Sunteți pe pagina 1din 111

PROYECTO DE LEY

CODIGO PROCESAL CIVIL Y MERCANTIL

ELABORADO POR EL LIC. JUAN LUIS AGUILAR SALGUERO

LIBRO PRIMERO Principios y Disposiciones Generales

TITULO I GARANTIAS PROCESALES

ARTICULO

Justicia, la que se aplica de conformidad con la Constitución y las Leyes de la República; su fin fundamental es promover la paz social y ser un instrumento para garantizar la libertad, la seguridad, el bien común y los derechos que otorgan la Constitución y las Leyes de la República.

la

El

1.- Fines

del

Proceso.

proceso está al servicio

de

ARTICULO 2.- Alcances del Proceso. En cumplimiento a los fines del proceso, los tribunales de justicia deberán observar:

1o. Que el proceso debe llegar al fondo material de la situación planteada; la formalidad de los actos sólo se exigirá cuando por la omisión o el incumplimiento de algún requisito se impida llegar a dicho fondo material, de tal suerte que si el acto cumple con la función a que está llamado, únicamente se impondrán las sanciones a que se refiere el presente código, sin que se forme proceso o cuestión alguna para discutir la informalidad del acto; el Juez, las partes y cualquier persona que participe en el proceso tiene prohibición y responsabilidad personal por la promoción o ejecución de cualquier acto, gestión u omisión que tienda a entorpecer o impedir el cumplimiento de los fines del proceso.

2o. Que por virtud del proceso se puede penetrar a todo acto o contrato que aparente u origine una situación jurídica, aún si tal situación se apoya en el texto de la ley, cuando la misma tenga el propósito de ocultar, violar o impedir el ejercicio de un derecho o el cumplimiento de una obligación, para que tal derecho u obligación se cumpla.

3o. Que el proceso no puede servir de medio para producir, mantener o aumentar una pérdida económica, de manera que en toda resolución

condena, deberá

garantizarse, siempre, la compensación económica que corresponda, en función del valor adquisitivo de la moneda, desde la fecha en que tal pérdida se produjo hasta el efectivo pago por parte del obligado.

judicial, sea declarativa, constitutiva

o

de

4o. Que ni el proceso, ni las medidas que de el se originen, pueden

una

constituir

situación o acto no permitido por las leyes.

un

medio de

presión para forzar el cumplimiento

de

5o.

responsabilidad personal, deben garantizar la ejecución y el cumplimiento

del o de los efectos que deriven de una ley o contrato, para que tal ley o contrato se cumplan, a menos que sean contrarios a la Constitución Política de la República o a norma prohibitiva expresa.

jueces, bajo su estricta

Que,

a

resultas del proceso,

los

ARTICULO 3.- Debido Proceso. Son garantías fundamentales que el proceso debe otorgar a toda persona: El derecho de ser citada, oída y vencida ante juez o tribunal competente y pre- establecido. La audiencia incluye, necesariamente, el derecho de probar las respectivas proposiciones de hecho. Ninguna persona podrá ser privada de sus derechos sino en virtud de proceso legal en el que se observen tales garantías fundamentales.

ARTICULO 4.- Medios de Defensa. Las personas que intervienen en el proceso tendrán el derecho de hacer uso de los recursos y medios de defensa que les garantice la observancia de las garantías fundamentales del proceso y solamente, cuando se haya hecho uso de tales medios de defensa, o si tales medios no existieran y persistiera la violación de las garantías fundamentales, podrán acudir a la Justicia Constitucional, la que de ninguna manera, salvo disposición expresa que emane del tribunal constitucional, suspenderá, limitará o impedirá los efectos del proceso, el que continuará en todas sus fases, bajo la sujeción de los efectos constitucionales.

Para dicho efecto, en todo proceso deberá garantizarse la existencia de una copia adicional que permita seguir conociendo del mismo.

ARTICULO 5.- Formalidad de los Actos. Mientras se garantice el cumplimiento de los principios fundamentales del proceso, esto es, la

previa citación y audiencia a la condena, no se considerará que la falta

o insuficiencia en la forma de los actos procesales que correspondan al

juez o a las partes, constituye causa para discutir su nulidad o para acudir a la Justicia Constitucional; en consecuencia, el Juez y las partes, en los términos a que se refiere este Código, ordenarán o se pedirán las rectificaciones y aclaraciones que corresponda para dar cumplimiento a la formalidad, si tal formalidad fuera requerida expresamente por este Código, sin que de ninguna manera se suspenda el curso del proceso.

ARTICULO 6.- Ambito de aplicación. Las disposiciones del presente código se extienden a toda persona, nacional o extranjera, residente o en tránsito, así como a todo el territorio de la República; quedan a salvo las disposiciones del derecho internacional aceptadas por Guatemala.

ARTICULO 7.- Vinculación al proceso. Ninguna persona podrá rehusar el llamado al proceso; tampoco se formará artículo previo para conocer acerca de si una persona debe o no salir al mismo. Toda persona a la que se llame al proceso, como actor o demandado, como tercero, testigo, experto, informante o que de cualquier manera sea emplazada o citada, tiene la obligación de participar en el.

ARTICULO 8.- Presencia Obligada. Cuando se requiera de la presencia de alguna persona en el proceso, las partes podrán solicitar y los jueces deberán ordenar su presencia obligatoria, la que se obviará cuando, de conformidad con las disposiciones del presente Código, exista previsto un efecto por la falta de comparecencia del llamado.

ARTICULO 9.- Libre acceso y Derecho de Petición. Toda persona tiene el libre acceso a los tribunales para ejercer sus acciones y hacer valer sus derechos de conformidad con la ley; tendrá, asimismo, el derecho de dirigir, en la forma legal correspondiente, sus peticiones al Juez, el que está obligado a tramitarlas y resolverlas de conformidad con la ley.

ARTICULO 10.- Formalidad. Los Jueces no podrán rechazar las solicitudes que se les hagan por la falta de algún requisito o por el incumplimiento de alguna formalidad, a menos que, por disposición de norma expresa, se imponga su rechazo.

Cuando se imponga el rechazo de la solicitud, los jueces deberán indicar, en la respectiva resolución, la manera en que tal petición debió presentarse o el requisito que se omitió y, cuando corresponda, fijarán plazo al interesado para que cumpla con el requisito o la formalidad.

ARTICULO 11.- Conocimiento obligado. Salvo que la formalidad que se incumple o el requisito que se obvia imponga el rechazo total de la solicitud, los jueces deberán conocer las peticiones que se le formulen, en la parte en que no se afectan por la falta del requisito o por el incumplimiento de la formalidad.

ARTICULO 12.- Obligación de indicar. Si una parte encuentra que una resolución o acto procesal incumple con un requisito o alguna formalidad exigida por este código, sólo podrá impugnarla si previamente ha indicado en que consiste tal incumplimiento y pide que se rectifique.

ARTICULO 13.- Plazo para rectificar. Cuando el incumplimiento corresponda al Juez, el requisito o la formalidad deberá quedar subsanado en un plazo no mayor de cuarenta y ocho horas a partir del momento en que se le hizo la petición correspondiente; en el caso de que el incumplimiento corresponda a cualquiera de las partes, el Juez, cuando corresponda, le fijará un plazo no mayor de tres días, ni menor de veinticuatro horas, para su cumplimiento.

ARTICULO 14.- Publicidad. Todos los actos del proceso son públicos. Los interesados en los actos del proceso tienen el derecho de obtener, en cualquier tiempo, sin necesidad de procedimiento o citación previa, los informes, copias, reproducciones y certificaciones que soliciten, así como la exhibición de los expedientes que deseen consultar.

A las audiencias del proceso podrán comparecer todas las personas que

tengan interés y que, en conformidad con las condiciones del tribunal, no

perturben ni impidan la seguridad y el desarrollo de tales audiencias. Quienes tengan interés podrán transmitir, grabar o reproducir, por cualquier medio de difusión, el desarrollo de las audiencias, a manera de dar mayor publicidad y transparencia a los actos del proceso. Salvo el interés nacional, los asuntos de seguridad interna o los relativos a la moral de las personas, no podrá limitarse la difusión pública de los procesos, lo que calificará el Juez bajo su responsabilidad, pero en todo caso le será permitido a las partes grabar, sin restricción alguna, los actos que se lleven a cabo, los que no podrán difundir públicamente, salvo dispensa o autorización judicial.

TITULO II PRESUPUESTOS PROCESALES

ARTICULO 15.- Presupuestos. Son presupuestos al proceso: El juez, las partes y el asunto que se somete al conocimiento del juez.

CAPITULO I JUEZ

SECCION PRIMERA Disposiciones Generales

ARTICULO 16.- Jurisdicción. La función jurisdiccional se ejerce, con exclusividad absoluta, por la Corte Suprema de Justicia y por los demás tribunales que la ley establezca, a quienes corresponde la potestad de juzgar y promover la ejecución de lo juzgado.

El ejercicio de la actividad judicial es gratuita e igual para todos; ello, sin embargo, no liberará el pago de las multas, sanciones y demás cargas y consecuencias económicas que se originen o deriven del proceso.

ARTICULO 17.- Competencia. La competencia de los Jueces para conocer de un asunto se determina: (a) En el orden objetivo: Cuando, de conformidad con los términos a que se refiere el presente Código y las disposiciones reglamentarias que emita la Corte Suprema de Justicia, no existe impedimento para que conozcan del asunto en razón de la materia, la jerarquía, la cuantía y el territorio. (b) En el orden subjetivo: Cuando, de conformidad con las disposiciones de la Ley del Organismo Judicial, no existe causa de impedimento, excusa o recusación que limite el conocimiento del Juez.

ARTICULO 18.- Conocimiento del asunto. Para los efectos legales correspondientes, se entiende que el Juez conoce del asunto, cuando, de conformidad con el presente código, está en capacidad de dictar la sentencia que le ponga fin; cualquier acto, resolución o disposición de trámite que ocurra antes de ello se considera como preparatorio del conocimiento, de manera que el supuesto de impedimento en el orden subjetivo no se considerará sino a partir del momento en que se celebre la audiencia que posibilite al juez dictar sentencia; ello, no obstante, el cuestionamiento de la competencia del juez deberá plantearse en el plazo y bajo el procedimiento que en este código se indica.

ARTICULO 19.- Determinación de la Competencia. Corresponde a la Corte Suprema de Justicia la determinación de la sede, del distrito, así como la determinación de la competencia que por razón de la materia, de la jerarquía, de la cuantía y del territorio corresponda a cada tribunal.

es

improrrobagle; sin embargo, en el caso de la competencia por razón del territorio se podrá prorrogar a juez distinto del que deba conocer del asunto en los siguientes casos:

ARTICULO 20.-

Prórroga

de

la

competencia.

La

competencia

1o. Por la falta o impedimento del Juez que deba conocer, en cuyo caso lo hará el Juez a quien corresponda tal conocimiento, de conformidad con lo que disponga el Reglamento que para dicho efecto elabore la Corte Suprema de Justicia;

2o. Por pacto expreso de sometimiento de las partes a otro juez, siempre y cuando tal juez cuente, en lo demás, con la competencia que exigen las leyes del país para conocer del asunto; en ningún caso las partes podrán someterse a un juez o tribunal superior distinto de aquél a quien esté subordinado el que haya conocido en Primera Instancia.

3o. Por contestarse la demanda sin cuestionar la competencia territorial del juez que conoce del asunto;

4o. Por la reconvención;

5o. Por la acumulación; y

6o. Por la fianza o garantía que se otorgue al obligado, en cuyo caso será competente el juez que deba conocer de conformidad con el domicilio del principal obligado.

ARTICULO 21.- Conocimiento de la competencia. Salvo el caso de la competencia territorial, es obligación de los tribunales promover de oficio, en el tiempo y bajo el procedimiento que se indica en el presente código, el conocimiento de las cuestiones de jurisdicción y de competencia. Las partes también tienen el derecho de cuestionar la competencia del juez, en el tiempo y procedimiento que también se indica en el presente código y no podrán denunciar impedimento, excusa o recusación fuera del tiempo y en procedimiento distinto al que se indica en el presente código.

ARTICULO 22.- Responsabilidad. Causa responsabilidad personal para el juez, las partes, sus abogados, procuradores y cualquier otra persona que intervenga en el proceso:

1o. Conocer del asunto a sabiendas de que se carece de competencia para ello;

2o. Interferir, avocarse, ejercer o promover cualquier acto, orden o gestión que tienda a suspender, demorar, entorpecer o disminuir los efectos y las órdenes que deriven del conocimiento que tenga otro juez sobre un asunto para el que tiene competencia;

3o. Hacer valer causa de impedimento, excusa o recusación sin fundamento alguno o para entorpecer, demorar o impedir el desarrollo del proceso;

4o. Hacer valer procedimiento, acción o gestión, aún estén fundamentados en ley, con el objeto de entorpecer, demorar o impedir la administración de justicia y los efectos de las órdenes judiciales.

ARTICULO 23.- Calidad. Los jueces y magistrados deben gozar del decoro y del respeto que conlleva el ejercicio de la actividad jurisdiccional; en igual forma, son responsables del nivel académico y de la formación profesional que el ejercicio del cargo impone. La retribución económica deberá ser correspondiente a sus altas responsabilidades. Para tal efecto:

1o. Gozarán de la autoridad necesaria para apremiar, compeler y hacer cumplir sus decisiones; contarán, de manera permanente, con la presencia, cuando menos, de un agente de la policía nacional y de los que, de conformidad con las circunstancias, sean requeridos para mantener el orden y garantizar el cumplimiento de sus decisiones. Los jueces tienen prohibición y responsabilidad personal por el uso inadecuado de tal facultad o por el empleo de los agentes para asuntos que no correspondan al ejercicio de la actividad jurisdiccional.

2o. Deberán participar activamente en la Escuela Judicial y someterse anualmente a las evaluaciones que permitan establecer el nivel académico que poseen, en conformidad con los procedimientos y sistemas de evaluación que establece la ley.

3o. Contarán con la autonomía, la independencia y estabilidad funcional, así como con la escala salarial que deberá establecer la ley que regule la carrera judicial.

SECCION SEGUNDA Reglas generales de la competencia

ARTICULO 24.- Acciones Personales. Cuando se ejerciten acciones personales es juez competente el del lugar en donde el demandado tenga su domicilio. En los procesos de familia y en los que versen sobre prestación de alimentos o pago de pensiones por ese concepto, será juez competente el del lugar donde resida el demandado o donde tenga su domicilio la parte demandante, a elección de esta última.

El que no tenga domicilio fijo podrá ser demandado en el lugar en donde se encuentre o en el de su última residencia.

ARTICULO 25.- Domicilio. Quien ha elegido domicilio por escrito, para actos y asuntos determinados, podrá ser demandado ante el juez correspondiente a dicho domicilio. El demandante en toda acción personal

tendrá derecho de ejercitar su acción ante el juez del domicilio del demandado, no obstante cualquier renuncia o sometimiento de éste.

ARTICULO 26.- Varios Demandados. Si fueren varios los demandados y las acciones son conexas por el objeto o por el título, pueden ser iniciadas ante el juez del lugar del domicilio de cualquiera de los demandados, a fin de que se resuelvan en un mismo proceso.

ARTICULO 27.- Reparación de Daños. En las demandas sobre reparación de daños es competente el juez del lugar en donde se hubieren causado tales daños o el del domicilio del demandado, a elección del demandante.

ARTICULO 28.- Acciones reales. Cuando se ejerciten acciones reales sobre bienes muebles o inmuebles, será juez competente el del lugar en donde estén situados los bienes.

Si estos estuvieren en distintos departamentos, será competente el Juez del lugar donde esté situado cualquiera de ellos, con tal de que allí mismo tenga su residencia el demandado; y no concurriendo ambas circunstancias, será juez competente el del lugar en que se encuentre el de mayor valor, según la matrícula para el pago de la contribución territorial.

Si la acción se refiere a bienes inmuebles y de otra naturaleza a la vez,

es juez competente, el del lugar donde se encuentren los primeros.

ARTICULO 29.- Acciones por el ejercicio de actividad comercial o industrial. Si la acción se refiere a un establecimiento comercial o industrial, el demandante podrá deducirla ante el juez del lugar en donde esté situado el establecimiento o en el domicilio que corresponda a la sede principal o en el domicilio del propietario del establecimiento comercial o industrial, a elección del demandante.

ARTICULO 30.- Determinación de la cuantía. Para establecer la cuantía de

la reclamación se observarán las siguientes disposiciones:

1o. No se computarán los intereses devengados;

de obligaciones, la

competencia se determinará por el valor de la obligación o contrato respectivo; y

2o.

Si

se demandaren pagos

parciales o saldos

3o.

periódicas, servirá de base su importe anual.

Si

el

juicio

versare sobre rentas, pensiones o prestaciones

4o. Si en un mismo proceso se entablasen a la vez varias pretensiones, se determinará la cuantía del proceso por el monto a que ascendieren todas las pretensiones entabladas.

ARTICULO 31.- Valor Indeterminado. Salvo lo que en casos especiales disponga la Corte Suprema de Justicia, en los asuntos de valor indeterminado es juez competente el de Primera Instancia.

ARTICULO 32.- Accesoriedad. La obligación accesoria sigue la suerte de la competencia principal.

ARTICULO 33.- Acumulación de Ejecuciones. En los procesos de acumulación de ejecuciones es juez competente aquél en quien, de conformidad con las disposiciones del presente código, se acumulen todos los procesos.

ARTICULO 34.- Procesos sucesorios. La competencia en los procesos sucesorios corresponde al Juez de Primera Instancia del último domicilio del causante; a falta de domicilio, al de Primera Instancia del lugar en

que exista la mayor parte de los bienes inmuebles que formen la herencia;

y a falta de domicilio y de bienes inmuebles, al Juez de Primera

Instancia del lugar en donde el causante hubiere fallecido. Ante el mismo juez deben ejercitarse todos los derechos que de cualquier manera hayan de deducirse contra los bienes de la mortual, mientras no esté firme la partición hereditaria.

ARTICULO 35.- Jurisdicción Voluntaria. Salvo lo que disponga la Corte Suprema de Justicia, para el conocimiento de los asuntos de jurisdicción voluntaria son competentes los Jueces de Paz, de acuerdo con las disposiciones de este Código.

SECCION TERCERA Procedimientos para dirimir la Competencia del Juez

ARTICULO 36.- Organo Competente. Las cuestiones de competencia serán tratadas y resueltas de conformidad con las siguientes reglas:

1o. Cuando se trate de cuestión que afecte la competencia del Juez en el orden subjetivo, será competente para conocer de ella el tribunal superior del juez ante quien se somete el conocimiento de la causa, sin que el planteamiento y su resolución interrumpan el curso del proceso; el Juez será parte del procedimiento y la resolución que adopte el tribunal superior no admitirá recurso alguno.

2o. Cuando se trate de cuestión que afecte la competencia del Juez en el orden objetivo, será competente para conocer de ella el propio juez ante quien se somete el conocimiento de la causa y la resolución que adopte admitirá, sin efecto suspensivo, recurso de apelación. Salvo el caso de la competencia por razón de la materia y de la jerarquía, el planteamiento de cuestión de competencia en el orden objetivo, no suspenderá el curso del proceso; y

3o. Cuando se trate de cuestión que comprenda el planteamiento de cuestiones de competencia en el orden subjetivo y objetivo, será competente para conocer de tales cuestiones el tribunal superior del juez ante quien se somete el conocimiento de la causa, sin que el planteamiento y su resolución interrumpan el curso del proceso, salvo que se trate del planteamiento de competencia en el orden objetivo por razón de la materia y la jerarquía. La resolución que adopte el tribunal superior no admitirá recurso alguno.

ARTICULO 37.- Oportunidad. Las cuestiones de competencia deberán ser planteadas, para su conocimiento, de conformidad con las siguientes reglas:

1o. Cuando la causa de la incompetencia se origina en razón del orden Subjetivo: No se admitirá el planteamiento de incompetencia en el Juez, sino hasta que dicho juez le haya dado trámite a la demanda, haya decretado las medidas que legalmente correspondan y haya dispuesto el emplazamiento de los demás sujetos procesales.

Bajo tales supuestos, la causa de incompetencia deberá ser planteada dentro de los tres días que sigan a la admisión del trámite de la demanda y disposición de las medidas que correspondan, si tal planteamiento se origina por parte del juez o de la parte demandante y dentro de los tres días que sigan a la notificación de la demanda, si dicho planteamiento se origina de los otros sujetos procesales.

2o. Cuando la causa de la incompetencia se origina en razón del orden Objetivo: Deberá plantearse dentro de los tres días que sigan:

(a) Al día en que recibió la demanda, si el planteamiento se origina del Juez.

(b)

Al

día

en

que fue notificada

de la resolución inicial,

si

el

planteamiento se origina de cualquiera de las partes.

Salvo el caso de la incompetencia sobrevenida que afecte al Juez en el orden subjetivo y las diferencias de competencia que se originen entre los jueces, ni el juez ni las partes podrán promover el planteamiento de causa de incompetencia, tanto en el orden subjetivo como en el objetivo, fuera del plazo a que se refiere la presente disposición, ni podrán promover, reabrir o iniciar nuevo procedimiento para tratar tales asuntos. La parte que tenga que hacer valer cuestión de incompetencia en el orden objetivo y en el subjetivo deberá plantearlo de manera simultánea. Los jueces tienen prohibición a plantear de oficio cuestiones de competencia en razón del territorio.

ARTICULO 38.- Requisitos del planteamiento. En el planteamiento de la cuestión de incompetencia se deberá indicar en forma expresa la causa que lo origina, destacando si se funda en cuestión del orden subjetivo, objetivo o en uno y otro a la vez; así mismo deberá comprender el llamado, por quien lo plantea, para que, dentro de las veinticuatro horas que sigan a la fecha del planteamiento, el Juez y las partes opten por obviar la discusión. Si el Juez o las partes no se pronuncian dentro de las referidas veinticuatro horas, se entenderá que no están de acuerdo con obviar la discusión.

Si el juez y las partes aceptan obviar la discusión, deberán hacerlo en

trasladará

inmediatamente, sin formar procedimiento alguno, al Juez que

conocer.

forma

deba

expresa

dentro

del

referido

plazo

y

el

asunto se

Cuando el Juez o cualquiera de las

partes no aceptare obviar la discusión, por estimar que la causa que se invoca carece de fundamento, el Juez deberá proceder de la siguiente

ARTICULO 39.- Forma de proceder.

manera:

(a) Si el planteamiento de incompetencia se funda en cuestión del orden

objetivo, por razón de la materia o de la jerarquía, suspenderá el trámite del asunto principal y señalará audiencia, que deberá celebrarse

en su presencia, dentro de un plazo no mayor de cinco días a partir de la

fecha en que vencieron las veinticuatro horas en las que el juez o las partes optaron por discutir la cuestión de incompetencia, para que en dicha audiencia se trate todo lo relativo al asunto planteado. Al final de la audiencia el Juez deberá dictar la resolución que decida el asunto, tal como se indica en el presente código.

(b) Si el planteamiento de incompetencia se funda en cuestión del orden

subjetivo, por cualquiera de las causas a que se refiere la Ley del Organismo Judicial, el Juez, dentro de las veinticuatro horas que sigan al vencimiento del plazo en que se optó por la discusión de la cuestión de incompetencia, remitirá el duplicado del expediente al tribunal superior, para que dicho tribunal, dentro de un plazo no mayor de cinco

días, a partir de la fecha en que recibe las actuaciones, señale día y hora en que se llevará la audiencia oral en que se trate todo lo relativo

a la cuestión planteada; al final de dicha audiencia se dictará la resolución que ponga fin al asunto de incompetencia.

(c) Si el planteamiento de incompetencia se funda en cuestión del orden

objetivo, por razón de la cuantía, el asunto se tratará y resolverá de la

misma manera y bajo el mismo procedimiento en que se tratan las cuestiones de incompetencia en el orden subjetivo.

(d) Si el planteamiento de incompetencia se funda en cuestión del orden

objetivo, por razón de la materia o de la jerarquía y además por cuestión

del orden sujetivo o en razón de la cuantía, el Juez suspenderá el trámite del asunto principal, pero el asunto será resuelto en única instancia por el Tribunal Superior del Juez cuestionado, quien lo hará bajo el mismo procedimiento y en la forma en que se resuelven las cuestiones del orden subjetivo.

La resolución que dicte el Juez en la primera instancia será apelable sin

efecto suspensivo, salvo que se trate de cuestión en el orden objetivo que impida el conocimiento del asunto principal; la que dicte el Tribunal Superior no admitirá recurso alguno.

ARTICULO 40.- Efectos del planteamiento. Solamente las cuestiones de competencia en el orden objetivo, por razón de la materia y de la jerarquía, darán lugar a la suspensión del trámite del asunto principal. En los demás casos no se suspenderá el trámite del proceso ni sus efectos y el Juez deberá proceder como sigue:

(a) Si el asunto se limita a la competencia del Juez por razón de la

cuantía, el Juez señalará día y hora para la celebración de la primera audiencia, dentro del plazo a que se refiere el presente Código y la llevará a cabo en todas las fases previstas. Lo actuado por el Juez incompetente por razón de la cuantía no estará sujeto a nulidad; sin embargo dicho juez no podrá conocer a partir de la segunda audiencia, sino hasta que se haya determinado, por quien corresponde, si tiene o no competencia en dicho orden objetivo;

(b) Si el asunto se limita a la competencia del Juez por cuestión del

orden subjetivo, el Juez cuestionado señalará día y hora para la celebración de la primera audiencia y de inmediato dará noticia a la Corte Suprema de Justicia para que designe al Juez sustituto ante quien habría de celebrarse la primera audiencia, si para tal fecha no hubiere resuelto el tribunal que deba conocer de la cuestión de incompetencia, de tal suerte que la celebración de la primera audiencia no se suspenda.

ARTICULO 41.- Conocimiento y resolución. Las cuestiones de competencia

serán tratadas y resueltas en una sola audiencia, en presencia del Juez, las partes y sus abogados; de ninguna manera se trasladará la resolución

o la decisión que corresponda a otra audiencia o se postergará a otro

día, ya que al final de la misma deberá producirse la resolución que ponga fin a la cuestión de competencia. La audiencia será oral y tendrá las siguientes características:

el derecho de presentar sus respectivas

alegaciones de palabra, las que no podrán extenderse por más de treinta minutos, salvo dispensa del tribunal que conozca del asunto, que podrá autorizar mayor extensión de tiempo. Durante su alegato, si fuere el caso, entregará y hará referencia de las pruebas en que sustenta sus afirmaciones.

(a) Cada parte tendrá

(b) El uso de la palabra se otorgará, en primer orden, a la parte que

formula el planteamiento y seguidamente a las demás partes, en el orden

que juzgue conveniente el tribunal. Las partes podrán delegar en su abogado el uso de la palabra. Cuando se tratare de varios sujetos que representan una misma parte, deberán designar un representante para que haga uso de la palabra.

recibir prueba, dicha prueba se recibirá

inmediatamente, en la misma audiencia. Para los efectos legales correspondientes las partes serán responsables de producir y obtener la prueba en que fundan el planteamiento de incompetencia.

(c)

Si

fuera

el

caso

de

(d) Recibida la prueba, el tribunal pedirá a las partes que se retiren

temporalmente del lugar de la audiencia; y a continuación entrará a

conocer y resolver el asunto.

(e) Tomada la decisión, el tribunal llamará a las partes y les comunicará

de palabra el resultado de la decisión, la que se incluirá en un resumen que firmará el Juez o los miembros del tribunal colegiado y del cual dará copia simple a las partes.

ARTICULO 42.- Contenido de la resolución. La decisión que adopte el tribunal deberá incluir siempre: la confirmación o la designación del Juez que deba conocer, cuyo nombre se comunicará a las partes; la orden de que se traslade inmediatamente el asunto al Juez confirmado o designado, la imposición de la multa, que no será menor de trescientos quetzales, ni mayor de quinientos quetzales y las sanciones que corresponda, las que se ejecutarán sin sujeción al resultado final del asunto y la prevención a las partes de que, salvo el caso de incompetencia sobre-venida en la persona del Juzgador, no podrán plantear nuevo asunto o cuestión de incompetencia. Si hubiere mala fe en el planteamiento, se harán las demás declaraciones que correspondan.

