Sunteți pe pagina 1din 11

MODELOS MATEMÁTICOS DE MATERIALES DE INGENIERÍA

1. FILIACIÓN DEL AUTOR

Angulo Acunso Karen Nataly MCT 6 “A” karen_nat_7@hotmail.com

2. RESUMEN

En el presente artículo se plantea un análisis del comportamiento de distintos tipos


de materiales sometidos a una deformación, tales como los firmoviscosos,
elasticoviscosos y los Burguer, mediante sus diagramas de deformación se intentará
dar explicación a este fenómeno con un modelamiento matemático.

Se tratará de entender el fenómeno haciendo similitud con el comportamiento de un


resorte y un amortiguador, aplicando la metodología necesaria para el modelado de
su movimiento, con la representación diferencial lineal; tomando en cuenta las
propiedades de cada material y su efecto en su comportamiento

Relacionaremos la deformación con las tensiones aplicada a estos cuerpos por


medio de ecuaciones diferenciales.

3. PALABRAS CLAVE

Deformación, Plasticidad, Elasticidad, ElaticoPlastico, Elastoviscoso, Firmoviscoso,


Esfuerzo, Maxwell, Amortiguador.

4. INTRODUCCIÓN

Las deformaciones en los materiales se producen por estar sometidos a una tensión
o por efectos de cambios de temperatura el objetivo principal de este artículo es
analizar estas deformaciones de acuerdo a las propiedades de cuerpo y hacer una
relación para la obtención del modelo matemático que rige dicho fenómeno.

5. GENERALIDADES

5.1 Comportamientos

5.1.1Viscoso

Se caracteriza por una relación de proporcionalidad directa entre el esfuerzo


aplicado y la velocidad de deformación obtenida. La deformación es permanente,
es decir, no desaparece si se elimina el esfuerzo. Se define expresamente para un
esfuerzo de cizalla y una deformación por cizallamiento simple:

y = f (t )
Ec (1)
Donde y es la velocidad de deformación de la cizalla y τ el esfuerzo de cizalla.
Si la relación es linear se denomina comportamiento viscoso linear o
Newtoniano
τ=μ.γ

Donde μ se denomina viscosidad, y es por lo tanto la relación entre el esfuerzo y


la deformación de la cizalla. El inverso de la viscosidad representa la fluidez.

El comportamiento mecánico que muestra un comportamiento viscoso es un


émbolo o pistón que se mueve dentro de un cilindro lleno de un líquido perfecto
con viscosidad lineal.
El líquido sufre un cizallamiento al atravesar un pequeño espacio entre el pistón
y el cilindro, y la velocidad es función del esfuerzo aplicado; este es el principio
de los amortiguadores hidráulicos.

Fig 1. Comportamiento viscoso

En la siguiente figura se muestra la analogía mecánica y la recta deformación


tiempo de un cuerpo newtoniano:

Fig 2 . Comportamiento de amortiguación

Muchos cuerpos viscosos no siguen una ley linear, sino que el esfuerzo y la
deformación están relacionados por una ecuación más compleja.

5.1.2 Comportamiento plástico

Se denomina comportamiento plástico perfecto al de los materiales que no se


deforman en absoluto hasta que el esfuerzo aplicado alcanza un cierto valor. Una
vez alcanzado ese valor o esfuerzo de cesión, el cuerpo se deforma de manera
continua hasta que el esfuerzo sea retirado o disminuya, en cuyo caso, la
deformación permanece, es decir, el cuerpo no se recupera en absoluto.

El elemento mecánico que se asemeja a un comportamiento plástico es un peso


apoyado sobre una superficie.

En el caso de estados de esfuerzo triaxiales, el esfuerzo de cesión es un esfuerzo


diferencial y la ecuación es:

(σ 1 − σ 2 ) = k Ec(2)

Donde K es una constante para el material perfectamente plástico. Si se alcanza


este valor, la deformación procede de tal forma que los ejes principales de
deformación incremental son paralelos a los de esfuerzo, y las relaciones entre
los ejes del primero son proporcionales a las de los esfuerzos principales.

