciar el regreso a los dos antiguos oidores, sin encontrar culpas
Santa Fe, en marzo de 1573, del licenciado graves. López de Cepeda fue nombrado alcalde de
Gonzalo Jiménez de Quesada, después de su crimen en el virreynato del Perú. Angulo de
fracasada expedición al "Dorado". Solicitada por Castejón murió en Cali antes de embarcarse a su
el licenciado durante varios años e inútilmente la nuevo destino. No así le sucedió a Venero de
capitulación de tal jornada, la logró en 1569. De Leyva. Más de un año duró su juicio de
ella regresaba desbaratado con cincuenta residencia, aunque para ello fueron designados
sobrevivientes de los 300 que lo habían sólo 50 días. En febrero de 1575 estaba todavía en
acompañado y con 30 indios de los 1.500 que Santa Fe quejándose amargamente de la
había llevado entre indios y mestizos. Este fracaso residencia en que el fiscal, Alonso de la Torre,
señaló el comienzo del definitivo declive moral y tomaba testigos "delincuentes y revoltosos'
108 Nueva Historia de Colombia. Vol. I
siendo "ignorante e incapaz". Enumeraba las casi exclusivamente con esclavos negros.
calumnias y los testigos falsos que deponían en el Antioquia, Arma, Cáceres, Zaragoza y Los
juicio, se quejaba de que la residencia ya le había Remedios contaban en conjunto cuarenta indios
costado $ 8.000 pesos, por lo cual estaba encomendados.
arruinado. Esperaba del Rey justicia, "porque de La privilegiada topografía y el clima
otra manera no hay quién pueda servir a Vuestra benévolo de gran parte del territorio a más de la
Alteza en estas partes' . facilidad de la introducción de negros por los
Poco después bajó a Cartagena para puertos del Atlántico, produjo un gobiemo menos
embarcarse con su proceso a España. Un problemático. Su capital, Santa Fe de Antioquia,
documento de 1579 en el que pide a la Corona alejada de la capital "oficial" que era Santa Fe de
alguna asignación demuestra su ruina y Bogotá, favoreció un aislamiento que alejó la
desesperación. provincia de la bulliciosa historia de las demás
La diversificación de la economía del Nuevo partes del Nuevo Reino.
Reino, minera y agrícola, tuvo como consecuencia
la separación político-administrativa de la parte El ocaso de
central del Nuevo Reino, rica en minas, de la Santa Marta
gobernación de Popayán, de la cual aquella
formaba parte. Ya en 1562 la pidieron los pueblos espués de los sucesos originados por
mineros de Santa Fe de Antioquia, Caramanta, Jerónimo Lebrón en su viaje a Santa Fe y su
Anserma y Cartago. Tal separación fue concedida querella contra los hermanos Jiménez, Santa
unos años más tarde, siendo su primer Marta dejó de ser un hito importante en la historia
gobernador, Andrés de Valdivia. Tuvo, como del Nuevo Reino. Su vecindad trató sin éxito a
hemos señalado, desaveniencias con el desviar el interés del gobiemo, que se dirigía a la
gobernador de Cartagena, Francisco Bahamonde vecina Cartagena. Varios años quedó sin un
de Lugo, por cuestión de límites de ambas gobernador señalado, hasta que en 15K) fue
gobernaciones en la costa atlántica. Y lo mismo nombrado para el dicho oficio Juan de Manjarrez.
sucedió con el gobernador de Popayán, Gerónimo Este no logró detener la decadencia de la
de Silva, opuesto a la separación. Valdivia gobernación. Fundó nuevamente La Ramada y un
encontró seria resistencia de la población indígena pueblo, Pacarabuey, entre los indómitos chimila,
de su gobernación y tuvo que retirarse a Santa Fe abandonado poco después por la hostilidad de los
de Antioquia desde donde pedía auxilio de la indios. Muerto Manjanez en 1563, le sucedió el
Audiencia. Murió luego en manos de los indios. capitán Martín de las Alas, un militar a quien se
Pero bajo el largo gobiemo de Gaspar de encareció la defensa de la gobernación no sólo de
Rodas (1578-1597), la gobemación de Antioquia los indios, sino de los piratas ingleses y franceses
no sólo conservó su puesto de ser principal centro que tenían en zozobra la gobernación. Sin lograr
minero, sino también de las exploraciones del su propósito, nombrado gobernador de
Chocó y de las tien-as que se extendían al norte Cartagena, dejando provisionalmente el gobierno
hacia las costas del Atlántico. Los ríos Atrato, el de manos de un teniente Diego de Santillán.
Cauca y en cierto grado el Magdalena, fueron sus No tuvo mejor suerte el gobemador
vías naturales del acceso al mar. siguiente, Luis de Rojas, quien llegó desde España
La gobemación de Antioquia alejada del en 11572. Apoyado a veces por el gobiemo de
bullicioso Perú y del anárquico gobiemo central Cartagena y otras veces abandonado a su suerte,
en Santa Fe, llevó una vida más sosegada que el no logró pacificar los indígenas de su
resto del Nuevo Reino. Sus indios organizados gobernación. Varias veces trató de establecer una
políticamente en "behetrías" sin un fuerte poder fortaleza en Bonda, que desbarataban los indios.
central de los cacicazgos y a veces enemigos entre A veces fue socorrido por las flotas madas que
sí, disputándose los lugares de caza y pesca, se dirigían a Cartagena pero la decadencia de la
fueron pronto exterminados hasta tal punto que, gobernación no le permitía pagar los soldados
según informe de un eclesiástico fechado en 1598, cuando allí los dejaba la flota.
la población indígena había prácticamente La situación económica de Santa Marta fue
desaparecido y las minas de oro se beneficiaban tan precaria que los principales vecinos se
La conquista del territorio elpoblamiento 109
ausentaban, instalándose en Cartagena de lo cual En agosto de 1576, Luis de Rojas fue
Rojas se quejaba sin éxito al Consejo de Indias. destituido por el nuevo gobernador, Lope de
Inútilmente pedía el gobernador que la "rica" Orozco. Y así, declaraba Rojas se acabará esta
Riohacha con su pesquería de perlas, depen- peregrinación... en que he padecido muchos
V trabajos con los naturales de la tierra y con los
enemigos franceses e ingleses por el mar".
En septiembre de aquel año llegó desde
España Lope de Orozco. Trujo consigo un
diente de la Audiencia de Santo Domingo, fuese numeroso grupo de españoles, 200 hombres entre
agregada a su gobernación. Denunciaba a los casados, con sus mujeres, niños y los demás
vecinos de comerciar con los "piratas", solteros, con el propósito de detener la
adquiriendo de ellos artículos sin pagar los decadencia de la gobernación. No pudo
derechos. Ni la instancia del cabildo sobre la desembarcar en Santa Marta pues el puerto no
antigüedad de la ciudad y su lealtad al Rey ofrecía suficientes mantenimientos para los
conmovían la Corona. Para combatir la nuevos inmigrantes. Se dirigió a la Nueva
indiferencia de España hacia Santa Marta que ya Salamanca de la Ramada, situada más al oriente,
había jugado su rol en la historia colonial, que ofrecía mejores posibilidades de sustento,
señalaba el peligro que para él Nuevo Reino sería con su ganado y maíz.
