Sunteți pe pagina 1din 13

UNIDAD DIDÁCTICA 8

Expresión corporal y
dramática
INTRODUCCIÓN

La expresión corporal es la primera forma de expresión y


comunicación del ser humano, cuyo descubrimiento y desarrollo es
anterior al lenguaje verbal.

A través de la acción corporal nos hacemos conscientes de nuestra


existencia y de la de los demás, cuya acción conjunta constituye el
descubrimiento de la socialización y es precisamente el movimiento
lo que va permitirnos conquistar y controlar el espacio.

Al finalizar el estudio de la Unidad serás capaz de:

• Entender las claves de la expresión corporal como un medio


de acción motriz, de expresión emocional y de relación con
los otros y con el medio.
• Conocer el papel desempeñado por cada uno de los
elementos que forman parte de la expresión corporal.
• Valorar la importancia de la dramatización y el teatro como
recurso expresivo.
• Desarrollar proyectos de intervención que favorezcan la
expresión corporal, la dramatización y el teatro.
• Relacionar la expresión corporal con otras formas de
expresión.
• Valorar la expresión corporal y la dramatización como
medios de enriquecimiento personal.

1.1 La Psicomotricidad: un enfoque de la expresión corporal


dirigido al aprendizaje
El concepto de expresión corporal está íntimamente ligado al
concepto de psicomotricidad. Hay algunas diferencias aunque en
común tengan el cuerpo como objeto de trabajo.

En la expresión corporal dirigido al aprendizaje, independientemente


de las causas de la deficiencia psíquica, Dupré, citado por Picq y
Vayer, 1977, consideran la reeducación motriz como la mejor terapia
ante la deficiencia mental.

Aspectos de los aprendizajes escolares básicos

• La consciencia del propio cuerpo


• El dominio del equilibrio
• Control y eficacia de las diversas coordinaciones globales y
segmentarias
• Control de la inhibición voluntaria y la respiración
• Organización del esquema corporal y orientación en el
espacio
• Estructuración correcta espacio-temporal
• Posibilidades de adaptación al mundo escolar

1.2 La Expresión Corporal: una práctica de libre expresión

En el enfoque que pretendemos dar a la expresión corporal, en esta


Unidad, no hay ningún planteamiento de reeducación ni siquiera de
adquisición de habilidades motrices, vamos a trabajar con expresión
motriz espontánea y con la construcción del grupo.

Expresión libre de los niños

Los niños necesitan un espacio que se escape de la estructura de la


escuela en la que puedan expresarse libremente.

Un espacio:

• En el que no sea necesario aprender algo (aunque lo


aprendan).
• En el que el adulto no se vea obligado a enseñar algo
(aunque lo haga).
• En el que la expresión pueda provenir y manifestarse desde
lo más primario de cada niño.
• En el que se pueda dar todo el tiempo para la construcción
espontánea del grupo.
• En el que se pueda escapar de las normas cotidianas.
• En el que haya lugar incluso para no hacer nada.
• En el que haya libertad para adoptar, descubrir, imitar o
inventar el papel a desarrollar.
• En el que no importe el juicio del adulto.
• Sobre todo, en el que no haya cabida al fracaso.

1.3 RECUERDA

 La psicomotricidad como práctica educativa tiene su origen en la


aplicación de programas específicos de reeducación dirigidos a niños
con dificultades en el desarrollo, argumentando que los trastornos de
las conductas motrices impiden la manifestación de la inteligencia.
 La psicomotricidad, en su aplicación a los aprendizajes escolares
básicos, se basa en ejercicios psicomotores cuyos contenidos son los
siguientes:

- La consciencia del propio cuerpo.


- El dominio del equilibrio.
- El control de las coordinaciones globales y segmentarias.
- La organización del esquema corporal y la orientación en el
espacio.
- La estructuración espacio-temporal.

 La expresión corporal es algo distinto al desarrollo motriz y a la


educación del movimiento. Los objetivos básicos de la expresión
corporal son la expresión motriz espontánea y la comunicación con el
grupo.
 A través de la expresión corporal se trata de favorecer el
descubrimiento de las posibilidades expresivas del cuerpo a través del
movimiento por el espacio con los objetos y con los demás, poniendo
en juego la expresión de las emociones y del mundo afectivo de los
niños.

 Con la expresión corporal se trabajan los procesos afectivos,


emocionales y cognitivos que se desarrollan con la acción motriz.