ARTICULO 43.- Inconformidad con la designación del Juez. Si alguna de las partes estima que el Juez designado tiene incompetencia para conocer en el orden subjetivo, lo deberá indicar inmediatamente al tribunal designante, expresando la causa para que, si no hay objeción de las partes, se proceda a la designación de un nuevo Juez. Si no hubiere consenso para la designación de un nuevo Juez, el asunto será tratado bajo el supuesto de incompetencia sobrevenida, en los términos a que se refiere esta sección, sin que por ello se suspenda la remisión del asunto al Juez designado que continuará con el trámite del proceso.

ARTICULO 44.- Naturaleza del conocimiento de las cuestiones de competencia. El conocimiento de las cuestiones de competencia únicamente juzga la situación planteada; en consecuencia, no cabrá el planteamiento de cuestión alguna de competencia, tanto en el orden objetivo, como en el sujetivo, en contra del juez o del tribunal que conoce de la situación, ni se podrá considerar, con relación al asunto principal, que dicho tribunal conoce o ha conocido del mismo.

ARTICULO 45.- Incompetencia sobrevenida. Sólo en razón del orden subjetivo podrá denunciarse la incompetencia sobrevenida; siempre y cuando dicha causa se haya originado o haya llegado al conocimiento de quien la promueve, con posterioridad a la oportunidad procesal en que, de acuerdo con este código, debió de ser planteada. La incompetencia sobrevenida se planteará y tramitará, sin que por ello se interrumpa el curso del proceso, directamente ante el tribunal superior que deba conocerla y sólo se admitirá durante el plazo en que las partes persiguen la prueba; una vez que haya vencido dicho plazo no se podrá plantear ninguna cuestión de incompetencia en el orden subjetivo y se entenderá que las partes han renunciado a tal derecho, en virtud de haber precluído toda posibilidad para ello.

ARTICULO 46.- Rechazo a la designación. El juez que, en el orden objetivo, considere que no tiene la competencia designada por el tribunal que conoció del asunto, no podrá interrumpir el curso del proceso, pero podrá plantear la duda de competencia ante la Corte Suprema de Justicia, la que resolverá el asunto en audiencia privada entre el Juez que rechaza la designación y el Juez o el Presidente del Tribunal que la designó. En esa audiencia se definirá el asunto y se impondrán las sanciones que corresponda.

SECCION CUARTA Auxiliares

ARTICULO 47.- Auxiliares en general. Son auxiliares de la Justicia y, en consecuencia del Juez: (a) Toda autoridad, funcionario, fuerza pública o empleado público a quien, en el ejercicio de sus funciones, se requiera el cumplimiento o el complemento de una orden del Juez; (b) Toda persona natural o jurídica que por el grado de conocimiento, título, profesión, actividad, credibilidad, confianza o especialización, pueda o deba, según el caso, cumplir o complementar una orden del Juez; y (c) El personal administrativo al servicio del tribunal, quienes ejercerán las funciones administrativas que entrañe su puesto y se sujetarán a las prescripciones reglamentarias y disciplinarias que correspondan.

ARTICULO 48.- Auxiliares en particular. Sin limitarse a ellos, también son auxiliares del Juez: (a) Los notarios; (b) Los depositarios; (c) Los interventores; (d) Los expertos; (e) Los trabajadores sociales; y (f) Los investigadores públicos o privados que se requieran para la pesquisa de hechos que interesen al proceso.

Las partes también podrán utilizar los servicios de tales auxiliares en particular, cuando así convenga a sus intereses.

ARTICULO 49.- Notarios. En los términos a que se refiere el presente Código, siempre que medie requerimiento de parte, lo permita la ley o lo autorice el juez, los notarios podrán realizar en el proceso, entre otros, los siguientes actos: Requerimientos, notificaciones, discernimientos, inventarios, comunicaciones, transcripciones, legalizaciones y certificaciones de los pasajes conducentes del proceso; también podrán documentar las declaraciones e informes que las partes estén interesadas en llevar al proceso, así como todos aquellos actos compatibles con la función notarial que permitan complementar, facilitar o agilizar la administración de justicia.

ARTICULO 50.- Designación, autorización y responsabilidad. Las partes podrán, en cualquier estado del proceso, designar a un notario para que colabore con la administración de Justicia. El Juez otorgará la autorización general para que dicho notario pueda efectuar cualquiera de los actos a que se refiere el artículo anterior; cuando la participación del notario sea requerida para un asunto de los no previstos en el artículo anterior, el Juez otorgará autorización especial, siempre y cuando tal acto sea compatible con su función notarial y no afecte, viole o restrinja los fines del proceso. Para que el Juez pueda otorgar la autorización a que se refiere la presente disposición, el interesado deberá acompañar con la respectiva solicitud lo siguiente:

1. Declaración escrita, con legalización de las firmas de la parte designante y del notario designado, en la que se hará constar: (a) El nombre completo del notario, su número de cédula de vecindad y su número de colegiado; (b) La dirección en donde se localizará al notario y la declaración del notario de que dará aviso al tribunal de cualquier cambio que ocurra en la misma; (c) La aceptación del cargo y la declaración de que tanto la parte designante como el notario designado, responderán solidariamente por los daños y perjuicios que pueda ocasionar el notario en el ejercicio de su función.

2. Constancia extendida por el Colegio de Abogados y Notarios, en la que se certifique la calidad de notario del designado, su condición de profesional activo y el número de colegiado. Una vez otorgada la autorización general, la que no estará sujeta a discernimiento alguno, no será necesaria nueva designación o autorización para que el notario pueda actuar dentro del proceso y efectuar cualquiera de los actos para los que está facultado y para los que especialmente le haya facultado el Juez.

ARTICULO 51.- Depositarios. La conservación y administración de los bienes embargados o secuestrados se confiará a un depositario, quien tendrá las atribuciones y responsabilidades que establece la ley y las que deriven o se originen del pacto. La función del depósito podrá

encomendarse a una persona jurídica, pero en este caso deberá ser una entidad especializada en ese tipo de servicios, de las sujetas a la fiscalización de la Superintendencia de Bancos.

Todo depósito deberá recibirse por medio de inventario, en el que se describirán los bienes, la condición bajo la cual se encuentran, los datos registrales y números de identificación, si fuere el caso, el lugar en donde tales bienes se conservarán y los datos personales, identificación y dirección de habitación del depositario; si los bienes fueren secuestrados o no fuere posible efectuar el inventario en el acto, el depositario deberá de rendir un informe al Juez, con copia a las partes, dentro de un plazo que no exceda de cinco días a partir de la fecha en que entró al depósito, en el que deberá cumplir con los mismos requisitos que se imponen para el faccionamiento del inventario.

ARTICULO 52.- Depósito sobre bienes o derechos que se conservan. El depósito sobre bienes o derechos que se conservan se perfecciona de pleno derecho, sin necesidad de formalidad o disposición complementaria, en la persona a quien se impone la obligación de conservar y ocurre desde el momento de la entrega de la orden judicial que limite la disposición sobre tales bienes o derechos. El depositario bajo tal condición tendrá las obligaciones y responsabilidades que derivan de la ley.

ARTICULO 53.- Interventores. Toda actividad o empresa, que desarrolle cualquier persona individual o jurídica, que de tiempo en tiempo produzca frutos naturales, civiles, industriales, mercantiles o de cualquier otra naturaleza, podrá ser objeto de intervención. La intervención estará a cargo de un interventor que designará el Juez, quien no podrá interrumpir el curso de la actividad o empresa y tendrá las facultades que expresamente le otorgue el Juez, entre las que se comprenderán, como mínimo:

1)

interventor en todas las cuentas bancarias que se utilizan para el manejo de los fondos de la actividad o empresa sujeta a intervención, de tal

firma del

La

facultad de

inscribir

o

hacer que

se

inscriba

la

manera que

pueda

girar

contra

las

cuentas, para los

fines de

la

intervención;

2) La facultad de ordenar a los bancos o entidades de crédito contra las que se disponga fondos, para que suspendan la autorización de disposición de fondos que tenga el titular o el representante de la actividad o empresa sujeta a intervención;

3) La facultad de centralizar los ingresos y los pagos que deba efectuar la actividad o empresa sujeta a intervención;

4) La facultad de examinar o hacer que se examine por experto, con cargo de los ingresos que obtenga la intervención, los libros, registros y

empresa sujeta a intervención. Los

documentos

honorarios y los gastos por el examen de libros y registros deberán ser

previamente autorizados por el Juez, en la forma que se indica en el presente código.

de

la

actividad o

ARTICULO 54.- Obligación de informar. Al disponer la intervención, el Juez ordenará al propietario de la empresa o de la actividad sujeta a intervención, o a su representante legal, que en un plazo que no exceda de tres días a partir de que se ejecute la intervención, entregue al interventor, bajo juramento, un informe detallado que comprenda las obligaciones de pago ordinarias y extraordinarias así como los ingresos ordinarios y extraordinarios que tenga, con indicación de la persona y lugar en donde deba efectuarse el pago u obtenerse el ingreso, bajo prevención de que si no lo hace así se le instruirá proceso penal por obstrucción en la administración de la justicia.

ARTICULO 55.- Expertos. En los casos previstos en este Código o cuando lo considere conveniente, el Juez podrá auxiliarse de experto que le asesore; las partes también podrán, en la forma que se indica en el presente Código, acudir directamente a expertos para apoyar sus respectivas pretensiones. En función del requerimiento y la naturaleza del asunto, se preferirá a experto de profesión con grado universitario; sin embargo ello no es condición ni requisito fundamental para la designación o contratación del experto.

ARTICULO 56.- Investigadores y Trabajadores sociales. Con el objeto de establecer los hechos y circunstancias que interesen al proceso, así como la situación socio-económica de las partes y de los demás sujetos que en

el mismo intervengan, tanto el Juez como los litigantes podrán solicitar que se verifiquen investigaciones y estudios por parte de investigadores públicos o privados o por trabajadores sociales, dependientes o independientes, quienes rendirán sus informes directamente a quienes se lo soliciten, para que se utilicen en el proceso en la forma a que se refiere el presente código. Toda autoridad, funcionario o dependencia gubernamental, persona natural o jurídica de derecho público o privado que tenga relación con la investigación o los estudios que correspondan, así como las partes y los sujetos a quienes se refiera el estudio o la investigación, están obligados a prestar a los investigadores y trabajadores sociales toda la colaboración e información que le sea requerida, bajo pena de instruirles proceso penal por obstrucción en la administración de la justicia.

Cuando para el acceso a la fuente se requiera de una orden judicial, el Juez la otorgará, a menos que exista norma expresa que lo impida.

ARTICULO 57.- Honorarios. Salvo lo que en este mismo artículo se indica, los auxiliares de la justicia tendrán el derecho a ser remunerados por los servicios que presten. Tal remuneración será la que establezca el respectivo arancel o, en su defecto, la que fije el Juez de conformidad con la naturaleza de la función o del servicio que se preste. Las partes están en libertad de pactar con los respectivos auxiliares, las sumas que estimen convenientes en contraprestación por los servicios que les sean prestados; sin embargo, la parte vencida únicamente estará obligada a reembolsar el importe que fije el arancel o el que haya aprobado el Juez. El Juez tomará cuidado de la efectividad de la presente disposición, para cuyo efecto tendrá en cuenta los siguientes supuestos:

1. Que de las sumas que se administren, cuando el ejercicio de la función

implique tal administración, se cobrará, con carácter privilegiado, los

servicios que se presten, en el monto y condiciones que previamente

autorice;

2. Que en tanto se produce la sentencia que ponga fin al proceso y se

disponga lo relativo al reembolso de los gastos, será responsable del pago de los servicios la parte que los haya contratado o bajo cuyo interés se haya ordenado la prestación del servicio;

3. Que, sujeto a la determinación del reembolso, las partes deberán cubrir en partes iguales y proporcionales el pago de los servicios de los auxiliares independientes que requiera el Juez. No tendrán derecho a remuneración alguna, quienes perciben un salario o remuneración por el servicio que, de conformidad con el empleo, cargo o función, deban prestar a la Justicia en virtud de sus obligaciones ordinarias; tampoco la tendrán aquellos que simplemente conservan los bienes o derechos que

se encuentran en su poder, a menos que tal conservación implique un cargo

o gravamen adicional que deba ser equitativamente compensado.

Todo lo relativo a la determinación de las funciones, remuneraciones, efectos y consecuencias de las funciones de los respectivos auxiliares de la Justicia se tratarán en audiencias privadas en presencia del Juez y de las partes, en la forma que se indica en el capítulo relativo a las medidas de garantía.

CAPITULO II LAS PARTES

SECCION PRIMERA Capacidad y Representación

ARTICULO 58.- Capacidad procesal. Tendrán capacidad para litigar las personas que tengan el libre ejercicio de sus derechos. Las personas que no tengan el libre ejercicio de sus derechos, no podrán actuar en juicio sino representadas, asistidas o autorizadas conforme a las normas que regulen su capacidad.

Las personas jurídicas litigarán por medio de sus representantes conforme

a la ley, sus estatutos o pacto social.

ARTICULO 59.- Actuación del Estado y demás instituciones de Derecho Público. El Estado actuará por medio del Ministerio Público, cuando tal representación le corresponda con exclusividad a dicho organismo o lo hará por medio de la persona, institución, órgano o funcionario a quien, de conformidad con la ley, se le asigne tal representación.

Las iglesias, las municipalidades y demás personas o instituciones de Derecho Público creadas o reconocidas por la ley, lo harán por medio de

la persona a quien corresponda dicha facultad, en conformidad con sus estatutos, disposiciones reglamentarias o la ley de su creación.

ARTICULO 60.- Agrupaciones sin personalidad jurídica. Las uniones, asociaciones, grupos, comités, sociedades de hecho o irregulares y cualquier comunidad o ente que carezca de personalidad jurídica, podrán demandar o ser demandados por medio de sus presidentes, directores, socios, o personas que públicamente actúen a nombre de ellos; los efectos del proceso, sus medidas y la decisión que le ponga fin se extenderá y afectará a todas las personas que formen parte de la indicada unión, asociación, grupo, comité, comunidad o sociedad, siempre y cuando se les vincule directamente al proceso y se demuestre que tuvieron participación personal con la causa que origina la reclamación.

Sin perjuicio de la obligación de conocer del fondo del asunto, el Juez deberá dará noticia a la o las oficinas o a la o las autoridades competentes, para que conozcan y procedan conforme la ley, en cuanto a los efectos y consecuencias que conlleva la falta del reconocimiento de la personalidad jurídica, de tal suerte que se tomen las acciones y las medidas que correspondan.

ARTICULO 61.- Representación por gestión procesal. Cuando falte la persona a quien corresponda la representación o la asistencia y no existiera otra que pueda representar o asistir al demandante o al demandado, por faltar este, podrán actuar como gestor procesal de tal persona: (a) Los abogados; y (b) El cónyuge o el conviviente cuya unión de hecho estuviere inscrita en el Registro Civil respectivo o los parientes dentro de los grados de ley.

La representación por gestión procesal será voluntaria y tendrá efectos temporales en tanto se apersona el representante. Para que sea reconocida en la persona del gestor, deberá constar por escrito el requerimiento del representado, sin que se imponga a tal requerimiento alguna formalidad o solemnidad; el requerimiento podrá establecerse por fax, correo, telegrama o cualquier otro medio que permita establecer documentalmente el requerimiento.

Salvo el caso de la Representación por gestión procesal obligatoria, nadie podrá ser obligado a aceptar dicha representación, a la que le serán aplicables, en lo conducente, las disposiciones de la gestión de negocios a que se refiere el Código Civil.

El representante por gestión procesal goza de las facultades que la Ley otorga a los Mandatarios Judiciales, pero deberán obtener la autorización del Juez para el ejercicio de aquellas facultades que requieren de autorización especial, a menos que se trate del ejercicio de un derecho cuya demora produzca una pérdida o perjuicio irreparable, en cuyo caso el representante hará declaración, bajo su estricta responsabilidad, de proceder bajo circunstancias de urgencia.

ARTICULO 62.- Representación por gestión procesal obligatoria. En el caso de ausencia o cuando no existiera Albacea o Administrador de la mortual o se desconociera la existencia o el paradero del representante legal del ausente o de la sucesión, están obligados a representar al ausente o a la sucesión, bajo gestión procesal obligatoria, el cónyuge o conviviente cuya unión de hecho estuviere inscrita en el Registro Civil respectivo. La notificación de la demanda al cónyuge o conviviente produce los mismos efectos que la notificación personal al demandado y obliga al notificado al ejercicio de la gestión procesal a que se refiere la presente disposición, de la que podrá liberarse:

(a) Si entrega la notificación que recibe directamente a la persona que

la

se reputa ausente sucesión; o

o

a

al

representante legal del ausente o

de

(b) Si obtiene la designación judicial del representante ausente o de la sucesión.

legal del

En tanto no se libere de la gestión procesal obligatoria, el cónyuge o conviviente, deberá hacer valer por cuenta y a costa del ausente o de la sucesión todas las defensas y excepciones que le asistan y será responsable por los daños y perjuicios que ocasione.

sucesión, la

representación por gestión obligatoria se impondrá a cualquiera de los parientes que tienen derecho a la sucesión, a menos que exista testamento

Cuando se

trate

de

reclamaciones

en contra

de

la

en el que se haya designado a un Administrador o representante de la sucesión; en este caso, el pariente con derecho en la sucesión, a quien se notifique, podrá liberarse de la representación por gestión obligatoria, presentando por escrito declaración jurada, en la que indique la existencia de la disposición testamentaria, debidamente

representante de la

individualizada, y lo que sucesión.

conozca acerca

del

ARTICULO 63.- Justificación de la personería. Los representantes deberán justificar su personería en la primera gestión que realicen, acompañando el título de su representación, el que deberá estar debidamente registrado en la oficina respectiva.

La falta o insuficiencia en el título de representación no será motivo para que se rechace la respectiva solicitud, ni dará lugar a la falta de personería en el representante. El Juez deberá fijar un plazo razonable, que no exceda de cinco días, para que el interesado supla la falta o insuficiencia. Si la falta fuera denunciada por cualquiera de las partes estas tendrán la obligación de indicarle al Juez en que consiste la omisión y solicitarle que fije, a quien corresponda, el plazo a que se refiere esta disposición, para que corrija la falta o la insuficiencia del título.

Si la falta o deficiencia no fuera suplida dentro del plazo que fije el Juez, se producirá en contra del omiso los siguientes efectos:

a) El proceso continuará bajo su representación, pero con los efectos y

la responsabilidad que le corresponde al representante por gestión procesal, hasta que la omisión o la falta se supla y quedará sujeto al pago de los daños y perjuicios a que pudiere dar lugar en tanto no se regularice la situación; y

b) Se le impondrá una multa equivalente a Cien Quetzales, por cada día en

que subsista la irregularidad.

ARTICULO 64.- Falta de Personería. Solamente se podrá excepcionar la falta de personería cuando entre el representado y el representante no exista vínculo legítimo en razón del origen de la representación, por lo que se excluye cualquier falta o insuficiencia en la forma de la representación. Si se estableciera la falta del vínculo legítimo, el proceso concluirá sin que se produzca, en lo material, los efectos de cosa juzgada y se condenará al supuesto representante al pago de las costas causadas.

ARTICULO 65.- Representación Judicial. En los casos en que se requiera demandar al ausente que carece de representante legal o de cónyuge o conviviente con unión de hecho inscrita en el Registro Civil, así como en casos especiales y de urgencia o cuando exista conflicto de intereses entre el representante y representado, el Juez podrá nombrar un representante judicial, para que ejerza la representación en el proceso, con las mismas facultades y limitaciones que se impone al gestor procesal. La designación se hará previa audiencia por dos días a la o a las personas en las que se pretende la designación del representante judicial y con su contestación o sin ella el Juez procederá a la designación del Representante Judicial.

La resolución será apelable sin efecto suspensivo y desde que se produce obliga al designado al ejercicio de la representación. En el caso del representante Judicial del ausente, la designación recaerá en cualquiera de los parientes del ausente, prefiriéndose al más próximo.

ARTICULO 66.- Representante común. Cuando sean varios los demandantes o varios los demandados que se vinculen a un interés común, deberán unificar su personería; si no lo hicieren, el juez de oficio designará al representante común. Los términos serán comunes y correrán para los representados desde que se notifique a la persona nombrada para representarlos. El representante común no podrá hacer uso de las facultades que requieren cláusula especial, a no ser que se las hubieren conferido expresamente los interesados en el instrumento correspondiente.

ARTICULO 67.- Interés distinto. El demandante o demandado que considere que no tiene interés común con las partes y que no puede ser representado por el representante común que se designe, deberá manifestarlo por escrito al Juez, pudiendo actuar, a partir de tal comunicación, bajo su propia representación, pero, en este caso, todas las notificaciones y

términos

representante común.

le

correrán a

partir

de

la notificación que

se

haga

al

Bajo los mismos supuestos y procedimiento podrán nombrarse otros representantes comunes que, dentro del proceso, representen los intereses de otros demandantes o demandandos.

El interesado podrá exigir, previo pago, que se formen las copias de los documentos que se lleven al proceso y que se le notifique el contenido de las actuaciones y decisiones que adopte el tribunal.

ARTICULO 68.- Obligaciones del representante común. Los que actúen en representación de otro están obligados a interponer todos los recursos, defensas y excepciones que legalmente puedan oponer las partes, bajo pena de responsabilidad personal y del pago de daños y perjuicios; ello, no obstante, no impide los derechos de la parte representada de apersonarse al proceso y hacer uso, dentro de los términos legales, de todos los derechos que le confieren las leyes.

ARTICULO 69.- Sustitución procesal. Fuera de los casos expresamente previstos en la ley, nadie podrá hacer valer en el proceso, en nombre propio, un derecho ajeno.

SECCION SEGUNDA Vinculación al Proceso.

ARTICULO 70.- Obligación de responder al llamado. Toda persona que sea emplazada o llamada al proceso, sea como demandado, como tercero o bajo cualquier otro supuesto que la vincule a sus efectos, está obligada a responder al emplazamiento o llamado procesal y quedará sujeta a los efectos del mismo.

El llamado o emplazado tendrá el derecho de hacer valer sus defensas en la forma y bajo los supuestos a que se refiere el presente código. De ninguna manera se formará artículo o cuestión de conocimiento previo para discutir si una persona debe o no salir al proceso.

Quien considere que no tiene causa o legitimidad para salir al proceso deberá invocar tal supuesto en su respectiva defensa, la que se decidirá conjuntamente con el asunto principal.

El que haga el llamado o emplazamiento será responsable por consecuencias que de ello deriven.

las

ARTICULO 71.- Facultad de intervenir en el proceso. En un proceso seguido entre dos o más personas, puede un tercero presentarse a deducir una acción relativa al mismo asunto. Esta nueva acción se llama tercería y el que la promueve será tercero opositor o coadyuvante. El tercero deberá tomar el proceso en el estado en que se encuentre. No se formará artículo ni cuestión de conocimiento previo para discutir el interés o la legitimidad del tercero que interviene. El tercero quedará sujeto a los efectos del proceso principal, a responsabilidad personal y al pago de daños y perjuicios por las consecuencias que deriven de su intervención. Las pretensiones del tercero se resolverán conjuntamente con el asunto principal.

ARTICULO 72.- Vinculación del sujeto con el derecho que se reclama o hace valer. Las partes deben tener vinculación personal con el derecho que se reclama o se hace valer; tal condición será calificada por el Juez en la sentencia que ponga fin al proceso y producirá, respecto de las partes, los efectos legales de la cosa juzgada formal o material, según corresponda.

ARTICULO 73.- Falta de personalidad. La falta de personalidad entre quien reclama el derecho o lo hace valer, respecto de la persona a quien corresponda tal derecho, no podrá fundamentarse en la omisión de un nombre o en el error en la designación del nombre de la persona; la excepción de falta de personalidad debe sustentarse en la falta de legitimidad, causa u origen entre la persona y el derecho que se reclama o hace valer y quien la interponga deberá indicar, en todo caso, quien es la persona a quien corresponde tal derecho o reclamación y si no tiene conocimiento de quien sea o pueda ser dicha persona, hacer la declaración en tal sentido y centrar su discusión en la falta de legitimidad causal o material, con exclusión de cualquier elemento formal.

El

personales en contra de quien maliciosamente haga valer cuestión de falta

de que se deduzcan las responsabilidades

juez será cuidadoso

de personalidad obligaciones.

para

evadir

el cumplimiento

de

sus

respectivas

ARTICULO 74.- Sucesión en el proceso. Cuando la parte desaparece por muerte o por otra causa, el proceso se prosigue por o en contra del

sucesor universal, a quien se le notificará por medio del Administrador

de la mortual

representarlo por gestión procesal, según se indica código.

deba

el presente

o,

en

su

defecto, por medio

de

la

persona que

en

Si en el curso del proceso se transfiere el derecho controvertido por acto entre vivos a título particular, el proceso prosigue entre las partes originales; en cualquier caso, el sucesor a título particular puede intervenir o ser llamado al proceso en calidad de parte, a menos que las partes acuerden su exclusión.

SECCION TERCERA Asistencia Técnica y Judicial

Las partes deberán comparecer

auxiliadas por abogado colegiado. No será necesario el auxilio de abogado en el caso de las personas individuales que actúen bajo asistencia judicial, en razón de su pobreza y en los asuntos de menor cuantía o cuando en la población en donde tenga su asiento el Tribunal estén radicados menos de diez abogados hábiles.

ARTICULO 75.- Auxilio de abogado.

ARTICULO 76.- Procuradores. El abogado podrá ejercer simultáneamente la función de procurador; sin embargo, podrá hacerlo por medio de otra persona, que deberá ser expresamente reconocida como tal. El abogado que desee asistirse de un procurador deberá designarlo por su nombre y número de cédula de vecindad. En el proceso no se admitirá como procuradores a los menores de edad.

Los procuradores, una vez que se les haya designado en el proceso, podrán:

1o. Enterarse del estado en que se encuentran los procesos, solicitar su exhibición y tomar nota de ellos;

2o.

presente código;

Promover que se efectúen las notificaciones a que se refiere el

3o. Gestionar la entrega de despachos, oficios, exhortos y suplicatorios, así como recibirlos y entregarlos por cuenta de la parte que corresponda;

4o. Todas aquellas que, sin que requieran de la presencia de las partes o la asistencia de sus abogados, faciliten la función del proceso.

ARTICULO 77.- Colaboración. Los abogados y procuradores podrán asistir al Juez en la elaboración de oficios, edictos, despachos y otros documentos que se originen del proceso. El Juez será, en todo caso, el responsable del texto y los efectos de tales documentos, los que autorizará con su firma.

ARTICULO 78.- Comunicación.

abogados y procuradores sólo podrán tratar los asuntos relativos al proceso, en la forma y bajo los procedimientos que se indican en el presente código; en consecuencia, tienen prohibición y responsabilidad personal:

El Juez, sus auxiliares, las partes, los

1o. Cuando traten tales asuntos en ausencia de la otra parte o sus abogados;

2o. Cuando los traten fuera de la etapa procesal en que, de conformidad con el presente Código, debieron ser tratados. El juez será responsable de garantizar el cumplimiento de la presente disposición.

ARTICULO 79.- Cumplimiento de las funciones oficiales. Durante la jornada de trabajo el Juez y los miembros del tribunal deberán ocupar su atención exclusivamente en los asuntos de la administración de justicia que les son encomendados, bajo pena de incurrir en responsabilidad personal por obstrucción en la administración de la justicia. El ejercicio de las acciones penales que correspondan serán públicas y podrán ejercerse por cualquier afectado que demuestre que se ha infringido con la presente disposición.

ARTICULO 80.- Asistencia Judicial. Los que carezcan de recursos para litigar en razón de su pobreza o que no puedan atenderlos con suficiencia en razón de la desigualdad económica que guarden respecto de la otra parte o con relación al objeto del litigio, podrán hacerlo bajo el beneficio de asistencia judicial, el que de ninguna manera liberará el pago de las sanciones, multas, costas, garantías y demás gastos del proceso, así como de las consecuencias y responsabilidades económicas que del mismo deriven; dicho beneficio será temporal y podrá revisarse en cualquier estado del proceso, en atención a la condición personal del litigante. Mientras dure el beneficio de asistencia judicial, el litigante que lo goce tendrá la facultad de:

a) Que se le otorgue una espera para el pago de los depósitos o de las

garantías que deba prestar como consecuencia de las providencias

cautelares que obtenga dentro del proceso; en el plazo y bajo las condiciones que disponga el Juez con base en el estudio e informe que hará el trabajador social que para dicho efecto designe el tribunal, el

solicite la contra-parte para el

cual podrá complementarse con el que mismo efecto.