la ocupación de la ciudad porteña por los Orozco tomó residencia a Luis de Rojas,
enemigos. Inútilmente pedía el envío de plomo, cuya documentación envió junto con el reo a
pólvora, mechas, arcabuces, lombardas y el España. Una parte de su hueste la envió a La
permiso de alistar gentes en Cartagena y Santa Fe Ramada y otra al Valledupar donde existían
para la defensa de la ciudad. De la fortaleza que pequeños núcleos de pocos vecinos, porque, como
aspiraba a construir, existe un plano en el Archivo se quejaban, Miguel de Castellanos encargado de
General de Indias. la pesca de perlas en Riohacha, extraía indios de
Cuando a fines de 1573 el electo presidente las tierras que ocupaban. Compró ganado para el
de la Audiencia de Santa Fe, licenciado Francisco sustento de la población y despachó
Briceño, visitó Santa Marta, tampoco se logró un destacamentos al mando de los capitanes al
apoyo, ni fondos para pagar seis soldados que interior de su gobernación. Mandó abandonar la
defendían la fortaleza. Todo k) contrario, el fortaleza en Bonda cuyos pocos soldados se
gobernador Rojas tuvo que viajar a Santa Fe para mantenían mediante asaltos a los indios de la
defenderse de las acusaciones de los pocos región. Sus esfuerzos de fundar pueblos entre los
vecinos que todavía moraban en la gobernación y chimilas, Gente Blanca, Tairona y Valle de San
quienes, como de costumbre, le hacían Sebastián, fallaron "por lo que Nuestro Señor
responsable de todas sus dificultades. Incluso sabe, no se han podido sustentar"; aunque el
lograron el envío contra él de un juez de obispo de Cartagena, fray Dionisio de Sanchis, sí
residencia, Juan Díaz de Martos, y pedían su indica la verdadera razón de no poder sustentarse
relevo. Como ya era costumbre, el mencionado el ejército cuando informaba al Consejo que
juez elevó contra Rojas graves cargos y condenas, algunos destacamentos enviados por Orozco, "con
de los cuales el gobernador se quejaba escándalo robaron cincuenta casas de indios y los
amargamente. Un alivio pasajero produjo un llevaron todos para que les lleven cargas a la
navio encallado en la playa cuya carga, de guerra". Asimismo, intentó fundar un pueblo en
acuerdo con el uso de la época, pertenecía a la Cabo de la Vela, éste, según informes, a
vecindad del puerto. Pero los aprovechados fueron pedimento de los indios que se agraviaban de
los comerciantes de la vecina Cartagena, que tener que acudir a las labranzas alejadas hasta
acudieron para comprar las mercancías. treinta leguas de sus moradas. Ante la abundancia
La situación económica de Santa Marta fue de "palenques" que formaron los esclavos negros
tan precaria que ya desde 1574 el sueldo del huidos, y siguiendo las órdenes reales desde
gobernador fue situado en la caja de la "rica" España, trató de convenir con el gobernador de
Riohacha, cuyo sustento ofrecía la pesca de las Caracas para organizar una batida general contra
perlas. esos "cimarrones' establecidos en las faldas de la
Sierra Nevada, tanto por la parte de Riohacha
110 Nueva Historia de Colombia. Vol. I
como por la de Valledupar. Asimismo, que se llevaron no sólo perlas sino también los
inútilmente trató de fundar un pueblo entre los esclavos negros ocupados en la pesquería. Se
chimilas y otro, en Maicuirá, en Bahía Honda, que concedió a los habitantes varias mercedes: libertad
todos desaparecían en corto tiempo. por diez años del pago del quinto real y del
Orozco logró cierta paz, aunque inconstante, almojarifazgo sobre las perlas, se prometió la
en su gobernación. En febrero de 1579, visitó reconstrucción, por cuenta de la Corona de la
Tamalameque, donde procedió a una minuciosa Iglesia y un préstamo de mil pesos. Luego se
información sobre aquella provincia, de acuerdo rebajaron a los vecinos los derechos de
con la orden del presidente del Consejo de Indias, importación al dos y medio por ciento y se les
Juan de Obando, cuando mandó reunir tales concedió la libertad de derechos sobre los
informaciones en todas las posesiones españolas artículos de consumo. Asimismo, se rebujó al
en América. veinteavo el impuesto sobre oro de minas (en vez
Después de Lope de Orozco, la gobernación del quinto) y una prórroga de las condenaciones
de Santa Marta quedó acéfala por casi quince años en que habían incurrido en el pasado. Para
y la antigua ciudad perdió su importancia. En favorecer el repoblamiento tanto de Santa Marta
1582 sucedió un general levantamiento de los como de Riohacha se les otorgaron otras
indios. Destruyeron los hatos de ganado, mataron franquicias: un transporte gratuito desde España
indios y esclavos negros y también algunos de cien familias, cifra luego aumentada a 150;
españoles. Asimismo, atacaron Riohacha libertad de almojarifazgo por 20 años de todo lo
abandonada por los cristianos, que pidieron que introdujeran de efectos de uso personal, los
socorro a Santa Marta y ésta a Cartagena. La dos novenos por diez años y un préstamo de
reacción fue la acostumbrada: un destacamento de 10.000 pesos para los inmigrantes.
soldados apoyado por los cartageneros, desbarató En octubre del mismo año, Santa Marta y
a los indios, matando, quemando, sus casas, Riohacha sufren nuevamente un ataque de los
destruyendo los jagüeyes y haciendo estragos en indios de la región. Se informa al Consejo que
sus pueblos. El gobernador de Cartagena, Pedro ambas ciudades están " alteradas con guenas con
Fernández de Busto aprovechó ese suceso para los naturales", que están casi despobladas y cesó
pedir que Riohacha se integrase a la gobernación la pesquería de las perlas. Un nuevo gobernador,
de Santa Marta, lo que se efectuó unos años más el licenciado Manzo de Contreras, tuvo un éxito
tarde. pasajero contra los indios, y los dominicos
Se concluyó una frágil paz y se volvieron a pidieron apoyo financiero de la Corona para erigir
levantar los ranchos de los españoles, y, como nuevamente su convento que había sido destruido
siempre, se elaboraron peticiones al Consejo de por los piratas. A Manzo de Contreras siguió en
Indias solicitando armas y apoyo. Pero la 1599 como gobernador Juan Giral, con la orden
gobernación seguía en declive. Al obispo Juan de tomar residencia al gobemador pasado. La
Méndez, nombrado en 1574, le siguió fray gobernación de Santa Marta no logró recuperar la
Sebastián de Ocando nombrado en 1578, quien ya posición clave que jugó en las Plimeras décadas
no moraba en Santa Marta sino en Riohacha, de la conquista.
dedicado a la pesca de perlas con indios y
esclavos. El fraude de los derechos reales y el El puerto de Cartagena
comercio con los piratas era ya tan arraigado, que
un informe al Consejo de 1588 señala que en la
región corrían, sin pagar los derechos reales, a que siguió progresando fue Cartagena,
perlas como moneda, cuyo valor se elevaba a más alejada de los bulliciosos sucesos que sucedían en
de 20.000 pesos oro. el interior del Nuevo Reino. A la muerte de Pedro
En 1591 el capitán Pedro de Cárcamo fundó, de Heredia, la gobernación quedó acéfala por unos
en nombre del gobernador de Santa Marta, la años hasta la llegada del nuevo gobernador, Juan
ciudad de Nueva Sevilla, de poca duración. de Bustos de Villegas (1557), preocupado ante
En mayo de 1595 el Consejo de Indias todo por foflalecer las defensas del puerto, el cual
sometió al Rey una petición de Riohacha. El por su situación geográfica privilegiada y como
puerto fue nuevamente destruido por los piratas
La conquista del territorio elpoblamiento 111
vía cómoda de penetración al interior del país,
adquirió un sobresaliente puesto en el Caribe.
Hacia aquella época comenzaron las flotas
regulares entre España y los puertos de Cartagena
y de Veracruz en México. Se establecieron dos
flotas anuales protegidas por buques de guerra
para la defensa de los continuos ataques de piratas
y corsarios franceses e ingleses. Las islas Canarias
servían de depósito para el abastecimiento de las
flotas y almacén de las mercancías de exportación.
Cartagena se convirtió en una escala obligatoria
para la flota que debía selVí el Nuevo Reino y los
territorios adyacentes, atmque los navíos
proseguían hasta el Nombre Dios, para recoger
allí el oro que llegaba a Panamá desde el Perú y
de los demás puertos del Pacífico. Por supuesto,
tales flotas que, teólica-
112 Nueva Historia de Colombia. Vol. I

mente, deberían llegar dos veces al año, carecían Le sucedió en la gobernación (1571)
de regularidad, bien por las intermitentes guerras Francisco Bahamonde de Lugo, oidor que fue de
de España con Francia e Inglaterra y también por Puelto Rico, a quien se le dieron los más
la irregularidad de la llegada del oro tanto del amplios poderes, y quien, buen conocedor de los
Perú como del interior del Nuevo Reino de problemas del Caribe recorrido por piratas,
Granada para enviarlo a España. bucaneros, franceses e ingleses, gozaba de plena
En 1554 Juan de Bustos fue nombrado confianza en la Corte. La falta de una eficaz
gobernador de Panamá, siendo encargado, protección del puerto mediante una fortaleza, la
interinamente, el licenciado Antonio de Salazar, necesidad de resguardarlo con una armada que
mientras llegaba un nuevo gobernador, Antonio recorriera constantemente la costa, evitar los
de Avalos (Dávalos). La vecindad orgullosa de fraudes de los derechos que cometían los
ser el puerto principal de la entrada al Nuevo importadores, el floreciente contrabando y las
Reino, pidió al Consejo de Indias la ampliación incursiones de piratas, quienes no sólo atacaban
de los poderes jurisdiccionales del gobernador, Santa Marta y Riohacha sino también el Tolú,
dejándole plena autonomía para la concesión de fueron los principales temas de sus cartas al
encomiendas, sin la intervención de la Audiencia Consejo de Indias. Asimismo, se preocupaba
de Santa Fe. por la constante merma de la población
En otra petición solicitaba estar sujeta a la indígena. Con sus "ordenanzas" trató de
gobernación de Panamá, por quedar más cerca y protegerla de la explotación a que estaba sujeta
de fácil acceso; peticiones rechazadas por la por los encomenderos que vivían en las
Corona. Ya que el puerto controlaba la entrada al ciudades, mientras que sus administradores, los
Reino, Cartagena quiso extender su comercio "calpixques", gobernaban las encomiendas
hasta el Perú, sin necesidad de pasar por Panamá. como sus feudos, con contratos que les
A tal ambición se deben dos capitulaciones con otorgaban a veces 50% de la producción de la
la Corona: la de Jorge Quitanilla en 1564 y la hacienda. Las pocas encomiendas que eran de la
posterior de Juan de Villorio y Avila en 1574. Corona, las había encontrado Bahamonde tan
Ambas proyectaban como vías los cauces de los explotadas por los oficiales reales, que ningún
ríos Atrato que desembocaba en el Atlántico y de provecho aportaban a la Corona, por lo cual
San Juan, que vertía sus aguas en el Pacífico. Sus aconsejaba su arriendo en pública subasta.
nacimientos se acercaban tanto que durante toda También él consideraba la boga del
la época colonial existía un arrastradero", por el Magdalena mortífera para los indios y solicitaba
cual las canoas se arrastraban de un río al otro, para ello la importación de esclavos negros. Su
hecho que probablemente conocían ambos inclinación indigenista le atrajo una franca
capitulantes. Pero pese a muy generosas enemistad de los vecinos que no tardaron en
capitulaciones, estas nunca fueron realizadas. quejarse al Consejo de Indias.
