Sunteți pe pagina 1din 22

TAULA-CATALANA07-castella.

qxd 10/10/07 18:17 Página 66

V Jornadas sobre Colombia - CONDICIONES PARA UN PROCESO DE PAZ

Mesa 3
Desmilitarización

66
TAULA-CATALANA07-castella.qxd 10/10/07 18:17 Página 67

Laura Badillo
Representante del colectivo de organizaciones feministas colombianas
Ruta Pacífica de Mujeres

Militarización de la vida y el cuerpo de las mujeres


colombianas

PRESENTACIÓN ciones y en el quehacer del día a día en la resis-


El presente escrito es un intento para construir tencia de la militarización de nuestras vidas y
rutas entre los argumentos, las palabras, las prác- cuerpos.
ticas y las resistencias como instrumentos que los
feminismos han utilizado para enfrentarse al poder
del patriarcado1, identificando uno de sus princi- LA ÓPTICA DE LA RUTA PACÍFICA DE
pales cimientos, como es el militarismo. Máxime MUJERES FRENTE AL MILITARISMO
cuando para el caso colombiano, cobra vital impor- Existe una relación intrínseca y dependiente entre
tancia desvelar sus funcionamientos, denunciarlos, la Cultura patriarcal2 y el militarismo. Una relación
resistir y construir propuestas de cara a la transfor- que se ve afianzada con el uso de la fuerza y la vio-
mación de las realidades en las que vivimos los y lencia, pero que poco a poco ha construido formas
las colombianas. Por ello, este escrito, realizará un más sutiles en las que se naturalizan las prácticas
acercamiento al militarismo como una práctica militaristas como connaturales a los hombres y
dependiente de la cultura patriarcal, será una apro- mujeres y al mismo tiempo se nos convierte en la
ximación desde lo que llamamos nuestra malla única solución a los conflictos. De esta manera hay
interpretativa y que responde a la pregunta: ¿Cuál que decir: “La cultura patriarcal es una de las bases
es la óptica de la Ruta Pacífica frente al milita- de la cultura militarista, porque se basa en la domi-
rismo? La segunda parte describe la militarización nación de un sexo sobre el otro, en la asignación
de la vida civil y los principales elementos del mili- autoritaria de un papel social que establece una
tarismo en la vida y cuerpo de las mujeres colom- desigualdad beneficiando sólo a una parte. La cul-
bianas, y especialmente de las Mujeres que partici- tura militarista es una de las bases de la cultura
pamos en la Ruta Pacífica; y por último, las patriarcal porque la lógica amigo-enemigo, la res-
principales formas de resistencia pacífica ejercidas puesta violenta a los conflictos o la organización
desde la Ruta, que convergen en el impulso del vertical autoritaria son características militares que
Movimiento de Mujeres Contra la Guerra. justifican en última instancia el control patriarcal de
Sin embargo, aunque el presente escrito apa- la sociedad.”3
rezca en una sola voz, se ha tejido y comprendido La militarización se refiere en parte a dos sen-
desde los aportes de otros movimientos a la Ruta y tidos. En el primero se fuerza a las personas a
lo que la Ruta Pacífica ha construido durante estos comportarse de una forma determinada que per-
diez años de existencia. Compilado en sus publica- mita a los ejércitos y militares tener más poder. En
el segundo, las personas pueden introducir los
valores militares como propios otorgando así “legi-
La cultura patriarcal es una de timidad natural a los actos militares”4. Uno de sus
principales efectos y que se convierte en una cons-
las bases de la cultura tante, se confirma en el hecho de que las mujeres
militarista porque se basa en la en zonas de guerra son a menudo violadas, prosti-
dominación de un sexo sobre el tuidas, asesinadas o forzadas a prestar la ayuda de
cualquier tipo a los ejércitos en contienda. Sus
otro
vidas y el control de sus cuerpos, sus sentimientos

67
TAULA-CATALANA07-castella.qxd 10/10/07 18:17 Página 68

V Jornadas sobre Colombia - CONDICIONES PARA UN PROCESO DE PAZ

LA MILITARIZACIÓN DE LA VIDA CIVIL


El patriarcado es fundamental La violación de los Derechos Humanos y del
para la transmisión y desarrollo Derecho Internacional Humanitario (DIH) es de
dimensiones y de una intensidad inimaginables y,
del militarismo porque no sólo como parte de un retrato de la realidad colombiana,
incide en las relaciones sociales se manifiesta en la militarización de la vida civil. Se
sino que se encuentra presente puede señalar que:
en las relaciones
· La política de seguridad democrática, bandera
interpersonales del actual gobierno, se ha ido aplicando de
manera integral involucrando cada vez más a la
población civil en la guerra. Medidas como la
y pensamientos se militarizan con la base de la red de informantes; los soldados campesinos;
prioridad de algún ejército o policía militarizada, las zonas de rehabilitación; y las leyes apro-
cuyos funcionarios utilizarán de acuerdo con sus badas como parte del paquete de leyes antite-
nociones de defensa y enemigo. rroristas, las que facultan a las fuerzas armadas
En la cultura militar existen numerosas apela- (a cualquier miembro de ellas) a detener sin
ciones a lo sexual como forma de dominación; orden judicial, sólo por sospecha, aunado a no
desde comparaciones del pene como fusil, enten- tener que dar cuenta de esta detención durante
dido como arma de ataque y control, hasta las vin- 36 horas y que allanan el poder interceptar
culaciones entre la defensa de la pureza e inte- comunicaciones entre otras, termina siendo una
gridad sexual de la novia o la madre y de la Patria; política de control para las ciudadanas y ciuda-
y por lo tanto, atacar la Patria enemiga es también danos, con el grave riesgo de violación de los
atacar la pureza e integridad de las mujeres del derechos humanos más elementales. Esta polí-
enemigo. Igualmente, en la cultura militar, se ven tica tiene expresiones diferentes en el campo y
exaltados la homogeneización, el orden y la disci- la ciudad.
plina. · Particularmente para las zonas rurales los sol-
Sin embargo, hay otras formas más simbólicas dados campesinos son los vecinos, amigos,
de expresar dicha naturalización de la cultura mili- familiares de toda la vida de la población civil,
tarista, manifestadas por ejemplo en la preferencia pues son sus propios vecinos conocidos los que
de algunas mujeres por tener una pareja militar o el hacen parte del ejército y ello genera otro tipo
orgullo de las madres cuando a su hijo lo ven en de relación que hace que la población se sienta
uniforme o están en los diferentes ejércitos. Quizás responsable de la seguridad de su vereda,
la más sutil de las manifestaciones del militarismo poblado o municipio. Es un traslado que el
sea tener la percepción que una estructura como Estado hace, pero que además pone en grave
las fuerzas armadas es la única capaz de garan- riesgo la seguridad de las personas, ya que son
tizar el orden último de la sociedad y la única zonas donde tienen su asentamiento los dife-
manera de tener una vida más segura y considerar rentes actores armados.
que se necesita una mano dura que la controle. · En las ciudades, la urbanización del conflicto
En las sociedades contemporáneas, el patriar- armado urbano, se expresa en la presencia de
cado es fundamental para la transmisión y desa- actores armados en ciudades como Bogotá,
rrollo del militarismo porque no sólo incide en las Cali, Popayán y Medellín. En esta última existe
relaciones sociales sino que se encuentra presente confrontación abierta y directa en los barrios
en las relaciones interpersonales, en la escuela, en populares entre paramilitares y grupos urbanos
la familia, entre otras, generando espacios perma- de las guerrillas. Se realizan grandes operativos
nentes para la subordinación y la obediencia. de la fuerza pública con el pretexto de acabar
En síntesis, la cultura del militarismo refuerza y con los grupos armados ilegales, pero sola-
produce: mente con los de la insurgencia, pues dichos
· La autoridad y la obediencia operativos han servido fundamentalmente para
· La lógica del amigo y el enemigo facilitar la capacidad de copar y el control territo-
· La homogeneidad y la disciplina en la que la rial a los paramilitares, quienes aseguran tener
pluralidad se ve como un peligro el control de más del 80% de la segunda ciudad
· El hecho de que las soluciones sean enten- del país y de su área metropolitana.
didas desde una lógica militar, es decir, a través · También son visibles los efectos de la red de
de la fuerza y la violencia informantes en la “judicialización” a los líderes y
· Que el cuerpo propio y el del otro es utilizado lideresas defensoras de derechos humanos, de
como objetivo militar y arma de guerra. sindicalistas, comunitarios, campesinas/os,

