Sunteți pe pagina 1din 34

ANÁLISIS DE LABORATORIO

ANÁLISIS DEL ÁCIDO ÚRICO EN LA SANGRE

OTROS NOMBRES

x Ácido úrico,
x Estudio de ácido úrico
x Acido úrico en sangre.

DEFINICIÓN

Es un análisis que se realiza por separado o en una petición general de


bioquímico en la sangre. Mide la cantidad (concentración) del ácido úrico
presente en la sangre.

El ácido úrico es el resultado final del metabolismo de las purinas (partes de


DNA y RNA). La mayor parte del ácido úrico se excreta por el riñón, y algo por
el sistema intestinal. Cuando aumenta la destrucción de los tejidos (como en
diversos tipos de cáncer) el ácido úrico aparece elevado en sangre, aunque la
causa más común de su elevación es la gota.

¿PARA QUÉ SE REALIZA?

Sobre todo para hacer un diagnóstico de gota, pero en ciertos procesos puede
aparecer elevado y es útil para evaluar otras enfermedades.

TÉCNICA DE REALIZACIÓN

Para realizar este análisis se precisa estar en ayunas al menos las 6 horas
previas.

Se puede realizar la toma en un lugar apropiado (consulta, clínica, hospital)


pero en ocasiones se realiza en el propio domicilio del paciente.

x Para realizar la toma se precisa de localizar una vena apropiada y, en


general, se utilizan las venas situadas en la flexura del codo. La persona
encargada de tomar la muestra utilizará guantes sanitarios, una aguja
(con una jeringa o tubo de extracción).
x Le pondrá un tortor (cinta de goma-látex) en el brazo para que las venas
retengan más sangre y aparezcan más visibles y accesibles.
x Limpiará la zona del pinchazo con un antiséptico y mediante una
palpación localizará la vena apropiada y accederá a ella con la aguja.
x Le soltarán el tortor.
x Cuando la sangre fluya por la aguja, el sanitario realizará una aspiración
(mediante la jeringa o mediante la aplicación de un tubo con vacío).
x Si se requiere varias muestras para diferentes tipos de análisis se le
extraerá más o menos sangre o se aplicarán diferentes tubos de vacío.
x Al terminar la toma, se extrae la aguja y se presiona la zona con una
torunda de algodón o similar para favorecer la coagulación y se le
indicará que flexione el brazo y mantenga la zona presionada con un
esparadrapo durante unas horas.

PROBLEMAS Y POSIBLES RIESGOS

x La obtención mediante un pinchazo de la vena puede producir cierto


dolor.
x La posible dificultad en encontrar la vena apropiada puede dar lugar a
varios pinchazos
x Aparición de un hematoma (moratón o cardenal) en la zona de
extracción, suele deberse a que la vena no se ha cerrado bien tras la
presión posterior y ha seguido saliendo sangre produciendo este
problema. Puede aplicarse una pomada tipo Hirudoid® o Trombocid® en
la zona.
x Inflamación de la vena (flebitis), a veces la vena se ve alterada, bien sea
por una causa meramente física o por que se ha infectado. Se deberá
mantener la zona relajada unos días y se puede aplicar una pomada tipo
Hirudoid® o Trombocid® en la zona. Si el problema persiste o aparece
fiebre deberá consultarlo con su médico.

VALORES DEL ÁCIDO ÚRICO

Los valores normales en los hombres adultos son entre 4 y 8,5 mg por decilitro.
En las mujeres adultas 2,5 a 7,5 mg/dl. En los niños pequeños se aceptan
valores de 2,5 a 5 mg/dl.
Los valores más altos de 12 mg/dl se consideran altos (hiperuricemia).

Pueden modificar los valores de ácido úrico y no ser por una gota ciertas
situaciones:

1. Estrés en general puede elevar los niveles de ácido úrico.


2. La utilización de contrastes radiológicos también
3. Ciertos productos y medicamentos pueden aumentar el ácido úrico, la
cafeína, el alcohol, las teofilinas, etc...
4. Pueden disminuir los valores de ácido úrico, la aspirina, el alopurinol, los
corticoides, las hormonas femeninas.

DIAGNÓSTICOS POSIBLES EN VALORES ANORMALES


Puede aparecer el ácido úrico elevado en sangre (hiperuricemia) en:

x Acidosis metabólica
x Alcoholismo
x Diabetes mellitus
x Dieta rica en purinas (carnes rojas, vísceras de animales, embutidos,
mariscos, frutos secos)
x Eclampsia en el embarazo
x Exceso de ejercicio
x Fallo renal
x Gota
x Hipoparatiroidismo
x Lesiones graves en los tejidos (quemaduras, traumatismos)
x Leucemia
x Litiasis renal
x Policitemia vera
x Quimioterapia del cáncer

Puede aparecer el ácido úrico disminuido (hipouricemia) en:

x Dietas baja en purinas (proteínas)


x Síndrome de Fanconi
x Enfermedad de Wilson

ESTUDIO DE BIOQUÍMICA

OTROS NOMBRES

x Análisis bioquímico,
x Análisis de rutina bioquímica.

¿PARA QUÉ SE REALIZA?

Los parámetros que se estudian en una rutina de bioquímica en sangre son la


concentración de varias sustancias químicas que se encuentran en la sangre
en el momento del análisis y su determinación sirve al médico para:

x Confirmar un diagnóstico en un paciente con síntomas de cierta


enfermedad.
x Controlar la respuesta al tratamiento de la enfermedad.
x Para el diagnóstico precoz en personas que no presentan síntomas, pero
que pueden tener algún factor de riesgo para diferentes enfermedades.

En general estos parámetros informan sobre el estado y la función del hígado,


el riñón, la diabetes, ó el estado de inflamación en relación a las enfermedades
reumáticas, entre otros.

TÉCNICA DE REALIZACIÓN

Para realizar este análisis se precisa estar en ayunas al menos las 6 horas
previas, ya que la ingesta de alimentos altera numerosos parámetros
bioquímicos como las concentraciones en sangre de glucosa (azúcar),
colesterol, ácido úrico y triglicéridos, no siendo así en otros como la urea. Pero
como se realiza con la misma muestra de sangre en el laboratorio es mejor el
estar en ayunas para realizar todos ellos de una misma extracción sanguínea.

Se puede realizar la toma en un lugar apropiado (consulta, clínica, hospital)


pero en ocasiones se realiza en el propio domicilio del paciente.

x Para realizar la toma se precisa de localizar una vena apropiada y en


general se utilizan las venas situadas en la flexura del codo. La persona
encargada de tomar la muestra utilizará guantes sanitarios, una aguja
(con una jeringa o tubo de extracción) .
x Le pondrá un tortor (cinta de goma-látex) en el brazo para que las venas
retengan más sangre y aparezcan más visibles y accesibles.
x Limpiará la zona del pinchazo con un antiséptico y mediante una
palpación localizará la vena apropiada y accederá a ella con la aguja. Le
soltarán el tortor.
x Cuando la sangre fluya por la aguja el sanitario realizará una aspiración
(mediante la jeringa o mediante la aplicación de un tubo con vacío).
x Al terminar la toma, se extrae la aguja y se presiona la zona con una
torunda de algodón o similar para favorecer la coagulación y se le
indicará que flexione el brazo y mantenga la zona presionada con un
esparadrapo durante unas horas.
x La sangre extraída se traslada al laboratorio de análisis en un tubo
especial para bioquímica, que contiene un producto anticoagulante. En
general no suelen ser necesarios más de 10 mililitros de sangre para una
batería estándar de parámetros bioquímicos.

PROBLEMAS Y POSIBLES RIESGOS

1. La obtención mediante un pinchazo de la vena puede producir cierto


dolor.
2. La posible dificultad en encontrar la vena apropiada puede dar lugar a
varios pinchazos
3. Aparición de un hematoma (moratón o cardenal) en la zona de
extracción, suele deberse a que la vena no se ha cerrado bien tras la
presión posterior y ha seguido saliendo sangre produciendo este
problema. Puede aplicarse una pomada tipo Hirudoid® o Trombocid® en
la zona.
4. Inflamación de la vena (flebitis), a veces la vena se ve alterada, bien sea
por una causa meramente física o por que se ha infectado. Se deberá
mantener la zona relajada unos días y se puede aplicar una pomada tipo
Hirudoid® o Trombocid® en la zona. Si el problema persiste o aparece
fiebre deberá consultarlo con su médico.