Gozando del amplio "hinterland" y de una En su informe fechado en 1573 el visitador
posición clave en el norte del continente, enviado por la Real Audiencia, licenciado Juan
Cartagena siguió progresando. Desde 1567, el López de Cepeda, informaba sobre el constante
gobierno militar del capitán Martín de las Alas se progreso de Cartagena. Cepeda había ido a
preocupó por dotar el puerto de artillería y de Pamplona, donde la vecindad, por falta de una
una flota armada para ahuyentar los continuos casa de fundición, empleaba como moneda oro
asaltos de los piratas a las costas de la en polvo, sin pagar los derechos reales; oro que
gobernaClón. luego salía del país para pagar las mercancías
Durante su gobierno, el teniente Juan de que se adquirían de contrabando de los buques
Junco trató de imponer en Mompox las extranjeros que llegaban al puerto. El empleo de
minuciosas ordenanzas expedidas por la Real los indios en las minas era general, lo que el
Audiencia en 1568 con el fin de proteger los visitador denunció a España. Visitó también la
indios de su aniquilamiento, ya que las antiguas gobernación de Santa Marta, cuyas tierras ya
de 1562 no se cumplían (como tampoco se estaban en parte ocupadas por la agricultura y la
cumplió la última).
La conquista del territorio y elpoblamiento
113

ganadería, pero denunciaba también aquí la Durante su gobierno Bahamonde de Lugo


explotación de los indios "aculturados". tomó residencia a los anteriores gobernadores de
A su llegada a Cartagena encontró Santa Marta, Martín de las Alas y Pedro
construido un nuevo muelle y el agua potable Fernández de Busto y Villegas. Tomó cuentas de
corría por una asequia desde Turbaco. La élite de la Caja Real encontrándola desarreglada y sin
la ciudad la constituían trece encomenderos que oficial, porque había muerto. Encontró que los
se turnaban en la administración municipal. El marineros de las flotas traían y vendían
resto de la población la constituían viujeros. mercancías sm pagar los derechos de
comerciantes, empleados e inmigrantes, y no almojarifazgo, ni los oficiales guardaban las
pocos portugueses. A indicación del visitador se tarifas impuestas a la importación. Pedía una
ordenó posteriormente que los portugueses vigilancia más eficaz de las costas y galeras
abandonasen el puerto, salvo los casados y los de armadas que pudieran recorrerlas desde la
más de diez años de vecindad. Asimismo, ordenó desembocadura del Darién hasta Nicaragua.
el Consejo que no se impidiera establecerse en El cuadro que en sus cartas pintaba de la
Cartagena a españoles provenientes de Santa Fe ciudad de Cartagena no era nada halagador. Era
y de Santa Marta, debido a la oposición a ello de una plaza, declaraba, " donde vienen a parar
los ya establecidos en Cartagena. todos los excesos y pecados de Castilla". Sus
En vista de que existía ya una apreciable pobladores son " amancebados, fuleros, usureros
cantidad de esclavos negros, Cepeda aconsejaba logreros". "Los frailes son escandalosos, sueltos
monopolizar su importación, sin dejarla en y libres y deshonestos'
manos de los comerciantes, que artificiosamente No parece que Bahamonde se hizo
subían los precios. Asimismo, ante la merma de amedrentar por las denuncias a la Corte que
la población indígena, aconsejaba traer indios contra él elevaban continuamente los vecinos y
caribes desde la Dominica y Guadalupe. Entre los religiosos. A mediados de 1574 el cabildo
Bahamonde de Lugo y el gobernador de eclesiástico lo denunció al Consejo "por los
Antioquia, Andrés Valdivia, se produjeron serios trabajos y persecuciones que esta iglesia y
roces, pues el último trataba de incorporar Urabá ministros de ella han padecido y padecen,
en su gobernación. En octubre de 1573 viajó después de la llegada del gobernador". Lo
Bahamonde a Santa Fe para lograr un arreglo con acusaban de irrespeto, de que interceptaba los
ese vecino. La Audiencia confirmó la informes que se enviaban a la Audiencia, que se
pertenencia a la gobernación de Cartagena de las quejaba de ellos al arzobispo de Santa Fe, fray
tierras que se extendían hasta las márgenes Luis Zapata, a sabiendas que era su enemigo
derechas del Darién. porque se habían negado pagarle la " cuarta
Como generalmente sucedía en los casos en general" acumulada y vacante por ausencia del
que la autoridad no se doblegaba a los intereses obispo Simancas. Protestaban contra la orden
de la clase pudiente de la sociedad, la vecindad dada por Bahamonde de Lugo, de poner preso al
de Cartagena se dividió en dos bandos. Informes tesorero de la iglesia, el bachiller Juan
contradictorios llegaban al Consejo en su Fernández. Sostenían que ningún escribano se
mayoría hostiles al gobernador, incluyendo los atrevía recibir testimonios adversos al
enviados por parte de los eclesiásticos. Pues gobernador, quien además influía y amenazaba a
Bahamonde de Lugo, ya fuera por sus los testigos.
experiencias en Puertorrico, donde la población En junio de 1575 llegó a Cartagena como
indígena había sido exterminada, o porque quiso obispo fray Dionisio de Santis O. P., quien logró
conservarla en su gobernación, no se doblegaba apaciguar los ánimos de los eclesiásticos. Pero
-aunque sólo con tímidas ordenanzas protectoras- ese obispo se reveló como un franco seguidor de
a los intereses de la alta clase de los españoles las ideas lascasianas. Reprochaba al arzobispo
que formaban un poderoso grupo de presión, ni a Zapata quien "se dio mucha prisa" de ordenar
los de los eclesiásticos quienes, en ausencia de religiosos ineptos e inconstantes quienes no
Simancas, obispo y protector de indios, no tenían moraban en su destino, abandonando Cartagena a
quién frenase sus ambiciones. la primera oportunidad. Denunciaba la
114 Nueva Historia de Colombia. Vol. I

insaciable codicia de los encomenderos... que en la construcción de la catedral, que estaba


Sirviéndose de ellos -los indios- de balde". en proceso, aportasen los indios la tercera parte
Criticaba a los administradores de las como prescribían las leyes, por su extensa
encomiendas por su crueldad, sin permitir que pobreza.
los indios, hombres libres, trabajasen en las Este obispo muere a fines de 1577 cuando
haciendas de su agrado. Se lamentaba que de los ya gobernaba Cartagena Pedro Fernández de
25.000 indios que hubo a tiempo de la fundación Busto. En junio de 1579 llegaba un nuevo
de Cartagena, sólo quedaban 2.500 y se obisPO, fray Juan de Montalvo. Y una vez más
indignaba que, pese a los graves delitos que tiene que sufrir la vecindad de Cartagena graves
continuamente metían los encomenderos, denuncias al Consejo, de ese "hombre belicoso
estaban para las Pascuas, "confesados y que se preció más soldado que no de obispo'
comulgados" . Abogaba por una tasa de tributos Este obispo denuncia que en Cartagena "ni se
en maíz o mantas y no en trabajo. Y como si teme a Dios ni a las cédulas de Vuestra Majestad,
fuera otro Las Casas, elevaba una duda: si en ni Vuestra Majestad es obedecida, ni la iglesia ni
América, donada por el papa Alejandro VI a sus ministros son respetados". Denuncia
España para la conversión de los indios a la "corrupción y vicios" de los españoles. No se
religión cristiana, no se les proporcionaba respeta al Patronato Real, ni los encomenderos,
sacerdotes para su conversión ¿es válida tal admiten religiosos que él señalaba para las
donación? El obispo es autor de un extenso doctrinas sino que ellos lo eligen. Informa que en
catecismo que envió al presidente del Consejo de la visita que hiciera pudo observar que a la
Indias, Juan de Obando. doctrina asistían sólo mujeres y niños, pues los
No tardó en llegar desde España una carta hombres trabajaban en el campo o en la boga del
de reconvención a ese obispo demasiado río, lejos de cualquier doctrina. A pesar de ser
indigenista. La contesta el 15 de noviembre de fraile, abogaba porque en tas doctrinas se
1575 a Juan de Obando, relatando hechos emplease al clero secular y no regular, por las
concretos que confirman la inhumana malas costumbres de los frailes que pudo
explotación de la población indígena y pidiendo observar.
"una regla y orden por donde la honra de Dios se Este obispo muere en octubre de 1586 y tres
ampare y los pecados sean castigados". Esta, años más tarde, cuando en Cartagena ya
declaraba, guardará sin poner pie fuera de ella". gobernaba Pedro de Ludeña, llegaba al puerto un
En cartas posteriores no sólo prosigue en nuevo obispo, fray Antonio de Hervías,
sus denuncias sino se preocupa también por anteriormente obispo de Verapaz en México. Y
asuntos generales. Pide que se funde en una vez más llueven quejas contra los vecinos.