Si fuere el caso que, conforme el estudio socio-económico, tal suma no la pudiere cubrir el litigante, podrá acordarse que se le exonere de dicho pago mientras dure el proceso, en el entendido de que si el fallo le resulta adverso, la otra parte tendrá derecho a cobrar del litigante el importe de los daños y perjuicios ocasionados, en la suma que para dicho efecto haya fijado el tribunal.

b) Que se le exonere temporalmente del pago de honorarios por las

certificaciones, despachos, inscripciones registrales y demás gastos que se originen dentro del proceso, como consecuencia de los actos procesales que corran a su cargo, en el entendido de que tal exoneración será temporal, en tanto se dicta la sentencia que corresponda y en la que el Juez hará la declaración del pago de tales gastos por quien corresponda. En el caso de las personas individuales que carezcan de recursos para litigar en razón de su pobreza, tendrán el derecho, como efecto de la Asistencia Judicial, a gestionar en el proceso sin auxilio de abogado. En este caso lo hará por sí o con la asesoría de un estudiante de la carrera de derecho que hubiere concluido la totalidad de los cursos de la carrera, lo que deberá acreditar en el proceso, para poder gestionar.

ARTICULO 81.- Derecho a la Asistencia Judicial: El derecho a la asistencia judicial no está sujeto a declaración alguna por parte del Juez. Quien desee obtener dicho beneficio simplemente presentará declaración escrita al Juez en la que, bajo juramento, declarará su condición de pobreza o su imposibilidad para atender la totalidad de los gastos del proceso e indicará al Juez:

a) La fuente de todos sus ingresos personales, el monto a que ascienden

o su monto estimado, con indicación de la dirección, nombre del patrono, fuente de ingresos y demás circunstancias que permitan su verificación;

b) Las cargas y gastos familiares, con detalle del tipo de vivienda o

lugar de habitación, nombre del propietario o de la persona a quien arrienda la propiedad, si fuere el caso, el nombre de sus dependientes y cargas familiares, con indicación de si cuenta o no con el apoyo de otras personas para el sostenimiento del hogar;

c) La declaración sobre la propiedad de bienes o derechos, muebles o

inmuebles y, en su caso, la designación de tales bienes y derechos.

d) Las sumas disponibles para la atención de los gastos del proceso;

e) La autorización para que tal información pueda ser verificada tanto

por el Juez como por la contra-parte; y;

f) El

cualquiera de las circunstancias que motivan el derecho al beneficio y que le obliguen a renunciar de sus efectos.

ocurra en

compromiso

de

avisar

al

tribunal del cambio

que

El beneficio de asistencia Judicial podrá revocarse en cualquier estado del proceso, cuando se demuestre que cualquiera de los datos suministrados por el litigante que lo haga valer no son ciertos o que cambiaron las circunstancias bajo las cuales dicho beneficio se otorgó.

ARTICULO 82.- Responsabilidad por uso inadecuado. El que haga uso inadecuado del derecho a la asistencia judicial estará sujeto al pago de

los daños y perjuicios que ocasione y a las responsabilidades personales

y penales que deriven por la comisión del delito de perjurio.

CAPITULO III EL OBJETO

SECCION PRIMERA La Demanda y su Contestación

ARTICULO 83.- Legitimidad. El objeto del proceso deberá ser legítimo, no podrá ser contrario a norma prohibitiva expresa, ni violatorio de las disposiciones Constitucionales. Se prohíben los procesos fraudulentos y los simulados; la sentencia obtenida bajo tales circunstancias podrá ser objeto de revisión en proceso de conocimiento, aún cuando formalmente haya producido los efectos de cosa juzgada.

En estos casos, el Juez que la dictó deberá ser parte del respectivo proceso.

ARTICULO 84.- Demanda. Toda persona tiene libre acceso a los tribunales de justicia, para ejercer sus acciones y hacer valer sus derechos de conformidad con la ley.

Salvo disposición expresa del presente código, toda demanda se presentará por escrito y en la misma se fijarán, con claridad y precisión, los hechos en que se funde, las pruebas que van a rendirse, los fundamentos

de

derecho y la petición.

El

actor deberá acompañar a su demanda los documentos en que funde su

derecho y si no los tuviere a su disposición, los mencionará con la individualidad posible, expresando lo que de ellos resulte, así como la persona, el archivo, oficina pública o lugar en donde se encuentren los originales.

ARTICULO 85.- Contestación de la demanda. Salvo disposición expresa del presente código, la contestación de la demanda también deberá presentarse por escrito y deberá comprender los mismos requisitos que se imponen para la presentación de la demanda; el demandado deberá acompañar con su contestación de demanda los documentos en que funde su derecho y si no los tuviere a su disposición, los mencionará con la individualidad posible, expresando lo que de ellos resulte, así como la persona, el archivo, oficina pública o lugar en donde se encuentren los originales.

ARTICULO 86.- Omisión de Requisitos. La omisión de los requisitos que impone el presente código para la presentación de la demanda y su contestación no darán lugar a rechazo alguno. El Juez y las partes podrán pedir las ampliaciones, aclaraciones y explicaciones que correspondan. Tratándose de omisión, tanto el Juez, como cualquiera de

las partes, deberán indicar en forma concreta en que consiste la omisión

y solicitar que se supla.

Tratándose de oscuridad, ambigüedad o contradicción en la relación a los hechos, el fundamento de derecho, las pruebas que se rendirán o la

petición o de estos entre sí, también deberá indicarse por parte del Juez

o de

ambigüedad o contradicción y deberán solicitar que la misma se aclare o

se amplíe por quien corresponda.

la

parte que

así

lo

requiera, en que consiste

tal oscuridad,

ARTICULO 87.- Procedimiento. La solicitud para que se supla una omisión

o para que se aclare una ambigüedad, oscuridad o contradicción en la

demanda o su contestación, se rige por las siguientes disposiciones:

(a) El Juez y las partes, por una sola vez, podrán pedir que se supla una omisión o que se aclare la demanda o su contestación y sólo podrán

hacerlo dentro

recibida por parte del Juez; en que le fue notificada al demandado o a partir de la fecha en que el demandante, conforme este código, está notificado del día y hora para la celebración de la primera audiencia. Transcurridas las cuarenta y ocho horas a que se refiere la presente disposición, precluirá la posibilidad de pedir cualquier ampliación o aclaración.

demanda fue

de

las

cuarenta

y

ocho horas

en

que

la

(b) Si es el Juez quien la requiere del demandante, deberá fijarle un

plazo no mayor tres días, ni menor de dos, para que proceda a suplir la

omisión

continuarse con el proceso. A partir de que se supla la omisión o se aclare la demanda correrá con cargo del Juez el plazo para señalar el día

podrá

o

aclarar

su

demanda; mientras ello

no

ocurra no

y la hora en que deberá verificarse la primera audiencia del proceso.

(c)

Si es el Juez quien la requiere del demandado, deberá fijarle un

plazo no mayor de tres días, ni menor de dos, para que proceda a suplir

suspenda la

celebración de la primera audiencia a que se refiere el presente código.

demanda, sin que

la omisión o aclarar su

por ello

se

que cualquiera de las partes solicite la

ampliación o la aclaración de la demanda o de su contestación, deberá dirigirse simultáneamente al Juez y a su contraparte, en escrito en el que expresará en que consiste la omisión o la aclaración que se pide; si la contraparte acepta cumplir con la aclaración o ampliación solicitada, deberá hacerlo dentro de un plazo no mayor de tres días a partir de la fecha en que recibió tal requerimiento; si la contraparte no acepta cumplir con la aclaración o ampliación solicitada, por estimar que tal aclaración o ampliación no es procedente, deberá expresárselo directamente al Juez, dentro del plazo de veinticuatro horas que sigan a la fecha en que recibió el requerimiento de su contraparte y en vista de ello el Juez dispondrá si fija o no plazo a la parte requerida para que proceda con la aclaración o ampliación solicitada. Si el juez ordena la ampliación o aclaración deberá hacerlo dentro de las cuarenta y ocho horas en que recibió de la parte requerida la negativa de hacerlo y deberá, en tal virtud, fijarle un plazo no mayor de tres días ni menor de dos, para que proceda a la aclaración o ampliación que se solicita.

(d) Si

fuere el

caso

de

La parte que incumpla con la orden de ampliar o aclarar su demanda o contestación de demanda, o que de manera maliciosa exija aclaraciones u omisiones inexistentes, estará sujeta al pago de una multa que graduará el Juez de conformidad con la importancia del asunto, entre Cien y Quinientos Quetzales por cada día en que se incumpla con la orden, o de Trescientos Quetzales, cuando se evidencie que la aclaración o ampliación solicitada es impertinente sin perjuicio de las demás responsabilidades y consecuencias que tal proceder origine.

Las solicitudes de aclaración o ampliación no suspenderán el curso del proceso, a menos que se trate del requerimiento de aclaración o ampliación a la demanda, cuando dicho requerimiento se origine del juez.

Sin perjuicio de lo que queda dicho, el Juez en la primera audiencia, cuando se trate lo relativo a la definición de los hechos controvertidos, podrá pedir las aclaraciones y ampliaciones que juzgue convenientes, a fin de que se establezca, tomando en cuenta las diferencias entre las partes, el objeto del proceso.

ARTICULO 88.- Cambio en la Demanda o en la Contestación de la Demanda.

El actor y el demandado podrán cambiar o modificar su demanda o contestación de demanda las veces que lo consideren conveniente, siempre

y cuando lo hagan con por lo menos tres días antes de la fecha en que se

celebrará la primera audiencia oral y entreguen a su contraparte, ese mismo día, copia del memorial que contiene el cambio de la demanda o de su contestación.

SECCION SEGUNDA Actos procesales

i GESTION DE LAS PARTES

ARTICULO 89.- Primera Solicitud. Salvo los casos en que expresamente se permita el uso de la palabra, toda gestión de las partes deberá presentarse por escrito; la primera solicitud siempre se presentará por escrito ante la oficina administrativa encargada de asignar el asunto al juez que deba conocer, conforme al procedimiento que disponga la Corte Suprema de Justicia y deberá contener lo siguiente:

a) Relación del asunto y del Juez que por razón de la materia deba conocer del mismo;

b) Nombres y apellidos completos del solicitante o de la persona que lo represente, su edad, estado civil, nacionalidad, profesión u oficio, número de cédula de vecindad, licencia, pasaporte o relación del documento de identidad personal, lugar de habitación e indicación del lugar para recibir notificaciones y número telefónico en donde puede localizarse al solicitante y a su abogado. Tratándose de abogados, para los efectos de su identificación personal bastará con la indicación del número de colegiado con que aparece inscrito en el registro del Colegio de abogados;

c)

Nombres, apellidos y residencia de las personas de quienes se reclama

un derecho; si se ignorare el nombre completo o la residencia, se hará

constar. Relación de los hechos en que se funda la petición;

d) Fundamento de derecho en que se apoya la solicitud, citando las leyes

respectivas;

e) La relación de las pruebas que se ofrecen, si fuera el caso que la

petición entraña la justificación de hechos;

f)

La petición en términos precisos;

g)

La indicación del número de copias que se acompaña, el lugar y fecha;

y

h)

Firmas del solicitante y del abogado colegiado que lo patrocina, en el

caso de que tal patrocinio se exija, así como el sello de éste. Si el solicitante no sabe o no puede firmar, lo hará por él otra persona o el abogado que lo auxilie.

El Juez será cuidadoso de que la identidad de quienes participan en el proceso se pueda establecer exactamente y de que los sujetos que intervengan en el proceso proporcionen la información que conduzca a su localización. Las partes, sus abogados y demás personas que participen en el proceso deberán comunicar por escrito cualquier cambio que ocurra en la residencia o número telefónico en donde se les pueda localizar.

ARTICULO

solicitudes sobre el mismo asunto no será necesario que se indique nuevamente los datos de identificación personal del solicitante y de las otras partes, pero deberán ser auxiliadas por el abogado director. Bajo

demás

90.- Requisitos de

las

demás

solicitudes. En las

la responsabilidad personal del auxiliante, en caso de urgencia ausencia del auxiliante, se aceptará el auxilio de otro abogado colegiado.

o

ARTICULO 91.- Copias. De todo escrito y documento que se presente, deben entregarse tantas copias claramente legibles, en papel común o fotocopia, como partes contrarias hayan de ser notificadas, a cuya disposición quedarán desde que sean presentadas; se acompañará, además, una copia adicional para que el tribunal pueda remitir dicha copia a quien corresponda, en el caso de que se interpongan recursos o acciones que, de conformidad con las disposiciones del presente código, no suspenden el conocimiento del Juez ni el curso del proceso; dicha copia adicional también se utilizará para reponer los autos en caso de extravío o para continuar con el trámite del asunto, cuando la remisión de los originales sea requerida.

Para los efectos legales correspondientes se considerarán como una sola parte los que litiguen unidos y bajo una misma representación.

ARTICULO 92.- Omisión de Requisitos. La omisión de los requisitos a que se refiere el presente código no dará lugar al rechazo de las respectivas solicitudes. El interesado podrá corregir las deficiencias u omisiones de su solicitud, antes de que el Juez o la contra parte exija su rectificación. Si la solicitud no ha sido corregida y el juez estima necesario que se cumpla con algún requisito exigido por este código, deberá darle trámite a tal solicitud, y en la respectiva resolución de trámite deberá indicar al interesado en que consiste la omisión, fijándole un plazo de cuarenta y ocho horas para que proceda a

rectificarla, bajo prevención de imponer las sanciones que en este código se indican. Si la contra-parte estima que en alguna solicitud existe omisión de algunos de los requisitos que se indican en el presente código deberá dirigirse simultáneamente al Juez y a su contra-parte, indicando en que consiste la omisión, para que se supla; si la contraparte no acepta cumplir con la subsanación solicitada, por estimar que la solicitud se encuentra ajustada a derecho, deberá expresárselo directamente al Juez, dentro del plazo de veinticuatro horas que sigan a la fecha en que recibió el requerimiento de su contraparte y en vista de ello el Juez dispondrá si fija o no plazo a la parte requerida para que

Si el juez ordena la

proceda con la rectificación solicitada.

rectificación, la parte omisa deberá rectificar su solicitud dentro del plazo de cuarenta y ocho horas que le fije el juez, bajo prevención de que se le impondrá una multa de Veinticinco Quetzales (Q.25.00) por cada día en que persista la omisión. Si la solicitud en la que se incurre en omisión corresponde a la demanda o su contestación, se procederá en los términos en que, para tales casos, lo trata el presente código.

iii

RESOLUCIONES JUDICIALES

ARTICULO 93.- Clasificación. Las resoluciones judiciales se clasifican en decretos, autos y sentencias. Los decretos son determinaciones de mero trámite; los autos deciden una materia que no es de mero trámite y las sentencias deciden el asunto principal después de agotados los trámites

del

proceso.

En

lo no previsto en este código será aplicable a las resoluciones

judiciales

Organismo Judicial.

las disposiciones

que al respecto comprende

la

Ley

del

ARTICULO 94.- Oportunidad para resolver. Salvo disposición especial en

contrario, toda resolución judicial, incluyendo la sentencia, deberá dictarse en el momento y en la fase procesal que corresponda, sin que pueda diferirse tal decisión a una fase o a un momento distinto al previsto en el presente Código; el Juez tendrá responsabilidad personal y

se considerará que obstruye la administración de la Justicia cuando

injustificadamente omita dictar la resolución en el tiempo en que, en

conformidad con este Código, debió hacerlo.

ARTICULO 95.- Comunicación. Las resoluciones que adopte el Juez en el curso de cualquiera de las audiencias orales a que se refiere el presente código, las comunicará de viva voz a las partes, sin sujetarse a ninguna fórmula o solemnidad especial, más que la precisión en cuanto al contenido y los efectos de su resolución y las irá produciendo en el orden y con la autoridad que garantice que se cumplirán con todas las fases previstas para la respectiva audiencia. Al finalizar la audiencia y bajo su responsabilidad el Juez entregará a cada una de las partes un resumen de la o las disposiciones adoptadas.

ARTICULO 96.- Formalidad. Las resoluciones que dicte el Juez no estarán sujetas a formalidad alguna; sin embargo, las que produzca por escrito y el resumen de la o las disposiciones que adopte en el curso de las audiencias orales, deberán comprender:

(a) El lugar y fecha en que se produce la resolución, con indicación del

nombre del Juez o de los miembros del Tribunal que la dictan;

(b) Relación de la fecha y del contenido de la solicitud que origina la

resolución o, en su defecto, de la situación, causa u origen de la

resolución;

(c) El contenido de la o las decisiones adoptadas, con indicación de la

norma en que tal decisión o decisiones se apoyan;

(d) La expresión de los efectos que conlleva la decisión adoptada, la

orden de que se produzcan tales efectos y la firma del Juez o de los miembros del Tribunal que la hayan dictado. Para facilidad de la administración de justicia se podrán utilizar formatos o formularios que comprendan los requisitos a que se refiere la presente disposición.

ARTICULO 97.- Impugnación de las Resoluciones Judiciales que se originan

de la audiencia. Con el objeto de garantizar el desarrollo de la

audiencia, las resoluciones que se originen en cualquiera de las audiencias a que se refiere el presente código sólo podrán impugnarse al final de la respectiva audiencia y a partir del momento en que se reciba

del

juez el resumen escrito a que se refiere el artículo anterior.

iv

NOTIFICACIONES

ARTICULO 98.- Clase de Notificaciones. Toda resolución debe hacerse saber a las partes y sin ello no quedan obligadas ni se les puede afectar en

sus derechos. También se notificará a las otras personas a quienes se refiera la resolución.

Las notificaciones se harán, según el caso:

1o. Personalmente; y

2o. Por el libro de copias.

Las notificaciones podrán complementarse, si el Juez lo estima prudente, por medio de correo, comunicación telefónica, por fax o por cualquier otro medio. Las partes y sus abogados deberán guardarse lealtad durante el proceso y también podrán complementar por los mismos medios las notificaciones que se produzcan en el curso del proceso.

El complemento a la notificación no es condición ni requisito para su validez, pero producirá principio de prueba respecto de aquellas que fueren objeto de impugnación.

ARTICULO 99.- Notificaciones durante el proceso. Salvo los casos en que expresamente se disponga lo contrario, las notificaciones de las resoluciones que se originen durante el proceso se harán por el libro de copias, el que se llevará en estricto orden de fecha, bajo responsabilidad de la secretaría del tribunal. Las copias de los actos y resoluciones se agregarán el mismo día en que debe dictarse la resolución y, desde ese momento estarán a disposición de los sujetos del proceso, sus abogados y procuradores debidamente acreditados, quienes podrán obtenerlas siempre que estén reconocidos dentro del proceso.

Los efectos de la notificación se producirán a partir del segundo día en que debieron agregarse las copias al libro respectivo.

Es obligación de las partes y de sus abogados enterarse del contenido de las resoluciones que se produzcan dentro del proceso, acudiendo directamente al tribunal para obtener copia de las mismas.

También es obligación de los Jueces producir las resoluciones en el tiempo previsto en el presente Código y velar, bajo su responsabilidad, de que se lleve en riguroso orden de fecha el libro de copias y que tales copias estén disponibles para todas las partes del proceso.

ARTICULO 100.- Registro Especial. El Juez dispondrá que se lleve, por aparte, un Registro especial del libro de copias, en el que se anotarán todas las resoluciones que se produzcan día con día. En dicho libro se asentará, como mínimo, los siguientes datos: (a) El número de registro del expediente de donde se origina la resolución o el acto que se comunica; (b) El nombre de la parte actora y de la parte demandada; (c) El tipo o la clase de proceso dentro del cual se origina el acto o la resolución que se comunica; (d) La naturaleza y fecha del acto o

resolución que se comunica; (e) Breve descripción del contenido del acto

o resolución que se comunica; (f) Indicación del día a partir del cual

produce efectos la comunicación; y (g) El número bajo el cual quedó registrada a disposición de las partes, sus abogados o procuradores, la copia que contiene la respectiva notificación.

ARTICULO 101.- Notificaciones Personales. Se notificará personalmente a los interesados o a sus legítimos representantes:

1o. La demanda, la reconvención y la primera resolución que recaiga en cualquier asunto. Tratándose de la primera resolución que recaiga en la demanda o en la reconvención, dicha resolución se notificará al demandante o al reconviniente, según el caso, por el libro de copias. La notificación al demandado y al reconvenido se hará en forma personal.

2o. Las notificaciones en que se mande hacer saber a las partes qué juez

o tribunal es hábil para seguir conociendo del asunto.

3o. Las resoluciones en que se requiera la presencia de alguna persona para un acto o para la práctica de una diligencia. 4o. Las que fijan término para que una persona haga, deje de hacer, entregue, firme o manifieste su conformidad o inconformidad con cualquier cosa;

5o. La sentencia que ponga fin al proceso y las que, en atención a las circunstancias y por disposición expresa del Juez, hayan de efectuarse en forma personal.

ARTICULO 102.- Procedimiento para efectuar las notificaciones personales. El notificador responsable de efectuar la notificación, o el notario designado por la parte interesada, irá a la casa, residencia, lugar de habitación o de trabajo, la sede, oficinas, establecimiento o al lugar en donde habitualmente se encuentre la persona que haya de ser notificada, según la indicación que de la parte interesada o la que derive de los documentos acompañados y procederá a entregarle copia de la resolución y de la solicitud con los documentos que originan la resolución.

El notario o el notificador designado deberán hacer constar en documento

anexo o en las copias que entrega al notificado: (a) El lugar, la fecha

Los documentos y

resoluciones que se incluyen en la notificación; (c) El nombre y número de cédula o documento de identificación personal de la persona que efectúa la notificación; y (d) La firma del notificador.

y la hora en que efectúa la notificación; (b)

Si la persona a quien deba efectuarse la notificación no fuere hallada, la notificación se hará por medio de cédula que se entregará a los

familiares o domésticos o a cualquier otra persona que viva, habite o labore en la casa, residencia o lugar de trabajo, cuyo nombre deberá obtenerse para los efectos legales consiguientes. Si se negaren a recibirla el notificador la fijará en la puerta del inmueble u oficina,

lo

que deberá hacer constar dentro del proceso, cuando asiente la razón

de

notificación.

Estas notificaciones también podrán hacerse entregándolas en las propias manos del destinatario, dondequiera que se le encuentre, aún fuera de la jurisdicción del tribunal.

ARTICULO 103.- Departamento de Notificaciones Judiciales. El Departamento de Notificaciones Judiciales tendrá a su cargo la responsabilidad de efectuar, en el tiempo y forma a que se refiere el presente código, las notificaciones personales que les encomienden los diferentes tribunales de justicia. Dicho departamento se organizará con el personal que imponga el volumen de trabajo, el cual deberá racionalizarse por zonas, sectores o lugares específicos. Estará a cargo del Jefe Administrativo que designe la Corte Suprema de Justicia, la que establecerá las normas reglamentarias y demás disposiciones relativas a su organización y funcionamiento. Sólo a falta del Departamento de Notificaciones Judiciales en la jurisdicción del tribunal y en tanto se organiza dicha oficina administrativa, el Juez podrá encomendar las funciones de notificación a alguno o algunos de los miembros de su personal.

El Departamento de Notificaciones Judiciales trabajará exclusivamente con

base en las copias que le remitan los jueces, para cuyo efecto deberá llevarse un estricto control, toda vez que los expedientes originales se conservarán siempre en la sede del tribunal en donde permanecerán para la

consulta, en todo momento, por parte de los interesados y para los demás efectos legales que corresponda.

ARTICULO 104.- Notario-Notificador. Las partes que tengan interés en que las notificaciones personales a que se refiere el presente código se hagan por medio de notario, lo harán saber al Juez en los términos que para dicha designación impone el presente código. El notario procederá a efectuar tales notificaciones personales en la forma y bajo el procedimiento que se indica en el presente capítulo.

ARTICULO 105.- Requisitos del asiento. El asiento de la notificación en

el expediente deberá comprender los mismos requisitos que se consignan en

la cédula de notificación que se entrega al notificado, o sea: (a) El lugar, la fecha y la hora en que se efectuó la notificación; (b) Los documentos y resoluciones que se incluyeron en la notificación; (c) El nombre y número de cédula o documento de identificación personal de la persona que efectuó la notificación; y (d) La firma del notificador.

Cuando la notificación la efectúe un notario, se dirigirá al Juez por escrito haciendo una relación de los requisitos a que se refiere la presente disposición o entregará el asiento en acta notarial, como lo prefiera.

ARTICULO 106.- Omisión de requisitos. La omisión de los requisitos a que se refiere el presente Código, tanto en el documento que constituye la cédula de notificación, como en el asiento de la misma, no dará lugar a impugnación alguna o a la formación de artículo o cuestión previa que cuestiona su validez.

Toda omisión deberá ser subsanada; el interesado que establezca que no se han cumplido con los requisitos a que se refiere el presente Código, deberá solicitar al Juez, dentro del plazo de cuarenta y ocho horas que sigan a la fecha en que fue notificado, que tal omisión o requisito se cumpla.

ARTICULO 107.- Notificación incompleta. Si la notificación no incluye la totalidad de los documentos que debieron acompañarse, el interesado tendrá el derecho de acudir directamente al expediente y obtener del

mismo las copias de los documentos que falten; en igual manera lo tendrá respecto a aquellos documentos que no reproduzcan de manera clara y legible las actuaciones.

Los notificadores serán personalmente responsables por la omisión de los

requisitos que impone el presente código y también lo son por el hecho de entregar documentos incompletos o ilegibles. Bajo tales circunstancias se les impondrá una multa de Doscientos Quetzales (Q.200.00) por cada notificación, la primera vez, y de Un mil Quetzales (Q.1,000.00) la segunda; en caso de reiteración deberán ser destituidos del cargo, si fueren dependientes o excluidos del proceso en caso de que fueran independientes, todo ello, sin perjuicio de las otras responsabilidades

en que puedan incurrir.

ARTICULO 108.- Lugar en donde se practicará la notificación. Para los efectos legales consiguientes, el lugar en donde deberá efectuarse la notificación será, en su orden: (1) El lugar que las partes hubieren acordado como domicilio especial en sus respectivos contratos; (2) El lugar que corresponda a la habitación o residencia de la persona; (3) El

que corresponda al domicilio legal de las personas, en los términos a que

se refiere el Código Civil; (4) El que corresponda a la sede, oficinas

principales, agencias, sucursales o dependencias, por los actos que se originen en las respectivas oficinas, agencias, sucursales o dependencias.

ARTICULO 109.- Presunción de legitimidad. La notificación que se efectúe

en cualesquiera de los lugares a que se refiere la disposición anterior, goza de la presunción de legitimidad.

Las partes, en sus respectivos contratos, tienen la obligación de comunicar en forma escrita a su contraparte cualquier cambio que se produzca en el lugar acordado para recibir notificaciones, de manera que cualquier notificación que se produzca en el lugar señalado, a pesar de haberlo mudado, será legítima, a menos que se demuestre que tal aviso se había efectuado con anterioridad a la notificación.

Todo cambio en la sede, oficina, dependencia o agencia deberá comunicarse

en

la forma legal correspondiente, de manera que se tendrá como legítima

y

producirá los efectos que en este código se indica, cualquier

notificación que se produzca en la sede, oficina, dependencia o agencia que se indica en los respectivos contratos o que figura como tal en los respectivos registros.

ARTICULO 110.- Término para notificar. Las notificaciones personales deberán hacerse a las partes o a sus representantes, dentro de las cuarenta y ocho horas que sigan al día en que el Departamento de Notificaciones Judiciales haya recibido del Juez la orden de notificación con sus respectivas copias o desde que esta orden se haya producido, si

no existiera en la sede territorial del tribunal el respectivo departamento de notificaciones judiciales. Los Jueces deberán producir la orden de notificación el mismo día en que dictan la resolución, orden o disposición que deba notificarse. Los notarios serán responsables frente

al interesado que le designó, de producir la notificación en los términos

a que se refiere la presente disposición; también lo serán ante las otras partes, por cualquier retardo malintencionado de la notificación.

La parte interesada en que se produzca la notificación de un acto o resolución puede obtener copia de la misma y promover que tal acto o resolución se notifique en cualquiera de las formas a que se refiere el presente código.

ARTICULO 111.- Facultad de darse por notificado. Los interesados a quienes se refiera el acto o la resolución, tienen la facultad de

manifestarse sabedores de su contenido antes de que les sean oficialmente notificados. Las partes no podrán hacer uso de esta facultad de manera parcial o ignorando los efectos de las demás resoluciones que se hayan producido en el proceso, con el objeto de impugnar parcialmente alguna resolución o impedir los efectos o la continuación del proceso. El sólo hecho de hacer referencia a la existencia del proceso y de sus efectos, obliga al conocimiento de los actos y resoluciones originados del proceso. Quien se hubiere manifestado en juicio sabedor de la resolución

se le tendrá por notificado de los demás actos y resoluciones originados del proceso.

