Sunteți pe pagina 1din 18

Emilio Carballido

Una Pequeña Serenata


Emilio Carballido UNA PEQUEÑA SERENATA Pág. ii

PERSONAJES:
CHUY
PEPE
PANCHO
POLICARPIO ARMENTA

TIEMPO: De madrugada

LUGAR:
Entre Santa Maria y Peralvilla
Emilio Carballido

UNA PEQUEÑA SERENATA

ACTO ÚNICO
Escena única

Entra corriendo CHUY: joven pobre, ropa raída, sueter con emblema
Politécnico bajo el saco. Trae una guitarra. Busca donde esconderse: halla
quicio o lugar. Desaparece.

Entra PEPE, corriendo. No ve a nadie. Frena, ve en torno.

PEPE
(Hacia fuera)
¡Vuélale para ese lado! ¡Hay que cortarle la
vuelta!

PANCHO (Voz en off)


Se nos va a pelar

PEPE
Ese callejón regresa para allá ¡Córrele!
(Jadea murmurando entre dientes)
Ya verás cabrón que putiza te ponemos…

Sale corriendo. Reaparece CHUY, asomándose con extrema cautela. Ve


para todos lados. Duda. Opta por quedarse quieto y a la expectativa; respira
con ansiedad, observa la guitarra como valuandola. Entra POLICARPO,
chiflando y taconeando. Ha bebido, pero aguanta su alcohol, está eufórico y
exaltado, simplemente. Susto de CHUY; lo frena. POLICARPO observa a
CHUY, le da vuelta. Se ven. POLICARPO echa mano a la cintura. Trae
botella.

POLICARPO
Tomate un trago. Con confianza.

El otro bebe

POLICARPO (CONT)
Emilio Carballido UNA PEQUEÑA SERENATA Pág. 2

¿Cuánto me cobras por la serenata?

CHUY
¿Serenata?

POLICARPO
Una buna serenata. Fui con tus compañeros
de Garibaldi; ya ni la friegan.

CHUY
¿Mis compañeros?

POLICARPO
Los mariachis. Ya tú ves que se mandan.
Como si además de cantar fueran a pasar un
chingo de hermanas con la mamá de pilón.
Bueno sin mamá ,sh,sh, calmado más respeto
para las madres, aunque sean de mariachis
¿Cuánto? No se trata de ir a trovar para
cualquier chancluda: no señor. Ya usted sabe
qué día es mañana, o mejor dicho, hoy: el
más grande del año, la fiesta para la reina de
las reinas, la santa más santa que una pueda
nombrar: ¡Día de las madres! Quiero llevarle
su serenata a mi cabecita blanca, que esa si
se merece que le cante ¡toda la estudiantina
de Guanajuato! Si uno fuera rico, nada de
mariachis chamagosos: ¡violines de
Villafontana para mi madrecita! ¿Qué pues?
Considera para quien: tu mero cuate, y que
ya estoy medio gastado. Porque primero me
puse a inflar con la flota. Les íbamos a llevar
sus mañanitas a todas las jefecitas. Así
hacemos cada diez de mayo, y asi debe ser,
porque a ver ¿Cuántas madres tiene una en la
vida? ¡Una nomas! ¡La única! Y ves que las
inocentes hasta lloran cuando las
despertamos con nuestras templadas voces…
Y como no, si las olvidamos tanto todo el
año, sin pensar en lo que les debemos:¡La
vida! Y en vez de recoger besos el polvo que
pisan, nomás olvido y malas ondas, y ni nos
acordamos de ellas por andar de calientes,
Emilio Carballido UNA PEQUEÑA SERENATA Pág. 3

detrás de puras putas arrastradas, y con esas


dilapidamos los centavos, mientras a nuestra
madrecita ni el gasto le pasamos…
(casi llora)
Pero ahora sí, mi reina va a ver qué paseada
le doy: me la voy a llevar a Xochimilco, y
que se ponga peda de pulque, bien que le
gusta; también las mamás tienen derecho a
inflar, ¿o no? Va a ver qué paseada le doy.
¡Como quisiera conocer a un rey de verdad,
como esos de Inglaterra y España, nomás
para presentarle a mi mamacita y decirle:
“mire, la suya será reina, pero ésta es mi
emperatriz”. Y anoche salimos bien
temprano los cuates, y todo iba rebien, pero
empezaron los madrazos en la cantina y nos
pelamos cuando llego la patrulla… Cada
cual le corrió por su lado, así me quede solo.
¡Teníamos guitarra! La de Pancho. No que la
toquemos mucho, pero Pancho medio la hace
sonar. Tocar, así tocar, pues la puerta.
Cantar, eso sí todos: con bien timbradas y
afinadas gargantas . Echate el
acompañamiento y veras que nos acoplamos.
En Do.