Cartagena una casa de moneda, por lo defectuosa Es cierto, escribía el obispo, que los diezmos que
que era la que de plata estaba en circulación, se pagaban en la floreciente ciudad cubrían los
proveniente indudablemente, de los navios que gastos eclesiásticos, pero ni se construye la
llegaban al puerto. Informaba que la costa estaba iglesia ni se ofrece a los indios la doctrina. El
siendo atacada de continuo por piratas y navios obispo describe el deplorable estado del puerto,
franceses, por lo cual aconsejaba el descargo en de los navios sin remos, el ejército sin
Cartagena de todos los buques llegados desde municiones, soldados que huyen porque no se les
España, sin llevar las mercancías hasta Nombre pagan sus sueldos. Indica que en el próximo
de Dios, puerto con un clima húmedo, insalubre, ataque a la ciudad, los enemigos la destruirán de
que exigía anualmente muchas víctimas entre una manera definitiva.
negros, indios y blancos. Pedía para el tráfico Muy lúgubre se presenta la situación de los
costero no galeones que no pudiendo fondear indios en la visita que hiciera en mayo de 1591.
cerca de la costa, exigían un descargo en un mar El obispo se quejaba de los crecidos tributos que
abierto, sino galeras que pudiera arrimar a las impuso el presidente, doctor González, cuando
playas, con lo cual se evitarían pérdidas y visitó la ciudad, imponiéndolos tan excesivos
peligros del mar y se ahorrarían vidas en la boga que acabarán sm remedio con el resto de la
con los indios. Asimismo consideraba injusto población indígena; máxime porque los
La conquista del territorio y elpoblamiento
115

encomenderos vivían entre ellos y no respetaban semidestruida población. Ciertamente, ya en


las críticas de los eclesiásticos. Fue este obispo 1587 la Corona contrató la importación de
quién pidió la fundación de un seminario en esclavos africanos desde Guinea, Cabo Verde y
Cartagena, "porque hay mozos que podían Angola con una compañía particular.
emplearse en el ejercicio de las tierras y virtud" En octubre de 1592 fue nombrado Pedro de
El último obispo del siglo XVI fue el augustino Acuña para el cargo de gobernador de Cartagena.
fray Juan de Ladrada, ya integrado a lo que se De las actas de la visita a Cartagena hecha
llamó la "modorra" colonial y quien ocupó la enjulio de 1594 por Luis Tello de Erazo, oidor de
silla hasta 1613. la Audiencia de Santa Fe, sabemos que,
En octubre de 1575 había llegado como aprovechándose de aquel insuceso, muchos
gobernador, Pedro Fernández de Busto, después esclavos habían sido importados a Cartagena
de haber residenciado a Pedro de Agreda, fraudulentamente, sin licencia o con licencias de
gobernador de Popayán. La residencia de que fue esclavos ya difuntos, y sin pagar los derechos de
encargado contra Bahamonde de Lugo, importación. Para remediar tal situación, el
gobernador anterior, se vio frustrada, porque éste visitador propuso que todos los dueños de
murió en el mismo año. esclavos pagasen diez pesos por cada uno,
Bajo el gobierno de Busto, Cartagena y su marcando de nuevo a todos, independientemente
puerto progresaron notablemente. Fray Pedro si estuvieren ya marcados o no. Se concedió
Mártir, de paso por la ciudad en 1580, además, un plazo para el pago de los derechos de
consideraba que el puerto de Cartagena y no el importación de los que no tuvieran la marca.
de Panamá debería ser el punto final de las flotas En noviembre de 1595 el Consejo de Indias
anuales, debido a su privilegiada situación. presentó al Rey nuevas peticiones de los vecinos
Asimismo abogaba ante el Consejo de Indias que del puerto, quienes seguían persistiendo en su
fuera este puerto el mercado central de la pobreza. Pedían en préstamo las 2/3 partes de
importación de esclavos negros, traídos del Cabo penas de cámara. Insistían sobre la falta de
Verde donde, según el fraile, los precips eran ganado vacuno, teniendo que importarlo desde
más ventajosos que en otras partes de Africa. Santa Fe o de Panamá. Ciertamente, a
En 1585 el gobernador escribía que "esta comerciantes e importadores poco les interesaba
república va en grandísimo crecimiento". Sólo se la ganadería y agricultura. Pedían se les
quejaba de la irregularidad de la llegada de las concediera por 4 años un préstamo de los dineros
flotas desde España, pues afectaba el mercado y retenidos en Cartagena; por la continua
ocasionaba grandes fluctuaciones en los precios. inegularidad de las flotas debido a los corsarios.
En esta ocasión la flota llevaba 2.600.000 pesos El Consejo insinúa un préstamo de 20.000
oro para la Cuja Real y cerca de tres millones ducados, dando fiadores.
que enviaban los particulares. En julio de 1596, pasó por Cartagena el
Por el mes de marzo de 1586, Cartagena fue doctor Francisco de Sande quien viajaba a Santa
víctima de un ataque del famoso pirata, Fe, para ocupar la silla del presidente de la
Francisco Drake, quien destruyó una buena parte Audiencia. Había sido anteriormente presidente
de la ciudad, cobrando además, una crecida suma de Guatemala. En su carta al Consejo de Indias
como rescate. Fue también el último informaba sobre la fortaleza que se estaba
acontecimiento durante el gobierno de Busto, construyendo y la notoria falta de armamentos.
pues ya en febrero del mismo año fue nombrado Comunicaba que la ruta de los corsarios eran las
desde Madrid un nuevo gobernador, Pedro de islas de Barlovento, Santa Marta, Honduras y
Ludeña, quien al recibir noticias del infausto Yucatán, y "que si en una parte no hallan qué
suceso, solicitó gente, armamento, artillería, robar, en otra hallan". Consideraba que los
pólvora y municiones. A su llegada ya habían puertos de Santa Marta y Riohacha debieran ser
abandonado Cartagena unas 40 familias y el dotados de fortalezas. En octubre de 1598, la
puerto estaba en peligro de despoblarse. Pidió al ciudad seguía pidiendo armas, artillería,
Rey una masiva introducción de negros y municiones, etc. Al margen de la petición hay
comenzó las necesarias reparaciones de la una que dice: "Véase en el Consejo por dónde se
116 Nueva Historia de Colombia. Vol. I

podrá pagar esto allá y avíseseme de ello".


Ciertamente, en España seguía la crónica escasez
de fondos.
Por aquella época se produjo un notable
avance en la navegación del Magdalena, cuando
en 1597 el capitán Martín Camacho subió el lío
hasta Honda con un barco a vela, tripulado por
negros y blancos, ya que los indígenas de la
orilla habían prácticamente desaparecido. Poco
después recorrían fragatas el río. A veces bajaban
indios de las montañas para atacar a los
navegantes. Fray Alberto Pedrero avisaba al Rey
de ese peligro, acrecentado por la cantidad de
negros que se empleaban cada vez más y que
eran más "animosos" que los indios. Proponía
que el tráfico se haga con fragatas por el río del
Oro o Lebrija y luego por tierra a Pamplona,
Vélez, Villa de Leyva y Tunja.

El ocaso de la conquista

oco sociego le esperaba al anciano


presidente, Francisco Briceño, cuando a fines de
1573 llegó a Santa Fe. Los dos oidores, Diego de
Narváez y Bahamonde de Lugo, debido a su
juventud e inexperiencia y a la enemistad por
asuntos personales no colaboraban. Briceño
encontró pendientes las actas de apelación que
elevó el cabildo de Cartagena contra las
condenas impuestas por el oidor Diego de
Narváez a
La conquista del [erri[orio y poblamiento 117
el
'pacificado" los carrares, los pantágoras y otras
tribus belicosas. En los territorios marginales al
oriente —selvas y llanos— estaba languideciendo
la vecindad, cuando visitó la ciudad porteña. San Juan de los Llanos, fundada por Juan de
Estaban también apeladas al Consejo de Indias Vallaneda. Al occidente estaba fundada la ciudad
todas las residencias pasadas: la que tomó el de Toro, como puerta de entrada al Chocó. En la
licenciado Angulo a los vecinos de Popayán y a parte central del país quedaban algunas "bolsas"
los de Tunja; las que tomó el licenciado Cepeda en el interior, la principal de las cuales estaba en
en Cartagena y otra en la provincia de Tunja. En manos de los pijaos, cuyo territorio sólo se logró
estado de apelación se encontraban las actas de la "limpiar" en el siglo XVII.
visita que hiciera el licenciado Villafañe a Santa Los problemas sociopolíticos de mayor
Fe y su provincia y otra a la Tierra Caliente envergadura seguían siendo los conflictos dentro
(sector del río Magdalena). Las actas de estas de la clase pudiente de la sociedad laica y
residencias ocupaban ya 4.147 folios cuando eclesiástica. Ciertamente, los oidores que se
Briceño resolvió enviarlas a España pidiendo que, turnaban llegaban, unos más y otros menos, en
"aunque en ellas hay algunas culpas contra los compañía de familiares y allegados que buscaban
encomenderos' se tratase benignamente a los reos. y obtenían ventajosos puestos en la
Varios problemas se le presentaron a administración colonial o encomiendas de indios;
Briceño: la afluencia de los indios a las ciudades lo cual produjo intrigas y enemistades no sólo
en busca de subsistencia era ya tan crecida que entre aquellos, sino también con los antiguos
tanto en Santa Fe como en Tunja y en Vélez, se conquistadores o herederos y los recién llegados.
trató de concentrarlos en barrios aparte. El Por otra parte, en las esferas eclesiásticas
problema de los límites jurisdiccionales entre los proseguía la antigua brega entre el clero secular y
poderes civil y eclesiástico, seguía sin solución. el regular que en las Nuevas Leyes del Patronato
La Audiencia se opuso a que obispos y arzobispos de 1574 no han logrado zanjar.