PRINCIPALES PARÁMETROS BIOQUÍMICOS

Para estudiar la función renal se estudian los valores de urea, creatinina, sodio,
potasio, colesterol, triglicéridos, calcio y fósforo.

Para la valorar la función del hígado se solicitan las transaminasas, las


fosfatasas alcalinas, la gammagluta-miltranspeptidasa, la bilirrubina.

Para el diagnóstico y control de la diabetes se solicita la glucemia, la


hemoglobina glicosilada (HbA1c), el colesterol, el colesterol HDL y el colesterol
LDL, los triglicéridos y la creatinina.

VALORES NORMALES

VALORES NORMALES DE LOS PARÁMETROS BIOQUÍMICOS MÁS


FRECUENTES
PARÁMETROS BIOQUÍMICOS VALORES NORMALES
70 y 105 mg por decilitro
Glucosa en sangre
(en niños 40 a 100 mg/dl)
hombres adultos: 4 y 8,5 mg/dl
Ácido úrico mujeres adultas: 2,5 a 7,5 mg/dl
(niños: 2,5 a 5 mg/dl )
7 y 20 mg por decilitro
Urea
(niños: 5 a 18 mg/dl)
hombres adultos: 0,7 y 1,3 mg/dl
Creatinina mujeres adultas: 0,5 y 1,2 mg/dl
(niños 0,2 y 1 mg/dl)
Bilirrubina directa 0,1 a 0,3 mg/100 ml
Bilirrubina total 0,3 a 1,0 mg/100 ml
Bilirrubina indirecta menor de 1,0 mg/ml
Fosfatasa alcalina 30 a 120 U/L
Hombres: 8 a 38 U/L
Gamma GT
Mujeres: 5 a 27 U/L
GOT 5 a 32 mU/ml
GPT 7 a 33 mU/ml
Colesterol 100 a 200 mg/100ml
Hombres: mayor de 45 mg/100ml
HDL
Mujeres: mayor de 55 mg/100ml
LDL 60 y 180 mg/100ml
Proteínas totales 6,4 a 8,3 gr/dl
Albúmina 3,5 a 5 gr/dl
Calcio 8,5 a 10,5 mg/100ml
Potasio 3,5 a 5 mmol/L
Sodio 135 a 145 mEQ/L
Fósforo 2,9 a 5,0 mg/100 ml

ANÁLISIS DE ORINA

DENOMINACIÓN

x Orina anormales y sedimento.


x Sistemático de Orina.
x Anormales en Orina.

DEFINICIÓN

El análisis rutinario de orina es una medición por métodos físicos y químicos


para medir diferentes parámetros químicos y microscópicos para diagnosticar la
presencia de infecciones urinarias, enfermedades renales, y otras
enfermedades generales que producen metabolitos en la orina.

¿PARA QUÉ SE REALIZA EL ANÁLISIS?

Se utiliza para evaluar la función de los riñones, de las diferentes hormonas que
lo regulan, y situaciones de la regulación de líquidos en el cuerpo humano.

El análisis de orina se realiza como estudio rutinario para discriminación del


estado de salud, para el diagnóstico precoz de diferentes enfermedades, para
el control de la diabetes o enfermedades renales. También para diagnosticar
infecciones urinarias o la presencia de enfermedades renales.

PROCEDIMIENTO DE OBTENCIÓN

Se debe de tener un envase limpio, mejor si es estéril.

La mejor hora para tomar una muestra es la primera hora de la mañana, ya que
está más concentrada y puede mostrar mejor las posibles irregularidades.

Para recoger la orina se limpiará la cabeza del pene o la vagina con agua y
jabón secando con una toalla seca y limpia.

Comenzar a orinar y dejar caer la primera parte de la orina al inodoro, luego


poner el envase limpio para recoger unos 50 a 80 cc. y separar el envase de la
salida de la orina.

Luego se cierra el envase adecuadamente para su transporte y entrega al


personal sanitario encargado de la realización del análisis.

El mejor análisis de orina se realiza con una recogida de menos de 15 minutos


antes de realizar el mismo.

El exceso de vitamina C tomada por diferentes razones puede interferir en los


resultados de un análisis rutinario de orina.

Hay medicamentos que modifican el color de la orina y no debe de ser tomado


como una anormalidad, entre ellos están: La cloroquina, el hierro, la levodopa,
la nitrofurantoína, la fenotiacina, la fenitoína, la riboflavina y el triamterene.

PROBLEMAS Y POSIBLES RIESGOS

La recogida de una muestra para análisis de orina.

ANÁLISIS QUÍMICO Y ANÁLISIS MICROSCÓPICO

Análisis químico de la orina

En esta parte del estudio se describe la presencia de:

x Interpretación de la apariencia y color de la orina, pueden aparecer


diversas variaciones, orina clara, turbia, amarilla clara, amarilla oscura,
roja, verde, azul, etc...)
x Presencia de bilirrubina en orina
x Presencia de glucosa en orina
x Hemoglobina en orina
x Cetonas en orina
x Nitritos en orina
x Medición del pH
x Proteínas en orina
x Densidad de la orina
x Urobilinógeno en orina

Análisis microscópico de la orina

En esta parte se estudian y dan resultados de:

x Presencia de bacterias o otros microorganismos


x Cristales
x Grasas
x Mucosidad
x Hematíes
x Células tubulares renales
x Células epiteliales
x Leucocitos en orina

VALORES NORMALES DE LOS PARÁMETROS EN UN ANÁLISIS


RUTINARIO

x El color de la orina debe de ser desde transparente hasta amarillo


oscuro.
x La concentración de la orina debe de ser entre 1.006 a 1.030. Puede
variar por la hora del día de recogida, cantidad de comida tomada, o el
ejercicio realizado.
x El pH de la orina debe de estar entre 4,6 y 8,0.
x No debe de haber presencia de glucosa, cetonas, ni proteínas.
x No debe de haber presencia de hematíes.
x No debe de haber hemoglobina.
x No debe de haber bilirrubina.
x Puede haber trazas de Urobilinógeno en la orina normal.
x No debe de haber nitritos.
x No debe de haber leucocitos.

VALORACIÓN DE RESULTADOS ANORMALES


x Alteraciones en el color y apariencia. La orina turbia puede deberse a ala
presencia de pus ó infecciones. La orina con color amarillo oscuro puede
deberse a la presencia de urobilinógeno o bilirrubina.

La presencia de color rojo sugiere presencia de hematíes o hemoglobina


por problemas renales, infecciones urinarias.

La infección por pseudomonas puede dar un color verde a la orina.


x Alteraciones de la concentración de la orina. El aumento o disminución
exagerados y que no sean debidos a las variables propias de horario de
recogida, exceso de comidas o ejercicio, puede deberse a problemas de
la función renal.
x Alteraciones del pH de la orina. La orina con pH más alcalino (pH> 7,5)
puede ser mejor para la disminución de la formación de piedras en la vía
urinaria, inclusive puede favorecer el efecto de ciertos antibióticos. Si la
orina es demasiado ácida (pH< 5), también disminuye la formación de
ciertas piedras del tracto urinario, disminuye la presencia de infecciones.
Si está en los extremos puede deberse a muchas enfermedades.

La orina ácida tiene tendencia a producir cristales de xantina, cistina,


ácido úrico y oxalato cálcico.

La orina alcalina se acompaña de tendencia a formar cálculos de


carbonato cálcico, fosfato cálcico, y fosfato de magnesio.
x Presencia de glucosa en orina. Se puede suponer que si hay glucosa en
la orina es que la glucosa está elevada en la sangre, por una diabetes o
por otra razón. Suele acompañarse de presencia de cuerpos cetónicos,
que aparecen en exceso en la diabetes no controlada.
x Presencia de proteínas en la orina. Principalmente es un indicador de
problemas renales, como la glomerulonefritis, como la pérdida de
proteínas disminuye la presión oncótica se suele acompañar de edemas
intersticiales, lo que se llama síndrome nefrótico.
x La presencia de cilindros puede ser debido a acúmulo de proteínas o de
células.

Los cilindros hialinos son proteínas acumuladas y suelen acompañarse


de proteinuria. Pueden encontrase cilindros hialinos tras un ejercicio
intenso.