2.1 La vivencia del cuerpo

Hablar de expresión corporal lleva a hablar de gesto y movimiento.

Hay dos maneras básicas de vivenciar el cuerpo: la vivencia global


del cuerpo en diferentes posiciones y la comunicación corporal.

La vivencia del cuerpo en diferentes posiciones:

La vivencia del cuerpo en el suelo


Se trata de ir favoreciendo la vivencia del cuerpo en diferentes
posiciones, empezando por el suelo:

• Arrastrarse sobre el vientre, de lado, sobre la espalda.


• Búsqueda del apoyo de las manos, de los codos y de las rodillas
que permiten un desplazamiento más rápido.
• Deslizarse sobre distintas partes del cuerpo: rodar, gatear,
desplazarse a impulsos.

La vivencia de las posiciones estáticas

• Enroscarse, doblarse, estirarse como forma de orientar el juego


hacia la búsqueda de posiciones con predominio de la flexión.
• Establecer un dialogo entre "monstruos prehistóricos"
reproduciendo escenas primitivas del reino animal, generando
gruñidos y gritos, para recuperarse y encontrar la seguridad y la
distensión en el contacto con los otros.
• Experimentar la intensidad de esas experiencias y la calma
posterior.

La comunicación corporal

Temas Papel en el diálogo corporal

Es el mediador más primitivo, que entre los 2


La voz y 3 años se irá convirtiendo progresivamente
en leguaje.

La imitación del gesto del niño es una buena


La mirada manera de empezar la comunicación, dándole
a entender que nos interesa lo que hace.

Es un pretexto y mediador para la


comunicación. Algunos autores llaman “objeto
El objeto transicional”, al que ha servido de mediador en
la comunicación con el adulto, servirá como
sustituto compensando la ausencia del adulto.

2.2. El movimiento: Una necesidad y una forma de expresión

Nuestro cometido será situar el movimiento como expresión corporal


en un marco de expresión y comunicación en el grupo.

El objetivo es dejar la puerta abierta a la libre expresión de los niños a


todos los niveles.
Fases en la evolución, la acción y la expresión motriz

Las fases por las que pueden atravesar los niños en su evolución,
acción y expresión motriz como forma de expresión y comunicación,
son las siguientes:

1. Inhibición: Su manifestación mas clara es la ausencia de


acción. En ocasiones puede adoptar una manifestación
simbólica, puede tratarse también de solicitar al adulto que
tome la iniciativa para relacionarse porque él no sabe cómo
hacerlo.
2. Agresividad: Puede tratarse de una manifestación primaria y
directa o de una expresión simbolizada a través de la acción
con objetos y ambas tienen que tener su espacio de expresión.
Con frecuencia, las manifestaciones agresivas están
relacionadas con la posesión de objetos, fuente habitual de
conflictos en la infancia.
3. Búsqueda de una estrecha comunicación corporal con el
adulto: Algunos objetos, como mantas, colchonetas, telas.. ,
favorecen esta comunicación corporal estrecha, buscan una
situación de bienestar, calma, placer y calor afectivo.
4. Reproducción de los estereotipos aprendidos: Otra
manera de salir al paso de tener que hacer algo con los objetos
ofrecidos por el adulto es utilizarlos de la manera convencional,
hasta que descubran sus propias posibilidades de expresión y
comunicación.
5. Actividad descontrolada: Es frecuente que antes de llegar a
la fase de acción espontánea se produzca una situación de
actividad frenética, en la que se trata de hacer por hacer. Si se
produce, el educador deberá resistir la tentación de proponer
modelos de acción elaborados.
6. Formación de un pequeño grupo dentro del gran grupo:
Si trabajamos con un grupo numeroso, en especial a partir de
los 3 años, es frecuente que entre ellos se forme un pequeño
grupo. Habrá que esperar la respuesta y la evolución de la
propia dinámica del grupo.
7. Juego e independencia: En esta fase, los niños son capaces
de desarrollar por sí mismos sus juegos con los objetos puestos
a su disposición.
8. La construcción del grupo y el desarrollo del sentimiento
de pertenencia: De la libre expresión motriz y de la
superación de las diferentes fases va surgiendo la conciencia
individual y colectiva.

