Sunteți pe pagina 1din 5

Música Tradicional Zuliana de origen Criollo-Genérico.

Presencia europea en el Zulia

Según Ortega G, Rutilio (2002) “El proceso de mestizaje que caracteriza


en general a las sociedades latinoamericanas tendrá en Maracaibo un vivo y real
exponente. Producto de su ubicación, Maracaibo será un crisol en el que se
fundieron pueblos y culturas, originándose un incesante contacto humano”.

Cada grupo indígena inicial, proveniente de las más importantes familias


americanas (caribes, chibchas y arahuacos) se sumaron españoles en los siglos
del dominio, desde Andalucía, Cataluña, Galicia, Castilla y el país vasco. A partir
del siglo XIX a estos grupos se suman alemanes, italianos y antillanos.

Según el DRAE Cultura puede definirse como el conjunto de creaciones del


hombre en general o de una sociedad determinada. Este conjunto de creaciones
abarca el idioma, la religión, el arte, la ciencia y todo aquello creado por la
sociedad.

Nuestra identidad cultural fue formada a partir de un conjunto de razas que


se entremezclaron dando paso a una Venezuela y a una Hispanoamérica mestiza.
El imperio español impuso su idioma, su religión, y además trajo consigo el
desarrollo de la arquitectura, la música, la educación y la pintura.

Hecho notorio en este mestizaje, fue la traída de los esclavos africanos a


nuestro territorio, de quienes hoy conservamos sus ritmos e instrumentos
musicales, así como su misticismo y religiosidad.

Para hacer más fácil el estudio de los instrumentos musicales, Víctor


Mahillon en 1883 y después Erick Von Hornbostel y Curt Sachs en 1914, crearon
una disciplina denominada Organología. Esta disciplina, clasifica los instrumentos
según su material de construcción y el sonido que produce. De allí derivan
entonces, cuatro grandes grupos de instrumentos, que son: los Idiófonos - Los
Cordófonos - Los Membranófonos - Los Aerófonos

Esta disciplina elaborada en Europa, se creó dentro de un contexto cultural


diferente al nuestro. En Venezuela, no se ha creado hasta el momento un sistema
clasificatorio adaptado a los instrumentos autóctonos venezolanos. Por esta razón,
hemos decidido tomar prestado el modelo organológico de Hornbostel y Sachs,
para clasificar los instrumentos indígenas y criollos.

CLASIFICACIÓN DE LOS INSTRUMENTOS MUSICALES

AERÓFONOS: Su nombre deriva de la palabra aire. Los instrumentos


aerófonos producen su sonido cuando son soplados por algún hueco, como la
flauta (Aibu, Botijuela, Botuto, Cacho de venado, Carrizo, Cuereta, Chuo,
Clarinete)

IDIÓFONOS: Estos instrumentos de percusión, que no tiene membranas o


parches, suenan cuando son golpeados directamente o por medio de otra pieza.
Ejemplo son el quitiplás, la marimba, las maracas y la charrasca. Es decir son
instrumentos que pueden ser golpeados, frotados o sacudidos (Birimbao,
Charracas, Chapero, Chineco, Furruco, Guiro, Laures o palos, Maracas,
Marimbola, Pandero, Quitiplás, Rallo)

CORDÓFONOS: Estos son los instrumentos de cuerdas, se llaman así


porque el sonido se produce cuando vibra una o más de sus cuerdas templadas
(Arpa, Bandola, Carángano, Cinco, Guitarra, Mandolín, Marimba de boca,
Requinto, Taliray, Tiple, Violín)

MEMBRANÓFONOS: Así son llamados los instrumentos de percusión que


poseen cuero como los tambores y producen sonido al golpearlos con las manos,
con palos o baquetas (Burro negro, Bum bac, Caja himbáguele, Culo e' puyas,
Curbata, Mina, Pipas Redoblante, Tambora, Cumaco, Kaashi)
Vals Zuliano

El vals zuliano tiene la estructura musical del vals tradicional europeo, sé


diferencia del vals de otras regiones por sus movimientos rápidos y alegres, su
forma y el aire en que se compone, se destaca como característica particular del
Zulia.