68 Mesa 3 - Desmilitarización // LAURA BADILLO


TAULA-CATALANA07-castella.qxd 10/10/07 18:17 Página 69

desplazadas/os y de movimientos sociales, así guerra, se incrementan los impuestos a los pro-
como el hostigamiento permanente por parte de ductos de la canasta familiar, llegando a niveles
efectivos de la fuerza pública, como por ejemplo altísimos, como el 16%. Se gravan salarios
en los casos concretos en los centros urbanos desde topes que no son tan altos y hay una
de Santander y Antioquia, donde se realizan en reforma en curso que pretende ampliar el
los barrios populares operativos militares, alla- impuesto al consumo de más elementos de la
namientos sin orden judicial, detenciones arbi- canasta familiar, gravar las pensiones de 2 sala-
trarias, estigmatización y señalamientos. Lo rios mínimos en adelante y un impuesto a los
más grave es que estas acciones son acompa- ahorradores. Todo ello para lograr presupuesto
ñadas y avaladas por organismos estatales para las fuerzas armadas, desde los espejismos
encargados de velar por la garantía, respeto y de ganar la guerra.
protección de los Derechos Humanos, como la
Fiscalía, la Procuraduría y la Defensoría, entre
otros. MILITARIZACIÓN DE LA VIDA Y DEL CUERPO
· Otra modalidad de la política de seguridad DE LAS MUJERES COLOMBIANAS
democrática se da en las detenciones masivas Las mujeres colombianas, en el marco del conflicto
de personas en los diferentes municipios, donde armado social y político, son, sin lugar a dudas, las
se detienen también funcionarios públicos, que viven con mayor fuerza los efectos de éste en
médicos y personal de salud y gente común, acu- su vida y sus cuerpos. Este hecho ha quedado
sados de ser colaboradores de la guerrilla. Hay referido en el último informe de la Comisión Intera-
operativos donde se ha detenido de una sola vez mericana de Derechos Humanos, denominado Las
de 150 a 200 personas. Muchas de ellas poste- Mujeres frente a la violencia y la discriminación
riormente tienen que ser dejadoa en libertad, del Conflicto Armado en Colombia, en el que
pero quedan reseñadas como guerrilleras. señalan que “la violencia contra las mujeres es utili-
· Otra tendencia en incremento, como conse- zada como una estrategia de guerra por los actores
cuencia del escalonamiento del conflicto armado, del conflicto armado en su lucha por controlar los
es la grave crisis humanitaria producida por el territorios y las comunidades que habitan”5.
desplazamiento a consecuencia de la disputa Además, llama la atención en el hecho que la vio-
territorial por parte de los paramilitares y las gue- lencia contra las mujeres en el marco del conflicto
rrillas en regiones como Chocó, Antioquia, no ocupa un lugar en el debate público de acuerdo
Cauca, Valle, Santander y Putumayo. Se ha a la gravedad y dimensión de la problemática.
aumentado la práctica del desplazamiento for- Una de las formas como se expresa la cultura
zado y, con ella, se ha agravado significativa- militarista es reforzar los patrones culturales en los
mente la calidad de vida de las mujeres, quienes que la mujer es subordinada y desvalorada, convir-
son, conjuntamente con los niños y las niñas, la tiéndose en un objetivo militar por parte de los
mayoría de la población desplazada del país. actores armados. Se recibe la violencia por el
· La acción de copar, el control y el rearme por hecho de ser mujeres o, mejor dicho, en razón de
parte de los grupos paramilitares, des(movili- su género se intensifica. Así el cuerpo de las
zados) en vastas regiones del país, el desplaza- mujeres se convierte en botín de guerra. En otras
miento forzado y la disputa territorial, dejan palabras, la violación sexual de mujeres es una
graves violaciones a los Derechos Humanos e forma de lesionar al enemigo y de implantar el
infracciones al DIH, pero sobre todo son ele- miedo en las comunidades.
mentos facilitadores para la realización de crí- Por ello, muchas veces las mujeres son vio-
menes de lesa humanidad, como la desapari- ladas en presencia de todos, como escarmiento,
ción forzada, la tortura, la violación sexual, la venganza y revancha. Las mujeres que han sido
esclavitud sexual y doméstica a que son some- víctimas directas de la violación sexual ésta resulta
tidas las mujeres en zonas de confrontación devastadora, pues su cuerpo y su cotidianidad se
armada directa o de control por parte de uno u lesionan. Igualmente, la violación sufrida por una
otro actor armado. Todo sumado a la negocia- mujer opera como una amenaza para las otras, que
ción con los grupos paramilitares por parte del
actual gobierno y “su legalización”, trae consigo
una alta impunidad frente a todos los delitos Atacar la Patria enemiga es
cometidos. Delitos que son catalogados desde también atacar la pureza e
la legislación internacional como delitos de lesa
humanidad y crímenes de guerra. integridad de las mujeres del
· Aunado a esta situación bajo el lema de la enemigo
necesidad de tener más recursos para la

Mesa 3 - Desmilitarización // LAURA BADILLO 69


TAULA-CATALANA07-castella.qxd 10/10/07 18:17 Página 70

V Jornadas sobre Colombia - CONDICIONES PARA UN PROCESO DE PAZ

¿La asociación qué hizo? No... Nada... El


La violación, el desplazamiento, miedo. El miedo que nosotras tenemos de
el embarazo y el rechazo social hablar, de participar, no nos deja. Porque si los
implican una cadena de hijos que llevaron El Colombiano no les dieron
ninguna respuesta al gobierno... ¿qué res-
afectación física, psicológica, puesta les van a dar a unos vecinos? Nosotras
sexual y simbólica para la mujer, en el parte rural estamos muy desprotegidas.
y en especial para las mujeres ¿A quién se le atribuye la responsabilidad de
estos crímenes? Ahorita, en todo este tiempo, la
afrodescendientes e indígenas
ley que manda es los paramilitares.”

Testimonio de mujer pobladora del Corregi-


en muchas ocasiones tienen que desplazarse por
miento de Altavista, municipio de Medellín7.
temor a vivir este tipo de violencia.
En los testimonios de las mujeres aparece de
Otro testimonio que muestra la gravedad de la
manera recurrente el hecho de que la familia ha
situación es el siguiente:
tenido que huir porque un actor armado se ha “enca-
prichado” por una de las jóvenes de la familia, hasta
Hechos sucedidos en la Comuna 13:
el punto de obligarla a estar sexualmente con él.
“Una niña de 14 años acompañó a su madre
Después llega otro grupo y esta familia es acusada
a tomar el transporte público para ir a su trabajo
de colaborar con los adversarios. La situación se
nocturno y cuando regresaba a su casa la abor-
agrava para la mujer cuando queda embarazada.
daron tres tipos en un carro particular. A uno de
La violación, el desplazamiento, el embarazo
ellos la niña lo había visto por el barrio pero
fruto de relaciones no deseadas y el rechazo social
nunca se había relacionado con él. Es el que le
implican una cadena de afectación física, psicoló-
dice que se suba al carro, la niña se niega, el
gica, sexual y simbólica para la mujer y en especial
hombre se enfurece y los otros dos tipos la
para las mujeres afrodescendientes e indígenas.
suben a la fuerza al carro y se la llevan a un sitio
Pese a que este tipo de violencia que viven las
que es como una especie de parque solitario.
mujeres se sigue presentando, el informe de
Allí, dos de los tipos la violan por el ano y la
Delitos Sexuales del Instituto Nacional de Medicina
dejan. Ella llamó a su hermano por teléfono,
Legal y Ciencias Forenses (IMLCF) del año 2005
éste la recogió y la acompañó al centro médico,
no registra la violencia sexual contra las mujeres
donde no le practicaron ni prueba de embarazo,
perpetrada por los actores armados6. Esto dificulta
ni otros exámenes, argumentando que como no
aún más, y aparte de lo peligroso de denunciar la
hubo penetración vaginal no los necesitaba. Al
violación sexual, la exigencia de verdad, justicia,
día siguiente fueron a la casa de la niña en la
reparación y no repetición. Máxime cuando esta
mañana hombres que la gente en el barrio llama
violencia ha sido tipificada como un crimen de
“reinsertados” o “paracos” y le dijeron a la
guerra y contra la humanidad por la Corte Penal
familia: “¿Qué pasó anoche que había tanta
Internacional.
policía? Dígannos a nosotros que pasó ¿Por
En el caso de la desmovilización paramilitar que
qué tienen que llamar a la policía?”. La familia
ocupa la actualidad colombiana, y de los beneficios
se asustó y se desplazó del barrio para proteger
obtenidos en la Ley 975 de 2005, podemos dar
a la niña.”
cuenta que no hay un cese al fuego y que además
las violencias contra las mujeres continúan:
Los anteriores testimonios hacen parte de una
cruda realidad, que viven día a días las mujeres
“El año pasado mataron a dos amiguitas
colombianas. De cómo se implanta el miedo, y de
mías en el corregimiento Palmitas, dos compa-
cómo además de ser víctimas, muchas veces son
ñeritas. Ellas también eran mujeres organi-
revictimizadas por el Estado Colombiano al no
zadas, y somos como hermanas, pues ya lle-
brindar las garantías necesarias de protección a la
vamos diez años que andamos, que
vida y al cuerpo de las mujeres y de no lograr un
trabajamos... Entonces ellas dos, un domingo
adecuado registro de pruebas que se convertirían
por la tarde, estaban en su casita y llegaron y
en elementos necesarios para iniciar un proceso de
las violaron y las mataron ahorcadas. Una ten-
investigación, si es que se inicia. Cabe anotar que
dría unos 60 años y la otra, 40 años. A las dos
para este tipo de violencias, a pesar de ser catalo-
las violaron y las ahorcaron. Eso fue como para
gadas por el Código Penal como delitos, pocos son
el día de madres... Entre el 5 y el 8 de mayo del
los juicios que llegan a término con verdad, justicia
año pasado.
y reparación para las mujeres.

70 Mesa 3 - Desmilitarización // LAURA BADILLO


TAULA-CATALANA07-castella.qxd 10/10/07 18:17 Página 71

TABLA 18
MUJERES VÍCTIMAS DE VIOLENCIA SEXUAL Y DELITOS CONEXOS COMETIDOS POR PARAMILI-
TARES EN DEPARTAMENTOS DONDE HACE PRESENCIA LA RUTA. DESDE EL 1 DE ENERO DE 2003
AL 1 DE AGOSTO DE 2006

Fecha Departamento Municipio Presuntos Tipo de delito Víctima Edad


Responsables

17/08/03 Bolívar San Pablo Paramilitares Violencia sexual Menor de edad Menor de 18 años
sin identificar

02/10/03 Santander Barrancabermeja Paramilitares Violencia sexual, deten- Olga Balcalcel Sin inf.
ción arbitraria, tortura, Sánchez
amenaza

10/01/04 Antioquia Remedios Paramilitares y Violencia sexual, tortura, Odilia Ochoa Sin inf.
Ejército ejecución extrajudicial
por persecución política

07/08/04 Cauca El Tambo Paramilitares Violencia sexual, tortura, N. Mera Gutiérrez 13 años
ejecución extrajudicial
por persecución política
.
07/08/04 Cauca El Tambo Paramilitares Violencia sexual, tortura, N. Mera Gutiérrez 5 años
ejecución extrajudicial
por persecución política

07/08/04 Cauca Páez (Belálcazar) Paramilitares Violencia sexual, ejecu- Noralba Tegano 18 años
ción extrajudicial por per- Gacho (indígena)
secución política

22/03/06 Santander Barrancabermeja Paramilitares Violencia sexual, tortura, Yamile Agudelo 26 años
ejecución extrajudicial Peñaloza.
por persecución política

Otra de las formas como se militariza la vida de a comprarle un cigarrillo y un confite, y cuando
las mujeres y de las mujeres jóvenes es a través llegó la mamá la niña se fue y cuando iba de
del control social manifestado en la imposición de camino se encontró con los otros y le pidieron
pautas de comportamiento y códigos de conducta: cuentas y la amenazaron, y después a la
se controla la forma de vestir, de actuar, de muchacha la mataron. Eso sucedió recién que
expresar sus afectos, entre otros aspectos. se había reinsertado el Cacique Nutibara. La
Veamos el testimonio de una lideresa de Mede- mamá tuvo que irse del barrio. La comunidad no
llín donde hacen presencia jóvenes y hombres hizo nada, allá no se denuncia nada.
adultos desmovilizados del Bloque Central Nuti- Mire, en esta violencia tan grande, tan
bara y del Frente Héroes de Granada: grande, a mí me dio por anotar en un cuaderno
la violencia contra las mujeres... y llegué a
“Las jovencitas han sido como más afec- anotar hasta siete, porque mataron hasta una
tadas y le digo por un caso que conocí de una señora viejita, casi de mi edad. Ella vivía solita,
niña de 13 años que le ayudaba a la mamá en la estaba muy enfermita... y un día salió a las 12
tienda. Un día los de ese lado le dijeron que no de la noche porque un animalito que tenía se le
podía mirar ni atender a los del otro lado. Y había escapado, y la mataron ahí... entrando el
¿cómo va a hacer si está en un negocio? pollito.
Entonces la muchacha atendió a uno que llegó

