Sunteți pe pagina 1din 2

Object 1

Sistemas de clasificación fluvial


Uno de los componentes más importantes de cualquier estudio ambiental es el agua. Su importancia
ha hecho que los ríos, océanos, arroyos y lagos sean objeto de muchos proyectos de investigación.
Debido a esto, se puede obtener una gran cantidad de información sobre los ríos, incluidos su
longitud, profundidad, velocidad, dirección, ecosistema y flujo. Con el fin de medir y registrar las
características de los ríos y otras vías fluviales de todo el mundo, los científicos han desarrollado
varios sistemas de clasificación. Los ríos se pueden clasificar por: estado biótico (sus seres vivos),
topografía (su forma física y características), aguas bravas (para fines recreativos) y por orden de la
corriente de Strahler. Este artículo da una mirada más de cerca a estos sistemas de clasificación de
ríos.
Clasificación biótica
La clasificación biótica se refiere al tipo de ecosistema que se encuentra en un río en particular. Esta
clasificación incluye los ríos más limpios y puros, así como los más contaminados. Un sistema
común divide ríos en zonas principales de 3: potamon, rhithron y crenon.
La Página Web de zona de potamon describe el área aguas abajo de un río. Debido a que esta área
tiene velocidades de flujo de agua más lentas, su temperatura es generalmente más cálida que otras
áreas del río. Además, la zona de potamon se caracteriza por un lecho arenoso y menor contenido de
oxígeno.
La Página Web de zona de Rhithron describe el área aguas arriba del río. Se caracteriza por
velocidades de flujo más rápidas y más turbulentas. Estas velocidades más rápidas contribuyen a
temperaturas más frías en la zona de Rhithron. Además, esta zona biótica del río tiene un nivel de
oxígeno más alto que el potamon.
La Página Web de zona de crenon describe el área cerca de la fuente del río. Esta zona se subdivide
en el eucrenon, que es la zona de la primavera, y el hipocrenon, que es la zona de la corriente de
agua. Debido a que aquí es donde el río comienza, sus velocidades de flujo son mucho más lentas
que las que se encuentran en la zona de Rhithron. Además, la zona del crenon tiene niveles de
oxígeno más bajos y temperaturas más frías.
La clasificación biótica también identifica la sensibilidad y el tiempo de recuperación de las
perturbaciones ambientales de hábitats específicos. Por ejemplo, un microhábitat se considera
altamente sensible a la perturbación, pero tiene un tiempo de recuperación rápido. Por el contrario,
los humedales son menos sensibles a las perturbaciones, pero requieren un período de tiempo más
largo para recuperar los efectos de una perturbación ambiental.
Clasificación topográfica
La clasificación topográfica se refiere a la composición física, forma y características del río. Los
ríos caen en las categorías 1 de 3: roca firme, aluvión o una mezcla.
Ríos de Bedrock se forman donde el agua atraviesa los niveles más nuevos de sedimentos y se abre
camino en la roca de fondo. Esto es más probable que suceda en las regiones geográficas que han
experimentado un cambio ascendente en la superficie de la tierra, como las regiones montañosas o
las tierras altas. Los ríos Bedrock son conocidos por su contenido de aluvión, que es tierra suelta o
sedimento. Este sedimento suelto se mueve con el agua, erosionando y dando forma al río a lo largo
de su camino. Un ejemplo de un río rocoso es el Río Colorado en los Estados Unidos.
Ríos aluviales se caracterizan por la presencia de llanuras aluviales (la tierra al lado de los ríos que
con frecuencia se inunda) y canales (la ruta del río) que se han formado en sedimento libremente
consolidado. Las inundaciones son un componente importante de los ríos aluviales, ya que
mantienen la ruta primaria llena de agua y permiten la formación de lagunas, canales laterales y
humedales. A medida que fluye el agua del río aluvial, erosiona las orillas del río y deposita el
sedimento resultante en las llanuras de inundación o bancos de arena en el medio del río. Estos ríos
se clasifican además por el patrón de su flujo de agua, en otras palabras, la dirección en la que fluye
el río. Estas clasificaciones incluyen: vagabundeo, recto, trenzado, serpenteante y anastomosis. Los
hábitats dentro de los ríos aluviales van desde piscinas profundas hasta aguas poco profundas y
turbulentas.
Ríos aluviales mixtos, como su nombre lo sugiere, combina las características anteriores. Estos ríos
fluyen a través de capas de roca y áreas de depósitos aluviales profundos.
Clasificación cronológica
Los investigadores pueden determinar la edad de los ríos mediante el estudio de sus patrones de
erosión.
Por ejemplo, joven ríos se caracterizan por su flujo rápido, la falta de tributarios y canales
profundos en lugar de amplios.
Ríos maduros tienen pendientes menos pronunciadas que los ríos jóvenes y se caracterizan por la
presencia de varios afluentes y una velocidad de descarga rápida.
Viejo ríos puede ser identificado por sus llanuras de inundación. Finalmente, los ríos rejuvenecidos
tienen gradientes y se elevan por movimiento tectónico.
Clasificación de aguas blancas
Además de ser componentes importantes de ecosistemas saludables y una fuente de recursos de
agua dulce, los ríos también brindan oportunidades recreativas en todo el mundo. Una de las
actividades más populares del río es el rafting en aguas rápidas, o navegar el río en barcos y sobre
una gran variedad de olas y velocidades. Para prepararse para un viaje en balsa, conocer la
clasificación de aguas bravas es importante. La Escala Internacional de Dificultad Fluvial incluye
clasificaciones 6.
•Clase I: la dificultad del río es fácil con un flujo rápido y olas pequeñas.
•Clase II: la dificultad del río es un principiante con ríos anchos y olas de tamaño mediano.
•Clase III: La dificultad del río es intermedia con olas irregulares que pueden tomar el
control de una canoa.
•Clase IV: la dificultad del río avanza con poderosas olas, agujeros y pasajes restringidos.
Estos rápidos requieren un manejo rápido del barco y el riesgo de lesiones a los nadadores se
considera de moderado a alto.
•Clase V: La dificultad del río es experta con olas violentas, descensos y pasajes complejos.
Estos rápidos turbulentos continúan por largas distancias antes de llegar a las piscinas más
tranquilas.
•Clase VI: La dificultad del río es extrema y exploratoria; se considera extremadamente
peligroso. Estos rápidos vienen con una alta posibilidad de error y son tan difíciles de
navegar que el rescate puede ser imposible.