Contrastes pedagógicos

El educador debe ser consciente del papel que asume y de lo difícil


que resulta una intervención que promueva la libre expresión,
jugando, buscando el equilibrio entre lo que Lapierre y Aucuturier
llaman los "contrastes pedagógicos"

• De libertad y directividad, aumentado las fases de libertad a


medida que van haciéndose mas productivas.
• De implicación y retiro, retirándose cada vez mas del juego a
medida que el grupo asume su autonomía real.
• De seguridad-inseguridad, para favorecer que el niño
renuncie progresivamente a la protección y asumir por sí
mismo ese margen de inseguridad que es la contrapartida
de la independencia y llegar a la fase de actividad
espontánea.

2.3 El movimiento y las sensaciones corporales (los


contrastes)

Toda acción motriz va acompañada de la consiguiente sensación


corporal. Trabajar la expresión corporal y el movimiento es
experimentar de todas las maneras posibles la acción motriz y la
mejor manera de experimentarlo es a través de la vivencia y experiencia con
los contrastes y el proceso que conduce de un extremo a otro.

Contrastes básicos
 De la inmovilidad al movimiento
 Del silencio al ruido
 De dentro a afuera
 De lo pequeño a lo grande
 De lo débil a lo fuerte
 De la relajación a la tensión
 De lo horizontal a lo vertical
 De la soledad al encuentro con los otros
 Del caos al orden (un orden no impuesto, sino deseado)

Diferentes fases del movimiento

• Posición de quietud y repliegue en contacto con el suelo


• Puede tener distintos significados en función de las sensaciones
corporales experimentadas. Algunos manifiestan su rechazo a
participar en la expresión del grupo, tumbándose en el suelo.

• Reptar
Es una expresión de transición entre estar tumbado y el intento
de ponerse de pie.

• Ponerse de pie
• Pueden experimentar con mayor profundidad las sensaciones
que produce estar de pie si antes han estado tumbados y han
experimentado todo el recorrido hasta ponerse de pie.

• Sensaciones de tacto y contacto


• Se trata de experimentar todas las sensaciones a través del
movimiento, con el espacio, con los objetos y con los otros.
Otras formas de contacto son la agresión y la danza. De la
agresión hablaremos más adelante. De la danza, diremos que
es la expresión libre ante la música.

2.4 La vivencia del espacio

El movimiento es la acción motriz que se realiza en un espacio


determinado.

Para dominar todo el espacio es necesario desplazarse por él con el


propio cuerpo; es necesario representar simbólicamente el estar incluido
y ser admitido en el espacio de los demás y aceptar a los otros dentro
de su espacio.

El niño descubre inicialmente su cuerpo a partir del movimiento que


imprime al objeto y a través de esa misma actividad motriz descubre
también el espacio.

Un niño que no tira un juguete para experimentar las sensaciones de


lejanía y proximidad suele tener grandes dificultades de expresión en
todos los aspectos.

Otra forma de conquistar el espacio es a través del ruido.

2.5 La vivencia del objeto

El objeto se convierte en un medio de intercambio y comunicación


que puede llegar a hacerse muy estrecha.

Vivenciar el objeto es utilizarlo para expresar y representar su mundo


interno.

Favorecer la vivencia afectiva del objeto es favorecer la búsqueda de


variadas formas de contacto con él.
Criterios que debemos tener en cuenta a la hora de introducir
objetos

- Disponer de un armario donde guardar el material, fuera del alcance


de los niños, de manera que no sea necesario recordar cada vez que
sólo pueden utilizar el material que el educador ha puesto a su
disposición.

- En cada sesión, los niños jugarán sólo con el material puesto a su


disposición. La elección del material es responsabilidad del educador
y también decidir continuar durante más sesiones con un mismo
material o cambiar, en función de la respuesta de los niños.

- La recogida del material será parte de la actividad. Es importante


que los niños valoren la diferencia entre el desorden necesario
mientras juegan y el orden también necesario una vez finalizada la
actividad.

- No habrá indicaciones de acción con los materiales, a menos que el


grupo y la totalidad de los niños atraviesen por una situación
especialmente difícil. Descubrir qué hacer con los materiales forma
parte de la expresión corporal.

- Las únicas prohibiciones y límites vendrán dados ante


manifestaciones que supongan riesgo de hacer daño, a la vez es
importante favorecer la capacidad de los niños para resolver sus
conflictos con los demás.

Materiales y objetos adecuados para el desarrollo de la


expresión corporal:

Los elementos básicos del mobiliario a tener en cuenta:

Pelotas: Son objetos dinámicos: ruedan, se pueden lanzar y recoger,


se escapan... Son buenos medidores en los intercambios. Material
indicado para las primeras sesiones, ya que invitan al movimiento, la
acción y la comunicación.
Telas de colores: Nos referimos a grandes telas, poco pesadas.
Ofrecen las posibilidades de desaparecer, aparecer, taparnos todos
juntos.