Mesa 3 - Desmilitarización // LAURA BADILLO 71


TAULA-CATALANA07-castella.qxd 10/10/07 18:17 Página 72

V Jornadas sobre Colombia - CONDICIONES PARA UN PROCESO DE PAZ

Otra de las formas como se grupos, organizaciones y ONG de mujeres10


colombianas. Es una propuesta política feminista,
militariza la vida de las mujeres que propugna por la negociación política del con-
y de las mujeres jóvenes es a flicto armado y hace parte del creciente movimiento
través del control social ciudadano por la paz, que desde la sociedad civil
ha dicho: “No a la guerra”.
manifestado en la imposición de
La propuesta política de la Ruta tiene que ver
pautas de comportamiento y con visibilizar los efectos de la guerra en la vida de
códigos de conducta: se controla las mujeres y construir una ética de la no violencia.
la forma de vestir, de actuar, de Se validan todos los esfuerzos para lograr la nego-
ciación entre el Estado y los diferentes actores
expresar sus afectos, entre otros armados, que contemplen la urgencia de un
aspectos acuerdo humanitario, el cese al fuego, el respeto
de los Derechos Humanos y la aplicación del
Derecho Internacional Humanitario.
Luego una señora comentaba que tenía una
La Ruta trabaja para que las mujeres no sólo se
hija que la habían matado los de arriba porque
visibilicen y expresen como supervivientes de la
ella era novia de uno del otro lado. Otra que
guerra, sino también como actoras sociales y polí-
apunté fue el caso de una muchacha que era
ticas del proceso de Negociación y de construcción
trabajadora sexual y la mataron en un bus, y
de la PAZ.
dejó dos niños.”
Las Mujeres de la Ruta provienen de todos los
Después mataron a una pelada que le
sectores sociales: profesionales, intelectuales,
decían dizque “la vaca” y la anoté así porque
estudiantes universitarias, indígenas, negras,
era como le decían. Después mataron a una
incluso hombres. Sin embargo, su base social está
pelada jovencita que tenía una niña, y era novia
formada fundamentalmente por sectores popu-
de uno de esos pelaos... Ella estaba sentada al
lares. Quizá, las que padecen de la manera más
lado de la hija mía.... y vio cuando pasó el pelao
violenta el conflicto armado. Todas son mujeres
con el que ella estaba y la mató. Dicen que sería
que han decidido romper el silencio, y el ciclo de
por celos. Pero yo dejé de anotar por miedo,
miedos que produce la guerra.
porque con esta gente una no sabe cuando la
Se asume la protesta y la Movilización Social
van a parar por ahí... y le encuentran a una
como formas de resistencia y de acción social y
estas cosas.”9
política que buscan expresar a la sociedad colom-
biana el desacuerdo con la guerra como forma
Lo anterior hace que las mujeres organizadas,
efectiva de solucionar los conflictos; y mostrar que
las lideresas, se conviertan en objetivo militar al
la paz no es sólo el resultado de la negociación del
denunciar y resistir estas formas de militarización
conflicto armado, sino también la reconstrucción
de la vida civil llevada a cabo por los paramilitares.
moral, ética y cultural de cada pueblo, ciudad y/o
En una cultura militarista, las mujeres organizadas
región.
son observadas como enemigas. Desafortunada-
Las Mujeres en Ruta, construyen nuevos len-
mente, lo anterior impone el miedo ante la ame-
guajes y símbolos, para tratar de contrarrestar la
naza de la pérdida de la vida.
guerra. Por ello, las marchas, los encuentros, las
La militarización de una sociedad deja a las
movilizaciones, los plantones… Son formas de
mujeres con menos capacidad de controlar sus
mostrarle a la sociedad colombiana nuevas formas
vidas y favorece la sensación de superioridad mas-
de resistencia y de lenguajes para construir la paz y
culina, tan afecta al patriarcado. Desestructurar los
abordar la situación de guerra del país. El acuerdo
fundamentos de la cultura patriarcal pasa por
programático de la Ruta puede sintetizarse en:
buscar la superación del fenómeno militar en nues-
· Rechazo a la carrera armamentista.
tras sociedades. Éste es uno de los desafíos plan-
· Ejercicio de un pacifismo comprometido que
teados por la Ruta Pacífica y el Movimiento de
propugna por una ética de la no violencia, y que
Mujeres contra la Guerra.
reconoce y respeta la diferencia como elemento
esencial.
· Respeto al Derecho Internacional Humanitario,
FORMAS DE RESISTENCIA PACÍFICA DESDE
en la perspectiva de fortalecer y exigir el derecho
LA RUTA Y EL MOVIMIENTO DE MUJERES
a no ser involucradas, como población civil, en la
CONTRA LA GUERRA
guerra por ninguno de los actores armados, y
La Ruta Pacífica de las Mujeres es un acuerdo polí-
bajo la perspectiva de participar activamente en
tico y programático que se inicia en 1995 entre
la concertación y negociación del conflicto.

72 Mesa 3 - Desmilitarización // LAURA BADILLO


TAULA-CATALANA07-castella.qxd 10/10/07 18:17 Página 73

· Impulsar la movilización de las mujeres colom- NOTAS Y REFERENCIAS


bianas en resistencia a la guerra. 1. “El patriarcado es un sistema social y político y un conjunto de
· Construir un análisis feminista sobre el con- relaciones estructurales de acuerdo con el poder en virtud de los
flicto armado colombiano, que permita señalar cuales un grupo de personas quedamos bajo el control de otras”
la esencia patriarcal de la guerra. RUTA PACÍFICA DE MUJERES. Palabras, representaciones y
· Articular las diferentes dimensiones de la Vio- resistencias de Mujeres en el contexto del conflicto armado colom-
lencia desde lo privado a lo público, vinculando biano. Colombia: Ruta Pacífica, 2006. Op. Cit. Pag, 36.
la violencia cotidiana sobre las mujeres y la 2. “La cultura patriarcal, puede ser vista como un sistema de poder
guerra que se vive en el país y, finalmente, pre- socio/sexual y político particular o como el proceso de apropiación
sentar alternativas de intervención de la proble- de la sexualidad y la capacidad reproductora femenina. Por otra
mática. parte, como una organización social basada en un patrón de orde-
· Trabajar un proceso político y metodológico namiento masculino, en el cual lo femenino resulta incompleto,
sobre el conflicto armado en el país y sus posi- desviado e inferior”, Ibidem.
bles salidas. 3. Sánchez, Olga. Las Rutas de los feminismos, pacifismos y resis-
· Articular y fortalecer el movimiento de mujeres tencias. Bogotá: Ruta Pacífica de Mujeres, 2006. Op. Cit. Pp. 54.
alrededor de una apuesta pacifista y feminista 4. Ibidem
en el país. 5. CIDH. Las Mujeres frente a la violencia y la discriminación deri-
· Hacer sostenible la movilización de las vadas del conflicto armado en Colombia. Washington: CIDH, 2006.
mujeres en torno a una salida política nego- Op. Cit. Pp. 17.
ciada. 6. RAMÍREZ, Patricia. Efectos de la (Des)movilización paramilitar
· Jugar un papel constructivo en el movimiento en la vida y cuerpo de las mujeres. 10 años Ruta Pacífica de las
de mujeres colombiano, a partir de las apuestas Mujeres. Bogotá: Ruta Pacífica de las Mujeres, 2006. Op cit.Pp.53
de cada expresión del movimiento. 7. Efectos de la (Des)movilización paramilitar en la vida y cuerpo
de las mujeres. 10 años Ruta Pacífica de las Mujeres. Bogotá:
Dentro de este marco de acción, se sintetiza: Ruta Pacífica de las Mujeres, 2006, pág. 54.
8. Tomado de: RAMÍREZ, Patricia. 2006. Pp.56. Fuente Ruta Pací-
· Las mujeres no somos botín de guerra fica con base en Banco de Datos de Derechos Humanos y Vio-
· Las mujeres no parimos ni forjamos hijos para lencia Política. Cinep y Justicia y Paz.
la guerra 9. Testimonio de mujer pobladora, Barrio popular. Comuna 1 de
· Que de nuestras manos y vientres no salga ni Medellín
un solo alimento para la guerra 10. En actualidad existe la Ruta Pacífica en Medellín, Bogotá,
Bucaramanga, Valle del Cauca, Cauca, Chocó, Putumayo y Risa-
Estas frases apropiadas van a constituir uno de ralda. Para 2004 se inicia el proceso de conformación de la Ruta
los principales ejes en los que se articula el Movi- en la Costa Caribe (Cartagena). La Ruta la integran más de 350
miento de Mujeres contra la Guerra que hoy organizaciones, grupos y ONG de mujeres.
venimos impulsando junto a la Organización Feme-
nina Popular.

“Manos que se abren en espejo


y nos leen el destino.
Manos ancestrales grabadas en
nuestra memoria.
Manos de cintas de colores
para entretejerse en movimiento.
Manos que cultivan y protegen
vidas, que se revelan y resisten
a la guerra.
Manos de mujeres magas”.

