Sunteți pe pagina 1din 8

Sobre la Paz Perpetua

Kant

PRESENTACION
Por Antonio Truyol y Serra

El tratado de Kant se sitúa en el marco de una filosofía de la sociedad


internacional y una filosofía de la historia.

Es un tratado estructurado en dos secciones: la primera contiene 6


“artículos preeliminares” y la segunda 3 “artículos definitivos” para
una PAZ PERPETUA entre Estados.

A diferencia de Rousseau y en consonancia con Hobbes, Kant


considera que la lucha tiene raíces en la naturaleza humana. La paz
no es lo natural entre los hombres, sino una conquista de su voluntad;
el estado de paz es instaurado.

Salir del estado de naturaleza mediante un contrato, el contrato


originario, es un imperativo de la razón: No debe haber guerra

La idea de un Estado mundial cosmopolita sirve para Kant de principio


regulativo en el ámbito internacional. Mientras no se llegue al Estado
mundial cosmopolita, el actual derecho de gentes no pasa de ser algo
provisional y carente de eficiencia.
En el seno de ese estado universal regirá un derecho mundial que
Kant denomina “derecho cosmopolítico”

Kant se cuestiona la posibilidad de instaurar el Estado Universal y con


él la paz perpetua que la razón postula. La paz perpetua (el último fin
de todo derecho de gentes) es una idea irrealizable. Lo que sí es
realizable es la aproximación al mismo mediante el proceso de
asociación de los Estados.

Las condiciones previas y definitivas necesarias para la paz perpetua


son señaladas por Kant.
Entre las previas se encuentran: EL PRINCIPIO DE LA BUENA FE que
establece que ningún tratado valdrá de tener reservas secretas de un
motivo de guerra futura.

Las definitivas son 3:


1. La constitución de cada Estado debe ser republicana (ser
representativa y basarse en la división de poderes), ya que es
la unica que resulta del contrato originario, y por lo tanto, la
unica plenamente adecuada al derecho de hombres.
2. El derecho de gentes debe basarse en un federalismo de
estados libres, susceptible de ampliarse hasta convertirse en un
estado mundial, una república mundial.
3. El derecho cosmopolítico se limitará a una hospitalidad
universal (libre circulación bienes y personas). La ciudadanía
mundial no anula las ciudadanías existentes; ya que el estado
Kantiano tiene carácter federalista.

Viendo el reflejo de “La paz perpetua” hoy, podemos destacar como


aportación de este tratado la idea de que la precariedad del derecho
internacional, puede ser subsanada por la vía de las organizaciones
internacionales

SOBRE EL CONCEPTO DE REPÚBLICA


Por Joaquín Avellán

Kant concibe al republicanismo como opuesto al despotismo tanto del


estado paternalista de la ilustración, como de la democracia.

Para aproximarnos al contenido del republicanismo partimos del


concepto Kantiano de Estado de Derecho. Luego viendo los derechos
individuales como principios republicanos y posteriormente el sistema
representativo.

I
Kant entiende al estado como la condición de derecho (parte del e. de
naturaleza)
Kant entiende el derecho como condiciones que hacen que el arbitrio
de uno sea compatible con el de los otros según una ley general de
libertad.
Kant entiende la libertad como la autodeterminación racional del
hombre.
Para Kant la naturaleza del Estado es ser la garantía del Derecho,
derecho que velará por la libertad.

No se puede llegar al concepto de Estado de Kant por la experiencia


de los estados concretos, sólo partiendo de la razón a priori.

El Estado de Kant niega el estado de la ilustración. El absolutismo


ilustrado se encontraba entre las tradiciones que explicaba las formas
de estado en una relacion de subordinación con el fin de la vida
buena. El absolutismo ilustrado comprendia como actividades
estatales las que estaban dirigidas al bienestar y felicidad de los
subditos, y para esto ejercía el concepto y práctica de POLICÍA. Sobre
la base del principio de la felicidad implica despotismo.