La presencia de cilindros celulares granulosos son acumulaciones de


partículas celulares de desecho de glóbulos blancos y células epiteliales,
pueden aparecer tras el ejercicio intenso y en diversas enfermedades
renales.
x Presencia de sangre (hematíes, hemoglobina) en la orina puede ser
indicador de sangrado renal, pero también ocurre tras el ejercicio físico
intenso.
x Presencia de bilirrubina en orina. Es un indicador de problemas hepáticos
o de las vías biliares.
x La presencia de nitritos en orina es un indicador de infección urinaria.
ANÁLISIS DE SANGRE

OTROS NOMBRES

x Muestra sanguínea,
x Analítica de sangre,
x Extracción de sangre,
x Rutina de sangre.

¿PARA QUÉ SE REALIZA?

Los análisis de sangre se usan como rutina para ayudar al diagnóstico de


enfermedades o como control de salud.

Mediante los análisis se puede detectar la presencia de muchas enfermedades


habituales y frecuentes como pueden ser la anemia, la diabetes, infecciones,
pero también pueden dar a conocer otras menos frecuentes y más graves como
la leucemia o otros tipos de cáncer.

¿CUÁLES SON LOS MÁS FRECUENTES?

Los análisis más frecuentemente utilizados son los de sangre, y entre ellos la
rutina habitual es un estudio hematológico (hematimetría ó hemograma) con
VSG (Velocidad de Sedimentación Globular), y un estudio de bioquímica en el
que se miden la glucemia (azúcar en la sangre), el ácido úrico, la urea, las
transaminasas, la bilirrubina, electrolitos, etc...

TÉCNICA DE REALIZACIÓN

Para realizar este análisis se precisa de una preparación previa, y en general


se recomienda estar en ayunas desde las 10-12 horas previas.

Se puede realizar la toma en un lugar apropiado (consulta, clínica, hospital)


pero en ocasiones se realiza en el propio domicilio del paciente.

x Para realizar la toma se precisa de localizar una vena apropiada y, en


general, se utilizan las venas situadas en la flexura del codo. La persona
encargada de tomar la muestra utilizará guantes sanitarios, una aguja
(con una jeringa o tubo de extracción).
x Le pondrá un tortor (cinta de goma-látex) en el brazo para que las venas
retengan más sangre y aparezcan más visibles y accesibles.
x Limpiará la zona del pinchazo con un antiséptico y mediante una
palpación localizará la vena apropiada y accederá a ella con la aguja.
x Le soltarán el tortor.
x Cuando la sangre fluya por la aguja, el sanitario realizará una aspiración
(mediante la jeringa o mediante la aplicación de un tubo con vacío).
x Si se requiere varias muestras para diferentes tipos de análisis se le
extraerá más o menos sangre o se aplicarán diferentes tubos de vacío.
x Al terminar la toma, se extrae la aguja y se presiona la zona con una
torunda de algodón o similar para favorecer la coagulación y se le
indicará que flexione el brazo y mantenga la zona presionada con un
esparadrapo durante unas horas.

PRECAUCIONES ESPECIALES

x Acudir acompañado suele ser recomendable.


x Si tiene tendencia a marearse, debe de comunicarlo previamente al
profesional sanitario, ya que será mejor evitar el mareo o una caída de
resultados imprevisibles, y en estos casos la extracción se realiza con la
persona tumbada.
x Si nota mareo o cierta inestabilidad al terminar la extracción, no se
levante y dígalo; el hacerse el "valiente" puede producir mayores
problemas.
x Si en otras ocasiones le han dicho que tiene "malas venas" también debe
de ser comunicado previamente.

PROBLEMAS SECUNDARIOS

1. Aparición de un hematoma (moratón o cardenal) en la zona de


extracción. Suele deberse a que la vena no se ha cerrado bien tras la
presión posterior y ha seguido saliendo sangre produciendo este
problema. Puede aplicarse una pomada tipo Hirudoid® o Trombocid® en
la zona.
2. Inflamación de la vena (flebitis). A veces la vena se ve alterada, bien
sea por una causa meramente física o por que se ha infectado. Se
deberá mantener la zona relajada unos días y se puede aplicar una
pomada tipo Hirudoid® o Trombocid® en la zona. Si el problema persiste
o aparece fiebre deberá consultarlo con su médico.
TIEMPO DE PROTOMBINA

DENOMINACIÓN

x Protombina,
x TP.

DEFINICIÓN

El tiempo de protombina mide la facilidad de unión de los Factores de la


coagulación, I (fibrinógeno), Factor II (protombina), Factor V, Factor VII y Factor
X. Cuando alguno de estos factores está alterado el tiempo de protombina se
alarga.

¿PARA QUÉ SE REALIZA EL ANÁLISIS?

La coagulación es el resultado de una secuencia de reacciones en la que


influyen varios factores (Ejemplo: Factor I o fibrinógeno, Factor II o protrombina,
y el factor XII o factor de Hageman). Estas proteínas se producen en el hígado
y son excretadas a la sangre. Algunas de estas proteínas, II, VII, IX y X,
requieren vitamina K para su síntesis hepática.

La Warfarina o cumarina es un anticoagulante que actúa inhibiendo la


formación de vitamina K y por ello inhibe la formación de ciertos factores de la
coagulación, por lo que inhibe la coagulación.

Cuando un tejido es dañado se inicia la secuencia de la coagulación, cada


secuencia inicia la siguiente y el resultado final es la formación de un tapón de
fibrina.
El factor X puede ser activado por dos secuencias diferentes, que se llaman vía
extrínseca e intrínseca de la coagulación.

El sistema intrínseco se refiere a la activación del factor XII o de Hageman, que


se realiza por tejidos no conectados directamente con la sangre, luego se
activan secuencialmente los factores XII, IX, X, en presencia del factor VIII.

El sistema extrínseco afecta a la activación del factor VII por la tromboplastina


(llamada también factor tisular), que es una proteína que se libera por las
membranas de los tejidos dañados.

El tiempo de protombina se usa para evaluar el sistema extrínseco y la vía


común de la coagulación.

PROCEDIMIENTO DE OBTENCIÓN
x Para realizar este análisis no se precisa estar en ayunas.
x Pueden interferir el resultado los tratamientos con anticoagulantes
(heparina, cumaroles). Hay medicamentos que alargan el tiempo de
protombina, el alopurinol, la aspirina, las penicilinas, la clorpromacina, la
colestiramina, la cimetidina, el clofibrato, las quininas, quinidinas y las
sulfonamidas.
x En cambio pueden acortar el tiempo de protombina los esteroides
anabolizantes, la difenhidramina, los estrógenos, la griseofulvina, y los
anticonceptivos.
x Hay que tener en cuenta que ciertas hemoglobinopatías pueden
modificar los resultados.
x Se puede realizar la toma en un lugar apropiado (consulta, clínica,
hospital) pero en ocasiones se realiza en el propio domicilio del paciente.
x Para realizar la toma se precisa de localizar una vena apropiada y en
general se utilizan las venas situadas en la flexura del codo. La persona
encargada de tomar la muestra utilizará guantes sanitarios, una aguja
(con una jeringa o tubo de extracción).
x Le pondrá un tortor (cinta de goma-látex) en el brazo para que las venas
retengan más sangre y aparezcan más visibles y accesibles.
x Limpiará la zona del pinchazo con un antiséptico y mediante una
palpación localizará la vena apropiada y accederá a ella con la aguja. Le
soltarán el tortor.
x Cuando la sangre fluya por la aguja el sanitario realizará una aspiración
(mediante la jeringa o mediante la aplicación de un tubo con vacío).
x Al terminar la toma, se extrae la aguja y se presiona la zona con una
torunda de algodón o similar para favorecer la coagulación y se le
indicará que flexione el brazo y mantenga la zona presionada con un
esparadrapo durante unas horas.
x La sangre extraída se traslada al laboratorio de análisis en un tubo
especial para bioquímica, que contiene un producto anticoagulante. En
general no suelen ser necesarios más de 10 mililitros de sangre para una
batería estándar de parámetros bioquímicos.

PROBLEMAS Y POSIBLES RIESGOS

1. La obtención mediante un pinchazo de la vena puede producir cierto


dolor.
2. La posible dificultad en encontrar la vena apropiada puede dar lugar a
varios pinchazos.
3. Aparición de un hematoma (moratón o cardenal) en la zona de
extracción, suele deberse a que la vena no se ha cerrado bien tras la
presión posterior y ha seguido saliendo sangre produciendo este
problema. Puede aplicarse una pomada tipo Hirudoid® o Trombocid® en
la zona.
4. Inflamación de la vena (flebitis), a veces la vena se ve alterada, bien sea
por una causa meramente física o por que se ha infectado. Se deberá
mantener la zona relajada unos días y se puede aplicar una pomada tipo
Hirudoid® o Trombocid® en la zona. Si el problema persiste o aparece
fiebre deberá consultarlo con su médico.