Clara Inés Mazo López


La militarización de una
(Mujeres de Negro) sociedad deja a las mujeres con
menos capacidad de controlar
sus vidas y favorece la
sensación de superioridad
masculina

Mesa 3 - Desmilitarización // LAURA BADILLO 73


TAULA-CATALANA07-castella.qxd 10/10/07 18:17 Página 74
TAULA-CATALANA07-castella.qxd 10/10/07 18:17 Página 75

Ana Teresa Rueda


Representante de la organización de mujeres colombianas de base,
Organización Femenina Popular

Mujer y la desmilitarización de la vida civil

“Qué ganas de partir la guerra a través de los múltiples programas que tiene para
en mil pedazos” ello. Pero mucho más peligroso y perverso, es esta
estrategia de dominación desde lo humano, desde
Gioconda Belli lo social y desde lo económico. Esta estrategia está
encaminada a crear en la conciencia de los ciuda-
En la lógica de mujer, la superación de los con- danos la cultura de la guerra y de la fuerza para
flictos armados constituye un valor representado dirimir los conflictos.
en términos de vida, vida digna, futuro deseable Como consecuencia de esta estrategia, lo que
para sus hijos, construcción de relaciones sociales se observa es: el escalonamiento de la ofensiva
en un contexto medianamente seguro. Enten- militar por parte del Estado, la expansión del para-
diendo la seguridad desde el disfrute integral de los militarismo, el aumento del desplazamiento forzado
derechos humanos y no como la seguridad que en regiones de confrontación militar, detenciones
militariza la vida cotidiana, la seguridad de las arbitrarias, asesinatos políticos, la restricción del
armas y de la represión. espacio político para construir salidas basadas en
Un objetivode quienes trabajamos en contra de el diálogo y la negociación, así como de las garan-
la guerra es la desmilitarización de la vida civil. tías para la acción de las organizaciones sociales,
Quienes hemos vivido bajo la fuerza del control sindicales, de mujeres, indígenas y de comuni-
militar, creemos en la inutilidad de la guerra. Por el dades negras, entre otras. En últimas, la instala-
contrario, la guerra resulta ser muy útil para ción de un Estado mafioso, militarista y autoritario,
quienes tienen intereses en ella, tales como la acu- como lo han demostrado las investigaciones
mulación de capital, la venta de armas, el poder actuales sobre la parapolítica en Colombia.
político, el control social y los grandes negocios En Colombia se administra para la guerra.
que se manifiestan a través de las transnacionales. Todas las instituciones del Estado, todas las polí-
Colombia es uno de los cinco país del mundo que ticas gubernamentales y las instituciones del orden
más ayuda militar recibe de los Estados Unidos; regional y nacional, incluso los organismos de con-
además, tiene diferentes actores armados dentro de trol como la Procuraduría y la Fscalía, están per-
la confrontación, como son las guerrillas del ELN y meadas en función de la guerra
las FARC, los paramilitares y las fuerzas militares, la
policía y diferentes cuerpos de seguridad del Estado. .
Es una falacia defender la democracia por la vía PERO, ¿CUÁNTO NOS CUESTA ESTA
de las armas. La mal llamada seguridad democrá- GUERRA?
tica pretende la vinculación de civiles en la guerra, Las guerras en general y los conflictos internos de
un país tienen altísimos costos, algunos visibles, y
otros menos visibles; algunos reparables, otros
Los costos de la guerra son de irreparables. Es fundamental conocer estos costos
orden social, político, de la guerra que son del orden social, político, psi-
cológico, ambiental y económico. Pero deben ser
psicológico, ambiental y
los que nos permitan visibilizar salidas políticas de
económico construcción de paz para el país.

75
TAULA-CATALANA07-castella.qxd 10/10/07 18:17 Página 76

V Jornadas sobre Colombia - CONDICIONES PARA UN PROCESO DE PAZ

Entendemos la seguridad desde donde se reafirma la teoría del enemigo: “Quién no


está conmigo, está contra mi”. Todos nos volve-
el disfrute integral de los remos vigilantes y vigilados.
Derechos Humanos y no como la En referencia a los Costos Económicos, decir
seguridad que militariza la vida que en Colombia el gobierno legisla para la guerra.
cotidiana, la seguridad de las Lo cual se encuentra sustentado en el nuevo Plan
de Desarrollo 2006-2010, donde el presupuesto
armas y de la represión para el gasto militar se incrementa y podría llegar a
90 billones de pesos1. En resumen, un día sin
La terminación del conflicto armado es funda- guerra hubiera significado que no hubieran más
mental para lograr la paz, pero no es suficiente si desaparecidos, que se hubiera evitado el asesinato
no está acompañada de una política que permita selectivo de personas, el asesinato fuera de com-
acercar la gran brecha que existe entre ricos y bate y el desplazamiento de casi cuatro millones de
pobres. Porque mientras una minoría goza de los habitantes.
lujos que da la riqueza, una mayoría empobrecida No obstante, existen los otros costos de tipo
se debate entre la pobreza y la miseria. económico, enmarcados en los daños en el sector
De acuerdo con los informes de Naciones energético, regalías no recibidas, infraestructura y
Unidas, sobre Desarrollo Humano, más del 64 % carreteras destruidas, secuestros, robos y extor-
de la población colombiana vive en la extrema sión… y los costos de la desmovilización parami-
pobreza. Mientras los tres hombres más ricos del litar. La reforma económica está orientada al
país ganan por día más de 800 mil dólares, cerca aumento de los impuestos, todos y todas pagamos
de 22 millones de colombianos no alcanzan a el gasto militar.
ganarse 2 dólares diarios. Los Costos de tipo ambiental, ocasionados por
De la misma manera, la inversión social se la guerra, y representados en el efecto de las “fumi-
reduce en grandes proporciones. Es decir, el pre- gaciones a cultivos de uso ilícito”. Luego también
supuesto que debería ir a alimentar las escuelas, está el daño ambiental producto del monocultivo de
los colegios, universidades, hospitales… y a forta- palma aceitera, la tala indiscriminada de los bos-
lecer los derechos económicos, sociales, culturales ques, el abuso del uso del agua en la gran empresa
y colectivos, es desviado para el gasto militar. y, en general, las instalaciones de los grandes
El conjunto del Movimiento Social, representado megaproyectos en el área rural y el efecto indiscri-
en las comunidades indígenas, en las comuni- minado de los bombardeos efectuados desde heli-
dades negras, el movimiento sindical, de derechos cópteros militares en las regiones.
humanos, el movimiento estudiantil, las mujeres, En Colombia hemos agotado esfuerzos de paz
los campesinos, el Movimiento de Víctimas de Crí- en todas las direcciones. Sin embargo, el peso de
menes de Estado y demás espacios organizados las armas se ha impuesto sobre el anhelo de paz
de la población civil, padecen estigmatización, de los y las civiles. Esta relación no es gratuita
señalamiento, persecución, asesinatos y judiciali- porque el interés en la guerra y la militarización,
zación; y cada vez resulta más difícil tejer los hilos programadas por parte de las grandes potencias
de la vida en este contexto de represión. en los países “en vía de desarrollo” y con grandes
Para el conjunto de la sociedad los efectos de la riquezas, se encamina a la producción de las gue-
crisis humanitaria y social que deja a su paso la rras, principal ganancia que mueve la economía del
guerra son desastrosos. Los huérfanos de la mundo.
guerra aumentan, el número de mujeres cabeza de Terminar la guerra es el inicio de la construcción
familia producto de la guerra ha venido en creci- de la paz, no es la paz. Para que ésta sea duradera
miento, la vinculación de la población civil en la es necesario recomponer estructuralmente el
guerra a través de la redes de informantes, los sol- Estado, invertir en lo social y generar políticas
dados campesinos, la destrucción de culturas y la públicas orientadas a superar las desigualdades.
pérdida de la identidad, el crecimiento de la corrup- Se necesita un Estado soberano, crear conciencia
ción en la vida pública y privada, el cambio de crítica sobre el intervencionismo, recomponer la
valores, la pérdida del sentido de la vida y todos los justicia, superar la impunidad, desmontar las
daños psicológicos, como consecuencia de la bar- estructuras paramilitares, no poner las armas en
barie, son irreparables. manos de civiles, generar condiciones reales para
Existen los Costos Políticos, los cuales se ven un verdadero proceso de paz que conlleve a la
reflejados en la pérdida de la democracia, la pér- solución política y negociada del conflicto social y
dida total de las libertades individuales y los dere- armado.
chos de las personas. El Estado Social de Derecho En Colombia, a pesar del impacto que sobre las
está siendo suplantado por un Estado de guerra, mujeres causa el conflicto armado, las mujeres

76 Mesa 3 - Desmilitarización // ANA TERESA RUEDA


TAULA-CATALANA07-castella.qxd 10/10/07 18:17 Página 77

organizadas son punta de lanza del trabajo en la paz no es sólo el silencio de los fusiles. La verdad,
construcción de la paz. Han hecho resistencia civil. la justicia y la reparación de las víctimas y de la
Recomponen la vida de forma creativa y la eco- sociedad, son parte imprescindible en la construc-
nomía de sus hogares, construyen propuestas de ción de un proceso para la vida.
vida en medio de la propuesta de muerte que se Afirmamos que el papel de los civiles y las
impone. civiles es aportar, desde la conciencia social, un
La convicción política contra la guerra fue trabajo por la construcción de una propuesta para
tomando fuerza entre las mujeres populares, la vida digna. Construir nuestras propias agendas,
urbanas, rurales… A partir de las campañas empren- nuestros propios escenarios, nuestros propios
didas contra el miedo, contra la impunidad, por la tiempos, nuestras propias dinámicas para desarro-
vida, por la esperanza, contra la militarización. llar un proceso de verdadero movimiento social
Esta postura política contra la guerra, expre- para aportar a la construcción del país que que-
sada simbólicamente de manera no violenta, ha remos.
ganado una expresión nacional e internacional, al Por último, el fortalecimiento de los movimientos
plantearse como una disputa de los y las civiles por sociales y específicamente del Movimiento Social
el derecho a la vida, a los territorios, por los sujetos de Mujeres en Contra de la Guerra, como actores
sociales, por la soberanía. Es una postura respal- válidos en la construcción de una paz duradera, es
dada por el Movimiento de Mujeres Contra la fundamental para fortalecer la civilidad, la institu-
Guerra, construido desde las regiones, que tiene el cionalidad, recuperar el Estado Social de Derecho
reto de generar propuestas concretas para lograr la y superar el autoritarismo y el militarismo.
paz e incidir en la solución política al conflicto No quiero terminar sin antes señalar la impor-
armado. tancia del acompañamiento de la comunidad inter-
nacional como garante en los procesos de paz en
Colombia y en la urgente necesidad de continuar
PROPUESTAS DESDE LAS MUJERES, apoyando y presionando para que el gobierno
PROPUESTAS DESDE LA POBLACIÓN CIVIL Colombiano construya una verdadera política de
La Organización Femenina Popular, desde su paz encaminada a la salida política y negociada al
apuesta por la vida y en un trabajo constante de conflicto social y armado en Colombia. Igualmente,
organización, movilización y formación conti- la cooperación internacional destinada para
nuamos tejiendo hilos de unidad y resistencia Colombia debe estar basada en el apoyo a pro-
frente a las políticas militaristas que intentan la yectos que beneficien a la población civil y no a
imposición de la guerra. acciones que, por el contrario, beneficien la política
Ante los costos de la guerra, ante tanta bar- de guerra que se implementa hoy en el país y que
barie, nos proponemos la recuperación de la civi- generan más destrucción y muerte.
lidad, de las libertades ciudadanas, la soberanía Invitamos a la comunidad internacional para
del territorio, el derecho a vivir en un país justo y en que oriente su apoyo a propuestas de las organiza-
paz, el derecho a que nuestros hijos e hijas dis- ciones sociales que trabajan a favor de la paz, a
fruten de una vida digna enmarcada en el disfrute través de la participación en eventos, campañas y
de los derechos económicos, sociales, culturales y movilizaciones en contra de la guerra.
colectivos.
Esta propuesta política contra la guerra, es cla-
ramente una propuesta que apuesta por recuperar NOTAS Y REFERENCIAS
poder en masa para las y los civiles, para acortar
camino al autoritarismo esgrimido por los que 1. Cifra tomada del documento El Plan de Desarrollo agrava el pro-
ostentan el poder político, económico y de la blema del país.
fuerza. Es una propuesta transparente de oposi-
ción a las políticas militaristas, guerreristas, antide-
mocráticas y no soberanas.
Como Organización Femenina Popular, desde Desde esta propuesta política en
esta propuesta política en contra de la guerra, contra de la guerra, tenemos que
tenemos que señalar que si bien estamos por señalar que si bien estamos por
salidas políticas, éstas deben ser sobre la base de
una paz que no olvide las causas estructurales de
salidas políticas, éstas deben
la guerra. ser sobre la base de una paz que
Las salidas políticas no pueden ser transac- no olvide las causas
ciones o negocios para amasar capital o para estructurales de la guerra
repartir poderes. Creemos que el indicador de la