ejercieran poderes inquisitoriales y que se La llegada en 1573 del arzobispo fray Luis
impusieran diezmos a los artículos que antes no lo Zapata no pudo contribuir a la paz social. Antiguo
pagaban, como eran las mantas y la leña. militar convertido en fraile y luego en arzobispo,
Consideraba perjudicial el nombramiento de comenzó desde su llegada a fustigar los oidores,
"oficiales manuales- y advenedizos" para curas, los vecinos e incluso los indios los cuales
acusaba a los frailes de estorbar la inspección de encontró en un estado primitivo, poco
su bienes y protestaba contra el continuo envío de aculturados. En sus cartas al Consejo de Indias no
sus procuradores a la Corte de España. ocultaba Zapata su desilusión. Denunciaban el
A fines de 1575 murió el anciano presidente 'poco fruto que han hecho —los españoles- en la
y la Audiencia quedó acéfala por más de tres viña del Señor". Los indios proseguían sus ritos y
años, pues sólo a mediados de 1579 llegó desde ceremonias, los frailes eran hombres incapaces y
España para ocupar la presidencia, el licenciado algunos incluso delincuentes, huidos de la
Lope Díez de Armendáriz, anteriormente justicia. Vivían en chozas que llamaban
presidente de la Audiencia de Charcas. Nuevos monasterios, sin ley ni orden. El cabildo
oidores llegaron a Santa Fe: el doctor Luis Cortés eclesiástico se quejaba de lo poco que producían
de Mesa, el licenciado Antonio de Cetina y Juan los diezmos, de la poca devoción de los vecinos
Rodríguez de Mora, anteriormente oidor de denunciaba la continua intromisión de la
Panamá. Audiencia en asuntos que competían a la Iglesia.
En ese último cuarto del siglo XVI reinaba Zapata alababa la tierra como "un rincón de
ya cierta paz social. La población indígena estaba los buenos que Su Majestad tiene en las Indias".
ya diezmada y muchos indios huidos a los lugares Le entusiasmaba la fertilidad del suelo, la
protegidos por accidentes geográficos. El centro abundancia de los frutos, el bajo precio del
del país, desde las vertientes occidentales de la ganado y la prodigalidad de las minas de
Cordillera Oriental hasta las orientales de la esmeraldas y del oro. "La tierra -exclamaba- está
Occidental -los valles del Cauca y del quieta y la gente de él -los indios- tal, que con
Magdalena- estaba ocupado por los cristianos y poco apremio se puede sujetar". Pero con todo se
los dos accesos marítimos, por Cartagena en el sintió engañado. En otro largo memorial dirigido
Atlántico y Buenaventura en el Pacífico, estaban al Consejo, uno de los muchos que luego enviaría
firmemente en sus manos, habiéndose ya continuamente a España, exponía muchas
118 Nueva Historia de Colombia. Vol. I
irregularidades: publicación de las bulas papales especies, fuesen llevados por los encomenderos y
sin el visto bueno del Consejo de Indias; no por los indios a la iglesia. Incluso pedía que se
utilización ilegal de los diezmos que cobraban los prohibiese la dación de capellanías en las
oficiales reales, ineptitud de muchos doctrineros, iglesias de los conventos. El arzobispo aspiraba al
atropello de los derechos de asilo que gozaba la ejercicio de la dignidad de patriarca en los casos
Iglesia, etc. Se quejaba de la falta de apoyo por que según las leyes, deberían enviarse a Roma.
parte de las autoridades civiles a la justicia Enumeraba los pueblos indios que ya entonces
eclesiástica. pertenecían a la Corona (Fontibón, Guasca,
Tuvo su primer desengaño cuando a estas Cajicá, Pasca Chía y Zaque, Fusagasugá, Choachí
peticiones, tal como luego sucedería con la y Suche) y sugería que los indios de Fontibón
mayoría de las futuras, el Consejo dictaminaba: proveyeran a las iglesias de Santa Fe de leña y
"Que está proveído lo que conviene", "Que está hierba.
bien ordenado", "No hay que responder", etc. Pese al mutismo que encontraban sus cartas,
No convencido que sus peticiones eran sus peticiones, sus quejas y sugerencias, nuestro
extemporáneas cuando en España se elaboraban buen fraile no se dejó desanimar. En cada ocasión
las Nuevas Leyes del Patronato de 1574 que enviaba nuevas peticiones al Consejo repitiendo
reglamentaban las relaciones entre el Estado y la lo pedido y añadiendo nuevas exigencias.
Iglesia y restringían notablemente la autoridad del Tachaba de improcedentes varias disposiciones
poder eclesiástico en favor del civil, nuestro fraile del Patronato de 1574 y seguía arremetiendo
seguía enviando largas cartas quejándose de la contra los frailes por ignorantes, díscolos e
Audiencia, de los oficiales reales y de la inobedientes y que amasaban riquezas para luego
vecindad. "En ninguna parte-exclamaba—están regresar a España. Es debido a estas quejas que
en menos tenidos los religiosos, ni menos fue expedida la orden Real que sin licencia
reverenciados". La doctrina y obra de conversión especial, ni frailes ni clérigos pudiesen viajar a
'están ahora como eí primer día que entraron aquí España.
los españoles". Informaba sobre las ordenanzas Sucedió por entonces que los frailes
que compuso para remediar la situación y que fianciscanos depusieron violentamente a fray
quedaban en el papel sin que la Audiencia las Esteban de Asencio de su prelacia, la cual ejercía
tomara en cuenta. En lo único en que a nombre de fray Pedro Aguado que estaba en
concordaban el arzobispo y la Audiencia era pedir España, y eligieron en su lugar a otro prelado. Y
la perpetuidad de las encomiendas como medio lo mismo hicieron los dominicos con su enviado a
más eficaz para la conversión y conservación de España, fray Antonio de la Peña. Zapata
la población indígena. comunicaba al Rey ese suceso como
No desaprovechó el arzobispo el viaje de los demostración del carácter insubordinado de los
dos provinciales, fray Pedro Aguado, franciscano, frailes a cualquier autoridad. Exponía tal
y fray Antonio de la Peña, agustino, quienes iban incidente en favor de su exigencia de que sólo
a España, para quejarse de las Nuevas Leyes del con su permiso se construyeran iglesias y que
Patronato. Con ellos enviaba una larga petición al sólo en su presencia se abriesen testamentos para
Consejo, ya que, como declaraba "no merezco impedir que no se ejecutasen las mandas en favor
respuesta de Vuestra Majestad". de la Iglesia y no se hiciesen efectivas las
En esa extensa petición presentada por los limosnas señaladas por el difunto. Rechazaba la
frailes en el Consejo de Indias, repetía Zapata las acusación de haber pedido abusivamente
antiguas quejas. Solicitaba además, fondos para la "composiciones" de los vecinos por las faltas
catedral que se estaba construyendo, una orden cometidas, "porque cada vez que sale un oidor a
para que se devolviera a los obispos y arzobispos visitar la tierra, sentencia a los vecinos por lo que
la protectlllía de los indios, que tuvieran derecho han llevado a los indios fuera de la tasa, o
de visitar los conventos y vigilar la vida de los cargado, o sementeras demasiadas, o falta de
frailes y que a los últimos se prohiba nombrar doctrina y de lo a ésto semejante y la condenación
"jueces conservadores", pues impedían cualquier aplicada para sus salarios o gastos".
refonna. Exigía que los encomenderos pagasen En una de estas peticiones solicitaba al
diezmos de los frutos que cosechaban -sus indios arzobispo la erección de un colegio para enseñar
encomendados y que cuando se pagaban en
La conquista del [erri[orio y poblamiento 119
'gramática y etites y otras ciencias, polque ya hay de 1576 que prohibía terminantemente ordenar
copia de naturales, hijos de españoles". Y mestizos como curas, insistía sobre su
el conveniencia, pidiendo se logre un dispenso papal
para el caso, porque tales sacerdotes conocían las
lenguas del país y no abandonaban las doctrinas,
ciertamente, de los informes posteriores se como lo hacían los frailes españoles apenas
desprende que en 1582 funcionaba un colegio enriquecidos; lo cual rechazaban los frailes
seminario con 50 estudiantes y 40 colegiales, considerando a tales mestizos "ser monos, porque
financiado con las rentas eclesiásticas, y que un ellos no saben rastro de cristiandad, ni tienen
catedrático enseñaba gramática y retórica. virtud alguna". Al referirse a la ñindación de
Asimismo consta que Zapata introdujo la nuevas poblaciones, el arzobispo insistía en que
enseñanza de la lengua chibcha para los debía estar presente para defender los fueros de la
doctrineros, según lo ordenaban las leyes; intento Iglesia.