VALORES NORMALES DE HEMOGLOBINA GLICOSILADA (HbA1)

Valores normales: de 11 a 12,5 segundos.

En tratamientos anticoagulantes: 1,5 a 2 veces los valores normales

En estos valores puede haber ciertas diferencias por la técnica o por criterios
de normalidad propios de laboratorios concretos, a veces en el rango de
valores y otras veces por las unidades a las que se hace referencia.

VALORACIÓN DE RESULTADOS ANORMALES

Aparecen niveles aumentados del tiempo de protombina en:

x Cirrosis,
x Coagulación intravascular diseminada,
x Deficiencia de vitamina K,
x Deficiencia de factores de la coagulación,
x Hemofilias,
x Hepatitis,
x Obstrucción de la vía biliar,
x Otras enfermedades hepáticas,
x Síndrome de malabsorción,
x Tratamiento anticoagulante.
TRANSAMINASA GOT

OTROS NOMBRES

x SGOT,
x Transaminasa glutámico oxalacética, GOT,
x Aspartato aminotransferasa, AST.
DEFINICIÓN

La GOT es una enzima con gran concentración en el corazón, en el hígado y


los músculos. Cuando hay una lesión de estos órganos la enzima es liberada a
la sangre y aparece elevada en los análisis.

¿PARA QUÉ SE REALIZA ESTE ESTUDIO?

Se realiza en el contexto de otras pruebas hepáticas (GammaGT, GPT,


Bilirrubina, fosfatasa alcalina) y se utiliza para evaluar problemas o alteraciones
del hígado. Su elevación es directamente proporcional al daño celular y puede
servir como indicativo de la evolución de la enfermedad.

También se utiliza como parámetro indicador de lesión cardiaca en el contexto


de otros parámetros cardiacos(CPK,LDH),como indicador de lesión cardiaca
por un infarto de miocardio. Su valor máximo se alcanza a las 24 horas tras el
infarto, y tiende a bajar en 3 a 4 días si la lesión cardiaca cede. Si persiste
elevada es que el infarto está progresando a peor.

TÉCNICA DE REALIZACIÓN

Es necesario al menos 4 horas de ayunas previo al análisis.

El ejercicio físico intenso puede elevar los niveles. Hay que tener en cuenta
además que ciertos medicamentos pueden alterar sus valores, los elevan los
medicamentos para la hipertensión, los anticoagulantes orales, el digital, la
eritromicina, los anticonceptivos orales, la aspirina, y otros medicamentos de
metabolismo hepático.

Puede aparecer bajo el nivel en el embarazo, en deficiencias de vitaminas, en


la cetoacidosis diabética, etc...

Se puede realizar la toma en un lugar apropiado (consulta, clínica, hospital)


pero en ocasiones se realiza en el propio domicilio del paciente.

x Para realizar la toma se precisa de localizar una vena apropiada y en


general se utilizan las venas situadas en la flexura del codo. La persona
encargada de tomar la muestra utilizará guantes sanitarios, una aguja
(con una jeringa o tubo de extracción).
x Le pondrá un tortor (cinta de goma-látex) en el brazo para que las venas
retengan más sangre y aparezcan más visibles y accesibles.
x Limpiará la zona del pinchazo con un antiséptico y mediante una
palpación localizará la vena apropiada y accederá a ella con la aguja. Le
soltarán el tortor.
x Cuando la sangre fluya por la aguja el sanitario realizará una aspiración
(mediante la jeringa o mediante la aplicación de un tubo con vacío).
x Al terminar la toma, se extrae la aguja y se presiona la zona con una
torunda de algodón o similar para favorecer la coagulación y se le
indicará que flexione el brazo y mantenga la zona presionada con un
esparadrapo durante unas horas.
x La sangre extraída se traslada al laboratorio de análisis en un tubo
especial para bioquímica, que contiene un producto anticoagulante. En
general no suelen ser necesarios más de 10 mililitros de sangre para una
batería estándar de parámetros bioquímicos.

PROBLEMAS Y POSIBLES RIESGOS

1. La obtención mediante un pinchazo de la vena puede producir cierto


dolor.
2. La posible dificultad en encontrar la vena apropiada puede dar lugar a
varios pinchazos
3. Aparición de un hematoma (moratón o cardenal) en la zona de
extracción, suele deberse a que la vena no se ha cerrado bien tras la
presión posterior y ha seguido saliendo sangre produciendo este
problema. Puede aplicarse una pomada tipo Hirudoid® o Trombocid® en
la zona.
4. Inflamación de la vena (flebitis), a veces la vena se ve alterada, bien sea
por una causa meramente física o por que se ha infectado. Se deberá
mantener la zona relajada unos días y se puede aplicar una pomada tipo
Hirudoid® o Trombocid® en la zona. Si el problema persiste o aparece
fiebre deberá consultarlo con su médico.

VALORES NORMALES DE TRANSAMINASA GOT

GOT 5 a 32 mU/ml

En estos valores puede haber ciertas diferencias por la técnica o por criterios
de normalidad propios de laboratorios concretos, a veces en el rango de
valores y otras veces por las unidades a las que se hace referencia.

VALORACIÓN DE RESULTADOS ANORMALES

Los niveles aumentados de GOT pueden indicar:

x Alcoholismo
x Anemia hemolítica
x Colestasis (obstrucción de vía biliar)
x Cirrosis
x Distrofias musculares
x Enfermedades muculares
x Hepatitis
x Infecciones víricas (mononucleosis, ...)
x Infarto de miocardio
x Intervenciones de cirugía cardiaca
x Isquemia hepática
x Medicamentos tóxicos del hígado
x Necrosis hepática
x Pancreatitis aguda
x Traumatismos musculares
x Tumor hepático

Los niveles disminuidos de GOT pueden indicar:

x Beri-Beri
x Cetoacidosis diabética
x Embarazo
x Enfermedades renales
TRANSAMINASA GPT

OTROS NOMBRES

x SGPT,
x Transaminasa glutámico-pirúvica, GPT,
x Alanina aminotransferasa, ALT.

DEFINICIÓN

La GPT es una enzima con gran concentración en el en el hígado y en menor


medida en los riñones, corazón los músculos.

Cuando hay una lesión de estos órganos la enzima es liberada a la sangre y


aparece elevada en los análisis.

Como es una transaminasa más específicamente hepática que la GOT,


aparece más elevada en las enfermedades hepáticas que en otras, por eso el
cociente GPT/GOT será mayor de 1 en enfermedades ciertas enfermedades
hepáticas como la hepatitis vírica.

Al contrario aparece menor de 1 en la cirrosis hepática, congestión hepática o


tumores hepáticos.

¿PARA QUÉ SE REALIZA ESTE ESTUDIO?

Se realiza en el contexto de otras pruebas hepáticas (GammaGT, GOT,


bilirrubina, fosfatasa alcalina) y se utiliza para evaluar problemas o alteraciones
del hígado. Su elevación es directamente proporcional al daño celular y puede
servir como indicativo de la evolución de la enfermedad.

TÉCNICA DE REALIZACIÓN

No es necesario estar en ayunas para este parámetro pero como se realiza con
la misma muestra de sangre para determinar otros parámetros bioquímicos en
el laboratorio es mejor el estar en ayunas para realizar todos ellos de una
misma extracción sanguínea.

Se debe tener en cuenta que ciertos medicamentos pueden elevar sus valores,
como el paracetamol, el alopurinol, la ampicilina, la azatioprina, la
carbamacepina, cefalosporinas, la clorpropamida, el clofibrato, la cloxacilina, la
codeína, la indometacina, la isoniacida, el metrotexate, el ácido nalidixico, la
notrofurantoina, los anticonceptivos orales, la fenotiacina, la fenitoína, la
procainamida, el propanolol, y la tetraciclina.