El factor de proporcionalidad que relaciona esfuerzo y deformación no es


constante física y varía de unos puntos a otros dentro del material, por lo que no
es comparable a la viscosidad.

5.1.3 Elástico

El comportamiento elástico, también denominado Hookeano o de Hooke, es


aquel en el cual existe una relación linear, es decir, de proporcionalidad directa,
entre el esfuerzo aplicado y la deformación obtenida y, además, la respuesta es
instantánea.

Un cuerpo perfectamente elástico que se deformase una cierta cantidad al serle


aplicado un esfuerzo, se deformaría exactamente el doble al serle aplicado un
esfuerzo doble del anterior. Además, la deformación se alcanzaría
instantáneamente en cada caso. Si el esfuerzo dejase de aplicarse, la deformación
desaparecería, recuperando de nuevo el cuerpo su forma original.

El elemento mecánico que muestra un comportamiento similar es un muelle


perfecto. La ecuación constitutiva es en este caso:

σ = E.e Ec (3)

donde σ es el esfuerzo aplicado en una dirección, e la elongación en esa


dirección y E una constante de proporcionalidad característica de cada cuerpo
elástico denominada módulo de Young. La relación esfuerzo-deformación es
linear y en un gráfico vendría representada por una recta que pasa por el origen.
.
Fig. 3 La tangente de esa recta es el módulo de Young. Las relaciones esfuerzo-
tiempo y deformación-tiempo están representadas

Fig4. Comportamiento elástico

5.3 Tipos de Cuerpo

5.3.1Cuerpos Elastoviscoso o de Maxwell

Un comportamiento de este tipo implica que el material admite una cierta


cantidad de deformación elástica, que desaparecerá al quitar el esfuerzo, y una
deformación de tipo viscoso que será permanente. Los materiales elastoviscosos
son esencialmente líquidos y para un esfuerzo dado la deformación puede
alcanzar cualquier valor, dependiendo del tiempo de aplicación. Esto es
consecuencia del émbolo en la analogía mecánica. Sin embargo, no son líquidos
perfectos puesto que tienen un cierto comportamiento elástico, condicionado en
el modelo por el muelle. Si una vez alcanzado un cierto valor de la deformación,
ésta se mantiene constante, el esfuerzo se disipa gradualmente hasta desaparecer:
si una vez alcanzada una cierta elongación, se fijase el extremo exterior del
muelle, éste se acortaría hasta su longitud inicial mientras el cilindro se alargaría
para suplir el acortamiento del muelle. El tiempo en el que esto sucede, durante
el cual existen esfuerzos en el interior del sistema que van decreciendo
progresivamente hasta anularse, se denomina tiempo de relajación.
Fig. 5 Comportamiento elástico-viscoso

5.3.2 Cuerpos Firmoviscosos o Kelvin Voigt

Este comportamiento implica que para un esfuerzo dado, la deformación no


puede superar cierto valor, controlado por el muelle en la analogía
mecánica, y que este valor tarda un tiempo en alcanzarse, lo que es causado por
el émbolo. Este tiempo se denomina tiempo de retardo. Los materiales
viscoelásticos son esencialmente sólidos elásticos en los que la deformación no
se produce instantáneamente al aplicar el esfuerzo ni se recupera
instantáneamente al suprimirlo. Este tipo especial de comportamiento elástico se
denomina anelasticidad y es común en muchos de los sólidos.

Fig.6 Comportamiento firmoviscoso

5.4 Deformación

5.4.1 Plástica o Irreversible

Modo de deformación en que el material no regresa a su forma original después


de retirar la carga aplicada. Esto sucede porque, en la deformación plástica, el
material experimenta cambios termodinámicos irreversibles al adquirir mayor
energía potencial elástica. La deformación plástica es lo contrario a la
deformación reversible.