Mesa 3 - Desmilitarización // ANA TERESA RUEDA 77


TAULA-CATALANA07-castella.qxd 10/10/07 18:17 Página 78
TAULA-CATALANA07-castella.qxd 10/10/07 18:17 Página 79

María Gines Quiñones


Representante de la Campaña Colombiana Contra Minas y miembro
del Proceso de Comunidades Negras de este país

La paradoja de la desmilitarización

“Es un plan extraño pensado desde el país rural país, invisibilizado y marginado y quien ha puesto
de nuevos hacendados y latifundistas. Siguiendo el mayor número de muertos, desaparecidos y des-
las tesis de José Obdulio Gaviria, no se mencionan plazados así las estadísticas y toda la parafernalia
las palabras construcción de paz, solución política gubernamental ni siquiera lo reconozcan. Se hace
al conflicto armado, atención a la crisis humani- referencia a los afrocolombianos, los que durante
taria. Se parte de la idea de que ya en Colombia no todo el conflicto ven diezmados sus pueblos y des-
hay guerrilla, pues se volvieron sólo criminales y truido su tejido social, sin que hasta el momento
terroristas, y tampoco hay paramilitares, pues ya se haya posibilidad de considerar su reparación indivi-
desmovilizaron y lo que queda son pequeñas dual y mucho menos colectiva.
bandas emergentes. La seguridad y el asistencia- En este contexto, es tema debate, la reforma
lismo presidencial son el complemento de un plan agraria, bandera que unos y otros intentan mani-
que promueve el desarrollo con la ilusión de los pular, que hasta el momento no ha beneficiado sino
macroproyectos agroexportadores y la minería a los terratenientes y por ello en la actualidad preo-
multinacional. Es el plan de los colonizadores del cupa la Ley de Reforma Rural, que se encamina a
siglo XXI que quieren exportar dos o tres productos despojar de los derechos adquiridos por los afro-
de plantación y dejarle el centro de la economía a descendientes y los indígenas con leyes de acción
las multinacionales. Lo demás lo dejan al garete.” afirmativa como la Ley 70 de 1993,1 en la que se
reconoció el derecho ancestral de las comunidades
Camilo González P. afrocolombianas al territorio, lográndose la titula-
ción colectiva que hoy no es respetada por las polí-
Históricamente el conflicto colombiano ha ticas gubernamentales al permitir que el paramilita-
estado directamente vinculado con la propiedad rismo utilice el cultivo de palma aceitera para
sobre la tierra, eso puede verse en la plataforma de expropiar los territorios y desplazar a las comuni-
los grupos guerrilleros FARC y ELN, como también dades, generándose una voracidad que se explica
en los grupos alternativos de la vida nacional como con su afán de convertir el Pacífico en un monocul-
Unión Patriótica, MOIR, Polo Democrático Alterna- tivo sin importar el desequilibrio ambiental que se
tivo…, por mencionar algunos. Aunque no ha produce ni, obviamente, la desaparición de las
habido claridad suficiente sobre ello siempre ha comunidades.
sido tema principal, por lo tanto, programático: el La población afrocolombiana, como parte del
territorio, la propiedad y la utilización. Día a día se territorio, no ha sido ajena a esta realidad y sin
reafirma y se comprueba a pesar de las verdades a querer ha sido directamente vinculada al conflicto
medias que se dicen con motivo de los diferentes irregular donde tanto los unos como los otros violan
juicios que se adelantan en el país. sus derechos, tanto económicos como los funda-
Sin embargo, en esos juicios no se da a conocer mentales a la vida, la libertad y la autonomía,
quiénes son los más afectados y se generaliza siendo obligados al desarraigo y por ende a la rup-
para no dar paso a cuestionamientos que pondrían tura del tejido social. Los proyectos productivos
en tela de juicio toda una política de exterminio que para la costa del Pacífico van encaminados a la
se viene ejerciendo desde hace mucho tiempo liquidación de las tradiciones productivas, cultu-
contra un conglomerado social, significativo en el rales y comunitarias. Esta propuesta está plan-

79
TAULA-CATALANA07-castella.qxd 10/10/07 18:17 Página 80

V Jornadas sobre Colombia - CONDICIONES PARA UN PROCESO DE PAZ

macroproyectos, porque son quienes amenazan


Los afrocolombianos para que les vendan o desocupen, toda vez que los
comprenden cerca del 50% de proyectos son de carácter latifundista, siendo nece-
las personas desplazadas y han sario el desplazamiento de las comunidades a
través de la violencia.
sido duramente golpeadas de Los afrocolombianos se encuentran desde
manera especial por los siempre en una situación de extrema pobreza por
paramilitares, quienes en carecer de las mínimas condiciones para sobrevivir
muchas ocasiones reciben el ya que, en la mayoría de sus territorios, los índices
de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI)
apoyo tácito y activo de algunos superan el 90%. De acuerdo con la organización
militares colombianos apoyados Proceso de Comunidades Negras de Colombia
por los Estados Unidos (PCN), los afrocolombianos comprenden cerca del
50% de las personas desplazadas, porcentaje que
en los últimos días puede superarse. Dichas comu-
teada como alternativa laboral, en donde las comu- nidades han sido duramente golpeadas de manera
nidades serían asalariadas para trabajarles a los especial por los paramilitares, quienes en muchas
nuevos terratenientes de la palma de la producción ocasiones reciben el apoyo tácito y activo de
industrial agroexportadora, del modelo económico algunos militares colombianos apoyados por los
actual, desconociendo que ha sido la cultura negra Estados Unidos.
la que ha permitido la protección del Pacífico. La intensificación y degradación del conflicto ha
La Ley de Justicia y Paz fue aprobada en el país hecho que los paramilitares, en su aparente lucha
sin hacer mayor énfasis en su contenido, su fragi- contra las guerrillas, hayan atacado y destruido
lidad y su capacidad para dejar impunes flagrantes centros urbanos y rurales de poblaciones afroco-
delitos de lesa humanidad, convirtiéndola como en lombianas. Tristemente, las fuerzas de seguridad
lo destacable del presente Gobierno. No obstante, colombianas y sus aliados paramilitares, así como
no logra en ninguna forma restablecer o reparar el los grupos guerrilleros, ignoran el clamor de las
derecho de propiedad de la tierra, ya que igual- comunidades afrocolombianas por la paz.
mente y por toda su historia los afro carecen de La agudización y degradación del conflicto se
títulos de propiedad sobre la tierra, lo cual les ha hecho más visible en las dos últimas décadas,
impide ni siquiera reclamar en aquellos territorios en las que el número de violaciones masivas de
en que aún el Estado colombiano no reconoce la derechos humanos es indescriptible y la sevicia
titularidad por la Ley 70. Otra cosa es el reconoci- con que se producen genera desasosiego por los
miento de la usurpación de sus tierras, ya que el límites traspasados. Ni siquiera puede imaginarse
conflicto sigue igual, con más intensidad que antes por qué han recurrido a los más siniestros artificios
y ahora orientado a entregar las tierras y legali- para alcanzar sus objetivos, como el uso indiscrimi-
zarlas a los usurpadores. nado de las minas antipersonales, que se ha
La Ley de Justicia y Paz hasta el momento no cobrado víctimas civiles propiciando el desplaza-
establece el reintegro de las tierras a sus propieta- miento forzado. Y cómo la clase política tiene toda
rios naturales, sino que por el contrario, valida la la responsabilidad pero día a día recibe espalda-
posesión violenta, no menciona la reparación razos por sus actuaciones desde todos los lugares
colectiva a la que hacen mención las comunidades del mundo que se dicen respetuosos de los dere-
negras y que en ese sentido se espera un pronun- chos humanos y las instituciones democráticas.
ciamiento de la Comisión Interamericana de los Son muchas las comunidades negras, indí-
Derechos Humanos en relación con los hechos de genas y campesinas obligadas a abandonar sus
Bojayá. Es un episodio emblemático a partir del hogares por medio de la violencia, en su mayor
cual se procedería a exigir justicia y reparación parte pobres, con un bajo nivel de instrucción
colectiva. escolar. La mayoría de las personas desplazadas
El Gobierno nacional ha incrementando el pie son menores de edad, mujeres y adultos mayores,
de fuerza militar en los centros urbanos, apoyado quienes se trasladan a las ciudades a engrosar los
por los Estados Unidos en la región contextuali- cinturones de miseria, con casi ninguna posibilidad
zada en el Plan Colombia. El conflicto armado ha de acceder a una vivienda digna y a un trabajo
tomado características sui géneris en los últimos estable. Esta migración forzosa a la que se ven
tiempos, ya que si bien para el Gobierno el parami- sometidos agrava notablemente de por sí las pre-
litarismo “no existe”, hay presencia de nuevos carias condiciones de vida que tenían en el campo,
grupos emergentes al servicio del narcotráfico que con una diferencia: que en sus lugares de origen,
son más violentos y directos. Sirven para apoyar vivían en paz, disfrutaban de su territorio y cubrían