Kant rompe con esta tradición, se distancia del principio de la


felicidad, según él, el fin del Estado no es la felicidad ni el bienestar
de sus ciudadanos ya que esto puede lograrse tanto en gob.
despóticos como en e. de naturaleza, sino la máxima coincidencia de
la constitución con los principios del derecho.

II
Kant contrapone al despotismo el republicanismo.
Ambas formas de gobierno divergen entre si por el modo en que
utilizan el poder del Estado.
En el despotismo no existe separación entre poder ejecutivo y
legislativo.
La forma republicana cuenta con la separación de poderes y la idea
de representación, y descansa en los principios de igualdad y libertad
de los ciudadanos.

En la formulación de SOBRE LA PAZ PERPETUA, los derechos


individuales aparecen fundados sobre el propio ser humano.
La libertad significa que cada uno busque su felicidad por el camino
que le parece bueno.
En el terreno político la libertad es la capacidad de obedecer solo las
leyes a las que se ha consentido.
En segundo lugar está la igualdad de los súbditos ante la ley, la
igualdad jurídica es compatible con la desigualdad material.

III
Junto a la afirmación de estos derechos individuales, se suma a la
constitución republicana el SISTEMA REPRESENTATIVO.
Procurar los derechos del pueblo por medio de sus diputados.
Donde no aparece la representación, el despotismo es inevitable.
La división de poderes se deriva de la necesidad de representar la
voluntad de los ciudadanos-propietarios. El pueblo sin embargo, no
puede gobernarse a sí mismo con inmediatez, ello supondría volver al
estado de naturaleza.
El imperio del derecho está garantizado solamente si hay una
separación FUNCIONAL de los poderes del Estado. El que los 3
poderes estén en la misma mano no significa entonces para Kant
despotismo. El legislador se obliga a dar leyes que habrían podido
surgir de la voluntad del pueblo. La representación entonces tiene
más que ver con el espíritu que con la letra de la constitución.
El espíritu representativo-republicano es “tratar al pueblo según el
espíritu de las leyes de la libertad”.
El espíritu del sistema republicano es asimilado fácilmente por la
monarquía, con mayor dificultad por la aristocracia y no puede serlo
nunca por la democracia. La democracia no hace posible constituir
una constitución republicana.
La razón que da Kant es que: funda un poder ejecutivo en el que
todos deciden sobre y en todo caso contra uno, quien no da su
consentimiento. (NO ENTIENDO)
SOBRE LA PAZ PERPETUA
Immanuel Kant

Sección primera
Artículos PREELIMINARES para la paz perpetua entre los Estados

1. No debe considerarse válido ningún tratado de paz que se haya


reservado con reserva de alguna causa de guerra en el futuro.

Se trataría en este caso de un simple armisticio, cese de hostilidades;


y no de la paz, fin de las hostilidades.
La reserva sobre pretensiones (a las que la partes no hacen mención
porque están demasiado agotadas como para seguir la guerra), no
corresponde con la dignidad de los gobernantes.

2. Ningún Estado independiente (grande o pequeño indistintamente)


podrá ser adquirido por otro mediante herencia, compra, permuta o
donación.
Un Estado no es un patrimonio como el suelo sobre el que se sitúa.
Injertarlo a otro Estado significa no reconocer su existencia como
sujeto. Se abusa de los súbditos a capricho como si fueran cosas.

3. Los ejércitos permanentes deben desaparecer totalmente con el


tiempo.
Ya que suponen una amenaza de guerra para otros Estados con su
disposición a aparecer siempre preparados para ella.
Por los gastos generados en armamentos se convierten ellos mismos
en causa de guerras.
Otra cosa muy distinta es defenderse de los ataques exteriores con
las prácticas militares voluntarias de los ciudadanos.

4. No debe emitirse deuda pública en relación con los asuntos de


política exterior.
Esta fuente de financiación puede configurar un tesoro para la guerra
que supera los tesoros de los demás Estados. Todo esto supone una
facilidad par hacer la guerra.

