Sunteți pe pagina 1din 9

INTEGRACIÓN SOCIAL EN DEFICIENCIAS AUDITIVAS

Autoras: Marta González


Yulumary Romero
Marian Strauss

Valencia, Febrero de 2011

DEFICIENCIAS AUDITIVAS
Una deficiencia auditiva se produce cuando existe un problema o daño
en una o varias partes del oído.
La sordera de transmisión es consecuencia de un problema en el oído
externo o medio, incluido el conducto auditivo, el tímpano o los huesecillos.
Cualquier obstrucción o problema estructural afecta a la transmisión del
sonido en el oído, haciendo que los niveles sonoros parezcan inferiores. En
muchos casos, se puede corregir la sordera de transmisión con
medicamentos o cirugía.
La sordera neurosensorial es consecuencia de daños en el oído
interno (cóclea) o en el nervio auditivo. La persona tiene dificultad para oír
con claridad, entender el discurso e interpretar diversos sonidos. Este tipo de
sordera es permanente. Se puede tratar con audífonos o, en casos graves,
realizar un implante coclear.
La sordera mixta se produce cuando alguien presenta problemas
auditivos tanto de transmisión como neurosensoriales.
El grado de deficiencia auditiva puede variar mucho dependiendo de la
persona. Algunas personas padecen sordera parcial, es decir, su oído puede
captar algunos sonidos; otras sufren sordera total, lo que significa que el oído
no oye nada (a las personas con sordera total se las considerada sordas).
Pueden tener afectados uno o ambos oídos y la deficiencia puede ser peor
en un oído que en el otro.
La causa más común de sordera de transmisión en niños y
adolescentes es la otitis media, término médico utilizado para referirse a una
infección que afecta al oído medio. Las infecciones de oído hacen que se
acumule fluido o pus detrás del tímpano, lo que puede impedir la transmisión
del sonido. Incluso después de que mejore la infección, es posible que el
fluido permanezca en el oído medio durante semanas o incluso meses,
dificultando así la audición. Pero este fluido suele ser temporal, y tanto si
desaparece por sí solo (que suele ser el caso) como si lo hace con la ayuda
de medicamentos, una vez ha desaparecido, la capacidad de audición de la
persona vuelve a ser normal. Las obstrucciones que se producen en el oído,
como objetos extraños, cerumen o suciedad impactada, o el fluido que
aparece como consecuencia de resfriados y alergias, también pueden causar
sordera de transmisión.
La gente también puede adquirir sordera de transmisión cuando tiene
dañadas partes importantes del oído: el tímpano, el conducto auditivo o los
huesecillos. Por ejemplo, un desgarro o agujero en el tímpano puede afectar
a su capacidad para vibrar adecuadamente.

Adaptación del Aula Regular a personas con discapacidades auditivas:

La integración educativa de alumnos con pérdida auditiva exige


modificar conscientemente ciertos hábitos de comunicación para ofrecerle al
alumnos los apoyos visuales que necesita. Esta modificación no es fácil y se
olvida, por eso hay que revisar constantemente los hábitos de comunicación.
Una de las adaptaciones curriculares para la comunicación más
sencilla es la ubicación referencial del alumno con pérdida auditiva, lo que
implica asignarle un lugar cerca del profesor y lo más distante posible de las
fuentes de ruido, como ventanas, ventiladores, pasillos, oficinas y patios
desde donde pueda ver a todos los que hablan. Para lograr esto la
disposición ideal de los pupitres es en semicírculo.
Como recomendación es importante que antes de iniciar una
explicación o conversación, se debe asegurar que el alumno esté mirando al
profesor; si es necesario se le debe tocar el hombro para que le preste
atención, y entonces comenzar a hablar. Se debe mantener una distancia
máxima de un metro o metro y medio del receptor. Se debe asegurar que el
alumno sepa de qué tema se habla y avisarle cuando se vaya a cambiar el
tema.
Utilizar recursos visuales (dibujos, diagramas, notas, gestos, etc.) para
apoyar su explicación, aclarar posibles confusiones y evitar malos
entendidos. Siempre que sea posible se debe tratar de disminuir el ruido del
lugar donde se encuentra. No hablar de espaldas, desde otra habitación o
cuando no haya luz suficiente; evitar taparse la boca. Se debe asegurar que
la luz le de de frente al docente y no de espaldas, para que la persona pueda
verle la cara claramente.
Todo salón de clases debe reunir unas condiciones auditivo-verbales
óptimas pues en el aula regular la mayor parte de la información se presenta
por medio de la voz. Cuando el ambiente auditivo del aula no es el
apropiado, el rendimiento académico de todos los alumnos se ve afectado
negativamente. Así pues, es necesario reducir el nivel de ruido para que el
habla del maestro y de los alumnos sea más audible que los sonidos de
fondo (ruido).
Algunas sugerencias para ser utilizadas en el desarrollo del proceso
en el aula serían: Ubicar a los alumnos con dificultades auditivas en aulas
retiradas de los lugares de alta concentración de ruido de la escuela. Cerrar
bien puertas y ventanas, y eliminar los huecos entre estas y las paredes.
Cerrar las puertas durante las clases, y abrir solamente las ventanas que
sean necesarias para la ventilación.
Igualmente, se puede cubrir el piso del aula con foami, o pedazos de
anime o goma para amortiguar el ruido de los pupitres o sillas. Si no se
puede cubrir el piso se pueden cubrir las patas de las sillas, pupitres o mesas
de trabajo. Se puede cubrir las paredes con cartones de huevo, corcho o
goma espuma para aislar el ruido externo. En cuanto al techo, mientras sea
más alto más eco se produce, buscar bajarlo mediante tela o techo raso.
Como docentes es importante recordar que esta condición del niño no
interfiere con su inteligencia, sólo le produce problemas articulatorios. Se le
debe hablar con naturalidad sin exagerar el movimiento de los labios y utilizar
la intensidad de voz normal. Tratar de integrarlo con sus compañeros y
recordarle a todos que es un niño como ellos, con los mismos intereses pero
con un problema de comunicación.