80 Mesa 3 - Desmilitarización // MARIA GINES QUIÑONES


TAULA-CATALANA07-castella.qxd 10/10/07 18:17 Página 81

sus necesidades de alimento y techo sin mayores universidad y para ejercer cargos públicos, con lo
inconvenientes, a pesar de no contar con las cual sólo aquellos que cuentan con el dinero sufi-
modernidades del urbanismo. ciente para “comprar la libreta” la adquieren sin
El desplazamiento forzado es la expresión de prestar el servicio militar.
una violación múltiple, masiva y continua de los El entrenamiento que se imparte a los jóvenes
derechos de las personas obligadas a migrar, por el militares no da ninguna otra opción sino la guerra,
riesgo que tienen de perder su vida, sin contar con por ello cuando salen del servicio militar muchos
el territorio que deben abandonar. Es una vulnera- son cooptados por los grupos al margen de la ley o
ción continua a los derechos básicos y a todas las la delincuencia común. La manera como su estado
libertades descritas en la Constitución. Es obli- psicológico es orientado a convertirlos en hombres
garles a padecer toda clase de atropellos y vivir en cuya reacción es la violencia no deja margen de
condiciones precarias, propiciando una margina- maniobra para los jóvenes y en sus hogares se
lidad que impide el acceso a condiciones mínimas sufren las agresiones resultado de la incisiva for-
de vida, sin derecho a mejorar sus condiciones mación para exterminar indiscriminadamente. Eso
económicas, sociales y culturales porque además, significa que a pesar de ofrendar sus mejores años
y frecuentemente, son sometidas a la dispersión de a la patria, al finalizar su periodo no tienen otra
sus familias. Este aspecto es el más importante oportunidad y por tanto, las armas seguirán siendo
para comprender la magnitud de la tragedia y la su medio de trabajo.
agudización del conflicto, que tiene el epicentro en Asimismo, los jóvenes militares son víctimas de
un país cuya complejidad no hace fácil su com- sus superiores en las Escuelas de Entrenamiento,
prensión y lleva a percibir que las soluciones no se en donde el tema de Derechos Humanos se desco-
conseguirán a corto plazo. noce y las denuncias existentes no han podido ser
Las situaciones anteriormente descritas confi- desclasificadas. Hay un sinnúmero de familias en
guran una crisis humanitaria que actualmente el Colombia a las cuales las Fuerzas Armadas aún no
Gobierno nacional se niega a reconocer. Por esta les han explicado cómo y dónde murieron sus hijos
razón el país no tiene claro cómo reparar las víc- (generalmente argumentan suicidios o accidentes),
timas, como devolverles sus bienes y buscar la Desaparecen militares o son dados de baja sin
manera de reconstruir el tejido social destrozado mayores miramientos y son sus familias las que
por las acciones devastadoras de la guerra, negán- deben afrontar su atención psicológica y psiquiá-
doles el espacio para volver a sus hogares, acribi- trica, la cual no es reconocida, argumentando que
llando impunemente a quienes se deciden a exigir no se justifica.
reparación y permitiendo que los victimarios orga-
nicen fundaciones para según ellos, ayudar en la
reparación de las víctimas. Hay diferencias entre la MILITARIZACIÓN Y POLÍTICA ANTINARCÓ-
Ley y el Decreto de Justicia y Paz.2 Mientras la Ley TICOS
establece que el Fondo de Reparación de Víctimas La política antinarcóticos se basa en una estrategia
se creará con los bienes que entreguen los desmo- militar en la que hay que asegurar los territorios
vilizados y con dineros del presupuesto nacional, el que van a fumigarse o erradicarse. En este sentido,
Decreto establece que la reparación se hará con los dispositivos militares superan en número y en
los recursos que entreguen voluntariamente los costo a lo que podría desarrollarse si se realizara
paramilitares. una estrategia de sustitución de cultivos, en la que
la comunidad pudiera participar.
Las fumigaciones generan un círculo vicioso en
LA MILITANCIA EN LAS FUERZAS ARMADAS el que los cultivos van desplazándose. Van acom-
La manera como se promueve la vinculación a las pañadas de la violencia que implica el negocio del
fuerzas armadas no muestra cómo las oportuni- narcotráfico, generando el desplazamiento de las
dades para ascender están directamente relacio- comunidades, la deforestación y la afectación en la
nadas con su eficacia para mostrar bajas en las salud, poniendo en grave riesgo a los pobladores y
acciones militares y con la sevicia para actuar provocando daños al medio ambiente, ya que
contra sus “enemigos”. O la capacidad económica muchas de las hectáreas fumigadas contenían los
para asumir el costo que implica ese tipo de forma- cultivos de pancoger, lo que llevó a muchos a des-
ción y en donde se publicita a bombo y platillos plazarse sin recibir ninguna atención por parte del
cuando llega a un alto rango un oficial negro, Estado. Los desplazados por las fumigaciones “no
demostrando la desigualdad existente para llegar a tienen derecho a aparecer en el registro único de
ostentar una designación militar. los desplazados, no tienen derecho de apoyo a la
La obligatoriedad del servicio militar se rela- reubicación, subsidio alimenticio ni a ningún otro
ciona en que es un requisito para el ingreso a la tipo de ayuda, lo que acrecienta la crisis humani-

Mesa 3 - Desmilitarización // MARIA GINES QUIÑONES 81


TAULA-CATALANA07-castella.qxd 10/10/07 18:17 Página 82

V Jornadas sobre Colombia - CONDICIONES PARA UN PROCESO DE PAZ

no es propio de la cultura negra. No obstante, el


Los problemas del país no territorio es apto y es así como se inserta y da paso
encuentran respuesta en las a toda una tragedia que se sustenta en la ausencia
de un desarrollo que permita a las comunidades
armas, porque tanto el acceder a las mínimas condiciones básicas de
narcotráfico como los modelos vida, convirtiéndose en una alternativa de vida y en
de producción agropecuaria se una oportunidad para obtener mejores ganancias
que las que se obtienen con los cultivos de pan-
centran en la propiedad de la
coger.
tierra En muchas ocasiones se solicitó a los gobiernos
que se apersonaran de esta problemática. Pero
nunca hubo oídos. Esta indiferencia guberna-
taria, indicando que el número de desplazados mental fortaleció a los grupos ilegales y debilitó a la
supera en cifras a las oficiales porque los despla- comunidad, que vio perder su territorio, su indepen-
zados por fumigaciones no son cuantificados”. dencia cultural, social y alimentaria a expensas de
A su vez la soberanía alimentaria se ve afectada intereses económicos de grupos de narcotrafi-
en su totalidad porque los cultivos de pancoger son cantes, guerrilleros y paramilitares, parapetados en
los primeros que se destruyen. De esa manera, políticas gubernamentales como las cadenas pro-
hasta los cultivos resultados de proyectos guberna- ductivas de la palma aceitera, stevia y de otros cul-
mentales han sido blancos de las fumigaciones. tivos que requieren grandes extensiones para
Así, la seguridad alimentaria es nula porque la can- obtener resultados. Se hacen con grandes inver-
tidad de alimentos existentes es insuficiente para el siones, pero a la vez son un factor destructivo para
número de población, lo que provoca la salida obli- la frágil biodiversidad que hay sobre todo en la
gada de las comunidades hacia otros poblados. Costa Pacífica. Hasta el momento el Gobierno
Dejan abandonadas sus tierras y sus pertenencias nacional no le ha dado la importancia necesaria
y por consiguiente no hay quien allí cultive. porque como dijo alguna vez un funcionario, “está
Las aspersiones aéreas realizadas a inicios del plagada de negros”, los cuales, para ellos, no
Plan Colombia consiguieron efectivamente tras- tienen derechos a las tierras que han protegido y
ladar los cultivos a zonas que por su posición geo- mantenido desde su llegada a suelo americano.
estratégica benefician el mantenimiento del cultivo, Debido a las fumigaciones que se están efec-
dando resultados no en la disminución de los cul- tuando en el territorio muchos de los cultivos de
tivos, ni en la siembra ni en el precio, sino en su subsistencia fueron afectados por encontrarse en
ubicación, afectando a toda la población colom- medio de los cultivos de uso ilícito, lo que empeoró
biana. la situación de la comunidad, que se vio más empo-
Actualmente, los más afectados por la siembra, brecida que nunca. A raíz de ésto, muchos jóvenes
fumigación y militarización son los territorios del se fueron a trabajar a la hoja de coca o a cuidar cul-
pueblo negro, provocando un desequilibrio en la tivos. Otros muchos ingresaron en grupos armados
cultura y tradiciones, ya que los nuevos coloniza- ilegales. Todo ésto con el único fin de buscar un
dores aprovechan la falta de empleo y las vías de medio de subsistencia, del que carecían. Debido a
acceso y transporte para los cultivos lícitos, ofre- todo ésto, quien más daño ha recibido es la comu-
ciendo mejores jornales que justifican la disposi- nidad, ya que perdió la unidad, los vínculos fami-
ción de estas nuevas comunidades a involucrarse liares… Muchos jóvenes de la misma familia hacen
en la producción. Ahora bien, sin que ello signifique parte de diferentes grupos armados ilegales
el enriquecimiento o mejoramiento de sus condi- enfrentados y algunos de la fuerza pública, lo que
ciones de vida, toda vez que son los primeros en la hace muy difícil pensar en la reconciliación. Pero, a
cadena productiva, por el contrario, son los que su vez, muchas familias se han desplazado a otras
soportan las consecuencias negativas. regiones para proteger a sus miembros de esta
Se trata de un territorio que tradicional e históri- oleada de violencia, que ahora es el pan nuestro de
camente se ha caracterizado por ser una zona en cada día. Por todo ello, se trata de recuperar los
la que las comunidades que lo habitan han convi- territorios ancestrales, la identidad cultural y la
vido pacíficamente y se dedicaban a proveerse su unidad. Pero en estos propósitos se requiere de la
sustento con lo que la generosa naturaleza les pro- ayuda estatal, ya que no se cuenta con los
porcionaba. De este modelo cultural se vieron des- recursos económicos necesarios para lograrlos.
plazados hacia otro modelo que sólo practica la Pero es que no son sólo los cultivos de uso ilí-
violencia de las armas y cuyos únicos argumentos cito los que atentan contra la supervivencia. Son
son la intimidación, los asesinatos selectivos, los también las políticas estatales las que atacan.
chantajes y la extorsión. El cultivo de hoja de coca Cuando el Gobierno nacional anuncia que la palma