fracasado porque los frailes no acudieron a las Por lo demás, Zapata no dejaba de insistir
clases. En el caso del colegio encontramos una sobre el permiso de volver a España, "porque ni
nota marginal que rezaba: "La Audiencia informa tengo fuerzas para sufrir estos encuentros ni con
de qué podría sustentarse"; pero al margen de las qué poderme sustentar en esta tierra, ni con qué
demás peticiones se lee invariablemte: "No hay pagar las deudas que debo". Informaba que al
que responder", "no ha lugar", "que la Audiencia principio, cuando fue destinado al obispado de
informe". Cartagena, pidió prestados mil pesos y que no
El mencionado colegio tuvo una corta vida. pudiéndolos pagar, sus bienes y la parte de los
Fue cerrado en 1586 cuando el estudiantado lo diezmos que le correspondía le fueron
abandonó quejándose del profesorado y de la embargados. Pero distintos Informes llegaban al
manera como se proporcionaba la enseñanza. Consejo. Se enumeraban las pingües entradas que
Consta que el colegio estaba endeudado y sólo, tenía el arzobispo con las "composiciones' . Un
una vez pagadas las deudas, el maestro Francisco fraile, Franciso de Miranda, escribía en abril de
de Porras emprendió diligencias para abrirlo de 1575 que Zapata, llegado endeudado desde
nuevo, con cátedras de gramática, latinidad y España en 12.000 pesos, no sólo había cancelado
teología, aprovechando los jesuítas que llegaron tal deuda sino que amasó mayor valor en joyas y
en aquel entonces. Fue este colegio el origen del esmeraldas y que gastaba en el mantenimiento de
actual Colegio de San Bartolomé en Bogotá su casa más de 2.000 pesos anuales.
reinstalado en regla en el tiempo del arzobispo No faltaron otras quejas contra ese
Bartolomé Lobo Guerrero. Uno de sus profesores arzobispado militante. Se le acusó que por causas
sería luego, a principios del siglo XVII, el célebre baladíes amenazaba los vecinos con la
cronista, fray Pedro Simón. inquisición; por lo cual el Consejo de Indias
En las cartas de Zapata no faltaron ordenó que los casos de inquisición no los decida
denuncias contra los indios. Se quejaba de que el arzobispo personalmente sino acompañado de
pese a los cuarenta años de la ocupación española los oidores y del fiscal. Pero sus controversias
los indios estaban "peor que en el tiempo de su con estos jueces llegaron a tal punto que en una
barbarismo... Tomaron los vicios de españoles y ocasión fue declarado "extraño de Vuestros
los suyos no han dejado". Generalizando, los Reinos y perdimento de bienes". La Audiencia
denunciaba por "incestos gravísimos de hermanos ordenó incluso su expulsión a Cartagena y desde
con hermanas, padres con hijas y otros pecados allá a Portugal. Se trataba de un clérigo que forzó
muy graves". Informaba sobre las "carnicerías una doncella, delito que Zapata consideraba como
públicas" entre los indios (se refiere de su incumbencia y no de la justicia civil, por ser
indudablemente a los pijaos) y abogaba porque clérigo el reo.
tales se entregasen a los cristianos como esclavos. En este caso Zapata tuvo que ceder pero no
Insistía en las ventajas de las encomiendas desaprovechó la oportunidad de quejarse al Rey
perpetuas y no olvidaba de exponer al Rey el del desacato de que era víctima, especialmente
acrecentamiento de sus rentas en este caso, por por parte del oidor Auncibay. Denunció a los
las donaciones que recibiría de los favorecidos. españoles que bajo el pretexto de fundar un
Varias veces, pese a la vigencia de la Real Cédula pueblo y construir una iglesia obligaban a los
120 Nueva Historia de Colombia. Vol. I
indios contribuir dinero. Informó sobre otro
suceso acaecido en el pueblo indígena de Bogotá
cuando en su visita halló "muchos oratorios y
tunjos, ídolos y santuarios", lo cual denunció a la
Audiencia. Pero los oidores y el pueblo en
general, al tener tal noticia, se volcaron sobre
aquel pueblo y "se dieron tanta prisa y tan
desconsiderablemente para sacar el oro, que mu-
La conquista del territorio y poblamiento
chos indios se ahorcaban, viendo invadir sus virrey, Conde de Nieva, se embargasen los
tierras.. . Los que piden justicia, dan voces por bienes del difunto por las deudas en que
las calles" . Imploraba, refiriéndose a la juventud incurrió por gastos injustificados. Era pues
de los oidores, que el Rey "quite tanta mocedad y Monzón un juez severo, de carácter duro,
liviandad" calidad algo nueva para las complacientes
La llegada en 1579 del presidente de la Real autoridades del Nuevo Reino de Granada.
Audiencia, Juan López de Armendáriz, no ha Monzón se mostró muy celoso en el eierci
logrado establecer armonía entre la autoridad cio de su oficio. Instauró procesos y condenó a
civil y eclesiástica. La audiencia ordenó a Zapata muchos. Muy pronto los dos oidores, Antonio de
visitar su diócesis. Este exigió que lo acompañase Cetina y Luis Cortés de Mesa pararon en la
un oficial real para que pudiera recoger el oro cárcel y el otro oidor, Juan Rodríguez de Mora
que los indios ofrecían a sus dioses y a sus fue suspendido. Fueron encarcelados muchos de
muertos, que calculaba en 600.000 pesos. Pero la los más prestantes vecinos por delitos cometidos
Audiencia rechazó tal petición y negó el envío de ante todo por el mal tratamiento de los indios y el
un oficial, "porque en cuanto al abrir sepulturas, fraude de los derechos reales. Levantó el
santuarios, ídolos. .. no conviene con color de la destierro en que otros habían sido condenados
conversión escandalizar a los indios". Y así, el por la Audiencia, y entre ellos el cacique mestizo
problema indígena se utiliza como pretexto, de Turmequé, Diego de Torres, quien condenado
como arma política en la brega entre grupos a la prisión, huía de la justicia, habiéndose
sociales opuestos por sus intereses económicos y erigido líder de la causa indígena.
políticos. Quienes se aprovecharon del despojo El arzobispo Zapata se unió al presidente de
de los indios de Bogotá, se convierten en la Audiencia, Juan Díez de Armendáriz, para
"indigenistas"; y quien en aquella ocasión elevar ante el Consejo de Indias, graves quejas
fustigaba a los "robadores", erigiéndose en contra el visitador. Y cuando Monzón envió al
protector de los indios, invitaba al despojo de sus fiscal Alonso de la Torre a España, lo acusó de
protegidos. Es un caso entre muchos, que obliga haberlo hecho para lograr su nombramiento como
al historiador pasar por el cedazo de la crítica" la presidente de la Audiencia. Informaba al Consejo
documentación conservada y escudriñar la que el Nuevo Reino "está tan por el suelo que
realidad de lo que pasaba en aquella sólo el nombre le ha quedado". Acusó a Monzón
controvertida sociedad americana. de haber encarcelado injustamente los principales
vecinos, haber vendido una reliquia que le fue
El fracaso del concilio que trató reunir regalada en España, haber permitido el regreso de
nuestro arzobispo fue otro motivo de críticas todos los desterrados, acudir a mohanes y
levantadas contra Zapata. El obispo de Popayán hechiceros y, especialmente, de tramar con el
negó su asistencia, considerando que su diócesis cacique Diego de Torres y sus indios un
pertenecía al arzobispado de Lima. El de Santa levantamiento general. Admitía Zapata haber
Marta sostuvo que, según sus títulos, el aconsejado la prisión de Monzón, encontrando
obispado no pertenecía al arzobispado de Santa oposición en el presidente Armendáriz. Pero
Fe sino al de Santo Domingo. Sólo se trasladó a luego cuando pese a las amenazas, Monzón
Santa Fe y el obispo de Cartagena, Juan prosiguió su visita, fue acusado de apoyar
Méndez, quien luego se querelló contra Zapata abiertamente el alzamiento tramado por Torres y
por los gastos que hiciera en su inútil viaje. fue encarcelado.
Fueron las continuas críticas del arzobispo Como sucedía en estos casos otros informes
y las no menos numerosas acusaciones contra al Consejo diferían de lo que denunciaba el
él, las que indujeron al Consejo de Indias a arzobispo. El provincial, fray Alberto Pedrozo,
enviar al Nuevo Reino un juez visitador con informaba que el envío del juez con tan amplios
amplios poderes. Lo fue el oidor y fiscal de la poderes como gozaba Monzón, llenó de temor a
Audiencia de Lima, Juan Bautista Monzón, Por lo más granado de la sociedad neogranadina. Para
vía de Panamá y Cartagena llegó a Santa Fe a ablandar a Monzón se tramo un casamiento de su
fines de enero de 1580. hijo con una rica heredera, lo cual no tuvo éxito y
En 1564, cuando Monzón era fiscal de Monzón prosiguió con su rigurosa residencia.
aquella Audiencia, logró que a la muerte del Luego se trató de atemorizarlo, asimismo
122 Nueva Historia de Colombia
inútilmente, mandando al capitán Diego de Audiencia y embarcados con sus procesos a
Ospina reunir un ejército y encantonarlo en las España, muriendo el presidente Armendáriz en
goteras de la ciudad. Incluso apa- Cartagena.