Se puede realizar la toma en un lugar apropiado (consulta, clínica, hospital)


pero en ocasiones se realiza en el propio domicilio del paciente.

x Para realizar la toma se precisa de localizar una vena apropiada y en


general se utilizan las venas situadas en la flexura del codo. La persona
encargada de tomar la muestra utilizará guantes sanitarios, una aguja
(con una jeringa o tubo de extracción).
x Le pondrá un tortor (cinta de goma-látex) en el brazo para que las venas
retengan más sangre y aparezcan más visibles y accesibles.
x Limpiará la zona del pinchazo con un antiséptico y mediante una
palpación localizará la vena apropiada y accederá a ella con la aguja. Le
soltarán el tortor.
x Cuando la sangre fluya por la aguja el sanitario realizará una aspiración
(mediante la jeringa o mediante la aplicación de un tubo con vacío).
x Al terminar la toma, se extrae la aguja y se presiona la zona con una
torunda de algodón o similar para favorecer la coagulación y se le
indicará que flexione el brazo y mantenga la zona presionada con un
esparadrapo durante unas horas.
x La sangre extraída se traslada al laboratorio de análisis en un tubo
especial para bioquímica, que contiene un producto anticoagulante. En
general no suelen ser necesarios más de 10 mililitros de sangre para una
batería estándar de parámetros bioquímicos.

PROBLEMAS Y POSIBLES RIESGOS

1. La obtención mediante un pinchazo de la vena puede producir cierto


dolor.
2. La posible dificultad en encontrar la vena apropiada puede dar lugar a
varios pinchazos
3. Aparición de un hematoma (moratón o cardenal) en la zona de
extracción, suele deberse a que la vena no se ha cerrado bien tras la
presión posterior y ha seguido saliendo sangre produciendo este
problema. Puede aplicarse una pomada tipo Hirudoid® o Trombocid® en
la zona.
4. Inflamación de la vena (flebitis), a veces la vena se ve alterada, bien sea
por una causa meramente física o por que se ha infectado. Se deberá
mantener la zona relajada unos días y se puede aplicar una pomada tipo
Hirudoid® o Trombocid® en la zona. Si el problema persiste o aparece
fiebre deberá consultarlo con su médico.

VALORES NORMALES DE GPT

GPT 7 a 33 mU/ml

En estos valores puede haber ciertas diferencias por la técnica o por criterios
de normalidad propios de laboratorios concretos, a veces en el rango de
valores y otras veces por las unidades a las que se hace referencia.

VALORACIÓN DE RESULTADOS ANORMALES

Los niveles aumentados de GPT pueden indicar:

x Alcoholismo
x Anemia hemolítica
x Cáncer de hígado
x Cirrosis
x Distrofia muscular
x Enfermedades renales agudas
x Enfermedades musculares primarias.
x Enfermedad de Wilson
x Hepatitis
x Infecciones víricas (mononucleosis, ...)
x Infarto de miocardio
x Intervenciones de cirugía cardiaca
x Isquemia hepática
x Medicamentos tóxicos del hígado
x Necrosis hepática
x Pancreatitis aguda
x Traumatismos musculares

GRUPOS SANGUÍNEOS

OTROS NOMBRES

x Grupo A, grupo B, ó grupo AB,


x Factor RH.

DEFINICIÓN

La membrana celular de los glóbulos rojos contiene en su superficie diferentes


proteínas, las cuales son las responsables de los diferentes tipos de sangre.
Existen principalmente dos tipos de proteínas que determinan el tipo de sangre,
la proteína A y la B.

TIPOS DE GRUPOS DE SANGRE

Según las diferentes combinaciones de las proteínas de la superficie de los


glóbulos rojos dan como resultado los 4 grupos sanguíneos existentes:

x Grupo A: Tiene proteína A en la superficie del glóbulo rojo.


x Grupo B: Tiene proteína B en la superficie del glóbulo rojo.
x Grupo AB: Tiene ambas proteínas A y B.
x Grupo O: No tiene ninguna (A o B) en la superficie del glóbulo rojo.

El rh es otra proteína que si está presente en la superficie del glóbulo rojo será
rh positivo y si está ausente, es rh negativo.

De esta forma una persona debe de tener un grupo sanguíneo formado por la
proteína A, B ó las dos y además será Rh positivo o negativo.

UTILIZACIÓN EN LAS TRANSFUSIONES DE SANGRE


Puede recibir sangre de
Tipo de
O-** O+ B- B+ A- A+ AB- AB+
sangre
AB SI SI SI SI SI SI SI SI
AB- SI SI SI SI
A+ SI SI SI SI
A- SI SI
B+ SI SI SI SI
B- SI SI
O+ SI SI
O- SI

[**El grupo 0- que se consideraba donante universal, actualmente no se


considera como tal ya que otros factores pueden influir en esta compatibilidad.]

ANÁLISIS DE AZÚCAR (GLUCOSA) EN LA SANGRE

OTROS NOMBRES

x Glucosa,
x Glucemia,
x Glucosa en sangre,
x Azúcar en sangre.

DEFINICIÓN

Es un análisis que se realiza por separado o en una petición general de


bioquímico en la sangre.

Mide la cantidad (concentración) de glucosa presente en la sangre.

La glucosa es un azúcar que es utilizado por los tejidos como forma de energía
al combinarlo con el oxígeno de la respiración. Cuando comemos el azúcar en
la sangre se eleva, lo que se consume desaparece de la sangre, para ello hay
una hormona reguladora que es la insulina producida por el páncreas (islotes
pancreáticos). Esta hormona hace que la glucosa de la sangre entre en los
tejidos y sea utilizada en forma de glucógeno, aminoácidos, y ácidos grasos.
Cuando la glucosa en sangre está muy baja, en condiciones normales por el
ayuno, se secreta otra hormona llamada glucagón que hace lo contrario y
mantiene los niveles de glucosa en sangre.
El tejido más sensible a los cambios de la glucemia es el cerebro, en
concentraciones muy bajas o muy altas aparecen síntomas de confusión mental
e inconsciencia.

¿PARA QUÉ SE REALIZA ESTE ESTUDIO?

El análisis de la glucosa sobre todo se realiza para estudiar la posible presencia


de una diabetes mellitus o sacarina. Como es una enfermedad muy compleja y
con grandes repercusiones de salud es un análisis muy discriminativo y útil que
se realiza de forma bastante rutinaria.

TÉCNICA DE REALIZACIÓN

Para realizar este análisis se precisa estar en ayunas al menos las 6 horas
previas.

Se puede realizar la toma en un lugar apropiado (consulta, clínica, hospital)


pero en ocasiones se realiza en el propio domicilio del paciente.

x Para realizar la toma se precisa de localizar una vena apropiada y en


general se utilizan las venas situadas en la flexura del codo. La persona
encargada de tomar la muestra utilizará guantes sanitarios, una aguja
(con una jeringa o tubo de extracción) .
x Le pondrá un tortor (cinta de goma-látex) en el brazo para que las venas
retengan más sangre y aparezcan más visibles y accesibles.
x Limpiará la zona del pinchazo con un antiséptico y mediante una
palpación localizará la vena apropiada y accederá a ella con la aguja. Le
soltarán el tortor.
x Cuando la sangre fluya por la aguja el sanitario realizará una aspiración
(mediante la jeringa o mediante la aplicación de un tubo con vacío).
x Al terminar la toma, se extrae la aguja y se presiona la zona con una
torunda de algodón o similar para favorecer la coagulación y se le
indicará que flexione el brazo y mantenga la zona presionada con un
esparadrapo durante unas horas.

PROBLEMAS Y POSIBLES RIESGOS

1. La obtención mediante un pinchazo de la vena puede producir cierto


dolor.
2. La posible dificultad en encontrar la vena apropiada puede dar lugar a
varios pinchazos
3. Aparición de un hematoma (moratón o cardenal) en la zona de
extracción, suele deberse a que la vena no se ha cerrado bien tras la
presión posterior y ha seguido saliendo sangre produciendo este
problema. Puede aplicarse una pomada tipo Hirudoid® o Trombocid® en
la zona.
4. Inflamación de la vena (flebitis), a veces la vena se ve alterada, bien sea
por una causa meramente física o por que se ha infectado. Se deberá
mantener la zona relajada unos días y se puede aplicar una pomada tipo
Hirudoid® o Trombocid® en la zona. Si el problema persiste o aparece
fiebre deberá consultarlo con su médico.

VALORES NORMALES DE AZÚCAR EN LA SANGRE

Los valores normales son entre 70 y 105 mg por decilitro. En los niños
pequeños se aceptan valores de 40 a 100 mg/dl.