ARTICULO 112.- Notificación en caso de ausencia o muerte. El notificador

o el notario designado tienen la obligación de efectuar la notificación

en el lugar que, de conformidad con las disposiciones del presente código, corresponda efectuarla y no podrán negarse a ello, aún en caso de ausencia o muerte de la persona a quien se notifica, en tanto tal notificación se haga en la persona del cónyuge o conviviente de hecho que tenga inscrita su unión conyugal o en cualquiera de los parientes del ausente o de la persona que haya fallecido, quienes tienen la obligación de representar por gestión procesal al ausente o a la sucesión.

Si la ausencia o la muerte de la persona a quien se pretende notificar se demuestra de manera fehaciente y no habita o reside en el lugar en que se notifica algún pariente dentro del grado de ley o el cónyuge o

conviviente

notificador o el notario se abstendrán de efectuar la notificación y

refiere la presente disposición, el

de

hecho

a

que

se

darán noticia razonada de tal suceso al Juez que conoce.

En cualquier otro caso la notificación se efectuará, imponiendo a la persona que la recibe la obligación de dar noticia al notificado, bajo pena de responsabilidad personal y el pago de daños y perjuicios.

ARTICULO 113.- Notificación por exhorto, despacho o suplicatorio. Cuando haya de notificarse, citar, emplazar o producir los efectos que se originen del proceso en contra de una persona residente fuera del lugar del proceso, la notificación, citación o emplazamiento se hará por medio de exhorto o despacho dirigido al juez de Primera Instancia o al juez menor correspondiente, si la persona residiere en la cabecera departamental o en un municipio del mismo.

Cuando el suplicatorio o comisión rogatoria haya de remitirse a juez o tribunal de otro país, deberá hacerse por medio de la Corte Suprema de Justicia.

ARTICULO 114.- Obligación de cumplir con el requerimiento. En el orden interno y en el internacional, salvo convenio o disposición legal en contrario, no será motivo para obviar el cumplimiento de la notificación, de la citación, del emplazamiento o de los efectos que correspondan, la falta o la omisión en la designación o forma del exhorto, despacho o suplicatorio. La autoridad requerida deberá notificar, citar, emplazar o producir el efecto requerido y a continuación comunicar la existencia del error, de la omisión o de la formalidad no cumplida para que, si fuera el caso, se suplan o se disponga el pago de las multas o el cumplimiento de los efectos que legalmente correspondan.

ARTICULO 115.- Auxilio Notarial. Los notarios podrán, con la autorización del Juez, producir la comunicación de los actos y las disposiciones que se encomiende por despacho, exhorto o suplicatorio y una vez que se establezca que tales actos y disposiciones han sido debidamente comunicados, producirán los efectos que debieron producir.

Para los efectos legales consiguientes los notarios tendrán la facultad de certificar y legalizar los pasajes del proceso que corresponda comunicar y serán responsables por la malicia que se produzca en la alteración o comunicación parcial o incompleta del acto o disposición que deban comunicar.

ARTICULO 116.- Documentos que deben acompañarse. En los exhortos, despachos y suplicatorios deberá acompañarse o transcribirse de manera íntegra la resolución o disposición que se comunica; asimismo deberá acompañarse copia de los documentos correspondientes e indicarse expresamente la diligencia que haya de practicarse o los efectos que deban producirse, con indicación del nombre del Juez, la clase y el número del expediente de la que se origina, el nombre de todas las partes que en el mismo participan, los efectos del emplazamiento, la comunicación de la fecha, el lugar y la hora, el nombre y dirección de la autoridad ante quien deba comparecerse.

ARTICULO 117.- Procedimiento y Cumplimiento de la comisión. El secretario

o el notificador deberán poner en los autos o anexar a los mismos una

razón firmada por ellos, en la que conste la fecha en que se expide el

exhorto, despacho o suplicatorio, el Juez al que se dirige, el medio de conducción, que puede ser por el propio interesado, el número de folios

y los anexos que contenga.

Cuando la comisión se realice de un tribunal a otro, el secretario del tribunal comisionado pondrá la fecha y hora de recibo. El Juez, el mismo día en que reciba la comisión o a más tardar al día siguiente, ordenará

la práctica de la diligencia, la que se cumplirá dentro de los tres días

siguientes.

ARTICULO 118.- Impedimentos y responsabilidades. El juez comisionado que

tuviere

razón

impedimento

para

cumplir con

la

comisión pondrá la

respectiva

en

la que indicará

la

causa

que

le impide

y cursará

la

comisión

al

Juez

que

deba

conocer en su ausencia,

dando aviso al

comitente.

En cualquier caso, no será necesario que la comisión vuelva al Juez comisionante y pasará a quien deba cumplir tal comisión, de manera de no dilatar el cumplimiento de la misma.

Para los efectos legales consiguientes no son aplicables a la presente

disposición las causas de impedimento a que se refiere la Organismo Judicial.

Ley del

Los jueces serán personalmente responsables de cualquier acto malicioso que tienda a impedir o diferir el cumplimiento de la comisión.

ARTICULO 119.- Obligación de señalar lugar para recibir notificaciones.

Las partes y los demás sujetos del proceso que deban salir a él, están obligados a señalar casa o lugar que esté situado dentro del perímetro de

la población donde reside el Tribunal al que se dirijan, para que allí se

les hagan las notificaciones personales que correspondan, las que se les seguirán haciendo en el lugar señalado, a menos que en forma escrita expresen otro lugar donde deban hacerles en el mismo perímetro.

La Corte Suprema de Justicia, con base en los informes que recabe, determinará el perímetro de las respectivas poblaciones, lo que hará del conocimiento de los tribunales y público en general, de la forma que considere más conveniente.

Únicamente en el caso de las oficinas de abogado colegiado se admitirá, para recibir notificaciones, lugar distinto al que corresponda fuera del perímetro que fije la Corte Suprema de Justicia.

incumplan con señalar el lugar para recibir

notificaciones, en la forma a que se refiere la presente disposición, se Les dará trámite, a menos que la falta de la respectiva designación impida continuar con el curso del proceso.

A las solicitudes que

El Juez, en la forma, plazo y efectos a que se refiere la omisión de requisitos en las solicitudes, mandará a que el interesado o el obligado cumpla con señalar el lugar en donde deba ser notificado.

A menos que la ley lo disponga en forma expresa, en las notificaciones no

se admitirán recursos y razonamientos.

LIBRO SEGUNDO TITULO UNICO

Procesos Judiciales en General CAPITULO I PROCESO DE CONOCIMIENTO

SECCION PRIMERA Disposiciones Generales

ARTICULO 120.- Materia. A menos que se disponga lo contrario en este

código, toda contienda se resolverá en proceso de conocimiento y sólo se distinguirá, para los efectos del juez que deba conocer del asunto, por

la

materia de que se trate.

El

hecho de que se haya escogido o planteado incorrectamente el trámite

de

la contienda no dará lugar a la nulidad de lo actuado ni impedirá que

el

Juez, de oficio o a solicitud de las partes, acomode la contienda al

trámite que le corresponda.

ARTICULO 121.- Emplazamiento. Planteada la demanda en la forma legal correspondiente, el Juez, al darle trámite, dispondrá el emplazamiento del demandado y demás sujetos del proceso, fijándoles el plazo de nueve días para que contesten la demanda, oportunidad en la que deberán hacer valer todas las defensas que tengan en contra de la pretensión del demandante. El plazo legal del emplazamiento será común, improrrogable y preclusivo; afectará a todas las personas que resulten llamadas al proceso, sea como demandados o como terceros.

ARTICULO 122.- Efectos del emplazamiento. La notificación de la demanda produce los siguientes efectos:

1o. Efectos materiales:

a) Interrumpir la prescripción;

b) Constituir en mora al obligado, en aquellos casos en que tal mora no

se produzca como efecto de la ley o del contrato;

c)

pactados;

Obligar

al

pago

de

intereses legales, aún cuando

no hayan

sido

d) Hacer anulables la enajenación y gravámenes constituidos sobre la cosa

objeto del proceso, que se efectúen con posterioridad al emplazamiento, sin perjuicio de las enajenaciones fraudulentas o violatorias de la ley que se hubieren efectuado con anterioridad al mismo.

2o. Efectos procesales:

a) Dar prevención al juez que emplaza;

b) Sujetar a las partes a seguir el proceso ante el Juez emplazante, si

el demandado no objeta la competencia en la forma y procedimiento a que se refiere el presente código;

c) Obligar a las partes a constituirse en el lugar del proceso.

SECCION SEGUNDA Actitud del Demandado

ARTICULO 123.- Contestación de la demanda. Toda persona que resulte vinculada al proceso deberá contestar por escrito la demanda, cumpliendo con los mismos requisitos que se exigen al demandante en su escrito

inicial. El demandado deberá ofrecer la prueba y acompañar los documentos en que funda su oposición y deberá indicar, así mismo, el lugar, archivo

u oficina en donde se encuentren los originales de aquellos documentos de los que habrá de servirse.

Al contestar la demanda el demandado deberá interponer todas las excepciones, previas o perentorias, que tenga que hacer valer en contra de la pretensión del actor, las que serán resueltas en sentencia.

ARTICULO 124.- Excepciones previas. El demandado puede plantear las siguientes excepciones previas:

1o. Falta de personalidad, cuando entre la persona y el objeto del litigio no exista causa legítima que le vincule. Esta excepción no podrá fundarse en el error u omisión en la designación del nombre de cualquiera de los sujetos procesales, lo que se subsanará en cualquier estado del proceso, en conformidad con las disposiciones del presente código;

2o. Falta de personería, cuando entre la persona del representado y su

representante no exista vínculo o causa que legitime al representante con el representado. Esta excepción no podrá fundarse en el error u omisión de cualquier requisito formal del instrumento o en la designación errónea

o parcial del nombre del representante o del representado, lo que dará lugar a la subsanción del error u omisión, en los términos a que se refiere el presente código;

3o. Falta de cumplimiento del plazo o de la condición a que estuviere sujeta la obligación o el derecho que se hagan valer.

4o. Caducidad;

5o. Prescripción;

6o. Cosa Juzgada;

7o. Compromiso; y

8o. Transacción.

ARTICULO 125.- Excepciones previas y perentorias. Si el demandado interpusiere excepciones previas y perentorias a la vez, deberá expresar por separado los hechos en que funda unas y otras. El juez, en la sentencia, se pronunciará en primer lugar sobre el contenido y los efectos de las excepciones previas y, si fuere el caso, se pronunciará, a continuación, sobre las perentorias.

Si el Juez declara con lugar las excepciones previas se abstendrá de pronunciarse sobre las perentorias; si el Tribunal de Segunda Instancia declara sin lugar las excepciones previas, ordenará al Juez, en la primera Instancia, que se pronuncie con relación a las excepciones perentorias, en audiencia que deberá celebrar en presencia de las partes, obviando aquellas fases de la segunda audiencia que ya se hubieren cumplido previamente.

ARTICULO 126.- Reconvención. El demandado, al contestar la demanda, podrá proponer la reconvención, cuando la pretensión que se ejercite tenga conexión por razón del objeto o del título con la demanda o con la persona del demandante.

Los Jueces no podrán rechazar el trámite de la reconvención y al hacerlo emplazarán a la parte demandante por el plazo de nueve días, para que se pronuncie sobre la misma.

Si la reconvención se origina en un proceso de ejecución y el Juez lo considera conveniente, acomodará el proceso a los procedimientos del proceso de conocimiento a que se refiere el presente capítulo.

ARTICULO 127.- Allanamiento. Si el demandado se allanare a la demanda y tal allanamiento se presenta con firma debidamente legalizada por notario, el Juez dictará sentencia sin más trámite.

ARTICULO 128.- Oportunidad. Las partes no podrán contestar la demanda fuera de los plazos a que se refiere el presente código, ni podrán presentar defensas o excepciones fundadas en hechos o circunstancias existentes al momento que, de conformidad con el presente código, debieron hacerlo.

ARTICULO 129.- Excepciones nacidas con posterioridad. Si con posterioridad al plazo en que la demanda fue o debió ser contestada surgieren nuevos hechos o excepciones que afecten las pretensiones de la parte actora, el interesado podrá hacerlas valer antes de que concluya el término para la persecución de la prueba, siempre que en el memorial en que lo interponga declare bajo juramento que tales hechos o excepciones surgieron con posterioridad; el Juez, bajo tal declaración citará a una nueva audiencia, que deberá celebrarse en un plazo no mayor de quince días a partir de que se hizo el planteamiento y, sin que se interrumpa el término para la pesquisa de la prueba, mandará a dejar sin efecto la celebración de la segunda audiencia, hasta en tanto se redefine el objeto del litigio y se otorga nueva autorización para la persecución de prueba, la que se otorgará bajo los mismos supuestos y por el mismo tiempo en que lo fue para la primera audiencia.

Si el juez estableciera que tales hechos o excepciones pudieron haberse hecho valer en el momento en que debió contestarse la demanda, ordenará que se instruya el proceso penal que corresponda y dispondrá que se celebre la segunda audiencia en la forma inicialmente prevista, si ello fuere posible, o señalará nuevo día y hora para su celebración, condenando al demandado al pago de las costas causadas y le impondrá una multa que graduará entre los Mil y Diez Mil Quetzales, sin perjuicio de los daños y perjuicios que haya ocasionado.

ARTICULO 130.- Rebeldía del demandado. Si transcurrido el plazo del emplazamiento el demandado no comparece, se tendrá por contestada la demanda en sentido negativo y el Juez, sin necesidad de gestión alguna, señalará día y hora para la celebración de la primera audiencia, en los términos a que se refiere el presente Código.

ARTICULO 131.- Efectos de la Rebeldía. La rebeldía únicamente tendrá como efecto en contra del demandado, el de tener por contestada la demanda en sentido negativo y que se continúe con el curso del proceso. El demandado ya no podrá reconvenir al demandante, pero podrá asistir a la primera audiencia y ofrecer la prueba que contradiga las pretensiones del demandante, así como obtener del juez las autorizaciones para la persecución de la prueba que se recibirá en la segunda audiencia del proceso.

La enfermedad de cualquiera de las partes, justificada o no, no será motivo para suspender el desarrollo de ninguna de las audiencias a que se refiere el presente código; la parte que se encuentre presente podrá promover el diligenciamiento de todas sus pruebas y obtener del juez, si

considera que no es necesario recibir alguna información adicional, la decisión que ponga fin al asunto.

SECCION TERCERA Procedimiento

ARTICULO 132.- Audiencias. Salvo lo dispuesto en el numeral 3o del artículo 138 del presente código, el proceso de conocimiento se llevará a cabo por medio de dos audiencias orales que podrán extenderse, como máximo y bajo los supuestos de excepción a que se refiere el presente código, a una tercera y última audiencia.

ARTICULO 133.- Presencia Obligatoria. En las audiencias del proceso será obligatoria la presencia del Juez, de las partes y sus abogados o sus representantes, en la forma a que se refiere el presente código; no se admitirán gestiones escritas y las partes o sus abogados sólo podrán actuar haciendo uso de la palabra en la forma a que se refiere el presente código. Los jueces tienen prohibición de celebrar simultáneamente más de una audiencia.

ARTICULO 134.- Documentación de la audiencia. El tribunal deberá contar con una taquígrafa oficial para documentar los aspectos más relevantes de las respectivas audiencias y de manera alguna se podrá estar limitando el uso de la palabra para que pueda llevarse la relación documental de lo que ocurra en la audiencia. La taquígrafa correspondiente, el tribunal y las partes podrán auxiliarse de cualquier medio que les permita gravar o documentar lo que ocurra en las respectivas audiencias.

ARTICULO 135.- Sentencia. Salvo el supuesto a que se refiere el numeral

3o del artículo 138 del presente código, al final de la segunda audiencia

o al de la tercera, si fuere el caso, deberá producirse, por parte del

Juez, la sentencia que le ponga fin al proceso, la que dictará de viva

voz y en presencia de las partes y sus abogados.

podrán

justificar que no se produzca en la forma y tiempo a que se refiere la presente disposición, sin incurrir en responsabilidad personal.

Los

jueces

no

podrán

negarse a

producir la

sentencia, ni

Cuando en la sentencia se condene al pago de una suma de dinero, se ordenará que tal pago se haga tomando en cuenta el valor adquisitivo o real de la moneda, desde la fecha en que se produjo el acto o la omisión que lo hizo exigible hasta el día del efectivo pago, lo que se hará con base en los estudios económicos y la información que proporcione el Banco de Guatemala y sólo hasta que se cumpla en forma total el pago se considerará cumplida la sentencia del tribunal.

ARTICULO 136.- Primera audiencia. La primera audiencia en el proceso de conocimiento deberá señalarse dentro de los seis días hábiles que sigan al día en que se contestó o debió ser contestada la demanda por parte del demandado o del llamado al proceso.

Los jueces

produzca

solamente que se establezca que existen otras audiencias previamente

señalar la

indicada audiencia fuera de los seis días hábiles a que se refiere la

presente disposición, sin que en ningún caso exceda de doce días hábiles,

a partir de la fecha en que se contestó o debió ser contestada la demanda.

señaladas,

la audiencia se disposición y

serán cuidadosos y responsables de que

el

que

tiempo a

ocupen

la

que

se

agenda

en

refiere la presente

del

tribunal, se podrá

ARTICULO 137.- Notificación. La notificación de la celebración de la audiencia se producirá por el libro de copias, que se llevará bajo la responsabilidad de la secretaría del tribunal. Las partes deberán informarse del día y hora en que se llevará a cabo dicha audiencia, acudiendo directamente al tribunal.

ARTICULO 138.- Desarrollo y duración de la Primera audiencia. Salvo casos excepcionales, calificados bajo la responsabilidad del Juez, la primera audiencia no podrá exceder, para el cumplimiento de sus respectivas fases, de dos horas con cuarenta y cinco minutos, a partir del momento en que deba dar inicio.

En dicha primera audiencia deberá llevarse a cabo las siguientes etapas:

1o. La de conciliación, en la que el Juez invitará a las partes a que en un plazo que no exceda de diez minutos acuerden resolver sus diferencias; si ello no fuere posible, porque así lo indican expresamente las partes,

la audiencia deberá proseguir, aún antes del vencimiento del referido

tiempo;

2o. La de Alegación y presentación los hechos fundamentales, en que cada parte apoyará de palabra sus respectivas proposiciones y pretensiones, para lo cual se le concederá un tiempo máximo de veinticinco minutos a cada una de ellas, iniciando con la que haga el demandante y a continuación con la que corresponda al demandado. Si fueren varios los demandantes o los demandados deberán designar un sólo expositor, que podrá ser el abogado que les asista.

3o. La de Depuración de los Hechos Controvertidos, en la que el Juez tendrá amplias facultades para interrogar a las partes acerca de sus diferencias y las enumerará una a una, con el objeto de determinar cuál será el objeto del litigio y, en consecuencia, los hechos controvertidos sujetos a prueba. Las partes declararán bajo juramento y serán advertidos de los efectos de sus declaraciones. Esta fase no podrá exceder de cuarenta y cinco minutos. Si de la inquisición el Juez aprecia que no existen hechos controvertidos o que la oposición del demandado se funda en formalidades que no entrañan oposición al fondo del asunto, tomará la declaración del demandado como allanamiento a las pretensiones del demandante y procederá a dictar sentencia.

4o. La de las autorizaciones generales para la persecución de la prueba, que dará el Juez a las partes por un plazo de treinta días hábiles, como mínimo, o de cuarenta y cinco días hábiles, como máximo, según lo que acuerden las partes y disponga finalmente el Juez. En esta fase, que no podrá exceder de cuarenta minutos, el Juez emitirá las órdenes y proveerá los oficios o despachos que sean necesarios, los que podrán ser redactados por las partes o sus abogados y deberán contar con la firma del Juez. Las órdenes podrán estar pre-impresas en formatos generales que permitan el detalle de las respectivas autorizaciones.

Cuando sea necesario perseguir pruebas en el extranjero el plazo se otorgará siempre por cuarenta y cinco días.

5o. La que trate y resuelva, si fuera el caso, las cuestiones relativas a providencias cautelares, en la que se conocerá y resolverá lo relativo a las garantías y contragarantías que para las providencias cautelares comprende el presente código, la que no podrá exceder de quince minutos;

y

6o. La del señalamiento del día en que las partes deben entregar el resultado de las pruebas que se pesquisaron y para la celebración de la segunda audiencia. Dicha fase se producirá inmediatamente de que se hayan otorgado las autorizaciones generales para la persecución de la prueba, deberá comprender el señalamiento del día en que las partes deben poner a disposición de su contra-parte el resultado de la prueba obtenida y del día y hora en que, de conformidad con las disposiciones del presente código, se llevará a cabo la segunda audiencia. El Juez no deberá ocupar más de cinco minutos para el cumplimiento de esta fase.

ARTICULO 139.- Autoridad y facultades. El juez tendrá la responsabilidad de velar por el estricto cumplimiento de las fases y tiempos que correspondan a cada una de ellas en la primera audiencia. Podrá llamar al orden, compeler e incluso ordenar el retiro del o de los abogados y demás sujetos que injustificadamente alteren o pretendan entorpecer el desarrollo de la audiencia; en igual forma podrá disponer la imposición de las sanciones que correspondan a la parte que se resista o impida cumplir con el desarrollo de la audiencia, sin perjuicio de las demás responsabilidades que puedan corresponder.

Cuando hubiese más de una audiencia que celebrar en el mismo día y el juez se extendiera en el tiempo que corresponda a la audiencia que precede a la siguiente, esta y las demás audiencias que hayan de celebrarse, se celebrarán el mismo día, en el entendido de que se prorrogará la hora de inicio por todo el tiempo en que se prorroguen unas y otras, sin que tal prórroga pueda extenderse más allá de una hora; si las partes lo acuerdan por unanimidad, podrá diferirse la celebración de la audiencia; en caso contrario, se celebrarán aún fuera del período ordinario de labores.

ARTICULO 140.- Plazo para la entrega del resultado de las pruebas. Las partes deberán entregar al tribunal y a la inmediata disposición de su contraparte, el resultado de la prueba obtenida durante el término de persecución de la prueba, el día que señale el Juez, el que deberá quedar

comprendido, a más tardar, dentro de los tres días hábiles que sigan al día en que venció el plazo legal que señaló el Juez en la primera audiencia para la persecución de la prueba. El resultado de la prueba se entregará en original para el tribunal y el número de copias que se requiera para cada parte.

El Juez deberá señalar, al final de la primera audiencia, cuál será el día en que deberá entregarse el resultado de la prueba.

No

Tampoco se examinará ni se recibirá en la segunda audiencia el resultado de la prueba que no se haya presentado el día que fijó el Juez para la entrega.

se

admitirá

la entrega extemporánea del resultado de

la prueba.

ARTICULO 141.- Acceso al resultado de la prueba. Una vez que se encuentre

a

disposición de las partes el resultado de la prueba, estas, su abogado

o

procurador debidamente autorizado, podrán obtenerlas directamente del

tribunal, sin mayor requisito o formalidad, más que la constancia de entrega que deberá firmar la persona que la recibe, que debe estar debidamente acreditada en el proceso y que firmará con indicación de su número de cédula o documento de identidad o de colegiación profesional.

ARTICULO 142.- Examen e impugnación del resultado de la prueba. Las partes contarán con un plazo de cinco días hábiles para examinar el resultado de la prueba que obtuvo su contraparte y dentro de dicho plazo deberán dirigirse por escrito al Juez y a su contraparte, de manera simultánea, haciendo ver cuáles medios de prueba serán objeto de impugnación o de examen, a fin de que la parte responsable del resultado de la prueba presente a la segunda audiencia a la o las personas cuyas declaraciones originan la prueba impugnada.

ARTICULO 143.- Contradicción mediante declaración personal. Cuando se trate de una declaración personal que se requiera para contradecir el resultado de la prueba, la parte impugnante deberá indicar en el escrito de impugnación el nombre de la persona, el grado técnico o la relación personal que guarda con los hechos que impugna y se obligará a presentarla el día en que se celebre la segunda audiencia; si la parte obligada requiere de una orden judicial que disponga la presencia de la persona requerida, el Juez la entregará contra la simple solicitud del interesado.

ARTICULO 144.- Obligación de indicar. La parte que impugne el resultado de una prueba deberá indicar, en cada caso, cuál es la causa en que funda su impugnación y tendrá responsabilidad personal si dicha causa es infundada o se ha invocado con el sólo ánimo de confundir al Juez o al responsable del resultado de la prueba. El Juez, en la sentencia, calificará las responsabilidades que de ello deriven.

ARTICULO 145.- Autorización Judicial en caso de impugnación. La parte que impugne el resultado de un medio de prueba podrá, sin necesidad de trámite o gestión alguna, acudir directamente a la fuente que le permita demostrar los hechos en que funda su impugnación; cuando para acudir a la fuente se requiera de orden o autorización Judicial, el Juez la dará sin más trámite y sin necesidad de que se oiga o se cite a la otra parte.

ARTICULO 146.- Señalamiento de la Segunda audiencia. La segunda audiencia, que se señalará al final de la primera, deberá quedar fijada dentro de los diez días hábiles que sigan al vencimiento de los cinco días hábiles en que las partes debieron impugnar el resultado de la prueba obtenida por su contraparte. Sólo en casos excepcionales, cuando la agenda del tribunal esté ocupada, lo que quedará sujeto a verificación, dicha audiencia se señalará fuera de los diez días hábiles indicados, pero no más allá de diez días adicionales a partir de la fecha última en que debió de haber sido señalada.

ARTICULO 147.- Desarrollo de la Segunda Audiencia. En la segunda audiencia, que se verificará obligadamente en presencia del Juez, las partes y sus abogados, en el tiempo que según las circunstancias fije el juez, se desarrollarán las siguientes fases:

1o. De la exposición de las pruebas obtenidas y lo que resulta de cada una con relación a los hechos controvertidos, que de palabra harán las partes, o el abogado que designen, empezando por la parte actora y por un período de tiempo que no podrá exceder de cuarenta y cinco minutos en cada caso, en el que expondrán lo que resulta de cada una de las pruebas obtenidas e indicarán, en cada caso, la relación que cada prueba guarda

con los hechos controvertidos; así mismo harán una relación de las pruebas que obtuvo la contraparte y lo que a su juicio derive de tales pruebas; por último, expresarán las razones en que fundan sus respectivas impugnaciones de prueba y de la manera en que demostrarán, en esta audiencia, los hechos en que las fundamentan;

2o. De la recepción de las declaraciones personales que deban prestar todas aquellas personas que hubieren dado declaraciones, opiniones, informes u otorgado algún acto bajo responsabilidad personal, que apoye o soporte el resultado de una prueba impugnada, tal el caso de los testigos, expertos, peritos, informantes, trabajadores sociales, auxiliares del Juez u otros, a fin de que sean examinados bajo el siguiente orden y procedimiento:

(a) En primer lugar, por la parte actora, quien lo hará con relación a

las personas que sustentan la prueba de la parte demandada que fue impugnada o cuyo examen se solicitó previamente, lo que hará con base en

interrogatorios libres, que podrán

contraparte o su abogado para que, en el momento en que se dirige la

pregunta y antes de que sea contestada, se aclare o se descalifique bajo

La parte impugnante, o la que solicitó el

examen, podrá examinar a la persona hasta por treinta minutos en cada caso y hasta por noventa minutos, por todos los casos, cuando la impugnación se refiera a varias personas.

la autorización del Juez.

la

ser

objeto de

protesta por

(b) Luego lo hará la parte demandada, con relación a las personas que

sustentan la prueba de la parte actora cuyo examen solicitó o cuya prueba impugnó, lo que se hará de igual forma y bajo las mismas condiciones y tiempo a que se refiere el literal precedente.

3o. De la declaración de las partes, quienes deberán prestar declaración

personal en conformidad con el interrogatorio que les dirija su contraparte, durante el cual se podrá pedir el examen o reconocimiento de documentos. El interrogatorio será libre, no estará sujeto a calificación previa, pero podrá ser objeto de protesta por parte del abogado de la parte que presenta la declaración, para que tal pregunta se aclare o se descalifique previamente a su respuesta, lo que determinará

el Juez en el acto, tomando en cuenta la razón que se invoque. Las

partes estarán obligadas a dar respuesta a las preguntas que se le hagan y el juez podrá compelerlas a que se concreten, cuando en sus respuestas

se establezca que existen evasivas o desviación a los hechos que la

originan. Cada parte podrá ser sometida a un interrogatorio máximo de cuarenta y cinco minutos; cuando el juez considere que la contraparte o

su abogado han agotado los hechos en que se apoyan las preguntas podrán

disponer la conclusión del interrogatorio, lo que no podrá hacer de manera alguna antes de que se cumplan los primeros treinta minutos. La declaración de parte empezará con la del demandante y a continuación se recibirá la del demandado.