e/ No tardaron en producirse contra Prieto de
Orellana las acostumbradas acusaciones, entre
las cuales se destacaban una vez más las de
reció una Real Cédula falsificada por la cual el
111
Rey revocaba su nombramiento. Ya que nada se
pudo lograr, continuaba el fraile, Monzón fue
puesto preso e incluso se le acusó de ser judío nuestro arzobispo. Sus largas cartas al Consejo de
converso. Luego fue llevado como prisionero a Indias comenzaban casi siempre con: "No
Pamplona. El autor de la carta protestaba contra quisiera dar más fastidio, etc. ", pero que el
tales procedimientos y varios vecinos apoyaron Tribunal Divino le ordenaba "No ceses". En otra
tal protesta. carta escribe: "Aunque tenía determinado no
El cacique Diego de Torres, el supuesto cansar más Vuestra Majestad, viendo lo poco
aliado de Monzón, huyó con los suyos de Santa crédito que a mis cartas se ha dado", lo hace
Fe. Después de haberse escondido por un tiempo como pastor" de sus ovejas. En varias cartas se
en las montañas logró llegar a Cartagena. Allí se quejaba Zapata de las actuaciones de Prieto de
embarcó, visitó varias islas antillanas y luego Orellana quien "ha guiado tan mal estos
viajó a Madrid donde se presentó en el Consejo negocios". Atacaba al cacique Diego de Torres y
de Indias con una larga y minuciosa acta al licenciado Monzón a quien consideraba ser
acusatoria contra las autoridades coloniales, en la "factor" de aquel. Se dolía que durante el
cual describía la deplorable situación de la gobierno del visitador "los nobles y leales fueron
población indígena y el desgobierno que reinaba; perseguidos y encarcelados". Prevenía al rey que
un "memorial de agravios" que se ha conservado. si Prieto de Orellana no cambiare su actitud, los
Sin lograr nada positivo en la Corte, fue luego acusados "han de proseguir en su atrevimiento
nombrado caballerizo del Rey y nunca volvió a con doblada desvergüenza como se ha visto en el
América. Perú". Por lo demás,le dolía "en el alma de no ser
No hemos encontrado las actas del proceso parte para poner remedio. La idolatría ha
contra Monzón, salvo una carta del cabildo de retornado a retoñar y las pasiones a crecer de
Santa Fe, en la cual se le exigió "no tratase de nuevo". Ponía a "Dios por testigo que ni pasión
quitar el servicio personal, ni boga, ni -trabajo en ni aficción no me mueve y no me ha movido en
mmas pidiendo que no se introduzca "otra orden ninguna cosa".
que la que presente hay" • documento que aclara En su carta de 1585 el arzobispo se
suficientemente el meollo de la controversia. indignaba que el Rey no ha proseguido contra
Por supuesto, cuando en 1582 llegó a Monzón quien en la visita gastó más de 60.000
España la noticia del luctuoso acontecimiento, el pesos de los fondos de la Caja Real. Su
Consejo condenó la acción y desde España fue indignación es comprensible, pues Monzón en
enviado como juez, el licenciado Gaspar de España le acusó en el Consejo de Indias de ser
Carillo, quien murió antes de embarcarse. Y lo cabecilla de la conjura de que fue víctima.
mismo sucedió con el oidor de la Audiencia de No se crea que todos los eclesiásticos
Guatemala, el licenciado Cristóbal de Azueta, insistían en el privilegio de la Iglesia de
quien murió en el mar camino a Santa Fe. Por fin, inmiscuirse en los asuntos políticos, como lo
para acabar la visita comenzada por Monzón, fue hacía Zapata, aunque pertenecieran a la misma
enviado el licenciado Prieto de Orellana y como orden religiosa. El provincial Franciscano fray
fiscal, el doctor Guillén Chaparro, con la orden Pedro de Azuaga, apoyaba las actuaciones de
de que luego ocupase la silla de oidor en la Prieto de Orellana y en su carta al Consejo de
Audiencia. Indias (1583) condenaba la actitud del arzobispo
en el caso de Monzón. El fraile enumeraba las
A la llegada de Prieto a Santa Fe, Monzón vejaciones que se cometían con la población
fue puesto en libertad y viajó a España. Fueron indígena; el servicio personal de los indios lo
destituidos todos los miembros de la pasada consideraba como "esclavonía que no hay en el
La conquista del territorio y poblamiento
mundo semejante". Se revela como un verdadero político-sociales de la Iglesia que por el bienestar
lascasiano, salvo que difiere del célebre protector del pueblo.
de indios en el grado de agresividad. Por lo Nuestro combativo arzobispo muere por el
demás, insistía en la necesidad de que los indios mes de enero de 1590, después de haber
aprendieran la lengua castellana y no los frailes la gobernado 17 años, y el cabildo, al informar de
suya, por la diversidad de las lenguas que se ello a la Corona, pedía insistentemente que se
hablaba en Santa Fe, Tunja, Victoria, Tocaima, nombrava para el arzobispado un clérigo y no un
La Palma o Muzo "porque si algún clérigo sabe fraile. Tal petición fue atendida. En mayo de
una lengua,no sabe otra". Del abuso que 1592 fue nombrado para el cargo don Alonso
cometían los frailes para con los indios se López de Avila, arzobispo de Santo Domingo,
quejaba también el provincial de los agustinos, quien murió antes de ocupar la silla. En julio del
fray Luis Saavedra. año siguiente se propuso para la dignidad al
La reacción del arzobispo ante tales críticas arzobispo de Panamá don Bartolomé Martí-
fue la de señalar en las doctrinas, pese a ser Vol. I

franciscano, cada vez más clérigos y no frailes,


por lo cual el citado provincial acuasaba a Zapata
de otorgar las doctrinas "a quien ni sudó, ni nez, quien falleció en octubre el mismo año En
trabajó sino que con la lozanía y manos lavadas, 1596 se nombró al doctor Bartolomé Lobo
se nos ha entregado por ellas". Guerrero, inquisidor que había sido en México
Poco a poco, ya por su avanzada edad, se quien ocupó la silla arzobispal de Santa Fe hasta
calmó ese luchador por los fueros de la Iglesia, 1608 cuando fue trasladado al arzobispado de
en cuyo dominio consideraba caer todos los Lima.
problemas políticos y sociales que afrontaba el A la muerte del presidente Lope Díez de
Nuevo Reino. Después de 1585 ya no Armendáriz, la Audiencia quedó acéfala durante
encontramos su firma en la peticiones del cabildo varios años. En 1588, a la llegada del doctor
eclesiástico el cual, aunque tímidamente y con Antonio González, miembro del Consejo de
vigor intermitente, proseguía su lucha por los Indias como presidente, se produjeron reformas
antiguos fueros de la Iglesia, adoptando una significativas. González promovió nuevas y
postura "criticista", e insistiendo en que los definitivas ordenanzas en la extracción mineral
indios pagasen diezmos y también los habiendo sido ya aceptada de hecho la labor de
monasterios cuando adquiriesen propiedades "por los indios en la minería, bien si fueran de tien•a
herencia o compra o donación". En 1586, al fría o tierra caliente, siendo remplazados por
quejarse del oidor Alonso Pérez de Salazar esclavos negros importados. La importancia de
porque apresaba clérigos y frailes y también los los últimos como fuerza de trabajo ya había
reos que se acogían a la Iglesia, o porque cobraba crecido tanto que en 1594 Antonio González
derechos e impuestos sobre los indios de alquiler propuso al Consejo se estableciera su
y la venta de velas, carne y vino, el cabildo importación por cuenta de la Corona como un
escribía: "Porque los encomenderos, mercaderes monopolio, afirmando que su precio en
y hombres ricos, que tienen negros y caballos con Cartagena podía fácilmente alcanzar cien pesos la
qué servirse y estancias con ganado para su "pieza". Por lo demás, el Nuevo Reino gozaba de
mantenimiento, no alquilan indios, no compran la paz social, salvo en Tunja cuando se ordenó
vinos por menudeo, no compran velas porque las cobrar el impuesto de alcabala, del cual estaban
hacen en sus casas, ni carne porque la tienen de eximidos hasta entonces las colonias españolas.
suyo". Es el pobre colono sobre el cual, Esto produjo una reacción de la vecindad, lo cual
ciertamente, caían todos esos impuestos. obligó en 1596 a enviar al oidor, Luis Tello de
Erazo a aquella ciudad.
Destaquemos esta declaración del cabildo
eclesiástico como manifestación de la En las últimas décadas del siglo XVI, el
sensibilidad social que persistía en algunos otorgamiento de permisos para nuevas
elementos de la Iglesia, pese a la cabeza, como lo expediciones ya no precisaba licencias del
fue el arzobispo Luis Zapata, quien se Consejo de Indias, siendo suficientes las de la
preocupaba más por conservar las prerrogativas Audiencia.
124 Nueva Historia de Colombia
Con tal licencia había emprendido su expedición
Gonzalo Jiménez de Quesada de que ya hemos
hablado y también su heredero y sobrino Antonio
de Berrío a la Guayana, en tien-as actualmente
venezolanas.
Asimismo fue eregida en junio de 1573 una
nueva gobernación, la de Muzos y Colimas, cuyo
primer gobernador fue Alvaro Cepeda de Ayala,
encargado especialmente de la explotación de
minas de esmeraldas sin que se le concediera
límites geográficos precisos, salvo que la tierra
no perteneciera a ninguna otra gobemación. En
abril de 1575 Cepeda de Ayala tomó el mando de
su gobernación pero fue suspendido más tarde,
ocupando su puesto Juan López de Cepeda con
aceptación de la vecindad. Fue encargado de
levantar un censo de las familias indígenas
señalando la edad de cada miembro, ordenando
que los niños mayores ayudasen a
La conquista del territorio poblamiento
v el procedente de las minas de Anserma, Arma,
Caramanta y Antioquia. El que llegaba de las
minas situadas de los pueblos "para arriba",
los padres,
incluyendo Buga y Pasto, se filndían en Cali;
que un religioso cuide de la educación de los
mientras que el oro llegado de las minas de
niños, etc. Durante el mismo año el capitán
Popayán, Almaguer, Madrigal, Agreda, Pasto
Melchor Velásquez, hizo una entrada al Chocó 113
en nombre del gobernador de Popayán, Jerónimo
Silva. Después de unas escaramuzas con los
indios, reconoció el curso alto del Darién y y de San Juan de los Llanos ("llamado
ñindó la ciudad de Nuestra Señora de la Iscuandé") debía ñindirse en Quito. Para vigilar
Consolación de Toro, que luego fue trasladada al la producción minera se propone dividir el
sitio actual como puerta de entrada a las tierras territorio en corregimientos: uno para Cartago,
Otra capitulación fue realizada por la Anserma y Arma; otro, para Popayán, Cali y
Audiencia con Francisco de Cáceres, antiguo Buga; y otro en Pasto, para Almaguer y
capitán del ejército de Jerónimo de Silva en Madrigal.