Los valores más bajos de 40-50 mg/dl se consideran bajos (hipoglucemia).

Los valores más altos de 128 mg/dl se consideran altos (hiperglucemia).

Pueden modificar los valores de glucemia y no ser por una diabetes ciertas
situaciones:

1. Estrés por enfermedades agudas (infarto cerebral, cardiaco, anestesia


general)
2. Los tratamientos con sueros en vena, ya que contienen dextrosa (azúcar)
3. Embarazo
4. Medicamentos (antidepresivos, antihipertensivos, hormonas femeninas,
etc...)
5. El alcohol y analgésicos pueden disminuirla.

DIAGNÓSTICOS POSIBLES EN VALORES ANORMALES DE GLUCEMIA

Puede aparecer la glucemia aumentada (hiperglucemia) en:

x Diabetes mellitus
x Enfermedades renales
x Feocromocitoma
x Hipertiroidismo
x Glucagonoma
x Pancreatitis aguda
x Síndrome de Cushing
x Tumores de páncreas
x Otras situaciones antes explicadas (estrés, sueros, embarazo,
medicamentos)
Puede aparecer la glucemia disminuida (hipoglucemia) en:

x Dietas excesivas
x Enfermedades hepáticas
x Enfermedad de Addison
x Exceso de insulina en diabéticos
x Hipopitituarismo
x Hipotiroidismo
x Insulinoma

ESTUDIO DE PARÁSITOS EN HECES

DENOMINACIÓN

x Estudio de huevos y parásitos en heces.


x Estudio de lombrices.
x Test de Graham.

DEFINICIÓN

Es un estudio que se realiza mediante la toma de heces en fresco, y se analiza


al microscopio la presencia de formas adultas, larvas o huevos de diferentes
familias de helmintos, amebas, tenias y protozoos.

¿QUÉ SON LOS PARÁSITOS?

Un parásito es un animal que infecta a otro para poder alimentarse. El infectado


se denomina "huésped". A veces el huésped no sufre consecuencias graves
por la parasitación (como, por ejemplo, cuando nos pica un mosquito), pero en
otras ocasiones sí que puede tener efectos más importantes.

Los parásitos pueden afectar al huésped a diferentes niveles: en la piel, en los


pulmones, en el sistema digestivo, ...

¿PARA QUÉ SE REALIZA EL ANÁLISIS?

Si un paciente tiene síntomas de diarrea aguda, gases intestinales excesivos,


dolores cólicos, elevación de eosinófilos en sangre, o síntomas generales
diversos, y puede haber antecedentes de beber agua contaminada, verduras
frescas contaminadas, viajes al extranjero, etc... es necesario recurrir a un
estudio de parásitos en heces para descartar su presencia.
Cuando los parásitos se alojan en el aparato digestivo, una proporción de ellos,
o las larvas, o los huevos... son eliminados con las heces, y es por esto que
cuando queremos determinar si un paciente tiene el intestino infectado por un
parásito (lo cual se denomina "parasitado") recurrimos a un análisis de las
heces.

Como la cantidad que se elimina en cada defecación puede ser variable, y si


hay poco número de parásitos en el intestino lógicamente también serán
escasos en las muestras que se tomen, no siempre que una muestra sale
negativa se puede descartar la infección. Por eso, normalmente se toman tres
muestras de heces, en tres días distintos. Así, si todas son negativas significa
que realmente no hay parásitos.

Los parásitos más frecuentes en heces son de tres tipos:


x Helmintos: gusanos del tipo Ascaris, o de la Tenia o "lombriz solitaria".
x Protozoos: como la Giardia lambria y las ameba.
x Oxiuros: las "lombrices", muy frecuentes en niños pequeños.

Normalmente, los signos de infección son diferentes según de cuál se trate, por
lo que el médico dirigirá sus sospechas en una dirección, y solicitará el test en
base a la misma, ya que las pruebas son diferentes según de cuál de los
grupos se trate.

Para los dos primeros grupos se utiliza la denominada "Prueba de


concentración de huevos y quistes"; los huevos son del helminto, los quistes
son del protozoo.

Para los oxiuros la prueba es diferente, ya que las hembras ponen los huevos
en los pliegues perianales, en el exterior, y dichos huevos no se ven en las
heces. Es típico que los pacientes infectados con oxiuros (enterobius
vermicularis) presenten un intenso picor anal. En estos casos, la prueba
diagnóstica es diferente, y se denomina "test de la cinta de Graham".

Si hay diarrea, las heces deben ser llevadas al laboratorio, y allí analizadas, sin
demora.

El test de concentración de huevos y quistes se realiza de diversas maneras,


pero su finalidad última es la de conseguir teñir los quistes o los huevos que se
están buscando de un color adecuado para luego ser vistos en microscopio. La
muestra son unos gramos de heces frescas, que como se ha explicado si son
diarréicas primero se miran al microscopio directamente sin teñir, y
posteriormente si es necesario se procesan y miran de nuevo.
El test de Graham es algo diferente. Ya que los huevos normalmente se
quedan pegados a la piel que rodea el ano, y no aparecen en las heces, hay
que buscarlos allí donde se hallan, pues obviamente el análisis de heces no
sirve para el diagnóstico. Lo que se hace (aunque hay algunas variantes,
esencialmente se utiliza la técnica que se describe a continuación) es utilizar un
pedazo de cinta adhesiva, que se coloca cuidadosamente en los márgenes
anales, de forma que si hay huevos estos se queden pegados a la cinta, y es
sobre ésta sobre la que se investiga para determinar si el parásito está
presente o no.

En resumidas cuentas, cuando el médico sospeche que un paciente tiene


parásitos, podrá en general:

x Realizar una prueba en los márgenes del ano para verificar si hay huevos
de oxiuros
x Solicitar que se lleven muestras de heces frescas, durante hasta tres
días seguidos.

Sobre esto, se efectuarán una serie de técnicas de laboratorio, y se analizará al


microscopio si existen indicios de parasitación.

Un microbiólogo experto determinará, en caso de ser positiva, de qué parásito


se trata.

El médico, según los hallazgos y la clínica (sintomatología) que presente el


paciente, decidirá si es preciso poner tratamiento, en caso afirmativo cuál es el
más idóneo, y explicará las medidas higiénicas encaminadas a evitar la
propagación de la enfermedad.

RESULTADOS

La presencia de un tipo o varios de parásitos se considera positiva el paciente


está parasitado y debe de ser tratado el parásito en cuestión.

Normalmente no debe de haber presencia de parásitos, larvas ni huevos en


ningún análisis de heces ni en fresco ni en la tira adhesiva - test de Graham.

ANÁLISIS DE CALCIO EN LA SANGRE

DENOMINACIÓN

x Calcio en sangre,
x Calcio en suero,
x Calcio sérico.

DEFINICIÓN

El calcio es un ión útil en diferentes funciones del cuerpo humano, pero sobre
todo para el mantenimiento de la arquitectura ósea y de la transmisión
neuromuscular. La falta de Calcio produce excitación de los músculos y de los
nervios, al contrario el exceso produce una relajación de los mismos.

¿PARA QUÉ SE REALIZA EL ANÁLISIS?

Los cambios de concentración del calcio en la sangre producen problemas


óseos, y la posible alteración de las hormonas reguladoras del mismo que se
producen en las glándulas paratiroides y en el riñón.

La hormona paratiroidea produce una elevación de los niveles de Calcio por


aumentar su absorción intestinal, disminuyendo su salida por el riñón hacia la
orina, y aumentando la reabsorción del hueso.

PROCEDIMIENTO DE OBTENCIÓN

Para realizar este análisis se precisa estar en ayunas al menos 6 horas antes.
Hay medicamentos que pueden elevar el nivel de calcio en sangre, antiácidos,
hidralacina, diuréticos tiazídicos, y tiroxina.

Se puede realizar la toma en un lugar apropiado (consulta, clínica, hospital)


pero en ocasiones se realiza en el propio domicilio del paciente.

Para realizar la toma se precisa de localizar una vena apropiada y en general


se utilizan las venas situadas en la flexura del codo. La persona encargada de
tomar la muestra utilizará guantes sanitarios, una aguja (con una jeringa o tubo
de extracción).

Le pondrá un tortor (cinta de goma-látex) en el brazo para que las venas


retengan más sangre y aparezcan más visibles y accesibles.

Limpiará la zona del pinchazo con un antiséptico y mediante una palpación


localizará la vena apropiada y accederá a ella con la aguja. Le soltarán el tortor.