5.4.2Elástica o Reversible

El cuerpo recupera su forma original al retirar la fuerza que le provoca la


deformación. En este tipo de deformación, el sólido, al variar su estado tensional
y aumentar su energía interna en forma de energía potencial elástica, solo pasa
por cambios termodinámicos reversibles.
Se entiende por materiales elásticos, aquellos que sufren grandes elongaciones
cuando se les aplica una fuerza, como la goma elástica que puede estirarse sin
dificultad recuperando su longitud original una vez que desaparece la carga. Este
comportamiento, sin embargo, no es exclusivo de estos materiales, de modo que
los metales y aleaciones de aplicación técnica, piedras, hormigones y maderas
empleados en construcción y, en general, cualquier material, presenta este
comportamiento hasta un cierto valor de la fuerza aplicada; si bien en los casos
apuntados las deformaciones son pequeñas, al retirar la carga desaparecen.

5.4.2.1 Límite Elástico

Al valor máximo de la fuerza aplicada sobre un objeto para que su deformación


sea elástica se le denomina límite elástico y es de gran importancia en el diseño
mecánico, ya que en la mayoría de aplicaciones es éste y no el de la rotura, el
que se adopta como variable de diseño. Una vez superado el límite elástico
aparecen deformaciones plásticas comprometiendo la funcionalidad de ciertos
elementos mecánicos.

5.4.2.2 Tipos

Tipo Mecanismo Propiedades Variables Mecanismos


deformación Principal Importantes de
deformación
Frágil Facturación y Pérdidas de Presión y Deslizamiento
formación de cohesión y aumento de friccional
brechas parcelas volumen
definidas

Transición Flujo Pérdidas de Presión hay Deslizamiento


Dúctil-Fragil Cataclástico cohesión en aumento de friccional
forma volumen
penetrativa

Dúctil Flujo plástico Mantiene Temperatura, Flujo


Cohesión velocidad de
deformación.
No hay cambio
de volumen

Tabla 1. Tipos de Deformación


Fig. 7 Gráfica Deformación- Esfuerzo

6. MATERIALES Y MÉTODOS
6.1 Deformación del material

Características de esfuerzo-deformación del acero

Deformaciones elásticas

La mayoría de las propiedades de los aceros que son de interés para los
ingenieros se pueden obtener directamente de sus curvas de esfuerzo
deformación. Tales características importantes como el límite elástico
proporcional, el punto de fluencia, la resistencia, la ductilidad y las propiedades
de endurecimiento por deformación son evidentes de inmediato.

En la Gráfica 1 comparamos las curvas de esfuerzo deformación a tensión de


varillas ordinarias con las de aceros típicos para el presfuerzo
En el acero de refuerzo ordinario, tipificados mediante los grados 40 y 60, existe una
respuesta inicial elástica hasta un punto de fluencia bien definido, más allá del cual,
ocurre un incremento substancial en la deformación sin que venga aparejado un
incremento en el esfuerzo. Si se sigue incrementando la carga, esta mesa de fluencia es
seguida por una región de endurecimiento por deformación, durante el cual se obtiene
una relación pronunciadamente no lineal entre el esfuerzo y la deformación.
Eventualmente ocurrirá la ruptura del material, a una deformación bastante grande
alrededor del 13% para varillas de grado 60 y del 20% para varillas del grado 40.

El contraste con los aceros de presfuerzo es notable. Estos no presentan un esfuerzo de


fluencia bien definido. El límite proporcional para cables redondos (y para cables
hechos con tales alambres) está alrededor de 14,000 kg/cm2, o sea 5 veces el punto de
fluencia de las varillas del grado 40. Con carga adicional, los alambres muestran una
fluencia gradual, aunque la curva continúa elevándose hasta la fractura del acero.
Las varillas de aleación tienen características similares a aquellas de los alambres
redondos o de los cables trenzados, pero sus límites proporcionales y resistencias son de
30 a 40% menores.

El módulo de elasticidad para las varillas de refuerzo es más o menos el mismo:


2.04x106 kg/cm2.

Los aceros de alta resistencia no presentan un punto de fluencia bien definido. Se han
propuesto diversos métodos arbitrarios para definir el punto de fluencia del acero de alta
resistencia. Una forma de calcularlo es tomando el esfuerzo en el cual el elemento tiene
una deformación unitaria de 1%. Otra forma es trazando una paralela a la curva
esfuerzo-deformación en el punto correspondiente al 0.2% de la deformación unitaria y
el esfuerzo de fluencia será en donde la paralela corte a la curva.