CHUY
¿En Do?

POLICARPO
En donde caiga…
(Ríe mucho)
Empiézale ora.

CHUY
Dale tu si quieres.

POLICARPO
No, palabra. Yo no sé hacer al cuento de la
guitarra, ya te dije. Sale, pues.

CHUY
Es que…creo que no está a tono…
Emilio Carballido UNA PEQUEÑA SERENATA Pág. 4

POLICARPO
Y de una vez me dices: ¿Cuánto vas a
cobrarme? No más ponte al tiro. Y vámonos
conociendo: yo soy Policarpo Armenta.

CHUY
Ah, pues mucho gusto mano. Yo soy Chuy.

POLICARPO
Chuy. Oquei maguey, como dicen los
gabachos. Vámonos a cantarle a mi jefita.

CHUY
Es que…si estuviera con otros…otros
compañeros, podría sonar mejor, pero una
serenata conmigo solano...

POLICARPO
Te rasco lo que quieras. Digo, yo te voy a
hacer segunda. Esos pinches mariachis, no
creas que los llevo para que canten: van nada
más a acompañarnos. Ora, ya vas.

CHUY
Mh…
(Le mueve las clavijas y rasguea sin ton
ni son, es obvio que no sabe tocar)
¿ Y …cuantas canciones quieres que
acompañe?

VERÓNICA

PATRICIO
Yo hago cortos y documentales.

VERÓNICA
Mira tú, igual que Patricio. De ahí se
conocen.

POLICARPO
Las que aguantemos. Viene ahí.
Emilio Carballido UNA PEQUEÑA SERENATA Pág. 5

CHUY rasguea y da golpes a las cuerdas.

POLICARPO
Escucha la serenata
Que canta tu trovador,
Que sean sus notas de plata
Reflejos de luna…

¡Ya se me fue la tonada! ¿Cómo sigue?

CHUY
Sepa. No me la se bien.

POLICARPO
¿Cómo que no? ¿Qué clase de mariachi me
estas resultando? Mh.
(dice)
Que sean sus notas de plata reflejo de luna
cantando mi amor. Y…
(canta)

Sal dulce bien al balcón,


Oye mi cancioooóon

¡Orale, la segunda!

LOS DOS
Sal dulce bien al balcón
Oye mi canción
Esta canción
Que brota del corazoooón…

POLICARPO
Hijole, hasta se enchina el cuero de oírnos.
Sentimiento, ¿eh? Y luego de esta, nos
hechamos ¡Cabellera blanca! Chin, si
estuviera Pepe, el se recita el brindis del
Bohemio que lloras, mano, por esta.
(Besa la cruz)
Brindo por esa mujer, mas no por esa…
(escupe)
¿Cuánto vas a cobrarme?
Emilio Carballido UNA PEQUEÑA SERENATA Pág. 6

CHUY
Que sean…ochenta por canción.

POLICARPO
¿Y con cuantas hermanas? Sin pilón, conste.
(Se rie)
Te doy diez pesos. Te conviene: vamos a
cantar un chingo, hasta quedarnos roncos.

CHUY
Cuarenta.

POLICARPO
Veinte.

CHUY
Treinta

POLICARPO
Veinticinco

CHUY
Ya vas. Pasa una feria de adelanto, ¿no?

POLICARPO
Ah, desconfiado. Pero a mi botella no le
desconfías.
(Le da)

CHUY
No es desconfianza, sino que..ya viste con
tus cuates, no sabes ni donde andan…Sucede
cualquier ocurrencia, te me pierdes y ¿Qué
hace uno? Pasa un centenario, ¿no?

POLICARPO
Ahí va la luz.
(le da)
Vamos a cantar recio; es que mi jefecita vive
en cuarto piso y en interior; primero salen
todas las pinches vecinas y hasta que le
Emilio Carballido UNA PEQUEÑA SERENATA Pág. 7

avisen a ella. Hay una vieja ojeta que luego


avienta cubetazos de agua. Esa no es madre,
ni tiene. Ni tuvo. A ver: tócale.
(canta)
Ella me lleva en el alma,
Tu en la imaginación
Tu me miras con los ojos
Ella con el corazón
Lo tuyo es capricho
Pura vanidad
Lo de ella es cariño
Cariño de verdad

Oye , ¿de veras la afinaste? Suena como…


No porque mi oído distinga mucho, pero
suena como a madres…¿Qué paso? No, a
madres no. Suena como a tantito del carajo,
¿no se te hace?

CHUY
Es que…sin nada en que apoyarse…Luego
toca uno mejor con una silla, con…un
banco…

POLICARPO
Vamos a que te compre tu ajuar, para que
toques a gusto. A ver, hay que afinarle, pues.