4o. De los alegatos finales que expresarán de palabra cada una de las partes o sus abogados, por un período de tiempo que no podrá exceder de quince minutos en cada caso, empezando por el alegato del demandante y concluyendo con el del demandado.

5o. De la definición de los hechos que serán objeto de la sentencia, en

la que el Juez, conjuntamente con las partes o con una de ellas o por sí

mismo, si hubiere negativa o resistencia de cualquiera de ellas y durante

un período de tiempo que no podrá exceder de treinta minutos, enumerarán

uno a uno los hechos que serán objeto del pronunciamiento en la sentencia, lo que resumirán por escrito y firmarán el Juez, las partes y sus abogados;

6o. De la deliberación y sentencia, a partir de la cual el Juez se retirará a su despacho para deliberar y estudiar la decisión que sobre cada uno de los hechos objeto de la sentencia habrá de pronunciar. Una vez tomada la decisión el Juez ingresará al tribunal y la comunicará de

viva voz a las partes, expresando con relación a cada hecho el resultado

de su decisión y los efectos de la misma.

ARTICULO 148.- Examen por parte del Juez. Si el Juez considera que previo

a dictar la sentencia es necesaria la aclaración de hechos o

circunstancias que se origine de cualquiera de las personas que prestaron declaración personal en la respectiva audiencia, el Juez podrá examinarlas directamente, en presencia de las partes y sus abogados, y les dirigirá el interrogatorio que estime le permitirá aclarar tales hechos o circunstancias; ello, no obstante, no facultará la suspensión de

la audiencia ni justificará que el Juez se exima de su responsabilidad de producir el fallo en la indicada segunda audiencia.

El ejercicio de este derecho deberá efectuarlo el Juez antes de que se definan los hechos que serán objeto de la sentencia.

ARTICULO 149.- Dispensa Judicial. Cuando la complejidad o la importancia del asunto lo imponga así, el Juez podrá modificar el tiempo que se asigna al cumplimiento de cada una de las fases que corresponda ejecutar en las respectivas audiencias, pero de ninguna manera podrá trasladar la audiencia a otra fecha, aunque podrá continuarla por varios días hasta un máximo de cinco días continuos. Si no hubiere posibilidad de ello y existiera el acuerdo unánime del Juez y las partes, se podrá disponer de la celebración de una tercera y última audiencia.

La dispensa Judicial la otorgará el Juez al final de la jornada en que se celebre la respectiva audiencia y siempre y cuando medie solicitud verbal de cualquiera de las partes.

ARTICULO 150.- Tercera audiencia. La tercera audiencia sólo podrá celebrarse a solicitud de parte interesada, siempre que medie causa legítima por virtud de la cual un medio de prueba no se haya podido recibir por imposibilidad material del interesado o de la persona que debía declarar, lo que el Juez calificará bajo su responsabilidad. Los jueces no podrán promover de oficio, ni sugerir que se promueva la celebración de una tercera audiencia.

También podrá promoverse la celebración de la tercera audiencia bajo el supuesto de la Dispensa Judicial a que se refiere el artículo anterior, siempre y cuando estén de acuerdo todas las partes del proceso.

En la tercera audiencia no se podrán reabrir etapas ya cumplidas en otras audiencias; dicha audiencia únicamente servirá para concluir aquellas que no se han podido cumplir o para recibir el medio de prueba que materialmente no pudo serlo.

Una vez recibida la prueba, la contra-parte podrá hacer las declaraciones o pedir el re-examen de las declaraciones que se recibieron en la tercera audiencia, por un período de tiempo que no excederá de treinta minutos. Concluidas las fases correspondientes, se procederá en los términos a que

se refieren los incisos 4o, 5o y

6o del artículo 147.

CAPITULO II PROCESO DE EJECUCION

SECCION PRIMERA Disposiciones Generales

ARTICULO 151.- Materia del proceso de ejecución. Toda obligación resultante de la ley, de un contrato documentado o de una resolución judicial, que imponga el compromiso de pagar una suma en dinero determinada o determinable, de dar o entregar, hacer o no hacer algo, será materia del proceso de ejecución.

También es materia del proceso de ejecución el cumplimiento de las sentencias provenientes del exterior, siempre y cuando tales sentencias cumplan con los requisitos y disposiciones a que se refiere el presente código.

ARTICULO 152.- Obligación de pago que se origina de la ley. Cuando la obligación de pagar una suma en dinero se origine de la ley, en función de la condición personal del obligado o del beneficiario, o de ambos, y tal obligación deba ser inmediatamente atendida, el Juez fijará en dinero una suma provisional cuyo cumplimiento deberá imponerse de inmediato a resultas del proceso; cuando hubiere intereses de familia o de menores los Jueces deberán velar porque tal cumplimiento se de y serán responsables por cualquier acción u omisión que facilite o impida el incumplimiento del pago, el cual no se afectará por los recursos que legalmente se interpongan, los que no tendrán efecto suspensivo.

ARTICULO 153.- Documentación complementaria. La liquidez o la exigibilidad de una suma de dinero podrá establecerse por documentación complementaria que la pruebe.

ARTICULO 154.- Calificación y acomodo. Siempre que el demandado objetare la materia del proceso de ejecución, el Juez, en la primera audiencia oral, entrará a calificar la materia del proceso; si fuere el caso que el asunto deba tratarse en un proceso de conocimiento, el Juez o el tribunal

que conozca del asunto, dispondrán que el proceso de ejecución se acomode a los términos y trámites que corresponden al proceso de conocimiento, sin que por ello se suspenda, modifique, anule o disminuya los efectos del proceso y las medidas que del mismo se hayan originado; en consecuencia, no podrá ser objeto de rechazo, anulación o impugnación, el hecho de que se haya promovido en proceso de ejecución lo que debió ser materia del proceso de conocimiento.

El proceso de conocimiento no se podrá acomodar al de ejecución; salvo que la obligación esté garantizada con prenda o hipoteca; el interesado, si así le conviene, podrá escoger entre el procedimiento de ejecución o el de conocimiento.

ARTICULO 155.- Demanda. La demanda de ejecución deberá presentarse por escrito, cumpliendo con los requisitos y formalidades que se indican en el presente código; cuando hubiere omisión o deficiencia en el planteamiento de la demanda se procederá a suplir tal omisión o deficiencia en los términos a que se refiere el presente código, sin perjuicio de que, en lo demás, deberá disponerse el trámite de la demanda, así como el cumplimiento de las medidas y efectos que no sufran vicio de omisión o deficiencia.

ARTICULO 156.- Trámite. El Juez, con base en los documentos en que se apoye la reclamación, admitirá para su trámite la demanda de ejecución y emplazará a la parte demandada por el plazo de seis días hábiles para que, por escrito, la conteste y haga valer las defensas y excepciones que tenga en contra de las pretensiones de la parte demandante.

En la resolución inicial el Juez ordenará el requerimiento de pago o de cumplimiento de la obligación por parte del demandado y dispondrá el embargo de bienes y derechos si no fuere atendido el requerimiento. También podrá ordenarse el embargo precautorio de bienes y derechos del demandado, cuando así lo hubiere solicitado la parte demandante. Una vez decretado el embargo no se exigirá al demandante una nueva gestión o embargo para confirmar o reforzar los efectos de la medida.

ARTICULO 157.- Remate de bienes. Cuando el cumplimiento de la obligación esté garantizada con prenda o hipoteca, el Juez, a solicitud del interesado, dispondrá su venta en pública subasta, para cuyo efecto señalará el día y la hora en que deberá ser rematado.

La audiencia de remate sólo se podrá suspender si en el anuncio o en el procedimiento del remate se ha cometido error insubsanable en cuanto a la identificación del bien, el precio que habrá de servir como base del remate, la designación del día, hora y lugar en donde se llevará a cabo la venta y el tiempo mínimo en que la publicación o el anuncio debió efectuarse; en consecuencia, ninguna otra consideración, incluso la oposición o contestación a la demanda, podrán suspender la diligencia del remate, el cual quedará sujeto a los efectos de la defensa o de la legítima oposición que dentro del proceso formule el interesado. Si el interesado lo prefiere así, podrá esperar a que se produzca la sentencia que ponga fin al proceso.

Los jueces serán responsables de dar estricto cumplimiento a la presente disposición y velarán porque que las ventas anunciadas se lleven a cabo.

ARTICULO 158.- Subsanación El interesado podrá subsanar o hacer que se subsane cualquier error que se haya cometido en el anuncio del remate, siempre y cuando en la publicación del anuncio subsanado se cumpla con el tiempo que se requiere para el anuncio de la venta en pública subasta.

SECCION SEGUNDA Oposición y Sentencia

ARTICULO 159.- Contestación de la demanda. La contestación de la demanda se presentará por escrito, que deberá cumplir con los mismos requisitos que se imponen al escrito de demanda; el escrito de contestación de demanda podrá subsanarse en la misma forma y bajo el mismo procedimiento en que puede serlo el del demandante, conforme los términos y disposiciones del presente código.

El demandado que tenga que hacer valer excepciones en contra de las pretensiones del demandante podrá hacerlo con la misma amplitud y bajo los mismos términos que podría hacerlo en el proceso de conocimiento; las excepciones previas y perentorias que plantee se resolverán en sentencia.

ARTICULO 160.- Trámite y audiencias. Cuando el demandado se opusiere a la demanda e hiciera valer las defensas y excepciones que considere que le asisten en contra de las pretensiones del actor, el proceso de ejecución se tramitará en el mismo número de audiencias orales, con la misma forma y bajo los mismos supuestos a que se refiere el presente Código para el juicio de conocimiento, con las siguientes diferencias:

(a) El plazo para la persecución de la prueba se reducirá a quince días

hábiles, el que se podrá extender, bajo los mismos supuestos a que se refiere el proceso de conocimiento, a cinco días adicionales.

(b) La segunda audiencia, que se señalará al final de la primera, deberá

quedar fijada dentro de los cinco días hábiles que sigan al vencimiento

de los cinco días hábiles en que las partes debieron impugnar el resultado de la prueba obtenida por su contraparte, a menos que esté ocupada la agenda del juez, en cuyo caso dicha segunda audiencia podrá señalarse dentro de un plazo que no exceda de los diez días hábiles en que debió serlo de conformidad con la presente disposición

(c) La segunda audiencia sólo podrá extenderse hasta dos días continuos

luego del día en que se inició.

(d) El tiempo para el desarrollo de las diferentes etapas que deban cumplirse en cada audiencia se reducirán a la mitad del tiempo previsto para cada una de ellas en el Juicio de Conocimiento. En lo demás, al proceso de ejecución le serán aplicables todas las disposiciones que regulan el trámite y sustentación de proceso de conocimiento.

ARTICULO 161.- Depuración de los Hechos Controvertidos. El juez pondrá especial cuidado en que se cumpla con la fase de Depuración de los Hechos Controvertidos, prevista para la primera audiencia, interrogando suficientemente a las partes para llegar al fondo del asunto y poder así definir el objeto del litigio. El interrogatorio empezará por el demandado y si se estableciera que dicho demandado reconoce las pretensiones fundamentales del actor, el Juez declarará que no existen hechos controvertidos y procederá a dictar de inmediato la sentencia que corresponda. Si del interrogatorio el Juez establece que sí existen hechos controvertidos los enumerará uno a uno y tales hechos, en su conjunto, constituirán el objeto del litigio.

ARTICULO 162.- Sentencia. El juez dictará sentencia:

a) Dentro de las cuarenta y ocho horas que sigan al día en que se lo

solicitó el demandante, si fuera el caso que el demandado no se hubiere opuesto a la ejecución dentro del plazo de seis días a que se refiere el presente Código, en cuyo caso la sentencia se dictará por escrito;

b) En la primera audiencia, cuando como consecuencia del interrogatorio

para la determinación de los hechos controvertidos el Juez establezca que el demandado reconoce los presupuestos fundamentales en que el demandante funda su reclamación, en cuyo caso la sentencia la dictará de viva voz, sin perjuicio de la documentación del fallo, en los términos que se indican en el presente código; y

c) Al final de la última audiencia a que se refiere el presente Código,

en cuyo caso se dictará de viva voz, en los términos que se indican para el Juicio de conocimiento.

La sentencia en el proceso de ejecución no se condicionará a la existencia de bienes o derechos embargados o al cumplimiento de requisitos o presupuestos que no estén expresamente señalados en el presente código, de manera que el Juez deberá producirla sin perjuicio del derecho del acreedor de perseguir, por aparte, bienes o derechos del demandado, que garanticen su eficacia.

El juez, en la sentencia, dispondrá los efectos de la ejecución e impondrá el pago o el cumplimiento de la obligación de dar, hacer o no hacer, con la amplitud que exijan las circunstancias, de manera que se

garantice el cumplimiento forzoso de la obligación que se demanda; para

la

cuyo efecto deberá

imposición, el cual no podrá ser menor de un día ni mayor de diez.

fijar

plazo

al obligado

para que

cumpla con

Es aplicable a la sentencia que dicte el Juez lo dispuesto en el último párrafo del artículo 135 del presente código.

Cuando el demandado no cumpla con la obligación y esta pueda cumplirse por el Juez o por tercero, se hará la prevención en la sentencia de que tal obligación se cumplirá, a su costa, por el Juez o por el tercero.

SECCION TERCERA Remate

ARTICULO 163.- Base. El Juez, cuando corresponda, ordenará el remate de los bienes tomando como base:

1) El monto del avalúo de los bienes, cuando las partes no hubieren convenido en el precio que deba servir de base para el remate; o

2) El monto de la deuda, con sus intereses costas y gastos, cuando se exija el cumplimiento de una obligación en dinero; o

3) El valor fijado en la matrícula fiscal para el pago del impuesto territorial, cuando se trate de bienes inmuebles y así lo solicite el ejecutante.

El avalúo de bienes lo practicará el valuador que designe el Juez entre tres valuadores que, como mínimo, deberá proponer el interesado, quien pagará los honorarios y gastos del avalúo hasta el importe máximo que autorice el Juez, sin perjuicio de que tales honorarios y gastos le sean reembolsados por el demandado, si rescata el bien, o por el tercero que lo adquiera.

ARTICULO 164.- Orden de Remate. Hecha la tasación o fijada la base para

el

anunciándose por tres veces en el diario oficial y en otro con

circulación al público no menor de un año y con cobertura en el lugar en

donde se

publicación y el día en que se celebrará el remate debe mediar, cuando menos, dos días hábiles. Además se anunciará la venta por edictos fijados en los estrados del Tribunal en donde se celebrará el remate. Sólo a falta de diario con cobertura en el lugar en donde se encuentran los bienes se anunciará la venta en el Juzgado menor de la población a que corresponda el bien, en cuyo caso dicho anuncio deberá permanecer en los estrados del tribunal con una antelación no menor de diez días hábiles a la fecha en que se llevará a cabo la venta.

encuentren los bienes objeto del remate; entre la última

remate,

se

ordenará la venta

de

los

bienes en pública

subasta,

ARTICULO 165.- Avisos. Los avisos deberán contener, de manera resumida, la siguiente información: a) El tipo de bien objeto del remate, con indicación de si es rústico o urbano y, en este caso, con indicación de la nomenclatura municipal que le corresponda. Si el bien tiene construcciones deberá hacerse una descripción general de tales construcciones, cercos, infraestructura. La Jurisdicción municipal a la que pertenecen. En el caso de bienes rústicos deberá indicarse el nombre de los actuales colindantes y de quienes figuren como tales en las

respectivas inscripciones registrales. También deberá indicarse el área física del inmueble y la que le figura inscrita en el Registro General de la Propiedad. b) El precio base del remate, la fecha última que se tomó en cuenta para el cálculo de intereses, así como las condiciones generales que rigen el pago de los intereses y la tasa de interés que se toma en cuenta para satisfacer los derechos del demandante. c) El nombre del demandado y el del propietario del bien; d) El nombre del demandante

y la nómina de los acreedores hipotecarios y prendarios si los hubiere,

el monto de sus créditos; y e) El juez que ordenó el remate, así como el día, hora y lugar en donde el mismo se practicará.

ARTICULO 166.- Procedimiento para el remate. El remate se efectuará en la sede del tribunal y se llevará a cabo en presencia del secretario del tribunal o de la persona que designe el Juez y que haga las veces de tal

o ante el notario que designe el interesado, quien irá tomando nota de las posturas que se vayan haciendo y declarará fincado el bien en la mejor postura, lo que se hará saber al Juez para los efectos legales correspondientes.

Sólo se admitirán postores que en el acto de la subasta depositen el cincuenta por ciento de la base del remate y, en lo sucesivo, el diez por ciento de cualquier oferta que por encima de dicha base efectúen, salvo que el demandante los releve de esta obligación.

Si fueren varios los bienes que se rematan, serán admisibles las posturas que por cada uno de ellos se hagan separadamente, siempre y cuando en la

que cada uno

base del remate se haya responderá.

consignado

el

valor

por

el

Fincado el remate en el mejor postor, se devolverán a los demás los depósitos que se hubieren hecho.

El postor y el demandante podrán convenir en el acto del remate o por separado, las condiciones relativas a la forma de pago; en caso de que se modifiquen las condiciones del pago una vez efectuado el remate, las partes deberán dar noticia escrita al Juez de los términos del respectivo convenio y acompañar copia del mismo.

ARTICULO 167.- Derecho de tanteo. Durante el remate y antes de fincarse, pueden ejercitar el derecho de preferencia por el tanto, en el siguiente orden: los comuneros, los acreedores hipotecarios según sus grados y el ejecutante.

ARTICULO 168.- Responsabilidad del subastador. El subastador está obligado a cumplir las condiciones a que se obligó en el remate y si no lo hiciere perderá en favor del demandante y con abono a la obligación que origina el remate, el depósito que hubiere hecho para garantizar su postura y quedará, además, responsable de los daños y perjuicios que causare.

El subastador que perdiere el depósito en favor del demandante podrá repetir lo pagado en contra del demandado, pero en tal caso su acción será estrictamente personal.

ARTICULO 169.- Falta de interesados al remate. Si el día señalado para el remate no hubiere postores que cuando menos ofrezcan el setenta por ciento de la suma que sirva de base para el remate y el demandante no tuviese interés en adjudicarse el bien sobre el indicado setenta por ciento de su valor, se podrá solicitar nueva audiencia para la subasta, tomando como base admisible para ese nuevo remate el sesenta por ciento del valor inicial y se aceptarán, en ese mismo remate, posturas por abajo de ese valor en orden descendente, calculado en un diez por ciento menos cada vez. Si llegare el caso que ni por el diez por ciento haya habido comprador, la parte interesada podrá optar por promover la venta directa de los bienes objeto del remate por la última base fijada o por pedir el señalamiento de una nueva audiencia de remate.

ARTICULO 170.- Liquidación. Una vez practicado el remate, o firme la sentencia que declare con lugar la demanda, se practicará la liquidación de la deuda con sus intereses, en la que se incluirán las costas y los gastos que origina la reclamación.

Salvo que el contrato comprenda el pago de intereses moratorios o de una suma que cubra el pago de daños y perjuicios en caso de incumplimiento, la liquidación de la deuda deberá incluir las pérdidas del valor adquisitivo o real de la moneda a partir de la fecha en que la obligación debió ser pagada por el deudor y hasta el efectivo pago, para cuyo efecto se tomará en cuenta la información de que disponga el Banco de Guatemala o cualquier otra entidad especializada en el estudio y control de los precios de bienes y servicios al consumidor, que permita establecer de manera comparativa tales pérdidas.

En la liquidación deberá incluirse el factor de variabilidad que permita ajustar la suma total de la obligación desde que fue exigible hasta el día en que se efectúe el pago, de tal manera que dicha suma no se disminuya como consecuencia del proceso ni de los recursos que haga valer el interesado.

ARTICULO 171.- Saldo Insoluto. En las obligaciones en que se admita el pacto de pago por saldo insoluto será suma exigible contra el obligado la diferencia entre el valor que cubre el bien y el valor que, conforme la liquidación y regulación de la deuda con sus intereses, costas y gastos, deja de pagarse.

ARTICULO 172.- Depósito del precio. El Juez, en el auto que apruebe la liquidación, señalará al subastador el término de cinco días hábiles para que deposite en la Tesorería de Fondos de Justicia del Organismo Judicial el saldo que corresponda y le indicará el importe que conforme la liquidación deberá cubrir según la fecha en que efectúe el respectivo depósito, tomando en cuenta el factor de variabilidad de la obligación hasta el efectivo pago.

ARTICULO 173.- Sobrante del Remate. Si hubiere sobrante después de pagar por su orden los gravámenes vigentes, dicho sobrante se entregará al ejecutado, previo mandato judicial.

ARTICULO 174.- Rescate de los bienes rematados. El deudor o el dueño de los bienes rematados, en su caso, tienen derecho de salvarlos de la venta, mientras no se haya otorgado la escritura traslativa de dominio, pagando íntegramente el monto de la obligación que resulte al día del pago, en conformidad con los términos de la liquidación aprobada por el Juez.

ARTICULO 175.- Escrituración. Llenados los requisitos correspondientes, el juez señalará al dueño del bien el término de tres días para que otorgue la escritura traslativa de dominio, bajo prevención de que si no lo hace dentro del citado término, el Juez la otorgará de oficio ante el notario que designe el interesado, sin necesidad de ninguna otra citación, prevención o requisito adicional. En la escritura se transcribirán el acta de remate y el auto que apruebe la liquidación.

ARTICULO 176.- Determinación del Precio. Para los efectos de la determinación del precio que se consignará en la adjudicación a favor del demandante, se excluirán los gastos y, cuando exista acuerdo entre el profesional a quien correspondan tales honorarios y el adjudicatario, el importe de los honorarios causados.

En el caso de que el adjudicatario no sea el demandante, el precio de la adjudicación será el equivalente de la suma que haya pagado, incluyendo el importe de los gastos y las costas.

ARTICULO 177.- Entrega de bienes. Otorgada la escritura traslativa de dominio, el Juez mandará a dar posesión de los bienes al adjudicatario, para cuyo efecto fijará al propietario, con efecto sobre cualquiera que esté en posesión de los mismos, un término que no exceda de cinco días para que los entregue, bajo apercibimiento de ordenar, a su costa, el lanzamiento o el secuestro de los mismos.

El propietario es responsable ante los poseedores que no tengan inscrito un derecho previo al que motiva la ejecución, de dar noticia de la orden de entrega de los bienes y quedará sujeto a las responsabilidades que deriven por la falta del aviso respectivo. Cualquier acto malicioso que tienda a impedir o dificultar la entrega de los bienes se considera como acto que obstruye la administración de la justicia, sujeto al pago de los daños y perjuicios que se causen, sin perjuicio de cualquier otra responsabilidad personal que pueda atribuirse.

Para la entrega de bienes no se requerirá de ningún proceso adicional y la orden se ejecutará contra el ocupante sin importar si fue parte en el proceso o si recibió la noticia por parte del obligado.

El ocupante que tuviere acciones que deducir en contra de quien le dio la posesión del bien, a consecuencia del lanzamiento o secuestro del mismo, podrá hacerlo en proceso separado.

SECCION CUARTA Varias Ejecuciones

1a.

Fraudulenta

Sub-Sección Acumulación de Ejecuciones y declaración de Quiebra

ARTICULO 178.- Acumulación de Ejecuciones. Cuando una misma persona tenga tres o más ejecuciones o reclamaciones pendientes, aunque estas se sigan en juicio de conocimiento, y no hubiere bienes suficientes y libres o garantía para cubrir las cantidades o las obligaciones que se reclaman, el interesado podrá solicitar que se acumulen aquellas ejecuciones y reclamaciones pendientes de pago o de cumplimiento, para que sean resueltas en una sola sentencia, en la que se graduarán los créditos y obligaciones pendientes y se liquidarán los bienes y derechos del deudor hasta donde alcancen a cubrir sus obligaciones, en conformidad con lo que en este código se indica, sin perjuicio de las demás declaraciones y responsabilidades que determine el tribunal.

La acumulación de ejecuciones, en este caso, no se acomodará a las disposiciones del Juicio de Conocimiento, sino que se regulará bajo las disposiciones a que se refiere esta y la subsiguiente sección.

ARTICULO 179.- Solicitud y efectos de la acumulación. A solicitud del interesado el Juez ordenará:

a) La ocupación de los bienes no excluidos legalmente de embargo que

pertenezcan al demandado y que no estén sujetos a los efectos de una ejecución preferente, su contabilidad, documentos y correspondencia de negocios, para cuyo efecto girará instrucciones a la policía nacional o a cualquier autoridad equivalente a fin de que preste el auxilio correspondiente y se haga efectiva la disposición;

b) El nombramiento de una comisión revisora, que tendrá a su cargo el

estudio, evaluación, pesquisa y determinación de la situación patrimonial del deudor, con las facultades que se indican en este código.

c) La orden al deudor para que preste toda la colaboración, documentos e

informes que le requiera la Comisión Revisora, a cuya disposición queda mientras persistan las causas que originan la acumulación de los procesos, bajo la prevención de que cualquier acto que entorpezca, impida o tienda a impedir las funciones de la comisión, será considerado como obstrucción a la administración de la justicia y sujeto a los efectos y consecuencias de tipo penal que corresponda, sin perjuicio de las demás responsabilidades que su conducta entrañe.

al

quebrantare o intentare quebrantarlo;

d) El arraigo

deudor, conminándolo con detención corporal si

e) La prohibición de que

demandado y la orden a las personas que tengan bienes de aquél o le

pongan en

conocimiento de la Comisión Revisora y a disposición del tribunal, bajo

pena de ser considerados

declarar nulos los pagos y las entregas que hicieren.

adeuden cantidades para

hagan pagos al

se

entreguen bienes y

dentro de tercero

se

día

que,

los

como ocultadores y cómplices del

deudor y

f) La orden al deudor para que dentro de un plazo no menor de cinco días ni mayor de diez, presente por escrito, bajo prevención de iniciarle acción penal por obstrucción a la administración de justicia, una declaración jurada con relación a los bienes, derechos, acciones y participaciones que posea, así como de las obligaciones y cargas personales que se encuentran pendientes de cumplimiento. Dicha declaración incluirá los bienes y derechos que posea, inclusive en el exterior, así como de todos los ingresos que ha obtenido en los últimos tres años a la fecha, con indicación de las fuentes de donde proceden. El deudor deberá manifestar bajo juramento que no cuenta con otras fuentes de ingresos o que no cuenta con otros bienes o derechos, más que los que indica en la declaración y, por último, hará declaración de que no ha dispuesto de sus bienes o derechos por medio de interpósitas personas o cualquier otra sociedad o persona jurídica, ni que utiliza procedimiento similar para evitar o impedir el cumplimiento de sus obligaciones. Los hechos y las declaraciones que haga el deudor estarán sujetos a verificación y a las consecuencias penales que deriven por la omisión o falta de veracidad.

g) La orden a los bancos y entidades financieras, públicas o privadas,

entidades del Estado o cualquier persona o entidad que indique el interesado, para que remitan información patrimonial y personal del deudor que permita soportar su condición patrimonial y las causas de su

insolvencia y la veracidad de las declaraciones proporcionadas por este;

y

h)

La

orden de

publicar

avisos

para

convocar a todos aquellos que

tuvieren acreedurías pendientes en contra del deudor.

ARTICULO 180.- Ejecución preferente. No podrán ser objeto de acumulación los procesos de ejecución cuya reclamación esté garantizada con prenda o con hipoteca o documentos representativos de unos u otros, ni aquellas ejecuciones en las que ya se hubiere efectuado el Remate de bienes cuando el adjudicatario esté dispuesto a cubrir el importe de la obligación y de los créditos anteriores a la anotación, embargo o gravamen que origina la adjudicación.

Si luego del remate de los bienes hipotecados o dados en prenda, hubiere sobrante, dicho importe quedará a disposición del tribunal que conozca la acumulación de los procesos.