82 Mesa 3 - Desmilitarización // MARIA GINES QUIÑONES


TAULA-CATALANA07-castella.qxd 10/10/07 18:17 Página 83

aceitera es su punta de lanza en la política de com- las que están en los planes para la inclusión del
bustibles, a partir del fomento e impulso de la campo en la economía global. Otra lectura, no sé si
siembra de palma en todo el Pacífico. Eso sí, sin en esa misma clave, permite establecer que ha
importar sus consecuencias en el derecho a la sido la estrategia paramilitar la mejor forma de
supervivencia de los pueblos afrocolombianos e aplacar otras alternativas de vida y consolidar la
indígenas. Sin importar la destrucción ambiental. estructura necesaria para la expansión de estos
Lo importante es que todo se haga desierto de megaproyectos económicos.
palma. Lo importante es la exportación. No importa Uno de los puntos en los que insisten los jefes
que haya habido sangre, terror, y fuego. No importa paramilitares es la creación de empresas y alterna-
que los afrocolombianos desconozcan su dignidad. tivas económicas para los ex combatientes,
El negocio del futuro, el que hará a los empobre- muchas de las cuales ya vienen funcionando en el
cidos excluidos y a los ricos posibles empresarios Urabá. Resulta que uno de esos modelos que el
globales, está aquí; signo del progreso, de la paz y Alto Comisionado ha descrito como de alianzas
de la reconciliación. estratégicas con empresarios exitosos está siendo
Los territorios de las cuencas de los ríos Jigua- proyectado en el Bajo Atrato con la palma de
miandó y Curbaradó hacen -o hacían- parte de la aceite. Allí no sólo se adelantan procesos de repo-
propiedad colectiva que la Ley 70 de 1993 otorgó a blación con personas diferentes a las de la etnia
los pueblos afrocolombianos del Pacífico. Según negra, sino que los palmicultores han desarrollado
esa misma ley, las tierras de estas comunidades un modelo en el que los empresarios, en calidad de
son inalienables, inembargables e imprescriptibles, arrendatarios, asumen los costos de siembra, sos-
pues se reconocía en la propiedad colectiva un tenimiento y producción de palma a cambio de con-
carácter inherente a la identidad étnica y cultural de vertir a los legítimos propietarios en obreros asala-
estos pueblos. Pero como el cuento de la multicul- riados de sus propias tierras.
turalidad, la plurietnicidad y la función ecológica y De esta forma el Gobierno presenta a la palma
social de los territorios de comunidades negras no de aceite como la empresa que redimirá el agro
hace parte de la agenda paramilitar y de estos pal- colombiano y que servirá, además de todo, de
micultores, no hubo problema en hacer de los bos- modelo socioeconómico dentro del marco de la
ques más biodiversos del mundo monocultivos negociación con los paramilitares. Sin lugar a
aptos para la inclusión del campo en los planes del dudas este Gobierno pasará a la historia como el
capital trasnacional. único que logró volver realidad el mito bíblico de la
En Colombia, la combinación entre los efectos fraternidad y la paz, pues con la palma de aceite en
desproporcionados del conflicto armado interno, la el Bajo Atrato pondrá al león y al cordero a comer
guerra a las drogas, el avance de megaproyectos y del mismo plato.
la adopción de legislación que afecta los derechos Sin embargo, las comunidades negras del Pací-
territoriales y ambientales de los afrocolombianos, fico colombiano tienen bien claro lo que la palma
está generando las condiciones para que éstos aceitera ha supuesto en sus territorios. Los con-
sean desposeídos de su patrimonio territorial y sejos comunitarios de la región de Tumaco, de Cur-
ambiental y por lo tanto, para que la brecha de las varadó, del Jiguamiandó y de Cacarica saben que
desigualdades se mantenga, cualifique y profun- tanta esperanza no es cierta, que la destrucción de
dice. su existencia y de la biodiversidad está ahí, en la
Lamentablemente, las denuncias sobre la viola- palma. Por eso se explica la concepción de la Ley
ción de los Derechos Humanos y Colectivos de las 30 de Desarrollo Rural, ley del negocio agrícola de
comunidades negras y la infracción a tratados y la palma, del caucho, del cacao… que responde a
convenciones internacionales que nuestro Estado esos planes emulados por este Gobierno.
ha ratificado, parecen no ser escuchadas por los Pero nada importa. Los asesinatos, los despla-
oídos sordos de nuestro Gobierno. Al contrario, el zamientos, las torturas, los robos de tierras a
sector palmicultor ha recibido todo tipo de incen- comunidades campesinas, afros e indígenas, y
tivos económicos y tributarios pues el objetivo es todo el sufrimiento que llega de la mano de estas
posicionar a Colombia como uno de los primeros empresas palmeras a los territorios ancestrales. El
exportadores mundiales de los derivados de la negocio se está asegurando con la Ley 30 que será
palma de aceite. Una lectura en clave neoliberal aprobada. Parecen, ahora sí, muy acertadas las
permite entender que la tierra sólo podrá valori- palabras del Procurador General de la Nación, en
zarse con la puesta en marcha de este tipo de pro- el semanario El Espectador del 21 de octubre de
yectos económicos, y que ante la firma del Tratado 2006, donde asegura que “pareciera que esta ley la
de Libre Comercio con Estados Unidos son las han hecho para entregar las tierras del Curvaradó y
agroindustrias exportadoras y no la producción Tumaco”.
agrícola -y mucho menos la seguridad alimentaria-

Mesa 3 - Desmilitarización // MARIA GINES QUIÑONES 83


TAULA-CATALANA07-castella.qxd 10/10/07 18:17 Página 84

V Jornadas sobre Colombia - CONDICIONES PARA UN PROCESO DE PAZ

nosotros mismos y se nos pague por espiar a los


A pesar de que Colombia es un otros y en ocasiones, por meras sospechas, involu-
Estado que forma parte de la crar a personas inocentes. Como el famoso pro-
Convención de Ottawa, carece grama del millón de informantes. Programas que
han servido para la corrupción porque hay dudas si
de una política de desminado el dinero ha sido entregado efectivamente, como
humanitario en los territorios y ocurrió en Medellín, donde los beneficiarios eran
de prevención en el riesgo, que amigos y familiares de policías del comando.
no ha sido tomado con la Hablar de desmilitarización implicaría preguntar
por qué los gobiernos de turno apuestan al gran
seriedad necesaria para evitar negocio de la guerra sin sonrojarse siquiera
las graves consecuencias que cuando son descubiertos; o mejor, cuando son
implica este flagelo reconocidas todas sus actuaciones que han signifi-
cado ríos de sangre, dolor, miseria y desigualdad
en todas sus expresiones y que le siguen apos-
tando a mantenerse en el poder con el argumento
LA DESMILITARIZACIÓN de una necesidad política. Y es que la guerra deja
Es en este contexto en el que se plantea hablar de muy buenos dividendos, porque quienes las hacen
desmilitarización en un país cuya política, eco- no las padecen. Y está previsto quiénes y cuántos
nomía y toda la vida ciudadana se ha supeditado a mueren y quién reconstruirá. Por lo tanto, la
las armas. Es una paradoja, más cuando, para cadena industrial está proyectada para que llegue
muchos, esta forma de actuación está justificada al punto de no colapsar la estructura pero sí exigir
en la medida en que el Gobierno nacional lanza su al máximo los requerimientos de inversión.
Plan de Desarrollo arrebatándoles a las comuni- En el desarrollo del conflicto colombiano, y
dades y entidades regionales la oportunidad de directamente responsable del incremento y fortale-
acceder a un mínimo desarrollo, destinando los cimiento de las fuerzas militares, está el Gobierno
recursos a engrosar su presupuesto guerrerista, norteamericano, sin descartar los apoyos de
justificando que la seguridad democrática es el algunos países europeos.
camino que llevará al país a la paz y focalizando De igual manera, la política de los gobiernos
sus esfuerzos en estrategias antinarcóticos y anti- colombianos se basa en la guerra y por ello se
terroristas. encuentra que su mayor política se denomina Plan
Sin embargo, qué fácil es hablar de lo que no se Colombia. Su mayor componente es la guerra. La
conoce o dejar hacer sobre lo que no afecta direc- ayuda internacional se orienta a programas enca-
tamente, o tomar decisiones en las que no está de minados al fortalecimiento de la fuerza pública:
por medio la propia vida. Y es eso lo que ocurre con antinarcóticos, terrorismo… y para completar, los
Colombia, país donde los gobiernos centran su programas sociales propuestos son paliativos que
política en las acciones militares, donde la única hasta el momento no han dado buenos resultados,
alternativa para vencer en una contienda es elimi- y tienen que ver con programas para los desmovili-
nando al contrario y utilizar todas las formas vio- zados y reinsertados, a los cuales les legalizan lo
lentas existentes. Un país en el que para superar que obtuvieron a sangre y fuego, ya que su estra-
las grandes desigualdades se tiene como alterna- tegia fue plantear proyectos productivos en las
tiva laboral el ingreso a las fuerzas armadas; donde zonas que fueron desocupadas por ellos y que bajo
sostener el cuerpo militar y su accionar implica casi todo tipo de amenazas y acciones obtuvieron.
la mitad del presupuesto nacional y donde la polí- El país no puede seguir aceptando que la salida
tica pública diseña estrategias militares que es militar. Es preciso que el toda la sociedad colom-
arrasan con sus pobladores. biana, acompañada por la comunidad interna-
Hasta el ejercicio de la política nacional esta sal- cional, haga posible la salida dialogada y nego-
picada de militarización. La parapolítica no es otra ciada al conflicto social y armado interno que vive
cosa que el ejercicio de la política en diversas Colombia. Los problemas del país no encuentran
regiones del país a través del uso de las armas y la respuesta en las armas, porque tanto el narcotrá-
intimidación ejecutada por grupos armados ilegales fico como los modelos de producción agropecuaria
al servicio de unos cuantos legales. se centran en la propiedad de la tierra.
Un Gobierno en el que uno de sus programas La población civil continúa haciendo ejercicios
estrella es la vinculación de los campesinos a las de propuestas de agendas de paz, tiene los ele-
fuerzas armadas como soldados campesinos, con- mentos de juicio y por consiguiente las propuestas
virtiéndolos en informantes pero, fuera de ello, necesarias. Sin embargo, el Gobierno apuesta por
hacer que los colombianos desconfiemos entre la fumigación, que agudiza la crisis humanitaria;

