Sunteți pe pagina 1din 2

Educación y evaluación

Por Marcos Fidel Barrera Morales


Investigador. Marfibamo@hotmail.com
Caracas, 2000/2011
La educación es un tema de todos los tiempos. Allí donde hay seres humanos se justifica
la educación. Por su medio, la persona crea, inventa, se conoce y canaliza las
posibilidades propias de realización. A través suyo se adquieren los elementos necesarios
para adecuar la capacidad relacional a un contexto determinado. La educación crea las
condiciones para que se interpreten los códigos que cada cultura crea en su propósito
comunicacional. Como medio de normalización social, la educación presenta condiciones
excepcionales por la oportunidad que brinda de influir, si no en toda la población, por lo
menos en la mayoría.
La educación constituye una constante cultural. Es un continuo organizacional y
estructural presente en toda sociedad. Dadas las condiciones de continuidad, la educación
debe contemplar la posibilidad de revisión y, por ende, de actualización. De no prever las
posibilidades de perfeccionamiento la educación corre el riesgo de sufrir traumas, de
atrasarse en contenidos y de pervertir sus fines y propósitos, con las implicaciones que tal
situación acarrea.
Se debe superar el espontaneismo, la improvisación y el experimentalismo educativo. El
denominado ensayo y error, como método y como didáctica en la educación, representa
un error en sí mismo. Eso de ensayar para ver qué pasa, para ver qué cosa sale, entraña
peligros, impulsa provisionalismo y puede expresar prepotencia ejecutiva, pues no se
debe ensayar cuando de personas se trata.
Los propósitos educativos deben contener como continuo la evaluación, especialmente
como propósito integral, la cual puede realizarse a través de instrumentos que permitan
justipreciar distintos aspectos de la educación. Para ello, deben evaluarse los contenidos,
las líneas de investigación, la didáctica, los valores, los métodos, los recursos, las
técnicas, las locaciones…
Educar es difícil, evaluar también. Se debe educar para la evaluación. No toda persona
que trabaja en educación está ganada para aprender de la evaluación, como tampoco está
dispuesta a propiciar las acciones que la evaluación conlleva. Los involucrados en el
hecho educativo deben participar de la evaluación: niños y niñas, jóvenes, adolescentes,
adultos, hombres y mujeres, como también estudiantes, docentes, personal directivo y
administrativo. También, las personas que desde variadas instancias se relacionan en
condición de proveedores, asesores, consultores…
La evaluación debe considerar la posibilidad de efectuar cambios. Gran parte del atraso
educativo radica en la ausencia de evaluación y -en las oportunidades en que se hace-, a
la imposibilidad de efectuar transformaciones inmediatas, especialmente por el rígido
control de los entes de poder, encargados de velar porque las políticas centralizadas se
ejecuten.
La educación debe pensar en evaluar continuamente, sabiendo que evaluar no es
propiamente consultar la opinión a través de un instrumento, sobre la marcha de los
distintos aspectos que conforman la actividad educativa. La clave de la evaluación está
en producir los cambios que las consultas permiten sugerir. De otra manera, la
evaluación sólo crea la sensación del cambio sin que éste ocurra realmente.

1
La evaluación en educación debe garantizar que realmente las cosas que se precisan se
cumplan, especialmente desde las experiencias educativas unitarias que expresan la
posibilidad del cambio, más que desde las instituciones centrales que deciden por los
colectivos, sin consultar. Si la evaluación ampara los cambios que cada contexto expresa,
las actualizaciones se darán desde el colectivo y no desde los entes que fijan políticas,
muchos de ellos ausentes de los reales requerimientos de los jóvenes, de los adultos y de
las comunidades que acompañan socialmente la actividad educativa.
Evaluar integralmente en educación implica conocer el contexto, consultar los
protagonistas, precisar urgencias, tomar decisiones y… ¡transformar!
-----------------------------------------