ARTICULO 181.- Solicitud para la acumulación. La solicitud de acumulación la presentará el interesado por escrito, dirigiéndose al Juez que conoce de su reclamación y en ella le indicará: (a) El nombre de los acreedores que al igual que él siguen procesos de ejecución en contra del

demandado, el monto de las reclamaciones que cada uno de ellos tiene contra el deudor, así como el número de expediente y tribunal que conoce de las respectivas reclamaciones; (b) El monto de su reclamación; (c) El Juez que conoce de la reclamación de mayor valor; y (d) Los bienes y derechos que conoce del deudor, así como el orden que ocupan las medidas que los gravan y la que el interesado haya obtenido, si es que obtuvo alguna, en cuyo defecto hará la respectiva declaración de ausencia de medidas sobre bienes o derechos conocidos.

ARTICULO 182.- Suspensión de los procesos. Recibida la solicitud, el Juez se dirigirá por escrito a cada uno de los Jueces que conocen de las respectivas ejecuciones para que, sin perjuicio de las diligencias que se hayan practicado y las que se pudieran practicar por parte de los

interesados, se suspenda la continuación de aquellos procesos en donde no se hubiere practicado remate y le remitan tales procesos dentro de las cuarenta y ocho horas en que recibió la solicitud de acumulación, a fin

de que sean resueltos en una sola sentencia.

ARTICULO 183.- Varias solicitudes. Si hubiere más de una solicitud de acumulación planteada por ejecuciones que se conocen ante diferentes Jueces, los procesos se acumularán al Juez que recibió la primera solicitud, para cuyo efecto, en las respectivas comunicaciones, los Jueces deberán indicar el día y la hora en que se recibió la solicitud. Los jueces examinarán las solicitudes de acumulación que reciban y cuando establezcan que existe más de una solicitud determinarán cuál es la primera en tiempo y remitirán al Juez que la recibió, los expedientes que tuvieren a su cargo, para que se tramiten en la forma que se indica en el presente código.

De ninguna manera se formará trámite o procedimiento para dilucidar cuál es la primera solicitud de acumulación, de manera que cuando exista más de una, establecida cuál fue la primera los expedientes se remitirán al Juez que conoció de la misma.

ARTICULO 184.- Comisión Revisora. El Juez, en quien se haya acumulado el

conocimiento de las ejecuciones, dispondrá, dentro de las cuarenta y ocho horas que sigan al día en que recibió los procesos, el nombramiento de una Comisión Revisora integrada por tres miembros, cuya designación recaerá en tres de los acreedores que a juicio del Juez representen los intereses de todas las reclamaciones, para cuyo efecto procurará que tales miembros sean representativos, en cada caso, de las reclamaciones

de menor valor, valor medio y mayor valor.

Los acreedores en quienes se haya efectuado la designación no podrán excusarse de participar en la comisión, ni podrán negarse a presentar los informes y hacer las propuestas a que se refiere el presente código, bajo pena de responsabilidad ante los otros acreedores, terceros o cualquier otra persona cuyos intereses legítimos resulten afectados por la negativa

o el retardo malintencionado en producirlos.

Si fuera el caso de que la designación de algún miembro de la comisión recayere en una persona jurídica, dicha persona jurídica deberá indicar el nombre de la persona que por su cuenta participará en la comisión. La designación de los miembros de la comisión entraña la obligación de participar en ella y no requerirá de discernimiento alguno para su aceptación, más que la notificación personal del nombramiento.

ARTICULO 185.- Atribuciones de la Comisión Revisora. La comisión revisora, a costa del deudor y mediante el aporte proporcional obligatorio de todos los acreedores, en función de sus respectivas reclamaciones, podrá contratar firmas de contabilidad, auditoría,

investigadores privados, trabajadores sociales y en general, podrá acudir

a cualquier entidad pública o privada que les permita corroborar la

veracidad del informe de bienes, derechos y obligaciones que debe proporcionar dicho deudor y con base en ello rendir el informe al Juez y presentar las propuestas para la graduación de créditos y sus pagos mediante la liquidación de bienes y derechos.

Tales investigaciones deberán efectuarse en un término no mayor de treinta días hábiles contados a partir del día siguiente en que se notificó a todos los miembros la conformación de la comisión; en los

casos en que la comisión requiera de un plazo adicional, podrá extenderse

a quince días hábiles más; cuando se requiera de la orden de Juez para

la práctica de determinada actividad o diligencia, acudirán en forma conjunta o separada ante el Juez que conoce del asunto, para que dicha orden, si corresponde, se emita.

Si alguno de los acreedores se negare a efectuar sus aportes, los mismos le serán deducidos de las sumas resultantes de la liquidación menos un cargo equivalente al doble de la tasa de interés legal en beneficio proporcional de los acreedores que sí cumplieron con sus aportes.

ARTICULO 186.- Comunicación del resultado de la investigación y propuesta para el pago de las obligaciones. El resultado de la investigación deberá hacerse del conocimiento del Juez, para que el mismo sea tratado en la audiencia que ponga fin a los respectivos procesos. Con el resultado de la investigación, los señores miembros de la Comisión deberán entregar un informe al Juez, en el cual se detalle, por separado, en estricto orden de antigüedad, un resumen de las características y condiciones de cada una de las obligaciones del deudor, el que deberá contener, como mínimo, información con relación al importe, plazo de vencimiento, garantías, naturaleza y documento en que se formaliza; se incluirá en el informe los bienes y derechos del deudor existentes así como la propuesta para la graduación de los créditos y obligaciones pendientes de pago y de la manera en que las mismas deban ser atendidas en conformidad con la liquidación de bienes y procedimiento de pago que se sugiere al Juez. En el informe deberá indicarse si a juicio de la comisión se puede presumir que existió buena o mala fe por parte del deudor.

Si alguno o algunos de los miembros de la Comisión no estuviere de acuerdo con la propuesta que se presenta podrá presentar la suya propia para que sea conocida y comparada por el Juez en la respectiva audiencia.

ARTICULO 187.- Graduación de Créditos. La graduación de créditos deberá observar el siguiente orden y preferencia:

1o. Acreedurías por alimentos presentes y por trabajo personal;

2o. Acreedurías por gastos de última enfermedad y funeral, testamento, inventario y proceso sucesorio;

3o. Acreedurías establecidas en escritura pública, según el orden de sus fechas; y

4o. Acreedurías comunes, que comprende todas las no incluidas en los numerales anteriores.

Las costas y gastos que origine la acumulación de ejecuciones serán pagadas de toda preferencia.

ARTICULO 188.- Audiencia. Una vez recibido el informe, con inclusión de la graduación de créditos y la propuesta de liquidación de bienes y derechos para el pago de las obligaciones, el Juez señalará día y hora para la celebración de una audiencia oral, en la que deberán estar presentes el deudor y los acreedores a quienes afecta el convenio, quienes podrán estar asistidos de sus respectivos abogados. Será responsabilidad de la Comisión dar noticia a todos los acreedores del día y hora en que se llevará a cabo la celebración de la audiencia a que se refiere la presente disposición.

ARTICULO 189.- Desarrollo de la audiencia. El día y hora de la audiencia se procederá de la siguiente manera:

a) El Juez le pedirá al secretario del tribunal que proceda a constatar

el quórum de presencia y que tome nota de los acreedores que se encuentren presentes, quienes deberán exhibir los documentos que contienen o formalizan sus respectivas acreedurías. Para que se considere legalmente establecido el quórum deberán estar representados, cuando menos, el cincuenta y uno por ciento (51%) del importe total de los créditos; el hecho de que no hubiere quórum no impide la celebración de la audiencia, pero en ese evento será el Juez quien apruebe la propuesta de pago que juzgue más apropiada.

b)

acreedores lo que resulta de la investigación y las razones en que funda su propuesta de pago. Si no hubiere existido consenso dentro de los miembros de la Comisión Revisora, cada una de las propuestas se tratará por separado y se darán las explicaciones que corresponda.

los

El

Juez solicitará a

la Comisión Revisora que explique

a

c) Conocido el informe y la propuesta de la Comisión, el Juez declarará

abierta la discusión general otorgando la palabra a cualquiera de los acreedores que quieran hacer comentarios o sugerencias con relación a la

o las propuestas de la comisión.

una sola vez a cada acreedor y por no más de diez minutos.

El uso de la palabra se otorgará por

d) Una vez que se haya efectuado la discusión general el Juez otorgará la

palabra al deudor si quiere hacer algún comentario u observación con relación al informe y la propuesta o propuestas de la Comisión y, si lo desea, podrá prestar la suya propia. El deudor que haga uso de este derecho no podrá extenderse por más de treinta minutos en su exposición.

e) Concluida la exposición del deudor, cuando haya hecho uso de tal derecho, el Juez pondrá a votación la aprobación de la o las propuestas de pago que hayan presentado tanto la Comisión Revisora como el propio deudor. Para los efectos legales correspondientes la decisión se tomará con por lo menos el setenta por ciento (70%) del importe total de los créditos que se encuentren presentes, siempre y cuando hubiere quórum.

f) Si no hubiere acuerdo o quórum o no se llegare al porcentaje requerido

para la aprobación de la propuesta, el Juez aprobará la propuesta que a su juicio permita atender de mejor manera las obligaciones del deudor.

ARTICULO 190.- Aprobación de la propuesta. Efectuada la votación, el Juez, en la misma audiencia, procederá a aprobar la propuesta que haya obtenido el mayor número de votos o aprobará la que a su juicio sea la más conveniente y ordenará, en cualquier caso, que se ejecuten todas las medidas que tiendan a asegurar su cumplimiento, disponiendo que se otorguen los instrumentos públicos o privados que corresponda por parte del obligado y se efectúen todos los actos que a dicho obligado corresponda para dar cumplimiento a la propuesta aprobada, para cuyo efecto le fijará un plazo no mayor de diez días ni menor de tres, bajo prevención de que en su defecto, sin perjuicio de iniciarle las acciones personales que correspondan por obstrucción a la administración de la justicia, el Juez las otorgará de oficio, sin más citarle ni oírle.

ARTICULO 191.- Declaración de Quiebra Fraudulenta. Si la Comisión Revisora informó que hubo mala fe por parte del deudor, el Juez, en la resolución por la que apruebe la propuesta de pago, deberá hacer la declaración de presunción de Quiebra Fraudulenta y autorizará que se instruya proceso penal en contra del deudor cuya quiebra se presume, por parte de aquellos acreedores a quienes no se hubiere satisfecho la totalidad de sus acreedurías y tengan interés en que se siga tal proceso penal en contra del deudor, para cuyo efecto otorgará, sin necesidad de citación alguna, la certificación de los pasajes conducentes que permitan iniciar la respectiva acción penal.

consecuencia de la

propuesta de pago no se logra cubrir el sesenta por ciento (60%) de las obligaciones del deudor y el deudor no presenta un plan que razonablemente garantice que se cubrirá cuando menos el ochenta por ciento (80%) de dichas obligaciones, el Juez, en la resolución que apruebe la propuesta, deberá declarar al deudor en estado de Quiebra y dictará todas las medidas que sean necesarias para que la declaratoria produzca los efectos que establecen las leyes.

ARTICULO 192.- Declaración de Quiebra.

Si

como

En igual forma procederá cuando se haga la declaración de presunción de Quiebra Fraudulenta.

La declaratoria corresponda.

de Quiebra

se

inscribirá

en

los registros

que

ARTICULO 193.- Rehabilitación. La persona que a consecuencia de su estado de quiebra quedare privada de sus derechos e incapacitada de ejercer determinadas funciones, recobra su anterior situación jurídica por la rehabilitación, la que procede en los siguientes casos:

1o. Si hubiere pagado íntegramente a sus acreedores;

2o. Cuando le ha sido admitida en pago una parte o la totalidad de sus bienes;

3o. Cuando queda firme el convenio celebrado con sus acreedores; y

4o. Después de cumplida la pena a que hubiere sido condenado por quiebra culpable o fraudulenta.

ARTICULO 194.- Procedimiento. La rehabilitación la otorgará el Juez, sin necesidad de citar u oír a los acreedores, cuando le sea demostrado por

el deudor, en forma documental, cualquiera de los supuestos a que se refiere la disposición anterior.

2a. Sub-Sección Disposiciones Generales

ARTICULO 195.- Derecho de Oposición. El deudor que se haya opuesto en tiempo o que tenga derecho legítimo para la oposición respecto a alguna, algunas o todas las reclamaciones que se acumulan, podrá plantear o continuar con la oposición a la o las respectivas reclamaciones, sin que por ello se interrumpa el curso de la acumulación de las ejecuciones, según lo dispuesto en la primera sub-sección de la presente sección y sin que por ello se impida la aprobación de la propuesta que haya presentado la Comisión Revisora y se ejecute, en lo demás, las decisiones que de ella derive, en el entendido de que el pago que pudiera corresponder con relación a la o las reclamaciones a que se opone el deudor, quedará sujeto, en cuanto a su ejecución, al resultado final de la oposición. La oposición a la o las reclamaciones, en este caso, se tramitará por separado, con base en el duplicado de las actuaciones y ante el Juez que conoce de la acumulación de las ejecuciones.

ARTICULO 196.- Efecto de la Oposición. Si la oposición fuere declarada

con lugar, tal declaratoria producirá efecto en favor de aquellos acreedores a quienes no se hubiere satisfecho totalmente sus acreedurías

y el pago de la obligación acrecentará proporcionalmente el derecho de

los acreedores sobre los que no hubiere habido oposición o existiendo

esta se hubiere declarado sin lugar.

Si hubiere sobrante luego de que se cubrieron las obligaciones, se entregará al deudor.

ARTICULO 197.- Obligación de continuar con las reclamaciones. El deudor estará obligado a continuar con las reclamaciones judiciales o extrajudiciales que tuviere pendientes en tanto exista la acumulación de ejecuciones y lo hará por cuenta de sus acreedores, de tal suerte que tiene prohibición de disponer de las sumas de dinero que recibiere o distraerlas, bajo pena de iniciársele las acciones penales que corresponda.

En el informe que rinda a la comisión, al dar cuenta de los derechos, el deudor deberá comunicar la existencia de todos los procesos que sigue, sin importar su naturaleza y la Comisión tendrá el derecho de representarlo y recibir las sumas de dinero que le corresponda, con destino al resultado final de la acumulación de ejecuciones.

ARTICULO 198.- Improcedencia de la acumulación. Si la Comisión Revisora encuentra que existen bienes suficientes para cubrir con todas las reclamaciones y que tales reclamaciones han quedado debidamente garantizadas, lo deberá informar así al Juez, quien declarará la

improcedencia de la acumulación y condenará al pago de las costas, sujeto

a los daños y perjuicios que haya ocasionado, a la o a las personas que

hayan solicitado la acumulación; todo ello, sin perjuicio de las demás responsabilidades personales que les sean atribuibles.

SECCION QUINTA Ejecución de sentencias y disposiciones especiales

ARTICULO 199.- Ejecución. Cuando el cumplimiento del derecho o de la obligación que se origina de la ley requiera del complemento o de la

orden del

sentencia

Juez

o

cuando

se

trate

de

la

ejecución de una

nacional

o

extranjera,

cuyos

efectos

deban

producirse

total

o

parcialmente

en

el país,

el interesado podrá acudir al proceso

de

ejecución para obtener el cumplimiento de la disposición especial o de la sentencia.

ARTICULO 200.- Trámite. El proceso de ejecución se sustanciará de conformidad con las disposiciones a que se refiere el presente capítulo y las especiales siguientes:

a) Tratándose de

derecho o de la obligación, el Juez deberá resolver el asunto en la

primera audiencia, a

controvertidos el Juez establezca que la oposición del obligado entraña una negación justificada de la conducta que deriva o se impone de la norma, en cuyo caso el asunto se tramitará de acuerdo a lo que en este código se indica para el proceso de ejecución;

los hechos

disposición legal que imponga el cumplimiento del

menos

que

de

la

depuración de

b) Cuando de la disposición legal o de la sentencia que se ejecuta, se

imponga la venta en pública subasta de un bien o derecho, o se ordene el

pago con un bien o derecho, el Juez dispondrá, según corresponda, el remate del bien o del derecho, en los términos que se indica en este

capítulo, la

entrega de la suma en dinero o del bien o su secuestro, la

transferencia del derecho, la orden de que se de posesión o se proceda al pago en favor de la persona a quien la ley otorga el derecho o en favor

de la persona que ganó el litigio.

Si hubiere necesidad de fijar algún plazo para el cumplimiento de la obligación, el juez lo hará dentro de un plazo no mayor de diez días ni menor de tres. Cuando el obligado incumpla con realizar la prestación exigida y esta pueda ser cumplida por el Juez o por un tercero, en la

resolución que fije el plazo, sin necesidad de nueva citación o llamado,

la

cumplirán.

se

dispondrá

que

el

Juez

o

el tercero,

a

costa del obligado,

c) El proceso no se agotará sino hasta que se cumpla en su totalidad con

y

consecuencias, de manera que el interesado podrá gestionar, cualquiera que sea el estado, a fin de obtener la orden que garantice la eficacia y

el cumplimiento de sus derechos.

la disposición

legal

o

la

sentencia,

con

todos

sus efectos

ARTICULO 201.- Ejecución de Sentencias extranjeras. Salvo lo que se determine en los respectivos tratados, las sentencias dictadas por tribunales extranjeros tendrán plena eficacia en Guatemala y podrán ejecutarse, siempre y cuando:

a) Se haya dictado a consecuencia del ejercicio de una acción personal

originada en el extranjero no sujeta a la Jurisdicción de los Tribunales

de

la República;

 

b)

Que

la

obligación que se ejecuta

sea lícita

en la República

de

Guatemala;

c) Que no haya recaído en rebeldía ni contra persona reputada ausente que

tenga su domicilio en Guatemala y que se le haya notificado en los términos a que se refiere el presente Código;

d)

Que la sentencia del extranjero sea ejecutoriada conforme a las leyes

de

la nación en que se haya dictado; y

 

e)

Que

reúna los requisitos necesarios para ser considerada

como

auténtica.

ARTICULO 202.- Sentencias relativas al estado civil. Cuando se trate de

sentencias nacionales o extranjeras que afecten el estado civil de las personas y no requieran de la imposición de una conducta de dar, hacer o

no hacer algo con cargo de alguna de las partes, el interesado podrá

pedir su ejecución sin necesidad de citar a la contraparte, siempre y cuando conste que dicha sentencia fue notificada y consentida por las partes; el juez examinará el objeto del litigio y si las partes fueron debidamente citadas, en cuyo caso, si no se opone a disposición constitucional, norma expresa, al orden público o a la moral, mandará que dicha sentencia se inscriba en los registros que corresponda.

ARTICULO 203.- Incumplimiento de la Sentencia o de la Disposición. Si el obligado a ejecutar alguna cosa la hiciere de modo distinto al que se fijó en la sentencia o a la manera a que se refiere la disposición, se

procederá a la destrucción de lo hecho y a su debido cumplimiento y serán

a cargo

perjuicios

ocasionados.

del

obligado

todos

los

gastos

y

los

daños

y

El juez será cuidadoso de que la sentencia o la disposición se ejecuten

con efectos al día del efectivo pago.

LIBRO TERCERO Procesos Especiales

TITULO I Jurisdicción Voluntaria

CAPITULO I DISPOSICIONES GENERALES

ARTICULO 204.- Actos de jurisdicción voluntaria. La jurisdicción voluntaria comprende todos los actos en que, por disposición de la ley o por solicitud de los interesados se requiere la intervención del juez o

de un notario, cuando expresamente lo disponga la ley, sin que esté promovida ni se promueva cuestión alguna entre partes determinadas.

ARTICULO 205.- Informes. Por medio de la jurisdicción voluntaria podrá solicitarse informes y copia de documentos que obren en poder de terceros, siempre y cuando los informes y documentos se refieran a la persona que los solicita o que cuente con su consentimiento expreso.

Se entiende que los documentos se refieren a la persona, cuando en los mismos se menciona su nombre o consta que le fueron entregados o debidos o que se originaron de un acto o contrato en el que tuvo participación directa, aún cuando en tales documentos se mencione a terceros, los que no podrán invocar privilegio alguno, a menos que la ley de manera expresa lo otorgue y el documento haya sido entregado bajo condición expresa de confidencialidad.

ARTICULO 206.- Facultades del notario. Bajo su estricta responsabilidad, el Notario podrá pedir la información y requerir la entrega o la copia de los documentos que se encuentren en poder de tercero, cuando tal información o documento sea necesaria o tenga relación directa con el asunto que se fomente a su conocimiento.

El notario deberá acompañar con su solicitud la copia del documento en que conste que fueron requeridos sus servicios profesionales y las entidades o personas de derecho público o privado no podrán negarse a entregar la información o el documento que se solicita, quedando sujetas al pago de los daños y perjuicios que resulten por su injustificada negativa.

ARTICULO 207.- Principio general. Las informaciones que las leyes exigen para la realización de ciertos actos, como el otorgamiento de autorizaciones judiciales, rectificación de partidas y, en general, todos los que no estuvieren reglamentados, se sujetarán a lo dispuesto en este título, aplicándose, además, lo que particularmente establezcan como requisito especial las leyes respectivas.

ARTICULO 208.- Solicitud y competencia. Salvo disposición expresa en contrario, las solicitudes relativas a jurisdicción voluntaria se formularán por escrito ante el Juez de Paz que corresponda según el domicilio del interesado o, en su defecto, ante Juez de Primera Instancia. Cuando la Corte Suprema de Justicia lo estime necesario podrá modificar la competencia de los Jueces de Paz para conocer de los asuntos de la Jurisdicción voluntaria, trasladándola o compartiéndola con jueces de otra instancia.

ARTICULO 209.- Audiencia. Cuando fuere necesaria la audiencia de alguna persona se le notificará para que, dentro de tercero día, la evacue. Se oirá al Ministerio Público:

1o. Cuando la solicitud promovida afecte a los intereses públicos;

2o. Cuando se refiera a menores de edad o a incapaces que carezcan de representante legal.

3o. Cuando se trate de la declaración judicial de muerte presunta; y

4o.

Ministerio Público se conferirá por el plazo legal de tres días y se tendrá a dicho Ministerio como parte del respectivo proceso especial.

audiencia al

Cuando lo

disponga

de manera

expresa

la

ley.

La

ARTICULO 210.- Opinión del Ministerio Público. Unicamente se pedirá la opinión del Ministerio Público, como presupuesto a la resolución final, cuando se trate de asuntos de menores de edad o incapaces que carezcan de representante legal o cuando tal opinión sea requerida por norma expresa. La opinión la producirá el Ministerio Público dentro del plazo legal de tres días, a partir de la respectiva notificación, la que será favorable, si no se expresa en forma escrita y dentro del referido plazo, las razones por las que no lo sería.

Los funcionarios o encargados de emitir la opinión serán personalmente responsables por los daños y perjuicios que causen en virtud del incumplimiento de sus obligaciones y deberes.

ARTICULO 211.- Una sola vez. Al Ministerio Público se le pedirá opinión por una sola vez; si a Juicio del referido Ministerio fuere necesario cumplir con uno o varios requisitos, deberá citar de manera expresa el o

los requisitos que se impongan para que el interesado los cumpla, sin que se tenga que oír nuevamente al Ministerio Público, de tal manera que,

cumplidos,

el

Juez

o

el Notario otorgarán

la autorización que

corresponda.

ARTICULO 212.- Opinión no vinculante. La opinión del Ministerio Público no será vinculante y el Juez o el Notario podrán decidir, aún en contra de tal opinión, bajo su entera responsabilidad, con base en las diligencias, documentos y hechos comprobados por el interesado.

ARTICULO 213.- Trámite y autorización. El Juez o el Notario, al darle trámite a la solicitud, determinará las diligencias, los documentos y los hechos que deban establecerse para su aprobación y otorgará, en la resolución de trámite, la autorización general al interesado para que pueda perseguir tales diligencias, documentos y hechos, fijándole un plazo que no podrá ser menor de quince días hábiles ni mayor de cuarenta, para complementar tales diligencias.

del

interesado o de un tercero ante el Juez, la del Juez mismo o la del Notario, en la resolución inicial o en la que corresponda, se fijará el día y hora en que se practicará la misma.

Cuando para

determinada diligencia se requiera la presencia

ARTICULO 214.- Aplicación Supletoria. Para los efectos de la persecución de la prueba y en lo no previsto en el presente título, son aplicables a la Jurisdicción Voluntaria, las disposiciones a que se refiere el presente código para la persecución de la prueba en el proceso de conocimiento.

ARTICULO 215.- Oposición. Si a la solicitud se opusiere alguno que tenga derecho para hacerlo, el asunto será declarado contencioso, para que las partes acudan a donde corresponda a deducir sus respectivas reclamaciones. Si la solicitud se hiciere por quien no tenga derecho en el asunto, el juez la rechazará de oficio.

ARTICULO 216.- Resolución. El juez dictará la resolución dentro de los diez días que sigan a la conclusión del término para la persecución de la prueba y la resolución deberá notificarse por el libro de copias del tribunal, bajo entera responsabilidad del Juez.

ARTICULO 217.- Carácter revocable de las providencias. El juez podrá variar o modificar las providencias que dictare, sin sujetarse a los términos y formas establecidas para la jurisdicción contenciosa.

CAPITULO II ASUNTOS RELATIVOS A LA PERSONA

SECCION PRIMERA Declaratoria de interdicción

ARTICULO 218.- Procedencia. La declaratoria de interdicción procede por enfermedad mental, congénita o adquirida, siempre que, a juicio de expertos, sea crónica e incurable, aunque en tal caso pueda tener remisiones más o menos completas. También procede por abuso de bebidas alcohólicas o de estupefacciones, si la persona se expone ella misma o expone a su familia a graves perjuicios económicos.

La sordomudez congénita y grave da lugar a la declaración de incapacidad civil, siempre que a juicio de expertos sea incorregible o mientras el inválido no se haya rehabilitado para encontrarse en aptitud de entender y darse a entender de manera suficiente y satisfactoria.

La ceguera congénita o adquirida en la infancia, en tanto no permita al ciego valerse por sí mismo, da lugar a la declaratoria de incapacidad civil y no se le rehabilitará hasta que se establezca que está en condiciones de valerse por sí mismo.

ARTICULO 219.- Interesados. La solicitud respectiva pueden hacerla las personas que tengan interés o el Ministerio Público y acompañarán los documentos que contribuyan a justificarla, ofreciendo las declaraciones y exámenes médicos pertinentes.

ARTICULO 220.- Examen médico. El Juez, al darle trámite a la solicitud, dispondrá que se practique un examen médico por expertos, uno nombrado por el Juez y otro por el solicitante y, si hubiere desacuerdo, se recurrirá a un órgano consultivo o se nombrará un tercero, para que se determine la existencia de la causa que origina la solicitud.

El examen deberá practicarse dentro de los diez (10) días que sigan a la

fecha en que se presentó la solicitud y, una vez que se haya rendido el informe, que deberá serlo dentro de los tres (3) días que sigan al examen, y si el Juez lo considera oportuno, dictará las medidas de seguridad de los bienes y nombrará un interventor provisional que los reciba por inventario; de igual forma, el Juez dictará las disposiciones necesarias para el cuidado y la seguridad del enfermo.

ARTICULO 221.- Examen judicial. Una vez recibido el informe el Juez hará

comparecer, si fuere posible, a la persona cuya incapacitación

solicita o se trasladará a donde ella se encuentra, para examinarla por sí mismo y a partir de tal examen deberá dictar la resolución que corresponda.

se

ARTICULO 222.- Declaratoria. Si el Juez encontrare que ha lugar a la declaración de interdicción, designará a quien deba encargarse de la persona del incapaz y de sus bienes, conforme al Código Civil, cesando toda administración provisional desde que se dé cumplimiento a lo resuelto.

La declaratoria se publicará en el Diario Oficial y se anotará de oficio

en los Registros Civil, Electoral, Mercantil y de la Propiedad, según corresponda.

ARTICULO 223.- Oposición y rehabilitación. Cualquier interesado podrá oponerse a la declaratoria solicitada o a la resolución que la disponga, la que se tramitará en juicio de conocimiento, sin perjuicio de las medidas cautelares que procedan.

Para rehabilitar a una persona declarada incapaz, se practicarán las mismas diligencias prescritas en los artículos anteriores, pero el dictamen médico deberá recaer sobre los siguientes extremos:

1o. Efectividad de la curación;

2o. Pronóstico en lo relativo a la posibilidad de recaídas; y

3o. Si la recuperación ha sido completa o si quedará alguna incapacidad

de manera permanente y en qué grado.