Cuando la sangre fluya por la aguja el sanitario realizará una aspiración


(mediante la jeringa o mediante la aplicación de un tubo con vacío).

Al terminar la toma, se extrae la aguja y se presiona la zona con una torunda de


algodón o similar para favorecer la coagulación y se le indicará que flexione el
brazo y mantenga la zona presionada con un esparadrapo durante unas horas.
La sangre extraída se traslada al laboratorio de análisis en un tubo especial
para bioquímica, que contiene un producto anticoagulante. En general no
suelen ser necesarios más de 10 mililitros de sangre para una batería estándar
de parámetros bioquímicos.

PROBLEMAS Y POSIBLES RIESGOS

1. La obtención mediante un pinchazo de la vena puede producir cierto


dolor.
2. La posible dificultad en encontrar la vena apropiada puede dar lugar a
varios pinchazos
3. Aparición de un hematoma (moratón o cardenal) en la zona de
extracción, suele deberse a que la vena no se ha cerrado bien tras la
presión posterior y ha seguido saliendo sangre produciendo este
problema. Puede aplicarse una pomada tipo Hirudoid® o Trombocid® en
la zona.
4. Inflamación de la vena (flebitis), a veces la vena se ve alterada, bien sea
por una causa meramente física o por que se ha infectado. Se deberá
mantener la zona relajada unos días y se puede aplicar una pomada tipo
Hirudoid® o Trombocid® en la zona. Si el problema persiste o aparece
fiebre deberá consultarlo con su médico.

VALORES NORMALES DE CALCIO EN SUERO

Niveles normales de calcio en suero: 8,5 a 10,9 mEq/l

Los valores menores de 6 pueden causar tetania.

Los valores superiores a 14 pueden causar coma y parada cardiaca.

En estos valores puede haber muy pequeñas diferencias por la técnica o por
criterios de normalidad propios de laboratorios concretos, a veces en el rango
de valores y otras veces por las unidades a las que se hace referencia.

VALORACIÓN DE RESULTADOS ANORMALES

Los niveles aumentados de Calcio en la sangre pueden indicar:

x Acromegalia
x Enfermedad de Paget
x Hiperparatirodismo
x Hipertiroidismo
x Metástasis óseas
x Mieloma múltiple
x Sarcoidosis

Los niveles disminuidos de Calcio en la sangre pueden indicar:

x Deficiencia de vitamina D
x Fallo renal
x Hipoparatiroidismo
x Malabsorción intestinal
x Osteomalacia
x Pancreatitis

DENSITOMETRÍA ÓSEA

OTROS NOMBRES

Medición de la densidad del hueso.


Medida de densidad ósea.

DEFINICIÓN

La densitometría es una exploración que utiliza dosis bajas de rayos-X que


pasan por todo el cuerpo, y toman una radiografía a nivel de la parte baja de la
espina dorsal y de la cadera. Hay aparatos menos sofisticados que pueden
medir esta densidad en la muñeca o en el talón.

Es decir que mediante un sistema de Rx de baja potencia se puede medir la


densidad de calcio de los huesos, nos ofrece datos sobre la posible presencia
de una osteoporosis y el riesgo de fracturas óseas.

En general se mide la densidad sobre unos patrones de edad y de cada hueso,


por ello la medición de la densidad en la muñeca puede no ofrecer datos sobre
los riesgos de una fractura de cadera.

x La densitometría es una de las técnicas más fiables de medir la salud


ósea y poder poner el tratamiento adecuado para prevenir la
osteoporosis.
x La repetición en el tiempo de la misma técnica permite llevar el control de
la pérdida ósea en cada persona.
x La densitometría también nos va a servir como medio de control de la
mejoría de la densidad ósea al poner un tratamiento.

INDICACIONES DE LA DENSITOMETRÍA

x Mujeres mayores de 65 años.


x Mujeres menores de 65 años con riesgos adicionales de osteoporosis.

RESULTADOS DE LA DENSITOMETRÍA

Se suelen evaluar los resultados de la exploración como medida de densidad


con respecto a personas de la misma edad y sexo (Z) y con respecto a
personas de 30 años (T).

Los resultados menores de 0 la densidad ósea está disminuida, pero son


resultados a tomar en cuenta cuando son menores de menos 1 (-1), los
resultados mayores de menos 1 (-1) están dentro de márgenes razonables.

Así se suelen expresar los resultados:

x Osteopenia: T de -1 a -2,5
x Osteoporosis: T de menor de -2,5

GASOMETRÍA ARTERIAL

El pulmón es el órgano encargado del intercambio gaseoso. Como


comentábamos en el capítulo anterior son múltiples los elementos que
intervienen en este proceso. Para averiguar si existe o no fracaso de esta
función es indispensable la gasometría arterial. Así, existirá insuficiencia
respiratoria, independientemente de la causa que la origine, cuando la presión
parcial de oxígeno (PaO2) en sangre arterial sea inferior a 60 mmHg. Si
además, la presión parcial de anhídrido carbónico (PaCO2) es superior a 45
mmHg hablaremos de insuficiencia respiratoria hipercápnica.

I. REALIZACIÓN DE LA TÉCNICA

En la práctica clínica diaria la gasometría arterial constituye una técnica básica


para la correcta evaluación de un paciente con patología pulmonar. Para
realizarla adecuadamente es básico, una técnica de punción correcta, un
correcto manejo de la muestra obtenida y una interpretación precisa de los
resultados obtenidos. La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica
(SEPAR) ha publicado una normativa para la realización de la misma. En
general, deben seguirse los siguientes pasos:

1. Escoger la zona de punción. En general siempre se realizará en la arteria


radial de la mano no dominante. La arteria radial contralateral, la humeral o la
femoral se reservarán como opciones alternativas consecutivas. Antes de
puncionar la arteria radial debe comprobarse la integridad de la circulación
colateral con el fin de proteger la mano de una posible isquemia en caso de
aparición de cualquier complicación (hematoma, espasmo, trombosis). Para ello
debe realizarse la maniobra de Allen. Esta maniobra consiste en pedir al
enfermo que abra y cierre vigorosamente el puño tras haber localizado y
comprimido la onda de pulso radial y cubital. Tras 5-10 flexiones suele aparecer
palidez isquémica palmar. Con la mano del enfermo extendida, se liberará la
compresión cubital y se registrará el tiempo necesario para que reaparezca la
coloración palmar habitual. En general se considera que una circulación
colateral cubital es adecuada si esta reaparece en menos de 15 segundos. Se
debe preguntar siempre si el paciente toma tratamientos anticoagulantes.

2. Limpieza de la piel con alcohol.

3. Utilizar siempre anestesia local subcutánea a menos que el paciente no


tenga hipersensibilidad a la misma. El empleo de anestesia local evita el dolor,
disminuye la ansiedad y la hiperventilación, hechos que podrían alterar los
resultados obtenidos. En general se administrará 0.3 ml de anestésico local que
no contenga adrenalina, con jeringuillas de administración de insulina y con
aguja fina. Debe evitarse la formación de un habón que suponga la perdida de
la onda de pulso.

4. Colocar la muñeca del paciente hiperextendida formando un ángulo


aproximado de 45º con la aguja.

5. Emplear jeringas de vidrio o sets de plástico especialmente diseñados para


la punción arterial. En condiciones ideales, debe obtenerse un reflujo de sangre
pulsátil, capaz de elevar el émbolo de la jeringuilla de forma pasiva,
obteniéndose entre 2 y 5 ml.

6. Heparinizar adecuadamente la jeringuilla utilizada. Poca heparina favorecerá


la coagulación de la muestra y demasiada interferirá con el resultado analítico.
En general se aconseja emplear un preparado de heparina poco concentrado
(1000 U/ml), humidificar cuidadosamente el émbolo y la jeringa de extracción y
evitar que quede heparina libre en el interior de la jeringuilla.

7. Tras la punción debe comprimirse vigorosamente la zona puncionada


durante varios minutos para evitar la aparición de hematoma.

8. Finalmente, debe mantenerse la muestra sanguínea en condiciones de


estricta anaerobiosis y a temperatura baja (4ºC) hasta el momento de su
análisis.

Las fuentes de error más frecuentes en la realización de la gasometría arterial


se resumen en la tabla 1.