Los pañuelos: Mas pequeños que las telas, sugieren otro tipo de
acciones como anudarlos y construir una hilera de pañuelos, para
lanzarlos por el aire.

Las mantitas de lana: Su tacto suave y cálido sugiere cobijarse,


arrastrar a otro, como soporte para poner cosas encima.

Las colchonetas: Podrán acceder a ellas libremente, pueden servir


para delimitar el territorio.

Los cartones de embalaje: Servirán de cualquier tipo y dimensión.


Material estupendo para descargar agresividad.

Los papeles: Se trata de papel continuo, ofrece posibilidades como


envolverse a sí mismo o a otros, romperlo y hacer pelotas de papel,
hacer ruido.

Los aros: Habitualmente de plástico, de distintos tamaños y colores.


Sirven para meterse dentro, poner uno sobre otro...

Las anillas de goma: De aproximadamente 15 centímetros de


diámetro, de colores variados, pueden ser sombreros o pulseras.

Los tubos de cartón: Son tubos de diferentes tamaños que hacen


de soporte de telas, papeles. Pueden comprobar cuales caben dentro
de otros, unirlos.

Los bloques de madera: Se trata de formas geométricas de


madera y de gran tamaño. Se introducen cuando los niños ya
controlan sus manifestaciones agresivas.

El agua y la tierra: Son dos elementos relacionados con la


naturaleza y con la parte biológica del ser humano.

El calzado: Descalzarse para las sesiones de expresión corporal


forma parte de un rito. Es una manera de favorecer la confianza y la
desinhibición.

El cuerpo: El objeto es un mediador de la relación con el auténtico


objeto de la actividad motriz: el cuerpo del adulto.

2.6 La expresión y el control de las emociones

Las nociones que se inscriben en la organización mental y de manera


duradera son aquellas que han sido vividas a niveles afectivos y
simbólicos.
Cuando se quiere favorecer la vivencia afectiva y emocional, el
educador tiene que saber calcular muy bien cuándo y cómo debe
intervenir.

Entender el proceso de comunicación afectiva en la expresión


corporal y motriz requiere conocer cómo se produce el desarrollo de
la comunicación afectiva del niño.

Algunos comentarios sobre la agresividad

Una vez que el niño ha descubierto su poder de actuación y acción


sobre su cuerpo, los objetos y los demás, quiere ejercer ese poder.
Quiere ser reconocido como sujeto libre de sus actos. Pero va a
encontrarse con obstáculos y oposiciones, por parte de los demás y
de los objetos. Ante esto el niño reacciona con una agresividad
primaria que significa su deseo de existir y de que se le reconozca su
presencia.

2.7 La comunicación con los otros y la construcción del grupo

Los niños se interesan por la comunicación antes de entender


qué es la socialización.

La comunicación con los otros y la expresión corporal en el marco de


la construcción del grupo es uno de los dos elementos claves del
enfoque en esta Unidad de trabajo. El otro elemento clave es la
acción motriz espontánea.

La manifestación más visible de la construcción del grupo y del


intercambio es la búsqueda del acuerdo, que conducirá a los niños a
una verdadera socialización.

El auténtico intercambio se basa en el reconocimiento, respeto y


aceptación de los otros.

La socialización se va construyendo poco a poco.

La búsqueda del acuerdo es una búsqueda de adaptación corporal y


motriz, no estructurada ni programada intelectualmente.

2.8 El papel del educador en la expresión corporal

El papel del educador es proporcionar objetos, temas generales de


búsqueda, dejar a los niños explorar por ellos mismos, sobre todo
saber esperar a que los niños en su búsqueda lo necesiten.

Criterios de intervención educativa.


Expresarse y
moverse con Permitir a los niños expresarse y moverse con
libertad libertad. Dejando
que cada niño descubra y utilice los objetos por sí
Respetar el
estilo particular
mismo.

No todos reaccionan igual ante la libertad para


Estar disponible moverse y
descubrir. Hay que respetar la inhibición como un
forma de
Ponerse en el expresión.
lugar de los
niños
Esto supone que el niño tiene que darse por
enterado que el
educador esta ahí, observando, dispuesto a
Actitud no intervenir si los niños
directiva
lo reclaman o necesitan.