84 Mesa 3 - Desmilitarización // MARIA GINES QUIÑONES


TAULA-CATALANA07-castella.qxd 10/10/07 18:17 Página 85

por la producción a partir de monocultivos, que dientes. Los indígenas no aparecen plenamente
desplaza a las comunidades; y por la militarización. identificados, sin embargo, si se analizan los des-
Y se contagia de la paranoia norteamericana de ver plazamientos masivos, están presentes, al igual
en cada uno a un posible terrorista. que en las masacres.
Configurar el etnocidio en Colombia es una
tarea que están asumiendo las Comunidades
LA GUERRA CUESTA MÁS QUE LA Negras, estableciendo las pruebas necesarias para
EDUCACIÓN mostrar como la intolerancia, el racismo y la discri-
El conflicto armado le cuesta al país el 70% del pre- minación hacen parte de las acciones de exter-
supuesto de funcionamiento de la nación. El minio, desconociendo el protagonismo de las
ministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga, informó comunidades afrocolombianas en la construcción
que su despacho le gira a las Fuerzas Militares 7 del país. Esas acciones que indican que el país y la
billones 300 mil millones de pesos al año. comunidad internacional cierran los ojos ante una
Esta cuantiosa suma contrasta con el gasto en realidad de a puño, que no es otra cosa que el
educación que apenas es de 2 billones 300 mil exterminio de las comunidades ancestrales a
millones de pesos, representados en su mayoría través del conflicto.
en pago de salarios a los maestros. La militarización en Colombia ha provocado
efectos contrarios a los supuestos iniciales de
seguridad, protección y consecución de la paz en
LA MILITARIZACIÓN Y SUS CONSECUENCIAS Colombia. A continuación se describirán los princi-
Quien llegara desprevenidamente al país, se pre- pales efectos negativos de esta política militar:
guntaría la razón del despliegue militar que pre- i. El desplazamiento forzado y la repoblación
senta el país. Uno no se explica cómo es posible de territorios
que un Estado que ha suscrito casi todos los con- Los actores armados legales e ilegales utilizan el
venios, protocolos, acuerdos y todas las formas de desplazamiento forzado como una estrategia de
legislación internacional, infrinja de una manera tan desalojo y posterior repoblación de territorios en
flagrante y continua la normatividad de Derechos disputa o estratégicos para megaproyectos o desa-
Humanos y del Derecho Internacional Humanitario, rrollar el negocio del narcotráfico. Es el caso de las
y que además intente desconocer el conflicto social comunidades negras del Pacifico Colombiano que
armado interno existente. están siendo víctimas de limpieza étnica. Esta
Las calles, los pueblos, las escuelas, las edifica- situación podría calificarse de genocidio contra el
ciones gubernamentales están militarizadas. Y el pueblo colombiano, por la persistencia del con-
panorama se completa cuando guerrilla, paramili- flicto, por el interés sobre el territorio y lo sistemá-
tares y narcotraficantes hacen lo propio, cercando tico de las muertes, durante más de 40 años. Un
y asfixiando a las comunidades; por cuanto para genocidio frente a toda la comunidad internacional,
sus proyectos el tejido social es una amenaza y por que dirige sus ojos hacia el país cuando ve en la
ello el blanco de sus ataques son los líderes cooperación internacional la oportunidad para
sociales, las expresiones comunitarias, las niñas, hacer buenas obras de caridad, mostrar sus
los niños y los jóvenes; con lo cual la destrucción buenas intenciones y publicitar su interés en el
hace muy difícil la recuperación de las comuni- tercer mundo.
dades.
Pero es que aunque a algunos les tome despre- Uno no se explica cómo es
venidos la siguiente afirmación, si revisan las esta- posible que un Estado que ha
dísticas, las cifras, las poblaciones afectadas, las
regiones en las que se centra el conflicto, no es
suscrito casi todos los
descabellado afirmar que en Colombia se configura convenios, protocolos, acuerdos
un Genocidio y se especificaría en un Etnocidio, y todas las formas de legislación
que tiene todas las explicaciones y sobre todo, los internacional, infrinja de una
beneficiarios del mismo, toda vez que las comuni-
dades más afectadas y sujetos de agresión son las
manera tan flagrante y continua
comunidades negras e indígenas. la normatividad de Derechos
Las cifras no establecen claramente ni identi- Humanos y del Derecho
fican a las víctimas porque deberían responder Internacional Humanitario, y que
internacionalmente por los hechos. Sin embargo, el
ejercicio puede hacerse revisando las regiones en además intente desconocer el
las que la crudeza del conflicto se desarrolla. Entre conflicto social armado interno
los desplazados, el mayor número son afrodescen- existente

Mesa 3 - Desmilitarización // MARIA GINES QUIÑONES 85


TAULA-CATALANA07-castella.qxd 10/10/07 18:17 Página 86

V Jornadas sobre Colombia - CONDICIONES PARA UN PROCESO DE PAZ

ii. Prestación del servicio militar obligatorio gentes militares que desequilibran la región, actúan
El Estado colombiano obliga por ley a los hombres de manera desmedida y descartan poner en
mayores de 18 años a prestar el servicio militar marcha un plan de sustitución de cultivos en coor-
obligatorio. En áreas rurales este servicio lo dinación con las comunidades, que permitiría plan-
prestan en unidades contraguerrilla. Se conocen tear la posibilidad de que los habitantes no vuelvan
de muchos casos de familias amenazadas y decla- a cultivar coca. Si se comparan las cifras de hectá-
radas objetivo militar por tener un integrante de la reas de coca existentes y las hectáreas fumigadas
misma sirviendo en la Fuerza Pública Colombiana. y las que luego aparecen, podría observarse la inu-
iii. Trabajos forzados tilidad de la política. Pero además, es enorme el
Las fuerzas militares, al llegar a las zonas rurales costo que tiene esta estrategia. Con este dinero
en territorios de comunidades negras, inician un sería más fácil y más efectivo invertir en el campo
proceso de reclutamiento de hombres que son obli- que seguir fumigando. Es más, el glifosfato hace
gados a realizar trabajos específicos que pueden que los cultivos se mejoren porque al cabo de una
catalogarse como nuevas formas de esclavitud y fumigación, son zoqueados y la producción permite
trabajos forzados. superar la pérdida causada.
iv. Soldados campesinos y familias guardabosques vii. Tierra minada
Como una estrategia dentro de la lucha contra los La siembra de minas antipersonales, antes cono-
grupos armados ilegales, el Gobierno nacional ha cidas como “quiebrapatas”, que en los últimos
diseñado el programa Soldados de mi pueblo en el cinco años han provocado un sinnúmero de víc-
marco de la política de seguridad democrática. timas. A pesar de ser Colombia uno Estado parte
Esta estrategia consiste en involucrar a la pobla- de la Convención de Ottawa, carece de una política
ción civil en el conflicto como informantes de la de desminado humanitario en los territorios y de
fuerza pública, lo que ha acarreado amenazas, prevención de riesgo, cosa que no ha sido tomada
asesinatos, desapariciones y desplazamientos for- con la seriedad necesaria para evitar las graves
zados en el seno de las familias de los soldados consecuencias que implica este flagelo.
campesinos o de las familias guardabosques. viii. Infracciones al Derecho Internacional
v. Restricciones Humanitario
Las políticas de restricción de combustibles, La política contra la insurgencia está dirigida en
insumos, alimentos, medicamentos… no se hace contra de la población civil. La presunción de ino-
siempre por razones seguridad. Estas estrategias cencia para el ciudadano común no existe. Este
están dirigidas a someter a la población y son apro- Gobierno infringe flagrantemente el DIH; la fuerza
vechadas para el enriquecimiento de miembros de pública ha tomado los cascos urbanos y ha instau-
las fuerzas militares o comerciantes. No hay un rado sus trincheras, disminuyendo la movilidad de
camino en el país en el que no tenga que sopor- los habitantes y poniendo en riesgo a la comu-
tarse la presencia de los retenes legales o ilegales. nidad, porque se ubican en sitios que son de
En algunos lugares del país, son compartidos por dominio público: en el centro del pueblo, en la
la fuerza pública y los paramilitares, connivencia salida a la carretera, en los colegios, en las
que ha sido negada enfáticamente pero que así lo escuelas… Toman las instalaciones de la única
demuestran los hechos cuando se han producido estación de teléfono y los edificios de las alcaldías;
masacres en las que la entrada al territorio impli- y luego se admiran porque amenazan a los funcio-
caba pasar por donde estaba el retén militar. narios públicos o porque las tomas de pueblos
vi. Fumigaciones causan tanta destrucción.
La política de fumigaciones no mide los impactos
negativos sobre las comunidades, el patrimonio
ambiental, las aguas, los ríos… Llega con contin- PROPUESTAS FRENTE A LA MILITARIZACIÓN
i. Una evaluación de la inversión pública que se ha
hecho en los programas militares, y ver sus resul-
Se parte de la idea de que ya en tados desde la perspectiva de solucionar el con-
flicto.
Colombia no hay guerrilla, pues ii. Disminución del presupuesto bélico para orien-
se volvieron sólo criminales y tarlo hacia una política de inversión social, pensada
terroristas, y tampoco hay desde la sostenibilidad y no desde el asistencia-
paramilitares, pues ya se desmo- lismo.
iii. Una verdadera estrategia de paz orientada a
vilizaron y lo que queda son una salida política negociada al conflicto, de cara al
pequeñas bandas emergentes país, en la que haya participación efectiva de la
sociedad civil.

86 Mesa 3 - Desmilitarización // MARIA GINES QUIÑONES


TAULA-CATALANA07-castella.qxd 10/10/07 18:17 Página 87

iv. Reconocimiento de las agendas de paz pro-


puestas desde la sociedad civil, en las que se plan-
tean las alternativas para el país como parte de la
salida negociada y política al conflicto social y
armado.
v. Puesta en práctica de la agenda humanitaria, y
que prevalezca frente a las políticas guerreristas
con el ánimo de superar con resultados la crisis del
país.
vi. Redireccionamiento de las políticas de coopera-
ción internacional orientadas hacia el desarrollo
regional que, junto con las políticas estatales y
gubernamentales, permitan al país consolidar una
política económica y social que dé paso a la gober-
nabilidad y gobernanza.

NOTAS Y REFERENCIAS
1. Legislación que se logra como acción afirmativa
de reconocimiento de los derechos de las comuni-
dades negras a la propiedad del territorio, la pre-
servación de su cultura y su derecho a la protec-
ción como grupo étnico.
2. La desmovilización del paramilitarismo y la repa-
ración de las víctimas están descritas por la Ley
975/2005 y por el Decreto reglamentario
4760/2005; pero sería ingenuo esperar que una ley
y su reglamentación desmonten lo que se ha mon-
tado mediante relaciones sociales abusivas, esta-
blecidas por la fuerza en todos los niveles de la
vida del país y favorecidas por la connivencia de
muchos de sus líderes.

Mesa 3 - Desmilitarización // MARIA GINES QUIÑONES 87