II. INTERPRETACIÓN DE RESULTADOS


Los parámetros medidos en sangre arterial son la PaO2, la PaCO2 y el pH. A
partir de estos se obtienen automáticamente los valores de saturación de
oxihemoglobina (SatO2), bicarbonatos y exceso de base (EB). En la tabla 2 se
detallan los valores de normalidad tanto en sangre arterial como en sangre
venosa mixta. En general, si la PaO2 es inferior a 80 mmHg hablamos de
hipoxemia y si es inferior de 60 mmHg de insuficiencia respiratoria. Las causas
que pueden originar una insuficiencia respiratoria se analizaran en el siguiente
apartado. Cuando la PaCO2 sea superior a 45 mmHg existirá hipercapnia y
cuando sea inferior a 35 mmHg, hipocapnia.

Particularmente interesante resulta la relación entre el PH, la PaCO2 y los


bicarbonatos. Esta relación viene determinada por la ecuación de Henderson-
Hasselbalch que establece que PH = PK + log([bicarbonatos]/sxPaCO2).
Estaremos ante un estado de acidosis cuando el PH sea inferior a 7.34 y de
alcalosis cuando sea superior a 7.36. La acidosis o alcalosis será de origen
respiratorio cuando exista un aumento o disminución de la PaCO2
respectivamente y de origen metabólico cuando los bicarbonatos desciendan o
aumenten respectivamente. Como el organismo siempre tiende a compensar
los estados de acidosis o alcalosis a veces puede resultar difícil establecer cual
es el origen primario del trastorno, por este motivo puede ser útil la relación
existente entre el PH y los aumentos o descensos de la PaCO2. En general por
cada aumento de 20 mmHg en la PaCO2, el PH descenderá 0.10 unidades y
por cada disminución de 10 mmHg en la PaCO2, el PH aumentará en 0.10
unidades (tabla 3).

De gran utilidad puede ser también el cálculo de los siguientes parámetros o


cocientes:

1. Gradiente alveoloarterial de oxígeno (AaPO2). Equivale a la diferencia entre


la presión parcial de O2 en el gas alveolar (PAO2) y la PaO2. Constituye una
excelente medida de la situación real del intercambio gaseoso pulmonar. En
general, refleja si hay alteraciones en las relaciones de ventilación/perfusión, en
la difusión alveolo-capilar de O2 y el shunt. La constatación de un valor anormal
evidencia una alteración parenquimatosa pulmonar, mientras que un valor
normal con hipoxemia e hipercapnia es prácticamente sinónimo de
hipoventilación alveolar. Se calcula restando la PAO2 de la PaO2 y en general la
PAO2 la obtenemos restando 150 - PaCO2. Si bien el valor de la AaPO2
depende de la edad, podríamos considerar normales valores situados entre 15
y 20.

2. Contenido de O2 (CaO2). Corresponde a la cantidad total de O2 contenido en


sangre. Depende, por tanto, de la suma del O2 transportado unido a la
hemoglobina (SatO2) y de la cantidad disuelta en plasma (PaO2). Su valor se
obtiene a partir de la siguiente fórmula: CaO2 = (1,34 x SatO2 x Hgb) + (0,003 x
PaO2). El valor normal del contenido arterial de oxígeno es de alrededor de 20
volúmenes/100. El contenido venoso mixto en un individuo sano en reposo es
de 15 volúmenes/100.
3. Aporte de O2 (OD). Equivale al producto del contenido arterial de O2 y el
gasto cardíaco (Qc). Su valor normal en el individuo sano oscila alrededor de
los 1000ml/min.

4. Cociente de mezcla venosa (Qs/Qt). Equivale al porcentaje del gasto


cardíaco capaz de explicar toda la hipoxemia arterial del paciente como si toda
ella estuviese causada por la perfusión de unidades alveolares no ventiladas
(SHUNT). Para que esta determinación sea real, es decir, corresponda
realmente al posible shunt existente que explique la hipoxemia de un paciente,
debe realizarse su determinación tras respirar O2 al 100% durante 20 min. Su
cálculo se realiza a partir de la siguiente fórmula: Qs/Qt = (CiO2 - CaO2) / ( CiO2
- CVO2). Donde CaO2 es el contenido de O2 en sangre arterial, CiO2 = (0.003 x
650) + (1.39 x Hgb) y CVO2 = CaO2 - 5. En un individuo sano su valor no debe
ser superior al 5%.

5. Cociente Vd/Vt. Este cociente proporciona información sobre la posible


existencia de unidades bien ventiladas pero escasamente perfundidas, o
ventiladas pero no perfundidas en absoluto (espacio muerto fisiológico). Se
compone de la suma del espacio muerto anatómico y todas aquellas unidades
alveolares ventiladas pero no perfundidas (espacio muerto alveolar). Su cálculo
comporta la medición de la PaCO2 y de la PECO2 (fracción espiratoria mixta de
CO2) (Vd/Vt = (PaCO2 - PECO2) / PaCO2).

III. INSUFICIENCIA RESPIRATORIA

Curva de disociación de la oxihemoglobina

Como hemos comentado, definimos la insuficiencia respiratoria cuando la PaO2


es inferior a 60 mmHg. Esta cifra no es aleatoria, sino que es debida a la forma
sigmoidea de la curva de disociación de la oxihemoglobina (figura 1). A partir
del punto de inflexión de la curva que corresponde precisamente a valores de
PaO2 de 60 mmHg y SatO2 de 90%, pequeños descensos de la PaO2 suponen
caídas importantes de la SatO2. El descenso de la SatO2 supone una
diminución importante del CaO2 que puede afectar a la oxigenación tisular con
la aparición de complicaciones graves en distintos órganos y tejidos.

Los mecanismos causantes de hipoxemia y/o insuficiencia respiratoria son:

1. Hipoventilación. La hipoventilación se produce cuando el aparato respiratorio


es incapaz de generar un volumen minuto adecuado. Generalmente el trastorno
es extrapulmonar (enfermedades neuromusculares o de caja torácica) e
invariablemente, dado que la PaCO2 es inversamente proporcional a la
ventilación alveolar existe hipoxemia e hipercapnia con un gradiente alveolo-
arterial de oxígeno normal. El tratamiento debe ir encaminado a reemplazar el
fallo de la bomba ventilatoria mediante dispositivos de ventilación mecánica a
ser posible de forma no invasiva. La oxigenoterapia aislada no solo no es
suficiente sino que además puede ser perjudicial al aumentar la hipoventilación
por depresión del estímulo ventilatorio (centro respiratorio).

2. Alteraciones de la ventilación perfusión. Es la causa más frecuente de


insuficiencia respiratoria y es secundaria a diversas patologías que alteran el
parénquima pulmonar. Puede cursar con o sin hipercapania y habitualmente el
AaPO2 está elevado. La oxigenoterapia suele ser efectiva, si bien, en
determinados condiciones puede ser necesario un soporte ventilatorio.

3. Shunt. Es cuando existe paso de sangre a la circulación sistémica sin


oxigenarse en el pulmón. Los cortocircuitos derecha-izquierda y las fístulas
arterio-venosas son ejemplos característicos de este fenómeno. Si el shunt es
importante puede acompañarse de hipoxemia refractaria, esto es, la total
ausencia de respuesta a la oxigenoterapia.

4. Alteraciones de la difusión alveolo-capilar de oxígeno. Es una causa poco


frecuente de insuficiencia respiratoria que suele corregirse con oxigenoterapia.
En el capítulo anterior comentábamos algunos aspectos de esta entidad.

5. Disminución de la presión parcial de O2 en el aire respirable (altitud).

IV. PULSIOXIMETRIA

Mediante un sensor transcutaneo consistente en un sistema óptico capaz de


captar los cambios de coloración de la hemoglobina se puede medir de forma
fiable la SatO2. A partir de la curva de disociación de la hemoglobina (figura 1)
podemos deducir la PaO2 del paciente.

Es especialmente útil en la monitorización de pacientes graves tanto en salas


de cuidados intensivos como generales, durante la realización de pruebas de
esfuerzo, durante la práctica de una polisomonografía, en la evaluación de
pacientes candidatos a oxigenoterapia crónica domiciliaria y en la atención
domiciliaria de pacientes neumológicos.

BIBLIOGRAFÍA

Manual de Análisis de laboratorio, 4ª edición, Editorial Manual Moderno,


Capitulos 3, 5 y 7

http://www.tuotromedico.com/temas/indice_analisis.htm

http://www.simamex.com/paginas/lab.html