Para tales casos se define un punto de fluencia equivalente, como el esfuerzo para el
cual la deformación total tiene un valor de 0.5% para varillas de los grados 40, 50 y 60
y de 0.6% para varillas de grado 75.

Para alambres redondos lisos el módulo de elasticidad es más o menos el mismo que
para el refuerzo ordinario, esto es, alrededor de 2.04 x 106 kg/cm2.

Deformación por relajación

Cuando al acero de presfuerzo se le esfuerza hasta los niveles que son usuales durante el
tensado inicial y al actuar las cargas de servicio, se presenta una propiedad llamada
relajamiento y se define como la pérdida de esfuerzo en un material esforzado
mantenido con longitud constante. En los miembros de concreto presforzado, el flujo
plástico y la contracción del concreto así como las fluctuaciones de las cargas aplicadas
producen cambios en la longitud del tendón. Sin embargo, cuando se calcula la pérdida
en el esfuerzo del acero debida al relajamiento, se puede considerar la longitud
constante.

El relajamiento es un fenómeno de duración indefinida, aunque a una velocidad


decreciente y debe tomarse en cuenta en el diseño ya que produce una pérdida
significativa de la fuerza pretensora.

En el acero de refuerzo ordinario, tipificados mediante los grados 40 y 60, existe una
respuesta inicial elástica hasta un punto de fluencia bien definido, más allá del cual,
ocurre un incremento substancial en la deformación sin que venga aparejado un
incremento en el esfuerzo. Si se sigue incrementando la carga, esta mesa de fluencia es
seguida por una región de endurecimiento por deformación, durante el cual se obtiene
una relación pronunciadamente no lineal entre el esfuerzo y la deformación.
Eventualmente ocurrirá la ruptura del material, a una deformación bastante grande
alrededor del 13% para varillas de grado 60 y del 20% para varillas del grado 40.
El contraste con los aceros de presfuerzo es notable. Estos no presentan un esfuerzo de
fluencia bien definido. El límite proporcional para cables redondos (y para cables
hechos con tales alambres) está alrededor de 14,000 kg/cm2, o sea 5 veces el punto de
fluencia de las varillas del grado 40. Con carga adicional, los alambres muestran una
fluencia gradual, aunque la curva continúa elevándose hasta la fractura del acero.

Las varillas de aleación tienen características similares a aquellas de los alambres


redondos o de los cables trenzados, pero sus límites proporcionales y resistencias son de
30 a 40% menores.

El módulo de elasticidad para las varillas de refuerzo es más o menos el mismo:


2.04x106 kg/cm2.

Los aceros de alta resistencia no presentan un punto de fluencia bien definido. Se han
propuesto diversos métodos arbitrarios para definir el punto de fluencia del acero de alta
resistencia. Una forma de calcularlo es tomando el esfuerzo en el cual el elemento tiene
una deformación unitaria de 1%. Otra forma es trazando una paralela a la curva
esfuerzo-deformación en el punto correspondiente al 0.2% de la deformación unitaria y
el esfuerzo de fluencia será en donde la paralela corte a la curva.

Para tales casos se define un punto de fluencia equivalente, como el esfuerzo para el
cual la deformación total tiene un valor de 0.5% para varillas de los grados 40, 50 y 60
y de 0.6% para varillas de grado 75.

Para alambres redondos lisos el módulo de elasticidad es más o menos el mismo que
para el refuerzo ordinario, esto es, alrededor de 2.04 x 10 6 kg/cm2.

Tipo de Acero Desiganción Tamaños Grado fy (kg/cm2) Última


ASTM Disponibles resistencia a
tracción

Lingotes A-15 2 a 11 Estructural 2320 3780 a 5250


intermedio 2800 4900 a 6300
duro 3500 5600 min

Billet A-432 3 a 11 ASTM A-432 4200 6300min


14-S, 18-S

Billet de Alta A-431 3 a 11 ASTM A-431 5275 7000min


Resistencia

Acero de A-16 2 a 11 Regular 3500 5600 6300


Rieles 3 a 11 Especial 4200