5. Ningún Estado debe inmiscuirse por la fuerza en la constitución y


gobierno de otro.
¿Qué le daría derecho a ello?
Pondría incluso en peligro la autonomía de todos los Estados.
Sin embargo no resulta aplicable si un estado se divide en dos partes,
en las que cada una aspira a ser el todo. Que un tercer estado preste
ayuda no podría ser considerado como injerencia de la constitución y
gobierno, pues solo existe anarquía.

6. Ningún Estado en guerra con otro debe permitirse tales


hostilidades que hagan imposible la confianza mutua en la paz futura.
Ej: empleo en otro Estado de asesinos, envenenadores, inducción a la
traición, etc.
Estas son artimañas deshonrosas. Debe existir alguna confianza en la
mentalidad del enemigo, de lo contrario nunca se podría alcanzar la
paz y las hostilidades derivarían en una guerra de exterminio.
La guerra de exterminio solo posibilitaría la paz perpetua sobre el
gran cementerio de la especie humana.
No puede haber una guerra de castigo, no se da entre los Estados una
relación de superior- inferior.

Todas las leyes citadas son leyes prohibitivas.

Sección segunda
Artículos DEFINITIVOS para la paz perpetua

El Estado de naturaleza es un estado de guerra, si bien las


hostilidades no se han declarado, existe una constante amenaza.
El Estado de paz debe por lo tanto, ser instaurado.

PRIMER ARTÍCULO DEFINITIVO PARA LA PAZ PERPETUA


La constitución civil de todo Estado debe ser republicana.

Republicana significa en conformidad con los principios de: libertad


de los miembros de la sociedad como hombres; dependencia de
todos respecto a una constitución común como súbditos; igualdad de
todos los súbditos en tanto son ciudadanos.

La constitución republicana es la única que deriva del contrato


originario. La CR nace en la pura fuente del concepto de derecho,
tiene como objetivo final la paz perpetua.

En ella es necesario el consentimiento de los ciudadanos para decidir


si debe haber guerra o no. Ellos deben decidir si desean atravesar los
sufrimientos que implica una guerra.
Por el contrario, en una constitución que no es republicana, la guerra
es la cosa más sencilla del mundo, porque el Jefe de Estado es el
propietario del Estado, no una parte de él.

Aclaración de Kant: Para que no se confunda la constitución


democrática con la republicana, es preciso notar que las formas de
gobierno se clasifican según QUIEN POSEE EL PODER DEL ESTADO o
según EL MODO DE GOBERNAR AL PUEBLO.

QUIEN POSEE EL PODER DEL ESTADO denomina la forma de


soberanía; hay 3 formas posibles, autocracia (poder del principe),
aristocracia (nobleza) y democracia (pueblo).
EL MODO DE GOBERNAR se basa en la constitución, que puede ser
REPUBLICANA o DESPÓTICA.
El republicanismo separa el poder ejecutivo del legislativo.
El despotismo es la ejecución del Estado de leyes que él mismo se ha
dado.

La DEMOCRACIA es necesariamente un DESPOTISMO porque funda un


poder ejecutivo donde TODOS DECIDEN sobre y contra UNO.

Se puede decir que cuanto más reducido es el número de personas


del poder estatal mayor y cuanto mayor es la representación de los
mismos: más abierta está la constitución a la posibilidad de
republicanismo.

SEGUNDO ARTÍCULO DEFINITIVO PARA LA PAZ PERPETUA


El derecho de gentes debe fundarse en una federación de Estados
libres.

Se considera a los E como individuos que en su estado de naturaleza


se perjudican unos a los otros por su mera existencia.
En aras de su seguridad cada uno puede y debe exigir al otro que
entre con él en una constitución semejante a la constitución civil en la
que se garanticen los derechos de cada uno.
Esto sería una FEDERACION de pueblos, no un ESTADO DE PUEBLOS.
La federación de paz se distingue del pacto de paz en que la
federación busca terminar con todas las guerras para siempre, el
pacto con una guerra.
Esta federación busca garantizar y mantener la libertad de cada
Estado.
La extensión paulatina de esta idea a todos los estados conducirá a la
paz perpetua.
Si se entendiera el derecho de gentes como un derecho para la
guerra se concluye que la paz perpetua se hallaría en la amplia
tumba resultante de la aniquilación de los unos a los otros.