SECCION SEGUNDA Ausencia y muerte presunta

ARTICULO 224.- Ausencia. El pariente que tenga interés en evitar la

representación del ausente por gestión procesal obligatoria, el interesado en la declaración de la ausencia o la persona a quien por parentesco corresponda la administración de los bienes del ausente y tenga interés en representarlo legalmente como su defensor judicial o como el guardador de sus bienes, podrá pedir la declaración judicial de

la ausencia cuando demuestre:

1o. El hecho de la ausencia;

2o. La circunstancia de no tener el ausente mandatario con facultades suficientes, ni tutor, en el caso de ser menor o incapacitado; y

3o. El tiempo de la ausencia. Con la solicitud deberán acompañarse los documentos que conduzcan a probar tales extremos.

ARTICULO 225.- Obligación de indicar el motivo. El interesado en obtener la declaración judicial de ausencia deberá indicar de manera expresa si

la declaración la solicita con el objeto de representar judicialmente al

ausente o para la guarda y administración de sus bienes.

Si el motivo fuera la guarda y administración de bienes, el interesado

deberá indicar en que consisten tales bienes, expresando el nombre de la

o

encuentran y lo que conozca de los mismos.

personas que los conservan, el estado y lugar donde se

de

las

Los parientes, en el orden y preferencia en que pueden suceder, la tienen para la administración de los bienes del ausente.

las

disposiciones relativas al faccionamiento de inventarios a que se refiere

Para los efectos legales correspondientes son aplicables

el presente Código.

ARTICULO 226.- Obligación de Representar. Mientras no se produzca la declaración judicial de ausencia y no se nombre al Representante legal, sea para defenderlo judicialmente o para administrar sus bienes, le seguirá representando por gestión procesal obligatoria cualquiera de los parientes a quienes, de conformidad con las disposiciones del presente código, le corresponde la representación. El representante por gestión obligatoria podrá intervenir y oponerse a las diligencias de ausencia o al motivo que la origina.

ARTICULO 227.- Representación Judicial. El Representante Judicial del ausente tendrá todas las facultades que otorga la Ley del Organismo Judicial a los Mandatarios Judiciales, incluso las que requieren de cláusula especial, las que podrá ejercer bajo su estricta responsabilidad personal, de la que quedará liberado cuando obtenga autorización del Juez, la que no será necesaria cuando se trate del ejercicio de un derecho cuya demora produzca una pérdida o perjuicio irreparable. El administrador o guardador de los bienes del ausente tendrá las facultades del Representante Judicial del ausente en cuanto a los bienes que administra.

El ejercicio

responsabilidad personal.

de

la Representación Judicial del ausente entraña

ARTICULO 228.- Garantía. Cuando el administrador de los bienes no sea el cónyuge, los hijos o los abuelos paternos o maternos del ausente, el Juez dispondrá, previo a dar posesión de los bienes del ausente, que el administrador o guardador preste garantía por medio de fianza emitida por afianzadora legalmente establecida y sujeta a la supervisión de la Superintendencia de Bancos o por medio de prenda o hipoteca, que garantice su responsabilidad por un valor, en cualquier caso, igual o mayor al valor de los bienes que administrará, los que deberán ser valuados bajo el criterio del avalúo comercial por valuador de reconocida experiencia. Si alguna de las personas que tiene derecho a suceder al ausente exige que el cónyuge o los parientes del ausente a que se refiere el presente artículo, preste garantía, el Juez la exigirá bajo los supuestos de la presente disposición.

ARTICULO 229.- Providencias cautelares. En tanto se produce la declaración de ausencia o de muerte presunta, el Juez, a solicitud de los interesados, podrá disponer cualquier providencia cautelar que tienda a garantizar los derechos del ausente o de los herederos de la persona cuya muerte se presume, para cuyo efecto serán aplicables las disposiciones del presente Código que se refiere a las providencias cautelares.

Tales providencias, si fuera el caso de que no hubiere quien represente al ausente o a la persona cuya muerte se presume, podrán incluir la designación de un defensor judicial provisional, en tanto se produce la designación definitiva.

ARTICULO 230.- Muerte Presunta. En cualquier caso en que proceda la declaración de muerte presunta, de conformidad con las disposiciones del Código Civil, el interesado deberá obtener previamente la declaración de ausencia; sin embargo, cuando se trate de la presunción de muerte a consecuencia de guerra, naufragio, accidente de aviación, explosión, incendio, terremoto, derrumbe, inundación u otro siniestro, las diligencias de muerte presunta se podrán iniciar con independencia a las de ausencia, siempre y cuando haya transcurrido un año desde que se produjo el evento que hace presumir la muerte.

ARTICULO 231.- Publicación y citación. Al darle trámite a la solicitud de ausencia o de muerte presunta, el Juez ordenará la publicación de la solicitud en el Diario Oficial y en otro de mayor circulación, por tres veces durante un mes, debiendo contener los edictos la relación del asunto para el que ha sido pedida la declaración de ausencia o las circunstancias de la muerte presunta, la citación al presunto ausente y la convocatoria a los que se consideren con derecho a representarlo.

El interesado deberá obtener la citación de cualquier pariente del

ausente o de la persona cuya muerte se presume; si no hubiere pariente o

no conociere

de

la

existencia de

alguno,

el

interesado hará la

declaración

bajo

juramento

y

la

citación

se

obviará,

bajo

su

responsabilidad personal.

ARTICULO 232.- Oposición. Si varias personas se disputaren el derecho de representar al ausente o de suceder a la persona cuya muerte se presume o hubiere oposición a la declaración de la ausencia o de la muerte

presunta, el asunto se declarará contencioso y se resolverá en juicio de conocimiento.

ARTICULO 233.- Declaratoria de ausencia. Recibida la información y pasado el término de las publicaciones, el juez, si procediere, declarará la ausencia y nombrará al Representante Judicial del ausente para que le defienda o inicie las reclamaciones que le correspondan.

ARTICULO 234.- Declaratoria de muerte presunta. Recibida la información, pasado el término de las publicaciones y con opinión del Ministerio Público, el Juez, si procediere, declarará la muerte presunta de la persona y hará al respecto las demás declaraciones por las que se presuma el día, la hora y las circunstancias bajo las cuáles se presume que ocurrió la muerte.

ARTICULO 235.- Posesión de los bienes por los herederos. El Juez dispondrá, como consecuencia de la declaración judicial de muerte presunta, la posesión de los bienes por parte de los herederos, siempre y cuando, al tiempo de pedirse la posesión, se tenga derecho a los mismos como heredero testamentario o intestado.

SECCION TERCERA Disposiciones relativas a la administración de bienes de menores, incapaces y ausentes

ARTICULO 236.- Discernimiento. Todo tutor, protutor o guardador deberá

solicitar el discernimiento del cargo ante el Juez de Paz de su domicilio

o ante notario. El interesado justificará documentalmente el origen de

su designación y declarará, bajo juramento, que no tiene impedimento alguno para el ejercicio del cargo; de igual manera hará la declaración de los bienes y derechos que quedarán bajo su administración, sobre los que se efectuará el inventario y avalúo que corresponda. El Juez o el notario, cuando corresponda, previamente a discernirle el cargo, exigirán el otorgamiento de las garantías correspondientes, conforme el Código Civil. El tutor, protutor o guardador que ejerza el cargo sin que se le hubiere discernido está sujeto a las responsabilidades civiles y penales que correspondan.

ARTICULO 237.- Excusas, impedimento y remoción. Las excusas o impedimentos para ejercer los cargos de tutor, protutor o guardador, deben presentarse dentro de quince días, contados desde la fecha de la notificación del nombramiento. Sin embargo, serán admisibles, en cualquier tiempo, los que sobrevinieren durante el ejercicio de dichos cargos. Mientras no esté aceptada la excusa y discernido el cargo a otra persona, no podrá separarse del ejercicio del mismo el que haya propuesto la excusa o el impedimento.

La remoción del tutor, protutor o guardador, así como cualquier diferencia que surgiere respecto a su administración se tratará en juicio de conocimiento, con intervención del Ministerio Público.

ARTICULO 238.- Licencia Judicial. La enajenación, disposición o gravamen de los bienes de menores, incapaces o ausentes requiere de licencia judicial, la que se otorgará en los casos en que se pruebe que hay necesidad urgente o que resulta manifiesta utilidad del acto que se pretende verificar en favor del representado.

Hay utilidad y necesidad en los contratos de bienes de menores, incapaces

o ausentes:

1o. Cuando los productos de los bienes inmuebles no alcancen para satisfacer créditos legítimos o para llenar necesidades precisas de alimentación del menor o incapaz;

2o.

encontrar otro medio que el de gravarlos;

Cuando

para

conservar

los

bienes

y

sus productos, no

se puede

3o. Cuando se proporciona la redención de un gravamen mayor por otro menor; y

4o. Cuando de la negociación se mejorará la fortuna del menor.

ARTICULO 239.- Excepción. No se requerirá de la licencia judicial para la enajenación o gravamen de los bienes de menores en los siguientes

casos:

1o. Cuando la persona que enajena, dispone o grava el bien, sea la persona que lo adquirió con sus propios recursos, a menos que en el acto de la adquisición se hubiere hecho constar, en forma expresa, la reserva en cuanto a la libre disposición del bien o derecho;

2o. Cuando se trate de fondos o sumas de dinero en cuentas, bonos, pagarés, certificados o depósitos bancarios de cualquier naturaleza, a

menos que en el acto de constitución o depósito de los fondos se hubiere hecho constar, en forma expresa, la reserva en cuanto a la libre

En estos casos el banco registrará la

firma de la o las personas que ejerzan la patria potestad o de quien o quienes representen legalmente al menor, quienes serán los únicos responsables por el adecuado uso que den a los fondos;

disposición del bien o derecho.

3o. Cuando en la disposición testamentaria se hubiere facultado la venta

o disposición de los bienes que se transmiten;

4o. Cuando se trate de bienes o derechos que forman parte del giro o de la actividad principal de la empresa o negocio mercantil propiedad del menor. En los demás casos en que se pretenda enajenar, disponer o gravar bienes de menores, se requerirá de la licencia judicial a que se refiere la presente sección.

ARTICULO 240.- Solicitud. El interesado en la autorización para la disposición de bienes deberá manifestar al Juez respectivo:

1o. El título con que administra los bienes, el cual deberá acreditar;

2o. Los motivos que le obligan a solicitar la licencia;

3o. Los medios de prueba para acreditar la utilidad y necesidad del contrato u obligación;

4o. Las bases del contrato respectivo; y

5o. Los bienes que administra, con designación de los que se propone enajenar o gravar.

ARTICULO 241.- Trámite. El juez, con intervención del Ministerio Público

y del protutor dispondrá la autorización para la persecución de la prueba

que fuera necesaria y, cuando corresponda, mandará recabar de oficio prueba y practicará, de oficio, cuantas diligencias estime convenientes, todo ello, en un plazo que no exceda de quince días hábiles. En caso de que fuere necesaria la tasación de bienes, será practicada, dentro del indicado plazo para la persecución de la prueba, por un experto de nombramiento del Juez.

ARTICULO 242.- Declaratoria de utilidad y necesidad. Recabada la prueba, el Juez dictará auto que deberá contener:

1o. Si son o no fundadas las oposiciones que se hubieren planteado;

2o. La declaratoria de utilidad y necesidad, en su caso;

3o. La autorización, bajo responsabilidad del solicitante, para proceder

a la venta o gravamen de los bienes, fijando las bases de la operación; y

4o. El nombramiento de

conducentes del expediente, que deban incluirse en la escritura. Tratándose de la venta de bienes, el Juez podrá disponer que se haga en pública subasta, fijando los términos de la misma.

los pasajes

notario

y

la determinación de

ARTICULO 243.- Norma general. Para otros casos en que se necesite la autorización judicial, se observarán las prescripciones de esta sección, en lo que fueren aplicables.

SECCION CUARTA Disposiciones relativas a los actos del estado civil

PARRAFO PRIMERO Reconocimiento de preñez o de parto.

ARTICULO 244.- Solicitud. Puede la mujer solicitar el reconocimiento de su preñez en los casos de ausencia, separación o muerte de su marido; igual derecho tienen los herederos instituidos o legales del marido, en caso de que éste haya muerto.

La solicitud se hará ante el Juez, acreditando la ausencia, separación o

muerte del marido y pidiendo que se nombre, cuando menos, dos

facultativos que hagan el reconocimiento.

ARTICULO 245.- Medidas de oficio. El juez deberá dictar y recabar de oficio todas las medidas que estime necesarias para comprobar la efectividad del parto en el tiempo legal y establecer la filiación.

Al

inmediatamente al Juez, expresando la hora del alumbramiento, las personas que asistieron, las demás circunstancias especiales respecto del nacido y el tiempo que vivió, en caso de haber muerto.

parto, los facultativos nombrados darán aviso

ocurrir

el

ARTICULO 246.- Declaración judicial. De todo lo actuado se dará audiencia por dos días a quienes hubieren manifestado interés en las diligencias;

si éstos nada alegaren en contra, el juez declarará lo que proceda para

los efectos civiles. Si hubiere oposición, se sustanciará en juicio de

conocimiento.

Si el resultado de las diligencias fuere favorable a la madre o al hijo,

mandará el juez, no obstante la oposición, que se ampare al nacido en la cuasi posesión de hijo y que de los bienes del presunto padre, se le provea lo que necesite para sus alimentos.

PARRAFO SEGUNDO Cambio de nombre

ARTICULO 247.- Solicitud y trámite. La persona que por cualquier motivo desee cambiar su nombre de acuerdo con lo establecido en el Código Civil, lo solicitará por escrito al Juez de su domicilio o a un notario, acompañando certificación de su partida de nacimiento y de la cédula de vecindad, expresando los motivos que tenga para hacerlo y el nombre completo que quiera adoptar.

El Juez o el notario mandará que se publique la solicitud del interesado

por una vez en el Diario Oficial y otra en cualquiera de los de mayor circulación.

El aviso expresará el nombre completo del peticionario, el nombre que desee adoptar, el número de asiento de la partida de nacimiento y de la cédula de vecindad, así como la advertencia de que puede formalizarse oposición por quienes se consideren perjudicados por el cambio, dentro de los diez días hábiles que sigan al de la última publicación.

ARTICULO 248.- Resolución y oposición. Transcurridos los diez días a

partir de la última publicación, sin que haya habido oposición, el juez o

el notario accederá al cambio de nombre y ordenará que se comunique al

Registro Civil, para que se haga la anotación correspondiente. La oposición se discutirá en proceso de conocimiento y será competente el Juez ante quien se inició el proceso voluntario de cambio de nombre.

PARRAFO TERCERO Identificación de persona

ARTICULO 249.- Solicitud del interesado. Cualquier persona que, constante y públicamente hubiere usado y fuere conocida con nombre propio distinto del que aparece en su partida de nacimiento o usare nombre incompleto u omitiere alguno de los apellidos que le corresponde, podrá pedir ante un notario, conforme a lo establecido en el Código Civil, su identificación, la que se hará constar en escritura pública; el testimonio y una copia se presentarán al Registro Civil correspondiente para la anotación de la partida.

ARTICULO 250.- Identificación de tercero. La identificación de un tercero se podrá pedir ante el Juez o un notario. La solicitud se hará bajo declaración jurada del interesado y se mandará publicar en el Diario Oficial y en uno de los de mayor circulación, en un edicto que contendrá

el

nombre completo de la persona cuya identificación se pide, los nombres

y

apellidos que hubiere usado constante y públicamente y los que

aparezcan en su partida de nacimiento o cédula de vecindad. El solicitante deberá indicar la razón que tiene para obtener la identificación del tercero y acompañará la documentación en que funde su interés. Si no tuviere documentación alguna que soporte el motivo para la identificación propondrá la información de testigos, que podrán ser parientes de la persona cuya identificación se pide.

La información testimonial la recibirá el juez o el notario dentro de los

diez días que sigan a la resolución inicial.

ARTICULO 251.- Oposición. El tercero cuya identificación se pide, sus parientes, herederos, legatarios o cualquier persona con interés legítimo, se podrán oponer a las diligencias de identificación del tercero, dentro de los quince días que sigan a la última publicación. La oposición procede cuando el nombre con el que se pretende identificar al tercero jamás ha sido o fue utilizado por dicho tercero y, para que sea admisible, el oponente deberá acompañar copia certificada de la partida de nacimiento y, cuando corresponda, de la cédula de vecindad de la persona cuya identificación se solicita.

La oposición se tramitará y resolverá en proceso de conocimiento, ante el Juez que conoce de la solicitud de identificación del tercero.

Si el trámite se sigue ante notario, el oponente deberá entregar al notario copia de la oposición, suspendiéndose las diligencias voluntarias las que remitirá al juez que corresponda.

ARTICULO 252.- Resolución. Si no hubiere oposición, el juez o el notario que conoce del asunto, dictará resolución declarando si procede o no la identificación y mandará que se anote en el Registro Civil. La resolución será apelable.

PARRAFO CUARTO Asiento y rectificación de partida

ARTICULO 253.- Solicitud y trámite. En caso de haberse omitido alguna partida o circunstancia esencial en los registros civiles, el juez o el notario, en vista de las pruebas que se le presenten, de las que de oficio recabe, y previa audiencia al Ministerio Público, el Juez o el Notario resolverá que se repare la omisión o se haga la rectificación correspondiente, mandando aplicar las sanciones que establece el Código Civil, si fuere el caso.

CAPITULO III ASUNTOS RELATIVOS A LA FAMILIA

SECCION PRIMERA Patrimonio Familiar

ARTICULO 254.- Solicitud. El que desee constituir un patrimonio familiar pedirá por escrito al Juez o a un Notario que proceda a formalizarlo en los términos y bajo las condiciones a que se refiere el Código Civil y el presente código.

La solicitud expresará:

(a) Los nombres y apellidos, edad, estado civil, domicilio y nacionalidad

de las personas a cuyo favor se desea constituir el patrimonio;

(b) La situación, valor, dimensiones, linderos del o de los inmuebles,

descripción del establecimiento industrial o comercial, en su caso, y de los otros bienes que deben constituir el patrimonio familiar, así como las demás circunstancias necesarias para su identificación;

(c)

El tiempo que debe durar el patrimonio familiar; y;

(d)

El valor de los bienes y el monto de las deudas del solicitante. Si

hubieren deudas personales del solicitante, deberá acompañar copia de la comunicación escrita que hizo a los acreedores, en las que les hizo saber la intención de formalizar patrimonio familiar sobre alguno o algunos de sus bienes.

Acompañará a su solicitud: El título de propiedad; certificación del Registro de la Propiedad, de que los inmuebles no tienen gravamen o anotación de ninguna especie, excepto las servidumbres; declaración jurada de que los demás bienes no soportan gravámenes y certificación del valor declarado de los inmuebles para los efectos del pago de las contribuciones fiscales.

ARTICULO 255.- Publicaciones y oposición. Si el Juez o el notario encontrasen bien documentada la solicitud, ordenarán que se publique en el Diario Oficial y en otro de los de mayor circulación, por dos veces, en el término de quince días.

Quien tenga interés legítimo podrá oponerse a la formalización del patrimonio familiar, dentro de los quince días hábiles que sigan a la última publicación.

La oposición se tramitará en Juicio de conocimiento y, en tanto se resuelve, quedará en suspenso la formalización del patrimonio familiar.

ARTICULO 256.- Autorización y escrituración. Efectuadas las publicaciones sin que se hubiere presentado oposición, o rechazada o declarada sin lugar, en su caso, el Juez o el Notario que tengan a su cargo el asunto, previa audiencia al Ministerio Público, declarará que ha lugar a constituir el patrimonio familiar y ordenará el otorgamiento de la escritura pública respectiva, determinando la persona del fundador, los nombres de los beneficiarios, bienes que comprende, valor y tiempo de duración del patrimonio familiar.

La resolución que concede la autorización deberá transcribirse en la escritura constitutiva, que podrá formalizar el notario autorizante; cuando el asunto se conozca ante Juez la transcripción se hará con base en la certificación que compulsará dicho funcionario.

ARTICULO 257.- Efectos. El patrimonio familiar surtirá todos sus efectos legales desde el momento en que se otorgue la escritura constitutiva y desde su inscripción en el Registro de la Propiedad, en lo que concierne a los bienes inmuebles.

SECCION SEGUNDA Disposiciones relativas al matrimonio.

PARRAFO PRIMERO Modo de suplir el consentimiento para contraer matrimonio

ARTICULO 258.- Dispensa Judicial. En los casos en que, con arreglo a lo dispuesto en el Código Civil, puede el juez suplir el consentimiento de los ascendientes o tutores para que pueda contraer matrimonio un menor, la solicitud se tramitará con audiencia del Ministerio Público y del Opositor, a quienes se oirá por el plazo legal de tres días hábiles. Si hubiere hechos que establecer se dispondrá la persecución de la prueba por un plazo no mayor de diez días y, agotado dicho plazo, el Juez, dentro de tercero día, dispondrá si otorga o no la licencia. La resolución será apelable.

Si antes de otorgar la licencia prestaren su consentimiento el padre, la madre, los abuelos, o el tutor, en su caso, se sobreseerá el expediente.

PARRAFO SEGUNDO Divorcio y separación

ARTICULO 259.- Mutuo consentimiento. El divorcio por mutuo consentimiento podrá pedirse ante el Juez del domicilio conyugal o ante notario, siempre que hubiere transcurrido más de un año, contado desde la fecha en que se celebró el matrimonio. La separación podrá pedirse en cualquier tiempo.

ARTICULO 260.- Solicitud. Con la solicitud de separación o de divorcio deberán presentarse los documentos siguientes:

1o. Certificaciones de la partida de matrimonio, de las partidas de nacimiento de los hijos procreados por ambos y de las partidas de defunción de los hijos que hubieren fallecido;

2o. Las capitulaciones matrimoniales, si se hubieren celebrado;

3o. Declaración jurada de los bienes adquiridos durante el matrimonio y la condición de propiedad en que se encuentran;

4o. Declaración jurada de las fuentes de ingreso con que cuenta o han

contado cada uno de los cónyuges para el sostenimiento del hogar, sea que se originen de servicios o de bienes que se encuentren o no a su nombre;

y

5o. Proyecto de bases de la separación o del divorcio que, cuando menos,

regule:

(a) La suspensión de la vida en común y la determinación provisional de

quien de los cónyuges se hará cargo de los hijos;

(b) El lugar en donde habitarán cada uno de los cónyuges y la declaración

de propiedad del lugar en que lo hará el cónyuge que tenga a su cargo a los hijos menores o incapaces habidos en el matrimonio.

(c) La manera en que se relacionarán los padres con los hijos y estos

entre sí; y

(d) El importe de la pensión alimenticia que corresponda al respectivo cónyuge y la que corresponda a los hijos, la manera en que se pagará, así como el tipo de garantía que se constituirá por parte del o de los obligados. El importe de la pensión alimenticia deberá incluir todo lo relativo a la educación, vestido, atención médica y medicinas, recreo y lo que, en general, corresponda al nivel de vida de los alimentados; si no lo incluye, el convenio deberá tratar la manera en que se cubrirán.

ARTICULO 261.- Cuidado de los Hijos. Los hijos menores de diez años, sin distinción de sexo y las hijas de toda edad, quedarán durante la tramitación del divorcio o de la separación, al cuidado de la madre; y los hijos varones, mayores de diez años, al cuidado del padre; sin embargo las partes, cuando hubieren motivos fundados, podrán acordar que queden confiados al cuidado del otro cónyuge o de una tercera persona, la que deberá prestar, en este último caso, su pleno consentimiento y comparecer en el acto de la formalización del acuerdo.

ARTICULO 262.- Junta Conciliatoria. El Juez o el Notario que conozcan de la separación o del divorcio, citarán a las partes a una Junta Conciliatoria, señalando día y hora para que se verifique dentro del término de ocho días. Las partes deberán comparecer personalmente, auxiliadas por diferente abogado. Previa ratificación de la solicitud, el Juez o el Notario les hará las reflexiones convenientes, a fin de que continúen la vida conyugal. Si aquéllos se avinieren se declarará el sobreseimiento definitivo.

Unicamente el cónyuge que esté fuera de la república podrá constituir apoderado para este acto. En ningún caso pueden los cónyuges designar apoderado a una misma persona para tramitar estas diligencias.

ARTICULO 263.- Aprobación del convenio. Si no hubiere conciliación el Juez o el Notario que conozca del asunto procederá a aprobar el convenio si estuviere arreglado a la ley y las garantías propuestas fueren aceptadas por las partes, disponiendo, en tal caso, que se proceda a otorgar las escrituras correspondientes.

ARTICULO 264.- Sentencia. Siempre y cuando esté formalizado el convenio e inscritas las garantías hipotecarias, en su caso, el Juez o el Notario procederán a dictar sentencia dentro de los ocho días, la que resolverá sobre todos los puntos del convenio y será apelable.

Cuando se trate de proceso seguido ante notario, la apelación se presentará directamente ante el tribunal que deba conocer del asunto, en el tiempo y forma a que se refiere el presente código para las sentencias recaídas en proceso judicial.

ARTICULO 265.- Ejecución de la Sentencia de Separación. Después de seis meses de haber causado ejecutoria la sentencia de separación, cualquiera de los cónyuges puede pedir ante Juez que se convierta en divorcio. Esta petición se resolverá como punto de derecho, previa audiencia por dos días a la otra parte. Si hubiere oposición el asunto se resolverá en Juicio de Conocimiento.

ARTICULO 266.- Reconciliación. En cualquier estado del proceso de separación o de divorcio y aún después de la sentencia de separación, pueden los cónyuges reconciliarse, quedando sin efecto dicha sentencia de separación. Sólo por causas posteriores a la reconciliación podrá entablarse nuevo proceso.

La reconciliación podrá hacerse constar por comparecencia personal ante el juez o el notario, por memorial con autenticación de firmas o por escritura pública.

ARTICULO 267.- Inscripción en los Registros. La sentencia de separación, la reconciliación posterior a ella y la sentencia de divorcio, serán inscritas de oficio en el Registro Civil y en el de la Propiedad, para lo cual el juez o el notario, remitirá, dentro de tercero día, sin ningún cargo fiscal, certificación de la resolución respectiva.

ARTICULO 268.- Norma General. Son aplicables al proceso de separación o de divorcio por causa determinada, que se tramitará en Juicio de Conocimiento, todas las disposiciones contenidas en este párrafo.

CAPITULO IV Subastas Voluntarias

ARTICULO 269.- Solicitud. Para que pueda anunciarse subasta judicial o notarial voluntaria, deberá acreditarse por el que la solicite, que le pertenece lo que ha de ser objeto de la subasta y los gravámenes y

anotaciones vigentes, que aparezcan en el Registro, debiendo notificarse

a los que tengan interés.

Llenados los requisitos anteriores el Juez o el Notario accederán al

anuncio de la subasta, en la forma y bajo las condiciones que propusiere

el que la hubiere solicitado, pudiendo repetirse cuantas veces lo pida el

interesado.

ARTICULO 270.- Condiciones de la subasta. En la subasta voluntaria, el vendedor, o quien legítimamente represente sus derechos, es libre de establecer las condiciones que le convengan y para aceptar las propuestas por el postor.

Sin que conste el consentimiento del vendedor, el Juez o el Notario no podrán mandar apercibir de remate y el secretario o testigos de actuación, cuidarán de hacerlo constar en el acta respectiva y de puntualizar en la misma todas las condiciones del contrato.

CAPITULO V Concurso Voluntario de Acreedores

ARTICULO 271.- Procedencia. El deudor de buena fé, que por accidentes inevitables o por causas que no le pueden ser imputadas, suspende el pago de sus deudas o está en inminente riesgo de suspenderlas, puede proponer a sus acreedores un acuerdo para la cesión de bienes en pago, para la administración total o parcial del activo por parte de los acreedores o por el deudor, bajo la intervención nombrada por ellos, sobre esperas o quitas, o ambas concesiones a la vez, o sobre cualquier otro convenio que los acreedores estén dispuestos a aceptar con su deudor.

ARTICULO 272.- Contenido de la solicitud. El convenio Judicial debe proponerse ante el Juez de Primera Instancia del lugar en que el deudor tenga el centro principal de sus negocios y en la solicitud deberá indicarse, bajo juramento:

1o. Las causas de la suspensión o cesación de pagos;

2o. El origen y monto de cada deuda, fecha de su vencimiento, garantía y

condiciones;

3o. Declaración de bienes y derechos existentes, tanto en el país como en el extranjero, así como lo relativo a los ingresos ordinarios o extraordinarios del deudor, con indicación precisa de las respectivas fuentes de donde obtiene tales ingresos;

4o. Nómina de los acreedores, con indicación del domicilio de cada uno de ellos o de sus respectivos representantes legales;

5o. Declaración de que no se cuenta con ninguna otra fuente de ingresos más que las indicadas y que no se utiliza tercera persona para ocultar o disponer de algún bien o derecho en perjuicio de los acreedores.