Los dos la manipulan las clavijas, le rasguean, suena cada vez peor…

PEPE (VOZ EN OFF)


Si no Salió, ha de andar por acá. Te digo…

PANCHO (VOZ EN OFF)


Ese ya se peló. Ya vámonos…

CHUY
Vente mejor al rinconcito.

POLICARPO
¿A dónde?

CHUY
Emilio Carballido UNA PEQUEÑA SERENATA Pág. 8

Ahí a ese rincón que no nos vean


POLICARPO
¿Qué pasó?

CHUY
Es que aquí asaltan. Andan unos cuates
medio desgraciados…

POLICARPO
Sí, pero como que al rinconcito…

CHUY
Traen varillas de fierro y…picahielos… Y
macanas…

POLICARPO
¿Qué se me hace que son pretextos?

CHUY lo jala y se esconde. Pasa PEPE semicorriendo, cansadísimo. Ve


para todos lados. Sale.

POLICARPO
(Se medio asoma)
¡Ese era mi carnal!

CHUY
Tú déjalo.

POLICARPO
¡Cómo crees!

CHUY
¿Qué te importa? No era nadie.

POLICARPO
¿Cómo? A lo macho que era mi carnal.
¡Pepe! ¡Ya conseguí un mariachi?

CHUY
¡Dejalo! Sh, Te digo que no es.

POLICARPO
¿Tu respondes de que no es?
Emilio Carballido UNA PEQUEÑA SERENATA Pág. 9

CHUY
Yo respondo.
(Lo jala)

Desaparecen ambos. Vuelve PEPE, ve en torno.

PEPE
¿Quihubo? ¿Qué quieres? ¿Tú me gritaste?
(Sale)

Pausa. Ruido de la guitara que se cae al suelo. Reaparece CHUY muy


alarmado.

CHUY
Oye, ya…vámonos. Ya, ya se fueron.

POLICARPO
Mejor si se fueron. Venga para acá.
(Lo jala)

CHUY
Oye no, tu mamacita, tus mañananitas, ya es
hora, vamos.

POLICARPO
Usted empezó con que “vamos al rinconcito”
y que “no son tus cuates”. Ora, venga.
(Lo jala)

CHUY
Pero no más mientras…mientras se iban los
pandilleros. ¿Qué te pasa pues? Ya estuvo
bien, espérate.

POLICARPO
¿Cómo pandilleros? Era mi cuate.

CHUY
Nunca sabe uno. Ya vámonos, oye.

POLICARPO
¿Cuál vamos? Ora vienes para acá.
Emilio Carballido UNA PEQUEÑA SERENATA Pág. 10

CHUY
¿Cómo crees? Oye, estás medio…¿Qué se
me hace?

POLICARPO
¿Qué se te haga?

Desaparecen. Pausa.

CHUY (VOZ EN OFF)


Oye, no, oye ¿pues qué..? No mira, ahí
vienen…¡¡¡OYE!!!
(Reaparece, alarmadísimo)

POLICARPO
No sea rajón.

CHUY
No, es que…Eso no aguanta.

POLICARPO
¿Para qué te querías meter al rincón?

CHUY
Tú me llamaste a cantar…

POLICARPO
¿No tan macho? Aguante la vara…

CHUY
Y…nomás no. Mira hace arto frío y ya va a
amanecer…

POLICARPO
¿Y qué?

CHUY
Yo ni mariachi soy y…y la verdad, yo ando
medio desvelado, y ya encontraste a tus
cuates, ya viste que por aquí nomas andan…
Emilio Carballido UNA PEQUEÑA SERENATA Pág. 11

POLICARPO
Ya te rajaste.

CHUY
Sí, de plano, así en la calle y…con esos
cuates buscándote…¡Te vendo la guitarra!

POLICARPO
¿Cómo que te rajas? Usté aguántese.
Además, ya te di cien varos.

CHUY
Dame trescientos y ya es tuya.

POLICARPO
¿Qué te de ciento cincuenta?

CHUY
Docientos cincuenta, pa que no digas y por
ser para ti. Tenla.

POLICARPO
(Sin tomarla, tocándola)
Esta bonita…Y total, que tanto chiste tiene
rascarle, pinche guitarra…A ver, trae.

CHUY
Tienes que apretarle aquí, para los tonos.

POLICARPO
Claro, ¿a poco crees que no se? Tan pendejo
tampoco soy.
(dizque toca)
¿Eh? ¿Qué ta?

CHUY
Ya estas aprendiendo. Pasa la feria, ya me
voy.

POLICARPO
¿Por qué tanta prisa? Vamos a echarnos un
dúo.
Emilio Carballido UNA PEQUEÑA SERENATA Pág. 12

CHUY
No mano. Dámela entonces y toma tus cien
pesos.