TERCER ARTÍCULO DEFINITIVO PARA LA PAZ PERPETUA


El derecho cosmopolita debe limitarse a las condiciones de
hospitalidad universal.

El derecho de un extranjero a no ser tratado hostilmente por estar en


el territorio de otro. Derecho DE VISITA que tienen todos los hombres
en virtud del derecho de propiedad común sobre la superficie
terrestre.

SUPLEMENTO PRIMERO
De la garantía de la paz perpetua.

La naturaleza suministra esta garantía.


Del antagonismo entre los hombres surgirá la armonía, incluso contra
su voluntad.

Será preciso examinar el Estado que la naturaleza ha creado y que


hace necesaria la garantía de paz, y examinar luego de que modo se
suministra esta garantía.

La naturaleza por su organización permite que los hombres puedan


vivir en todas partes del mundo. Pero lo que ha conducido al hombre
a todas partes del mundo ha sido la guerra.

Habiendo procurado la naturaleza que los hombres puedan vivir sobre


la tierra, ha querido también que deban vivir. La naturaleza ha
elegido la guerra como medio para lograr este fin.
La guerra misma no necesita motivos especiales, pues parece estar
injertada en la naturaleza humana.

1. aunque el pueblo no se viera forzado por discordias internas a


someterse a la coacción, la guerra lo haría; todo pueblo encuentra
ante sí otro pueblo que lo acosa y debe configurarse como Estado
para estar preparado como una potencia contra aquél.
La naturaleza quiere que el derecho conserve la supremacía.

2. El derecho de gentes supone la separación de muchos estados


vecinos, aunque esta situación es en si misma una situación de
guerra, es mejor que una fusión en la que una potencia controle a las
demás ya que las leyes pierden su eficacia al aumentar los territorios
sobre los que se gobierna.
La voluntad de todo Estado es llegar a la paz duradera dominando al
mundo. Pero la naturaleza quiere otra cosa. Y se sirve de la diferencia
de lenguas y religiones para diferenciarlos.
Estas diferencias llevan al odio y a la guerra, pero a la vez conducen a
la paz por el incremento de la cultura y el aumento de acuerdo en los
principios. La paz se garantiza y genera por el equilibrio de las fuerzas
que compiten y no por el quebrantamiento de las energías.

3. Asi como la naturaleza separa a pueblos, une a otros a los que el


derecho cosmopolita no habría protegido contra la violencia y la
guerra. Se trata del espíritu comercial, que no puede coexistir con la
guerra. Es de este modo que los Estados se ven obligados a fomentar
la paz.

SUPLEMENTO SEGUNDO
Artículo secreto para la paz perpetua
Las máximas de los filósofos sobre las condiciones de posibilidad de
la paz deben ser tomadas en consideración por los Estados
preparados para la guerra.
Con esto no se dice que los Estados o los reyes deban dar prioridad a
los principios del filósofo, sino simplemente oírlo. Pues los filósofos
incapaces de banderías y alianzas por su propia naturaleza, no son
sospechosos de difundir propaganda.

APENDICE

I
SOBRE LA DISCREPANCIA ENTRE LA MORAL Y LA POLÍTICA RESPECTO
A LA PAZ PERPETUA.

La moral es una práctica que indica como debemos actuar, luego de


haber atribuido a la moral la autoridad de deber es incoherente decir
que no se puede obedecer.
No puede existir conflicto entre moral (teoria del derecho teoretica) y
política (teoria del derecho aplicada).
Habría que entender por moral una teoria general de la prudencia,
teoría de maximas para elegir los medios adecuados a sus propósitos.