ARTICULO 273.- Auto que declare el estado de concurso voluntario. Presentada la solicitud el Juez dictará el auto que declara el estado de concurso voluntario, el cual deberá contener:

1o. Nombramiento de una comisión revisora, que se integrará de la manera

y con las funciones y atribuciones a que se refieren los artículos 184 y 185 del presente Código.

2o. Nombramiento de un depositario provisional, que intervenga en las operaciones del deudor y deposite en uno de los bancos nacionales, la

parte libre de las entradas, deducidos los gastos ordinarios del negocio

y los de alimentación del deudor y su familia. Dicho depositario

provisional podrá ser confirmado o removido, sin necesidad de causa o procedimiento alguno, a solicitud de la Comisión Revisora, la que, en su

caso, podrá designar a la persona que le sustituya.

ARTICULO 274.- Sometimiento. Una vez conformada la comisión, el deudor quedará sometido a la misma, la que tendrá la facultad de pedirle las informaciones y declaraciones que considere convenientes con el objeto de establecer la veracidad de las causas que originan o ponen en peligro la suspensión de pagos.

ARTICULO 275.- Comunicación. La Comisión Revisora deberá comunicar a los acreedores del deudor el resultado de la investigación, así como del convenio propuesto por el deudor, en un plazo que no exceda de cuarenta y cinco días hábiles a partir de la designación de la Comisión.

ARTICULO 276.- Conclusión. Si se llegare a un acuerdo con el deudor, la Comisión Revisora deberá comunicarlo al Juez, acompañando copia de los respectivos documentos que formalizan los acuerdos. Si no se llegare a ningún acuerdo dentro de los veinte días que sigan a la fecha en que debió rendirse el informe por parte de la Comisión, la Comisión Revisora lo informará al Juez. En cualquier caso, el asunto se tendrá por concluido en la Jurisdicción Voluntaria.

ARTICULO 277.- Extensión de plazos. Si las partes lo consideran apropiado, se podrán extender o reducir los plazos para las respectivas comunicaciones o formalización de acuerdos.

ARTICULO 278.- Impugnación de los Acuerdos. Sólo el acreedor que no hubiere sido notificado y que resulte directamente perjudicado por los acuerdos podrá impugnarlos en proceso de conocimiento.

ARTICULO 279.- Sin efecto suspensivo. Las diligencias voluntarias a que se refiere el presente capítulo no tienen efecto suspensivo, de manera que las reclamaciones que se hayan entablado o que se entablen en contra del deudor continuarán con sus respectivos trámites.

TITULO II Proceso Sucesorio

CAPITULO I Disposiciones Generales

ARTICULO 280.- Formas del proceso sucesorio. El proceso sucesorio puede tramitarse en dos formas:

1o. Ante notario, siempre que todos los herederos estén de acuerdo; y

2o. Ante Juez competente de los tribunales ordinarios de Justicia;

ARTICULO 281.- Objeto del proceso sucesorio. Sin perjuicio de que los interesados obtengan la declaración judicial de otros derechos que pudieran haber emanado del fallecimiento del causante o de su muerte presunta, el proceso sucesorio determinará, cuando menos:

1o. El fallecimiento del causante o su muerte presunta;

2o. Los bienes relictos;

3o. Las deudas que gravan la herencia;

4o. Los nombres de los herederos o legatarios; y

5o. El pago del impuesto hereditario.

ARTICULO 282.- Radicación del proceso sucesorio. Pueden promover el proceso sucesorio los que tengan interés en la herencia, tales como el cónyuge supérstite, los herederos, el Ministerio Público, los legatarios, los acreedores, el albacea o por cualquier otro concepto similar.

Con el memorial de radicación se acompañarán el certificado de defunción o la certificación de la declaratoria de muerte presunta, los documentos justificativos del parentesco y el testamento si lo hubiere.

Salvo que los interesados lo presentaren, el Juez o el Notario pedirán el informe al Registro respectivo, sobre si existen o no testamentos o donaciones por causa de muerte otorgados por el causante.

ARTICULO 283.- Medidas de seguridad. A solicitud de cualquier heredero o legatario, acreedor o interesado legítimo, el Juez dispondrá todas las medidas que sean necesarias a fin de asegurar los bienes y derechos de la sucesión, incluso la administración y la anotación de bienes y derechos, en cuyo caso podrá aplicar las que considere necesarias y las que tiene previstas el presente código en el caso de las providencias cautelares. Si la sucesión se sigue ante notario, este dictará las medidas y órdenes que correspondan, incluso podrá disponer la anotación de los bienes y derechos de la sucesión en el Registro de la Propiedad, librando los despachos que corresponda y el Registro procederá a anotarlos; sin embargo, cuando para la ejecución o cumplimiento de la orden se requiera

del complemento del Juez, el notario procederá en la forma que en este código se indica.

ARTICULO 284.- Fuero de atracción. El Juez competente lo es para todas las cuestiones que puedan surgir con ocasión de la muerte del causante, así como para entender en todas las reclamaciones que se pudieran promover respecto del patrimonio relicto.

En los juicios pendientes al abrirse la sucesión, se suspenderán los

pasen al juez

competente y la sucesión se halle legalmente representada. Los juicios pendientes y los que se promuevan por o en contra de la mortual no interrumpirán ni impedirán los trámites del proceso sucesorio hasta su

conclusión.

términos por el tiempo necesario para que los autos

ARTICULO 285.- Resolución de trámite. A menos que el interesado lo acompañe, con base en los documentos que acrediten el fallecimiento del causante y la existencia del testamento o la disposición de última voluntad, el Juez o el notario mandarán a solicitar al Registro de la Propiedad y al de Procesos Sucesorios de la Corte Suprema de Justicia, información acerca de la existencia de otro proceso, testamento o disposición de última voluntad.

En la misma resolución en que se radique el proceso sucesorio se señalará día y hora para la celebración de una Junta, en la que, si fuere el caso, se leerá el testamento y se aceptará o no la herencia o el legado, según corresponda. Para los efectos legales consiguientes se citará a los herederos y legatarios, si los hubiere, así como a las demás personas que tengan interés en la mortual, debiendo publicarse el anuncio por dos veces dentro del término de quince días, en el Diario Oficial.

La inasistencia de algún heredero o legatario no impedirá la celebración de la Junta, pudiendo hacer constar posteriormente, por escrito dirigido al Juez o al Notario, lo que convenga a su derecho.

Los acreedores tienen derecho de asistir a la junta de herederos. Si en atención a las circunstancias del caso el Juez o el Notario creyera conveniente hacer saber los edictos, además por otros medios, así lo dispondrá dando las normas necesarias.

y derechos relictos estará a cargo del Albacea designado o, en su defecto, de cualquiera de los herederos o el cónyuge supérstite que lo solicite. El Juez o el notario, para los efectos de la designación del Administrador de la sucesión, darán preferencia al cónyuge supérstite y en su defecto, a los herederos, en la forma que se indica en el presente código.

La

ARTICULO 286.- Administración.

Administración de los bienes

El Administrador de la sucesión tendrá todas las facultades que sean necesarias para asegurar, conservar y mejorar el patrimonio del causante, atender la inversión normal a que los frutos están destinados, vender las cosechas, arrendar los inmuebles, hacer las inversiones corrientes para incrementar la producción de los bienes, pagar las obligaciones y cobrar las rentas o créditos pendientes.

Las acciones legales que inicie el Albacea o el Administrador de la sucesión se seguirán en el juicio correspondiente a su naturaleza, sin que por ello se suspenda o se impida la continuación del proceso sucesorio. Para los efectos de la representación en juicio, el Administrador tendrá todas las facultades que la ley confiere a los Mandatarios Judiciales; sin embargo, cuando se trate del ejercicio de aquellas facultades que requieren de cláusula especial necesitará del consentimiento de los herederos o legatarios y si estos no se pusieren de acuerdo entre sí, la que otorgue el Juez o el Notario que conoce de la sucesión, a menos que se trate de asuntos que por su urgencia o su temporalidad resulten perjudicados como consecuencia de la demora en el consentimiento de unos y otros. En este caso el Administrador obrará bajo los efectos y con las responsabilidades que este código impone al representante por gestión procesal.

Sin perjuicio de las demás disposiciones legales que sean aplicables, el Administrador de la sucesión necesitará de la autorización de la mayoría de los herederos o legatarios, para vender, gravar o disponer los bienes de la sucesión que no sean del giro ordinario del negocio o industria del causante.

ARTICULO 287.- Obligación de garantizar. Salvo el caso del cónyuge supérstite, de los hijos del causante o del Albacea que haya sido expresamente relevado de la obligación de garantizar, todo Administrador deberá afianzar su responsabilidad por medio de fianza que otorgue una afianzadora legalmente establecida en el país o por medio de prenda o hipoteca que responda por el valor de los bienes, si hubiera avalúo o, en su defecto, por el valor que bajo declaración jurada preste el Administrador al Juez o al Notario.

Si alguno de los herederos exige que el cónyuge o los hijos preste garantía, el Juez o el notario la exigirán en los términos de la presente disposición.

Junta de

Herederos, el Albacea, el Administrador, los herederos o quien los tenga en su poder los bienes, deberá hacer la declaración de los bienes y derechos de la sucesión, así como de las obligaciones y cargas que existan sobre los mismos, debiendo fraccionarse el inventario que corresponda, en los términos a que se refiere el presente código.

ARTICULO 288.- Inventario. Previo a

la

celebración

de

la

El Juez o el notario, en la resolución inicial, apercibirán a quien corresponda para que haga tal declaración, bajo prevención de dejar en libertad a los interesados para que inicien las acciones legales que correspondan para garantizar la eficacia de la presente disposición, sin perjuicio de iniciársele proceso penal por obstrucción en la administración de la justicia.

ARTICULO 289.- Valuación. El valor de los bienes y derechos deberá consignarse en el inventario respectivo; cuando para los efectos fiscales se requiera de la valuación por parte de un valuador autorizado, el interesado, para los efectos del inventario, podrá estimar dicho valor, sin perjuicio del que resulte una vez que se haya efectuado la valuación que corresponda, de tal manera que no se interrumpa la declaración de herederos o declaratoria de legitimidad del testamento por la demora en la valuación.

El valor de las acciones será el valor con que aparecen en libros, lo que se determinará por la contabilidad respectiva y el de los valores, el que se consigne en el propio valor o, a elección de los sucesores, el que se determine por valuador autorizado, según las condiciones del mercado.

El fisco no liquidará el pago de los impuestos que corresponda sino hasta que se cumpla con los requisitos que establece la ley de la materia.

ARTICULO 290.- Bienes Gananciales. Para la exclusión de los bienes gananciales no se exigirá declaración judicial previa, más que la documentación legal que demuestre la existencia del régimen que los excluya de la sucesión.

En el inventario

conforme la ley o el pacto le corresponde al cónyuge supérstite, de tal

manera

corresponde a los bienes de la sucesión y, una vez efectuado el pago, el

Registro

inscripciones

las

cónyuge

que

proporción que

deberá

señalarse

los bienes

o

la

que

de

el

fisco

liquide los impuestos

únicamente

en

lo

la Propiedad

a

favor de

que corresponda proceda a efectuar

los herederos o legatarios

y

del

supérstite, si fuere el caso.

ARTICULO 291.- Oposición. Si algún interesado o el Ministerio Público impugnaren la capacidad para suceder de algún heredero o la validez del testamento o de algún documento con que se trate de justificar el parentesco, la controversia se sustanciará en Juicio de conocimiento, sin que se suspendan las medidas de seguridad, el inventario, ni el avalúo de los bienes, ni la declaratoria en favor de herederos no afectados por la oposición.

ARTICULO 292.- Reconocimiento. Si el testamento no es impugnado ni se objeta la legitimidad o la capacidad de los interesados, el Juez o el notario, dentro de los tres días que sigan a la Junta si se hubiere faccionado el inventario de bienes, derechos y obligaciones, sin necesidad de gestión alguna reconocerá como herederos y legatarios a quienes corresponda o a los que estén nombrados por el testador. Si el inventario no se hubiere faccionado, la declaración a que se refiere la presente disposición se hará dentro de los tres días que sigan al faccionamiento del inventario, siempre y cuando se hubiere celebrado la Junta de Herederos.

Si el testamento contuviere alguna condición nula o imposible de cumplir, el reconocimiento se hará con las respectivas salvedades, sin perjuicio de que los interesados promuevan, en juicio de conocimiento, las declaraciones que correspondan.

El reconocimiento se hará siempre sin perjuicio de tercero, de igual o mejor derecho.

Cualquier persona con igual o mejor derecho, podrá pedir la ampliación o rectificación del auto dentro del término de diez años, a partir de la declaratoria.

Cualquier reclamación o acción no podrá perjudicar a los terceros de buena fe que obraron con base en los derechos inscritos de los herederos y legatarios, las que se harán valer entre los herederos o legatarios, según corresponda.

ARTICULO 293.- Trámite fiscal. Con certificación de lo resuelto por el Juez o por el Notario y copia certificada del inventario y de la valuación de bienes, cuando corresponda, así como de la solicitud inicial o del requerimiento y Junta de Herederos, se iniciará el trámite ante las autoridades fiscales, para los efectos del pago de los impuestos que corresponda.

ARTICULO 294.- Anotación de Bienes y derechos. A solicitud de los interesados, el Juez o el notario podrán ordenar la anotación de los bienes y derechos de la sucesión, comunicando el fallecimiento del causante y la existencia del proceso sucesorio, con indicación de los presuntos herederos o legatarios. Dicha anotación persistirá hasta que se produzca la inscripción definitiva de los bienes y derechos, una vez que se hayan cubierto las obligaciones fiscales que corresponda.

Para los efectos de la inscripción definitiva de bienes y derechos, el Juez o el Notario que conozcan de la sucesión, extenderán certificación de los pasajes que contengan el reconocimiento de herederos y legatarios, la opinión del Ministerio Público, el Inventario de Bienes y Derechos y la liquidación fiscal.

La oficina fiscal que liquide los impuestos será responsable de efectuar los avisos o comunicaciones que proceda, para los efectos de los traspasos correspondientes.

ARTICULO 295.- Responsabilidad específica. El abogado, notario, procurador, contador, valuador, perito o cualquier otra persona que intervenga en la tramitación del proceso sucesorio con el ánimo de causar perjuicio al erario público, será responsable por el perjuicio sufrido, siempre que el hecho no constituya delito, en cuyo caso, además, se someterán los antecedentes a Juez del orden penal, sin perjuicio de las demás medidas disciplinarias y personales que correspondan.

ARTICULO 296.- Intervención del Ministerio Público. El Ministerio Público será considerado parte en los procesos sucesorios, hasta que haya declaración de herederos. Se le notificará el contenido de la primera resolución y se pedirá su opinión, por una sola vez, cuando se haya efectuado la Junta de Herederos, siempre y cuando se haya elaborado, previamente, el inventario de bienes, derechos y obligaciones de la sucesión.

Si a juicio del Ministerio Público no procede el reconocimiento de herederos o legatarios, deberá indicar cuáles son los requisitos que habrán de cumplirse para que, sin oírlo nuevamente, se cumplan y se concluya con el proceso sucesorio.

La resolución final también deberá notificarse al Ministerio Público.

CAPITULO II Sucesión Testamentaria

SECCION PRIMERA Disposiciones Generales

ARTICULO 297.- Procedencia de la sucesión testamentaria. Corresponde el proceso sucesorio testamentario cuando media testamento válido, abierto o cerrado, otorgado con las formalidades establecidas por la ley.

El Registro General de la Propiedad y los Registros de la Propiedad que se establezcan son los responsables de llevar el registro de testamentos.

ARTICULO 298.- Requerimiento y entrega del testamento. El que tenga en su poder un testamento tiene el deber de entregarlo al Juez o al Notario que conozcan de la sucesión.

A solicitud de cualquier heredero, del cónyuge supérstite o del presunto

albacea, el Juez o el Notario que conocen de la sucesión, pueden apercibir al tenedor de un testamento de persona fallecida, la entrega del documento. En caso de renuencia se ordenará, por el Juez o por el Notario, el secuestro.

Si se tratare de testamento abierto y hubiere acuerdo de todos los herederos, podrá entregarse al notario por ellos designado, a los efectos de la formación del proceso sucesorio extrajudicial.

ARTICULO 299.- Disposiciones obligatorias del testador. Las reglas que los testadores hayan establecido para la conservación, administración, inventario, avalúo, liquidación y división de bienes, serán respetadas por los herederos instituidos.

SECCION SEGUNDA Formalización de testamentos cerrados y especiales

ARTICULO 300.- Examen de la cubierta y los sellos. En el acto de entrega del testamento cerrado y antes de cualquier trámite, el Juez o el Notario, en presencia del solicitante, levantará acta que exprese cómo se encuentran la cubierta y sus sellos, y demás circunstancias relativas al estudio de la plica. El acta será suscrita por el Juez o el Notario y por las demás personas que hubieren concurrido al acto.

Si el testamento no se hallare en poder de quien solicite la apertura, pedirá que lo exhiba el que lo tenga y, en presencia de éste, se levantará el acta.

ARTICULO 301.- Solicitud al Archivo de Protocolos. El Juez o el notario ante quien se proceda a la apertura del testamento solicitarán al Archivo de Protocolos de la Corte Suprema de Justicia que remita, a costa del interesado, copia certificada del testimonio especial del acta extendida en el protocolo del notario a quien se entregó el testamento cerrado. Si el notario no hubiere remitido al Archivo de Protocolos el testimonio especial del acta o si mediare la solicitud de alguno de los interesados, el Juez o el notario, citarán al notario y los testigos que firmaron el acta. El notario deberá presentar testimonio del acta.

La negativa injustificada del notario o de los testigos produce responsabilidad, como acto que obstruye la administración de la justicia.

ARTICULO 302.- Apertura sin notario ni testigos. El acto de apertura se llevará a cabo estén o no presentes el notario o los testigos, dejando a salvo las responsabilidades que pudieran ser atribuibles, si fuere el caso. El Juez o el notario rubricarán y sellarán cada una de las hojas del testamento y se levantará acta que suscribirán los presentes, dejando constancia de todo lo realizado y de las observaciones formuladas.

ARTICULO 303.- Protocolación del testamento. Acto seguido el Juez mandará

a protocolizar el testamento y lo entregará al notario que designe la mayoría o, en su defecto, al que decida el propio Juez.

Si la apertura se lleva a cabo ante notario este podrá disponer que la protocolización se efectúe en su propio protocolo, siempre y cuando lo soliciten así los interesados.

El notario podrá expedir luego los testimonios que le fueren solicitados por los interesados.

ARTICULO 304.- Trámite del proceso testamentario. Una vez protocolizado el testamento cerrado, se procederá como se dispone para el proceso sucesorio en el caso del testamento abierto.

SECCION TERCERA Testamentos Especiales

ARTICULO 305.- Norma general. Para la formalización de los testamentos especiales se seguirán los mismos trámites señalados para los testamentos cerrados, con las modalidades señaladas en los artículos siguientes.

ARTICULO 306.- Interrogatorio de testigos. Los testigos que concurran a la diligencia serán examinados separadamente y deberán declarar sobre los siguientes extremos:

1o. Lugar, hora, día, mes y año en que se otorgó el testamento;

2o. La edad de los testigos y el lugar en que tenían su domicilio al otorgarse el testamento;

3o. Si vieron y oyeron distintamente al testador expresar en forma clara su voluntad;

4o. Si el testador gozaba de su capacidad mental y estaba libre de coacción;

5o. El tenor de la disposición testamentaria, en su caso, y las personas que intervinieron en el acto;

6o. Si lo que consta en la cédula que se les pondrá de manifiesto, es sustancialmente lo que oyeron y fue dispuesto por el testador, en su caso; y

7o. si las firmas que igualmente se les pondrán de manifiesto, son de puño y letra, y en caso de no saber firmar, si encargaron a otro que lo hiciera por ellos.

ARTICULO 307.- Testamento marítimo. Las autoridades diplomáticas o consulares guatemaltecas a quienes se presente un testamento marítimo, otorgado conforme las disposiciones del Código Civil, cuidarán de que, sujetándose a las solemnidades externas del lugar de la residencia, ratifiquen sus declaraciones el comandante y testigos ante quienes se haya otorgado. Acto seguido remitirán la cédula testamentaria, la certificación de defunción y las actas correspondientes, al Ministerio de Relaciones Exteriores, el que los hará llegar al juez competente para su formalización.

ARTICULO 308.- Declaración de formalización. Si las declaraciones fueren satisfactorias y se hubieren llenado los requisitos legales, el Juez o el notario a quien se haga el requerimiento, podrán declarar formal el testamento especial y ordenarán su protocolización.

CAPITULO III Sucesión Intestada

ARTICULO 309.- Presentación. Al promover un intestado, el denunciante justificará el interés con que proceda, por cualquier medio de prueba. Deberá también indicar, si lo supiere, los nombres y residencias de los parientes en línea recta y del cónyuge supérstite o, a falta de ellos, de los parientes colaterales dentro del cuarto grado.

De ser posible, deberán acompañarse de una vez las certificaciones de las correspondientes partidas del Registro Civil.

CAPITULO IV Sucesión Vacante

ARTICULO 310.- Procedencia de la Sucesión vacante. No existiendo testamento y no concurriendo a heredar al causante personas que se hallen dentro del grado legal, se declarará vacante su sucesión, procediéndose siempre en forma judicial.

ARTICULO 311.- Denuncia. Formulada la denuncia de sucesión vacante ante el juez competente, éste dispondrá las medidas de seguridad que juzgue convenientes y nombrará un administrador de la sucesión de acuerdo con lo dispuesto para la administración de la herencia. El Administrador tendrá derecho al pago de sus servicios, los que graduará el Juez tomando en cuenta la magnitud del encargo.

Previamente a la posesión del cargo el Administrador deberá afianzar o garantizar su responsabilidad, por el monto y bajo las condiciones que disponga el Juez.

ARTICULO 312.- Edictos. Inmediatamente se dispondrá la publicación de edictos por tres veces durante treinta días, en dos períodos, uno de los cuáles será el Diario Oficial, fijando término para que se presenten los que tengan interés.

Si en atención a las circunstancias del caso el juez creyera conveniente hacer saber los edictos, además por otros medios, así lo dispondrá dando las instrucciones necesarias.

ARTICULO 313.- Presencia de interesados. Cuando comparezca cualquier interesado alegando su condición de heredero, el asunto se sustanciará en la forma que legalmente corresponda para la sucesión testamentaria o intestada.

El interesado podrá pedir la remoción inmediata del administrador designado y deducir en su contra, si fuere el caso, las acciones que correspondan a consecuencia de la administración.

ARTICULO 314.- Intervención del Ministerio Público. En todos los trámites de la herencia vacante, intervendrán el Ministerio Público, como representante del Estado, y las universidades debidamente autorizadas para funcionar como tales.

ARTICULO 315.- Noticia a los agentes extranjeros. Si el causante fuere extranjero, su muerte y denuncia de sucesión vacante se harán saber por oficio al representante diplomático o consular de su país.

CAPITULO V Proceso Sucesorio ante Notario

ARTICULO 316.- Procedimiento actuado. Las diligencias del proceso sucesorio ante notario se harán constar en actas notariales, principiando por la que haga constar el requerimiento hecho por los interesados, quienes presentarán la documentación que se requiere, en conformidad con las disposiciones del presente código, para el inicio del proceso sucesorio.

Al pié de la primera acta, el notario declarará promovido el proceso sucesorio extrajudicial y mandará publicar los edictos correspondientes, para citar a los que se consideren con derecho a la herencia a título universal o singular y dictará todas las demás medidas previstas para el proceso sucesorio.

ARTICULO 317.- Simultaneidad de procesos. Si un mismo proceso sucesorio se promoviere por distintos herederos simultáneamente ante diferentes notarios, no mediando acuerdo de partes para reducirlo a uno sólo, se remitirán todos al juez competente para continuar un solo proceso judicial.

ARTICULO 318.- Sustitución de notario. En cualquier momento los herederos podrán remplazar al notario ante quien se ha radicado el proceso sucesorio extrajudicial.

El remplazado, conforme sea notificado de la sustitución, deberá hacer entrega del expediente que tienen en su poder al reemplazante, pero podrá exigir que antes de hacerlo se le pague u otorgue garantía suficiente por lo que se le adeude por concepto de honorarios, según arancel y en proporción al trabajo realizado.

Si el notario se resiste a entregar la pieza sin causa justificada, el

ordenar la

las

responsabilidades personales que se le puedan deducir al notario.

ocupación o

Juez, previa audiencia

por el secuestro

dos

días

al

notario, podrá

del expediente, sin perjuicio

de

ARTICULO 319.- Obligación de exhibir. El notario tiene la obligación de exhibir a cualquier interesado que lo solicite, el expediente que contenga el trámite del proceso sucesorio que ante el se tramita y no podrá negarse a extender las copias o certificaciones que se le pidan de los pasajes que corresponda, lo que hará previa notificación a los requerientes. Su negativa injustificada entraña responsabilidad por obstrucción a la administración de la justicia.

ARTICULO 320.- Facultades del notario. El Notario tendrá todas las facultades que sean requeridas para la entrega de información y documentos relacionados con los bienes y derechos de la sucesión, sin necesidad de que sean complementadas por Juez; de igual manera podrá dictar las órdenes que deban ser cumplidas para asegurar los bienes y derechos de la sucesión o para garantizar los derechos de los herederos y legatarios; sin embargo, para la entrega de fondos, colocación de sellos, entrega de bienes en poder de terceros u otras medidas que impongan el cumplimiento obligatorio de una conducta, el Notario requerirá del complemento del Juez, a quien se dirigirá por oficio, solicitando que complemente la orden, para cuyo efecto acompañará copia certificada de los pasajes conducentes de la sucesión, que deberán comprender, cuando menos, el acta de radicación con la documentación que justifique la defunción o la muerte presunta del causante y un resumen de las razones

que justifican la medida. El Juez deberá complementar o no la orden del notario en un plazo que no exceda de setenta y dos horas. Su resolución será apelable sin efecto suspensivo.

En el caso de las órdenes que no requieren complemento del Juez, el notario deberá acompañar copia certificada del requerimiento para el inicio de la sucesión y de los documentos que justifiquen la defunción o la muerte presunta del causante.

ARTICULO 321.- Responsabilidad. El notario, como Juez en la sucesión, tendrá las mismas responsabilidades, derechos y obligaciones que corresponden a los Jueces de los tribunales ordinarios de justicia.

CAPITULO VI Administración de la Herencia

ARTICULO 322.- Acuerdo para la administración. Para administrar los

bienes se estará a lo dispuesto en el testamento; y, en su defecto, a lo

Si no hubiere acuerdo sobre la forma de

el notario podrán nombrar

administrador al que designe la mayoría, o en su defecto, a un tercero de

su propia elección, que podrá ser una entidad bancaria o de crédito de las sujetas a la fiscalización de la Superintendencia de Bancos y de notoria responsabilidad.

administrar la

que decidan los herederos.

herencia,

el

Juez

o

En igualdad de condiciones para ejercer la administración de la herencia, el juez o el notario, preferirán al heredero que indique la mayoría, la que se computará por capitales y, en caso de empate, por personas. Cualquiera que sea el régimen de administración, los coherederos tienen derecho a ejercer la vigilancia sobre la misma, en las condiciones que fije el juez o el notario.

El nombramiento del Administrador deberá quedar inscrito en el Registro de Sucesiones que lleva la Corte Suprema de Justicia.

ARTICULO 323.- Requisitos. Salvo que se tratare de un Banco, el administrador deberá ser mayor de edad, de notoria buena conducta, estar domiciliado en el lugar donde se abra la sucesión. Deberá llevar una cuenta detallada de su administración e informar de la misma al juez o al notario, cada dos meses o directamente dentro de los quince días que sigan al día en que, a su costa, lo pidan los interesados. Mientras no se hayan aprobado las cuentas no se cancelará la garantía que tenga otorgada el administrador.

ARTICULO 324.- Honorarios y reintegro de gastos. El administrador tendrá el honorario que el Juez o el Notario designe conforme la ley. El administrador no puede deducir en juicio las acciones que por razón de mejoras, manutención o reparación tenga contra la herencia, sino cuando haya hecho esos gastos con autorización previa del Juez, del notario o de la mayoría de los herederos y legatarios.