Danza Zuliana

Es un ritmo universal antiquísimo, semejante al aire español llamado


"lanceros". Reviste diferencias y modalidades especialmente por lo alegre de su
melodía y por la forma, aunque acompasada más viva y movida, que la danza
ordinaria de otras regiones de Venezuela.

Contradanza Zuliana

Para hablar de la contradanza zuliana, es preciso remontarnos al origen de


este ritmo particularmente europeo. Diferentes agrupaciones de danzas y
compositores zulianos mantienen viva esta expresión, proyectándola en el ámbito
nacional e internacional.

La Décima

La creación de la décima se le atribuye al sacerdote español Vicente


Espinel (1550 – 1624), por ello también se le conoce como espinela. El escritor,
poeta y músico recopiló la métrica española de entonces en el libro Diversas rimas
(1591), donde incluye esta estrofa de 10 versos de ocho sílabas. Además de
recopilarlas, fijó la estructura de rimas de la décima en abbaaccdd, que se
conserva estrictamente hasta ahora.

La décima consiste en una combinación métrica de diez versos de ocho


sílabas métricas, que tienen rima consonante. Estos versos riman así: el primero
con el cuatro y el quinto, el segundo con el tercero, el sexto con el séptimo, el
décimo y el octavo con el noveno (la agrupación de dos quintillas con esta
estructura: abbaaccdd).

El Instituto del Patrimonio Cultural, IPC, en el catálogo patrimonial


referido al Zulia suscribe que la décima zuliana sirve para registrar
acontecimientos importantes, para protestar, para conseguir mejoras en la
comunidad, en competencias y contrapunteo.

El Bambuco

Existen variadas opiniones sobre los orígenes o raíces de este género.


Algunos investigadores sostienen que su origen es americano y la palabra
significa "Baile de indios". Pero a todas luces su verdadera génesis, desarrollo y
consolidación se produjeron en el territorio andino de Colombia. El bambuco
fiestero por su ritmo invita al baile o la danza. En la región del Tolima Grande
donde son celebradas las festividades de San Juan y San Pedro y donde el
Bambuco también es llamado: “Sanjuanero”.

Según Javier Ocampo López «Los ritmos vascos, y entre ellos el zortcico,
presentan ritmos ágiles, sueltos y alegres, que sirven de soporte a una melodía de
acentos quejumbrosos a veces, formando un interesante contraste, muy parecido
a nuestro bambuco. Lo cierto es que en las opiniones de músicos y folkloristas
españoles se encuentran la relación del bambuco con aires populares hispanos, lo
folklórico»

Posee un marco y un sabor de campo, descriptivo, romántico y nostálgico a


veces, pero también se ha utilizado ampliamente para expresar el orgullo y la
altivez por la tierra y la raza, tal como lo expone la composición "Soy colombiano"
del maestro Rafael Godoy o tan colombianas como "Colombia es amor" del
maestro José Jacinto Monroy Franco. Es por ello que la configuración de este
género se basa en la expresión de los sentimientos lugareños, regionales o
incluso nacionales.

A mi cánteme un bambuco, de esos que llegan al alma, cantos que ya me alegraban cuando
apenas decía mamá.
Lo demás será bonito, pero el corazón no salta, como cuando a mí me cantan una canción
colombiana.
BIBLIOGRAFÍA

* Ortega G, Rutilio (2002) La Identidad Cultural Zuliana. ACERVO, Revista de


Estudios Históricos y Documentales, AREHD, Organo de Difusión del Acervo
Histórtico del Estado Zulia.

*Domínguez, Luis Arturo. (1968) Encuentro con nuestro Folklore. Caracas.


Editorial Kapeluz Venezolana S.A.

*Hernández, Daría. (1981) Instrumentos Musicales de origen Indígena. Caracas.


Artesanía y Folklore de Venezuela. Año VI. Nº 35 julio-agosto.

*Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004-2007. Estado Zulia,


municipios Maracaibo y Almirante Padilla. Instituto del Patrimonio Cultural, 2007.