Sunteți pe pagina 1din 1

El desarrollo social inclusivo y la matriz de la desigualdad social: nudos

críticos para el cumplimiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo


Sostenible
En esa oportunidad, se planteó que entre 2002 y 2014 la región experimentó notables
avances en diversas áreas del desarrollo social, el más evidente de los cuales fue una
considerable reducción de la pobreza y la extrema pobreza, y de la vulnerabilidad a
ambas condiciones, así como una marcada disminución de la desigualdad de
ingresos.

Los avances en materia de pobreza y desigualdad del ingreso fueron el resultado de


políticas activas implementadas por los países de la región en el ámbito
productivo,social y del mercado de trabajo, en un contexto económico favorable en el
cual los objetivos de erradicar la pobreza, promover la inclusión social y reducir la
desigualdad ganaron un espacio inédito en la agenda pública. En el documento
también se señalaba que, en ese período, se expandió el espacio fiscal y la agenda de
derechos, se fortaleció la institucionalidad de las políticas sociales y ganaron espacio
en la agenda pública las propuestas y medidas de política tendientes al fortalecimiento
de los sistemas de protección social con vocación universalista . Por eso, se afirma la
importancia de sostenerlos y evitar retrocesos, y de que entre las prioridades a
cautelar estén la inversión social y la recaudación fiscal.
Por otra parte, señaló la importancia de consolidar los marcos jurídico-normativos que
fortalezcan la institucionalidad de las políticas sociales. Permite, además, mejorar las
capacidades de gestión, de articulación y de coordinación de las políticas en materia
social, con lo que se logran resultados más efectivos.