POLICARPO
Tranquilo, carajo, que prisa te salió de
repente. Toma tus doscientos pesos. Al fin
que los cuates no faltan y los culeros sobran.

CHUY
Tampoco me vas a decir culero.

POLICARPO
Lo dije nomas en general. Si te viene el
saco…

CHUY
Mi leche.

POLICARPO
¿Me vas a alburear, cuate?

CHUY
¿Cuál albur? Ándale, saludos a tu madrecita
y que e toques bien...

Se va muy aprisa. POLICARPO lo va a perseguir en forma amenazante,


pero desiste enseguida. Observa la guitarra, rasguea. Entra PANCHO.Trae
un cuatro.

PANCHO
¿Y ora? ¿Dónde taloneabas?

POLICARPO
¡Pancho! ¿Qué paso?

PANCHO
Apareces tu y se pierde Pepe. Andábamos
correteando a un cabroncito que nos robo la
guitarra. Nos quedamos solos Pepe y yo, y
luego nos hallamos a este y le invitamos
Emilio Carballido UNA PEQUEÑA SERENATA Pág. 13

unos tragos…De repente, que se va


corriendo con la lira…
POLICARPO
Lo alcanzaron, se la quitaste…¡Pero se
encogió! No estaba tan chiquita.

PANCHO
Ese cuate se nos fue. Me regrese entonces a
Garibaldi, me llame aparte a un mariachi, le
di en la madre y le quite su guitarra. Nomás
que estaba enana…

POLICARPO
¿Cómo va ser que andes de ratera?¿Que diría
tu mamacita?

PANCHO
Ladrón que roba a ladrón, tiene cien años de
perdón. Eso dice ella.

POLICARPO
¡Pero el mariachi no te había robado!

PANCHO
No, ¿pero viste como cobran por canción?
No aguanta.

POLICARPO
Yo me compre esta, derecho. Muy barata.
Trescientos pesos.

PANCHO
¡Trescientos! Ya ves, eso es robo.
(la toma)
Esta bonita…¡ Se parece a la mía!

POLICARPO
(Gesto obsceno)
¿Y esta se parece? A ver, afínala.

Entra PEPE.

PEPE
Emilio Carballido UNA PEQUEÑA SERENATA Pág. 14

¿Y ora tu? ¿Ya apareciste? ¡Y encontraron la


guitarra?
PANCHO
Se fue a putear y mira, tuvo guitarrita.

PEPE
Uta, dos guitarras, que ondón, pero esta es de
bolsillo…

POLICARPO
Sóbala un rato y veras como crece.

PANCHO
Suena bien chido. Ya verás que conjunto
hacemos. ¿Con cuál jefecita empezamos?

LOS OTROS DOS


Con la tuya.

PANCHO
No sean cabrones. Es diez de mayo.

POLICARPO
No te fijes, es la costumbre. Vamos con la
mía, que hay que cantarle recio. O mejor la
de Pancho, que esta sordita…

PANCHO
Sorda la tuya.

POLICARPO
No te ofendas, pues si la pobrecita no oye,
acuérdate del año pasado…

PANCHO
Estaba muy dormida.

POLICARPO
Ya despierta ,le cantamos “Las mañanitas” y
dijo que bonita nos salía “Noche de ronda”…

PANCHO
Emilio Carballido UNA PEQUEÑA SERENATA Pág. 15

Mira cabron, hijoeputa, te rompo la madre si


te burlas.

POLICARPO
A mi jefecita no me la mientes hoy.

PANCHO
No digo, si te burlas de mi, chinga tu madre.

POLICARPO
Pues chinga la tuya.

PANCHO
Hijo de la chingada

POLICARPO
Hijo de tu reputisima…

Van a pegarse.

PEPE
Ya, chinguen a su madre los dos y vamos al
carajo.

POLICARPO Y POLICARPO A LA VEZ


Chinga tu madre, chinga tu rechingada
madre…

Van a pegarse los tres, se jalonean, se amenazan, se amagan, dan traspiés…


Quedan viéndose.

POLICARPO
¿Cómo va ser? En diez de mayo y nosotros
mentándonos las madres…
(Se le hace un nudo en la garganta)
¡Que poca madre! Las jefecitas esperando
sus mañanitas y nosotros…¡Mentándonoslas!

PEPE
(Se avergüenza)
De plano, que gacho.

PANCHO
Emilio Carballido UNA PEQUEÑA SERENATA Pág. 16

Perdóname, manito.

Se abrazan, se apapachan largamente.


PEPE
Bueno, ya, qué pasó…

Se peinan, se arreglan.

POLICARPO
Vamos pues.

Salen abrazándose, desafinando las guitarras y cantando las mañanitas.

LOS TRES
Despierta, mi bien despierta, mira que ya
amaneció…

TELÓN