Requiere manifestar una aceptación incondicional


con cada niño.
Y, desde luego, una actitud de confianza y respeto
hacia los niños.

Supone, por un lado, la creación de un clima


permisivo en el que
puedan expresar sus sentimientos y emociones y
que el adulto no
tenga que dirigir permanentemente las acciones,
pero, a la vez, que
los niños sepan que el adulto es el responsable de
garantizar la
seguridad y el bienestar.

2.9 La expresión abstracta

En un Epígrafe anterior decíamos que la expresión corporal y motriz


es la base de otras de otras formas de expresión más abstractas, en
especial de la expresión verbal, plástica y matemática.

Huella de la expresión gráfica


Una buena manera de completar las experiencias con el movimiento
es dejando su huella por medio de la representación gráfica y no está
hecha para ser juzgada por el adulto sino escuchada y comprendida.
Se trata de que cada niño continúe su proceso de expresión iniciado
con su cuerpo con otra forma de expresión más abstracta y simbólica:
la expresión plástica.
La expresión corporal, planteada con este enfoque, va a proporcionar
al niño la experiencia de todas las nociones matemáticas que
necesitan aprender, a través de las experiencias con su propio
cuerpo, de su expresión y la de otros.

2.10 La expresión corporal en los niños con deficiencias

Uno de los elementos clave en este enfoque de la expresión corporal


es la evolución del grupo, y parte de la construcción del grupo es la
vivencia de las dificultades individuales y colectivas.

En una situación de libre descubrimiento, acción y expresión corporal,


los niños con deficiencias también van a poder expresarse con sus
propios recursos. El objetivo será la actividad motriz espontánea de
los niños en su relación con el espacio, los objetos proporcionados y
con los otros niños.

2.11 RECUERDA

 Hasta llegar a una situación de actividad motriz autónoma,


elaborada y compartida, los niños y el grupo tendrán que pasar por
una serie de fases de la expresión: inhibición, agresividad, estrecha
comunicación corporal con el adulto, reproducción de los estereotipos
aprendidos, actividad descontrolada, formación de un pequeño grupo
dentro del gran grupo, juego e independencia, construcción del
grupo.
 La vivencia del cuerpo de produce básicamente a través de la
vivencia global del cuerpo y de la comunicación corporal con el otro.
 vivencia
La Trabajar global
la expresión corporal
del cuerpo y el movimiento
se produce a través es
deexperimentar
experiencias de
todas las maneras
desplazamiento. Laposibles, en el corporal
comunicación propio cuerpo, con los
se produce objetosdey la
a través a
través de ellos,
proximidad en elcon
corporal espacio y en relación con los demás, lo que para
el adulto.
cada niño y para el grupo supone el movimiento o la acción motriz
mediante
 Las dos la experiencia
claves de lacon los contrastes.
expresión corporal son la actividad motriz
espontánea y la evolución dinámica del grupo.

 Favorecer la expresión espontánea es dejar la puerta abierta a la


libre expresión de los niños, desde las expresiones más primarias
hasta las situadas en un plano más simbólico y elaborado, así como
el desarrollo libre de la comunicación.
 El movimiento es la acción motriz que se realiza en un espacio.
Para dominar el espacio hay que desplazarse por él y si no se puede
abarcar con el cuerpo se pueden utilizar los objetos e incluso la voz.

 Las nociones que realmente se inscriben en la organización


mental de manera duradera son aquellas que han sido vividas a
niveles afectivos y simbólicos. No se trata de rechazar la adquisición
de conocimientos, sino de adquirirlos a través de su vivencia afectiva.

 El niño descubre inicialmente su cuerpo a partir del movimiento


que imprime al objeto y a través de esa misma actividad motriz
descubre el espacio.
· Otra forma de conquistar el espacio es a través del ruido. El espacio
sonoro es un espacio compartido que genera comunicación.

 El papel del educador es de especial importancia para favorecer la


vivencia afectiva y emocional de la expresión corporal. Su papel es
estar disponible, saber esperar sin precipitar la evolución de los
niños. Son precisamente las reacciones y las respuestas de los niños
las que van a servir de guía del proceso de cada uno.

 Los criterios generales de intervención educativa en el enfoque


metodológico de la expresión corporal dados en esta Unidad se
resumen en: permitir a los niños expresarse y moverse con libertad,
respetar el estilo particular de cada niño, estar disponible, ser capaz
de ponerse en el lugar de los niños, y tener una actitud no directiva.