Guayana, quien a la muerte del gobernador, A la llegada del presidente Francisco
regresó a Santa Fe. El objeto de la capitulación González creció notablemente el interés por
fue la provincia de Espíritu Santo, cuya intensificar la explotación minera. Testimonio de
ubicación no es bien conocida, salvo que se ello es su largo informe al Consejo sobre las
situaba al oriente de Pamplona. Se le dio el minas de plata descubiertas en Mariquita
derecho de alistar la gente y repartir los indios a adjudicadas a los mineros. Sólo cuatro mineros
medida que fueran conquistados. Y tendría poseían ingenios (molinos), mientras los
derecho de nombrar sucesor si estuviere en restantes lo explotaban de una manera primitiva,
peligro de muerte. "con pies y manos" con un rendimiento de cuatro
La consecuencia de la fracasada expedición quintales del material al día. González indicaba
de Gonzalo Jiménez de Quesada, fue la licencia que si se empleasen caballos en la molienda, se
otorgada en marzo de 1592 a Diego de Rosales, podrían beneficiar diez quintales diarios. Había
compañero de aquél, para la pacificación de los también mineros que carecían de medios
indios de San Juan de los Llanos y luego económicos para perforar socavones y que
emprender una jornada al Valle de la Plata, que compraban el mineral bruto, beneficiándolo en
se creía situado en algún lugar al oriente de los su casa. De ahí que gran cantidad de vetas
Andes. auríferas quedaban sin beneficiar.
Pero la atención de los colonizadores se Es interesante el cálculo que hizo el
concentró principalmente, en la búsqueda y presidente sobre costo y ganancias de la
explotación de minas de metales preciosos. En explotación. Un indio sacaba doce quintales del
1572 se labraban entonces las minas de Tocaima, material bruto semanalmente, por lo cual ganaba
Mariquita, Ibagué, Victoria, Remedios, Vélez, doce reales, es decir, dos reales diarios. La
Pamplona y de las del río del oro, mientras que manipulación, incluyendo el costo del azogue y
otras minas de que se tenía noticia, no se de la sal, se elevaba a 248 reales, semanalmente.
labraban por falta de mano de obra. En el De esta manera, declaraba González: "cada día
informe sobre estas minas se sostiene que desde con cada indio jornalero al respecto de dos
su descubrimiento perecieron 50.000 indios, quintales que saca -el indio- cada día, son 19
pese a la frecuencia de los visitadores y a las reales y 22 y medio maravedís de ganancia
restricciones legales que regían para el empleo líquida, horra de costos y costas". La relación
de indios en la minería. Con todo, el autor del entre el jornal del indio y el valor de lo que
informe consideraba indispensable el trabajo producía era 1:10. González calculaba que con la
indígena en las minas e incluso de los indios introducción de mil esclavos negros se podrían
encomendados, dándoles, las herramientas, beneficiar dieciséis minas más y se sacarían en
pagándoles salarios, tratándolos bien, etc. cada ingenio 200.000 quintales de metal bruto
De los documentos se desprende que en la que, a cinco onzas de ley por cada quintal, darían
casa de filndición de Cartago se filndía el metal 125.000 marcos de plata, más otros 75.000 que
126 Nueva Historia de Colombia
sacarían personas particulares. Aceptaba que los comunidades, la blanca y la cobriza, emplearían
indios se estaban acabando, pero su empleo, en su lucha métodos que les permitía la
mientras no llegasen los esclavos negros, constelación histórica, inclinada a favor de los
consideraba como indispensable. Proponía echar "blancos" a medida que progresaba la
a las minas 1.300 indios distribuidos en grupos colonización. Los territorios que por su clima,
de 35 individuos en cada ingenio y calculaba que vías de comunicación y fertilidad del suelo,
con mil quintales de azogue y 25.000 arrobas de estaban aptos para la colonización, se
sal, se podría sacar anualmente un millón de encontraban ya más o menos firmemente en
pesos de plata. manos de los "blancos' y las principales vías de
Ante la riqueza de las minas de Mariquita, acceso desde el exterior estaban abiertas,
González propuso la fimdación de una Casa de quedando reservadas, para la futura
Moneda en Santa Fe donde se pudieran acuñar colonización, las tierras que bordeaban el
reales de a 8, de a 4, de a 2, sencillos y medios Pacífico (Chocó), las selvas y los llanos
reales, lo cual activaría el comercio interior; Olientales y las "bolsas" en el interior ocupadas
sugerencia que tardó más de veinte años para por los indígenas; territorios que poco a poco se
realizarse. abrían a la colonización, según las necesidades
económicas, políticas y sociales del país.
Fue también Antonio González quien
introdujo por orden del Consejo de Indias, los
"resguardos" o "tierras de resguardo", terrenos
más o menos alinderados, que ocupaban los
núcleos indígenas al mando de un cacique,
hereditario o electivo, en los cuales los indios
vivían dentro de un estatuto sociopolítico y
4 El principal lugarteniente de Gonzalo Pizarro.
régimen económico más o menos tradicionales, 5. Nombre de la tribu al norte de Anserma.
bien si se tratase de indios encomendados o 6 Sobre las acüvidades de este encomendero, veáse mi libro:
indios "libres' tributarios a la Corona. El resto Don Juan del Valle. Cap. vi.
de las tierras aprovechables estaba bien en el
manos particulares cuyos dueños obtenían
mediante una "composición" la propiedad
legítima de las tierras, o quedaban "baldíos" a
disposición de la Corona.
La fundación de los resguardos era un hito Bibliografía
histórico importante en las relaciones entre in-
AGUADO, FRAY PEDRO:
Recopilación historial, tomos 1-1 V,
Bogotá, 1956 ALVAREZ RUBIO,
PABLO: PEDRADIAS DAVILA,
Notas Madrid, 1944.
CARRO, VENANCIO, D.O.P.:La teología y los
l. La fecha de la erección de la ciudad es 27 de abril de 1539
teólogos juristas españoles ante la
2. Diciembre 1538 Conquista de América, tomos 1-11,
3. Agosto 1537 Madrid, 1944.
Vol. I
CUERVO, ANTONIO B.: Colección de
documentos inéditos sobre ja geografía y la
historia de Colombia, tomos 1-IV, Bogotá,
dios y "blancos". Su introducción no era exenta
1982.
de dificultades y la lucha de los indios para
conservar las tierras de sus resguardos recome la CASTELLANOS, JUAN DE: Elegías de
historia colonial y republicana. Pero el ciclo varones iluslres de Indias,Bogolá, 1955.
histórico de la conquista, como acción militar se Documenlos relalivos a don Pedro de La Casca y
había cerrado. De ahí en adelante, las dos Gonzalo Pizarro, tomos 1-11 , Madrid, 1964.
La conquista del territorio poblamiento
FRIEDE, JUAN:Gonzalo Jiménez de Quesada a
Iravés de documentos históricos,Bogolá, 1960.
Documentos inéditos para la
historia de Colombia, tomos 1-x, Bogotá,
19551960.
Los Welser en la conquista de
Venezuela, Caracas, Madrid, 1961.
Vida y luchas de Juan del
Valle, primer obispo de Popayán y
proleclor de indios, Popayán, 1961.
El indio en lucha por la tierra, 3 a
. edición, Bogotá, 1974.
Fuentes documentales para la
historia del Nuevo Reino de Granada,
tomos 1-VIII, Bogotá, 1975.
jos quimbayas bajo la
dominación española, 2a. edición, Bogotá,
1978 (en prensa).
Los chibchas bajo la dominación
española, 2a edición, Bogotá, 1978.
JIJÓN y CAA MAÑO, J. : Sebastián de
Belalcázar,tomos 1-11, Quito, 1936.
LÓPEZ, PEDRO: Ruta de Cartagena de Indias a
Buenos Aires y las sublevaciones de
Pizarro, Castilla y Hernández Girón,
Madrid, 1970.
OVIEDO FERNÁNDEZ, GONZALO: Historia
general de las conquistas de Tierra Firme,
tomos 1-IV, Madrid, 1851-1854.
OTS CAPDEQUI, JOSÉ: España en América.
Insliluciones coloniales, Bogotá, 1952.
ROBLEDO, EMILIO: Vida de/ marisca/ Jorge
Robledo, Bogotá, 1945.
ROMERO, MARIO GERMÁN: Fray juan de
Barrios y ja evangelización de/ Nuevo
Reino de Granada, Bogotá, 1960
SIMÓN FRAY PEDRO: Nolicias hisloria/es de
las conquislas de Tierra Firme en las Indias
()ccidenla/es, Bogotá, 1978 (en prensa).
ZAVALA, SILVIO: Las Insliluciones jurídicas
en la Conquisla de América, Madrid, 11935.