Uso de la Tecnología con alumnos con deficiencias auditivas

Gracias al desarrollo que la informática está teniendo en los últimos


años, así como su integración progresiva en centros educativos, está
teniendo lugar un gran avance en la dinámica de trabajo de las aulas, ya que
ésta influye directamente en los métodos de enseñanza y favorece el empleo
de una mayor versatilidad en la presentación y el acceso a los diferentes
contenidos curriculares eliminando barreras de comunicación.
Teniendo en cuenta que la discapacidad auditiva supone una
limitación sensorial que da lugar a diferentes barreras de comunicación, he
de destacar que, en la actualidad, la tecnología está suponiendo una
herramienta de gran importancia en cuanto a la eliminación de barreras. La
Lengua de Signos es una lengua visual fundamentalmente, donde el
movimiento, las expresiones faciales y el espacio juegan un papel muy
importante. Es por ello que tanto los materiales utilizados como las
actividades empleadas para su desarrollo requieren un formato visual que
facilite la percepción y las reproducciones.
A partir del año 2010, en Granada, provincia española, existe un
programa de integración social con el uso de nuevas tecnologías para niños
con deficiencias auditivas, llamado “Plan 2.0”. El principal objetivo del "Plan
2.0" es dotar, en los próximos cuatro cursos, a las aulas ordinarias de: 5º y 6º
de Educación Primaria y de 1º y 2º de Educación Secundaria Obligatoria, de
recursos tecnológicos que transformen las aulas tradicionales en aulas
tecnológicas, dotadas de pizarras digitales, ordenadores portátiles para los
alumnos y de un ordenador portátil para cada profesor.
Esto supondrá un gran avance en el proceso de atención educativa,
desde el aula ordinaria, al alumnado que presente algún tipo de
discapacidad, pues partimos de la concepción de que las TIC son un medio
imprescindible para contribuir al desarrollo integral de las personas en
general y, en particular, en el caso de los alumnos con Necesidades
Especificas de Apoyo Educativo, dado que van a ofrecerles una respuesta
acorde a sus necesidades y demandas.
Algunas de las estrategias que deberá utilizar el profesorado, para
adaptar el proceso de enseñanza aprendizaje de alumnado con discapacidad
auditiva en el aula ordinaria, son las siguientes:
Usar material gráfico siempre que sea posible.
Ofrecer información principalmente por vía visual.
No dar la información básica caminando, de espaldas o mientras se
escribe en la pizarra.
Utilizar recursos y materiales visuales que acompañen a la
información oral.
Presentar la información en soporte visual.
Todas las estrategias anteriormente citadas podrán ser puestas en
práctica mediante el uso de las nuevas tecnologías, y especialmente con el
uso de la pizarra digital y el ordenador (con conexión a Internet), recursos
que nos ofrece el "Plan 2.0".
a) La pizarra digital como recurso de apoyo para la atención educativa
del deficiente auditivo:
La pizarra digital es la suma de un ordenador multimedia conectado a
Internet y un cañón de proyección, que refleja sobre una pantalla blanca lo
que se proyecta en la pantalla del ordenador. Con el uso de la pizarra
electrónica, el profesor podrá realizar las explicaciones magistrales de las
unidades didácticas de las distintas áreas, materias o asignaturas del
currículum, utilizando como apoyo la imagen, fundamental para la
comprensión del contenido a explicar por parte del alumnado con
discapacidad auditiva, que pondrá visualizar documentos (textos, gráficos,
mapas conceptuales etc..), fotografías, videos, presentaciones multimedia
etc., así como cualquier información procedente de Internet.
Del mismo modo, la pizarra digital, facilitará su proceso de
socialización contribuyendo a la realización de actividades en grupo y
permitiendo la exposición de los trabajos apoyándose en este recurso, un
buen ejemplo es la utilización de presentaciones Power Point.
b) El ordenador como recurso de apoyo para la atención educativa del
deficiente auditivo: El alumno con deficiencia auditiva podrá hacer uso del
ordenador sin ningún tipo de adaptación, pues el tipo de deficiencia que
presenta es de tipo sensorial y, por tanto, no va a dificultar su acceso.
Los ordenadores son un recurso educativo importante para la
educación de las personas con déficit auditivo, pues les ofrecen la
información en soporte visual, contribuyen a un aumento de la motivación del
alumnado en la realización de las tareas escolares, y permiten mejorar su
competencia lingüística a través del entrenamiento. Desde el punto de vista
social, va a facilitar su integración dotándolos de autonomía para la
realización de sus aprendizajes y les va a permitir acceder a la información.
A través de la pantalla los alumnos podrán recibir cualquier tipo de mensaje
mediante un estimulo visual, rompiendo así con una las principales barreras
de comunicación.
Asimismo el ordenador con conexión a Internet, va a permitir fomentar
actividades socializadoras mediante la participación del deficiente auditivo en
el desarrollo de los trabajos grupales. Por ejemplo, en el aula ordinaria se
podrían realizar debates entre el alumnado que forma el grupo-clase a través
del Chat, contribuyendo así al proceso de socialización del alumnado sordo.
Otra opción es utilizar el correo electrónico para facilitar su comunicación con
el profesor y resto de compañeros de clase.
c) Ordenadores con conexión a Internet. Internet es considerado un
recurso de apoyo para el desarrollo de determinadas capacidades en el
sujeto con déficit auditivo tales como los procesos cognitivos básicos
(atención y memoria) y el lenguaje escrito, pues en ambos casos permite
presentar la información de forma gráfica o visual, favoreciendo la
comprensión de ésta, siempre y cuando el sujeto con discapacidad auditiva
posea un nivel lectoescritor considerable y en última instancia fomenta la
motivación hacia el proceso de aprendizaje.
REFERENCIAS

Frutos, C.; Hidalgo, N. Uso de las TIC con alumnado con deficiencia auditiva
en el aula ordinaria. 2009. Disponible:
http://dimglobal.ning.com/group/2congresoaulatic/forum/topics/uso-de-
las-tic-con-alumnado?xg_source=activity

Kidshealth. Deficiencias auditivas. Disponible:


http://kidshealth.org/teen/en_espanol/enfermedades/hearing_impairme
nt_esp.html

Kruljac, Sofía. El alumno con deficiencias auditivas en el aula regular. 2004.


Disponible:
http://www.espaciologopedico.com/articulos/articulos2.php?
Id_articulo=594

Sánchez, Ma. Carmen. Inclusión de las nuevas tecnologías en el aula


ordinaria con el "Plan 2.0.": Un gran avance para la intervención
educativa del alumnado con deficiencia auditiva. 11/01/2010.
Disponible: http://www.educaweb.com/noticia/2010/01/11/inclusion-
nuevas-tecnologias-aula-ordinaria-plan-2-0-14017.html