Sunteți pe pagina 1din 1

CONSEJOS PEDAGÓGICOS PARA MAESTROS

Factores Que Afectan El Proceso De Enseñanza - Aprendizaje

Dentro del proceso de enseñanza - aprendizaje de la palabra de Dios hay factores que afectan para
bien o para mal ese proceso. La mayoría de los educadores están de acuerdo en ubicar esos factores
en el maestro, en el alumno y en el contexto del aprendizaje.

Parte I: El Maestro

La personalidad del maestro.

Es un factor clave que el maestro tenga una personalidad cristiana. Empezando porque debe ser un
creyente. Puesto que la enseñanza cristiana consiste en un encuentro personal con Dios, quien no lo
haya experimentado no puede enseñar lo que a él mismo no le ha ocurrido. Nadie puede enseñar lo
que no conoce. Así como nadie puede dar lo que no tiene.

El Señor Jesucristo es el modelo del maestro, a Él se le llama "el Divino Maestro". Su personalidad
atrajo multitudes. El carácter de Jesús era "humilde de corazón" (Mateo 11:29), y al mismo tiempo
la gente se admiraba "porque les enseñaba como quien tenía autoridad, y no como los maestros de
la ley" (Mateo 7:29). La gente venía a escuchar su enseñanza y le traían sus hijos para que orara por
ellos (Mateo 19:13).

La actitud del maestro hacia la Biblia.

Jesucristo tenía en alta estima a la Escritura. En sus discusiones con los líderes judíos les decía:
"Ustedes andan equivocados porque desconocen las Escrituras y el poder de Dios" (Mateo 22:29).
Y también anda muy equivocado aquel maestro que desconozca hoy en día la enseñanza de la
Biblia y tenga una actitud liviana ante ella o que base sus enseñanzas en algo diferente a la Palabra
de Dios. El problema de los enemigos de Jesús era que en realidad no enseñaban a la gente la
Palabra de Dios, sino sus propias ideas y por eso Jesús les dijo: "En vano me adoran; sus
enseñanzas no son más que reglas humanas" (Mateo 15:9).

La actitud del maestro hacia el alumno.

Jesucristo amaba a la gente y eso le motivaba a enseñar. La Biblia nos dice que "al ver a las
multitudes tuvo compasión de ellas" (Mateo 9:36). Una actitud de menosprecio hacia los alumnos
es un factor que afecta el proceso de enseñanza - aprendizaje de una manera tal, que lo puede
bloquear. El maestro(a) cristiano(a) debe tener en alta estima a sus alumnos, amarlos, tomarlo en
cuenta y creer que ellos pueden culminar el proceso con éxito.

La actitud del maestro hacia la enseñanza.

El nombre más común para referirse a Jesucristo en los evangelios es el de "Maestro". Jesús creía
en la enseñanza. Un maestro que no crea en la enseñanza no llega a nada con su actividad. El
maestro debe creer tanto en la enseñanza que él mismo debe ser un alumno. Ser maestro es
considerado en el Nuevo Testamento como un don de Dios (Ef. 4:11). Y Jesús en muchas ocasiones
enseñando decía, “”mayores cosas haréis”; esto es aprender enseñando.